GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

viernes, abril 16, 2010

SME anuncia huelga de hambre masiva para 1º de mayo

Para esta huelga de hambre, cerca de 2,300 electricistas se han realizado estudios médicos para verificar que se encuentran en perfectas condiciones para realizar la huelga

Con el propósito de que el gobierno federal atienda sus demandas en torno a revertir el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) realizará una huelga de hambre masiva al concluir la marcha del 1º de mayo, aseguró Fernando Amescua, secretario del Exterior del sindicato.

La marcha la realizarán de la Basílica de Guadalupe al Zócalo, se espera la participación de las agrupaciones integradas al Congreso del Trabajo.

Para esta huelga de hambre, cerca de 2,300 electricistas se han realizado estudios médicos para verificar que se encuentran en perfectas condiciones para realizar la huelga.

Por su parte, Fernando Amescua, acompañado de Eduardo Bobadilla y Juan Carlos Escalante, secretario del Trabajo del SME e integrante de la Comisión Autónoma de Justicia, respectivamente, indicó que se han inscrito 5,000 compañeros para la huelga de hambre en la que pretenden participar los integrantes de la dirigencia sindical encabezados por Martín Esparza Flores.

Respecto a la marcha, agregó que se busca que se llegue conjuntamente al Zócalo, agregando que esta movilización es motivada por la oposición que hay a la propuesta de reforma laboral presentada por la diputación del Partido Acción Nacional (PAN) durante el mes de marzo. (El Semanario Agencia, ESA)

¿Usted lo sintió? DF registra sismo de 5.1 grados

Según reportes enviados por el SSN, el epicentro del sismo se situó a 45 kilómetros de la Pinotepa Nacional, en Oaxaca

Alrededor de las 05:01 horas de hoy, la Ciudad de México fue sacudida por un sismo de magnitud 5.1 grados en la escala de Richter, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

Según reportes enviados por el SSN, el epicentro del sismo se situó a 45 kilómetros de la Pinotepa Nacional, en Oaxaca, en las coordenadas 16.14 grados latitud norte y 98.41 grados longitud oeste.

Hasta el momento, ni Protección Civil, ni autoridades capitalinas han reportado daños en casas o personas que pudieran haber sido lastimadas por el movimiento telúrico.

A partir del 4 de abril pasado, cuando un temblor de 7.2 grados golpeó al estado de Baja California, la actividad sísmica del país ha aumentado registrando movimientos en todo el país.

Cabe recordar que México se localiza en una de las zonas sísmicas más importantes del mundo, entre las placas del Pacífico, Cocos, Norteamérica y Caribe. (El Semanario Agencia, ESA)

Lozano arremete contra los trabajadores

Álvaro Cepeda Neri

Calderón, su empleado al frente de la secretaría del Trabajo (ya le sobra lo de Previsión Social): Lozano Alarcón, que ya se cree con espolones para escalar la candidatura panista a la presidencia y diputados federales y senadores azules, están empeñados en contrarreformar la Ley Federal del Trabajo. Ésta, aunque vigente, no es cumplida por patrones y empresarios (nativos o extranjeros). De casi 30 millones de mexicanos, sindicalizados o no (los sindicatos también los traicionaron), apenas 10 millones tienen a su favor un 20 por ciento de lo prescrito por esa ley que, reglamenta al Art. 123 constitucional. Los trabajadores del país están casi en el desamparo.

Para legalizar ese desamparo, los panistas en los poderes presidencial y legislativo, con apoyo de los gobernadores del PAN para que sus diputados locales aprueben, en su caso si la contrarreforma pasa, pujan para que obreros y empleados se queden sin defensa una vez desmanteladas, del curpus jurídico, las conquistas conseguidas desde la posrevolución y que han sido cercenadas desde el alemanismo al zedillismo (los 54 años del viejo PRI). Y que con el arribo de Fox y Calderón, los trabajadores fueron definitivamente sometidos.

Y así hemos llegado con Lozano (el de los espejuelos al estilo de Díaz Ordaz; ambos son poblanos) quien, por instrucciones de Calderón y los dos acatando los intereses patronales, se decidieron a presentar la iniciativa de contrarreforma a la legislación secundaria o sea la Ley Federal del Trabajo, para tratar de disimular que al no haber cambios a la Constitución, los mexicanos nos vamos a tragar que los panistas no limarán el filo constitucional, aunque sí introduzcan cambios que buscan sacrificar más a los obreros. Ya estos sufren bajísimos salarios (el año pasado les aumentaron... ¡dos pesos!) que, por si fuera poco, más se reducen ante el alza de los precios, por una inflación galopante. Carecen de servicios médicos, porque el IMSS sirve para dos cosas: para nada y... para nada.

Calderón-Lozano y el PAN arremeten por todas partes al Estado y a la sociedad, aprovechándose de que son gobierno, para dejar (en el 2012, pues todo apunta a que perderán la elección presidencial) difíciles condiciones supuestamente irreversibles, para beneficiar al capitalismo salvaje de los patrones, banqueros e inversionistas. La embestida de Lozano es otra provocación de los calderonistas, para ver si los mexicanos resistimos más vueltas a la tuerca, que ya de por sí nos oprime, generando más y más inconformidades sociales. Por todo el territorio hay hechos y síntomas de que ya no hay espacios para resistir. Es una situación generalizada de pobreza, desempleo y de medidas contrarias a lo dispuesto constitucionalmente, de que el gobierno se establece en beneficio del pueblo. Hoy mismo los beneficiados son los patrones, ricos y empresarios; éstos no cumplen con la Ley Federal del Trabajo y los panistas quieren, de una vez por todas, adecuarla a los intereses de ellos. Y esperan que los trabajadores no digan ni pío.

Los de abajo



Guerra=daños colaterales

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• Las puertas de salida
• El fracaso de la valentía

A la patria, mi estimado, se le sirve con hechos. Complejo cierre de semana con una sugestiva parálisis legislativa y ya en los umbrales de lo que será una accidentada jornada electoral que promete sorpresas, sonrisas, plomo y una perversa jiribilla política. Hoy, el tema sigue siendo el mismo tema que ha puesto de cabeza a este México convulso cuyo partido en el poder (del no poder) hace esfuerzos por repartir culpas, responsabilidades y epicentros mediáticos para maquillar lo que es desde un principio la guerra de Felipe Calderón.

La guerra cuyo lamentable término acuñó su (des)gobierno y que ya le pasa una costosa factura. La guerra que irreflexivamente fue emprendida bajo la grotesca premisa para legitimar lo que las urnas negaron. La guerra que comenzó con la temeraria extradición de Ociel Cárdenas y varios sujetos de la “ridícula minoría” sin contar con la radiografía de inteligencia, prospectiva y análisis de sus peligrosas derivaciones. La guerra que declaró Felipe desde su natal Michoacán.

La guerra que no tiene las leyes ni el marco legal que acompaña una verdadera guerra. La misma que originó el impensable sonsonete presidencial sobre la advertencia del costo de muchos muertos, cifras que hoy rebasan el techo de los 22,000 en tan sólo 40 meses.

La atractiva pregunta es, ¿quién(es) fue(ron) el (los) valiente(s) que empinó(aron) a Felipe a este emocionante vuelo destinado al fracaso por la sencilla razón de no contar con los elementos estratégicos para haber comenzado una beligerante ofensiva con el delicado monstruo de mil cabezas? Y a medida que avanza el vertiginoso deterioro, la guerrita de Felipe pierde simpatías, disipa cohesión en el ánimo ciudadano, de los spin doctors y de tanto jilguero gubernamental que frenético aplaudía la valentía y el arrojo de que ¡por fin! se fajaban los pantalones en Los Pinos, como si la tarea fuera un asunto de pantalones, valentía, arrojo.

Hoy, Calderón está sumido en un tiradero que ya tiene como pasivo el imperdonable desgaste de una institución como las fuerzas armadas, que ya está en la sumisión de la cadena de mando estadunidense para llegar paulatinamente al esquema implementado en Colombia… que dista mucho de ser un éxito como botón contra la organizada delincuencia y sus barones de la droga.

Hoy, el debate se centra en el término de daño colateral, alusivo y distintivo en el lenguaje de una guerra (collateral damage) y lastimando la médula de un país que ha derramado sangre inocente de civiles, que por alguna simpática razón quedan siempre en medio del fuego cruzado, en medio de los enfrentamientos, del lado de los soldados, como si esto justificara el descontrol y el caos que Vive México por la ausencia de estrategia, que se suma a una crisis económica obligando a miles de personas a jugarse la vida por el sustento de sus familias enrolándose en las filas de esa “ridícula minoría”, que sigue poniendo en ridículo a la minoría de Los Pinos encabezada por el impresentable titular de la SSPF, Genaro García Luna.

Del desmadre de corrupción que corroe su dependencia y su presumida PF que (recibe bienvenida en Ciudad Juárez) acaba de regalar en un lapso de 24 horas un par de joyas, como el estrepitoso fracaso en un rescate de secuestro, donde falleció la víctima en el Estado de México y su rol en la peligrosa balacera ocurrida en plena Costera de Acapulco… porque si se debate el batidillo sobre violaciones a los derechos humanos, atropellos y abusos, my friend, García Luna y su banda no cantan mal las rancheras.

Hoy, el poder presidencial conferido a Genaro le sobra para darse el lujo de hacer esperar y maltratar a altos funcionarios, a gobernadores, y de paso enviar atentos saludos a quien se aventure a cuestionarlo. La soberbia incrustada en uno de los centros de corrupción e impunidad de este (des)gobierno donde Felipe no entiende que no entiende el tamaño del enemigo en casa.

Quizá por eso los estadunidenses sonríen mordaces al conocer las debilidades de García Luna y sus miedos… que desencadenaron los medios para comenzar a pavimentar su salida (por la puerta de atrás), que no está prevista en el corto plazo. Pero cuenta ya con una salida. Una que pinta de cuerpo entero a este funcionario, my friend.

