GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

jueves, abril 30, 2009

Las dudas

José Gil Olmos

En Italia, a una buena amiga le han cancelado esta semana dos reuniones con unos amigos (uno de ellos francés) desde que se supo que en México había surgido el virus de la influenza porcina. Ella lleva meses en Roma y sospecha que la cancelación de las reuniones es por el simple hecho de ser mexicana.

La ignorancia o la falta de información, como quiera verse, es una de las peores cosas que pueden ocurrir en momentos de emergencia, como el que ahora vivimos en la ciudad de México, con el brote del virus.

Desde que el jueves pasado a las 11 de la noche Felipe Calderón salió a decir que el virus porcino había afectado a ciertos sectores de la población, comenzaron a surgir múltiples versiones del origen, evolución y los efectos de esta enfermedad viral.

El manejo fascista del problema epidemiológico prendió el pánico y la psicosis social que hoy vivimos. La falta de una información certera y confiable nos llevó a comprar miles de cubrebocas pensando que con eso ya estábamos protegidos sin tomar en cuenta que su efectividad era de apenas un par de horas.

Conforme pasaron las horas, el gobierno de Calderón implementó una estrategia de medios en la cual darían la cara, en la mañana y en la tarde, los titulares de Salud, Educación y Trabajo para informar a la población cuál era la evolución de la epidemia. Se tomó la decisión de cerrar las escuelas hasta el 6 de mayo a nivel nacional y luego el gobierno capitalino determinó cerrar restaurantes, bares, changarros de comida, cantinas y clubes deportivos, entre otros centros de recreación; mientras que la Iglesia Católica ordenó el cierre de todas sus iglesias.

Así, de un día a otro, la ciudad de México transformó su cara. El tráfico disminuyó, salieron aproximadamente medio millón de personas a ciudades aledañas como Cuernavaca y Querétaro y otros más aprovecharon para mandar a sus familias a las playas más cercanas de Guerrero y Veracruz.

En las farmacias se agotaron los antigripales y los cubrebocas, y en los supermercados han empezado a surgir compras de pánico de alimentos enlatados, agua, verduras y carnes, menos la de puerco, a pesar de que ya se dijo que el contagio es de humano a humano.

Abarrotados los hospitales, clínicas y centros médicos de toda la ciudad, los que sufren un catarro o gripe son vistos como un peligro. Un estornudo es signo de peligro y pobre de aquel que lo haga en público porque de inmediato es señalado con las miradas y marginado de cualquier grupo.

La determinación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de poner primero en fase cuatro y hoy en cinco el nivel de contagio de la influenza, es decir, declarar que se trasmite entre los humanos y en todo el mundo, ha creado mayor preocupación entre los mexicanos por la falta de información de cuál es el comportamiento del virus y hasta cuando se tendrá una vacuna.

Además, el gobierno de Calderón ha mantenido en secreto a las familias de los 7 muertos por influenza, número de decesos que por ser tan pocos causó extrañeza entre la población, pues por las medidas adoptadas se pensaba que serían decenas.

Este sólo dato ha ocasionado que muchos piensen que se trate de un problema de salud que se esta manejando con tintes políticos para beneficiar al PAN en las elecciones del próximo 5 de julio. Se cree que Calderón quiere erigirse como héroe asumiendo como un triunfo de su gobierno el control de la pandemia.

La ausencia de una imagen de los muertos, la ausencia de datos precisos de qué población o de que zonas son los infectados; las versiones de que se ha obligado a las familias a no hablar y a quemar los cuerpos de sus muertos, así como las contradicciones entre el número de victimas fallecidas por el virus y la población infectada, ha alimentado más la psicosis social.

A seis días de que se declaró oficialmente la presencia del virus de influenza porcina, todavía siguen surgiendo dudas de qué estamos enfrentando, qué tipo de virus es el que ataca a los mexicanos, si los virales son efectivos y suficientes. Pero también cuál va a ser el impacto en la economía nacional y si estamos preparados para aguantar seis meses, tiempo que la OMS considera se necesita para tener una vacuna.

Son muchas las dudas que están surgiendo conforme pasa el tiempo y se disemina más el virus en otros estados del país. Todo parece indicar que el esfuerzo gubernamental esté en este momento concentrado en romper la cadena de contagio, y por ello se ha pedido evitar los saludos de mano o de beso en la mejilla y el contacto en grupos.

Pero se olvida que, sin información precisa y oportuna de lo que estamos enfrentando, el miedo social puede crecer y desbordarse, lo que nos llevaría a una situación de descontrol que nadie quiere.

Cómo se vive bajo un estado de excepción sanitaria

Juan Agulló / Rebelión

Es la noticia del día/la influenza ya llegó/compren todos medicina pa’ enfrentar al batallón/ya mejor que te dé un SIDA, un cáncer o comezón/pues más vale ser suicida con taquitos de pastor/porque dicen que es la gripa perfecta/no te vayas a perder, cuñado, todo ya se acabó [estribillo]/… y no saben que el chilango vive debajo del smog/Vete de la capital, pronto todo va a estallar/quedaremos como zombies bien quemados por el sol/y ahora quién nos va a ayudar/ llamen a Superman/todos estaremos muertos cuando llegue Indiana Jones

(Cumbia de la influenza: anónima)

Cuando tu jefa se dirige a ti y a tus compañeros con una mascarilla sanitaria puesta y la acción no se desarrolla en un quirófano, algo raro está pasando…

Quince años después del levantamiento zapatista de Chiapas, la gente vuelve a cubrirse el rostro en México, aunque cambian las tornas: progresa el miedo, no la esperanza…

Ha irrumpido la Influenza. El mundo se ve distinto cuando el que amenaza carece de rostro, no lo oculta...

A(H1N1). La gripe porcina acecha aunque, de momento, nadie sabe por qué ni por dónde. De momento van, que se sepa, 159 muertos.

Cualquiera podría ser un agente transmisor: ya ni llevar barba prueba algo…

Las autoridades sanitarias avisaron de la epidemia (y decretaron las primeras medidas de urgencia) el jueves pasado por la noche. Al principio, fue tanta la nocturnidad que muchos, dormidos, ni nos enteramos.

Hubo más desconcierto que pánico: paulatina vuelta a casa; llamadas, llamadas y más llamadas; radio, televisión, Internet... Humor, ironía, sorna a raudales e incluso cierta dosis de alegría contenida (e indisimulada) por un fin de semana tan largo e inesperado...

La prensa internacional comenzó a hacer circular, enseguida, fotos de enmascarados. Infinidad de intrahistorias: “yo subía; yo bajaba; yo tenía que hacer; yo pienso; yo puedo; yo conozco a fulanito que vio a menganito”…

A ojos del mundo, casi todos los habitantes de esta pandémica ciudad nos tapábamos la boca. La gente, empero, pese a la proliferación gráfica y a la corriente de miedo azuzada por los medios, ha tardado en ponerse las dichosas mascarillas. A casi una semana del inicio de la epidemia, solo un tercio de los chilangos circula, franela en ristre.

Otro tercio deja su nariz o boca al descubierto; se echa un cigarrito; se besa con su novia o convierte al preservativo oral en un antiestético collar. Basta darse una vuelta por cualquier calle para constatar que el enfoque de la prensa, sobre todo internacional, resulta exagerado. Cero en conducta.

(Queda por aclarar que el tercio restante, por vaguería o por descreimiento, sigue sin portar mascarilla).

Ayer por la tarde recorrí seis farmacias y en ninguna de las boticas quedaban tapabocas…

Durante dicha salida pude constatar algunos otros detalles interesantes:

1) los supermercados (y videoclubs) están a rebosar. Los precios suben y el Gobierno Federal no interviene: el mismo mercado desregulado que, probablemente, desató la mutación viral y su libre circulación (al parecer, desde una porquera de Granjas Carroll –subsidiaria de la estadounidense Smithfield- en Perote, Veracruz2) sigue funcionando sin que nadie lo altere. La mano invisible suele ser especialmente cruel en tiempos de crisis. Nadie, empero, protesta.

2) a tono con las leyes y creencias de mercado muchos piensan que con algo de lana (plata, pelas, guita, dinero, money) todo, se soluciona: un par de farmacéuticos me confirmaron que habían recibido visitas de gente histérica queriendo comprar el famoso Tamiflu (un antiviral, supuesto remedio contra la Influenza). Orden tajante: no permitir que nadie se automedique. Resultado: las farmaco-broncas, proliferan...

3) la sensación que se tiene al salir a la calle resulta curiosa: se ven pocos niños; los transportes públicos van medio vacíos y los automóviles, numerosos, suelen transportar a una sola persona… No hay quien encuentre taxis libres y todo el mundo utiliza el claxon sin control. Síntomas de un nerviosismo colectivo que cuando frisa lo bilateral se convierte, sin embargo, en aparente cautela, hueca cordialidad y falso autocontrol…

El fin de semana de pseudo-cuarentena, aunque todos los espectáculos fueron suspendidos, pasó prácticamente desapercibido. Muchos, alquilaron películas y otros, se vieron el fútbol (Pumas-Chivas) por televisión (al estadio estaba prohibido ir).

Iniciar la semana a menos revoluciones de lo normal está siendo, sin embargo, harina de otro costal: ayer, por ejemplo, la Alcaldía del DF le prohibió abrir a los restaurantes. Cualquiera que, desde el domingo, se haya dado una vuelta por La Condesa (barrio de moda) se habrá dado cuenta de que, en realidad, el gremio de restauradores ya había tomado precauciones por su cuenta (más vale cerrar que no llenar).

(Incluso El Tizoncito, famoso inventor de los famosísimos Tacos al pastor -a base de carne enchilada, vacuna y porcina- lleva cerrado un par de días…)

Los comerciantes dicen estar perdiendo, en plena crisis, unos 20 millones de euros al día.

Hay una tienda de muebles de diseño cerca de mi casa que ha lanzado unas rebajas del 50% sobre todos sus productos… La actividad se ha reducido en una tercera parte y al parecer, la cosa irá a más…

Esta semana se han producido situaciones conceptualmente surrealistas: el domingo pasado, por ejemplo, el Gobierno Federal decidió que el sistema educativo al completo –desde las guarderías hasta las Universidades, públicas y privadas- se detuviera, como poco, hasta el próximo miércoles 6 de mayo… pero muchos papás y mamás han tenido que seguir acudiendo a trabajar, como si el virus mutante, discriminara…

Irresponsables los empresarios; sumisos los trabajadores ¿negligente el Gobierno?

Mucho secreto, demasiado secreto…

Hay cosas que nadie sabe. Por ejemplo ¿dónde diantres está el foco?: el Gobierno dice que en Oaxaca (al Sur) y los mentideros empiezan a rumorear que en Veracruz (al Este). Canadá es quien, en realidad, dio la voz de alarma (desde el Norte)…

Pero ¿dónde se contagió el famoso (y desconocido) turista canadiense? Misterio.

¿Sería en San Luis Potosí, Estado que, de momento, se lleva la palma?

