lunes, noviembre 16, 2009

Los derechistas PRI y PAN se imponen siempre, ¿por qué la SD llora como cobarde en vez de movilizar?

Pedro Echeverría V.

1. Los partidos de la derecha proempresarial, PAN y PRI, acaban de aprobar en el congreso la repartición del presupuesto después de que hace una semana hicieron lo mismo con la ley de ingresos. ¿Adivinan, como año tras año se registra, a qué sectores favorecieron? Se sigue abandonando a la salud, a la educación, a la inversión social, a todo lo que tenga que ver con los sectores mayoritarios; pero se fortalece más al ejército, a la policía y todo aquello que tenga que ver con la represión contra millones de obreros, campesinos, indígenas, estudiantes, que han estado protestando en las calles, campos y escuelas. ¿Es que alguien pensó ilusamente que podría ser de otra manera a pesar de que siempre ha sido lo mismo? ¿Para qué llorar año tras año nuestras derrotas si ya sabemos –por lo menos desde hace 80 años- que el parlamento sirve para un carajo?

2. Fidel Castro, para acceder al poder, tuvo que encabezar una revolución cruenta; Hugo Chávez necesitó organizar una rebelión y movimientos de masas; para Evo Morales fue indispensable lograr una gran movilización de los indígenas y acciones fuertes en las ciudades. El poder legislativo, por donde quiera vérsele, no ha servido para otra cosa más que para apoyar al sistema dominante y para hacer reformas que refuercen el sistema de explotación. Sin embargo ningún legislador de la derecha o de llamada oposición podrá negar que durante tres o seis –además de las reelecciones en otros cargos- se obtienen grandes privilegios y se vive sabrosamente de ellos. ¿Qué político “de oposición” puede renunciar al equivalente de 200 o 300 salarios de los que gana la mayoría de la población? Por eso los partidos de la vía parlamentaria cuentan con muchos adeptos.

3. La socialdemocracia (SD), que nació en los últimos 30 años del siglo XIX, planteó desde entonces que no era partidaria de la revolución social o de las transformaciones radicales, sino de la evolución social por medio de reformas dentro del mismo sistema capitalista. Por ese motivo escogió el parlamentarismo y los procesos electorales como única vía para lograr “aunque fueran pequeños cambios”. Por eso también dedicaron su tiempo –sin importarles los principios políticos e ideológicos- a las negociaciones y a los acuerdos entre los gobernantes y los grupos de poder. Se opusieron a radicales como Lenin y Rosa Luxemburgo, pero también a marxistas como Engels que aún vivía. La SD luego se extendió en el mundo y millones de diputados y muchos gobiernos han sido socialdemócratas sin haber tocado ni un pelo a la explotación capitalista.

4. ¿Por qué los distintos gobiernos destinan gigantescos presupuestos para los partidos políticos, a las campañas políticas, para realizar elecciones, para salarios y gastos de las instituciones electorales y por las quincenas y privilegios de los legisladores? Porque –así como el ejército con sus armas y su fuerza- los legisladores garantizan la continuidad del sistema capitalista. ¿Por qué a los escritores y periodistas “críticos” u opositores amaestrados o domesticados también se les entrega parte del presupuesto? Porque el sistema de dominación necesita de esas “válvulas de escape” para demostrar que en México la oposición tiene libertad. ¿No es acaso esa estrategia de “darle maicito o cargos a la llamada oposición y a los distintos grupos descontentos” –como ordenaba Díaz, más tarde Obregón- lo que mejor garantiza la estabilidad del sistema?

5. Recuerdo que en los años sesenta muchos especialistas en análisis políticos, como el francés Duverger, trataban de entender el sistema de dominación que había ejercido el PRI durante varias décadas. Sin establecer una dictadura personal y haciendo elecciones cada seis años, el PRI se daba el lujo de ejercer una dictadura de partido en nombre de la democracia, la justicia y la libertad. Se hablaba de las dictaduras de Franco, de Trujillo, de Somoza, de Stroernner, pero el PRI llevaba casi 40 años y nadie hablaba de dictadura mexicana; lo peor era que el 70 por ciento de la población no salía de la pobreza y los movimientos sociales como el de los ferrocarriles, campesinos, médicos y estudiantiles, eran reprimidos. Se preguntaban: ¿cómo entender el sistema político mexicano que es una dictadura pero se le llama democracia con justicia social?

6. Pasados ya más de 40 años de aquella visita de Duverger México sigue viviendo la misma dictadura de los empresarios representados por el PRI y por el PAN, pero no se le llama dictadura porque ahora hasta la socialdemocracia, del PRD y otros, está adentro del aparato de poder. ¿A quién sirven esos partidos si no a sus propios intereses? Se encontró la palabra “alternancia” para enmascarar a la misma dictadura de una clase política que a nadie representa porque está totalmente aislada de los problemas de la población. Vivimos ya nueve años de “alternancia” y la situación del país no solo no ha mejorado sino que ha empeorado para el 70 por ciento de la población: mucha más pobreza, mucho mayor desempleo, 500 mil mexicanos cruzan la frontera cada año hacia los EEUU, el ejército ocupa las calles y EEUU está fortaleciendo su presencia en el país.

7. ¿Qué sucedió durante la conquista de México y con los posteriores movimientos sociales como la Independencia, La Reforma, la Revolución y el Cardenismo? ¿Se acostumbró al pueblo mexicano a esperar –aunque fuera en la miseria y la opresión- que todas las cosas se decidan desde el gobierno, desde el poder de los hacendados o desde la clase patronal? o ¿Se acostumbró acaso –después de más de 100 años de dictadura de los políticos- a ver a los políticos como ajenos o enemigos de sus propios intereses? Quizá por ello se tengan que dilapidar miles de millones de pesos cada año para obligarlos o comprometerlos a votar como la vía más segura para legitimar el sistema. A pesar de que los electores no sepan nada sobre el sistema de dominación acuden a votar porque no pueden resistir los cañonazos de propaganda u de compra de voto.

