miércoles, octubre 14, 2009

Revoluciones México se solidariza con el SME y LyFC

Al Sindicato Mexicano de Electricistas

A los trabajadores de Luz y Fuerza


El blog alternativo e informativo, de análisis nacional e internacional Revoluciones México, con sede en la ciudad de México, nuestros miles de amigos y lectores, expresamos entera solidaridad en defensa de los derechos y conquistas inalienables de los trabajadores electricistas.

El decreto que pretende liquidar a Luz y Fuerza del Centro es una declaración de guerra a los trabajadores mexicanos y al pueblo de México en general, ya que el gobierno del usurpador Felipe Calderón pretende la privatización de la fibra óptica y de la energía elétrica que son propiedad de los mexicanos. Tal acción es una medida de tantas que el actual y anteriores gobiernos han aplicado dentro del modelo neoliberal impuesto a los mexicanos y que ha derivado en concentrar la riqueza nacional en unos cuantos, sin importar que ello signifique hundir en la pobreza y la miseria a millones de mexicanos.

Los jóvenes estudiantes universitarios que hacemos posible la existencia del medio alternativo Revoluciones México hemos seguido de cerca la estrategia que el gobierno calderonista ha emprendido en contra del SME y ante ese hecho manifestamos nuestro total apoyo hacia el sindicato, como ciudadanos que somos y de igual forma como comunicadores que somos del acontecer diario nacional, ya que es a todas luces un atropello lo que hoy en día el Estado canalla hace en contra de los electricistas y las consecuencias, de permitir que se consuma dicha injusticia, terminarían afectando no únicamente a los trabajadores sino a toda la población.

En nuestro espacio informativo hemos decidido dar prioridad a toda la información que vaya surgiendo sobre la lucha que han de emprender ustedes con el respaldo de millones de mexicanos, que desde ahora estamos más convencidos que antes de que ya es necesario ponerle un alto a los gobiernos neoliberales y dar la batalla para lograr que en México exista un gobierno campesino, obrero y popular.

No vamos a permitir la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, si de liquidaciones se trata, hay que liquidar al actual Estado caduco, corrupto y podrido que ha mantenido sometido durante mucho tiempo al pueblo de México. Consideramos que la lucha que el SME ahora emprende es una cita también con la historia y con el destino, principalmente de los trabajadores, pero los jóvenes también nos sumamos a su lucha, porque somos el mañana, pero también el presente de nuestra nación.

Con sinceridad y fraternidad.

Ilse Nayeli Saenz, administradora de Revoluciones México y

Samuel R. García, fundador y diseñador de Revoluciones México.

Indemnizaciones ilegales

Miguel Ángel Granados Chapa

El decreto que dispuso la extinción del organismo público Luz y Fuerza del Centro fijó el día de hoy como inicio del plazo de un mes para que los trabajadores que así lo deseen reciban la indemnización, ésa sí de privilegio, por la pérdida de su empleo. Pero quien la entregue y quien la obtenga incurrirán en una ilegalidad, porque las relaciones de trabajo subsisten y por ello no ha lugar a prestación alguna. Es que las relaciones laborales sólo pueden terminar después de un procedimiento ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, que no se ha iniciado o apenas está por comenzar. Y es que el decreto que inicia el procedimiento de liquidación no puede generar por sí mismo consecuencias laborales.

El artículo cuatro del decreto del 10 de octubre publicado el 11 en el Diario Oficial dispone que "se respetarán los derechos laborales de los trabajadores" de LyF y estipula, como no podría ser de otra manera, que las indemnizaciones se harán conforme al contrato colectivo y la Ley Federal del Trabajo. Este artículo, por cierto, resultó infringido el domingo por los secretarios de Hacienda y del Trabajo quienes, al margen de esa disposición y sin ningún fundamento legal, gastarán hasta 4 mil millones de pesos en compensaciones adicionales no previstas en el contrato ni en la ley. Ésta, en cambio, fija un procedimiento para la terminación de las relaciones laborales.

Conforme al artículo 434 de dicha norma, son causas de tal terminación, entre otras, la fuerza mayor. El propio organismo, al que muchos se apresuran a calificar de ya extinto, cuando está apenas en curso su extinción, podría encaminar el asunto ante la junta laboral, porque "conserva su personalidad jurídica exclusivamente para el proceso de liquidación, a fin de que se cumplan las obligaciones del organismo frente a terceros", según lo estipula el decreto mencionado. Pero en una aplicación que no acata ese texto, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, dijo que es el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) el que "debe dar aviso, en su carácter de liquidador... a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, quien dará vista a las partes de la existencia de esta causa de fuerza mayor para que en un plazo no mayor de quince días hábiles, pero con una antelación de diez días antes (sic) de que se pueda citar a las partes para esta audiencia, pueda escuchar lo que a su derecho corresponda... y con ello la Junta, después de escuchar a las partes en esta audiencia, resuelva entonces en consecuencia la terminación de las relaciones laborales, tanto individuales como colectivas".

