GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

sábado, marzo 06, 2010

Contradicciones en las élites

Guido Proaño A. (especial para RMX)

El escenario político del país experimenta un ligero pero importante cambio: de una situación de arrinconamiento y carencia de iniciativa, la derecha hace esfuerzos por sobreponerse. Las concentraciones convocadas por Jaime Nebot y Carlos Vera en Guayaquil y Quito, respectivamente, son una demostración de ello; en el debate establecido a propósito de la aprobación de la Ley de Comunicación ya se observó –y se observa porque éste aún no culmina- la beligerancia con la que la derecha actúa.

De los pronunciamientos verbales, hasta estridentes, que algunos de sus exponentes han efectuado al interior de la Asamblea Nacional, ahora pasan al intento de construir una oposición callejera de masas. Esto no es casual ni un globo de ensayo, la derecha considera que es el momento propicio para este tipo de acciones, debido a que el rechazo al gobierno es superior al respaldo popular.

La oligarquía quiere pescar en medio del descontento social que crece como consecuencia del alejamiento de Correa al proyecto político inicial y de los errores cometidos en su gestión. Pesa ahora en el gobierno el distanciamiento por él propiciado de las organizaciones populares como la Conaie y las integrantes del Frente Popular, que, como hemos señalada en ocasiones anteriores, tienen una importante capacidad de movilización que podría rodear de respaldo al gobierno si éste fuera consecuente con el proyecto.

El propósito de la derecha -en esta etapa- sería acelerar el desgaste de Correa, proyectar figuras que jueguen el papel de líderes de la oposición, mostrar un frente de masas opositor y acumular para su provecho. Generalmente, la derecha ha repudiado la movilización de éstas como forma de expresión de su descontento y como mecanismo de presión, pero ahora la utilizan. Y lo señalamos en el término exacto de su significado: quieren aprovecharse de ellas.

La derecha intenta manipular a los sectores populares e incubar un movimiento reaccionario que desemboque en el restablecimiento de un régimen abiertamente neoliberal. Sabe que la fuerza de los movimientos político-sociales radica en la acción de las masas; aspecto que Rafael Correa no lo entiende o lo subestima. No de otra manera se explica su reiterado ataque a las organizaciones populares y a sus dirigentes.

Subestimar y más aún limitar la acción política de las masas solo puede llevar al fracaso de un movimiento político-social; ese es el talón de Aquiles de la denominada “revolución ciudadana”, en la que figura de Rafael Correa cumple un rol determinante y, en su visión, hasta mesiánico. No se trata de un error de apreciación táctica del gobierno, expresa su concepción respecto de la naturaleza y fines de su proyecto. El desarrollismo reformista que encarna la gestión gubernamental (funcional al sistema imperante) es un proyecto concebido para aplicarse desde “arriba”, en el que el protagonismo de las masas podría desbordar los propósitos y límites de la “revolución”.

La propuesta que desde las organizaciones populares y de izquierda se levanta reivindica el protagonismo popular en el proceso político, porque un proyecto liberador solo puede sostenerse en la acción y en la fuerza de las clases y capas trabajadoras. Es un proyecto que va más allá de lo que Correa plantea como objetivo final; en él no se apela a los pueblos circunstancialmente: éstos son la esencia y razón de ser del movimiento.

Mentirosos...

Jesusa Cervantes

Lo que se pudo percibir como una “travesura” del PRI para el dirigente nacional del PAN y diputado federal, César Nava, al negarle con sus votos en la Cámara de Diputados su solicitud de licencia como legislador, el pasado 2 de marzo, fue únicamente parte de la guerra frontal que los priistas abrieron con el partido de quien supuestamente gobierna al país, Felipe Calderón Hinojosa.

Lo anterior debido a que a tal negación siguió el desnudo total de la falta de palabra del partido en el gobierno --al no respetar el acuerdo de aliarse electoralmente con el PRD a cambio de la aprobación del aumento de impuestos contra los mexicanos—y, de paso, los mismos priistas confirmaron que son unos personajes faltos de ética política al negociar la economía de los ciudadanos a cambio de poner la balanza electoral a su favor con tal de recuperar la Presidencia en el 2012.

Ahora, diputados priistas y panistas niegan el conocimiento de tal infame trueque. Tanto el vicecoordinador del PRI, José Carlos Ramírez Marín, como el del PAN, Roberto Gil Zuarth, se deslindaron de los acuerdos. Han sostenido ante la opinión pública que nunca aprobaron los impuestos a cambio de las alianzas.

Aseguran que los legisladores desconocían tal convenio. Difícil creerles, pues, de lo contrario, se pensaría que los político de uno y otro lado son ingenuos o que no tienen comunicación con sus dirigencias nacionales. Sin embargo, todo lo que aprueban o “negocian” los legisladores en la Cámara de Diputados y el Senado de la República obedece a una estrategia política dictada desde sus respectivas presidencias de partido. Por eso hay una cabeza dirigente en cada instituto político. Son éstos quienes guían el actuar de sus representantes en las cámaras. Esto es sólo parte de un principio de partido, de ahí que sus palabras sean poco confiables.

Sin embargo, fue el propio dirigente nacional del PAN, César Nava, quien salió ante los medios a confirmar que sí hubo tal trueque, incluso se atrevió a decir cínicamente que ante el incumplimiento del PRI de aprobar tal cual el paquete económico enviado por Felipe Calderón, los panistas decidieron concretar las alianzas.

Además, desde hace dos semanas, los propios diputados del PRI narraron a Proceso cómo fue el convenio y dónde se firmó. Además revelaron que luego del acuerdo el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, se comunicó con su bancada para anunciarles la negociación y bajo esta premisa pedirles a sus diputados que operaran para avalar el aumento al IVA.

En las declaraciones públicas de César Nava y las versiones de los propios legisladores del PRI existe un desfase de fecha. El panista asegura que el convenio se signó el 30 de octubre, sin embargo, el día en que los priistas discutieron por más de seis horas la aprobación o no del aumento del IVA fue el 19 de octubre, horas antes de que salieran al pleno y levantaran la mano a favor de los incrementos.

Las fechas resultan importantes debido a que a partir de la certeza de ellas se puede determinar el alcance de la negociación entre los dirigentes nacionales del PAN y del PRI, quienes tuvieron como testigo “de honor” al propio secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

Aunque en el centro de todo está la permanencia de unos y la recuperación del poder, por parte de otros, lo cierto es que la ciudadanía debe conocer qué más negociaron Nava y los priistas, sobre todo porque de sus acuerdos en lo oscurito dependen las imposiciones en materia económica, social y de seguridad que le afectan a la ciudadanía.

