martes, abril 12, 2011

Sicilia, misionero de paz

Jenaro Villamil

“No se necesita ser un creyente ni compartir con Illich la fe de la que salió su obra para entender la terrible verdad del mal que denuncia. Su argumentación en el terreno de la historia y de la filosofía es tan poderosa y el sentido de sus conclusiones tan evidente que cualquiera puede acercarse a él confiadamente.”

Este párrafo lo escribió Javier Sicilia, comprometido con la Teología de la Liberación y con las comunidades eclesiales de base, en el prefacio a las Obras reunidas de Iván Illich (FCE, 2008), una extraordinaria compilación del trabajo de quien es considerado como uno de los pensadores más importantes y lúcidos de la segunda mitad del siglo pasado.

Illich, creador del Centro Intercultural de Documentación (Cidoc), un espacio donde compartió sus reflexiones y sus seminarios, fue también una de las voces más inspiradoras de las organizaciones y movimientos surgidos bajo ese gran paraguas de revolución y de conciliación que es la Teología de la Liberación.

Por eso no es casual que Sicilia, al igual que el padre Alejandro Solalinde, defensor de los derechos de los migrantes y voz incómoda para el poder gubernamental, así como el obispo Raúl Vera, tenaz heredero de la obra y la línea pastoral de Samuel Ruiz, el Tatic de San Cristóbal, ahora ocupen un lugar central en la discusión, en la movilización y en el discurso cívico frente a la suma de tragedias que le han ocurrido a este país desde que se decidió emprender una guerra sin más rumbo fijo que la violencia.

De la tragedia personal, la más cruda para un ser humano, Javier Sicilia ha tomado un liderazgo cívico, coherente con las enseñanzas y la formación de personajes de gran calado como Iván Illich. Tampoco es casual que el epicentro de las nuevas movilizaciones en contra de la violencia simultánea de capos, policías, sicarios y militares se esté gestando en Morelos, entidad insurgente desde siempre y donde Sergio Méndez Arceo, el obispo rojo de aquellos católicos que nunca se transformaron en el Concilio Vaticano II, avanzó en la más importante línea de la Teología de la Liberación.

Sicilia, como las decenas de activistas vinculados a la experiencia liberadora, humanista y promotora de los derechos humanos en Ciudad Juárez, Chihuahua, Tamaulipas, Jalisco o Guerrero, está encabezando ahora la movilización más difícil y cruda de estos años: aquella que le apuesta a la conciencia de los gobernantes y de la irracionalidad de su guerra.

Así lo expresó en su denuncia tras el encuentro que sostuvo con Felipe Calderón en Los Pinos:

“Calderón sólo tiene imaginación para la violencia. Lamentable. ¿En qué sentido? ¿Qué no tiene más imaginación para salvar este país? ¿Qué sólo tiene imaginación para aumentar la guerra, la violencia y el dolor? Eso es terrible” (La Jornada, 9 de abril 2011).

En una extensa entrevista con José Gil Olmos, para Proceso, Sicilia destacó así la necesidad de otro discurso que promueva la paz, la imaginación para la paz:

“Hay un discurso oficial que todo lo niega o lo deforma, pero que sólo un poeta es capaz de transformarlo.

“La lengua le da sentido a la realidad; cuando la lengua se corrompe, el pueblo se prostituye”.

Para Sicilia, como para Illich y muchos otros militantes de la opción preferencial por un discurso liberador, la poesía no se reduce a la lectura o a la introspección sino a la movilización. Así lo expresó al referirse a la marcha del jueves 7 de abril:

“Ayer, en la marcha, lo que vimos a partir de este silencio fue una poesía en acto, no de mi parte sino de la ciudadanía, en el sentido de la comunión y de la gran demanda que venía detrás de toda esta gente, en algunas partes de la República y en otras del mundo, diciendo: ¡Ya basta! ¡No queremos más muertos, no queremos ni un muchacho más asesinado, una muchacha más violentada! ¡No queremos más violencia!”.

Ese es el clamor que encabezan Sicilia y miles de ciudadanos convencidos de la necesidad de desmontar el lenguaje de la mentira, la simulación y la violencia que han articulado tanto el gobierno como los medios masivos.