Más misterios: aquí en el DF no sabemos en qué Delegaciones (distritos) o Colonias (barrios) hay más casos de gripe porcina…

Solo sabemos que hay foquitos: los hospitales están rodeados por discretos cordones de seguridad… que, eso sí, no pueden evitar que las leyendas urbanas proliferen: “Dicen que en el Durango han muerto cincuenta”; “Mi primo vio en el Médica Sur…”; “Mi vecina, que trabaja como enfermera en el Ángeles…”; “Del ABC ya han visto salir no sé cuántos autos fúnebres”…

Papanatas.

Solo el año pasado, en México, murieron 6,262 personas (a razón de unas 17 por día) por violencia ligada al narcotráfico: más del doble (2,100) que en Afganistán y algo más de la mitad (9,028) que en Irak.

Vista con frialdad, la cifra de muertos por gripe porcina suena a coña: no llega ni al 3% de los salvajes ajusticiamientos (cortes de cabezas, manos, miembros, etc.) que, cotidianamente, se perpetran en este país…

En la Ciudad de México, de casi 20 millones de habitantes, han muerto, hasta ahora, 25 personas por gripe porcina. En otros términos: solo el 0,0001% de la población se ha visto afectada… Infinitamente menos que por el narco…

Pero hay desabastecimiento de mascarillas…Todo un triunfo publicitario (dicen que la Alcaldía importará 5 millones del extranjero) que también lo es, ante todo, político: los tapabocas se imponen a los pasamontañas y con ellos, la desconfianza y la apatía, a la solidaridad y el emprendimiento…

La gente, aquí, no cree en su Gobierno, seguro, pero tampoco en el prójimo. Homo hominis lupo: en la segmentada Ciudad de México, puede estarse cociendo una variación política de alcance planetario… Los Lazaretos (antecedentes medievales de prisiones, manicomios y escuelas) fueron creados en Europa como fortalezas preventivas frente a una difusa amenaza biológica (la peste)... Actualmente, el Estado, está regulando la profilaxis a través de un manejo, autoritario y urgente, de la excepcionalidad: asilamientos inopinados; allanamientos de morada; suspensión de facto del derecho de reunión y por supuesto, que no falte, compras sin control y endeudamientos sin permiso. Ghettos, next stop. De Al-Qaeda a los virus mutantes: el Estado de excepción sanitaria acaba de hacer, señores y señoras, su irrupción en el panorama (político) mundial y la mejor noticia para los de arriba es que, los de abajo, contribuyen, colaboran, justifican…

Lo he visto; le leo…

La paranoia securitaria ha irrumpido, como problema biopolítico, en el ámbito de lo microscópico.

Lo de menos, ahora, es si alguien conspiró para propagar este virus o si, por el contrario, pudo haber un manejo irresponsable de piaras y vacunas. Lo importante consiste en saber cómo se está gestionando, política y jurídicamente, esta crisis. Lo trascendente no tiene que ver con el riesgo, evidente, de pandemia global sino con una nueva forma de amenaza planetaria: ¿se le darán nuevas vueltas de tuerca, después de esto, a nuestros derechos y libertades civiles? ¿Puede contribuir la salud pública a apuntalar la legitimidad de Gobiernos que llevan años relajando coberturas y dispositivos en nombre de la seguridad (pública) y del (libre) mercado? ¿Refuerza el miedo al contagio la tendencia al orden? Está por ver: aquí, en México, se dirimen poder e Influenza…

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Influenza porcina: Un sistema alimentario que mata. La industria de la carne desata una nueva plaga

GRAIN

México se encuentra sumido en una repetición infernal de la emergencia de la gripe (o influenza) aviar en Asia, aunque con un mayor grado de mortalidad. Una vez más, la respuesta oficial de las autoridades llega demasiado tarde y plagada de falsedades. Y otra vez más, la industria mundial de la carne es el centro de la situación y fabrica todo tipo de desmentidos a medida que se acumula evidencia sobre su papel en la crisis.

Sólo cinco años después del inicio de la crisis de gripe aviar causada por el virus H5N1 y luego de otros tantos años de una estrategia mundial contra las pandemias de influenza coordinada por la organización Mundial de la salud (OMS) y la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), el mundo está atónito con el desastre provocado por la gripe porcina. La estrategia global ha fracasado y debemos reemplazarla con un sistema público de salud en el que la población pueda confiar.

Lo que sabemos de la situación en México es que oficialmente han muerto más de 150 personas debido a una nueva variante de gripe porcina que, en realidad, es un cóctel genético de los virus de las cepas de influenza porcina, aviar y humana. El nuevo virus ha evolucionado hasta convertirse en una forma que se transmite fácilmente de persona a persona y es capaz de matar gente que hasta el momento era perfectamente saludable. No sabemos con exactitud dónde se produjo la evolución y recombinación genéticas, pero el sitio obvio para buscar su origen está en los criaderos industriales de México y Estados Unidos. [1]

Los expertos han alertado por años que el aumento de criaderos industriales en gran escala en América del Norte ha creado las condiciones perfectas para el surgimiento y dispersión de nuevas formas de influenza altamente virulentas. “Debido a que los sistemas de alimentación tienden a concentrar grandes cantidades de animales en muy poco espacio, facilitan la rápida transmisión y mezcla de los virus”, dijeron investigadores del Instituto Nacional de Salud (NIH) de Estados Unidos en 2006.[2] Tres años antes, la revista Science advirtió que la gripe porcina evolucionaba una vez más en fase rápida por el aumento en el tamaño de los criaderos industriales y al uso generalizado de vacunas en estos establecimientos.[3] Se repite la historia de la gripe aviar. Las condiciones insalubres y de hacinamiento de los criaderos hacen posible que con mucha facilidad el virus se recombine y desarrolle nuevas formas. Una vez que esto ocurre, el carácter centralizado de la industria garantiza que la enfermedad se disemine a lo largo y ancho, ya sea por las heces fecales, el alimento, el agua, o incluso las botas de los trabajadores.[4] Sin embargo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos “no existe un sistema nacional de monitoreo que determine cuáles son los virus que prevalecen en la población porcina de Estados Unidos”[5]. La situación es la misma en México.

Las comunidades en el epicentro

Algo que sí sabemos acerca del brote de gripe o influenza porcina en México es que la comunidad de La Gloria en el estado de Veracruz estuvo intentando que las autoridades respondieran a un brote virulento de una extraña enfermedad respiratoria que los afectó en los últimos meses. Los habitantes de La Gloria tienen la certeza que la enfermedad está relacionada con la contaminación provocada por el gran criadero de cerdos recientemente instalado por Granjas Carroll, una subsidiaria de la empresa estadounidense Smithfield Foods, el mayor productor de cerdos del mundo.

Después de innumerables esfuerzos de la comunidad por lograr la ayuda de las autoridades —esfuerzos que fueron respondidos con el arresto de varios líderes comunitarios y con amenazas de muerte contra quienes hablaran contra las instalaciones de la empresa Smithfield— a fines de 2008 algunos funcionarios locales de salud decidieron investigar. Las pruebas revelaron que más del 60% de la población de 3 mil personas estaban infectadas con una enfermedad respiratoria, pero las autoridades no confirmaron de qué enfermedad se trataba. Smithfield negó cualquier conexión de la afección con sus instalaciones. Apenas el 27 de abril de 2009, días después que el gobierno federal mexicano anunciara oficialmente la epidemia de influenza porcina, la prensa reveló que el primer caso diagnosticado en el país fue el de un niño de 4 años de la comunidad de La Gloria, el 2 de abril de 2009. El secretario de Salud de México dice que la muestra que le tomaron al niño fue la única de esa comunidad que las autoridades conservaron. Ello a pesar que una firma privada de evaluación de riesgos estadounidense, Veratect, había notificado a funcionarios de la OMS en la región de los brotes de la potente enfermedad respiratoria en La Gloria desde principios de abril de 2009.[6]Cuando a la muestra obtenida del niño se le hicieron pruebas de laboratorio, se confirmó que era influenza porcina.[7]

El 4 de abril de 2009, el periódico mexicano La Jornada publicó un artículo sobre la lucha de la comunidad La Gloria con la foto de un niño en una manifestación sosteniendo una pancarta con un dibujo de un cerdo y la leyenda: “Peligro, Granjas Carrolls”[8].

Sobre las pandemias de gripe en general, sabemos que la proximidad de criaderos industriales de cerdos y pollos aumenta los riesgos de recombinación viral y el surgimiento de nuevas cepas virulentas de gripe. Se sabe, por ejemplo, que los cerdos criados cerca de las granjas industriales de pollos en Indonesia tienen altos niveles de infección del virus H5N1, la variante mortal de la gripe aviar.[9] Los científicos del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos han advertido que “el número cada vez mayor de criaderos de cerdos en las cercanías de criaderos de aves podría promover aún más la evolución de la próxima pandemia.”[10]

Aunque no se ha informado mayormente al respecto, en la región aledaña a la comunidad de La Gloria hay también muchos otros grandes criaderos de pollos. En septiembre de 2008, hubo un brote de gripe aviar en la región. En ese momento, las autoridades veterinarias le aseguraron al público que sólo era un brote local de un tipo de virus poco patógeno que afectaba a las aves de corral. Pero ahora sabemos, gracias a la información que brindó el presidente de la Comisión Ambiental del Estado de Veracruz, Marco Antonio Núñez López, que también hubo un brote de gripe aviar en un criadero industrial ubicado a unos 50 kilómetros de La Gloria, propiedad del mayor productor de aves de México, Granjas Bachoco, brote que no fue dado a conocer por temor a lo que podría implicar para las exportaciones mexicanas.[11] No hay que olvidar que un componente común en el alimento industrial de cerdos es la gallinaza, una mezcla de todo lo que se acumula en el piso de los gallineros industriales: heces fecales, plumas y cama animal.

¿Podría haber una situación más ideal para el surgimiento de una pandemia de influenza que un área rural pobre, llena de criaderos industriales propiedad de empresas transnacionales a los que les importa un bledo el bienestar de la población local? Los residentes de La Gloria han intentado resistirse por años al criadero de Smithfield. Y durante meses intentaron que las autoridades hicieran algo en relación a la extraña enfermedad que los afecta. Siguen ignorados. Sus voces no lograron hacer llegar ni una sola señal al radar del sistema mundial de detección de enfermedades emergentes de la Organización Mundial de la Salud. Los brotes de gripe aviar en Veracruz tampoco detonaron una respuesta de la Organización Mundial de Sanidad Animal. Las noticias surgieron solamente de fuentes privadas.[12] Y a esto se le llama monitoreo mundial.

