viernes, febrero 04, 2011

Egipto: Vence el ultimátum a Mubarak y una multitud espera su salida

Cortesía de Aeronoticias

Centenares de miles de egipcios participan en la Plaza de la Liberación del “Día de la Despedida”, una manifestación que creen que será el golpe final para el régimen de Hosni Mubarak, quien está en el poder desde hace 30 años y se resiste a irse pese a las violentas revueltas desencadenadas desde hace diez días.

El clima en la plaza y en los alrededores era cada vez más tenso. Los periodistas tienen el acceso complicado por las fuerzas de seguridad, reticentes a que se ingrese al lugar para registrar lo que ocurre. El miércoles y el jueves hubo en la plaza verdaderas batallas campales entre seguidores y opositores de Mubarak, que dejaron varios muertos.

La de hoy, como la del viernes pasado, es una manifestación considerada crucial. Los viernes son los días de oración para los musulmanes. Decenas de miles de personas participaron de los rezos en la plaza, con oraciones que fueron compartidas por musulmanes y cristianos, en un momento de gran emoción que no se recuerda en la historia reciente del país.

En tanto, el ministro de Defensa, Mohamed Husein Tantaui, acudió personalmente a la plaza para examinar la situación y el operativo de seguridad montado en el lugar, anunció la televisión pública. Pidió a los manifestantes que se encuentran allí que insistan a sus líderes para que dialoguen con las autoridades.

Mubarak, de 82 años, en el poder desde 1981, se halla bajo fuerte presión tanto interna como externa, ya que sus aliados occidentales le exigen acelerar la transición que prometió el martes, al asegurar que se abstendría de buscar un nuevo mandato en la elección presidencial de septiembre próximo. No obstante, el mandatario no da el brazo a torcer, y el jueves advirtió que su salida dejaría paso al "caos".

La corrupción de Padrés en Sonora (como la de Bours)

Álvaro Cepeda Neri

En Sonora (donde dos o tres desaladoras, o al menos una en Bahía de Kino, resolverían el desabasto de agua), todo está conforme a la divisa de Guiseppe Tomasi de Lampedusa, autor de El Gatopardo: “cambiarlo todo, de tal manera que todo siga igual”. Lo nuevo es que no permanece igual, sino peor. Padrés ya canceló sus lunes informativos… ¡porque no tenía nada que informar, dada la flojera para gobernar! El resto del equipo de Padrés, está en las mismas de su jefe: inactivos. Ni cachan ni pichan ni dejan batear, pero la corrupción ha ido más allá de la que hubo con el priista Bours, pues al parecer los panistas tienen las uñas más largas y rápidas con eso de que el “hueso” les puede durar poco si es que Padrés tiene que renunciar por sus males físicos que le impiden, además de la “hueva”, siquiera medio administrar.

Eso sí, cobran comisiones hasta por las comisiones. Los empresarios que apoyaron a Padrés están que echan pestes contra él, ya que no pueden actuar si no dan el “diezmo” a los gestores. Y su hermano y cuñado deciden a quién, de a cómo y por adela se le entregan los contratos cuando alguien quiere intervenir en obras, servicios y bienes gubernamentales. Es queja generalizada que todo es un botín. Nada se arregla si no hay el “¡ábrete sésamo!”, como prueba de que la corrupción panista está a toda marcha. Y es que se sabe que Padrés (sabrá Dios si las colectas son para eso) tiene fuertes deudas de cuando su campaña.

Ese gobierno panista (al que apoyan los municipales de Cajeme, pero no los agricultores y sonorenses que luchan para que Padrés y compañía no les roben el preciado bien del agua de la presa El Novillo), no ha emprendido alguna obra de beneficio colectivo. Y el presupuesto de construcción del Acueducto Independencia (que no servirá cuando escasee el vital líquido) ha sido inflado para beneficio de la empresa fantasma. Funcionarios de Padrés intentaron sobornar a los Jefes de las Tribus Yaquis para que aceptaran que les quitaran lo que les corresponde para sus siembras, a lo cual se negaron y tienen mantas en sus comunidades oponiéndose a la arbitrariedad y la corrupción.

Se fue un mal gobernador, como fue el multimillonario de pollos y huevos, José Eduardo Robinson-Bours, pero ascendió Guillermo Padrés Elías, quien sólo cobra su millonario sueldo, prestaciones (paga con dinero público sus medicinas, médicos, diálisis) y lo miran entretenido jugando con su teléfono móvil. Dicen que lo ven “ido”, mientras los subalternos, como un tal Morales, el “gordo y calvo” jefe o director de comunicación paga supuestamente “publicidad” a los medios de comunicación para que pasen de largo ante la indolencia de su jefe (quien siguen enviando sus ataques en la “columna” que le publica El Expreso del multimillonario naviero guaymense y quien ya piensa cerrar su miniperiódico). Mientras tanto impera la corrupción, nula administración y mal gobierno de Padrés, quien es un cero a la izquierda. Y se rumora que se irá muy pronto, por sus fracasos y enfermedades.

