GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

domingo, noviembre 22, 2009

Con miras al 2012, un nuevo Proyecto Alternativo de Nación: AMLO

México, Distrito Federal
Domingo 22 de noviembre de 2009

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, a tres años de la constitución del Gobierno Legítimo de México, en el Zócalo de la Ciudad de México


Amigas y amigos:

Hoy nos congregamos dirigentes, representantes y simpatizantes del Gobierno Legítimo de toda la República, con el propósito de conmemorar tres años de resistencia y trabajo para salvar a México.

Durante este tiempo, juntos, en un ejercicio permanente de diálogo circular, hemos venido conociendo mejor la realidad del país; sabemos que desde el gobierno de Salinas, al amparo del poder público, se empezó a conformar la actual oligarquía, integrada por traficantes de influencias y políticos corruptos que, no sólo se han hecho inmensamente ricos sino que mantienen secuestradas a las instituciones constitucionales.

Ahora tenemos la certeza de que la transición democrática pregonada por la derecha en el 2000 sólo fue una mascarada. Una simple operación de recambio entre los dos partidos de la oligarquía para mantener la misma política de pillaje y continuar con las llamadas reformas estructurales que en esencia significan, el traslado de bienes del pueblo y de la nación a particulares, nacionales y extranjeros.

También ahora entendemos con mayor claridad que el fraude de 2006 se orquestó para cerrarnos el paso y evitar un verdadero cambio. La mafia del poder se sintió amenazada y no dudó en echar abajo lo poco que se había construido para establecer la democracia en México.

Como es obvio, luego de la imposición continuaron con la misma política de despojo y han precipitado la descomposición social, llevando al país a una de las peores crisis de su historia.

Y, a pesar de todo el daño que han causado, no están dispuestos a modificar en nada sus actitudes. Por el contrario, insisten en mantener su política de saqueo aunque terminen de arruinar al país y de desgraciarnos a todos.

Qué mejor prueba de esta prepotencia que la aprobación de los aumentos de impuestos para repartirse lo obtenido como si fuese un botín. O la decisión de despedir a 44 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas con el propósito de seguir privatizando la industria eléctrica.

En fin, hemos llegado a la conclusión de que hay una mafia en el poder, insaciable, enferma de codicia, dispuesta a imponerse a costa del sufrimiento del pueblo y a conspirar contra la paz pública y la estabilidad social. Y muchos coincidimos que éste es el principal problema de México.

Se trata de intereses muy poderosos y no debemos confiarnos. Son siniestros pero no son tontos, tienen estrategias y mantienen a su servicio a una caterva de analistas e intelectuales de derecha.

Por ejemplo, ya decidieron que el PAN no les funciona y lo han dejado de patrocinar. Con la mano en la cintura, han convertido a Calderón de pelele en chivo expiatorio. Ahora toda su apuesta es al PRI y a Peña Nieto, porque suponen que con esta nueva operación de recambio, van a volver a engañar al pueblo para mantener y acrecentar sus privilegios.

Es evidente que Salinas actúa como de jefe de campaña de Peña Nieto y que Televisa lo ha venido proyectando como se introduce al mercado un producto chatarra o como actor de telenovela. Es claro pues que Peña Nieto ya es el candidato de la mafia del poder en México.

Y como ellos mismos saben, es este movimiento lo único que les hace frente y puede detenerlos. A eso se debe que no han parado de atacarnos. No hay un sólo día en que sus voceros en los medios de comunicación no hablen en contra nuestra. No sólo es el bloqueo informativo o que repitan, una y mil veces, que ya no representamos nada. Es la guerra sucia, la calumnia, las campañas de desprestigio, las vulgaridades, o de plano, el decir que estamos locos.

Sin embargo, es un timbre de orgullo que a pesar de que han querido destruirnos, no lo han logrado ni lo lograrán. Y no sólo porque aquí estamos, sino fundamentalmente porque las mujeres y hombres de este movimiento, tenemos un profundo amor por nuestros semejantes y, más allá de alevosías y frente a todo tipo de adversidades, mantenemos la firme convicción de construir una sociedad más justa, más humana y más igualitaria.

Lo que somos y representamos, se ha logrado con autoridad moral, imaginación, firmeza, con acciones de resistencia en defensa del pueblo y de la nación, con el trabajo organizado de muchos hombres y mujeres libres y concientes.

En estos tres años, nuestro movimiento no ha dejado de luchar a favor de los pobres, de los indígenas, de los campesinos, de los trabajadores, de los ancianos, de los discapacitados, de las madres solteras, de los jóvenes, de los derechos humanos, de la economía popular, de la educación pública, de los recursos naturales, del petróleo y de la industria eléctrica nacional. Y siempre, de manera abierta y en forma sincera, nos hemos definido contra las injusticias, la corrupción, los privilegios, los fraudes electorales y otras infamias.

Para mantener encendida la llama de la esperanza y recoger los sentimientos de la gente, en enero de 2007 inicié una gira por todos los municipios del país. En marzo de este año concluí el recorrido por los 2,038 municipios de régimen de partido. Y apenas antier terminé de visitar los 418 municipios indígenas, de usos y costumbres, del estado de Oaxaca. Hemos cumplido el compromiso de celebrar asambleas informativas en los 2,456 municipios de México.

También como resultado de este peregrinar y del trabajo de ustedes y de otros integrantes de nuestro movimiento, ya contamos con 2 millones 300 mil representantes del gobierno legítimo y tenemos comités municipales en todas las regiones del territorio nacional.

Ahora bien, amigas y amigos, seguramente ustedes se preguntarán ¿Qué es lo que sigue? En primer término, considero que debemos mantener invariable nuestro compromiso de defender al pueblo y a la nación.

Es necesario seguir luchando para frenar el deterioro de la economía popular. Sobre todo ahora que, desgraciadamente, se agravará la situación económica y social de millones de mexicanos como resultado de los aumentos de los impuestos, de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz, así como por la caída de las remesas que constituyen una importante fuente de ingresos para las familias más pobres del país. En esta labor deben continuar trabajando las casas del movimiento.

Y no debemos dejar solos a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas. Su causa es justa y es de todos. Estemos atentos y ayudemos en lo que se requiera: Con nuestra solidaridad política, participando en sus acciones de resistencia civil pacífica y cooperando con víveres y recursos en la medida de nuestras posibilidades.
De la misma manera, tenemos que seguir exigiendo la libertad de los luchadores sociales presos de Atenco, Oaxaca y de todo el país. Continuar brindando nuestro apoyo a la lucha contra la destrucción del Cerro de San Pedro en San Luis Potosí que lleva a cabo la minera canadiense San Xavier con la complicidad de autoridades locales y federales. Aquí aprovecho para denunciar que en varias regiones del país se repite la misma historia, como ocurre en San José del Progreso, Oaxaca. De igual forma, siempre nos manifestaremos en contra del basurero tóxico en Zimapán, Hidalgo y de la construcción de la presa El Zapotillo que inundará a los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo en Jalisco. Además, debemos insistir en que se devuelvan los ahorros de los ex braceros, ancianos de todo el país que han sido tratados sin piedad.

Amigas y amigos:

Pensando en la transformación del país y con miras al 2012, debemos elaborar a la luz de los recientes acontecimientos nacionales e internacionales, el nuevo Proyecto Alternativo de Nación. Esta tarea será coordinada por la Comisión que se creó con ese propósito, integrada por Ignacio Marván, Luciano Concheiro, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz Polanco, José María Pérez Gay, Víctor Manuel Toledo y Bolívar Echeverría. La idea es que después de una amplia consulta de análisis y reflexión, se tenga un documento definitivo a más tardar en junio del 2010.


Aunque estoy conciente de que son muchos los temas que se tendrán que abordar, considero que hay diez postulados básicos:

1. Rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la nación. Reitero mi convicción esencial: El Estado se encuentra secuestrado por una minoría y ésta es la causa principal del desastre nacional. En nuestro país existe una República aparente, simulada, falsa. Hay poderes constitucionales pero, en los hechos, un grupo ha confiscado todos los poderes. Por eso, lo primero debe ser recuperar democráticamente al Estado y una vez logrado este propósito, reintegrar las riquezas y los bienes públicos que han sido entregados o concesionados ilegalmente, a través de reglamentos o leyes secundarias que en ningún caso pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país. Este procedimiento debe aplicarse fundamentalmente en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo.

2. Democratizar los medios masivos de comunicación. Es inaceptable que un pequeño grupo posea el control de la televisión y de la radio, y administren la ignorancia en el país en función de sus intereses. Que quede claro: no hablamos de expropiación, sino de que el Estado cumpla el mandato constitucional de garantizar el derecho a la información. Para ello no hace falta eliminar el régimen de concesiones, ni crear una excesiva reglamentación y muchos menos optar por la censura, lo más eficaz es lograr la democratización de los medios, evitando el monopolio y auspiciando la libre competencia. Para ser más claros: Que hayan todos los canales de televisión o estaciones de radio que sean técnicamente posibles, con absoluta libertad, sólo impidiendo que se concentren en unas cuantas manos como sucede actualmente.

3. Crear una nueva economía. Hay que cambiar la actual política económica que ni en términos cuantitativos ha dado resultados. México es uno de los países del mundo con menos crecimiento en los últimos años. La nueva política económica debe ser conducida por el Estado. Debe impedirse la injerencia de gobiernos extranjeros y de organismos financieros internacionales. El Estado debe recuperar su facultad para planear el desarrollo de acuerdo con el interés nacional. Hay que hacer a un lado la especulación financiera y enfocar todos nuestros esfuerzos a la economía real, a trabajar y producir los bienes que necesitamos. Sin producción no hay empleos, industrias, consumo, mercado, bienestar colectivo, ni economía poderosa, ni nación soberana.

4. Combatir las prácticas monopólicas. El artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios y el Estado debe garantizar que esta norma se cumpla porque hoy es letra muerta. En México hay grandes monopolios vinculados al poder que encarecen bienes y servicios, dañando la economía de sectores populares y de las clases medias, a pequeños y medianos productores, empresarios y comerciantes, que se ven obligados a comprar insumos a precios exagerados.


Es inaceptable, por ejemplo, que los mexicanos paguemos por el cemento gris 146 por ciento más que los estadunidenses; 17 por ciento más por teléfono de línea fija; 240 por ciento más por llamadas de larga distancia nacional; 256 por ciento más por electricidad residencial de alto consumo; 52 por ciento más por electricidad de alta tensión; 185 por ciento más por la tarjeta de crédito; 309 por ciento más por televisión por cable; 145 por ciento más por Internet de banda ancha; 176 por ciento más por crédito a la vivienda. Y todo ello, a pesar de que el salario mínimo en México es nueve veces menor que en estados Unidos.

En este país pobre se paga más que en las naciones ricas y con peores condiciones de servicio. No podemos permitir que esto siga ocurriendo.

Insistimos en que mientras no evitemos los precios exagerados por empresas que operan en nichos protegidos, México no podrá competir con otros países ni habrá nuevos empleos y, a la larga, tampoco habrá oportunidades para las nuevas generaciones.

Aquí recuerdo que en noviembre del año pasado propusimos al Senado la aprobación de una ley de precios competitivos con la cuál los consumidores lograrían ahorros entre el 10 y el 18 por ciento de sus ingresos. Sin embargo, este proyecto está detenido porque los legisladores del PRI y del PAN no son realmente representantes populares sino que están al servicio de los potentados.

5. Abolir los privilegios fiscales. En los últimos días, se confirmó lo que hemos venido sosteniendo: desde la época de Luis Echeverría se celebró un pacto secreto entre el poder político y el poder económico que se ha ampliado y ratificado sexenio tras sexenio. El acuerdo consiste en conceder a los grandes empresarios y banqueros, el privilegio de no pagar o de devolverles los impuestos. Inclusive, hace unos días Calderón tuvo que reconocerlo cuando dijo que “las empresas que más ganan, rara vez, muy rara vez, pagan impuestos”.

