domingo, diciembre 30, 2007

EL PROGRAMA ANUAL ESTIMADO DE ADQUISICIONES PARA 2008 DE LA SECRETARIA DE HACIENDA Y CREDITO PUBLICO EL MEJOR EJEMPLO DE DESPILFARRO EN EL GASTO PÙBLI

Mario Di Costanzo

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2008, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público contará con un presupuesto de 36 mil 139 millones de pesos, de los cuales casi 6,000 millones de pesos los ejercerá directamente esta dependencia (sector central) y el resto serán gastados por sus organismos descentralizados, como el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) el Instituto de Nacional Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

De esta manera tan sólo esta dependencia, sin incluir las demás entidades, ejercerá un gasto corriente para 2008, de más de 4 mil 153 millones de pesos, de los cuales 2 mil 572 millones de pesos serán para el pago de salarios y el resto será destinado al pago de materiales y suministros y servicios generales de esta secretaria.

Estos gastos supuestamente son realizados para cumplir con las tareas que la dependencia realiza, sin embargo si revisamos El Programa Anual Estimado de Adquisiciones para 2008, de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, nos damos cuenta del despilfarro y la mala aplicación del gasto público.

Para corroborar lo anterior, sólo basta mencionar que de acuerdo a la revisión del documento que esta dependencia ha publicado en su página de Internet, se observan diversos conceptos de gasto, que nada tienen que ver con el funcionamiento de ésta secretaria y muestra como se dilapida los recursos de los contribuyentes.

De esta manera se observa en el documento publicado el pasado 30 de noviembre que esta secretaria entre otras cosas adquirirá o erogará recursos por los siguientes conceptos: 318 cerraduras para puertas y cajones, 100 chapas, mas de 500 pilas “AA” y “AAA”, 8 botiquines de primeros auxilios, además de un extenso surtido de medicamentos en donde destacan, Aspirinas, Melox, Alka Seltzer, Neomelubrina, Pepto Bismol, Buscapina, Desenfriol, asi como otros muchos antigripales y ungüentos para torceduras como el Lonol.

En la lista de artículos para adquirir, figuran también; cafeteras, ollas, cacerolas, abrelatas, rayadoras, batidoras, rebanadoras, platos, tazas, vasos, cubiertos, así como vasijas de porcelana y barro.

A esto se añaden los lápices, fólder, carpetas, hojas blancas plumas, plumones, engrapadoras, clips, tijeras, lápiz adhesivos de todos tipos y colores además de papel de china, toner y tintas para impresoras y todo un amplio y basto equipo de papelería en general.

Le siguen los artículos deportivos en dónde la Secretaria de Hacienda y Crédito Público adquirirá desde balones de futbol, pelotas de tenis y ligas cortas y largas para practicar “Pilates”, hasta “caminadoras con inclinación”.

Aquí destacan 17 bicicletas para spining cuyo costo será de 323 mil pesos, y 4 barras olímpicas con peso integrado cuyo costo será de 164 mil pesos.

A lo anterior se añaden artículos y prendas de vestir para caballero y dama, donde figuran los trajes sastre, y el calzado para dama y caballero, así como galletas, azúcar, café, té y refrescos.

Figuran también los lotes de productos alimenticios y gastos de alimentación para funcionarios, videocasetes y 8 dominós en inglés, refrigeradores de diversas capacidades, hornos de microondas, aires acondicionados y ventiladores.

De manera adicional se observa también, los pagos de tenencia y mantenimiento de vehículos oficiales, viáticos, así como la adquisición de televisiones de plasma y la contratación de servicios de televisión privada como SKY con sus paquetes Movie City y Fun, así como el pago de la impresión de tarjetas de presentación de funcionarios públicos.

viernes, diciembre 21, 2007

INUTIL E INEFICIENTE RESULTARA ACUERDO ENTRE SECRETARIA DE ECONOMIA Y LA ANTAD PARA APLICAR UN PROGRAMA DE DESCUENTOS A PRODUCTOS DE CONSUMO BASICO

Mario Di Costanzo

La Secretaria de Economía y el Gobierno Espurio eluden su verdadera responsabilidad al anunciar un “pacto” para establecer descuentos en 300 productos de consumo básico en vez de atacar los problemas de fondo.

