sábado, diciembre 17, 2011

Olvido un libro pero no la violencia y la pobreza: Peña Nieto

Apro

En lo que parece un intento por contrarrestar la oleada de críticas y burlas por sus constantes deslices de las últimas semanas, el aspirante presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que puede olvidar el nombre de un autor pero no la violencia, la pobreza y la desesperanza que vive el país.

El exgobernador del Estado de México declaró lo anterior hoy al recibir su constancia como candidato único de ese partido a la Presidencia de la República.

Dijo que aun cuando las campañas no han iniciado formalmente, los ataques de sus adversarios ya empezaron “porque es lo único que ellos pueden ofrecer a México”.

En su discurso, reconoció el error que cometió al confundir los títulos y autores de algunos libros pero recalcó que lo importante es que no se le olvide la desesperación en la que viven millones de mexicanos.

“No se me olvida el estancamiento económico y el desempleo de la última década. A mí no se me olvida el dolor de las familias que han perdido a sus seres queridos por el ataque impune de los criminales. No señores, no señores, a mí no se me olvida todo lo que debe tener presente todo gobernante”, expresó.

Acompañado de líderes y militantes priistas, aseguró que él es un hombre maduro que sabe aceptar las críticas.

Afirmó que los priistas decidieron actuar con madurez y llamó a evitar caer en provocaciones y “en la guerra sucia de otros”.

Asimismo, parafraseó a Luis Donaldo Colosio al expresar que no aceptará tener un solo voto al margen de la ley.

Agregó que el tricolor ganará las elecciones del 2012 con el voto del convencimiento y que no habrá ni uno solo comprado.

Reporta PRI muerte del expresidente Miguel de la Madrid; Calderón lo desmiente

Apro

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) reportó esta tarde en su cuenta de Twitter que el expresidente Miguel de la Madrid había fallecido por complicaciones debido al enfisema pulmonar que padece.

“Nuestro mas sincero pésame a la familia de Don Miguel De la Madrid Hurtado, un gran PRIista y ExPresidente de México. Q.E.P.D.”, escribió el PRI en Twitter.

Sin embargo, el presidente Felipe Calderón desmintió el deceso y señaló que el exmandatario se encuentra grave y permanece internado en el hospital.

“El exPresidente Miguel de la Madrid está grave pero no ha fallecido. He corroborado lo anterior con el Estado Mayor Presidencial”, dio a conocer el mandatario en Twitter.

De la Madrid ingresó de urgencia al Hospital Militar el 29 de noviembre pasado debido a las bajas temperaturas que se registraron en el Distrito Federal hace unos días, lo que agravó su padecimiento.

El exmandatario gobernó el país de 1982 a 1988 y tiene 77 años. Nació en Colima el 12 de diciembre de 1934.

Del expresidente De la Madrid poco se sabía después de aquellas polémicas declaraciones que le hizo a la periodista Carmen Aristegui en mayo de 2009, en las que acusó a su sucesor Carlos Salinas de Gortari de fomentar en su sexenio la corrupción y de robar fondos públicos.

Además, aseguró que su hermano Raúl Salinas tuvo contacto con narcotraficantes.

Sin embargo, horas más tarde de esa entrevista el exmandatario se desdijo en una carta que su hijo Rafael envió a los medios:

“Con relación a la información divulgada el día de hoy por Carmen Aristegui deseo precisar lo siguiente:

“Actualmente me encuentro convaleciendo de un estado de salud que no me permite procesar adecuadamente diálogos o cuestionamientos, tal como consta en las grabaciones difundidas por la señora Aristegui, en las que mi tono de voz se escucha débil y confuso. Por lo que dejo en claro, que después de haber escuchado la entrevista con la señora Aristegui, mis respuestas carecen de validez y exactitud.”

En una misiva dirigida a Aristegui, Carlos Salinas también respondió. Expresó su “dolor e indignación” que le produjo enterarse de los términos y condiciones en que le realizó la entrevista a De la Madrid.

“Dolor porque confirma su desfavorable situación de salud y la limitación de sus capacidades, e indignación por la falta de respeto con él y con la audiencia, al mostrar así a quien tuvo bajo su responsabilidad la conducción de la República en tiempos complejos (…)”.

Sin embargo, Fernando Zermeño, un prestigiado neurólogo, analizó la entrevista y comentó que De la Madrid no se oía enfermo, por el contrario, dijo que se escuchaba congruente, lúcido y atinado.

Asimismo, descartó que lo que mencionó en la charla haya sido producto de algún delirio, demencia o que haya estado bajo el influjo de alguna medicina o alcohol.

Peña: Biblia o el Estado laico

Carlos Ramírez / Indicador Político

Al margen de los dislates de Enrique Peña Nieto provocados por sus declaraciones y no por una campaña sucia de la oposición, la parte que preocupó sobremanera a los priístas en el caso de los libros no fue la cita equivocada de los libros de Carlos Fuentes y Enrique Krauze, sino la referencia primera a la biblia como uno de los libros fundamentales en su formación.

Sin meterse en el debate de si se trata del Viejo Testamento o del Nuevo Testamento, la declaración del precandidato único priísta a la presidencia de la República hizo sonar las alarmas de laicidad en el PRI, justo cuando dentro del PRI hay un fortalecimiento de las corrientes del Estado laico.

