domingo, octubre 19, 2008

La reforma petrolera en el Senado

Arnaldo Córdova

Los senadores del Frente Amplio Progresista han hecho un buen trabajo en el Senado. Por primera vez veo que ese grupo parlamentario sabe tratar con sus oponentes y llamarlos al diálogo, equilibrando posiciones y resolviendo con ellos lo que se puede resolver. Arturo Núñez y Pablo Gómez (éste ya con muchas tablas parlamentarias) han sobresalido en los debates. Carlos Navarrete y Graco Ramírez han sabido concertar acuerdos. Se ha visto que a ciertos maximalistas escépticos eso les puede parecer poco. Yo pienso que en los temas irremovibles (contratos, integración del consejo de administración de Pemex y otros) la pelea, al momento de escribir este artículo, será muy dura y de incierto pronóstico.

Las posiciones de los diferentes partidos se adivinaban claras. Los panistas han formado su ciudadela en el tema de los contratos, opusieron a las empresas filiales de Pemex propuestas por el PRI (organismos públicos descentralizados, se definen en sus iniciativas) la inversión privada y los priístas optaron por retirar el punto del debate. Ahora ellos también se quieren hacer fuertes en torno a los contratos. Parece un cuento de nunca acabar. Desde luego, para ellos resulta ser un asunto de vida o muerte el que haya cinco miembros del sindicato petrolero (priísta) en el consejo de administración y no están dispuestos a ceder.

El tema más importante es el de los contratos, porque es la única salida que le queda al gobierno panista de meter por la ventana a la iniciativa privada, ya que no le pudieron abrir la puerta y eso es ya un hecho. Pero procederé tratando primero el asunto de los consejeros sindicales. Hasta donde me alcanza, los priístas saben que sus llamadas empresas subsidiarias no están descartadas del todo. Retiraron su propuesta sólo como prueba de fuerza. Esperan que los panistas se les rindan y acepten que el capital privado no entrará en ellas. Pero lo que ahora les parece esencial es que el sindicato pueda estar en el consejo.

El consejo lo decide todo (a veces por encima del propio Presidente, según la iniciativa panista). En un consejo a modo pueden sacar las empresas filiales más adelante. Eso, si no se prohíben en la legislación que se apruebe. El consejo, en efecto, puede crearlas más adelante. Los puestos del sindicato petrolero en el consejo son puestos del PRI y ésa va siendo ya su ciudadela. Es por eso también que los priístas están siendo un tanto inflexibles con la propuesta de que los consejeros nombrados por el Presidente sean ratificados por el Senado. Le juegan, para poner las cosas en claro, a un permanente jaloneo con el PAN respecto a la integración del consejo.

Yo sugerí en el grupo de expertos que elaboró las iniciativas del FAP que se sacara al sindicato del consejo. Pero pocos estuvieron de acuerdo. La mayoría decidió que sólo se redujera a dos consejeros su representación y eso quedó en las iniciativas. Naturalmente, resultó también inaceptable para los priístas. Mi razón es sencilla: ¿qué diablos tiene que hacer un sindicato en el cerebro que maneja a una empresa, si sus derechos están protegidos por su contrato colectivo de trabajo? El sindicato no tiene nada que ver con el manejo de la empresa. Siendo pública, eso corresponde al Ejecutivo bajo el control del Legislativo.

Los panistas siguen haciéndose tontos en el tema de los contratos: dicen que la Constitución no es clara en el tema. Parecería que los foros en el Senado no les sirvieron de nada, pero se trata sólo de un cínico y desvergonzado disimulo. Un intelectual invitado por los priístas al segundo foro del Senado (y sospecho que por Labastida) les dio la coartada: la Constitución no define a qué clase de contratos se refiere. Y enseguida vino una avalancha de referencias sesgadas a Cárdenas, que fue el primero que propuso contratos con la iniciativa privada, lo que es totalmente cierto. ¡Cárdenas era privatizador!, se dijo, ¿por qué nosotros no?

Las palabras exactas del texto constitucional después de 1960 son las siguientes: “Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos o de minerales radiactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que, en su caso, se hayan otorgado”. Sólo caben dos interpretaciones jurídicas rigurosas: una, o Pemex no puede hacer contratos con nadie y para nada, lo que sería sumamente estúpido y, dos, la Constitución se refiere sólo a un cierto tipo de contratos. Cualquier juez decidiría que la segunda es la interpretación correcta.

Los contratos se negocian, no se “otorgan”. Es evidente que la reforma del 60 se refiere a los contratos de riesgo y no a los denominados en el derecho común de servicios o por obra determinada. Los panistas se niegan a aceptar que sólo se trata de los segundos y está a la vista el porqué. En ello los priístas, encabezados por Beltrones y Labastida, están de acuerdo, de un modo de verdad vergonzante (dicen que no, pero la verdad es que eso es lo que quieren). Si los panistas desean sus contratos, tendrán que definirlos, no andar bautizándolos como “incentivados”, “de servicios múltiples” o “determinables o indeterminados”, acepciones que ellos (y los priístas con ellos) ni siquiera saben explicar o no quieren hacerlo.

Cuando, por caso, entran en explicaciones se sacan de la chistera que nada impide que al final de la obra o del servicio contratado se dé un premio a los privados. Lo obligado es preguntar: ¿por qué? Si yo tengo con qué construirme una casa, lo usual es que el arquitecto me diga cuánto me va a costar, de antemano, y no al final. ¿Por qué insisten los panistas en ello? Está claro: el gobierno de la sociedad significa obtener un botín, para ellos mismos y para sus representados. Si la reforma petrolera no da un botín, entonces no tiene sentido.

