lunes, mayo 03, 2010

Mineros: la unión hizo la fuerza…

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• Mantas y PANcartas vs. Lozano
• El nuevo modelo NintendoDS

Las grandes almas, mi estimado, tienen voluntades; las débiles tan sólo anhelos. Linda de bonita comienza la semana con el arranque formal del proceso electoral rumbo a los comicios del próximo 4 de julio. El ambiente electoral está entrando en simpático calor, sobretodo en Oaxaca, donde se enrarece el clima por el reciente atentado en San Juan Copala y que ha desencadenado reacciones de delicada confrontación entre Gabino Cué y su alianza con el gobierno de Ulises Ruiz.

El asunto no es menor, my friend, ya que Oaxaca se caracteriza por ser una de las joyas de la corona cuyo simpático final tendrá un efecto dominó en el interior de las filas amarillas y azules rumbo al accidentado proceso del 2012 sumándole además la postura de López Obrador, quien apuesta a su fracaso y así... ganar terreno para posicionarse nuevamente en el tablero sin sopesar que ayuda al PRI de Peña Nieto pero, qué tanto es tantito.

En medio del bullicio político-electoral, el (des)gobierno de Felipe Calderón enfrentó, nuevamente y en distintas ciudades del país, una ola de repudio —que hizo curva y clímax en Estados Unidos con la muy atinada Ley SB1070 en Arizona— hacia su política sindical el pasado 1 de mayo, cuyo protagonista de mantas y PANcartas fue, of course, el secretario del Trabajo (sucio), Javier Lozano, quien con ese sublime tacto de paquidermo hizo hincapié en la urgencia de una nueva Ley Federal del Trabajo volviendo a aflorar el spin de la PANdilla, como si el horno legislativo estuviera para explosivos chisguetes de gasolina en una pradera que se antoja ávida de chispitas…

Y para chispas y centellas, mi estimado, hoy se inaugura en el Teatro “Once de Julio” la XXXVI Convención General Ordinaria del Sindicato de Mineros encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, quien contará con la solidaridad y el respaldo internacional de otras organizaciones y donde se darán cita legisladores, líderes políticos, sociales, abogados y diversas personalidades de distintos ámbitos y sindicatos del mundo, y como ya es divertida costumbre, los mineros invitaron al inquilino de Los Pinos quien, haciendo gala del sello sexenal del ilustre oficio político, no respondió pero eso sí, al mal paso sindical, darle prisa en tomar un avión a Alemania para promover el Vive México (de sangre y caos) para la inversión y su acreditadísimo programa de corrupción, perdón, de ProÁrbol.

Chingón.

Felipe turistea y vende su visión de un México fértil para atraer inversiones en medio de una descontrolada ola de violencia que ya cuenta con explicaciones de videos tipo NintendoDS (región PGR) sobre atropellos y excesos en su irreflexiva guerrita cuya caótica espiral no parece tener fin pero sí un principio de delicado desgaste para nuestras Fuerzas Armadas.

El contexto nacional continúa en ruta de vertiginosa descomposición mostrando un original hartazgo de esa curiosita indecisión presidencial para resolver conflictos latentes como el del sindicato minero, que ya jaló la cadena (del retrete) legislativa donde finalmente, y con el acuerdo de todos los coordinadores de los partidos políticos, incluida la PANdilla, firmaron un punto de acuerdo para encontrarle salidas al enredo que mantiene los intereses de Germán Larrea y Grupo México de la manita (sudada) de Lozano Alarcón… que le pone piedritas al camino negociador del flamante subsecretario Roberto Gil, nueva estrella del firmamento en Bucareli.

Ahí donde su cadáver, Gómez Mont —desvanecido por el sintomático desprecio presidencial—, se comprometió que en menos de 30 días se instalará una mesa de negociación (same bullshit different quarrel) para la resolución integral de este conflicto que traspasa fronteras y cuyo emblema es Cananea, donde mañana una delegación mexicana importante, respaldada por sindicatos internacionales, hará una visita y marcha para exigir el respeto al derecho de huelga y a la autonomía sindical.

Cananea en el centro de atención. Cananea emblemática tierra que hoy por la huelga expulsa mexicanos a Arizona donde se les criminaliza por su aspecto. Cananea en la agenda bilateral donde Grupo México apuesta por la represión y el uso de la fuerza previo a la visita de Calderón a Washington.

Simbólico.

El (des)gobierno, my friend, presiona para una reforma laboral y coquetea con desalojar a los mineros de Cananea.

¡¿Qué parte de la película no se está entendiendo…?!


García Luna y las "hñahñu"

Miguel Ángel Granados Chapa

Nadie puede dejar de aplaudir que primero doña Jacinta Francisco, en septiembre de 2009; y la semana pasada doña Teresa González y doña Alberta Alcántara, hayan quedado en libertad después de sufrir injusta prisión, aquélla por 37 meses, y éstas durante casi 45.

La diligente atención jurídica del Centro Miguel Agustín Pro Juárez, así como la resonancia que con justa razón recibió la brutal arbitrariedad de que estas tres mujeres indígenas fueron víctimas, consiguieron mediante caminos distintos una tardía enmienda no de errores de procedimiento sino de arteros abusos de poder. Doña Jacinta fue liberada porque la PGR en la reposición del juicio inicial presentó conclusiones no acusatorias. Pero se abstuvo de hacerlo respecto de doña Teresa y doña Alberta, a pesar de la similitud de sus circunstancias. Fue necesaria, en cambio, una sentencia de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia, a partir de una brillante ponencia de la ministra Olga María Sánchez Cordero, para que salieran a la calle las víctimas de una de las mayores monstruosidades jurídicas que conozcamos.

Sin restar un ápice de importancia a las decisiones por las cuales las tres señoras de habla hñahñu están ahora con sus familias, es imposible considerar concluido este caso. Los contrahechos procesos correspondientes no resultaron de la ineptitud de los participantes, agentes del Ministerio Público y el juez que, terco como una mula sentenció dos veces a cada una de estas tres mujeres inocentes a 21 años de cárcel y el pago de 2000 días de salario mínimo equivalente a 91,620 pesos. El juzgador de marras, Rodolfo Pedroza Longi, fue advertido por el tribunal unitario que ordenó la reposición del procedimiento de las "contradicciones substanciales" en que había incurrido y, no obstante las cometió de nuevo.

Una vez que la Corte halló graves deficiencias en ese procedimiento, debería iniciarse una averiguación penal contra quienes las perpetraron, pues con toda evidencia no fueron sólo negligentes sino que actuaron con mala fe. Esta apreciación corresponde con mayor fuerza a los seis agentes federales de investigación que se dijeron secuestrados por las mujeres a las que su dolo mantuvo en prisión durante casi un lustro. Tengo para mí que su actitud en este caso es parte de un comportamiento sistémico y que la ferocidad procesal que asestaron a sus víctimas pretende ser al mismo tiempo, un escarmiento y una advertencia.

