GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

jueves, septiembre 09, 2010

Televisa y Peña Nieto

José Gil Olmos

¿Usted se imagina cómo sería Enrique Peña Nieto como presidente? ¿Cree que haría bien su papel al frente del Ejecutivo federal? ¿Gobernaría con acciones o con programas de televisión? ¿Se imagina a la “La Gaviota” como primera dama? ¿Qué cree que harían ambos personajes en Los Pinos? ¿Sería un gobierno de facto? ¿O piensa que las televisoras, sobre todo Televisa, serían las que realmente gobernarían en México?

Estas preguntas me surgieron a raíz de la enorme y grosera campaña de publicidad que el gobernador del Estado de México desplegó en los medios de comunicación con motivo de su quinto informe de gobierno, en especial por la imagen que quiere proyectar en algunos spots en los que aparece en mangas de camisa, arriba de una camioneta, diciendo lo que para él significa gobernar: “escuchar a los ciudadanos”.

¿De dónde sacará tanto dinero Peña Nieto para pagar los millones de dólares que representa una campaña publicitaria como la que ha desplegado en Televisa durante los últimos cuatro años, y en otros medios, incluso los impresos, desde el año pasado?

Si el dinero es del erario público de los mexiquenses, está obligado a rendir cuentas y ofrecer transparencia para decirles cuántos pesos y centavos ha gastado en los contratos establecidos con Televisa y otros medios. Si no es así, pues entonces que diga si es producto de donaciones, o de negocios que ha hecho para cubrir el enorme gasto que ningún gobernante en el mundo ha hecho en una inversión de marketing político, como él sí lo hace, sin preocuparse en echar la casa por la ventana con la única intención de fortalecer su imagen.

Y precisamente cuidando su imagen todo el tiempo, así me imagino a Peña Nieto como presidente. Me los figuro a él y a Angélica Rivera todas las mañanas, maquillándose, arreglándose el pelo, el copete o la forma, y estudiando poses antes de salir de sus habitaciones rumbo a la oficina presidencial, para tomar decisiones que incidirán a todos los mexicanos.

Los Pinos se transformarían virtualmente en un set de televisión. De hecho, creo que el Centro de Producción de Programas Informativos Especiales (Cepropie) de la Presidencia de la República desaparecería y todo quedaría en manos de un nuevo centro de imagen, obviamente a manos de Televisa.

Me imagino también a Peña Nieto tratando de resolver la manera en cómo se ve el país, más no las causas. Es decir, tratando de encontrar la forma sin resolver el contenido, algo así como lo ha hecho en el Estado de México, donde con la construcción del segundo piso del Periférico quiere aparentar que es un político moderno y que toma decisiones que benefician a sus gobernados.

Creo que sería un gobierno de apariencias porque, hasta ahora, es lo único que ha mostrado que sabe hacer: jugar con las apariencias y ser un buen producto, maleable, de la televisión.

Las escenografías serían lo más importante para el sobrino de Alfredo del Mazo y Arturo Montiel. Y estoy casi seguro que en sus giras presidenciales habría un equipo preocupado por montar una escenografía a modo para que se luciera.

Sería como en aquel cuento de Gabriel García Márquez, en el que narra cómo cada vez que salía a un pueblo pobre, un político latinoamericano montaba una bella escenografía que ocultaba la miseria del lugar, donde luego se quedaban las falsas imágenes con paisajes paradisíacos sin que nadie se preocupara por desmontarlas.

Tal vez alguien que lea estas líneas critique lo que se dice, pero yo le preguntaría si alguna vez ha escuchado de Peña Nieto una idea brillante que haya quedado plasmada en su memoria y que ofrezca claridad para enfrentar la grave situación de crisis y violencia que vivimos la mayor parte de los mexicanos.

Si hay alguna, creo que sería bueno que la compartiera con todos los demás, porque hasta donde tengo memoria, en cinco años de gobierno sólo lo he visto lucir su peinado, sus trajes y chamarras, su sonrisa de artista de telenovela y sus finas formas de posar ante las cámaras de televisión.

De llegar a la residencia oficial, creo que lo primero que haría sería abrirle las puertas no a los grupos sociales, ni a los ninis, ni a los indígenas y campesinos, sino a las revistas del corazón y de espectáculos, donde le gusta aparecer frecuentemente con su familia y su pareja, “La Gaviota”. Peña Nieto sería como Martha Sahún, que estaba fascinada con salir en las revistas Hola, Quién, Vanidades, etc., y ser aceptado por el jet set nacional.

En la lucha contra el crimen organizado establecería una estrategia nueva, basada principalmente en formar una percepción de que se va ganando. Algo similar a lo que pretende Felipe Calderón.

En fin, me imagino que, de convertirse en Presidente, todas las mañanas Peña Nieto estaría más ocupado por el raiting, por saber el porcentaje de aceptación que tiene, que por los asuntos de interés nacional. Después de eso iniciaría su día de trabajo con el copete bien peinado y una imagen impecable para salir reluciente en la televisión.