8. Hoy nos queda la gran lucha encabezada por los electricistas del SME como si fuera la última esperanza con vida de los movimientos de masas aún no arrinconados o sometidos. Existen otros movimientos dispersos (entre ellos los de la heroica CNTE) y, por ello, sin la fuerza suficiente para confrontarse con el Estado. Si el fascista gobierno de Calderón y los priístas logran someter a los electricistas quizá tengamos que esperar otros 10 o 15 años sin una oposición seria de masas. La dictadura empresarial de Televisa, del PAN y del PRI –con el respaldo de la socialdemocracia- podrán dividirse la política y la economía mexicana con la mayor libertad posible; mientras tanto las luchas de los trabajadores del campo y la ciudad seguirán siendo masacradas y a sus líderes encarcelados. Por lo menos así ha sido en los últimos 60 años.

Concordia, señor Calderón

Francisco Rodríguez

DOS VISIONES PARA
nuestro México en sólo unos días. Una frenética, furiosa, bélica, del señor Felipe Calderón quien hace unas horas se imaginó a bordo del Enola Gay lanzando bombas atómicas sobre el empresariado nacional e incluso sobre el gobierno estadounidense por sus actitudes proteccionistas... y otra, de concordia, en búsqueda de consensos para lanzar un New Deal, que reformule el Plan Nacional de Desarrollo para relanzar al país, apenas planteada por el gobernador priísta de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

En vuelo a Singapur, el señor Calderón quizá se imaginó a si mismo a bordo del B-23 que bombardeó a Hiroshima. Y volvió a soltar petarditos verbales que evidentemente han molestado a sus otrora aliados, los ricos mexicanos, quienes desde la óptica de Los Pinos han saboteado las intenciones –sólo eso, intenciones-- del principal de sus ocupantes para combatir a la pobreza, a costillas de los contribuyentes.

De sus darditos hacia EU por no respetar las reglas del “libre comercio”, hasta sus anfitriones quedaron sorprendidos… ¿Por qué sólo habla? ¿Por qué no toma acciones?

No asume sus responsabilidades Calderón. En vez de ello, busca culpables de lo que acontece. Los empresarios, los sindicalistas del SME, los medios de comunicación en dónde aún se plantean críticas a su mediocre y fallida gestión, las iglesias que con sus feligresías se muestran insatisfechas… La lista de sus objetores es larga. Y Calderón los culpa de lo que es consecuencia.

Contrasta esa actitud cada vez más lejana de la que debe asumir un estadista, con la que ayer expuso el gobernador veracruzano Fidel Herrera, en la ceremonia en la que hizo un resumen de cinco años de resultados obtenidos por su gestión.

Destaca la creación de 450 mil empleos, aún en la recesión que –as a wishful thinking-- el ocupante de Los Pinos ya dio por terminada… la instalación de nuevas empresas, con 10 mil millones de dólares invertidos… los altos rendimientos en agricultura, pesca, ganadería… obra pública –mil 99 puentes, autopistas, periféricos, viaductos--, que sirve a la población y atrae todavía a más inversores. Veracruz transformado en destino turístico, cultural y espacio de concordia.

Con todo y las conquistas mostradas, Herrera propuso a los legisladores locales de todos los partidos una nueva reorientación al Plan de Desarrollo de su entidad, “ante condiciones y problemas nuevos… (que) requieren también de nuevas actitudes y soluciones. Por eso, en una actitud responsable, ante los cambios de la realidad, hay que cambiar, para empezar en nuestra estrategia general”, anunció durante sesión solemne del Congreso del Estado.

Ante el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont y representantes de los Poderes del Estado, el mandatario propuso promover una amplia e incluyente reunificación, a partir de una agenda mínima de diálogo y concertación que conduzca a un Nuevo Trato, a un Pacto Renovado, a un Acuerdo Fortalecido, por y entre todos.

“Es la hora de hacer lo que debemos hacer y cambiar lo que debamos cambiar. Renovemos el ánimo. Reinventemos el Gobierno”, destacó y demandó realinear y ajustar el Plan Nacional de Desarrollo. “Reactivemos la economía. Redistribuyamos logros y avances, a partir de una participación social más amplia y activa. Reanudemos el esfuerzo, reajustando rumbo, intensidad y ritmo”, manifestó.

“A todos los mexicanos interesa una renovada disposición a trabajar en equipo, misma que debe partir de una agenda mínima de trabajo y de consensos. No aceptamos, ni aceptaremos la pobreza y marginación como destinos obligados”, resaltó.

Y también dijo: “No es posible sostener un centralismo federalizado, ni una federación feudalizada. Convoquemos ya, a una Convención Nacional Hacendaria para una auténtica Reforma Integral fiscal”, demandó.

Y es que sentenció que no quieren dádivas ni tratos especiales, simplemente aspiran a una distribución fiscal democráticamente participable, de acuerdo a la importancia, resultados y capacidades.”
Dos visiones, otra vez.

La furiosa y hasta bélica del cada vez más desesperado señor Calderón.
La otra, que busca concordia para el país, cual punto de partida para alcanzar la democracia y la justicia social, ahora enarbolada desde Veracruz por Fidel Herrera.
Tranquilícese, señor Calderón. Concordia.