“…de pobres resultados”

Francisco Rodríguez / Índice Político

Apenas este primer día de febrero, Carlos Fernández-Vega trajo a cuento las enormes cantidades de numerario que los mexicanos hemos dilapidado los últimos cuatro años en el pago de nóminas a la burocracia federal. En su columna “México SA” del diario La Jornada, el periodista da a conocer las cifras:

“En los hechos, cobran sueldos y prestaciones como si los desquitaran y lo hicieran de maravilla. Cada año la nación gasta una verdadera fortuna para mantenerlos como monarcas (rey el de Los Pinos, príncipes los del gabinetazo y corte el resto de la burocracia). ¿Algún país, con el desastroso resultado que reporta el calderonato, pagaría casi 3 billones de pesos para mantener a esa suerte de monarquía? Lo dudo, pero en México, muy a pesar de sus habitantes, sí.

“Esa es la cantidad mágica: casi 3 billones de pesos de diciembre de 2006 a igual mes de 2010 (información de la Secretaría de Hacienda, sin contar otro tipo de estímulos, prestaciones, ajuares y aceites), es lo que le ha costado oficialmente a quienes pagan impuestos en este país, y sólo en términos monetarios, el mantenimiento del aparato burocrático federal, con el señor de Los Pinos y su círculo de leales amistades a la cabeza, no obstante el desastroso resultado del calderonato…

“Desde luego que esos logros no son presumidos en público, ni forman parte del discurso oficial y mucho menos de la machacona propaganda, pero de que la gozan, sin duda alguna la gozan. Entre otras tantas gracias han procurado, por llamarle así, un crecimiento promedio anual de apenas 0.8 por ciento y la generación de empleo formal en proporciones incluso menores a las del foxiato, lo que ya es decir, pero a la hora de autorizarse y cobrar sueldos, más todo tipo de conexos, parece que esos resultados corresponderían a países verdaderamente miserables y no al México exitoso, con su navío de gran calado que tanto pregonan.

“Casi 3 billones de pesos, y contando, para ofrecer ese tipo de resultados es un verdadero atraco a la nación. Cuando se instaló en Los Pinos, la nómina de la burocracia federal (comenzando por la de la residencia oficial) sumaba poco más de 609 mil millones de pesos (5.5 por ciento mayor en términos reales a la de 2005); para diciembre de 2010 las erogaciones se aproximaron a 800 mil millones. Para dar una idea de qué se trata, en el último año referido por cada peso que se destinó a inversión física directa (generadora de riqueza y empleo, entre otras bondades), se canalizó otro peso más 91 centavos al pago de dicha nómina.”

Estamos, así, no sólo frente a una fallida Administración rica, sino ante dizque funcionarios públicos que se enriquecen vertiginosamente a costa de las contribuciones, impuestos y pago de tarifas y servicios que, “a güevo”, hacemos cotidianamente los mexicanos.

Estamos, así también, ante un verdadero atraco del calderonato a todos los mexicanos. Mantenemos cual si fueran una corte real a los panistas que se apropiaron –“haiga sido como haiga sido”– del aparato burocrático en 2006, y que aún desde antes ya lo habían carcachizado, vuelto prácticamente inservible.

Y los operadores de la carcahizada y fallida Administración se reparten con la cuchara grande. La información de Fernández-Vega es verdaderamente alarmante. Por cada peso invertido, hemos gastado los mexicanos $1.91 para pagarles a los administradores. Por eso el pobre “crecimiento” económico del país en los últimos años. Ni siquiera al uno por ciento. Apenas al 0.8.

¿Podrían Felipe Calderón y sus más cercanos colaboradores trabajar en una empresa privada, devengar esos salarios, cobrar cuanto tipo de bono se les antoje y presentar tan pobres resultados? Definitivamente no. Los hubieron echado a la calle, en la primera junta del Consejo de Administración. Los habrían hasta “boletinado”, para que nadie osara contratarlos, además.

Con esta información puesta a disposición por Fernández-Vega se entiende bien el porqué, la mañana de ayer, el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo a Carmen Aristégui que, en México, hoy, tenemos “un gobierno rico, de pobres resultados”.