¿Otro montaje de Genaro? Militares molestos

Jorge Alejandro Medellín / De orden superior

Mintió de nuevo... o casi, Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), acerca de la forma en que fue detenido Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, en una de sus casas de seguridad en el estado de México.

1.- De ahí las risas y caras de ironía y coraje de La Barbie cuando fue presentado a la prensa como el trofeo obtenido tras una larga y compleja operación de nueve meses de investigación en los estados de México, Morelos, Guerrero y Sinaloa.

2.- De ahí la gran molestia manifestada por los mandos militares y navales que estuvieron presentes en los interrogatorios que la SSP Federal le hizo a Valdez Villarreal en su casa de La Marquesa, en las instalaciones de la Policía Federal en Iztapalapa y en la SIIEDO. Sabían, por haber accedido al parte policial de la captura, que nunca hubo tal despliegue de decenas, cientos, miles de policías para rodear y rendir al capo.

3.- Luego, el circo mediático orquestado por la gente de Comunicación Social de García Luna y por los asesores del Presidente Felipe Calderón en Los Pinos en materia de seguridad y propaganda.

4.- Videos, fotos, filtraciones inmediatas de un expediente, de interrogatorios y revelaciones que debieron haber quedado como partes de una averiguación viva y que sin embargo fueron obsequiados como caramelos a los medios de comunicación en un supuesto afán de transparentar y elevar la detención a niveles de perfección inimaginables: La Barbie detenido vivo, sin hacer disparos, sin uso de la mínima fuerza, a plena luz del día, a unos días del Cuarto Informe Presidencial, y extrañamente cooperativo con las autoridades federales. Demasiado perfecto, aun para tratarse de un montaje de Genaro García Luna.

5.- Las versiones periodísticas publicadas ayer miércoles 8 de septiembre en los diarios La Razón y Milenio, son demoledoras y exhiben al hombre de todas las confianzas de presidente Calderón, a su director de Inteligencia, Facundo Rosas, y a su director de investigación Antidrogas, Ramón Pequeño, al menos como imaginativos y espectaculares policías de corte hollywoodense.

6.- En la más completa de las notas, la del diario La Razón, se revela que La Barbie no cayó como producto de una extensa operación de inteligencia y seguimiento diseñada expresamente en su contra, sino por haber conducido a exceso de velocidad y rebasado a un convoy a otro de la Policía Federal en un tramo carretero cercano a su casa en Salazar.

7.- Los datos de Mileno, si bien cortos en idea y profundidad –la nota no era conocer el nombre del operativo para detener a La Barbie sino la verdadera forma en que cayó– sirven para apuntalar lo publicado en La Razón, que supo leer entre líneas la manera en que se dio la caída de uno de los narcos más buscados en el país.

8.- Mientras Milenio manejaba como nota del día la revelación de la Operación “Juguete” (sic) con la que fue seguido, ubicado y detenido Edgar Valdez Villarreal, sin hacer disparos y sin acabar destrozando al capo (como la Marina a Arturo Beltrán o el Ejército a Ignacio Coronel), La Razón daba en el clavo y desmentía con sus propios documentos a la Policía Federal, a Genaro García Luna y a sus flamantes subalternos, Rosas y Pequeño, a partir del reporte de la detención de La Barbie tal y como se dio y no como lo fabricaron los mandos de la SSPF.

9.- En lo sustancial, ambas notas, teniendo la misma fuente documental, coinciden en un hecho contundente: la detención de convoy de tres autos (un Cruze, un Malibu y un Focus nuevos) se produjo durante un patrullaje de rutina como parte de las acciones de prevención e inteligencia antidrogas que lleva a cabo la Policía Federal, y no en el marco de un enorme despliegue táctico inventado por Facundo Rosas y Ramón Pequeño.

10.- Los federales -al menos seis, apoyados por elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES)- señalan en el Oficio Número PF/DA/CICTA/418/2010 (Policía Federal, División Antidrogas. Coordinación de Investigación de Campo y Técnica Antidrogas) que realizaban un recorrido por la zona de Salazar, en las inmediaciones de La Marquesa, cuando un grupo de tres vehículos que circulaban en el perímetro y se acercaban a ellos, rebasándolos sin ninguna precaución.

11.- Los policías les ordenaron detenerse sin conseguirlo. Cuatro kilómetros adelante, sobre el camino que llevaba a la casa de Valdez Villarreal, fueron alcanzados y bajados de sus autos. Dos suboficiales bajaron a los ocupantes del Cruze. Uno de ellos era “una persona del sexo masculino, que vestía playera tipo polo de color verde, y pantalón de mezclilla de color azul, de tez blanca, de quien ahora sabemos se trata de Edgar Valdez Villareal, alias La Barbie...”

12.- Las detenciones de La Barbie y sus operadores y escoltas fue la tarde del 30 de agosto. El reporte fue elaborado el 31.

13.- Aún más; las tres primeras hojas del texto corresponden al reporte original de los suboficiales que hicieron las aprehensiones.