Por ejemplo, cuando llegó el paquete económico de Felipe Calderón a la Cámara de Diputados que incluía nuevos impuestos, se discutía el respaldo del PRI para apoyar la controversia constitucional en contra del Poder Ejecutivo por haber desaparecido la Luz y Fuerza del Centro y, con ello, la extinción del Sindicato Mexicano de Electricistas.

En la fracción del PRI había por lo menos unos 60 diputados, sobre todo de la Confederación Nacional Campesina, que estaban a favor de la controversia; de su actuar dependía que el PRD, el PT y Convergencia lograran los votos necesarios para interponer el recurso. Así es que en una reunión plenaria del PRI, momentos antes de que se fijara la decisión final de los diputados a favor de la controversia, Oscar Levín Coppel, diputado cercano a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ofreció a los cenecistas cambiar su voto a favor por uno en contra a cambio de negociar mayores recursos en el paquete económico para el sector agrario. Esta fue una más de las negociaciones en lo oscurito de las cuáles ni los priistas ni los panistas hablan.

Habría que preguntarse qué más han negociado, no sólo el PRI con el PAN, sino también el PRD con el PAN, pues aunque es una fracción dividida, de apenas 60 votos, sus decisiones en la Cámara de Diputados y el Senado de la República, sirven para avalar las políticas públicas que terminan imponiendo a la población.

Un cierto sector de los mexicanos tiene su atención puesta en todas estas desfachatadas declaraciones de uno y otro lado, pero más allá de esta firma de convenio vale la pena preguntarse qué otros acuerdos han establecido, por ejemplo, en materia energética, donde recientemente se avalaron cambios normativos que abren la total participación de la iniciativa privada --nacional o extranjera--, en el manejo de los hidrocarburos.

Por ejemplo, qué otras cosas se han aprobado en materia de seguridad para que, a pesar de que la población se está viendo afectada por una guerra entre el aparato de estado y los grupos de narcotraficantes, el gobierno de Felipe Calderón siga en pie. Por qué el PRI, que tiene el poder de decisión en el Congreso no hace nada para detener esta guerra.

El cinismo con que PRI y PAN han aceptado sus “negociaciones” es sólo una parte de lo que realmente ocurre con la clase política del país, de su falta de límites para obtener el poder a costa de lo que sea.

Tan reprobable es la actuación de unos y otros en este indignante convenio; pero es más vergonzosa la actuación de la “izquierda” representada por el PRD, que hoy se alía con el PAN para tener, aunque sea un poquito de poder a través de las gubernaturas.

Una vez desnudados, los panistas pretenden desviar la atención diciendo que lo que hay que indagar es por qué un gobierno puede caer en el “chantaje” de un partido que tiene poder de decisión por su número de legisladores, refiriéndose al PRI, y recargando toda la culpa de este indignante acuerdo en los priistas.

A su vez, el PRI sostiene que lo que importa de todo esto es “la confianza”. Asegura que ante lo revelado el PRI ya no confía en el PAN y los acuerdos a los que este llega. Con esto pretende también desviar la atención de su desfachatez de negociar impuestos por no alianzas con miras a recuperar el poder Presidencial.

En realidad lo único importante aquí es la confesión de los políticos de su falta de ética para conducirse. Una falta de ética que a quien afecta finalmente es a los mexicanos.

Episodios como los vividos recientemente respecto al tema de las alianzas, son solo uno de los muchos enfrentamientos que veremos entre el PRI y el PAN y en donde ambos partidos, sumándose el PRD como comparsa en algunos casos, no tendrán límites para enmugrarse aún más y actuar de manera indignante y cínica.

Parece ser que todo se valdrá de aquí a las elecciones presidenciales del 2012. Un panorama desolador para los mexicanos que son los únicos que tienen el poder de rebelarse ante los partidos políticos y poner un alto ante tanto pisoteo y desdén con que los políticos los utilizan en cada proceso electoral y en cada uno de sus actos diarios.

Vehículo de Cadena 3 invade rampa para discapacitados

RMX

De acuerdo al Reglamento de Tránsito:

a) Por ocupar u obstruir los espacios destinados al estacionamiento de los vehículos de personas con discapacidad, así como los de sus rampas de acceso a las banquetas y vías peatonales.

El infractor es acreedor a una multa de 5 días de salario mínimo (Art. 16 y 71 fracción XVII)

Un lector nos hizo llegar la siguiente información:

Es imposible que un medio de comunicación, como Cadena 3, que critica las impunidades las cometa por parte de sus empleados. Afuera de las instalaciones de Grupo Imagen, en la calle Mariano Escobedo, un auto de la compañía invade la rampa de personas con discapacidad.

¡No a la impunidad!

Aristegui, con sus reportajes, es una periodista muy superior a los Dóriga, Alatorre y Ciro Comes juntos

Pedro Echeverría V.

1. En los últimos días la joven periodista Carmen Aristegui, en un profundo reportaje respaldado en entrevistas en vivo a víctimas de abuso sexual ha puesto de cabeza, nuevamente, a la iglesia católica al profundizar una investigación sobre los llamados Legionarios de Cristo, acerca de la corrupción de su fundador Marcial Maciel y de decenas de actos de pederastia de Maciel y seguidores bien resguardos por la iglesia, dado que el cardenal Norberto Rivera de México y el mismo Papa Juan Pablo II, aparecen como encubridores. Mientras Aristegui destruye una de las bases más fuertes de sustentación ideológica del capitalismo, nuestros proclives periodistas de Televisa, TV Azteca y Radio Fórmula, junto a los “intelectuales” que entrevistan, les pagan para tergiversar, engañar y manipular para beneficio de gobiernos y empresarios.

2. Obvio, no es descubrir el hilo negro porque el control ideológico y económico de los empresarios de los medios de información en México es antiguo: desde principios del siglo XIX la prensa escrita estuvo en manos de empresarios y hacendados; a partir de los treinta del siglo pasado la radio mexicana apareció en el país bajo el dominio de unos cuantos grandes empresarios y 20 años después irrumpió la televisión que a partir de la implantación en el mundo del neoliberalismo y el total apoyo a la privatización en la década de los ochenta, se convirtió (la TV) en la manejadora de la conciencia del 90 por ciento de los habitantes del país. Es tan poderosa la empresa televisiva y de radio, que de cuarto poder se transformó en primer poder junto a la economía privada. Los pobres políticos, los más oportunistas, se arrastran ante esos medios.