Esta es mi hipótesis: el 26 de marzo de 2006, los miembros de la Agencia Federal de Investigación (AFI) Jorge Ernesto Cervantes Peñuelas, Arturo Guadalupe Romero Rojas, Juan Francisco Melo Sánchez, Luis Eduardo Andrade Macías, Antonio Bautista Ramírez y Jorge Evaristo Pineda Gutiérrez llegaron al tianguis dominical de Santiago Mexquititlán, en el municipio queretano de Amealco, con el propósito de extorsionar a los comerciantes que allí ocurren. Aunque sus funciones no les permiten revisar la mercancía puesta a la venta en ese mercado, es costumbre que los agentes policiacos la requieran dizque en busca de productos pirata y, eventualmente de droga. Lo hacen para extorsionar a los afectados con la amenaza de llevarlos aprehendidos. El temor generalizado ante la arbitrariedad policiaca hace sencilla y exitosa la operación. Los comerciantes pagan una cuota y, ventrudos y sonrientes, los miembros de la AFI se trasladan al poblado siguiente para repetir la maniobra.

Pero en Santiago Mexquititlán se toparon con un súbito asomo de resistencia. En vez de pagar, algunos tianguistas demandaron que los miembros de la AFI repararan el daño que en su busca de pretendidos productos ilegales habían causado poco antes, arrojando aquí al piso discos pirata, allá frascos de perfume, acullá otros efectos de comercio. A su vez, los agentes intentaron resistir pero, toda vez que algunos de sus compañeros se habían retirado a San Juan del Río, Jorge Ernesto Cervantes Peñuelas quedó retenido al aire libre, sin coacción de ningún género, hasta que sus iguales pagaron los destrozos producidos.

"¡Esto no puede quedar así!", seguramente pensaron. Y urdieron, con la clara complicidad de sus jefes y sus compañeros del Ministerio Público, una conspiración para castigar a los insumisos, particularmente tres mujeres que entre decenas de varones habían quedado en el centro de una escena donde no hubo nunca violencia. Consiguieron que el 30 de junio, cuatro meses después de los hechos se iniciara acción penal contra sus presuntas agresoras, que fueron detenidas en sus domicilios el 3 de agosto. Una vez iniciado el proceso, una semana después, el papel de los agentes y el del aparato que los auspicia consistió en ausentarse del proceso: sus comparecencias demoraron más de dos años, entre agosto de 2006 y noviembre de 2008 no obstante que siendo miembros de una corporación policiaca sus jefes debieron conminarlos a presentarse ante el juez.

Ése es un mecanismo que lleva la marca de la casa: miembros de la AFI a quienes meses antes la procuraduría de justicia mexiquense había buscado en relación con el asesinato de Enrique Salinas de Gortari no fueron instados a comparecer y, al contrario, uno de ellos fue enviado a Washington para que quedara a salvo de la curiosidad ministerial.

Cinco de los seis individuos causantes del infortunio de las señoras Francisco, González y Alcántara por haberlas acusado en falso, son parte de la policía federal a cuya cabeza en último término se encuentra Genaro García Luna, que creó y suprimió la AFI, pero conservó a los agentes que se acomodan a su modelo policial.

Cajón de Sastre

Es probable que en una ciudad donde un reportero -Alfredo Jiménez, de El Imparcial- padezca cinco años sin que nadie sepa de él -el lustro se cumplió hace un mes, el 2 de abril- o donde han sido secuestrados ejemplares de revistas como Proceso y Contralínea, parezca un asunto menor el que la corresponsal del Grupo Reforma en Hermosillo haya sido maltratada hasta causarle contrahechura muscular. Pero el hecho es relevante por su significado, además de la agresión en sí misma: Agustín Rodríguez Torres, ayudante del gobernador Guillermo Padrés, pretendió impedir que Reyna Haydeé Ramírez participara en una improvisada rueda de prensa con el Ejecutivo local, coartando su derecho a realizar su tarea profesional, y en el intento la dañó corporalmente, sin que nadie se haya excusado por la agresión, ni castigado al abusivo.

Carlos Pascual, el brujo embajador de EEUU

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Entre los afanes estúpidos del ser humano está el irreprimible deseo de conocer el futuro, saber lo que vendrá, anticipar el sí y el no, tener la certeza de cómo, cuándo y dónde se ha de morir, como si por el hecho de saberlo se conjurara todo mal.

Estupidez y tedio que acompaña sobre todo a los hombres de poder, ávidos por saber cuánto permanecerán al mando, cuántos hombres, mujeres, ciudades, naciones quedarán sujetas a su voluntad, capricho, inquina, perversión o iniquidad. Desde siempre los caciques necesitaron tener junto a ellos a los brujos, los chamanes que les dan prestigio y gracias a cuyas magias, maleficios y adivinaciones infunden temor.

La historia, la Biblia lo narran. Allí está el pasaje del Éxodo, en el que Moisés acompañado por Aarón se esfuerza en intimidar al faraón para que acceda a la petición del Señor. Son los magos del líder egipcio quienes desacreditan la pericia del profeta y su hermano. En otro ámbito, en otro tenor, nos ilustran de la inseguridad del ser humano y de su necesidad de certezas el Oráculo de Delfos, las Pitias y luego toda la cáfila de adivinos de que se han rodeado los gobernantes, los dictadores y los dueños del dinero.

Tedio, porque saber por adelantado el resultado de los esfuerzos realizados individual o colectivamente, conduciría a la inercia o a la falta de motivaciones para actuar; saber que el fruto de la imaginación de un escritor, de un compositor, de un escultor, de un pintor está condenado al fracaso, daría al traste con las artes; conocer por adelantado el resultado de un coqueteo haría desaparecer las feromonas y la adrenalina, lo mismo que conduciría al suicidio un resultado electoral cuyo desenlace ya se sabe, como se conoce del resultado de la especulación financiera que empobrece definitivamente.

Pero el peor de los tedios, creo, llegaría con la desaparición del deseo sexual, del erotismo, por conocerse con anterioridad qué sí y qué no puede hacerse con la pareja, o cómo ha de procederse para que la atracción, el amor concluya sin necesidad de llegar a la desesperación, el llanto y la depresión.

Lo anterior viene a cuento porque resulta que el embajador de Estados Unidos en México, el excelentísimo Carlos Pascual, tiene facultades adivinatorias o información privilegiada, pues con todo desparpajo asevera que ya poco importa conocer del destino político de los cubanos y del embargo a la isla, pues debido al cambio climático Cuba se hundirá, como conjeturan que se hundió la Atlántida.

Es bueno saberlo, en primer lugar porque si el país al que representa el embajador Pascual posee información científica que le permite prever que Cuba se hundirá en las aguas del mar Caribe debido al cambio climático, lo menos que se puede pensar es que el gobierno de Estados Unidos actúa con una perfecta irresponsabilidad, porque junto con China es la nación más contaminante del mundo, porque se niega a luchar contra el efecto invernadero, porque se niega a firmar los protocolos de Kioto, porque envió una delegación a la reunión de Copenhague a hacerse como el tío Lolo, y porque su misma sociedad, a la que representa, también pagará las consecuencias de no cumplir con las normas del desarrollo sustentable, y hacer caso omiso de los avisos, las señales que ya la estragada naturaleza envía a los seres humanos.

Por el contrario, si Carlos Pascual, cuando dice que en 50 años su país ya no tendrá que preocuparse por Cuba, porque los efectos del cambio climático provocarán la desaparición de la isla, lo sabe por ser brujo o tener línea directa con la divinidad, también es un irresponsable porque me recuerda a José López Rega, “El Brujo”, quien fue secretario privado de Juan Domingo Perón y María Estela Martínez de Perón, y además ministro de Bienestar Social de Héctor J. Cámpora y de Raúl Alberto Lastiri, y porque ha decidido castigar en las cubanos todos, los errores de Fidel y Raúl Castro.