El resto del documento, unas siete cuartillas, fue reescrito añadiéndole como contexto el historial delictivo de La Barbie y de sus acompañantes, tal como lo leyeron el 31 de agosto Ramón Pequeño y Facundo Rosas ante la prensa nacional e internacional, detallando la forma en que escaló posiciones en el cartel de los Beltrán Leyva, sus encuentros con capos de la droga y su presencia en cumbres de líderes del narcotráfico en México.

Todas estas revelaciones fueron hechas supuestamente a los suboficiales por La Barbie y su gente justo al ser detenidos.

14.- Una más. Tan hechiza es la historia montada por Ramón Pequeño y por Facundo Rosas con la autorización de García Luna que en su reporte los suboficiales señalan que a los ocupantes de los tres autos se les detuvo porque en la revisión, tras la persecución, se descubrió que iban armados.

Los policías federales les dijeron que iban a ser remitidos al Ministerio Público federal por violar la Ley Federal de Aras de Fuego y Explosivos, ya que no habían acreditado la legal posesión de las armas encontradas (un fusil M-16 con dos cargadores abastecidos, con un lanza granadas calibre 40, abastecido con una granada, y un fusil HK-MP5, calibre 9 milímetros, con dos cargadores abastecidos).

15.- Los suboficiales no sabían a quién acababa de capturar. Solo después, al elaborar su informe, se dieron cuenta de a quien habían atrapado y en qué condiciones.

16.- Nunca hubo tal operativo de 150, 300, 1,200 y hasta 3 mil efectivos de inteligencia desplegados en varios círculos en torno a la casa de Edgar Valdez Villarreal, como lo mencionaron en diversos medios de comunicación, haciéndose verdaderas bolas, Ramón Pequeño y Facundo Rosas.

La respuesta a estas revelaciones que desde las primeras horas del miércoles conocieron García Luna y sus colaboradores, fue, durante todo el día, un lapidario silencio mediático que contrastó con le efervescencia informativa de su oficina de Comunicación Social una vez confirmada la caída de La Barbie.

¿Cómo va a salir de esta el hombre fuerte de Felipe Calderón?

Gabinete disipado

Francisco Rodríguez / Índice Político

VA EL PAÍS “cuesta abajo en su rodada” y los responsables de la Administración del señor Felipe Calderón no sólo dan muestras de ser incapaces, ineficientes e ineptos, trasciende que algunos de quienes integran su círculo más cercano también son licenciosos, libertinos y algunos hasta depravados.

La política está en crisis. La política, las instituciones, nuestros dizque gobernantes y todo lo que envuelve al sistema político mexicano. Y al parecer a pocos ha importado. Por el contrario, muchos de los “responsables” se evaden. Algunos en la bebida de sustancias alcohólicas. No pocos en el sexo.

Apenas un par de años después de iniciada la Administración del ocupante de Los Pinos Felipe Calderón, y ya entonces uno de sus colaboradores más próximos tuvo que salir por piernas al ser señalado de embarazar a una –quizá a dos, dicen otras versiones– empleada, taquimecanógrafa se señala, de la residencia oficial. Hubo divorcio, por supuesto. Y escandalito que sólo trascendió entre las familias de linaje azul, las mismas de la “moral en alto” y la integridad de la familia.

Eso, claro, habrá de ser empleado en la lucha por el poder con el objetivo clavado en la sucesión presidencial del 2012, encarnizando la guerra entre los actores sociales, los grupos ideológicos y los partidos políticos, convirtiendo la arena pública en un verdadero reality show, lejos, muy lejos del debate público y la confrontación de las ideas. El escándalo tipo TVNovelas, obviamente. Pero nada más.

Porque si de culebrones se trata, está ahí el caso harto patológico de los jerarcas de importantísima televisora que, a punto de cumplirse dos años de la abrupta desaparición del galán, organizan reuniones, fiestas, saraos en los que disfrazan a la más o menos conocida actricita ya de negro, para que protagonice el papel de viuda, ya de blanco y con azahares, como dicen la habría vestido el fallecido novio quien prometió llevarla al altar.

Eso, por supuesto, para no hablar del muchacho alegre que, primero en el staff, luego en una Secretaría del Despacho, y otra vez ya de regreso al establo, “dobletea” con un par de espectaculares colombianas, y para darle picor al caldo, de vez en vez con una que otra doncella de producción nacional. Todo un “garañón” el personaje, cual le dirían en su tierra natal.

Disipación, fiestas, muchas bebidas alcohólicas, llegadas a casa en la madrugada, “importantes” cenas con “cuates y con viejas” han conseguido desbaratar muchos matrimonios.

Uno de ellos, con poco más de cuatro décadas de duración, se disolvió prácticamente de la noche a la mañana. En cuestión de días se llevó a cabo la disolución del vínculo decano e, inmediatamente después, se celebraron los nuevos esponsales, con una dama de menor edad y, sostienen algunos, de procedencia extranjera; aunque otros apuntan que es mexicana y que “conquistó” al señor secretario ahí mismo en las oficinas de la dependencia gubernamental.