3. La periodista Aristegui tiene tres ventajas que es difícil de superar: a) Que sus patrocinadores prefieren siempre respetarla por su rating, es decir, por la enorme cantidad de radioescuchas que posee; b) Porque no tiene temor a ir al fondo de las cosas, aunque la cesen del trabajo y c) Por su gran capacidad intelectual, metodológica y agilidad de pensamiento. Ni es provocadora, ni incisiva, ni mordaz, pero tampoco permite que sus entrevistados se desvíen en palabrería. Da la impresión que Aristegui se conoce todos los temas o, antes de tratarlos, los estudia con gran detenimiento y se auxilia entrevistando a especialistas. Sin ser izquierdista, hace algunos años fue cesada de su programa por órdenes de Televisa y del Cardenal Rivera; ahora no sabemos de dónde podrá surgir otra combinación de fuerza para tratar de silenciarla.

4. Escribo sobre Aristegui como lo haría a favor del diario La Jornada y la revista semanal Proceso, aunque en ninguno de esos medios, en más de 25 años de articulista, me han abierto espacio alguno por “tener compromisos anteriores”. La realidad es que si no contáremos en México con esos medios de información –rodeados de televisoras, radios y prensa escrita monopolizadas por grandes empresas fascistoides- la izquierda y los sectores progresistas ignoraríamos hasta lo más elemental de la situación del país. La realidad es que todos esos medios de información empresarial y comercial, han estado siempre al servicio del capital y de todos los negocios que realizan los inversionistas del país y de otras naciones. En vez de informar con objetividad y de ayudar al desarrollo de la conciencia crítica, se dedican a manipular a la población.

5. Pareciera que Aristegui es la única periodista mexicana que no trabaja por consigna o mandato de algún aparato de poder. Su estilo como entrevistadora hace pensar que ella sólo está empeñada en lograr acercarse a la verdad de los hechos. De manera paciente está haciendo las preguntas adecuadas y explicando las relaciones que una cosa tiene con otra. En tanto todos los medios tienen un cuadro de colaboradores, comentaristas o articulistas escogidos por la empresa por su ideología y disciplina, Aristegui –en busca de acercarse a la verdad- hace hablar a izquierdas, derechas, centros y de todos los colores e intereses. No parece querer manipular nada, tal como lo hace casi el 100 por ciento de los medios informativos, sino por medio de confrontación de declaraciones e ideas va construyendo el conocimiento que se necesita en cada hecho.

6. No se trata –como los Dóriga, Alatorre, Loret de Mola, Ciro Comes, Cárdenas o Ruiz Gili- de golpear o intimidar a un político, a un empresario, artista o deportista por encargo de la empresa a que pertenecen para luego negociar con él; tampoco simplemente de entretener al auditorio con bobadas, sino de profundizar de manera independiente los análisis de los problemas para que la población conozca lo que sucede en el país. Aristegui, en todos los noticiarios matutinos de seis a 10 de la mañana, busca penetrar profundo en los problemas. Pero alguien me preguntaría con razón: ¿Qué puede esperarse de los magnates del capital que controlan el 99 por ciento de los medios de información en el país? ¿Esperas acaso que hagan a un lado sus intereses, sus ganancias, a sus socios capitalistas, para que sirvan al pueblo explotado?

7. Si bien La Jornada, Proceso, al funcionar como cooperativas, difícilmente pueden ser asimilados por el Estado como ha sucedido con todos los medios de información impresos, a Carmen Aristegui pueden cesarla nuevamente por los mismos que trataron de destruirla hace unos años: Televisa, el alto clero mexicano y el gobierno de Felipe Calderón. No olvidemos que en México –como toda su historia enseña- todo se negocia, todo es una mercancía que se vende y se compra. Aristegui no ha estado en venta, así como los más enraizados izquierdistas luchadores sociales, pero los agentes del capitalismo no descansan. De todas maneras Aristegui está haciendo historia destruyendo una de las bases esenciales del capitalismo opresor. Debemos aprender y ella y apoyarla en sus diarias acciones.

La reproducción del poder comunicativo en México a través de la Ley Televisa

Javier Esteinou Madrid

El 1 de diciembre del 2005, la Cámara de Diputados aprobó, vía fast track, los proyectos de reformas a las leyes federales de Radio y Televisión y de Telecomunicaciones, a las que en conjunto se les conoce como Ley Televisa. Meses después, el 30 de marzo de 2006, el Senado de la República ratificó estas reformas. En estas modificaciones no se consideró, asombrosamente, ninguno de los planteamientos que en los últimos 40 años ha formulado la sociedad mexicana con el propósito de transformar el sistema de radio y televisión y construir otro sistema de comunicación en México. Cínicamente, sólo se contempló la protección de los intereses de los grandes monopolios mediáticos, en particular de Televisa y Televisión Azteca.

De esta manera, se produjo un enorme retroceso político y democrático que marcará el futuro desarrollo comunicativo de nuestra nación.

Ante ello, es necesario analizar con rigor cómo se dio este proceso político sorpresivo de incalculables consecuencias comunicativas y sociales, y proponer nuevas líneas de acción para construir otro modelo de comunicación colectivo que permita el avance de la república en el siglo xxi.

Palabras clave: reforma comunicativa, Ley Federal de Radio y Televisión, Ley Federal de Telecomunicaciones, contrarreforma comunicativa, Televisa, Cofetel, monopolios informativos, medios públicos, medios comunitarios, programación parasitaria.

* On December 1st of 2005, the Deputy Chamber fast tracked approved the Radio and Television and Telecommunications Federal Laws reform project, also known as Televisa Law, and later, on March 30th it was ratified by the Senate of the Republic. Surprisingly, these proposals did not consider any of the statements made in the last 40 years by Mexican society regarding the radio and television system transformation and building of another communication system in Mexico. It only assumed the protection of the great media monopoly interests, especially Televisa and Televisión Azteca.

Bibliografía: Polis. Investigación y Análisis Sociopolítico y Psicosocial, ISSN 1870-2333, Vol. 5, Nº. 1, 2009 , pags. 51-90

rmx-rep-pod-comunicativo-mexico.pdf (175kb)
DESCARGAR DESDE MEGAUPLOAD
DESCARGAR DESDE RAPIDSHARE

Un desmadre bien organizado

Eduardo Ibarra Aguirre

Un “desorden generalizado” priva en las guarderías que brindan el servicio subrogado por el Instituto Mexicano del Seguro Social; las autoridades de éste carecen de facultades legales para hacerlo, por lo que se actúa de manera ilegal desde hace 26 años; además existió una violación grave a las garantías individuales en el caso de la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora. Éstas son tres de las conclusiones del informe preliminar elaborado por la Comisión Investigadora de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los magistrados de circuito María del Rosario Mota Cienfuegos y Carlos Ronzón Sevilla establecieron tras una meticulosa investigación de seis meses: “Quedó probada la existencia de un fuerte vínculo entre el desorden generalizado y (el incendio de) la Guardería ABC”, el 5 de junio de 2009, en el que perdieron la vida 49 niños y 70 más resultaron lesionados.