Están seguros de sacar adelante sus propuestas. Tienen un formidable aliado en los privatizadores y derechistas que hacen una mayoría aplastante en el PRI y nada extrañaría que, al final, salieran las filiales de Pemex junto con los contratos “incentivados”. Lo que ya está claro, no obstante todo ello, es que ni refinerías ni ductos ni centros de almacenamiento podrán estar en propiedad de privados. Eso era el principal objetivo de la lucha cívica en defensa del petróleo. Ahora parece que ya nadie quiere eso. El problema hoy son los contrataos “incentivados”. Ahí está el huevo de la serpiente.

Contra la crisis en el mundo… y aquí

Antonio Gershenson
gershen@servidor.unam.mx


El domingo pasado llegamos a las reuniones internacionales de ese fin de semana y posibles consecuencias; en el plano nacional, a la nueva refinería de Pemex y otras medidas oficiales, pero contrarias a la hasta entonces política oficial anunciada.

Las medidas adoptadas a raíz de dichas reuniones, algunas de las cuales ya estaban en práctica total o parcialmente en varios países, incluyeron: garantías para los préstamos interbancarios y préstamos a los bancos en grandes cantidades; el dinero que se aporta en apoyo de un banco se canjea por acciones del banco, de las cuales por lo menos una parte son títulos con derecho a voto y a la parte proporcional de la propiedad del banco. Esto implicó que, por lo pronto, dos de los mayores bancos ingleses quedaron controlados por el gobierno, además de los hechos informados en artículos anteriores. En el caso europeo y en otros, hubo otras medidas, como poner un techo al ingreso de los directivos de los bancos. Se usa el término recapitalización para abarcar varias de estas medidas. Se sigue hablando en reuniones de mandatarios sobre la necesidad de una reunión mundial para las nuevas reglas. Francia, Inglaterra, España e Italia anunciaron programas de rescate que incluían compra de acciones de los bancos afectados por el Estado.

En Estados Unidos las medidas adoptadas fueron similares. Se prefiere el término recapitalización. No en todos los casos se dice claramente, pero va trascendiendo que el gobierno se quedará con parte de las acciones de los bancos. Se ha dicho que esas medidas estaban ya en una ley: cuando se “rebotó” en la cámara de diputados (o representantes, que es el término usado allá) la solicitud del gobierno de grandes cantidades de dinero para el “rescate” de los bancos que lo requirieran, se habló de “cambios menores” que permitieran que esto, ya en forma de ley, fuera aprobado en un segundo intento por esa misma cámara, y lo fue. Pero parece ser que la razón para que decenas de diputados cambiaran su voto no fueron “cambios menores” sino reglas que ahora se empiezan a aplicar, incluyendo que el gobierno adquiera acciones de los bancos “rescatados”. En Estados Unidos, como lo hace notar un diario de ese país, se evita la palabra “nacionalización”, aunque las medidas sean las mismas que en Europa, donde no hay ningún temor a usarla.

Todas estas medidas, sin embargo, no fueron suficientes para estabilizar la situación, por lo menos en lo inmediato. Después de una fuerte recuperación inicial en las bolsas, hubo nuevas caídas, algunos ascensos, pero no estabilidad.

Al mismo tiempo que avanzaba este proceso, los dirigentes de la mayoría demócrata en la cámara de diputados discutieron, con economistas de primer orden, la forma de desarrollar una nueva propuesta para impulsar la economía mediante un mayor gasto en obras públicas, en los sistemas de salud para los estados, en el aumento en los pagos por desempleo y más ayuda para alimentos, entre otros elementos. Pero la intención no es convocar al Congreso a un periodo extraordinario, pasadas las elecciones, para considerar este plan. ¿Para qué arriesgarse a un veto del actual gobierno? No, sobre la base de esta nueva propuesta se convocará a audiencias o foros para escuchar ideas y tratar de alcanzar un consenso. Algunos señalaban que en el muy probable caso de que Obama ganara las elecciones, al llegar al poder en enero se encontraría con el trabajo ya avanzado, sumaría sus ideas y podría lanzar un “segundo programa de recuperación económica”.

¿Y la reunión del G-20? Pasó al segundo plano de la atención de los medios de información, pero ahí sucedieron cosas que debemos tener presentes. Se tendrá una nueva reunión en noviembre, en Sao Paulo, para avanzar en los cambios necesarios en la regulación, la supervisión y el funcionamiento de conjunto del sistema financiero internacional. También se buscará que el G-20 tenga facultades necesarias para dar respuesta rápida a situaciones críticas. Habrá que ver, para entonces, qué tanto avance habrá tenido la nueva empresa estatal petrolera brasileña conocida informalmente como Petrosal. También, a qué punto haya avanzado la integración formal del Banco del Sur.

En México, aunque quedan cosas por definir, hay indicios de que ya fracasaron los intentos de refinerías privadas, de asociación con trasnacionales para perforar en aguas profundas y de las llamadas filiales en las que se quiso pulverizar a Pemex. Problemas como los relacionados con el contratismo siguen en pie. Pero también se debe definir más en detalle lo de la nueva refinería. Un documento oficial plantea “establecer un programa de gasto adicional en infraestructura por 65.1 miles de millones de pesos, que incluye el inicio de una refinería de Pemex”. Como se trata de que con esta obra se reactive la economía nacional, de nada serviría un plan en el que se pasen todo el año haciendo proyectos y trabajo de escritorio. Se deben dar, y el presupuesto debe trazar los lineamientos y plazos gruesos, por lo menos una serie de pasos:

Ubicación de la localidad para la refinería, y si no se tiene ya, adquisición del terreno a utilizar. En una segunda etapa, que debe empezar pronto para que influya en la economía de este año, se debe, en su caso, aplanar el terreno y construir la barda perimetral, pasos que no requieren proyectos detallados todavía. Luego, ya con proyectos generales que se elaboraron paralelamente a las primeras obras, se deben ubicar los principales edificios y construcciones y empezar a trabajar en ellos. Todo esto es básicamente obra civil, que se puede hacer en México y con materiales totalmente nacionales, como se hicieron, por ejemplo, los segundos pisos del Periférico, en los que se usaron grandes bloques prefabricados. Estamos señalando toda una primera parte que no requiere tecnologías que se puedan atribuir a trasnacionales, probablemente en etapas posteriores tampoco, pero hasta aquí, es obvio. Y que no nos vengan con cuentos de que se necesitan ocho o diez años.