Mañas empresariales

No es la primera ni la última vez que los criaderos industriales ocultan brotes de enfermedades y ponen en peligro la vida de la gente. Es la naturaleza de su negocio. Hace unos dos años en Rumania, Smithfield se negó a que las autoridades locales entraran a sus criaderos de cerdos luego que la población local se quejó de la fetidez proveniente de cientos de cadáveres de puercos que durante días dejaron pudrir en los criaderos. “Nuestros doctores no pudieron acceder a las instalaciones de la empresa estadounidense para efectuar inspecciones de rutina,” dijo Csaba Daroczi, director adjunto de la Autoridad de Higiene y Veterinaria de Timisoara. “Cada vez que lo intentaban, los guardias los alejaban. Smithfield propuso que firmáramos un acuerdo que nos obligaría a avisarles de cualquier inspección con tres días de anticipación.”[13] Más tarde se supo que Smithfield había estado ocultando un brote de grandes proporciones de fiebre porcina clásica en sus criaderos en Rumania.[14]

En Indonesia, donde la gente aún muere de gripe aviar y donde muchos especialistas creen que va a surgir el virus de la próxima pandemia, las autoridades aún no pueden entrar en algunos grandes criaderos industriales sin el permiso de las empresas.[15] En México, las autoridades rechazaron los llamados a investigar Granjas Carroll y acusaron a los residentes de La Gloria de diseminar la infección por “usar remedios caseros en vez de ir a los centros de salud para curarse de la gripe.”[16]

Los criaderos industriales son bombas de tiempo que pueden detonar epidemias mundiales. Sin embargo, aún no hay programas para enfrentarlos, ni siquiera programas independientes de monitoreo de posibles enfermedades. A nadie en las alturas parece importarle, y probablemente no es una coincidencia que estos criaderos tiendan a instalarse en las comunidades más pobres, las que sufren mucho por intentar que se sepa la verdad. Peor aún, es ya una proporción tan grande de nuestra alimentación la que proviene de este sistema, que la principal tarea de los sistemas gubernamentales de seguridad alimentaria parece ser la de aplacar los temores y mantener a la gente comiendo. Smithfield tiene problemas financieros y apenas la semana pasada negociaba su venta con COFCO, la mayor agroindustria china.[17]

Mientras tanto, la industria farmacéutica está lucrando en grande con la crisis. Por la emergencia, el gobierno de Estados Unidos abrió un hueco en su sistema de autorización para permitir que antivirales como Tamiflu y Relaxin sean utilizados más ampliamente en quienes sufran de gripe que lo autorizado hasta ahora. Esto es una excelente noticia para Roche, Gilead y Glaxo SmithKline, quienes tienen el monopolio de estos fármacos. Lo más importante, es que las acciones cambiarias de varios otros productores de vacunas más pequeños subieron de precio en forma dramática.[18] Novarax está intentando convencer a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y al gobierno mexicano que pueden fabricar una vacuna contra la influenza porcina en no más de 12 semanas si se relajan las reglamentaciones para efectuar pruebas.

Un cambio radical

Es claro que el sistema global para lidiar con los problemas de salud provocados por la industria alimentaria transnacional está totalmente de cabeza. Su sistema de monitoreo es un fiasco, los servicios de salud pública y de atención veterinaria situados en el frente de batalla están en ruinas, la autoridad para impartirlos se puso en manos de la iniciativa privada, y sus intereses obedecen a la lógica del status quo. Entretanto, a la gente se le dice que se mantenga en casa y que cruce los dedos para que funcione el Tamiflu o para que surja una nueva vacuna a la pueden o no tener acceso. Ésta no es ya una situación tolerable; se requieren acciones que nos lleven a un cambio radical, ahora mismo.

En el caso específico de la influenza porcina en México, el cambio podría comenzar si se impulsa una meticulosa investigación independiente sobre los criaderos industriales de puercos y pollos en Veracruz, por todo el país y en Estados Unidos. Es necesario que el pueblo de México conozca la fuente del problema, de tal modo que pueda tomar las medidas adecuadas para cortar la epidemia desde sus mismas raíces y se asegure de que no vuelva a ocurrir.

En el nivel internacional, es importante frenar y comenzar a revertir la expansión de los criaderos industriales. Son éstos los caldos de cultivo de la pandemia y lo seguirán siendo mientras existan. Es inútil hacer un llamado a que haya un viraje total en la estrategia global conducida por la OMS, puesto que la experiencia con la gripe aviar demuestra que ni la OMS ni la Organización Mundial de Sanidad Animal, ni la mayoría de los gobiernos van a asumir una línea dura contra los criaderos industriales. De nuevo, es la gente la que tiene que tomar la delantera y protegerse a sí misma. Por todo el mundo, hay miles de comunidades que luchan contra las granjas fabriles. Estas comunidades están al frente de la lucha por la prevención pandémica. Es necesario que las resistencias locales contra los criaderos industriales se conviertan en un movimiento mundial para abolirlos.

Pero el desastre de la influenza porcina en México tiene que ver también con un problema de salud pública mucho más grande. Las amenazas a la salud del consumidor que son inherentes al sistema alimentario industrial, se combinan con una tendencia global a privatizar por completo el sistema de atención a la salud, lo que ha destruido la capacidad de los sistemas públicos de responder a las crisis. Se combinan también con las políticas que promueven la migración a las mega-ciudades donde las políticas de salubridad y de salud pública son patéticas e inadecuadas. (El brote de influenza porcina golpeó la ciudad de México, una metrópolis de más de 20 millones de habitantes, justo cuando el gobierno realizó cortes de agua en muchos barrios de la ciudad, lo que afecta, sobre todo, a las zonas más pobres.) El hecho de que la detección de los brotes de la enfermedad tengan que venir de las firmas privadas de consultoría, que los gobiernos y las agencias de Naciones Unidas se queden callados sin hacer nada ante tal información y el hecho de que tengamos que depender de un puñado de farmacéuticas para producir remedios no totalmente probados pero sí patentados a fondo, nos dice que las cosas fueron ya muy lejos. Requerimos sistemas de salud pública y de alimentación que de veras tengan un programa que no sólo responda a los intereses de la gente. Necesitamos sistemas que rindan cuentas.

Para ir más allá

Silvia Ribeiro, “Epidemia de lucro”, La Jornada, 28 de abril de 2009: http://www.jornada.unam.mx/2009/04/28/?section=opinion&article=020a1pol
Edward Hammond, “Indonesia fights to change who rules on flu vaccines”, Seedling, abril de 2009: http://www.grain.org/seedling/?id=593
Mike Davis, “The swine flu crisis lays bare the meat industry's monstrous power”, The Guardian, 27 de abril de 2009: http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2009/apr/27/swine-flu-mexico-health
R G Wallace, “The Agro-Industrial Roots of Swine Flu H1N1”, 26 de abril de 2009
http://farmingpathogens.wordpress.com/2009/04/26/the-agro-industrial-roots-of-swine-flu-h1n1/
Ver la página de recursos de GRAIN sobre la gripe aviardonde se encuentran los siguientes artículos (http://www.grain.org/birdflu/):
GRAIN, “Bird flu in eastern India: another senseless slaughter”, Against the grain, febrero 2008, http://www.grain.org/articles/?id=35
GRAIN, “Germ warfare-Livestock disease, public health and the military–industrial complex”, Seedling, enero de 2008, http://www.grain.org/seedling/?id=533
GRAIN, “Viral times-The politics of emerging global animal diseases”, Seedling, enero de 2008, http://www.grain.org/seedling/?id=532
GRAIN, “La gripe aviar: una bonanza para el 'gran negocio del pollo'’”, A contrapelo , marzo de 2007, http://www.grain.org/articles/?id=23 (también disponible en Bahasa, Indonesia)
GRAIN, “Gripe aviar: imponiendo las políticas globalmente”, A contrapelo , abril de 2006, http://www.grain.org/articles/?id=12
GRAIN, “Jugando al gallito ciego: el papel central de la industria avícola en la crisis de la gripe aviar”, Documentos de análisis , febrero de 2006, http://www.grain.org/briefings/?id=197

Referencias:
1 La industria porcina en México, al igual que sus contrapartes en Estados Unidos, no desean que a la enfermedad se le llame “gripe porcina”, aduciendo que no la transmiten los cerdos, sino que se transmite directamente entre las personas. Su preocupación, por supuesto, es el mercado de la carne de cerdo, que rápidamente ha colapsado producto del estigma. Algunas autoridades mexicanas, como el gobernador de Veracruz, están diciendo que la enfermedad viene de China, aunque no hay ninguna evidencia al respecto.
2 Mary J. Gilchrist, Christina Greko, David B. Wallinga, George W. Beran, David G. Riley and Peter S. Thorne, “The Potential Role of CAFOs in Infectious Disease Epidemics and Antibiotic Resistance", Journal of Environmental Health Perspectives, 14 de noviembre de 2006.
3 Bernice Wuethrich, “Chasing the Fickle Swine Flu”, Science, vol. 299, 2003
4 Iniciativa de políticas pecuarias en favor de los pobres. La producción pecuaria industrial y sus riesgos para la salud mundial. FAO, 2007. http://www.fao.org/ag/againfo/ programmes/es/pplpi/docarc/pb_hpaiindustrialrisks.html
5 CDC, 21 de abril, 2009 / 58 (Dispatch);1-3: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm58d0421a1.htm
6 Dudley Althaus, “World’s queries have no answers”, Houston Chronicle, 27 de abril de 2009.
7 Andrés T. Morales, “Cerco sanitario en Perote, tras muerte en marzo de bebé por gripe porcina”, La Jornada, 28 de abril de 2009: http://www.jornada.unam.mx/2009/04/28/?section=politica&article=012n2pol; Tracy Wilkinson y Cecilia Sánchez, “Mexico tries to focus on source of infection”, Los Angeles Times, 28 de abril de 2009.
8 Andrés Timoteo, “Alerta epidemiológica en Perote por brote de males respiratorios”, La Jornada, 4 de abril de 2009.
9 David Cyranoski, “Bird flu spreads among Java's pigs”, Nature 435, 26 mayo de 2005.
10 Mary J. Gilchrist, Christina Greko, David B. Wallinga, George W. Beran, David G. Riley and Peter S. Thorne, “The Potential Role of CAFOs in Infectious Disease Epidemics and Antibiotic Resistance”, Journal of Environmental Health Perspectives, 14 de noviembre de 2006.
11 Piden cerco sanitario ante epidemia, SPI/ElGolfo.Info, 24 de abril de 2009: http://www.elgolfo.info/web/lo-mas-nuevo/37017-piden-cerco-sanitario-ante-epidemia-.html
12 Tom Philpott difundió primero la posible conexión entre el brote de la influenza porcina y las instalaciones de en Veracruz desde su blog con sede en Estados Unidos, el 25 de abril de 2009: http://www.grist.org/article/2009-04-25-swine-flu-smithfield/
13 Mirel Bran: “Swine Plague: Romania Criticizes American Group’s Attitude”, Le Monde, 15 de agosto de 2007, traducido por Leslie Thatcher (Truthout).
14 GRAIN, “Viral times —The politics of emerging global animal diseases”, Seedling, enero de 2008
15 Ver Recuadro 2. “Bird flu in Indonesia and Vietnam” (GRAIN) en Edward Hammond, “Indonesia fights to change WHO rules on flu vaccines,” Seedling, abril de 2009: http://www.grain.org/seedling/?id=593
16 “Afectados por extraña enfermedad, 60% de pobladores de La Gloria”, La Jornada 27 de abril de 2009: http://www.lajornadasanluis.com.mx/2009/04/27/pol15.php
17 “Is Smithfield on the market?”, Farming UK, 26 de abril del 2009.
18 “Smaller drug firms gaining from swine flu”, Reuters, 27 de abril de 2009: http://www.reuters.com/article/pressReleasesMolt/idUSTRE53Q5P620090427

La influenza porcina ¿beneficia al Tamiflu de Donald Rumsfeld?