¡Adiós!


Crónica de un viaje por el México militarizado

Juan José Carrillo Nieto

Antes de que Felipe Calderón tomara el poder en México por la vía del fraude electoral, viajar en las carreteras del país, sin duda significaba admirar bellos paisajes, montañas, bosques, algunas lagunas, entre otros. Si se viajaba al sur, Chiapas y Oaxaca eran el antecedente de la militarización, si bien se observaba la actitud hostil contra las comunidades zapatistas, había por momentos, cierta discreción gubernamental en su acoso. A partir de que Calderón decidió la militarización, el nivel de violencia se ha ido extendiendo a lo largo y ancho del país. El estado de Michoacán, uno de los que más gente expulsa a los Estados Unidos para trabajar como migrantes, es uno de tantos focos de violencia que se ha generalizado de manera alarmante.

El pasado mes de diciembre, un grupo de amigos decidimos organizarnos para conocer ciertos rincones del país, aprovechando una semana de vacaciones. Había la intención de llegar, tras dos o tres días de camino, a un lugar de playas sin hoteles, con lugares para acampar, ahorrar dinero y disfrutar de la naturaleza en el estado de Michoacán.

Al salir de la Ciudad de México, todo parecía un viaje común, sin embargo, al tiempo que nos alejábamos, comenzaban a aparecer grupos de policías federales fuertemente armados, en 3, 4, 5, 6 ó más camionetas. Cabe señalar, que la Policía Federal está formada por militares en activo, por lo que una de sus posibles diferencias es el uniforme. Al llegar a la ciudad de Morelia, que era el lugar intermedio entre el DF y las playas michoacanas, era común observar a los policías federales, entrando y saliendo de la ciudad, viajando por las carreteras para distintos rumbos, siempre en grupo.

Tras otro día de viaje, llegamos a la Ciudad de Lázaro Cárdenas, cruzando por los ahora famosos puentes de la presa del “Infiernillo” lugar común para colgar cabezas en Michoacán, desde que Calderón lanzó su guerra contra el narcotráfico.

Quedaban sólo unas cuantas horas al norte, para llegar al lugar prometido, playas sin hoteles, paisajes, sol. Pero el camino ya no era una autopista sino una carretera, con curvas peligrosas, y que pasaba pueblo por pueblo a lo largo de la costa; los paisajes, sin duda, eran espectaculares. En este momento, el panorama cambió radicalmente, pues encontramos un retén militar, y el patrullaje de los policías federales era ya constante. Además, sus armas estaban fuera, apuntando a lo que se movía. Los policías tenían su rostro cubierto con pasamontañas... y apuntando a sus alrededores. Lo peor: entraban de esa manera en cada pueblo, rutinariamente.

No es el tema de esta crónica conocer de las habilidades de quien conducía el automóvil, pero si es importante señalar que alrededor del medio día el auto salió de la carretera, y sin heridos de por medio, nos dejó al pie de un barranco entre dos de estos pueblos. El accidente ocasionó que estuviéramos parados todo el día al pie de la carretera, esperando a una grúa que trasladara el auto y poder viajar al pueblo más cercano para hacer las respectivas llamadas telefónicas. Me tocó trasladarme al pueblo, y esperar a la entrada de éste, la llegada de la grúa. Fueron alrededor de 6 ó 7 horas de espera, y como estaba a la entrada del pueblo, veía el ingreso de la Policía Federal, con las características que antes señalé: autos blindados, policías encapuchados y armas apuntando hacia todos lados: comercios, casas, arbustos, calles. Al mismo tiempo, gente que prefería entrar a los comercios y casas, y de alguna forma huir de aquella imagen y de la mirilla de las armas; y otros tantos, que preferían seguir sus vidas, como si nada estuviese ocurriendo, como si la militarización fuera un fantasma, como si Calderón nunca hubiese tomado el poder y no existiera esta guerra.

Tuve la necesidad de tomar un taxi varias veces en aquel día. En ese pequeño pueblo había pocos taxis, y siempre viaje en el mismo, por lo que aproveche para conversar con el conductor, hacerle preguntas, remover sus pensamientos, conocer sus conclusiones.

El conductor, primero con desconfianza, dijo que la política del país estaba mal, sin mayor detalle. Pero con el paso de las horas, y los viajes, tuvo la confianza para decir lo que él pensaba y las preguntas que rondaban su mente: ¿Por qué Calderón en lugar de llevar militares a Michoacán, no llevaba escuelas? ¿Por qué Calderón no fomenta el empleo bien pagado, para que la gente decida trabajar en actividades legales? Incluso, aceptó que el tráfico es común aquellas comunidades, y que él mismo, en algunas ocasiones había hecho algún traslado para comprarle comida a su familia o llevar dinero adicional a su casa. Cuando pasaban las camionetas de la policía, comentó la antipatía que despertaban en los pueblos y comunidades, pues estos llegaban a amedrentar, actitud que contrastaba con la de algunos traficantes, que incluso han apoyado a algunos pueblos construyendo un camino o apoyando económicamente alguna escuela pública. Para el conductor, la opinión generalizada en las comunidades, es que Felipe Calderón, intencionalmente, intenta aniquilar los pueblos, ya sea por la vía del hambre, o por la de las balas.

Ya anocheciendo llegó la grúa por el auto, el exceso de militares no servía para este tipo de casos. Por si fuera poco el susto del accidente, debíamos trasladarnos a las instalaciones de la policía para rendir declaración, pagar la multa por el daño a la carretera y liberar el automóvil, serían alrededor de las 21:30 de la noche.

El aspecto del lugar, simplemente era espeluznante, pues en el mes de septiembre había sido atacado por grupos armados en la madrugada. Para poder llegar a la oficina y hablar con el jefe, había que atravesar el patio y pasar detrás de la barda de costales de grava y líneas de acero que protegían las instalaciones de la policía; entre estas bardas artificiales y las de la oficina había, a lo más, un metro de distancia. A lo largo y ancho de los muros se encontraban las huellas de las balas que habían recibido en ataques recientes, y al menos dos huellas de granadas en las esquinas también decoraban el ambiente. Prácticamente todos los cristales estaban rotos e increíblemente, había al frente y descubierto, un tanque de gas butano para la cocina, al que por suerte no había atinado ninguna bala en el ataque, pero que a 3 meses de ocurrido el ataque, tampoco había sido cambiado de lugar.

Uno esperaría que en uno de los centros de la ofensiva contra el narcotráfico, ante la cantidad de recursos económicos que se gastan en ella, el elevado número de muertes violentas que se han extendido a todo el país, pero sobre todo, estando frente a quienes participan en dicha guerra, habría un respeto a la institucionalidad, y seriedad de las circunstancias. Sin embargo, la realidad se impuso para darle el toque final a la escena: tres policías viendo televisión. Uno de ellos, se acercó, nos llevó entre el muro de la oficina y el muro artificial, y amablemente nos comentó la difícil situación económica del país, así como el ánimo que tenía para ayudarnos a liberar el auto, y sobretodo, para poner a nuestra consideración las opciones: i) pagar una multa de dos meses de salario y esperar varios días para la liberación del auto, ii) poner un rubro distinto a la multa para bajar la cantidad de dinero y esperar los mismos días, iii) “poner media multa” -con lo incoherente que suena- y esperar los mismos días, ó iv) esperar una propuesta nuestra para no poner multa.

Hace unas cuantas semanas, una serie de nuevos ataques contra aquella estación policial terminaron asesinando a los integrantes de la policía que se encontraban en aquel lugar, y a las personas que , de acuerdo a los noticieros, estaban pagando las multas por los accidentes viales de aquella carretera.

La imagen deja una sensación de impotencia que muestra la fragilidad institucional de este país y las debilidades e incoherencias de esta guerra, que ha cobrado la vida, en 3 años, de más de 22 mil personas. No se trata de reforzar las instituciones de dominación en México, y revestirlas de seriedad y solemnidad, sino de seguir señalando el absurdo que significa emprender una guerra de limpieza contra un grupo social, así sean los “delincuentes”, tal y como Calderón lo hizo público en diciembre de 2006: “¡Limpiemos México de los delincuentes!”

En el discurso oficial, es decir, el de Calderón, la gran mayoría de los asesinados son delincuentes. Sorprende que un país tenga más de 22 mil de ellos asesinados en la calle y todavía tenga saturadas las cárceles del país. ¿Cómo puede una población tener tanta vocación para cometer delitos? En un país con tal cantidad de malhechores, cualquier persona debe ser culpable, en tanto no demuestre lo contrario.

Tengo la impresión de que se están cansando los rostros de aquellos delincuentes potenciales que se esconden en las casas, calles y locales, de la mirilla de las armas en las visitas militares a sus pueblos. La historia ha demostrado que los pueblos se cansan de ser acusados de ser culpables.

Pide BC "tregua fiscal" para afectados por terremoto en Mexicali

UNIV

El gobierno de Baja California solicitó a la Secretaría de Hacienda que otorgue una "tregua fiscal" a empresarios y trabajadores de Mexicali, en tanto se recuperan de la contingencia que sufren por el terremoto del pasado 4 de abril.

En conferencia de prensa, el gobernador bajacaliforniano, José Guadalupe Osuna Millán, explicó que este fue el resultado de un viaje "relámpago" que realizó a la ciudad de México.

Dijo que mientras espera la respuesta, su administración analiza opciones de apoyo para las miles de familias que resultaron damnificadas al perder sus hogares, y ya existe la propuesta concreta de proporcionarles una vivienda móvil que se instalaría en un terreno viable para habitar.

Osuna Millán pidió apoyo de medios de comunicación de circulación nacional y local mediante la colocación de un cintillo en sus respectivos espacios, con información sobre las cuentas bancarias que reciben donativos para la reconstrucción del Valle de Mexicali, donde se contabilizaron más de 5 mil viviendas dañadas por el sismo de 7.2 grados.

