GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

sábado, abril 24, 2010

Lágrimas de cocodrilo

Eduardo Ibarra Aguirre

Conmovido hasta las lágrimas, Benedicto XVI escuchó durante 25 minutos y a puertas cerradas, en La Valeta, los testimonios de ocho malteses víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes entre 1988 y 1990, en un orfanato católico.

La sala de prensa del Vaticano, encabezada por Federico Lombardi –criticado por ineficiente en las tareas de divulgación--, subrayó que el encuentro fue “intenso y emotivo”, pero que se realizó en una atmósfera relajada en la que el alemán les prometió “llevar a los responsables ante la justicia y tomar medidas efectivas para proteger a los jóvenes en el futuro”, todo ello después de rezar juntos para lograr la “curación y reconciliación” (sic).

De promesas y buenas intenciones está empedrado el camino del señor que apenas hace cinco años sustituyó a Juan Pablo II, el polaco beligerantemente anticomunista y sobre el que declaraba con mucho orgullo Joseph Ratzinger: “Soy el perro fiel del Papa”, si nos atenemos a los escritos del experto Raúl Roberto Macín Andrade en la revista Forum.

Rezos, promesas y ahora hasta lágrimas son la respuesta papal al gravísimo problema de la pederastia de la que fueron víctimas miles de católicos en Irlanda, Estados Unidos, Alemania, Suiza, Malta y México; casos hasta hoy generalmente documentados mientras que en otros países aún no trascienden ejemplos específicos, pero que a juicio de los vaticanólogos colocan al pontificado “en el peor momento” de su primer quinquenio.

Para Bernardo Barranco V. “La credibilidad de la Iglesia está contaminada por los abusos sexuales de menores y por el silencio sistémico que durante décadas mantuvo la Iglesia regida por el Vaticano”. Silencio al que no fue ajeno Ratzinger durante su prolongado desempeño como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (la moderna Santa Inquisición) y antes como arzobispo de Munich y Freising, Alemania, de acuerdo a testimonios de víctimas sexuales que ahora pretenden ser descalificados como “chismorreos” por una gerontocracia que rebasa los 72 años de edad. O de plano ignorados, como lo hizo el alto clero español que se congregó en una “misa de desagravio” en la que expresaron su “adhesión incondicional” al Papa número 265.

Persistir en “una gradual y desgastante ruta de maquillaje”, implicará el pago de un alto precio por el control de daños por parte de la formalmente mayoritaria Iglesia de la aldea, pese al “estado de crisis permanente” en que vive.

Los resultados de la visita a Malta, a la luz de las declaraciones de las víctimas –“Todos hemos llorado, pero ahora estamos muy felices”--, estimulan la política del maquillaje y alejan la adopción de una línea de transparencia y estímulo de la acción de la justicia terrenal.

Las conductas de Norberto Rivera Carrera tampoco contribuyen. Primero defendió ilimitadamente a Marcial Maciel Degollado --“un delincuente y en gran medida protector de la muerte”, Josefina Vázquez Mota dixit--, enseguida al sacerdote pederasta Nicolás Aguilar Rivera –caso por el cual es nuevamente demandado en Los Ángeles, California--, y en Semana Santa hizo una encendida homilía contra la paidofilia. Nadie le creyó, con todo y que reconoce que atraviesan “una etapa oscura”.

Para reafirmar la política de las lágrimas de cocodrilo del otrora integrante del Flak –escuadrón antiaéreo-- y de la infantería nazi, por lo cual fue prisionero de guerra de los estadunidenses, Pedro Agustín Rivera reveló que los escándalos de abuso sexual en la Iglesia se magnifican. De las 3 mil acusaciones de pedofilia registradas en la última década por el Vaticano, “sólo 10 por ciento corresponden a situaciones de pederastia”. Ni ellos se la creen.

Impunidad militar

Jesusa Cervantes

Al país le urge detener el baño de sangre que inició Felipe Calderón al declarar “la guerra” al narcotráfico, y en la que varios civiles han perdido la vida.

Desde el gobierno se provocaron los enfrentamientos y desde el gobierno pretenden detenerse, lo que podría resultar plausible si no fuera por el método.