Ha de esperarse entonces a que una autoridad laboral, la Junta Federal, determine que han concluido las relaciones colectivas, únicas a las que se aplica el caso de fuerza mayor. Un laudo de la Junta no puede afectar a los trabajadores de confianza regidos por contratos individuales, que en este caso sólo podrían terminar por la voluntad de las partes en un convenio sometido también a la autoridad laboral.

Las relaciones laborales, individuales o colectivas, no han terminado, pues. Por lo tanto, no puede comenzar hoy el pago de las indemnizaciones porque éstas sólo procederán cuando la Junta sentencie en tal sentido. Al gobierno, sin embargo, le urge iniciar el debilitamiento del sindicato, restándole miembros en el caso de los trabajadores sujetos al contrato colectivo, y por eso fijó este miércoles como fecha para un procedimiento que no podrá empezar legalmente sino hasta comienzos de noviembre, cerca del fin del plazo engañosamente fijado por las autoridades.

En esa prisa por minar la presión de los trabajadores, el gobierno está llegando al exceso. De creer en la denuncia formulada por Fernando Amezcua, secretario del exterior del comité central, a los domicilios de algunos trabajadores llegaron ayer cheques con el monto de la indemnización correspondiente, sin que ellos la hayan solicitado siquiera y cuando no ha comenzado el plazo estipulado por la propia autoridad. De ese modo arbitrario podrá hacerse un corte de caja ilusorio, este mismo día, cuando el SAE o el propio organismo en liquidación puedan ufanarse de su éxito al pagar las indemnizaciones. Seguramente habrá trabajadores, sindicalizados o de confianza, que acudan a recibirlas desde hoy, no obstante que los miembros del sindicato acordaron no hacerlo, y cuando se informe del número de personas se incluirá en él la cifra de los que recibieron el importe respectivo sin explicar a los familiares del destinatario de qué se trataba.

Otras denuncias formuló Amezcua que, de comprobarse, darán idea de que el gobierno, así como asaltó las instalaciones de LyF antes de emitir siquiera el decreto, no digamos antes de que surtiera efectos por su publicación, no se ha fijado límites para su actuación. De acuerdo con lo dicho por Amezcua, cuya posición oficial no está en entredicho porque fue reelegido el año pasado y no lo compromete la negativa a tomar nota de la elección de este año, un trabajador fue sacado de su casa por la fuerza y conducido por la Policía Federal a su puesto de trabajo a fin de que resolviera una dificultad técnica que los reemplazantes de la CFE no podían enfrentar. En el mismo orden, un funcionario de la propia Comisión Federal de Electricidad está ofreciendo 20 mil pesos a sindicalizados que accedan a sumarse a la fuerza de trabajo de emergencia -a que sean esquiroles, pues-, que no está cubriendo con solvencia su encomienda.

Cajón de Sastre

Murió a los 83 años, según el obituario, el abogado e ingeniero agrónomo Jesús Rodríguez y Rodríguez, que trabajó un prolongado trecho de su vida profesional al lado de Antonio Ortiz Mena, aunque su trayectoria en el servicio público fue mucho más amplia que esa etapa. Fue su secretario particular en la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social y luego lo acompañó como subsecretario en Hacienda, durante los dos sexenios en que fue responsable de las finanzas nacionales, de 1958 a 1970. Ambos marcharon al BID, como presidente Ortiz Mena y como director por México Rodríguez y Rodríguez. A su regreso, en 1979, éste dirigió el Instituto para el Depósito de Valores (Indeval) y Bancrecer, de la banca nacionalizada. Fue también senador por Morelos, si bien nació en Morelia en 1915, según Roderic Ai Camp. Fue también profesor de derecho en la Universidad Nacional.

SME acepta no tiene pruebas por presuntos secuestrados

Hasta el momento el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) no posee documento o prueba alguna para comprobar que sus agremiados han sido secuestrados y obligados por parte del gobierno federal a reparar fallas en el sistema eléctrico, admitió Gabriel Reyes Orona, asesor jurídico del gremio.

En entrevista con Carmen Aristegui, para MVS Radio, Reyes Orona confirmó que el SME denunció que algunos trabajadores han sido llevados a la fuerza a cumplir con las funciones que desempeñaban antes del conflicto por el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

Mientras tanto, el asesor jurídico indicó que el gremio se concentrará en verificar estas disposiciones forzadas.

Ante las dudas sobre si se desempeñaba o no como asesor legal del sindicato electricistas, Reyes Orona confirmó que él se hará cargo de los asuntos jurídicos y precisó que desde el domingo pasado se mantuvo en contacto con líder gremial Martín Esparza. (El Semanario Agencia, ESA)

Oxxo se moderniza, acepta pagos con tarjeta

Durante la primer quincena de octubre Fomento Económico Mexicano, (FEMSA) en su división comercio, aceptará en más de 7,000 tiendas OXXO la forma de pago con tarjeta de crédito, debito y puntos Bancomer.

