GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

lunes, noviembre 10, 2008

GÓMEZ MONT ES DEL PAN, PIENSA Y ACTÚA COMO ÉL, ES MÁS DE LO MISMO

Pedro Echeverría V.

1. Mientras se discute si el desplome del avión fue accidental o fue derribado, Calderón nombró a su nuevo secretario de Gobernación. Es necesario, para el nuevo funcionario, pero también para todos los miembros del gabinete, saber si deben cuidarse de los accidentes de aviación o de las personas que se dedican a tirar aviones con bombas o balas. Al gobierno de Calderón no le interesa reconocer que le desplomaron la aeronave porque entonces se declararía que en México hay inseguridad total y desgobierno; por el contrario si se reconoce que fue un accidente entonces no hay problema. Pero lo importante es que la gente no cree ya en nada que venga del poder: sabe que gobierno, empresarios y medios de información siempre han buscado engañarla. Aunque quieran esconder lo que realmente sucedió, muy pronto lo sabremos porque las cosas pueden repetirse.

2. El presidente ilegítimo Felipe Calderón acaba de designar a Fernando Gómez Mont como secretario de Gobernación para sustituir al recién fallecido Camilo Mouriño. Gómez Mont, como debe esperarse de todos los hábiles abogados panistas, ha pertenecido a poderosos despachos de abogados; en este caso al círculo de Fernández de Cevallos, Lozano Gracia y otros viejos defensores de traficantes urbanos, desfalcadores públicos como los hermanos Salinas y especuladores como Carlos Ahumada. Es un personaje de derecha, amigo de grandes empresarios y enemigo de las luchas de los trabajadores. Pero en las ideología (sean de derecha, centro o izquierda) todos parecen estar cortados con la misma tijera porque de manera general piensan y actúan con objetivos bien limitados, es el caso del PAN.

3. No importa si quien dirige gobernación es un tonto como Ramírez Acuña, un petrolero extranjero como Mouriño, un guapo político como Creel, un empresario como Abascal o un abogado defensor de empresarios como Gómez Mont. Cualquiera tendrá que actuar de acuerdo a su ideología derechista, panista y neoliberal. Una cosa es que sonría, que sea de fácil palabra y use a los medios de información para caerle bien a todo el mundo y otra cosa son los intereses que defiende y sirve. Si Gómez Mont fuera de centro estaría desde hace años en el PRI y si fuera de izquierda o centro izquierda estaría en el PRD. Pero no, él está en el PAN, piensa y actúa con los panistas y no podrá hacerlo de otra manera. Toda su vida ha defendido a los empresarios contra los trabajadores, a los empresarios frente al gobierno del PRI o el PRD.

4. Al parecer las masas, carentes de oficio político, tienden a ver personas y no ideologías en las actuaciones políticas. Se esperanzan o se hacen ilusiones con las personas sin ver que todos (desde niños) van conformando una ideología, es decir, una forma de ver o pensar las cosas. Quienes nunca se hacen ilusiones son los empresarios, los dueños de los medios de información y los jerarcas de la iglesia. Aunque López Obrador y los izquierdistas digan a veces que respetan a los empresarios, a los medios y a los sacerdotes, la realidad es que éstos no les creen, nunca podrán engañar los izquierdistas a esos magnates de la empresa y del capital. Ellos saben que los Fox, los Calderón, los panistas, sí son sus confiables porque crecieron en la iglesia, entre los empresarios y se educaron en colegios privados como la “Escuela Libre de Derecho)

5. También los que escribimos, pera ser leídos con interés, tendemos a hablar de personas, de funcionarios, de altos dirigentes, como ellos fueran los que decidieran los rumbos por los que camina un país. No se si eso suceda porque las religiones enseñan que sólo hay un dios o porque la gente crea, con los ojos cerrados, en un santo milagroso. Sin embargo habría qué pensar en la idea de que las personas en lo individual sólo son producto de su tiempo, quizá los más adecuados o notables para cada momento. Ni son los más buenos, ni los más honestos, ni los más inteligentes; son simplemente los que mejor se han adaptan a las circunstancias cuando se requiere de alguien o se busca al más útil, aunque sea en apariencia. Son como loterías políticas en que juegan las presiones, las amistades, las sumisiones, las suertes, las casualidades.

6. El nuevo secretario de Gobernación no es un simple amigo de Calderón, es también representante de una corriente político/ empresarial dentro del PAN. Mientras en el PRD las expresiones son abiertas y causan divisiones, en el PAN (como en la política de los EEUU) es un duelo de intereses económicos que se desenvuelven tras bambalinas. Ninguna corriente dentro del PAN (sea la de Calderón, Creel, Fdez. de Cevallos, Fox y Corral) puede estar cerca de los trabajadores porque el objetivo esencial histórico del PAN ha sido la lucha contra el Estado, contra lo publico, para beneficio de lo privado. Basta con revisar lo que pasaba en política en 1938/39, cuando fue fundado el PAN, para entender las causas y los objetivos esenciales de ese partido que estuvo contra la expropiación petrolera, la reforma agraria y la educación “socialista” cardenista.

