viernes, junio 01, 2007

ES INJUSTO E ILEGAL QUE TODA LA SOCIEDAD ESTE PAGANDO EL RESCATE BANCARIO YA QUE SU COSTO SE ELEVO POR LAS NEGLIGENCIAS Y CORRUPTELAS DEL FOBAPROA

Mario Di Costanzo,
Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legitimo

El IPAB y la SHCP, mienten al señalar que el Rescate del Rescate Bancario, ahora tendenciosamente llamado por la SHCP “Rescate de los Ahorradores”, tuvo como principal objetivo el de proteger a millones de cuenta habientes en el sistema bancario y así proteger la imagen de Felipe Calderón.

Para corroborar lo anterior sólo basta señalar lo siguiente:

De acuerdo con datos recientes publicados por la SHCP en diversos medios y en su página de Internet, el “Rescate de Ahorradores” permitió que 14.7 millones de cuentas no perdieran sus ahorros, y de acuerdo a la misma SHCP, el costo del salvamento de estas cuentas asciende a la fecha a 1.2 billones de pesos. Lo que implica que el costo promedio actual de haber salvado cada cuenta es de: 81 mil 632 pesos.

Sin embargo en el Informe Anual del IPAB correspondiente al año 2000, se señala textualmente lo siguiente: “Considerando las cifras de captación de la banca comercial en moneda nacional a junio del 2000, el universo de ahorradores bancarios en México está representado por 29.3 millones de contratos que representan 996 mil 341.8 millones de pesos”.

“Cerca de 50 por ciento de los ahorradores bancarios -medidos de acuerdo al número de contratos en el sistema- mantiene un saldo promedio en el total de instrumentos de captación inferior a 500 pesos. En este estrato de depositantes, cuyo saldo fue de 6 mil 119.2 millones de pesos, se encuentran 14.87 millones de contratos”.

“El siguiente rubro, que incluye depósitos mayores a mil y hasta 5 mil pesos, mantiene un saldo de 17 mil 940.6 millones de pesos, en un total de 5.6 millones de contratos”. (19.1%)

“El mismo patrón de captación se mantiene para los siguientes 3 estratos que incluyen saldos hasta por 100 mil pesos. Estos 5 estratos incorporan a cerca de 97 por ciento de los contratos”

De esta manera, si asumimos que en 1995 la estructura de las cuentas bancarias era la misma que en el 2000, y que de acuerdo con el boletín estadìstico de la CNBV en 1995 el total de cuentas registradas en el paìs era de 14.7 millones de contratos que sumaban un total de 656 mil millones de pesos, se obtiene que cerca del 50% por ciento de las cuentas, es decir la mitad de los 14.7 millones de cuentas, (7,35 millones) eran de cuenta habientes que mantenían un saldo promedio inferior a 500 pesos, el costo para FOBAPROA de haber rescatado a la mitad de los cuenta habientes que existían en 1995 dado su saldo promedio fue de 3 mil 650 millones de pesos (es decir 7.3 millones multiplicados por 500 pesos).

Más aún, si añadimos el siguiente nivel de cuenta habientes rescatados, es decir los que mantenían un saldo promedio de entre 1,000 y 5,000 pesos y que representaban el 19.1% del total de los cuenta habientes en 1995 (2.9 millones de cuentas bancarias), obtenemos que el costo de salvamento de este segmento ascendió como máximo hace ya casi 11 años a, 8 mil 700 millones de pesos (2.9 millones multiplicados por 3,000 pesos, que es un promedio entre 1000 y 5000 pesos).

Hasta este punto podemos decir que el salvamento de 10.25 millones de cuentas bancarias, es decir del 70% de las cuentas bancarias que existían en 1995, le costo al FOBAPROA, aproximadamente 12 mil 300 millones de pesos, aproximadamente.

Si consideramos el mismo razonamiento, para el tercer segmento de cuentas, que representaba a cuenta habientes que mantenían saldos promedio de entre 5,000 y 10,000 pesos y que representaban aproximadamente el 20% del total de las cuentas de 1995, podemos decir que el costo del salvamento para el FOBAPROA de estos cuenta habientes fue de 23 mil millones de pesos, aproximadamente

De esta manera se obtiene que el salvamento de 13 millones de cuentas bancarias, es decir del 90% de las cuentas bancarias que existían en 1995, le costo al FOBAPROA, aproximadamente 35 mil 300 millones de pesos, aproximadamente.

Luego entonces, como es que estos 35 mil 300 millones de pesos, se convirtieron en 1.2 billones de pesos?, es decir que la cifra creció 25 veces más aproximadamente.

Esto nos lleva a pensar que el salvamento de las cuentas de los más ricos y que representaban sólo 10% del total de las cuentas bancarias que existían en 1995 fue lo que elevo 25 veces el Costo del mal llamado Rescate de los Ahorradores?

Si esta lo anterior es cierto, el resultado nos permite afirmar que lo que elevó el costo del rescate de los ahorradores fue paradójicamente el Rescate de los Ricos, y nos preguntamos entonces por que los pobres están pagando el rescate de los ricos?

Si lo anterior no es cierto, debemos de asumir entonces, que lo que verdaderamente elevo el costo del rescate de los ahorradores en más de 25 veces, fue el rescate de los banqueros, por lo que la SHCP miente al señalar que fue un rescate de ahorradores, cuando en realidad fue un rescate de AHORRADORES RICOS Y BANQUEROS.

Finalmente conviene señalar, que de acuerdo con el Boletín Estadístico de la CNBV, en junio de 1995 los 14.7 millones de cuentas que existían en México representaban 656 mil 700 millones de pesos, cifra que representa la mitad del costo actual del Rescate Bancario (1.2 billones de pesos), esto quiere decir que por cada peso que rescato el FOBAPROA, bebió pagar 2 pesos, esta diferencia fuè a para directamente al bolsillo de los banqueros, y ahora lo pagamos todos los mexicanos.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!