Para comprender la dimensión del problema habría que estudiar a fondo el último capítulo de Gomorra, que Roberto Saviano titula Tierra de los fuegos, en el que escribe: “Los vertederos eran el emblema más concreto de todo ciclo económico. Amontonan todo lo que ha sido, son la verdadera estela del consumo, algo más que la huella que todo producto deja en la corteza terrestre… Si los desechos que escapan al control oficial se unieran en un solo montón, su conjunto formaría una cordillera de 14 millones de toneladas…”

Saviano se refiere exclusivamente a los desechos del norte de Italia. Supongo que Carlos Pascual sabe del destino de Cuba, porque la isla ha sido el vertedero de Estados Unidos, aunque la revolución cubana se haya empeñado en evitarlo, pues la mugre, la podredumbre resbala desde Guantánamo, desde esa prisión que viola los derechos humanos de la humanidad entera. Seguramente a ese cataclismo se refiere el embajador Carlos Pascual.

Gerardo Fernández Noroña y la exigencia de la renuncia de Felipe Calderón presidente usurpador de México


http://www.youtube.com/watch?v=_vwYpg2jspg


http://www.youtube.com/watch?v=LJEiBWDm94E

Gerardo Fernández Noroña aclara que la petición de la renuncia de calderón no es un tema personal.


…Y todos terminaron enojados

Martha Anaya / Crónica de Política

Después de escuchar los alegatos del Procurador de Justicia Militar exonerar a efectivos del Ejército Mexicano de la muerte de los hermanos Martín y Bryan Almanza Salazar –de nueve y cinco años de edad–, los padres de los pequeños pasaron del dolor, a la indignación y al enojo.

Que hubo “fuego cruzado” entre militares y narcotraficantes en aquella carretera de Laredo, Tamaulipas, sostuvo José Luis Chávez; que fueron los matones al servicio del narcotráfico los que lanzaron, aquel infausto 3 de abril, una granada a la camioneta en que viajaba la familia Almanza y fueron sus esquirlas las que mataron a los niños.

¡Mentira!, gritan los padres de Martín y Bryan. No hubo ningún enfrentamiento. Y repiten lo que dijeron desde el primer día: que había un retén, que no les impidieron el paso, que no obstante lo cual disminuyeron la velocidad y que de pronto los militares comenzaron a dispararles.

Pero la institución castrense, ni los ve, ni los oye, ni se inmuta.

Ya realizaron su investigación y esa es su conclusión: Los soldados son inocentes.

Tal fue el obsequio que le dieron a la familia Almanza del Día del Niño. A eso sí que se le llama sensibilidad.

En vista del descrédito de semejante versión –y de que el Ejército se abroga las investigaciones por encima de la Procuraduría General de la República—fue el vocero de la PGR, Ricardo Nájera, quien salió a “explicar” lo ocurrido en el Tecnológico de Monterrey el pasado 19 de marzo, donde murieron dos estudiantes: Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Mercado.

Víctimas del “fuego cruzado” entre sicarios y efectivos del Ejército mexicano, declaró el de la PGR en una conferencia de prensa sin pies ni cabeza. ¡Ah!, pero “cuando menos en el caso de Jorge Antonio Mercado Alonso, uno de los impactos corresponde al calibre utilizado por la delincuencia organizada de un arma de asalto .223”.

Y como hay omisiones en la preservación de la escena del crimen, a la par de las investigaciones de la propia PGR se dará vista –ni más ni menos– a la Procuraduría de Justicia Militar (la misma que dice que los niños Almanza murieron en fuego cruzado) para deslindar responsabilidades entre efectivos del Ejército.

Ya podrán imaginar cómo reaccionaron los familiares de los estudiantes asesinados y del propio director del Tecnológico de Monterrey. Sinteticémosla en una sola frase: “¡Es una farsa!”

Ellos pasaron del dolor a la rabia.

Entre tanto, en el Senado de la República habíase aprobado la Ley de Seguridad Nacional. Finalmente, se le había otorgado a las Fuerzas Armadas un sustento legal para su involucramiento en la lucha contra el narcotráfico.

Debían estar felices ¿no? Pues no es así, están furiosos. Tan furiosos que demandaron a legisladores de la Cámara de Diputados que detuvieran la minuta y que por ningún motivo la subieran al pleno para su votación. Era el último día del periodo ordinario de sesiones.

¿Por qué tal reacción?

Los mandos castrenses no sólo pegaron de manotazos ante lo que el Senado había aprobado sino ante las peticiones que les rechazaron los legisladores.

¿Qué pedían los militares? Ahí les va: atribuciones de investigación, detención, interrogatorio, arraigo y consignación; suspensión de garantías a la inviolabilidad de domicilio, comunicaciones y libertad de tránsito; ejercicio del mando en las operaciones de colaboración con las fuerzas policiales. Y, por supuesto, mantener intocado el fuero militar.

Así, en éste que no es un cuento de hadas –sino la mismísima y terrible realidad–, todos terminaron enojados.

Noticias Digital: Reflexiones sobre el SME


http://www.youtube.com/watch?v=W1yPBEGJm0o

Reflexiones sobre el SME. Cortesía de Noticias Digital.


Procuradores de ¿justicia?

Francisco Rodríguez / Índice Político

LA PROCURACIÓN DE justicia, teóricamente, es de las tareas más delicadas en el aparato gubernamental. Hipotéticamente debe ser una de las áreas de mayor transparencia y probada solvencia ética y moral. Pero en nuestro país…

Procurar justicia es, a final de cuentas, la última instancia dar a los gobernados certidumbre y orden, paz y concordia, condiciones que hagan posible alcanzar, mediante el trabajo y el respeto al derecho ajeno, “la máxima felicidad entre el mayor número de hombres”, de acuerdo a la sentencia de Montesquieu.

En la práctica, en nuestro país, las cosas suelen ser muy diferentes. La línea que divide una buena actuación en esta materia está plagada de arbitrariedades y vicios.

La mentira, el ocultamiento de la verdad –no sólo de la verdad jurídpero sobre todo la corrupción han conseguido que en México haya una gran desconfianza a quienes procuran justicia.

¿Cómo confiar en que la justicia que procura la General de la República es verdaderamente justicia, cuando todo el aparato de esa dependencia se echa por sobre tres mujeres en franca condición de indefensión, a las que se acusa no sólo de secuestros de seis de los genízaros de Genaro García Luna, quienes por cierto no son ni con mucho virginales señoritas recién egresadas de un liceo francés… aunque por su melindrosa y tierna actuación lo parezcan?

¿Cómo confiar en que la justicia que procura la General de la República –lo mismo si al frente de ella está un Medina-Mora que un Chávez Chávez–, es verdaderamente justicia, si sus propios agentes se encargan de inventar cargos a las tres mujeres queretanas, y son tan estúpidos que ni siquiera se ponen de acuerdo para que sus acusaciones sean creíbles?

¿Cómo confiar en la Justicia Militar (sic), de otra parte, si quien está encargado de esa tarea sale a recetar al respetable una serie de falsedades en torno al vil asesinato de dos niños en Tamaulipas, con una hostia difícil de tragar: no les disparó la soldadesca –aunque la madre de ambos infantes acribillados se sostenga y diga lo contrario–, pues la Defensa Nacional no pertrecha a sus elementos con granadas del calibre con las que dice fueron acribillados?

