lunes, abril 25, 2011

Mi detención es un secuestro: Paula Cussi

Jenaro Villamil

Paula Cussi calificó como un “secuestro” su detención y posterior arraigo en las instalaciones del penal de Santa Martha Acatitla, al tiempo que el procurador capitalino Miguel Angel Mancera, confirmó la detención de Cussi, a las puertas del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, afirmando que fue “en cumplimiento de una orden de aprehensión” librada por el juzgado 69 de lo penal en Santa Martha Acatitla.

En una llamada telefónica que logró hacer a sus parientes y a su abogado Ernesto Canales, desde la cárcel de Santa Martha Acatitla, Cussi consideró que fue “secuestrada” por 8 agentes de la procuraduría capitalina, en el momento que apenas iba a rendir sus declaraciones en el desahogo de pruebas del juicio civil que interpuso contra Emilio Azcárraga Jean por presunto despojo e incumplimiento del reparto de la sexta parte de la herencia de Emilio Azcárraga Milmo, su ex esposo fallecido el 16 de abril de 1997.

“No existió ningún tipo de citatorio que hiciera del conocimiento de Paula Cussi las imputaciones en su contra ni tampoco la existencia de una denuncia en contra suya”, advirtió el abogado César García Méndez, quien ha llevado el litigio que la viuda de El Tigre interpuso en contra de Emilio Azcárraga Jean desde enero de 2007.

-El abogado Alfonso Aguilar Zínser, quien encabeza la acusación de una de las empresas filiales de Televisa, afirma que el delito de Paula Cussi es grave porque fue continuado a lo largo de las audiencias del juicio civil– se le comenta a García Méndez.

-Eso es falso. La audiencia es un proceso que inicia y termina como un acto jurídico, pero no se puede imputar en relación a la falsedad de declaraciones ni conductas continuadas porque apenas iban a continuar las audiencias de Paula Cussi.

“Resulta falso el argumento esgrimido por la parte acusadora y que tan rápidamente hizo suyo el procurador capitalino (Miguel Angel Mancera”, abundó, entrevistado en los pasillos del juzgado 69 de lo penal en Santa Martha Acatitla.

“Resulta atroz que una persona, en el ejercicio de sus derechos, concurra ante las instancias jurisdiccionales a efecto de obtener una pronta impartición de la justicia y que como consecuencia de las presiones de la parte demandada (Televisa) termine siendo objeto de una orden de aprehensión con la amenaza de una calificación grave”, reflexionó García Méndez.

-Hasta donde ustedes han documentado, el juicio por el litigio de la herencia de Azcárraga Milmo ha tenido varias irregularidades. ¿Cuáles han sido éstas? –se le cuestiona.

-La última de las irregularidades consiste en que después de 4 años de estar el juicio en conocimiento de la juez Yolanda Morales Romero, sin ningún fundamento ni causa fue cambiada de adscripción asignándole el caso que se ha ventilado durante 4 años a una nueva persona totalmente ajena a los detalles de la demanda.

“Debe resaltarse también que nosotros demandamos a los albaceas de la sucesión de Azcárraga Milmo por falsedad de declaraciones, el mismo delito que se le imputa a Paula Cussi, sin que hasta el momento se haya integrado la averiguación previa. Y nosotros lo hicimos varios meses antes.

“En menos de dos meses, los abogados de Televisa lograron denunciar, integrar, consignar y obtener ante un juez una orden de aprehensión sin que el ministerio público haya solicitado ninguna constancia del juzgado ni la comparecencia de la inculpada”.

En las instalaciones del penal de Santa Martha Acatitla también estaba el equipo jurídico de Televisa, encabezado por Alejandro Bustos, así como el penalista Alonso Aguilar Zínser, quien reiteró que sí hubo una notificación previa “en alguno de los domicilios” de Paula Cussi.

Cussi fue la pareja sentimental de Azcárraga Milmo durante más de 25 años. Cuatro años antes de fallecer Azcárraga Milmo se separó de Cussi, pero nunca se divorció oficialmente de ella. Mantuvo un romance con Adriana Abascal, exreina de la belleza, quien inicialmente también interpuso una demanda por el reparto de la herencia, pero luego llegó a un arreglo con los abogados de Televisa.

Emilio Azcárraga Jean, hijo de Nadine Jean y de Emilio Azcárraga Milmo, ha señalado que Televisa estaba “quebrada” al momento de morir su padre y que, por esta razón, el reparto de la herencia no se realizó conforme a lo estipulado en el testamento de El Tigre.

La demanda interpuesta por Cussi en 2007 contradice esta versión y pretende demostrar que Azcárraga Jean y los albaceas de la sucesión realizaron una situación de “engaño y maquinación” para quedarse con el control de la empresa, antes de que se cumpliera con el reparto del legado estipulado en el famoso testamento.

La sucesión Azcárraga: más argucias, más dinero, más poder...

En el ya larguísimo proceso legal relacionado con la fortuna heredada por Emilio Azcárraga Milmo se detectó un cúmulo de irregularidades que presuntamente favorecen a su hijo, Emilio Azcárraga Jean, en perjuicio de Paula Cusi, viuda de El Tigre, y que explican el inmenso poder económico acumulado por el junior. De acuerdo con peritajes contables, un débito personal del actual dueño de Televisa por 20 millones de dólares fue incorporado como deuda de la sucesión con Banco Inbursa y se sumó a una deuda anterior de 40 millones de dólares que Azcárraga Milmo había contraído con la institución financiera de Carlos Slim.

Jenaro Villamil


Con estratagemas jurídicas y financieras que pueden constituir delitos fiscales o presuntos fraudes civiles, Emilio Azcárraga Jean pasó de tener 10% a 50.3% de las acciones de Grupo Televisa, sin que concluyera el proceso de reparto de la herencia de su padre Emilio Azcárraga Milmo, e incrementó de manera arbitraria de 242 millones a 519 millones de dólares los pasivos de la sucesión, según revelan los últimos documentos del litigio interpuesto por Paula Cusi, viuda de El Tigre, ante el juzgado 62 de lo Civil en el Distrito Federal.

De acuerdo con el peritaje realizado en diciembre último por el contador Gilberto Centeno Mota, una de las irregularidades más importantes fue que, como deuda de la sucesión, en febrero de 1998 se incorporó un débito personal de 20 millones de dólares de Emilio Azcárraga Jean con Banco Inbursa, sumándose a la deuda anterior de 40 millones de dólares que contrajo su padre con la institución financiera de Carlos Slim.

Slim, a través de Banco Inbursa, pasó a convertirse de acreedor a socio y segundo accionista mayoritario de Televisa, hasta el rompimiento del dueño de Grupo Carso con Azcárraga Jean, ocurrido a principios de 2006.

“El pasivo reconocido por la sucesión es incorrecto porque reconoció pasivos que no corresponden al señor Emilio Azcárraga Milmo”, estableció el peritaje.

En sus respuestas, tanto los albaceas de la sucesión, Julio Barba Hurtado y Rubén Fuentes Colín, como los abogados de Azcárraga Jean argumentaron que este débito es válido porque se trasladó a un fondo off shore, conocido como Romeo, S.A., radicado en la República de Liberia, y cuyo titular era Emilio Azcárraga Milmo.

Sin embargo, el inventario de la sucesión “no hace referencia a la tenencia de acciones y/o derechos, titularidad y participación que el señor Emilio Azcárraga Milmo tenía en la sociedad denominada Romeo, S.A., constituida en la República de Liberia”, advierte Centeno Mota.

La existencia de este fondo off shore es una de las revelaciones más importantes del litigio que inició formalmente el 9 de enero de 2007 (Proceso 1605) y que se ha prolongado ante la juez 62 de lo Civil en el Distrito Federal.

Barba Hurtado presentó como prueba de esta deuda un documento, fechado el 16 de octubre de 1996, dirigido al Morgan Guaranty Trust Corporation de Nueva York, para remitir fondos del crédito a una cuenta cuyo titular es Romeo, S.A. El peritaje establece que en ese documento no se establece monto del préstamo ni fecha de suscripción ni de vencimiento.

“No hay forma de corroborar si Romeo, S.A., era el titular de la cuenta 600 06 698 del Morgan Guaranty Trust Co. of New York señalada en la carta de instrucción de remisión de fondos del 16 de octubre de 1996. Este documento de ninguna manera constituye una evidencia de naturaleza contable”, afirma Centeno Mota.