Ernesto Carmona

El medicamento llamado Tamiflu y su ex “dueño” Donald Rumsfeld, ex ministro de Defensa de Bush, obtendrán grandes ganancias con la actual epidemia de influencia porcina, según informes de la prensa independiente, distinta a los grandes medios que manipulan a la opinión pública mundial.

El Tamiflu, inventado por Gilead Sciences Inc. y recomendado incluso por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sería hasta ahora uno de los pocos tratamientos eficaces para curar la gripe causada por el virus mutado H1N1, causante de los brotes de la llamada influenza porcina en México y EEUU. Rumsfeld fue presidente de Gilead desde el 3 de diciembre de 1997 hasta hacerse cargo del Pentágono, en 2001, pero conservó la propiedad de su paquete accionario.

Posteriormente, Gilead vendió los derechos sobre el Tamiflu a laboratorios Roche, cuyas acciones se vieron beneficiadas en la bolsa durante la epidemia de gripe aviar. El medicamento se fabrica a partir del anís desde que fue inventado a principios de los años 90, cuando surgió la enfermedad que devastó los gallineros del Asia en 2005-2006, y causó gran mortandad en seres humanos cuando Rumsfeld era el jefe del Pentágono, cuya “misión también consiste en promover experimentaciones bacteriológicas con fines militares.

El virus de la gripe aviar fue manipulado genéticamente para que se transmitiera a los seres humanos en los laboratorios farmo-terroristas del ejército de EEUU en Fort Dix, New Jersey, en 1976, causando la muerte de varios soldados. Existe la justificada sospecha de de que esta nueva versión H1N1 tenga una procedencia similar.

La pregunta es si alguien como Rumsfeld o sus socios habrán metido mano en la difusión de este virus genéticamente modificado, porque hasta el momento ningún cerdo ha aparecido enfermo en ningún lugar del mundo. En resguardo de la inocencia porcina respecto a la epidemia de gripe homónima, en Europa propusieron que mejor se le llame “nueva influenza” para disociarla del cuadrúpedo, cuya carne ahora pocos quieren ingerir.

La mutación del virus H1N1 bien pudo haber sido también fabricada en un laboratorio. Se trata de una “forma nunca antes vista de la gripe que combina virus de cerdo, de aves y seres humanos”, en una mezcla intercontinental de virus de Norteamérica, Europa y Asia, comentaron a Associated Press funcionarios del CDC, sigla en inglés del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU.

Todos los países del mundo están ahora comprando preventivamente grandes cantidades de Tamiflu, cuyo principal consumidor han sido las tropas de EEUU, que lo utilizan obligatoriamente desde que Rumsfeld fue el jefe del Pentágono. Desde entonces, las ganancias de Rlche y Gilead Sciences Inc. aumentaron en varios miles de millones de dolares. El precio normal del Tamiflu bordea los 10 dólares.

No sería la primera vez que en EEUU experimentan con gente, sea con fines militares, de negocios o por su permanente “lucha por la libertad”. Incluso, Washington lo hizo con sus propios conciudadanos, por ejemplo en 1945, cuando 73 escolares de una escuela pública de Massachusetts recibieron cucharadas de isótopos radioactivos junto con la avena con leche que les daban en el desayuno de cada mañana. En esos años la ciencia militar estadounidense conocía el poder destructivo de la energía atómica pero sabía poco sobre el efecto radioactivo en seres humanos.

Desde los años 40 hasta la década de los ’90, Estados Unidos experimentó armas químicas y bacteriológicas con habitantes de su propio país. Los jueces rechazaron en los años 90 las demandas de reparación de las familias de las víctimas invocando la doctrina de "la inmunidad del gobierno". En 1994, el entonces presidente William Clinton ofreció "disculpas sinceras", aduciendo que una "nueva generación de líderes" no repetiría esas prácticas, formulando un cuestionamiento ético que otros tildaron de simple "traición". Hoy podrían existir nuevos abusos secretos, inspirados por la industria farmacéutica y personajes de la catadura de Rumsfeld, que saben cómo hacer dinero en su “lucha contra el terrorismo”.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Chedraui vende cubrebocas propiedad del sector salud

Criminal e Inmundo por no decir ademas Aborto de La Naturaleza son Las Personas Que Lucran Con el Dolor y Sufrimiento de la Sociedad.

Castigo EJEMPLAR DEBERA IMPONER EL GOBIERNO A ESTOS ABUSOS. Asi mismo boletinarlos en todos los medios de comunicacion. Que los castigos y multas sean publicados en los periodicos de mayor circulacion en Mexico para qie sirvan de ejemplo a demas delincuentes y asi la sociedad se de cuenta de que existe la justicia.

• La delegación de la Profeco en la entidad informó que, en un operativo especial realizado en farmacias y tiendas de autoservicio, detectó que en Chedraui eran comercializados cubrebocas propiedad del sector salud, los cuales inmovilizó.

El titular de Profeco en Puebla, Bernardo Hinojosa Polo, informó que la dependencia atendió 26 denuncias ciudadanas de carácter anónimo y ha inmovilizado un total de cinco mil 675 cubrebocas en tiendas de dicha cadena.

Indicó que las denuncias ciudadanas que recibieron se debieron particularmente a la variación del precio en los tapabocas y, en segundo término, al precio del alcohol en gel, mismas que atendió de forma puntual.

Enfatizó que dentro de la verificación se visitaron las tiendas de autoservicio Chedraui, ubicadas en los centros comerciales Kristal y Cruz del Sur, los cuales, según una denuncia recibida, comercializaban cubrebocas del sector salud.

Ante esto, dijo que encontró que en el Chedraui ubicado en el Centro Comercial Plaza Kristal a personal de dicha tienda elaborando paquetes de cinco piezas de cubrebocas de color azul, mismos que metían en bolsas de plástico transparente sin información comercial.

Sin embargo, dijo, los cubrebocas provenían de otros paquetes con 150 piezas cada uno, cuya etiqueta comercial decía “Cubrebocas, SAFE; Desechables para uso en area hospitalaria; Prohibida su venta, Propiedad del sector salud”.

Notimex

México aterrado

Ricardo Rocha

De todos los miedos, el miedo: a la muerte. Que es el que corre más rápido: de cubreboca a cubreboca; de unos ojos a otros en los altos del semáforo; que está presente en todas las pantallas de televisión; que viaja veloz por la red; que se escucha machaconamente en la radio, porque ya nadie habla de otra cosa y que se hace pánico en las miradas del elevador si a alguien se le ocurre toser o, peor aún, estornudar.

El miedo está ya en todas partes. Y se ha hecho imágenes inéditas: una ciudad tan desolada, tan encerrada en sus casas, que se extrañan los automóviles en calles y avenidas; el virus del miedo se materializa en el silencio de los estadios, en el vacío de los restaurantes y en la nada de los foros de la música y el teatro ahora mudos.

Un miedo tan grande que ya no cupo aquí adentro. Y voló más allá de nuestras fronteras y los límites de la razón: Cuba y Argentina no quieren saber nada de nosotros y suspendieron todo contacto aéreo; en Chile fumigan a las Chivas antes y después del partido y la gente les saca la vuelta en las calles; en Londres, al joven Vela —que de por sí no jugaba— lo encierran en su casa para que no los contagie; de Europa y Estados Unidos recomiendan de plano no venir. Y un círculo de repudio nos empieza a aislar del mundo. Lo dicho: apestados.

Y mientras tanto, el otro virus, el de la incertidumbre, también sigue creciendo y expandiéndose: ¿cuáles los nombres de los muertos y los infectados y dónde están? ¿Ahora resulta que nada más siete murieron por el virus de influenza porcina? ¿De verdad, era para tanto? ¿De qué tamaño es realmente el enemigo? ¿Por qué sólo aquí se mueren sus víctimas? ¿Por qué si se trata de un virus porcino no se manifiesta en el campo y sí en cambio en las ciudades? ¿Quiénes ganan con esta crisis? ¿Cuándo terminará el periodo de emergencia? ¿Y luego?

Nadie parece saberlo. El país no estaba listo. No sólo para enfrentar este virus de la influenza porcina. Tampoco lo estuvo para enfrentar otros demonios: ni la crisis financiera ni la económica ni la social derivada de las otras. Ya decíamos que México lleva un rato inerme y enfermo.

Por lo pronto, ya hay otra epidemia, para la que tampoco nos estamos preparando: los efectos devastadores de miles de pequeñas y medianas empresas quebradas y cerradas; de cientos de miles de nuevos desempleados que ya no volverán al trabajo; de pérdidas gigantescas en todo el territorio, pero más aún en una ciudad marcada como de alto riesgo. En suma, el ahondamiento exponencial de una crisis económica que ya de por sí era extremadamente severa. Un fenómeno global y local que nos cancela el futuro. O que, en el mejor de los casos, lo cuestiona dolorosamente.

Y en consecuencia, una nueva plaga de depresión colectiva, con dos etapas de la enfermedad: primero, la invalidez, el desamparo y la indefensión; luego, el descontento, la irritación y la rabia tanto tiempo contenidos. Una pandemia para la que la única vacuna sería un liderazgo fuerte, creíble e indiscutible. Así que, en eso, tampoco estamos preparados.

Mientras tanto, el miedo sigue creciendo.

Después del niño ahogado…

Teodoro Rentería Arróyave

Desde siempre nos hemos ubicado en la trinchera de la defensa de la educación laica y gratuita desde la preescolar hasta la superior y en el desarrollo óptimo de la investigación científica, singularmente en la medicina, por alguna deformación profesional, como se dice coloquialmente, de seguro por la carencias que en ese renglón sufre el pueblo mexicano y hoy se comprueba con la influenza porcina, que como siempre nos pasa, nos agarró desprevenidos y desprotegidos.

Para nadie es un secreto que el desarrollo de las naciones se basa en la educación, en la cultura y en el desarrollo de la investigación científica y tecnológica. En México, por desgracia, los investigadores de todos los niveles y de todas las disciplinas se la pasan mendigando apoyos para instalar laboratorios y recursos sin que, salvo excepciones contadísimas, lo logren.

De ahí deviene la fuga de cerebros, que por las razones expuestas, a nadie le debe extrañar. La todavía endemia porcina, se sabía desde hace tiempo que se presentaría con toda su crudeza y no se hizo nada, a cuatro largos días de que se presentó la emergencia. el secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens Carstens inició el recorrido mendigante para obtener algunos millones de dólares para la instalación de laboratorios, no sabemos si los obtuvo, sin embargo anunció que la dependencia a su cargo otorgará los recursos para la investigación de la vacuna antiinfluenza porcina.

Mientras tanto, para dolor de todos, suman hasta ahora 152 las muertes relacionadas posiblemente con la epidemia de la influenza porcina en el país. El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, reconoció que “nos encontramos en el momento más álgido de la epidemia de influenza, y el número de casos se seguirá incrementando”, aunque más tarde dio a conocer que según reportes habían disminuido las demandas de atención, sin embargo se anuncio como medidas precautorias la suspensión de actividades escolares en todos los niveles educativos, desde preescolar hasta superior, en todo el país hasta el seis de mayo próximo y en el Distrito Federal el cierre de restaurantes, fondas y cocinas económicas, lo que quiere decir: que la alarma continúa.