Más aún: La auditoría jurídica practicada al sistema de guarderías subrogadas ilegalmente --“porque el instituto carece de facultad legal para otorgarlos”-- reveló que sólo 0.3 por ciento de éstas opera cumpliendo a cabalidad con todos los requisitos para su funcionamiento, y que de los más de mil 480 contratos otorgados –con criterios políticos, patrimonialistas, valga subrayar-- únicamente 14 se hicieron con apego estricto a lo establecido por la normatividad del Seguro Social.

Los funcionarios públicos implicados corresponden, a juicio de los magistrados, a los tres niveles del Poder Ejecutivo, en particular mencionan a Juan Molinar Horcasitas --exdirector general IMSS y frustrado embaucador de inversionistas españoles con base a mentiras y desplantes contra Brasil y su gobierno--, y el entonces gobernador de Sonora José Eduardo Robinson Bours Castelo.

Frente a esta ostentación de ilegalidad, incompetencia e impunidad, en torno a la que el pleno de la SCJN aún deberá definir su posición y alcances jurídicos, Daniel Karam Toumeh jura que las más de mil 500 guarderías subrogadas “cumplen con los estrictos criterios de seguridad”. Los magistrados opinan exactamente lo contrario: 49 por ciento carecen de constancias de protección civil y sólo 407 tienen el visto bueno del Cuerpo de Bomberos.

Los datos duros que proporciona la investigación de los magistrados que comisionó la Suprema Corte, exhibe la pronunciada incompetencia del gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, mismo que justamente tiene como eslogan favorito Vivir mejor y rinde culto discursivo al estado de derecho, pero en nueve meses fue incapaz de poner al día en términos de seguridad y protección civil a los establecimientos infantiles que subrogó a parientes políticos, como Marcia Matilde Gómez del Campo--, aliados y socios del mismo corte.

El sistema de subrogación de guarderías del IMSS a particulares tiene un autor intelectual y corresponde al nombre de Santiago Levy Algazi –actual vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo--, quien diseñó el esquema bajo la presidencia de Ernesto Zedillo Ponce de León, ahora asesor y/o integrante de los consejos de administración de las trasnacionales que benefició desde Los Pinos a costa de los mexicanos, con todo y su tragicómico Bienestar para la familia.

La ejemplar participación y tenacidad de los padres de los niños muertos o heridos en la guardería ABC y el acompañamiento de la opinión pública para que se deslinden responsabilidades materiales e intelectuales por el infanticidio, lograron esta investigación de los magistrados. Se requería muchísimo más esfuerzo ciudadano para que la impunidad y el cinismo no salgan bien librados en la Suprema Corte, como generalmente sucede en el país de la ilegalidad hecha gobierno y sistema.

Libre comercio y monopolios en México, mensaje de Andrés Manuel López Obrador


http://www.youtube.com/watch?v=e0Q64Mwzx6g

Los panistas de Cesarín se quieren pasar de listos

Álvaro Cepeda Neri

Los panistas de Felipe Calderón (su padre militó en la cristiada) y Cesarín Nava (presidente real de El Yunque, organización clerical nacida de los cristeros) están dispuestos a cerrarle el paso al regreso de la oposición, tanto de la izquierda lópezobradorista, como el reposicionamiento en el centro de un priísmo con su ala socialdemócrata; han enseñado su complicidad con Los Chuchos (Jesús Ortega, el Chucho más perverso y Jesús Zambrano, el Chucho oportunista) para matar varios pájaros de un tiro.

Pretenden desacreditar al PRD más auténtico, acabarlo como opción electoral y, sobre todo, hacerlo a un lado como una fuerza presionando a la derechización, para que ésta no logre imponerse del todo. En segundo término, buscan Los Chuchos y su arreglo con Calderón-Nava (y en medio Gómez-Mont, como parapeto desde la secretaría de Gobernación), afianzar al PAN para ver si este partido logra rehacerse.

Como el “monstruo de dos cabezas”, es conocida esa “alianza”, que busca medir en las próximas elecciones con doce gubernaturas en disputa, si tienen probabilidades de hacerse de un tercer período presidencial (con Lujambio que ascendió a la SEP o Cordero, en la SHCP) aún a sabiendas de que las elecciones intermedias de hace un año, fueron el parteaguas electoral que hundieron al PAN y reprobaron la gestión calderonista, el PRI bien puede hacerse de diez gubernaturas, el control de casi dos mil presidencias municipales y mayoría en los Congresos locales.

Quieren, pues, pasarse de listos (y de vivos) creyendo que han engañado a los ciudadanos que ya probaron las consecuencias del mal gobierno panista, con supuestas alianzas donde azules y perredistas chucheros hicieron causa común, al margen de sus principios, su declaración ideológica y sus intereses, para tratar de derrotar a un PRI que ellos dos han convertido en más poderoso, por lo cual buscan impedirle que se imponga en las urnas y que para la competencia presidencial (y están equivocados si siguen creyendo en que su abanderados será el bonito de Peña Nieto), obtengan los priístas un triunfo devastador si como dicen las encuestas llevan ya la delantera.

Y es que Calderón-Nava y Los Chuchos suponen que sus complicidades tendrán un atractivo electoral, pero los electores ya pararon sus sistemas de alerta ante quienes ignoran que los compañeros de viaje en Oaxaca, Puebla y Durango, son aceite y agua. Que no hay nada de provecho político en tales alianzas y que son medidas desesperadas de quienes han puesto su oportunismo electorero por encima de todo, creyendo que pasándose de listos pueden sorprender en las doce elecciones.

Los panistas de Cesarín y Calderón se han suicidado, a sabiendas de que el mal gobierno panista defraudó a la ciudadanía. Y los perredistas de Los Chuchos le han dado el tiro de gracia a la facción que representan. Y así le han puesto la mesa al PRI que ha recobrado el apoyo lectoral y sus adversarios lo presentan como un partido mucho más poderoso de lo que es.

Invictus ( E.E.U.U. - 2009)

Samuel R. García / RMX

Soy el amo de mi destino; Soy el capitán de mi alma

W. E. Henley

Invictus (2009) de Clint Eastwood:
es el film más recinete que he visto en el cine y el último que me ha marcado como pocas películas lo han hecho a mis 26 años de vida.

Eastwood, es de los pocos directores buenos que quedan en E.E.U.U. y es sin duda sinónimo de garantía. Con la cinta "Invictos" el director lleva a la pantalla grande a uno de los líderes más importantes de la historia contemporánea: Nelson Mandela.

