GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

jueves, septiembre 27, 2007

No hay ninguna reducción en el Gasto Corriente del Sector Público en el Presupuesto para 2008


Mario Di Costanzo
Secretario de la Hacienda Pública
Gobierno Legítimo
Septiembre, 2007

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2008, el sector público gastará 9 mil millones de pesos, por concepto de Productos Alimenticios, Servicios de Asesoria y Consultoría, así como en Servicios Oficiales.

De este total 671 millones de pesos corresponden a productos alimenticios que excluyen por obvias razones los correspondientes a la alimentación de los miembros del Ejército Mexicano y Marina y la alimentación para enfermos en los hospitales del país.

Del Presupuesto de Egresos, se observa que en el caso de la SHCP se destinaran 29 millones 700 mil pesos únicamente para alimentos, de estos corresponden a la oficina del Secretario poco más de 1 millón 26 mil pesos, esta cifra equivale a casi a 810 salarios mínimos y que podrían servir para alimentar en un año, cuando menos a un número equivalente de familias en el mismo período, el resto será asignado al resto de las oficinas de los subsecretarios, Direcciones Generales y titulares del SAT, SAE, CONDUSEF y otros organismos

No obstante lo anterior, es el Poder Legislativo el que encabeza la lista en lo que se refiere a esta partida de gasto (2200) quien erogará 89.4 millones de pesos, seguido por Sagarpa, SCT, Hacienda y el Poder Judicial.

Cabe destacar que el gasto en Productos Alimenticios de estas dependencias no se refiere al gasto por ejemplo que se destina a la alimentación de pacientes en los hospitales que tiene a su cargo la Secretaría de Salud, o a los Programas Alimentarios que tiene a su cargo la SEDESOL, ya que del mismo Presupuesto se observa que las áreas que tienen presupuestos para productos alimenticios son las oficinas de los subsecretaríos, Directores Generales y desde luego las oficinas de los Secretarios de cada dependencia.

Estas facilidades son totalmente independientes de lo que reciben por los diferentes conceptos que integran los sueldos que perciben mensualmente donde ya se les otorgan “algunos vales para despensa”.

Por lo que se refiere al gasto en “ servicios de asesoria” partida (partida 3300) se observa que ascenderá a mas de 3 mil 61 millones de pesos, de los cuales no se precisa que tipo de asesorias son; ya que por ejemplo en el poder legislativo se cuenta con varios centros de investigación que están creados para dar apoyo y soporte técnico a los legisladores y en el caso del Ejecutivo Federal cada secretaria y subsecretaria cuenta con una coordinación de asesores y un área de cómputo y sistemas (tecnologías), al igual que el resto de las entidades, por lo que definitivamente estos gastos no se encuentran claramente justificados.

Las erogaciones en esta partida de gasto, las encabeza la SAGARPA con 588.8 millones de pesos, seguida por el Poder Judicial y la Secretaria de Gobernación.

Otra partida de gasto importante es la denominada “servicios oficiales (3800)” que incluye entre otras cosas, viáticos y pasajes de los funcionarios públicos, así como otros gastos de representación y que para el presupuesto de 2008, se proyecta en 5, mil 271 millones de pesos, en las dependencias analizadas, así por ejemplo en la Secretaria de Relaciones Exteriores, este gasto se proyecta en poco más de 1 mil 809 millones de pesos, y en la SHCP será de 691 millones de pesos.



De esta manera, es importante señalar que si a los gastos que realiza el gobierno por concepto de seguro de separación individualizado, por concepto de seguro de gastos médicos mayores, por concepto de bonos de gratificación anual extraordinarios, se les añade la reducción en las partidas de productos alimenticios, asesoráis y servicios oficiales, combinada con una política de redacción salarial al 50%, desde director de área, hasta Presidente de la República, se podría alcanzar un ahorro de poco más de 30 mil millones de pesos tan sólo en estos conceptos y partidas de gasto.

Esta cifra resulta mayor en casi 8 mil millones de pesos lo que se pretende recaudar con el impuesto a la gasolina que entrará en vigor el próximo primero de enero.

Cabe destacar que de contar con una verdadera política de austeridad presupuestaria el Sector Público podría obtener ahorros en el gasto corriente por aproximadamente 100 mil millones de pesos.