Las movilizaciones del 7 de abril enfrentaron al famoso “acuerdo de cobertura informativa” de la Iniciativa México a su verdadera dimensión: la demagogia telegénica para cobrar favores gubernamentales, ignorando el sentir de un sector cada vez más amplio de la población que no se apantalla con los spots ni los discursos bélicos de Calderón, de los cárteles o del titular de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

El Chapo vive en la Sierra de Durango, revela la DEA

Un alto oficial de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) reveló hoy que Joaquín El Chapo Guzmán reside en México y se encuentra escondido en la sierra del estado de Durango, “como Osama Bin Laden”.

En declaraciones a la agencia EFE, el funcionario estadunidense, quien prefirió mantener bajo reserva su identidad, añadió:

“Vive en un terreno muy duro en las montañas y conoce a toda la gente”, y “si hay cualquier movimiento de alguien, ellos saben”, aseguró.

Además, comentó que la organización que dirige El Chapo –el cártel del Pacífico o de Sinaloa--, es la más poderosa de América Latina y de México, debido a que abarca “casi todos lados” en el mercado de distribución de droga.

De acuerdo con el agente de la DEA, la supremacía del cártel de Sinaloa se deriva del hecho de que ya no lucha como antes contra la organización de los hermanos Beltrán Leyva, que ha sido duramente golpeada y disminuida por las autoridades mexicanas, y por la división del grupo del Golfo y sus antiguos socios, Los Zetas, que se enfrascaron en una guerra a muerte.

El reportero le preguntó luego al funcionario si existe la posibilidad real de que se detenga a El Chapo.

No es un tema de “cómo” caerá, dijo, sino “cuándo”, debido a que el trabajo de las autoridades mexicanas para capturar líderes del narcotráfico “es muy bueno”.

La revelación del agente de la DEA coincide con la que hizo a The Economist, a principios del 2010, un funcionario mexicano quien aseguró que El Chapo se encuentra en un territorio de 60 mil kilómetros cuadrados de escarpadas montañas, donde “se necesitaría 100 mil soldados que rodean la zona y aún así no se tendría la seguridad de capturarlo.

El noviembre de ese mismo año, el Arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, aseguró también que El Chapo Guzmán es un personaje omnipresente.

Dijo que se encuentra en todas partes, lo mismo puede estar en la Ciudad o en Tamazula.

El jerarca católico, quien en abril del 2009 afirmó que El Chapo vivía en Cuencamé, Durango, expresó hoy que dicho personaje tiene también importantes propiedades por San Andrés del Teul, un poblado zacatecano localizado en el Municipio Jiménez del Teul.

“Yo no he sabido llamar, no le puede seguir uno la pista porque está en todas partes, es como omnipresente, en todas partes, hoy mismo puede estar aquí por la calle, por el bulevar que sabe cómo se llama, ahí donde está (el restaurante) El Grande”, dijo el Arzobispo.

“Lo mismo puede estar ahí o estar en Tamazula o amanecer en Huazamota, verdad, qué sé yo. O por San Andrés del Teul también allá tiene sus grandes propiedades”.

“Zetas”, responsables de la masacre; uno mató a más de 200: Calderón

El grupo delictivo “Los Zetas” es el responsable del homicidio de 116 personas encontradas en fosas clandestinas de Tamaulipas, reveló la procuradora General de la República, Marisela Morales.

Aparte, el presidente Felipe Calderón dio a conocer que uno de los detenidos por la masacre asesinó a 200 personas él solo. Precisó que este criminal tiene 19 años de edad.

En una reunión con empresarios, Calderón pidió que la protesta encabezada por Javier Sicilia a raíz de la muerte de su hijo sea dirigida contra los criminales y no hacia el gobierno:

“Hay que condenar a quien debe condenarse y decir 'ya basta' a los criminales, porque no podemos confundirnos: los que asesinan son ellos, son los criminales; los que matan jóvenes inocentes son los criminales, los que secuestran y asesinan migrantes son los criminales, los que tienen asoladas grandes partes de nuestra sociedad o de nuestro territorio es la delincuencia”.

Aparte, la procuradora General de la República puntualizó que se han encontrado 116 cuerpos en San Fernando, aunque antes la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas dio la cifra de 120.

PGR confirma 116 cuerpos en San Fernando; culpa a 'zetas'

En mensaje conjunto, la procuradora Marisela Morales, informó que suman 17 detenciones y 72 necropsias por la matanza. Fuerzas federales se mantendrán en Tamaulipas, advirtió a su vez el secretario de Gobernación, Francisco Blake.