Para el abogado César García, quien encabeza el litigio de Paula Cusi, la existencia de Romeo, S.A., es una de las irregularidades más delicadas: “Emilio Azcárraga Jean contrató créditos y los trasladó a Romeo, S.A., ¿Cómo acreditas que pasaste un débito de 20 millones de dólares? ¿Por qué los metió a los pasivos de la sucesión de su padre? Tan sólo la declaración y el reconocimiento de los albaceas y de los abogados de Azcárraga Jean de que existe una empresa off shore constituye un delito fiscal”.

Más anomalías

Otras irregularidades expuestas en el peritaje al que tuvo acceso este semanario son las siguientes:

–La sucesión no realizó un “inventario detallado, integral y formal de los bienes de Emilio Azcárraga Milmo, incluyendo el registro de los Certificados de Participación Ordinaria (CPO’s) de Televisa, así como otras acciones y derechos de cobro”.

–“La sucesión no tuvo control adecuado del total de activos y pasivos”, como la omisión de registrar y reconocer activos importantes de Azcárraga Milmo, como la cuenta por cobrar al señor Guillermo Cañedo White por 13.5 millones de dólares. “No existe evidencia de que la sucesión haya cobrado los intereses derivados del adeudo reconocido por el señor Emilio Azcárraga Jean por 918 mil 979 dólares. No fue posible determinar la disposición y destino final de 5,710,315 CPO’s”, establece el peritaje.

–“No hubo proceso de rendición de cuentas detallado del desarrollo y estado real de la sucesión”, a pesar de constantes peticiones de información de Paula Cusi.

–“La sucesión reconoció pasivos de terceros y no existe evidencia de que se hayan intentado recuperar obligaciones, ahora de la sucesión, originadas por terceros”. En este rubro se ejemplifica con el caso de los 20 millones de dólares de adeudo de Azcárraga Jean con Banco Inbursa y 50 millones 378 mil dólares con Banco Santander, así como 25 millones 771 mil dólares con Florentino Montes Medina correspondientes al adeudo que tenía con Banca Serfin.

–“La sucesión permitió a terceros cobrar adeudos a favor de la sucesión sin autorización o mandato”, como el caso del cobro de Azcárraga Jean de adeudos por 14 millones 138 mil pesos al señor Guillermo Cañedo White.

–“La sucesión celebró convenios modificatorios agravando condiciones originalmente pactadas con altas probabilidades de ser incumplidos y de generar excesivos costos por daños y perjuicios.”

–“La sucesión pactó una supuesta ‘indemnización’ por los daños y perjuicios causados por la sucesión muy significativa y sin relación a ningún parámetro económico que pudiera ser justificada”. Es el caso del pago de 122 millones de dólares a las señoras Diez Barroso, por concepto de “indemnización por daños y perjuicios”.

El adeudo con la familia Diez Barroso, encabezada por Laura Azcárraga, hermana de El Tigre y madre de Fernando Diez Barroso, fue conocida como Deuda Alameda. En su origen, fue de 600 millones de dólares y ascendió a mil 400 millones, de los cuales 700 mil eran pasivos a cargo de Grupo Televicentro y 700 mil adquiridos a cuenta de la participación accionaria del propio Azcárraga Milmo. Los Diez Barroso reclamaban el pago de más de 300 millones de dólares de esa deuda o, a cambio, exigían tener un mayor porcentaje accionario en Grupo Televisa, que les hubiera permitido ejercer el control de la compañía y desplazar a Emilio Azcárraga Jean.

El 25 de enero de 1999, Televisa anunció que había adquirido la totalidad del capital de Grupo Alameda por 230 millones de dólares. La operación incluyó la reestructuración de la deuda y esto le permitió a Azcárraga Jean conseguir 4.19% más del capital accionario de Televisa.

En su demanda, Paula Cusi alega que la reestructuración de la deuda de Grupo Alameda se realizó sin contar con la autorización de los otros legatarios, empezando por ella. En los documentos se acredita que se les pagó 122 millones de dólares y los Diez Barroso no volvieron a desafiar el control accionario de Azcárraga Jean en Televisa.

–“Las empresas demandadas (Grupo Televicentro, Grupo Alameda y Grupo Triple C) aprovecharon el proceso de sucesión para reestructurar los pasivos de las compañías y de algunos accionistas, en perjuicio de los intereses de la sucesión.”

El abogado César García argumentó que este incremento de los pasivos de la sucesión se realizaron con el objetivo de declarar “en quiebra” a Grupo Televisa y no cumplir con el testamento de Azcárraga Milmo, que dividió en seis partes iguales su fortuna, correspondientes a las acciones que poseía en tres empresas ejes del consorcio mediático: Grupo Televicentro, Grupo Triple C y Grupo Televisa.

El incremento de los pasivos, la recompra de acciones y las negociaciones con sus hermanas y hermanastras, así como con la familia Diez Barroso y con Adriana Abascal, la última pareja sentimental de su padre, le permitió a Azcárraga Jean incrementar de 10% a 50.3% su posición accionaria en Televisa, porcentaje mayor al que tuvo el propio Tigre, quien falleció con 47% del control accionario de la empresa.



Azcárraga Jean no acudirá a tribunales



El complejo y largo proceso del juicio sucesorio ha beneficiado, por ahora, a Emilio Azcárraga Jean, quien ni siquiera tendrá que presentarse ante el juzgado ni será requerido por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en cuyas instalaciones se realiza el desahogo de pruebas.

El 11 de octubre de 2010, el magistrado de la cuarta sala de lo civil, Juan Lara Domínguez, revocó a favor de Azcárraga Jean la admisión de la prueba, por lo que el actual presidente de Televisa no tendrá que presentarse ante los tribunales.

Para el abogado César Méndez, lo anterior constituye un “fraude a la ley”, una estrategia para “realizar una serie de acciones que hagan inoperante a la ley”. La defensa de Paula Cusi presentará un amparo ante esta resolución, pero sólo se podrá revocar hasta que exista la sentencia.

El próximo 23 de enero, Paula Cusi se presentará en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal para ofrecer la prueba confesional.

Los dos albaceas de la sucesión de Azcárraga Milmo argumentaron en sus declaraciones del 27 de septiembre de 2010 ante el juzgado que Paula Cusi “se negó a colaborar” y tuvo una “actitud hostil”; por tanto, se le excluyó del reconocimiento de los otros legatarios frente a la deuda de Banco Inbursa.

Incluso, afirman que al vender 10% de sus acciones a Azcárraga Jean, Paula Cusi facilitó que él obtuviera el control de Grupo Televicentro y Grupo Televisa después de la muerte de su padre.

Sin embargo, los albaceas afirmaron que no votaron a favor del aumento del capital del 30 de mayo de 1997 “sin autorización de todos los herederos y legatarios de la sucesión de bienes del señor Emilio Azcárraga Milmo”, y afirmaron que ante la insolvencia de Televisa no presentaron formalmente a los herederos y legatarios el inventario de CPO’s, propiedad de El Tigre.

La pregunta 112 a los albaceas mancomunados de la sucesión de Azcárraga Milmo, la última del largo interrogatorio del 27 de septiembre, fue la siguiente:

“¿Que usted supo y estuvo de acuerdo en la venta de acciones de Panamsat y Univisión, propiedad del señor Emilio Azcárraga Milmo, lo que trajo consigo un beneficio económico a favor del señor Emilio Azcárraga Jean?”

La respuesta de Julio Barba Hurtado fue “no”.

(*) Este texto se publicó en la edición 1785 de la revista Proceso.

Detienen a Paula Cussi, la última esposa de Emilio Azcárraga Milmo

Jenaro Villamil

La última esposa de Emilio Azcárraga Milmo, Paula Cussi, fue detenida a las 9:30 de la mañana en la puerta del edificio de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal por ocho agentes de la Procuraduría capitalina que la trasladarán a Santa Martha Acatitla.

Cussi apenas iba a entrar a la audiencia de las instalaciones del Poder Judicial del Distrito Federal, donde se iba a desahogar la prueba confesional en el juicio que durante cuatro años se ha desahogado por el presunto incumplimiento del heredero de “El Tigre”, Emilio Azcárraga Jean, en el reparto del legado de su padre.

Alonso Aguilar Zinzer, abogado de Televisa, justificó la aprehensión señalando que se trataba de una detención por “falsedad de declaraciones de Cussi” y defendió que se hiciera momentos antes de entrar al tribunal, señalando “es que la señora tengo entendido que vive fuera del país”.

El abogado de Paula Cussi, César García Méndez, señaló que se trata de un acto arbitrario porque ni siquiera “el acto jurídico ha terminado, ya que Paula Cussi apenas iba a entrar a declarar”.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Edgar Elías Azzar, expresó su molestia por el acto ya que iba a ser en las instalaciones de la presidencia del mismo tribunal donde se iba a desahogar la declaración.