En un comunicado, la división de FEMSA Comercio señala que las tiendas OXXO aceptarán como forma de pago las tarjetas afiliadas a Visa, Visa Electrón, Mastercard y Discovery.

Los clientes podrán hacer compras más rápidas, ya que con montos menores a 150 pesos se aceptaran pagos sin firma, menciona la empresa.

La compañía explica que para utilizar los puntos Bancomer, se debe presentar la tarjeta de crédito de la institución financiera y mencionar al empleado de la tienda que se quiere realizar el pago con descuento de puntos.

FEMSA es la empresa integrada de bebidas líder en América Latina con un portafolio de reconocidas marcas de cerveza y refrescos. Su plataforma de bebidas está comprendida por Coca-Cola FEMSA, FEMSA Cerveza y FEMSA Comercio, la cual opera OXXO. (El Semanario Agencia, ESA)

Electricistas jubilados crean órgano de debate para apoyar la defensa del SME

Blanche Petrich / La Jornada

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) es el nuevo villano favorito de los medios electrónicos: "onerosos, privilegiados, improductivos, corruptos", les dicen desde las pantallas y los micrófonos. "¿Y quien recuerda lo que hicimos en los sismos de 1985?", pregunta Raúl Islas, quien en su tiempo fue prosecretario de trabajo del gremio. Ellos, los protagonistas, sí se acuerdan:

“El terremoto colapsó 90 por ciento del sistema eléctrico de la ciudad de México con la caída de cientos de transformadores y postes. La administración de Luz y Fuerza habló con los que estábamos de guardia. En cuestión de minutos nos organizamos. No había material para reconstruir lo que se había destruido. Fuimos a los patios donde se llevan los desechos para irse a la basura y nos pusimos a reciclar.

"De inmediato salieron las cuadrillas a las zonas damnificadas. En las primeras horas restablecimos 50 por ciento del suministro y el resto en los siguientes tres días. Lo hicimos sin cobrar, en turnos de 72 horas seguidas. Nadie se iba a sus casas, nuestras familias venían a traernos tortas y atole a donde estuviéramos laborando."

¿Y de cómo en un lapso récord de tres meses se electrificó todo Chalco y Chimalhuacán?

Habla Miguel Ángel Kaiser, prosecretario de servicio médico: “Fue entre 1989 y 1990. El SME presentó un proyecto al subdirector de la empresa, Jorge Gutiérrez Vera, para meter el servicio eléctrico a esa zona en un periodo de tres meses. Se rieron de nosotros. Pero nos dejaron actuar. Lo logramos.

"La Comisión Europea otorgó un reconocimiento a las autoridades; pero nadie se acordó de reconocer a los trabajadores y al sindicato, que fueron los de la idea y la acción."

Anécdotas como estas se comentan en una prolongada reunión de antiguos dirigentes del SME, ya todos jubilados, que ayer se constituyeron en un órgano en reunión permanente para discutir "y aportar desde nuestra experiencia" ideas, propuestas y trabajo al comité central en el enorme esfuerzo organizativo que requerirá el gremio en los próximos días y meses.

Los ex líderes –incluidos algunos octogenarios y otros recién jubilados– plasmaron en una minuta las propuestas al secretario general, Martín Esparza, con los puntos que consideran prioritarios en la actual crisis.

“El sistema puede tronar… nos van a echar la culpa”

Entre otras cosas, en su debate interno, al que tuvo acceso La Jornada, expresaron su preocupación por la forma en que los medios de comunicación corporativos han deslizado la falsa alerta sobre un supuesto plan de sabotaje por parte del sindicato con la finalidad de enmascarar las previsibles fallas y "disturbios" que puedan ocurrir en el sistema, que antes de la ocupación policiaca manejaban los trabajadores del SME y que desde la madrugada del domingo están en manos de contratistas sin experiencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En la reunión circularon las novedades más recientes. Noticias de que en el Centro Histórico hubo problemas con la central. Varios ingenieros y sobrestantes del sindicato recibieron llamadas y visitas a sus domicilios, por parte de la administración, ofreciéndoles hasta 25 mil pesos por acudir a las subestaciones a resolver los problemas técnicos que los contratistas de la CFE no logran subsanar.

Se comentó que las hidroeléctricas de Necaxa y Tepuxtepec ya están fuera de servicio porque, como son verdaderas piezas de museo, los nuevos técnicos no las han podido echar a andar. Se mencionaron versiones no confirmadas de que ya hubo accidentes en Necaxa. El dato quedó sujeto a confirmación.