No sólo eso, senador, padecemos lo que prácticamente todos dicen por ahí. El médico que me atiende. La vendedora de corbatas. El joven que me asea el calzado.

“Es el peor presidente que ha tenido México”. “El actual, es el más malo de todos los sexenios”. “¿Cuánto dice que le falta para terminar?”

Índice Flamígero: Los candidatos al sitial vacante de la Suprema Corte de Justicia provienen de la Universidad LaSalle, la Escuela Libre de Derecho y la UNAM. ¿Adivine usted cuál es el favorito de quien los propuso, también egresado de la segunda institución?

Two and a Half Men


Tomado de la Red / Autor desconocido

De humores e injurias

Martha Anaya / Crónica de Política

Durante muchos años vimos al Presidente de la República como un tlatoani; como un ser “especial”, dotado de gran poder y sabedor de todo cuanto ocurría en el país, y cuya imagen se respetaba como si tratara no sólo de un símbolo nacional, sino algo todavía más sagrado.

Pero también, por otras venas, corría aparejado el humor popular en calles, carpas, teatros; a través de chistes que corrían de boca en boca y hasta en caricaturas o frases que aparecían pintadas en bardas o publicadas en distintos diarios y revistas.

El mismísimo Hernán Cortés, recién finalizada la conquista, vio aparecer pintas de carbón en las blancas paredes de los palacios de Coyoacán, en las que le manifestaban –unas veces en prosa, otras en verso– descontento y burlas con motes “algo maliciosos”.

Pero un día Cortés se enojó y, según cuenta Bernal Díaz del Castillo, “dijo públicamente que no pusiesen malicias, que castigaría a los ruines desvergonzados”.

Evidentemente las pintas siguieron y para el inicio del siglo XIX –dadas las fuertes diferencias entre españoles y criollos– los anónimos y pasquines iban y venían con un sinfín de injurias.

La situación llegó a tal grado que el virrey José de Iturrigaray expidió un bando en 1808 prohibiendo la fijación de anónimos en las calles.

Pero tampoco funcionó.

Entonces, el mariscal de campo don Pedro de Garibay expidió un decreto advirtiendo ¡pena de muerte! a cualquiera que se atreviese “a producir anónimos, pasquines, memoriales o libelos sin su firma, ni a propalarlos.”

Llegó la independencia, pasó ésta, pero ni Antonio López de Santa Anna se salvó de las pullas de sus congéneres, como en ocasión del entierro de su pierna en septiembre de 1842.

Podríamos seguir largamente con el recuento, pero sólo quería dar cuenta de lo antigua que esta costumbre popular de burlarse y provocar a los poderosos. Y ello, en razón de lo ocurrido ayer en la Cámara de Diputados.

Apenas iniciaba la sesión y un grupo de diputados del Partido del Trabajo –entre los que se contaban Gerardo Fernández Noroña, Mario Di Constanzo y Jaime Cárdenas—enfilaron a la tribuna con una larga manta roja en la que aparecía el rostro de Felipe Calderón y aparecía esta leyenda: “¿Tú permitirías a un borracho manejar tu auto? ¿No, verdad? ¿Y por qué lo dejas manejar el país?”.

Obviamente los panistas se alzaron, protestaron; demandaron al Presidente de la Mesa Directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), que retirara la manta –y a los legisladores de paso–, que era una falta de respeto a la institución presidencial y a la propia Cámara de Diputados.

El priista alegó que la manifestación en sí misma no transgredía la norma porque se ubicaba en el contexto de la libertad de expresión, pero llamó a los petistas y a todos los agraviados al orden. Nadie acató y la sesión se suspendió.

Lo ocurrido ayer en San Lázaro tiene ciertamente sus toques diferentes al estilo de las pullas de nuestros ancestros: ni era un anónimo, ni apareció misteriosamente en alguna calle de la ciudad.

Al contrario, dieron la cara quienes avalaban los dichos que aparecen en la manta, y lo hicieron en plena Cámara de Diputados.

Es el cambio de los tiempos.

En lo personal, nada de eso me preocupa. Lo que me intriga es por qué a lo largo del sexenio de Calderón se ha rumorado y mencionado de distintas maneras que bebe mucho (alcohol). ¿Es cierto?

Que un Jefe de Estado se tome una copa no es de espantar, pero que se le pase la mano y sea algo constante, sí es de preocupar.

Ya es muy insistente la versión como para dejarla pasar. ¿No sería hora de que se aclarara que pasa con el habitante de Los Pinos al respecto?

