miércoles, diciembre 23, 2009

RMX les desea: Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo

A todos nuestros amigos y lectores, les deseamos lo mejor en esta época del año, pero lo más importante que en todo momento la paz, el amor y armonía no falten en su hogar y en sus corazones... y si llegasen a faltar, hay que luchar para conquistar eso y nuestra felicidad...

Es el deseo de Revoluciones México y todo su equipo de colaboradores.

Economía virtual

Noticias MVS del 23 de diciembre con Carmen Aristegui



Noticias MVS con Carmen Aristegui

Amparos para no pagar la luz a la CFE



Los árboles de la Pepsi y la Coca de Ebrard y empresarios

Álvaro Cepeda Neri

La “comida chatarra” tiene en los refrescos de cola, como las bebidas de la Coca y la Pepsi, a los principales causantes de desnutrición, gastritis y adicciones a sus sustancias dañinas. Esos refrescos se han vuelto parte hasta del desayuno en quienes, de los que tienen todavía un empleo, los ingieren para “activarse”. Encima de eso, Pepsi anuncia una nueva presentación con más cafeína y otro producto que sirve como droga, para dizque estimular aún más.

A esto debe agregarse que la crisis ha obligado a más mexicanos a comer tamales de pésima calidad (hasta acedos) que producen al mayoreo miniempresarios junto con pseudoatoles venden contratando a desempleados por más de 14 horas diarias y un salario de comida, cobijo y baño semanal, en calidad de esclavitud.

A las poderosas empresas refresqueras, cuyas patentes reditúan importantísimas ganancias a sus dueños estadounidenses, les hacen muchas concesiones desde los gobiernos municipales, estatales y federal. Y en cuanto hay un evento oficial, las marcas cerveceras regalan sus productos a cambio de publicidad, de tal manera que a los asistentes (como se inició en la propaganda nazi-facista) les entre por los ojos la adicción a esos productos “indispensables”; además, aprovechan cualquier oportunidad y presionan para apropiarse de lugares públicos para anunciar sus productos.

Esas empresas generan, por todo el territorio (pues llegan con su bebidas chatarras hasta los lugares más apartados, a los que no van las huestes de Córdova Villalobos, de la secretaría de Salud ni los demás calderonistas para “ayudar a los que menos tienen”), toneladas de basura que están en las calles, carreteras y que es basura no degradable. Y no les imponen un impuesto por eso.

En cuanto a los árboles de Navidad que han colocado en las afueras de los comercios, patrocinados por Coca-Cola y el “árbol más grande del mundo” en la principal avenida de la ciudad de México, de la Pepsi-Cola con la complicidad de Ebrard el cacique defeño y mano negra del circo Juanito-Brugada, muestran hasta dónde la publicidad de generadores de basura y comida chatarra, tienen intereses con politiquillos del sistema.

Entorpeciendo más el tráfico, sobre todo de automóviles, en la principalísima avenida Reforma (copia de Champs Elysées, Campos Elíseos, de París) que inició el usurpador de Maximiliano, el ídolo conservador de los panistas de entonces), dejó, a cambio de sepa usted qué, lector, porqué este columnista mal pensado solamente puede suponer que por algún soborno, dejó, repito, Ebrard que la refresquera Pepsi-Cola pusiera en el gigantesco árbol navideño sus anuncios.

Igual hizo Coca-Cola en diferentes lugares comerciales. El Jefe de Gobierno del Distrito Federal y sus empresarios que lo alientan para traicionar a López Obrador, se salieron con la suya para hacer de las fiestas navideñas una tribuna para provocar el consumo de bebidas chatarras e inundar de basura al país con sus botellas de plástico. Así que: ¡Felices pepsis y cocas!

Procedimientos normales

SME no cederá; CFE perderá capital en 2010, dice Esparza

El líder del SME, no reconocido por el gobierno federal, aseguró que las cifras de liquidación están alteradas

Tras finalizar hoy el plazo del segundo periodo que la Secretaria del Trabajo dio a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) para cobrar su liquidación, Martín Esparza, líder del SME, pidió a los trabajadores mantenerse firmes en su posición para poder continuar con la lucha.

En entrevista con MVS Radio, Esparza aclaró que pese a que en la radio y televisión se continúa insistiendo a los trabajadores que cobren su liquidación, la única opción viable es que Javier Lozano cobre su liquidación y se largue.

Asimismo, Esparza afirmó que detrás del cierre de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y la llegada de Comisión Federal de Electricidad se encuentran empresas extranjeras que acabarán con los contratos de trabajo.