“El riesgo de que el sistema entero truene en manos de la CFE es real –expresó César Torroella, ex prosecretario del servicio médico. Por eso es muy importante denunciar a tiempo a los medios de comunicación que están deslizando la idea de que nosotros vamos a sabotear. No basta con que el compañero Esparza haya dicho una y otra vez que el SME se deslinda de todo acto de sabotaje. La acusación se sigue repitiendo subliminalmente. Nuestra denuncia tiene que ser muy eficaz, muy contundente.”

Por una organización eficiente

Antonio Almaraz, ex secretario de Relaciones Exteriores y ex diputado por el PRD, señaló el gran desafío que enfrenta el SME para canalizar y optimizar la solidaridad que se está despertando en todo el país, desde Baja California hasta Yucatán.

Explicó: "Por parte del movimiento de Andrés Manuel López Obrador ya hay una maquinaria a la espera de visitas de miembros del SME a sus regiones para iniciar las movilizaciones. Pero las expresiones y disposición de apoyo van más allá, son plurales y diversas. Son muchos los que están esperando la visita de nuestros líderes para definir estrategias de acción."

El lunes fue una importante prueba para conocer la mecánica de movilización de los trabajadores. Miles se presentaron desde las primeras horas del día al local de la colonia Tabacalera para recoger los 2 millones de volantes que se imprimieron. Pero éstos se agotaron en una hora y miles de cuadrillas que tenían voluntad de recorrer la ciudad y volantear se quedaron varadas.

Este martes, con o sin volantes, miles de trabajadores se dispersaron por toda la ciudad, desde Ixtapalapa hasta Ciudad Universitaria, para convocar a la marcha del jueves.

En los alrededores de la sede sindical, desde la explanada del Monumento a la Revolución hasta Insurgentes, miles de electricistas se mantuvieron congregados, atentos a las esporádicas asambleas informativas.

Los ex dirigentes plantearon la necesidad de dirigir estratégicamente las labores de propaganda, con grupos que se mantengan localizables en las cercanías de sus centros de trabajo, pero con presencia permanente frente a las oficinas centrales.

“En mi opinión –expresó Torroella–, a partir del lunes el gobierno empezó a perder el control, con los señalamientos de los juristas sobre la ilegalidad del decreto: las marchas y más opiniones en ese sentido pueden terminar de cambiar la correlación de fuerzas a nuestro favor.”

En ese momento del debate llegó la noticia de que el secretario del Trabajo, Javier Lozano, prefirió no enfrentar a las comisiones en la Cámara de Diputados. “¿Ya ven? –exclama Torroella– Vamos bien.”

Gobierno de Calderón busca fabricar acción legal contra Esparza Flores: Hernández Juárez

Notisistema

El gobierno de Felipe Calderón Hinojosa pretende fabricar una acción legal contra el ex dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas Martín Esparza Flores, para obligar a sus agremiados a que todos reciban la indemnización con motivo de la desaparición de Luz y Fuerza del Centro.

El presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores Francisco Hernández Juárez, califica esta acción gubernamental como grave contra dirigentes sindicales que no simpatizan con la administración calderonista.

“Está preparándose una demanda penal contra el compañero Martín Esparza y quieren llevarlo hasta ese terreno, hasta meterlo a la cárcel”.

Hernández Juárez anuncia que este jueves todas las organizaciones integrantes de la UNT marcharán a favor del Sindicato Mexicano de Electricistas. (Por Héctor García)

Abandona la CFE a miles de afectados por apagones

Israel Dávila, Javier Salinas, Silvia Chávez, Mario Antonio Núñez,, Carlos Camacho y Rubicela Morelos, corresponsales, y Javier Puga Martínez / La Jornada de Oriente, De los corresponsales

Más de 400 mil personas de Puebla e Hidalgo se quedaron a oscuras, mientras en el estado de México las lluvias multiplicaron los apagones y fallas del suministro eléctrico, en una crisis que se agravó porque la gente no sabe a quién acudir: el número de emergencia 071 es inútil y en los teléfonos de Luz y Fuerza del Centro (LFC) sólo se explica el proceso de liquidación de los trabajadores.

Desde la toma de subestaciones en los estados de México, Hidalgo, Morelos y Puebla por policías federales, miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) previeron el colapso del suministro, pues la empresa disuelta y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) –que la sustituye– "tienen códigos y equipos distintos" y el personal de relevo "carece de capacitación".

Tras la irrupción policial a las plantas e instalaciones de LFC, la medianoche del sábado, las autoridades federales garantizaron el servicio, pero las lluvias en los valles de México y Toluca han multiplicado los problemas y decenas de miles de personas padecieron interrupciones del suministro, cortes intermitentes y variaciones de voltaje.

En el suroeste de Toluca, las colonias Deportistas, Guadalupe, San Buenaventura, San Antonio Buenavista, Cacalomacán y los fraccionamientos de avenida Alpinismo, entre otros, quedaron sin luz entre la noche del viernes y la mañana de ayer; mientras, en San Bernardino, Vértice y Centro hubo cortes constantes, al igual que en Lerma y Atarasquillo; En San Pedro Totoltepec se reportó bajo voltaje.