En cambio conviene destacar que la medida propuesta por la Secretaria de Economía, es un reconocimiento tácito, de que la mal llamada Reforma Fiscal, y los incrementos en la gasolina, diesel, energía eléctrica y en los granos básicos han tenido y tendrán un efecto negativo sobre el poder adquisitivo y en el bienestar de la gente..

Es decir que los encargados de las políticas económicas tendrían que retomar las propuesta del “gobierno legitimo” que se basa en el combate frontal a los monopolios y oligopolios, mediante la aprobación de la Ley de Precios de Competitivo y la aplicación de un vasto programa emergente de producción y subsidios a la producción de granos básicos en el campo mexicano, cuya estrategia completa fue propuesta desde el mes de febrero de 2007, en el Programa de denominado “Cuidado de la Economía Nacional y Defensa de la Economía Familiar Frente a la Carestía”.

Es claro que el “pacto u acuerdo” anunciado por Eduardo Sojo resultará ineficiente y económicamente inviable ya que en la mayoría de los comercios establecidos y en las tiendas de autoservicio, la re etiquetaciòn de precios se ha mantenido vigente a lo largo del año que está por concluir, por ello no se lograra revertir el incremento en los precios de los productos que integran la canasta básica y que entre diciembre de 2006 y la primera quincena de 2007, mostraron un crecimiento del 35%.

Más aún la medida implementada por Sojo, causará distorsiones en la economía ya que desde hace muchos años, se estableció la liberalización de los precios en la economía, por lo que cualquier intento de “control de precios” implicará importantes desajustes en las cadenas productivas, al mandar señales equivocadas en los precios del mercado tal y como sucedió en el caso de la “tortilla” cuando se “formalizó su incremento a principios de 2007” en vez de haber recurrido a políticas de subsidio y de fomento a la producción y comercialización del maíz.

Es importante señalar que los “pactos u acuerdos” se establecieron en nuestro país en épocas de Miguel de la Madrid y al principio de la administración de Carlos Salinas de Gortari y formaron parte de los llamados ”planes de choque” que buscaban contener la elevada inflación; se aplicaron en México y en algunos países sobre todo de Latinoamérica, por ejemplo en el Plan Austral en Argentina, o el Plan Cruzado en Brasil u el caso de Colombia.

Sin embargo estos programas se acompañaban de otro tipo de medidas encaminadas a reducir el déficit público, y de fuertes restricciones monetarias que limitaban fuertemente el crecimiento económico, el poder adquisitivo de la gente y el empleo.
A lo anterior hay que añadir que dicho “acuerdo” o “pacto” se llevará a cabo durante la segunda quincena del mes de enero de 2008, mientras que los comerciantes y productores así como las tiendas de autoservicios habrán incrementado los precios desde la primera quincena del mes de enero.

De manera adicional es importante señalar que en el caso del gasolinazo, prácticamente la totalidad de los productores y comerciantes, ya reflejaron en sus precios el efecto que tendrá esta medida, por lo que en teoría, no tendrían que modificar sus precios en el mes de enero de 2008.

Para corroborar lo anterior, solo basta señalar que en julio de este año, cuando se lanzo la propuesta de incrementar el precio de la gasolina, el costo de una muestra de 42 productos básicos, se ubico en 1,045.15 pesos y para la primera quincena del mes de octubre, cuando se formalizó su aprobación en el Congreso, el costo de esta canasta se ya ascendía a 1,102.28 pesos.

