viernes, diciembre 09, 2011

PRI: un florero como líder

Raymundo Riva Palacio

Los asuntos internos del PRI encontraron una salida tersa y consensuada con la elección de Pedro Joaquín Coldwell como su nuevo presidente, cuando menos hasta que Enrique Peña Nieto sea ungido como candidato presidencial al arrancar la primavera. El proceso no fue sencillo y la bufalada estuvo a punto de provocar una nueva fractura, evitada solamente porque los consejos sabios de Atlacomulco recomendaron no tensar y pactar a un líder de ornato, aceptado por todos los grupos, y que no tuviera tentaciones para ser más de lo que es su función designada para estos meses: no hacer ruido ni daño.

El connato de conflicto apareció desde las siete de la mañana del viernes pasado, cuando Humberto Moreira envió un correo electrónico a los gobernadores priistas y al primer nivel político del partido, para anticiparles que ese mediodía renunciaría como presidente del partido. Noventa minutos después notificó su decisión a los presidentes de los comités estatales y los delegados del PRI, con lo que desató la rebatinga por el cargo.

Por prelación subiría la secretaria general, Cristina Díaz, pero se desechó de inmediato que pudiera sostenerse hasta marzo de 2012 porque, de acuerdo con el equipo de Peña Nieto, carecía del tamaño político para mantener a todos los grupos unidos en torno a ella. Asomó la cabeza Enrique Jackson, secretario técnico del Consejo Político Nacional, pero no tuvo posibilidad alguna de concretar.

La presidencia tendría que ser para un peñista, porque el acuerdo entre el Peña Nieto y el senador Manlio Fabio Beltrones era que quien ganara la candidatura tomaría control del partido. Como Beltrones declinó, los peñistas quisieron hacer valer el acuerdo. Los nombres que aparecieron en la reunión de líderes de los comités estatales y delegados fueron los de Miguel Ángel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam. Los dos de Hidalgo, los dos ex gobernadores, los dos cercanos a Peña Nieto.

El nombre de Osorio Chong, actual secretario de Operación Política del Comité Ejecutivo Nacional, causó división de inmediato. Sus formas rudas –es el policía malo en la dupla con Peña Nieto,- no le han ganado consenso interno, y se veía que una imposición terminaría de alterar el frágil equilibrio que había en el PRI. Murillo Karam, que tiene comunicación directa con Peña Nieto pero no pertenece a su equipo compacto, no llenaba el perfil porque no es un político que acate dócilmente imposiciones, por lo que se pensó que si llegaba a la dirigencia, iba a intervenir en las decisiones y pelearse probablemente con Osorio Chong.

Peña Nieto, hoy en día el factor de poder real en el PRI, optó por no crear un conflicto interno innecesario –además sería cuesta arriba tener dos hidalguenses en la pirámide tricolor-, y colocó a Murillo Karam en la Secretaría de Procedimientos Internos, que será donde se analicen y aprueben las candidaturas a diputados y senadores. Para efectos de negociación política, la presidencia del PRI durante invierno será menos importante que esta Secretaría, donde Peña Nieto colocó su válvula de seguridad.

Desechados los peñistas en esta fase, el tercer nombre que surgió fue el del senador Coldwell. No fue, ahora se sabe, un guiño a Beltrones -aunque así se leyó públicamente-, puesto que el senador se enteró de Coldwell por las redes sociales, pensando que quien iba a quedar al frente del PRI era el líder del sector popular, Emilio Gamboa. En todo caso, el nombre Coldwell fue bien recibido por los senadores y por los sectores.

Como previó Peña Nieto, el nombramiento de un político respetado pero reconocido como dócil y que se ajustará a los intereses del futuro candidato sin maltratar a los adversarios, entró tersamente. Nadie cuestiona a Coldwell, como nadie se atreve a pensar que no actuará como florero en el partido, cuya gestión será de trámite. El verdadero líder no es él. Vendrá en 2012, en tiempo y forma para el candidato.

Pedro Joaquín, a cohesionar

Francisco Rodríguez / Índice Político

Hay en el PRI un nuevo dirigente político nacional. Se trata de Pedro Joaquín Coldwell, quien fuera primer gobernador constitucional de uno de los dos estados más jóvenes del país, Quintana Roo, allá por el no tan lejano comienzo de la década de los 80’s.

Pedro Joaquín llegó a la gubernatura de su entidad siendo muy joven. Tenía entonces 30 años de edad. Pero antes, a los 22, fue secretario general de gobierno y, justo cuando tenía 25 –y al dejar de ser territorio su natal Quintana Roo– fue electo Diputado al Congreso Constituyente de ese estado, el cual también presidió.

Conocí entonces a quien era un joven político y ya aspiraba a servir como gobernante en su entidad. Recuerdo que había muchos que, por cuestiones de edad, le ponían trabas a su candidatura.

Uno de ellos, ya se lo platiqué, era el ahora líder cetemista Joaquín Gamboa Pascoe, quien en un tono un tanto cuanto irónico le preguntaba qué iba a ser cuando dejara de ser gobernador y ya fuera grande.

Hoy, la respuesta se la puede dar cualquiera a Gamboa Pascoe. Pedro Joaquín Coldwell es su nuevo líder. Ni más ni menos que el dirigente nacional del PRI.

Pero llegar a este cargo de máxima responsabilidad, sobre todo cuando las maquinarias partidistas está a punto de ebullición por el inminente inicio de las campañas presidenciales, es uno más de los pasos de este todavía joven quintanarroense, quien ha sido varias veces legislador, conciliador de la paz chiapaneca, secretario de Despacho presidencial y embajador.

Una carrera más que completa. Sólida.

Y una responsabilidad aún mayor, pues el papel de conciliador es el que le ha correspondido jugar a Pedro Joaquín Coldwell al seno de un partido que, aunque presume unidad, muchas veces aparece dividido en cuando menos dos bandos.

Dicen los politólogos, cual Jorge Medina Viedas, que la llegada al PRI de Pedro Joaquín Coldwell constituye un viraje tajante del proyecto priista hacia el centro del espectro político.

El actual senador fue solidario en momento de apremio político con Enrique Peña Nieto. Y sin dobleces, lo ha sido también en las andanzas de Manlio Fabio Beltrones.

Pedro Joaquín constituye “la pieza del rompecabezas” que el PRI necesitaba para completar el espíritu de cuerpo que había extraviado.

El nombramiento del senador Pedro Joaquín Coldwell, implica que Peña Nieto hace explícita la tácita alianza con Beltrones, no sólo con “pragmáticos” fines electorales, sino afianzando el proyecto programático “moderado socialdemócrata” que prepara el precandidato único del PRI, el cual comparten el futuro líder del partido y una buena cauda de militantes.

Y aunque esto tendrá que demostrarse, estoy convencido que con Pedro Joaquín Coldwell al frente de la dirigencia nacional, el PRI podrá restablecer los puentes de entendimiento entre varias generaciones, recobrar confianza social y ética política, y colocarse en condiciones de dar pasos mucho más firmes en su trayectoria hacia Presidencia de la República.

El tiempo lo dirá…

Índice Flamígero: Creo que fue don Jesús Reyes Heroles quien alguna vez dijo, refiriéndose al PRI, que “el partido es un devorador de hombres”, lo que además de ser cierto, aplica también a los demás partidos. Lo anterior viene a colación en referencia a la reciente renuncia del político coahuilense Humberto Moreira, quien después de una exitosa gestión al frente de su partido, ahora se perderá entre las ruinas del mismo, tal como pasó con muchos que como él ocuparon el mismo cargo aunque en diferentes circunstancias. Es el caso de los aún vivientes como Gustavo Carvajal Moreno, Pedro Ojeda Paullada, Jorge de la Vega Domínguez, Ignacio Pichardo Pagaza, Fernando Ortiz Arana, Dulce María Sauri Riancho, Humberto Roque Villanueva, Mariano Palacios Alcocer y hasta el mismísimo Roberto Madrazo, algunos de los cuales parecerían reciclables, aunque ya en papeles secundarios. El caso de Moreira no deja de ser anecdótico ya que en su corta gestión el PRI obtuvo triunfos electorales –sin derrota–, el último de ellos en Michoacán, pero habiendo dejado tras de sí una larga cola que significa la enorme deuda –no es el caso único– que dejó en el Estado que gobernó con resultados aceptables. Víctima de un inmisericorde linchamiento, tuvo que defeccionar, dijo, para no ensombrecer más al instituto político y a su aspirante presidencial. Sic transit gloria mundi, ¿o no?

Lecciones de caso Peña Nieto

Carlos Ramírez / Indicador Político

Los incidentes de tres aspirantes a cargos superiores de elección popular relacionados con la cultura y los libros fueron una especie de laboratorio sociológico y político para apreciar su formación intelectual para ejercer el poder y para apreciar su perfil pragmático como gobernantes.

La confusión sobre autores y títulos fue el menor de los problemas; las lecturas de los hombres de poder revelan parte de la formación intelectual de quienes deben tener la sensibilidad para ejercer el poder. Peña Nieto pareció leer La silla del águila porque sería una especie de El Príncipe región 4 para los priístas, Ernesto Cordero se enredó con nombres de una novela histórica menor y Mario Delgado quiso presumir con el boom latinoamericano tardío.

Las preguntas sobre autores debieron ser aprovechadas por los aspirantes para mandar mensajes políticos sobre su formación teórica. Pero cada uno de los tres mostró una bibliografía sin sentido. Las preguntas a los políticos fueron muy claras: Libros que los han formado, no qué lecturas recomiendan. Peña Nieto dice haber leído pasajes de la biblia pero no aclaró cuál de las versiones y qué pasajes y La silla del águila es una obra muy menor del Fuentes priísta; Cordero debía explicar qué tiene La isla de la pasión para forjar a un gobernante, y Cien años de soledad apareció como la coartada fácil sobre todo si se confunde su autoría.

Uno esperaría libros que forjaron el enfoque político de los gobernantes. Y muy pocos gobernantes, para decir casi ninguno, parece haber leído el texto que debe considerarse como la biblia de la ciencia política y de la tarea de los gobernantes: Discursos sobre la primera década de Tito Livio, la verdadera obra magna de Maquiavelo, mucho más rica que el manual del político perverso que quiere ser El Príncipe. En los Discursos Maquiavelo despliega el razonamiento político para la tarea primordial de un gobernante: cómo mantener y acrecentar la república.

Pero más allá del deber ser, los casos de Peña, Cordero y Delgado dejaron en el ambiente político varias lecciones:

1.- La ignorancia intelectual de quienes deben ejercer el poder con sensibilidad; con ello, quedó la sensación de que nuestros políticos son exageradamente pragmáticos, lo que aportaría elementos para entender por qué estamos como estamos.