Salvárcar

José Gil Olmos

Felipe Calderón dijo hace un año que los 15 jóvenes ejecutados en la colonia Villas de Salvárcar, en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde celebraban el cumpleaños de uno de sus amigos, eran pandilleros, con lo que dio a entender que por eso habían sido asesinados. Luego de una insulsa disculpa, lanzó su propuesta de recuperar esa ciudad fronteriza, emulando el plan con el que se recuperó Medellín (Colombia) del crimen organizado.

Fiel al fracaso, en ambas cosas erró el panista, dado que la disculpa no bastó. A un año del asesinato de los 15 jóvenes, el caso no ha sido resuelto, y el plan Todos somos Juárez se convirtió en un negocio para los empresarios de la construcción.

En el mencionado programa, que según su área de política pública contiene 160 compromisos, el gobierno federal invirtió más de 3 mil 300 millones de pesos, pero no logró activar la economía de la ciudad, tampoco restaurar el tejido social y mucho menos detuvo la ola de violencia, como se observó poco después de la matanza en Salvárcar.

El 12 de marzo de 2010, un grupo armado llegó al velorio de un joven, en la colonia Parajes del Sur, y disparó contra los asistentes. En el ataque murieron ocho personas de entre 16 y 28 años de edad.

El 3 de junio, cuatro jóvenes fueron asesinados y dos resultaron heridos en unas canchas de básquetbol, en el área deportiva de la Unidad Habitacional Emiliano Zapata.

El 22 de octubre, un comando irrumpió en una fiesta en la colonia Horizontes del Sur, en Ciudad Juárez, y disparó. Ahí Murieron 14 personas, cuatro de ellas menores de edad; además, dos niños (de siete y 11 años de edad) fueron lesionados en el ataque.

El 23 de enero de este año, a escasos días de la visita de Margarita Zavala de Calderón, otros siete jóvenes fueron asesinados por un grupo armado mientras jugaban futbol en una cancha construida con fondos del programa de rescate a Ciudad Juárez.

Según el secretario de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, las ejecuciones cometidas en Ciudad Juárez a partir del último bimestre de 2010 han disminuido 46%, ya qye de noviembre a diciembre, dijo, se registraron 333 en total, mientras que de septiembre a octubre del año pasado se contabilizaron 552 homicidios, de acuerdo con la base de datos de Consejo de Seguridad Nacional.

Sin embargo, habría que recordar que sólo en Ciudad Juárez, el año anterior hubo 2 mil 738 ejecuciones, de las 15 mil que se registraron en todo el país.

Todavía el pasado 20 de enero, justo cuando se cumplía un año de la muerte de los 15 jóvenes de Salvárcar, fue asesinada de seis balazos Karina Ivette Ibarra Soria. De los seis impactos que recibió la joven de 16 años por parte de policías federales, uno de ellos perforó su cuello. Otra jovencita que la acompañaba, cuyo nombre se reservó por razones de seguridad, resultó herida.

Si la violencia no ha parado en Juárez, el plan de Calderón para rehacer esta ciudad tampoco ha logrado sus objetivos mínimos. Por ejemplo, el primer compromiso de los 160 que integran el plan Todos Somos Juárez, proponía que para diciembre del año pasado se ajustarían los sistemas de emergencia para reducir el tiempo de respuesta a menos de siete minutos. No obstante, la organización Ciudadanos por una Mejor Administración Pública confirmó que el tiempo de respuesta de los cuerpos de seguridad es de 25 minutos y en un buen número de llamadas el auxilio nunca llega.

En cuanto al combate al lavado de dinero para desarticular redes de financiamiento del crimen organizado, las autoridades federales ofrecieron una recompensa a quien denuncie a delincuentes involucrados, con la idea de incautar 25% de los recursos ilícitos. Sin embargo, a la fecha no se ha dado a conocer una sola detención o la entrega de tales recompensas.

De los vehículos robados, ni se diga. De acuerdo con la Asociación de Agentes Aduanales de Juárez, apenas se logró la legalización de aproximadamente 15 mil automóviles, de un total de 80 mil que sin placas circulan de manera ilegal en la ciudad.

En cuanto al programa Escuelas Seguras, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia corroboró que en muchos de los planteles con letreros que tienen esa certificación, el personal docente no tenía el conocimiento ni la logística requerida para su aplicación, y algunos ni siquiera sabían que eran parte del proyecto.

