GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

miércoles, noviembre 14, 2007

EN EL PRESUPUESTO APROBADO PARA 2008 PERSISTEN LOS GASTOS SUPERFLUOS

Y TAMPOCO EXISTE LA GARANTIA DE QUE LOS RECUSOS ADICIONALES VAYAN A SER DESTINADOS A INVERSION PUBLICA Y GASTO SOCIAL

Mario Di Costanzo
Secretario de la Hacienda Pública
Gobierno Legítimo
Noviembre 14 del 2007

Las reasignaciones realizadas por los legisladores durante la aprobación del Presupuesto de Egresos para 2008, son solo una aspirina contra “un cáncer” y solo han servido para que Agustin Carstens utilice mediaticamente este hecho para hacer parecer a la opinión pública que el ejercicio del presupuesto inducirá el crecimiento económico y la creación de empleo y para corroborar lo anterior sólo basta mencionar lo siguiente:

Los 152 mil millones de pesos que se reasignaron representan tan sólo el 7% del Gasto Total para el 2008, además de que la SHCP no mencionó en ningún momento del proceso que de acuerdo al último informe de Finanzas Públicas, al mes de septiembre del presente año, se ha generado un superávit fiscal (es decir más ingresos que gastos) por 138 mil millones de pesos, que en este momento las autoridades de la SHCP tienen un su “caja” y que difícilmente se gastarán de aquí a fin de año, por lo que no darán cuenta a dónde quedarán esos recursos, que representan aproximadamente el 90% de “la bolsa que se reasignó durante la aprobación del Presupuesto”.


La Inversión Pública se encuentra sobrestimada:

En el Proyecto de Presupuesto presentado a la Cámara de Diputados el 8 de Septiembre del año en curso, se observaba que la Inversión Pública Directa ascendería a 271 mil millones de pesos, sin embargo en este rubro se incluyeron 80 mil millones de pesos por concepto de “Amortizaciones de Pidiregas” que indebidamente se asumen como inversión física directa, cuando en realidad son pago en dinero realizados a las empresas que están llevando a cabo las obras.


De esta manera de inicio la inversión publica directa “pura” era de 190 mil millones de pesos, a esto habría que agregar las modificaciones que la Cámara de Diputados realizó y que impactaron a la inversión pública directa, por lo que se tendrían que agregar 30 mil millones de pesos destinados a PEMEX aunque estos no se encuentran especificados para que son, los 25 mil millones de pesos destinados al Programa Carretero y aproximadamente 14 millones de pesos más destinados a infraestructura hidráulica (9 mil millones) y a Universidades Públicas (5 mil millones).


Asi se obtiene que en el Presupuesto Aprobado la inversión pública directa será de aproximadamente 260 mil millones de pesos, cifra que significa tan sólo el 11% del gasto total para 2008 que será de 2 billones 569 mil millones de pesos.

De esta manera se observa que el gasto en inversión pública directa seguirá siendo inferior al pago de intereses sobre la deuda el cual será de 266 mil millones de pesos, de los cuales aproximadamente 37 mil millones serán producto de los PIDIREGAS, 29 mil millones del IPAB-FOBAPROA.

Aquí es conveniente mencionar que a pesar de que se reasignaron recursos adicionales por 152 mil millones de pesos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no vio incrementado su presupuesto, por lo que el gasto de inversión de la CFE será de sólo 29 mil millones de pesos, cifra equivalente a los recursos destinados al rescate bancario e inferior a los intereses que se pagarán por concepto de PIDIREGAS.


Finalmente es conveniente señalar que al ISSSTE tampoco le fueron asignados recursos adicionales a pesar de que en el Proyecto de Presupuesto se observó una disminución en su presupuesto cercana a los 1 mil 700 millones de pesos.

Gastos No Explicados:

El Presupuesto también contiene gastos que no se encuentran claramente explicados o transparentados por al menos 33 mil 963 millones de pesos, ya que en el Decreto de Presupuesto se observa que dentro del ramo 23 “Provisiones Salariales y Económicas” existe un rubro denominado como “Gastos Asociados a Ingresos Petroleros” que ascienden a 33 mil 963 millones de pesos y no se explica en razón de que se dan esas erogaciones, sin embargo se observa que en el Proyecto Original presentado a la Cámara de Diputados el 8 de septiembre el mismo concepto previa gastos por 42 mil 136 millones de pesos y que estos fueron reducidos en 8 mil 173 millones de pesos durante la aprobación del Presupuesto.

Cabe señalar que la reducción en este rubro es equivalente a los ingresos que se obtendrán por la aplicación del Impuesto a la Gasolina, por lo que estos “Gastos Asociados a Ingresos Petroleros” podrían reflejar el costo anual de las gasolinas que el país tiene que importar por no tener la infraestructura para producir gasolinas a pesar de ser un país petrolero.

Cabe destacar que los “Gastos Asociados a los Ingresos Petroleros” (33 mil 963 millones de pesos) son casi equivalentes a lo aprobado para el Programa Oportunidades (38 mil 71 millones de pesos).


Gasto Social y Productivo Disfrazado:

A pesar de que los diputados y Carstens han señalado que el Presupuesto Aprobado tiene un alto contenido social y productivo, si revisamos en detalle los asignaciones presupuestarias para algunos programas de alto impacto, nos damos cuente que realmente no se observó un incremento significativo en los recursos destinados para cumplir con sus objetivos, asi por ejemplo:

Mientras que la SEDESOL tuvo una asignación adicional de 12 mil 505.8 millones de pesos, al Programa Oportunidades no se le destinaron más recursos por lo que su asignación anual se mantuvo exactamente igual que en el Proyecto que se envió a la Cámara de Diputados el 8 de septiembre.

Lo mismo sucede con las erogaciones para atender a la población indígena que se incrementaron tan sólo en 60 millones de pesos.


En ese mismo caso se encuentra el PROCAMPO ya que ha pesar de que al Programa Especial Concurrente para el Campo se le asignaron 20 mil millones de pesos adicionales, el presupuesto de PROCAMPO se mantuvo sin cambio, aquí cabe señalar que para programas relativos a la competitividad en el sector rural y particularmente en el caso de el maíz y la caña de azúcar, que durante el 2008 enfrentarán la apertura total ante el TLC se realizaron asignaciones especiales apenas por, 1,600 millones de pesos y por 2,200 millones de pesos respectivamente..

Persisten los Gastos Superfluos en el Gasto Programable:

En virtud de que no se aplico un programa significativo de austeridad y por ejemplo en el dictamen aprobado no observan disposiciones relativas a las percepciones salariales de los servidores públicos, el gasto previsto para el 2008 se mantuvo intacto por lo que el gasto en servicios personales del Gobierno Federal para el próximo año será de 713 mil millones de pesos, cifra que significa el 27% del gasto total , pero si comparamos el pago de salarios contra el gasto programable, es decir el gasto que será destinado a Programas Gubernamentales, ya sea de inversión o de carácter social, y que para 2008 será de 1 billón 899 mil millones de pesos, esta proporción se incrementa y es del 37%, es decir que por cada peso que gasta el gobierno en programas gubernamentales 37 centavos son para pagos de salarios de la burocracia.

Así se observa que la insignificancia e insuficiencia de los recursos reasignados, y ante la negativa de aplicar un verdadero programa de austeridad no se logró modificar estructuralmente el Presupuesto para 2008, pues el gasto corriente sigue representando la mayor parte del gasto programable, al ascender para 2008 en una cifra cercana al billón 669 mil millones de pesos, mientras que el gasto de capital o sea la inversión pública será de sólo 260 mil millones de pesos, en el mejor de los casos.