miércoles, diciembre 01, 2010

¿Es Calderón un presidente fuerte? II y última

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

¿Cuál es el pasado a que se refiere el presidente de México, considerándolo una tragedia si regresásemos a él? El PRI pifió, pero ese partido, entre otros logros, legó a este país el sistema de seguridad social que Acción Nacional no puede mantener vivo; legó un modelo educativo gratuito y obligatorio que asciende desde preescolar hasta posgrados, incluido un régimen de becas para estudios en el extranjero, que facilita una mejor preparación; mantuvo viva la doctrina Estrada hasta 1994, defendió los intereses de la patria y de América Latina y el Caribe hasta que la globalización barrió con todo y entronizó el outsourcing y los poderes fácticos en sustitución de los sindicatos y de un empresariado nacional que dejó de existir con el TLC.

¿A qué pasado se refiere el presidente de esta aterida y sangrada nación? Por lo pronto, el futuro es más aterrador que cualquier pasado, y quiere engañar a la sociedad asegurándole que está México a mitad del camino, de la transición. No es cierto. La verdad indica, según el envío de la agencia EFE, que a diferencia de Alejo Garza, asesinado al defender su rancho del crimen organizado en Tamaulipas, miles de hectáreas han sido abandonadas por el miedo de sus propietarios.

Un funcionario de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas declaró a esa agencia española de noticias, que los cárteles de las drogas desde principios de año se apoderan de las propiedades para instalar sus centros de operación. Puso como ejemplo el caso de un rancho ubicado en el municipio fronterizo de Mier, donde recientemente murieron abatidos por las fuerzas federales una veintena de sicarios, y recordó la muerte de los 72 inmigrantes centroamericanos que fueron asesinados en una bodega ubicada en una finca cercana al municipio de San Fernando.

Un integrante de la unión de ganaderos de esa entidad, sostiene que “los ganaderos han dejado de ir a los ranchos y se dedican a otra cosa y por tanto la actividad ha venido para abajo. Están abandonando sus propiedades”, dijo a EFE Alejandro Gil, quien cree que las propiedades abandonadas podrían ser unas cinco mil.

Si es verídica la información, bien podemos asegurar que eso no ocurrió durante los 70 años del priato, cuyos defectos fueron otros, pero nunca desproteger a la población a esos niveles, mucho menos abdicar del mandato constitucional. Sus debilidades fueron otras.

Felipe Calderón Hinojosa olvidó que la aplicación de las políticas públicas está hecha por seres humanos, más débiles que fuertes, más proclives a engañar y a abusar en época de crisis que durante las vacas gordas, por lo que, como lo reconocen sus correligionarios, han sido incapaces de erradicar la corrupción y la impunidad, porque los panistas son tan corruptos como cualquier humano.

Leonardo Sciascia apunta: “El poder es violencia, bajo cualquier forma es violencia. Es necesario que sea ejercido, como también son necesarios los sepultureros, pero es preciso alejarse… Es difícil comprender por nosotros mismos que hay cosas que no van 'nunca' bien”. Es cierto, porque en gran medida el futuro de Felipe Calderón Hinojosa como presidente de México, así como el de su 'proyecto' para este país, si es que éste existe, depende en gran medida del Poder Judicial de la Federación, concretamente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, muy particularmente y a partir de enero, de Juan Silva Meza, pues en la consciencia de esos once ministros también está el futuro de la patria, en las controversias constitucionales que definirán las elecciones presidenciales de 2012, lo que de ninguna manera lo hace un presidente fuerte.

No creo que en los próximos 15 días la SCJN dé una resolución sobre la licitación 21, sobre El Encino, ni tampoco creo que complete el número de sus integrantes, pues en el nombre del mismo es que gravita la presión que se empeña en ejercer la institución presidencial sobre un poder autónomo, o ¿será que la incipiente democracia mexicana fue borrada por el PAN?

La realidad de la crisis mexicana pueden leerse a través de las cifras obsequiadas por el Infonavit, que da a conocer que en seis meses el número de casas financiadas con crédito de ese Instituto y que posteriormente fueron abandonadas, creció 16 por ciento. De acuerdo con especialistas, la inseguridad provocada por el crimen organizado es la causante de este fenómeno. Mientras que en marzo de este año se reportaron 41 mil 843 viviendas vacías, en septiembre la cifra subió a 48 mil 617, según datos del propio Instituto.