Hay una relajación moral impresionante en el equipo del señor Calderón, quien por ahí mantiene, en las cercanías afectivas y presupuestales, al ex candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz quien ha sido señalado de verdaderos y condenables actos de depravación.

¿Son estas conductas privilegios que el jefe de estos personajes otorga?

Es posible, sobremanera porque –como lo revelara la colega Anabel Hernández– este equipo ¿de trabajo? se mandó a construir un lounge-bar en la mismísima residencia presidencial Los Pinos, a partir de la ocupación que de la misma hiciera el señor Felipe Calderón.

Un ambiente no sólo relajado, incluso disipado, licencioso y depravado que incluso pudiera ser alentado con el ejemplo de quien debiera ser modelo de un comportamiento recatado, cual correspondería a un líder político y social.

¡Viva la fiesta! ¡Arriba las borracheras de órdago!

¿Trabajar? ¿Quién dijo trabajar?

Índice Flamígero: Tres notas para empezar a preocuparnos: 1) Hillary Clinton, segunda de a bordo del gobierno de EU da carácter de insurgencia a los narcotraficantes mexicanos. 2) Hace unos días en el programa de Greta Von Susteren, de la cadena Fox, estuvo el ex embajador de EU ante la ONU, John Bolton, dijo que México ya está “más allá” (beyond) del Estado fallido. 3) La editorialista Denise Dresser dijo hace cinco días en un canal de Televisa que las tropas estadounidenses deben venir a México a combatir el narcotráfico y a poner orden. Preocupante, ¿o no?

Por la violencia, cae México seis lugares en índice de competitividad mundial

Apro

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) dio a conocer hoy la lista de los países con mejor índice de competitividad mundial 2010-2011, en el que México pasó del sitio 54 al 60, debajo de Chile, Panamá, Uruguay y Brasil, respectivamente.

Dicha caída fue atribuida al avance de otras naciones y, al mismo tiempo, al rezago que priva en el país en el mercado laboral, así como a la baja calidad del sistema educativo y al clima de inseguridad que impera en el país y que ha afectado el clima de negocios.

A pesar de las medidas adoptadas en los últimos años para mejorar el clima de negocios y eficientar la economía, el Foro advierte que en México los mercados siguen siendo rígidos y la inseguridad afecta la economía.

Sostiene que la confianza en las instituciones es baja y existe un aumento en el costo para las empresas y la actividad de los negocios, esto último probablemente relacionado con la espiral de violencia de los últimos años.

Además, detalla que en el mercado de trabajo prevalecen los altos impuestos sobre la nómina y contribuciones sociales elevadas, así como poca eficiencia para aprovechar talentos.

De acuerdo con el documento, México obtuvo una calificación general de 4.19 sobre un máximo de 5.63 obtenido por Suiza, que tiene el primer lugar en el mundo, pero fue insuficiente para mejorar su posición.

"Con una puntuación sin cambios de 4.19, México cae seis plazas lo que demuestra claramente la necesidad de mejora continua a fin de no perder terreno en la competitividad con el resto del mundo", señala el documento.

Entre las naciones latinas, Chile fue el mejor calificado al defender su posición 30 entre 139 naciones, en tanto que Panamá avanzó del 59 al 53 y Uruguay escaló un lugar y se quedó en el 64.

Brasil, que siempre ha estado mejor posicionado que México, también perdió posiciones al pasar del sitio 56 al 58 en el listado.

Los primeros lugares fueron para Suiza, Suecia, Singapur, Estados Unidos, Alemania, Japón y Finlandia.

De acuerdo con el reporte, entre 139 naciones México ocupó el lugar 136 en el rubro "control de las instituciones sobre el crimen organizado" y la posición 132 en "costos para los negocios ocasionados por el crimen y la violencia".

También salió muy mal evaluado en la calidad del sistema educativo (120), calidad de la educación en ciencia (128), prácticas de contratación y despido en el mercado laboral (120) y acceso a servicios financieros (105).

Denise Dresser: ¿va hacia adelante?

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Además de un estado de ánimo, la política es un juego de espejos con el que se pretende seducir a la sociedad y a la mayoría de las identificadas como buenas conciencias. Sirviéndose del lenguaje, de la propaganda de Estado, de la imagen y del poder se puede, como se ha constatado a través de la historia, deformar el pasado inmediato, con el propósito único de imponer criterios cuando no se sabe o se carece de hombres idóneos para negociar consensos e implementar políticas públicas redituables para los gobernados, no nada más para los institutos políticos.

Como preámbulo a las próximas elecciones presidenciales y como disculpa al fracaso del panismo, se desarrolla ya una inteligente campaña de descrédito en contra del PRI, para significar que el regreso de este partido a Los Pinos no es sino un retroceso y un riesgo a lo avanzado en diez años de alternancia, que no ha podido ser concluida en una transición, porque Acción Nacional no tuvo entre sus dirigentes un Adolfo Suárez capaz de posponer sus mezquinas ansiedades y pulsiones por el poder, para llevar a México por nuevos derroteros políticos, sobre todo oficiando las exequias de un presidencialismo al que era necesario disminuir y dejar casi inexistente, pues era la única manera de acabar con 70 años de priismo. Sacar a ese partido de Los Pinos requirió destruir el modelo político: ese presidencialismo mexicano de amplio poder metaconstitucional, tan bien descrito por Jorge Carpizo.