Una de las cuentas es la 00107455745 de Scotiabank; 0430-7403094 de Banamex y la cuenta número 2 de Fundación Banorte.

El gobernador bajacaliforniano de extracción panista explicó que se solicitó a la Secretaría de Hacienda que otorgue una tregua fiscal a empresarios y empleados de Mexicali.

Dijo que de entrada las autoridades hacendarias manifestaron su solidaridad, pero no han dado una respuesta concreta.

Pidió que a la iniciativa privada se le difieran los pagos de Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre la Renta (ISR) hasta julio, y que a los trabajadores que ganen hasta diez salarios mínimos no se les cobre ningún impuesto hasta julio.

Otra petición fue que se les pueda hacer un descuento del 5% al impuesto sobre nóminas, y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Infonavit, de igual forma se le exhortó a que no haga ningún cobro de cuotas.

El gobernador bajacaliforniano aseguró que al momento se ha restablecido el 95% de la planta productiva.

Oportunidad de vivienda

Agradeció el apoyo proporcionado por la comunidad local, nacional y hasta internacional para la subsistencia de las miles de familias damnificadas, pero advirtió que queda pendiente el tema de vivienda para quienes perdieron sus hogares.
Por el momento, la mayoría de afectados duermen en campamentos, bajo carpas y casas de campaña que han sido proporcionadas por el mismo gobierno o donadas, pero esto no será viable dentro a mediados de mayo, cuando las temperaturas se incrementarán de forma considerable, hasta de 40 grados centígrados, dijo.

Ante esta situación, el gobierno del estado propuso otorgar viviendas móviles a los damnificados. Es la oferta que al momento es la mejor recibida, dijo Osuna Millán.
Explicó que dichas casas móviles serían adquiridas al gobierno de Nueva Orleans, Estados Unidos.

Son viviendas que fueron utilizadas por los afectados durante el huracán Catrina, las cuales están en buenas condiciones, dijo.

Mientras se llega a un acuerdo con las familias damnificadas, la administración bajacaliforniana hace gestiones con el servicio de tren para el transporte de las viviendas, que se entregarían sin ningún costo a los beneficiados.

Osuna Millán explicó que otra opción para los damnificados que no acepten esta oferta es la construcción de pies de casa, para lo cual ya hay una propuesta de apoyo por parte de una empresa privada.

El Distrito Federal realiza un simulacro para afrontar un sismo de 8,1 grados

EFE

México, 16 abr (EFE).- El Gobierno del Distrito Federal mexicano informó hoy de la puesta en marcha de un programa de contingencia permanente ante la eventualidad de que pudiera tener lugar en la metrópoli un sismo de hasta 8,1 grados en la escala Richter.

La capital mexicana ya sufrió en 1985 un devastador terremoto precisamente de esa magnitud, que dejó decenas de miles de muertos (los recuentos oscilan entre los 6.000 y los 45.000 fallecidos), por lo que la población se halla muy sensibilizada.

El simulacro practicado hoy evaluó la respuesta de prestación de asistencia a cien mil personas, en el que se detectó que han de mejorarse los tiempos de evacuación y los planes de emergencia.

En los próximos días se darán a conocer más conclusiones derivadas de la realización de este simulacro.

Tras la tragedia de 1985, la construcción de edificios en la capital pasó a incorporar elementos de protección en la eventualidad de un nuevo sismo.

La zona de mayor actividad sísmica se encuentra en la costa Pacífica del sur de México, junto a los estados de Guerrero y Michoacán.

En los últimos meses, el Distrito Federal ha experimentado varios sismos de baja y media intensidad sin que se produjeran víctimas mortales ni daños materiales de consideración.

El norte del país, no obstante, se vio afectado este mes por un terremoto de 7,1 -que afectó a la ciudad fronteriza de Mexicali- y que se saldó con cuatro personas muertas y serias alteraciones en la urbe.

El silencio de las guerrillas

Francisco Rodríguez / Índice Político

HE INSISTIDO EN
este espacio sobre la posibilidad de que, en el norte del país, los grupos delincuenciales estén empleando la “guerrilla de guerrillas” para hacer frente a las fuerzas federales. ¿Qué pasa, mientras tanto, con las guerrillas “de deveras”? ¿Por qué no se sabe de ellas? ¿Qué están preparando?

Vea usted la opinión del experto Jorge Lofredo, cofundador del Centro de Documentación de los Movimientos Armados (cedema.org) al respecto:

“Es difícil encontrar un lapso tan prolongado de silencio como el protagonizado por todas las organizaciones clandestinas revolucionarias armadas actualmente. Es un silencio que aturde y aquí aparece lo más llamativo: es coincidente. No debe suponerse por ello que se trate de inactividad política; es, eso sí, inactividad militar al que ahora se le suma otra de tipo comunicacional.

“Aquí, no obstante, parece comunicarse algo. Ya no se trata exclusivamente de no decir ni refiere a la pausa que existe entre cada párrafo o palabra; y aunque el silencio puede romperse en el próximo instante, en este caso se asemeja más a un secreto, donde lo más destacado es el proceso político que puede estar desarrollándose sin ser percibido. De inmediato surgirán las incógnitas, pero lo paradójico es que no puede ser explicado únicamente como coincidencia.

“Nunca como antes, esta coyuntura de silencio marca la pauta entre lo que ha sido expresado y lo que está por decirse. ¿Preludio de algún anuncio? En este aspecto, las ocasiones anteriores desconciertan: el Ejército Popular Revolucionario aumentó drásticamente sus comunicaciones públicas entre la desaparición de sus miembros y los ataques contra los ductos de Pemex. Tendencia Democrática Revolucionaria, antes de los explosivos colocados en diversos puntos del DF en noviembre de 2006, no registró mayor desarrollo de sus escritos. Por contraparte, aumentó su actividad cuando produjo el anuncio de la integración de una ‘Coordinación Revolucionaria’, junto al Movimiento Lucio Cabañas.

“Por tanto, entre el factor sorpresa –característico de la guerrilla– y la historia inmediata no pueden localizarse elementos concluyentes que definan qué políticas se están desarrollando entre las distintas organizaciones; sin embargo, esta actitud abre la posibilidad de la especulación periodística y la conjetura interesada. De hecho, los espacios de silencio –y esto sí puede confirmarse– provocan la aparición de esas especies en su versión más descarnada y, a veces, hasta irrisoria en sus contenidos.

“A diferencia del EPR, que tiene comprometido su accionar al desarrollo de la Comisión de Mediación, es sumamente significativo el silencio del resto, fundamentalmente de TDR y del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente. En estos vértices vacíos de expresión aunque no de contenido, no debe desatenderse la posibilidad de que algún sector ajeno a este ámbito de la clandestinidad revolucionaria y guerrillera decidiera llevar a cabo alguna acción militar en nombre de alguna de ellas; o también que se señale como relacionada a ellas; sin contar con la aparición de ‘nuevos grupos’ que en el futuro no volverán a manifestarse. Difícil considerar el accionar del EPR bajo otro nombre pues le plantearía un escenario desfavorable que lo obligaría a deslindarse.

“Aún en tiempos de la actuación de la Mediación, se realizaron algunas acciones –como es el caso del ERPI– lo que se presenta como un indicador de que no actúan mancomunadamente y que desvanecería la idea de un trabajo conjunto inmediatamente anterior; pero tampoco puede descartarse que en estos momentos se está produciendo una degradación constante de la arena política junto al emblemático 2010, que amplifica la intervención de organizaciones que no desarrollan sus actividades exclusivamente por la vía política, provengan y sostengan ideales revolucionarios o no.

“Un silencio en conjunto de esta especie no puede implicar otra cosa que un acuerdo de alguna especie, más no sea mínimo, que no necesariamente debe incluir en sus alcances alguna estrategia político-militar en común. Pero alcanza con que este sea estrictamente político para estar frente a un acontecimiento que a futuro podría incidir e influir en algunos escenarios. Es muy pronunciado para que sólo se trate de ‘solidaridad revolucionaria’ y demasiado conocidas las organizaciones para que todas se encuentran en una etapa de ‘acumulación de fuerzas en silencio’.

“La tradición rupturista del eperrismo podría haber encontrado un clivaje o la vuelta al mito de unidad que, precisamente, utilizó el PROCUP en 1996 cuando se reinventó como EPR.

“Quizá hoy se está procurando un retorno de aquella idea originaria.”

El emblemático 2010… pues.

Índice Flamígero: De acuerdo a la procuraduría general de justicia capitalina, los petardazos que en los últimos días han estallado en cajeros bancarios del área metropolitana del DF, podría estar ligado al grupo anarquista que ha realizado al menos seis atentados en distintos puntos de la ciudad en los últimos 365 días.


El déficit de Bazbaz

Miguel Ángel Granados Chapa

El procurador del estado de México debe irse por su incompetencia en frenar, entre otros graves delitos, los feminicidios en los que su entidad se lleva la palma

Como pocas veces se ha visto, la infracción a la ley procesal mexiquense se exhibe abiertamente día con día. La característica principal de una averiguación previa, fase en que se encuentra el caso de la muerte de la niña Paulette Gebara Farah, debe ser su discreción, su sigilo. A diferencia del proceso penal, que se inicia con un auto de formal prisión, la averiguación ministerial debe ocurrir lejos de la atención pública. En el caso famoso, en cambio, todo el mundo está convocado cada día: se difunde, ni siquiera se filtra solamente la agenda de los peritajes, la presentación de los testigos. Parte del manejo de los medios a este caso, inmundo a veces, resulta de la irresponsable apertura con que, contra la ley, procede el Ministerio Público del fuero común en el estado de México.