El abogado Ernesto Canales, del equipo de defensa de Paula Cussi, fue jaloneado y agredido verbalmente por los agentes de la procuraduría capitalina en el momento de la detención de su clienta.

La heredera de Azcárraga Milmo hasta ahora no ha llegado a las instalaciones de Santa Martha Acatitla a pesar de que fue detenida hace más de una hora.

Azcárraga contra Cussi: un pleito tortuoso

En su número 1737, Proceso adelantó las operaciones de Emilio Azcárraga Jean para despojar a Paula Cussi de sus acciones en Televisa.

Jenaro Villamil

A continuación el texto:


Un mes después de la muerte de Emilio Azcárraga Milmo, en mayo de 1997, su heredero Emilio Azcárraga Jean notificó ante la Securities Exchange Commision (SEC), organismo regulador del mercado bursátil de Estados Unidos, que había incrementado su participación accionaria de 10 a 50.3% sobre el capital de Televicentro, controladora de Grupo Televisa.

Esa operación se halla consignada en documentos entregados entonces a Proceso en torno a la demanda que hace dos años interpuso Paula Cussi en contra de Azcárraga Jean por el presunto despojo de la sexta parte que le correspondía del legado de Azcárraga Milmo.

En su edición 1605, este semanario informó que Paula Cussi, la última esposa de Azcárraga Milmo, emprendió dicho recurso legal el 9 de enero de 2007 ante la juez 62 de lo Civil en el Distrito Federal, Yolanda Morales Romero. Ella argumenta que hubo una maquinación para despojarla del 16.6666% que le correspondía del legado, así como para autorizar pagos y compras de acciones y Certificados de Participación Ordinaria (CPO). De esta manera, Azcárraga Jean pudo tener el control del consorcio sin cumplir con el reparto de bienes y acciones en las tres empresas vinculadas a Televisa: Grupo Televicentro, Grupo Alameda y Grupo Triple C.

Dos años después, tras múltiples presiones a 40 codemandados, incluyendo a los albaceas de la sucesión de Azcárraga Milmo, a las hermanas y primos de Azcárraga Jean, a funcionarios y exsocios de Televisa, la juez Morales Romero ya concluyó el periodo de respuesta y el abogado de Paula Cussi, César García Méndez, presentó nuevas pruebas.

Entre los documentos entregados por García Méndez se encuentran los reportes de la SEC que demuestran que al 16 abril de 1997, cuando murió Azcárraga Milmo, su hijo Emilio era propietario de 10% de las acciones, al igual que Paula Cussi Presa Matute; Alejandro Burillo Azcárraga poseía 14%; Miguel Alemán Velasco 8.3%; Miguel Alemán Magnani 6.1%; José Antonio Cañedo White 5.1%, y Guillermo Cañedo White 5.1%.

Según el informe anual de la SEC, con fecha 31 de diciembre de 1997, Azcárraga Jean elevó de 10 a 50% su participación accionaria en Televicentro y adquirió también 21.2% del capital que estaba en manos de Fernando Díez Barroso.

El representante legal de Cussi argumenta: “Dicho incremento no pudo jurídicamente haber tenido lugar derivado del hecho de que no se había abierto aún la sucesión de Azcárraga Milmo (lo que implica que sus bienes permanecían en el patrimonio de la sucesión); no se había llevado a cabo inventario ni avalúo del caudal hereditario y, por lo tanto, las acciones de Grupo Televicentro, Grupo Triple C, así como los CPO de Televisa, se encontraban en posesión de los albaceas testamentarios”.

Agrega que a los albaceas Julio Barba Hurtado y Rubén Fuentes Colín les corresponde explicar cómo fue posible que el mismo año de la muerte de Azcárraga Milmo, su hijo Emilio se ostentara ante las autoridades de Estados Unidos como titular de 50.3% de las acciones de Grupo Televicentro ,y por lo tanto, del control de Grupo Televisa.

En su alegato, García Méndez asegura que otras operaciones efectuadas posteriormente, como la venta de Grupo Triple C a Grupo Televicentro de un total de 3 millones y medio de acciones de Grupo Alameda, fueron realizadas sin la autorización de los legatarios y con el objetivo de despojar a Paula Cussi de los derechos inherentes a las acciones de Grupo Triple C, que formaban parte del legado de Azcárraga Milmo. El testamento del magnate fue formalizado el 18 de enero de 1996 ante el notario Juan Manuel García de Quevedo y Cortina.

“Se actualiza así la hipótesis a que se refiere el artículo 2180 del Código Civil para el Distrito Federal; esto es, la venta de acciones aludida deviene nula por resultar un acto simulado, que nada tiene de real, toda vez que el acto no es sino el encubrimiento de la verdadera finalidad perseguida por el señor Azcárraga Jean de obtener el control accionario de Grupo Televisa, como de hecho lo consiguió”, plantea García Méndez.

Asimismo, comenta que la juez Morales Romero ya admitió el trámite para el desahogo de pruebas documentales que se realizará durante el periodo probatorio, que inicia en marzo próximo.

Panamsat y Univisión

Los reportes que Grupo Televisa presentó ante la SEC en 1997 y 1998, abunda García Méndez, permiten establecer que la venta de acciones de las empresas Panamsat y Univisión constituye “otro de los ilícitos que repercutieron negativamente en el patrimonio” de la demandante.

A mediados de 1997, Azcárraga Jean enajenó diversos activos de Univisión y Panamsat. El argumento: las múltiples deudas y el riesgo de quiebra de Televisa después de la muerte de su padre. Esta maniobra se realizó sin la autorización del consejo de administración o de la asamblea de accionistas, en los porcentajes que el propio Grupo Televisa informó ante el organismo regulador estadunidense.

En particular destaca la venta de la empresa satelital Panamsat, en la cual Televisa tenía una participación de 40.5%, y que fue vendida en el segundo trimestre de 1997 a la empresa Hughes Electronics, subsidiaria de General Motors. Un comunicado de Banamex-Accival dio a conocer que el monto de esta operación ascendió a 600 millones de dólares.

El abogado de Paula Cussi refiere que esa transacción “coincidió curiosamente con la fecha en que se registró el aumento del capital en Grupo Televicentro, lo cual nos lleva a concluir que el producto de la venta de acciones propiedad de Grupo Televisa fue indebidamente sustraído de la tesorería de esta última y utilizado por Azcárraga Jean para suscribir gran parte del aumento de capital de Grupo Televicentro, acordado en la asamblea de accionistas del 30 de mayo de 1997”.

Peñanietismo calderonista

Astillero / Julio Hernández López

-Peñanietismo calderonista
-Carretas pacificadoras
-Asonada legislativa
-Amigos-enemigos: Schmitt


El peñanietismo que actualmente domina la estructura decisoria del PRI habrá de decidir en estos días si mantiene la muy cultivada apariencia de que su eventual arribo a Los Pinos significaría una corrección de fondo de la criminal política calderonista de exterminio social a cuenta y cuento de la guerra contra el narcotráfico, o tempranamente se despoja de esas caretas de supuesta voluntad de pacificación, al aprobar en San Lázaro las pretensiones felipistas de crudo autoritarismo basado en el uso discrecional de las armas.

Hasta ahora, ese peñanietismo desbordado juega con la percepción de que las jurásicas artes de negociación del partido tricolor podrían despojar de su carga sangrienta al tema del narcotráfico y reinstalarlo en los carriles del entendimiento complicitario que durante décadas mantuvo el Negocio en plenas funciones, pero sin masivos y crueles daños colaterales (una fuente invaluable de información al respecto la constituye el ex gobernador de Nuevo León, Sócrates Rizzo).

Pero resulta que es uno de los operadores del peñanietismo, Alfonso Navarrete Prida, especializado en poner alegatos jurídicos al servicio de las órdenes de sus jefes políticos, quien encabeza la pretensión de aprobar una nueva normatividad en materia de seguridad nacional que contiene marcados tintes dictatoriales, muy adecuados al perfil del actual ejecutante de la sinfonía macabra, el comandante Calderón, pero no a los supuestos aires de composturas que animarían al actual gobernador del estado de México, quien quedaría marcado históricamente como el corresponsable clave de la aprobación de las antes citadas reglamentaciones golpistas de seguridad nacional, pues a sus instrucciones responde la mayoría priísta de la cámara de diputados que, sumada a la panista, daría las condiciones numéricas para que en San Lázaro triunfe la asonada legislativa.