Para acabar, Felipe Calderón y el general Guillermo Galván Galván, secretario de la Defensa Nacional, han pedido al Congreso de la Unión que les legalice las acciones que miles de efectivos militares realizan en rancherías, caminos vecinales, pueblos, carreteras, pequeñas y grandes ciudades desde que arrancó la administración del segundo gobierno panista.

Es un trabajo que deben realizar sólo las policías federales en coordinación con las locales. Sin embargo, la corrupción que priva en las corporaciones policíacas fue, desde el gobierno de Ernesto Zedilllo, para sacar al Ejército a las calles y ayudar en la lucha contra el narcotráfico.

Desde ese mismo día, organizaciones de derechos humanos, agrupaciones cívicas e, incluso, partidos de izquierda, cuestionaron la decisión, pero nada lograron.

A la llegada de Calderón, el Ejército ya no sólo salió a las calles, sino que encabeza operativos. Calderón y el secretario de la Defensa quieren continuar en lo mismo.

El problema es que el Ejército mexicano actual es lo que los dedicados a esta tarea llaman “un ejército de paz”, en donde su función, más que defender la soberanía ante una invasión, ha realizado tareas de salvamento. Nunca fue preparado para hacer labores de seguridad pública, para “acompañar” a la Procuraduría General de la República o a la Policía Federal o a las policías locales para abatir la presencia del crimen organizado. De ahí que “los daños colaterales” durante los enfrentamientos entre militares y miembros de diversos cárteles, se estén volviendo cada vez más frecuentes.

Así califican, gobierno federal, policías federales y militares, a la muerte de personas civiles que se han quedado en medio del fuego cruzado o que han sido “confundidos” con criminales o han sido descarga del “estrés” al que someten los militares en los retenes de caminos vecinales.

Para los militares y policías federales, el significado de “daño colateral” no es herir o matar a un civil; es simplemente “un accidente ocurrido durante una operación”.

En este sentido, la muerte de los niños Bryan Almanza Salazar, de 5 años, y Martín Almanza Salazar, de 9, ocurrida en un retén militar en la carretera nacional Nuevo Laredo-Reynosa-Matamoros, el pasado 3 de abril, fue sólo “un accidente ocurrido durante una operación”.

De acuerdo con datos de la propia Sedena, desde la declaración de “guerra” de Calderón, los militares han tenido 496 enfrentamientos con diversos integrantes del crimen organizado; 33 de estos enfrentamientos entre militares y miembros del crimen organizado ocurrieron en “puestos de control”, como prefiere denominar el Ejército a los retenes.

Un ex jefe de la Policía federal, al ofrecer estos datos, justificó el actuar de los militares, luego de expresar lo siguiente: “¡33 enfrentamientos ocurrido en puestos de control, imagínate a cuánto estrés están sometidos los militares!”.

Efectivamente, un estrés que los ha llevado a cometer errores como el asesinato de dos niños que viajaban en una camioneta y donde sus padres, a pesar de agitar un pañuelo en señal de paz, fueron ignorados y rafageados por los “estresados militares” que estaban en el retén para detener o coartar la estrategia de una ruta de algún cartel.

La autorización de los retenes es lo que Calderón y Galván han pedido a los legisladores. La próxima semana, el Senado de la República emitirá la normatividad de “los controles militares”. Por lo pronto, la noche del jueves las comisiones unidas del Senado aprobaron en lo general la nueva Ley de Seguridad Nacional.

El problema de todo esto no es que se trate de combatir o parar el baño de sangre que inició Calderón en su “guerra” contra el narcotráfico, sino que sean los militares a los que les estén dando todas las herramientas para que ellos sean los que están al frente de los operativos, los que “limpiarán” los cuerpos policíacos locales…. y los que pretenden sustituir al Ministerio Público federal.

Aunque poco publicitado por los medios, la nueva ley contempla que el Ejército tenga “la potestad” para iniciar las investigaciones, la recolección de indicios que puedan convertirse posteriormente en evidencias, y la preservación de las escenas, “sin necesidad de estar presente inicialmente el Ministerio Público o la policía ministerial o federal”.