Índice Flamígero: Empresarios, políticos, líderes sociales reunidos ayer en el World Trade Center de Veracruz, fueron interrogados por este escribidor sobre si el país resistirá otros 36 meses y medio como los 35 que ya han transucurrido desde diciembre de 2006. El consenso: difícilmente, si el señor Calderón no cambia a sus colaboradores y si no cambia él mismo de políticas y de actitud.

El futbolista mexicano Antonio de Nigris falleció de un infarto

El delantero mexicano Antonio de Nigris, quien jugaba con el AE Larisa de la Primera División de Grecia, falleció el domingo a los 31 años de edad víctima de un paro cardiaco, confirmaron medios locales.

Jorge Urdiales, presidente de Monterrey, equipo en donde debutó De Nigris en 1999, confirmó vía telefónica a ESPNdeportes.com el fallecimiento del jugador, mientras dormía.

Urdiales se mostró consternado por la noticia y ofreció todo el apoyo a la familia y a su hermano, Aldo, quien juega en el Monterrey.

El vicepresidente de los Rayados, Luis Miguel Salvador, declaró a Notimex que "ahorita todos estamos impresionados, estamos consternados, estamos en shock por esta situación y en lo que podamos ayudar, lo estaremos haciendo".

De Nigris fue conocido por haber jugado en seis ligas nacionales, ya que militó en los clubes Monterrey y América, de México; Villarreal y Club Polideportivo Ejido en España; Deportivo Once Caldas de Colombia; Puebla y Pumas, México; Santos de Brasil; Gaziantepspor, Ankaraspor y Ankaragücü de Turquía y este año había pasado al AE Larisa de Grecia.

Defendiendo los colores dela selección mexicana fue subcampeón de la Copa América en Colombia 2001; con el Deportivo Once Caldas fue subcampeón de la Copa Intercontinental en 2004; y con los Pumas fue subcampeón de la Copa Sudamericana en 2005.

Como seleccionado mexicano De Nigris debutó en 2001 con la camiseta verde y en febrero de 2008 regresó al Tricolor, luego de seis años de ausencia y siempre se pensó que en algún momento podría ser considerado por el técnico nacional Javier Aguirre.

El Tano, como era conocido, era colaborador de ESPN con un blog en donde relataba sus aventuras en Turquía y últimamente sobre su paso en Grecia. (ESPN Deportes)

Fernández Noroña: Se intenta incluir y aprobar un dictamen que no existe


http://www.youtube.com/watch?v=nwifNpuN8kw

Jennifer Aniston luce su figura y pasa días de descanso en playas de México

Jennifer Aniston disfruta de sus días de soltería y vacaciones en México. Así lo confirma el diario italiano La Repubblica que publicó unas fotografías en las que puede verse a la ex protagonista de Friends, junto a un grupo de amigos, tomando sol en el balneario de Cabo San Lucas, donde ya ha estado en anteriores ocasiones.

Los paparazzi no perdieron oportunidad de captar a Aniston, sin importarles pagar miles de dólares para conseguir las mejores imágenes.

A finales de octubre se supo que la actriz planea adoptar un niño en México, pues acudió a un hogar de menores en la ciudad de Tijuana.

A continuación varias imágenes de Jennifer:






Rec 2


http://www.youtube.com/watch?v=dzCHnv3EQ0w

El horror de 'REC 2' en México

Luego de ser el filme más taquillero en España y lograr gran éxito en otras partes del mundo con su primera entrega, el thriller REC 2, dirigido por Jaume Balagueró y Paco Plaza, llegó a México el pasado 23 de octubre.

La historia comienza en el punto exacto en el que se quedó la primera. Aunque muy parecida, es también diferente, ya que explora otros aspectos de los infectados que tantos sustos provocaron en la película original.

La trama se desarrolla en el mismo edificio, y tanto la técnica como la claustrofobia no variaron. Sin embargo, cuenta con más acción, más puntos de vista y un grupo de protagonistas diferentes.

En REC 2 sólo han pasado 15 minutos desde las últimas imágenes grabadas, pero las autoridades pierden contacto con las personas encerradas en el inmueble infectado.

Afuera de éste, una multitud curiosa se congrega tras el área acordonada por las fuerzas especiales. Los equipos de televisión presionan para saber qué está pasando.

Una unidad de GEOS se adentra a la casa para controlar la situación y determinar qué está ocurriendo. Se trata de una misión aparentemente rápida y fácil.

Después del éxito de la primera entrega, Jaume Balagueró y Paco Plaza decidieron hacer una secuela. La película comenzó a rodarse el 10 de noviembre de 2008 y concluyó en diciembre del mismo año.

El filme, protagonizado por Manuela Velasco, quien ganó un premio Goya en 2008 como Mejor Actriz Revelación con REC (2007), ha recaudado dos millones 200 mil euros, convirtiéndola en una de las más exitosas de 2009.

La primera parte fue rodada como falso documental, en el cual 'Ángela', una reportera de televisión, y su camarógrafo 'Pablo' hacen un reportaje sobre el colectivo profesional de bomberos.

En el interior de un edificio, bomberos y equipo de televisión tienen que hacer frente a algo extraño que se extiende por el inmueble, un virus que se contagia de persona a persona por medio de la saliva y provoca que se vuelvan locas de ira, atacando con mordidas al que se acerque.

Juventud rebelde

John M. Ackerman

La urgente renovación de la política mexicana pasa por la construcción de un movimiento juvenil fuerte, consciente y combativo. La alternancia política no ha estado acompañada de un relevo generacional y los principales dirigentes de todos los partidos políticos siguen siendo los mismos de hace décadas. También llama la atención que los actuales líderes y grupos juveniles no hayan logrado articular un discurso común o una clara presencia pública.