Pero no basta con la denuncia. Es necesario aprobar una reforma fiscal progresiva. Es decir, que paguen más los que tienen más.

En México, a la inmensa desigualdad social y económica, tenemos que sumarle la injusticia fiscal, ya que la mayor parte de las contribuciones recaen en los trabajadores asalariados, los profesionistas, los pequeños y medianos empresarios y comerciantes.

Debe buscarse que, al menos, las grandes corporaciones que operan en México y los más ricos del país, paguen impuestos en la misma proporción que lo hacen sus similares en países desarrollados o de las llamadas economías emergentes.

6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana. Es necesario cambiar la forma de hacer política. Este noble oficio se ha pervertido por completo. Hoy la política es sinónimo de engaño, arreglos cupulares y corrupción. Por eso es urgente darle un nuevo sentido al quehacer político, imprimiéndole convicciones y principios. Quienes se dediquen a esta actividad deben entender que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud, cuando se pone al servicio de los demás.

También hay que hacer valer el principio de austeridad republicana; retomar el ejemplo de Juárez y los liberales: el apego al criterio de la justa medianía en que deben vivir los servidores públicos. Nada de sueldos onerosos y ofensivos, ni flotillas de aviones y helicópteros al servicio de la llamada clase gobernante. Debe revisarse todo el funcionamiento del gobierno para eliminar los gastos improductivos, el derroche y los privilegios. Actualmente, le cuesta mucho al pueblo mantener al gobierno.

7. Fortalecer al sector energético. Es urgente detener la terrible crisis que se avecina por la caída en la producción petrolera y la salida de divisas para comprar gasolinas y otros derivados en el extranjero.

El manejo de Pemex, como hemos venido insistiendo, se ha caracterizado por el vandalismo y la irracionalidad. Hay que limpiar a Pemex de corrupción. No es posible que se sigan otorgando contratos millonarios sólo en beneficio de empresas extranjeras y de políticos corruptos. Tal es el caso de proyectos como los de la Cuenca de Burgos o de Chicontepec, donde no se ha logrado producir más gas ni más petróleo, pero sí se ha causado un gran daño al patrimonio nacional.

Por otro lado, se continúa con la sobreexplotación de los yacimientos para exportar petróleo crudo, sin reponer reservas.

Por esta causa, de 2004 a la fecha, se han dejado de producir 774 mil barriles diarios. Es decir, ahora producimos 2 millones 600 mil barriles al día y de seguir esta tendencia, en cuatro años apenas se estarán extrayendo 2 millones de barriles, que sólo alcanzarían para cubrir la demanda interna; con el agravante de que por la falta de refinerías y por el abandono a las plantas petroquímicas, seguiríamos vendiendo crudo y dependiendo por completo de la importación de gasolinas y otros petrolíferos.

Por eso, debemos insistir en modificar radicalmente la actual política petrolera. Es urgente recuperar la administración de Pemex, invertir en exploración e iniciar de inmediato la construcción de tres grandes refinerías para dejar de importar el 40 por ciento de las gasolinas que consumimos. El objetivo principal debe ser industrializar la materia prima y ya no vender ni un solo barril de petróleo crudo al extranjero, para generar empleos y utilidades en beneficio de los mexicanos.

8. Alcanzar la soberanía alimentaria. Desde 1983 se dejó sin apoyo al sector agropecuario y se optó absurdamente por comprar los alimentos que consumimos en el exterior. Ahora, en consecuencia, hay tierras ociosas, potreros abandonados, se ha despoblado el medio rural y millones de mexicanos han tenido que emigrar.

Este año para la compra de alimentos en el extranjero, se destinarán 16 mil millones de dólares. La mayor parte es maíz, frijol, arroz, leche, carne de res, de cerdo y desechos de pollo, que podríamos producir en el país.

Asimismo, debe fortalecerse la agricultura de autoconsumo de la que dependen millones de indígenas y campesinos pobres. Además, es donde se conservan semillas orgánicas y variedades de maíz que forman parte de la gran riqueza genética de México. No al maíz transgénico.

9. Establecer el Estado de bienestar. Hay que proteger a los pobres, a los débiles y olvidados ante la desigualdad social, la incertidumbre económica y otras calamidades. Debe garantizarse el derecho a la educación, al trabajo, a la salud, a la alimentación y a la vivienda.

Es necesario seguir insistiendo hasta lograr la pensión universal para los adultos mayores del país; el otorgamiento de becas a todos los discapacitados pobres; y la atención médica y los medicamentos gratuitos para la mitad de los mexicanos que no cuentan con seguridad social.

La solidaridad con los desposeídos no sólo es un asunto de justicia, es la manera más eficaz, más humana y más barata para garantizar la tranquilidad y la seguridad pública. Por eso reiteramos que por el bien de todos, primero los pobres.

10. Promover una nueva corriente de pensamiento. La transformación que necesita el país no sólo debe tener como propósito alcanzar el crecimiento económico, la democracia, el desarrollo y el bienestar. Implica también y sobre todo, cristalizar una nueva corriente de pensamiento sustentada en la cultura de nuestro pueblo, en su vocación de trabajo y en su inmensa bondad; añadiendo valores como el de la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la diversidad y la protección del medio ambiente. Hay que alentar un pensamiento que ayude a impedir el predominio del dinero, del engaño, de la corrupción y del afán de lucro, sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo.

Amigas y amigos:

Es mucho el atraso y el deterioro de la vida pública del país. Pero así como estoy convencido de que si no hay una renovación tajante y se mantiene el mismo régimen de opresión, corrupción y privilegios, no vamos a poder revertir la decadencia, también creo que todavía es posible lograr el renacimiento de México.

Pero esto depende en mucho de todos nosotros. Por eso, hoy debemos ratificar nuestro compromiso de seguir luchando hasta lograr la transformación del país.

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros? Yo creo que lo más importante es seguir orientando, haciendo conciencia y organizando al pueblo. Que cada quien haga lo que le corresponda y tome la iniciativa. Es el momento de aplicarnos a fondo, de hacer trabajo de convencimiento con vecinos, amigos, familiares y compañeras y compañeros de trabajo. Hay que organizar comités en barrios, colonias, unidades habitacionales y pueblos. Hay que persuadir y hablar con la verdad, decir con toda franqueza que si no hay un cambio verdadero no saldremos adelante.

Hay que insistir que sólo el pueblo organizado puede salvar al pueblo y a la nación, y comprometernos a sumar esfuerzos para derrotar a la oligarquía en el terreno político, de manera pacífica, para establecer una auténtica democracia, porque sólo así se podrán distribuir con justicia los frutos del trabajo y de las riquezas del país. Sólo así alcanzaremos el gran objetivo de garantizar el bienestar y la felicidad del pueblo.

Yo les pregunto ¿Están dispuestos en hacer un mayor esfuerzo para llevar a cabo ésta revolución de las conciencias?

El compromiso que acabamos de hacer es sumamente importante. A todos nos mueven necesidades e intereses, pero también las ideas y las convicciones que representan lo mejor de la condición humana. Y aquí se está reafirmando que nos mueven valores más elevados que nuestras propias aspiraciones personales.

Por eso estoy optimista. Estoy seguro que no volverán a impedir la alegría y la felicidad del pueblo. Los poderosos se imponen con el dinero, el prejuicio racista y clasista, las injusticias, la ilegalidad y la manipulación de muchos medios de comunicación. Nosotros por el contrario, sólo disponemos de lo mero principal: La voluntad de cambio de millones de personas libres y concientes. Tenemos de nuestro lado, y es un honor, a ese sector inmenso del pueblo mexicano que tiene hambre y sed de justicia, como dijo bíblicamente en su tiempo el prócer de la democracia, Don Francisco I. Madero.

Amigas y amigos:

Buen camino. Regresen a sus ciudades, barrios, colonias, comunidades y pueblos, convencidos de que las cosas van a cambiar porque tenemos la razón y estamos trabajando sinceramente por una causa justa.

Muchas gracias por su entrega y respaldo. De mi parte les garantizo que seguiré poniendo por delante mis principios y mis ideales. He decidido a hacer de mi vida una línea recta y no voy a cambiar mi manera de pensar y ni mi forma de ser. No voy a traicionar al pueblo.

No nos rendiremos, no nos cansaremos. Y llamamos a todos los mexicanos de buena voluntad a que juntos salvemos a México. Apresuremos, como decía Ricardo Flores Magón, “la llegada de ese día radiante en que caiga para siempre la tiranía y surja la esperada democracia con todos los esplendores de un astro que jamás dejará de brillar en el horizonte sereno de la patria”.

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Recesión y desempleo

Rogelio Ramírez de la O

Si el cambio en el Producto Interno Bruto (PIB) se mide como lo hace oficialmente el INEG, comparándolo con el del mismo periodo del año anterior, la recesión no terminó en el tercer trimestre ni terminará en el cuarto.

Eso no invalida que el nivel de actividad del tercer trimestre esté arriba del nivel en el segundo, como lo indica el gobierno, en 2.7%, pero entonces la caída anual seguirá siendo superior a 4%.

Para empleados y empresarios angustiados por las difíciles condiciones económicas, estos anuncios sólo causan mayor pérdida de credibilidad al gobierno, sobre todo insistir en que aquí terminó la recesión.

Siguiendo una máxima de operadores del mercado, no es la caída lo que mata, sino lo que está en el suelo. El PIB en el primer semestre cayó 9.2%, mucho más que en 1995 (6.2%) que hasta ahora tenía el récord de las recesiones. Una caída así no pasa sin dejar pérdidas permanentes. Aun si el crecimiento retornara a su tasa histórica, tanto el producto como el empleo y el ingreso ya están en niveles 10% menores.

Por ello la insistencia de algunos, incluyéndome, en que el gobierno mejor redujera su gasto burocrático y no aumentara los impuestos. Un ejemplo lo tenemos en el escenario casi aterrador de desempleo y subempleo.

En los tres trimestres hasta junio de 2009, según el INEG, la población empleada cayó en 281 mil, por cierto, menos de lo que lo había hecho hasta marzo (710 mil). Pareciera como si el empleo se hubiera recuperado en el segundo trimestre.

La explicación reside en que de la población empleada, los que trabajan menos de 35 horas por semana, aumentaron en 2.2 millones. Y quienes no son económicamente activos pero están disponibles para el trabajo aumentaron en 732 mil. Finalmente, los subempleados aumentaron en 1.9 millones. La suma de pérdida de empleos y subempleados en estas varias categorías aumentó en 5.1 millones, dentro de una población económicamente activa de 45.7 millones. No hay duda del desplome no sólo del empleo, sino de las condiciones sociales de la mayoría.

Como al caer las ventas las empresas despiden personal o reducen las horas de trabajo de los contratados, aprenden a hacer más con menos. Los que mantienen su empleo se esmeran y realizan tareas que antes no realizaban, lo que cancela la necesidad de nuevas contrataciones en el nuevo ciclo.

Para que las empresas contraten más personal sus ventas necesitarían aumentar mucho, pues antes cualquier aumento modesto lo enfrentarán con el personal ya existente.

Así, una vez que hay un rebote como el actual, que en la jerga del mercado se llama el rebote de un gato muerto, en 2010 el nivel de actividad, aun superior al de 2009, probablemente no tendrá un alza que siquiera valga la pena mencionar, pues los mayores impuestos y precios públicos se van a encargar de quitar más poder de compra a consumidores y empresas.

