sábado, marzo 21, 2009

¿Guerra civil en Estados Unidos?

Immanuel Wallerstein

Nos estamos acostumbrando a toda suerte de rompimientos de tabúes. La prensa mundial se llena de discusiones acerca de si sería buena la idea de "nacionalizar" los bancos. Ni más ni menos que Alan Greenspan, discípulo del profeta superlibertario del capitalismo del mercado puro, Ayn Rand, dijo recientemente que deberíamos nacionalizar los bancos cada cien años, y que éste podría ser el momento. El senador republicano y conservador Lindsay Graham estuvo de acuerdo con él. El keynesiano de izquierda Alan Blinder discutió los pros y los contras de esta idea. Y aunque piensa que los contras son un poco mayores que los pros, fue propenso a gastar energía intelectual pública en escribir acerca de ello en el New York Times.

Bueno, tras escuchar las propuestas de nacionalización por parte de archiconservadores notables, ahora oímos discusiones serias acerca de las posibilidades de una guerra civil en Estados Unidos. Zbigniew Brzezinski, apóstol de la ideología anticomunista y asesor en Seguridad Nacional del presidente Carter, apareció en un programa de televisión matutino de entrevistas, el 17 de febrero, donde le pidieron que discutiera algo que había mencionado previamente: la posibilidad de un conflicto de clase en Estados Unidos como secuela del colapso económico mundial.

Brzezinski dijo que el asunto le preocupaba por la perspectiva de que "millones y millones de desempleados enfrentaran serias dificultades", gente que se ha vuelto consciente de que "la extraordinaria riqueza transferida a unos cuantos individuos no tiene precedente en Estados Unidos".

Le recordó al público que, cuando ocurrió la crisis bancaria masiva en 1907, el gran financiero J. P. Morgan invitó a un grupo de acaudalados financieros a su casa, los encerró en su biblioteca y no los dejó salir hasta que pusieran dinero para un fondo que estabilizara los bancos. Brzezinski dijo: “¿Dónde está la clase adinerada de hoy? ¿Por qué no están haciendo algo si son la gente que ganó miles de millones?

Si no hacen algo sobre una base voluntaria, dijo Brzezinski, "va a ocurrir un conflicto creciente entre las clases y si la gente está desempleada y realmente sufriendo, ¡puede incluso haber motines!"

Casi simultáneamente, una agencia europea llamada LEAP-Europe que publica boletines europeos globales confidenciales para sus clientes –políticos, servidores públicos, hombres de negocios e inversionistas– dedicó su número de febrero a la dislocación geopolítica global. El informe no pinta un retrato agradable. Discutió la posibilidad de una guerra civil en Europa, en Estados Unidos y en Japón. Previó una "estampida generalizada" que puede conducir a choques, a semiguerras civiles.

Los expertos dan algunos consejos: “Si su país o región es una zona donde hay una disponibilidad masiva de armas, lo mejor que puede usted hacer es… abandonar la región, si eso es posible”. El único de estos países que concuerda con la descripción de disponibilidad masiva de armas es Estados Unidos. El director de LEAP-Europe, Franck Biancheri, apuntó que "hay 200 millones de armas en circulación en Estados Unidos, y la violencia social ya es manifiesta a través de las pandillas". Los expertos que escribieron el informe aseguran que ya existe una emigración de estadunidenses hacia Europa, porque es ahí "donde el peligro físico se mantendrá marginal".

Si Brzezinski confía en que emerja otro J. P. Morgan en Estados Unidos que haga entrar en razón a la clase "adinerada", el informe de LEAP-Europe ve una "última oportunidad" en la sesión del 2 de abril del G-20 en Londres, siempre y cuando los participantes lleguen con un plan "convincente y audaz".

Estos análisis no provienen de intelectuales de izquierda o de movimientos sociales radicales. Son la expresión abierta de los miedos de analistas serios que son parte del establishment existente en Estados Unidos y Europa. Los tabúes verbales se quiebran únicamente cuando tales personas están en verdad atemorizadas. El punto de romper tabúes es intentar una acción rápida que sea significativa –el equivalente a cuando J. P. Morgan encerró a los financieros en su casa, en 1907.