De allí que me asombre que el presidente Calderón haya dicho el domingo que México no merece quedar parado a mitad del cambio y mucho menos reencontrarse con el pasado y lo antiguo, que representa lo autoritario, irresponsable y que va aparejado a la pobreza y la corrupción.

Luego, pensando en que Acción Nacional tiene todavía 40 años de gobierno por delante, sostuvo: “Sí es posible erradicar la pobreza extrema y lograr la cobertura universal en salud. Estamos a punto de lograr que la economía se coloque a mitad del siglo entre las mayores del mundo, porque México no se merece quedar varado a la mitad del camino del cambio democrático que hemos emprendido y mucho menos la tragedia de regresar a lo antiguo, lo autoritario y lo irresponsable”; es decir, todavía va pa’largo, pero olvidan que el hambre es mala consejera.

En cuanto empezó la danza de las cifras con las muertes causadas por la violencia, la lucha contra el narcotráfico y los daños colaterales, regresé a una seria relectura de Sándor Márai, donde encontré lo siguiente: “Para nosotros, matar es una cuestión jurídica y moral, o una cuestión médica, o un acto permitido o prohibido, un fenómeno limitado dentro de un sistema definido tanto desde un punto de vista jurídico como moral. Nosotros también matamos, pero lo hacemos de una forma más complicada: matamos según prescribe y permite la ley. Matamos en nombre de elevados ideales y en defensa de preciados bienes, matamos para salvaguardar el orden de la convivencia humana. No se puede matar de otra manera”.

No me lo creo, porque como sostiene Philip Keer, morir no es una experiencia de vida; asesinar, matar, sí lo es.

Esta es la diferencia entre el viejo y el nuevo orden, entre el viejo y el nuevo régimen. Entre la dictadura perfecta del PRI y el autoritarismo sin adjetivos del PAN.

Otra ley fallida

Francisco Rodríguez / Índice Político

DENTRO DE 90 días, los criminales que se dedican al condenable delito del secuestro se la pensarán dos veces antes de retener a un individuo para chantajear a sus familiares. Dentro de 90 días, en efecto, entrará en vigor la nueva Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro que eleva sustancialmente las penas físicas para aquellos que se dejen atrapar.

Deben estar temblando de miedo los secuestradores, ¿no cree usted?

Porque, mire usted, la novedosa legislación publicada ayer en elDiario Oficial de la Federación establece penas de prisión que van de los 20 a los 70 años de cárcel, dependiendo del tipo de secuestro que se cometa, la edad de la víctima y el daño que se le haya ocasionado a ésta.

Implanta de 20 a 40 años de prisión para un secuestro sin agravantes; de 25 a 45 para secuestro exprés; de 25 a 55 años cuando intervengan familiares, se allane el domicilio, se ejerza violencia o participen elementos de corporaciones policiacas, de procuración o administración de justicia.

Y hasta para los casos en los que la víctima sea asesinada por sus plagiarios, la pena que les será impuesta será de 40 años de prisión como mínimo y de 70 como máximo.

No se escaparán al largo brazo de la ley (jejeje) los autosecuestradores, pues se les s sancionará con una pena que va de 100 a 350 días de servicios en favor de la comunidad.

Como usted puede apreciar, con esta nueva ley el problema ya está solucionado. Todo será cuestión de que las organizaciones (jejeje) policiacas se sienten a esperar, tal vez dedicándose a tejer y a cantar, ya que no habrá secuestros de ningún tipo en el país, pues esta ley es del todo atemorizante.

Craso error. Apenas el 30 de septiembre próximo pasado, al argumentar su voto particular en contra de la aprobación de esta suerte de “ley milagrosa”, el diputado del PT Jaime Cárdenas Gracia apuntaba que la nueva legislación “se inscribe en la lógica del Derecho Penal del enemigo el que no puede aceptarse en un Estado de Derecho”. Esta lógica “siempre ha sido…el germen o primer síntoma de la destrucción autoritaria del estado de derecho…” y este se caracteriza “por: 1) un amplio adelantamiento de la punibilidad (la perspectiva del ordenamiento jurídico penal es prospectiva); 2) las penas previstas son desproporcionadamente altas; y, 3) determinadas garantías procesales son relativizadas o incluso suprimidas.