De ahí que la confianza del consumidor, en la misma semana del anuncio gubernamental, cayera 6.1%, a su nivel más bajo en la historia del índice. Y el subíndice sobre posibilidades de la familia de adquirir algún bien grande también está en su nivel más bajo. Cómo no, si por meses se les bombardeó con noticias de un gran boquete fiscal y luego perdieron empleo y sus impuestos aumentaron.

Es natural que a empresarios o gobierno, al sentir que llevamos mucho tiempo abajo, les parezca casi cualquier movimiento como un alza. Pero deberían cuidar que sus anuncios estén avalados cuando menos por las cifras del INEG, ya sea de confianza, empleo o compras de las familias.

¿Entraremos en guerra con Colombia y Estados Unidos?

Homar Garcés

La pregunta es pertinente y no precisamente por los llamados de alerta del Presidente Chávez al respecto.

El posicionamiento estratégico de fuerzas militares estadounidenses al norte del sur de nuestra América le brinda una capacidad de movilización como nunca antes la tuvo y representa la puesta en marcha de un vasto plan militarista, con un teatro de operaciones que abarca la totalidad de nuestro continente, concatenando los planes Puebla-Panamá, Colombia (o Patriota) y Dignidad (extensivo éste último al amplio y rico territorio de la Amazonía), de manera que Estados Unidos podrá hacer realidad la doctrina Monroe de una “América para los americanos”; pero a lo cual habría que agregar la ambición nunca abandonada de la oligarquía neogranadina de apoderarse de las riquezas petrolíferas del golfo de Venezuela, en lo que podríamos afirmar que se juntaron el hambre con las ganas de comer, en una alianza política y militar bastante amenazadora para la estabilidad regional.

No es simple azar que el gobierno de Brack Obama esté ejecutando la fase actual de esta estrategia de dominación continental, continuando así la vieja política imperialista y guerrerista, de sus antecesores en la Casa Blanca (comenzando con el golpe de Estado perpetrado en Honduras) en un mundo unipolar, cuya estabilidad depende en gran medida de los intereses de los grandes conglomerados empresariales estadounidenses, europeos y japoneses, en una cruzada por regir absolutamente el mercado mundial, sin medir para nada las catastróficas consecuencias que ello tendría en todos los aspectos, incluyendo la posibilidad de acabar con todo vestigio de vida en la Tierra.

Con la disposición de bases militares en territorio colombiano, el imperialismo yanqui tiene acceso directo a los yacimientos de hidrocarburos, agua y biodiversidad, además de otros recursos necesarios, de una buena porción de la América del sur, pudiendo establecer un comando supranacional bajo su guía, al modo de la OTAN, al cual obligaría a sumarse a las fuerzas armadas de los países aliados para librar colectivamente una hipotética “guerra contra el narcotráfico y el terrorismo internacionales”. De esta forma, Estados Unidos mueve sus piezas de ajedrez, sin perder su objetivo central, único, de dominar nuestra América entera, así tenga que violentar descaradamente toda la estructura del Derecho internacional, como ya lo hizo en sus aventuras bélicas en Afganistán e Iraq. Para conseguirlo, libra una guerra de baja intensidad manifestada a través del control, distorsión y manipulación de los hechos noticiosos, deformando cualquier propósito y lucha emancipadores y nacionalistas de nuestros pueblos, anticipando un cambio negativo en la correlación de fuerzas que haría imposible ya su hegemonía de más de un siglo. Así, los amagos verbales y la indignación diplomática que suele mostrar el régimen estadounidense en contra de alguno de los gobiernos revolucionarios y progresistas actuales de nuestra América (sobre todo, contra el de Venezuela) van preparando sicológicamente a la población de estos países para que se justifique su intervencionismo, endosándole la culpa a sus presidentes por no acatar la línea de Washington. Por ello, los diferentes medios de difusión (controlados por las elites económicas, vinculadas a la potencia del norte) se hacen eco inmediato de sus puntos de vista, sin ninguna reflexión crítica u objetiva, imponiendo una realidad sesgada de las cosas, lo que ayuda a crear una polarización política y social que se acerca mucho a una lucha de clases en cada una de estas naciones.

Lo cierto es que un conflicto armado entre Colombia y Venezuela (u otra nación cercana, como Ecuador), involucraría directamente a Estados Unidos, lo cual desembocaría en una conflagración aún mayor y prolongada, puesto que no serían únicamente las tropas regulares las que intervendrían en la misma, sino también (y quizás con mayor motivación y sentimiento patriótico) los distintos grupos subversivos de la región, algo que no le conviene para nada a la clase política colombiana, pues aumentaría el riesgo de perderlo todo, en lo que sería -sin duda- una guerra de liberación nacional semejante a la ya librada contra el imperio español hace doscientos años. Aún así, habría que desconfiar del patriotismo y lealtad de algunas de las fuerzas armadas de nuestros países, dada su formación castrense obtenida en cursos y entrenamientos junto con las fuerzas del Pentágono, bajo los principios de la doctrina de seguridad nacional yanqui. Por ello resulta fundamental y determinante la movilización y la conciencia patriótica-revolucionaria de nuestros pueblos, elementos contra los cuales no funciona la eficiencia mortal de las armas y tropas gringas. Y, por ello también, los augurios de una guerra contra Colombia y Estados Unidos no lucen inmediatos, pero esto no anula nunca sus posibilidad, como se vio en los casos de Panamá e Iraq tras una campaña propagandística intensa que les preparó el terreno; cosa que se ha de tomar en cuenta a riesgo de perder nuestro derecho a la autodeterminación y la independencia legadas por nuestros Libertadores.

Obama, una presidencia en crisis

Luis Oviedo / PRENSA OBRERA

Desde el manejo del Congreso a las elecciones locales; del Medio Oriente a Afganistán y Honduras, las condiciones de la crisis mundial parecen revelarse superiores a las fuerzas políticas de Obama. A diez meses de su asunción, el balance de una presidencia en crisis.

Barak Obama pierde ‘lustre’ presidencial luego de que su partido fuera derrotado en las elecciones a gobernador celebradas en Nueva Jersey y Virginia a comienzos de noviembre. La derrota habría obedecido a un traspaso “importante, en estampida” de votantes “independientes” y de una pequeña fracción de “demócratas” al partido republicano (The Wall Street Journal, 6/11).

En The Wall Street Journal (6/11), el editorialista Daniel Henninger dice que “el votante norteamericano está absoluta, total y de manera constante disgustado con los dos partidos políticos (...) el votante está desesperado por un liderazgo político”. El autor asigna la “desesperación del votante” a una crisis de fondo del régimen político y del aparato estatal en todos sus niveles (militar, diplomático, económico e institucional).

Los traspiés de Obama no revitalizaron, sin embargo, al Partido Republicano, otra manifestación de la crisis.

Algunos medios señalan la importancia del rápido crecimiento del desempleo en estos resultados: “En nueve meses” (entre la quiebra de Lehman Brothers y la de GM), “la estructura económica de los Estados Unidos implosionó” (The Wall Street Journal, 6/11).

Desempleo

En octubre, la tasa de desempleo alcanzó el 10,2% (la más alta desde 1983). Si se contabilizaran categorías más amplias de trabajadores (los que dejaron de buscar empleo o los obligados a aceptar empleos de tiempo parcial), alcanzaría el 17,5%. En algunos estados decisivos (California, Illinois, Michigan), ya supera el 20%.

De acuerdo a un estudio del ‘Centro de Prioridades Presupuestarias’, con tasas de desempleo del 11% a comienzos de 2010, demanda récord para ayuda alimentaria y asistencia para calefacción y vivienda (...) “un conjunto de Estados con una población combinada de 100 millones de habitantes y que representan un tercio del PBI norteamericano (...) quedarían al borde de la quiebra” (wsws.org; 12/11). Otro millón de trabajadores (docentes, estatales) terminaría entonces en la calle.

Para Jeffrey Sachs, “Obama perdió la iniciativa económica (...) perdió el rumbo en la cuestión del empleo” (Financial Times, 11/11).

Palestina, sin política

Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina y principal aliado palestino de Washington, anunció que no se presentará a la reelección presidencial. Abbas es el principal abogado de la llamada “solución de dos Estados”, un eufemismo. La renuncia de Abbas significa el agotamiento de esta perspectiva como ‘salida’. Cuando asumió, Obama exigió a Netanyahu (primer ministro israelí) el congelamiento de esos asentamientos. Netanyahu nunca dejó de ‘ampliar’ las colonias existentes, y recibió felicitaciones de la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

“Lo peor de todo es que los norteamericanos han vacilado sin ninguna visión ni plan. Repentinamente, luego del más brillante de los comienzos, Obama parece estar haciéndolo picadillo” (The Economist, 12/11).

“¿Israel es demasiado fuerte para Obama?”, preguntaba hace un tiempo una revista (The Economist, 5/11). La división del régimen político norteamericano – respecto de Israel e Irán– es violenta y abierta. Apenas Obama reclamó el congelamiento de los asentamientos, Elliot Abrams –uno de los ‘halcones’ del establishment de la defensa– le exigió que actuara como ‘un estadista’ y reconociera los compromisos asumidos por anteriores gobiernos norteamericanos (demócratas y republicanos) en la extensión y mantenimiento de los asentamientos sionistas en Cisjordania y Jerusalén (The Wall Street Journal, 26/6).

La prensa ‘seria’ dice que la victoria de Netanyahu sobre Obama “amenaza en el largo plazo la propia existencia de Israel” (The Economist, 12/11). Esconde su origen en la crisis del régimen político norteamericano.

Afganistán, sin aliados ni gobierno

En ningún otro lugar, la crisis de Obama es mayor que en Afganistán.

Desde hace varios meses, el alto mando militar y la Casa Blanca no logran llegar a un acuerdo acerca del pedido del general McChrystal –máxima autoridad militar norteamericana en Afganistán– de que se envíen 40.000 soldados adicionales para impedir que Estados Unidos sea derrotado. Bastó que Mc Chrystal pidiera más soldados, para que el principal funcionario diplomático norteamericano en Afganistán –Karl Eikenberry, ex comandante militar en ese país– pidiera públicamente a Obama que no mandaran a nadie. No vale la pena pelear, dice Eikenberry, porque no se puede ganar.

Mientras, la retirada ya está siendo preparada en la prensa, con cargo a la cuenta política de Obama.

John Mearsheimer escribe que “como en Vietnam, no importa si Estados Unidos gana o pierde. No tiene sentido para el gobierno de Obama gastar más sangre y recursos presupuestarios para vencer al talibán. Estados Unidos debe aceptar la derrota e inmediatamente comenzar a retirar sus fuerzas de Afganistán” (Foreign Policy, 14/11).

Honduras, con la política de los republicanos (desconocer a Zelaya)

Obama puede mostrar una única ‘victoria’. Después de seis meses, logró que el senador republicano Jim DeMint –representante político de los golpistas hondureños en Washington– levantara su veto a la designación de Arturo Valenzuela como secretario de Estado adjunto para América Latina.

Pero la crisis hondureña no está cerrada. La OEA sigue exigiendo la restitución de Zelaya y adelantó que no reconocerá las elecciones si ello no ocurre; es, también, la posición de Brasil, Argentina y otros países.

Los republicanos reclaman enfrentar abiertamente al chavismo y a sus variantes más al sur. Por eso impulsan la penetración militar en Colombia y agitan contra Morales, Lugo y Mauricio Funes.

Obama en la tormenta

Obama ha sido llamado a tomar la posta de un presidente (Bush hijo) que ya había fracasado en todos los terrenos. Obama está obligado a defender los mismos intereses sociales, políticos e históricos de Bush y a darles una ‘salida’ con métodos democratizantes.