¿Cómo confiar en la justicia que procura la dependencia del Estado de México, donde el caso de una niña inicialmente reportada como desaparecida se complica no sólo por el protagonismo de su titular, un nerd apellidado Bazbaz, sobremanera por la ausencia de pulcritud en las indagatorias, las sospechas elevadas al nivel de verdades jurídicas, para después regresarlas al plano de las dudas?

Tres botones de muestra, únicamente, de un ramillete en el que florecen corrupción, venalidad, prevaricatos…

Pocos en México confían hoy en la procuración de justicia.

Peor cuando también se cuenta con jueces, magistrados, ministros que ya en el ámbito estrictamente judicial perpetuán la injusticia con fallos que afectan a la misma lógica.

Ahí está el juez que encarceló a las tres indígenas queretanas y contra el que la propia Corte acepta que nada puede hacer, pues su aberrante veredicto es “independiente”.

Ahí está los magistrados electorales, por ejemplo, cuya absurda sentencia de 2006 ha afectado la vida institucional del país con nefandas consecuencias no sólo en lo político, sobremanera en lo económico y en lo social, pues como nunca México está pésimamente gobernado, dirigido a la quiebra en todos los órdenes, el moral en especial.

Y la Corte. La Corte Suprema con sus contradictorios laudos sobre el anatocismo, por ejemplo. Para los bancos es válido. No para los clientes de esas instituciones financieras, cuyos depósitos no generan intereses sobre intereses.

¿Procuración de justicia? No, no en México.

Somos uno de los países más injustos del planeta. En todos sentidos…

Índice Flamígero: ¡Bravo! Felipe Calderón encontró ya la solución al problema planteado por la aprobación de la discriminatoria ley de Arizona que criminaliza a los prietitos. ¿Acaso un acuerdo con la gobernadora de ese estado fronterizo? ¿Alguna gestión ante el Senado de esa entidad estadounidense? ¿Medidas revanchistas en el ámbito económico o cuando menos diplomático? No. Nada de eso. Lo mejor que se la ha ocurrido hasta ahora al ocupante de Los Pinos ha sido recomendar que los mexicanos no viajen a Arizona. Buena idea, ¿no cree usted?

Un fracaso más

Jesusa Cervantes

¿Dónde están los operadores de Felipe Calderón, del encargado del Ejecutivo federal?, es la pregunta. La verdad, es que parece no tenerlos, por lo menos eso se demostró cuando fracasó la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional.

Desde que inició su sexenio, Calderón sacó al Ejército a las calles para combatir al narcotráfico y, tres años después, ahí lo mantiene; intensificó los operativos y dio golpes mediáticos con la detención de grandes capos, pero con un costo muy alto: más 22 mil muertos, según la cifra oficial. Sin embargo, las calles sigues circulando las drogas y se ha intensificado la violencia.

En abril de 2009 Calderón envió al Congreso la iniciativa de reforma para darle un marco jurídico al trabajo de las fuerzas armadas en su combate al crimen organizado, o mejor dicho, brindarles impunidad para hacer un trabajo que corresponde a otras instancias y seguir justificando los “daños colaterales”, como le gusta llamar a las muertes de inocentes.

Es cierto que la presencia del Ejército en las calles es un reclamo de la sociedad, pero no para que se justifiquen atropellos de la milicia, sino como medida última para acabar con la preocupación de los ciudadanos que sus hijos no regresen a sus casas y sean alcanzados por balas pedidas o que mueran en fuego cruzado, como ha ocurrido en las últimas semanas en diversas partes del país.

Sin embargo, el encargado del Ejecutivo federal, porque no se le puede llamar presidente de la República a quien llegó en forma tan dudosa a esa posición, erró la vía política para lograr la aprobación de la reforma.

Las fuerzas armadas que le abrieron la puerta de atrás del Congreso de la Unión a Felipe Calderón Hinojosa para que aquel 1 de diciembre de 2006, rindiera protesta como titular del Ejecutivo federal, le exigieron seguridad jurídica en las acciones de combate contra el crimen organizado que han venido realizado en los últimos tres años. Los salvadores, es decir, las fuerzas armadas, a quienes el Ejecutivo federal les debe en gran parte estar en la silla presidencial, quieren seguridad jurídica, pero Calderón no les ha podido cumplir.

Calderón envió al Senado su iniciativa de reforma --quizá por los acuerdos que ya tenía con el líder de los priistas, Manlio Fabio Beltrones, para sacar adelante la ley--, pero cometió un grave error:

Primero: el Senado nunca trabajó en conferencia, es decir, en acuerdo con la Cámara de Diputados, por lo tanto, tampoco con los diputados priistas para sacar adelante la reforma.

Segundo: los votos reales que aseguraban el transito de las reformas estaban entre los legisladores de la Cámara baja.

Efectivamente, el pasado 27 de abril salió del Senado la iniciativa con tan sólo dos votos en contra: los de Rosario Ibarra de Piedra y de Ricardo Monreal. Sin embargo, el problema es que la reforma fue aprobada con innumerables cambios que a las fuerzas armadas no gustaron; pretendían que la ley fuera aprobada según la había enviado el Ejecutivo federal.

Piensa ahora el Ejército que los senadores, en su negociación entre los diferentes partidos políticos, les quietaron los “dientes” que ellos habían presentando con la iniciativa calderonista, que más bien pareció haberla elaborado el propio Ejército.

Al llegar a la Cámara de Diputados la minuta se “atoró” porque el Ejército, molesto, pidió el apoyo de los priistas para que la frenaran y le hicieran nuevas modificaciones. Es decir, regresar la iniciativa a los términos en que fue presentada la propuesta.

El error político de Calderón consistió en haberla enviado al Senado y no a la Cámara, digo lo anterior porque entre los diputados, ---237 del PRI— hay más priistas que tienen un gran respeto por las fuerzas armadas; era mucho más factible que saliera adelante.

La operación política le falló a Calderón, pues no sólo equivocó la vía, sino que a pesar de saber del descontento del Ejército por los cambios, todavía ordenó a su secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, que empujara entre los diputados para que saliera adelante la minuta.

Todavía el 28 de abril --día en que llegó la minuta a la Cámara de Diputados-- y el mismo 29, último día en que sesionaron los legisladores, Gómez Mont seguía presionando para que incluyeran la minuta en el orden del día y fuera aprobada.

Una minuta que rechazan los militares, una minuta que no tiene el consenso de todos los partidos pero que, si hubiera llegado primero a la Cámara y no al Senado, con los 237 votos del PRI más los 143 del PAN, hubiera salido adelante sin ningún problema, incluso, como lo pedía el Ejército.

A pesar de tener todo el rechazo de las fuerzas militares, Calderón insistió y ordenó a Gómez Mont operar hasta el último momento.

“¡Pero qué le pasa al presidente!”, es el comentario que en los pasillos de la Cámara de Diputados se escuchó los días 28 y 29 de abril. “¡Ya se equivocó enviando al Senado la minuta y ahora que el Ejército está molesto por la forma en que quedó, todavía insiste en que se apruebe!”, decían los legisladores priistas.

El PAN en la Cámara de Diputados solo no puede hacer absolutamente nada, no sólo porque la coordinadora de los panistas, Josefina Vázquez Mota, nunca ha servido como operadora, sino también porque en estos momentos el tema ya se empalmó con los procesos electorales.