2.- El analfabetismo cultural funcional de la clase política, sobre todo porque la cultura es uno de los elementos fundamentales --o al menos debería de serlo-- del ejercicio del poder. Si es grave en dos aspirantes presidenciales, no es menos justificable en un secretario de Educación Pública capitalino.

3.- El pecado de la presunción; los políticos mexicanos no debieran incursionar en escenarios ajenos a su formación, pero al asistir a eventos relacionados con los libros cuando menos debieron de haberse preparado sobre el tema central.
Codero criticó a Peña pero cometió la misma pifia.

4.- Si el ejercicio del poder se divide entre la responsabilidad y la convicción --diría Max Weber-- como campos dialécticos, la política debiera ser una fusión de la teoría y la práctica. En El Político Platón fija sus criterios sobre el rey filósofo como el ideal del gobernante, aunque fue echado de Siracusa cuando quiso educar a Dionisio.

5.- La cultura es el antídoto al pragmatismo de poder de los gobernantes. A partir de ahora, las preguntas sobre la formación intelectual de los gobernantes debieran ser obligatorias en entrevistas políticas. Más aún, los casos de Peña, Cordero y Delgado podrían ayudar a elaborar un cuestionario especial --¿Cuestionario Peña como Cuestionario Proust?-- para indagar el perfil intelectual de los gobernantes.

La formación intelectual de los gobernantes no sería la garantía del éxito pero sí ayudaría a sensibilizar a quienes toman decisiones. José López Portillo fue el presidente más culto que ha tenido el país, pero le tocó una crisis mal administrada por su gabinete económico, sobre todo Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari. José Vasconcelos fue el escritor de mayor rango intelectual que ha tenido la SEP y pudo desarrollar una expansión de la cultura en el ciclo de los caudillos; el escritor mayor Agustín Yáñez perdió al justificar el acoso de Díaz Ordaz a los estudiantes universitarios. Y pululan los intelectuales que han sido la coartada de las represiones del poder. Lo ideal sería que el poder estuviera acotado por la cultura.

Del caso Peña quedan dos puntos pendientes:

1.- Los políticos son los que determinan los espacios públicos y privados de sus familias. El presidente español José Luis Rodríguez Zapatero excluyó absolutamente a su familia de la política y ésta no aparece en ninguna actividad de medios. Pero cuando familiares de políticos explotan a los medios, aparecen en Hola y escriben en redes sociales, entonces se meten al debate público y deben de pagar su cuota de exposición mediática. Nadie empotró a la hija de Peña en el conflicto del domingo; ella se involucró con un comentario público. Al final, por añadidura, la familia es la ventana de la formación moral de los políticos.

2.- Ahora se sabe --www.sinembargo.mx/07-12-2011/89670-- que Peña Nieto tiene a una experta en redes sociales formada en Televisa, pero la tuitiza del lunes mostró que no le hizo caso o su asesora no supo qué hacer. Las redes internet no son sólo para reproducir mensajes sino para construir comunidades y para establecer diálogos y debates, retroalimentaciones; pero los políticos creen que las redes internet son el moderno espejo mágico de la bruja del cuento de Blanca Nieves, papel, decía Manuel Buendía, que en la época de esplendor del PRI ofrecían los periódicos diarios bajo control oficial.

Lo de menos es suponer si los incidentes les quitaron votos a Peña, Cordero y Delgado; lo importante es que la sociedad vio a los políticos en su verdadera dimensión cultural y la cultura es la esencia del ser humano.

Plan con maña

Elecciones perdidas
Anular, para negociar
Pedro Joaquín Coldwell, ¿conciliador?

Julio Hernández López / Astillero


Felipe Calderón tiene tanta conciencia del juicio que su gestión alcanzará en las urnas en 2012 que está haciendo todo cuanto puede, en una acción progresiva que arrancó años atrás, para enturbiar ese delicado proceso y encaminarlo hacia escenarios de ruptura en los que pueda negociar cupularmente, sin estorbos ni mediaciones democráticas. No le es terriblemente adverso el juicio sólo en el terreno de los comicios (del que ya tuvo prueba amarga en las contiendas intermedias de 2009 y en múltiples episodios estatales) sino también el histórico (al que pasará como el trágico presidente de los 60 mil o más muertos) y eventualmente el jurídico en el plano exterior (a partir de los datos allegados a la Corte Penal Internacional por 23 mil mexicanos).

En su propósito de cancelar las próximas elecciones, el hombre que desató el infierno mexicano está usando su propia creación institucional, la guerra contra el narcotráfico, instalándola ya como amenaza oficial de candidatos, campañas y emisión del voto. No repara el comandante de las fuerzas bélicas oficiales en la descalificación absoluta que hace de su propia obra, a la que ha dedicado porciones importantísimas del presupuesto federal y su máxima atención cotidiana: luego de todo lo que ha vivido el país, ahora resulta que tan fracasado ha sido el actuar del calderonismo que ni siquiera puede garantizar el acto supremo de participación cívica que es el de votar, o ser votado. De nada o de muy poco han servido tantas muertes y horror, tanta descomposición e intranquilidad, tanto dinero gastado y personal movilizado: ni siquiera en su tierra natal, donde comenzó la famosa guerra y donde se ha vivido una abierta intromisión facciosa del calderonismo, como el michoacanazo que retorció mecanismos judiciales para forzar encarcelamientos que terminaron en mayúscula pifia.

El jinete de la guerra se ha montado en ese macabro corcel contrario a lo electoral porque no tiene un candidato ganador propio (a Josefina Vázquez Mota no la acepta ni siquiera en recuerdo de que Fox tampoco lo aceptaba a él pero acabó apoyándolo), porque hasta ahora no ha podido ganar elecciones de su auténtico interés (ni siquiera aquella en la que se postuló su hermana Cocoa y que fue una especie de consulta sobre la popularidad de los Calderón), porque no ha logrado negociar con el priísmo presuntamente encaminado a Los Pinos para que al dejar el impugnado cargo le mantengan privilegios y le garanticen impunidad, y porque sabe que el repudio generalizado a Carlos Salinas de Gortari, imposibilitado de transitar con tranquilidad por las calles, será notablemente menor al que recibirá él cuando deje el poder mal habido.

En ese trayecto de violentación institucional todo puede suceder. Es manifiesto el espíritu retador y necio que insiste en dar continuidad a las masacres cotidianas, ya sea hasta el último día del sexenio malhadado o, de ser posible, en la siguiente administración ordinaria (si es que la hay). También está a la vista el esfuerzo retórico del ocupante de Los Pinos para darle tintes épicos a las tareas de las fuerzas armadas en contra del narcotráfico, colocándolas en un nicho heroico al que mal haría alguien con ofender si pretende enjuiciamientos por algunos excesos cometidos. Y luego asoma el hecho de que manos movidas por hilos hasta ahora desconocidos están actuando de forma criminal contra quienes representan opciones de organización cívica y social, en una abierta labor de amedrentamiento que sería la coronación de la estrategia de desmovilización social que ha acompañado las acciones abiertas de represión y limpieza que han sido desarrolladas por soldados, marinos y policías federales (por cierto, el secretario de Marina ha dicho que no tiene pruebas fehacientes de la infiltración del narco en lo electoral, que ha denunciado FCH).

Por otra parte, la aceptación de candidaturas a cargos de elección popular ha sido colocada como materia de alto riesgo, según ha relatado el propio Calderón al asegurar que medio centenar de ciudadanos fueron bajados de sus aspiraciones en Michoacán por amenazas de grupos de la delincuencia organizada. Calderón describe tales sucesos como quien ve llover a lo lejos, casi asumiendo que no ha sido él quien ha encabezado el aparato gubernamental en los agitados años recientes, pero en realidad lo que está haciendo es instalar un enorme anuncio de alerta para que sean muy pocos los que casi de manera suicida se atrevan a postularse por la vía electoral para determinar los asuntos públicos.

El comandante en jefe de este sexenio ya está desalentando la participación cívica y cancelando las opciones democráticas (las izquierdas, por ejemplo, se ufanan en voz del amoroso López Obrador de que contarán en esta ocasión con una mejorada organización electoral, que tal vez no tenga oportunidad de mostrarse si avanzan los planes felipistas de sustitución de elecciones por acuerdos cupulares). Todo ello sin contar con la posibilidad de que justamente algunos segmentos de esa delincuencia organizada funcionen en planos de entendimiento y subordinación con algunos de esos poderes públicos que han mostrado clara preferencia y ayuda hacia algunos cárteles que en ese sentido tienen motivos para actuar en consonancia con sus benefactores.

Astillas

Pedro Joaquín Coldwell es un político especializado en la concertación al más puro estilo priísta, sin las vocaciones escenográficas ni los ánimos rijosos de Humberto Moreira. En su persona coinciden los intereses del tundido precandidato único a la Presidencia por parte del PRI, Enrique Peña Nieto, y del acechante precandidato único a entrar de relevo en caso necesario, Manlio Fabio Beltrones. Ya se verá si las características conciliadoras del político de Quintana Roo son las adecuadas para los tiempos de guerra política que ya se viven... Y, mientras dos de los aspirantes panistas a la candidatura presidencial, Cordero y Vázquez Mota, hacen el mejor de sus esfuerzos por aparentar discusiones profundas e incluso debates encendidos, ¡feliz fin de semana!

Dispuesto AMLO a pactar con otros aspirantes presidenciales

Reforma

Andrés Manuel López Obrador afirmó que está dispuesto a firmar un pacto con los aspirantes presidenciales de otros partidos para que la elección de 2012 se dé en una ambiente de libertad, limpieza y paz.

Luego de registrarse como precandidato a la Presidencia, el tabasqueño llamó a la unidad de todas las fuerzas políticas y sectores de la sociedad para que se pueda celebrar una elección tranquila el primero de julio de 2012.
"Llamo a la unidad para una elección tranquila", dijo.

"Sí estoy dispuesto a un pacto con todos los partidos y candidatos, no lo veo necesario porque cada quien tiene que actuar de manera responsable, pero si hace falta estoy dispuesto a suscribir un pacto para que el proceso electoral se dé con limpieza, libertad y paz".

Al ser cuestionado sobre si el Presidente Felipe Calderón tiene injerencia en el proceso electoral rumbo a 2012 y contamina el ambiente, luego que declarara que el crimen organizado intervino en la elección de Michoacán, López Obrador aseguró que no entrará en polémica, pues es un hombre de propuestas.

Además, confió en que los propios ciudadanos evitarán que la delincuencia intervenga en la comicios.

"No va a haber nada que detenga la voluntad de la mayoría de los mexicanos, que quieren una elección pacífica", expresó.

Previamente, durante su discurso ante perredistas, en su mayoría miembros de 'tribus' que simpatizan con él, aseguró que se requiere la unidad del partido para que se logre cuidar la elección y más ciudadanos se sumen a su campaña.