Era más fácil en 1907.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

Performance en el dorado puerto de Acapulco

Téllez, candidateado para la bolsa de valores

Carlos Fernández-Vega


En el dorado puerto de Acapulco los chicos del coro organizaron el performance. Micrófono en mano, y al ritmo de un, dos, tres, la trinca infernal estrenó estribillo: “el fondo ya se está viendo… la economía está cerca de tocar fondo… está pasando lo peor de la crisis… la recuperación de la economía se podría dar en la última parte del año… hacia 2010 tendremos una recuperación más franca…”

Es la trinca (Hacienda, Banco de México y Asociación de Bancos de –en– México) que en el paradisiaco rincón turístico del Pacífico mexicano públicamente se pavonea por un logro que muy pocos en el país pueden presumir: una destartalada credibilidad aún inferior a la que, con coraje, decisión y cotidianeidad, se han ganado los devaluados legisladores y la ineficiente policía.

¡Felicidades! Diagnosticó "catarrito" y "gripa", para después, ya con el agua hasta el cuello y el puñal clavado en la espalda de los mexicanos, reconocer que en realidad se trataba de un "tsunami financiero". Incapaz de prevenir la crisis y actuar en consecuencia, la trinca jura que no se enteró de nada ni vio nada, porque "nadie imaginó la profundidad de la crisis y todos se quedaron cortos con las expectativas de crecimiento", pero ahora ya determina que "estamos tocando fondo" y que "en 2010 tendremos una recuperación más franca". Presumió que la crisis "es externa", que aquí ni siquiera nos despeinaría, que la "economía es sólida, de gran calado", que las cifras de empleo "son históricas" y que "no hay elementos para una devaluación". Pero, ¡sorpresa!: la economía se desplomó, el empleo formal se fue a la lona y el tipo de cambio se disparó hasta 16 pesos por billete verde. Que no había problema con la cartera vencida de los bancos, y ésta se duplicó. Y etcétera, etcétera

Nada vio, nada previó y la crisis la agarró papando moscas, pero ahora la trinca tiene la capacidad visual y analítica –bola de cristal incluida– para asegurar que "ya tocamos fondo" y que a partir de 2010 México tiene garantizado un futuro venturoso (una duda: ¿por "recuperación franca" los mexicanos deben entender que la economía regresará a un "crecimiento" de 2 o 3 por ciento como máximo, la cobertura de tan sólo 25 por ciento de la demanda laboral, cada vez con menores prestaciones y salarios de hambre, y demás gracias de “antes?).

Lo mejor del espectáculo es que el performance acapulqueño de la trinca se da justo cuando el Fondo Monetario Internacional advierte que la economía mexicana "entrará en franca recesión" y el crecimiento económico latinoamericano "será arrastrado por la mayor astringencia de las condiciones financieras y una demanda externa más débil". En las economías emergentes y en desarrollo (la mexicana entre ellas), y en los países de bajos ingresos, "el crecimiento seguirá obstruido por restricciones financieras, bajos precios de materias primas, debilidad de demanda externa, y efectos asociados vertidos sobre la demanda doméstica", apunta el organismo.

Así es. Para una misma circunstancia, dos escenarios diametralmente distintos: uno de "franca recuperación", el de la trinca, y otro de "franca recesión", el del organismo financiero, aunque en el juego de las apuestas sobre la extensión y profundidad de la crisis la bola de cristal del FMI ha dado mayores resultados que la utilizada por los siempre optimistas muchachos de Hacienda, Banco de México y ABM, quienes según su propia confesión no vieron nada y nada registraron.

No obstante lo anterior, la cara dura es una de las virtudes de la sagrada famiglia financiera del país, y en este sentido una de las voces de la trinca, la del abucheado doctor "catarrito", Agustín Carstens, cínicamente exige: “¡nadie puede culpar a esta administración (la de Calderón) de indolencia!… No somos dueños ni conductores de los acontecimientos externos, como es esta tormenta global insólita, pero tenemos en nuestras manos el timón y todos los implementos para garantizar una venturosa travesía a puerto seguro” (Fox también hablaba de "puerto seguro", de "timón" y de "barco de gran calado", y allí están los resultados. Y a Martita le fascinaba referirse a su marido como "capitán de gran navío", cuando nunca pasó de marinero de agua seca).

