miércoles, septiembre 08, 2010

Calderón y el caos

Francisco Rodríguez / Índice Político

VIVIMOS EN EL caos. Voltee usted a su alrededor y encontrará que nada funciona en el país. La economía es un desastre, sobre todo la de las familias y los individuos: no hay desarrollo, sólo un crecimiento calificado cual “mediocre”.

Políticamente, estamos divididos, polarizados. Desde Los Pinos se nos enfrenta a unos con otros. Para la “autoridad” los críticos son narcotraficantes. Para los panistas, la izquierda es la personificación del demonio. Para los demonios, la derecha está conformada por “meones de agua bendita”…

La sociedad sortea la inseguridad y es víctima no sólo de la delincuencia organizada también de la “delincuencia legalizada” –bancos, empresas, autoridades de los tres niveles– que la mantienen secuestrada, expoliada, chantajeada e, incluso, asaltada por esos sus grandes intereses.

Hay un desorden generalizado. La administración pública no funciona. Hay subejercicios presupuestales que resultan criminales ante las muchas carencias que enfrentamos y, al mismo tiempo, un crecimiento desbordado, grosero, de la alta burocracia –de 2004 a 2009, el número de direcciones de área pasó de dos mil 938 a cinco mil 69; las direcciones generales adjuntas de 782 a mil 247, y las direcciones generales de 644 a 968, además, creó 79 plazas homólogas a subsecretario en el gobierno federal, 24 de ellas en la Secretaría de Hacienda– conformada por ineficaces panistas.

La impartición de justicia es una quimera: campea la impunidad, pues sólo dos de cada 100 delitos son castigados.

Los partidos políticos se han convertido en cabilderos de las grandes corporaciones nacionales y extranjeras. Han perdido principios e ideología, se alían electoreramente, lo que seguro terminará muy mal y en perjuicio de los gobernados.

Legisladores de todos los colores sólo defienden sus ambiciones, igual si son legítimas o no.

Los propios medios de comunicación desinforman, distraen, se entregan cual furcias a quien temporalmente ocupa el poder.

El desorden es el común denominador de los últimos diez años en México.

Analfabeta funcional e iletrado político, Vicente Fox relajó las normas y las reglas que imperaban en la vida pública nacional. Cualquiera se le trepaba a las barbas y lo manipulaba a su antojo. Pensábamos muchos entonces que no podíamos estar peor.

“Me van a extrañar” dijo el actual esposo de Martha Sahagún en las postrimerías de su sexenio. Nos reímos y burlamos. Y hoy, ante el desastre y el caos, somos muchos quienes sentimos nostalgia por él. Nos divertía, cuando menos.

Porque con Felipe Calderón ocupando Los Pinos esto ya es el acabose.

El desorden se ha convertido en desmadre, pues como los ríos del sur del país, todo se ha salido de cauce. Todo. Absolutamente todo.

Obsesionado con el tema de la creciente inseguridad, las Fuerzas Armadas y las policías a su cargo devoran enormes cantidades de presupuesto sin presentar resultados que sean plausibles. Por el contrario, la violación a los derechos humanos es ya una constante. Son miles los civiles caídos, menores de edad muchos de ellos, y sus asesinos permanecen impunes.

Y la educación, los cacareados servicios sanitarios de un Seguro Popular que no cuenta ni con medicamentos, y las obras anunciadas pero no construidas, y la opacidad, y el despilfarro, y la enorme corrupción… ¡todo es un desorden!

Falta ya menos para que esta situación acabe. Apenas meses que, sin embargo, resultarán siglos en el imaginario social. Calderón ya va de salida. Cada vez es menor el tiempo que le resta para seguir dañando a la Nación, sumida hoy en el desconcierto. Pero, quien tenga la responsabilidad de conducir a México a partir del 2012 ¿tendrá la capacidad para devolver al orden al país?

¿Quién de los mencionados? ¿Los panistas Vázquez Mota o Cordero? ¿Los perredistas López Obrador o Ebrard Casaubón? ¿Los priístas Peña Nieto o Beltrones Rivera? ¿El “independiente” De la Fuente? ¿Quién nos regresa el orden perdido?

Índice Flamígero: ¿Habrá alguna reacción de la tibia cancillería mexicana –también sumida en el caos– al programa de Sean Hannity transmitido hace dos noches en la cadena Fox? The war next door, se intituló. Y durante una hora se subrayó que los migrantes hacia Estados Unidos son en realidad “burros” del narcotráfico. La fallida Administración de Calderón, obvio, quedó mal parada. + + + ¿Alguien duda que Gustavo Madero sea la próxima imposición de Los Pinos al frente del PAN? Hace dos tardes, el senador chihuahuense departía feliz con el primer cuñado de la Nación, Juan Ignacio Zavala, reían y reían. + + + En Los Pinos ven, no sin temor y coraje, el crecimiento de AMLO en las encuestas. Así lo percibió el lunes la cúpula del PRI reunida con Calderón.

El PRI y su gen de la discordia

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Dice Roberto Madrazo, ex candidato a la Presidencia: Enrique Peña Nieto o Manlio Fabio Beltrones, nuestros candidatos en 2012. Dice Beltrones: no hay que comer ansias, pero el PRI sí ganará la Presidencia. Peña Nieto está en lo suyo: construye la arquitectura de sus redes sociales y células a nivel nacional para impulsar su candidatura. Las encuestas ubican unánimemente al gobernador del estado de México a la cabeza de las preferencias electorales y al PRI por encima del resto de los partidos. Pero este episodio ya lo han vivido. La profecía autorrealizable en el caso del PRI suele ser una pesadilla.

La experimentaron en la contienda de 2000, donde una mala campaña de Francisco Labastida, mal asesorado y mal preparado, contribuyó a su derrota ante Vicente Fox, quien seis meses antes no se veía como un candidato capaz de derrotarlo. Lo experimentaron en 2006, cuando sin aprender la lección previa, Madrazo falló en construir el consenso priista en torno a él y no sólo fue derrotado por Felipe Calderón sino expulsado a un lejano tercer lugar por Andrés Manuel López Obrador.

Dos elecciones presidenciales fallidas, aseguran dirigentes priistas, fueron suficientes. En la que viene, no se volverán a enfrentar y anular. “Mi misión –dice el ex presidente Carlos Salinas-, es que no se peleen Enrique y Manlio”. Beltrones asegura: “No nos vamos a pelear”. Peña Nieto confía: “Antes que pensar en 2012 tengo que pensar en 2011”. El lenguaje es codificado.

Salinas ha perdido capacidad de maniobra y se ha alejado emocionalmente de Peña Nieto –por su cercanía con algunos del entorno de su Némesis, el ex presidente Ernesto Zedillo, como el empresario Jaime Camil y su ex secretario particular Liébano Sáenz-, aunque deja que siga corriendo el dicho de que él es quien domina su estrategia. Peña Nieto tiene muy cerca también a su tío, Alfredo del Mazo, quien se quedó en el camino de la nominación presidencial del PRI cuando el ungido fue Salinas, con quien no tiene la mejor amistad. En cambio se ha acercado a Beltrones, quien se había alejado de él tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio.