A propósito de esa Ley de Seguridad Nacional que la cámara de diputados pretende aprobar, Rolando Garrido Romo aporta lo siguiente: “La principal fuente de las leyes aplicadas por Hitler durante sus años en el poder es Carl Schmitt (La dictadura: desde los comienzos del pensamiento moderno de la soberanía hasta la lucha de clases proletaria; Teoría de la Constitución; Legalidad y Legitimidad).

“Schmitt señalaba que la política se basa en la distinción entre amigo y enemigo. Así, en vez de ver la política como una labor de armonización de intereses, la ve como un inevitable enfrentamiento, por lo que la actividad del Estado consiste en mantener la paz, la seguridad y el orden, a cualquier precio. La principal misión del Estado es entonces identificar al enemigo y aniquilarlo completamente.

“Es así –añade el texto de Garrido Romo– que el estado de emergencia, que en una democracia es una cuestión excepcional, se convierte en algo prácticamente cotidiano, con lo que en los hechos se vulneran las garantías individuales. De esa forma, la acción del gobierno se funda en un derecho ‘situacional’, es decir, sus atribuciones se magnifican de acuerdo con la situación de riesgo que enfrenta, y de esa manera desaparecen por completo las garantías que establece la Constitución. Entonces, las decisiones del Poder Ejecutivo, en su caso del fuhrer, no están sujetas a control.

“Así también vale recordar, como lo hace Jorge Tapia Valdés en Terrorismo de Estado: la doctrina de la seguridad nacional en el cono sur, que ‘el binomio Estado autoritario-Estado tecnocrático’ ve al proceso político como un mecanismo para imponer ‘reglas técnicas’, en donde no cabe el pluralismo, e instaurar un ‘Estado unitario’ que busca ‘el bien común’. El discurso es el mismo que utiliza Calderón: unidad nacional, bien común, todos unidos contra el enemigo interno. Pues bien, ésa fue la doctrina que el Pentágono inculcó a los ejércitos del cono sur, y que ahora inculca a nuestras fuerzas armadas, con objeto de seguir aplicando una política económica depredadora, eliminando la protesta y la movilización social, dejando una sociedad amedrentada, con la justificación de la guerra interminable contra el crimen organizado. Muy conveniente para los intereses económicos y de seguridad de Washington.”

Astillas

Fermín González Gaxiola escribe desde Hermosillo: “Buscando una explicación coherente, cualquiera puede concluir que Los Zetas son un grupo paramilitar auspiciado por Estados Unidos (con la complacencia del gobierno mexicano), para proteger sus fronteras desde Centroamérica. Después de que el pueblo mexicano confirmó con aterradora incredulidad la existencia del operativo Rápido y furioso, nada parece ser imposible en la perversa política intervencionista del vecino país del norte, ya que sólo así podemos explicarnos la absoluta impunidad con la que Los Zetas extorsionan, secuestran, explotan, asesinan y sepultan en sus panteones particulares (eufemísticamente llamados ‘fosas clandestinas’) a los migrantes nacionales o extranjeros, cuyo único delito consiste en ir tras el mal llamado ‘sueño americano’, pues en verdad se trata de someterse a una nueva esclavitud y a padecer el racismo terrorista de los grupos de ultraderecha. Todos percibimos la complacencia con la que actúan las autoridades mexicanas ante las masacres cotidianas de Los Zetas, y el cinismo alcanza sus niveles más altos cuando vemos que los funcionarios responsables de proteger los derechos de los migrantes reciben premios por no hacer nada. ¿Alguien tiene una mejor explicación de lo que pasa?”... Elena Millán comenta: Estoy de acuerdo en que Juan Pablo II no debía ser beatificado, por su relación con Marcial Maciel. Pero añadiría que pecó seriamente de omiso cuando estaban en su apogeo las dictaduras en el Cono Sur. No dijo nada contra los dictadores. En Chile fue la Iglesia local la que elevó la voz, y en Argentina la Iglesia apoyó a la dictadura; incluso hay ahora un sacerdote encarcelado por su apoyo a la tortura... Y, mientras Televisa espera que esta semana le aprueben su representación ante el IFE, con Arely Gómez en el paquete de los tres nuevos consejeros del IFE, ¡Hasta mañana!

Aprueba Senado en comisiones y en lo general Reforma Política

Sin embargo, los senadores del PAN y PRD reservaron en lo particular la discusión de las reformas a diversos artículos por considerar que el dictamen contiene muchas carencias.

México, DF. Comisiones del Senado aprobaron en lo general, el dictamen de la Reforma Política que incluye la iniciativa ciudadana, la consulta popular y la sustitución del Ejecutivo federal en caso de falta absoluta.

Sin embargo, los senadores del PAN y PRD reservaron en lo particular la discusión de las reformas a diversos artículos por considerar que el dictamen contiene muchas carencias ya que fueron excluidas diversas propuestas, como la segunda vuelta electoral.

Por ello, los integrantes de las comisiones de Puntos Constitucionales, de Reforma del Estado y de Estudios Legislativos continúan con la discusión en lo particular del contenido del dictamen.

La Reforma Política aprobada en lo general prevé la iniciativa preferente, para que el Ejecutivo pueda presentar dos proyectos al inicio de cada periodo ordinario de sesiones.

Por su parte, las cámaras de Diputados y de Senadores tendrán la obligación de dictaminar dichas iniciativas presidenciales en un periodo no mayor a 30 días, de lo contrario se considerarán dictaminadas como vienen.

Además, se otorga la facultad al Ejecutivo de poder hacer observaciones parciales o totales al Presupuesto de Egresos de la Federación y la reconducción presupuestal.

También se plantea la sustitución el Ejecutivo federal en caso de falta absoluta, quien sería sustituido por el secretario de Gobernación como presidente provisional, o en su caso por los secretarios de Hacienda o de Relaciones Exteriores.

Además, el dictamen contiene una cláusula para que el presidente provisional "no tenga facultades para remover al gabinete si no cuenta con autorización del Senado de la República".

De igual manera, incluye la reelección consecutiva de diputados federales y senadores, con un límite de dos reelecciones para los primeros y una para los segundos.

Respecto a los congresos locales, los cambios constitucionales prevén eliminar la prohibición de las elecciones consecutivas en las entidades y deja a su potestad la reelección con un límite de dos reelecciones.

También se instaura la ratificación, por parte del Senado, de los comisionados de los órganos reguladores como las comisiones Federal de Telecomunicaciones, Federal de Competencia y Reguladora de Energía.

A su vez, la consulta popular puede ser convocada por el Ejecutivo y el Congreso, a petición ciudadana, que deberá estar avalada por el 2 por ciento de la lista nominal de electores, casi dos millones de personas.

En el caso de la iniciativa popular, los ciudadanos podrán presentar leyes o decretos ante el Congreso si cuentan con el respaldo de al menos el 0.25 de la lista nominal de electores.

Andrés Manuel López Obrador busca que Marcelo Ebrard sea senador

Cierto, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard llegaron a un acuerdo en octubre de que aquél que estuviera mejor en las encuestas para fines de 2011, sería el candidato de la izquierda a la Presidencia.

Sin embargo, López Obrador se siente ya con esa candidatura, y tiene previsto el futuro del jefe de gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard en 2012.

En su estrategia está darle a Ebrard todo el apoyo para que sea no sólo senador, sino líder de la bancada, y dejar que el o la candidata de la izquierda al DF sea, como en caso de ambos, quien resulte mejor posicionado en las encuestas.

O sea nada.

Con un poquito de esfuerzo lópezobradorista, hasta viene borrando a Ebrard del mapa capitalino.

Peligro en Facebook: aplicación para saber quién visita su perfil es un virus

Carlos Alberto Díaz

La Semana Santa a los usuarios de Facebook, además de reflexión y descanso, les dejó un regalito que tiene a más de uno con dolor de cabeza por cuenta de la curiosidad. A pesar de que en varias ocasiones ENTER.CO ha alertado sobre las aplicaciones y otros códigos que transmiten malware, muchas de ellas incitando a los usuarios a que conozcan quién visita sus perfiles (algo que Facebook no permite), ellos siguen cayendo en la trampa y terminan siendo infectados por uno que otro virus.

Pues bien, durante la denominada ‘Semana Mayor’ una peligrosa aplicación (que en realidad es un script que se ejecuta cuando la víctima copia un código malicioso en su navegador) comenzó a circular en la red social más grande del mundo y, con el mensaje “Averigua quién visita tu perfil”, llamó la atención de cientos de usuarios que cayeron en la trampa y, ya infectados, siguen distribuyendo la invitación.