Habrá que dar seguimiento a todo el proceso de construcción e instalación de la refinería. Con obras muy importantes, se han estado dando largas al asunto y ahí se van quedando.

Tanto peca el que mata a la vaca…

Mario Di Costanzo

Estoy completamente seguro de que para muchos no fue una sorpresa que dentro de la lista de empresas que participaron en el episodio que se dio el “viernes negro” figuraran empresas como Cemex, Grupo Alfa, Maseca, Bimbo, Comercial Mexicana, Vitro, Cydsa, etcétera: ya que éstas son las firmas a las que tantas veces nos referimos cuando hablamos de monopolios y “elusores” de impuestos.

Y lo refiero porque a nadie sorprende que este grupo de empresarios “nacionalistas” hayan hecho una cosa así, cuando se hace memoria sobre lo acontecido en 1982 y 1995.

Ya en mi colaboración anterior señalé la fragilidad de nuestra legislación financiera en materia de transparencia, rendición de cuentas, supervisión y regulación, alertando que si algo demuestra la crisis estadunidense es que su marco regulatorio no funciona y esto nos obliga a pensar en algo nuevo, ya que hace menos de dos años estrenamos una “nueva” Ley del Mercado de Valores que fue copia íntegra de la ley del mercado de valores norteamericana.

Lo que sí me resulta sorpresivo es que hasta el momento no se haya cuestionado quién o quiénes, dentro del mismo “gobierno”, propiciaron que se espantara el “rebaño” que tan cómodamente se encontraba comiendo.

Y lo señalo porque estoy convencido de que “la incertidumbre es la madre de la especulación” y, por ello, vale la pena hacer un recuento de hechos que nos permitan entender quién pudo haber espantado al rebaño.

La historia podría iniciar el 25 de julio de este año, cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que “como el dólar estaba muy barato” había adquirido ocho mil millones de dólares de las reservas internacionales del Banco de México, ya que tenía que hacer algunos pagos durante los siguientes meses.

Sin embargo, desde entonces se advertía ya que la bomba empezaba a estallar en Estados Unidos: las autoridades habían decidido el rescate de dos de las instituciones financieras más importantes, Fannie Mae y Freddi Mac, y esto claramente tendría graves repercusiones en el mundo, pero también desde esas fechas nuestros funcionarios aseguraban que México estaba “blindado”, que “era una gripa” y bla, bla, bla.

Mientras tanto, el entorno económico internacional y nacional se deterioraba. La actitud triunfalista persistía. Tanto, que el 8 de septiembre la SHCP presentó el Paquete Económico para 2009 proyectando —contra la opinión de muchos especialistas—, que creceríamos 3%, que el precio del petróleo sería de 80 dólares por barril y que el tipo de cambio sería de 10.6 pesos por dólar.

Ese mismo mes, la situación mundial continuó agravándose. En EU se dio la quiebra de Lehman Brothers, uno de los bancos de inversión más grandes de ese país; siguió Merryl Linch y el desastre se desató. Al mismo tiempo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la expectativa de crecimiento mundial de 4.1% a 3.7%. Y pocos días después ya se hablaba de recesión económica en nuestro vecino del norte y principal socio comercial.

Por su parte, nuestras “autoridades” señalaban que el problema “tal vez sería un poco más serio que un catarro” y hacían pensar que en cuanto se aprobara el “gringoproa” todo mejoraría; por lo que decidieron mantener silencio.

No fue sino hasta el 8 de octubre, cuando Andrés Manuel López Obrador lanzó nuevamente una alerta y propuso un plan de emergencia, que las “autoridades” decidieron actuar.

Esa misma noche, a un mes de haber presentado su Programa Económico, y en medio de una debacle mundial, Felipe Calderón anunció su plan “B”; es decir, lanzó el Programa para Impulsar el Crecimiento y el Empleo, anunciando nuevas proyecciones sobre el futuro de la economía mexicana; esta vez menos optimistas, pero igual de inconsistentes.

Señaló, entre otras cosas, que creceríamos 1.8%, que el precio del petróleo sería de 75 dólares por barril y que el tipo de cambio sería de 11.2 pesos por dólar.

Evidentemente, lo tardío de su respuesta, la tibieza de su programa y nuevamente el poco realismo de las proyecciones sobre la economía, así como el descuido del sector externo en su estrategia, se combinaron con los anuncios de una caída de las remesas de dólares que envían los braceros y con la disminución del precio del petróleo ante la recesión mundial, generando una menor credibilidad y una mayor incertidumbre.

Estos factores se combinaron e hicieron explosión y muchas empresas que tenían deudas en dólares decidieron “cubrirse”, iniciándose así una corrida contra el peso, donde tirios y troyanos, algunos con motivos y otros sin ellos, vieron el campo propicio para la especulación, que culminó con la pérdida en menos de cinco días de más de ocho mil millones de dólares de nuestras reservas internacionales.