Como los líderes de Acción Nacional, así como tampoco Vicente Fox ni Felipe Calderón lo comprendieron -creyeron recibir una institución presidencial similar a la construida por el priismo cuando estuvo en su máximo esplendor-, han permanecido flotando porque carecieron de los arrestos, la imaginación, la inteligencia y la capacidad de incluir en lugar de ser excluyentes, lo que les impidió iniciar siquiera la transición, ya no digamos avanzar en ella. Se conformaron con la alternancia.

Por eso asombra que claras inteligencias, como Denise Dresser, sostengan que el regreso del PRI a la Presidencia de la República es un retroceso, es ir pa’tras, como lo escribió o lo leí en el correo enviado por aquellos que ven en los priistas la negación del futuro. Nada más falso.

Seamos sensatos, establezcamos las correspondientes asimetrías: ¿Cuánto creció el PIB en los últimos diez años del priismo, a pesar de los crímenes políticos y del error de diciembre, y cuánto ha crecido en los primeros diez del gobierno de Acción Nacional?

¿Cuál fue el número de secuestros, en igual lapso; cuál el número de muertos en el combate a la delincuencia organizada, cuáles los niveles de envío de remesas y de inversión extranjera directa? ¡Vamos!, busquemos las cifras, están en google, hagan un esfuerzo para que no consideren que hago trampa y les ofrezco los porcentajes que se acomodan a una realidad conveniente a lo expuesto. La mata puede dar para mucho más, porque los niveles reales de inflación son los que se perciben en los monederos de las amas de casa, y no las cifras oficiales; el desempleo es mucho más grave que lo dicho en la publicidad del IV Informe de gobierno; no fueron capaces de sacar adelante las reformas administrativas y políticas, y la reforma procesal penal favorece más la corrupción del Poder Judicial de la Federación, porque los juzgadores dejarán de ser corruptos cuando tengan frente a ellos una fiscalía autónoma y elegible en las urnas, no por dedazo.

Dadas las condiciones en que se encuentra su gobierno -en un impasse que sólo produce dolor para muchos y beneficio para unos cuantos-, el propio presidente constitucional, Felipe Calderón, multiplica el juego de espejos político, con el propósito de que su mano izquierda no sepa lo que hace la derecha, porque de eso se trata, de la derecha, y de la extrema.

Mientras intelectuales convencidos de que no hay más ruta que la de Acción Nacional desacreditan al PRI y a los priistas y además aseguran que su regreso equivaldría al cumplimiento de la leyenda del no nacido, el presidente de la República -se lee en las notas informativas, se escucha en radio y en televisión-, responde a Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, y afirma que no vería como regresión el triunfo electoral de “nadie”, porque “gane quien gane en 2012, la clave es que sea decisión de los electores; es decir, el problema no es quién gana, sino cómo”. Acá está el indicio de cómo procederán, sobre todo después de lo ocurrido con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que advierte a los cuatro vientos que el presidente de México, quien juró guardar y hacer guardar la Constitución, violentó su orden durante la última elección federal, pero no está previsto legalmente cómo sancionarlo. ¿Está el Presidente de la República por sobre la ley?

Parece que sí, por ello sin el menor empacho el presidente constitucional de México planteó a los priistas, durante la visita de cortesía a Los Pinos, la necesidad de establecer desde ahora reglas claras, para que en 2012 sean los electores, y nadie más, quienes elijan al próximo presidente, mediante un proceso plenamente democrático y transparente.

Es una propuesta sensata, como las formuladas por el PRI cuando estuvo en el poder; es decir, Acción Nacional se mimetizó con lo peor del priismo, y así piensa permanecer en la Presidencia de la República, sin considerar siquiera cuáles son sus errores y determinar las razones por las cuales no ha podido llevar adelante la transición. Me refiero a las razones reales, no a las supuestas.

En el texto de Denise Dresser leo que el PRI regresa con lo peor, y dentro de ese peor está el corporativismo. ¿Cuál? ¿La CTM? ¡Por favor! El Congreso del Trabajo, los sindicatos identificados con el PRI dejaron de tener importancia política y significación electoral; hoy únicamente el SNTE es corporativo de Acción Nacional, y Elba Esther Gordillo, la maestra de América, la maestra milagrosa, la única capaz de incidir en una elección.

Acción Nacional, parece, terminó por convertirse en el Golem que prometió destruir de llegar al poder. Han transcurrido diez años, y el Golem se fortalece cada día más.

Que la nota era el elogio a Calderón

Martha Anaya / Crónica de Política

Ofrece Alejandro Poiré, vocero en temas de seguridad, conferencia de prensa. El motivo de ésta: dar un avance en las investigaciones sobre la muerte de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

Pero a esas horas de la mañana, otro asunto se destacaba ayer en los portales de los medios de comunicación: lo dicho sobre México por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ante el Council on Foreign Relations de Washington.