La cinta protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon, es un resumen de diferentes eventos que se presentaron entre 1933, cuando Mandela sale de la cárcel, y 1995, cuando Sudáfrica conquistó el campeonato mundial de Rugby contra todo pronóstico.

El director Eastwood ya era suficiente garantía como para animarnos a ver la película, pero fue mayor mi motivación para ver Invictus al saber que el ya oscarizado Morgan Freeman daría vida a Mandela. Freeman -como ya es costumbre- brilla con su propia luz y hace una excelente interpretación de Mandela, un hombre que ejecutó la política como ciencia como pocos lo han hecho en la historia humana.

La película está basada en el libro de John Carlin "The Human Factor: Nelson Mandela and the Game That Changed the World", sin duda alguna hay que conseguirlo para poderlo leer y conocer más detalles sobre Mandela.

De manera específica, como estudiante de Ciencia Política, pude reflexionar sobre las buenas decisiones que tomó Mandela para unificar Sudáfrica y en el filme están bien reflejados los sentimientos y consecuencias que rodean todo aquello que decimos y hacemos. En los primeros minutos de la película Mandela ingresa a las oficinas de la presidencia y se reúne con el personal de trabajo (la mayoría de ellos pertenecientes al anterior gobierno), les dice que los que deseen quedarse con él a trabajar deben hacerlo, pero les deja claro que a su labor deberán agregarle corazón y verdadera vocación de servicio. Estos dos elementos son cosas que a la mayoría de políticos se les olvida, porque son más crueles que nada y ocupan los cargos públicos para servirse del pueblo, no para servirlo.

La cinta tiene varios momentos emocionantes, uno de ellos se da cuando el equipo de rugby es llevado a varios lugares de Sudáfrica con niños desfavorecidos, allí reconocen el país en el que viven. En ese momento pensé que la realidad muchas veces nosotros mismos la ignoramos o la vemos, pero a pesar de que la vemos, no la queremos reconocer como realidad. Otro momento magnífico es cuando el equipo viaja al lugar donde Mandela estaba prisionero, aquí es cuando te pones a pensar: "yo que nunca he estado en prisión, ni he sido limitado o perseguido ¿qué he hecho por mi país o hasta por mi mismo? Un hombre que estuvo 30 años en prisión era como para darse un tiro y no salir para perdonar a sus adversarios, aparte de perdonar perdonar, sale de prisión para unificar a toda una nación. Increíble.

Otro detalle que me gustó de la película es que el partido de la final está muy fiel al partido original y se nota que buscaron a un actor similar al inolvidable Jonah Lomu, el líder del equipo de Nueva Zelanda, que es interpretado por el ex jugador samoano Zak Feaunati. El ex jugador con su actuación logra imponer tanto respeto y carisma como el Lomu original, quien se dice fue el mejor jugador de rugby en la historia, con una gran capacidad física de 1,96 metros de estatura y 120 kilos de puro músculo.

“Lo pasado, pasado. Ahora, miremos hacia el futuro“, dijo en una ocasión Mandela tras su encierro. Bien cabe citar la frase para decir que esperamos que un futuro no muy lejano Clint nos vuelva a ofrecer un excelente platillo en la pantalla grande.

Blog oficial de Samuel R. García: www.uzkediam.blogspot.com

Se resquebraja el PAN

Teodoro Rentería Arróyave

Si por algo perdió la Presidencia de la República el Partido Revolucionario Institucional, PRI, en el 2000, es por no haber aprendido a dejar las decisiones cupulares, autoritarias y hegemónicas, así como las actitudes autoritarias y presuntuosas.

El Partido Acción Nacional, PAN, por esa misma línea de conducta absurda, se está resquebrajando por haber aprehendido exactamente eso que antes criticó, denunció y aborreció: las decisiones cupulares, autoritarias y hegemónica, así como las actitudes autoritarias y presuntuosas, en consecuencia perderá, de no rectificar y cada día se está haciendo más tarde, las elecciones locales y estatales en este 2010 y Los Pinos en el 2012.

Esas decisiones cupulares ordenadas por César Nava Vázquez, presidente Nacional del Partido Acción Nacional, y lo que es peor, dictadas por el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa están dando al traste con las de por sí absurdas alianzas con la izquierda de Jesús Ortega Martínez, presidente formal del Partido de la Revolución Democrática, PRD, como con las que se consideraban seguras candidaturas naturales del PAN.

Esos mandatos de arriba hacia abajo, en los que no se permite a los militantes ni siquiera el derecho al pataleo, fractura las alianzas antinatura y al propio PAN, por ello sus cuadros más distinguidos han empezado a renunciar a su militancia blanquiazul.

La reacción de enojo con renuncia consecuente a la militancia blanquiazul por el incumplimiento de la dirigencia y del líder nato del PAN con la doctrina tradicional del partido que fundara Manuel Gómez Morín, su más preclaro teorizante, y no hacer honor a la palabra empeñada, ahora se sabe que hasta firmado está el pacto antialianzas, las inauguró nada menos que el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

En efecto, ahora se ventila públicamente aunque lo siga negando Cesar Nava, que firmó el pacto antialianzas con su homóloga la presidenta del PRI, Beatriz Paredes y fue testigo de honor el propio Gómez Mont.

Por ello no extraña la siguiente renuncia al PAN, la de Gerardo Buganza, puntero en las encuestas para precandidato panista a la gubernatura de Veracruz.

Habían pactado los tres aspirantes: Buganza, Juan Bueno Torio y el ex priísta, Miguel Ángel Yunes, que de acuerdo a las encuestas el que lograra más puntos se convertiría en el candidato. Pues Nava y Calderón rompieron el pacto en beneficio de Yunes, protegido de la maestra Elba Esther Gordillo, la poderosa líder vitalicia del Sindicato Nacional de Maestros.

En el estado de Hidalgo, también ya se alebrestaron los precandidatos del PRD, José Guadarrama y de Convergencia, Xavier Berganza Escorza por considerar que es un “cochinero” la imposición de Nava y su jefe en la persona de la excolaboradora foxista, Xóchitl Gálvez.

Y en Sinaloa, César Nava y su Consejo dejaron colgado de la brocha al todavía priísta, Mario López Valdez, Malova, al determinar que van con un candidato de militancia blanquiazul. Y en menor o mayor escala se les están complicando las forzadas alianzas en Durango, Puebla y Oaxaca.

No cabe duda que la actual cúpula del PAN por haber aprehendido al revés la lección, al llevar a cabo los mismos artificios que antes criticó, perderá en el 2010 y también en el 2012. Al tiempo.

Militares, la discordia

Jorge Carrasco Araizaga

Las Fuerzas Armadas son cada vez más motivo de confrontación en la sociedad mexicana.