Se acumulan los dislates en que incurre el personal de la Procuraduría del estado de México, cuyo titular Alberto Bazbaz ha enseñado sus limitaciones e intereses de un modo que no se sabe si calificar de arrogante o ingenuo. Su ineptitud está siendo denunciada. La diputada federal perredista Leticia Quezada lo hizo ante la Procuraduría General de la República. A su vez, diputados locales y dirigentes de la oposición en el estado de México organizan una petición formal de renuncia. El gobernador Enrique Peña Nieto, el jefe de Bazbaz, tan pronto como volvió de una gira por Sudamérica, donde intenta presentarse como jefe de Estado, en exagerado anticipo de su pronóstico propio, ha restado importancia a las faltas de su procurador. De igual modo que la Iglesia católica procuraba hasta recientemente desvirtuar las acusaciones sobre pederastia teniéndolas como una simple intención de calumniar a la institución para desprestigiarla, Peña Nieto atribuye el zarandeo público a Bazbaz a propósitos políticos, destinados a minar a su gobierno.

Es seguro que una porción de la crítica pública al procurador tenga esa motivación, dado el lugar eminente que ocupa en el elenco político, ahora mismo y con miras a la sucesión presidencial de 2012. Pero es también seguro que otra parte de la crítica pública se basa simplemente en la observación y examen de cómo Peña Nieto ha abordado la procuración de justicia en su entidad, que sin exageración puede proclamarse como zona de desastre. Ya es indicativo que Bazbaz sea el tercer procurador nombrado por Peña Nieto. Conservó inicialmente a Alfonso Navarrete Prida, designado por su antecesor y tío Arturo Montiel, y lo sustituyó por Abel Villicaña, hasta que hace dos años éste fue reemplazado por Bazbaz.

Ninguno de esos procuradores, y tampoco los del gobierno anterior, Luis Arturo Aguilar Basurto, Jorge Reyes Santana y Gerardo Sánchez y Sánchez, realizaron una tarea memorable por eficaz. Y es que ni a Arturo Montiel ni a su sobrino les ha interesado la procuración de justicia. Cuando más, les importa disponer de un órgano de represión al que se le pueda imprimir sentido político, como ocurrió en la batida de mayo de 2006 contra pobladores de Atenco y acompañantes. Amén de la barbarie a cargo de la Agencia de Seguridad Estatal, los miembros de la Procuraduría entonces a cargo de Villicaña se ensañaron con los detenidos, con una tenacidad que se extraña en el enfrentamiento ministerial a otros delitos.

Y es que si Bazbaz tiene que irse, no debería ser por sus yerros en el asunto de la niña Gebara Farah, o no sólo por ellos, sino por su insuficiencia en el abordamiento de la violencia criminal en el estado, comarca en donde se halla uno de los principales defectos del gobierno de Peña Nieto. No se trata sólo de las incursiones de la delincuencia organizada, sino de algo mucho peor, la configuración creciente del feminicidio como el principal delito en esa entidad, que está ya marcada por enfrentamientos entre narcotraficantes y agentes de la autoridad y donde, por ende, fluye la sangre cotidianamente. La de las mujeres se derrama a ritmos cada vez más acelerados.

Datos de la Secretaría de Salud federal indican que entre 2000 y 2009 murieron por agresiones cerca de 3 mil mujeres (2 mil 881), asesinadas en los cuatro puntos cardinales del estado de México. La cifra es tres veces mayor que la de Chihuahua, incluido Ciudad Juárez, en el mismo lapso, donde ascendió a 843 víctimas. Esos números son la base de un reportaje de Humberto Padgett, titulado "Un feminicidio peor que el del norte. Las muertas del Edomex son muchas más que las de Juárez", aparecido en el número de la revista emeequis que está circulando y lleva por fecha 12 de abril.

"En una docena de municipios mexiquenses, el índice de asesinatos de mujeres durante la última década es superior al de Ciudad Juárez (6.4 asesinatos por 100 mil mujeres). En tanto que en 107 de 125 municipios del estado la tasa de asesinatos es mayor que la media nacional (2.4 muertes por cada 100 mil mujeres)...

"Esa violencia no está focalizada. Se asesinan mujeres en la tierra caliente en el sur o en el árido norte de la entidad, en los límites con Michoacán o con el Distrito Federal, en municipios industrializados y prósperos o en municipios rurales, en los diminutos o en los gigantescos. El ansia de matar mujeres lo cubre todo: en la última década sólo 2 de 125 municipios en los que la violencia no se extendió".

Las causas de estas muertes son diversas. Pero a la mayor parte de ellas las une un elemento en común. Sus autores no son castigados. Permanecen en la impunidad por negligencia, corrupción y en último término ineficacia de la Procuraduría.

Cajón de Sastre

El semanario Zeta, de Tijuana, cumple 30 años y los festejará mañana. Su fundación fue la respuesta a un ataque gubernamental, que acabó con el diario ABC dirigido por Jesús Blancornelas, un periódico que pronto hartó al gobernador Roberto de la Madrid, valido de López Portillo. Se generó un violento conflicto artificial y el diario tuvo que cerrar. Por eso, cuando se rehicieron, los periodistas golpeados resolvieron continuar su tarea y bautizaron a su nuevo periódico con la última letra del alfabeto, la más distante del ABC. Héctor Félix y Francisco Ortiz Franco, codirector y editor del semanario, murieron a balazos, mismo modo con que se pretendió acabar con la vida de su fundador, el 27 de noviembre de 1997. Sobreviviente, dirigido hoy por Adela Navarro, Zeta es una sólida expresión de periodismo independiente.

Obispos y pederastia; Garzón y la Falange

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Atribulados y pasmados han de estar los consumidores de información, sobre todo aquellos que tienen puesta toda su confianza en los administradores de la Iglesia Católica más que en el marco doctrinario y en la divinidad, de la que derivan la gracia y la verdadera, la auténtica fe. Los obispos mexicanos y Tarcisio Bertone perdieron la oportunidad de permanecer callados, porque lo criticable, lo imperdonable, lo abominable, lo indefendible es que los celosos guardianes de la pureza, de la virginidad sean pedófilos, abusadores, violadores.

Puntualicemos. Los obispos mexicanos solicitan -pero no imploran, no ruegan, no se humillan como lo aconseja el Evangelio- perdón a las víctimas de abusos sexuales de sacerdotes, lo que es un buen comienzo, pero de inmediato desbarran cuando sostienen, afirman que los problemas de pederastia son causados por el “libertinaje sexual” en que vive la sociedad; es decir, ¿también vivieron en el libertinaje sexual Marcial Maciel y sus imitadores?

Todo indica que así fue y así es. El Derecho Canónico nada tiene contemplado para detenerlo, las autoridades eclesiales tampoco tienen instrumentos de disciplina y aterrados reaccionan cuando se les pide considerar poner a disposición de las autoridades civiles a los predadores sexuales protegidos por las sotanas o los hábitos, pues si dan ese paso, poco tardarían los gobiernos en solicitar a las iglesias poner a disposición del fuero común a quienes desde la fe extorsionan o cometen fraude en nombre de Dios, y entonces sí la fuente de financiamiento del Vaticano de inmediato correría el riesgo de secarse.

Lo inesperado parece suceder, pues además de buscar la cara de sus víctimas para pedir perdón, dicen mostrarse dóciles a que las autoridades se ocupen de los casos de predación sexual en sus diversas manifestaciones. Fue durante la 89 Asamblea Ordinaria de la CEM, donde puntualizaron que en los casos de pederastia habría cero tolerancia, y que ninguno de los ensotanados se prestará a hacer arreglos o componendas en perjuicio de las víctimas.

El secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, investido de soberbia y de desconocimiento científico, humano y evangélico, se atrevió a vincular la homosexualidad con la pedofilia. ¡Vaya con los curas!

Para confirmar la certeza de que el mundo anda de cabeza, el español Darío Rivas y la argentina Inés García Holgado se convirtieron en los primeros en entablar demanda judicial en Argentina contra Francisco Franco, caudillo por la gracia de Dios, y sus represores, amparados en la jurisdicción universal que rige para los crímenes de lesa humanidad.

Para buscar apoyo, los demandantes sostuvieron, durante una conferencia de prensa, que olvidar el pasado es cometer una injusticia con las víctimas de la represión, con las generaciones futuras; que la búsqueda de justicia histórica, por dolorosa que sea, no sólo es importante para España sino que tiene ramificaciones para Europa, para el mundo entero.

Darío Rivas sostiene que “en España se continúa viviendo como durante los 40 años de la dictadura de Francisco Franco. Hay en cierto modo un silencio cómplice. El camino de la concordia y de la reconciliación no excluye la justicia ni implica el olvido”.

Baltasar Garzón buscaba la reivindicación total de las víctimas del franquismo, sustentando su esfuerzo en el proyecto Memoria Histórica, pero acusaciones de grupos ultraderechistas, entre ellos la Falange (o lo que queda de ella) se opusieron a la revisión de cerca de 113 mil casos de ejecuciones, entre otros delitos de lesa humanidad, ocurridos entre 1936 y 1975.

A Garzón lo acusan los ultraderechistas de iniciar un juicio cuando hay una amnistía, por lo que los familiares de las víctimas que hoy residen en Argentina, reclaman el ejercicio de la jurisdicción universal para que se investigue el genocidio franquista.

Lo anterior me hace pensar en la oferta se ofrece en Eje Central, y percibo esta página como el lugar de Internet donde “todavía es posible reflexionar sin vergüenza sobre la posibilidad de la palabra. La posibilidad de escribir sobre los mecanismos del poder, más allá de las historias, más allá de los detalles. Reflexionar acerca de si todavía era (es) posible decir los nombres, uno a uno, señalar los rostros, desnudar los cuerpos del delito y convertirlos en elementos de la arquitectura de la autoridad, de la impartición de justicia. Perseguir las dinámicas de lo real, la afirmación del poder, sin metáforas, sin mediaciones, con la sola llama de la escritura”, ya sea que ese poder esté investido de togas, de bandas presidenciales, de sotanas y autoridades emanadas de la divinidad o de la ley.