Ahí, la jefa de la diplomacia estadounidense expresó que los cárteles de la droga mexicanos estaban mostrando “cada vez más índices de insurgencia…, esto se parece cada vez más a como era Colombia hace 20 años, cuando los narcotraficantes controlaban algunas partes del país.”

Y no fue una mera frase al pasar, varios párrafos dedicó al tema e incluso señaló: “afrontamos una creciente amenaza por parte de una bien organizada red de narcotráfico que en algunos casos está haciendo causa común con lo que podríamos considerar insurgencia en México y Centroamérica”.

Tales eran las declaraciones de Hillary Clinton que daban ya la vuelta al mundo y se instalaban en las primeras páginas de los medios en nuestro país. De ahí que, luego del mensaje de Poiré, llegado el momento de preguntas y respuestas, lo primero que se le cuestionara fuese su opinión sobre estas declaraciones que hemos mencionado de la secretaria de Estado estadounidense.

La respuesta de Alejandro Poiré no se hizo esperar: “Lo primero que hay que decir –precisó—es que además la secretaria Clinton hizo aseveraciones de elogio y reconocimiento a la administración del Presidente Calderón…”

Así como lo ve. Antes que nada, más importante incluso que el diagnóstico de la señora Clinton sobre la fuerza de los narcotraficantes, el control que ejercen ya sobre algunas zonas del país, los visos de insurgencia que detectan, las semejanzas que encuentran con el caso colombiano…, ¡lo importante son los elogios a Calderón!

¿Qué nadie se dio cuenta de ello? ¿Acaso los periodistas no saben evaluar la información?

De acuerdo al criterio del vocero en materia de seguridad, diríase que no, pues no hubo medio que pusiera delante los elogios al mandatario mexicano. Los consignaban, sí, pero en un tercer o cuarto párrafo, mencionando que le daba “notas altas” a Felipe Calderón por su “valor y compromiso” en el “difícil desafío” de combatir al narcotráfico.

El caso es que ya subrayada –según Poiré—la parte importante de lo dicho por Hillary, entonces sí respondió a la pregunta formulada: “y no compartimos, desde luego, apreciaciones en ese sentido ya que hay una diferencia muy grande entre lo que enfrentó Colombia y lo que enfrenta México actualmente…”

Nuestro país, aseveró, “actuó a tiempo” contra el tráfico de drogas. (Olvido Poiré que en múltiples ocasiones Calderón ha acusado y lamentado que no se actuara a tiempo frente al problema del narcotráfico y que sus acusaciones –que tocaban no sólo a su antecesor Vicente Fox sino a diversos gobiernos priistas—levantaron ámpula en distintos momentos).

De ahí se siguió y ya encarrerado le dio su coscorrón al gobierno estadounidense. Sostuvo que la única semejanza entre México y Colombia es que el crimen organizado derivó de la demanda de droga en Estados Unidos.

Alejandro Poiré lucía así como un funcionario a la defensiva, como un personaje con la mente nublada por el enojo.

Otra guerra: el presupuesto

Alberto Barranco / Empresa

Veinticuatro horas antes de la entrega del paquete económico para el 2011, cuyo marco toral lo constituyen los Criterios de Política Económica, la columna vertebral de éstos, es decir la apuesta de crecimiento económico, ya había sufrido su primera modificación.

Planteado un pronóstico de cuatro por ciento, la noche previa el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, había reducido la expectativa a 3.8 en un chat con usuarios de Internet.

El titubeo del titular de las finanzas públicas, al que se le perfila como aspirante panista a la silla presidencial, llega en una coyuntura en que el PRI había señalado que las cuentas de la dependencia se hacen sobre la base de latidos, premoniciones y augurios, en lugar de números duros.

El primer tache, pues, en un escenario en que la tónica del gran debate que se inicia hoy será la confrontación con los sofismas del gobierno federal. De entrada, si realmente el país se iría al desastre si, como lo empuja el PRI, se reduce un punto el Impuesto al Valor Agregado.

La merma en el ingreso público sería de 35 mil millones de pesos, es decir apenas un granito de arena de lo que ha crecido el gasto corriente del gobierno federal con los gobiernos panistas.

Si en el primer año del gobierno foxista éste, es decir las erogaciones para sostener el aparato burocrático, se ubicaba en un billón de pesos en el plano nominal, el año pasado alcanzó dos billones 600 mil.

Se ha vuelto lugar común decir que la prosperidad petrolera del inicio del milenio se derrochó en la creación de plazas burocráticas y gasto superfluos.

Dicho con todas las cifras, del 2001 al 2008 el gobierno se despachó con la cuchara grande en los excedentes presupuestarios, cuyo monto entre el 2001 y el 2005 alcanzó 720 mil millones de pesos y durante el 2005-2008, 505 mil millones.

Del total, 600 mil millones provinieron de un precio por barril de petróleo superior al calculado.

Cuatro quintas partes del monto total se esfumaron en gasto corriente.