En el tema de desarrollo económico, el compromiso era generar empleo, principalmente para los jóvenes, mediante programas de capacitación, y dar apoyo para que crearan sus propios negocios. De los mil jóvenes que se planeaba ayudar, en octubre apenas iban 400. Y más: no se tomó en cuenta que 64% de los jóvenes juarenses no trabaja ni estudia

Así podríamos seguir enumerando los compromisos hechos por Calderón para restituir el tejido social de Ciudad Juárez, con canchas deportivas que no han servido para nada; servicios médicos insuficientes, porque el personal ha huido frente a la inseguridad; huérfanos abandonados, o viudas en la total indefensión.

Nuevamente los cálculos de presidente panista vuelven a ser erróneos, porque se la ha olvidado un aspecto fundamental: tomar en cuenta a la sociedad.

Reducir el IVA para reactivar la economía

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

No entiendo cómo pudo confiar Carlos Salinas de Gortari en Francisco Rojas. Sólo hay que ver las fotografías recientes: con la figura adquirida por la edad y la bonanza, al fin consiguió la imagen de lo que realmente es y no lo que en un momento representó. ¡Vaya con la tontería de argumentar que los estatutos del PRI le prohíben, en consciencia y praxis política, dar tasa impositiva a medicinas y canasta básica!

Se han cansado de pasarse los estatutos por salva sea la parte, por temas más graves y con consecuencias que los mexicanos todavía tardaremos años en pagar. Por actitudes similares a la del pastor de la bancada priista en la Cámara de Diputados, es que los echaron de Los Pinos. No es capaz de entender que se trata de reactivar la economía a través del consumo.

La propuesta del Senado de la República de disminuir el IVA en cuatro puntos, pero hacerlo general e incluir en esa tasa impositiva los productos exentos debido a la demagogia o en respuesta a las exigencias de la clientela política, precisamente atiende al sentido común y a la razón, pues las naciones cuya economía se reactiva son las que reducen impuestos y están atentos a que todos los causantes, entiéndase, todos, cumplan con sus obligaciones fiscales. En este país uno de los deportes nacionales es la evasión fiscal, y otro la obtención de exenciones. Eso debe terminarse.

No hay especialista que no haya recomendado la reactivación del mercado como instrumento de fortaleza económica. Parece una contradicción, pero reducir el IVA en cuatro puntos y cancelar las exenciones permitirá a la gente, incluso a la de muy bajos recursos, adquirir más productos. En el caso de los medicamentos, un buen porcentaje de la población los adquiere a través del sistema de salud, por quebrado que esté; en el de los alimentos, muchos reciben vales de despensa como prestación adicional a su salario. El caso es que lo gasten en alimentos, y no en bebidas alcohólicas.

Es urgente tomar una decisión al respecto, porque en materia de empleo y de reactivación económica saltó la liebre por donde menos se esperaba, y la sociedad se entera de que en ese ámbito el gobierno federal no ha dicho la verdad, o al menos no toda la que debiera saberse para conocer del auténtico estado de la nación.

En su nota principal de ayer, El Universal da a conocer que “la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) reveló que de los 41 millones de cuentas con registro en las Afores, cerca de 50% están inactivas, lo que significa que no hay aportación patronal en los últimos 36 meses. Al cierre del tercer bimestre de 2010, las cuentas activas sumaron 21 millones 703 mil, mientras que el resto, 20 millones, son inactivas.

“Ciro Murayama, investigador de la UNAM, aseguró que el modelo de pensiones que adoptó México, hace 14 años, partió del supuesto errado de la estabilidad en el trabajo formal. Como ello no es así, millones de trabajadores hoy pagan su ahorro forzoso a las Afores, sin que vayan a estar en condiciones de cumplir el tiempo de cotización que marca la ley y, por lo tanto, de disfrutar de la pensión mínima para la que contribuyen. Mencionó que cuatro de cada cinco trabajadores en el país se encuentran en esa circunstancia”.

Sería prudente que el pulcro Javier Lozano Alarcón informara de las causas de este desastre, o ¿será que la Consar está mal?

También sería interesante que el Senado de la República informara si ya tienen el cálculo del porcentaje real en que se incrementará la liquidez de los consumidores y su poder adquisitivo al reducirse la tasa del IVA.

No se trata, como declaró el senador Manlio Fabio Beltrones, de que hagan otra propuesta si no les gusta la formulada por el Senado, que hasta el momento es la sensata, sino de no perder la perspectiva ni el buen humor y ver de frente la oportunidad de revertir el daño que actitudes como la de Francisco Rojas hacen al país. No se puede tirar la toalla y asumir una actitud derrotista. La historia colocará a cada cual en su lugar.