"Corrupción, perdón Comisión Federal de Electricidad, perderá mucho capital en 2010, terminará con todos los contratos de trabajo", afirmó el líder del gremio.

Respecto a los datos presentados por la Secretaria del Trabajo (ST), los cuales indican que alrededor del 62% de los trabajadores ya se han liquidado, Esparza indicó que esto es una mentira ya que de los 41,300 trabajadores de planta con los que contaba el organismo, todavía quedan 20,000 que no se han liquidado.(El Semanario Agencia, ESA)

Buena nueva

Miguel Ángel Granados Chapa

En medio de reiteradas agresiones gubernamentales a sindicatos estorbosos, los miembros de la Unión nacional de técnicos y profesionistas petroleros llegan con una buena noticia. Después de casi dos años de gestiones legales y una ardua lucha, consiguieron el registro formal de su agrupación. Tendrán por eso posibilidad de que Pemex suscriba con ellos un contrato colectivo, que abarque a los integrantes de su ramo. No habrá necesariamente contienda con el Sindicato de trabajadores petroleros de la república mexicana, que desde 1993 encabeza Carlos Romero Deschamps, sino que las dos organizaciones podrán legalmente coexistir. No es seguro que políticamente la convivencia sea pacífica, porque la Unión recién registrada es un contraejemplo que molestará a los líderes tradicionales del gremio petrolero.

Diversas generaciones de profesionales y técnicos al servicio de Pemex han emprendido varias veces, a lo largo de 40 años, diferentes tentativas para integrarse en una agrupación separada del sindicato que hasta ahora ha sido el titular exclusivo de las relaciones laborales con la empresa petrolera nacional. Dichos trabajadores, y más ampliamente los empleados de confianza, no se sienten representados por el sindicato oficial, o no pueden por la propia naturaleza de sus labores ser parte de él. En los años setenta consiguieron un grado de aglutinamiento considerable, pero a lo más que pudieron llegar fue a constituir una sección especial dentro de la estructura general del sindicato. Por su fragilidad, ya que había sido tolerada como una imposición del gobierno, dicha sección no perduró porque la calidad personal de sus integrantes conllevaba una conciencia social que no era bien vista y mucho menos compartida por los dirigentes nacionales del sindicato. Varias veces se intentó repetir el esfuerzo organizador, pero las autoridades laborales y la dirección de Pemex misma se unieron para impedir que tuviera éxito.

En marzo del año pasado comenzó el intento que ahora ha fructificado. En diciembre siguiente, hace un año, la Secretaría del Trabajo negó el registro correspondiente. Previamente desde la empresa se había buscado presionar y debilitar al naciente sindicato, sobre todo mediante despidos tendientes por un lado a intimidar a posibles integrantes de la agrupación y por otro para desmantelar la membresía. El caso del ingeniero Didier Marquina Cárdenas, líder de la Unión, ejemplifica esa práctica.

Funcionarios de Pemex buscaron disuadir a Marquina Cárdenas de continuar su tarea organizadora y de proselitismo. Ante su perseverancia, fue echado de su responsabilidad como supervisor técnico de la Coordinación de tecnologías de información en el complejo petroquímico de La Cangrejera. La policía privada de Pemex, es decir integrantes de sus Servicios especiales de seguridad física lo echaron literalmente a la calle en noviembre del año pasado. Pero en vez de conseguir su retiro de las tareas sindicales lo que lograron fue una mayor cohesión de sus compañeros en torno suyo. En julio pasado se resolvió a favor de la Unión el juicio de amparo iniciado en enero anterior para combatir la negativa del registro. Como si fueran sus adversarios, a los que se empeñó en derrotar, las autoridades del Trabajo acudieron a la revisión ante el decimocuarto tribunal del trabajo, que el 9 de diciembre confirmó la concesión del amparo y, por ende, la obligación de la renuente Secretaría del ramo a inscribir a la Unión en su registro de asociaciones. Lo hizo con pereza y sólo 12 días después entregó la constancia respectiva, precisamente cuando concluía el nuevo periodo de compra de voluntades emprendido por la propia Secretaría bajo el disfraz de indemnización (ya no tan) copeteada a los miembros del SME.

En el sindicato tradicional los petroleros no logran sacudirse las prácticas autoritarias y antidemocráticas que permite la perpetuación de los dirigentes seccionales y nacionales. Como ha venido haciéndolo desde 1997, el Centro de reflexión y acción laboral, de la asociación civil Fomento cultural y educativo a través de la cual cumple la Compañía de Jesús una importante tarea social, auspició una vez más la observación de elecciones sindicales, ahora en la sección 29 del sindicato. Un comité ad hoc en que participó Emilio Álvarez Icaza, que de ese modo retorna a la sociedad civil tras su desempeño en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, documentó las irregularidades, a las que en realidad habría que llamar regularidades, porque ocurren sistemáticamente, en el relevo del comité seccional. Además de agresiones e intimidación, laxitud en el uso del padrón y comprobación del quórum -todo lo cual es solapado por las autoridades del trabajo- el método de elección a mano alzada, en vez del sufragio secreto en urnas, hace imposible que la oposición pueda prosperar.