México actualmente se encuentra inmerso en un proceso de crecimiento sin precedentes de su población juvenil. Entre 1970 y 1990 los habitantes entre 12 y 29 años se duplicaron. De 1990 a 2000 este grupo creció más de 40 por ciento. De acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población, para 2012 el tamaño de la población juvenil alcanzará su máximo histórico al llegar a casi 36 millones de personas, más de la tercera parte de la población mexicana.

Tal tendencia se relaciona con el famoso "bono demográfico" que hará que durante las siguientes décadas México cuente con mayor porcentaje de personas en edad de trabajar como nunca en su historia. La típica pirámide poblacional, más gruesa hasta abajo con la población infantil y más delgada arriba con los ancianos, se transforma rápidamente en una especie de "diamante" poblacional en el que el grupo de entre 20 y 40 años será el dominante.

Ante tal cambio, es una vergüenza que en lugar de aumentar la cantidad de recursos para la educación pública, y la educación media superior en particular, el gobierno actual y sus aliados en el PRI y el PAN se empecinen en reducir tales partidas con argumentos burdos e ignorantes como el de la senadora panista Teresa Ortuño, presidenta de la Comisión de Educación, quien reclamara: “no me vengan con esa demagogia… donde quiera hay grasita”, o el "todos tienen que meter el hombro" del secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio. Se les olvida a estos políticos que la educación pública no es un gasto, sino una inversión, mucho más importante para el futuro del país que las obras de infraestructura que los gobernadores buscan utilizar para apuntalar sus respectivos partidos en las elecciones de 2010.

Tal como ha sido señalado por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, es sumamente grave que más de 7 millones de jóvenes no estudien ni trabajen y que únicamente 24 por ciento de la población entre 19 y 23 años de edad tengan acceso a la educación media superior. En su importante reportaje del 15 de noviembre sobre el tema, la revista Proceso señala que las universidades públicas del país únicamente tienen lugares para 50 por ciento de los jóvenes que buscan formarse en sus aulas.

El escenario social y político permitiría la articulación de un sólido movimiento juvenil que demande la integración plena de las nuevas generaciones en el desarrollo nacional. Algunas demandas específicas podrían ser la ampliación del financiamiento a las universidades públicas del país, la implementación de un salario juvenil o estudiantil, la ampliación de la oferta cultural y el transporte público, la modificación del modelo de desarrollo económico que año tras año expulsa a cientos de miles de jóvenes hacia Estados Unidos, y el rechazo a la criminalización de la juventud en la lucha contra el narcotráfico.

Una gran virtud de los movimientos juveniles es que siempre han estado dispuestos a articular sus esfuerzos con causas más amplias de transformación política y social. El hecho de que los jóvenes aún no hayan definido su camino y tengan el futuro abierto permite que reconozcan la importancia de participar en luchas de diverso signo, más que contentarse con defender sólo intereses propios. Muchos de los jóvenes de hoy también están conectados a vías de comunicación alternativas y ello los hace ser más desconfiados que los adultos de los medios electrónicos dominantes. Su sospechosismo sano e innato es el perfecto ingrediente para la confección de un programa de lucha con altura de miras.

La energía, valentía y discurso incisivo de los movimientos juveniles también les permiten tener una incidencia mucho mayor que otras acciones sociales. Un sólido pronunciamiento juvenil combinado con ruidosas acciones de resistencia civil pacífica fácilmente podría sacudir a la nación y obligar a los políticos a voltear la mirada. Así ocurrió, por ejemplo, con las luchas estudiantiles de 1968, 1986 y 1999.

La amplia participación de jóvenes universitarios en la marcha del pasado miércoles en apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) indica que posiblemente los jóvenes mexicanos estén tomando en sus manos su papel histórico en un momento tan importante para el futuro del país. Un reto fundamental sería la articulación de estos estudiantes conscientes con los jóvenes que no han tenido acceso a la educación media superior. Asimismo, es necesario convencer a los otros estudiantes de que el movimiento juvenil no es únicamente un asunto de ultras, sino que compete a toda la población en la misma situación.

Habría que buscar una forma de convocar a la juventud como tal, independientemente de su ocupación, su ideología o su estrato social, como un sector idealmente posicionado para encabezar la "refundación de la República" a la cual nos convocó el rector de la UNAM la semana pasada.

Lucha de clases

Carlos Fazio

El golpe de mano del régimen espurio de Felipe Calderón contra el organismo público Luz y Fuerza del Centro (LFC) y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) responde a un vasto proyecto de ingeniería social. En la coyuntura los que mandan se sienten fuertes y creen poder llevar a cabo una estrategia de rollback: dominio y vuelta atrás. Por eso, las grandes empresas y sus aliados políticos están agitando la lucha de clases de manera implacable contra los trabajadores. Buscan reducir todo lo referente al contrato social que los trabajadores y los pobres habían conseguido tras un siglo de lucha. Quieren regresar a los obreros a los días de las fábricas satánicas del siglo XIX, cuando los salarios eran casi de esclavos. Creen tener armas suficientes para eliminar los contratos colectivos de los trabajadores y destruir los derechos humanos, políticos y sociales de la población en general. Apuestan a destruirlo todo y aumentar el poder privado.

Los grupos monopólicos, oligopólicos y multinacionales mexicanos quieren un Estado de bienestar poderoso, que les proporcione recursos, subvención y protección. Un "Estado niñera" dirigido a los ricos exclusivamente. La filosofía de los poderosos es robar lo más posible y olvidarse del día de mañana. Hoy, como siempre, el capitalismo depredador y parásito necesita privatizar el beneficio y socializar los costes y el riesgo. Que las facturas las paguen los de abajo. Además, como en los tiempos de Ricardo y Malthus, las opciones para el trabajador y el pueblo pobre son cárcel o hambre, o lo que puedan ganar en un mercado laboral sin derechos, desregulado, "flexibilizado".