Fabiola Martínez


México, DF. El secretario de Gobernación, Francisco Blake, anunció que las fuerzas federales no se retirarán de Tamaulipas en tanto se someta a todos los delincuentes. De manera simultánea, reforzarán el operativo permanente en esa entidad y aseveró que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) trabaja en el resguardo de los autobuses de pasajeros en la región. “No es tiempo de titubeos”, aseveró.

Calificó de “singulares atrocidades” los recientes hallazgos de decenas de cadáveres depositados en pozos clandestinos y adjudicó estos hechos a la “desesperación” de los delincuentes.

Blake emitió un mensaje conjunto con la procuradora general de la República, Marisela Morales, y el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre.

Hasta la tarde de este martes, las autoridades confirmaron el hallazgo de 116 cadáveres encontrados en fosas clandestinas. La procuradora Morales precisó que los probables responsables pertenecen a la organización delictiva Los Zetas.

Se informó que hasta la madrugada de este martes se han detenido a 17 presuntos responsables de estos asesinatos y, aunque no emitieron ningún conteo, la presentación ante los medios ocurrió cuando se hablaba de 128 cadáveres hallados en fosas clandestinas en Tamaulipas.

Los 17 detenidos fueron puestos a disposición de la SIEDO y son acusados de delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, homicidio, violación a la ley federal de armas de fuego y explosivos, violación a la ley de inhumación y exhumación y lo que resulte.

La titular de la PGR precisó que la última persona señalada como parte de los probables responsables es Jony Torres, alias La Sombra, supuestamente integrante también de Los Zetas.

Precisó que hasta el momento se han realizado 72 necropsias e igual número de tomas de ADN con el fin de informar a los deudos lo más rápido posible el resultado de las investigaciones.

La funcionaria pidió a la ciudadanía que denuncie y, para ello, difundieron los retratos de los 17 probables responsables.

En tanto, el gobernador Torre dijo que los tamaulipecos están consternados y agraviados, y refrendó el compromiso de su gobierno para colaborar con la Federación.

En tanto, el secretario Blake hizo referencia al perfil despiadado de los autores de estos delitos y los elementos de seguridad local que pudieron participar en esta red de complejidad, por lo que, con base en lo anterior, anunció que la participación de las fuerzas federales continuará “con mayor intensidad” en esta región porque –advirtió—tengan la seguridad de que los responsables de esta masacre pagarán por ello.

En seguida, puntualizó seis acciones que van desde el despliegue militar y de otros efectivos militares en la zona hasta que las fuerzas locales tengan la capacidad de enfrentar la situación; también mencionó la coordinación de ambas procuradurías.

Identifican a guatemalteco entre los cuerpos

Por su parte, la cancillería de Guatemala confirmó este martes que un ciudadano guatemalteco figura entre las víctimas de la matanza en San Fernando, Tamaulipas, donde se encontraron hasta ahora 120 cadáveres en fosas clandestinas.

La cancillería, que condenó la masacre, identificó al guatemalteco como Feliciano Tagual Ovalle, de 44 años, originario de Chimaltenango, unos 52 km al oeste de la capital.

"Guatemala condena enérgicamente estos sucesos y ha solicitado, por la vía diplomática al gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, investigar a fondo lo sucedido, castigar a los culpables y promover el respeto de los derechos humanos de los migrantes", señaló la cancillería guatemalteca en un comunicado.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores está realizando todas las gestiones para determinar si dentro de los cuerpos que aún están pendientes de identificación se encuentra algún otro guatemalteco, por lo que se mantiene comunicación con diferentes instancias diplomáticas", dijo la portavoz de la cancillería, Andrea Furlán.

(Con información de AFP)

Moreira, los reporteros y el SME

Martha Anaya / Crónica de Política

Estaba Humberto Moreira en su habitual conferencia de prensa de los lunes. Le acompañaban esta mañana el secretario de Organización, Ricardo Aguilar y el precandidato priista al gobierno de Nayarit, Roberto Sandoval.

Pero el tema que traían los reporteros, venía de la calle, de los desmanes –quemaron vehículos, golpearon reporteros– que habían realizado, tempranito en la mañana, gente que se manifestaba en circuito interior y Marina Nacional, y que se dice del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Martín Esparza afirma que son “infiltrados”.