Hay que recordar que el 4 de julio habrá elecciones para elegir gobernador en 10 estados, los cuales, muy seguramente ganará el PRI --aunque Sinaloa aún mantiene preocupados a los priistas--, así es que en los meses de mayo y junio, los partidos estarán más preocupados por la operación política en cada una de esas entidades que lo que pueda ocurrir en el Congreso de la Unión.

Es cierto que se puede convocar a un periodo extraordinario para aprobar la Ley de Seguridad Nacional, pero los principales operadores del PRI estarán en los procesos locales y no tendrán tiempo para negociar los cambios que el Ejército quiere que se hagan a la minuta aprobada en el Senado. El PAN, tendrá que hacer lo propio, sobre todo, ahora que, como lo indican los sondeos de opinión, está a punto de perder todas las elecciones.

Calderón ya fracasó con cumplirle al Ejército sus exigencias; y como parte de sus errores políticos envió su iniciativa de cambios al fuero militar de nueva cuenta al Senado.

Pareciera que los operadores del calderonismo no saben hacer cuentas y desconocen la gran cercanía que hay entre los priistas y el Ejército. Pero parece que también ignora que al interior del priismo hay una lucha por la candidatura presidencial, una lucha que se enmarca en las cámaras.

Por ejemplo, dos de los principales competidores por la candidatura, Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto, mueven sus piezas y empujan acuerdos para sacar adelante sus aspiraciones.

En el Senado manda Beltrones pero en la Cámara, que por el momento es la importante, manda Peña Nieto.

Calderón escuchó a Beltrones y ahora la posibilidad de brindarles seguridad jurídica a los militares está en manos de Peña Nieto, está en la Cámara de Diputados.

Los errores de Calderón no hacen sino regresar el poder de decisión al PRI, que puede vender caro su amor a los militares y lo hará en función de la candidatura presidencial.

Quien obtenga lo que los militares quieren, es decir, Beltrones o Peña Nieto, tendrá también a un fuerte sector de su lado, lo cual lo hará un candidato más viable para la Presidencia de la República por el PRI.

Parece que todo esto no lo calcularon los operadores de Calderón o más bien, esto es una muestra de que Felipe Calderón no tiene ni ha tenido verdaderos operadores políticos, de ahí que halla decidido iniciar una “guerra” en contra del narcotráfico y haya provocado la ira de las fuerzas armadas, un bastión con el que el presidente de la República debe saber negociar siempre y tenerlo de su lado, en todo momento.

Ahora, con este descalabro legislativo, la pregunta es si los militares seguirán confiando en Calderón y seguirán dando la cara por él en la lucha contra el narcotráfico; esa confianza implica seguir cargando con los muertos, el descredito y el repudió generalizado de la ciudadanía por los errores que ha cometido en la lucha contra el narcotráfico y que han dado como resultado la muerte de civiles inocentes.

Y es que como están las cosas y los tiempos electorales, será difícil que una ley de seguridad, a modo de los militares, salga durante mayo o junio; pasados los procesos electores --y más si se presentan conflictos poselectorales--, será muy complicado que se convoque a un periodo extraordinario para el mes de agosto.

Siendo así, lo más probable es que la minuta del senado se discuta al inicio del siguiente periodo ordinario que arrancará en septiembre, aunque el otro problema es que se empantanaría con la discusión del paquete económico para el 2011 que, por ley, debe estar en la Cámara de Diputados a más tardar el 8 de septiembre.

Siendo así los tiempos, se antoja complicado que la ley pueda salir, y si esto llega a ocurrir será por la operación política del PRI, el cual, de nueva cuenta, podrá condicionar al gobierno de Felipe Calderón, quien desde su llegada no ha podido rebasar a su principal opositor, el PRI.

Bryan y Martín

David Aponte / Contraflujo

Son irreconciliables las versiones de la Procuraduría de Justicia Militar y las de Martín y Cynthia, padres de Bryan y Martín Almanza Salazar. La Secretaría de la Defensa Nacional concluyó en sus investigaciones que sicarios mataron a los menores de edad. Martín y Cynthia insistieron en su exposición inicial: los soldados son los responsables de las muertes de sus niños. Los militares y los civiles plantearon el viernes ante la opinión pública sus pruebas y dichos de los acontecimientos ocurridos el 3 de abril en la carretera Reynosa-Nuevo Laredo, en el tramo Ciudad Mier-Nueva Ciudad Guerrero, Tamaulipas.

Con datos, evidencia documental y estudios periciales de las procuradurías General de la República, de Justicia de Tamaulipas y de Justicia Militar, la Defensa Nacional exoneró al personal militar de las muertes de los niños. Bryan y Martín fallecieron a causa de proyectiles que sicarios dispararon a la parte trasera de la camioneta negra Tahoe, que supuestamente circulaba en medio de dos camionetas de integrantes del crimen organizado, una Dodge Ram 4×4, color azul y una Hummer H3, color rojo:

“Al hacer un análisis de los impactos por proyectil de arma de fuego que presentan los seis vehículos encontrados entre los kilómetros 108 y 109 durante el primer evento, específicamente en una camioneta Ford Explorer color blanco, se observó que ésta tenía un orificio de entrada de gran dimensión y de similares características al orificio del vehículo Tahoe color negro donde viajaba la familia Almanza Salazar y acompañantes, poniéndose de manifiesto que el calibre utilizado en ambos casos, corresponde a una granada calibre 40 mm. Esto se refuerza debido que los cascos de las granadas calibre 40 mm. encontrados en el lugar de los hechos, según peritajes no corresponden a las características de las granadas utilizadas por el Ejército mexicano, además de que la unidad militar que participó en este evento no contaba con este tipo de armamento”.

La Secretaría de la Defensa aseguró la mañana del viernes que la versión de la confrontación entre soldados y sicarios (los militares se encontraron de frente con la caravana) coincide con la declaración ministerial de la mamá de los niños. “Al continuar el reconocimiento terrestre con el resto de las tropas, a la altura del km. 117 y circulando en dirección oeste, se encontraron de frente con un convoy de siete camionetas, cuyos tripulantes al detectar la presencia militar agredieron con armas de fuego a las tropas, quienes procedieron a repeler la agresión, esto coincide con la declaración de la señora Cynthia Salazar, madre de los menores fallecidos, rendida el día 4 de abril de 2010 ante el Agente del Ministerio Público del Fuero Común de Tamaulipas”.

La tarde del viernes, Marín y Cynthia salieron a los medios de comunicación a desmentir las conclusiones de la Procuraduría de Justicia Militar. Una vez más y de manera consistente (al menos lo han hecho ante los periodistas), acusaron a los militares de la muerte de Bryan y Martín. “No tengo dudas, estoy 100 % seguro, ellos murieron por disparos de arma, no por granadas, mi hijo Bryan tenía un impacto del lado izquierdo, y Martín en la espalda. Eran militares, yo los vi, había 4 camionetas Cheyene pintadas de verde y con números de identificación”, dijo el padre de los chicos.

De la versión de que la camioneta Tahoe estaba en medio de dos camionetas de sicarios, el padre de los niños confirmó su versión: “No había nadie más, sólo estaban los soldados”. La madre expuso ante la prensa que “Bryan falleció por impacto de balas, no por granada, no es como lo dicen”. “Yo estoy 100% segura de que fueron militares quienes agredieron a mi familia”.