Pero la fuerza de Salinas dentro del PRI, pese a su amistad con la líder nacional Beatriz Paredes, el control sobre el coordinador de la bancada en el Congreso, Francisco Rojas, y el respeto que le tienen por su inteligencia los más altos jerarcas del partido, pertenece ya más a la leyenda popular que a la política real. Salinas ha tenido más éxito en llevar inversionistas británicos a Cancún –con el apoyo en Londres de un buen amigo de Peña Nieto, el embajador Eduardo Medina Mora-, que en jugar el papel de broker de cara a la sucesión presidencial. Está rebasado.

Beltrones no necesita a Salinas de intermediario. Habla frecuentemente con Peña Nieto desde hace tiempo, y entiende que si para cuando se decida la candidatura presidencial a fines del otoño de 2011 el mexiquense mantiene sus actuales niveles de aceptación, nadie en sano juicio intentará disputarle la nominación. El senador, sin embargo, prepara su eventual precandidatura a la Presidencia, para estar listo ante alguna sorpresa, como una derrota del PRI en las elecciones para el gobierno en el estado de México el próximo año.

Sabe bien que no pueden romperse las cúpulas del PRI como en 2000 y 2006, porque entonces perderán. Entiende también que si el PRI pierde el estado de México, aunque le beneficie la caída de Peña Nieto, lo que se pone en riesgo es el regreso de su partido a Los Pinos. Es una paradoja caprichosa para él que el destino del PRI esté tan atado a la elección mexiquense, al tiempo que el suyo al destino de Peña Nieto en esos comicios.

Por la complejidad de la elección mexiquense y lo que representa el estado en peso electoral, Peña Nieto sostiene que su cabeza está en 2011. El proceso de selección de candidato del PRI comenzará en octubre, y para noviembre o principios de diciembre tendrán a quien luchará por el estado y la candidatura presidencial del gobernador. Las derrotas electorales del 4 de julio cambiaron los usos y costumbres para sacar al candidato, lo cual demostrará en el estado de México, si en efecto la madurez llegó a las élites.

La experiencia más amarga es la de Sinaloa, donde un gobernador priista reconoce que “el capricho” del gobernador Jesús Aguilar Padilla al imponer a Jesús Vizcarra sobre Mario López Valdés, fue una de las grandes razones de la derrota. Peña Nieto dice que eso no va a suceder con él, y que en el estado de México saldrá el mejor candidato posible. Aquél, ratifican sus cercanos, que pueda ganar la elección.

La del estado de México no es sólo, como ha sucedido cada seis años, el laboratorio de la elección presidencial. En esta ocasión, con el primer mexiquense que acaricia la Presidencia como ningún otro en la entidad desde Adolfo López Mateos en 1960 en el centro del juego político, la elección en julio próximo definirá el futuro de Peña Nieto, el del PRI y las condiciones de competencia para 2012. Sobre de él se van a lanzar el PAN, el partido en el gobierno, y el PRD, en una eventual alianza donde lo que falta decidir, antes de concretarla, es quién será el abanderado. Peña Nieto sabe que viene la alianza y en su quinto informe de gobierno empezó su descrédito y neutralización.

La respuesta no esperó. Desde el lunes temprano, a través de correos electrónicos se reavivó la guerra sucia en su contra. La metralla de los adversarios se acerca, pero les preocupa mucho el llamado fuego amigo. En el entorno de Peña Nieto están convencidos de que algunos de los ataques al gobernador en los últimos meses han salido del equipo de Beltrones, y en el Congreso, los mexiquenses le han pasado la factura. Si Peña Nieto y Beltrones no se han peleado, en sus filas sí se están pintando de guerra y ya han tenido varias escaramuzas.

Sus adversarios no necesitan lanzarse frontalmente contra Peña Nieto; basta que agudicen las contradicciones entre los priistas y que los pongan a pelear. Después de todo, el gen de la discordia lo traen dentro del cuerpo y desde que perdieron la Presidencia y como consecuencia la guía autoritaria de su jefe político, no han sabido cómo controlarlo y eliminarlo. Hoy dicen todos que no pelearán. Ya lo han dicho tantas veces y tantas más han incumplido, que hasta no ver cómo se paran en el campo de batalla mexiquense en 2011, la expectativa es que una vez más, sus diferencias personales serán más grandes que los intereses partidistas. Y por tanto, que perderán la elección presidencial.

Aspiraciones legítimas y sanas

Martha Anaya / Crónica de Política

Ya le anda a Javier Lozano –y a muchos más– por que lleguen los tiempos sucesorios. Pero, a diferencia de otros que juegan al ensarapado, el secretario del Trabajo lo dice abiertamente y lo repite en cuanta oportunidad se presenta: él quiere competir por la silla presidencial.

Ayer, en una entrevista para radio en Puebla, Oro Noticias, no sólo volvió a levantar la mano sino que de paso consideró “irresponsables” y “mentirosos” a quienes ocupando un lugar en el gabinete y dedicando su vida a la función pública, dicen no tener aspiración alguna por llegar a la Presidencia de la República.

Sus declaraciones, tal cual, fueron éstas:

“Sería ridículo, sería absurdo, sería irresponsable y mentiroso decir que alguien que ocupa una secretaría de Estado que ha estado 20 años en la función pública como yo no tiene una aspiración. Las aspiraciones son buenas, son legitimas y hasta son sanas”.

Derivado de esta declaración, preguntémonos: ¿Quiénes del gabinete de Felipe Calderón han dicho que no les interesa competir por la candidatura presidencial del PAN? ¿A quiénes ubica Lozano Alarcón en ese terreno de “irresponsables” y “mentirosos”?

Pues de entrada –y muy especialmente– al que se ubica como el delfín del Presidente; léase Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, quien nada de muertito en términos mediáticos rumbo a la sucesión y cuya respuesta en aquella famosa reunión de finales de mayo que tuvo Felipe Calderón con los posibles candidatos del blanquiazul, Cordero respondió sobre sus intenciones que, por el momento, no era de su interés.

¿Qué otro secretario dijo que no le interesaba la candidatura de la grande? Fernando Gómez Mont, en ese entonces secretario de Gobernación. Sólo que en su caso, además de que ya no forma parte del gabinete, decía la verdad.

¿Alguien más? Bueno, formó parte de aquel cónclave Juan Molinar Horcasitas, secretario de Comunicaciones. Sólo que él, al igual que Lozano, sí admitió que le gustaría competir por la candidatura.