Por eso frenan a Baltasar Garzón, y también por eso los curas pederastas y abusadores no desaparecerán, porque la verdadera, la auténtica autoridad dispone lo que es la realidad.

Presidente legítimo

Martha Anaya / Crónica de Política

No, no voy a hablar de Andrés Manuel López Obrador aunque yo también pensé en primera instancia que tal título se refería a él, que era el único de los personajes que participaron en las elecciones del siglo XX que se había proclamado ante la multitud “Presidente Legítimo” y había cruzado sobre su pecho –al igual que el tabasqueño— una banda presidencial.

Pero resulta que no es así, que una historia muy semejante a la que vivimos en 2006 y cuyas secuelas aún resentimos, ocurrió en la contienda de 1952 en la que el PRI postuló a Adolfo Ruiz Cortines como candidato y tuvo como principal contrincante, apuntalado por la Federación de Partidos del Pueblo –el del “gorrito rojo”–, al general Miguel Henríquez Guzmán.

La similitud de las historias es asombrosa. Tanto, que pareciera que AMLO copió paso a paso cada una de las decisiones que tomó Henríquez Guzmán en su tiempo –desde la asamblea que lo proclamó “Presidente Legítimo” hasta su periplo por todo el país intentando “concientizar al pueblo” luego de verse atropellado por el aparato oficial, hasta ser neutralizada su resistencia “civil pacífica”, su voz acallada en los medios de comunicación y caer finalmente en el olvido.

Eso y más, mucho más, vine a corroborar al leer el libro que publicó (febrero del 2009) el periodista Francisco Estrada Correa bajo el título “Presidente Legítimo. Las memorias de Miguel Henríquez Guzmán”, en una edición de autor.

Fue tal el impacto que me causó tanta coincidencia en la historia de ambos personajes –Henríquez Guzmán y López Obrador–, con cincuenta años de distancia una de otra, que a medida que pasaba las páginas me preguntaba si el “Peje” conoció en algún momento los antecedentes del general Henríquez y los repitió paso a paso a sabiendas de sus dificultades y de lo infructuosa, dolorosa y triste que fue esa experiencia para el político de Piedras Negras; o si, desconociéndola, sarcásticamente la historia se repitió.

Vamos, hasta algunos apellidos se repiten en ambos pasajes de la historia. En la de Henríquez Guzmán, según este relato, es el general Lázaro Cárdenas –para entonces ex presidente de la República—quien promueve y luego “traiciona” al general Henríquez porque éste se negó a tomar las armas para defender su triunfo en las urnas.

En el caso de López Obrador, recordemos –y esto va por mi cuenta, no hay apunte alguno en el libro sobre AMLO–, Cuauhtémoc Cárdenas, el hijo del “Tata”, le niega su apoyo al candidato del PRD no sólo tras el veredicto del Tribunal sobre la elección del 2006, sino desde que el tabasqueño se lanzó como candidato. Actitud que algunos militantes de izquierda califican a la fecha como una “traición” del ingeniero.

Miguel Estrada nos habla de su interés por el henriquismo desde que era pequeño gracias a los relatos de su bisabuela, que vivía, al igual que Henríquez Guzmán, en la calle de general Cano, en la colonia San Miguel Chapultepec, en el Distrito Federal. Años después conoció a Jorge Henríquez Guzmán, hermano del general y él, además de contarle su historia, le abrió paso a los archivos del que fuera nombrado en 1952 “Presidente Legítimo”.

Así, el libro se sostiene en documentos, grabaciones, fotografías –muchos de ellos se reproducen en sus páginas– y se acerca en buena medida al terreno de la biografía y de la novela histórica.

Pero antes de cerrar esta invitación a leer “Presidente Legítimo” quiero transcribir aquí algunos párrafos de lo que Miguel Henríquez Guzmán dejó escrito a principios de los años setenta (20 años después de las elecciones que, asegura, ganó); reflexiones que, como verá, bien podrían repetirse letra a letra hoy en día:

“(…) mi apuesta siempre fue al pueblo, a que despierte, se organice y tome finalmente el poder. Más que un héroe, pues, he querido ser factor precipitador de esta toma de conciencia, organización y victoria. Por eso fui candidato, por eso acepté el mandato popular y me mantuve como Presidente Legítimo y luego como abanderado de una oposición proscrita, no porque confiara en mí mismo. Y aprendí a no confiar tampoco en el liderazgo de otros. Sino porque estoy convencido de la capacidad de la propia gente para cambiar su circunstancia.

“En 1952 el pueblo tenía esperanzas. Primero en el general Cárdenas. Luego en Eisenhower. Se esperaba un gesto, una palabra, apoyo de ellos. Y así se nos pasó el tiempo. Por eso cuando voy al cine, o al teatro y veo el letargo de la gente, me desespero y quisiera gritarles: ¡despierten! Y en realidad eso es lo que he querido hacer a lo largo de todos estos años.

“(…) Sí, posiblemente he sido el líder de un partido inexistente, el Presidente de un país inexistente y el abanderado de un pueblo inexistente, porque no se reconoce en este país la democracia ni la ley. Pero he preferido eso, prefiero eso a ser comparsa en un país en donde los únicos privilegiados son los cínicos, los corruptos y los comerciantes de la conciencia.

“Por eso reprocho a los ‘negociadores’, a esos que dicen que los cambios se pueden negociar y darse ‘poco a poco’. ¡Cuántas veces me dijeron que aceptara lo que se me ofrecía, que al fin y al cabo, estando en el poder podríamos ir sacando nuestras demandas aunque se llevara más tiempo! Ni las sacaron ellos, ni les duró mucho el poder. Sólo se envilecieron haciéndose partícipes de la corrupción y del engaño al pueblo. En cambio de mí podrán decir que fui un ingenuo, que nada sabía de política, pero nunca que fui cómplice de toda esa suciedad.

“Muchas veces intentó el general Cárdenas la reconciliación y yo fui el que se negó. Y lo hice por un acto de vergüenza, pero sobre todo de congruencia. A estas alturas de mi vida, después de tanto que he pasado, yo creo que peor que morir en la cama es morir con la conciencia sucia. Y yo tengo la conciencia tranquila porque no me traicioné a mí mismo ni he tenido que traicionar al pueblo. No he tenido que avalar, como sí lo hicieron muchos, todos los fraudes que siguieron. Tampoco las represiones ni las matanzas contra el movimiento ferrocarrilero, contra el magisterial, contra los petroleros, contra los estudiantes. Me jacto, sí, de que jamás tuve un lugar en el presídium de los traidores ni he vuelto a presentarme en ningún acto público o de gobierno.”

Topos antisecuestro

David Aponte / Contraflujo

Agentes federales se transformaran en topos para combatir a las bandas de secuestradores y los encargados de las procuradurías de todo el país dispondrán de la intervención de comunicaciones privadas, previa autorización de los jueces, como herramientas para la investigación y la persecución de las mafias que azotan al país. Los infiltrados serán una de las armas del gobierno de Felipe Calderón para desarticular un delito que tiene contra la pared a distintos sectores de la sociedad mexicana.

En paralelo, las empresas que tienen la concesión del servicio telefónico y de telecomunicaciones estarán obligadas a proporcionar en “forma inmediata y sin demora” los números telefónicos que soliciten los agentes del Ministerio Público federal y encargados de las pesquisas en las entidades, y los datos de las líneas sospechosas que pudieran estar siendo utilizadas por los delincuentes para exigir el pago del rescate, de acuerdo con el proyecto para una nueva ley general antisecuestros, que actualmente debaten senadores y diputados.

Al margen de las penas escalonadas para los secuestradores y castigos para los mediadores que lucran con las familias víctimas del delito, los legisladores incluyeron en el documento la figura del policía infiltrado y la posibilidad de intervenir las líneas telefónicas utilizadas por las bandas criminales. ¿Cómo operarían estos topos, las escuchas de las conversaciones privadas y la colaboración de las compañías de telefonía?

El proyecto explica que las operaciones encubiertas contra los grupos criminales dedicados al secuestro deberán ser autorizadas por el procurador general de la República y los agentes del ministerio público estatal. “La identidad de cobertura será otorgada por el tiempo indispensable para cumplir con el objetivo, no debiendo exceder de seis meses prorrogables por plazos hasta de igual duración. Los agentes infiltrados deberán desenvolverse jurídica y socialmente bajo tal identidad… La verdadera identidad será reservada y confidencia, y solamente será del conocimiento del titular del Ministerio Público y de los funcionarios en quienes delegue esta facultad”.

Los topos antisecuestro tendrán una serie de prerrogativas y pasar por los filtros de control de confianza cada seis meses. ¿Cómo se protegerá a los infiltrados? Las operaciones y las identidades no podrán darse a conocer; serán datos reservados y protegidos por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. Todos los reportes, grabaciones, documentos y registros de los agentes serán clasificados como reservados. En los hechos, ni los jueces podrán conocer sus nombres verdaderos, como una manera de protección frente a las bandas criminales infiltradas.

“Por resolución judicial, previa solicitud fundada y motivada del Ministerio Público, los agentes infiltrados que hubieran actuado en una investigación, podrán emplear cualquier procedimiento que garantice la reserva de su identidad cuando comparezcan en el proceso que se instruya por los hechos en los que hubiere intervenido. Para tal efecto, además, serán identificados mediante una clave numérica en el lugar de los datos de identidad del agente”, explica el documento que es objeto de deliberaciones entre senadores y diputados, cuya aprobación está programada para el actual periodo de sesiones.