“El derecho penal del enemigo se significa porque:

1. Constituye una reacción de combate del ordenamiento jurídico contra individuos especialmente peligrosos. 2. Con este instrumento el Estado no habla con sus ciudadanos sino amenaza a sus enemigos. 3. Campos importantes del Derecho Penal del enemigo: cárteles de la droga; criminalidad de inmigración; otras formas de criminalidad organizada como el secuestro y el terrorismo. 4. No se dirigen con prudencia ni se comunican con frialdad operaciones de combate, sino que se desarrolla una cruzada contra malhechores archimalvados. 5. Se trata más de ‘enemigos’, en un sentido pseudoreligioso que en la acepción tradicional militar del término. 6. El Derecho Penal del enemigo es una recombinación de: a) Punitivismo. La idea del incremento de la pena como único instrumento de control de la criminalidad. b) Derecho penal simbólico. La tipificación penal como mecanismo de creación de identidad social.”

Y más todavía:

“7. En la base de la tipificación penal, no sólo está un determinado ‘hecho’, sino también otros elementos que sirvan a la caracterización del autor como perteneciente a la categoría de los enemigos. 8. El Derecho Penal del enemigo no estabiliza normas (prevención general positiva), sino demoniza determinados grupos infractores. 9. El Derecho Penal del enemigo no es un derecho penal del hecho, sino de autor. 10. El derecho penal mínimo no es considerado en esta teoría. 11. La peligrosidad del delincuente es ponderada como consecuencia de la abolición del principio de proporcionalidad. 12. Las atribuciones o facultades a la policía son excesivas. 13. Las pruebas de descargo por parte de los agentes encubiertos rebasa los límites de los derechos del reo. 14. El esquema bélico del derecho penal de enemigo contradice radicalmente la idea misma del derecho penal en todos sus elementos y momentos, primeramente, en el modo de concebir el tipo penal y, luego en la concepción del juicio.15. Las penas privativas de libertad se ponderan como mecanismos adecuados para cubrir las necesidades de protección jurídica y la neutralidad de los delincuentes peligrosos.”

Pero Cárdenas Gracia no fue escuchado.

Y senadores y diputados aprobaron otra ley que a la postre será fallida. ¿Apostamos?

Índice Flamígero: Los hechos desmienten la grandilocuencia discursiva de Calderón. México es el país de América en el que más ha crecido la pobreza, de acuerdo a la CEPAL… Y en breve, WikiLeaks develará muchas otras más de las mentiras que con todo desparpajo pronunciara el ocupante de Los Pinos el más reciente domingo.

Los pecados de Amalia

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Amalia García está en un pantano: entre más se mueve, más se hunde. Ejerce la retórica para denunciar a su sucesor en el gobierno de Zacatecas, Miguel Alonso, y afirma que el auditar su sexenio es una cacería de brujas para dinamitar su futuro político. Amalia, además de tramposa, es mentirosa.

Dice que es un infundio el señalamiento de la Contraloría Interna sobre el mal uso de recursos y el endeudamiento en su gobierno, pero se están acumulando pruebas en su contra. Los auditores han encontrado huellas de corrupción. El caso más folclórico es la compra de tres mil 448 botellas de mezcal, que es realmente el anatema de su gestión. No es quién pagó por ellas –por cierto, la senadora Claudia Corichi, su hija-, sino a quién se compró el mezcal.

La compra, según la factura 0021 del 6 de abril de este año, revela que fue Real de Jalpa, es propiedad de Everardo Macías, quien fue presidente del Comité de Financiamiento de la campaña de Antonio Mejía Haro, a quien deseaba García como sucesor. ¿Pagos subrepticios por apoyos en la campaña electoral?

Hacia allá se va conformando la investigación de los auditores. La compulsa apenas va en el dos por ciento del ejercicio presupuestal de 2010, y las irregularidades suman decenas de cientos de millones de pesos. En el tema específico de las elecciones, los auditores han acreditado hasta ahora desvíos por 60 millones de pesos para la campaña de Mejía Haro.

Recursos públicos para fines electorales es el nombre del juego, y es lo que se presume sucedió con el hoy famoso crédito quirografario de Banamex por 300 millones de pesos del cual García dice que ya pagó 100 millones. La realidad es que abonó 50 y endosó la deuda a Alonso, con el pretexto que era deuda pública.

