GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

miércoles, septiembre 16, 2009

Plaza Pública con Miguel Ángel Granados Chapa · 16 de septiembre de 2009








Descargar Plaza Pública del 16 de septiembre

Renée Zellweger vuelve a México con 'Nueva en la Ciudad'

Notimex

Luego de dar vida a la simpática 'Bridget Jones', Renée Zellweger está de regreso con el filme romántico Nueva en la Ciudad.

Luciendo una esbelta figura que la hace ver espectacular y bajo la dirección de Jonas Elmer, la actriz demuestra una vez más que la comedia es uno de los géneros que mejor le van.

La rubia artista comparte créditos con Harry Connick Jr., Nathan Fillion, Siobhan Fallon, Frances Conroy, J.K. Simmons en esta película que tendrá una dura competencia con otras del género, como Más Vale Pedir Prestado, Bésame Por Favor y Recién Cazado.

En la historia de 96 minutos, la actriz da vida a una brillante y ambiciosa ejecutiva, quien en aras de prosperar y alcanzar sus metas se recluye en un pueblo, donde comienza una real aventura.

Aunque se trata de una trama muy usual en Hollywood, Zellweger logra capturar la atención del público gracias a 'Lucy Hill' (Zellweger), a quien le ofrecen un empleo en Minnesota, el cual acepta creyendo que es la oportunidad que tanto esperaba para tener un mejor puesto en la compañía.

Sin embargo, este viaje se convierte en toda una aventura, pues no se imagina que deberá luchar hasta con las inclemencias del tiempo, además de que conoce a quien parece ser el hombre de sus sueños (Harry Connick Jr.).

La actriz de películas como Miss Potter, Chicago y Abajo el Amor, entre otras, actualmente sostiene una relación sentimental con Bradley Cooper, con quien pasó unas vacaciones en España.

Nueva en la ciudad (New in town)


Nueva en la ciudad (Trailer)

Daños materiales en Valle Dorado por lluvias e inundaciones


Desdeñan vecinos apoyo tras inundación

Gemma Atkinson, un calendario para el infarto

BZ pa' México y pal mundo...

Gemma Atkinson es una de las modelos más destacadas de Inglaterra, no sólo por su belleza, sino por haber salido con Cristiano Ronaldo y con el delantero de Wigan Marcus Bent. También, por cierto, por haber provocado varios escándalos en algunos boliches de su país.

Sin embargo, esta vez Gemma sorprende gracias a su trabajo. La modelo se tomó una serie de fotos para armar el almanaque 2010, "un calendario para el infarto", según informa el portal Objetivo Famosos.

Atkinson es considerada como una de las mujeres más deseadas en los ránkings de belleza que arman anualmente las revistas más conocidas del mundo.

Esta mujer, que primero incursionó en la actuación con papeles muy chicos, para después convertirse en modelo, fue considerada como “una tentación inglesa”.

Aquí les dejo algunos meses de su calendario y a gozar:





Documenta escritor síntomas de la debacle del sistema capitalista

Descarga exclusiva para lectores de RMX, capítulo 20 del libro "El fin de los tiempos"

Presentaron novela de Raúl Villegas

Arturo García Hernández / La Jornada


¿Historia novelada? ¿Novela Histórica? Como se quiera. El fin de los tiempos, de Raúl Villegas Dávalos, es –en opinión de Víctor Flores Olea– un libro “excepcional” y “sorprendente” en muchos sentidos, donde se cuenta una realidad “brutal y “escandalosa” que transcurre entre dos acontecimientos que han tenido profundas repercusiones en el mundo: el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, en 2001, y el derrumbe financiero de Wall Street de este año, síntomas ambos del hundimiento de un sistema.

Flores Olea fue uno de los participantes en la presentación, el jueves, del libro publicado por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Los hechos, añadió el ex diplomático, ensayista y fotógrafo, “son llevados a las letras con un principio de exactitud excepcional”, “extraordinariamente documentados” y con un “ritmo literario magnífico”.