Pese a que a principios de año afirmó que pedía licencia al partido ante las diferencias con las corriente mayoritaria de "Los Chuchos", hoy, al abrir su discurso, aseguró que se presentaba gustoso ante el PRD.

El tabasqueño afirmó que ganará los comicios presidenciales en 2012, como dijo, lo hizo en 2006.

"Ya ganamos en el 2006 y vamos a volver a ganar en el 2012", afirmó.

Agregó que uno de los fundamentos para transformar al País es la honestidad, por lo que prometió acabar con las prebendas de la alta burocracia y eliminar la corrupción de tajo.

En el tema del combate al crimen organizado, reiteró que la solución no está en aplicar medidas coercitivas, sino en impulsar la justicia cuyos frutos son la paz y la seguridad.

Políticos con partidos y compartidos

Marco A. Flota / Grillotina

Hubo un tiempo en que los futbolistas nunca cambiaban de camiseta ni los políticos de chaqueta. Por ejemplo, Chava Reyes o el Chololo Díaz jamás jugaron con otro equipo que no fuera el Guadalajara y don Jesús Reyes Heroles o don Alfonso Martínez Domínguez militaron, hasta la muerte, en el PRI.

Pero llegó la época de los chaqueteros. Y usted ya entendió que con eso de “chaqueteros” aludimos a los políticos, pues los futbolistas acostumbran meter chicas a los hoteles donde están concentrados. Y los políticos nunca. Nunca están concentrados, queremos decir.

A ver si podemos dejarlo claro:
Cristiano Ronaldo recibió millones de euros por cambiarse de su equipo anterior al Real Madrid y Ricardo Monreal obtuvo la gubernatura de Zacatecas por pasarse del PRI al PRD. Claro, dirá usted, no producen lo mismo el Real Madrid y el Gobierno de Zacatecas y le asiste la razón: Monreal ganó más que Ronaldo, aunque Zacatecas sea menos rico que el Madrid. Aunque Cristiano se niveló al cobrar buena lana por posar luciendo mínima trusa, lo que no puede hacer Monreal, pues se vería pésimo.

Y no es que el ahora senador zacatecano sea menos guapo y no tenga un físico imponente como el del futbolista merengue, pero se vería pésimo que hiciera anuncios de ropa interior masculina si dejó a sus paisanos sin calzones. O al menos eso dice su sucesora Amalia García, aunque ella sí tiene chones y muy bien puestos.

(Por cierto, rumoran por ahí que el presidente se parece al futbolista Ronaldo en que también es Cristiano, pero Calderón adscrito a la secta de La Casa del Risco. Sin embargo, parece que confirmará su catolicismo asistiendo a una misa en la Basílica, porque es más papista que el Papa. No confundir con el diputado Noroña que es más papanatas que Juanito).

Pero a lo que queríamos llegar: El chaqueterismo de nuestros políticos ha llegado al máximo en estos días:
El hijo de Fernando Canales Clariond, prominente panista que ha sido gobernador y miembro del Gabinete federal, anda ahora como uña y mugre con López Obrador, quien lo hará candidato al Senado por su Morena.

El gobernador priÍsta de Tabasco, Granier, anda promoviendo al perredista Mayans para sucederlo en el cargo. Y nadie nos salga con que Mayans traicionará sus convicciones políticas al pasarse del PRD al PRI: Su nuevo amigo, Granier, es ingeniero químico y se llama Andrés, mientras el Peje también se llama Andrés y es ingenioso cómico.

Pero donde alcanza su culminación el chaqueterismo político es en el Estado de Chiapas:
El ex priÍsta y hoy perredista mandatario, Juan Sabines, apoya para sustituirlo en la gubernatura al joven Manuel Velasco Coello, quien es militante del Partido Verde, pero tiene todo el respaldo del PRI, pues fue una condición del PANAL para adherirse a Peña Nieto.

Claro que el PRD no se va a dejar: Ya se apresta a postular a la priísta María Elena Orantes para gobernar a Chiapas y dicen que hasta a Manuel Bartlett para senador por Puebla. Y el PAN a Diódoro Carrasco, ex secretario priísta de Gobernación como Bartlett, por Oaxaca.

Por eso decimos que hay políticos con partidos y políticos compartidos.


¡RRIINNGG!
-Bueno, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

-¿Cuál es el libro preferido de la Maestra?
-Eh.. pregunta la Maestra que qué es un libro

EPIGRILLO
La crítica grita, afónica:
“¡Peña ya usa acordeón!”
(Y comenta Calderón:
“¡Necesita una Sinfónica!”)

Instruye Calderón a PGR y Sedena acotar fuero militar

Reforma

El presidente Felipe Calderón encargó a la Procuraduría General de la República y a las secretarías de la Defensa y Marina que, sin violentar el marco legal vigente, acoten el fuero militar para que se transfiera o se decline la competencia militar en favor de los ministerios públicos y jueces civiles en caso de violaciones a los derechos humanos.

En Los Pinos, durante la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2011, el Ejecutivo informó que también solicitó al Secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, y al consejero jurídico de la Presidencia acerquen a los senadores elementos con los cuales puedan enriquecer la iniciativa que desde octubre de 2010 presentó para que los militares que hayan cometido delitos sean juzgados por tribunales civiles y no del rango castrense.

"Hoy anuncio que he dado una instrucción fundamental a la Procuraduría General de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional, a fin de que exploren mecanismos para que, sin violentar la ley vigente que nos obliga, en los casos de violaciones a los derechos humanos en que sean acusados integrantes de las Fuerzas Armadas se busque la manera de poder transferir o declinar la competencia militar en favor de los ministerios públicos y los jueces civiles", dijo.

Ayer, el Mandatario reconoció que las fuerzas federales que combaten al crimen organizado han incurrido en "errores, excesos y abusos".

"¿Que ha habido errores? Es cierto. ¿Que ha habido excesos? También, es cierto, por desgracia. Y estamos muy preocupados. Pero, créanme, que estos casos, dada la magnitud de las operaciones que se realizan, y de las detenciones que se hacen diariamente, son casos que más bien constituyen la excepción y no la regla", dijo Calderón.

"Y aun tratándose de excepciones, no sólo las rechaza el Gobierno, sino que está decidido a perseguir y castigar, precisamente, a quien llegue a violentar la ley o los derechos humanos como por desgracia, insisto, ha ocurrido".

Calderón y el chamuco

Nunca más otra crisis
Clarividentes fallidos

Carlos Fernández-Vega / México SA


¡Cuidado!, que el inquilino de Los Pinos lleva varios días tentando al chamuco, y nada positivo resultará de ello. Tal cual lo hizo tres años atrás, cuando todo el mundo veía venir la crisis de 2008 y actuaba en consecuencia, ahora el susodicho no deja de presumir que la sacudida internacional le hace los mandados a la sólida y veloz economía nacional, pues, según dice, “tenemos un chequezote pa’ comprar dólares” (en referencia a las reservas internacionales) con lo que, también según él, resulta “imposible prácticamente desestabilizar al país como antes ocurría… Eso es fortaleza económica y eso es estabilidad económica”.

A menos que intente convencerse a sí mismo de que todo es perfecto, su perorata no tiene mayor posibilidad de éxito, porque cada que habla en el sentido descrito de inmediato el auditorio se remonta a los tiempos del catarrito (Carstens dixit) y de la gripa (Calderón ídem), durante los cuales –ya con el huracán grado 5 a la vuelta de la esquina– el inquilino de Los Pinos insistió en que aquí no pasaba ni pasaría nada, porque aquí si hemos hecho bien el trabajo y la economía está más fuerte que nunca. Los mexicanos saben perfectamente qué pasó: se dejó caer la crisis más severa en ocho décadas, de la cual aún no se recupera el país, en espera de la siguiente.

En aquellos no lejanos tiempos, de inmediato la comunidad de naciones sacó la gabardina y el paraguas ante la desastrosa perspectiva económica, mientras el inquilino de Los Pinos y sus genios se mantenían en chancletas y traje de baño presumiendo que los nubarrones eran externos, y que aquí el clima era paradisiaco. Así lo agarraron, y así le fue a México, considerado entre los 20 países mayormente golpeados por una crisis que no sólo era externa, sino que apenas pintaba para catarrito.

De hecho, hasta donde llega la memoria, sólo dos inquilinos de Los Pinos se aventaron la puntada de prometer que en México nunca más habrá otra crisis. No hay que especular mucho sobre quiénes son los clarividentes fallidos: Vicente Fox y (¡sorpresa!) Felipe Calderón. El primero pronunció la frase en los albores de la primera recesión de la era Bush junior (y la economía se fue para abajo), y el segundo comenzó la tanda (porque la ha repetido en no pocas ocasiones) en septiembre de 2007, cuando micrófono en mano sentenció: “nunca más una crisis que afecte a los mexicanos… nuestra economía es tan sólida, que a pesar de que Estados Unidos tenga una falla mecánica, aquí no habrá crisis, pase lo que pase, ni ahora ni a mediano plazo”.

Y no sólo llegó la crisis, sino que resultó la más infausta en ocho décadas. El motor económico de Estados Unidos lejos de reportar falla mecánica, de plano reventó, y junto a él, el de la sólida cuan independiente economía mexicana, con todo y clarividente de Los Pinos y genios que lo acompañan.

Sirva lo anterior para medir en su exacta dimensión la más reciente perla calderonista (ayer en Monterrey; como siempre, se respeta sintaxis): “ya no sé en cuánto andan (las reservas internacionales). Será 140 mil, 141 mil millones de dólares. ¿Qué quiere decir, amigas y amigos?: que hoy tenemos más del doble. Es más, dos y media veces más dólares de reserva en el Banco de México, que toda la deuda externa del gobierno mexicano (que no es lo mismo que la deuda pública total). Más del doble. ¿Y qué tanto nos protege eso? Vamos a suponer que viene una escalada de pánico. Que es córrele por los dólares. Supongan que todo mundo se asusta, y todos corremos al banco, a comprar dólares, al mismo tiempo. Todo lo que traen ustedes en la cartera, más lo que tienen ahí, escondido abajo, en un sobre en el cajón de su señora, más lo que tienen abajo del colchón, más lo que tienen en algunos libros, ahí, en la biblioteca, todo eso lo sacan. Más lo que tienen en una caja de zapatos, abajo del clóset.

Si un día sacáramos todos los pesos que tenemos en billetes y monedas y, es más, los llevamos a comprar dólares. Es más, toda nuestra chequera; así, chequezote para comprar dólares, nuestras reservas internacionales en dólares son más grandes que toda la suma de todos los billetes, todas las monedas y todas las cuentas de cheques juntas en México, con lo cual hace imposible, prácticamente, desestabilizar al país, como antes sí ocurrió. Eso es fortaleza económica, y eso es estabilidad económica. Que se mueve el peso. Sí. Sí se mueve. Sí se mueve el peso. Y se mueve, además, porque es un tipo de cambio flexible, que ha sido la garantía de que nuestra economía no quede sujeta a la explosión de un entorno internacional.