En Ecatepec un apagón causado por averías en los equipos de la subestación local afectó medio centenar de colonias de la zona centro, denunciaron trabajadores del SME que desde las 8:30 horas bloquearon parcialmente la vía López Portillo y las avenidas Revolución y Morelos, frente a la planta resguardada.

Además, unos 300 vecinos de Ocoyoacac bloquearon durante una hora la carretera federal México-Toluca, cerca del parque nacional de La Marquesa, por la crisis de suministro que resienten desde el domingo, y toda la cabecera municipal de Metepec tuvo un corte desde las 16 horas, que afectó unas 15 mil viviendas y la alcaldía.

En Huehuetoca, personal suplente de la CFE reparó fallas en la subestación del barrio Puente Grande, luego que vecinos afectados bloquearon los carriles laterales de la autopista México-Querétaro en el kilómetro 56, y personal del ayuntamiento dijo que las anomalías se iniciaron el sábado y afectaron a unos 30 mil habitantes.

En Tlalnepantla, el desperfecto de un transformador en la esquina de Aves y Jinetes provocó un corte momentáneo en el fraccionamiento Valle Dorado, pero personal de la CFE, vigilado por elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), reanudó el servicio, mientras afiliados al SME volanteaban en la zona.

Tecamachalco, Lomas Verdes y Satélite, entre otras colonias de Naucalpan, también quedaron varias horas a oscuras; mientras, habitantes de Tenango, Tenancingo y Santiago Tianguistenco reportaron cortes de nueve de la mañana a dos de la tarde.

Puebla tuvo al menos tres apagones en Huauchinango por la deficiente operación de las plantas. La reducción del suministro llegó hasta Tulancingo, Hidalgo, y dejó en penumbra a unos 400 mil habitantes de la serranía.

Además, todas las comunidades del municipio hidalguense de Acaxochitlán –donde viven al menos 10 mil personas– también se quedaron sin energía luego que las oficinas centrales de LFC en Pachuca fueron ocupadas, junto con los complejos de la capital, Tula, Tulancingo, Apan, Progreso, Tizayuca y Ciudad Sahagún.

En Morelos, trabajadores del SME dijeron que en Tres Marías, Huitzilac y al menos tres colonias de Cuernavaca hubo varias interrupciones, y las fallas podrían extenderse.

El poder del sindicalismo en México

Gustavo López Montiel*

La elección de la dirigencia nacional del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) concluyó el fin de semana del 10 de octubre con el inicio de la extinción legal de Luz y Fuerza del Centro (LyFC). En realidad, uno y otro evento no tendrían relación causal alguna, sin embargo, además de la responsabilidad del Gobierno en el manejo de la empresa y del papel del sindicato en el declive de la capacidad productiva de la misma, hay implícita una condición propia del sistema político mexicano que nos puede ayudar a entender mejor la función del sindicalismo en la actualidad.

El sindicalismo mexicano es una de las herramientas que se desplegaron en el contexto corporativo bajo el que está diseñado el Estado, y que ha sido funcional para todos los actores políticos. Es por ello que, a pesar de los reclamos y críticas sobre la forma en que dicho sindicalismo se ha desarrollado, poco ha cambiado y es probable que no haya transformaciones sustanciales en el futuro inmediato, a pesar de lo ocurrido con LyFC y el SME en los días recientes.

Los sindicatos mexicanos enfrentan un desafío de adaptación importante, en un contexto donde no únicamente cuentan con un fuerte desprestigio ante la opinión pública, sino que la estructura económica global ha generado cambios en la forma en que las personas se emplean y obtienen bienestar por ello. La idea de la estabilidad y el empleo de largo plazo, parecen ser no únicamente aspiraciones de la vieja época, alimentadas por una norma laboral sin actualizarse, sino también irrealizables en el esquema de producción y competencia actual, donde el empleo eventual, por honorarios, o incluso informal, han sobrepasado ampliamente al del trabajo formal.

En términos políticos, los sindicatos tienen un peso relativo mayor con respecto al que tenían en el pasado, fundamentalmente los llamados "oficiales", debido a que con la alternancia política se perdió el centro ordenador de las relaciones de poder que dominó a la época priísta. Al igual que lo que pasa con los gobernadores, el peso de organizaciones como las sindicales se ha incrementado debido a los intereses que representan, pero también por la falta de contrapesos políticos eficaces que permitan a sus agremiados, y a los ciudadanos, controlarlos y someterlos a escrutinio público.

El diseño del Estado mexicano está basado en una lógica corporativa para su funcionamiento, así nació y no es posible que cambie si no se modifican de raíz los cimientos de la política mexicana. Con el objeto de garantizar control y estabilidad, se construyeron relaciones de poder caracterizadas por estructuras clientelares, que sirven de base para proveer de legitimidad a distintos espacios políticos.