Si bien es cierto que estos especuladores deben ser castigados por las violaciones en que hubieran incurrido, también lo es que los funcionarios y las decisiones que tomaron ante los acontecimientos deben ser igualmente investigadas y, en su caso, castigadas, ya que finalmente fue el propio “gobierno” y su decisión de “cubrirse” con los dólares adquiridos, así como sus absurdas reacciones ante la gravedad de los acontecimientos, quien pudo haber espantado al rebaño que tan cómodamente comía.

Esta investigación también, debe hacer pública la situación que guardan los bancos y los gobiernos estatales con respecto a los títulos de deuda que adquirieron de empresas que como Comercial Mexicana, ahora enfrentan graves problemas, ya que se comenta que CEMEX podría ser el siguiente difunto, y que tanto Banamex como Banorte, perdieron millones de dólares.

Por ello digo: tanto peca el que mata a la vaca, como el que le agarra la pata.

Se dará seguimiento a los legisladores del PRI y del PAN en todas las sedes a donde vayan a sesionar de manera clandestina, adelanta AMLO

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, en la asamblea informativa con mujeres del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, en el Monumento a la Revolución

Amigas brigadistas:

Antes de leer un texto, que escribí para esta asamblea, quiero que recordemos que hoy hace 38 años falleció el mejor presidente del siglo XX en nuestro país, el general Lázaro Cárdenas del Río.

También quiero que recordemos un momento a Susana Manzanares, una compañera de lucha, fundadora de este movimiento, que falleció hace unos días. También nuestro homenaje a Susana.

Amigas brigadistas:

Nos corresponde, en este último y definitorio momento, defender el petróleo, en medio de una profunda crisis económica y de descomposición social.

Ustedes saben bien lo que está sucediendo abajo, en los hogares de millones de familias mexicanas. A ustedes les consta que hay incertidumbre y que la gente está angustiada por el desempleo, los constantes aumentos de precios en bienes y servicios, y por la falta de dinero para cubrir los gastos de alimentación, educación, salud, vivienda y para pagar la luz, el agua y el pasaje.

En esta difícil circunstancia, nuestro movimiento ha hecho todo lo posible por ayudar a la gente y enfrentar estas calamidades, que en mucho tienen que ver con el mal gobierno y con la política injusta, de opresión, de corrupción y privilegios, que se ha venido imponiendo casi desde siempre y en forma más cruel y descarada a partir de 1983.

¿Qué hemos hecho concretamente? Siempre hemos sostenido que hay que cambiar la actual política económica, no sólo por razones políticas o ideológicas, sino porque ni siquiera, en términos cuantitativos, ha funcionado.

En 25 años prácticamente no ha crecido la economía ni se han generado empleos suficientes. Por ejemplo, este año, México ocupa el último lugar en todo el continente americano en cuanto a crecimiento económico.

También fuimos los primeros en advertir, desde hace 14 meses, que se estaba gestando la crisis en Estados Unidos y que debíamos fortalecer nuestra economía y proteger a la gente, para no quedarnos como víctimas pasivas del derrumbe del sistema financiero internacional.

Ante nuestras recomendaciones, como lo hemos venido repitiendo, Calderón y los integrantes del gobierno usurpador, hicieron caso omiso. De manera irresponsable, sostuvieron, una y otra vez, de que la economía de México estaba blindada y llegaron a decir que si en Estados Unidos les daba pulmonía, aquí apenas nos provocaría una gripe.

Todavía el 28 de septiembre, en el Zócalo de la Ciudad de México, volví a insistir en que había que actuar con urgencia y propuse un plan anticrisis para fortalecer nuestra producción interna, reducir el déficit comercial, enfrentar el problema del desempleo y evitar un mayor empobrecimiento.

Diez días después, el 8 de octubre por la mañana, en una conferencia de prensa, hice un llamado urgente a que se llevara a cabo el plan anticrisis que habíamos propuesto y di a conocer una estrategia para ahorrar –como aquí lo mencionó Laura Itzel— 200 mil millones de pesos del presupuesto, suprimiendo y reduciendo partidas destinadas a mantener los privilegios de los altos funcionarios públicos.

Y puntualmente recomendé que ese dinero se usara para impulsar actividades productivas y en auxilio del pueblo pobre y desposeído.

Fue hasta ese día, por la noche, después de estarlo presionando, que Calderón por fin reaccionó y dio a conocer, para salir del paso ante la gravedad de la situación económica y financiera, un programa para el crecimiento y el empleo.

En esta ocasión, copió dos propuestas nuestras: la de convertir los Pidiregas en deuda pública, para ahorrar gasto de financiamiento, y la construcción de una nueva refinería.

Sin embargo, el resto de sus propuestas no son más que anuncios sin contenido y sin atender las necesidades más apremiantes de la gente.

Eso sí, por esos días informó, junto con el secretario de Hacienda del gobierno usurpador y del gobernador del Banco de México, que iban a usar las reservas internacionales para controlar supuestamente la devaluación, cuando en realidad lo que han hecho es llevar a cabo un rescate encubierto de banqueros y grandes empresarios, que se han devorado, en minutos, más de 11 mil millones de dólares de nuestras reservas.

Por eso, el viernes pasado hice un llamado en el sentido de que antes de salvar a los potentados, se debía utilizar todo el poder del Estado para proteger la economía popular y el bienestar de la población.