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo argumentó que los sobrevivientes del ataque no han tenido acceso a las indagatorias de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas ni a las dos investigaciones de la Procuraduría General de la República, institución que dijo a la señora Cynthia que no podía obtener copias porque ella está considerada como testigo de los hechos y no como parte ofendida.

La organización no gubernamental desacreditó la declaración ministerial de la madre de los niños, a la que hizo referencia en su informe el procurador de Justicia Militar, José Luis Chávez García, porque la mujer no sabe leer ni escribir. La señora Salazar no tuvo acceso al contenido ni le fue leída por el fiscal. Por tanto, no tiene ningún valor jurídico. Como prueba adicional, presentó una fotografía del niño Martín para alegar que el menor no murió como consecuencia de las heridas de esquirlas de granada, sino de balas.

¿Cómo garantizar una investigación imparcial? ¿La PGR dará a conocer el avance de sus pesquisas o se quedará con la versión de los militares? La falta de datos e información de las autoridades civiles parece ser otra víctima colateral en la guerra contra el narcotráfico en esta historia que tiene dos versiones, la del Ejército y la de dos padres que perdieron a Bryan y Martín.

El desastre del Día del Niño

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Con el tacto de un paquidermo asustado, el procurador de justicia militar anunció el viernes, el mismísimo Día del Niño, que los menores Martin y Bryan, que murieron durante un enfrentamiento entre soldados y narcotraficantes en Tamaulipas hace poco más de dos semanas, fueron asesinados por sicarios. Con esa sensibilidad, el procurador José Luis Chávez García ofreció una conferencia de prensa a la misma hora en que los padres de los niños de cinco y nueve años iban al panteón a depositarles flores. ¿Por qué escogió ese día y no otro? Si en el adverso contexto actual los vientos no soplaban hacia el flanco castrense, ¿quién colocó la pistola en la cabeza de los militares y le disparó?

Chávez García presentó un informe pericial elaborado por la Secretaría de la Defensa Nacional para demostrar que los niños fueron asesinados por las esquirlas de una granada que lazaron los sicarios contra su vehículo y dijo que esas granadas no son las que utiliza el Ejército. El procurador dio la conferencia de prensa a la hora de los noticiarios nacionales de radio, que tan pronto como terminó el anuncio militar, recibieron llamadas de la madre de los menores que con la sola fuerza de la palabra de una víctima de “daños colaterales” aplastó la versión castrense, minutos después de haber sido presentada.

La madre, Cynthia Salazar, polemizó en la radio con toda la estructura de la Secretaría de la Defensa Nacional, representada por su procurador, y la derrotó. Su palabra, la de una ciudadana, tuvo mayor vigor en los medios electrónicos a lo largo del Día del Niño, que la de los militares, que después de la conferencia de prensa, se guardó en los cuarteles. La voz de la señora Salazar fue colocada por los medios electrónicos con el mismo peso político que el de una institución, y al día siguiente, en su formato impreso, la prensa siguió el ejemplo y, en algunos casos, se rieron de la versión de Chávez García. En las redes sociales, no hubo matices: el Ejercito mentía.

Lo que sucedió con la explicación de la muerte de Martin y Bryan no es un hecho aislado de lo que está sucediendo con la comunicación política de la Secretaría de la Defensa Nacional. Es la ratificación de que en el campo de las ideas, la batalla está bastante perdida. Los voceros oficiosos del secretario, general Guillermo Galván, han ido perdiendo credibilidad e influencia en la opinión pública, y la propia capacidad y márgenes de maniobra que en el pasado tenían los jefes de las Fuerzas Armadas, se han venido desvaneciendo.

Un ejemplo de esta pérdida de poder político se dio hace no unas semanas cuando molestos porque su periódico traía una campaña directa contra la operación militar en Ciudad Juárez –por razones personales de los editores, algunos con viejos lazos familiares a la delincuencia organizada-, pidieron ver al dueño del medio. Como no tenía tiempo, envió a uno de los editores que, pese a su jerarquía, tiene poco peso en la confección diaria del periódico. De cualquier forma le mostraron un expediente que demostraba varias mentiras que habían publicado en contra del Ejército, y de manipulación y tergiversación en otras informaciones. No pasó nada.

El general Galván lleva algún tiempo pensando en el tema, y cuando lo comentó con quienes se encargan de estos dentro del gobierno, le dijeron que no debía preocuparse, pues con sólo cuidar la información de Joaquín López Dóriga en El Noticiero de Televisa, y de Javier Alatorre en Hechos de TV Azteca, era suficiente. “Ellos dos manejan a la opinión pública nacional”, lo convencieron. Poco a poco se dio cuenta el general que las cosas no eran tan simples como se lo habían presentado, y llegó a considerar la contratación de una agencia que le llevara la comunicación política. Desde Los Pinos le dijeron que no era necesario, que la propia Presidencia se encargaría de respaldarlo. Los resultados no pueden ser más desalentadores para el general. Tiene en contra la opinión pública y una mayoría de la opinión política, que se refleja a través de los medios de comunicación.

A su favor está que todavía en las encuestas, el Ejército permanece como la institución mejor calificada de todas, con rangos de aprobación superior de 70%, pero no será, si se mantiene la tendencia actual, por mucho tiempo. Aunque no hay datos públicos que permitan ver cuál es el nivel de aprobación por región, estado o municipio, se puede argumentar que en varias zonas del país, particularmente en el norte, los militares son repudiados. El Ejército enfrenta actualmente una doble batalla de opinión pública. Hay una crítica legítima que refleja la angustia, frustración y miedos de un segmento de la opinión pública en contra de los militares, que en ocasiones se mezcla con una crítica interesada, por razones políticas o por estar influenciada e inspirada por el narcotráfico, que no ha podido separar y diferenciar.

En las últimas semanas, la Secretaría de la Defensa ha estado abriéndose a los medios y a la opinión pública –lo que nunca sucedió antes-, tratando de entender mejor la dinámica de la información abierta que tanto desconocen. Su conocimiento aún es muy incipiente e irregular. Sus asesores, si son militares, están probando la falta de experiencia y oficio en este campo. Si son civiles, son francamente incompetentes. El desastre del Día del Niño lo probó. Lo que tendría que haber sido una estrategia de control de daños, de administración de crisis, se convirtió en un nuevo detonante de crisis.

Al día siguiente, el sábado, la PGR intentó sacar al Ejército del pozo, al revelar que uno de los estudiantes muertos durante una balacera en el Tecnológico de Monterrey, adjudicados a los militares, tenía en su cuerpo balas de armas de sicarios. No cumplió el objetivo y por lo apresurado de la reacción, el desastre se amplió a la PGR. El Día del Niño fue maldito para los militares. A su conferencia le falló el momento y el contexto. Cynthia Salazar, frágil tamaulipeca envalentonada por el dolor, los humilló

Marcelo, el antrero

Adrián Rueda / Capital Político

Si como lo estuvo repitiendo hasta el cansancio, Marcelo Ebrard está en contra de la ampliación de horarios a los antros, tendría que vetar la nueva ley es Establecimientos Mercantiles aprobada por la Asamblea Legislativa del DF.