Es también “un libro complejo” que “hay que leer intensamente y varias veces”.

Aunque, frente al pesimismo que se desprende del título, El fin de los tiempos, Flores Olea consideró que también podría entenderse como el fin de una era y una forma de ser, y la posibilidad de un mundo mejor.

Lección lúcida e informada

La novela de Raúl Villegas Dávalos está contada desde el punto de vista de un empresario mexicano de origen libanés, uno de los hombres más ricos del mundo, dueño de un gran consorcio telefónico y de una amplia red de tiendas y restaurantes.

Este personaje –hombre de mundo, rico y poderoso– permite al autor llevar a sus lectores a los grandes centros de poder económico y político, lo mismo Nueva York que el Vaticano, Shanghai que Therán.

El investigador canadiense, Michel Chossudovsky señaló que aun cuando se presenta “como una obra de ficción, es un relato muy bien documentado de lo que es el mundo actual”, cuya escritura requirió de “amplio conocimiento de las realidades nacionales que abarca”.

El académico de la Universidad de Montreal, también elogió “el estilo literario y la manera de contar” de Raúl Villegas.

A su vez, el antropólogo e historiador Iván Gómezcésar destacó el aspecto geopolítico de la novela, una “gran lección, lúcida e informada”, una visión de conjunto del momento actual y las grandes dudas que rodean dicho momento, “en el aire flota la sensación de que no conocemos la verdad, de que hemos sido testigos de grandes mentiras”.

Un ejemplo flagrante de dichas mentiras son, para Gómezcésar, los argumentos de Estados Unidos para invadir Irak: ha habido una gran destrucción de humanidad y de cultura “basada en una mentira.”

La parte “más audaz” de El fin de los tiempos es aquella en la cual se cuenta desde el individuo, el empresario referido líneas atrás, lo que le sirve para reflejar la codicia, el poder del dinero sin control ante la ausencia o las omisiones del Estado.

Último en intervenir, Raúl Villegas Dávalos habló de sus motivaciones para escribir El fin de los tiempos, el conjunto de crisis que vivimos (ambiental, económica, energética), señales que indican que “la humanidad está caminando al borde del precipicio, y que hay pocas esperanzas de que podamos librarlas satisfactoriamente, no la crisis que se viene, la crisis que ya tenemos encima y que es un conjunto de crisis que se expresan en diversos aspectos de la actividad humana”.

En coincidencia con Iván Gómezcésar, Villegas reiteró que, por ejemplo, en Irak “asistimos a una serie de mentiras gigantescas con resultados catastróficos para una región y para el conjunto de la humanidad”.

La anterior es un repost de una noticia de La Jornada del día 13 de diciembre de 2008

Los taxis de la ciudad de México y Luis Marcelo

Álvaro Cepeda Neri / Conjeturas

La orden terminante, vía el señor Quintero (encargado de los asuntos de transporte en la capital del país, seguidor a muerte de López Obrador) fue que todos los taxis que circulan (con o sin papeles administrativos para dar el servicio) fueran pintados de color guinda en sus tres cuartas partes y un copete dorado, más siete, en unos casos, 13 en otros, calcomanías con una figura surrealista de El Ángel que posa sobre la columna de la Independencia, en la avenida Reforma, diseñada en tiempos de Maximiliano (espurio dizque emperador, cuando el legal y legítimo presidente de la República era Benito Juárez).

Ahora todos los taxis lucen su nueva pintura. Cada titular (desde el mote de regente, jefe del Departamento y jefe de Gobierno) del poder Ejecutivo del Distrito Federal, actúa como dueño de la ciudad de México y hace y deshace a su antojo. Así don Marcelo Ebrard, a quien uno de sus ex colaboradores, por su parecido a uno de los personajes de Los Monsters, llamaba con el alias de Largo, decidió que los taxis fueran pintados como es el uniforme de futbol americano, de San Francisco, los 49, o algo así.