La aplicación maliciosa se transmite fácilmente: en el momento en que el usuario empieza a seguir las instrucciones, copia el script malicioso en la barra de direcciones de su navegador y da clic en la invitación, de inmediato se generará un evento público y este automáticamente será enviado a todos sus contactos para propagar de forma efectiva el mensaje. Además, también han aceptado la URL espiaface.com para obtener información similar.

Sumado a esto, en caso de que ingresen a la dirección que se cita en el evento, se enviarán a sus contactos varios mensajes vía chat pidiendo que ayuden a transmitir la invitación y por lo tanto el código malicioso.

Pese a que en varias oportunidades Facebook ha aclarado que en sus políticas de privacidad está incluido no permitir que los usuarios conozcan quién visita sus perfiles, muchos de ellos siguen cayendo en la trampa y todavía no escarmientan con lo peligroso que puede ser para sus equipos aceptar invitaciones que lo único que hacen es beneficiar a los atacantes.

Por más advertencias que se hagan, como la que publicamos en enero sobre un engaño similar, los usuarios siguen cayendo y confirman que las redes sociales siguen siendo una de las plataformas más efectivas para transmitir malware.

Una rápida solución.

Si usted fue uno de los que cayeron en la trampa, actúe rápido y no espere a que lo sigan invitando a contagiarse de software malicioso. Para eliminar la aplicación, el usuario debe seguir los pasos siguientes: ir al apartado de Cuenta, Configuración de privacidad , Aplicaciones y sitios web, Edita tu configuración, Aplicaciones que utilizas. Finalmente, seleccionar la aplicación Espiaface, y eliminarla.

Domingo de resurrección

Miguel Ángel Granados Chapa

La liturgia católica en torno de la pasión, muerte y resurrección de Cristo ha sido desplazada, cada vez en mayor medida, por montajes escénicos diseñados ex profeso para atraer visitantes. No es el caso de Iztapalapa, donde la reunión de cientos de miles de espectadores es resultado, sí, del interés mediático rutinario, pero también de una tradición centenaria, que no es parangonable en los lugares que quieren ser conocidos por su propia escenificación de la muerte de Jesús.

El acontecimiento más importante de la Semana Santa, sin embargo, no es escenificable por su propia naturaleza. Se trata de la resurrección del Hijo de Dios, que discretamente abandonó la tumba en que lo había depositado su dolorosa madre y desapareció mientras todos creían que como todos los muertos yacía en el espacio reservado a los cadáveres.

Ignoro si en algún lugar se intenta representar la resurrección. Supongo que se consideraría blasfemo que el señor que dos días atrás fue el centro de la escena al ser crucificado abra la gruta en que, conforme a la tradición, fue depositado el cuerpo de Cristo, y que envuelto en su propio sudario se retire con rumbo desconocido. Porque los textos y la tradición lo presentan semanas después en el camino de Emaús con algunos de sus apóstoles, pero nada dicen acerca de dónde se repuso del ajetreo hiriente que padeció luego de ser condenado por romanos y judíos, cargar su propia cruz y ser clavado en ella y rematado por la lanza de Longinos.

Así pues, el elemento central de este drama ocurre en la penumbra, tras bambalinas, podríamos decir. Porque el sentido de la presencia del Hijo de Dios en la Tierra, según la creencia católica, es precisamente la singularidad de su resurrección. Todos morimos, Cristo incluido, pues al encarnarse es como uno de nosotros. Pero sólo él resucitó.

No es mi intención predicar sobre la celebración litúrgica ni, mucho menos, sobre los misterios de la vida, pasión, muerte y resurrección de Cristo, que escapan a mi comprensión y a mi interés. Me refiero a ellos porque este número de Proceso comienza a circular el Domingo de Resurrección, y ese fenómeno, el volver a la vida, contrario a la regla biológica, es aplicable a modo de metáfora a nuestro desgarrado país. El problema es que México no puede resucitar porque no está muerto. Pero que le hace falta una resurrección no hay quien lo dude.

Admitamos, convencionalmente, que se puede resucitar cuando apenas se está medio muerto, o medio vivo. Este es el caso mexicano. No quiere decir que estemos en agonía, en un proceso que inexorablemente nos conduzca a perder la vida. Estamos medio muertos en un sentido metafórico, porque las penas que la sociedad padece merman nuestra energía y nos impiden el desarrollo de nuestras energías vitales. Estamos postrados y al mismo tiempo forzados a seguir viviendo, a ganar el pan nuestro de cada día (quienes tienen la fortuna de ejercer una actividad que los sostenga) y hasta a disfrutar los goces, complejos y sencillos, que nunca faltan por oscuro que sea el horizonte.

En estos días estamos viviendo un intento de resurrección, que significa derrotar a la muerte. Paradójicamente, tristemente, ha sido la muerte misma la que propicia que nos rebelemos frente a ella. No estrictamente en su contra, porque es ineluctable, sino frente a las circunstancias que la hacen posible.

Javier Sicilia no es un poeta desarraigado de la realidad. Su poesía nace de experiencias vitales de lo más profundo de su ser, de su existencia plena. No es un autor contemplativo, menos aun cuando su prosa va dirigida a los medios de comunicación (Proceso entre ellos). Entonces su vínculo con la vida es más evidente, más inmediato, tanto como le ocurre cuando participa en acciones civiles destinadas, si no a mejorar la vida, por lo menos a evitar que empeore, como su lucha contra la conversión del hotel Casino de la Selva en un centro comercial cuyo funcionamiento afecta minuto a minuto el andar de los habitantes de Cuernavaca, su entorno entero.

No ha estado nunca ausente ni lejano de la vida. Pero ahora, en una de esas paradojas trágicas reservadas a los privilegiados, la muerte lo ha lanzado a la vida. El asesinato de su hijo Juan Francisco, muerto cruelmente con seis personas más, en un acontecimiento que acaso jamás comprenderemos por tan irracional que es, lo colocó al frente de una protesta signada por su sensibilidad, por el espíritu que lo singulariza y se percibe en su escritura, en su conversación, en su mera presencia.

Sus llamados han logrado un principio de organización de las varias indignaciones que nos asaltan. Demanda justicia en el caso de su hijo, es decir, que las autoridades establezcan los móviles del crimen, den con los responsables y los sancionen conforme a la ley. Lejos está de pretender una venganza, que sería estéril porque no devolvería la vida a su hijo. Pero busca justicia para todos. Y respeto a la vida. Es inevitable, por eso, que la movilización que encabeza se dirija a las acciones de los funcionarios gubernamentales que, al mismo tiempo, no son capaces de frenar la violencia y se irritan porque se les enrostra esa impasibilidad, esa imposibilidad.

Su palabra, su ejemplo, su presencia han vuelto a la vida a la plaza principal de Cuernavaca, vacía durante tanto tiempo por la inacción ciudadana. Hoy Domingo de Resurrección puede verse en ella la ofrenda a sus víctimas, a las víctimas de todos. Y el 5 de mayo, de esa ciudad donde a pesar de todo alienta aún el espíritu de don Sergio Méndez Arceo, partirá una marcha que, concluida en la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México el 8 de mayo, ha de ser la primera señal de nuestra resurrección, de nuestro nuevo andar por la vida.

Diccionario de política de Bobbio y 133 autores

Álvaro Cepeda Neri

Más que lenguaje, lo que hablan los políticos, en los partidos y ya como funcionarios en los poderes del Estado, se ha degradado en una jerga donde prevalecen los adjetivos, por la falta de, al menos, asomarse a un diccionario del idioma, y de los conceptos de la teoría y práctica políticas. Hay en el mercado los libros la Enciclopedia de las instituciones políticas, de Vernon Bogdanor, editor; Enciclopedia del pensamiento político, dirigido por David Miller; de Axel Görlitz, Diccionario de ciencia política; y de Francois Furet y Mona Ozouf, Diccionario de la Revolución Francesa; todos éstos, en editorial Alianza. Y el coordinado por Juan Ontza, La política en su entorno histórico y actual, ediciones Mensajero.

El de Norberto Bobbio, Nicola Matteucci y Gianfranco Pasquino, Diccionario de política, es una excepcional recopilación de conceptos, ensayos de verdad, a cargo de 133 autores ilustrando a los lectores que, si son profesionales de la política, sobre todo, consultan sus dos tomos magníficamente traducidos al español. Es un abecedario de conceptos (y definiciones) que, además de estar a la mano, resulta de sobrada utilidad para el entendimiento de las ideas-teorías propuestas desde Tucídides y Protágoras, hasta Karl R Popper en la continuidad contemporánea de esta historia de las políticas en todas sus manifestaciones. Es un diccionario de rigor en sus aportaciones sustentadas por sus 133 investigadores.