En resumidas cuentas, el inquilino de Los Pinos está tentando al chamuco, porque de nuevo promete que al país la crisis le hace los purititos mandados, que la crisis es externa, que los que están mal son otros y que, en fin, México es el paraíso tropical que nada le afecta, nada le pega, nada lo altera. Felipe Calderón, pues, no aprende: bronceador en mano, sigue en chancletas y traje de baño, mientras Europa, no sin la ayuda de Estados Unidos y su falla mecánica, está a un tris de desatar una nueva sacudida internacional (o si se prefiere una crisis dentro de la irresuelta crisis de 2008) con características de cuento de terror.

Por ello, envidiosos, como siempre, los arrinconados europeos reclaman a gritos a sus respectivos gobiernos: ¿por qué nosotros no tenemos un Felipe Calderón que nos prometa –un día sí y otro también– nunca más una crisis, pase lo que pase, ni ahora ni a mediano plazo? ¿Por qué los mexicanos sí tienen ese privilegio y nosotros no? Logros de la democracia, habría que contestarles.

Por cierto, durante su estancia en la capital de Nuevo León el clarividente fallido también prometió que el homicidio de 52 personas en el Casino Royale no debe quedar impune. Qué bueno, porque en su próxima visita a Hermosillo tendrá que exigir que el homicidio de los 49 niños de la Guardería ABC no debe quedar impune, como hasta ahora él comprenderá.

Las rebanadas del pastel

Pedro Joaquín Coldwell quedó en lugar de Humberto Moreira, el profesor deudor y bailarín, en la presidencia del tricolor. La nueva cabeza visible de ese partido político fue gobernador de Quintana Roo (1981-1987), de tal suerte que los panistas ya pueden llamarlo a cuentas por endeudar a ese estado y utilizar electoreramente la información, aunque sea de hace tres décadas… Un fuerte abrazo a La Jornada y a los jornaleros distinguidos ayer con el premio nacional otorgado por el Club de Periodistas de México.

Va hija de Elba Esther Gordillo al Senado; hará campaña

Milenio

La hija de la líder del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, la diputada federal y secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Nueva Alianza, Mónica Arriola Gordillo, presentará mañana sábado su registro como precandidata al Senado por el estado de Chiapas.

La joven política contenderá por un espacio de mayoría relativa, por lo cual hará campaña para conquistar el voto ciudadano.

El registro de Arriola Gordillo está previsto a las 11:00 horas de mañana sábado, en las oficinas del Comité Directivo Estatal del Panal, donde posteriormente ofrecerá una conferencia de prensa a los medios de comunicación en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez para dar a conocer su oferta política.

Para la renovación de la senaduría participarán en alianza con los partidos Verde Ecologista de México y Revolucionario Institucional.

Identifican cuerpo de presunto homicida de diputado Villanueva

Notimex

Chilpancingo.- Autoridades estatales confirmaron que los restos hallados en el municipio de Tixtla, el pasado 5 de diciembre, corresponden a Jorge Arsenio González Gómez, "El Baleado", presunto responsable del homicidio del diputado federal del PRI, Moisés Villanueva.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) mencionó que "El Baleado" es señalado por Juan Miguel Martínez Plácido, alias "El Pequeño", uno de los presuntos autores materiales del homicidio del legislador federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Magdalena Gómez Rodríguez y Candelaria Ortega Campos, madre y viuda de González Gómez, respectivamente, originarias de Tlapa de Comonfort realizaron la identificación oficial, según dio a conocer la dependencia.

"El Baleado", de 24 años de edad, de ocupación chofer del servicio público, originario y vecino de Tlapa de Comonfort, habría sido asesinado el 4 de noviembre por Martínez Plácido, a quien se le pagaron 20,000 pesos para participar en la muerte del diputado.

En las instalaciones del Servicio Médico Forense, los declarantes hicieron el reconocimiento del cuerpo, donde manifestaron que coincide en características como la estatura, así como una implantación de cabello en la parte de la frente, además en rasgos físicos.

De acuerdo con la viuda, el 1 de noviembre recibió una llamada a su teléfono celular, donde Jorge Arsenio le decía que andaba fuera y que llegaría a otro día. El 2 de noviembre tuvieron conocimiento que en Chilapa de Alvarez fue baleado.

Tras el hallazgo, la PGJE continuará con las indagatorias en torno al posible involucramiento de González Gómez en el homicidio del diputado federal de extracción priista.

Los gobiernos de Vichy

Antonio Navalón

No hay espectáculo más revelador sobre la esencia alemana que ver a los alemanes, consigo mismos, en el laberinto de su poder.

El mundo económico, de norte a sur y de este a oeste, intenta entender qué va a pasar. Los mercados, además, se preguntan: ¿habrá eurobonos?

¿Qué le pasa a Merkel? ¿Qué le pasa a su ministro de Economía, recluido por una bala terrorista en una silla de ruedas? ¿Qué le pasa a Sarkozy? Les pasa lo mismo aunque por razones muy diferentes.

Cuando los alemanes llegan al poder les entra la duda metódica que consiste en que su método debe ser el bueno porque de otra manera sería inexplicable su llegada al poder.

A partir de ese momento se pierde lo único que de verdad construye el desarrollo social: Alemania considera que puede gobernar una Europa que, lo sepa o no, está llena de mariscales Pétain y Pierre Lavals, aunque ellos no quieran serlo.

¿Se imaginan lo que piensa un griego dirigido por un tecnócrata, empleado del mismo banco que hizo toda la artillería de falsificación de las cuentas públicas de Grecia, que ahora va a administrar en los próximos nueve años todas las recetas contra el pueblo griego para que al final los que sobrevivan acaben viviendo como migrantes turcos en un suburbio de Hannover?

La Unión Europea fue el resultado de dos guerras mundiales, dos veces en las que Alemania tuvo el poder de la zona. Hoy Europa es cualquier cosa: una moneda, unas fronteras comunes, una comisión con la que nadie habla y a la que nadie le hace caso, es todo, excepto una voluntad política común.

La voluntad política está en Berlín y tiene que ver con lo que Alemania aguantará. ¿Cómo se puede gobernar Italia, Grecia, España, Irlanda o Portugal sobre la necesidad de la pureza administrativa alemana?

Inglaterra, donde surgió el concepto de Wealth Care State, no forma parte del euro, sin embargo las convulsiones de la moneda de la Unión Europea afectan gravemente el presente y futuro inglés. Además, se esté o no con el euro, la pensión y la asistencia médica que me garantizaba lo que empezó en Inglaterra ha muerto.

A los ingleses no les salen las cuentas, pero eso no es lo peor. Se ha perdido la capacidad de hacer algo para poder pagar lo que se debe y eso es exactamente la fórmula económica que está usando la Unión Europea: medidas restrictivas por todas partes que bloquean el crecimiento de cualquier negocio, todo el dinero se va a quien creó la crisis —los bancos— y no está generando más trabajo ni salidas.

Sarkozy quiso ganar la elección presidencial sobre la base de ir montado a la grupa de Merkel para así mirar al resto de los países y que nadie mirara a Francia. Eso ya no es posible. Alemania en su propio análisis, que es absolutamente autista, no mira nada ni a nadie.

En la anterior crisis China ayudó más que Alemania a salir del primer atorón del euro. En esta ocasión, si no se redefine una estructura política que le sirva a un griego, a un español, a un irlandés, a un portugués y a un italiano, no se preocupe usted, que tendremos los mejores resultados de los cementerios europeos.

Sin duda, la realidad económica actual mundial tiene muy difícil explicación y una fácil comprensión. Cuando uno relee Too big to Fail, uno entiende que la economía moderna se convirtió en un ejercicio insensato de prepotencia y estupidez colectiva de los dirigentes de los principales bancos: compraban todo a cualquier precio, se lo llevaban con un sentido global de la impunidad que todavía acompaña nuestros días.

Los causantes de la tragedia fueron los políticos y sobre todo gente como Allan Greenspan, pues en contra de lo que ellos pensaron, el mercado no supo autorregularse, es decir, calmarse y tener sentido de la supervivencia.

En definitiva Estados Unidos y Europa no quisieron cobrar la responsabilidad en la que habían incurrido los políticos y los banqueros. Años después la crisis es cada vez más grande, el dinero se va retirando, los banqueros siguen en su sitio y los políticos siguen sin pagar.

Mientras tanto, la solución ya se sabe que no es política —porque la política es lo que ha muerto—, sobre todo porque seguimos en medio de algo mucho más profundo que una crisis económica, ni siquiera sistémica, ni siquiera estructural, seguimos colectivamente en medio de un crimen sin castigo que nadie quiere cobrar.

Contrastes: servicios de inteligencia Pemex y Gadafi

Víctor Sánchez Baños / Poder y Dinero

Más traiciones se cometen por debilidad que por un propósito firme de hacer traición.

François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.


Sin pies ni cabeza los servicios de inteligencia del gobierno federal. Mientras por una parte esos servicios de inteligencia juran y perjuran que lograron evitar que con documentos falsos llegara al país uno de los hijos de Gadhafi, por el otro una bomba estalla e. Gasoducto mexicano y otra de milagro no provocó ningún daño, por lo que fue desactivada.

Con todo el espectáculo, el Gobierno Federal, anuncio ese triunfo de la política mexicana, pero sobre todo de los policías que todo tipo de antecedente para detectar a ese “peligroso” personaje que esta huyendo de la justicia de su país y, al mismo tiempo, quedar bien con el Gobierno de Estados Unidos,

Pero que esos eficientes sistemas de espionaje mexicanos no funcionado y fueron u fiasco para prever que serían atacadas instalaciones de PEMEX don artefactos explosivos.

Afortunadamente, no se registraron muertes o heridos y los dados fueron solamente las instalaciones. Claro, PEMEX, no ha dado a conocer el monto de los daños, ni siquiera los posibles autores. Bueno, ni los inteligentísimos sabuesos federales han proporcionado sus teorías. En pocas palabras, los servicios de inteligencia son un buen candil de la calle y oscuridad de sus casas.