Y si de sensibles justificaciones de cara dura se trata, allí está el inquilino de Los Pinos, presume que te presume que “no es grave la pérdida de 8 mil empleos en la primera quincena de marzo… pese a la magnitud de la crisis económica mundial (en México no existe), en la primera quincena de marzo se perdieron 8 mil empleos, cuando se esperaba una pérdida significativa… era predecible que tuviéramos una pérdida significativa de empleo, pero la variación de la primera quincena de marzo es de 8 mil puestos de trabajo; cada uno es importante, desde luego, pero me parece que vale la pena ponerlo en contexto”.

Como siempre, las cifras y los resultados que ellas documentan son acomodadas a discreción por el indolente "presidente del (des) empleo". Pues bien, pongámoslo en contexto: en los últimos cuatro meses y medio, según cifras oficiales –las mismas que utiliza el inquilino de Los Pinos para minimizar lo que a todas luces es un gravísimo problema económico y social–, se han cancelado más de 605 mil empleos formales registrados en el IMSS, un monto 76 veces superior al que en Acapulco celebró Felipe Calderón, para quien, todo indica, la "crisis externa" arrancó el primer día de marzo de 2009, de allí que su contabilidad se limite a los primeros quince días del tercer mes de 2009.

Las rebanadas del pastel

Y ahora con ustedes otra muestra del cínico reciclaje de personajes que se caen para arriba, protegidos por el divino manto de Los Pinos: Luis Téllez, ex secretario de Comunicaciones y Transportes de Felipe Calderón, es candidato a presidir la Bolsa Mexicana de Valores en sustitución de Guillermo Prieto, aseguró este viernes Carlos Gómez y Gómez, presidente del Consejo de Administración de Santander. De acuerdo con el directivo del banco español, tras renunciar a la SCT en medio del escándalo por las llamadas telefónicas en las que acusó a Salinas de Gortari de robarse la mitad de la partida secreta, Téllez ingresó a la lista de aspirantes a dirigir la BMV, en la que también se encuentran, entre otros, Jonathan Davis, ex presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y de la Tesorería de la Federación (con indeleble sello Fobaproa) y Manuel González Sordo, ex directivo de Lehman Brothers, el banco que entre las patas se llevó a medio mundo (La Jornada).

La andanada

Luis Javier Garrido

El gobierno ilegítimo panista está ofreciendo mayores concesiones a Washington a cambio de obtener su ayuda para sortear la crítica situación por la que atraviesa: a entregar recursos de la nación y atribuciones del Estado a cambio de beneficios privados.

1. La reformulación de la estrategia estadunidense de dominación sobre México anunciada por la administración Obama para sustituir a la llamada Iniciativa Mérida, y que está ahora definiéndose en el Pentágono y el Departamento de Estado, amenaza con abrir nuevas vías para el control estadunidense de México por la actitud cada vez más entreguista del gobierno de facto de Calderón, empeñado en ofrecerlo todo con tal de que el nuevo equipo de la Casa Blanca considere como prioritario ayudar al PAN a mantenerse en el poder, lo que cristalizaría en la visita del nuevo presidente estadunidense a México en abril.

2. La situación de México es cada vez más crítica antes de cumplirse el tercer año del gobierno ilegítimo, según coinciden los análisis hechos por el gran capital privado –como el de Bancomer, del que ayer daba cuenta La Jornada–, pero Felipe Calderón, absolutamente de espaldas al pueblo de México, sigue insistiendo en su misma actitud de indolencia entreguista, sin darse cuenta de que lo están desaprobando no sólo la mayoría de los mexicanos, empobrecidos cada vez más en estos años, sino también aquellos a quienes en su estulticia pretende estar beneficiando.

3. El país está perplejo además tanto por el abandono que manifiesta el equipo calderoniano de sus responsabilidades constitucionales como por la ferocidad con la que está entregado a la corrupción. Mientras los responsables políticos del PAN tratan de ocultar sus vínculos evidentes con el narcopoder y de hacer creer que sólo el PRI está relacionado con los cárteles, Calderón y sus amigos siguen haciendo con las trasnacionales escandalosos negocios ilícitos en materia petrolera, como lo señaló Andrés Manuel López Obrador.