Aunque Beltrones parece rectificar su actitud y regresar a la entereza que requiere todo político, pues antier dijo a Ricardo Rocha en entrevista: “creo que en nuestro querido país todo ha subido menos los salarios, y sobre todo el poder adquisitivo de los salarios de los mexicanos, esto es un grave problema, hay que ir al fondo, hay que recuperarle poder adquisitivo a sus salarios, cuando yo planteo junto con un grupo muy distinguido de senadores priistas que es posible bajar impuestos y lograr recaudar más, resolver este dilema es porque lo estoy diciendo, porque lo he hecho y lo he platicado con muchos que saben y que me han ayudado a construir una fórmula, bajar el IVA del 16 al 12 y recaudar más se puede hacer. Hay que evitar privilegios.

“Hay que borrar los privilegios, hay que hacer que todos paguemos y que todos lo hagamos también en equidad y proporcionalidad, esto es muy importante, si logramos que así suceda como lo señala la Constitución, podríamos llegar a una nueva fórmula que haga que se paguen menos impuestos y se recauden más, y con esa medida obtener ingresos adicionales para hacer crecer este país, por ello también hay que vigilar la dirección que lleva el caso, este gobierno es un gobierno rico con resultados pobres, tiene el presupuesto más alto que ha conocido gobierno alguno, y el impacto en la economía es un crecimiento económico mediocre”.

También el miércoles apareció el tercero en discordia, otro que parece no comprender es Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados, quien desmarcó a su fracción legislativa de la propuesta de reforma hacendaria del senador Manlio Fabio Beltrones, quien confirmó a su vez la intención de presentar la iniciativa durante el actual periodo de sesiones. El presidente de los diputados subrayó que el proyecto para reducir el IVA de 16 a 12 por ciento y generalizar su aplicación “no es una propuesta del PRI en la Cámara de Diputados”.

Aseguró compartir el entusiasmo del senador Francisco Labastida, en cuanto a que urgen cambios importantes en el país, pero hay un acuerdo que hicimos público diputados y senadores de formar un grupo de trabajo para estudiar las propuestas.

¡Claro! Por algo los echaron de Los Pinos. No son capaces de ver una propuesta inteligente, apoyarla y mostrar unidad. Con esa actitud es muy posible que Acción Nacional permanezca en el poder, a pesar de los negros resultados de algunas de sus políticas públicas, precisamente porque el PRI hoy, tiene miedo de apoyarse en la sociedad y buscar su bienestar. Reducir el IVA y hacerlo general beneficia a todos. Sólo observen cómo crece la economía de las naciones que lo han hecho.

El rescate de Diego (II y último)

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Tras ser secuestrado en su rancho “La Cañada” en el municipio Pedro Escobedo en Querétaro, Diego Fernández de Cevallos tardó alrededor de media hora en llegar a la casa de seguridad donde estaría siete meses, sin poder moverse y con una alimentación regular tres veces por día. Pero si esto fue desesperante para un hombre arrebatado como el abogado, el viaje de su liberación fue un martirio.

La madrugada del 21 de diciembre lo metieron en el asiento de atrás de un vehículo que no reconoció, amarrado casi como una bola, totalmente inmovilizado. El recorrido fue de aproximadamente dos horas y media, lo que se explica en este tipo de situaciones porque nunca se va directamente al destino, por las medidas de seguridad para evitar ser detectados. Cuando lo dejaron libre con dinero para un taxi, Fernández de Cevallos no podía caminar por lo entumido.

Traía el pelo muy largo, cubierto por una especie de sudadera con gorra, y llegó a asustar a las personas a las que en su camino se detuvo a preguntarles dónde estaba. Una semana antes se pagó su rescate, 30 millones de dólares en billetes de baja denominación dejados en una carretera. Los secuestradores, según los antecedentes, debieron haber cambiado una pequeña parte para saber si estaban marcados, y cuando vieron que no había peligro, lo soltaron.

El secuestro tuvo una motivación económica y hay indicios públicos de componentes políticos e ideológicos, como fue el juicio al que lo sometieron y condenaron a muerte. Ese tipo de juicios suelen hacerse con sus enemigos. La sentencia del jurado le fue resumida a Fernández de Cevallos con una frase: “Por todo lo que ha hecho y el dinero que ha robado, merece morir”.

Sin embargo, le abrieron una puerta. “Apele”, le dijeron, “usted es abogado y sabe que puede apelar”. El Jefe Diego, según la reconstrucción de esos momentos, se enfureció y se negó. “Apele o lo matamos”, amenazaron. Lo que intriga a expertos no es que le hayan hecho pasar por ese momento –propio de organizaciones revolucionarias-, sino porqué lo hicieron público, que rompe con el patrón de secuestros guerrilleros de quienes lo retuvieron, como el de un empresario secuestrado dos años antes en similares condiciones.