De esta manera, entre julio y octubre se observaron incrementos que reflejaban ya el impuesto a la gasolina, así por ejemplo el frijol pasó de $16.0 a $20.0 el kg, la lenteja de 7.90 a 8.91 la bolsa de 500 grs, el paquete con 12 huevos de $14.70 a $ 16.0, el pan de caja bimbo de $18.90 a $ 20.0, el kilogramo de pollo entero pasó de $23.95 a $ 26.00

Esto muestra claramente que entre el mes de julio y la primera quincena del mes de octubre, el crecimiento en costo de esta canasta básica registró un incremento de 5.46%, cifra que es prácticamente similar al incremento total que tendrá la gasolina, gracias al impuesto propuesto por Acción Nacional y avalado por los diputados del PRI,

Cabe destacar que desde hace varios años, no se observaba un incremento de tal magnitud en los precios de los productos que integran la canasta básica, de hecho, entre enero y diciembre de 2006, el crecimiento de los precios de estos 42 productos fue 10.53% al pasar de $740.44 a 818.44%

Sin embargo si revisamos lo ocurrido durante el 2007, nos damos cuenta de que entre diciembre de 2006 y diciembre de 2007, el costo de esta canasta de 42 productos pasó $818.44 a $1,103.63, lo que significó un incremento de 34.85%

Así, con base en el salario mínimo mensual, el costo de estos productos pasó de representar el 50.8% de un salario mínimo de un trabajador, en enero de 2006, al 73% para la primera quincena del mes de diciembre del presente año.

Sin embargo esta situación se ha visto recrudecida en el caso de los productos alimenticios que forman parte de la canasta básica, así por ejemplo se observa que el costo de los alimentos que integran una canasta básica pasó de 485.4 pesos en enero de 2006, a 540.46 en diciembre de 2006 y a 732.71 pesos en la primera quincena de diciembre de 2007, cifra que representa un incremento de 50.94% con respecto a enero de 2006 y un crecimiento de 35.6 % durante el presente año.

Es importante destacar que en el caso de los alimentos, prácticamente todos los productos que integran la canasta básica han registrado incrementos muy superiores al incremento del salario mínimo, así con respecto al mes de diciembre del 2006, tenemos que el crecimiento de los precios de los siguientes productos ha sido: fríjol (87.50%), lenteja (102.5%) salchicha (68.9%), leche condensada (32.9%), leche en polvo (51.28%), mantequilla (56.03%), el arroz (40.52%) y huevo (60.5%).

Esto quiere decir que mientras que en enero de 2006, un obrero requería de 15.24 días de trabajo (jornada laboral de 8 horas) percibiendo un salario mínimo, para adquirir 42 productos de la canasta básica, para la primera quincena del mes de diciembre del presente año requiere de 22 días de trabajo, para adquirir la misma canasta de productos.

Lo anterior significa que en la actualidad un obrero que percibe el salario mínimo tiene que destinar casi 22 días de trabajo para poder obtener una canasta de 42 productos básicos, por lo que con lo que le resta (8 días de trabajo) tiene que hacer frente a los costos de transporte, vestido y vivienda, lo cual resulta prácticamente imposible, ya que el incremento del salario mínimo en 2007 fue de sólo 3.9%.

Así por ejemplo, un obrero que percibe el salario mínimo requería en enero de 2006 de 9.55 horas de trabajo para adquirir un kilo de bistec, de 6.59 horas de trabajo para adquirir un kilo de carne molida, de 0.82 horas de trabajo para adquirir un kilo de tortilla o de 2.47 horas de trabajo para adquirir 2 kg de azúcar.

Sin embargo para la primera quincena de diciembre de 2007, el mismo obrero percibiendo un salario mínimo requiere de 11.56 horas de trabajo para adquirir un kilo de bistec, 10.14 horas de trabajo para adquirir un kilo de carne molida, 1:27 horas de trabajo para adquirir un kilo de tortillas, 4,12 horas de trabajo para adquirir un pollo y 9.40 horas de trabajo para adquirir un kilogramo de jamón.


Es importante señalar que el sólo anuncio del incremento que tendrá la gasolina y diesel, aunque sea hasta enero del 2008, ya se ha a reflejado en los incrementos en los precios de prácticamente todos los productos, ya que esta situación es una cuestión de expectativas del publico en general ya que quienes perciben que en algún momento del tiempo, los precios se incrementaran, prefieren adelantarse y llevar a cabo el ajuste de inmediato, por ello, “los comerciantes y productores de servicios, se previenen incrementando los precios hoy, y no hasta mañana.”