Esa es una de las consecuencias de la decisión de Felipe Calderón de convertirlas en pivote de su “estrategia” contra el narcotráfico.

Lejos de controlar el problema, desataron la discordia. En los tres años del gobierno de Calderón, sectores cada vez más amplios han ido construyendo la certeza de que los militares, en particular el Ejército, se han convertido en los principales violadores de derechos humanos.

Para los sectores oficiales y oficiosos, por el contrario, además de imprescindibles, sólo cumplen institucionalmente las funciones policiales que les asignó Calderón. Y si hay abusos a la dignidad humana sólo se explican como “daños colaterales”.

La semana pasada dejó ver con claridad el desacuerdo. El jueves 4, la fracción del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados organizó un encuentro que mostró el deteriorado estado en que se encuentran las relaciones cívico militares en México.

La demostración de esa situación no fue tanto por lo que dijeron los ponentes, sino por el desorden y enojo que provocó el inicio del simposio “Fuerzas Armadas, justicia y respeto a los derechos humanos: hacia una reforma legislativa del fuero militar”.

El moderador, que no lo fue, el diputado petista Enrique Ibarra, fue incapaz de encausar las inconformidades que entre los asistentes provocaron los participantes.

No hubo diálogo posible y naufragó, en ese foro, lo que debe ser una de las discusiones centrales del país: cómo controlar a los militares en democracia, sobre todo en el caso de México, donde el Ejército fue el constructor y por más de tres décadas –desde la posrevolución hasta 1946–, conductor del régimen autoritario del PRI.

Con las propuestas que envió al Senado para reformar la Ley de Seguridad Nacional, Calderón lo único que pretende es proteger a los militares por las consecuencias de su participación en las tareas en que los embarcó.

Ni por accidente, apunta hacia la adecuación del Ejército al siglo XXI, en el que temas como el fuero militar aplicado para civiles prácticamente desapareció del mundo.

El mismo día 4, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez abonó en la documentación sobre los efectos de la actuación de los militares en lo que va del sexenio.

Presentó su informe “Sociedad amenazada. Violencia e impunidad, rostros del México actual”, cuyo capítulo dedicado a la actuación del Ejército presentó de forma sistematizada los abusos cometidos por militares en los dos primeros años y medio del sexenio.

Aunque limitada por tratarse de un seguimiento de lo que publica la prensa, y precisamente por eso, la información es contundente: los abusos militares se incrementaron en 472%.

En la mayoría de los casos se trata de cateos y allanamientos ilegales, pero desde luego está la agresión física y, más grave, la tortura y muerte. Esas acciones han dejado, por lo menos, 561 personas lesionadas y ocho muertas.

Las cifras, desde luego, pueden ser mayores, pues recogen sólo lo que algunos medios de información han podido publicar. El problema no acaba ahí, como lo anota el informe, sino que se prolonga por la impunidad garantizada que significa la aplicación de la jurisdicción militar en estos casos, en especial los de privación ilegal de la libertad y de la vida.

Entre quienes rechazan ese tipo de revisiones al Ejército, destaca, paradójicamente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Así lo demostró su presidente, Raúl Plascencia, el viernes 5, cuando dio su primer informe.

En su discurso, pronunciado ante Calderón, apenas y mencionó que el Ejército figura entre las primeras instituciones en el número de quejas por violaciones a los derechos humanos en todo el país.

Nada nuevo, así ha ocurrido en todo el gobierno calderonista. Plascencia resultó peor que su antecesor, José Luis Soberanes, que ya es decir mucho. El nuevo burócrata de la CNDH contribuye así a la discordia.

Lo dicho: los daños de la “estrategia” contra el narcotráfico no son para Calderón, que se irá en menos de tres años, sino para el Ejército, que ha refrendado su imagen como protector sistemático de las violaciones a los derechos humanos cometidas por sus integrantes. Y eso, seguirá provocando más división en la sociedad.

Jaguares - Dime jaguar


http://www.youtube.com/watch?v=81IgdhQdAMQ

Jaguares - Dime Jaguar Es una canción del álbum "El equilibrio de los jaguares" (1996). Jaguares es una banda mexicana de rock formada en 1996, antiguamente llamados Caifanes. La banda ha encontrado poesía en la oscuridad, fuerza en el misterio musical y en la tradición mexicana. Jaguares es una agrupación que toca con la misma pasión y devoción para 120 mil fans en el Zócalo de la Ciudad de México, en un pequeño club en París, un evento cultural en Oaxaca, en un Anfiteatro de Los Ángeles o Chicago o en el Foro Alicia de la Ciudad de México.


Cómplices de Marcial Maciel

Eduardo Ibarra Aguirre

Una larga y prolija historia de pederastia, enriquecimiento lícito e ilícito, trasiego de influencias religiosas y políticas, falsificación de la identidad propia y la de sus hijos, mitomanía clínica, abuso sexual de sus vástagos, formidables nexos con los hombres y mujeres del poder eclesiástico, político y económico de México, el Vaticano y la aldea global que lo protegieron, arrojan 13 años de investigación periodística sobre Marcial Maciel Degollado.

La historia de esta compleja y costosa búsqueda del periodismo de investigación comenzó el 14 de abril de 1997 con las notas de Salvador Guerrero Chiprés en La Jornada, diario que ahora omite el crédito al actual comisionado ciudadano del Instituto de Acceso a la Información Pública del Distrito Federal.

Continuó con un reportaje de la revista Contenido, gracias al cual Blanca Estela Lara Gutiérrez, pareja sentimental y madre de dos de los quién sabe cuántos hijos de Maciel Degollado, descubrió el verdadero perfil de uno de los más influyentes y oscuros religiosos en el Vaticano.

Prosiguió en Círculo rojo, el programa que dirigieron Carmen Aristegui Flores y Javier Solórzano Zinser en El canal de las estrellas, en 2001, mismo que no resistió la prueba de someter a duda la verdad única con la que siempre se alinea y lucra Televisa.

Más tarde, CNI Canal 40 fue sometido a un draconiano bloqueo publicitario impulsado por Lorenzo Servitje Sendra –el magnate de la comida chatarra que coadyuva a que los mexicanos ocupen el primer lugar mundial en sobrepeso y obesidad infantil--, sólo porque Ciro Gómez Leyva se atrevió a informar más sobre los demonios que anidaban en el alma y el cuerpo del tío en segundo grado de Martha María Sahagún Jiménez, la tesorera de los Legionarios de Cristo en Guanajuato.