En este terreno, el principal “logró” de Obama fue “comprar tiempo” (Stratfor, 2/11).

Autor foto: Pete Souza – White House

Anarquismos y anarquistas… también en México

Pedro Echeverría V.

Introducción


1. En México, como quizá en todo el mundo, el anarquismo penetró en las primeras décadas del siglo XIX y muchos años después –quizá nueve décadas- llegó el marxismo. La causa central, al parecer, es que primero surgió el artesanado y luego, con la pequeña industrialización, la clase obrera. A nivel teórico también primero surgieron los pensadores del llamado socialismo utópico y los propagadores del anarquismo que el marxismo que apenas comienza a propagarse a partir del Manifiesto Comunista de 1847/48. En tanto el utopismo, luego el anarquismo registran experiencias importantes en los años treinta, cincuenta y durante la larga dictadura de Porfirio Díaz del siglo XIX, el primer Partido Comunista de México se funda, por Tercera Internacional, hasta 1919.

2. Hoy, en pleno siglo XXI, puede decirse que en México el anarquismo –en sus diversas manifestaciones y formas- ha crecido como ideas libertarias que cuestionan todo el poder en la familia, la escuela, la iglesia, la academia, la sociedad, en los sindicatos y los partidos. Está vivo, sobre todo entre los jóvenes de clases medias y explotadas. El marxismo casi ha desaparecido, sobre todo a partir de 1989 con la caída del llamado “campo socialista” y con la implantación de una reforma electoral en México que convirtió a los llamados “comunistas” en socialdemócratas dedicados exclusivamente a lo electoral, a lo parlamentario y a los acuerdos políticos. El marxismo sólo sigue presente entre los viejos militantes y entre algunos estudiosos que aún lo reivindican.

I. Definición necesaria

1. Pienso que los anarquistas son los seres humanos más libres y más bondadosos, que están más cercanos a la felicidad porque no persiguen ningún poder; por el contrario, luchan apasionadamente contra todo poder político de dominación, económico de acumulación de riquezas, cultural de dominación ideológica y mucho más contra el poder del clero y los dogmas religiosos. Son anarquistas (de AN sin, ARQUIA gobierno) porque están contra todo gobierno que esté por encima de los seres humanos, contra todas la jerarquías que el poder impone para que sea obedecida. Los anarquistas luchan por el autogobierno, por la autogestión, por organizaciones colectivas y comunitarias en las que sean los seres humanos quienes determinen acerca de sus vidas.

2. “La armonía en una sociedad no se logra por la sumisión a la ley o por obediencia a cualquier autoridad –escribió Kropotkin (1842-1921)- sino por los libres acuerdos concluidos entre los numerosos y variados grupos, en base territorial o profesionales, constituidos libremente para las necesidades de la producción y el consumo”. Los anarquistas en ningún momento niegan la necesidad de una coordinación entre grupos, los efectos disciplinarios, o un planteamiento meticuloso y cierta unidad de acción; pero la coordinación, la disciplina, la planificación y la unidad de acción deben surgir voluntariamente, a través de una autodisciplina nutrida por la convicción y la comprensión, y no por la coacción del partido, la iglesia, el gobierno, ni por una obediencia ciega a las órdenes superiores.

3. Los anarquistas nunca han triunfado, nunca han estado en el gobierno ni poseen fuertes organizaciones porque simplemente no han sido sus objetivos; pero sí han cumplido con gigantescos trabajos de agitación, de educación libertaria y de confrontación al poder capitalista donde quiera que este se encuentre. Luchan con valentía y convicción apoyando cualquier lucha social de los trabajadores, desempleados o marginados; se solidarizan con las organizaciones sociales y forman parte de ellas cuando éstas demuestran limpieza en sus batallas, pero siempre buscarán evitar que los partidos y los líderes con intereses inconfesables quieran aprovecharse de ellas. Por eso lo partidos controladores los denuncian calumniándolos de ser disolventes.

4. ¿Qué diferencias esenciales tuvieron los anarquistas con los marxistas? Marx tenía como objetivo la eliminación del Estado en la vida de la sociedad; en ello coincidía con los anarquistas, pero en la forma estaba la diferencia. Marx quería utilizar al Estado, bajo la forma de “dictadura del proletariado”, como medio para llevar a cabo el socialismo y suprimir las contradicciones de clase; sólo después de desaparecer las clases se podría llegar a la mera administración. Para Bakunin había que suprimir el Estado junto con las instituciones de explotación económica para hacer posible una nueva vida social. Señaló que por medio de la “dictadura” se puede llegar a una nueva casta gobernante y llegar al capitalismo de Estado pero nunca al socialismo.

5. Para la mayoría de la gente el ideal anarquista es una utopía, es decir, una idea irrealizable e impráctica. Dado que la gente nació en una sociedad capitalista donde quien tiene el poder decide y manda, no pueden pensar en una sociedad igualitaria. ¿Cuándo iba a concebirse a padres que no se impongan a sus hijos, esposas que no obedezcan a sus maridos, profesores que no se crean autoridad en el salón de clases, gobiernos que no se sientan los dueños del país, empresarios que no exploten a los obreros, partidos sin jerarquías que no busquen gobierno, etcétera, etcétera? Pues las luchas de los trabajadores, de la sociedad entera –inspirada sin saber por el anarquismo- han logrado alcanzar con las ideas libertarias márgenes de igualdad.

6. Es importante aclarar –como lo hace GDH Cole- que, en general, los anarquistas se dividen en dos grupos principales: 1) los individualistas que quieren, hasta donde es posible, prescindir de toda organización social y del Estado y 2) los colectivistas o anarco/comunistas que unen su oposición al Estado como institución coactiva a una fuerte creencia en la virtudes de la asociación y cooperación no coactivas. Godwin y Proudhón se hayan más bien entre los dos extremos, pero la mayoría de los anarquistas pueden ser clasificados en uno de los dos grupos. Bakunin, Kropotkin, Réclus, Grave y Pouget, pertenecen al sector comunista o colectivista; Max Stirner, Tucker y la mayoría de los anarquistas norteamericanos, pertenecen a los individualistas.

II. Anarquismo en el siglo XIX

1. El socialismo moderno apareció en Francia después de la gran revolución burguesa de 1789. Tuvo dos alas importantes, la del socialismo utópico de Saint-Simon, Charles Fourier y Robert Owen (1771-1858) y la del comunismo revolucionario de Graco Babeuf y Augusto Blanqui. Al decir de Fredrick Engels “los utopistas fueron utopistas porque no podían ser otra cosa en una época en que la producción capitalista estaba aún poco desarrollada. Se vieron obligados a sacar de sus cabezas los elementos de una nueva sociedad, pues no eran aún visibles”. Su enorme prestigio viene desde que en 1785 por David Dale (1739-1806) hizo construir fábricas de algodón y residencias para los obreros. Bajo la dirección de Dale y después de su yerno filántropo y socialista reformista, Robert Owen (1771-1858), las fábricas prosperaron y New Lanark se convirtió en un ejemplo de socialismo utópico.

2. William Godwin (1756-1836), quien vive la experiencia de los Enciclopedistas, de La toma de la Bastilla y la Revolución Francesa, fue uno de los primeros anarquistas. Max Steiner (1806-1856), anarquista individualista, escribiría una obra: “El único y su propiedad”, en la que plantea que los hombres no necesitan liberarse primero porque desde un principio rechaza lo exterior a él, porque sólo se valora así mismo, porque se pone por encima de todo. Pierre Proudhon 1809-1865, vivió un período anterior a Karl Marx, tuvo buena relación con él y escribió “La filosofía de la miseria”, obra a la que Marx respondió en 1846 con “Miseria de la filosofía” del Señor Proudhon que, al mismo tiempo, sería antecedente de “Manifiesto comunista” escrito un año después.

3. Mijail Bakunin (1814-1876) fue sin duda, el padre del anarquismo. Leyendo a sus biógrafos me lo imagino viajando de un país a otro, trasladándose de ciudades a fábricas denunciando y agitando alrededor de sus firmes principios anarquistas y pisando varias veces la cárcel. Estuvo junto a Marx, le reconoció sus enormes conocimientos teóricos, pero en todos los momentos discutió con él. Según Mehring, Bakunin escribió: “Como pensador, Marx va por el camino derecho. Proclama por principio fundamental que los movimientos religiosos, políticos y jurídicos de la historia no han sido nunca las causas sino los efectos de los movimientos económicos… En cambio, la libertad supo comprenderla y sentirla Proudhon mucho mejor que Marx porque poseía el verdadero instinto revolucionario; llevaba dentro a Satán y predicaba la anarquía. Marx es un autoritario de pies a cabeza.

4. Eliseo Réclus (1830-1905) francés que por su amplia y profunda obra, fue uno de los más grandes geógrafos del mundo; pero por su anarquismo fue boicoteado en la sociedad capitalista. Estuvo varias veces en prisión y fue amigo de Kropotkin, también geógrafo. Pierre Kropotkin (1842-1921) fue un sabio. Cuenta con una maravillosa obra La Literatura Rusa Los ideales y la realidad (Poseo esta obra de más de 320 páginas, editada por Claridad de Buenos Aires en 1943) Sus dos folletos más conocidas son La conquista del pan y Campos, fábricas y talleres, que son pequeñas comparadas con sus amplios tratados. Como dice Emma Goldman (1869-1940, pionera del feminismo): “Ayudó Kropotkin a preparar, luchando contra el zarismo, el terreno para la revolución rusa, pero se le prohibió –aislándolo en una pequeña población- a participar en la vida y el desarrollo de esa revolución”.

5. Errico Malatesta (1853-1932) fue perseguido por Mussolini en Italia. Fue en los hechos un gran amigo y propagador de Bakunin. Suponía que el optimismo y cierta expectación de Kropotkin carecían de base realista. Más que por la espontaneidad creadora la cooperación armoniosa casi automática, Malatesta tenía simpatía por la organización, la relación mutua, los pactos. Participó, junto a Bakunin en la I Internacional, viajó por muchos países en tareas de agitación y estuvo preso en varias ocasiones. Otro personaje fue Max Nettlau (1865-1914), según escribe Rocker, es “el Herodoto de la anarquía”. Las obras por él creadas y en su especialidad, son insuperables y constituyen –tanto por su extensión como en la riqueza de su contenido- una fuente inagotable para la posteridad. No solo fue un historiados, sino también un pensador original, sugestivo y libertario.

6. Por último, a pesar de la existencia de otras decenas de pensadores anarquistas, tenemos a Rudolf Rocker (1873-1958) que es el que recogió todo el pensamiento anarquista e hizo una sabia exposición que ha permitido entender todo el anarquismo en los tiempos de mayor dominio capitalista. A través de su obra (leí y releí el grueso volumen “Nacionalismo y Cultura” hasta que lo presté (y parece que lo perdí) a un político nacional antes de fallecer. Pero Rocker tiene muchas obras más. La mayoría del material anarquista se ha difundido en México, sobre todo por el historiador amigo Benjamín Cano Ruiz, junto con la gran obra del mexicano Ricardo Flores Magón y, aunque los jóvenes poco han asimilado, por sus propias condiciones esos jóvenes rebeldes que salen a las calles a protestas contra el capitalismo opresor y la podrida sociedad, son anarquistas sin saberlo.