En esas fechas de la reunión con Calderón no hubo más integrantes del gabinete convocados. (Los otros participantes fueron los gobernadores de Morelos y Jalisco y, la coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota y el senador Santiago Creel), pero de entonces a la fecha se han sumado dos nuevos personajes al gabinete: Francisco Blake Mora en la Segob y Heriberto Félix en Sedesol.

Pero Javier Lozano, por lo que deja ver, no se preocupa por ellos. El hombre a desbancar desde su perspectiva es Ernesto Cordero y ya comenzó a atacar.

La alta definición como bono electoral

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Este asunto de la digitalización me trae de cabeza. El aspecto técnico no es de fácil comprensión; por más esfuerzos hechos para entenderlo, me pasa de noche. Están para considerarse y reflexionar en torno a ellas las otras características, beneficios y/o perjuicios de este incuestionable avance tecnológico.

Digitalizar a un país es subirlo a la supercarretera de las comunicaciones y de la información. Comunicar e informar es conocimiento, es la culminación de la revolución cibernética, tanto o más importante como en su momento fueron las otras transformaciones que determinaron el rumbo de la humanidad: la agricultura, la revolución industrial y las comunicaciones. Los nazis y Stalin pudieron ocultar sus respectivos exterminios, hoy es prácticamente imposible debido a los teléfonos celulares y satelitales, que lo mismo sirven para registrar video y tomar fotos que para abrir una comunicación instantánea, se esté donde se esté. La guerra de Vietnam concluyó en el momento en que las madres estadounidenses pudieron constatar en vivo cómo morían sus hijos y cómo los empacaban en esas horrendas bolsas negras porta cadáveres.

Desconozco las cifras oficiales, pero por lo que veo en la calle y por los distintos orígenes sociales que se coligen de los usuarios, es posible y probable que haya en servicio más teléfonos celulares que fijos, lo que puede darnos una idea del uso que se puede dar a esos aparatos. Los más completos incluyen, además de la conexión telefónica, posibilidad de videograbar, tomar fotografías, almacenar y reproducir música y acceso instantáneo a Internet. La digitalización, entonces, además de ser un beneficio para las comunicaciones y la información y facilitar servicios para el desarrollo de todo tipo, es un negocio multimillonario, sin la cual la informática y la cibernética no hubiesen logrado la expansión mundial que hoy tienen.

En México los esfuerzos para beneficiar a la educación con la revolución cibernética han fracasado. Lo he atestiguado, no me lo cuentan. No todas las instituciones de enseñanza tienen conexión a Internet, y en muchas en las que fue instalado ese servicio, no funciona por una u otra razón. En otros casos son las computadoras las que no sirven. Esto significa que antes de abrir el enorme, gran negocio de la alta definición, debe proveerse de la infraestructura básica de la digitalización a todas las instituciones educativas, sean éstas públicas o privadas, porque es allí donde está el futuro del conocimiento. Lo otro, es el adorno, la decoración, el gustito por disfrutar de una mejor imagen en TV.

Es en este campo donde el caletre no me da, o todavía me da menos. ¿Qué beneficios técnicos, industriales y de conocimiento para cerrar el círculo de la revolución cibernética, aporta la alta definición? ¿Es la alta definición un facilitador o un acelerador en la supercarretera de la informática, o sólo un mejoramiento a la imagen que ya circula en la red? ¿No se puede vivir sin la alta definición, de la misma manera en que efectivamente no se puede vivir sin la digitalización?

Mi teléfono es digital, ha mejorado mi conexión a Internet en mucho, lo que facilita mi trabajo y mi conocimiento de lo que ocurre en el mundo. ¿De qué manera la alta definición va a favorecer lo que ya favorece la digitalización? Supongo que ya no hay teléfonos analógicos en servicio en este país, de idéntica manera a que toda televisión de paga es digital. Sólo la señal de la televisión abierta continúa llegando a muchos hogares como lo hacía cuando llegó a México la TV blanco y negro y, como diría Emilio Azcárraga Milmo, los “jodidos” siguen entretenidos.

¿En qué va a beneficiar al desarrollo de México la alta definición, además de lo que ya ha traído la digitalización? ¿Es la alta definición un bono electoral, la satisfacción de un compromiso político, una verdadera necesidad, o un simple gusto que puede satisfacerse en sus plazos originales? Hay un hecho incontrovertible: el Primer Mundo entra a la alta definición, México debe hacerlo, pero no por ello deben acelerarse los tiempos previstos, porque la crisis económica no concluye, y tener alta definición en todos los hogares mexicanos significa echar a la basura millones de televisiones altamente contaminantes, y sustituirlos con nuevos aparatos, con un alto costo para una nación en la que la mitad de sus habitantes son pobres. Es el precio de la modernidad, pues.

Tengo en las manos Crítica de la modernidad, de Alain Touraine, en cuya página 93 de la edición del Fondo de Cultura Económica, encuentro lo siguiente: “La fuerza liberadora de la modernidad se agota a medida que ésta triunfa. Apelar a la luz puede conmover cuando el mundo está sumido en la oscuridad de la ignorancia, en el aislamiento y en la esclavitud.

“¿Es todavía liberadora esa invocación en la gran ciudad iluminada día y noche, en la que las luces que parpadean atraen al comprador o le imponen la propaganda del Estado? La racionalización es una palabra noble cuando introduce el espíritu científico y crítico en esferas hasta entonces dominadas por las autoridades tradicionales y la arbitrariedad de los poderosos;… Antes vivíamos en el silencio, ahora vivimos en medio del ruido; antes estábamos aislados, ahora nos perdemos en las muchedumbres; recibíamos demasiado pocos mensajes, ahora estamos bombardeados por ellos…”

Es, por lo pronto, un balance inicial, pero todo este ruido y toda esta información debieron servir para que se crearan fuentes de empleo, para que el PIB creciera, para que los niños y adolescentes encontraran mejores opciones de estudios profesionales y más posibilidades de ganarse la vida con dignidad, para disfrutar de su conocimiento y su cultura, pero parece ocurrir lo contrario, que vamos para atrás sin que en ello influyan el PRD y el PRI, sino porque así catalogan hoy al país, y con toda seguridad la alta definición no va a detener esta cruenta guerra contra la delincuencia organizada, ni va a contribuir a poner orden en el país.

¿Para qué apresurarse, pues, si los tiempos de la alta definición estaban acordados? Porque creen que se va a convertir en bono electoral, y ni así podrán estar seguros de conservar el poder.

La banda presidencial

Importancia de la Ley de Planeación para formular políticas públicas en México

Samuel R. G. / uzkediam@gmail.com

Básicamente el éxito o fracaso de las actividades que emprendemos diariamente como individuos y como sociedad dependen en gran medida de la planeación que les dediquemos.

El orden jurídico depende de su eficacia y pierde validez cuando la realidad deja de coincidir con él, por ello es posible afirmar que las leyes guardan una estrecha relación con lo que vivimos.