Nunca hemos tenido un color permanente para los taxis y quienes llegan de otras ciudades del país, se sorprenden con esa metamorfosis de color. Y como Ebrard es fanático de ese equipo de americano, se le ocurrió que nada mejor que obligar a los dueños de taxis a pintarlos así, para cuando el jefe de Gobierno los vea, recordar que su equipo estadounidense anda por las calles del Distrito Federal, representado en esos colores.

Fue un capricho de quien ya cedió ante Calderón al asistir a su “tercer informe” en Palacio Nacional y hasta le aplaudió. Pero abandonó el edificio sin despedirse del panista y éste declaró que la “lleva bien” con Ebrard, aunque no se vean cara-a-cara ni se saluden de abrazo y mano.

No hay taxista que no eche pestes contra esa medida, salvo los “tolerados” o “piratas” que maneja un hermano de Armando Quintero, ya que en plena crisis económica los hizo gastar. Bien por los que tienen diez y hasta 20 taxis; pero, los hay que sólo tienen en propiedad uno con el que trabajan para sostenerse. La ciudad tiene una tasa alarmante de desempleo (ver el análisis de Julio Boltvinik: Aumentó la pobreza en el Distrito Federal: 2004-2008, en La Jornada: 4/IX/09).

Como sea y lo fue autoritariamente, los taxis ya tienen un doble color, con el que son identificados (salvo en la noche) y nativos del Distrito Federal, de paso, turistas o los que tienen que seguir viniendo al centralismo administrativo, se han familiarizado con los colores del equipo de futbol americano de Ebrard. Y éste muy contento de que sus deseos sean órdenes.

Esperemos que antes de que concluya su período no se le vaya a ocurrir cambiar de equipo favorito y que los taxis tengan que volver a pintarse. Y otra vez acostumbrarse a identificarlos, verbigracia, con amarillo y negro si Ebrard logra colarse a la candidatura perredista y como “Juanito”, en lugar de cederle el cargo a AMLO, le hace de “chivo los tamales”.

Castillo Peraza y Calderón

Miguel Ángel Granados Chapa

Al reflexionar aquí ayer sobre los 70 años del PAN, referí que cuatro de sus ex presidentes rompieron con su partido, todos por considerar que Acción Nacional abjuró de su pasado y perdió su identidad. Y eso que esas salidas ocurrieron antes de que ese partido ganara el poder federal, y apenas empezaba a ejercerlo en algunas entidades. Tal tasa de abandono del partido por sus ex dirigentes lo hace un caso excepcional, único en México. Y no se trata de sólo episodios del pasado. La renuncia de Carlos Castillo Peraza no sólo es reciente, ocurrida en la década pasada, sino que sus motivos tienen plena vigencia, porque incumben a Felipe Calderón, que actualmente es el presidente de la República.

Tenemos noticias hasta ahora ignoradas -algunas de ellas supuestas, pero desconocidas con precisión- de las relaciones entre Castillo Peraza y Calderón. Se ha citado hace poco una carta en que el primero reconviene al segundo por algunos de sus defectos, y sabíamos del enfriamiento que sus relaciones experimentaron después de haber mantenido una relación fraternal, con tintes paternofiliales. Pero ahora contamos con la versión de Castillo Peraza, según la confió a Julio Scherer García.

En su libro Secuestrados, que está en circulación desde hace un par de semanas, el periodista que revolucionó Excélsior y fundó Proceso narra entre otros casos de personas dañadas por el delito al que se refiere el título de su más reciente obra, el de su propio hijo Julio Scherer Ibarra. Relata que para reunir en el breve plazo fijado la cantidad ordenada por los captores, al recibir la cual dejarían en libertad a su hijo, acudió a la generosidad diligente de algunos amigos. Entre ellos Castillo Peraza, que prestó a Scherer García 10 mil pesos. Otros aportaron cantidades diversas, hasta sumar la cifra demandada por los secuestradores. Al recordar sus contribuciones, el periodista retrata a cada uno de los amigos que las hicieron. Procede con su cruda sinceridad habitual, reseñando momentos que hubieran alterado y aun destruido la amistad -como una conversación sobre la existencia de Dios con Castillo Peraza- pero siempre con la gratitud de quien quedó obligado para siempre con esos amigos.