El caso es que el tema estaba caliente, recién salido del horno y se lo soltaron al líder nacional del PRI. (Voy a dejar las preguntas y respuestas textuales porque no deja de ser interesante la manera como plantearon algunos periodistas sus interrogantes y las vueltas que dio Moreira sobre el tema). Comenzaron:

-Profesor, el día de hoy hubo un enfrentamiento entre integrantes del SME ya con la población en general. Ese problema ya está fuera de control. Mi pregunta es ¿el PRI daría cabida a este grupo de ex sindicalistas o vándalos?

Responde Moreira:

-Nosotros lo que creemos es que se debe evitar la confrontación, y más la confrontación violenta, de golpes. Es algo que no aprobamos nosotros. Y lo que creo también es que el gobierno debería asumir una actitud de mayor conciliación con los actores de la producción.

Se ha descuidado esa parte en este sexenio, en esta administración federal, y ha generado que se polaricen los problemas. Lo vimos con los mineros, lo vimos con los electricistas. Es la falta de capacidad para poder llegar a acuerdos con los actores de la producción. Se llega a esos extremos.

Nosotros creemos que no puede desarrollarse, en la vida democrática, una relación a golpes. Yo lamento mucho en lo personal, tengo poca información, lo que sucedió con nuestro amigo Santoyo, que hoy está ausente en esta…

-Aquí estoy…-, gritó Juan Carlos Santoyo, reportero de Radio Fórmula, quien precisamente fue uno de los reporteros agredidos en la trifulca en cuestión.

-¿Cómo te fue?-, inquirió Moreira.

-De la patada –inició Santoyo su relato–. Y así son los que se quieren venir con ustedes, con los del PRI, porque dice Martín Esparza, insiste en que se va a venir al PRI; porque va a apoyar la campaña del Estado de México, también anda declarándolo por ahí. Porque él va a venir a apoyar.

Hoy casi me acaban a mí. Independientemente de eso, me acaban de agarrar a mí a trancazos, quemaron cuatro vehículos, tiraron todas las chingaderas que pudieron. La policía capitalina los está cuidando. Y volvemos a lo mismo.

-Eso es con el PRD, ¿no, Santoyo?

-No, no, no-, repuso el reportero.

-¿Pero quién los está cuidando?

-No, independientemente de quién los cuide, Martín Esparza está señalando, ha dicho una y otra vez, que se va a venir al PRI, que porque aquí es donde le pueden garantizar que va a tener una empresa para poder, entre comillas, trabajar sus 16 mil bestias que tiene allí.

-Estoy solidario con lo que te pasó, Santoyo, porque eres compañero de almuerzos y estamos solidarios contigo. Creo yo que esto es producto, insisto, de que desde hace cuatro años y medio la Secretaría del Trabajo no ha asumido una posición de ser conciliadora, sino estar cada vez polarizando más.

Nosotros lo que creemos, y lo vuelvo a decir, es que no es a golpes ni con agresiones como se resuelven este tipo de problemas.

-¿Sí van a recibir a Martín Esparza en el PRI?-, insistió Santoyo por último.

-Yo creo que no es claro ver su incorporación al partido, se lo digo con toda franqueza, no ha hecho ninguna solicitud, lo que sí les puedo decir es que no es correcto que agredan a la población, son problemas que surgen de origen y menos que agredan o traten de proceder.

Interviene otro periodista:

-Es básicamente sobre el mismo tema, ¿el PRI estaría dispuesto a aceptar la participación del SME?

-Es que nunca me han solicitado eso. Estamos hablando de algo que desconocemos, es un supuesto; nunca nos han solicitado ellos esto. Creo yo, Claudia, que lo que se debe hacer por parte del Gobierno Federal es buscar la conciliación entre los diferentes actores de la producción, no puede estarse llevando así la vida política y laboral en el país, y parece ser que cada vez se alimenta más los problemas entre los diferentes grupos, el secretario del Trabajo que está contra los empresarios y si no está en contra de trabajadores, en lugar de estar conciliando, ¿no?

Hasta aquí lo relacionado con el tema del SME. Pero más allá del toma y daca entre los reporteros y el líder nacional del PRI, no deja de ser paradójica la situación que hoy enfrenta el PRI ante el SME.