Por esta razón, diversos productos alimenticios, como la carne, el huevo, la leche y el pan bolillo, ya aumentaron y de seguro volverán a incrementar su precio en enero del 2008.

Asimismo se esperan para el primer mes de 2008 incrementos en la mayoría de los granos básicos (maíz, arroz, fríjol), así como de la gasolina y de la energía eléctrica por lo que se estima que la canasta básica tendrá un incremento de cuando menos 15% en el primer mes del próximo año.

Esta situación sugiere, además que el seguimiento de los precios que realiza el Banco de México, para obtener la inflación o el crecimiento de los precios en la economía, ya no refleja la realidad de el poder adquisitivo de las familias, esto debido a que la ponderación que realiza el Banco Central para calcular el crecimiento de los precios, contiene sesgos que tienden a subestimar el crecimiento de los precios.

Finalmente se debe decir, que la cifra que se recaudará durante el próximo año debido al impuesto a la gasolina (8,000 millones de pesos) es equivalente al gasto del gobierno por concepto de seguro de gastos médicos mayores para funcionarios de alto nivel, al gasto en seguro de separación individualizada para funcionarios de alto nivel, y al gasto en servicios de accesoria que tendrá el gobierno federal, por lo que resulta estos ingresos podrían ser compensados con un programa de austeridad.

martes, diciembre 04, 2007

MIENTRAS QUE CONTINUA LA BRUTAL EXPANSION DEL GASTO CORRIENTE; AGUSTIN CARSTENS HACE SU GUARDADITO PARA EL 2008

Mario Di Costanzo

Agustín Carstens ha logrado nuevamente engañar al Congreso y ha generado un “guardadito” es decir un superávit fiscal que al mes de octubre del presente año asciende a más de 188 mil 500 millones de pesos, y que seguramente serán utilizados de manera discrecional durante el próximo año continuando así con la tremenda expansión del gasto corriente del sector público.

Para corroborar lo anterior se observa que al mes de octubre las finanzas públicas registraron un “superávit fiscal” es decir mas ingresos que gastos, por 188 mil 506 millones de pesos, lo anterior es producto de haber obtenido ingresos por 2 billones 13 mil 730 millones de pesos y de haber realizado gastos por 1 billón 828 mil 47 millones de pesos.


Es conveniente señalar que la favorable evolución de los ingresos presupuestarios se explica en gran medida debido a la favorable evolución de los ingresos petroleros que el mes de octubre fueron de 679 mil 974 millones de pesos, lo que representó el 34% del total, es decir que de cada peso que ingreso al gobierno 34 centavos provinieron directamente del petróleo, es conveniente señalar que esta proporción es mayor si se considera la recaudación proveniente del IVA de las gasolinas y los excedentes petroleros que al mes de octubre ascendieron a 92 mil 580 millones de pesos.

Por lo que respecta al gasto público se observa que la mayor parte de este se concentró en el gasto corriente que ascendió a 1 billón 108 mil 273.8 millones de pesos, cifra que representa el 60.6% del gasto total, seguido por el gasto no programable que representó el 26.2% y que se conforma principalmente por el Costo Financiero de la Deuda y las Participaciones Federales a los Estados de la República,

Es importante señalar que la inversión física directa del gobierno representó sólo el 11.8% del gasto total realizado al mes de octubre del presente año, al ascender a 217 mil 207 millones de pesos, en tanto el pago de sueldos y salarios del gobierno, fue de 509 mil 945.9 millones de pesos, cifra que representa más del doble del gasto destinado a la inversión, a esto hay que añadir que al mismo período el gasto de operación del gobierno se ubicó en 381 mil 635 millones de pesos siendo también mayor a la inversión física directa gubernamental.