PODEROSOS CABALLEROS.- Los poderosos fincan sus leyes, aun el mismo Congreso. Así ocurrió el miércoles pasado cuando los priistas permitieron que, por única vez, una fracción presida al mismo tiempo la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política. De esa manera Un artículo transitorio en la Ley Orgánica del Congreso posibilitará que el PRD presida la Cámara a partir del 16 de diciembre, en tanto que ya encabeza la Junta. De esa manera quien encabezará ese órgano político será Alejandro Encinas. Por cierto, durante el proceso electoral, una parte del periodo, la mas importante, lo encabezará Encinas y el resto un panista. Al final, el PRI le pondrá la banda presidencial al futuro líder del Ejecutivo. *** La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados solicitó un nuevo análisis a su área jurídica para poder designar a los tres nuevos consejeros del IFE, al declarar desierto el proceso de selección. Armando Ríos Piter, presidente de la Jucopo, consideró que aunque no se ha tomado ninguna decisión definitiva, sí se analiza seriamente la posibilidad de concluir el proceso anterior. El priista José Ramón Martel, consideró que ante la evidente falta de acuerdos es necesario darle salida al proceso empantanado, aunque sin reconocer un cambio de postura en su partido, pues hasta el martes su coordinador, Francisco Rojas, insistía en negociar sobre la lista de 17 candidatos. El coordinador del PAN, Francisco Ramírez Acuña, adelantó que el PRI aceptó ya que es imposible lograr acuerdos con la actual lista de 17 seleccionados y a partir del jueves se trabajará en la preparación de un nuevo método para elegir a tres posibles integrantes de ese órgano político que solo ha mostrado ser un monstruo que ni sirve para la democracia, es un devorador de recursos y, por si fuera poco, solo es un instrumento para beneficiar a los partidos políticos. *** La Comisión de Justicia aprobó un dictamen que reforma la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, con lo que clasifica como delito grave el poseer cartuchos de armas de fuego en cantidades mayores a las permitidas. Sin embargo, no se preocuparon en dar a conocer los montos de dichos cartuchos. El gobierno está desesperado por desarmar a los mexicanos. *** En una carta a Luis Villoro, el subcomandante Marcos advierte una “derechización de la izquierda y los tacha de ávidos de poder e intolerantes”. Y dice: “Con un discurso más cercano a Gaby Vargas y a Cuauhtémoc Sánchez que a Alfonso Reyes, ahora (AMLO) predica y fundamenta sus ambiciones en el amor” a la patria. Cualquiera con un dedo de frente critica el ridiculizo pejista.***Ernesto Torres Cantú será el nuevo director general de Banamex, al sustituir a Enrique Zorrilla quien asume la vicepresidencia de la Comisión Ejecutiva del Banco Nacional de México. El consejo de administración aprobó el nombramiento de Torres Cantú, quien a partir del primero de enero de 2012 también será miembro de la Comisión Ejecutiva del Banco. Javier Arrigunaga fue ratificado como director general de Grupo Financiero Banamex y como su principal ejecutivo, y será responsable de todas las áreas de negocio y funciones de la organización.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Gas Natural, Petróleos Mexicanos y BBVA Bancomer encabezan la lista de las 33 empresas más transparentes que operan en el país, según el primer índice de transparencia en sustentabilidad corporativa en México. El estudio realizado por los centros de Gestión Social y Cooperación y de Estudios para la Gobernabilidad Institucional del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa identificó, con base en información pública, a las empresas que cuentan con las prácticas más transparentes e integrales de gestión para sustentabilidad corporativa.

Una campaña presidencial al estilo estadounidense

José Carreño Figueras

Las elecciones estadounidenses, para bien o para mal el paradigma y modelo de las estrategias y técnicas de campaña política, se realizan sobre todo en base a imágenes, la creación de impresiones que de hecho sirven como símbolos de lo bueno ó lo malo que es tal o cual candidato y ayudan a transmitir mensajes.

En 1992 la imagen de un George HW Bush ignorante de lo que hace un “escáner” comercial en un supermercado contribuyó a la impresión de que estaba divorciado de la realidad de sus gobernados; en 2000, el comportamiento de Al Gore durante un debate, con audibles “bufidos” contribuyó a la idea de que era agresivo, poco atrayente. Fue la imagen de un Ronald Reagan relajado, confiado contra la de un Jimmy Carter abrumado en 1980…

Pero el éxito de esas imágenes depende en gran medida de la penetración de los medios de comunicación -los “viejos” y los “nuevos”- en la vida diaria de los estadounidenses. Los medios -y sus mensajes- son prácticamente omnipresentes en los Estados Unidos. en cualquiera de sus formas. La imagen, de hecho, puede hacer o destruir a un candidato.

En ese sentido la “intelligentsia” mexicana, la mas imbuida en la vida moderna y por tanto en las imágenes, parece haber descalificado a Enrique Peña Nieto, el presunto candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tras su muy publicitado error cultural en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

Y no es que la tormenta sea inconsecuencial. Ciertamente puede disculparse que un aspirante se confunda en cuánto a libros y autores. La respuesta al “mini-escándalo” es la que puede ofrecer información sobre el aspirante. Y en ese sentido Peña Nieto enfrenta los problemas de una candidatura construida a base de imágenes, criticada porque se ha hecho en base a “mercadotecnia” -aunque en ese sentido, tal vez Peña Nieto y su equipo son mas realistas que sus críticos-.

Lo que debía preocuparnos, ahora, ayer y mañana, es que aún si la incultura de Peña Nieto fuera una realidad, estaría mas cerca de sus electores que sus detractores.

Después de todo, no es el México “instruido” el que se espera vote por Peña Nieto, el candidato del PRI que ha construido su candidatura a base de imágenes y una estrategia de mercadotecnia. No, para nada. La mayor parte del México “instruido” votará por Andrés Manuel López Obrador o quien resulte el candidato del Partido de Acción Nacional (PAN).

La realidad del país nos muestra que la pelea por los votos urbanos no está en la Condesa o en Polanco -bueno, ahí quien sabe-, sino en los barrios de clase media de Narvarte o del Valle, de Veracruz o Tijuana, en las zonas populares de Ixtapalapa o de Tlaxcala; no está entre los lectores de periódicos, sino entre quienes escuchan radio, no está entre los lectores de libros sino entre los de “TV y Novelas”.

Para muchos de los votantes esos lectores el “internet” todavía es un instrumento extraño y a pesar de los números, tanto “Facebook” como “twitter” son herramientas de comunicación que pasan por encima de las cabezas de una gran parte de nosotros, tal vez tanto como el 70 por ciento de los mexicanos.

Pero eso no evita que dejemos de usar el recurso del mini-escándalo para desacreditar o demeritar a un alguien, en una técnica perfeccionada durante las elecciones presidenciales estadounidenses, donde la imagen es reina. En ellas los errores, sea de dicción o de geografía, para no mencionar autores de libros, se convierten en tormentas que con toda frecuencia tienen los límites del vaso de agua y en el mejor de los casos ayudan a crear impresiones que conforman o deforman al candidato -como por cierto puede atestiguar Andrés Manuel López Obrador-.

Pongamos el problema en una perspectiva distinta. Preocupémonos porque el promedio de la sociedad mexicana es inculto y porque nuestros políticos reflejan esa realidad; pongamos atención a un problema como los déficits de educación, tan grave o peor que la distribución de la riqueza -de hecho oscilamos entre el culteranismo y la ignorancia- y si, tratemos de evitar que las elecciones sean simplemente un concurso de imágenes.

Beltrones

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Deponer las propias y legítimas ambiciones es casi imposible, incluso para los seres imaginarios que pueblan las novelas, el teatro o el cine; hacerlo cuando con las propias se posponen también las ajenas, las fundadas en un proyecto de nación ofertado a la sociedad y aceptado por una parte de ella, debe resultar todavía más difícil, porque lo que se deja para mejor o peor ocasión puede ser el contrato de esperanza en el que está sustentado el apoyo de los mexicanos a un gobierno distinto.

No se trata de descubrir hoy en Manlio Fabio Beltrones virtudes de las que carece, porque tiene otras que lo convierten en un hombre capaz de concebir, proponer y encausar todas o parte de las reformas que los mexicanos necesitan para salir del atolladero en que se encuentran, e iniciar, ya, la tan pospuesta transición, atorada porque así interesa a los administradores de los poderes fácticos, a los procónsules del Imperio y a los predadores económicos chinos, conscientes de que al destruir la infraestructura industrial mexicana, se acercan a convertirse en los casi únicos proveedores de mano de obra barata y de manufacturas de mediana calidad, para satisfacer las necesidades básicas de “la basura blanca” y la migración ilegal que radica en Estados Unidos. Los productos de calidad para el consumo del Primer Mundo se producen en Europa y América del Norte, en condiciones idénticas a como lo narra Roberto Saviano en Gomorra.

Desconozco si la sociedad posee ya la dignidad que se necesita para merecer la democracia, pero la actitud del senador Beltrones al declinar sin derrota, al dar un paso atrás sin olvidar sus proyectos y buscar alternativas para encausarlos, nos muestra la aptitud de un legislador para ver cada nuevo amanecer como el primero de un proyecto de vida que trasciende la mezquindad, consciente de que la función que ha de desempeñar la construye el ser humano, porque no puede ser que al cargo corresponda la creación del proyecto de funcionario público, o diputado, o senador, o diplomático.

Muchos se hacen cruces sobre el futuro político de Manlio Fabio Beltrones, cuando es a la inversa como debe incursionarse en la teoría de escenarios y en el análisis político, porque el futuro del proyecto de nación, de la tan atorada transición política, depende del destino inmediato del senador, porque es el tamaño del artífice político el que lo convierte, lo transforma en parte del futuro del país en el que brega.

Los estadistas, los hombres o mujeres que aspiran a esa condición, son seres únicos, incomparables, porque la condición en la que se mueven es irrepetible. Felipe González quiso hacer de Jorge Semprún su André Malraux, pero el español no es equiparable a De Gaulle, y Malraux, en su condición de esteta y hombre de cultura, es inferior a Semprún, que sí supo de la “shoa”.

Como lo dijo Manlio Fabio Beltrones al dar un paso atrás, mañana empezará otra vez; de idéntica manera deben comenzar los mexicanos, hartos de un modelo político que nada resuelve, cuyos administradores deciden en Twitter y en las redes sociales.

‘El sub’ Vs. AMLOve: Ni amor ni paz

Campos Elíseos / Katia D'Artigues

Guadalajara: mártires y cardenales


Lo bueno que Andrés Manuel López Obrador —quien hoy se registra como el único candidato de los partidos de izquierda— ya está en otro amoroso track y seguramente no responderá a estos ataques.

¿Cuáles? Ah, pues los enviados por el subcomandante Marcos, quien, por decirlo sutilmente, destroza el proyecto de “república amorosa” que ahora pregona el ex jefe de gobierno capitalino. Y muchas otras cosas más.

Lo llama uno de los tres “bribones” que disputará la Presidencia de la República. Eso no es todo, sino que dice que AMLO encabeza un “grupo porril ilustrado”, y que predica “y fundamenta sus ambiciones en el amor… a la derecha”.

Zas. Eso sí, ni lo menciona por su nombre ni lo dice en una carta enviada específicamente para él, sino que es vía una carta a Juan Villoro, titulada Una muerte o una vida.