4. La verdad de lo que acontece no puede ocultarse ya que los hechos son contundentes, como lo está entendiendo la propia derecha mexicana. El gobierno extremista de Calderón no tiene proyecto alguno para la nación, pues entiende que su obligación fundamental es ante los poderes trasnacionales –únicos a los que se siente obligado a rendir cuentas–, y que ésta se limita a tratar de aplicar los programas neoliberales privatizadores para seguir desmantelando el Estado nacional y a la vez el buscar seguir cediendo áreas estratégicas al gobierno estadunidense, para lo cual le ha resultado fundamental el clima de violencia que ha instaurado en un remedo del Plan Colombia. Calderón pretende seguir argumentando así ante Obama que el suyo es, junto con el de Uribe, uno de los gobiernos más confiables para Estados Unidos en el continente.

5. La historia tiene sus ironías: en los años de la guerra fría, México era, además de Cuba, el único país latinoamericano que aspiraba a tener una diplomacia independiente frente a Estados Unidos, mientras las demás naciones del continente se asumían como protectorados, y hoy la situación es a la inversa. La carta que Calderón y su reducido equipo de confianza está jugando con Obama, demandándole su ayuda a través de las ya desesperadas gestiones de su embajador Sarukhán, ha cobrado un carácter singular, pues México, junto con Colombia, aparece como uno de los dos países más sometidos a Estados Unidos en el continente, como lo subraya el histórico triunfo electoral de Mauricio Funes, candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en las elecciones del domingo 15 en El Salvador, que entre otras cosas aisla aún más en el continente al gobierno ultraderechista de los panistas mexicanos.

6. El signo que caracteriza a la mayor parte de los gobiernos del continente es el de la definición de políticas propias, pero el de México es el de un entreguismo sin límites ante Estados Unidos y el poder trasnacional. Cuando desde el interior del gobierno colombiano se denuncian ya los efectos catastróficos del Plan Colombia, aquí Calderón quiere que se nos imponga un remedo de éste.

7. El modelo político neoliberal que se ha ido diseñando en los centros de poder financiero supone la reducción a su mínima expresión de los estados nacionales, pues tras la reconversión económica se busca que las decisiones esenciales en materia económica y social sean tomadas por los centros de poder financiero, y el control estratégico militar quede a cargo de las fuerzas del Pentágono, y a eso es a lo que está colaborando Calderón: a hacer de México un territorio de saqueo para el gran capital.

8. La estrategia de Bush ha rendido sus frutos, y desde los años previos a la guerra de 1846-1848, jamás en la historia entre México y Estados Unidos se había producido una andanada de descalificación tan violenta contra México en el Congreso estadunidense y en los medios informativos de ese país, ni una injerencia tan abierta y ofensiva de las autoridades estadunidenses, que han contado con la complacencia vergonzosa del gobierno espurio que, carente de toda dignidad, lo ha aceptado todo.

9. El actual desprestigio internacional de México como un país inmerso en la violencia, la corrupción y el narcotráfico es responsabilidad exclusiva de Calderón, que con su estulta decisión de lanzar una campaña de propaganda con su supuesta “guerra contra el narco”, no logró forjarse una imagen sino hundirse en un mayor descrédito, y sí consiguió, por otro lado, el objetivo buscado por Washington de acelerar la descomposición del Estado mexicano. Los exabruptos histéricos de Calderón al sorprenderse por la visión que se tiene en el exterior de su gobierno lo ponen por lo mismo en el centro de la discusión.

10. El país requiere tener un funcionamiento institucional y conforme a la legalidad constitucional para enfrentar sus gravísimos problemas. Dar curso a la demanda de que es urgente destituir a Calderón del cargo por sus actos evidentes de traición a la patria y por su incapacidad manifiesta para ejercer el cargo, agravada por el escenario de alcoholización que se dice prevalece en Los Pinos, ambos casos conforme al segundo párrafo del 108 constitucional, es la vía para resarcir a la nación e iniciar una rectificación profunda de las políticas actuales, que ignoran por completo los derechos fundamentales de los mexicanos.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!