Para asegurar viabilidad, el Estado mexicano descansó en la creación de estructuras corporativas que permitían tomar decisiones e instrumentarlas con el menor nivel de conflicto político posible. Para ello, se crearon organizaciones sindicales cuya función era encapsular el conflicto laboral y controlarlo de la mejor manera, para evitar no únicamente costos de legitimidad, sino también dar certeza a otras organizaciones y actores políticos sobre su papel en la lucha por el poder. Esto estaba mediado por el Presidente, quien cosechaba y retribuía las lealtades, pero también castigaba las traiciones.

Otro espacio sindical de lucha se generó con los independientes que, a la larga, desaprovecharon la oportunidad de renovar al sindicalismo mexicano. La característica común de todos los sindicatos es que son partícipes de una red de intercambios y prácticas que han sido piedra angular del sistema político mexicano, aunque sin menoscabo de que muchos sindicatos también cumplan con su función de proteger y promover los derechos de los trabajadores, que no necesariamente de las empresas u organizaciones en las que trabajan.

El Estado mexicano sigue siendo corporativo, a pesar de la alternancia política de los años recientes, y no hay razón para que se modifique esta situación en el futuro inmediato. Independientemente de qué partido gobierne, el neocorporativismo mexicano es un aspecto clave para comprender cómo se toman decisiones y se dan las relaciones de poder. Todos los partidos políticos mexicanos, así como los gobiernos, descansan sus estructuras en relaciones corporativas que son alimentadas por distintos tipos de organizaciones, pero hay un peligro del que los partidos no han sido conscientes: de la misma forma en que las instituciones cayeron en manos de los partidos, los partidos están cayendo en manos de organizaciones o actores políticos como los sindicatos.

* El autor es profesor investigador en la Licenciatura en Ciencia Política en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México y consultor asociado en el Centro de Estudios Políticos Internacionales. Realizó sus estudios de Maestría y Doctorado en Ciencia Política en The New School for Social Research (New York). Ha sido investigador visitante en la Universidad de Harvard y la Universidad de Connecticut.

Palos de ciego

Propone Ebrard mesa de diálogo ante conflicto de LyFC

Ciudad de México, 14 Octubre.- Ante el decreto presidencial con el cual se extingue a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, el jefe de gobierno Marcelo Ebrard propuso al gobierno federal la instalación de una mesa de diálogo para tratar de llegar a acuerdos donde se respeten los derechos de los trabajadores.

Luego de develar una placa conmemorativa al Día Mundial de Rechazo a la Miseria el jefe de gobierno exhortó a que se busque una solución justa para los trabajadores, porque dijo que este conflicto “no es nada mas un tema de números, sino un tema ético que tiene que ver con lo que es justo y no es justo.

Marcelo Ebrard dijo que como autoridades en la ciudad, lo que se debe de exigir es buscar que se escuche la voz de los trabajadores y buscar acuerdos para evitar dividir a la sociedad “y mucho menos usar la fuerza contra el débil.

Ebrard destacó los derechos señalados en el artículo 123 de la Constitución Mexicana, donde dijo “los trabajadores tienen el derecho a ser escuchados y por ello exigimos como ciudad que se instale una mesa de diálogo para llegar a acuerdos, porque la ciudad es la sede donde viven la mayoría de esos trabajadores.

El mandatario local reprobó que en pleno siglo XXI en México se sigan dejando a un lado la dignidad de las personas y sus derechos, tras señalar que no hay manera de pensar en el desarrollo de una sociedad sin poner como prioridad estos aspectos.

Marco Antonio Sánchez, reportero Radio Trece

Desde la UACM Propuesta para apoyar al SME: actuar educada y voluntariamente organizados; no de manera irreflexiva, consignataria y dispersa

Juan Luis Martínez

Saludos,

Me parece que en la UACM estamos obligados a atender los problemas sociales tanto académica como políticamente, a pesar de los obstáculos que desde la Rectoría, intencionalmente o no, se han propiciado para que nuestra Universidad no cumpla con los fines que justificaron su creación.

Me parece conveniente que en este INTENTO DE CONTROL DE MÁS RECURSOS SOCIALMENTE VITALES que significa el lance contra el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) es académicamente oportuno darle un seguimiento a los actores sociales más visibles, pero también a las opiniones políticas, las expectativas y los comportamientos de la mayor parte de nuestros conciudadanos.

Me parece que podemos hacer un servicio social muy valioso si regresamos a la ciudadanía informaciones y análisis enriquecidos por los conocimientos que cultivamos en nuestra Universidad.