Y sí, hace una descripción de lo que según él es López Obrador: —Es el mismo que no acaba de madurar y reconocer sus errores y tropiezos. El mismo que encabeza un grupo ávido de poder, pleno de intolerancia (¡Ops!), que buscó, busca y buscará la responsabilidad de sus torpezas y esquizofrenias en otros.

Pero también se refiere a su nueva época, sus textos son más estilo de Gaby Vargas y Cuauhtémoc Sánchez —él así lo dice— que la referencia que tanto hace con Alfonso Reyes y su cartilla moral. Bueno, hay que reconocer que ahora El sub es quien está un poco intolerante hacia el candidato presidencial de las izquierdas.

Ahí no termina. Dice que con el nuevo discurso amloísta el plantón de Reforma fue para “que la gente no se radicalizará”, que las críticas hechas a Televisa —pero que todos vimos ya sanadas— fueron para que le abrieran espacios.

En fin. Que por lo leído nada de amor y paz entre ambos movimientos. Ahora, a los demás tampoco les va bien con El sub. Frases suyas:
—Del “con seis mil pesos mensuales alcanza para todo” al “ni en el Buen Fin consigo una encuesta que me favorezca”… Del “Dios mío, hazme viuda” al “Lupita D’Alessio, hazme leona frente al cordero”… Del “grupo San Ángel al Yunque totalmente palacio”… Del… del… del… perdón, pero no encuentro nada significativo que Enrique Peña Nieto haya dicho… Cómo será de patética la situación que hasta Héctor Aguilar Camín se ofrece a la adopción y a la urgente alfabetización de la criatura.

Se va, se va, se fue. El Papa Benedicto XVI aceptó finalmente la renuncia presentada por Juan Sandoval Íñiguez como cardenal de Guadalajara, cargo que ocupó por 17 años luego del asesinato de Juan Jesús Posadas Ocampo. Dice que deja la arquidiócesis en paz y en orden.

Es protagonista de escándalos como el día en que el gobernador Emilio González Márquez le dio un jugoso donativo.

O bien la bonita residencia, ubicada en la calle que lleva su nombre, que conocimos con todo y alberca techada y gimnasio. En 2008 decía que una vez que se retirara podría dedicarse a “predicar, confesar o confirmar”. También ha sido blanco de atentados, como el que dio a conocer hace unos meses, en el cual, asegura, intentaron envenenarlo.

Su sucesor, por designación papal, es José Francisco Robles Ortega, quien tiene Twitter —@cardenalrobles—, nació el 2 de marzo de 1949. Su ordenación se dio en 1976, en la iglesia de Nuestra Señora de Dolores, en Mascota, Jalisco.

No es cualquier sacerdote. De acuerdo con el propio Sandoval, su sucesor es familiar del mártir San José María Robles, nacido también en Mascota, Jalisco, y ahorcado durante la Guerra Cristera, el 26 de junio de 1927 y beatificado por Juan Pablo II en noviembre de 1992.

A Robles, el actual arzobispo, le encargaron Toluca en 1996 y en el 2003 Monterrey. Fue en 2007 cuando el Papa Benedicto XVI lo nombró cardenal y en enero pasado lo designa integrante del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Atención precandidat@s, principalmente panistas: ¿Quiere ganar su candidatura y el respectivo cargo? Hoy y mañana se lleva a cabo un curso “Para ganar elecciones”. Lo organiza Marketing México… y el Centro Fox. Por si le interesa, quiere pedir informes y para que no se haga bolas con el nombre, aquí se lo proporciono: Método Fox para ganar elecciones. ¿Funcionará ahora? Más datos en el portal http://www.centrofox.org.mx, antes de que lo hackearan, como ayer.

Mal y de malas sigue la familia real de España. No salen del escándalo en el que los metió Iñaki Urdangarin, duque de Palma, y esposo de la Infanta Cristina, la hija menor de los reyes. ¿Cómo van las investigaciones? Se lo cuento en la edición online de esta columna. Además del agarrón entre los precandidatos panistas y la guerra de declaraciones entre el presidente Calderón y los priístas.

¿Narcopolítica? Inventos de Calderón

Jorge Fernández Menéndez

No deja de asombrarme la frivolidad con que muchos de nuestros políticos, de todos los partidos, asumen el desafío del crimen organizado dentro de la propia vida política, en su entorno, en su realidad. Olvidemos por un momento los capítulos fundamentales, más evidentes, como el incumplimiento, casi absoluto, de los compromisos contraídos hace más de tres años en aquel consejo de seguridad nacional realizado en Palacio Nacional luego de la muerte del joven Fernando Martí, cuando su padre, Alejandro, les lanzó aquello de que “si no pueden, renuncien”. Han pasado los meses y los años, los compromisos no se han cumplido y ninguno ha renunciado.

Ahí están, paralizadas en el Congreso, casi todas las reformas en el ámbito de la seguridad, incluyendo la que propusieron los propios partidos a través de sus gobernadores en la Conago. En el inter ha habido dirigentes locales, presidentes municipales, hasta un candidato a gobernador, Rodolfo Torre Cantú, asesinados y no ha pasado nada (en realidad uno de los pocos que ha reaccionado y tomado medidas ha sido su hermano Egidio Torre). Pero ahora que se advierte del peligro, evidente, real, cercano, de la intromisión del narcotráfico en las elecciones, como ha ocurrido en muchos puntos del país y como fue claro que sucedió en Michoacán, la mejor respuesta que muchos de nuestros más prominentes hombres de la política encuentran, es desgarrarse las vestiduras y decir que se trata de una intromisión gubernamental en las elecciones.

No estamos ciegos en el tema de la intromisión del crimen organizado en la política. Lo que sucede es que muchos prefieren no ver y piensan, quizás, que de alguna forma se beneficiarán, ya sea por el desgaste del Gobierno, por apoyos explícitos o por omisión, de esa ceguera voluntaria. Apenas el miércoles el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, exigía al Gobierno federal investigar y poner al descubierto lo sucedido con el narcotráfico en las elecciones de Michoacán. Está bien, pero cuando el mismo Gobierno federal detuvo a más de una docena de funcionarios locales relacionados con el narcotráfico en el llamado michoacanazo, dijeron que se estaba interviniendo en la vida política del estado.

Todos los detenidos quedaron en libertad por un más que extraño manejo judicial casualmente al mismo tiempo que se anunciaban las alianzas PAN-PRD en Oaxaca, Sinaloa y Puebla. Pero había un diputado electo que seguía prófugo: era Julio César Godoy Toscano, medio hermano del gobernador Leonel Godoy. Desde antes de las elecciones legislativas, el PRD tenía información sobre las relaciones de Julio César con Servando Gómez, “La Tuta”, uno de los jefes de “La Familia”, ahora llamados “Los Caballeros Templarios”. Lo ignoraron y lo dejaron como candidato. Cuando fue solicitada su orden de captura, para darle fuero, Alejandro Encinas lo tuvo escondido dos días en sus oficinas en San Lázaro. Rindió protesta como diputado y de inmediato se lo incorporó nada menos que a la Comisión de Justicia. Hasta que las grabaciones de Godoy y “La Tuta” se difundieron públicamente y fue desaforado. El proceso de desafuero le dio tiempo para huir. Está prófugo. Ni Zambrano ni nadie del PRD le ha pedido a Leonel Godoy cuentas sobre lo sucedido con Julio César y mucho menos sobre la brutal infiltración del narcotráfico en la entidad.

Andrés Manuel López Obrador, coincidiendo con Zambrano y también con Enrique Peña Nieto, dice que la autoridad debe proceder con el narcotráfico en lugar de hacer declaraciones, que es su obligación. En buena medida tiene razón. El problema es que en muchas ocasiones, cuando se procede son esos mismos políticos y dirigentes partidarios los que se oponen. Que se actúe, parecen decir, pero sobre los bueyes de mi compadre. Ahí está el ejemplo de Greg Sánchez, el ex alcalde de Benito Juárez, donde se ubica Cancún. Como en el caso de Julio César Godoy, la dirigencia del PRD fue advertida de que no lo presentaran como candidato porque había investigaciones sobre relaciones con el crimen organizado del entonces todavía alcalde. No sólo lo ignoraron y lo hicieron candidato a gobernador, sino que ahora lo están lanzando como candidato a senador por el estado. Se dirá que fue absuelto. Es una verdad a medias: lo que ocurrió fue que un juez, vaya uno a saber porqué, decidió irse de vacaciones en lugar de contestar el amparo que había presentado la PGR, la fecha límite venció y Greg quedó entonces en libertad.

Todos hemos criticado a Humberto Moreira por el manejo del tema de la deuda en Coahuila. Ayer Narciso Agúndez, que comenzó políticamente en el PAN, se fue al PT y terminó en el PRD como gobernador de Baja California Sur, fue inhabilitado por seis años por un peculado de 28 millones de pesos, mientras continúan los procesos penales en su contra. En BCS, durante su mandato, se más que asentó el narcotráfico, allí fue detenido Teodoro Simental, “El Teo”, protegido por autoridades locales. Ni un solo partido, ni un solo dirigente o candidato, ha dicho una palabra sobre Agúndez. Claro, es que en México no hay narcopolítica.

Libros y poder

Juan Villoro

En los países que no leen, los libros adquieren insólito prestigio; son como talismanes que otorgan un poder desconocido. El caso de Enrique Peña Nieto así lo muestra.

Durante su visita a la Feria Internacional del Libro, el candidato del PRI a la Presidencia fue incapaz de mencionar en forma correcta un libro que no fuera la Biblia (título conveniente, que evita conocer al autor). Además confundió a Enrique Krauze con Carlos Fuentes. En otras palabras, actuó como un mexicano normal.

Pero sus aspiraciones no son normales. Esto explica que un amplio sector de la población -que a juzgar por las ridículas ventas de libros tampoco lee mucho- condene su incompetencia.

Aparentar cultura en una rueda de prensa no es muy difícil. Basta que un asesor te pase una tarjeta en la que inventa tu bibliografía.

Los políticos han desarrollado argucias para complacer a los escritores (cuya vanidad es fácil de tocar). Norman Mailer contaba que John F. Kennedy ejercía un método infalible: no elogiaba a un novelista por su obra más conocida, sino por algún volumen marginal o incluso fracasado. Ante esa inesperada mención, el autor se sentía al fin comprendido. De acuerdo con el método Kennedy, si uno se encuentra a Gabriel García Márquez, no debe encomiar Cien años de soledad sino Ojos de perro azul.

Por lo demás, tener aficiones culturales genuinas no garantiza un buen desempeño político. Rod Blagojevich, ex gobernador de Illinois que recita a Kipling de memoria, acaba de ser sentenciado por cargos de corrupción. Y no hay que olvidar que Hitler fue un pintor apasionado (Kokoschka no se perdonaría haberle ganado una beca: si se la hubieran dado a Hitler, habría dejado la política). Un artista puede ser un cretino e incluso un criminal.