Recordé que en los 23 meses que lleva Calderón usurpando el gobierno, el desempleo es el más alto de los últimos 8 años y mientras el salario mínimo sólo se ha incrementado ocho por ciento, el precio de la tortilla ha aumentado en 42 por ciento; el pan 60 por ciento; la leche 35 por ciento; el huevo 80 por ciento; el frijol 100 por ciento; la lenteja 130 por ciento; el arroz 130 por ciento; el aceite 113 por ciento; la carne de res 60 por ciento; la carne de cerdo 50 por ciento; el pollo 50 por ciento; el café 65 por ciento; el azúcar 40 por ciento; las pastas para sopa 62 por ciento; la gasolina 10 por ciento; el diesel 18 por ciento; el gas 20 por ciento; y la luz, sólo en lo que va del año, 100 por ciento.

Por esta razón, propuse que en el Congreso de la Unión se suscriba y se lleve a cabo un pacto en apoyo a la economía popular para garantizar, en una primera etapa, que no sigan aumentando, es decir, que se congelen los precios de los siguientes alimentos, productos y servicios: tortilla, pan, agua, leche, huevo, frijol, lenteja, arroz, aceite, carne de res y de cerdo, pollo, café, azúcar, pastas, gasolinas, diesel, energía eléctrica, gas, teléfono, transporte público, medicamentos, renta de viviendas, colegiaturas, predial y peajes de carreteras.

Es el momento de destinar el presupuesto y todos los instrumentos con que cuenta el Estado para proteger al pueblo y no seguir utilizando al Estado, que lo han convertido en un comité al servicio de unos cuantos, no seguir utilizando el presupuesto sólo en beneficio de unos cuantos. Si de rescates se trata, primero rescatemos a los pobres y a las clases medias.

También ante el agravamiento de la crisis hemos hecho a los ciudadanos 30 recomendaciones puntuales, no se han difundido lo suficiente, porque –como saben ustedes— hay mucho control de los medios de comunicación, pero vamos a seguir insistiendo, para que se difundan estas 30 recomendaciones, que van desde hacer un esfuerzo para ajustar el gasto familiar a lo básico, hasta no pagar, si llega muy alto, el recibo de luz, agua y teléfono, en tanto no se reclame y se exija una aclaración.

Es momento de recordar también, como lo hemos venido haciendo, que la felicidad depende de estar bien con la conciencia, con uno mismo y con el prójimo, y no sólo se alcanza con bienes materiales.

¿Por qué sostengo esto? Porque en toda la distorsión que hay sobre valores, se ha venido difundiendo desde arriba y a través de los medios de comunicación, que lo más importante es lo material y que sólo vale el que tiene.

En algunos casos eso se llega a internalizar y cuando se padece una crisis como la actual, se cae en la frustración por no tener bienes materiales.

Por eso hay que entender que, aunque es importante lo material, lo fundamental es estar bien con uno mismo, con su conciencia y con el prójimo, que esa es la verdadera felicidad.

Vamos a seguir insistiendo en que sí hay salidas, que sí podemos entre todos rescatar a nuestro país, porque México y su pueblo merecen un mejor destino. No debemos perder la confianza, la fe.

No podemos permitir que terminen, como ya está sucediendo en algunos sectores, por imperar la frustración y el conformismo. Nada de eso, vamos a rescatar a México, lo aseguro, con la fuerza de nuestro pueblo.

Ahora más que nunca debemos estar unidos, juntos, organizados y movilizados, para hacer valer la fuerza de nuestro movimiento.

Al paso del tiempo ha quedado demostrado que fue muy importante el darle continuidad a nuestra lucha, después del fraude electoral. Si nos hubiésemos hecho a un lado, después del fraude electoral, qué habría ahora, en estos momentos que se necesita de la unidad de las fuerzas progresistas de nuestro país.

Por eso, para enfrentar la crisis, tenemos este importante activo, que es nuestro movimiento. Así vamos a poder encontrar la salida a los problemas de la mayoría de nuestro pueblo.

De modo que vamos a seguir orientando a la gente y, al mismo tiempo, continuaremos acicateando al gobierno usurpador para que actúe y ponga por encima de los intereses creados, el interés del pueblo y de la Nación.


Amigas brigadistas:

En estas circunstancias, nuestro movimiento va a enfrentar el reto, el desafío que significa evitar la privatización de la industria petrolera. Si antes esta lucha era importante, ahora lo es más. Ahora de esto dependerá el que podamos salir de la crisis y sacar a nuestro pueblo de la pobreza y la marginación. Con el fracaso del modelo económico neoliberal, la defensa del petróleo se ha convertido en un asunto decisivo para la sobrevivencia de nuestro pueblo y la viabilidad de nuestra nación.

En consecuencia, por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia, podemos permitir que un grupo de ambiciosos se apropie de la renta petrolera.

Es evidente que este asunto de las reformas legales, para supuestamente fortalecer y modernizar a Pemex, y toda la propaganda de mentiras que han utilizado, sólo tiene un propósito: cumplir al pie de la letra las recomendaciones de los organismos financieros internacionales y justificar que una minoría se apropie de este recurso natural estratégico, por encima del bienestar de nuestro pueblo.