Las fotografías del empresario y de Fernández de Cevallos en cautiverio enviadas a sus familias son idénticas en el escenario (paredes cubiertas con plástico gris), y en la presentación de la víctima (descubiertos del torso con un lienzo sobre los ojos para no lastimarlos). El método de negociación fue replicado, aunque con El Jefe Diego utilizaron mensajes mediáticos para presionar a la familia, como se hace con secuestros de alto impacto, como sucedió con Alfredo Harp y Jorge Sekiguchi.

No se sabe si el empresario fue mantenido en el mismo lugar de Fernández de Cevallos, que por el tiempo que tardaron en llevarlo y el tiempo tomado durante su liberación, se estima que pudo haber estado en los límites de Querétaro y Guanajuato, donde sus captores, el Ejército de Liberación Nacional han actuado en el pasado. Sin embargo, aquí también hay una diferencia importante.

En anteriores secuestros en esa región, el ELN no jugueteó intelectualmente en sus comunicados. En esta ocasión hubo menos retórica militarista, más prosa y mejor lenguaje, utilizando algunas palabras que son usadas en Sudamérica, no en México, como “hablillas”.

Fernández de Cevallos no pudo reconocer ningún acento, pues siempre distorsionaron su voz al hablar los secuestradores, que se identificaron originalmente como “Misteriosos desaparecedores”, y evolucionaron hacia “Red de Transformación Global”, con connotación más anarquista que guerrillera. Vanidoso, la madrugada de su liberación se cortó el pelo, se bañó, se hizo manicure y llegó, en forma escenográfica, a su casa en medio de los reflectores de la prensa.

Manta que alude a presunto alcoholismo de Calderón genera caos en San Lázaro

Jesusa Cervantes

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, suspendió la sesión de este día, debido a que legisladores del PT colocaron en el recinto una manta en la que acusaban de borracho al presidente Felipe Calderón.

Iniciada la sesión de este jueves, el Partido del Trabajo (PT), a través del diputado Gerardo Fernández Noroña, pidió la palabra para reclamar la aplicación del nuevo reglamento de la Cámara de Diputados, en el que, dijo, se coarta la expresión de las fracciones minoritarias.

Enseguida, Fernández Noroña intentó presentar como punto de acuerdo la aplicación “correcta” del presupuesto aprobado en octubre pasado, mediante el cual debían entregarse ciertos recursos a los trabajadores de San Lázaro.

El presidente de la Mesa Directiva le aclaró al diputado petista que, de acuerdo con el nuevo reglamento, cuando se trata de “gestiones” no se acepta su presentación como punto de acuerdo en la sesión que se esté llevando a cabo, sino que únicamente se les da trámite para que éstas se realicen en el área correspondiente.

Los petistas, en voz de Fernández Noroña, reclamaron que el propio reglamento, aprobado en el pasado periodo ordinario de sesiones, es impreciso, pues en una parte, agregaron, establece que entrará en vigor a partir del 1 de enero, y en otra, hasta que se hayan subsanado las observaciones que se le hicieron, entre ellas la negativa a rechazar puntos de acuerdo y cortar la libertad de expresión de los grupos minoritarios.

La discusión entre los petistas y el presidente de la Mesa Directiva se tensó cuando la diputada del PT, Laura Itzel Castillo, detectó que en el orden del día para la sesión de hoy había varios puntos de acuerdo que presentaría el PAN, pero que en realidad eran gestiones, por lo que reclamó que Acción Nacional se le permitan esos puntos de acuerdo y al PT se le nieguen.

Ramírez Marín respondió que sería “flexible”, dado que el mismo reglamento establece que el presidente pueda interpretarlo, sin embargo los petistas manifestaron su desacuerdo, en virtud de que la aplicación del reglamento era discrecional.

En ese momento, Gerardo Fernández y Jaime Cárdenas desdoblaron una manta y la colocaron justo enfrente de la Mesa Directiva. La manta rezaba: “¿Tu dejarías que un borracho manejara tu auto? ¿Verdad que no? ¿Por qué dejas que maneje tu país”. A un lado de la frase estaba una fotografía de Felipe Calderón, supuestamente en estado de ebriedad.

La acción generó malestar entre los panistas, quienes a través de su vicecoordinador, Alberto Pérez Cuevas, exigieron el retiro de la manta “por falta de respeto a las instituciones”. El panista inclusive demandó la aplicación del nuevo reglamento, al señalar que prohíbe este tipo de manifestaciones.