En las últimas horas, en el Distrito Federal se han registrado siete defunciones debido a la influenza porcina, con lo que suman un total de 22 decesos en la capital. En el Estado de México aumenta a cuatro el numero de muertes a causa del la epidemia de tipo porcino, y el numero de pacientes registrados suman 94. Doce muertos se cuentan ya en San Luis Potosí a causa del brote epidémico de influenza, 83 personas son atendidas contagiadas del virus en el estado y en Aguascalientes, dos muertos y 33 pacientes confirmados, es el saldo hasta el momento por la influenza, por lo que se tomó la decisión de cancelar por primera en su historia la Feria de San Marcos.

Y el anunció, al fin llegó: la secretaría de Hacienda y Crédito Público autoriza un “fondo extraordinario y urgente” para investigar el virus de la influenza porcina, pero será hasta el miércoles próximo, importándoles un comino la emergencia, cuando se sepa el monto del mismo en las instalaciones de la fantasmagórica Comisión Nacional de Ciencia y tecnología, CONACYT, o lo que es los mismo: “Después del niño ahogado tapan el pozo. ¡Que vergüenza! ¡Que desgracia!.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Cuando la pandemia nos alcance (parte II)

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• La Amenaza
• El calderón de los virus…


Contra la desinformación y el rumor, mi estimado, no hay amparo alguno. El asunto sobre la influenza porcina está en todos los medios internacionales, donde el caso del niño Edgar Hernández, de cinco años de edad originario de la comunidad La Gloria en Veracruz, es acreditado con ser el primer portador del virus H1N1 que hoy tiene, y mantiene, al mundo con los focos rojos encendidos, desencadenando ayer que the WHO eleve a nivel 5 la alerta, básicamente pronosticando que la pandemia es inminente, por lo que exhorta a los países comenzar con los preparativos para enfrentar este nueva plaga del SXXI.

El simpático documento Responding to an Influenza Pandemic in the Americas, del que ayer le platicaba en este irreverente espacio, emitido en mayo del 2006 por el CSIS, my friend, dividido en dos secciones, The Threat (la amenaza) y The Response (las acciones), resumen puntualmente lo que las naciones deben implementar y esperar con lo relacionado con el delicado brote de una pandemia… que en ese año estaba enfocado con la cuestión del brote de la influenza aviar (gripe aviar) que desencadenó una alerta en Asia.

Hoy, ante el escenario vaticinado en medio de un contexto de peligrosa recesión mundial derivado del colapso económico, los analistas financieros prevén un hoyo negro mucho más complicado para países en donde se ubica, of course, a México.

Pero déjeme le resumo, amable lector, las conclusiones emanadas de ese primer panel titulado The Threat. (La Amenaza).

Hay creciente preocupación sobre un inminente brote de influenza aviar en el Continente que pueda contribuir a una pandemia de influenza sustentada en la transmisión de un nuevo tipo de virus entre humanos. De ser así, el efecto variará en las personas y en las economías regionales de acuerdo a varios factores. La virulencia del virus, la proporción de casos clínicos y el nivel de preparación para enfrentar la amenaza.

La infraestructura de los sectores de salud hasta en los países más desarrollados, serán rápidamente rebasados por los efectos de una pandemia forzando la inclusión de puntuales cuidados en casa como complemento de la estrategia de acciones.

Es de esperar que una pandemia de influenza se propagará con rapidez y afectará desproporcionadamente a la población mas joven presionando de más no sólo los sectores de salud sino otros servicios claves.

Las regiones más vulnerables serán aquéllas dependientes de sectores como el turismo, de la exportación de productos perecederos y en las que sus economías se encuentren bajo fuertes presiones que derive de deficientes servicios de salud.

Una pandemia de influenza impactará en el corto plazo de manera grave y sustancial las economías de la región donde la variante estará en la duración de la misma, en la tasa de mortalidad, en el tiempo de convalecencia y en el número de las irrupciones del contagio.

La afectación en el corto plazo de los recursos laborales junto a las demandas del consumidor serán de suma gravedad.

La capacidad para mantener la oferta y demanda estará ligada con la continuidad para implementar la ley y el orden junto con los servicios básicos durante el tiempo crítico de la pandemia.

Las instituciones financieras estarán bajo máxima presión dificultando actividades bancarias, mercantiles, cambiarias y fiscales. El ausentismo laboral presionará la planta productiva, los servicios de telecomunicación, transportación, tecnología e información obligando a los gobiernos a ajustar sus políticas micro y macroeconómicas, las financieras y sobre todo las fiscales.
La duración de la pandemia será un factor clave para enfrentar con éxito estos retos así como el grado en que la sociedad desarrolle “planes alternos en la continuidad de los negocios” para controlar la disrupción de la cadena económica.

Hasta aquí los puntos mas trascendentes, my friend, donde se exponen básicamente los puntos más vulnerables, sus secuelas y donde hoy, ante el nivel 5 de la alerta emitida por the WHO, deben ser cuidadosamente sopesados y considerados por el Gymboree del (des)gobierno de Felipe Calderón, que en el colmo de su (mala) suerte lucha además contra otro virus… el de su nula credibilidad.

Comunicado de la coordinación vocacional del IPN

A la comunidad Politécnica y Universitaria

A las organizaciones sociales

Al pueblo de México

Dada la actual lucha y organización de comunidad Politécnica y Universitaria, contra el Sistema Nacional de Bachillerato (SNB), en sí contra la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS, la Coordinadora de Vocacionales y Escuelas Superiores del IPN ha sido víctima de acoso y amenazas por parte de los directivos del IPN, grupos porriles y autoridad del Gobierno de Distrito Federal en diversas ocasiones.

Estos actos han tenido, en los últimos días, su punto más alto hasta el momento, reportándose el pasado lunes 27, el primer contacto con alguna persona intentando obtener los nombres de los “dirigentes del movimiento”, a lo cual los compañeros de la Vocacional 1, a cuyo correo se han hecho todos los hostigamientos, solo respondieron diciendo la verdadera estructura de esta coordinadora, donde no hay dirigentes, y toda acción es consensada y puesta por la misma asamblea. Este primer contacto por parte de algún porro o de las mismas autoridades no paso a mayores.

Sin embargo el día de hoy, miércoles 29, el hostigamiento se presento en un amenaza explicita en contra de los compañeros de la Vocacional 1 a través de un correo al cual pasamos a citar:

La coordinadora reitera el apoyo y respaldo total hacia los compañeros que se están organizando en la vocacional 1, y en las diversas escuelas del IPN, de la UNAM y de los bachilleres contra las reformas del Estado hacia la educación y responsabilizamos al Gobierno Federal, al Gobierno del Distrito Federal, a la Dirección General del IPN, a los grupos porriles y a sus dirigentes (PRI, PAN, PRD) ante cualquier atentando en contra de nuestr@s compañer@s

Un golpe a un compañero es un golpe a la conciencia estudiantil

ASAMBLEA GENERAL POLITÉCNICA EN EL AUDITORIO DE LA SECCIÓN IX DEL SNTE-CNTE UBICADO EN LA CALLE BELISARIO DOMÍNGUEZ # 32 CENTRO HISTÓRICO A TRES CUADRAS DEL METRO ALLENDE CON EL MISMO HORARIO 3:00 PM.

Contra el SNB: ni un paso atrás, estudiantes organizados y combativos

Alto a la represión

Fuera porros y policías del IPN

Porque el guinda de nuestra sangre jamás se olvida… luchando vengaremos a los caidos

Coordinadora de Vocacionales y Escuelas Superiores del IPN

“Si no es influenza, pagan la consulta de mil 100 pesos”. Amelie, la influenza y la realidad de nuestro sistema de salud

Alejandra González Méndez (CIMAC)

Amelie tiene dos años de edad, vive en Ecatepec, Estado de México, y ayer su familia, al igual que prácticamente toda la población del área metropolitana de la Ciudad de México, vivió la experiencia de sentirse vulnerable ante la epidemia de influenza porcina que azota al país y desprotegida con un precario sistema de salud en el primer nivel de atención.

Su madre, su abuela, sus tías, atentas a las indicaciones de las autoridades sanitarias y pendientes de los anuncios sobre el desarrollo de la epidemia, vieron con alarma cómo la niña comenzó a presentar síntomas parecidos a los de la Influenza: fiebre mayor de 39 grados, diarrea, dificultad para respirar y flujo nasal.

Ante la sospecha, la madre de Amelie marcó el número gratuito que repiten los medios de comunicación para pedir información y saber qué hacer. Le pidieron los datos de la niña y le dieron un segundo número telefónico. Llamó y luego de 20 minutos en la línea, le dijeron que si la niña tenía los síntomas, la llevaran al hospital.

La madre volvió a explicar los síntomas, pero la respuesta fue la misma: llévenla al hospital. ¿A cuál?, preguntó. Diez minutos de espera y fueron referidas al Hospital General de Ecatepec José María Rodríguez, en el mismo municipio.

Llegaron al hospital, donde había como cien personas esperando en la entrada, otro tanto en la parte de adentro. Afuera del nosocomio dos guardias de seguridad: una anotaba a las personas en una lista e informaba que el precio de la consulta, en caso de no tener Seguro Popular, era de 110 pesos.

El otro guardia controlaba el acceso y tenía su tapabocas ¡en la mano! La tía de Amelie pidió uno para la niña, porque le pareció que aquello era un enorme foco de riesgo. Pero le dijeron que primero se anotara en la lista, se formara y ya luego le darían el tapabocas.

Angustiadas, decidieron acudir a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), porque las autoridades han dicho que están brindando atención a todas las personas sean derechohabientes o no.

Al llegar a la Unidad Médica Familiar 77, les dijeron que no había servicio pues no había doctores. Se fueron rumbo al Hospital 192.

Ahí les dijeron que primero tenían que solicitar una autorización al Subdirector médico en el área de urgencias, quien les advirtió que si querían que atendieran a Amelie, había que esperar, pues había alrededor de 75 personas que habían llegado antes. Les explicó también que, aunque la niña tenía cerca de 40 grados de temperatura, si resultaba que no tenía influenza, debían de pagar el costo de la consulta, de 1 mil 100 pesos.

Tanta condición las obligó a llevarse a la niña a una clínica particular. Finalmente, ahí les dijeron que lo que Amelie tenía no era influenza, sino una infección bacteriana.

“Lo que nos quedó claro, dice la tía de Amelie, es la pobre organización de los servicios de salud, y su falta de sensibilidad ante estas situaciones de crisis”.

Y recomienda: “la población está preocupada, sería importante que el personal que labora en los hospitales y los centros de atención telefónica brindaran los servicios pertinentes y de una manera mucho más eficiente, para de esta forma terminar pronto con esta epidemia”.

Crisis de agua; epidemia de influenza. Una ciudad altamente vulnerable

Jaime González (LIGA DE LA UNIDAD SOCIALISTA)

No habían pasado dos semanas desde que la ciudad de México había sufrido una grave y extendida carencia de agua (la cual, por cierto, no ha sido superada), cuando el jueves 23 de abril por la noche los gobiernos federal y del Distrito Federal anunciaron, de modo repentino y sorpresivo, una serie de medidas para intentar frenar una grave epidemia de influenza.