Recordemos que los priistas (además de los panistas, claro) apoyaron la decisión del presidente de Felipe Calderón de extinguir Luz y Fuerza del Centro con la idea de quitarle apoyo al PRD en el Distrito Federal y las zonas en que laboraban los del SME.

Logrado el objetivo, los priistas no esperaban que Martín Esparza y sus huestes se acercaran a sus filas, mucho menos ahora que han sido convertidos en “monstruos” por buena parte de los comunicadores y tienen a buena parte de la opinión pública en contra.

Pero la papa caliente va ahora hacia sus manos.

Ya hay pactos, don Javier

Francisco Rodríguez / Índice Político

En las últimas horas se han hecho escuchar voces demandando a Felipe Calderón la firma de pactos con la sociedad e incluso con los criminales contra quienes aparentemente libra su guerra. Desde Cuernavaca, actual epicentro de la inconformidad popular en contra de La violencia generada a partir de que el ocupante de Los Pinos optara por esta sangrienta ecuación dizque para legitimarse, Javier Sicilia ha planteado que, ante su terca negativa a variar de estrategias de combate, convoque a un compromiso nacional en cinco ejes: seguridad, drogas, rehacer el tejido social, educación y cultura.

Y para ello hizo llamados al Ejército, a policías y a gobernadores “a ponerle nombre, apellido e historia a los 40 mil mexicanos que han muerto en esta guerra contra el crimen organizado”. Pidió identificar a inocentes e indemnizar a sus familias. A identificar, también, a los jóvenes que son ahora reclutados por los cárteles de la droga, quienes al último también son ejecutados. A los narcotraficantes les solicitó que respondan si están de acuerdo en no seguir matando a ciudadanos, a través de canales de comunicación que ellos mismos tienen establecidos.

Tales emplazamientos, empero, tampoco serán escuchados. Cuando menos en el aspecto social, porque en lo que hace a pactar con la delincuencia, tales compromisos ya tienen rato de haber sido establecidos.

Ya hay pactos, pues. Y no pocos de ellos están documentados.

Está ahí, como gran ejemplo, el respaldado por investigaciones de la periodista y escritora Anabel Hernández, quien cita en su más reciente libro, Los Señores del Narco, cómo fue que el extinto Juan Camilio Mouriño usó a un general del Ejército para buscar un conveniente arreglo –¿impunidad a cambio de millones de dólares?– con quien parece ser el consentido de los panistas, Joaquín “El Chapo” Guzmán. Y por el libertinaje con el que este personaje se mueve y continúa haciendo negocios ilícitos, todo indica que se concretó.

Pactan las fuerzas federales, sí, pero también hay convenios en los planos estatal y municipal. Sobremanera, lo mismo, en el plano internacional.

Porque, ¿puede existir un pacto entre las fallidas administraciones panistas sin el consentimiento o, al menos, el conocimiento de los estadounidenses? Por supuesto que no.

Se habló no ha mucho de una reunión que habría congregado a los principales capos de México, presuntamente celebrada en Aguascalientes, cuando la entidad era administrada precisamente por el PAN. Habrían asistido Ismael “El Mayo” Zambada, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Juan José “El Azul” Esparragoza Moreno, Arturo“El Barbas” Beltrán Leyva, Edgar “La Barbie” Valdez Villarreal y Heriberto“El Lazca” Lazcano Lazcano. De entre ellos, ¿quién sigue libre o vivo? La respuesta es inequívoca.

No habrían asistido a ese encuentro, en el que se buscaba –dicen los enterados– frenar la violencia y reordenar el mercado, ni los Arellano Félix ni los denominados Zetas. Los primeros, porque ya habrían llegado a un pacto con los estadounidenses para satisfacer ordenadamente al voraz mercado de la costa oeste de los EU, y los segundos porque era precisamente en contra de ellos –ex militares que rebasaron los marcos referenciales en los que se daba la actividad– que se establecía un frente común. De todo ello, aseguran, habría estado enterada la fallida Administración de Calderón.

Sí hay pactos con los criminales. Más aún, afirman otras fuentes, en muchos casos hasta por duplicado. Esto es que las dizque autoridades han “vendido” no una sino dos y hasta tres veces lo que ellos llaman plazas –ciudades, regiones, entidades completas— a uno o más cárteles de la droga, lo que por supuesto causa enfrentamientos, cual sucede ahora en Ciudad Juárez donde el grupo delincuencial que por décadas operó ahí, paulatinamente –¿y protegido por policías federales?– es sustituido por el de “El Chapo” Guzmán.