Con este nuevo marco, el Ministerio Público ya no tendría razón de existir y sus funciones pasarían “de manera legal” a ser ejercidas por el Ejército, que luego de 48 horas (de manipular la información si lo deseara) deberá entregar todo lo investigado en manos del Ministerio Público, el cual pasará a ser simplemente una oficina de atención al público que recibe quejas.

Con la nueva ley, los militares estarán tentados a actuar en la total impunidad, pues ellos serán quienes estén al frente de todo. Habrá que ver hasta dónde llegará la colaboración del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna quien, cuando el Ejecutivo Federal lo decida, estará siempre bajo las órdenes de los mandos miliares.

Según la nueva ley, cuando se emita la declaratoria de “afectación a la seguridad interior”, el Ejecutivo federal será quien determine quién, dónde y hasta cuándo se realizarán las operaciones en determinada zona para atacar el crimen organizado.

Al decir quién, y siendo promovida la ley por las fuerzas militares, resulta obvio que serán quienes estén al frente.

Un punto rescatable de esta ley es que ahora, al haber claramente determinado un mando al frente de cualquier operación, sobre este recaerán todas las responsabilidades y deberá ser juzgado por haber incurrido en “daños colaterales” y privar de la vida o violar los derechos humanos de la población civil.

Mueren cinco sicarios en balacera con militares en Nuevo León

Apro Cinco sicarios muertos y un militar herido fue el saldo del enésimo enfrentamiento entre soldados y miembros del crimen organizado en Nuevo León.

El choque ocurrió alrededor de las 8 horas de este sábado sobre la carretera a San Mateo, municipio de Juárez.

De acuerdo con las primeras pesquisas el enfrentamiento se dio cuando los sicarios circulaban por la carretera custodiados por tres patrullas de la policía de ese municipio y llegaron a un retén militar donde empezó la balacera.

Los delincuentes fallecidos tenían entre 30 y 35 años de edad.

El Ejército mantiene tomadas las instalaciones de la policía municipal.

Tres descuartizados en Acapulco

Apro Tres hombres descuartizados. decapitados y amarrados con cinta canela fueron hallados esta mañana en bolsas negras en un vivienda del municipio de Acapulco, Guerrero.

Junto a una de las bolsas se dejó un narcomensaje que dice:
"Esto les pasó por apoyar a Aldo Ramos Cruz El Mortal, Israel Meza alias el Rayito, Nicasio Arizmedi Díaz alias el Cacho estos sicarios son los que mataron a gente inocente en la Diana".

De acuerdo al reporte policiaco, a las 7:00 horas el servicio de emergencia de la Policía municipal recibió un aviso de que al interior de una vivienda en la Calle Principal, Colonia Centro, del Kilómetro 30, había cuerpos al interior de bolsas negras.

Al lugar acudieron agentes de la Policía Ministerial y peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero, quienes encontraron los restos de una persona en la entrada de la casa, otra más en la cochera y la última en el piso de arriba.

Bicentenario y Centenario como pasado muerto

Álvaro Cepeda Neri

También la mala suerte, la mala fortuna, acompaña a los actos políticos. Y a los calderonistas les ha ido como en feria. Demostraron que no estaban hechos para el trabajo de gobernar ni de administrar. Lo han probado en las presidencias municipales, en los cargos de gobernadores y qué decir, que no se haya dicho ya, en la Presidencia... ¿será todavía de la República?. Los dos panistas han fracasado, en el entendido de que si dura tres años más el que vive en Los Pinos, de todos modos su sexenio ha terminado en un total desastre. A los de esa derecha que nunca se modernizó, les ha tocado inclinarse para recordar la Independencia y la Revolución. Una ocurrida hace 200 años. La otra hace apenas 100 años.

Los conservadores, padres de los actuales derechozos, combatieron esos movimientos. Y ahora los obliga el calendario a rendirles homenaje. Aunque el calderonismo, siguiendo al foxismo, se ha doblegado ante una mayor dependencia estadounidense. Y no ha sabido cómo resolver los problemas más urgentes de la Nación. El desempleo, la pobreza, la inseguridad y el militarismo nos agobian. Y lo único que sabemos es que continúa la impunidad para los funcionarios sumidos en la corrupción y que los millonarios se aprovechan de la crisis para impedir el crecimiento económico.