Ya tuvimos un Presidente con veleidades de escritor. José López Portillo fustigaba el lenguaje para decir que sus enemigos eran "enanos del tapanco" y "zaratustras". Tristemente, es recordado por una frase poco literaria, su incumplida promesa de "defender el peso como perro".

"Somos los libros que nos han hecho mejores", escribió Borges. La frase admite un complemento: el efecto de la lectura no es automático; es necesario querer mejorarse en ella. Un campesino analfabeta puede tener una moral más alta que un profesor de Harvard. Los libros mejoran a quien así lo decide.

Lo que está en juego en el caso Peña Nieto no es su acercamiento a la cultura, sino lo que su pifia expresa de su condición política. El hombre que muchos ven como virtual Presidente asistió a un acto público sin la menor preparación. ¿Actuará con la misma superficialidad en otras áreas? Hubiera sido sencillo que alguien de su equipo le pasara una lista con suficientes autores nacionales para lucir patriota, pero se sintió tan encima de la circunstancia que ni siquiera buscó una excusa del tipo: "Prefiero no decir títulos para no dejar fuera a nadie". Habló como quien cumple una rutina inerte, mostrando las posibilidades de un hombre hueco. No se equivocó un líder sino un robot. Peña Nieto no delató que estaba mal preparado, sino mal programado.

Tampoco calculó el paradójico peso que los libros tienen en un país donde los maestros no leen pero se espera que un líder sea tan excepcional que pueda mencionar tres títulos.

En México los libros adquieren una fuerza social compensatoria. Se habla de ellos en el tono reverencial que se le otorga al objeto sagrado, o por lo menos inaccesible. Esto explica que en Twitter la laguna cultural de Peña Nieto se transformara en un dinámico trending topic. ¿Cómo evaluar la condena masiva en las redes sociales? La lección política parece ser la siguiente: causa escándalo que el poderoso no domine una actividad que casi nadie practica, pero que se considera positiva; el libro puede ser ignorado por la mayoría, pero no por quien pretende gobernar. Al modo de una bola de cristal, semeja un recurso de poder, intangible y oracular. Por eso los políticos suelen tener bibliotecas escenográficas que no han leído.

El affaire también revela el desplazamiento del juicio al que somos tan proclives. La incapacidad de Peña Nieto no se juzga en su campo de acción. El político mexiquense representa el nuevo eslabón de la impunidad. Los 71 años en que el PRI confundió lo público y lo privado regresan de la mano de quien perfeccionó la opacidad ante los delitos de Atenco y Arturo Montiel. Eso bastaría para invalidar su candidatura. Pero el consenso no depende de la información. ¿La mala memoria de quienes lo mantienen como favorito en las encuestas será puesta a prueba por la mala memoria del político ante la literatura?

De 116 millones de mexicanos, sólo 500 mil compramos libros por gusto. Integramos un grupúsculo que trata de ampliarse con entusiasmo y pocos logros. Para la mayoría de la población, lo importante es que lea el Otro, el "picudo", es decir, el Presidente.

El ridículo de Guadalajara no definirá la campaña electoral; sin embargo, reveló que en un país donde las representaciones son más importantes que los hechos, los símbolos también votan.

El encubridor

Luis Javier Garrido

El gobierno de Felipe Calderón y los panistas se han desbocado al iniciar su último año de gobierno al acusar a sus opositores de formar parte del crimen organizado, pero evidencias de todo tipo parecen mostrar que en realidad éste ha gobernado durante cinco años al país.

1. La injerencia de lo que los panistas llaman el crimen organizado en las elecciones se hizo patente desde 1988 cuando se señaló al cártel de Medellín de haber intervenido en apoyo de Carlos Salinas de Gortari, y desde entonces lo mismo a candidatos del PAN que del PRI se les ha asignado vínculos con los cárteles. Así fue como de manera muy reiterada se señaló tanto en la campaña de Vicente Fox en el 2000 como en la de Felipe Calderón en el 2006 que habían recibido abundantes recursos del narcotráfico, sin que jamás se investigase nada.

2. El argumento esgrimido por Ernesto Zedillo en 1996 en el sentido de que el macrofinanciamiento de los partidos tenía como propósito impedir que el dinero sucio llegase a éstos, habría resultado de esta manera una falacia. El dinero del narcotráfico se halla en las instancias financieras, burocráticas y de seguridad del Estado, como también en las del Pentágono, las de la DEA y las de otras agencias del gobierno estadunidense, supuestamente dedicadas a combatirlo, y según múltiples analistas llegó hasta la Casa Blanca en los años de George Bush padre, por lo que no habría por qué suponer que no interviene en el caso de algunos candidatos a cargos de elección.

3. La tesis a la vez pueril y perversa que Felipe Calderón ha estado manejando desde que fracasara en su intento de imponer con procederes ilegales a su hermana Cocoa como gobernadora de Michoacán, en el sentido de que fue derrotada por la intervención del narco, aunque sin presentar pruebas de su dicho, como la campaña que ha empezado a orquestar en vistas al 2012 pretendiendo que él y los panistas luchan contra el crimen organizado y el PRI está aliado a éste, configura no sólo una serie de acciones delictivas que podrían llevarlo al desafuero, pues envilece de manera muy grave el proceso electoral, sino un acto de bajeza política. Enrique Peña Nieto, el precandidato presidencial del PRI, tiene razón al menos en ese punto al señalar el miércoles 7 que es preocupante su actitud de descalificación. Con su activismo en estas semanas, no como jefe de Estado (papel que Calderón nunca entendió) sino como jefe de partido o de facción, lo único que el gobernante espurio ha logrado es derruir a las instituciones y hacerle un gran daño al país.

4. La historia reciente no ayuda empero a Calderón, pues su “guerra contra el narco” ha tenido como objetivo hundir a México en la violencia a fin de propiciar que Washington se apodere de espacios estratégicos del país y reordene el negocio en su beneficio (y en el de los grupos que protege en México), como lo está haciendo en Afganistán. Las evidencias múltiples de que ambos gobiernos estuvieron de acuerdo desde 2008 en la introducción clandestina de armas a México destinadas a los paramilitares y a los cárteles aliados a ellos (aunque después simularan amnesia) se han visto confirmadas con la información sobre el lavado de dinero que el domingo 4 publicó The New York Times, pues la nota de Ginger Thompson da cuenta de que la DEA ha lavado impunemente dinero en México en contubernio con el gobierno mexicano.

5. En el escándalo suscitado tras el incendio del casino Royale en agosto apareció también el vínculo del círculo íntimo de Calderón con las mafias que controlan los casinos en el país, pues el zar de éstos, Juan José Rojas Cardona, fue señalado por haber entregado dinero ilícito a la campaña de Calderón en 2006 (Proceso, 1818), y por estar armando una trama con los casineros a fin de que financien la campaña de Ernesto Cordero. Las notas publicadas en los meses recientes dan cuenta de cómo los panistas se fueron de bruces con el negocio de los casinos, legalizando a cientos de ellos desde que Santiago Creel estaba en Bucareli, con el fin de utilizar el dinero que el negocio les dejaba en sus campañas electorales, y cómo a pesar del incendio del Royale siguen adelante en su negocio.

6. El escandaloso caso de Monterrey, que con razón ha ido suscitando un amplio repudio a Calderón, no ha dejado de crecer. Calderón personalmente le exigió al CEN panista hace años que lograra que los diputados del PAN votaran la legalización de los casinos y ahora él es señalado por estar atrás de la exoneración del panista Fernando Larrazabal o Larry, presidente municipal de Monterrey y operador en el norte de la campaña de Cordero, evidenciado por Reforma de tener una trama criminal con su hermano Jonás, también puesto en libertad y declarado inocente, no obstante los videos que muestran a este último recibiendo dinero en los casinos a cambio de la protección que les ofrecería el ayuntamiento.

7. Los inmensos negocios ilícitos en detrimento de la nación a los que se han entregado los panistas, y en particular Calderón y su grupo, han sido develados por múltiples reportajes, pero en uno de los más recientes que ha sido publicado, El cartel negro, de Ana Lilia Pérez (Grijalbo, 2011), aparece documentado cómo en la empresa de apoderarse de Pemex han estado asociados los panistas a una serie de grupos mafiosos, en particular desde que en 2004 Calderón fungiera como secretario de Energía y en 2007 Mouriño creara un entramado ilegal para enriquecerse con la privatización de la paraestatal, y cómo la corrupción oficial se justifica ideológicamente: abrir la vía a un mayor control de los recursos estratégicos por el capital trasnacional.

8. La naturaleza de las ejecuciones que se han producido en México en los últimos meses confirma por otro lado la vinculación del gobierno con otra vertiente del crimen organizado: la de los grupos armados ilegales, creados y protegidos por las autoridades. La multiplicación de los homicidios no aclarados de luchadores sociales y de defensores de los derechos humanos por grupos paramilitares oficiales es un lugar común en América Latina, pues todos los involucrados en estos esquemas del crimen buscan impedir a toda costa que se conozcan los vínculos entre el poder político y los sicarios del gobierno, y México no es la excepción. Un buen número de las ejecuciones y matanzas que han acaecido en los años del calderonismo han sido atribuidas a las autoridades y no a los cárteles, por la sencilla razón de que son aquéllas las interesadas en silenciar a quienes están presentando denuncias por múltiples atropellos, como acontece ahora con Trinidad de la Cruz, miembro del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

9. La denuncia presentada por miles de mexicanos ante la Corte Penal Internacional de La Haya el 25 de noviembre contra Calderón y su gabinete de seguridad por delitos de lesa humanidad cometidos durante su guerra contra el crimen organizado, y a la que éste aludió en desasosiego durante su entrevista con Joaquín López Dóriga en Televisa los pasados días 6 y 7, abre por lo mismo la posibilidad de que el país conozca mejor la verdad de lo que está aconteciendo.

10. El gobierno de facto está decidido a imponer a un panista en la silla presidencial, pero no se ha dado cuenta de que la exigencia de ¡Ya basta! va en serio, pues amplios sectores están decididos en México a hacer valer sus derechos.

BBC Londes: López Obrador inscribe su candidatura presidencial en México

BBC

El político mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se registró como candidato único del partido de izquierda Partido de la Revolución Democrática (PRD) para presentarse a las próximas elecciones presidenciales.

En el evento, López Obrador, aseguró que sacará al país del "caos y el atraso" en el que se encuentra si gana las elecciones del 1 de julio de 2012.

"Vamos a transformar al país, ya ganamos en el 2006 y vamos a volver a ganar en el 2012", aseguró haciendo referencia a su derrota en los pasados comicios presidenciales, los cuales impugnó.