No fue una, sin varias veces las que el jefe de Gobierno se manifestó en contra de que los antros pudieran operar después de las 3:00 horas, porque aumentaba la ingesta de alcohol entre los jóvenes y los accidentes fatales.

Uno de los más activos en contra de la ampliación fue el secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, quien con números en mano dijo que si se daba manga ancha a los bares, las muertes juveniles irían en aumento.

Otro que también le entró al debate fue el secretario de Seguridad Pública, Manuel Mondragón, que avaló las cifras de Ahued y dijo que con la ingesta de alcohol en la madrugada aumentaban los índices de violencia.

Todavía el jueves por la mañana, antes de que los diputados iniciaran la discusión sobre la Ley de Establecimientos Mercantiles, Marcelo ratificó su oposición y pidió a los legisladores no aprobarla, pero no lo pelaron.

Tan falsa era la posición de Ebrard que sus diputados, incondicionales de siempre, pujaron e hicieron todo tipo de trampas para aprobar la ley que su jefe había vetado.

Nadie cree en las hipocresías del jefe de Gobierno, que si fuera congruente u honesto, boicotearía esa ley como lo ha hecho con otras… pero no lo va a hacer.

Los panistas trataron de poner contra la pared a Ebrard al pedirle el veto, pero él, cínicamente, respondió que será respetuoso de las decisiones de los diputados locales.

¿De cuándo acá es respetuoso con la autonomía de la Asamblea Legislativa?, lo que pasa es que el jefe de Gobierno está de acuerdo en que haya más circo nocturno para que la gente olvide un poco la ineptitud gubernamental, y para que sus amigos antreros ganen mucha lana y lo apoyen en 2010.

Para nadie es un secreto que los grandes antros financian cada tres años candidaturas de diputados, jefes delegacionales y todo cargo de elección popular, para que los dejen trabajar a gusto.

La petición panista de vetar la ley es interesante, porque a la hora de que se presenten los primeros muertos por la ampliación de la venta de alcohol en los antros, el costo ya no será solo para los diputados, sino para Ebrard que la apoyó.

¿O acaso no hubiera estado bien que apoyara a sus secretarios Ahued y Mondragón, quienes les estuvieron advirtiendo que esa nueva ley traerá más muertos e inseguridad?

CENTAVITOS… Buen chiste se aventó el veterano Jaime Aguilar Álvarez, quien se autonombra presiente del PRI del DF, al amenazar con movilizaciones de protesta si la delegación Cuauhtémoc no quita de la calle Luis Donaldo Colosio a las sexoservidoras que reubicó a un costado del CEN tricolor. La medida, que por supuesto es una provocación del gobierno en contra de los priístas, es legal aunque les duela a muchos, pero lo más cómico es la amenaza de movilizaciones a que llama Aguilar Álvarez, ¿pues de dónde sacará el veterano dirigente a los manifestantes que marcharán, si con trabajos junta una decena de personas cuando hace elecciones internas? El PRI del DF no tiene militantes suficientes ni para llenar su explanada.

Marcha obrera

Ecos de la Costa / Especial para RMX

La celebración del Día del Trabajo tuvo en los países capitalistas un enfoque reivindicatorio del esquema de seguridad social, amenazado por las falacias del neoliberalismo, cuyos promotores (lo mismo el Fondo Monetario Internacional que el Parlamento Europeo con sede en Bruselas, el cual condiciona la ayuda a Grecia a que este país se someta al modelo de libre mercado global), aseguran que las prestaciones sociales resultan insostenibles en las actuales condiciones económicas.

En España, por ejemplo, luego que las autoridades confirmaran que se ha superado la barrera del 20% de parados o desempleados, más de 4,6 millones, los temas del empleo, las pensiones, la protección social y la reforma del sistema financiero centraron las reivindicaciones del 1º de mayo. Las centrales sindicales, CCOO y UGT convocaron conjuntamente a cerca de un centenar de actos por toda España, de los que 80 fueron manifestaciones bajo el lema “Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones”.

Los líderes de UGT y Comisiones Obreras advirtieron al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no obstante ser el PSOE una fuerza de izquierda, que su política de austeridad retrasará la salida de la crisis y la creación de empleo, y que de persistir en esa estrategia provocará un "conflicto laboral de alcance". Los sindicatos rechazaron los recortes del gasto público y pidieron más estímulos fiscales para impulsar la recuperación económica.

En España se está dando el debate que en México no acaba de empezar sobre las implicaciones de una reforma laboral que conculque las conquistas laborales. Para los gremios de trabajadores españoles, ninguna reforma laboral, por muy buena que sea, va a sustituir otros problemas que exigen una pronta resolución, como la falta de crédito o los estímulos fiscales que, insisten, hay que impulsar. En cualquier caso, los líderes obreros advirtieron que quienes pretendan aprovechar la crisis para imponer una "cirugía de hierro" en el mercado laboral y un "ajuste total contra los trabajadores" tendrán "enfrente" a los sindicatos para evitarlo.

En México, dos centrales obreras —el Congreso del Trabajo (CT) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT)—, con tendencias ideológicas divergentes, enarbolaron en actos por separado la misma bandera: el rechazo a la reforma laboral impulsada por el secretario del Trabajo, Javier Lozano, pero presentada como iniciativa de ley por la fracción legislativa del PAN.

CT y UNT coincidieron en su preocupación porque la iniciativa oficial atenta contra la autonomía sindical, ya que el proyecto panista plantea entre otras cosas que el pago de las cuotas sea voluntario; que haya elección de la directiva mediante voto libre, directo y secreto; y que se rindan cuantas financieras a los agremiados.

El Congreso del Trabajo adelantó que el sector obrero del PRI en la Cámara de Diputados defenderá el respeto a la libertad de asociación, a la contratación colectiva e individual, y el derecho a huelga; esto, porque la iniciativa panista endurece también los requisitos para el paro.

La propuesta del Partido Revolucionario Institucional que, durante décadas monopolizó al movimiento obrero, es, en voz de Beatriz Paredes, su dirigente nacional, “transformar la Ley Federal del Trabajo a favor de la clase trabajadora, [y] encontrar mecanismos de mayor competitividad, pero no en detrimento de las conquistas sindicales”, todo mediante la defensa de “la autonomía sindical”.

Tarde llega México, como en todas las políticas económicas, al planteamiento empresarial de modificar las condiciones de trabajo bajo el supuesto de que el mercado laboral está en crisis y que hay poca oferta y mucha demanda de empleo.

El 18 de marzo pasado, diputados y senadores del PAN presentaron la iniciativa de reforma laboral que, aseguraron, no es la del Ejecutivo, pero que sí retoma diversas propuestas de las anunciadas por el ministro Javier Lozano. Entre ellas, se plantea regularizar el outsourcing o contratación terciaria, transparentar los sindicatos y crear contratos por hora. En total, la iniciativa propone reformar 419 artículos de la Ley Federal del Trabajo, que desde hace 40 años no se revisa.

En Oaxaca el cambio ya nada lo detiene: Gabino Cué

Convoca a 4 debates a sus contrincantes; lo acompañan líderes nacionales del PAN, PRD, PT y Convergencia.

Mitin multitudinario y marcha de la paz ante el Benemérito

Ofrece asegurar empleo a servidores públicos honestos

Un tatamandón le entrega el bastón de mando

Cortesía de TV.Bus


El candidato de la coalición Unidos por la Paz y el Progreso, Gabino Cué, afirmó este domingo al iniciar su campaña política que lo llevará el 4 de julio a presidir los destinos de Oaxaca, que el cambio y la transición democrática ya nada los detiene porque “nuestra propuesta se basa en la paz y el progreso que todos queremos.”