El crédito no figuró en los libros blancos de entrega y recepción, pues nunca pasó por el Congreso, como sucede en los casos de deuda pública, y Alonso no sabía nada del crédito hasta que Banamex tocó la puerta para preguntar quién les iba a pagar. La ex gobernadora parece haber usado el membrete del gobierno para un crédito prácticamente personal.

Los auditores han encontrado casos más grotescos, como el de 16 carreteras cuyo costo financiero de 14 millones de pesos se pagó al 100 por ciento, que no existen, o el doble de precio en la compra de concreto hidráulico, a valor del mercado, por 23 millones de pesos. Pero la lista crece cada semana.

Ahora no debe extrañar al gobernador Alonso cuando la entonces aún gobernadora, le exigió la contraloría estatal y la presidencia de la Comisión de Vigilancia y Cuenta Pública del Congreso, porque el PRD era la segunda fuerza electoral. Era un disparate y el gobernador entrante no le facilitó la escoba para limpiar su casa. Por ello, un probable proceso penal contra la ex gobernadora, está en curso.

Frente al escándalo Wikileaks

Martha Anaya / Crónica de Política

-¿Qué le están pareciendo las reacciones de los distintos Gobiernos ante la filtración (de los documentos diplomáticos obtenidos por Wikileaks)?-, le preguntaron ayer internautas a Javier Moreno, director del diario español El País.

Su respuesta fue breve y clara:

-No muy brillantes, la verdad. Pero tampoco sé si tienen mucha capacidad de hacer algo más creativo. No es un momento fácil para ser portavoz de ningún Gobierno.

Efectivamente. Las reacciones ante la revelación de más de 250 mil mensajes reservados de los distintos embajadores de Estados Unidos en el mundo entero con el Departamento de Estado de su país, han rozado desde la histeria y amenazas, hasta burlas o el intento de desestimarlas por completo.

Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, calificó directamente como un “crimen” el robar y diseminar información: “Los responsables de esta filtración, y quienes les han ayudado, son unos criminales”. Además, indicó, la filtración representa “una violación grave de la ley y una amenaza grave para quienes desarrollan nuestra política extranjera”.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, declaró que la filtración era un ataque no solo a la diplomacia estadounidense, sino a la comunidad internacional.

En el caso de México –según Moreno algunos de los documentos hablan precisamente de la guerra contra el narcotráfico, y los darán a conocer en los próximos días–, voceros oficiosos del gobierno ya se están curando en salud y califican los documentos como “puro chisme barato”, “intrascendentes”.

¿Por qué tal actitud de los portavoces mexicanos? Porque mensajes desde México, sobre México y nuestros funcionarios aparecen también entre esas filtraciones (más de dos mil mensajes al respecto), y según adelantó el director de El País, “entre otros temas se encuentra uno fundamental ahora mismo en México: la guerra contra el narcotráfico”.

El material obtenido por Wikileaks comenzó a publicarse –por decisión del propio sitio web—en cinco medios impresos de gran peso: The New York Times, Le Monde, El País, Der Spiegeal y The Guardian. La selección de los temas a destacar es propia de cada medio. En el caso del diario El País, dijo su director, “nuestro foco de interés y nuestra responsabilidad se centran en España y América Latina. En los próximos días difundiremos informaciones relevantes sobre Venezuela, México, Bolivia, Cuba y otros países. Hoy mismo en elpais.com arrancamos con Argentina”.

-¿Se ha considerado la llamada razón de Estado a la hora de ofrecer al público la información presentada? Y si así fuera, ¿cómo ha afectado al resultado final?-, interrogan a Javier Moreno.

-Sí –responde el responsable del periódico español–. Pero ha primado el derecho de los ciudadanos a disponer de información veraz y relevante sobre asuntos públicos de interés general. Los periódicos tenemos muchas obligaciones. Entre ellas no se encuentra el proteger a los Gobiernos, y al poder en general, de situaciones embarazosas.

Pronto, pues, tocará conocer lo que hay sobre México. Y, por la reacción anticipada (extraoficialmente) del gobierno mexicano, algo fuerte esperan. No tardaremos en saberlo.

Arte mural


Via Internet

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!