Éste es, sucintamente, el panorama nacional. Los calderonistas hacen arreglos para un desfile de supuestos restos de exhumados de la columna de la Independencia, protagonistas de 1810 y que serán, dice el historicista (porque no es historiador, sino autor de librillos para ganar dinero al por mayor): Villalpando, once urnas. Éstas las harán desfilar por la avenida de la Reforma y Juárez hasta el Zócalo con la mira de exponerlas en Palacio Nacional. Así celebrarán los panistas dos Revoluciones que se detonaron por desempleo, pobreza, inseguridad y militarismo. Buscan los calderonistas hacer creer que sólo tenemos un pasado muerto y no una Historia de la cual han pasado por alto la Revolución de 1854, que echó a la calle a Santa Anna. Éste creó desempleo, pobreza, alza de impuestos y de precios... como ahora.

Los festejos calderonistas son para apaciguar los ánimos de quienes vayan a mirar fotos, bustos, pinturas y las urnas con el polvo de los cadáveres, supuestamente, de Hidalgo y Morelos; quizá de Madero, pero no de Villa y Zapata. De este luchador social acaba de tener lugar la fecha de su vil asesinato y nadie de Calderón, menos él, recordaron con una ceremonia el hecho histórico. Los conservadores combatieron a los dirigentes y al pueblo que hicieron la Independencia y la lucha antiporfirista. A sus descendientes les toca ahora celebrar las dos fechas. Son las ironías de la historia, en las que siempre hay, dijo Lenin, un elemento de sorpresa. Y la sorpresa puede ser que hasta asistiendo al desfile macabro y a mirar las exposiciones, aumente la inconformidad contra el mal gobierno actual. No se trata de recordar un pasado muerto, sino de vivir una historia que se hizo como respuesta revolucionaria.

Ley contra inmigrantes en Arizona causa estragos

Redacción Poblanerías

Las duras críticas y las manifestaciones ya comenzaron a realizarse luego que el día de ayer Jan Brewer, gobernadora de Arizona, Estados Unidos, firmara la legislación en la que se autoriza a la policía de dicho estado a detener a quien crea sospechoso de ser ilegal.

En Washington, EU, grupos hispanos indicaron que presentarán querellas contra la ley promulgada en Arizona, que criminaliza a los inmigrantes indocumentados en ese estado y por la cual podrían permanecer en prisión hasta seis meses y pagar una multa de 2 mil 500 dólares, así como ser objeto de deportación. Por su parte, Barack Obama ordenó al Departamento de Justicia revisar la legislación por si supone una violación a los derechos civiles.

La medida, que podría entrar en vigor en 90 días, respondió al clamor de ciudadanos de Arizona después que un ranchero fuera asesinado supuestamente por inmigrantes indocumentados o contrabandistas.

Diversas agrupaciones de derechos civiles consideran la ley como racista, pero sus defensores incluyendo al senador republicano Russel Pearce -autor del texto-, afirman que permitirá detener a los ilegales de forma más eficiente.

Arizona es habitado por 6 millones 600 mil personas, de las cuales el 30 por ciento es de origen latino. Se estima que unos 460 mil inmigrantes viven ahí de manera irregular.

Bill Clinton recomienda un "Plan México" para combatir al narcotráfico

EFE

El ex presidente estadounidense Bill Clinton recomendó hoy al Gobierno mexicano diseñar su propio plan contra el narcotráfico, similar al "Plan Colombia", sin subordinaciones y sin que el mismo represente una intromisión de Estados Unidos.

"Por supuesto que me gustaría ver un 'Plan México'. Estados Unidos lo ha planteado más de una vez pero la cultura política de feroz sentido de independencia (en México) lo dificulta", expuso el ex mandatario de EE.UU. en una conferencia magistral ofrecida hoy en la Universidad del Valle de México, en la capital del país.