Es un vocabulario que recoge las palabras de los discursos democráticos y autocráticos. Es una guía para navegar, haciendo a un lado las jergas de los politicastros, de los aventureros del poder político, para llegar a la tierra firme de la ilustración de las teorías que penetran el ejercicio de la política, antesala de los poderes que se manifiestan en los fines del Estado. Y éste como un medio, es decir como una estructura de normas jurídicas que enraízan en una constitución. Política de polis que en la antigüedad aparece sistematizada en el libro Política, de Aristóteles, donde el discípulo de Aristocles, alias Platón, desliza sus fines antidemocráticos.

Este diccionario es de necesaria compañía para quienes se interesan en la política; pero, sobre todo, para los que abordan, desde las ciencias sociales de fundamento jurídico, los fenómenos del Estado, del gobierno y de la sociedad. Y de indispensable consulta para quienes aspiren a ser auténticamente políticos que viven, fundamentalmente, para la política. Con sus índices analíticos y de nombres, el diccionario, en dos tomos, contribuye al beneficio de sus listados conceptuales. No escapa a sus autores todo lo relevante de las concepciones políticas. Y los lectores obtienen el máximo conocimiento en este diccionario que, por su demanda, lleva ya seis ediciones. Y es que por sus páginas están las palabras-conceptos que explican la política a través de su lenguaje.

Ficha bibliográfica:

Autores: Bobbio, Matteucci y Pasquino

Título: Diccionario de política

Editorial: Siglo Veintiuno Editores, 1999

¿El México-gate de Obama?

Laura Carlsen / Foreign Policy in Focus

Traducción cortesía de Germán Leyens


Una operación secreta para contrabandear armas a través de la frontera para los cárteles de la droga mexicanos –supervisada por agentes gubernamentales de EE.UU.– amenaza con convertirse en un gran escándalo para el gobierno de Obama.

La operación, denominada “Rápido y furioso”, se dirigió desde la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), en Phoenix, Arizona. ATF aprobó la compra de armas en armerías estadounidenses y rastreó la ruta de contrabando hasta la frontera mexicana. Según las informaciones, más de 2.500 armas de fuego se vendieron a testaferros quienes luego entregaron las armas a contrabandistas bajo la nariz de la ATF.

Una vez cruzada la frontera, la oficina parece haber perdido el rastro de las armas. Cientos de AK-47 y de rifles Barrett de calibre 50 –favoritos de los cárteles de la droga en guerra– llegaron fácilmente a manos de algunas de las organizaciones criminales más implacables de México.

Gunwalking

En la jerga del tráfico de armas, cuando se habla de permitir a sabiendas que contrabandistas hagan su trabajo hablan de “gunwalking” (que se podría traducir como ‘pasear armas’ N. del. T.] Según denunciantes de la ATF, la oficina se quedó mirando sin hacer nada mientras los compradores adquirían hasta 20 armas de una vez y las entregaban rápidamente a contrabandistas en aparcamientos cercanos. Esperaban seguir el rastro de las armas hasta México y echar mano a un importante cártel.

En diciembre de 2010, armas “paseadas” se indentificaron como las que se habían utilizado cuando los cárteles de la droga asesinaron al agente de la Patrulla de Frontera Brian Terry. Un angustiado agente de la ATF tomó la decisión de denunciar la operación de gunwalking, después de que la oficina ignoró meses de quejas.

El agente John Dodson denunció la operación “Rápido y Furioso” en una entrevista con CBS News el 3 de marzo. A Dodson le preocupaba la operación desde mucho antes del asesinato de Terry. Cuando una gran cantidad de armas cruzó libremente la frontera a principios de 2010, notó con alarma, junto a otros agentes de la ATF, el aumento del crimen violento al sur de la frontera. Dice que informó a sus supervisores: “Mientras más armas compran nuestros sujetos, más violencia tiene lugar allí”.

Dodson informa de que su supervisor respondió: “Si vas a hacer una tortilla, tienes que romper algunos huevos”.

Incluso algunos de los dueños de las armerías se sintieron incómodos por la cantidad de armas que estaban vendiendo a clientes sospechosos, pero según se informa, les dijeron que continuaran la operación.

Poco después de la entrevista de Dodson, el director de la oficina de ATF en México, Darren Gil, dijo que CBS había comenzado a recibir informes inquietantes sobre una cantidad desacostumbradamente elevada de armas del área de Phoenix que aparecían en la violencia de los cárteles mexicanos. Cuando comenzó a hacer preguntas, Gil descubrió que a su equipo le habían bloqueado el acceso a ordenadores con información sobre “Rápido y Furioso”.

Gil interrogó a funcionarios en la central en EE.UU., quienes le dijeron que tenían órdenes directas del Departamento de Justicia y que no dijera nada al gobierno mexicano sobre el programa.

Gil renunció indignado en diciembre de 2010 después de ver “una incautación tras la otra, y otra más” de armas “paseadas” en escenas de crímenes violentos en México.

El Congreso interviene

A principios de 2011, el senador Charles Grassley (Republicano de Iowa) solicitó una información de la ATF. La oficina se la negó. El Congreso tiene que emitir ahora una orden de comparecer que ordene a la ATG que informe sobre el programa “Rápido y Furioso”.

Mientras tanto, funcionarios del gobierno de EE.UU. tratan de negar que hayan estado involucrados, sin confirmar realmente que la operación tuvo lugar. La secretaria de seguridad interior, Janet Napolitano, no desmintió las afirmaciones con respecto al programa, pero afirmó que ella supo de la operación sólo después del asesinato del agente Turner y que no tenía ninguna información sobre la participación de agentes de Aduana.

En una situación incómoda, el fiscal federal [Ministro de Justicia] Eric Holder asignó a un inspector general para que investigara. El presidente Obama defendió dos veces a Holder –en Univision y CNN– declarando que ni él ni Holder sabían de la operación.

La investigación llevará a una de dos conclusiones: ninguna de ellas positiva para el fiscal general. La primera es que Holder autorizó una operación que probablemente violó las leyes estadounidenses, mexicanas e internacionales y armó a peligrosos narcotraficantes.

La segunda es que el jefe del Departamento de Justicia dirige a personal delincuente que decidió no informar a su jefe sobre una operación que plantea importantes infracciones legales, éticas y diplomáticas.

Holder emitió recientemente un memorando a fiscales de la frontera sudoeste ordenándoles que no permitan el tráfico de armas a cárteles mexicanos. El memorando declara: “No debemos planear o realizar operaciones clandestinas que incluyan el cruce de armas por la frontera”. Lógicamente, un memorando que instruya a fiscales de la justicia para que no se involucren en gunwalking ilegal sería innecesario si no hubiera un precedente de una actividad contraria.

Algunos funcionarios de la ATF han justificado el programa afirmando que la operación podría llevar al procesamiento de individuos que se encuentran más arriba en la cadena de contrabando. La ATF publicó un comunicado de prensa el día de la entrevista de Dodson anunciando una decisión de “estudiar las actuales estrategias de la oficina en el tráfico de armas de fuego…”

Reacción mexicana

El presidente mexicano, Felipe Calderón, y su gabinete se han mostrado notablemente confiados con respecto a la posibilidad de que se hayan traficado armas al archienemigo con el apoyo de un gobierno extranjero. El portavoz de Seguridad Nacional, Alejandro Poire, se negó a aceptar que la operación haya existido y reservó su comentario hasta después de que se publiquen los resultados de la investigación estadounidense.

Calderón no parece dispuesto a arriesgarse a poner en peligro el apoyo político y financiero del gobierno de EE.UU. para su guerra contra la droga quejándose demasiado fuerte. Su estrategia contra los narcóticos ha sido fuertemente criticada en su país en los últimos meses debido a un gran aumento de la violencia y la corrupción.

Los miembros de la oposición en el Congreso mexicano, los medios y el público, han ordenado una investigación y han calificado la operación de violación del derecho internacional e incluso de acto de guerra. La indignación aumentó cuando William Brownfield, jefe Internacional de Narcóticos del Departamento de Estado, elogió el programa ante la prensa mexicana y confirmó que “continúa”. El ex embajador en Colombia y antiguo propugnador de la guerra contra la droga, se burló de las críticas, y señaló que la cantidad de armas que se entregaron a “destinos no controlados” es “limitada”.

Pero para muchos legisladores y ciudadanos estadounidenses y mexicanos, el que se permita aunque sólo sea un arma en manos de los brutales cárteles es demasiado. El programa de gunwalking ha aumentado el escepticismo público hacia la “responsabilidad compartida” que Obama y Calderón han tratado de promover en numerosas declaraciones públicas, y ha alimentado las crecientes protestas populares en México que rechazan el modelo de la violenta guerra contra la droga para enfrentar el narcotráfico y el consumo ilícito.