De aprobarse la nueva ley, las compañías telefónicas deberán jugar un papel muy importante en el combate al secuestro. El documento considera todo un capítulo, denominado Obligaciones de los Concesionarios de la Redes Públicas de Telecomunicaciones, para involucrar a las empresas en la colaboración de las pesquisas contra los secuestradores. Además de entregar los datos de las líneas sospechosas y la información de los clientes, tendrán que proporcionar asistencia técnica y “suspender el servicio de telefonía para efectos de aseguramiento cuando así lo instruya la Comisión Federal de Telecomunicaciones, en cumplimiento al mandato ministerial o judicial correspondiente”.

¿Las empresas de telefonía están dispuestas a colaborar? ¿Las operaciones encubiertas recibirán el aval del Congreso? Los legisladores están convencidos que esta nueva legislación dotará de las herramientas necesarias a los gobiernos federal y de los estados para combatir a una plaga que actualmente tiene sometidos a distintos sectores de amplias zonas de México, y cumplir con los acuerdos tomados contra la inseguridad.


La rebelión militar

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

El secretario de la Defensa, general Guillermo Galván, admitió ante un comité senatorial que había una creciente resistencia de los mandos militares a seguir participando en la lucha contra el narcotráfico. ¿La razón? El desgaste público que va en aumento, y el temor que una vez que termine el gobierno de Felipe Calderón comience la cacería de aquellos oficiales que, en el curso de las acciones, violaron derechos humanos. Lo que el general Galván omitió es que esa rebeldía silenciosa tiene un destinatario previo al Presidente: él mismo. Hay mandos molestos con Galván porque consideran que ha sido muy complaciente con Calderón y dicen que las cosas tienen que cambiar, ya.

Después de la experiencia por la que atravesaron por su participación en la época de la guerra sucia -algunos casos están bajo escrutinio internacionales hoy en día-, hay mandos que evocan al general Clemente Vega cuando el presidente Vicente Fox, en su obsesión por descarrilar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, le dijo que si encarcelaban al entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal y generaba problemas sociales, el Ejército contendría el enojo popular. El ex secretario de la Defensa dijo que no, que si el presidente Fox insistía, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, tendría que darle la orden por escrito.

Ese espejo hace una diferencia entre los dos jefes de las Fuerzas Armadas. El general Galván acató la instrucción presidencial y lanzó tropas de élite a las calles del país en defensa de la seguridad interna, pero sin el marco jurídico para proteger a sus oficiales, soldados y él mismo, de un juicio posterior. No hubo reflexión en ese momento, ni el general Galván, quien lleva pidiendo al Senado desde hace poco más de un año que regulen la presencia y participación del Ejército en las calles, ha actuado con la fuerza suficiente para que, ante el vacío legal existente, ofrezca garantías a los militares de que no van a ser acusados y perseguidos en el futuro.

En la lucha contra el narcotráfico, las Fuerzas Armadas enviaron a lo mejor que tenían. ¿Qué saben hacer las tropas de élite? Están entrenadas para matar. Al mandarlos a las calles a hacer tareas que corresponden a policías, comenzaron los problemas. Los incidentes contra población civil se han intensificado. Comenzaron en forma aislada en retenes, donde a diferencia de un policía que cuando alguien lo salta persigue al infractor y muestra el arma con la intención de no utilizarla, los militares sacaban inmediatamente el arma y disparaban. Las cosas, naturalmente, se han complicado.

Hay más heridos que muertos, pero un muerto es demasiado. Por la forma como circula la información, los casos han sido de alto impacto porque, como sucedió recientemente en Tamaulipas y Durango, hubo jóvenes y niños entre los muertos. El asesinato de los dos jóvenes graduados en el Tecnológico de Monterrey es un estudio de caso de cómo están adiestrados los militares: los jóvenes quedaron atrapados en medio de una persecución y tiroteo entre militares y narcotraficantes; corrieron asustados; los soldados, que no sabían quiénes eran, fueron tras ellos; les dispararon y les tiraron explosivos de fragmentación, mutilando a uno de ellos.

En términos de garantías individuales, es inadmisible que este tipo de situaciones se esté dando. Al mismo tiempo, es totalmente injusto que haya una condena a los militares por haber salido a las calles a realizar la defensa de la seguridad interna del país ante la incapacidad de la autoridad civil por hacerla. Los militares lo resienten. En un libro de circulación limitada de reciente aparición (“La Participación de las Fuerzas Armadas en el Entorno Actual de la Seguridad Pública”) , el general Moisés García Ochoa, ex secretario particular del general Vega, y actual director de Administración de la Secretaría, apuntó que como consecuencia de una concepción “demasiado vaga”, se coloca al Ejército como “comodín de muchos males sociales, por lo que si surgen problemas en la sociedad, tanto de delincuencia como políticos…, se determina que ante lo drástico debe intervenir el Ejército”.

La queja abierta del general García Ochoa es un viejo reclamo castrense a los políticos. Los militares no hablan abiertamente de lo que piensan de ellos, pero la percepción que tienen es muy negativa. En el libro, el general García Ochoa, que cita un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos, dijo que anualmente los narcotraficantes mexicanos gastan alrededor de seis mil millones de dólares para sobornar funcionarios gubernamentales y policías en todos los niveles. En el reclamo al general Galván por aceptar acríticamente muchas de las instrucciones del Presidente para que sean ellos la primera trinchera en la lucha contra el narcotráfico, se encuentra esa idea de corrupción que tienen sobre aquellos que los presiona y lleva al descrédito.

Se acabó. No se habían terminado de reponer moralmente del desprestigio popular por una sola acción, la matanza en la Noche de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, cuando les cayó el juicio político por la guerra sucia, cuyos casos de torturas y desapariciones aún los persigue. Con ese lastre están ahora en la lucha contra y en un país que, a diferencia del pasado, es una pecera. No tienen mucho espacio para donde hacerse. Como sugirió el general García Ochoa, el Estado ha sido desbordado por el crimen organizado. “En este último caso, la actuación de las Fuerzas Armadas debe darse en colaboración con el resto de instituciones estatales e incluso con colaboración internacional”, escribió.

“Resulta pertinente, para evitar especulaciones o cuestionamientos más de carácter partidista electoral que de carácter legal, en el presente o en el futuro, promover las reformas y adiciones legales necesarias para que en forma expresa se señalen las funciones, atribuciones, autoridades, modo, tiempo, lugar y circunstancias en que deben participar las Fuerzas Armadas”, precisó el general. “Con ello, además de dar una mayor tranquilidad a los gobernados, daría sobretodo una certidumbre jurídica a los miembros de las Fuerzas Armadas, previniendo así juicios de exhibición que sólo desalientan a quienes exponen incluso sus vidas en cumplimiento de un honroso deber, como ha ocurrido en el pasado reciente”.

El Ejército está enviando señales urgentes a la sociedad política que no están a gusto con el estado de cosas actual. Ya empujaron al general secretario a levantar la voz. Merecen la regulación, porque como dijo el general García Ochoa, sí están dando pocos, la vida por muchos de nosotros.

Plaza Pública con Miguel Ángel Granados Chapa · 15 de abril de 2010








Descargar Audio Plaza Pública

- Comparecencia ayer en San Lázaro, del Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

- Novedades unas curiosas, junto a otras equívocas y decepcionantes, relacionadas con RE. NA. U. T.

- Entrevista al Doctor Roberto Escudero Derat, miembro del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, para comentar en qué han consistido sus actividades científicas y académicas, méritos por los cuales el Consejo Universitario le ha designado Investigador Emérito.

- “Pronunciamiento y Propuestas del Tecnológico de Monterrey para Mejorar la Seguridad en México”; otras actividades en la materia del I. T. E. S. M., y nuevas víctimas civiles de guerra contra delincuencia.

- Visita de Michelle Obama a México.

Invasión del Imperio de EUA en Haití


Paco Arnau

Derechos de mexicanas no deben ser usados con fines electorales

Gladis Torres Ruiz (Cortesía CIMAC)

Integrantes del “Pacto por la vida, la libertad y los derechos de las mujeres”, se congratularon por la conformación de la “Red Por la vida, la salud y la libertad de las mujeres; políticas y políticos trabajando”, pero exigieron no utilizar los derechos de las mexicanas con fines electoreros y que se de cumplimiento a los acuerdos del 4 de febrero de 2010.

Durante una reunión realizada hoy en la Cámara de Diputados, integrantes del Pacto conformado por 170 mujeres de la política, la academia y feministas, junto con 35 organizaciones de 19 estados del país y 55 organizaciones del Distrito Federal, cuestionaron a Leticia Quezada Contreras, diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y promotora de la Red de políticas y políticos, los objetivos de la misma.

A nombre del Pacto, Adriana Luna Parra, expresó su beneplácito por el esfuerzo de convocar a mujeres y hombres políticos con el fin de impulsar acciones que incidan en la operación de sus pares en relación a los derechos sexuales y reproductivos y a la no criminalización de las mujeres por ejercerlos, siempre y cuando esto no tenga otros objetivos como los electoreros.

De igual manera, cuestionaron sobre el cumplimiento de los compromisos que establecieron las y los legisladores el pasado 4 de febrero ante la exigencia de unas 300 mujeres que se manifestaron afuera del palacio legislativo defendiendo el derecho a una maternidad libre y voluntaria, la cual ha sido violentada tras la aprobación de17 reformas constitucionales que protegen la vida desde el momento de la concepción-fecundación y criminalizan el aborto.

Dichas reformas han sido aprobadas desde octubre de 2008, por el Partido Acción Nacional (PAN) en alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en algunos estados han sido apoyados por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el PRD y Convergencia.

Adriana Luna Parra, recordó que entre estos compromisos se encuentra la excarcelación de las mujeres que se encuentran presas en diferentes estados del país por interrumpir un embarazo.

Por lo que las presentes consideraron empezar por solicitar la información de las mujeres presas por esta causa al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) ya que a las organizaciones, se les ha dificultado el acceso a la misma.

De igual manera, Luna Parra, recordó que las y los diputados se comprometieron, en particular el PRD, a sancionar a sus colegas que votaron a favor de las reformas que criminalizan a las mujeres.