En forma específica la Ley de Planeación regula al gobierno en cuanto a las actividades de la Administración Pública Federal, las cuales van encaminadas a que el Estado haga valer su razón de ser: el bien común.

En su artículo 1º la Ley de Planeación dice lo siguiente: "Las disposiciones de esta Ley son de orden público e interés social y tienen por objeto establecer:

I.- Las normas y principios básicos conforme a los cuales se llevará a cabo la Planeación Nacional del Desarrollo y encauzar, en función de ésta, las actividades de la administración Pública Federal;
II.- Las bases de integración y funcionamiento del Sistema Nacional de Planeación Democrática;
III.- Las bases para que el Ejecutivo Federal coordine sus actividades de planeación con las entidades federativas, conforme a la legislación aplicable;
IV. Las bases para promover y garantizar la participación democrática de los diversos grupos sociales así como de los pueblos y comunidades indígenas, a través de sus representantes y autoridades, en la elaboración del Plan y los programas a que se refiere esta Ley, y
V.- Las bases para que las acciones de los particulares contribuyan a alcanzar los objetivos y prioridades del plan y los programas."

Resalté a propósito algunas palabras del Artículo 1. Si nos damos cuenta, en teoría, son conceptos que apuntan hacia algo que busca tener cierta relevancia e influencia. Tanto “establecer”, “normas”, “principios básicos”, “encauzar”, “actividades”, “administración”, “integración”, “funcionamiento”, “coordinar”, “planear”, “promover”, “garantizar”, “participación democrática”, “elaborar”, “acciones”, “contribuir”, “objetivos” y “prioridades”, son términos necesarios para el funcionamiento del gobierno y forman parte vital en la actuación del Estado mexicano.

El gobierno debe elaborar planes, pero debe hacerlo con un sentido, con una justa razón; en las normas que se han establecido se encuentran los límites y alcances de su actuación, misma -repito- que debe conducir hacia el bien común y para llegar a él hay que pensar en desarrollo.

Diferentes autores (Dye, Laswella, Subirats, Roth, entre otros) señalan que las políticas públicas son las cosas que un gobierno hace o lo que deja de hacer, pero eso es importante que se encuentre normado, ya que no puede hacer o dejar de hacer algo que vaya en contra de la población.

El Artículo 3º de dicha ley menciona: "Para los efectos de esta Ley se entiende por planeación nacional de desarrollo la ordenación racional y sistemática de acciones que, en base al ejercicio de las atribuciones del Ejecutivo Federal en materia de regulación y promoción de la actividad económica, social, política, cultural, de protección al ambiente y aprovechamiento racional de los recursos naturales, tiene como propósito la transformación de la realidad del país, de conformidad con las normas, principios y objetivos que la propia Constitución y la ley establecen.

Mediante la planeación se fijarán objetivos, metas, estrategias y prioridades; se asignarán recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución, se coordinarán acciones y se evaluarán resultados."

Y por supuesto que la “transformación de la realidad” tiene que ver con el hecho de hacer de México un mejor lugar para vivir, en donde nuestras condiciones de vida mejoren y para ello, desde luego, se tendrá que echar mano de un Sistema de Planeación Democrática. En el SPD tendrá lugar la participación y consulta de los diversos grupos sociales, con el propósito de que la población exprese sus opiniones para la elaboración, actualización y ejecución del Plan y los programas a que se refiere la Ley de Planeación.

Finalmente en el capítulo 4 dedicado al Plan y Programas, el Artículo 21º señala: "El Plan Nacional de Desarrollo deberá elaborarse, aprobarse y publicarse dentro de un plazo de seis meses contados a partir de la fecha en que toma posesión el Presidente de la República, y su vigencia no excederá del período constitucional que le corresponda, aunque podrá contener consideraciones y proyecciones de más largo plazo.

El Plan Nacional de Desarrollo precisará los objetivos nacionales, estrategia y prioridades del desarrollo integral y sustentable del país contendrá previsiones sobre los recursos que serán asignados a tales fines; determinará los instrumentos y responsables de su ejecución, establecerá los lineamientos de política de carácter global, sectorial y regional; sus previsiones se referirán al conjunto de la actividad económica y social, tomando siempre en cuenta las variables ambientales que se relacionen a éstas y regirá el contenido de los programas que se generen en el sistema nacional de planeación democrática.

La categoría de Plan queda reservada al Plan Nacional de Desarrollo."

Todos los elementos que hasta aquí he señalado me permiten afirmar que sin una Ley de Planeación no sería posible contar con los procesos de desarrollo y de transformación ordenados, de ahí su relevancia además de que nos permitirá evaluar la actuación, la aplicación y los resultados obtenidos por una administración en cualquiera de los tres niveles de gobierno.

Sin rendición de cuentas, la planeación y desarrollo se quedan estancados

México al no contar con una cultura de rendición de cuentas difícilmente puede encontrar eficacia y eficiencia en la puesta en marcha de diferentes programas derivados del PND. Las "buenas" intenciones del gobierno en eso quedan, en meras intenciones. La corrupción es otro factor que frena los alcances que deberían tener las administraciones de municipios, estados y el mismo gobierno federal.

Para reviertir el rezago que prevalece en México se tendrían que incluir en la Ley de Planeación y elevar a rango constitucional, una serie de normas que obliguen a los gobernantes a rendir informes de verdad y obligar a la misma ciudadanía a estar al pendiente de lo que hacen sus gobernantes. Me parece que señalar únicamente los errores de un gobierno no sería justo, también la gente tiene el gobierno que se merece y deberían los mexicanos recordar que las políticas públicas no son otra cosa sino recursos nuestros, de la sociedad, que el gobierno como entramado jurídico y administrativo, nos debe devolver en bienes y servicios que cubran nuestras básicas y elementales necesidades.

Aumentaron en agosto 25.7% ventas de Walmart México

El Financiero

Wal-Mart de México informó a sus inversionistas y público en general, que durante el mes de agosto de 2010 sus ventas ascendieron a 28 mil 368 millones de pesos.

Dicho importe representa un incremento de 25.7 por ciento sobre las ventas obtenidas el mismo mes del año anterior.

A través de la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa precisó que las ventas totales incluyen la operación de Centroamérica.

En cuanto a las ventas en México ascendieron a 24 mil 500 millones de pesos, lo que representa un incremento de 8.6 por ciento a unidades totales.

Mientras que el incremento del 1.5 por ciento a unidades iguales durante agosto provienen de un incremento en el número de transacciones de 0.4 por ciento y un incremento en el monto promedio de compra de 1.1 por ciento respecto al año anterior.

En cuanto a Centroamérica, precisó que las ventas totales se incrementaron 4.6 por ciento y las ventas a unidades iguales registraron un incremento del 3.8 por ciento (estas cifras no consideran el efecto de las fluctuaciones cambiarias).