Esta situación puede apreciarse por la magnitud de las medidas: se suspendieron las clases en las escuelas, se suspendieron actos y concentraciones públicos, y se anunció una campaña de vacunación dirigida especialmente al personal médico y a las enfermeras de los hospitales. La urgencia y precipitación con que las medidas fueron decretadas se hicieron evidentes el viernes por la mañana, cuando una parte de la población que no se había enterado de la suspensión de clases llevó a sus hijos a las escuelas, para encontrarlas cerradas.

Y el sábado 25, las medidas anunciadas por el propio Felipe Calderón Hinojosa extremaron el rigor de la emergencia decretando que el gobierno federal podrá recluir a los enfermos en sus casas, y el ingreso sin aviso de las fuerzas del orden a domicilios particulares. Aunadas a otras disposiciones, de hecho Calderón ha declarado un estado de excepción en toda l república mexicana. Tales disposiciones, en tiempos como los actuales en que el gobierno ha sacado al ejército a las calles, entrañan un gran peligro para el pueblo mexicano

En un país profundamente dividido por el fraude electoral del 2006 y sus secuelas, no es de extrañarnos que muchas personas se hayan sentido confundidas, y que haya habido quienes creyeron que se trataba de una campaña para infundir miedo, con fines políticos o electorales. Pero el mismo día 24, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó mediante un comunicado en su sitio de internet (www.who.int) que 854 personas en la ciudad de México habían sido reportadas con enfermedad tipo influenza, y que 59 de éstas habían muerto. Asimismo, se reportaban otros 24 casos de este tipo de enfermedad y tres muertes en San Luís Potosí, así como brotes en otras partes del país.

La razón por la cual las OMS le prestó tanta atención a la epidemia de influenza es que el análisis realizado por laboratorios canadienses de 18 muestras provenientes de los enfermos de México mostraban que se trata de una variedad desconocida hasta hoy de un virus de influenza altamente letal y contagioso. El tipo de virus detectado, catalogado como influenza A/H1N1, es similar al que ocasionó la más grande y mortífera pandemia (es decir, epidemia ocurrida en varios continentes simultáneamente) en toda la historia de la humanidad: la “influenza española” de 1918, que ocasionó la muerte de alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo.

Con sus 20 millones de habitantes en la ciudad misma y en las áreas conurbadas, hay pocos lugares en el mundo donde una epidemia con este nivel de peligrosidad pueda presentar una amenaza tan grande como en la ciudad de México: los enormes hacinamientos en el transporte público, en los centros comerciales y en diversas actividades y áreas de la ciudad facilitan el contagio y la rápida expansión de una enfermedad como la influenza. Adicionalmente, la ciudad de México es un importante centro de operaciones económicas y de comunicaciones a nivel mundial, y existe un enorme flujo de pasajeros que viaja hacia prácticamente todos los países del mundo.

La preocupación de la OMS fue tal que su directora, Margaret Chan, suspendió repentinamente una visita a los EUA, para regresar al centro de su organización en Ginebra, Suiza.

El mismo día 24, los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades de los EUA (www.cdc.gov) secundaron casi simultáneamente la ingente preocupación de la OMS. Asimismo, aclararon que se trata de un virus altamente transmisible de un humano a otro.

Es posible que el brote de esta peligrosísima cepa de la influenza A/H1N1 se haya originado en México. La mutación que dio origen a esta cepa, por supuesto, es un hecho biológico del cual no se debe culpar a nadie. Hay, sin embargo, varios aspectos muy preocupantes en lo que respecta a la conducta y a la política del gobierno mexicano.

Primero que nada, según el comunicado de la OMS, los casos de enfermedad tipo influenza comenzaron a ser reportados en el Distrito Federal desde el 18 de marzo. La epidemia tuvo que llegar a más de 800 casos, muchos de ellos pacientes hospitalizados, y a producir 59 muertes, para que las autoridades comenzaran a reaccionar y a alertar a la población.

De acuerdo a una denuncia publicada en el diario El universal el sábado 25 de abril por médicos residentes en hospitales de la Secretaría de Salud en el DF, hacía semanas que se sabía que venían muriendo dos y tres personas diarias a causa de enfermedad tipo influenza, y ya se habían presentado casos de personal de salud que había quedado contagiado (con por lo menos dos personas trabajadoras de salud muertas a consecuencia de este contagio). Por parte de las autoridades hubo amenazas de represalias contra cualquier médico residente que hablara con los medios sobre la gravedad de la situación que se estaba presentando en los hospitales.

Además de la torpeza médica y sanitaria mostrada por las autoridades ante el avance de la epidemia, ¿cómo es posible que en México no se cuente con la tecnología necesaria para analizar las muestras, y detectar las características genéticas de las cepas de virus de influenza?

El hecho es que el análisis tuvo que ser realizado en EUA y en Canadá. Esto significa que en varias ramas de la investigación científica, al igual que sucede en tantos otros campos (como es el caso de varios productos agrícolas fundamentales y de la tecnología petrolera) el gobierno mexicano ha abandonado la política de autosuficiencia, y se encuentra totalmente a merced de los EUA y de otros países del llamado “primer mundo”.

Durante la segunda mitad del siglo veinte, México estuvo en la vanguardia del mundo semiindustrializado en varias ramas de la investigación científica. Hoy, la ciencia mexicana ha quedado muy atrás ante el avance de países como Brasil y la India. Bien por Brasil, y bien por la India, y no digamos China; pero sólo podemos imaginarnos la estrechez de criterio y la mediocridad de la visión de los gobiernos mexicanos que han descuidado el avance científico en nuestro país.

La respuesta al brote ha sido tardía y precipitada. Peor aún, ante los hechos anteriormente presentados, es imposible despejar la impresión que fueron la OMS, Canadá y los EUA quienes presionaron al gobierno de México a admitir la gravedad de la situación y a declarar las medidas de emergencia.

En segu ndo lugar, y no menos importante, está la temible vulnerabilidad de la ciudad de México. Esta ciudad es heredera de un rasgo de rezago y falta de planeación, que arrastra desde el virreinato: la llamada macrocefalia política y económica, en la que en una sola ciudad se concentran tanto el poder político como el económico.

Ninguno de los partidos registrados ha presentado una propuesta para superar este problema, y ningún funcionario electo ha presentado siquiera una visión, ni mucho menos ha tenido la voluntad, de emprender el tipo de desarrollo distribuido en las treinta y dos entidades federativas, que es el tipo de desarrollo que el país necesita.

La ciudad de México, uno de los grandes centros económicos, culturales y de población que hay en el mundo, es también una ciudad profundamente vulnerable. La destrucción sembrada por el sismo de septiembre de 1985; la escasez de agua en muchas zonas conurbadas y de la ciudad misma; los desesperantes congestionamientos y la ineficiencia del transporte, son sólo algunos de los síntomas de la disfuncionalidad que padecemos. A todo ello, hoy se suma la epidemia de influenza.

La ciudad es cada día menos funcional desde el punto de vista de sus habitantes; sin embargo, representa una oportunidad extraordinaria para los mil millonarios que continúan acumulando riquezas sin importar los desastres que su sistema económico ha venido sembrando.

Hoy, la ciudad y el país entero reclaman que a la brevedad se comiencen a dar los pasos hacia un modelo de desarrollo planificado, que es el único que puedo resolver los ingentes problemas de la crisis urbana de la ciudad de México. Dicha planificación deberá hacer posible, además del desarrollo equitativo de las 32 entidades federativas, soluciones como el transporte colectivo, y la protección de áreas naturales, mismas que el desarrollo caótico ha venido destruyendo de manera irracional.

Preguntas para reflexionar sobre la influenza

Estimados compatriotas:

Con todo respeto, considero que el gran escándalo sobre la influenza porcina que aqueja al país, es una mera maniobra manipulatoria del gobierno panista para:

1. Desviar la atención de los ciudadanos respecto a los gravísimos problemas que actualmente tiene el país (petróleo, Cananea, presos políticos, desempleo, educación al traste, pornografía infantil y un larguísimo etcétera).

2. Aprovechar la situación para dar la imagen de “unidad” de los diferentes niveles de gobierno.

3. De pasadita, alejar a las masas de la idea de hacer una tremenda concentración el Primero de Mayo, como ya habían anunciado diversas organizaciones políticas y sociales. (Qué casualidad que justito se reinician clases el 6 y de una vez se pasan por las armas primero y cinco del citado mes).

4. Provocar una psicosis colectiva perfectamente aprovechable para las tentativas de intromisión en la vida privada de la gente “incómoda” y en el mismo paquete, el ejército hasta el tope en las calles de las principales ciudades repartiendo tapabocas en los dos sentidos.

5. Echarle tierra a las contradicciones respecto a la vacuna contra el VPH (virus de papiloma humano) que resultó ni tan segura ni tan eficaz, pero eso sí, un negocio redondo que es ya inocultable.

La gripe porcina no empezó hace unos días, como pretenden hacernos creer, y menos en la ciudad de México. Al menos en Xalapa, Ver., hace aproximadamente un mes, a raíz de la contaminación de las Granjas Carroll en el Cofre de Perote, inició, ésa sí, una epidemia en La Gloria que costó la vida a más de 20 personas de esa localidad, dadas las condiciones ambientales, de salud y de nutrición de los pobladores; posteriormente, en la misma semana se presentaron cientos (¿o miles?) de casos de cuadros gripales severísimos en la ciudad de Xalapa que se AUTOLIMITABAN en cinco días. Esto ¿qué quiere decir? Que sólo ocasionalmente se complicaron a bronquitis y bronconeumonías, pero que en la mayoría de la población afectada se presentaba como fiebre elevada, rinorrea persistente (secreción nasal), otitis, faringitis severa, inflamación ganglionar cervical, irritación conjuntival, etc. Con y sin tratamiento convencional (antipiréticos, desinflamatorios y aumento en la ingesta de líquidos más reposo), a los cinco días los pacientes se curaron. No se hizo ningún escándalo, a pesar de la cantidad de personas que tuvieron que ser atendidos en clínicas públicas y privadas en la ciudad. Pero sí se ocultaron las corruptelas en torno a las Granjas Carroll y la represión que se dio sobre quienes han denunciado y se han opuesto a tan encomiable empresa gringa que lleva años contaminando la zona.

Por todo ello, me permito proponer las siguientes preguntas para reflexionar:

-¿En qué estudios sesudos se basan las autoridades para decir que es un virus “mutado”?, si sólo tipificarlo con seriedad lleva muchos días de laboratoriales nada sencillos de efectuar. ¿No podría ser simple y llanamente el virus de la influenza porcina de siempre, que ahora y gracias a la vacunación masiva de la influenza humana y aviar cobró fuerza este subtipo, atacando a la especie humana?, situación que ni es nueva ni es letal. De los muertos reportados en la ciudad de México, habría que ver si de veras todos se debieron a este virus, en que condiciones estaban los pacientes, si se les atendió a tiempo… Con todo respeto para los difuntos, 68 muertos en una ciudad de casi 30 millones, ¿es de considerarla como pandemia?