La crisis profunda del actual sistema de dominación es el espacio para la recuperación del modelo de acumulación capitalista. Para reactivar el capital, los barones del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios y sus porros en el gabinete calderonista necesitan una gran derrota obrera. Por eso la asonada policial-militar y multimediática contra el SME y la ruptura del contrato social emanado de la Constitución de 1917. Pero al quebrar el orden previsto en la Carta Magna, Calderón también rompió el pacto nacional. La actual ofensiva clasista es un salto cualitativo en la ruptura de los pactos social y nacional posrevolucionarios.

La clase dominante está profundamente imbricada con el Estado. En épocas de crisis del sistema político, cuando los mecanismos de "gobernabilidad" tienden a agotarse, suele producirse una regresión neoligárquica. La dominación oligárquica elimina las mediaciones conciliatorias y es ejercida directamente por los grupos propietarios, aunque se haga por medio del Estado (ley Televisa). Esa estrategia de "administración" de la descomposición política es sustentada por una alianza de poder, que aunque mantenga violentas disputas internas y genere inestabilidad política y vacíos de poder (verbigracia, en la coyuntura, la disputa interoligárquica por la fibra óptica y el triple play, y las escaramuzas mediáticas entre Calderón y el Consejo Coordinador Empresarial por el paquete fiscal), mantiene una coherencia de intereses dominantes. Pese a las diferencias interoligárquicas, los desplazamientos de los grupos de poder y los cambios en la correlación de fuerzas, existe una real "estabilidad en la inestabilidad"; la estructura de poder de clases no se modifica de manera sustancial.

A pesar de estar imbuida de la lógica vertical y autoritaria propia de las corporaciones, la elite gobernante suele hacer la defensa retórica y demagógica de la democracia. Igual ocurre con el estado de derecho, la ciudadanía y los pobres versus la antipatria y la subversión, encarnada hoy, en el discurso oficial, por los delincuentes holgazanes del SME. No puede haber una democracia construida sobre la mentira. Tampoco se puede gobernar sólo con propaganda. El estado de derecho en México es una ficción. La colusión delincuencial entre empresarios y gobierno se ha profundizado. Las bandas cleptocráticas operan desde el poder.

La clase dominante necesita encubrir su poder bajo el concepto democracia, aunque ésta sea hueca, formal, de baja intensidad. Para eso tiene bajo control a la industria ideológica de la propaganda. Todo un sistema doctrinal que incluye a los medios de difusión masiva, la industria del espectáculo, el sistema educativo, el político, sus papagayos orgánicos y todo lo que se ha dado en llamar la industria de relaciones públicas. El papel de los medios electrónicos es clave para manipular, engañar a la población y generar una falsa conciencia. El sistema de propaganda del régimen y sus patrocinadores no quiere que la gente piense; debe mantener a las masas estúpidas e ignorantes. Usan el concepto democracia como una forma de control de población. No en balde el golpe gubernamental contra LFC y el SME fue precedido de una intensa campaña de guerra sucia y linchamiento mediático contra la dirigencia del sindicato de electricistas, que adquirió rasgos de una intoxicación informativa.

Es falso que el gobierno de facto actúe en función de los intereses de la población. Calderón administra los intereses de una tiranía privada. Usa al pueblo, sirve al capital. Él y sus amos odian lo colectivo, lo social organizado, la democracia popular. Pero eso no se le puede decir a la gente. El candidato del "empleo" no podía prometer en campaña, "vótenme, voy a despedir a los 44 mil trabajadores del SME, perder un millón de empleos en un año y dejar en la informalidad a 28 por ciento de la fuerza laboral".

Este México no da más. El país requiere un nuevo pacto social, que sólo podrá ser arrancado mediante la lucha y organización populares. Ante el desafío de los de abajo, Calderón apuesta a un Estado de nuevo tipo autoritario y militarizado. Así están las cosas.

Diputados juegan a la roña con puñal

Vergonzosa rebatiña del presupuesto

Carlos Fernández-Vega / México SA


Justo en vísperas de uno de los años más complicados de la historia política y económica del país, los diputados no dejan de jugar a la roña con puñal. En la primera tanda (Ley de Ingresos), los legisladores clavaron inmisericordemente la daga a los contribuyentes cautivos; en la segunda (Presupuesto de Egresos de la Federación 2010), se la hincan entre ellos mismos en una rebatiña por demás vergonzosa, en la que ni siquiera están en juego los respectivos intereses partidistas, sino los correspondientes a los señores gobernadores y su peso específico en las bancadas de San Lázaro, con miras a los no pocos procesos electorales que se avecinan en diferentes entidades de la República.

En el límite del plazo legal para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación 2010, los legisladores ferozmente se jalonean la cobija presupuestal, la única que existe y la que legalmente, se supone, debe cubrir a todos: ni para vencedores ni vencidos, sino para el país en su conjunto. Pero como ya ni siquiera guardan las formas, los inquilinos de San Lázaro protagonizan un denigrante espectáculo: si 2010 ya se vislumbra delicado (una vez más se pondrá a prueba el sistema nervioso de los mexicanos), con la descarada rebatiña electorera del presupuesto el horno alcanzará su máxima temperatura.

En el denigrante jaloneo no gana el de las mejores ideas para atender los reclamos ciudadanos, el de las propuestas que fortalezcan al país y lo saquen del hoyo, sino el que tenga mayor número de curules, incluso dentro de las mismas bancadas. Así, la rebanada más gruesa se la comerán los tricolores, y dentro de éstos los gobernadores con el corral más poblado y mejor maiceado en San Lázaro. A estas alturas del partido, los arrebatos blanquiazules no asustan ni al perro flaco de la esquina, mientras los de la izquierda –o lo que queda de ella– se quedaron como el chinito.