Esto comportamiento resulta aún más absurdo y contradictorio al observar que tan solo al mes de septiembre la inversión en obra pública para PEMEX fue de 4 mil 314.3 millones de pesos y para mantenimiento de proyectos fue de 1 mil 599 millones de pesos, mientras que el costo de los PIDIREGAS ascendió a 21 mil 790.6 millones de pesos y el pago de intereses de su deuda a poco más de 31 mil millones de pesos

Esta situación que ilustra claramente la tremenda descapitalización de PEMEX en cuanto a infraestructura y mantenimiento de sus activos físicos productivos


Finalmente es importante señalar que el “superávit fiscal” obtenido al mes de octubre y que no es otra cosa mas que recursos que tiene en “caja” las arcas públicas, son equivalentes al programa de gasto anual de petróleos mexicanos para 2007,

Esta situación que refuerza la propuesta hecha por el Gobierno Legitimo de Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que si es posible rescatar al sector energético, puesto que se cuenta con recursos gubernamentales para la expansión y crecimiento del sector.

domingo, diciembre 02, 2007

Campana sobre campana

Mario Di Costanzo*

A pesar de la cercanía de la temporada navideña, no pretendo referirme a los villancicos que tan populares se vuelven en este mes del año, ya que una de las cosas más importantes que tendremos que tener muy en cuenta para los gastos de este diciembre es la llamada “cuesta de enero” que va a ser más alta que el monte Everest, debido, entre otras cosas, al gasolinazo, al incremento en el precio de la energía eléctrica y al de todos los alimentos.

No obstante es pertinente hablar sobre “campanas”, ya que estos objetos han cobrado mucha importancia en nuestro país, con la única diferencia que la que fue tocada en 1810 sirvió para convocar a los mexicanos a la lucha por la independencia, y las que sonaron hace dos domingos tal pareciera que buscaron callar las voces de una propuesta que busca la “independencia energética del país”.

Y lo señalo porque el tema de las campanas fue de tal importancia, que muchos medios pasaron por alto la propuesta que en materia energética lanzara Andrés Manuel López Obrador.

Por ello y a pesar del ruido de las campanas, vale recordar aunque sea brevemente el planteamiento del Presidente Legítimo.

Su propuesta busca evitar que el sector energético se entregue al capital privado y extranjero, para ello ha planteado que se trabaje en tres grandes vertientes; la de reducir gastos superfluos y de operación del gobierno para liberar recursos y ser invertidos en el sector, a ello añade, la utilización de los excedentes petroleros exclusivamente en el sector energético y la reorganización misma de Pemex para que se corrijan los errores que se han cometido en la absurda política de precios, lo ha provocado, entre otras cosas, el desmantelamiento de la petroquímica y la necesidad de importar gasolina y gas natural.

Es decir, el proyecto pretende que no se repita más lo que ha venido sucediendo con los excedentes petroleros desde 2001 y que se ha mantenido durante 2007.

Y es que de acuerdo con datos oficiales, durante el presente año las finanzas públicas registrarán excedentes petroleros por más de 110 mil millones de pesos; sin embargo, el gasto corriente y de operación del gobierno será mucho mayor que la inversión pública.

Así, mientras que al mes de septiembre del presente año los ingresos petroleros fueron mayores a lo esperado en aproximadamente 77 mil 561 millones de pesos, la inversión directa gubernamental apenas registró un crecimiento de 11 mil 703 millones de pesos.

Sin embargo, el gasto corriente del gobierno registró un crecimiento de 84 mil 437 millones de pesos, cifra que resulta ocho veces superior al gasto de inversión, por lo que este gasto corriente absorbió la totalidad de los excedentes petroleros acumulados durante los primeros nueve meses del año.

Esta comparación resulta más contradictoria al observar que la inversión en obra pública para Pemex fue de sólo 4 mil 314 millones de pesos y para mantenimiento de proyectos fue de mil 599 millones de pesos, mientras que el costo de los Pidiregas ascendió a 21 mil 790 millones de pesos y el pago de intereses de su deuda a poco más de 31 mil millones de pesos.

Sin embargo, algunos piensan que las campanas del domingo 18 de noviembre también acallaron a los ministros de la Suprema Corte de Justicia, quienes decidieron perdonar los pecados del góber precioso, empezando por los relativos a la pederastia.

¿Será que una investigación o condena hubiera exhibido a algunos destacados integrantes de la casta eclesiástica? ¿O será que las campanas ahora buscan impedir la impartición de justicia?

*Secretario de la hacienda pública del gobierno legítimo

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!