(Con información de Notimex/GCE)

Diez periodistas caídos

Teodoro Rentería Arróyave

Diez periodistas fueron asesinados en América Latina en los últimos cuatro meses y nuevamente, para vergüenza nuestra, México sigue ocupando el primer lugar en el mundo en estos atentados mortales contra los comunicadores.

Así lo consigna el Informe puntual de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas, brazo de la Federación Latinoamericana de Periodistas, CIAP-FELAP, del cual trascribimos sus partes fundamentales y que suscriben los colegas Hernán Uribe, presidente; Ernesto Carmona, director, y por México, José Antonio Calcáneo Collado, director adjunto:

Con seis periodistas asesinados en el segundo cuatrimestre de 2010, México con casi dos millones de kilómetros cuadrados de superficie y más de 100 millones de población sigue a la cabeza de esta trágica situación aunque en Honduras, el pequeño país centroamericano de 112.000 kilómetros cuadrados y unos ocho millones de habitantes, registró cuatro víctimas en el mismo espacio temporal.

En lo transcurrido del año en curso, en México hubo 12 informadores ultimados y en Honduras 10 de manera que la suma de 22 se acerca a la trágica nómina de 2009 que fue de 33 aunque en ocho países de la región. Respecto de Honduras aclaremos que la cuota fatal incluye a Nicolás Astura de 42 años cuyo cadáver apareció en febrero pasado pero no fue incluido en las víctimas del primer cuatrimestre.

Los nueve asesinatos de periodistas ocurrieron en el gobierno del presidente Porfirio Lobo que asumió el poder el 27 de enero del presente año, por lo que se considera que él tiene responsabilidad directa en lo que está pasando.

En ese plano, la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP) adscrita a la FELAP denunció la situación de peligro en que se encuentran en Tegucigalpa el periodista de nacionalidad sueca, Dick Emanuelsson y su esposa la camarógrafa chilena, Miriam Huezo, ambos, apunta CIAP, son objeto de una campaña de difamación y persecución de la gran prensa de Honduras en la que se incluyen amenazas de muerte.

La nómina de víctimas de víctimas es la siguiente: En México: Miguel Ángel Bueno Méndez, el 26/6/10. Su cadáver fue hallado en Huisquitecan, Estado de México; Francisco Rodríguez Ríos, el 28/6/10 en Cayuca de Benítez, tiroteado cuando era corresponsal de “El Sol de Acapulco” y del diario “Objetivo”, de Chilpancingo; María Elvira Hernández, esposa del anterior, también periodista y ultimada en el mismo atentado: Hugo Olivera Cartas, balaceado el 6/7/10 en Michoacán. Laboraba en el diario “El Día”; Marco Aurelio Martínez Tijerina, asesinado a balazos en julio pasado en Montemorelos, Nuevo León. Tenía 45 años y era director del noticiario Contrapunto en la radioemisora XERN. y corresponsal de TV Azteca; Guillermo Alcaraz Trejo, también en julio pasado, de 24 años fue muerto con tiros de fusil HK-47.

En Honduras: Luis Arturo Mondragón, tiroteado el 13 de junio en la región de El Paraíso, informó el diario hondureño “El Heraldo”; Luis Chévez Hernández, en abril y tampoco anotado en primer cuatrimestre; Israel Zelaya Díaz, por tiros el 15/8/10. Su cadáver fue encontrado en una carretera, y Nicolás Asfura, mencionado con la nota aclaratoria.

Ya suman 111 los periodistas asesinados desde 1983 a la fecha, 43 de ellos en lo que va de la actual administración federal, escribía el 30 de junio pasado Teodoro Rentería, vicepresidente mexicano de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP). En ese escrito Rentería aludió a la comunicación dirigida al Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa y que firmaron él, Roberto Piñón, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX) y Raúl Gómez por el Club Primera Plana.

En dicho documento sostienen en referencia a los constantes homicidios de gente de prensa: “Los hechos ameritan la inmediata indagación y detención de los responsables. Es necesario un alto a la impunidad. Señor Presidente: exigimos su decisión para instrumentar las medidas urgentes y necesarias que el asunto requiere, y que ya no admite dilación entre ellas la creación del Comité de Riesgo para los periodistas amenazados”.

Efectivamente, como lo apunta el Informe de la CIAP-FELAP, se desconoce una respuesta a dicha petición.

Futurismo

El candidato mediático

José Antonio Crespo / Horizonte Político

Muchos podemos pensar que Enrique Peña Nieto no es un buen gobernante, ni sería buen presidente, que no tiene sustancia ni proyecto propio, pero nadie podrá negar que tiene un gran equipo publicitario que se ha encargado de posicionar a su cliente y jefe de manera sensacional. Peña Nieto tiene el dinero suficiente para sufragar una campaña y un equipo semejantes (bueno, aunque los recursos no sean precisamente de él, sino de los mexiquenses). Una buena campaña propagandística es vital para proyectarse como opción ganadora y, desde luego, culminar con una victoria. Así ocurrió con Vicente Fox, cuyo éxito fundamental fue su campaña propagandística y electoral. De su triunfo en adelante resultó un fiasco. Y es que más que sustancia y fondo, había en él forma, imagen, ilusión óptica, como todo parece indicar ocurre también con Peña Nieto. Ha contado con la fundamental ayuda de Televisa, siempre pendiente a todo lo que hace y no hace, para presentar sus actos cotidianos y sus triviales declaraciones como la gran noticia.

En su V informe de Gobierno, Peña Nieto intenta contrarrestar la difundida idea (entre muchos ciudadanos), de que el regreso del PRI al poder, significaría una regresión autoritaria, un fracaso del más acabado ensayo democrático que México haya emprendido en toda su historia, el desperdicio de la gran oportunidad que se creó a lo largo de varios años, previos al 2000. Esa imagen es justo la que parece compartir Felipe Calderón, y por ello ha hecho lo que está en sus manos para impedir que se materialice, pues pasaría a la historia como el artífice del naufragio democrático. Los electores que coincidan con tales ideas seguramente votarán por cualquier candidato (si es que lo hay) capaz de ofrecer resistencia al triunfo priísta, que pueda ser competitivo frente al candidato tricolor.

Por eso mismo, Peña Nieto intenta diluir tales imágenes a propósito del posible retorno de su partido al poder (con él como candidato, desde luego): "Es falaz hacer creer que la llegada de un partido distinto al que actualmente ostenta la presidencia de la República sea una regresión". Aunque en realidad no se habla de cualquier partido, sino específicamente del PRI, en sentido estricto tiene razón el gobernador mexiquense; el pacto de transición política en México implicó la posibilidad de que el PRI pudiera seguir existiendo y compitiendo, pero ya no como partido de Estado, sino como uno más en la arena política. En cuyo caso, si los electores deciden mayoritariamente que lo quieren de regreso, serían una decisión formalmente democrática. Eso en sí mismo, no permitiría denunciar una "regresión autoritaria" ni el fracaso del paréntesis democrático; eso dependería de lo que el PRI hiciera desde el poder; preservar y fortalecer la apertura y la pluralidad, o reducirla y cerrar espacios a la crítica y la disidencia; revivir los viejos usos y costumbres del autoritarismo mexicano (que el PAN ni siquiera intentó modificar), o empujar a nuevas formas de hacer política.