¿Gran escándalo?

Con respuestas evasivas de las agencias gubernamentales, importantes implicaciones internacionales y persistentes preguntas sobre “quién sabía qué, y cuándo”, la operación “Rápido y Furioso” podría convertirse en un importante escándalo para el gobierno de Obama. Dependerá de la reacción del gobierno.

El gobierno de Obama enfrenta una difícil alternativa: u orquesta un encubrimiento, como parece estar haciendo la ATF, o abre el caso y acepta las consecuencias.

El caso de gunwalking pone a prueba la integridad del gobierno de Obama. Debilita aún más el apoyo a una estrategia fallida de la guerra contra la droga. El gobierno busca actualmente más millones de dólares para ayuda a la seguridad de México bajo la Iniciativa Mérida.

El mejor camino es investigar exhaustivamente la operación y castigar a los responsables, no importa a qué altura llegue la culpa. Es también hora de terminar con el apoyo a una guerra contra la droga que se hace más fuerte y violenta cada día que pasa.

La columnista de Foreign Policy In Focus, Laura Carlsen, es directora del Americas Program para el Center for International Policy en Ciudad de México.

Medio Oriente: los aliados en confusión total

Immanuel Wallerstein

Durante los últimos 50 años, la política de Estados Unidos en Medio Oriente se ha construido en torno a sus estrechos lazos lazos con tres países: Israel, Arabia Saudí y Pakistán. En 2011, mantiene diferencias con los tres, de maneras muy fundamentales. Tiene también discordias públicas con Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia, China y Brasil acerca de sus actuales políticas en la región. Parece que casi nadie concuerda con Estados Unidos ni sigue su línea. Uno puede oír la agónica frustración del presidente, la del Departamento de Estado, la del Pentágono y la CIA, todos los cuales ven que la situación deriva y se sale de control.

Por qué creó Estados Unidos esa tan cercana alianza con Israel es un asunto de mucho debate. Pero es claro que van muchos años en que la relación se ha hecho más y más tensa, y más en términos israelíes. Israel ha podido contar con la ayuda financiera y militar de Estados Unidos y con su veto siempre fiel en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Lo que ha ocurrido ahora es que tanto los políticos israelíes como su base de apoyo en Estados Unidos se han movido de forma constante hacia la derecha. Israel se mantiene firme en dos cosas: las eternas demoras en cuanto a unas negociaciones serias con Palestina y la esperanza de que alguien bombardee a los iraníes. Obama se ha estado moviendo en la dirección opuesta, por lo menos hasta donde lo deja la política interna estadunidense. Las tensiones son fuertes y Netanyahu está rezando, si es que reza, para que haya una victoria republicana en 2012. Sin embargo el momento de la crisis puede venir antes de eso, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas vote por el reconocimiento de Palestina como Estado miembro. Estados Unidos se encontrará en una posición perdedora, de luchar contra esto.

Arabia Saudí ha tenido una confortable relación con Washington desde que el presidente Franklin Roosevelt se reunió con el rey Abdul Aziz en 1945. Entre ambos fueron capaces de controlar la política petrolera en todo el mundo. Colaboraron en asuntos militares y Estados Unidos contó con los saudíes para mantener bajo control a los regímenes árabes. Pero ahora el régimen saudí se siente bastante amenazado por la segunda revuelta árabe; está muy contrariado por la voluntad de Estados Unidos de aprobar el derrocamiento de Mubarak a manos de sus militares, y por las críticas estadunidenses –por leves que éstas sean– hacia la intervención saudí en Bahrein. Las prioridades de los dos países son ahora bastante diferentes.

En la era de la Guerra Fría, cuando Washington consideraba que India estaba demasiado cerca de la Unión Soviética, Pakistán obtuvo el respaldo pleno de Estados Unidos (y de China) sin importar qué régimen estuviera en el poder. Trabajaron juntos para apoyar a los mujaidines en Afganistán y forzaron la retirada de las tropas soviéticas. Es de suponer que trabajaban juntos para impulsar el crecimiento de Al-Qaida. Dos cosas han cambiado. En la era posguerra fría, Estados Unidos ha desarrollado relaciones mucho más cálidas con India, para frustración de Pakistán. Y Pakistán y Estados Unidos están en fuerte desacuerdo acerca de cómo manejar la siempre creciente fuerza de Al-Qaida y de los talibanes en Pakistán y Afganistán.

Uno de los principales objetivos de la política exterior estadunidense desde el colapso de la Unión Soviética ha sido evitar que los países europeos desarrollen políticas autónomas. Pero ahora los tres países principales –Gran Bretaña, Francia y Alemania– están desarrollando sus propias políticas. Ni la línea dura de George W. Bush ni la diplomacia más suave de Barack Obama parecen haber bajado el ritmo a esto. El hecho de que Francia y Gran Bretaña ahora pidan a Estados Unidos que tome un liderazgo más activo en la lucha contra Gadafi y el hecho de que Alemania diga más o menos lo opuesto es menos importante que el hecho de que los tres estén diciendo estas cosas en voz alta y fuerte.

Rusia, China y Brasil juegan todas sus cartas con cuidado en términos de sus relaciones con Estados Unidos. En los días que corren los tres se oponen casi en todo a las posiciones estadunidenses. Pueden no ir a fondo (digamos, no hacen uso de su veto en el Consejo de Seguridad) porque Estados Unidos tiene aún garras que puede utilizar. Pero ciertamente no están cooperando. El fiasco del reciente viaje de Obama a Brasil, donde pensó que podía iniciar un nuevo enfoque con la presidenta Dilma Rousseff –y no lo logró–, muestra qué tan poca influencia tiene Estados Unidos en la actualidad.

Finalmente, la política interna de Estados Unidos ha cambiado. La política exterior bipartidista se ha convertido en memoria histórica. Ahora, cuando Washington va a la guerra con Libia, las encuestas de opinión muestran sólo el 50% de respaldo de la población general. Y los políticos de ambos partidos atacan a Obama por ser demasiado halcón o demasiado paloma. Todos están esperando brincarle encima si revierte alguna cosa. Esto puede ocasionar que se vea forzado a escalar la implicación estadunidense por toda el área y a exacerbar las reacciones negativas de todos los que alguna vez fueron aliados.

Es bastante sabido que Madeleine Albright dijo que Estados Unidos era la nación indispensable. Sigue siendo todavía el gigante del escenario mundial. Pero es un gigante torpe, incierto de adónde va o cómo llegar ahí. La medida de la decadencia estadunidense es el grado en el cual sus antiguos aliados más próximos están listos para desafiar sus deseos y decirlo de forma pública. La medida de la decadencia estadunidense es el grado en el que no se siente capaz de expresar en público lo que está haciendo e insistir en que, en realidad, todo está bajo control. De hecho, Estados Unidos tuvo que aportar una gran suma de dinero para arreglar que soltaran de prisión a un agente de la CIA en Pakistán.

¿Las consecuencias de todo esto? Mucha más anarquía global. ¿Quién se beneficia de todo esto? Hasta el momento eso sigue siendo una cuestión muy abierta.

Traducción: Ramón Vera Herrera

Narcofosas y Calderón, mensajes frente al horror

Jenaro Villamil

El mismo día que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lanzó un duro comunicado de condena al Estado mexicano por el hallazgo de 145 cadáveres en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, el presidente Felipe Calderón hacía uso de su nueva estrategia de comunicación (o incomunicación) en su cuenta de Twitter y escribió el siguiente mensaje:

“Muchas felicidades a las Fuerzas Armadas por la captura de El Kilo y toda su banda de Zetas, autores de la masacre de migrantes ahí”.

A las 11: 17 horas del lunes 18 de abril, el mandatario mexicano insistió en la alabanza:

“La detención de El Kilo y Los Zetas de San Fernando, fue el resultado de una gran coordinación de fuerzas federales”.

Ni una sola palabra presidencial de apoyo a los cientos de personas que han acudido a la morgue para saber si entre esos cadáveres se encuentra algún familiar. Tampoco ningún compromiso por investigar si existen otros cuerpos hallados en fosas similares. Mucho menos referencia alguna a lo expresado por la CIDH.

La Comisión Interamericana instó al Estado mexicano “a esclarecer lo ocurrido, identificar a las víctimas y sancionar a los responsables, así como a adoptar en forma urgente las medidas necesarias a fin de evitar que estos hechos sigan repitiéndose”. El Estado mexicano no ha respondido formalmente a este llamado.