Del intelectual panista recogió Scherer García este sumario dictamen sobre el actual presidente de la República: "inescrupuloso, mezquino, desleal a principios y personas". Dice el periodista que a "su propia torpeza y a Calderón Hinojosa", dueño o víctima de esos atributos, "atribuyó Castillo Peraza una de las decisiones drásticas de su vida: la renuncia al PAN. Ese día, 25 de febrero de 1998, le fue claro que había perdido la pertenencia a una institución que llegó a serle entrañable, que se iba y lo echaban de Acción Nacional. Conocería la orfandad...

"El tiempo y un trato cuidadoso entre Castillo Peraza y yo habían hecho posible una amistad irrenunciable entre nosotros", que incluyó confidencias como la anterior y las que fundan las líneas que siguen:

"Castillo Peraza cuidó el porvenir político de Calderón Hinojosa y Calderón Hinojosa se desentendió de Castillo Peraza cuando éste más lo necesitaba. Se dio así una radical diferencia entre ambos. Las consecuencias tardarían en sobrevenir pero finalmente llegaron, dramáticas: estalló una amistad que muchos tenían por definitiva". Esa relación se había construido por instantes como éste: Calderón Hinojosa insistió una y otra vez ante Castillo Peraza para que le permitiera ser orador a favor suyo en la convención que lo eligió presidente del partido el 5 de febrero de 1993. Finalmente, tras muchas negativas, Castillo Peraza las explicó: "Si Castillo Peraza hablaba por sí mismo y salía airoso de la prueba, él sería el ganador, pero también Calderón Hinojosa. Amigos en el entramado de una relación intensa, maestro y discípulo ascenderían juntos a la cumbre panista. Pero si hablaba Calderón Hinojosa en nombre de Castillo Peraza y perdía, perderían los dos el inmenso futuro de sus sueños". La previsión fue realista. Con Castillo Peraza presidente del PAN, Calderón Hinojosa fue secretario general y después lo reemplazó.

Cuando Carlos se marchó del PAN, "en Acción Nacional empezó a extrañársele. No había en el partido un intelectual de su altura. El paso de Calderón Hinojosa por la Escuela Libre de Derecho fue anodino, y su maestría en la Universidad de Harvard tampoco dejó marca, estudiante mediocre de la carrera de economía. Hombre de pocos libros, sus discursos y artículos carecían del tono superior que sólo da la cultura.

"A la renuncia de Castillo Peraza, Calderón Hinojosa respondió, el 28 de abril, con un texto que publicó La Nación: "La elección de 1997 dejó lecciones para todos. En lo que a la dirigencia respecta, hemos aprendido la nuestra, y estoy seguro que Carlos ha aprendido la suya. Lo medular es que vio completa y satisfecha su vocación y trayectoria política... Al amigo, al compañero, al presidente, a ese gran mexicano, seguramente la historia lo reivindicaría"".

Tras varias confidencias ajenas, Scherer García hace una propia. Un día recibió un telefonema de Felipe Calderón: "Muy lejos el uno del otro, sin más comunicación que la circunstancial, me transmitió su preocupación en una frase reveladora. Qué pensaba Castillo Peraza de él, de Calderón Hinojosa.

"Respondí con la verdad. Por un tiempo la reconciliación sería imposible. Castillo Peraza le había perdido la estima por el trato que había recibido de (Calderón) y por el abandono de los principios" del PAN.