-No es ni con mucho, la primera vez que nuestro país tiene una epidemia por infección viral o bacteriana. ¿Cuándo se la habían tomado tan en serio las autoridades locales y federales? Por ejemplo, sólo en la última década: dengue hemorrágico, enteritis por proteus mirabilis, cólera, hepatitis A, impétigo, riquettsias por piojos (ésta muy reciente)…

-¿Desde cuándo las autoridades sanitarias han actuado con la mínima responsabilidad respecto a la salud de la población? Por citar sólo algunos datos interesantes, el estado de Veracruz ocupa el honroso primer lugar de América Latina en Bruselosis (infección severa derivada de productos lácteos no pasteurizados); es una enfermedad de notificación obligatoria y nunca se lleva a cabo ésta. México es de los países con mayor índice de Leptospirosis aguda y crónica y tampoco se hacen fumigaciones ni controles al respecto (por cierto, también de notificación obligatoria); y ¿qué hay de la Tuberculosis multidrogorresistente que asola al país hace ya varias décadas (aunque sigan y sigan “maquillando” los datos epidemiológicos)?; en fin, podríamos seguir hasta el agotamiento.

A mi modo de ver, esta alarma federal sobre la gripe porcina, se va pareciendo cada vez más al chupacabras salinista o a los “ataques por carta con antrax” del inicio de la era bushiana, ¿recuerdan?

En fin, considero que debemos actuar sobre todo desde una postura reflexiva y serena para no caer en las trampas mediáticas que el Estado ha echado a andar de manera coordinada pero incoherente.

Atentamente

Dra. Patricia de Oteyza

Xalapa,Ver.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Ya no se siente lo duro, sino lo tupido

Alerta el Banco de México de más caída del PIB

Carlos Fernández-Vega
c

En cuestiones económicas el país también está en alerta, pero en fase 6, porque el balance del primer tercio de este caótico 2009 resulta desastroso si se atienden las conclusiones que sobre el particular el Banco de México divulgó ayer: de enero a marzo, el producto interno bruto mexicano registró un desplome de entre 7 y 8 por ciento a tasa anual (aunque puede ser superior), lo que significa una proporción 10 veces mayor a la reportada en igual periodo, pero de 1995, el "año de la gran crisis"; en igual lapso del presente año se cancelaron 372 mil 289 empleos formales registrados en el IMSS, una caída cercana a 3 por ciento contra 0.5 por ciento en el primer trimestre de 1995; la inflación no cede y su variación anual promedio en el periodo es igual a la del cuarto trimestre de 2008, aunque en renglones como el de alimentos ha superado a los indicadores previos; persiste el deterioro de las exportaciones y se mantiene la presión sobre el tipo de cambio, entre otras gracias, sin incluir el efecto de la emergencia sanitaria.

Un pésimo balance para una población que ya no siente lo duro, sino lo tupido, en medio de tres lacerantes crisis (económica, sanitaria y de seguridad), cuya solución no tiene para cuándo, sobre todo con un "gobierno" que, si bien va y siendo generoso, sólo puede atender –si en realidad lo hace– una de ellas a la vez y con todos los bemoles.

Resulta que el Banco de México divulgó ayer su Informe sobre la inflación enero-marzo de 2009, en el que entre otras cosas subraya que "la evolución de la actividad económica en México durante el primer trimestre del año se enmarcó en un contexto global caracterizado, en términos generales, por un creciente deterioro en los niveles de demanda y por condiciones mucho más adversas de acceso al financiamiento externo en los mercados de capitales internacionales. Este entorno desfavorable se vio reflejado en la mayoría de las cifras de demanda y de actividad productiva domésticas, las cuales sugieren que, en el trimestre que se reporta, la economía mexicana registró una caída considerable en sus niveles de actividad. Por un lado, la evolución de las exportaciones de bienes y servicios muestra que el deterioro de la demanda externa persistió durante el primer trimestre del año. Por otro, se observó una transmisión más profunda y generalizada del choque externo a los niveles de gasto doméstico. Como consecuencia de ello, la caída de la actividad productiva, que inició a finales del año anterior, se vio magnificada de manera importante".

De igual forma, reconoce que "hasta ahora" la caída de la inflación general "ha sido más lenta que lo previsto, si se considera la fuerte contracción por la que está atravesando la economía. En los siguientes meses se espera que dos factores principales dominen la evolución de la inflación. En primer lugar, a pesar de que es factible que una parte importante del proceso de traspaso de la depreciación cambiaria a los precios al consumidor de las mercancías ya se haya llevado a cabo, no puede descartarse que en los siguientes meses dicho proceso continúe, aunque lo haga con menor intensidad. En este sentido, la apreciación y mayor estabilidad que ha registrado recientemente la paridad, la caída en las cotizaciones internacionales de las materias primas, así como la fase recesiva por la que atraviesa la economía, contribuirán a atenuar el referido traspaso. En segundo, se anticipa que las condiciones recesivas se vayan reflejando gradualmente con mayor intensidad en la formación de precios en el sector de los servicios, posiblemente induciendo una mayor caída de su inflación. En balance, se anticipa que la inflación general muestre una tendencia decreciente a partir de mayo del presente año y converja hacia su meta a finales de 2010".

El ingrato balance reportado por el Banco de México no incorpora, como lo precisa en el informe, el efecto negativo que en la economía tendrá la emergencia sanitaria: "en los últimos días ha aparecido un brote de influenza porcina en el país. Dado lo reciente de este evento, no es posible saber cuáles serán su duración e intensidad, por lo que tampoco se puede prever cuáles serán sus efectos sobre variables como la inflación, el crecimiento y el tipo de cambio. En consecuencia, tanto el análisis, como los resultados y las proyecciones que se presentan en este informe, no consideran dicha situación".

Por lo que toca al empleo, advierte que la disminución de los niveles de actividad productiva durante el primer trimestre de 2009 "condujo a un deterioro de las condiciones prevalecientes en el mercado laboral. Esto, al inducir una reducción importante de la demanda de trabajo y propiciar un aumento significativo en las tasas de desempleo. Al cierre del primer trimestre de 2009, el número de trabajadores asegurados en el IMSS presentó una contracción anual significativa, con lo cual se exacerbó la trayectoria negativa del empleo formal en el país. Ello se pone de manifiesto en el comportamiento de las caídas anuales del número de trabajadores asegurados en el IMSS al cierre del cuarto trimestre de 2008 y del primer trimestre del año en curso, que resultaron de 37 mil 535 y 372 mil 289 personas (menos 0.3 y menos 2.6 por ciento), respectivamente. Al cierre de marzo de 2009, la reducción anual en el número de trabajadores se derivó de la combinación de una disminución de 379 mil 633 trabajadores permanentes (menos 3 por ciento) y un aumento de 7 mil 344 eventuales urbanos (0.5 por ciento)".

Como referencia, en el primer trimestre de 1995 la cancelación de empleo formal se concentró en las plazas eventuales. En la crisis de 2009 la mayor factura laboral ha recaído en las plazas permanentes. El Banco de México destaca que "si bien la caída del empleo formal en la economía continuó observándose principalmente en el sector manufacturero, las actividades fundamentalmente dirigidas al mercado doméstico también empezaron a manifestar una mayor debilidad en sus niveles de empleo formal".

Las rebanadas del pastel

Contrario al registro del feliz funcionario que todo lo ve color de rosa, Agustín Carstens, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz –un catastrofista institucional que suele estar más cerca de la realidad–, advirtió ayer que la emergencia sanitaria, sin duda, "tendrá un impacto negativo en la economía mexicana", tanto que actualizó su estimación para 2009: el PIB nacional se desplomaría hasta 4.8 por ciento. Un norme beso (con cubrebocas cumpleañero) a la dueña de mi sistema cardiaco.

Leer a Hobsbawn

Adolfo Sánchez Rebolledo

Si atendemos al debate actual sobre la crisis es evidente que –simplificando– hay quienes creen que una vez superada la fase más destructiva comenzará de inmediato la recuperación al capitalismo "realmente existente", desechando las fórmulas más gastadas, pero sin cambios que afecten su naturaleza. En el extremo contrario se hallan aquellos que ven en los acontecimientos actuales el anuncio de la irrefrenable declinación del sistema, aunque todavía estemos lejos de poder delinear una alternativa práctica, capaz, en efecto, de transformarlo.

Siguiendo las reflexiones del gran historiador Eric Hobsbawn, puede decirse que hemos sido testigos privilegiados de un doble fracaso histórico: el de la economía planificada por el Estado de forma central de tipo soviético, y la totalmente ilimitada e incontrolada economía capitalista del mercado libre. "La primera se derrumbó en los 80, y con ella los sistemas políticos comunistas europeos. La segunda se está derrumbando ante nuestras narices con la mayor crisis del capitalismo mundializado desde los 30". (En: El Correo del Sur, La Jornada Morelos, 28/4/09).

Cierto es que la apologética capitalista que auguraba la reproducción espontánea e infinita de sus cualidades intrínsecas –sin recurrir jamás a regulaciones ajenas al proceso económico mismo– está en quiebra, abriendo el camino a políticas, razonamientos y justificaciones que los más cerriles apenas ayer consideraban como "socialistas", cuando se trata, más bien, de salvar la nave antes que dejarla a la deriva. Pero no son los únicos que se miran en el pasado.

Hay también posiciones que asumen la actualidad de la alternativa "anticapitalista" como una cuestión práctica para responder al viejo dilema entre reforma y revolución, pero dejando en la indefinición a los "sujetos" y las ideas que deberían darle sustentación a ese desafío.

En este camino vamos a tientas, pues, como señala Hobsbawn, "por una parte, no sabemos cómo superar la crisis actual. Ningún gobierno del mundo, bancos centrales o instituciones financieras internacionales lo sabe: son todos como un ciego que trata de salir de un laberinto tocando las paredes con distintos palos con la esperanza de encontrar la salida"; por otra, subraya, subestimamos la "adicción" de los gobiernos a la droga de los mercados libres "que los ha hecho sentirse tan bien a lo largo de décadas". Sin embargo, en su opinión, "el futuro, así como el presente y el pasado, pertenece a las economías mixtas en las que lo público y lo privado están entrelazados en un sentido u otro". Decirlo es fácil, añade nuestro autor, pero cómo hacerlo es "el problema para todo el mundo en la actualidad, especialmente para la gente de izquierda..."

La crisis (un punto positivo) permite la toma de conciencia sobre la realidad global, obliga a reflexionar críticamente sobre la naturaleza del capitalismo y sus contradicciones y también replantea la utilidad de mantener viva la línea de pensamiento crítico que fue arrollada por la victoria de la revolución conservadora y, antes, por el socialismo de Estado de tipo soviético.

La búsqueda de opciones, empero, no será el resultado de una suerte de revelación ideológica, sino de la experiencia y el cuestionamiento del orden vigente, de la discusión sobre los valores y las ideas que hoy ordenan y jerarquizan el mundo real.

La glorificación del mercado que aún pervive, empero, no se reduce solamente al ámbito exclusivo de las transacciones económicas, sino que es elevada a la categoría de un paradigma filosófico y moral, a una concepción del mundo que rige la vida planetaria, aunque ésta no sea más que una forma aguda de alineación. Es en esta dimensión donde se recicla en parte la pugna entre lo viejo y lo nuevo, la búsqueda de una "filosofía" capaz de reorientar la vida social hacia fines más justos.