Gobierno federal, mandatarios estatales y sus respectivos borreguitos en San Lázaro exigen más dineros públicos, pero ninguno está dispuesto a ceder en el gasto que ellos mismos realizan. "Ni un peso atrás", gritan a coro, aunque desplumen sin decoro a los contribuyentes de siempre. Pero no todo es negro: con el pastel repartido entre el inquilino de Los Pinos y los señores gobernadores, el teleauditorio constatará en qué se gastan los impuestos que obligadamente paga, y verá con mayor frecuencia en la pantalla chica a entusiastas, carismáticos y desinteresados personajes de la farándula nacional como Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, Ulises Ruiz, Fidel Herrera Beltrán, el bailador Humberto Moreira, Marcelo Ebrard, Ivonne Ortega y tantos otros que llevan felicidad y progreso a los hogares mexicanos.

Para qué recortar el gasto en servicios personales (a nivel federal y estatal), si allí están los contribuyentes cautivos. Con el aumento de impuestos y la creación de otros se financiarán las campañas electorales de 2010 –en las que se prometerán millones de cosas que nunca cumplirán, como el inquilino de Los Pinos comprenderá–; para qué acabar con los regímenes tributarios especiales, si con el incremento "temporal" de gravámenes y de precios y tarifas del sector público se obtiene suficiente para mantener el tren de vida de los eficientes y comprometidos funcionarios.

Tendrán lo suyo, gastarán a manos llenas y les importará poco todo lo demás, porque confían en que los mexicanos seguirán igual de pacientes que siempre; éstos verán pasar el dinero y se enterarán, por ejemplo, de que "para combatir la influenza A/H1N1 en 2010 el Sistema Nacional de Salud contará con un presupuesto de 600 millones de pesos, es decir, sólo 10 por ciento de la propuesta que presentaron los diputados, señaló el secretario de la Comisión de Salud de San Lázaro, Antonio Benítez Lucho. Con ese presupuesto, que también será usado para atender los casos de dengue, México hará frente al virus que lo puso contra la pared entre abril y mayo, que ha cobrado casi 500 vidas, con casi 62 mil casos en las 32 entidades de la República" (El Universal).

Apenas 600 millones de pesos para "combatir la influenza A/H1N1". Ojalá y esos dineros no sean los que se destinen a la prometida adquisición de vacunas, porque difícilmente se encontrará en el mercado internacional una ganga como la siguiente: 600 millones de pesos entre 107 millones de mexicanos (cobertura completa) significa adquirir vacunas a un precio unitario de 5 pesos con 60 centavos. Sería una maravilla, pero resulta que la vacuna "barata" –de fabricación china– ronda los 20 dólares por unidad, es decir, cerca de 270 pesos mexicanos. Entonces, si ése es el presupuesto, sólo 2 por ciento de los heroicos habitantes de esta nación serían vacunados.

En contrapartida, lo urgente: si se suma el gasto de las campañas televisivas que realiza un número creciente de gobernadores –los mismos que en 2010 tendrán elecciones en sus respectivos estados y/o que le hacen ojitos a la silla grande en 2012– y se añade la febril debilidad del inquilino de Los Pinos de aparecer constantemente en la pantalla chica, con su grueso costo, entonces es fácil concluir que el citado presupuesto para "combatir la influenza A/H1N1" equivale a la propina para el café.

A lo urgente, pues, ni un peso menos. Por el contrario, muchos más. Por ejemplo, ayer la bancada tricolor sudaba la gota gorda para obtener 5 mil millones adicionales, los cuales se destinarían (versión oficial) "al presupuesto del campo". Pues bien, los propios priístas desperdiciaron una ocasión dorada, pues esa cantidad, más su pilón, es la que exentaron, vía Ley de Ingresos, a los grandes consorcios que participan en el jugoso negocio del triple play (telefonía, Internet y televisión de paga), con la fábrica de sueños de Emilio Azcárraga a la cabeza. Para estos diputados "es importante atender las demandas partidistas" en lo que al campo se refiere (también versión oficial), pero lo realmente urgente era amarrar acuerdos con los barones de la televisión con miras a las elecciones estatales a realizarse a lo largo del próximo año y la cereza del pastel en 2012. Y 5 mil 600 millones de la nación en exenciones fiscales es un exquisito bombón difícil de despreciar.

Las rebanadas del pastel

Con el cuento de "detener el reloj legislativo", los inquilinos de San Lázaro rebasarán con creces el término legal (15 de noviembre) para la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2010. Habrá PEF, sin duda, pero el problema es que de mucho tiempo atrás la clase política "detuvo el reloj del país", y así lo dejó.

Siempre los sábados... pero nunca en domingo

Álvaro Cepeda Neri

El autoritarismo presidencial a la mexicana y más cuando sus actos sigilosos, conspiraciones y abusos del poder han de tener lugar conforme a la Razón de Estado (que tanto le achacan, como principio teórico, a quien en una de sus facetas fue el maestro de ese poder autocrático en su obra El Príncipe; mientras su mejor característica fue como pensador democrático-republican: Nicolás Maquiavelo), de Guadalupe Victoria a Calderón, siempre con tendencias autoritarias, por lo general ha dado sus coletazos en las madrugadas del final de la semana (éstas terminan, contra lo que se cree, el sábado y comienzan los domingos) en el ya clásico “sabadazo”.