Cajón de Sastre

Los diputados insisten en llamar glosa a esa suerte de informes parciales, temáticos, que miembros del gabinete hacen al informe presidencial. Si lo hacen a sabiendas del significado que en este caso tiene la palabra, hay que aplaudir su sinceridad. Si no es así, si no lo saben, lastiman al presidente de la República, responsable del informe anual, aunque no sea él quien lo escriba personalmente. La primera acepción de la palabra glosa en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice que es la "explicación o comentario de un texto oscuro o difícil de entender". Acaso por ello interesó a tan pocos legisladores oír al secretario de Hacienda; la sesión se inició con sólo 291 diputados, y comenzó más de media hora después de lo anunciado, pues abordaron antes asuntos de trámite.

¿Se verá Juanito en el espejo de AMLO?

Bajo Reserva / El Universal (Fragmento)

Andrés Manuel López Obrador dijo hace dos días con sorna: “A Juanito le recomiendo que se vea en el espejo de [Felipe] Calderón”. Y agregó otras frases bastante lucidoras, la verdad, como esa de “le recuerdo que lo robado no luce” o “la mancha de un fraude no se quita ni con toda el agua de los océanos”. Pues qué hábil para las frases. Pero ya fuera de las ocurrencias y de la palabrería ingeniosa, lo que López Obrador no ha explicado es por qué abandonó a Rafael Acosta Juanito, su Frankenstein, a la jauría. Y media humanidad se lo advirtió. Todavía no queda claro cuál grupo asesora al ex petista. Rondan PRD, PAN. Rondan sus viejas amistades, nos dicen. Y la verdad, a estas alturas, a sólo 15 días para que Acosta se convierta en el delegado de Iztapalapa y gobierne a más individuos que los alcaldes de Monterrey, Guadalajara, Tijuana o Ciudad Juárez, lo que más urge es que lo adopte un grupo político. Juanito no podrá gobernar solo, y los habitantes de esa región tan necesitada no son culpables si AMLO no supo dirigirlo. Juanito ya dijo que va a gobernar. Juanito necesita, por bien de Iztapalapa, padrinos. Si AMLO terminó abandonándolo, que alguien lo adopte. Y que Juanito se vea también, desde ahora, en el espejo de AMLO.

Localizan cuerpos tras derrumbe en Magdalena Contreras

El Universal

Un hombre de 45 años y dos niñas, una de un año ocho meses y la otra de cinco, perdieron la vida al quedar sepultados al interior de su casa por un deslave causado por la lluvia registrada en la noche del 15 de septiembre.

Las tres personas fueron encontradas alrededor de las 8:00 de la mañana por los cuerpos de rescate, dentro de su domicilio ubicado en la colonia Ojo de agua Ixtlahualtongo, en la Magdalena Contreras.

La secretaría de Protección Civil informó que además de este derrumbe se registraron tres más en diferentes colonias de la demarcación: La Carbonera, Gavillero y Tierra Colorada.

En La Carbonera un joven de 20 años resultó lesionado en el brazo. En los otros dos derrumbes no hubo lesionados.

Además se registraron 40 encharcamientos en distintos puntos de la ciudad, mismos que de acuerdo con las autoridades fueron resueltos sin mayor problema.

agvr / grg


Video: Di Costanzo sobre nuevos esquemas para obligar el pago de impuestos a las grandes empresas


Nuevos esquemas para obligar el pago de impuestos a las grandes empresas

Nuevos esquemas para obligar el pago de impuestos a las grandes empresas

Comunicación Social / Cámara de Diputados

La desaparición de secretarias de estado no resolverá el hoyo financiero que registra el país afirmo el diputado del partido del trabajo, Mario Di Costanzo al recomendar nuevos esquemas que garanticen el pago de impuestos a las grandes empresas.

El legislador explico que los consorcios empresariales apenas si pagan el 20 por ciento de sus impuestos.

El diputado Mario Di Costanzo se refirió al debate que se registro en el pleno por la solicitud de licencia de 10 legisladores de diversos grupos políticos.

Aseguro que no violentan la ley y considero que hay temas más importantes por resolver.

Finalmente el diputado Mario Di Costanzo advirtió que la desaparición de secretarias de estado elevara el número de desempleados.