Desde otro ángulo, la discusión, frente a un eventual recorte de la tasa del Impuesto sobre la Renta o la desaparición del Impuesto Empresarial de Tasa Única, se centrará en la capacidad recaudatoria del gobierno, en un escenario en que de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, de un monto de 463 mil 806 millones de pesos en créditos fiscales abiertos por la Secretaría de Hacienda a causantes morosos o fraudulentos, sólo se han recuperado ocho mil 906 millones, es decir el dos por ciento.

Más allá, a contrapelo del clamor empresarial, el gobierno no ha querido desaparecer los regímenes especiales, las tasas diferenciadas y la colosal gama de posibilidades de deducción fiscal que vuelven simbólica la tributación de los grandes conglomerados, cuya incidencia le impide al gobierno recaudar 500 mil millones de pesos, equivalentes a casi el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto.

Ahora que la propia Auditoría Superior de la Federación ha hablado de que el desorden con que el gobierno maneja el gasto público ha facilitado acciones discrecionales, ineficiencia y corrupción.

De hecho, sólo en el 2008 la Secretaría de Hacienda autorizó reasignaciones del gasto por nueve mil 536 millones de pesos a diversas dependencias, entidades y fideicomisos, con el agravante de que para entonces ya no era probable que el gasto adicional fuera devengado o ejercido.

La trampa, naturalmente, apuntaba a ocultar lo que parece el Talón de Aquiles del gobierno, es decir su incapacidad para ejercer a plenitud el gasto, o si lo prefiere su proclividad a los subejercicios.

Más aún, a la fecha siguen sin justificarse contingencias por 67 mil 500 millones de pesos.

Y aunque el gobierno ha presumido en los últimos años de un gasto sin precedente en materia social, los resultados no empatan con las erogaciones.

Así, aunque entre el 2006 y el 2008 el presupuesto para programas sociales se incrementó en 38.5 por ciento, y el año pasado en 59.2, el número de pobres se ha multiplicado.

Según el último recuento, en el país había 50.6 millones de mexicanos sin posibilidad de ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas.

De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina (Panorama Social de América Latina 2009), durante el 2008 México fue el único país del Hemisferio que empeoró su situación de pobreza.

El problema es que la tendencia es creciente, dada la dramática caída en el poder adquisitivo de la población.

Los precios, pues, crecen a mayor velocidad que los ingresos.

Mientras el salario mínimo había decrecido 5.2 por ciento en términos reales, es decir descontada la inflación, en el 2005, del primero de diciembre de 2006 a abril pasado el precio del aceite se había aumentado en 125.02 por ciento; el kilo de frijol en 219.04; el de huevo en 89.58; el de arroz en 52.13; el de tortilla en 16.66, y el transporte en 56.

La recopilación la realizó el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM.

Colocadas, pues, las cartas en la mesa, el gobierno peleará por mantener sus ingresos, en tanto la oposición intentará equilibrarlos, en un escenario en que los trapitos al sol saltarán en catarata.

Examen a título de suficiencia para un gobierno con etiqueta de fallido.

Entre la locura capitalina y los dichos de Hillary

Martha Anaya

Ayer no pocos andaban irritados y maldiciendo sonoramente. Unos, por los cierres de calles aquí y allá en chilangolandia; otros, por las “jodidas” declaraciones sobre México de Hillary Clinton.

Su servidora sumaba a la horripilante vibra que emanaba desde la capital, algunas noticias procedentes de otros estados de nuestro festejado país. Dos de ellas me sobrecogieron, ya no por las muertes porque son titipuchal a estas alturas, sino por la intimidad de los sucesos.

Una de ellas decía: “Matan a un alcalde en su escritorio”.

Resulta que cinco sujetos armados llegaron a la alcaldía de El Naranjo en San Luis Potosí, entraron hasta la oficina del alcalde y ahí, ante su escritorio, lo asesinaron.

El presidente municipal de ese lugar ubicado en la huasteca potosina se llamaba Alexander López García. Tenía 35 años de edad y había sido electo representando al PRI y al Verde Ecologista.

El suceso, a diferencia de otros casos, no ocurrió en el trayecto de un punto a otro, ni lo esperaron afuera de su casa. No, esta vez, los matones llegaron en una camioneta hasta la alcaldía, tres de ellos se bajaron y entraron hasta su oficina donde lo ejecutaron. ¡Impactante!

La otra: “Matan a mujer policía en su casa”.

Esto ocurrió en el municipio de Lázaro Cárdenas en Michoacán. La mujer en cuestión, Erika Vázquez Soto, tenía también 35 años. Antes del paro de policías que hubo el mes pasado en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ella se encargaba de las patrullas de la corporación. Luego del paro fue removida para ocupar un lugar en la dirección de la corporación.

Antenoche Erika se encontraba en su casa. Eran cerca de las diez de la noche cuando alguien tocó a su puerta. Fue a abrir y apenas entreabrió le dispararon a bocajarro en cinco ocasiones y ahí quedó su cuerpo tendido, dentro de su propia casa mientras el asesino huía corriendo.