De ese modo, la única posibilidad real de una transformación del sindicato, o al menos la fractura de sus grupos de mando actuales, consiste en que deje de operar la coalición de intereses que permiten a Romero Deschamps uncir el gremio al gobierno. Hasta el golpe al quinismo, si bien bajo la autoridad informal de Joaquín Hernández Galicia, se turnaban la secretaría general los grupos dominantes en las secciones 1 de Ciudad Madero, 10 de Minatitlán y 30 de Poza Rica. Romero Deschamps se ha asegurado hasta 2012 un mando personal contrario a esa rotación. A ver por cuánto tiempo.

¿Cambio de política económica?

Rogelio Ramírez de la O

El único premiado en los recientes cambios en el gabinete económico es Agustín Carstens, pues con ello logra deshacerse de la papa caliente, es decir las consecuencias de una política económica inerme, de su propia creación, ante el ciclo económico. Segundo, porque logra blindaje político transexenal.

La papa caliente es su creación al haber permitido el engrosamiento de la burocracia y su gasto y con ello impedido la única vía posible de ajuste fiscal constructivo; a final de cuentas, una falta imperdonable. Además, por no advertir a tiempo la severidad de la crisis global y, aun hoy, la segunda fase de sus consecuencias negativas.

Pero hoy, si la política económica sigue perdiendo credibilidad y confianza, otro será el culpable. Es difícil no comparar esta situación con la transferencia de la Secretaría de Hacienda de Pedro Aspe a Jaime Serra en 1994.

Los cambios tienen otras implicaciones. Por las declaraciones del propio Carstens, buscará una coordinación de la política fiscal y financiera del gobierno con la política monetaria con el fin de un mayor crecimiento económico. Tan sólo esto basta para advertir enormes contradicciones con la estrategia económica que todo su equipo económico convirtió en dogma.

Por ejemplo, Carstens ya estuvo al frente de la política fiscal y juzgó que debería apretarla, y por eso dos aumentos de impuestos, el IETU en 2007 y el ISR e IVA en 2009. Con ello anuló cualquier contribución fiscal a la demanda y al crecimiento. Por lo tanto, el cambio implica necesariamente el relajamiento de la política monetaria. Y coincide con sus reclamos al Banco para que redujera la tasa de interés desde 2008.

Pues bien, esto contradice su plan macroeconómico para 2010, formulado desde Hacienda, según el cual la inflación será 3%. Como hoy es mayor y será aún mayor en 2010 con aumentos de energéticos y de impuestos, entonces la señal de bajar el interés sería que la inflación ya no es el principal objetivo del Banco. O que las tasas ya no son el mecanismo para procurar la meta de inflación. O bien, que hay que elevar la meta, por ejemplo a 5%, para no infringir la Ley del Banco.

Cualquiera de estas conclusiones afectaría seriamente las expectativas, en ambos casos elevando la inflación esperada, lo cual ya comenzó a suceder en forma suave. Eso elevaría la tasa de los bonos en pesos a plazo y causaría pérdidas en las tenencias de valores, entre ellas de las afores.

Ahora, un relajamiento monetario para mayor crecimiento sin reducir el gasto corriente público, combinado con la aceptación de mayor inflación, haría que el peso se debilitara, especialmente cuando Estados Unidos se prepara para ir suprimiendo su propio relajamiento monetario. Es cierto que un peso más débil podría dar mayor competitividad a la economía, pero contradice todo lo que el equipo económico oficial ha practicado durante décadas. Un cambio así no se logra con éxito sólo con buenos deseos.

Si realmente el Banco quiere relajar la política monetaria, independientemente de todos estos antecedentes, necesita una historia muy sólida para venderla a los mercados sin perder credibilidad. Por lo mismo, no debería prometerla como un hecho hasta no revisar cada una de sus implicaciones para mercados, inflación y tipo de cambio y, sobre todo, sin calibrar el cambio de la estrategia monetaria en Estados Unidos. Eso es lo único que le permitiría recuperar la credibilidad perdida al entregar la Secretaría con la economía real y la recaudación desplomadas, después de múltiples anuncios de que se trataba de problemas pasajeros.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!