La pesadilla de las narcofosas apenas empieza a desentrañarse y el gobierno federal insiste en asumir como “logros” lo que es una demostración de la impunidad generalizada, con un alto grado de responsabilidad de los tres niveles gubernamentales (estado, municipios y federación).

El incómodo blog del narco publicó el mismo día que la Secretaría de Marina presumió ante los medios la detención de Martín Estrada Luna, El Kilo, que “fuentes anónimas y confiables” indicaron que se encontraron 55 cuerpos más en una nueva narcofosa, donde existen cuerpos de bebés, niños y jóvenes “quienes fueron ejecutados con brutalidad extrema”.

En su edición de este martes 19 de abril, el periódico Reforma realizó un recuento para señalar que en 5 años se han hallado 156 fosas en todo el país, con un total de 645 cadáveres, diseminados en 22 entidades de la República y el Distrito Federal. En Tamaulipas, Guerrero y Chihuahua se han encontrado más del 60 por ciento de estos cuerpos. Lo peor de estos hallazgos es que la gran mayoría de los restos humanos no han sido plenamente identificados.

En otras palabras, apenas estamos en el umbral de un escándalo internacional que ya comenzó a generar notas muy duras en las cadenas televisivas internacionales como Telesur, CNN o las agencias informativas europeas y norteamericanas.

El Sicario y sus Víctimas

“No puedo decir con precisión cuánta gente fue ejecutada…Es imposible saberlo. Yo estuve una vez en la ejecución de 100 personas. Todas fueron enterradas en un lugar específico; pudieron ser miles de ejecuciones”.

Este es el testimonio de El Sicario, libro y documental del mismo título realizados por los periodistas Charles Bowden y Molly Molloy, cuyo adelanto se publica en la edición de Proceso, este 17 de abril.

Las palabras de este asesino a sueldo, de Ciudad Juárez, sólo confirman el horror que está por venir. El protagonista del documental insiste: “Bueno, digamos que hay por lo menos 100 narcofosas, de las cuales, posiblemente sólo cinco o seis han sido descubiertas”.

El menciona tan sólo las fosas existentes en la frontera de Ciudad Juárez y Estados Unidos. Además de estos cementerios clandestinos, en Tamaulipas, en Nuevo León, en Durango y en Coahuila se calcula que pueden existir decenas o cientos de estos sitios.

El país apenas entrará a las compuertas de este horror, uno de los verdaderos rostros de la espiral de brutalidad, violencia, impunidad y miedo que ha acarreado la guerra entre los cárteles, la persecución contra migrantes y contra la gente humilde, sin rostro, sin nombre.

Más de 3 mil Desaparecidos

En la misma edición de la revista Proceso, la reportera Gloria Leticia Díaz cita el cálculo del Grupo de Trabajo sobre la Desaparición Forzosa o Involuntaria (GTDFI) de las Naciones Unidas en México. En su informe preliminar del 31 de marzo de 2011, este organismo advierte que “más de 3 mil personas habrían desaparecido desde 2006” en todo el país.

El recuento hemerográfico realizado por Proceso señala que se han descubierto 718 cadáveres en 47 fosas clandestinas en Guerrero, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Chihuahua, Oaxaca, Coahuila, Guanajuato, Zacatecas, Durango, Sinaloa, Sonora, Baja California, Campeche, Quintana Roo, Jalisco e Hidalgo.

La reportera Marcela Turati, en su recorrido por la morgue de Matamoros, Tamaulipas, relata en la misma edición de Proceso que el Servicio Médico Forense está desbordado y más de 400 personas han acudido a este sitio –provenientes del mismo estado y de otros como Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Distrito Federal, Zacatecas, Michoacán y Jalisco- en busca de sus familiares desaparecidos.

Un investigador, entrevistado por Turati, describe así el perfil de las víctimas:

“Algunos de los muertos tienen ropa de invierno. Casi todos eran pobres (‘no tenían para pagar casetas, para vías más rápidas y nadie quiso enterarse porque no eran hijos de ningún famoso’, dice la fuente).

“-¿Por qué los habrían matado? –se pregunta al investigador.

“-A todos los hombres, jóvenes, en edad de enrolarse, los ven como potenciales enemigos. Podría ser que están tan desesperados que los matan previniendo que se hagan sicarios del Golfo. Además, así se les impiden llegar a Matamoros y Reynosa, que controlan los sicarios”.

Esos son los muertos sin nombre. Sus cuerpos apenas comienzan a descubrirse.

Sin embargo, para ellos no hay palabras de consuelo ni de compromiso contra la impunidad del presidente de la República.

Televisa-Calderón: complicidades para la censura previa

Álvaro Cepeda Neri

Finalmente, la petición de Calderón a los medios de comunicación, para seguir manipulando la información en algunos de ellos y de una vez por todas implantar la previa censura, prendió como una peste de complicidades de Televisa-Azcárraga y TV-Azteca-Salinas Pliego con cientos que decidieron sumarse al acuerdo para la cobertura informativa de la violencia. Entrados en gastos neofascistas, los que suscribieron la inquisición empresarial contra las libertades constitucionales, es decir, jurídica y políticamente establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dieron un paso atrás en la defensa de esa conquista democrática y republicana para, servilmente, seguir aprovechándose de los intereses creados entre el duopolio televisivo, sus radiodifusoras, el Grupo Radio Centro (cuyos propietarios contribuyen con padresnuestros convocados por medio de sus frecuencias) y algunos medios impresos.

Sus 10 mandamientos (con instinto religioso del neofundamentalismo panista, sus vínculos con la agrupación tribal de El Yunque y la cada vez más desdibujada separación de las iglesias y el Estado) son una cruzada contra el ejercicio de las máximas libertades para informar, difundir, publicar y criticar sin ninguna censura previa. Calderón una y otra vez, machacona y públicamente lo exigió, para el desbocado cumplimiento de su razón de Estado militar, en cuyo nombre se enmascaran los postulados autocráticos favorables al príncipe (el Estado soy yo: Calderón) y sus secuaces.

Los que han suscrito ese acuerdo se pusieron la soga al cuello, proclamando la autocensura previa, tratando ingenuamente de tapar el sol con un dedo. Y si sólo ellos y sus ideólogos (los Aguilar Camín, los Carreño Carlón, etcétera) estuvieran involucrados, jamás alzaríamos la voz quienes rechazamos el amordazamiento de la libertad de expresión y libertad de prensa. Pero ese poder mediático y su maridaje con el poder presidencial son una amenaza antidemocrática, anticonstitucional y antirrepublicana, cuando la nación, más que nunca –desde Victoriano Huerta y Díaz Ordaz–, necesita plena información sobre las crisis de inseguridad, económica (desempleo, abandono del campo, encarecimiento de alimentos y medicinas, etcétera) y social por el creciente empobrecimiento y abandono de millones de jóvenes a los que un desgobernador deschavetado y maligno quiere imponer la leva militar.

El acuerdo de marras, publicado con el retrato de familia de sus suscriptores, busca que la previa censura se implante, no directamente por medio de ley o decreto de una autoridad (aunque Calderón estaría dispuesto a firmarlo… “rápido y furioso”), sino a través de un supuestamente inofensivo acuerdo que uniforma la cobertura informativa, contra el pluralismo que debe imperar, como si la desbordada y sangrienta violencia de los delincuentes no existiera.

Pero el “terror entre la población” no se provoca porque los medios de comunicación la den a conocer. Hay innumerables medios por los cuales, aparte de la comunicación de boca a boca, los mexicanos se informan. Y cientos de miles de hechos directamente les comunican: cuando se enteran del homicidio de un amigo, un periodista, un familiar o de cientos de mujeres que luchan por sus hijos acribillados, sus hijas violadas por los delincuentes o por los propios militares y policías. Es un acuerdo nazifascista al amenazar con “un órgano ciudadano” para dizque “observar”, que significa vigilar, al estilo staliniano, a los medios de comunicación (no especifican si sólo a los que firmaron el documento salido de un grupo de notables) para medir “el apego… a los criterios editoriales plasmados en el acuerdo”.

Estamos en vísperas de una noche polar de una dureza y una oscuridad heladas, cualesquiera que sean los grupos que ahora triunfen, para decirlo con Max Weber. Ese acuerdo representa la interrupción de la observancia constitucional por la retadora barbarie de la criminalidad, y también por un grupo empresarial alentado por Calderón y Televisa, en una complicidad que está poniendo las condiciones para el golpismo, y establecer un gobierno contrario a los principios de la Constitución. La alternativa es con la Constitución o contra ella. El acuerdo está contra la Constitución.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!