Sucesos de carne y hueso frente a declaraciones en las que se discute si el México de hoy se asemeja a la Colombia de hace 20 años, como dijo la secretaria de Estado, Hillary Clinton; o si se le pasó la mano a la funcionaria estadounidense al decir que las redes de los narcotraficantes están haciendo causa común con lo se podría considerar “insurgencia” en el país.

Historias tan reales como las muertes de alcaldes y policías que nos tocan el alma mientras encontramos una calle, un camino para salir del atolladero en esta ciudad que ahora se pone sus moños para nuestras fiestas del bicentenario.

Lujambio “hombre culto y decente”: el yerno

Francisco Garfias

Hay molestia en el sindicato de maestros por las aseveraciones de Felipe Calderón, hechas en el marco de su último Informe de Gobierno, en el sentido de que no está satisfecho con los resultados en educación. Estas palabras calaron hondo no solo en SEP. Es un público trancazo al titular de esa que secretaria que salpica al SNTE.

Nos dicen que por allí debemos entender los cuestionamientos de Elba Ester Gordillo a los dos últimos secretarios de Educación (Josefina y Lujambio) La maestra dijo, el pasado fin de semana, que ambos están más preocupados por el 2012 que por el avance de la Educación. “Fue una manera de marcar distancias, de dejar claro que si quieres decir que la culpa es mía, te quiero decir que tus dos últimos secretarios de educación andan en campaña”, puntualizan en el entorno de la maestra

Por cierto que buscamos al subsecretario de Educación Básica, Fernando González, yerno de Elba, para preguntarle sobre la versión de que el golpe a Lujambio fue provocado por la mala relación que ambos tienen. “Me preocupa que se tenga la impresión que no nos llevamos bien. Es falso. No solo hay un buen entendimiento, sino que es un panista culto y decente. Ahora estoy mucho mejor que antes”, puntualizó el funcionario

* * *

En la clase política del Estado de México hay efervescencia por las reformas constitucionales electorales que promueven el PRI y sus incondicionales del PVEM. Cuestionan, sobre todo, la propuesta de eliminar candidaturas comunes que, aseveran, contiene un dardo para envenenar las alianzas. “Eso va a ser un escándalo. Peña Nieto nos muestra que no le tiene miedo a las alianzas, le tiene pavor”, nos dijo el senador del PAN, Ulises Ramírez.

Quitar candidaturas comunes significa que los partidos que pretenden aliarse no pueden sumar prerrogativas, ni los tiempos oficiales en los medios, ni estructuras, ni sufragios cruzados por separado. ¿Cuántos votos puede perder la oposición local con esa reforma? Le preguntamos al Senador. Su respuesta fue más que elocuente: “un chingo.”

Los panistas tienen decidido ir al tribunal, si las reformas se aprueban

* * *

En el entorno del presidente Calderón hay preocupación por lo que pudiera suceder con su cuenta de twitter. Ya ocurrió que un “dedazo” en el teclado le cambió todo el sentido a las palabras del primer mandatario. Hace poco escribió que daría un mensaje “abusivo” al IV Informe, cuando en realidad quiso poner mensaje “alusivo”. El chacoteo por el error fue despiadado. Felipe, por cierto, ya cambió de nombre la cuenta que tenia en esa red social. Ahora es “Felipe Calderón” en lugar de “presidente_FC”, según un comunicado de Los Pinos.

* * *

Conforme se le agotan los tiempos para resolver el juicio de revisión constitucional electoral que la alianza opositora en Durango presentó ante el TEPJF –le quedan cinco días para dar a conocer el fallo— la presión sube considerablemente.

Al correo de Arsenal nos llegó un sobre marcado “confidencial” que contiene un documento, apoyado con fotografías, sobre lo sucedido en los pasados comicios de gobernador, pero también un resumen de los nueve agravios contenidos en la queja que los aliancistas interpusieron ante la sala superior del Tribunal.

Hablan de robo de urnas, disparos de comandos armados, campaña de intimidación y su impacto en el resultado; indebida intervención del gobernador; inequidad en los medios impresos y electrónicos, negativa del Tribunal local a atender denuncias, entre otras

José Rosas Aispuro se apersonó, el pasado martes, en el TEPJF. Su presidenta, María del Carmen Alanís, lo recibió en audiencia. Al término del encuentro, el candidato aliancista en Durango habló con algunos reporteros. Les aseguró que acatara la resolución del TEPJF, sea cual fuere. Veremos...

* * *

Manuel Añorve, candidato del PRI al gobierno de Guerrero, apuesta, entre otras cosas, a la afrenta que significa para los izquierdistas de esa entidad la postulación de Ángel Heladio Aguirre, interino de Rubén Figueroa, como abanderado del DIA. “Es como si en mi lugar hubiesen postulado a Félix Salgado Macedonio como candidato de mi partido”, ilustró, con una socarrona sonrisa. El ex alcalde de Acapulco menciono otros dos argumentos: “Guerrero no es Sinaloa; y Aguirre no es Malova. A este se la debían; a Aguirre no”, nos dijo.

Incongruencia