La sustitución de los viejos paradigmas por otros que se adapten a las prioridades de la sociedad emergente de la crisis, tendrá que ser el resultado de un nuevo curso de intensa participación ciudadana y popular, lo cual implica mayores niveles de conciencia y organización que los actuales, la descentralización y, a la vez, la globalización de las iniciativas, orientadas por un principio rector asumido por Hobsbawm: se "necesita una vuelta a la convicción de que el crecimiento económico y el bienestar son un medio y no un fin. El fin es qué hacer con las vidas, las oportunidades de la vida y las esperanzas de la gente".

No se trata, pues, de la búsqueda de una utopía fundada en principios inalcanzables, sino de proponerse objetivos no determinados por el afán de lucro como supremo valor, pues sin un enfoque semejante, la humanidad será incapaz de afrontar el desafío del cambio climático o la reorganización del poder, el trabajo y, en general, la satisfacción creciente de las nuevas necesidades sociales y culturales.

“La prueba de una política progresista –concluye Hobsbawn– no es privada, sino pública, y no se trata únicamente de un incremento de renta y del consumo para los individuos, pero sí de ensanchar las oportunidades y lo que Amartya Sen llama las "capacidades" de todos por conducto de la acción colectiva. Pero esto significa, tiene que significar, la iniciativa pública sin ánimo de lucro, incluso si sólo fuera mediante la redistribución de la acumulación privada. Las decisiones públicas dirigidas a la mejora social colectiva mediante la cual todas las vidas humanas deberían ganar. Ésta es la base de la política progresista, no la maximización del crecimiento económico y de las rentas personales”.

P.D. La irrupción de la influenza porcina nos ha golpeado sin advertencia y, una vez más, la solidaridad, el mirar por lo demás, la entereza de la gente y la ejemplar actitud del personal sanitario nos enorgullecen. Ojalá y seamos capaces de extraer las lecciones pertinentes para devolver a los servicios del Estado la dignidad que algunos quisieron ensombrecer en nombre de la eficacia privada. En los próximos días veremos cómo se combinan los efectos perniciosos de la epidemia con la debilidad congénita de nuestra economía en crisis. Por eso, más que nunca, es exigible un plan de emergencia que ponga los pies sobre la tierra.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Pandemia

Twitter ataca en la crisis de influenza en México

(LPAC).— La operación internacional de Nuevos Flagelantes, dirigida por Soros, conocida como Twitter, anda metiendo sus patotas en la creciente crisis de influenza en México, con el ojo puesto en crear el máximo caos e irracionalidad. Lanzaron una campaña en grande diciéndole a la gente que pueden dar seguimiento en Twitter de todo lo que pasa con la influenza, para saber lo que tienen que hacer, y ver que está pasando con sus amigos. El cierre de las escuelas en la Ciudad de México el viernes —que afectará a 7 millones de estudiantes— y que probablemente continuará esta semana, significa que muchos jóvenes van a tener tiempo de sobra para "twittear".

Según la reseña del periódico El Universal de México, muchos "twitteros" —como se les llama ahora en "español"— están escribiendo que los informes sobre la influenza no es más que paranoia y manipulación del gobierno. Una persona escribió: "El papá de un compañero de trabajo se enfermó de influenza; yo creo que más vale que le vuele la cabeza de un balazo, antes de que nos infecte a todos nosotros". Un amigo le contestó: "Yo ya compré mi bazuka; a la primera tosida, disparo".

Mientras tanto, el gobierno mexicano está luchando por tomar el control de una situación que se mueve rápido. Cancelaron todos los 533 eventos deportivos y de entretenimiento programados para la Ciudad de México el fin de semana, para evitar las aglomeraciones públicas. Se permitió la celebración de dos partidos importantes de fútbol soccer el domingo 26 de abril pero sin espectadores presentes: una escena sacada directamente de Boccaccio. Y el Instituto Mexicano del Seguro Social (del Estado) anunció que cerrará todos los teatros y centros culturales que maneja en todo el país. La Secretaria de Gobernación dió a conocer un Decreto Presidencial con 13 medidas específicas de salud pública, como la autoridad para someter a individuos a cuarentena; clausura de aglomeraciones públicas; inspección de todos los pasajeros y embarques de entrada al país; apropiación del uso de teléfonos, radio y televisión para anuncios de salud pública, etcétera.

El sábado, los soldados se unieron a los trabajadores de la salud en las calles de la Ciudad de México para distribuir máscaras faciales azules entre la población, una imagen captada en fotos publicada en medios de comunicación de todo el mundo.

Hackearon sitio web de "MVS comunicaciones" y "EXA FM", dejan mensaje contra Calderón por caso influenza

RMX

Al ingresar desde el miércoles 29 y durante los primeros minutos del jueves 30 de abril al sitio web de MVS (http://www.mvs.com/) y Exa FM (http://www.exafm.com.mx/), se encontró el siguiente mensaje firmado por "Robert Neville":

INFLUENZA

PORQUE SOLO MATA AL PUEBLO MEXICANO?

Epidemia de influenza o ineptitud y negligencia por parte del gobierno.

hoy miercoles 29 de abril del 2009 quiero dirigirme al pueblo mexicano y expresar mi mas profundo dolor e indignación ante la forma tan sucia y mentirosa con la que el gobierno juega con nuestras vidas.

vidas humanas de gente trabajadora, gente pobre y humilde como la gran mayoria de nosotros que no tenemos para pagar hospitales de primera, con los mejores doctores del mundo y vivir para contarla como el “sr. manuel camacho solis“. por el contrario, se dan casos en los que los médicos del centro de salud solo se dedican a recetar “paresetamol” dejando cientos de mexicanos morir sin esperanza.

la influenza en México solo nos vino a recordar lo que todos ya sabíamos.

lo pésimos y desorganizados que son los servicios médicos, ineptitud y negligencia por parte de los doctores , falta de medicamentos y tratamientos, además de las mentiras, falsas cifras y estadísticas que dan los medios de desinformación.

esta enfermedad es la enfermedad de los pobres, porque la “influenza” que es el nombre que le pusieron a esta sepa de laboratorio no va cobrar la vida del sr calderon o de su familia, porque el sr calderon jamas en su vida a pisado el centro de salud o el metro. esta enfermedad solo va cobrar vidas de gente como tu y como yo, víctimas de la desigualdad del sistema.

porque este tipo de enfermedades se dan en un país donde la salud de sus habitantes y trabajadores no es una prioridad, porque se puede endeudar al país entero con tal de salvar a empresarios y banqueros a costa de la vida del trabajador.

felicidades sr felipe calderon, no solo vino a privatizar y a vender el pais entero, no solo elevo la deuda externa en un billon de pesos mexicanos, no solo provoco una de las peores crisis económicas en años, sino que también se va cobrar la vida de miles de mexicanos.

Pero el pueblo mexicano no esta sordo ni ciego ni mucho menos mudo, sabemos que se esta valiendo de esta epidemia creada por fines políticos y empresariales para justificar una crisis económica, para poner a nuestro país en estado de excepción y privarnos de nuestros derechos y garantias individuales, para privatizar el seguro social, para vender nuestros mantos acuíferos y pozos petroleros.

así que sr Felipe Calderón o alias el “manitas limpias” en verdad no le deseo ningún mal ni que ud o su familia tenga que experimentar la rabia y el coraje de perder a alguien por las armas que ustedes mismos han creado. espero que cuando cobre los verdes que tanto desea pueda disfrutarlos sin remordimientos. porque estarán manchados de la sangre de miles de mexicanos.

ATTE: Robert Neville

El engaño: vacuna de la influenza sanofi-aventis

Apia Virtual

FELIPE CALDERON FIRMA ” UN ACUERDO DE 100 MILLONES DE EUROS: NICOLAS SARKOZY: BIOTERRORISMO

Importante ver el siguiente link:

http://en.sanofi- aventis.com/ binaries/ 20090309_ mexico_flu_ en_tcm28- 24323.pdf

Resumen en español:

Sanofi Aventis invierte 100 millones de euros en una nueva instalación en México para producir vacuna de la influenza de temporada y pandemica.

-Acuerdo firmado en México, durante la Visita de Estado del Presidente Francois Nicolas Sarkozy.

Ciudad de México, México. 9 de marzo, 2009 ” Sanofi-Aventis (EURONEXT: SAN y en NYSE: SNY) anunció hoy de la firma de un acuerdo con las autoridades mexicanas para construir una instalación para fabricar la vacuna de la influenza en México.

El anuncio se hizo durante la ceremonia a la que asistieron el Presidente de México, Felipe calderón, y Nicolas Sarkozy, Presidente de Francia, quien se encontraba en México durante una visita de Estado.

Esta instalación será construida y operada por Sanofi Pasteur, la división de vacunas del Grupo Sanofi-Aventis, quien fue representado durante la ceremonia por Chris Viehbacher, Jefe Ejecutivo de Sanofi-Aventis.

Al construir ésta nueva instalación, Sanofi-Aventis está orgullosa de contribuir al fortalecimiento de la infraestructura de salud de México y está ansiosa de apoyar el compromiso ejemplar de la salud pública a través de la inmunización de la influenza y disposición pandémica, dijo Chris Viehbacher. Esta inversión ilustra la aproximación local de Sanofi-Aventis a la salud global. Esta instalación beneficiará la salud pública en México y la región Latinoamericana, en el contexto de la preparación para una pandemia de gripe.

El acuerdo fue firmado por Bimex (Laboratorio de Biológicos y Reactivos de México) y los representantes de Sanofi-Aventis, ante la presencia del Secretario de Salud de México, Dr. José Ángel Córdova Villalobos.

Bajo los términos del acuerdo, Sanofi Pasteur fabricar{a la vacuna de la influenza en colaboración con Bimex, un fabricante federal de vacunas. Bimex ejecutará ciertas etapas de fabricación y será responsable de la distribución de la vacunas de influenza para el público en México.

Sanofi Pasteur planea iniciar la construcción de la nueva instalación de fabricación de la vacuna en unas semanas. Al término del plazo de cuatro años, la instalación tendrá una capacidad anual de más de 25 millones de dosis de la vacuna de la influenza por temporada.

La nueva planta de vacuna será construida en Ocoyoacac, donde Sanofi-Aventis ya opera una instalación. La planta será diseñada para cambiar a la manufactura de la vacuna pandemica si una pandemia de influenza es declarada y se identifica una cepa de influenza por la Organización Mundial de la Salud.

Como líder mundial en investigación, desarrollo y fabricación de vacunas de influenza, Sanofi Pasteur está trabajando para desarrollar nuevas vacunas de influenza mejoradas para salvar vidas y está activamente involucrada en la preparación para una pandemia. Durante cinco años, Sanofi Pasteur consistentemente ha estado invirtiendo en grandes expansiones de su capacidad de producción en los Estados Unidos, Francia, China, y ahora México. Con la producción de más de 170 millones de dosis para la vacuna de influenza en 2008, Sanofi Pasteur confirma su liderazgo global en el mercado de la vacuna de influenza.