Así sucedió lo que todavía no termina, que fue el golpe sorpresa, tramado en la oscuridad de los pasillos de Los Pinos, y tan en secreto que por ninguna parte se filtró lo que iba a suceder, aunque había síntomas y hechos de que Calderón y Lozano Alarcón estaban preparando algo contra la cúpula sindical y los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro.

Esta mecha prendida apenas comienza su recorrido a lo que puede ser el estallido de una bomba social, como no se veía desde el golpismo de Díaz Ordaz en 1968 o, más remotamente, las consecuencias del Golpe de Estado y Razón de Estado del alcohólico Victoriano Huerta. Esto no es una exageración. Y como en el beisbol, no se vayan que esto apenas comienza.

El caso es que las mañas autoritarias del presidencialismo, y ahora con los dizque “buenos” (para nada) panistas, esa “mano negra” lleva visos de seguir los pasos del golpismo de Victoriano Huerta, con este “sabadazo” contra los electricistas, a los que agarró desprevenidos (lo cual pone de relieve la incapacidad de sus dirigentes, que estaban durmiendo en su corrupción, mientras el abuso del poder hacía de las suyas).

La preferencia por los “sabadazos” no es por la película aquella de Nunca en domingo y que es la historia-guión de una mujer dedicada al amor libre y al mejor postor, con Melina Mercuri) y de pegajosa música, a la que un galán quiere retirar de la prostitución impartiéndole cursos sobre el pensamiento de Aristóteles (el Estagirita).

Los presidentes a la mexicana (de nuestra “bárbara democracia, como en maravilloso ensayo la analizó José Revueltas) no es que sepan algo de Aristóteles, pero sí son la prostitución autocrática, ya que un individuo en el poder, y más con el apoyo de los militantes, es capaz de tomar decisiones de dictador.

Calderón es la síntesis de Álvaro Uribe y Hugo Chávez, pues los presidentes sudamericanos abiertamente actúan autoritariamente; mientras Calderón, con disfraz demócrata, actúa en sigilo, rechazando convencer y negociar. Seguirán los “sabadazos”. Cada final de semana, en Los Pinos, traman cómo ejecutar abusos... pero nunca en domingo ni en lunes, porque los “lunes ni las gallinas ponen” ni los albañiles trabajan por una larga tradición. Católico que es Calderón no respeta el sábado de los judíos (el “sabbath”, ni el domingo de su religión). Así que siempre en sábado... y nunca en domingo.

El PEF y la sucesión en el PRI

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• Y hubo motín…
• La divina incontinencia verbal


Más vale un ser humano insatisfecho, mi estimado, que un cerdo satisfecho. Extraordinario comienzo de semana con la ya distintiva bipolaridad política de Felipe Calderón ante sus otrora aliados de la cúpula empresarial, protagonistas fundamentales en su entronización al poder (del no poder) y en donde la luna de hiel compromete seriamente la viabilidad del calderón durante los próximos tres años.

Sobre todo porque un día rudo espeta incumplimientos en obligaciones fiscales y al día siguiente se corrige, para poco tiempo después vociferar que por su culpa se le dio flit al engendro fiscal de su presumido equipo económico. Luego entonces, ofrece otra simulada reconciliación sin faltar, of course, el sello azul presidencial de la incontinencia verbal en giras internacionales, cuyos ridículos petardos discursivos, cual barco de gran calado, navegan (eso sí emocionados) sin brújula ni rumbo.

Y para documentar el atractivo catastrofismo que envuelve y acompaña al actual surrealismo político mexicano, my friend, la discusión del mentado PEF, by the way construido y sustentado con la genialidad del aumento de nuestros impuestos, ha develado la verdadera cara de ese nuevo PRI rumbo al 2012.

Porque en estos últimos días en San Lázaro la riña, querella, disputa, pleito, broncón, madriza, gresca, altercado y/o choque legislativo no fue por el bien de todos los mexicanos, sino por el bien de… unos cuántos mexicanos. Y quien quiere ser la niña del bautizo, la novia en la boda y el gran facilitador es Enrique Peña Nieto. El mexiquense que ya se ve despachando en Los Pinos, mi estimado, proyecta desde ya que el dinero es como el estiércol… no es bueno a no ser que se esparza.

Y Enrique quiere ser el que financie un gran porcentaje de las campañas electorales del 2010 copiando el esquemita de Nuevo León —donde a su amigo Rodrigo Medina le está quedando enorme la silla de gobierno—, y con eso asegurar el peso interno necesario para convertirse en el candidato tricolor. Y como el fin justifica sus medios, Peña Nieto & his dumb squad atropellaron agraviando a figuras importantes de su partido y dividiendo gobernadores en estos días intensos donde lució la cara de ese nuevo PRI: la discordia, la ruptura, la traición, la polémica, la simulación y el desacuerdo. Porque lo que está en el juego mental de los priistas es el 2012, y al diablo con lo demás como quedó demostrado con la paternidad del IVA y demás linduras de impuestos.

En el grotesco espectáculo por garantizar que el dinero (de nuestros impuestos) será una garantía de que el PRI podrá obtener lo que quiera en el futuro, estas lacras mostraron una falta esencial de oficio y estrategia política: la negociación de fondo del destino de esos recursos debió haberse dado cuando se estaba decidiendo el atraco en despoblado del IVA. Antes de que se aprobara y así evitar el circo romano en que se ha convertido el h. congreso (con minúsculas), en donde entre serias acusaciones la mesa fue abandonada por el PAN, cuestionada por el PRD y la ciudadanía —la de los votos— borrada.

Un agandalle que circuló por las redes sociales. Un agandalle que comenzó con la aldeana fanfarronería de que el PRIAN tendría las ventajas por pagar el costo político del engendro fiscal… que no alcanzó.

Y como no alcanzó el botín, hubo motín.