Dentro del plan de austeridad presentado por López Obrador, aseguró que se reduciría el sueldo y las prestaciones como presidente.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se presentará en las elecciones con su candidato Enrique Peña Nieto, mientras que el oficialista Partido Acción Nacional (PAN) aún no presenta a su aspirante presidencial.

Treinta grandes bancos necesitados de capital fresco

Lozano protegió a Larrea, no a las familias de la mina
La fórmula secreta de Coca-Cola

Enrique Galván Ochoa / Dinero


¿A quién le correspondería entrar al quite, por no mencionar la temida palabra rescate: a los gobiernos de los países donde se encuentran las matrices o al gobierno mexicano? Me refiero a una eventual crisis europea que llegara a arrastrar a sus principales bancos. Cuando se entregó a grupos extranjeros 99 por ciento del sistema bancario nacional, tal vez las autoridades mexicanas creyeron que se habían librado de la responsabilidad para siempre. No habían sido capaces de regularlos adecuadamente. Fueron propiedad del sector privado, luego expropiados en el sexenio de López Portillo, reprivatizados por Salinas de Gortari y prácticamente regalados al extranjero por Ernesto Zedillo y Vicente Fox. Pero hacen su aparición nuevos riesgos. Los bancos europeos deben levantar capital fresco por un total de 115 mil millones de euros antes de junio del año próximo si quieren mantener su solvencia, hoy en duda. Es el único medio para que recuperen la confianza del público, de acuerdo con una declaración del Banco Central Europeo. Insuficiencias de capital afectan a más de 30 grandes instituciones en doce países.

Tendrán que salir a flote vendiendo propiedades, reteniendo ganancias a los accionistas, emitiendo más acciones o cualquier otro medio. Hasta ahora la clientela mexicana ha contribuido enormemente a su salvamento mediante el pago de altas tasas de interés y comisiones. Están entre las más altas del mundo.

El protector

Javier Lozano le ahorró mucho dinero al empresario Germán Larrea Mota Velasco, al disminuir al mínimo las indemnizaciones que recibieron los familiares de las víctimas de la mina Pasta de Conchos, de acuerdo con una fuente del sindicato nacional de mineros. Y, por otro lado, no se tiene conocimiento de que haya aplicado alguna multa al dueño de la compañía, no obstante las condiciones de trabajo inseguras en que operaba. En 2006, año de la explosión, Minera México reportaba utilidades por 6 mil millones de dólares, bien pudo tener algún gesto de generosidad con los deudos. En la explosión de la mina Upper Big Ranch, de Virginia, donde perdieron la vida 29 trabajadores, la empresa fue obligada a negociar una indemnización por 46.5 millones de dólares. Las viudas tienen asegurado su futuro y una buena educación para sus hijos. Por otro lado, fue multada con 150 millones. Dice el vocero sindical que el señor Larrea jamás se presentó ni siquiera a darles sus condolencias a los familiares de los mineros fallecidos, mucho menos se allanó, con la complicidad de Francisco Javier Salazar, entonces secretario del Trabajo de Fox, a otorgarles una indemnización decente. Y Lozano Alarcón continuó en el actual sexenio la misma política mezquina, cuando hasta en Chile, en la mina San José, de Copiapó, cada familia de trabajador rescatado recibió una indemnización cercana al millón de dólares. El papel que jugó el secretario de Trabajo, Lozano Alarcón, contra las familias de los mineros y en defensa del dueño de la mina es indignante, comentó el vocero sindical.

La fórmula

Alrededor de la fórmula secreta de Coca-Cola se han levantado grandes fortunas. Actualmente el principal embotellador de México y Latinoamérica, Femsa, tiene un valor comercial que excede a las empresas de telecomunicaciones. La famosa fórmula, que se guarda en una caja de seguridad en un banco, será la atracción principal de una exhibición en el museo Coca-Cola de Atlanta. Sobre sus ingredientes se ha fantaseado mucho: algunos dicen que uno de ellos es cocaína, otros, que se trata de cafeína, pero nadie lo ha podido demostrar. Lo cierto es que produce adicción y, por otro lado, hay nutriólogos que aseguran que contribuye a la obesidad.

@Vox Populi

Asunto: aguinaldo

Al igual que algunos mexicanos, estoy por recibir mi aguinaldo. Digo algunos, porque la mayoría son desempleados o trabajan en la informalidad y no recibirán nada. Cuando escuché tus comentarios sobre los aguinaldos de los diputados, que suman cantidades de seis dígitos (me parece que senadores, magistrados y alta burocracia se asignan a sí mismos cantidades similares), me entristeció mucho que lo que yo recibiré no llega ni a 5 por ciento de lo que ellos tendrán. Con mi trabajo, al igual que con el de los demás ciudadanos que también trabajan (de a deveras), mantenemos en pie a nuestro país y nos damos el lujo de mantener a estos señores que no tienen compromiso con nosotros. Vaya que somos generosos. De la desigualdad en la distribución de la riqueza desde luego no se ocupa ninguno de estos señores.

Raúl Rodríguez Martínez/ Distrito Federal

R: La actividad más productiva del país es la política… junto al narco, por supuesto.

Asunto: pensiones presidenciales

Aunque tienes toda la razón en tu columna Dinero al decir que tendremos que pagar principesca pensión al señor Calderón cuando deje de ganar dinero por perjudicarnos, no cabe duda que tu comentario agria la leche. Esperemos que el próximo presidente quite la pensión a los ex presidentes; en todo caso, si acreditan el derecho, que reciban una pensión decorosa, como decía Miguel de la Madrid del Issste.

Álvaro Carlos Aldama y Luebbert/ Distrito Federal

R: Una pensión decorosa es la máxima que dice la ley: 15 salarios mínimos, y no más. Al cabo tienen dinero de sobra.

Twitter

En enero subirá el kilo de tortilla a trece pesos.

@Sie7edeChiapas

¿Por qué sólo son inteligentes para agarrar a los Kadafi pero no para investigar los crímenes contra activistas muertos?

@luigiadamo

Javier Lozano dice que tuvo logros durante su administración; ¿la gente de Pasta de Conchos pensará lo mismo?

@gus_mx_oz

López Obrador concluye registro ante PT

Grupo Fórmula

Andrés Manuel López Obrador dijo que de llegar a la Presidencia de la República se compromete a trabajar intensamente por mejorar las condiciones de vida del país y dijo que va a crear 1.2 millones de empleos y evitar la emigración de mexicanos hacia Estados Unidos. No creará más impuestos, ni tampoco elevará los que ya están.

Esta tarde, el aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador asistió al Partido del Trabajo para registrarse como precandidato a la Presidencia de la República.

Con este acto, el tercero que realiza hoy el político tabasqueño, concluye su registro ante los partidos de la coalición Movimiento Progresista, luego que por la mañana hizo lo mismo ante la Comisión Nacional de Elecciones del PRD y más tarde se registró en la Comisión Electoral del Movimiento Ciudadano.

López Obrador dijo que de llegar a la Presidencia de la República se compromete a trabajar intensamente por mejorar las condiciones de vida del país y dijo que va a crear 1.2 millones de empleos y evitar la emigración de mexicanos hacia Estados Unidos. No creará más impuestos, ni tampoco elevará los que ya están.

Cabe hacer mencionar que el pasado mes de noviembre los partidos de izquierda (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) firmaron el convenio de coalición Movimiento Progresista para ir juntos en los comicios federales de 2012.

Con información de Enrique López Ocampo.

Registra AMLO precandidatura ante Movimiento Ciudadano

El político tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador, se registró ya ante la Comisión Electoral de Movimiento Ciudadano –antes Convergencia-, como precandidato único presidencial para 2012, luego de hace unas horas lo hiciera para el Partido de la Revolución Democrática.

Grupo Fórmula


El político tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador, se registró ya ante la Comisión Electoral de Movimiento Ciudadano –antes Convergencia-, como precandidato único presidencial para 2012, luego de hace unas horas lo hiciera para el Partido de la Revolución Democrática.

De acuerdo con los informes, en el lugar del evento que se realizó frente a las instalaciones de Movimiento Ciudadano, se dieron cita alrededor de 2 mil personas que impedían el paso.

Ya sólo se espera que más tarde el tabasqueño haga lo mismo, pero ante el Partido del Trabajo.

Con información de Enrique López Ocampo.

Se fortalece la intención de voto por López Obrador en el DF

ADN

A pesar de que la mayoría de las encuestas colocan a Enrique Peña Nieto con un amplio margen de ventaja a nivel nacional sobre Andrés Manuel López Obrador en la carrera presidencial rumbo al 2012, el aspirante del PRI ha sido rebasado por el perredista en las preferencias de los capitalinos.

Así lo reporta la encuesta en viviendas realizada por el periódico Reforma en el Distrito Federal (entre el 25 y 27 de noviembre).

En este sondeo se revela que si el día de su levantamiento se celebraran las elecciones presidenciales y los candidatos fueran Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota del PAN, el aspirante de la coalición PRD-PT-MC obtendría el 43% de las preferencias de los capitalinos, cuatro puntos por arriba de Enrique Peña (39%) y 25 puntos por arriba de Josefina Vázquez (18%).

¿Cuánto representa esta ventaja en votos?

Según los datos del Instituto Federal Electoral, en el Distrito Federal se encuentran registrados 9,954,821 electores en la lista nominal, los cuales podrán votar en 2012 para elegir al próximo presidente de la República.

Sin embargo, si se toma en cuenta el porcentaje de participación en el DF observado en la elección presidencial de 2006, el cual fue de 68%, entonces es posible estimar que el total de votos efectivos en 2012 ascendería a 6,774,256 votos en la Ciudad de México.

En este sentido, si el escenario electoral entre los capitalinos para elegir al presidente de México en 2012 fuera similar a lo que revela Reforma en la encuesta mencionada anteriormente, entonces, de los 6,774,256 votos en disputa, Andrés Manuel López Obrador obtendría 2,912,930 votos (43% del total de la votación de los capitalinos), mientras que Enrique Peña recibiría 2,641,960 sufragios (39%). Finalmente, Josefina Vázquez se quedaría en tercer lugar con 1,219,366 votos (18%).

¿Por qué es relevante esto?

Además de la elección presidencial, el 1 de julio de 2012 también se llevarán a cabo las votaciones que decidirán quién será el próximo jefe de Gobierno del Distrito Federal. Así pues, el escenario de preferencias presidenciales en esta entidad, podría asemejarse a lo que se esperaría en la contienda por la Jefatura de Gobierno.

Por otro lado, con la estimación propuesta, la diferencia entre López Obrador y Enrique Peña, en el Distrito Federal, sería de 270,970 votos, cifra que es muy similar a los 233,831 votos de ventaja con los que Felipe Calderón obtuvo la victoria sobre López Obrador en 2006.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!