Mientras los panistas hacían patente su malestar, en el lado oeste del salón de plenos inició una acalorada discusión entre el michoacano Julio Castellanos y el sinaloense Jesús Cloutier, ambos del PAN, por problemas internos.

El segundo reclamaba que durante la sesión plenaria de los panistas, que se realizó antes de que iniciara el periodo de sesiones, no se le hubiera permitido expresarse, lo cual fue negado por Castellanos, diputado cercano a Calderón.

De los reclamos, ambos panistas pasaron a los empujones, y en un momento dado el michoacano fue a dar al piso. Mientras eso sucedía, el vicecoordinador del PAN, Pérez Cuevas, adelantó que si la manta en contra de Calderón no era retirada, toda la fracción saldría del salón de plenos, posición a la que se sumó el PVEM.

Derivado del pleito interno de los panistas y el reclamo de los petistas, que se manifestó a través de la manta contra Calderón, el presidente de la Mesa Directiva suspendió la sesión por no haber condiciones para continuarla. Para ese momento, el salón de plenos ya se había convertido en un griterío.

BBC se disculpa por comentarios xenófobos contra mexicanos

El cadena de televisión BBC de Londres se disculpó hoy por los comentarios vertidos el domingo pasado contra los mexicanos en el programa “Top Gear”, aunque señaló que las “bromas centradas en estereotipos” son parte del “humor” que se maneja en la emisión.

En una carta enviada al embajador de México en Reino Unido, Eduardo Medina-Mora, quien exigió una disculpa pública por los comentarios, que calificó de xenófobos, la televisora consideró que “nunca hubo malicia” al hacer los señalamientos.

“Queremos ofrecer una disculpa a todas las personas que pudiéramos haber ofendido”, señaló la BBC en un comunicado, en el cual detalló que la producción del programa “Top Gear” envió una disculpa al embajador Medina-Mora en torno a los comentarios sobre su persona.

En relación con los comentarios sobre los mexicanos, la televisora precisó que los conductores sólo estaban usando comedia en torno a un estereotipo.

Recordó que la audiencia que acostumbra ver el programa se encuentra bien familiarizada con esta práctica.

“Las bromas centradas en los estereotipos nacionales constituyen una parte importante del sentido del humor que caracteriza a nuestro país… Cuando lo hacemos, efectivamente solemos ser groseros y pesados, pero nunca ha existido malicia en nuestros comentarios”, comentó la BBC.

“Las políticas de programación de la BBC permiten la comedia basada en estereotipos en casos en que la audiencia tiene claras expectativas sobre este tipo de contenidos, como de hecho pasa en Top Gear. El programa nunca tuvo la intención de ofender, según aclaró la producción del programa al embajador mexicano en Londres.”



Exige GDF denuncia contra la BBC

Por la mañana, el Gobierno del Distrito Federal, a través de su secretario de Turismo, Alejandro Rojas Díaz Durán, exigió a las autoridades federales que interpongan sendas denuncias --penal y civil--, contra la cadena BBC de Londres por los comentarios discriminatorios y xenófobos vertidos en el programa de televisión “Top Gear”.

“Al gobierno federal no debe de temblarle la mano” y demandar a la televisora, dijo Rojas, quien advirtió que si en una semana la Secretaría de Relaciones Exteriores no presenta la demanda penal, lo hará el Gobierno del Distrito Federal.

En entrevista, el funcionario capitalino destacó que las leyes británicas sancionan los actos de discriminación y xenofobia (Ley de Igualdad), por lo cual el gobierno de Felipe Calderón no debe limitarse a solicitar una disculpa pública.

Hacer caso omiso de este tipo conductas pone en indefensión de los mexicanos, “más allá del humor inglés”, afirmó Rojas.

Insistió que si el gobierno de México no actúa penalmente, en cualquier parte del mundo insultarán a los mexicanos por ellos “aguantan”.

“El gobierno federal tiene que reaccionar en una semana, si no, estaremos haciéndolo nosotros contra la BBC de Londres, ante los tribunales ingleses. En vez de salir a decir que trabajamos más que los ingleses, que lo dudo mucho, no debería (el gobierno federal) contestarle de la misma manera, lo que debe hacer es demandarlos, que no le tiemble la mano", agregó el secretario de Turismo.

Aclaró que la molestia no es contra el pueblo inglés, sino contra la cadena televisiva. “Nosotros seguiremos recibiendo a los ingleses con los brazos abiertos ellos no tienen la culpa, hay que presentar una demanda multimillonaria contra esos conductores y exigirles que hagan un programa especial sobre México, su gastronomía y su riqueza patrimonial”.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!