Y de soslayo del tema de que Peña cometió un error intelectual al mezclar obras de Fuentes y Krauze por la animadversión entre ellos a raíz del texto “La guerrilla intelectual de Carlos Fuentes” que escribió Krauze y que llevó a la ruptura de la relación de Fuentes con Octavio Paz, los priístas laicos solamente confirmaron que el riesgo del Estado laico en realidad no ha ocurrido en casi dos sexenios de gobiernos panistas por su origen democristiano y su ideología basada en la doctrina social de la Iglesia, sino en las relaciones de poder de Peña Nieto con el alta jerarquía católica.

Los priístas lograron en 2010 una reforma para refrendar el concepto de Estado laico en la Constitución por el temor de que las corrientes panistas que vienen del catolicismo pudieran modificar uno de los pilares históricos del Estado mexicano: el laicismo consolidado por Benito Juárez al separar la Iglesia del Estado, a pesar de que en sus orígenes políticos Juárez multó al obispo de Oaxaca porque se negó a darle posesión como gobernador a través de unte deum. El Juárez de los priístas es reconocido justamente por haberle dado jerarquía al Estado por encima de los intereses de la Iglesia católica.

La referencia de Peña Nieto a la biblia como libro fundamental en su formación ha sido criticada al interior del PRI porque los políticos priístas deben tener otro libro como fundamental en su formación pública: La Constitución. Algunos priístas han circulado opiniones contra el hecho de que Peña haya señalado al documento central del catolicismo, a la novela La silla del Águila que se basa en la picaresca política priísta de Adolfo Ruiz Cortines y La presidencia imperial que es una severísima crítica a la conformación piramidal del sistema político priísta y al presidencialismo absolutista.

La biblia es considerada por los católicos como el documento que representa la palabra de Dios, sus dogmas y su fe. Los políticos norteamericanos, que carecen de una formación histórica de ideas, juran actividades políticas y judiciales con una mano sobre la biblia y piden la ayuda de Dios. De ahí que la invocación de Peña Nieto a la biblia y no a la Constitución pueda ser un mensaje adelantado de nuevos avances de la jerarquía católica en las instituciones políticas, después de que Carlos Salinas de Gortari pactó la reforma al histórico 130 constitucional a cambio del apoyo de la Iglesia a su toma de posesión por las irregularidades en la elección de julio de 1988.

Los priístas han sido obligados a ceder en posiciones ideológicas. La reforma al 130 para reconocer la existencia de la Iglesia como institución sin que haya habido a cambio un reconocimiento público de la jerarquía a la Constitución por la rebelión que llevó al país a la sangrienta guerra cristera fue asumida como una derrota histórica del Estado laico.

Los priístas han visto en riesgo el Estado laico no en las intenciones de los gobiernos panistas sino en los compromisos secretos de políticos priístas. A lo más que llevó Fox su religiosidad fue a sacar de Los Pinos en retrato de Juárez. Ahora, sin embargo, Peña Nieto, a decir de priístas preocupados por mantener el laicismo del Estado, ha dejado más pistas de relaciones de dependencia hacia la Iglesia; por ejemplo, su viaje al Vaticano para postrarse ante el Papa Benedetto XVI y ahí mismo informarle de su boda con la actriz Angélica Rivera, un hecho privado que fue publicitado por el equipo de prensa del entonces gobernador mexiquense para significar el mensaje de sometimiento a las exigencias religiosas de las bodas religiosas que al matrimonio civil que reconocen las leyes mexicanas.

La declaración de Peña Nieto en la Feria del Libro de Guadalajara ocurrió en un contexto con dos señales que han aumentado la preocupación de los priístas, como lo acaba de recordar el especialista Bernardo Barranco en La Jornada del martes 13 pasado: Una iniciativa de ley para cambiar el concepto de libertad de creencias y de culto por el de “libertad religiosa” y que sólo podría darse como reforma constitucional con el voto de la bancada priísta ahora dominada por Peña Nieto vía el diputado mexiquense Emilio Chuayffet y ello en el escenario de la ofensiva de la jerarquía para abrir las puertas a la educación religiosa en las escuelas públicas, la propiedad de medios de comunicación y el activismo de la Iglesia católica en actividades políticas y electorales.

De ahí que la inquietud entre los priístas laicos tenga bases en la concatenación de hechos e iniciativas. Y si a ello se agrega la visita del Papa Benedetto XVI a Guanajuato en el contexto político del inicio de las campañas presidenciales, entonces la referencia de Peña Nieto a la biblia en Guadalajara no fue un dislate, sino un pequeño mensaje político hacia la jerarquía católica, aunque lo malo es que la visita papal se localiza más en la agenda de la campaña presidencial panista que en el acercamiento de Peña Nieto con el Vaticano.

El problema que ven los priístas radica en la influencia del sector duro del episcopado que ha logrado la relación política con Peña Nieto y que fueron los que consiguieron la audiencia papal con el gobernador mexiquense. De ahí que el PRI haya guardado silencio político sobre la visita papal como parte de las alianzas políticas del panismo en las elecciones presidenciales del 2012.

Video: Revelan nuevo video de la represión a estudiantes en Guerrero

Rage Against The Machine - People Of The Sun

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!