Me parece, por mi experiencia, que los jóvenes están más dispuestos a
valoraciones menos egoístas y a tomar en cuenta información práctica y
útil en situaciones como la actual. Además considero indispensable evitar
que seamos arrastrados por lo que yo considero "paradigmas revolucionarios
históricamente inservibles". Con estos ánimos pongo a su consideración
las siguientes preguntas:

¿Por qué es posible imponer y mantener un orden sobre muchas personas?
¿Cómo influyen las limitaciones alimentarias, de vivienda, de
comunicación y educativas en esos procesos de imposición y mantenimiento
del control? ¿Acaso no es necesario mantener un estado de guerra entre las
personas sobre las que se impone un orden para que no sean capaces de
cambiarlo? ¿Acaso un lenguaje bélico como el "control estratégico de los
recursos que requieren los ciudadanos para vivir" no sugiere que se ha
impuesto un estado de guerra en una comunidad? ¿Hasta qué punto la falta
de información y las incapacidades de comunicación son propiciadas para
mantener un estado de guerra en una comunidad? ¿Si hay comunicación
cuáles son los mejores diseños de las redes sociales para organizarse y
para que todos puedan acceder a la información requerida, sea difícil
destruirlas por no centralizar ni especializar actividades orientadas a
eliminar el estado de guerra? ¿Comunicarse equivale a hablarse o a
reunirse? ¿Las personas estamos más dispuestas a participar cuando
estamos sujetas a procesos disciplinarios-coercitivos o cuando podemos
compartir beneficios? ¿Por cuánto tiempo es posible mantener una acción
orientada a eliminar el estado de guerra sin afectar las organizaciones de
las redes sociales? ¿De qué recursos, de qué medios, de qué espacios,
de qué tiempos, cuáles tamaños, qué relaciones requiere una
organización social para sostenerse y mantenerse como una comunidad libre
de guerras? ¿Cuál es el valor social de la educación y de las ciencias
en procesos sociales como el que actualmente ha generado el Gobierno
Federal Mexicano? ¿Acaso no es socialmente más adecuado que los medios de
comunicación sean controlados por entidades públicas? ¿Acaso no es una
falta social la ausencia de posibilidades continuas, confiables y
suficientes de transferencia de información por audio, video y texto en la
UACM y hacia la sociedad a través de su sistema de telecomunicaciones?
¿Acaso esta falta, como tantas otras, no es evidencia de una regularidad
histórica: las "izquierdas institucionales" (las que parasitan del erario
público, se entenderá por qué) son incapaces de administrar
constructivamente los espacios que les pueden beneficiar (recordemos que no
han sido los integrantes de las izquierdas institucionales los que han
argumentado con apoyo de análisis numéricos, estadísticos y
computacionales, la existencia de un fraude electoral en el año 2006
porque su mediocridad e ignorancia técnica y científica no alcanzó para
preveer la elaboración de argumentos de respuesta soportados por
evidencias sólidamente constituidas)? ¿Nos dispersaremos en los
sectarismos de los "ismos" o de los "ultras"? ¿Qué son las izquierdas
sociales?

En fin, habrá más marchas, gritos, mantas y pancartas, espero que podamos
actuar educada y voluntariamente organizados; no de manera irreflexiva,
consignataria y dispersa. En tanto, invito a la lectura de las opiniones
que muchas personas han expresado en:

Link de la nota

Transcribo dos que me han parecido de interés:

<
He leido algunos comentarios y creo que debemos apoyarnos los ciudadanos en
problemas como estos y no estar jodiendonos unos a otros. Es lo que le
conviene al gobierno. Ellos diran "que se agarren como perros, desde aqui
solo los vemos morderse" no creen? Estrategia que les ha funcionado.
Apoyemos a los compas de LyFC.>>

<
...Felicitaciones a todos los que estan en contra de luz y fuerza del
centro, por que han adoptado la posición que el gobierno quería, divide y
venceras, no estamos ante un ente que haga las cosas por que si, todo esta
planeado y pensado, con detalle, lo que se me hace importante es que hace
ya varios años no hay verdaderos sindicatos, este con todo y que tiene sus
defectos, es uno de los más fuertes y sobre todo esta en contra del
neoliberalismo, piensalo, que desaparezca, hoy por hoy, no hay un apoyo
verdadero para los trabajadores, en general, llegas a cualquier trabajo y
lo primero que firmas es una hoja en blanco(tu renuncia) antes que tu
contrato, si es que te lo dan, ahora las empresas trabajan con
otrasempresas de Outsorcing y payrolling, donde no te dejan hacer
antiguedad y no puedes demandar por que no trabajabas ahí, hay todo un
trasfondo, otra parte es la privatización, pero todo pueblo tiene el
sindicato y el gobierno que se merece, por dejados y por no unir fuerzas.>>


Juan Luis Martínez Ledesma
Profesor-Investigador de la UACM
Plantel de la Colonia Del Valle

Privatización de facto

Francisco Rodríguez

La privatización de los comunes equivale a enredar y complicar aún más la tragedia de los comunes

Mario Buenfil

CADA VEZ MÁS
la producción de energía eléctrica en nuestro país está en manos privadas, en su mayoría extranjeras. Ello, no obstante que el Artículo 27 constitucional reclama como actividad exclusiva del Estado esta tarea. Subterfugios legales son los que permiten que, como en otros casos, la Carta Magna sea saltada “a la torera”.