Sí hay pactos con los criminales, don Javier.

Con quienes no existen es con los ciudadanos.

Índice Flamígero: Humberto Moreira, líder formal del PRI, dijo ayer en conferencia de prensa que en el príato “…había mayores decomisos, número uno. No había la violencia que hay en las calles ahora, ¿sí? Había un trabajo de mayor efectividad en esto. Le diría también que había menos consumo que ahora, ¿sí?, también las estadísticas lo señalan.Y le pondría un ejemplo de la efectividad de antes y ahora, cuando el PRI gobernaba ‘El Chapo’ estaba en prisión, ahora que el PAN gobierna ‘El Chapo’ está en las calles. Cuando ellos (los panistas) no pueden explicarnos eso, de por qué antes había decomisos de mayor cuantía, por qué no había esas balaceras y ese terror en el que vivíamos, porque había mayor efectividad y por qué no se tomaba como un tema de estar de spots todos los días, de que detuvieron a fulano y a zutano, de por qué uno de los criminales más buscados estaba en prisión y hoy está libre…”

En desaparecidos, Gobernación y ONU esconden la verdad

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

El destino de los desaparecidos y las consecuencias de que hayan sido 'borrados' de la sociedad, son temas que causan insomnio, que desequilibran el estado de ánimo de la gente común, pero para nada conmueven a las autoridades de este país ni a los integrantes de la misión de la ONU que visitaron México para conocer de ese problema y otras violaciones a los derechos humanos. Desconocen causas del hecho y futuro de los 'levantados' para no regresar. No saben la verdad, o en sus declaraciones públicas la escamotean.

A cargo de los visitadores estuvieron Jasminka Dzumhur, Osman El-Hajjé y Ariel Dulitzky; dicha misión incluyó visitar varias ciudades del país, para reunirse con funcionarios del gobierno, tanto a nivel nacional como estatal, organizaciones de la sociedad civil, familiares de desaparecidos, representantes de las agencias de la ONU y otras organizaciones internacionales. El informe final será presentado al Consejo de Derechos Humanos en 2012, cuando el presidente Felipe Calderón Hinojosa y los miembros de su gabinete de seguridad hayan dejado el poder o estén a punto de saltar al futuro sin red de protección, lo que de cualquier manera manchará la imagen del país.

Sostengo que no entienden, o por entender demasiado bien esconden la verdad, porque insisten en dar a las desapariciones que hoy ocurren en México, el carácter político de antaño. Persisten en su error de culpar a las mismas autoridades: las fuerzas armadas mexicanas, o las policías. Es posible que algunos de los 'borrados' hayan sido levantados por alguna autoridad, pero son los menos. Sólo toleran el tráfico de esclavos.

Los levantones de hoy no son motivados por la ideología, no se requiere de 'borrarlos' para reprimir a la oposición, no son llevados a las zonas militares ni son enterrados en casas de seguridad o cárceles administradas por el Estado; no, algunos de los levantados van de inmediato a las 'narcofosas' porque así se decidió, con el propósito de infundir miedo, desinformar y calentar la guerra entre cárteles o contra ellos. Los otros, también de inmediato, se destinan al mercado de esclavos en sus diferentes variantes: sexuales, pederastia, laborales, 'mulas' e incluso asesinos de uno u otro grupo de sicarios.

Por más que las autoridades de la secretaría de Gobernación se empeñen en desmentir la cifra dada por la misión de la ONU, hay posibilidades de sostener que tanto los mexicanos como los integrantes de dicha misión no dicen la verdad, porque los números de las organizaciones civiles de familiares de desaparecidos, notoriamente las de Nuevo León, Coahuila, Durango y Tamaulipas, suman más que los tres mil supuestamente 'borrados' por quítame estas pajas.

Lo cierto es que, como lo escribe John Connolly, las autoridades y muchos de los integrantes de la sociedad ya no 'creen en el mal, sino sólo en actos malvados que pueden explicarse mediante las ciencias de la mente. El mal no existe, y creer en él es sucumbir a la superstición, como cuando uno mira debajo de la cama por la noche o tiene miedo a la oscuridad. Pero hay individuos para quienes no encontramos respuestas fáciles, que hacen el mal porque son así, porque son malvados.