Por eso, ahora que están por definirse en el Senado los dictámenes de la llamada reforma energética, reiteramos que, de manera específica, nos oponemos a lo siguiente:

1. No aceptamos la creación de filiales de Pemex, como lo propone la cúpula del PRI. Ello significaría reafirmar la política salinista que, con la idea de privatizarla, en 1992 dividió esta empresa en cuatro empresas, cuando en realidad lo que se necesita es integrar a Pemex, para utilizar toda su cadena de valor y convertirla en palanca del desarrollo nacional. La propuesta de filiales es una especie de reparto del botín para consolidar los acuerdos entre el PRI y el PAN.
2. No permitiremos los contratos-riesgo, ni abiertos ni con disfraces. Es decir, los contratos incentivados, como les llaman, propuestos por Calderón, ni los llamados contratos de éxito que pretende el PRI.
3. No estamos de acuerdo en que en el nuevo régimen de excepción administrativo, que proponen el PRI y el PAN, se dé manga ancha para la asignación de obras, adquisiciones y servicios, mediante el procedimiento de invitación restringida o asignación directa de contratos. Sería grotesco que, con toda la corrupción que hay en Pemex, todavía se siguiera fomentando el contratismo en beneficio de empresas y de funcionarios deshonestos.
4. No aceptaremos que se asignen a compañías nacionales o extranjeras, bloques o áreas del territorio o de las aguas nacionales para la exploración y perforación de pozos petroleros.
5. Estamos en contra, como lo proponen el PRI y el PAN, de que Pemex compre fianzas y seguros para darle impunidad a los consejeros y a su director, por los daños que causen a la empresa o al patrimonio de la Nación. Con ello se estaría legalizando descaradamente la corrupción.
6. Rechazamos tajantemente que Pemex se someta a la decisión de tribunales internacionales, porque se estaría perdiendo soberanía nacional.

En pocas palabras: no permitiremos que en las reformas legales se abra ninguna posibilidad para llevar a cabo la privatización de la industria petrolera.

Desde la época del general Cárdenas, quedó establecido que el petróleo se debe usar para beneficio de los mexicanos, no de particulares ni de extranjeros.

Sabemos bien que detrás del interés de las empresas petroleras extranjeras, está también la ambición desmedida de un grupo de traficantes de influencias y de políticos corruptos del PRI y del PAN que, desde la época de Salinas y bajo su conducción, han venido haciendo jugosos negocios con las privatizaciones de empresas públicas y se han apoderado de los bienes del pueblo y de la Nación.

Para ser más claros y llamar a las cosas por su nombre, sabemos que entre los principales promotores de la privatización del petróleo están Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones, Claudio X. González, el banquero Roberto Hernández, Enrique Peña Nieto, Beatriz Paredes, Emilio Gamboa, Francisco Labastida y Juan Camilo Mouriño.

Todos ellos tienen en común ser defensores de la política económica neoliberal. La mayoría de estos personajes son representantes de intereses creados y, más de dos de ellos, tienen negocios millonarios en el sector energético.

Todo esto en su momento lo vamos a dar a conocer, porque vamos a desenmascarar, vamos a desnudar a los que quieren montarse en el negocio del petróleo, que es de todo el pueblo de México.


Amigas brigadistas:

Ya nuestros senadores están enterados y de acuerdo en que si los dictámenes definitivos van orientados a privatizar la industria petrolera, iniciarán las protestas al interior de las cámaras y nosotros los apoyaremos de inmediato.

Esta semana será crucial, por eso aprovecho este acto para convocar a todos los brigadistas del país, mujeres y hombres, y a quienes están comprometidos en la defensa del petróleo, a prepararse porque probablemente en estos días comenzarán las acciones de resistencia civil pacífica.

Hemos tomado la decisión de que inmediatamente después de iniciadas las protestas en las cámaras, hombres y mujeres de todas las regiones del país nos concentraremos en la ciudad de México. Van a venir de todo el país defensores del petróleo.

Desde aquí se coordinarán y llevarán a cabo todas las acciones que emprendamos, para impedir la aprobación de cualquier reforma privatizadora, lo cual implicará, entre otras cosas, darle seguimiento a los legisladores del PRI y del PAN en todas las sedes a donde vayan a sesionar de manera clandestina.


Amigas brigadistas:

Es probable que a ustedes les corresponda actuar de inmediato, por eso creo que fue correcto el decidir que se reúnan desde el martes en la mañana, en el Hemiciclo a Juárez.

Es probable que ustedes sean las primeras en actuar, después de los legisladores, en tanto terminan de llegar brigadistas y simpatizantes de todo el país.

Por eso les pregunto: ¿Están de acuerdo y preparadas para entrar en acción con todo lo que implica este sacrificio en bien del pueblo y de la patria?

(Las mujeres brigadistas responden sí)

Aprovecho para reiterar, para volver a decir, que nuestro movimiento ha sido, es y seguirá siendo pacífico. No somos rebeldes sin causa. Vamos a actuar, porque se trata de defender una causa justa, una causa superior defender la soberanía nacional y así lo exigen las circunstancias.

Por eso pido, desde ahora, a los medios de comunicación que cuando comiencen las acciones de resistencia civil pacífica, no sólo se dediquen a condenarnos, sino que nos den la oportunidad de explicar al pueblo de México nuestras razones.

A los que no están con nosotros, les pedimos comprensión y su tolerancia y les recordamos que en una verdadera democracia, todos tenemos el derecho a defender nuestros ideales y principios.

A la población en general le expresamos que haremos todo lo posible por no causarles ninguna molestia, pero que también nos comprendan, porque se trata de un asunto fundamental para nuestro pueblo, para ellos mismos, para la Nación y para las futuras generaciones.

A las autoridades de la Ciudad de México les pedimos que garanticen el derecho constitucional de libre manifestación.


Amigas brigadistas:

Sé el esfuerzo que implica para ustedes dedicar tiempo destinado a sus familias, a sus hijos y a sus actividades, para defender el petróleo.

Pero es al mismo tiempo es un timbre de orgullo vivir y luchar por nuestros ideales. Ustedes son ejemplo de dignidad y patriotismo y representan el decoro de millones de mexicanos.

¡Vivan las mujeres brigadistas!