No sabemos lo que el PRI haría a su retorno al poder, pero sí lo que ha hecho en estos años de alternancia; por un lado, en varias entidades de la República gobernadas por el PRI, no dejó de ser partido de Estado (y para derrotarlo se ha requerido de condiciones muy excepcionales y esfuerzos casi titánicos de la oposición, mientras que en otros estados, el PRI ha hecho valer su condición de partido de Estado para continuar en el poder contra viento y marea). Las prácticas electorales que hemos visto en el PRI no apuntan precisamente a su renovación democrática, y sus jóvenes figuras no se diferencian de sus viejos y dinosáuricos mentores, sólo en la edad. El propio Peña Nieto, más que augurar una apertura democrática, presagia un gobierno auspiciado – y controlado - por los poderes fácticos (grandes empresarios, consorcios mediáticos, sindicatos corporativos y la Iglesia Católica). Por lo cual no sería en sentido estricto un retorno al antiguo régimen, pues en él esos poderes fácticos estaban subordinados a la institución presidencial; en esta ocasión, sería un régimen donde el presidente quedara (por sus deudas político-electorales) subordinado a esos poderes, mismos que lo llevan de la mano a Los Pinos.

¿A quién le compraría Aeroméxico?

Alberto Barranco / Empresa

La posibilidad, esbozada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y desmentida por la firma aérea, de que Aeroméxico integraría al fin a su causa a Mexicana de Aviación o lo que queda de ella, habría desnudado una inaudita mascarada a que se prestó el gobierno para simular la venta de la empresa aérea.

La llamada Tenedora K no es la dueña de la compañía, por más que en la desesperación por mantener el valor de la marca le haya inyectado 12 millones de dólares.

Creada ex profeso para evitar que Mexicana se fuera a pique, la compañía serviría de puente para abrir el escenario al comprador real, y de pasadita le quitaría los reflectores de la cara al presidente de la empresa, Gastón Azcárraga Andrade, acusado abiertamente ante la opinión pública de administración fraudulenta, al pretender matar Mexicana fortaleciendo a sus filiales Click y Link… con las que se quedaría.

La maniobra la urdió el fondo Advent Internacional, contratado por ésta como banco de inversión para ordenar las finanzas, dar la cara frente al concurso mercantil al que ayer se le dio luz verde, y cerrar finalmente la transacción.

Colocadas en la mesa tres opciones, dos de ellas de intermediarias de los Estados Unidos, la elección recayó en Advent, dados sus intereses en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México, como propietaria de la Inmobiliaria Fumisa, dueña de los espacios mercantiles de las terminales I y II, además de Aeroplazas de México.

Digamos que Advent Internacional mataría doble pájaro con una sola bala, al ganarse una comisión con la venta, y de pasadita evitar un eventual desastre comercial por la salida del aire de Mexicana… lo que finalmente ocurriría.

No es extraño por ello, con ello, que los principales socios de la Tenedora K tuvieran como común denominador participar en el Consejo de Administración de Fumisa, que preside Juan Carlos Torres Carretero.

La tarea de la Tenedora K sería limpiar la empresa para hacerla atractiva hacia los nuevos compradores, vía, de entrada, negociar condiciones leoninas para los trabajadores, imponiéndoles, así nadamás, trocar olímpicamente, es decir sin liquidación al calce, el contrato colectivo por el que opera Click, lo que implicaría renunciar a una larga larga cadena de prestaciones.

La carta de cambio sería la entrega del cinco por ciento del capital de la empresa, es decir la misma oferta que se le hizo al Sindicato Minero a la privatización de Mexicana de Cobre y Mexicana de Cananea durante el sexenio salinista, que luego trocaría el grupo Minero México por 55 millones de dólares.

Naturalmente, en el camino habría una reducción drástica del personal, otorgándoles como finiquito o pago de marcha a los afectados 90 días de salario más 12 días de doble salario mínimo del D.F. por año laborado.

Los trabajadores se desistirían de cualquier reclamación ante los tribunales laborales, vía una carta-compromiso que firmarían la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores y la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación.

Naturalmente, los 12 millones de dólares que colocó en la mesa la Tenedora K, es decir Advent Internacional, servirían para mantener las rutas y los slots, es decir espacios de salidas y llegadas de los aviones.

El problema, naturalmente, es la forma burda en que se simuló la operación en la que aparecieron como actores principales Andres Rozental y Vicente Ariztegui, director el primero de Ocean Wilsens Holdings y ex director de Duty Free Latinoamérica y México, y actual director de esta firma el segundo.

De entrada, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no habría podido avalar la operación, dada la carencia total de experiencia de la Tenedora K en la materia. Más allá, ésta debió tener el visto bueno de la Comisión Federal de Competencia, y si le seguimos, de acuerdo con la Ley de Concursos Mercantiles, no se podía traspasar la propiedad de una empresa estando en trámite la posibilidad de una quiebra ordenada.

El caso es que la cuerda se reventó antes de tiempo, colocando a Advent en el peor problema de su historia, dado que la Tenedora K negoció con los principales acreedores, es decir el Banco Nacional de Comercio Exterior, el Banco Mercantil del Norte y la paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

Su empresa de paja, pues, está obligada a responder frente a las arrendadoras de sus aviones con quienes sigue corriendo la renta; los salarios caídos de los trabajadores; la pérdida de rutas de la empresa aérea…

El tiro, pues, le salió por la culata a Advent.

Por lo pronto, la gran pregunta es si el gobierno mantendría intacta la farsa para que la Tenedora K firmara en el sueño idílico en calidad de vendedor en una eventual operación con Aeroméxico, por más que el precio sería simbólico, o se obligaría a Gastón Azcárraga Andrade a sacar la cabeza del agujero.

La comedia, pues, aún aguarda sorpresas.

En México Suprema Corte de Justicia de la Nación podría determinar inconstitucional fuero militar

Anayeli García Martínez / CIMAC

Con siete votos a favor y cuatro en contra, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció hoy que si en una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), se determinan obligaciones directas y específicas a cargo del Poder Judicial de la Federación, éste sí podría proceder a su cumplimiento sin coordinarse con otros poderes del Estado Mexicano.

Con esta decisión, el máximo tribunal del país avanzó en la discusión sobre el cumplimiento de la sentencia que la CoIDH emitió en 2009 contra el Estado Mexicano por la desaparición forzada de Rosendo Radilla, ocurrida en 1974, con lo cual se abre la posibilidad de declarar inconstitucional el fuero militar.