Y, más recientemente, las excelentes entrevistas de Aristegui Flores a Omar, José Raúl y Christian González Lara, los tres hijos del también adicto a la morfina que llegó a presentarse como agente de la estadunidense Agencia Central de Inteligencia, integran partes ineludibles de una bitácora periodística que contrasta, como la noche al día, con el absoluto desinterés mostrado hasta la saciedad por los órganos de procuración e impartición de justicia, la complicidad de la jerarquía católica –como es el caso de Norberto Rivera Carrera quien altaneramente aseguró que Guerrero Chiprés cumplió con su obligación profesional a cambio de dinero--, así como de Karol Wojtila y Joseph Ratzinguer, muchísimo más el polaco que el alemán, pues éste decidió que Maciel se dedicara a una vida de retiro y está en curso una auditoría a la orden también conocida como los millonarios de Cristo. Todo indica que a Benedicto XVI sólo le interesan los muy terrenales dineros de la Legión de Cristo, que encabezó el confesor y casamentero preferido por los plutócratas mexicanos y sus familiares.

La complicidad y el encubrimiento del Vaticano y sus hombres en México seguramente provocará que el costo a pagar por el control de daños generado le resulte demasiado caro a la Iglesia católica. Por ello se apresuró la Conferencia del Episcopado Mexicano, en boca de José de Jesús Aguilar Valdés, a declarar al depredador de niños y mujeres: persona “no sana de sus facultades mentales e inclusive se puede catalogar de criminal”.

Tiene razón Aguilar Valdés, pero oculta --como lo hicieron sus pares y también los superiores jerárquicos con Maciel durante tres décadas ininterrumpidas, en primerísimo lugar Juan Pablo II--, las causas estructurales y los dogmas, como el celibato, que forjaron al demoníaco sacerdote, amén de no a asumir las responsabilidades espirituales y materiales con los cientos de afectados, empezando por los hijos y las esposas.

Jornadas periodísticas

Teodoro Rentería Arróyave

Nuevamente se escribió una página de unidad en el gremio, valga la redundancia, unificado de México en las Jornadas Periodísticas como bien ha titulado las sesiones de Consejo Directivo y Comité de Vigilancia de la querida Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, su presidente, Roberto Piñón Olivas.

Reunidos en la antigua Antequera, hoy ciudad capital Oaxaca, tres hechos renovaron nuestra unión: la lucha permanente por las libertades de prensa y expresión y en ese sentido la exigencia de justicia ante el creciente número de crímenes contra los periodistas, que muy bien se expresan en la parte conducente de la “Declaratoria Oaxaca” que expedimos al término de los trabajos.

El inicio del proceso electoral para renovar, después de tres años de fructífera labor tanto de Roberto Piñón Olivas como de Emilio López Peña, presidentes del Consejo de Administración y Comité de Vigilancia, respectivamente, de nuestra muy querida Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, con una “Planilla de Unidad”

Y por la amabilidad de nuestros muy estimados anfitriones los respetados colegas: Felipe Sánchez Jiménez y Javier Hernández Córdoba, la presentación de nuestro libro, Mi Vida Son Mis Amigas, una historia de los noticiarios en México, en esa bella ciudad, cumbre de historia, cultura y arte.

Ante el desplante del presidente, Felipe Calderón Hinojosa de culpar a los periodistas y medios prácticamente de ser los culpables de la situación de violencia creciente que vive el país, por el “delito” según él, de publicar el acontecer diario y por el contrario hacer caso omiso de la exigencia de justicia para las víctimas de las libertades de prensa expresión, en la “Declaración Oaxaca” precisamos:

“Las 103 asociaciones de periodistas que conforman la FAPERMEX, repudiamos las declaraciones formuladas por el C. Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, quien ante la incapacidad para frenar la delincuencia en México y sin base, ni sustento para afirmarlo, culpa a los comunicadores de ser los responsables de la inseguridad y violencia que prevalecen en nuestra nación”.

Así mismo enfatizamos: “Desde la ciudad de Oaxaca de Juárez, el periodismo organizado de México, repudia los 37 asesinatos de periodistas que han caído abatidos en los 38 meses de una administración federal que camina sin rumbo, sin dirección y sin guía”.

Hilda Luisa Valdemar y Lima, respetada guía moral de las mujeres periodistas y escritoras de Puebla, se convirtió en candidata de la unidad, al no recibirse ninguna otro registro de planilla y contar con el aplauso y el beneplácito de los consejeros representantes de todas las organizaciones que conforman a la FAPERMEX.

En la esplendida “Biblioteca Fray Francisco de Burgoa”, que forma parte de la joya colonial “Exconvento de Santo Domingo”, ahora convertido en uno de los museos más esplendorosos del mundo, su directora Argelia Yaniz, maestra de todas las generaciones de periodistas de los últimos 70 años, con una memoria, una sapiencia y una dicción impresionantes habló de nuestra obra, al igual que los compañeros que en conjunto formaremos el Consejo de Expresidentes de la FAPERMEX, José Antonio Calcáneo Collado y Roberto Piñón.

Jornadas Periodísticas que fortalecen la unidad; que renuevan la exigencia de justicia, ante un poder ajeno al drama que vive el país y en singular el gremio periodístico, y en grata comunión nuestro compromiso de trabajar por la cultura. De ahí que renováramos una vez más nuestra cita más sentida: “Antes de Juárez, la Nada; después de Juárez, la Patria”.

El dilema mexicano

Porfirio Muñoz Ledo

A fines de los 60 se hablaba del “dilema mexicano” en dos vertientes: la modernización política por la superación del Estado patrimonialista y corporativo y nuestra inserción plena en la economía y el comercio mundiales. Del otro lado: la profundización de las reformas sociales y la prolongación del nacionalismo económico como plataformas de despegue.

No acertamos a encaminar la transición hacia la democracia y convertimos un autoritarismo compacto en impunidad desbocada. Nos abrimos al exterior bajo premisas asimétricas en desmedro del desarrollo interno y nos insertamos en la globalidad por vía de la subordinación y la progresiva desintegración de los componentes nacionales.

Hay extendida conciencia de que hemos llegado a una situación límite y nos obsede la gravitación de la memoria: la certeza de que el bicentenario es una cita implacable. Quienes habíamos propuesto su festejo por el establecimiento de un gobierno de unidad nacional —tras la revocación del Ejecutivo— fuimos agredidos, aunque ahora el clamor popular por la renuncia vaya en ascenso.

El debate pretende ser confinado a la precaria iniciativa de Calderón y a las respuestas de sus contrapartes senatoriales. En la Cámara de Diputados la izquierda ha presentado un proyecto alternativo que comprende las grandes cuestiones del Estado: la recuperación de la soberanía, los derechos humanos y la justicia, la democratización verdadera, la reforma social y el cambio del modelo económico.