III. Siglo XIX en México

1. La lucha por la independencia de México respecto al imperio español duró 11 años (1810-1821); sin embargo no tocó la estructura social o económica de las clases dominantes y la propiedad de la tierra continuó concentrada en unas cuantas manos. A partir de entonces algunos países europeos intervinieron en México con diferentes proyectos, la mayoría para dominar económicamente a la Nación, pero otros no. En 1828, después de fracasado el proyecto de la Comunidad New Harmony en Indiana, Estados Unidos, Robert Owen intentó fundar una nueva comunidad utópica rural en Texas (cuando aún formaba parte de la República Mexicana) sin embargo no encontró los terrenos adecuados ni los socios que inviertan en la infraestructura y el proyecto no se realizó.[]

2. Por otra parte, en 1854 el Partido Liberal llegó a la presidencia de México y realizó una serie de reformas de carácter anticlerical y antimilitar que provocarían la llamada Guerra de Reforma (1857-1861). En eso contexto, en 1860, Plotino Rhodakanaty, anarquista nacido en Grecia, viajó a México y difundió ideas libertarias. Fundó en Chalco, Estado de México, la escuela La Social y el Club Socialista, ligado a Mijaíl Bakunin, de ese grupo, Francisco Zalacosta, Santiago Villanueva, Hermenegildo Villavicencio y Julio Chávez López posteriormente influyeron en el movimiento agrario y obrero mexicano del siglo XIX. Este último encabezó rebeliones campesinas y fue el presidente Benito Juárez quien reprimió todos esos movimientos con crueldad y en 1869 fue fusilado Chávez López por órdenes del gobierno juarista.[]

3. Durante los primeros cuatro años de Gobierno de Porfirio Díaz (1876-80), Albert R. Owen, alumno en EEUU del utopista inglés Robert Owen, construyó un plan que consistía en la organización de la sociedad, sobre la base de la supresión de la propiedad privada de la tierra y de los medios de producción, la supresión de la moneda, sustituyéndola por una emisión de "crédito por el trabajo". Las casas se construirían de manera colectiva, y poseídos a perpetuidad, se construirían también caminos, escuelas, hospitales, bibliotecas, universidades, fábricas, sistemas de irrigación, etc. Los colonos producirían todo lo necesario para subsistir y los sobrantes serían exportados. Ideó la construcción de un ferrocarril Topolobampo-EEUU que pasara por la Sierra de Chihuahua sería construido por todos y sería operado también de manera colectiva.

4. Topolobampo sería una ciudad de trabajo donde quedarían excluidos los holgazanes, cada colono haría el trabajo que le señalara el Consejo de Administración de la colonia, de acuerdo a sus facultades., dentro de los límites de la ciudad, no se permitiría el establecimiento de empresas dedicadas a la explotación el trabajo manual o el esfuerzo intelectual ajeno. Las salas de conferencias podrían ser utilizadas por predicadores de todas las doctrinas sociales. Las operaciones comerciales e industriales podrían realizarse con bonos de la Credit Foncier. La religión sería un asunto privado da cada individuo. Todo pertenecería a todos: fábricas, talleres, comercios, teatros, los servicios públicos serían administrados por la colectividad, en beneficio de todos.

5. Owen, sólo pudo poner en práctica sus ideas a raíz de que Manuel González asumió la Presidencia de la República en 1884. Organizó el reclutamiento de los colonos con el llegaron obreros, artesanos, agricultores, artistas, científicos, profesionistas, catedráticos universitarios, maestros de escuela, periodistas, y hasta políticos. El ensayo no se basaba solamente en la buena voluntad sino que se apoyaba en una estructura semi capitalista que lanzó acciones al mercado, pensando que algún día podrían cotizarse en la bolsa de valores. La sociedad suprimiría la propiedad privada de la tierra y de los medios de producción, se suspendería la moneda sustituyéndola por una emisión de "crédito por el trabajo". (Topolobampo, historia de una utopía de Nacho Lagarda)

IV. Floresmagonismo y Díaz

1. El luchador social más importante contra el gobierno dictatorial de Porfirio Díaz en sus 35 años de gobierno (1876-1911) fue sin duda Ricardo Flores Magón (1873-1922), quien después de ser liberal radical siguiendo la tendencia del momento, durante la revolución burguesa mexicana se transformó en anarquista. En 1900 funda el periódico Regeneración para combatir a Díaz y al siguiente año la represión se lanzó contra el Partido Liberal “Ponciano Arriaga” encarcelándose a Ricardo y compañeros. Al salir de prisión tuvieron que trasladarse a Texas para seguir publicando el periódico. En 1905 se creó el Partido Liberal Mexicano (PLM) con Ricardo a la cabeza. Al año siguiente estalla la huelgas de Cananea y un mes después fue publicado el Programa del PLM. En enero de 1907 estalla la huelga de Río Blanco, Veracruz.

2. Ricardo Flores Magón y Emiliano Zapata fueron, indiscutiblemente, los personajes más identificados con los obreros y los campesinos durante el importante proceso de la revolución burguesa mexicana (1910-1917) Los dos fueron derrotados porque los otros líderes de la revolución: Madero, Carranza, Obregón, que se habían movido en sus anchas durante el régimen de Porfirio Díaz, mantuvieron una posición reformista y de acuerdos con los sectores dominantes. En tanto estos últimos -sobre todo Madero y Carranza- formaban parte de la clase dominante y contemporizaban con empresarios, terratenientes e intelectuales de la época, Flores Magón y Zapata se confrontaron de manera abierta con las fuerzas del ejército asesino de Díaz. Con huelgas obreras, periódicos, círculos obreros (RFM) y en el campo (EZ)

3. Decía RFM: El PLM reconoce que la Autoridad y el Clero son el sostén de la inequidad Capital y, por tanto, la junta organizadora del PLM ha declarado solemnemente guerra a la Autoridad, guerra al Capital, guerra al Clero. Los liberales no han dejado caer las armas a pesar de los tratados de paz del traidor Madero con el tirano Díaz. Todos os ofrecen libertad política para después del triunfo; los liberales os invitamos a tomar la tierra, la maquinaria y los medios de transportación, y las casas desde luego sin esperar a que nadie os dé todo ello, sin aguardar a que la ley decrete tal cosa, porque las leyes no son hechas por los pobres sino por los señores de levita… Todos los males que aquejan a ser humano provienen del sistema actual, que obliga a la mayoría de la humanidad a trabajar y a sacrificarse para que una minoría privilegiada satisfaga todas sus necesidades y todos sus caprichos, viviendo en la ociosidad y en el vicio”.

V. Floresmagonismo y la Revolución

1. Ricardo Flores Magón, además de enfrentarse durante años al régimen porfirista y ser, seguramente el personaje más perseguido por el régimen dictatorial, durante la revolución burguesa que entonces encabezó Francisco Madero colaboró con todas sus fuerzas pero no sin denunciar el carácter burgués, de clase de esa revolución. Desde 1910, mientras observaba a los personajes que se unían al maderismo y estudiaba los discursos que se pronunciaban, comenzó a transitar por el anarquismo al descubrir que con la llamada revolución nada cambiaría en beneficio del pueblo explotado y oprimido porque Madero y sus compinches después de derrocar a Díaz sólo darían vida a un nuevo gobierno explotador. Por eso muchas de sus fuerzas s fueron al sur con Zapata.

2. Hace unos 40 años se discutía si el nombre de Flores Magón –asesinado en las cárceles yanquis por órdenes del gobierno de Obregón en 1923- debería incluido entre los personajes inscritos en los muros del congreso por ser precursor de la revolución mexicana. No recuerdo el resultado, pero para mí siempre fue obvio que Flores Magón, si viviera, se hubiese burlado de la propuesta. Flores Magón se hizo anarquista antes que triunfara en 1911 la revolución. Denunció a tiempo que la burguesía maderista se adueñaría del poder y nada cambiaría en beneficio del pueblo. Después de dirigir el combativo periódico Regeneración, fundar el Partido Liberal Mexicano (PLM), formar Círculos Obreros Libres e impulsar estallidos de varias huelgas obreras en los años 1906, 1907 y 1908, hizo público en septiembre de 1911 su llamado anarquista.

3. Pensaba Flores Magón que la revolución burguesa mexicana sería un nuevo engaño para los trabajadores y que establecida sería más difícil de derrotar que lo que era el podrido gobierno de Díaz. Advertía que si sólo se cambiaban algunas cosas para que todo siga igual, es decir, si se hiciera una revolución a medias, incluso sería mejor no hacerla. Si se suprimiera a unos y se conservara otros opresores, algunos años después se repetirían los mismos problemas, las mismas desigualdades, las mismas pugnas y, finalmente, so pretexto de orden, el mismo desbarajuste. No se habría hecho nada; todo estaría por hacer, con la diferencia de que el régimen porfirista está descalificado, podrido y en la bancarrota, lo que hace que se pueda derribar sin gran esfuerzo, y el nuevo régimen es mucho más engañoso y sería más difícil derrocarlo.

VI. La Rebelión de Baja California

1. Existe una versión antimagonista que considera la incursión del PLM en Baja California como una expedición de filibusteros guiados por Ricardo Flores Magón con el fin de crear un Estado independiente de México que más tarde sería anexado a Estados Unidos. Silencian que fue la continuación del plan insurreccional que la Junta del PLM llevaba a cabo desde 1906 y en el cual el control de Baja California formaba parte de una estrategia de repliegue en el norte del país, considerando la debilidad de las guarniciones federales en la península.

2 La Rebelión de Baja California o Liberación de Baja California fue un suceso que formó parte de una campaña militar de carácter anarquista impulsada por el Partido Liberal Mexicano (PLM) al norte de Baja California en 1911, en el contexto de la Revolución Mexicana. Los rebeldes se enfrentaron a las fuerzas del régimen dictatorial de Porfirio Díaz y más tarde a las del gobierno provisional de Francisco León de la Barra apoyado por grupos maderistas.

3. La rebelión fue planeada y coordinada por la Junta Organizadora del PLM desde Los Ángeles, California, con el fin crear un espacio territorial liberado y de orden libertario en México, como base para extender una revolución social al resto del país. El plan enarbolaba el programa del PLM de 1906 por lo que al mismo tiempo que en Baja California, grupos magonistas libraron batallas, aunque en menor medida, en otros Estados como Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca, Morelos y Durango. El control de la península de Baja California, en la estrategia de rebelión del PLM, era parte de un plan de contingencia en caso de sufrir derrotas en los Estados del norte, el cual suponía menor fuerza de las guarniciones federales de la zona, de tal manera que sería fácil tomar las plazas y ganar tiempo para reorganizar el Ejército Liberal;[1] para después avanzar hacia el sur de la península y dirigirse a Sonora y Sinaloa.

4. En el levantamiento del 20 de noviembre de 1910 grupos magonistas y maderistas combinaron sus fuerzas para ocupar plazas importantes en los Estados del norte, sin embargo las diferencias ideológicas entre ambos grupos provocó que al poco tiempo surgieran confrontaciones entre ellos. Los magonistas fueron perdiendo presencia en Chihuahua, aunado a que algunos jefes guerrilleros liberales fueron aprehendidos por Francisco I. Madero al negarse aquéllos a reconocerlo como presidente provisional. Cuando algunos liberales consiguieron reagruparse en Baja California, comenzó una campaña con la captura de Mexicali.

5. La campaña del PLM en el entonces llamado Territorio Norte de Baja California comienza el 29 de enero de 1911, cuando cerca de 30 rebeldes guiados por José María Leyva y Simón Berthold, junto con un grupo de residentes entre los que se encontraban Margarita Ortega y Natividad Cortes, tomaron el pueblo de Mexicali sin encontrar resistencia; abrieron la cárcel, ocuparon el cuartel, confiscaron los fondos de la aduana y de otras oficinas de gobierno. La mayoría de los residentes de Mexicali cruzó a Calexico, donde permanecieron hasta el mes junio. Otros pobladores se unieron a los rebeldes así como muchos extranjeros socialistas y anarquistas principalmente militantes (wobblies) de la Industrial Workers of the World (IWW).