Con la desaprobación de los ministros Sergio Salvador Aguirre Anguiano, quien dijo que no podían cumplir las sentencias de la CoIDH porque el “Poder Judicial en ningún caso es el Estado Mexicano”; José de Jesús Gudiño Pelayo, Sergio Armando Valls Hernández y Luis María Aguilar Morales, la SCJN declaró que sí pueden cumplir las sentencias internacionales.

Durante el debate, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea dijo “por supuesto que la Suprema Corte puede analizar y en su caso cumplir aquello que haya que cumplir, sin necesidad de ninguna coordinación”, y es que consideró que habría cosas que debían hacer en el Poder Judicial, porque está dentro del ámbito de sus facultades.

Durante su participación, el ministro Aguirre Anguiano declaró que a su juicio, partes de esta sentencia transgreden el estatuto del tribunal que la emitió, el cual sólo puede notificar la Organización de Estados Americanos.

Asimismo cuestionó que la CoIDH señalara que “el Estado deberá adoptar en un plazo razonable las reformas legislativas pertinentes para compatibilizar el artículo 57 del Código de Justicia Militar, con los estándares internacionales”. Mencionó que ese tema no era de su competencia sino del Poder Legislativo, “por eso yo decía que esto hay que cumplirlo coordinadamente entre los tres Poderes”, afirmó.

Por un debate de mayor amplitud

Luego de debatir los resolutivos y los considerandos que integran la sentencia de la CoIDH; en una segunda votación, el Pleno de la SCJN, con una mayoría de ocho votos a favor y tres en contra, determinó que en una resolución de esta índole pueden existir obligaciones específicas y directas al Poder Judicial de la Federación, las cuales no deben atenderse únicamente a los puntos resolutivos y a la remisión que realiza determinados párrafos.

Antes de la votación, el ministro Aguilar Morales preguntó si debían “buscarle en todo el texto” a ver cuáles eran los puntos que tendrían que acatar. A lo que el ministro Lelo de Larrea dijo que la SCJN, tenía que analizar los temas, de acuerdo a la naturaleza de la resolución y su finalidad.

“Son sentencias que buscan la protección eficaz de los derechos fundamentales consagrados en la Convención Americana de los Derechos del Hombre”, por lo cual consideró inadecuado “realizar interpretaciones reduccionistas tratando de no cumplir o de cumplir a medias o de cumplir lo menos que podamos cumplir”.

Después de este análisis, ahora queda la pregunta de si la sentencia que dictó la CoIDH en el caso Radilla determina obligaciones directas y especificas para el Poder Judicial de la Federación, tema que continuará en las próximas sesiones.

Contra la resistencia de funcionarios

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) difundió un comunicado en el que dijo que espera que la SCJN resuelva “la consulta a trámite” con una decisión que reconozca la obligación de todos los órganos del Estado mexicano de cumplir con las sentencias de la CoIDH emitidas sobre casos mexicanos.

Si las y los ministros respaldan de forma inequívoca la ponencia presentada por el ministro José Ramón Cossío Díaz a favor de la obligatoriedad de la sentencia de la CoIDH, se habrá producido un avance importante en el reconocimiento y respeto al derecho internacional de los derechos humanos en México, afirmó AI.

“Hasta ahora, la frecuente resistencia por parte de no pocos funcionarios públicos federales, estatales y municipales a asumir como efectivamente obligatorios los mandatos de la CoIDH, ha sido un freno al cumplimiento de éstos, convirtiendo en por lo menos precario el respeto del Estado mexicano a sus compromisos jurídicos internacionales”, consideró.

Por consiguiente, este organismo consideró que una resolución positiva de la SCJN es esencial para mostrar que la ratificación de la Convención Americana de Derechos Humanos y el reconocimiento de la competencia contenciosa de la CoIDH por parte del Estado mexicano, constituyen compromisos jurídicos firmes y serios.

Piden reformar justicia militar

Mientras tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) coincidió en la necesidad de cumplir esta sentencia, y expresó su interés porque las disposiciones ahí contenidas no se vean mermadas o limitadas por disposiciones internas que contrarien su objeto y fin.

Además refirió que espera que el Pleno resuelva por consenso un dictamen que respete los derechos humanos, en aras del principio pro persona, a propósito de esta sentencia.

En este sentido, AI dijo que la sentencia emitida por la CoIDH en noviembre 2009 en el caso de la desaparición forzada de Rosendo Radilla emite un mensaje muy claro: “que cuando se imputen violaciones de derechos humanos a militares, sea la jurisdicción ordinaria, no la militar, la única competente para investigar, juzgar y sancionar el caso”.

De acuerdo con AI, esto quiere decir que en ninguna circunstancia debe operar la jurisdicción militar cuando se discuta la violación de derechos humanos de un civil; además reconoce que una resolución positiva de la SCJN abrirá un camino muy importante aunque restará aún la acción del Ejecutivo y del Legislativo para adecuar apropiadamente la legislación, atendiendo los otros elementos de la sentencia del caso Radilla.

Crítica y rechazo

Teodoro Rentería Arróyave

El gobernador de la entidad, Enrique Peña Nieto que se mantiene “desde siempre” en primerísimo lugar en las preferencias ciudadanas para las elecciones presidenciales de 2012, puesto que su más cercano seguidor no llega ni a la mitad del porcentaje que se le otorga, con motivo de su V Informe de Gobierno, además de hacer un balance de lo realizado, fue crítico severo de la realidad del país y al reclamar respeto a las reglas de la democracia, rechazó las alianzas antinatura.

El gobernador mexiquense logró conjuntar en la ciudad-capital Toluca a todos los líderes nacionales y locales de su partido, el Revolucionario Institucional, a los gobernadores tricolores, al jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón y al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, doctor José Narro Robles, quien se llevó el mejor homenaje y los más nutridos aplausos. Ante tal concurrencia Peña Nieto fue además de severo, valiente cuando se trató de puntualizar posiciones.

La crítica, insistimos, a los gobiernos del supuesto cambio fue contundente al afirmar que sólo la filosofía para actuar conforme a prioridades le permitió mantener el rumbo frente a un contexto adverso que se conoce ya, según organismos internacionales, como una década perdida para México, periodo que registra el crecimiento más bajo de las últimas ocho décadas, inferior incluso a la de los 80.

Y siguió: de 183 países México ocupa el lugar 156 en crecimiento acumulado y ya no pertenece al grupo de las 10 economías más grandes del mundo y en cuando a competitividad pasamos del lugar 42 al 60. La tasa del desempleo se ha cuadriplicado y los mexicanos en pobreza suman más de 50 millones. El desempeño interno como nuestra política exterior se hayan rezagados lo que le ha hecho al país perder liderazgo, particularmente en América Latina.

Luego, al referirse a las voces que han descalificado al país, al grado de considerarlo un “estado fallido”, dijo amable, no compartir ese señalamiento, pero siguió severo en la crítica al afirmar que más bien la falta de acuerdos y el aplazamiento de decisiones es lo que ha propiciado la ausencia de logros trascendentes.