Los ámbitos de discusión no son exclusivamente parlamentarios. A las universidades les importan el extravío de la identidad nacional y los síntomas alarmantes de la decadencia; a los actores económicos y sociales la pérdida irreparable de espacios y seguridades; a los jóvenes, la ausencia de destino. A todos, la impotencia colectiva.

Voceros oficiosos proponen adelantar el 2012 por una discusión en apariencia programática: “un futuro para México” lo llaman y ellos mismos contestan: la ampliación del TLC a todos los dominios. En vez de la “enchilada completa”, el hot-dog obligatorio: la anexión de México a Estados Unidos, en el supuesto de que éste la quiera.

El proyecto de unidad de América Latina y el Caribe aderezado en la cumbre de Cancún pareciera caminar en sentido opuesto. Encierra para nosotros una opción de integración hacia el sur y depende en buena medida de las decisiones que México adopte el ritmo y naturaleza del proceso iniciado.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños tiene aún contornos institucionales indefinidos y tiempos diversos de coagulación. Las propuestas formuladas son de tres niveles: la consolidación de un foro común y por tanto la desaparición del Grupo de Río, la creación de un “mecanismo” regional o bien la construcción de un organismo supranacional.

Los más avanzados se pronunciaron por la tercera hipótesis, a sabiendas de sus enormes dificultades, pero también de los organismos multilaterales preexistentes que podrían fundirse mediante una voluntad política clara. La mayor parte se conformaría por ahora con un arreglo institucional que permitiese avanzar seriamente hacia un estadio superior.

Ésa sería la posición promovida por el Brasil, a quien podríamos atribuir la paternidad de la criatura. Durante más de un decenio nuestra diplomacia vio con recelo los progresos del Mercosur y luego del Unisur, que excluían a México. Sería incongruente que hoy no empujásemos una propuesta que nos incluye de modo preponderante.

La ambivalencia de nuestra posición —que se expresa en relaciones dicotómicas entre Los Pinos y la Cancillería— obedece al vaciamiento del Estado y a la incapacidad de sus dirigentes para generar un nuevo consenso nacional. Les aterra la acusación falaz de que pretendemos enterrar a la OEA y alejarnos de Norteamérica.

La definición de una política exterior de largo plazo y de sus instrumentos constitucionales pasa al centro del debate público. Cómo recuperar el ejercicio de una soberanía dañada y compartirla con aliados históricos. He ahí la síntesis del dilema.

Diputado federal (PT)

No hay ética en el PAN

Francisco Rodríguez

HACE OCHO AÑOS,
el primer día de febrero de 2002, el entonces contralor Francisco Barrio presentó, en rumbosa ceremonia, el código de ética de los funcionarios públicos surgidos del Partido Acción Nacional. En tal evento el chihuahuense hizo la advertencia de que habría terquedad para que los empleados de la Administración Pública Federal se ajustaran a los estándares éticos más elevados.

Dijo también en aquella ocasión que una administración corrupta siempre tratará de tapar sus miserias, negando incluso el acceso a la información básica y necesaria, pero al fin y al cabo toda la verdad de los asuntos públicos saldrá a relucir.

Presente en la ceremonia, el entonces dirigente nacional del PAN Luis Felipe Bravo Mena, hoy secretario particular de Felipe Calderón, dijo que asumir tal código de ética, implicaba un rechazo total a la corrupción.

Ocho años han pasado. Y el tal código de ética debe estar arrumbado en algún rincón lleno de telarañas.

¿Ética? Nada de eso. Ya el secretario de Felipe Calderón en materia de Agricultura, Francisco Javier Mayorga, ha dicho textualmente que “ni por ética” renuncia a las prebendas del Procampo, uno de los programas asistencialistas de la Administración, diseñado para apoyar a productores que no tienen acceso a los financiamientos de la banca privada y que generalmente el PAN condiciona a apoyos electorales.

Es así como igual que a los panistas se les criticaba por su rechazo a la moral pública –“la moral es un árbol que da moras”, frase que se atribuye al cacique potosino Gonzalo N. Santos--, los panistas son refractarios a la ética.

Hay ya, incluso, una intentona del ocupante de Los Pinos, a través de su (¿todavía) secretario Fernando Gómez Mont, para restringir la labor del Instituto Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública (IFAI), para que sus resoluciones pasen antes por un tribunal que decidiría si son o no aplicables.

Y vienen a la mente las palabras de Barrio: toda administración corrupta siempre tratará de tapar sus miserias…

Miserables, pues, los panistas están reñidos con la ética.

Ejemplos como el de Mayorga hay muchos y muy frecuentes, además.

Uno de ellos es el de otro Francisco, Juan Molinar Horcasitas, quien apenas ha sido señalado por una comisión investigadora de la Corte Suprema cual uno de los responsables del crimen de la guardería sonorense en la que perdieron la vida 49 infantes. Algo que todos ya sabíamos, pero que ahora cobra carácter oficial.

Entrevistado en Madrid, España, el ex director general del IMSS y ahora --por “leal”--, secretario de Calderón en el área de Comunicaciones y Transportes, el ex consejero ciudadano (jejeje) del IFE se vio alejado de todo tipo de ética o moral pública, al cuestionar a los investigadores de la Corte Suprema y las interpretaciones que éstos hicieron a las leyes y normas en las que el IMSS basa la subrogación de sus servicios.

Cierto es que, como dice mi amiga Leonor Magenties experta en salud pública, la subrogación de dichos servicios es casi casi la panacea que alivia las finanzas del siempre maltrecho Instituto –saqueado desde siempre por quienes ahí han desfilado en cargos directivos--, pero el quid de la cuestión es la entrega de los contratos a familiares, amigos, aliados y, sobre todo, cómplices, sin la verificación y la supervisión responsables.

Trata Molinar de desviar la atención del respetable.

No es la suboragación la que está en entredicho, es la subrogación amafiada, amañada, criminal.

Precisamente la que, sin ética, ha cobrado la vida de decenas de inocentes, y ha dejado marcados y maltrechos de por vida a otros tantos.

¿Ética? ¿Acaso una taquilla en donde se consiguen tickets?

Para irse de puntitas a…

Índice Flamígero: El veracruzano Gerardo Buganza ya no es panista. Protesta así por el “dedo-pastelazo” que benefició a Miguel Ángel Yunes Linares, alias Miyuli, –también peleado a muerte con la ética— como candidato a la gubernatura veracruzana. En una carta enviada al vapuleado César Nava, el ahora ex panista dice haber militado en las filas del partido fundado por Gómez Morín “con honor, lealtad, honradez y honestidad intelectual”, atributos de los que a todas luces carecen Nava y su titiritero Calderón.