¡Viva la resistencia civil pacífica!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Secresía ante Especuladores

Eduardo Ibarra Aguirre

Con “decisión y determinación” se enfrenta la crisis financiera, económica y sistémica global, asegura el maestro en economía por la Universidad de Harvard que encabeza al grupo gobernante. Otras voces, como la del periodista Jorge Meléndez Preciado , afirman que Felipe de Jesús Calderón Hinojosa no concluyó los estudios respectivos.

Con o sin maestría, con licenciatura en derecho y en economía, la “decisión y determinación” del jefe de Agustín Carstens Carstens brilla por su ausencia a la hora de afrontar a los que realizaron la tan despiadada como eficaz batida especulativa contra el peso. En 65 minutos del viernes 10, los especuladores devoraron 6 mil 400 millones de dólares de las reservas internacionales. O bien un total de 8 mil 900 millones de billetes verdes en 72 horas, lo que equivale al 10.6 por ciento de las reservas.

Consumado el atraco contra el peso, las autoridades hacendarias que encabeza el Doctor catarrito ( Carlos Fernández-Vega dixit ) tienen perfectamente ubicados los nombres de los grupos financieros extranjeros y nacionales que se beneficiaron. Además de que Carstens prometió desde Washington, donde deliberó con sus maestros del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que “el gobierno actuará con energía para evitar la repetición de ese tipo de acciones”.

Actuación que todo indica será a futuro, pues lo “caido, caido”, a tono con la máxima de Calderón Hinojosa del “haiga sido como haiga sido” frente a los impugnadísimos resultados del 2 de julio de 2006. Y siempre y cuando la opinión pública y publicada no quite el dedo del renglón, pues como claramente se observa varios legisladores del Partido Acción Nacional trabajan para convencer de que se trata de “casos aislados”, justificar la ofensiva contra el peso no como especulación “sino una necesidad” de las compañías para afrontar sus compromisos, amén de que entró en acción el eficaz Anpri –sustituto del PRIAN desde 2000-- con la desactivación que hizo Charbel Jorge Estefan Chidiac para que no comparezca el súper secretario ante los diputados de la Comisión de Hacienda.

La secresía con que se conducen Carstens y Guillermo Ortiz Martínez , en este nuevo saqueo a las arcas nacionales por grupos financieros oligopólicos –semejante a la que aplica la jerarquía católica ante los curas pederastas y las narcolimosnas, entre múltiples asuntos--, no pareciera obedecer sólo a la “torpeza e irresponsabilidad” que la dirigencia perredista --formalmente encabezada por Guadalupe Acosta Naranjo -- atribuye a las autoridades financieras.

La conducta complaciente del gobierno federal obedece a que los beneficiarios de las acciones especulativas contra el peso, seguramente con información privilegiada de sus amigos en Los Pinos, forman parte básica del entramado de intereses empresariales y financieros que intervinieron abiertamente y bajo el nombre del Consejo Coordinador Empresarial para incidir en las urnas con el objetivo de trastocar la voluntad ciudadana, hace 27 meses y medio.

Es cierto, por otra parte, que ante la magnitud de la crisis hipotecaria mutada en financiera y ahora en económica, pero de naturaleza sistémica y en todo el orbe, el grupo gobernante y su jefe hicieron derroche de arrogancia y abulia, y actualmente de incompetencia. Explicables, acaso, porque como bien dicen los catalanes: Lo que natura no da, Salamanca no presta. Pero también por su origen faccioso y la ausencia de compromisos claros con la nación y sus intereses vitales.

Saqueados por enésima ocasión, pese al voluntarioso vaticinio hecho el 1 de septiembre de 1982 por José López Portillo y Pacheco , las mayorías nacionales que pagarán las consecuencias de la voracidad especulativa de algunos de los 39 dueños de México, tienen derecho pleno a saber los nombres de los beneficiarios.

Iglesias apoyan el pacto de AMLO para proteger la economía popular

* Falló diagnóstico de Carstens sobre el problema, señala líder evangélico

Gabriel León Zaragoza / La Jornada


Representantes de iglesias evangélicas y de la arquidiócesis primada de México se sumaron por separado al llamado de Andrés Manuel López Obrador para que el gobierno federal utilice todo el poder del Estado con el fin de proteger la economía y el bienestar de la población ante la actual crisis internacional, cuyas secuelas ya padece el país.

Tras ese llamado, emitido la víspera, para suscribir un pacto en apoyo a la economía popular, el vocero de la representación católica en la ciudad de México, Hugo Valdemar, consideró que, al igual que López Obrador, “muchos otros han estado insistiendo en que el Estado debe hacer todo lo posible” por conseguir “un equilibrio entre los daños que causa una crisis como ésta y, por supuesto, la Iglesia ha dicho una y otra vez que se debe hacer un esfuerzo por ayudar a los que menos tienen.

“No se trata solamente de (...) estar controlando la macroeconomía, sino de también ser sensibles en la microeconomía; ya estamos viendo cómo empieza a haber desempleo, cómo algunas empresas comienzan a hacer recortes, y es ahí donde el gobierno debe tener inteligencia e iniciativa para ofrecer alternativas y que no se vea tan afectada la gente más necesitada, que siempre es la que más padece ese tipo de crisis, y también la clase media, que son las dos clases más afectadas”, explicó el religioso en entrevista telefónica.

A su vez, el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Farela, saludó la propuesta de López Obrador, ya que consideró prioritario que el Ejecutivo federal se convenza de atender los llamados para tomar medidas económicas, pues esta crisis va a afectar “severamente” a la gran mayoría del país, particularmente a los más desprotegidos.

“Es determinante que el gobierno federal se convenza que la crisis económica no es como la diagnosticó el secretario de Hacienda, (Agustín) Cartens, que primero había dicho que era una ‘gripe’ y luego ‘gripe fuerte’.”