Vamos a ganar, enfatizó, porque el abuso de poder y la corrupción no deben seguir imperando en nuestro estado, y porque la pobreza y marginación que laceran a las mujeres y hombres es algo que podemos cambiar si hacemos cosas nuevas y diferentes.

En presencia de miles y miles de personas que se abarrotaron la explanada anterior a la Fuente de las 8 regiones, y de los dirigentes nacionales de los partidos PAN, PRD, PT y Convergencia, así como de su esposa Mané Sánchez Cámara, Gabino afirmó que por Oaxaca pasa la ruta de la democracia que México tiene que transitar.

Y aquí asentó, pasa la propia gobernabilidad del Estado Mexicano.

Por ello animó al auditorio que desde temprana hora fue arribando de pueblos y comunidades, a decirle a todos los oaxaqueños que una era de crecimiento y concordia está por iniciar.

Y con la mano en alto y las banderas agitadas de la concurrencia, escuchó la respuesta afirmativa a su convocatoria: a quienes estén dispuestos a impulsar y lograr el cambio, a sumarse a esta coalición donde caben todos quienes aman a Oaxaca, más allá de símbolos y colores partidistas.

“Aquí están ciudadanos orgullosos de su historia, de sus héroes, que ya no quieren más impunidad ni abusos de poder; quienes quieren acabar con gobiernos frívolos y corruptos que tanto daño han hecho a Oaxaca”, aseveró.

“Hagámoslo juntos con el apoyo de partidos, organizaciones sociales, maestros, profesionistas, obreros, médicos, campesinos, indígenas y miembros de la sociedad civil que han comprendido que sin unidad nada será posible”, les dijo.

A los tres candidatos y candidatas que compiten con él, les propuso respetuosamente medirse en cuatro debates públicos para ver quién conoce mejor las demandas de la gente en el estado y quién está a la altura de la circunstancias “para resolver los problemas que nos aquejan como sociedad.”

Los instó a presentar su declaración de bienes para demostrar que su patrimonio lo han obtenido de manera legal. “Sometámonos – adelantó- a un análisis antidoping y hasta un detector de mentiras para demostrar que somos personas sin adicciones, honestas y que hablamos con la verdad.”

A Ulises Ruiz le exigió nuevamente sacar las manos del proceso electoral y dejar que la voluntad ciudadana decida libremente el resultado final de la contienda.

”Hoy Oaxaca se encuentra ante una disyuntiva; votar por aquellos que quieren darnos: corrupción, represión, injusticia, y abuso de poder, o por quienes vamos hacia una nueva etapa de cambios y crecimiento, una etapa donde la gente gane más, y el gran beneficiario sea la entidad oaxaqueña.”

Al inicio del programa, el tatamandón de San Pedro Jicayán,Severiano Merino le entregó el bastón de mando y con él la confianza de las comunidad; asimismo, ciudadanos y ciudadanas de la sociedad, mujeres, jóvenes y personas con discapacidad, le entregaron las llaves de sus casas y boletas de calificaciones de sus hijos para confiarle a Gabino su educación.

A una demanda recogida durante la precampaña dio respuesta el candidato: “No se va a despedir a los buenos servidores públicos; al contrario, aprovechar su experiencia y darles posibilidad de crecimiento mediante el servicio civil de carrera. “Nadie debe temer despidos, ante las amenazas de que hoy son víctimas empleados de municipios y del gobierno del estado”, subrayó.

Las mujeres y hombres que sirvan a Oaxaca, añadió, tendrán que informar con pesos y centavos sobre cada obra que se ponga en marcha o esté en curso.

Al término del mitin, la multitud acompañó a Gabino en marcha hacia el paseo Juárez, el Llano, donde colocó una ofrenda ante el monumento a Benito Juárez.

A la apertura de campaña, asistieron los dirigentes nacionales de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y de Convergencia, César Nava, Jesús Ortega y Luis Walton, respectivamente, así como Manuel Camacho Solís, dirigente de Diálogo por la Reconstrucción, y Daniel Juárez, del Partido del Trabajo.

Dante Delgado pronóstica “ventaja irrevocable” ante sus adversarios

Veracruzanos.info

Entrevistado previo a su toma de protesta como candidato de la coalición “Unete para cambiar a Veracruz”, Dante Delgado afirmó que antes de terminar mayo, tendrá “una ventaja irrevocable” sobre sus adversarios políticos, Javier Duarte de Ochoa (PRI-PVEM- PRVM) y Miguel Ángel Yunes Linares (PAN-PANAL).

Explicó brevemente que hasta hoy se ha reservado sus “instrumentos” de campaña ya que asegura no cuenta con el recurso suficiente para competir contra el despliegue propagandístico realizado por PRI Y PAN.

Dante Delgado estima que ganará “el factor Dante Delgado” en la última etapa de la campaña.

Antes de arribar al Teatro Reforma, Delgado Ranauro desayunó en el tradicional café de la Parroquia acompañado de sus principales invitados como el dirigente nacional del PRD, Jesús Ortega y el presidente del Senado de la República, Carlos Navarrete asi como por el coordinador del Diálogo por la Reconstrucción de México (DIA), Manuel Camacho Solís.

Crece la violencia en México, ahora mueren cinco por estampida en Nuevo León

Poco falta para que los mexicanos "ni a la esquina" podamos salir.

Cinco personas mueren aplastadas y cuando menos otras 12 salieron heridas tras una estampida humana en un concierto en el estado de Nuevo León.

RMX


En la ciudad de Gudalupe, en el marco de la Expo Feria, se presentaba el grupo Intocable, de pronto se escucharon disparos mientras la agrupación cantaba y se desató el pánico entre los más de 500 asistentes, mismos que corrieron buscando las salidas más cercanas.

La alcaldesa de dicho municipio, Ivonne Álvarez, explicó que las víctimas fueron aplastadas cuando intentaban salir del lugar del evento junto a otros cientos de personas alarmadas por los disparos que dijeron escuchar algunos, lo que desencadenó la caótica huida.

En la televisión, principalmente por grabaciones realizadas desde celulares, pudimos ver las imágenes de personas dando respiración boca a boca a las víctimas y otros intentando "revivir" a los afectados.

Adrián de la Garza, director de la Agencia Estatal de Investigaciones de Nuevo León, dijo que la policía encontró un casquillo de bala, que "muy probablemente era de la pistola que fue disparada" alrededor de la 01:00 de la mañana del domingo 2 de mayo.

El norte del país y concretamente Nuevo León, viven el crecimiento de la violencia relacionada al narcotráfico, luego de que finalizara una alianza entre dos carteles de la droga rivales. Las autoridades reconocieron a finales de febrero que el grupo criminal conocido como Los Zetas rompió con sus antiguos aliados del Cartel del Golfo.

La psicosis se eleva y por lo pronto, para tomar precauciones, muchas personas han empezado a manifestar su negativa a asistir a eventos públicos como lo son conciertos, ferias, bailes, etc. La violencia en México está dejando a los ciudadanos mexicanos en sus casas y eso, ya ni siquiera allí, con la seguridad de estar a salvo.

Para RMX, Sam R. García

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!