7. El nuevo secretario de Gobernación, según se ha publicado, perteneció a los despachos jurídicos Zínser Esponda y Gómez Mont. En 1995 renunció a su puesto en el Comité Ejecutivo del Partido Acción Nacional, para abrir una firma consultora. Fue asesor en la administración del presidente Zedillo, trabajando con Luis Téllez, jefe de asesores del Presidente, en materia de reformas al Poder Judicial; con el procurador general de la República, Antonio Lozano Gracia, en diversos asuntos legales, incluidos los crímenes de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu. Entre otros casos se encuentra la defensa de Carlos y Raúl Salinas, y el del presunto defraudador del IMSS, Tomás Peñaloza. Gómez Mont representó a Rogelio Montemayor, ex director de Pemex, en una investigación que a éste se le realizó en 2006 por el fraude Pemexgate.

8. Desde el lado ideológico Gómez Mont es un abogado proempresarial, de derecha que posee militancia panista por herencia de su padre. Tiene una gran experiencia jurídica, pero no parece tener una visión política porque nunca ha trabajado en ese campo. Sin embargo, como siempre sucede, no faltarán quienes lo asesoren políticamente para poderse desempeñar en el cargo. Los panistas, empresarios y medios de información (quizá por unos días con excepción de TV Azteca) no han dejado de aplaudir la designación que, sin duda, los beneficiará. Pero la población mayoritaria no tiene nada que ver con ella y menos puede mantener esperanza alguna. Esta experiencia demuestra que los asuntos políticos de gobierno no es un problema de personas. Muerto el tan odiado por la izquierda sube otro que es más de lo mismo. Para que haya cambios verdaderos se requieren cambios estructurales.

pedroe@cableret.net.mx

Felipe y la oportunidad perdida

Marcela Gómez Zalce

• Discursos y destinatarios
• Medio tiempo y marcador


Cordura, mi estimado, es temer al enemigo por más que se esté descorazonado. Comienza la agitada semana con el nombre de quien ocupará el despacho en Bucareli, después del muy delicado acontecimiento de la semana pasada donde perdieran la vida al desplomarse el Learjet en que viajaban el ex titular de Gobernación, el ex director de la SIEDO y algunos funcionarios más, así como varios civiles anónimos en tierra, cuyas muertes y memoria no alcanzaron el inédito nivel de importancia en el funeral de ¿Estado? que se llevó a cabo en el Campo Marte, y donde Felipe dejó pasar una oportunidad histórica para reescribir las páginas políticas de su (des)gobierno.

Sobre todo, my friend, porque tirios y troyanos estuvieron presentes, sin escatimarle apoyo alguno ante la gravedad de la crisis que atraviesa no sólo el sexenio sino el país, abriendo la oportunidad dorada de una rendija para un discurso de reconciliación, de reencuentros, de unidad nacional.

Pero no.

Ahí Felipe halagó de manera inusual y excesiva la memoria de su amigo íntimo, cuyo féretro sobresalió de entre los demás, aderezado con la presencia de dos personajes que hicieron junto a él la guardia —Máx y Jordi— dejando de lado el más básico protocolo político y mostrando que… of course, hubo niveles…

Felipe le hizo un funeral a su amigo y en su discurso, bastante impetuoso, señaló con rencor a aquellos que calumniaron y mintieron alrededor de la controvertida figura de Juan Camilo Mouriño, quien arrastraba el desprestigio público (y privado) ante una ola de divertidos señalamientos sobre sus excesos y tráfico de influencias. Calderón y sus cuates tienen todo el derecho a honrar la memoria del amigo, aliado, cómplice y confidente, pero olvidar que, haiga sido como haiga sido, se porta la banda presidencial y se ¿gobierna? para millones de mexicanos, el mensaje del Campo Marte fue recibido con molestia y desagrado por los líderes de los partidos políticos y muchos sectores más.

Ayer, en la sede del PAN, una vez más mostrando irritación y una peculiar dosis de rencor, Felipe fustigó a quienes con sus mezquindades nos impiden servir, hacer el bien y que nos atrapan en pleitos, en ruindades sin fin que paralizan la acción del partido, que nos alejan de los ciudadanos y además nos hacen perder elecciones.

Destinatarios, mi estimado, hay varios, pero sobresale Germán Martínez, quien de no ser por el fatal acontecimiento aéreo, ya tenía preparado un sutil discurso para la reunión del Comité Nacional, cuyo epicentro giraría alrededor del ex titular de Bucareli, quien, con la pena, fue uno de los protagonistas para la división interna blanquiazul y a quien ahora se pretende enaltecer como un dechado de virtudes y ejemplo a seguir.