'Es fácil extraviarse en la oscuridad cuando se vive en los márgenes de la vida moderna, y una vez estamos perdidos y solos, hay cosas que nos aguardan donde no hay luz. Nuestros antepasados no se equivocaban en sus supersticiones: hay motivos para temer la oscuridad.

'… La maldad se remontaba a los orígenes de nuestra especie. Una tradición de maldad discurría bajo toda la existencia humana igual que las cloacas bajo una ciudad, y esa maldad proseguía incluso después de destruirse uno de los elementos que la constituían…>

Allí está también esa oscuridad referida por Hannah Arendt, idéntica a la que determina la toma de decisiones políticas, a la que impuso la guerra presidencial contra los cárteles, a la que hizo del consumo de estupefacientes un mercado imprescindible para la economía 'formal' de muchas naciones, entre ellas la nuestra. Oscuridad similar a la manera de administrar Pemex y la corrupción e impunidad que ese recurso no renovable impuso en México, o a la que determina los levantones para alimentar el tráfico de esclavos en todas sus modalidades. No es trata, es mercado de seres humanos, es mercado de esclavos, y a él están destinados muchos de los desaparecidos.

La violencia y el odio

Álvaro Delgado

El vandalismo de reales o supuestos miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) es inaceptable en sí mismo y más aún si es dirigido contra ciudadanos indefensos y su patrimonio, pero lo es también por auspiciar un nuevo capítulo de odio y de encubrir --al menos mediáticamente-- las movilizaciones sociales contra la violencia y la reciente masacre de 88 personas en Tamaulipas.

La protesta violenta encabezada por Martín Esparza, un líder que ha mostrado un notable oportunismo político que ha deslegitimado su movimiento, no es fortuita: Ocurre al cumplirse 18 meses de que Felipe Calderón liquidó la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, sí, pero también cuando está en curso una escalada de cuestionamientos a éste por la violencia criminal que --por su ineptitud y aun su fomento-- se ha instalado en prácticamente todo el país.

Así, la distracción pública de estos asuntos que no logró la captura del supuesto homicida del cómico Francisco “Paco” Stanley, la semana pasada en Baja California, se logra ahora con el vandalismo y las agresiones diversas del SME, entre ellas la quema de vehículos y el choque con granaderos, con lo que el ganador político es Calderón, el verdugo de más de 40 mil trabajadores electricistas.

La profusa difusión de las imágenes de violencia detonada por el SME, que alega la infiltración de provocadores --que poco sustento tiene--, no sólo no abona a la solidaridad con ese movimiento gremial, sino exacerba el hartazgo de amplios sectores de la población, en especial la capitalina, por esas protestas que han llegado a la sinrazón.

De nada sirve que se exhiban las falacias que motivaron la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, entre ellas los supuestos privilegios de los trabajadores, y que se transparente el afán privatizador para beneficiar a proveedores de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), si una facción de los 16 mil trabajadores que no aceptaron ser liquidados agreden cobardemente a ciudadanos inocentes.

Quién sabe si fue con cálculo político, pero el montaje del SME le da aire a Calderón, quien hoy mismo, horas después del desatado vandalismo, justificó la decisión que tomó hace año y medio: Costaba 50 mil millones de pesos anuales y estorbaba el crecimiento económico.

Pero además, gracias al SME, Calderón encontró, así sea transitoriamente, una ruta de escape a los casi generalizados cuestionamientos por la ineficacia de su “guerra” que ha costado casi 40 mil muertos, entre ellos los 88 que han sido encontrados en fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas, donde en agosto del año pasado se descubrió otro grupo de 72 cadáveres.

El vandalismo del SME, aunque no sólo, ha reactivado el odio que Calderón fomentó, en 2006, con el respaldo de las cúpulas empresariales, sus ideólogos, opinantes y los organismos controlados por la organización clandestina de El Yunque, sobre todo al cancelarse la alianza PAN-PRD en el Estado de México por la intervención directa de Andrés Manuel López Obrador.

En realidad la posibilidad de que éste sea, otra vez, contendiente por la Presidencia de la República, ha puesto a la defensiva a sus detractores más tenaces, que encuentran en él el origen de los peores males de la nación, entre ellos la discordia. En este elenco se encuentran personajes de la talla de Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín y Luis González de Alba.