6. Más tarde, el 15 de febrero las fuerzas del PLM se enfrentaron y derrotaron a las tropas federales a cargo del coronel porfirista Celso Vega. El triunfo incrementó el ánimo y el número de rebeldes; para finales de febrero ya había cerca de 200 hombres levantados en armas entre mexicanos y extranjeros.[] En total, las fuerzas magonistas llegaron a 500 hombres de los cuales aproximadamente 100 eran estadounidenes, entre los que se encontraban los wobblies Frank Little y Joe Hill.[] Por su parte el gobierno estadounidense en Calexico y Yuma había ofrecido apoyo militar al gobierno mexicano[] a fin de proteger las obras hidráulicas que ingenieros estadounidenses realizaban en el Río Colorado desde diciembre de 1910 con la autorización del gobierno de Porfirio Díaz. (Wikimedia y Salvador Hernández)[]

VII. La Casa del Obrero Mundial

1. Perseguido con saña Flores Magón se exilió a las ciudades fronterizas de los EEUU donde siguió publicando Regeneración y agitando dentro de los obreros norteamericanos. Regeneración llegó a tener en México y EEUU 30 mil suscriptores. Una de las agrupaciones de trabajadores surgida durante la Revolución Mexicana con los ideales anarcosindicalistas de Flores Magón, que agrupó a un número importante de mutualidades, uniones, centros y ligas de trabajadores, fue la Casa del Obrero Mundial, COM, fundada el 22 de septiembre de 1912. La Casa del Obrero Mundial en sus inicios fue de “acción directa”, es decir, sin participar en alguna facción política o apartidista; pero luego surgiría la traición al negociar una fracción (la del Dr.Atl) con Carranza y Obregón dando lugar en 1915 a la formación de “Batallones Rojos” de obreros para combatir a campesinos Zapatistas.

2. Pero luego de que Carranza -haciendo uso de los Batallones Rojos, derrotó a los ejércitos de Francisco Villa y persiguió a los zapatistas- se sintió ya dueño de la situación, entonces se lanzó contra sus aliados los obreros. Los salarios se habían desplomado; se planteó en 1916 una huelga de parte de los electricistas, los tranviarios y otros gremios y Carranza logró frenarlos, pero el 31 de junio, a las tres de la mañana, estalló la huelga. Carranza entonces injurió a los trabajadores, los acusó de querer establecer una tiranía y ordenó el inmediato encarcelamiento de los líderes y la aplicación de la ley de enero de 1862 que entre otros artículos pide la pena de muerte a los trastornadores del orden público. Flores Magón, el anarquista denunció esto desde su periódico Regeneración que publicaba desde las cárceles norteamericanas.

VIII. La CGT anarcosindicalista

Otra organización que surgió en 1921, con los ideales magonistas del anarcosindicalismo, fue la Confederación General de Trabajadores. Ésta se separó de la CROM moronista que se había entregado incondicionalmente al presidente Obregón. Al año siguiente fue asesinado Flores Magón en las cárceles yanquis, pero los ferrocarrileros y electricistas, reprimidos brutalmente en 1916, no aceptaron el cinismo del gobierno de Obregón al ofrecer traerlo a México y encargarse de darle sepultura. Miles de obreros contribuyeron con 50 centavos o un peso para que el cuerpo de Flores Magón se trajera a México y en medio de grandes manifestaciones radicales de repudio se enterró al más grande luchador social de la historia de México. Zapata fue asesinado en 1919 en Morelos, su estado natal, por órdenes de Carranza y Flores Magón por órdenes de Obregón. Así acabó la revolución mexicana con los dos hombres del pueblo.

2. La CGT se confrontó incluso en los 30, con mucha independencia, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas. Algunos sindicatos (como el de Cordeleros de Yucatán) desde su fundación en 1933 hasta los años setenta, mantuvieron el planteamiento de “acción directa” del anarcosindicalismo; es decir, no tuvieron al gobierno o a partido político alguno como intermediario en sus luchas; además que fue el sindicato más combativo e independiente en la historia de Yucatán. Los dos o tres cordeleros que ocuparon cargos de gobierno eran obreros de base y las las grandes asambleas se juzgaba a los malos sindicalistas. Sin embargo la CGT nacional se convirtió luego en una confederación más, sobre todo a la creación del llamado Congreso del Trabajo en 1966 que fue el instrumento que usó el gobierno y la CTM para reagrupar a los “sueltos”.

IX. El anarquismo a partir de los años sesenta.

1. Salió de chirona el joven Ramsés Villarreal, destacado universitario e hijo de profesores de la SEP. Lo detuvieron cuando se trasladaba en un autobús urbano en la ciudad de México –sin orden de aprensión o acusación alguna- por el hecho de ser joven, ser rebelde y vestir como joven. Las acusaciones son las de menos: la Procu (PGR) inventa lo que quiera: colocación de bombas, uso de drogas, te acusa de secuestrador, de agresión a la autoridad, de robo y violación. Este es el punto: para los gobiernos de derecha o proempresariales, con mucha basura en la cabeza, ser diferente a los demás –sobretodo ser distinto a aquellos que viven agachados o de rodillas frente al poder- ya es una persona que causa duda y que, de ser posible, debe extirparse. Es el destino de los jóvenes en estas sociedades donde los multimillonarios son intocables y mandan.

2. En algunas universidades públicas se aprende a pensar, a reflexionar, a ser críticos del sistema; contrario a lo que sucede en las universidades privadas donde se enseña a ganar dinero, a acumularlo en beneficio propio y a burlarse del populismo o populacho, como dicen. ¿Cómo quieren que piense un egresado de sociología, filosofía o ciencia política en una universidad pública como la UAM o la UNAM, sobre todo si pertenece a la clase social media, que observa cotidianamente como se desploma su clase social y los millones de humildes que la rodean? Otra cosa es ser “hijo de papi”, crecer con todas las comodidades y lujos, estudiar algo así como “administrador de empresas” en una universidad privada. ¿Y qué decir de los más jóvenes hijos de proletarios explotados que estudian en los CCH y Prepas de la UNAM, los de Bachilleres y escuelas técnicas?

3. Los “cuerpos de inteligencia”, que no son otra cosa que la brutal policía política, han decidido lanzar todas sus baterías de represión contra los jóvenes anarquistas que odian al sistema capitalista de explotación y opresión. Esa policía ha declarado que los anarquistas no asaltan, no roban, no secuestran, no son terroristas, pero sí son enemigos del sistema de explotación y de la destrucción de la ecología. Dice la policía política militarizada que los maduros y los viejos de centroizquierda ya están enchufados al sistema electoral que les está dando todo, pero que el peligro está en los jóvenes que cuestionan de manera permanente, que gritan por todos lados que no se dejan engañar con los discursos de los políticos que han mantenido aplastado a la población y que no quieren a los partidos porque siempre están negociando cargos y subsidios.

4. Mientras el presidente ilegítimo Calderón reconoce que hay más de 20 millones de miserables, sin alimentación en el país –que en realidad son 30 millones- y por otro lado busca usar los ahorros jubilatorios de millones de mexicanos para arriesgarlos en la bolsa de valores mientras los usa para respaldar su presupuesto de gobierno, en ese mismo ritmo del desplome económico, se están incrementando los aparatos de seguridad para reprimir el descontento. El caso de la represión contra el joven sociólogo Ramsés sólo es una muestra de los que ha venido sucediendo y que tiende a incrementarse en la medida en que la crisis económica se profundiza en el país. Al parecer el ejército y la policía tienen todo bajo control, pero sólo lo han logrado incrementándose en decenas de miles los empleados policíaco/militares.

5. Los soldados del ejército, disfrazados de simples policías, después de capacitarse entre las fuerzas armadas de los EEUU y otros países como Francia e Israel, están ahora en proceso de estructurar mejores equipos de vigilancia y represión. Dado el enorme desprestigio de la policía y el ejército en los últimos años –por las funciones de ocupación militar en varios estados de la República con el pretexto del combate contra el narcotráfico- se observa una tendencia a fortalecer y a crear más grupos paramilitares que actúen en el silencio, la clandestinidad, la oscuridad y la ilegalidad, con el fin de acabar con los grupos rebeldes. Sería una funesta estrategia que ya ha usado el ejército en decenas de países, tales como España, Argentina, Chile, etcétera, para desaparecer a los grupos radicalizados.

6. Los anarquistas chilenos acaban de publicar un manifiesto sumamente claro y combativo para reivindicar sus principios y diferenciarlos de las organizaciones autoritarias: “Los/as Anarquistas chilenos hemos vuelto a manifestarnos, levantando la bandera de la LIBERTAD, de la emancipación de la mayoría de los/as marginados/as, por una sociedad sin Estado, políticos, patrones, ejércitos o jerarquía eclesiástica: una sociedad organizada desde la base, en los barrios, poblaciones y comunas, federada, ejerciendo la democracia directa, sin representantes ni intermediarios, y que mediante la autogestión produce una convivencia basada en el apoyo mutuo y la solidaridad activa en lugar de la caridad egoísta que justifica y promueve las diferencias clasistas”. Ningún ápice de impulso a la violencia, pero tampoco de subordinación o cobardía.

7. Pero a todos los gobiernos –acostumbrados a saquear riquezas para beneficio personal- les asustan los personajes que hablan de barrios y comunidades autogestivas; no pueden tener la capacidad para comprender que hay personas que luchan junto a las colectividades para beneficiarse en conjunto y no de manera individual. ¿Cuándo la población podrá comprender que los valores colectivos, las organizaciones comunales, están por encima del individualismo burgués? Por eso los gobiernos y sus ejércitos buscan destruir a los jóvenes que son la semilla del nuevo mundo posible; pero también los millones de jóvenes -como los miles que son apañados diariamente en el mundo por las llamadas “fuerzas del orden”- tienen que seguir luchando con toda su inteligencia cuidándose de la policía política que cada día se extiende más en todos los países.

8. Uno de los más destacados dirigentes de la APPO oaxaqueña ha declarado que el movimiento que encabezan es de masas no de líderes o grupos. Que son bienvenidos los apoyos de partidos, organizaciones y personajes, pero los acuerdos se toman en grandes asambleas de representantes y que estos mismos se llevan luego a las bases para ser discutidos, confirmados o rechazados. A esto muchos le llaman democracia directa, otros, poder popular. Este tipo de acción política en la que se impulsa a las masas a participar y a decidir no sólo ha sido inaceptable en el gobierno, en los partidos, entre los políticos “democráticos” mexicanos, sino que ni siquiera la comprenden porque ellos fueron educados con los mismos principios jerárquicos y verticales que se dan en la familia, escuela, la iglesia, la empresa y el gobierno, donde padres, profesores, curas, patrones y funcionarios mandan y los demás sólo obedecen.

9. Aterrorizados los medios de información dicen que “donde nadie manda es el caos, el desorden y la violación del Estado de derecho”. Preguntan: ¿Qué futuro nos depara si –como dijo el futuro presidente usurpador, Felipe Calderón- “se ha perdido el respeto a la autoridad y a las instituciones”? Para Televisa, TV Azteca, Radio Fórmula debe regir el principio de autoridad, las leyes y sus reglamentos, los bandos de policía y buen gobierno, pero sobre todo, “las buenas costumbres heredadas de ilustres familias que nos enseñaron el respeto, el bien vestir y hablar”. Repiten esos medios que los jóvenes que visten de negro y se cubren la cara con paliacates son anarquistas que sólo quieren desquiciar al país en nombre de la libertad y los llaman al orden y la responsabilidad. Obviamente esos medios de anarquismo como ideología no saben nada y como modelo de vida jamás podrán entenderlo por toda la educación autoritaria que mamaron.