Este principio que, pese a todo, aún prevalece en el texto político fundamental, responde a realidades históricas que el país ha tenido que enfrentar y cuyo aprendizaje radica en que existen áreas que deben ser consideradas como estratégicas, y cuya explotación económica debe estar en manos del Estado.

Hasta 1937, los objetivos de desarrollo tanto en áreas rurales como urbanas, no eran correspondidos por las empresas privadas que tenían menos del 38% de la cobertura de energía eléctrica. Por tal, en agosto de ese año, se creó la Comisión Federal de Electricidad cuyo objetivo primordial fue construir la infraestructura necesaria para dotar de energía eléctrica a toda la población. La capacidad de generación que alcanzó la CFE, no pudo ser equiparada por las empresas privadas. Hacia 1960 había una capacidad instalada de 2 mil 308 Megawatts, de los cuales la CFE generaba el 54%. El resto se encontraba en manos de empresas como la Mexican Light que producía el 25% y la American and Foreign que aportaba el 12%, y el 9% restantes compañías de menor tamaño.

Hoy, la capacidad instalada que reporta la CFE es de 49 mil 861 Megawatts, dividiéndose ésta en diferentes fuentes, las termoeléctricas producen el 44.82%, las hidroeléctricas contribuyen con el 22.15%, las carboeléctricas producen el 5.21%, y en menor grado las geotérmicas con 2.74% de la producción nacional, y 0.17% las eoeléctricas. Dato importante: El 22.98% de la energía eléctrica corresponde hoy a los Productores Independientes de Energía, esto es, iniciativa privada, que reitero, es fundamentalmente extranjera.

Son empresas privadas que ya forman parte del paisaje cotidiano del mundillo empresarial.
Ayer mismo, por ejemplo, una sola columna “empresarial” daba cuenta de las actividades de dos de estas productoras independientes de energía.

1) La española Iberdrola en pleito con Pemex por el precio al que la paraestatal le vende el gas. La firma española compra gas al Estado para producir electricidad, la que vende nuevamente al Estado, representado por CFE. El gas lo cobra Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB con tarifas fijadas en "acuerdos base" firmados por la petrolera y las empresas. Pero Iberdrola afirma que Pemex violó acuerdos y cobró en exceso, por lo que exige devolución de lo pagado adicionalmente, más intereses, claro está.

2) Dragados Offshore, ganó un contratote con Pemex Exploración y Producción. Armará y pondrá en marcha una plataforma de generación eléctrica que lleva el singular nombre PG-Zaap-C. La productora de electricidad estará ubicada en la Sonda de Campeche y servirá para dar energía a las bombas que extraen crudo y gas del campo Ku-Maloob-Zaap, que a estas alturas ya produce más que Cantarell. El cheque para la empresa privada será de 2 mil 629 millones de pesos, sin contar IVA. Le ganó a General Electric, Siemens, Dresser Rand y ABB, otras productoras independientes de energía.

A este paso, la proporción de la producción eléctrica a cargo de la CFE regresará a los niveles históricos de 1937.
Cada vez más, son las empresas privadas, fundamentalmente extranjeras, las que generan la energía eléctrica, mientras que la inversión en la CFE decae.

Así, el decreto que liquidó a la Compañía de Luz y Fuerza, en los hechos, significó la privatización de la prestación del servicio, ¿no cree usted?

Índice Flamígero: En su acostumbrada colaboración, el psicoanalista José Antonio Lara Peinado lamenta haber tenido razón en su diagnóstico sobre el trastorno de personalidad del señor Calderón: “Clínicamente, observamos una fase perversa de justificación en torno al porqué se quiere acabar con Luz y Fuerza. No sólo eso. Estamos también observando como alrededor de una decisión perversa (en tanto no tiene límites) hay una buena cantidad de sujetos que, lejos de cuestionar, comparten la decisión. No en aras de una preocupación por el país, más bien en aras de disfrutar y de gozar con el dolor del que menos tiene. Todo mundo, de manera perversa, le entra al goce que provoca la decisión del gobierno. La televisión ha comenzado a disfrutar, a burlarse, a gozar, a ofender. Los poderosos han empezado a frotarse las manos ante el negocio que se avecina. Las fuerzas del Estado y su comandante en jefe, ya comienzan a limpiar sus escudos y pistolas por si la situación amerita mancharlas de sangre. Y desde que limpian, gozan. Estamos en la antesala de que el quiebre de personalidad del señor Calderón se combine con el quiebre de personalidad de militares, empresarios y políticos que en su patología no pueden aceptar que este país se está cayendo a pedazos, y se provoque un derramamiento de sangre. Para el perverso no hay límites, ni vergüenza ni asco.”

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!