Y en medio de éste, my friend, se atrevieron a escupir (ya sin dientes) que el PEF estará en tiempo y forma. Cínicos. El atorón se daba con la CNC, luego por 25 mmdp, que los chicuelos de Hacienda no soltaban el hilo para aflojarle a los estados que irán a las urnas en el 2010, que Francisco Rojas y Luis Videgaray advirtieron a los gobernadores que el (des)gobierno los quería madrugar, más tarde el jaloneo era por 5 mmdp, que la reunión plenaria del tricolor ahondó más las diferencias, que… que… que…

Detrás del jaloneo priista no sólo está la sucesión que soterradamente comenzó hoy, sino el riesgo de (fondo) las secuelas de su fractura. Y este PRI ha demostrado, my friend, cómo en la lucha por el poder se solventan sus diferencias…

¡PUM!

Por la mirilla

Y otro que le dio por la incontinencia verbal fue al nuncio Christophe Pierre, quien —para darle un zape a los obispos Vera y Ruiz García— señaló que la imagen de la Virgen de Guadalupe no puede ser utilizada en cualquier momento (que no sea el que la santa madre avale, yes?).

El señor Pierre mostró con sus grotescas palabras su absoluta ignorancia en la Historia de México… Pero lo que Natura non da, Vaticano non presta.


Los cañonazos de la CIA

Dolia Estévez

La Ciudad de México era la Casablanca de la Guerra Fría: una ruidosa encrucijada de espías, subversivos y asesinos a sueldo. Las operaciones clandestinas de la CIA en México eran la primera línea de batalla contra el comunismo; para Latinoamérica, México era tan importante como Berlín para Europa. El director de la orquesta de intrigas era Winston Scott, considerado el segundo hombre más poderoso en México después del presidente en turno.

A lo largo de 13 años (1956-1969) al frente de la estación de CIA en México, Scott comprobó que, como diría Álvaro Obregón, nadie resiste un cañonazo de 50,000. Con cheque en blanco para corromper conciencias, Scott reclutó a toda una generación de políticos mexicanos, tres presidentes incluidos, como agentes pagados de la CIA. De acuerdo con Jefferson Morley, autor de Our Man in Mexico (University Press Kansas, 2008), en uno de sus encuentros, Díaz Ordaz hablaba con tanta rapidez que Scott, en su español cortado, le pidió “parase”, queriendo decir deténgase. Obedeciendo lo que interpretó como una orden superior, Díaz Ordaz se puso de pie sin chistar. Scott incorporó el delator incidente a su anecdotario sobre la subordinación de los mexicanos. Morley, quien dedicó una década a la investigación del legendario superespía, dice que el primer presidente controlado por Scott fue Adolfo López Mateos. LITEMPO, el operativo cuyo objetivo era comprar los servicios de altos funcionarios mexicanos, “continúa funcionando suavemente, asegurando una armonía de intereses casi total entre los dos gobiernos”, reportó Scott a Washington.

Cuando López Mateos destapó a Gustavo Díaz Ordaz, Scott informó que LITEMPO-2, como se le conocía en el léxico secreto, también era agente pagado por la CIA. En la cima de sus juegos de poder, la CIA tenía 14 agentes LITEMPO en su nómina, incluidas dos grandes leyendas del arte del engaño y la intimidación: Fernando Gutiérrez Barrios y Miguel Nazar Haro. A cada uno se le asignaba un número. Luis Echeverría, culpable de la masacre de Tlatelolco que implicó a la CIA, era LITEMPO-8, Gutiérrez Barrios, LITEMPO-4, y Nazar Haro, LITEMPO-12. La estación de la CIA en el último piso del edificio más famoso de Reforma era considerada como la “verdadera embajada” y Scott como el verdadero “procónsul americano”, cuyo acceso a los altos niveles del poder mexicano ningún embajador estadounidense jamás pudo igualar.

GRINGO POWER

En 1962, López Mateos y Díaz Ordaz fueron testigos de las terceras nupcias de Scott, a las que también asistió el gabinete entero. Según Morley, López Mateos, conocido por su debilidad por las mujeres bellas y la buena vida, llegó a la recepción en Las Lomas conduciendo un Porsche.

Además de pagarles bien, Scott también consentía sus caprichos. Cuando López Mateos se enteró que Scott le había comprado un coche a la amante de Díaz Ordaz, demandó que el espía hiciera lo mismo para la suya. Scott no objetó. Medio siglo después, el presupuesto para corromper a los mexicanos sigue siendo un secreto bien guardado.

Para Scott era buena inversión. En 1960, por ejemplo, López Mateos aceptó su propuesta de aumentar de 6 a 30 los teléfonos intervenidos en la embajada de la URSS. Con tecnología de punta llegada de Washington, Scott también intervino los teléfonos del ex presidente Lázaro Cárdenas, Vicente Lombardo Toledano y David Alfaro Siqueiros. Diariamente, a la hora del almuerzo, Scott enviaba a López Mateos un sobre sellado con las transcripciones de las conversaciones interceptadas a sus adversarios mexicanos.

¿QUÉ TEME CHÁVEZ?

El procurador Arturo Chávez Chávez rehusó reunirse con los medios mexicanos durante su reciente visita de trabajo a Washington. Sin otra excusa que la prepotencia del funcionario calderonista, Chávez Chávez regresó al hábito del boletín árido para consignar su primer viaje a Washington donde habló (¿de qué?) con altos funcionarios de la administración Obama.

Chávez, cuyo nombramiento sigue siendo cuestionado debido a su negligencia hacia las muertas de Juárez cuando era procurador estatal, prefirió esconderse a cumplir con el deber que tiene de informar sobre las actividades que realizó a expensas del erario mexicano.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!