10. Los niños, adolescentes y jóvenes son libertarios y rebeldes por naturaleza; sin embargo, por un largo y sistemático proceso educativo en la familia, la escuela y la iglesia, se les hace dóciles y respetuosos del mundo establecido, a pesar de ser terriblemente injusto. Las clases dominantes, encabezadas por los medios informativos, machacan de manera permanente sobre los valores individualistas con el fin de alejarlos de las luchas sociales. Pero como “no hay mal que dure cien años”, los jóvenes pronto se rebelan contra las instituciones corroídas por tanta corrupción y autoritarismo. Las rebeliones de la década de los sesenta comenzaron a derribar los muros que bloqueaban la libertad. Las batallas sociales de hoy rechazan la explotación, la desigualdad social y el autoritarismo, al mismo tiempo no quieren a caudillos, partidos electoreros, grupos o una llamada democracia que ha servido a minorías políticas que sólo buscan poder.

11. Los jóvenes anarquistas son enemigos del orden impuesto con la fuerza y el poder de las clases dominantes. Sin mucha ideología están construyendo o, si se quiere, buscan construir, una sociedad igualitaria y autogestiva en la que la política y la economía estén al servicio de la gente, no de gobernantes, empresarios o líderes que sólo se benefician así mismos. No buscan el caos o el desorden –como propagan a propósito sus enemigos- mucho menos la paz de los sepulcros; al contrario, los libertarios, al mismo tiempo que rechazan al poder que todo lo impone, promueven la participación directa de los indígenas, campesinos, obreros, empleados, de todos los trabajadores, a fin de que sean estas colectividades mismas, en plena libertad, los que gestionen sus propios intereses. Así se explica el planteamiento de que en la APPO no pueden mandar ni los líderes ni los grupos, porque es un movimiento de masas donde se analiza y discuten los acuerdos. ¿O piensan acaso de que no se puede acabar con la política jerárquica y vertical?

12. Recuerdo que a través de varios años de convivir con Ricardo Mestre o José Riera (nunca supe cuál era su nombre y cuál su seudónimo) en la ciudad de México, por lo menos desde 1977, pude aprender a través de parte de su vida, lo que es un anarquista desde la propagación de la ideología y lo que era un anarquista en la vida cotidiana. Cuando conocí a Ricardo - anarquista catalán que luchó en la guerra civil española y que vivió en México alrededor de sesenta años- vendía cuadros en un local de la calle Morelos, a cincuenta metros de Bucareli y el Café Habana Un año después abrió un despacho en frente que poco a poco fue convirtiendo en biblioteca anarquista. Compraba cajas de libros anarquistas que le llegaban de Barcelona, los distribuía entre las decenas de amigos que lo visitábamos y nos anotaba entre deudores sin preocuparse porque le pagáramos. Nos decía: “llévatelo y léelo, hay me lo pagas cuando puedas”.

13. Ricardo, al mismo tiempo que me puso en contacto con Fidel Miró, Benjamín Cano Ruiz, Subirats y otros –viejos anarquistas españoles y catalanes que vivían en México- nos influyó a varios en la lectura y discusión de Godwin, Proudhón, Bakunin, Kropotkin y Malatesta, así como al mexicano Flores Magón. Al mismo ritmo nos impulsaba para la publicación de los primeros cuatro números de la revista Caos y otra revista: Testimonios, así como organizaba ciclos de conferencias anarquistas. Aunque no conocí su papel en la guerra civil, por pláticas con sus amigos pude comprender el odio que manifestaban contra “las traiciones del Partido Comunista Español, sobretodo de sus dirigentes, contra los anarquistas y el movimiento obrero antifranquista español”. A pesar de sus casi 70 años nos recibía con gran entusiasmo y vitalidad, siempre dispuesto a discutir y contribuir en la difusión del anarquismo.

14. Quizá veamos transcurrir aún muchos años, quizá décadas, para conocer experiencia libertarias duraderas en un país o un grupo de ellos. Sigue pesando enormemente el poder económico del imperialismo o, como se dice hoy, de los grupos financieros internacionales, que impone la ideología, la educación. Sin embargo de tiempo en tiempo surgen batallas heroicas como aquellas de 1968 en el mundo que fueron una gran sacudida para la humanidad. Así tendrá que ser: importantes cambios en Venezuela, en Bolivia, Argentina, Uruguay, México. Jalones poderosos en Chiapas, Ciudad de México, Oaxaca, sindicatos independientes, magisterio, Atenco. Aunque veamos que los yanquis sigan dominando el panorama mundial, que los medios de información sigan manipulando la mentalidad de la gente y que los poderosos políticos y empresarios sigan imponiéndose en cada país, las rebeliones continúan adelante.

X. Tiempos Modernos

La derrota de la República Española en 1939 y el ascenso del dictador fascista Francisco Franco al gobierno de España dio pie al arribo a México de miles de exiliados, esencialmente anarquistas derrotados en aquella guerra. La llegada de los exiliados españoles en años posteriores contribuyó a revitalizar un movimiento que iniciaba un serio declive. “En las siguientes décadas se crearía la Federación Anarquista Mexicana y se localiza presencia libertaria en el activo movimiento estudiantil de los años sesenta que seria salvajemente reprimido. En los ochenta, del movimiento punk (mucho más activo y coherente aquí que en Europa) y la irrupción zapatista a mediados de los noventa contribuyen a despertar unas ideas libertarias que, aunque siempre presentes, se encontraban aletargadas”. (Anarquismo no México. Sin autor)

“En México, DF, existen en nuestros días numerosos grupos: el CAL (Colectivo de Acción Libertaria) cuenta con una cooperativa de ahorro, realiza talleres de autogestión y formación de mujeres, trabaja junto a otras organizaciones en cursos de alfabetización de trabajadores implicándose, además, en múltiples luchas populares y sindicales. A falta de una organización específicamente anarcosindicalista, una parte de los libertarios mexicanos trabajan con el FAT (Frente Auténtico del Trabajo) una organización con (alrededor) 30 años de existencia que cuenta con 50.000 aflliados y representación en una quincena de estados. El FAT se organiza de forma asamblearia y aboga por un "socialismo autogestionario", desarrollando su actividad en cuatro sectores básicos: obrero, urbano, campesino y cooperativista”. (Idem)

“La lucha por la tierra tiene hoy, en México, la misma urgencia que en aquellos "años locos" que le tocara vivir a Magón. Las ideas magonistas siguen teniendo eco entre los jóvenes activistas mexicanos y entre no pocos pueblos indios del sur. En el estado de Oaxaca más de 400 municipios se rigen hoy por el sistema de "usos y costumbres" rechazando a los partidos políticos y eligiendo a sus representantes en asamblea. Los escogidos, que no cobran salario alguno, lejos de ejercer un poder real sobre la población, están obligados a dar continua cuenta de sus acciones pudiendo ser destituidos en cualquier momento. Experiencias similares se están llevando a la práctica en la zona controlada por los zapatistas en Chiapas y, ya en menor medida, en otros estados. Muchas de las organizaciones indígenas forman parte del CNI (Congreso Nacional Indígena), que surge al calor del alzamiento zapatista de 1994 y en cuyo seno se vive un ardiente debate en cuanto a las formas de autonomía de las comunidades. Partidarios de la autonomía "desde abajo" aparecen, entre otras, las organizaciones oaxaqueñas UClZONI (Unión de Campesinos Independiente de la Zona del Istmo) y CAMPO (Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño) en las que participan compañeros libertarios”. (Ídem)

“En Chiapas, la participación libertaria ha sido un hecho desde el mismo 1994. La evolución experimentada por los que, desde posturas marxistas- leninistas, acaban sugiriendo ese "mandar obedeciendo" que tan bien resume la concepción indígena de la autoridad, ha hecho que no pocos libertarios (tanto mexicanos como internacionales) se hayan visto atraídos a participar en un movimiento abierto y plural que, en buena medida, está resultando re- novador. Muchos colectivos mexicanos participan, como ya hemos visto, a través de sus propios comités en el FZLN organización asamblearia que, avalada por los zapatistas, rechaza la toma del poder y se niega a participar en las elecciones. En Chiapas es común la presencia de anarquistas actuando como observadores en las comunidades zapatistas, realizando tareas periodísticas o integrando organizaciones civiles que apoyan la causa del EZLN y de las comunidades indígenas”. (Ídem)

Algunas conclusiones

En estas páginas he pretendido presentar una síntesis, lo más general de lo mucho que se ha hablado de anarquismo y anarquistas, para que quienes no tienen ningún conocimiento acerca de ello se den un ligero barniz. La realidad es que la discusión de ideas siempre es muy difícil porque todos contamos con juicios previos, es decir, con un conjunto de ideas con las que nos hemos formado, casi desde niños, y no podemos abandonar porque alguien lo quiera. Las ideas anarquistas y marxistas son mucho más profundas. Son miles de libros y folletos escritos imposible de resumir en unas cuantas hojas. Incluso lo más peligroso en estas síntesis es la deformación a que se pueda llegar; Sin embargo, en última instancia así son los artículos que no llegan a “rigurosos estudios” académicos. En fin, ¿de qué preocuparse si también los “científicos” están llenos de ideología?

Material de consulta

Bookchin, Murray: Escucha Marxista

Cano Ruiz, Benjamín: Godwin, Proudhon, Bakunin, Malatesta

Carter, April: Teoría política del anarquismo

Centro de Estudios Louisa Michel, El mito del partido

Cole, GDH: Marxismo y Anarquismo (1850-1890)

Chomski, Noam: Notas sobre anarquismo

Deustcher, Isaac: Stalin; Trotski (Trilogía)

Echeverría V., Pedro: Libros: Los ferrocarrileros; Los cordeleros; La educación pública; Las haciendas henequeneras; Prensa y poder en el neoliberalismo; Historia política de Yucatán Siglo del XX; Socialismo y partidos políticos. Ensayos y artículos

Engels, Fredrick: Antidhüring

Fabri, Luigi: Malatesta

France, Anatole: La sociedad comunista

Hernández, Salvador: El magonismo: historia de una pasión libertaria (1900-1922)

Horowitz, Irving Louis y varios: Los anarquistas

Kropotkin, Pierre: La conquista del pan; La cárcel y su influencia… ; La Literatura rusa

Launed, Carles: El anarcosindicalismo del siglo XX

Malatesta, Errico: Socialismo y Anarquía

Marx, Kart: Miseria de la Filosofía; El Manifiesto Comunista

Marx, Engels, Lenin: Acerca del anarquismo y el anarcosindicalismo

Mehring, Franz: Carlos Marx (Biografía)

Proudhon, La idea de la revolución en el siglo XIX

Rocker, Rudolf: Nettlau; Nacionalismo y Cultura; Anarquismo y Organización

Varios: Anarquismo y tecnología

Volin: La revolución desconocida (Historia del silencio bolchevique)

Walter, Gerard: Lenin (Biografía)

Difunden misterioso video lésbico de Carmen Electra

BZ, de México pal' mundo entero

Saludos a todos los cuates de RMX, resulta ser que la actriz Carmen Electra vuelve a estar en el ojo de la tormenta. Un misterioso video suyo ha sido subido a internet donde se puede observar a la polémica intérprete en jugueteos bastante cariñosos con otra mujer, es un video lésbico para algunos.

La integrante del elenco de la serie 'Baywatch', así como actriz de una serie de películas olvidables, es la protagonista de una filmación extraña.

Electra aparece riendo y tomando champagne en compañía de una mujer de cabellera negra, con la que luego comienza a bailar hasta terminar sacándose la ropa para acabar en ropa interior.

La filmación está hecha por una tercera persona en la habitación de un hotel y dura poco más de un minuto. La actriz no se ha pronunciado al respecto.