Sumado a las (hipócritas) palabras del desdibujado líder panista prometiendo que en honor del difunto de Bucareli combatirán sin tregua a la organizada delincuencia, el cuadro, my friend, es digno de risa loca.

La compleja situación política, económica y de seguridad amerita mucho más seriedad, más neurona y menos hormona. La teoría del accidente no ha permeado en el ánimo de la ciudadanía que atestigua, pasmada, la infiltración del narcotráfico en las más altas esferas del poder (del no poder). Y que a medida que se conocen los interesantes detalles no se descarta el posible sabotaje en los controles del avión por su extraña y súbdita caída. La atractiva cuestión, amable lector, es que la verdad tarde o temprano, va a salir.

Aplazarla, o peor aún, simularla con verdades a medias, será un muy peligroso boomerang para este (des)gobierno, que debe tomar en cuenta el posible escenario donde los traviesos autores intelectuales salgan con su linda cascada de… información.

Porque en esta mal llamada guerra contra el narcotráfico que costará muchas vidas y donde los marcadores de la organizada delincuencia parecen estar por el momento parejos ante los, digamos, últimos y muy recientes acontecimientos, pasando por detenciones de hermanos, maravillosos decomisos y fallecidos protagonistas fundamentales, el peligroso partido no llega aún a su medio tiempo.

Y la información que ya fluye de ambos lados relacionada con el suceso, el futuro del control de territorios, la exquisita red de vínculos… y que hace escala en varios frentes de inteligencia del (des)gobierno, my friend, no tarda en detonar más delicadas derivaciones.

So they better get ASAP their shit together…

¡Sabotaje!

Por Enrique Cisneros Luján

Todavía no se ha hecho la investigación sobre el avionazo en el que murió el Secretario de Gobernación y el gobierno de Calderón, para no mostrar que está débil ante los narcotraficantes, ya declaró que la caída del avión fue un accidente, que no hubo sabotaje.

Nuestra versión es otra y se sustenta en el sentido común basado en las informaciones que se han generado.

Nuestra hipótesis es que la fuerza del narcotráfico es tal que tuvo la posibilidad de poner una bomba en el avión donde viajaba el que se puede considerar vicepresidente de México y hacerla estallar a unos metros de la Casa Presidencial de los Pinos, inclusive con la posibilidad de que se impactara en ese lugar……. uuuufff.

Desde luego que esto no lo va a aceptar Felipe Calderón y su equipo, pero deberán preguntarse, si fue así ¿qué tan cerca están de poder eliminar al Presidente espurio que les declaró la guerra?

Respecto a las causas de la caída del avión las autoridades se debaten en clarificar la versión de que si hubo o no llamado de emergencia del piloto, afirmando que no la hubo. El sentido común indica que si hubiera habido falla mecánica hubo la posibilidad de pedir auxilio, sin embargo todo fue repentino, en cuestión de segundos, por lo que es más lógico el hecho de que hubo un fuerte estallido en el avión lo que impidió cualquier maniobra.

Eso lo confirman versiones de testigos que fueron publicadas en varios medios en las que afirman que vieron fuego en el avión antes de caer. Una de ellas declaró: "el avión llevaba una colita de luz, luego se fue como en picada, como si hiciera un medio círculo y en dos segundos, explotó", describió Adriana Romandía, quien iba circulando en su auto sobre el Periférico a la altura del Paseo de la Reforma cuando ocurrió el accidente (El Universal).

Por otra parte, las mismas autoridades declararon que no era un avión viejo, que por el contrario estaba en muy buenas condiciones mecánicas. También han declarado que no hay probabilidades de que la caída de avión se haya dado por turbulencias generadas en el aire por otra nave.

El hecho de que en el avión viajaran funcionarios que estaban amenazados por el narco, e inclusive el responsable de la supuesta guerra contra los narcotraficantes, lo hace un objetivo militar de absurda guerra que declaró Calderón.

Las primeras declaraciones que hizo Calderón fueron en el sentido de que no los iban a amedrentar y que no bajarían la guardia en la lucha que se plantearon. Hasta 12 horas después hablaron de que fue un accidente.

El gobernador de San Luis Potosí declaró que previamente al vuelo la nave estuvo vigilada por el Estado Mayor Presidencial ¿Acaso el narco no tiene infiltradas las altas esferas militares?

Todo indica que ese avión fue derribado en vuelo con un artefacto que previamente fue colocado en la nave y activado en el momento en que consideraron conveniente. Si las autoridades se obstinan en negarlo ellas son las que se están condenando a que les vuelva a suceder y el principal blanco para los narcotraficantes será, muy pronto, Felipe Calderón.

Ojalá nos equivoquemos pues de lo contrario significaría que México ya es un narco-estado.