Krauze afirma que la intolerancia habitual en la vida pública de México ha descendido para volverse odio, y ubica el 2006 como el origen de ese sentimiento por la vía de la violencia del crimen organizado y de quienes impugnaron la elección presidencial, aunque no tiene el valor para decir: López Obrador.

Aguilar Camín, quien dice no estar seguro de que Krauze tenga razón, plantea en todo caso llegada la hora de la crítica pública a los emisarios de la intolerancia, de modo que el odio cueste, en vez de ser recibido hospitalaria o indiferentemente.

Luis González de Alba, articulista de Milenio, coincidió con los dos escritores:

“Tienen razón: basta asomarse a los comentarios contra quienes no comulgamos con el mayor productor de odio en México, Manuel Andrés López Obrador: hay espumarajos, bilis negra y sobre todo amarilla, insultos sin referencia alguna al texto, todos los comentaristas no secuaces de Manuel Andrés recibimos sobornos, no es posible que no creamos en Él, que nos preguntemos de buena fe de dónde ha sacado fondos para cinco años de campaña presidencial y para realizar lo que pregona en sus mítines recientes: 2038 municipios recorridos, 148 000 kilómetros, 2 millones 200 mil representantes. Como puso de moda preguntarle a los políticos corruptos: ¿Quén pompó? Añadamos gastos de su vida cotidiana y su familia con tenis de 14 mil pesos.”

Y al final escribe en su artículo de hoy lunes:

“Dice mi amigo Jaime Sánchez Susarrey (Reforma, 9.IV) que “López Obrador se postulará candidato a la Presidencia llueve, truene o relampaguee. No habrá encuesta o consulta que lo disuada”. Acierta. “Ya está de regreso y se perfila para candidato de la izquierda en el 2012”. Se equivoca rotunda y palmariamente: ese despojo del PRI no es izquierda, nunca lo ha sido y nunca lo será. Es Echeverrismo con cursilería más mesianismo que lo hace clamar, sin sonrojo, que es indestructible. Recuerden su llamado al amor: Stalin con Pili y Mili más Bejarano.”

Caray, ¡cuánto amor!

Proyecta Carlos Slim construir mega ciudad en Chimalhuacán

RMX

En el municipio de Chimalhuacán, el consorcio Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim Helú, proyecta la creación de un mega Parque Industrial y de servicios en la zona conocida como los Tlateles.

Así lo dio a conocer el presidente municipal, Jesús Tolentino Román, quien expuso que este complejo pretende contribuir al abatimiento de la pobreza en la región, toda vez que dará empleo a al menos 40 mil personas.

El titular del Ayuntamiento de Chimalhuacán expuso que el proyecto abarcaría 200 hectáreas, en donde se encontraría el Parque Industrial, una Área Deportiva, una Zona Educativa y Área Ecológica para una zona de recarga de los mantos freáticos.

“Sabemos lo que hizo Grupo Carso en Nezahualcoyotl con la construcción de la Ciudad Jardín Bicentenario y queremos que eso mismo haga aquí. Porque al igual que allá, en Chimalhuacán tenemos pobreza y marginación que debemos revertir.

“Es bien conocido que nuestro municipio es considerado como una localidad dormitorio; hay gente que sale de sus casas a las cinco de la mañana para trasladarse a otros municipios o al Distrito Federal para trabajar, y regresa a las 22:00 o 23:00 horas a sus viviendas. Todo esto porque no tiene trabajo aquí en la localidad”, comentó Tolentino Román.

Explicó que la mayoría de las personas que emplee el Parque Industrial y de servicios que se construirá en Chimalhuacán serán del sector terciario, es decir de servicios.

El presidente municipal, Jesús Tolentino, expuso que los terrenos donde se llevará a cabo la construcción de este complejo industrial, comercial y de servicios son de pequeños propietarios y desde 1981 es considerada una zona ecológica.

No obstante, expuso el también biólogo, que el predio no debería de tener esta clasificación de paraje ambiental ya que no cumple con las características para ser catalogada de ese modo.

“Sin embargo el Ayuntamiento entablará los trámites ante la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para contar con el dictamen ecológico del mismo para la realización del Parque Industrial”, señaló.

El proyecto también contempla, según comentó Jesús Tolentino Román, la creación de islotes artificiales con el fin del rescate ambiental del paraje.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!