Aquí les dejo el video:


Seguidores abarrotan cines en estreno de Luna nueva

El pasado viernes fue el día esperado para los fans de "Crepúsculo", pues llegó a la cartelera nacional, a través de aproximadamente mil salas, "Luna nueva, la saga de la película basada en la novela de la exitosa escritora Stephanie Meyer, estreno con el que México se unirá a la lista de los países a la expectativa del ansiado largometraje.

Cabe señalar, que de acuerdo a informes de algunas cadenas cinematográficas, el filme ha dejado atrás la preventa de producciones como "Harry Potter", "El misterio del príncipe" y "Esto es" (el documental de Michael Jackson), al imponer récord en taquilla.

Terminó el ayuno y la impaciencia para las legiones de admiradores que esperaron pacientes el filme, pues ahora podrán disfrutar de una historia llena de pasión e intensidad en la que "Bella Swan" (Kristen Stewart), "Edward Cullen" (Robert Pattinson) y "Jacob Black" (Taylor Lautner) serán víctimas de las diabluras de Cupido y se verán envueltos en un triángulo amoroso.

El punto de partida se centra en el festejo del cumpleaños 18 de "Bella", motivo de sobra para que los "Cullen" la sorprendan con una fiesta, sin embargo, la reunión dará un giro inesperado cuando la festejada al recibir un regalo y tratar de abrirlo se provocará una herida en un dedo.

El fluido de hemoglobina bastará para que "Jasper", el hermano de su amado intente asesinarla, cosa que él impedirá. Sin embargo, encenderá los focos de alerta y determinará que es hora de tomar una decisión antes de que todo acabe en tragedia.

La mirada del director Chris Weitz llevará al espectador por un viaje inimaginable de fantasía en la que "Bella" se sumergirá en una terrible depresión, después de que su amado "Edward Cullen" le revela que ella no tiene lugar en su mundo y en la familia de la que él forma parte, por lo que se verán obligados a emigrar de Forks para buscar un nuevo nido y seguir sobreviviendo.

Weitz se convierte en cómplice de Meyer, ya que ambos unen talentos para atrapar a miles de adolescentes sin importar que los protagonistas sean una joven humana, sensible y necesitada de amor, un vampiro seductor con una burda copia de James Dean o un licántropo adolescente clon de Arnold Schwarzenegger.

En "Luna nueva", además del triángulo amoroso, se observará la forma de actuar de los "Vulturi", vampiros que se encargan de regir su especie y que se verán en la obligación de sancionar a "Edward", el chupasangre que por amor se niega a robar el alma de su querida "Bella", pero que en cambio sí está dispuesto a sacrificarse exhibiéndose públicamente y delatando de esa manera la existencia de los "Vulturi".

Ciertamente, como se ha adelantado, los fanáticos de "Crepúsculo" pasarán a la historia como los más apasionados, obcecados y apasionados de este fenómeno mediático en la cultura cinematográfica contemporánea.

Para comprobarlo bastaría escuchar lo que una fan le reveló a Pattinson durante una alfombra roja, en la que supuestamente ella entró en una terrible depresión al morir su mejor amiga, más tarde su abuela, situaciones que la hicieron caer en una tremenda depresión, pero que luego de ver "Luna nueva", y el amor de "Edward" por "Bella", la hicieron pensar mejor las cosas olvidándose de quitarse la existencia.

En México, también hubo situaciones verdaderamente incomprensibles, pues durante la visita de Kristen Stewart y Taylor Lautner a este país, para la promoción de la película, jovencitas acamparon afuera del hotel durante tres días antes de su llegada, se ausentaron de la escuela y permanecieron de guardia gritando y solicitando que sus ídolos salieran al balcón para que les brindaran un saludo.

Sin duda, un filme para seducir a jóvenes, pero no para engañar a otros y develar mitos guardados celosamente, pues en "Luna nueva" resulta tramposo el hecho de que un vampiro pueda aparecer en una fotografía como sucede con "Edward", a quien le toman una fotografía en la fiesta de "Bella", o de también que los chupasangre y licántropos se paseen como si nada a plena luz del día.

Resulta una lástima ver a la cotizada Dakota Fanning aparecer como "Jane", una vampiro que provoca dolor con sólo pensarlo, aparecer en un par de escenas y menos de diez minutos. Igual sucede con Michael Scheen, quien encarna a "Aro", integrantes del clan de los "Vulturi".

En cuanto a los rostros nuevos destacan Chaske Spencer, Alex Meraz, Kiowa Gordon y Tyson Houseman.

En fin, "Luna nueva" se estrenó de manera oficial este viernes 20 de noviembre con 830 copias, y se espera que supere los 384 millones que "Crepúsculo", la primera cinta de la saga, logró en taquilla a nivel mundial.

Obviamente las salas estarán saturadas con miles de jóvenes ansiosos, no sólo en México, sino también en Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Bulgaria y Canadá, entre otras naciones; lamentablemente en Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia, los espectadores deberán esperar hasta principios de 2010 para disfrutarla.

Crepúsculo, La Saga: Luna Nueva


http://www.youtube.com/watch?v=TUCZkWaaqAk

El cinismo del poder

Arnaldo Córdova

Creo que a todo mundo (y no sólo a los mexicanos) cuesta trabajo explicarse y creer lo que estamos viviendo en este país: el saqueo más desenfrenado de la riqueza social (que es de todos) en beneficio de unos cuantos cientos de pequeños grupos oligárquicos económicos y políticos mezclados entre sí en un maridaje abigarrado. Hay un concepto que nos define a carta cabal: somos una sociedad de cínicos y, hay que decirlo, arriba y abajo. No sólo es cínico el que impone prepotentemente sus intereses a los demás (más débiles), sino también aquellos que, abajo, en la escala social, se dejan dominar por meras migajas.

El cinismo es muy fácil de entender y de definir. El diccionario nos dice que es la desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables. Es una desvergüenza incalificable el modo en que los priístas y los panistas (que ya son lo mismo), por ejemplo, elaboraron el presupuesto de egresos del Estado para 2010. Es una desvergüenza, asimismo, el modo como el gobierno panista hace negocio con sus socios capitalistas en todos los órdenes de la vida social (incluida la "extinción" de Luz y Fuerza del Centro y de su sindicato de trabajadores).

Mi entrañable Chema Pérez Gay me dio a conocer a un filósofo alemán contemporáneo, Peter Sloterdijk, quien, en una de sus ya numerosas obras, Crítica de la razón cínica, analiza el cinismo en las relaciones sociales y de poder. Escribe, por ejemplo: "Cuanto más carente de alternativas aparezca una sociedad moderna tanto más se permitirá el cinismo" (p. 191 de la edición española de Siruela). El cinismo, nos dice, permea todas las relaciones sociales y no es patrimonio de los de arriba. A veces es más patente en los de abajo y no siempre para mal, aunque así pueda parecer. El siervo o el sometido, generalmente, son unos cínicos. Pero en una doble perspectiva: puede darse el anuncio de la rebelión y la subversión o el sometimiento por placer.

Cuanto más sometidos están los de abajo, más agradan a sus dueños; cuanto más muestran su independencia y deseo de libertad, más indeseables les parecen y no escatiman medios ni recursos para seguir sometiéndolos. Eso es lo que hemos podido ver con la respuesta de autodefensa de un gremio de antigua cepa independentista como lo es el Sindicato Mexicano de Electricistas. Yo no siempre he estado de acuerdo con las posiciones de sus dirigentes en mis ya más de 50 años de militancia política; pero siempre ha sido para mí una organización laboral confiable por ser independiente y combativa.

El discurso que Andrés Manuel López Obrador pronunció ante los habitantes de San Andrés Ixcuintepec, en la región mixe de Oaxaca, el pasado lunes 16 de noviembre, me hizo recordar el libro de Sloterdijk. Dijo el líder de nuestro movimiento cívico: “Con mucho respeto les digo que ya no se dejen engañar; ya le tomaron [los dueños del poder y del dinero] la medida a la gente pobre. Los del PRI y los del PAN saben que en el pueblo hay mucha necesidad y cada vez que hay elecciones trafican con la pobreza de la gente. Les dan cualquier cosa, les prometen todo y ya que tienen los votos ni los vuelven a ver… ¿Cuándo van a volver a ver a esos candidatos? Cuando quieran… ocupar otros cargos… Les va a salir carísimo haber entregado el voto a cambio de hasta unas canastitas de plástico de 10 pesos”.

Desprejuiciado como quiere presentarse, el filósofo alemán postula que la cara innovadora de la sociedad del cinismo de abajo es aquél que aparentemente acepta su situación, pero sólo para rebelarse después. En otro pasaje nos dice: “Cuando el ‘esclavo’ descontento coge jovialmente del brazo a su señor, hace presentir la fuerza que tendrá su revuelta” (p. 188). Ojalá así fuera siempre y el mismo López Obrador parecería llamar a ello: "Cojan lo que les ofrecen, tómenlo y aprovéchenlo pero, luego, decidan independientemente". Lo ha dicho siempre. Yo no confío en el cinismo de abajo. El cinismo es (y siempre lo será) absolutamente deleznable, porque toda revuelta de abajo debe fundarse en la claridad de ideas y de objetivos. Es precisamente a lo que el tabasqueño ha venido llamando: a tener claridad en las decisiones que se tomen.

Si vemos la otra cara de la moneda, vale decir, el cinismo de los de arriba, el asunto se vuelve, francamente, repugnante y, entre más prepotente, más asqueroso nos resulta. Es cinismo de la peor ralea el que en la presentación de su decreto de extinción de LFC Calderón cite estos artículos: 89 constitucional, fracción I y los 27, 31, 32, 32 bis, 33, 34, 35, 36 y 40 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, así como otros de menor relevancia, cuando, en realidad, los cita para violarlos y violar otros artículo constitucionales y legales que ya hemos citado y entre los que destaca el 123. Creo que no hace falta que vuelva a repetir los conceptos de violación de esos preceptos.

La forma escandalosamente desvergonzada en que priístas y panistas (incluyendo a muchos perredistas) han aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2010 ha hecho que los observadores extranjeros hagan mofa de nosotros y con sobra de razón. Ha resultado un presupuesto a la medida de los gobernadores (priístas, sobre todo, pero también panistas y perredistas) que se agandallaron y obtuvieron la mayor tajada de un presupuesto que se recuerde en nuestra historia. Sloterdijk ve en la prepotencia un fruto del cinismo. No creo que haya sucesión entre esos conceptos, pues ambos operan y prosperan al mismo tiempo.

Los panistas que nos gobiernan y, en particular, los priístas que les prestaron el poder por un rato, hoy están haciendo prevalecer el cinismo (y su correlato, la prepotencia) en nuestras relaciones políticas. De hecho, siempre lo hemos padecido, porque fue el signo del gobierno de los priístas, pero ahora aparece más descarnado que nunca, más desvergonzado y más ofensivo para la conciencia pública, si es que existe algo así.

El gran Movimiento Cívico en Defensa de la Economía Popular, el Petróleo y la Soberanía Nacional es una iniciativa en contra del cinismo y la prepotencia de los de arriba y de ese cinismo suicida, masoquista, conformista y poquitero de los de abajo. En la tradición filosófica que inauguró ese gran filósofo alemán que he citado tantas veces, Immanuel Kant, crítica quiere decir conocimiento a fondo, hasta las raíces, de todas las cosas. Necesitamos esa crítica entre nosotros de la razón cínica, como lo propone Sloterdijk, pero a nuestro modo, volviéndonos de verdad independientes en nuestros juicios sobre la acción en la política, como lo propone López Obrador y haciendo a un lado el cinismo y, más todavía, la prepotencia.