Al abordar el tema de la inseguridad nacional, mencionó la tesis novedosa de que la delincuencia no es el único riesgo que enfrenta el país, al asegurar que la grave amenaza radica en la lucha del poder por el poder mismo, que desvirtúa a la democracia, a los gobiernos y a las instituciones.

El poder por el poder mismo, enfatizó, es un forma de autoritarismo, donde se promueve una “democracia” sin contendido, donde por el sólo fin de obtener el poder se negocian alianzas entre proyectos antagónicos que generan confusión y desconfianza en la política.

Estuvimos presentes en esta jornada de política local y nacional, por amables mexiquenses en lugar adecuado para conocer acciones y reacciones de los protagonistas, por ello mismo insistimos que el V Informe de Gobierno del mandatario Enrique Peña Nieto se significó por el cumplimiento del 83 por ciento de los compromisos asumidos en campaña, por su crítica severa a la década perdida y el rechazo a las alianzas antinatura, como las hemos calificado, que lesionan el espíritu de la democracia, generan confusión y desconfianza y sobre todo son aliadas del autoritarismo.

Larissa Riquelme lanza su canal oficial en YouTube

Z3nk0

La escultural modelo paraguaya Larissa Riquelme anunció a través de su cuenta de Twitter que hace poco abrió su canal oficial en YouTube, el cual, ya ha inaugurado subiendo un primer video con una de sus travesuras.

'¡Amigos! Les cuento que este es mi canal oficial en YouTube! ¡Les dejo un primer video! ¡Se vienen muchos más!', escribió Larissa Riquelme en la popular red social, anunciando que llenará de más pícaras situaciones su canal YouTube.

Por el momento, el primer video de Larissa Riquelme ya cuenta con más de 300 reproducciones. En este se aprecia a la paraguaya mostrando sus habilidades con la rasuradora cortándole el cabello a Koke Oneto.

http://www.youtube.com/user/larissariquelmeofici



¡Más sobre Larissa Riquelme, CLICK AQUÍ!

Gatillo Fácil

Francisco Garfias

En francés se conoce como la gachette facile, la tendencia a disparar que tienen algunos soldados, policías, o gendarmes en contra de civiles desarmados que desobedecen instrucciones o que les parecen sospechosos. Lo podríamos traducir al español como el “gatillo fácil”.

En el México rojo, que ya es candente, volvió a ocurrir que militares accionaran sus armas de alto poder contra civiles que regresaban de una fiesta en Escobedo, Nuevo León. ¿El saldo? Un hombre de 52 años y su hijo, de apenas 15, muertos. Hay 5 heridos.

El ex ombudsman, José Luís Soberanes, está convencido de que esta manía de los soldados de abrir fuego con cualquier pretexto, tiene mucho que ver con la “impunidad” que existe en el Ejército. Casos como el de Escobedo, el del Tec; o el de los niños Almanza, en Tamaulipas, acaban en tragedias. “Lo tapan todo, amparados en el fuero militar”, puntualiza.

El hombre está convencido de que la salida a estos sangrientos excesos, que el gobierno federal ha minimizado al llamarlos “daños colaterales”, pasa por legislar sobre el fuero militar. “Los soldados deben ser juzgados por civiles cuando estén en funciones de policía”, precisó el ex titular de la CNDH.

* * *

En el Senado espera turno un punto de acuerdo que exhorta a la Corte a confirmar la obligatoriedad de las autoridades del Poder Judicial a aplicar los principios establecidos por a sentencia de la CIDH en el famoso caso Radilla que involucra, precisamente, la revisión del fuero militar. Pero los ministros del máximo tribunal le sacaron al tema. Por 8 votos contra 3 resolvieron no revisar, por ahora, el tema.

Rene Arce, uno de los senadores que promueve el punto de acuerdo, nos dijo que vienen dos sentencias más de la CIDH. Una tiene que ver con campesinos ecologistas presuntamente torturados por el Ejército. La otra con indígenas violadas hace 6 años en Guerrero por supuestos militares.

Son 5 los senadores que signaron el punto de acuerdo, ente ellos la panista Adriana González. Ningún priista se había sumado hasta ayer. El hidalguense, Jesús Murillo Karam, comentó, en corto, que era “contra producente”. Pero el presidente de la mesa directiva, Manlio Fabio Beltrones, manifestó su extrañeza no solo por la ausencia de algún tricolor, sino porque la propuesta no se presentó como de urgente y obvia resolución.

* * *

“¿Ya leíste a Elba Esther?” Nos preguntó el pasado domingo un prestigiadísimo académico; y sin esperar respuesta, soltó de botepronto: “Ese es el problema. Los dos últimos secretarios (Josefina y Lujambio) se han mostrado más preocupados por la candidatura presidencial que por la educación.”

La sorpresiva reacción de Elba –su relación con Lujambio es buena– parece tener un origen familiar. En el entorno de Gordillo nos dicen que el titular de la SEP no ha sabido llevar una relación cordial con Fernando González, subsecretario de Educación Básica y yerno de la maestra. Los pésimos resultados de la prueba Enlace ahondaron la distancia entre los dos funcinarios. Lujambio le habría pedido a González que saliera a dar una explicación. Este se habría quejado con Elba, y vino la comentada declaracion.

Abordamos el tema con el senador Rafael Ochoa Guzmán, secretario general del SNTE. Negó el componente familiar de la declaración, pero subrayó que los señalamientos de Gordillo son una realidad. “Desde que tomó posesión (Lujambio) yo decía que andaba en muchas cosas, menos en la Secretaría de Educación. A ver si después de todo esto le pone mas atención a su tarea que a sus aspiraciones personales”.

* * *

La derrota en las elecciones de gobernador dejó muy maltrecho al PRI de Oaxaca. Ulises Ruiz se va el 1 de diciembre. Deja a los suyos en absoluta orfandad. El desempleo de los tricolores se multiplicara. Salvo excepciones (José Antonio Stefan Garfias pudiera ser una), la mayoría de los priistas en el gobierno se quedarán sin trabajo, el partido perderá su capacidad de gestión, los diputados federales perderán 50 mil pesos mensuales; y los que fueron excluidos por el mandatario saliente buscarán cobrar facturas. El primero que caerá será Eviel Pérez, presidente del Comité Directivo Estatal, vaticinan.

* * *

Hoy se dan a conocer en el Estado de México las reformas de carecer electoral que definirán las reglas de operación en los importantísimos comicios para gobernador del 2011. Va un adelanto: los priistas proponen acortar los plazos de campaña de 113 a 55 días y bajarle a los gastos. Sus aliados del PVEM quieren el veto a las candidaturas comunes, pero dicen sí a las coaliciones electorales, que obligan a los partidos a adoptar una plataforma común.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!