Clinton, considerado un político aliado y cercano a México durante su mandato (1993-2001), insistió en que la iniciativa antidrogas podría parecerse al "Plan Colombia" que, a su juicio, funcionó bien frente a los poderosos traficantes de cocaína de ese país suramericano.

Este plan, financiado por EE.UU., fue acordado en 1999 por las Administraciones de los entonces presidentes Andrés Pastrana y Bill Clinton, como una estrategia de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo en Colombia.

En este sentido, Clinton dijo hoy que EE.UU. no sólo debe impulsar esta idea en México sino además asegurarse de que "no haya ningún ciudadano mexicano que piense que nosotros estamos interviniendo en sus asuntos, o que estemos tratando de determinar el futuro de su país".

Para el político demócrata en todo caso un hipotético "Plan México" debería surgir de un trabajo "conjunto" como premisa.

En su intervención, Clinton expresó su admiración por el actual presidente de México, Felipe Calderón, y su política de lucha para combatir de manera frontal a la delincuencia organizada.

No obstante, matizó que la participación del Ejército mexicano en estas tareas no es lo es el camino que él prefiere.

"Si hay un 'Plan México' no puede estar concentrado completamente en el éxito de la confrontación militar que se está teniendo. Tampoco estoy en contra (...) pero lo que yo he observado es que es virtualmente imposible en cualquier parte del mundo que acabemos con todos los enemigos", agregó.

Para el ex presidente de EE.UU. lo que es imprescindible en todo caso es contar con "un plan integral que vaya más allá de la ayuda a México para que se defienda".

Al referirse al tema migratorio consideró necesario que, de manera bilateral, se encuentre una solución ante el incremento de inmigrantes indocumentados mexicanos en Estados Unidos.

Consideró que la violencia que hay en la frontera de México con EE.UU. puede ser uno de los factores de esa emigración hacia EE.UU..

Clinton se mostró contrario a la ley que la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, promulgó el viernes, que plantea que toda persona bajo "sospecha razonable" de ser inmigrante ilegal pueda ser detenida e interrogada por la Policía de ese estado.

Finalmente, y también en su intervención, habló de cuestiones que tienen que ver con el medio ambiente, y planteó tanto a México como a su país el reto de elevar el uso de la energía solar porque, además de ser bueno para el medio ambiente, "nos puede ir bien en creación de empleos".

En el acto reconoció que el cuidado de la naturaleza no sólo es responsabilidad de los Gobiernos, sino también de las empresa privada y organizaciones civiles, como la fundación que el preside, que en unos meses comenzará a trabajar en la recuperación ambiental de Haití.

Atentado a secretaria estatal de Seguridad deja cuatro muertos en México

AFP

Un atentado contra un convoy de la secretaría de Seguridad Pública del estado mexicano de Michoacán (oeste) dejó la madrugada del sábado cuatro muertos y 11 heridos, incluida la titular de la dependencia, Minerva Bautista, informó la fiscalía local.

Un "trailer le cerró el paso a las camionetas en las que viajaban Minerva Bautista y su equipo de seguridad y en un momento, un grupo armado disparó en contra de todo el personal de la secretaría, sin importar que por el lugar pasaban civiles", dijo a la AFP Jesús Montejano Ramírez, procurador de Michoacán.

El ataque ocurrió en el norte de Morelia, capital del estado, cuando la funcionaria y sus escoltas regresaban de coordinar la seguridad de una feria, inaugurada la noche del viernes.

Dos escoltas y dos civiles murieron, mientras que otros cuatro escoltas, seis civiles y la propia funcionaria resultaron con lesiones diversas. Bautista resultó herida con una esquirla de granada y fue trasladada a un hospital donde se encuentra estable, indicó el gobierno de Michoacán en un comunicado.

Los atacantes utilizaron armas AK-47 y R-15, una Barret y granadas de fragmentación, añadió el procurador.

En el estado de Michoacán, actúan los cárteles narcotraficantes rivales La Familia y Los Zetas, integrado por ex militares de élite del Ejército mexicano.

Más de 22.700 personas han muerto en México en los últimos tres años a consecuencia de las pugnas entre los cárteles de la droga, pese al despliegue de unos 50.000 militares en distintos puntos del país, incluido Michoacán.