martes, enero 08, 2008

EL INCREMENTO EN EL PRECIO DE LAS GASOLINAS Y DIESEL SERÀ MAYOR AL 5.5% ANUNCIADO POR HACIENDA;

EL IMPUESTO TIENE VICIOS DE INCONSTITUCIONALIDAD Y DEBE SER DEROGADO

Mario Di Costanzo

El absurdo impuesto a las gasolinas y al diesel, propuesto por Calderón y aprobado por los diputados del PRI y del PAN, así como los ajustes inflacionarios que son aplicados mensualmente a los precios de estos energéticos provocarán que tan sólo durante el 2008, su costo se incremente muy por encima del 5.5% dentro de 18 meses anunciado por la Secretaria de Hacienda.

De manera adicional, el impuesto tiene vicios de inconstitucionalidad al aplicarse permanentemente por un periodo de 18 meses a partir de este mes de enero de 2008 y hasta junio del 2009, debido a que parte del impuesto se irá aplicando de manera continua; es decir en “cascada” a lo largo de los próximos 18 meses.

Más aún, si consideramos que la “inflación” es el impuesto más in equitativo que existe entonces al aplicar el impuesto de 2 centavos mensuales a las gasolinas y al diesel y de manera adicional incrementar su costo mensual por el llamado “ajuste inflacionario” que desde hace mucho tiempo se viene aplicando al costo de estos energéticos, entonces tendríamos que en el precio final, se está aplicando “un impuesto sobre otro impuesto” lo que definitivamente contraviene la Constitución Política de nuestro país.

Para corroborar lo anterior, debemos recordar que hasta el 31 de diciembre del año pasado, el precio de las gasolinas y del diesel, se venía ajustando mensualmente de acuerdo a la inflación observada durante el mes, es decir las gasolinas incrementaban su precio mensualmente.

De esta manera y en virtud de que para 2008 este incremento mensual no fue eliminado, a este hay que añadirle el nuevo impuesto de 2 centavos mensuales, esto quiere decir, que en la medida en que transcurran el año, al precio con el impuesto de dos centavos, se le va a tener que aplicar el llamado “ajuste inflacionario” y en el mes siguiente se le aplicara nuevamente el impuesto y el ajuste inflacionario, actuando entonces como una especie de “anatocismo fiscal” u “anatocismo energético” es decir, un impuesto sobre otro impuesto, que provocará que el precio de las gasolinas se incremente tan sólo en 2008, y --suponiendo que realmente se cumple la meta inflacionaria de 4%--- en 6.8% para la gasolina magna, en 6.2% para la gasolina Premium y en 7.46% para el Diesel.

Así la gasolina Magna que con el nuevo impuesto para el mes de enero tiene un precio de 7.03 pesos por litro, en diciembre del 2008 costará 7.51 pesos por litro, que significa un incremento de 48 centavos y no de 24 centavos como lo han señalado los funcionarios de la SHCP, lo que en términos porcentuales equivale a 6.8%, cifra superior al incremento en el salario mínimo e inclusive mayor que la inflación esperada por el Banco de México para 2008 de 4%.



Para entender mejor, de cuadro se observa que por ejemplo, para el mes de febrero al precio actual de la gasolina magna que es de 7.03 pesos, habrá que sumarle 2 centavos por el impuesto, mas otros 0.023 centavos por el ajuste inflacionario, lo cual hará que el precio de la gasolina magna para febrero sea de 7.073 pesos, cifra que resulta 43 centavos mayor a la del mes de enero, y no 2 centavos como lo ha dicho la SHCP.

Este mismo razonamiento se puede aplicar para la Gasolina Premium que pasará de 8.78 en enero a 9.32 para diciembre de 2008, cifra que representa un crecimiento de 6.2%



Cabe destacar que el mayor incremento lo tendrá el diesel que pasará de 5.95 pesos por litro en enero de este año, a 6.394 pesos por litro en diciembre de 2008, cifra que representa un crecimiento de 7.4%

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!