Ante ello, Leticia Quezada Contreras, les informó que la creación de la Red, que será integrada por legisladoras y legisladores, dirigentes de partidos políticos, gobernadoras y gobernadores, funcionarias y funcionarios públicos, es en respuesta a la solicitud hecha por las mujeres el 4 de febrero pasado.

La legisladora del sol azteca, indicó que entre las responsabilidades de las y los integrantes de este grupo plural estarán informar a las y los actores políticos sobre las implicaciones constitucionales y legales de las reformas aprobadas.

Así como de las que se pretenden aprobar en el mismo sentido, iniciando con mayor énfasis en los estados de Baja California, Tlaxcala, Chiapas y Guerrero a fin de evitar más retrocesos legislativos que vulneren los derechos fundamentales de las mujeres.

“Lo que se busca es consolidar un espacio en el que integrantes de los partidos políticos e independientes puedan actuar de manera eficaz para garantizar el derecho a decidir de las mexicanas de ejercer o no su maternidad”, enfatizó la legisladora.

En la reunión estuvieron presentes: Teresa Ochoa del Partido Convergecia; Teresa Guadalupe del Partido del Trabajo (PT); Estela Duran Rico, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); así como las y los secretarios técnicos de la Comisión de Equidad y Género, de la Comisión Especial para Conocer las Políticas y la Procuración de Justicia Vinculada a los Feminicidios, así como Jezabel Galván Ortega, Secretaria de Equidad y Género del PRD por mencionar algunas.

De guerras perdidas y otros daños laterales

Gerardo Fernández Casanova

“Que el fraude electoral jamás se olvide”


“No somos ingenuos” dicen que contestó Gómez Mont, el de la garganta ancha que no profunda, a la aseveración del cantautor español Joaquín Sabina en el sentido de que, la del combate al narcotráfico, es una guerra perdida. Bueno –digo yo- si no son ingenuos es que, entonces, son estúpidos.

En otra sonora bofetada, la de la entrevista del Mayo Zambada con Julio Scherer –con la autoridad que le da el hecho de ser el segundo del legendario Chapo Guzmán- se coincide en calificar como perdida la intención de terminar con los negociantes de la droga, sin tocar al negocio mismo. Es claro: mientras exista la demanda y ésta pague los costos elevados, el negocio seguirá vivo y se renovará su liderazgo cada que caiga cualquiera de sus capos. Es como el cuento del nunca acabar. Habría que agregar que, además de ingenuos y estúpidos, son criminales quienes, desde el 1 de diciembre de 2006, decidieron una declaración de guerra que, con el pretexto de acabar con el narcotráfico, ha recrudecido la violencia que pretendía erradicar y colocado a la sociedad en estado de franca indefensión y presa del terror a ser víctima de los fuegos cruzados, de las arbitrariedades de soldados y policías, de la extorsión y el secuestro. Son daños colaterales, dicen los del diseño criminal para justificarse. Son un crimen, decimos quienes los padecemos desde el llano.

La caricatura de El Fisgón de este miércoles (14/04/10) en La Jornada es todo un editorial: aparece el águila del escudo nacional abatida por las balas del fuego cruzado y la titula: daño colateral. Es el país la principal víctima de la irresponsabilidad y la estulticia calderoniana o, acaso, ¿no será ese su objetivo? Desde que el régimen espurio se encaramó en la presidencia lo hizo al amparo del ejército; la primera aparición del sedicente presidente lució un sobrado uniforme militar con gorra de cinco estrellas; todo con el claro objetivo de apuntalar un gobierno ilegítimo y desanimar la movilización popular de protesta. De ahí que la sospecha tome cuerpo de verosimilitud: el objetivo es y ha sido el del sometimiento del país y de la población. Es la única muestra de coherencia y de éxito en la actuación gubernamental: el águila nacional abatida.

Víctima del daño colateral de la violencia es el famoso estado de derecho, elemento sustantivo de un régimen republicano, tan elogiado y oralmente defendido por quienes usurparon el poder presidencial, especialmente cuando de desvirtuar la imagen de la oposición de izquierda se trata. Se dijo que AMLO era un peligro para México por su supuesto desdén hacia las instituciones nacionales; Calderón ha resultado ser, ya no un peligro, sino un daño consumado a las referidas instituciones, no sólo por su implantación fraudulenta, sino por el ejercicio permanente de la violación a la legalidad. Muestra palmaria de ello es la participación del ejército y la marina en tareas no contempladas en la ley y, por tanto, prohibidas. Hay que recordar que, por principio de derecho, los ciudadanos son libres de hacer todo lo que no esté explícitamente prohibido por la ley, en tanto que para el gobierno todo está prohibido, excepto lo que explícitamente esté autorizado por la ley. El abogado Calderón pasó de noche y con trampas la materia de derecho constitucional.

Cometido el desaguisado, se pretende forzar al legislativo para que apruebe leyes que den soporte a lo que, de facto, se realiza. Esto sucede con todo, no es exclusivo de la guerra contra el narcotráfico, lo es también en otras materias como la laboral y la energética. Ya es costumbre que el funcionario se refiera a la ley como inoperante y, por vía de mientras, la viole con flagrancia. A eso se le llama “gobierno de facto” y sólo se distingue de la dictadura por lo perentorio del mandato. El poder judicial brilla por su no poder, ni judicial ni político; está sometido.

Entre tanto, el pueblo libra una desigual batalla contra el verdadero enemigo: la miseria. Ahí donde el régimen debiera aplicarse con denuedo, las huestes de la economía del dios mercado hacen estragos sobre el bienestar de la población. El propio gobierno espurio actúa como el más traidor de los quintacolumnistas; no sólo no lo ataca, sino que es su más fiel servidor. ¡No se vale¡

Dígame si no, amable lector o lectora, estaríamos mejor si el “peligro para México” no hubiese sido fraudulentamente desprovisto del mandato popular. Por decir lo menos, estaríamos lejos de la incongruencia. AMLO dice lo que va a hacer y eso hace. Calderón dice lo que va a hacer y hace, o le resulta, lo contrario. Un ejemplo es el propio Andrés Manuel: Calderón hace todo por destruirlo y, en realidad, sólo lo ha fortalecido. Imagínese usted que, en aras de un supuesto comportamiento civilizado, hubiésemos absorbido el golpe del fraude y contemporizado con sus actores ¿Quién podría, con autoridad moral, señalarlos?

Insisto: Calderón debe salir de la presidencia. Vamos a decírselo en el ejercicio del próximo 25 de abril. ¡Que se oiga!

Reunión secreta de los titulares de Defensa y Marina con altos mandos del Pentágono

Apro Bajo el más estricto hermetismo por parte de las autoridades militares y civiles de México, el secretario de Defensa Nacional (Sedena), general Guillermo Galván Galván, y el secretario de Marina (Semar), Mariano Francisco Saynez Mendoza, realizaron una visita al Pentágono, para abordar con los mandos militares estadunidenses el tema de la cooperación bilateral en la lucha contra el narcotráfico, entre otros asuntos.

“El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, almirante Mike Mullen, se reunió hoy en el Pentágono con el secretario de la Defensa Nacional de México, general Guillermo Galván Galván; el secretario de la Marina mexicana, almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, y con el Comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, general Freddy Padilla de Leon”, informó, en un comunicado de 4 párrafos, la oficina de prensa de Mullen.

Como ya es común en los viajes secretos a Washington de los titulares de la Sedema y la Semar, las autoridades mexicanas mantuvieron en el más estricto secreto la presencia en esta ciudad de los mandos militares mexicanos.

“Durante el largo curso de la sesión de todo el día, los cuatro lideres hablaron de una amplia rama de retos de seguridad mutua, incluyendo los esfuerzos para combatir al crimen transnacional de las drogas y sus asociaciones con la violencia”, subraya el comunicado.

En Washington aumentan las voces en el Congreso federal de Estados Unidos que piden al presidente Barack Obama enviar a la Guardia Nacional a vigilar la frontera sur, para evitar un contagio de la narcoviolencia ante la falta de éxitos de la lucha militarizada contra los carteles de la droga que emprendió hace tres años el presidente Felipe Calderón.

Al mismo tiempo, aumentan las denuncias, en el sentido de que el Ejercito mexicano comete graves violaciones a los derechos humanos bajo la bandera de la lucha contra el narcotráfico, argumento que también sustentó este año el Departamento de Estado en su informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos en el Mundo durante 2009 y que dio a conocer en marzo pasado.

Esta fue la primera ocasión en que líderes militares de estos tres países (Estados Unidos, México y Colombia) se reúnen en Washington para hablar de los retos comunes. El almirante Mullen destacó “la utilidad y candor de las conversaciones”, informó la oficina del Estado Mayor Conjunto, aunque no dio a conocer ningún detalle de los temas abordados ni de acuerdos.

Como parte de la llamada Iniciativa Mérida, el gobierno de Estados Unidos ofrece a México asistencia militar en materia de inteligencia, además de que especialistas del Pentágono entrenan a grupos especiales del Ejercito y la Marina mexicana para fortalecer la lucha contra el narcotráfico.

También, bajo la Iniciativa Mérida, está pendiente la entrega a las autoridades militares mexicanas por parte del Pentágono, de equipo militar, como helicópteros y aviones Casa, que son la parte esencial de la cooperación bilateral antidrogas.

“Todos tenemos algo que aprender de cada uno, y creo que el hecho de haber compartido nuestra experiencia positiva en los últimos años, tanto con el Ejercito mexicano como con las fuerzas de Colombia, nos ha instruido sobre como afrontar la amenaza regional que representa el crimen relacionado con las drogas”, señaló el almirante Mullen.

