“El Chapo” Guzmán, símbolo de la narcocorrupción

Jenaro Villamil

En 1993 militares de Guatemala le entregaron a un equipo de seguridad mexicano, encabezado por el general Jorge Carrillo Olea, a Joaquín El Chapo Guzmán Loera, hasta entonces, un integrante del Cartel de Sinaloa de segundo orden, acusado de participar en el enfrentamiento con los Arellano Félix que derivó en el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

El Chapo fue trasladado al penal de Puente Grande, uno de los más presumidos por el entonces gobierno de Carlos Salinas de Gortari como el “más seguro” contra criminales de esta dimensión. Desde ese penal, El Chapo no disminuyó sino acrecentó su poder corruptor.

El 19 de enero de 2001, a unas cuantas semanas de que iniciara la “alternancia” en la presidencia de la República con la llegada de Vicente Fox, el bravucón panista que prometió acabar con las “tepocatas y víboras prietas”, El Chapo Guzmán protagonizó una de las fugas más increíbles en la historia reciente.

El drenaje y la casa por donde escapó ‘El Chapo’

Sigue fluyendo la información sobre este acontecimiento que pone en la lona, a la -ya de por si- decadente administración de Enrique Peña Nieto, aquí salen las primeras fotos de la casa con la que conectó el túnel construido para la fuga del Chapo Guzmán.




Fuga de ‘El Chapo’, síntoma de corrupción galopante en México: Buscaglia

"El "tunelcito" estaba muy convenientemente ubicado. En el país de la impunidad, la fuga del "El Chapo" no sorprende", comentó en un tuit.

Aristegui Noticias

Para el investigador y especialista en asuntos de seguridad y narcotráfico, Edgardo Buscaglia, la nueva fuga de Joaquín Guzmán Loera es un síntoma de la “corrupción galopante”.

Buscaglia dijo que la fuga es solo un síntoma de la corrupción galopante a todo nivel del Estado Mexicano. “Existen muchos casos alrededor del mundo de fugas de reclusos de cárceles”, añadió pero aclaró “no conozco un sólo caso de un capo de los 10 más buscados que se escape de una cárcel de la más alta seguridad sin un disparo. Esto simboliza mucha corrupción y mucha mafia dentro del Estado“, expuso, consultado por Aristegui Noticias.

Agregó que previamente fue entrevistado por medios alemanes, como Deutsche Welle y Der Spiegel, a quienes les declaró que la fuga del narcotraficante “sigue confirmando, una vez más, que Enrique Peña Nieto es otro presidente más, que -desde Vicente Fox- no ha intentado ni controlar a la corrupción e incompetencia del Estado débil que se supone que él debería presidir”.

“Durísimo golpe” a Peña: El País; fuga “de novela”: NYT

Apro

La segunda fuga de Joaquín El Chapo Guzmán de una cárcel de máxima seguridad, impactó a los medios itnernacionales.

El diario El País, destaca que el líder del Cártel de Sinaloa es el único reo que ha logrado escapar de dos prisiones de máxima seguridad de México, lo que significa un fuerte golpe a la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

“Sólo en México puede ocurrir que a un mismo Presidente [Felipe Calderón Hinojosa] se le maten dos secretarios de Gobernación (Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake) en sendos accidentes aéreos o que el enemigo público número uno, el narcotraficante más buscado de todo el país y de Estados Unidos, se escape dos veces de cárceles de máxima seguridad. La fuga de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo Guzmán, es un durísimo golpe para la imagen del Presidente Enrique Peña Nieto, actualmente de viaje oficial en Francia, cuya popularidad ya estaba a la baja tras la tragedia de Iguala, el escándalo de la mansión de su esposa y el estancamiento de las reformas aprobadas”, escribió el periodista Luis Prados en su artículo de hoy en el diario español.