La debacle, aseveró en entrevista, “es global y está afectando seriamente a países industrializados y con mucha más razón a naciones en vías de desarrollo, como México”.

Por separado, ambos coincidieron en que la administración federal debe evidenciar públicamente a las empresas que “saquearon” las divisas la semana pasada porque, en su consideración, fueron desleales con el país.

El Congreso debe elaborar leyes que sancionen cualquier tipo de especulación en la economía del país, demandaron.

Todas las instancias de poder federal, concordaron también, deben aplicar medidas ejemplares de austeridad, por lo que tienen que desaparecer todo tipo de lujos y privilegios que tienen lugar en el sector público, toda clase de gastos suntuarios.

Emboscada contra tropas rusas

Tropas del ejército ruso lanzaron una operación de búsqueda en la volátil región de Ingushetia, después de que uno de sus convoyes militares fuera atacado.

Según la información proporcionada por las autoridades rusas, quienes culpan de la emboscada a separatistas musulmanes, dos soldados murieron y siete resultaron heridos.

Pero otras fuentes sugieren que la cifra de soldados muertos podría ascender a 40.

El convoy militar fue atacado con granadas y fuego de metralleta cerca de la ciudad de Nazran.

Las agencias de noticias rusas informaron que un vehículo y dos camiones fueron dañados en el incidente.

Pero las autoridades de Ingushetia citadas por la agencia de noticias Reuters afirmaron que habrían fallecido 40 soldados.

Grave ataque

De confirmarse esta cifra, se trataría del ataque que más bajas habría causado de los que han sufrido recientemente las tropas rusas en Ingushetia.

Esta república rusa tiene frontera con Chechenia, donde en los últimos años las tropas rusas han protagonizado violentos combates con los separatistas.

Las autoridades en Ingushetia afirman estar luchando contra el terrorismo y culpan a militantes islamistas de los recientes ataques.

Pero el pasado mes, la organización de derechos humanos Moscow Helsinki Group, dijo que el "terrorismo subvencionado por el estado" puede llevar al país a una guerra civil.

BBC

Russians ambushed in Ingushetia

Russian troops have launched a search for militants in the volatile southern region of Ingushetia after a deadly attack on a military convoy.

Official Russian reports of the ambush, which has been blamed on local Muslim separatists, said two soldiers were killed and at least seven injured.

But other reports suggested as many as 40 Russian soldiers were killed.

The convoy came under grenade attack and machine gun fire near Nazran, capital of the north Caucasus region.

Frequent attacks

"A search of the area is currently taking place, the bandits who carried out the attack on a defence ministry military column are being tracked," said a Russian official, quoted by Interfax news agency.

Russian news agencies reported that one armoured personnel carrier and two lorries had been damaged in the incident.

However, an Ingushetian law enforcement source quoted by Reuters said 40 soldiers were killed in the ambush.

The source said three armoured personnel carriers and two lorries were hit, and all but one of the soldiers in the convoy were killed.

If confirmed this would be the worst loss for the Russian military in a series of recent attacks on troops in Ingushetia.

The territory borders on Chechnya, where Russian forces have engaged in heavy fighting with separatist rebels in recent years.

The Ingush authorities say they are fighting a war against terrorism, and blame Islamist militants for the attacks.

Last month the Moscow Helsinki Group, a human rights organisation, said "state-sponsored terror" in Ingushetia could plunge the country into civil war.

BBC

Domingo de movilización y protestas del sector educativo francés

París, 19 oct (PL) Más de 40 mil personas son esperadas hoy en esta capital al llamado de los principales sindicatos de la Educación Nacional para protestar contra la política del gobierno aplicada en el sector.

Según los organizadores las reformas llevadas a cabo por la nueva administración van a acabar a largo plazo con el sistema público de enseñanza.

La célebre Plaza de la Bastilla marcará el fin de esta manifestación que es apoyada por un 69 por ciento de los franceses, según un sondeo realizado por IFOP.

Sindicatos y organizaciones de padres protestan por la supresión de 13 mil 500 plazas previstas en 2009, las 11 mil 200 este año y las futuras, lo cual además trae como consecuencia la recarga de los pedagogos que se quedan, a los cuales se le imponen horas suplementarias.

En la política de bajas está incluida la desaparición de tres mil puestos de maestros preparados para la enseñanza especial a niños con dificultades escolares que se cifran en 150 mil aproximadamente.

Los profesores y los propios padres ven absurdo que se supriman los espacios de psicólogas y educadoras preparadas para tratar a los infantes con retrasos en el aprendizaje y problemas en la adaptación al estudio.

Estas ayudas son suplidas a partir de este año por los propios maestros de la escuela en horas adicionadas al programa diario.

Son los niños los que pagarán los platos rotos, en particular los de familias modestas a los cuales la escuela podrá cada vez menos aportarles una ayuda que su familia no puede proporcionarles, señala un comunicado de la publicación de Lucha Obrera.

También la supresión de las clases en primaria los sábados dejando la semana de cuatro días, será eco de protesta generalizada en este paro al alegar que con la reforma se recargan los programas escolares y presionan a los niños alterándoles su ritmo biológico.

Además, critican los nuevos planes de estudios al calificarlos de retroceso didáctico y pedagógico, las aulas que tienen entre 35 y 38 estudiantes en los liceos, las malas condiciones de trabajo, el cierre de pequeñas escuelas, entre otros cambios.

El gobierno otorga miles y miles de dólares para salvar los bancos y los especuladores, sin embargo, escatima en el presupuesto de uno de los servicios públicos esenciales, sentencian los convocadores a la huelga.

Lamentan que actualmente se asiste a una ruptura total de la prioridad que otorgaba el estado a la educación.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!