Peña Nieto del brazo por la calle de Uribe

Álvaro Cepeda Neri

Mientras en la entidad mexiquense estalló el caso de la niña que, al parecer quieren hacerlo pasar como “suicidio”, el gobernador con aspiraciones presidenciales Enrique Peña Nieto se fue por tercera vez a Colombia, acompañado de su novia, amante y prometida (integrante del “canal de las estrellas”) para asistir al Foro Económico Mundial Latinoamericano. Fue a darle lectura a una ponencia que le hicieron sus asesores, sobre cómo “transformar América Latina (y) por encima de la coyuntura económica por la que atravesamos, construir un desarrollo sostenido y sustentable”, mientras en el Estado de México hay un subdesarrollo sostenido y sustentable.

El presidente colombiano Álvaro Uribe, presidió la reunión (y está impedido para un tercer ejercicio, pues es tan dictador como su enemigo Hugo Chávez) y sentó a su lado derecho a Peña Nieto, haciéndolo presidenciable, como son los ensueños de don Enrique (y su copete para aparentar, como ilusión óptica, más altura física, que no altura de miras); quien se ha creado una imagen a través de comerciales, entrevistas y publicidad en todo tipo de medios de comunicación (pagando bastante dinero porque periódicos y revistas se deshagan de periodistas que lo critican), y nada le importó que el procurador que puso al frente del Ministerio Público mexiquense, haya convertido la muerte de una niña en galimatías para encubrir el homicidio.

Peña Nieto tiene interés en ser “reconocido” fuera del país, para imponerse como candidato (tal vez hasta del PAN o del PRD sus actuales impugnadores) a la presidencia de los Estados Unidos Mexicanos. Sólo que la buena fortuna que necesita todo político, en términos del análisis del gran florentino Nicolás Maquiavelo (la mayoría confunde el calificativo maquavelismo como algo perverso y no lo es), hace rato que ya no acompaña al desgobernador y cuyo catálogo de gravísimos errores, omisiones e intencionales actos han mostrado al mal gobernante que es y obstruyen su marcha en su despropósito.

Que ande del brazo y por las calles de Cartagena de Indias, en Colombia, muy “manito” del señor Uribe, lo presenta como irresponsable y en su encaprichada ambición sin sustento político. Y en el PRI, mientras se quita de encima sus rémoras (Ulises de Oaxaca; Fidel de Veracruz y otros que lo desprestigian y va que vuela a triunfar en 2012 por el descrédito del PAN y del PRD), ya Peña Nieto no tiene ninguna posibilidad tras sus tratos perversos con los panistas, en tanto se ha caído Beatriz Paredes, que aspiraba y apoya a Peña Nieto. Y otro aspirante: Robinson-Bours, está a punto de ser llevado a juicio político y penal. Peña Nieto supone que ya tiene la candidatura presidencial, pero la complicidad con su tío Montiel, la matanza de Atenco, sus descuidos que causaron inundaciones y la tremenda corrupción, lo hacen un desgobernador que en lugar de la candidatura presidencial, lo más a lo que puede aspirar es a su boda con “La gaviota” para que juntos emprendan el vuelo a la derrota política.

Wal-Mart reporta "súper" incremento de 22% en EBITDA

Sus ventas totales (incluyendo los ingresos por membresías) se situaron en los 72,334 mp, 17% superiores a las obtenidas en el primer trimestre de 2009

Apoyado por la integración de sus operaciones de Centroamérica a partir de marzo de este año, así como mayores eficiencias en costos, Wal-Mart de México reportó resultados sólidos del primer trimestre de 2010 al mostrar crecimientos de 21% en la utilidad operativa, 22% en el EBITDA y 19% en la utilidad neta.

Sus ventas totales (incluyendo los ingresos por membresías) se situaron en los 72,334 millones de pesos (mp), 17% superiores a las obtenidas en el primer trimestre de 2009.

Pese haber incorporado una unidad de negocio con menores márgenes (Centroamérica) y enfrentar un consumo aun débil, la compañía sigue dando muestras de su gran capacidad de ejecución. Resalta el aumento de 60 puntos base en el margen bruto, asociado al saludable nivel de inventarios con que terminó en el 2009 y una mayor contribución de los productos discrecionales (no alimentos).

Pese a que sus gastos generales se expandieron en 30 puntos base como porcentaje de las ventas (de 13.6% a 13.9%), la mejora en el margen bruto permitió que los márgenes EBITDA y operativo subieran en 30 y 20 puntos base para situarse en 9.8% y 7.9%, respectivamente.

Con ello, la utilidad operativa y el EBITDA que ascendieron a 5,734 mp y 7,103 mp en el primer trimestre de 2010, resultaron 21% y 22% superiores, respectivamente, comparados con los registrados en los primeros tres meses del año pasado.

Finalmente la utilidad neta del grupo comercial que preside Scot Rank sumó 4,113 mp, 19% más elevada que la del periodo enero-marzo de 2009.

CRECE TAMBIÉN EN CENTROAMÉRICA

Al igual que en México, Wal-Mart de México reportó buenos resultados en sus operaciones de Centroamérica (CA) en el primer trimestre de 2010 al mostrar crecimientos de 6% en ingresos, 15% en el EBITDA y 16% en la utilidad operativa (sin considerar fluctuaciones del tipo de cambio).

En una conferencia telefónica con analistas del sector comercial, directivos de la compañía detallaron que en el trimestre enero-marzo de 2010 el margen operativo en México fue de 8% y de 6% en CA para llevar a un consolidado de 7.9%. Por su parte el margen EBITDA en México se situó en 9.9% y 7.7% en los cinco nuevos países donde inició operaciones recientemente. Con ello, el margen consolidado se situó en 9.8%.

Con relación a la expansión de 60 puntos base en el margen bruto del primer trimestre de 2010, los ejecutivos de la firma explicaron que esto fue resultado del sano nivel de inventarios con que finalizó la empresa en 2009. Por su parte, el incremento de 20% en los gastos generales obedeció a las remodelaciones de unidades en operación, una mayor depreciación y gastos relacionados con actividades en Centroamérica.

Por otra parte, Wal-Mart de México ha venido trabajando en adaptar los sistemas de las tiendas que opera en Centroamérica a los de su plataforma. Como parte de esto, ya lo hizo con todas las unidades de Costa Rica y con ocho de Nicaragua, quedando pendientes 47 de éste país.

Asimismo, la empresa espera hacer esta migración en las unidades que opera en Guatemala, El Salvador y Honduras durante 2010 y 2011. Del negocio bancario, Wal-Mart de México puso en operación 15 sucursales en el primer trimestre de este año. (El Semanario Agencia, ESA)

Avanza evaluación del suelo de Mexicali tras sismo

* Antes del 3 de mayo concluirá el proceso para determinar si es necesario reubicar viviendas

* El Fondo Nacional de Desastres cuenta con nueve mil mdp

El Financiero


La coordinadora general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Gurza Jaidar, dijo que antes del 3 de mayo concluirá la evaluación de la situación tras el sismo de Mexicali, para determinar si es necesario reubicar viviendas.

En el marco de la Primera Reunión Nacional de Atención de Fenómenos Socio Organizativos en esta ciudad, señaló que se liberaron los primeros recursos del Apoyo Parcial Inmediato para Mexicali.

Sin embargo, dijo que aún falta la evaluación final para determinar si se deben reubicar viviendas por la condición en que quedó el subsuelo.

“Se dio un fenómeno muy raro que se llama licuación, que interactúa con los fenómenos y que mezcla arena con agua y hace que el suelo pierda resistencia de carga, aunque la vivienda no se vea afectada, puede estar afectada y tenemos que hacer los estudios geológicos”, indicó.

Destacó que México cuenta con mejores procesos de seguridad frente a escenarios sísmicos, con reglamentos de construcción revisados que obligan a usar mejores materiales.

Pero dijo que aún “no se puede cantar victoria”, porque hay varios municipios con riesgos, sostuvo que el Fondo Nacional de Desastres cuenta con 9 mil millones de pesos, con posibilidades de ampliarse.

“Pudieron ver, sin que esto signifique un canto triunfalista, los sucesos en Mexicali; pudimos comparar un sismo 7.2 en contraste con un sismo 7 en Haití, por ejemplo, donde los resultados, son infinitamente contrastantes”, dijo.

“Tenemos dos pérdidas de vidas humanas, que lamentamos, pero es infinitamente menor de lo que pudo ser en el escenario”, señaló.

Indicó que desde la franja costera del pacífico, en la zona de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, se extienden los riesgos sísmicos por el resto del país; todo el territorio tiene un grado condiciones de sismisidad; entidades como Querétaro son de muy bajo riesgo.

En el inicio de la Reunión Nacional de Atención de Fenómenos Socio Organizativos, subrayó que este tipo de eventos con una falta de planeación y vigilancia, o errores humanos de accidentes de trabajo y transporte, llegaron a provocar en promedio hasta 50 muertes en promedio al año durante varias décadas.

“Alcanzaron en 1982 la cifra más alta que son más de 400 fallecimientos, seguido por 1989 que fueron 394. En los últimos años, en 2006, se reportaron 322 muertes, por estos fenómenos socio organizativos, fueron 320, en el 2008 y en el 2009, 269”, añadió.

“Los accidentes de transporte han ocasionado el mayor promedio de muertes en estos casos y dentro de este tipo acumulan el 88.3 por ciento”, explicó.

Informó también que en un par de meses en la entidad se instalará la Escuela Nacional de Protección Civil, como un sistema de capacitación y generación de capacidades en materia de protección civil.

Señaló que se espera crear al menos cuatro de estos centros a nivel regional, que se sumarán a los tres instalados en San Luis Potosí, Querétaro y Chiapas, donde se capacita a los elementos de protección civil de esas zonas.

El gobernador José Calzada Rovirosa señaló que el Centro Estatal de Capacitación Teórico-Práctico de Protección Civil se ubicará en un terreno de 20 hectáreas del municipio de Pedro Escobedo.

Con información de Notimex/JJJ