GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

miércoles, diciembre 31, 2008

Revolución boliviana, un 2008 entre triunfos y retos

Waldo Mendiluza

La Paz, 31 dic (PL) Concluye un año de incuestionables triunfos para la revolución nacida en Bolivia el 22 de enero de 2006, proceso con avances políticos, económicos y sociales, pero también con el enorme reto de superar una oscura herencia.

Ahora podemos decir que nuestras transformaciones son imparables, vamos en camino a la transición del neoliberalismo a un Estado equitativo y con respuestas a demandas históricas de la población, afirmó el presidente Evo Morales, al evaluar la gestión de su gobierno.

De acuerdo con el líder del Movimiento al Socialismo (MAS), los cambios han pasado por diferentes etapas y obstáculos hasta convertirse en una esperanza ciudadana, demostrada -precisó- por el apoyo del 67 por ciento de los participantes en el referendo revocatorio de mandato del pasado agosto.

Cuando llegamos al poder la meta era revertir el panorama social existente, además de impulsar la recuperación de recursos vendidos a las transnacionales, entre ellos los hidrocarburos, explicó a la prensa acreditada aquí.

Según el ex dirigente sindical, luego vino el período de búsqueda de la estabilidad de la nación ante ataques internos y externos, y finalmente el momento de la definición.

En 2008 advertimos a los miembros del Ejecutivo: “Este será el año de la consolidación de la revolución democrática y cultural, o la derecha nos despedirá”, comentó el gobernante.

La alfabetización llevada a 823 mil bolivianos, el empleo de millones de dólares en la renta dignidad, incentivo vitalicio destinado a personas de la tercera edad, y en el bono Juancito Pinto para evitar la deserción escolar, ratificaron el respaldo popular al proyecto del MAS.

No menos importante en tal sentido fue el logro de indicadores económicos sin precedentes en este país andino.

El crecimiento económico superó el seis por ciento, las reservas internacionales aumentaron hasta alcanzar los siete mil 600 millones de dólares, el sistema bancario calificó de solvente y la nacionalización de empresas y recursos trajo elevados ingresos.

Dichos aspectos obedecen a la aplicación de políticas responsables del gobierno y constituyen colchones para paliar los previsibles efectos de la crisis financiera global, aseveró el ministro de Hacienda, Luis Arce.

Para el funcionario, semejante escenario unido al ahorro promovido en los años de gestión de Morales permiten contar en 2009 con una inversión pública de más de mil 800 millones de dólares, al menos tres veces mayor al promedio de gasto presentado por ejecutivos neoliberales.

Supimos guardar en la época de vacas gordas para beneficiar al pueblo en la de las flacas, apuntó Arce.

A pesar del valor de estos parámetros sociales y económicos, tal vez el principal peso en la consolidación del proceso de cambio emprendido por el MAS lo tenga el fracaso de la derecha en sus intentos de destruirlo.

La oposición con su postura violenta y golpista se derrotó ella misma, advirtió el vicepresidente de la República, Álvaro García, quien la consideró políticamente desarmada y carente de apoyo ciudadano.

De acuerdo con el segundo mandatario, la población está cansada de la agresividad y el desinterés por el consenso mostrados por sectores radicales contrarios a las transformaciones en marcha.

Estamos empeñados en resolver deudas de más de 500 años y mucha gente no quiere perder sus privilegios, apuntó.

Campañas mediáticas para desacreditar al MAS, asesinatos, sabotajes y toma de instituciones conformaron el rosario de ataques lanzados por la derecha, los cuales tuvieron su punto más oscuro en el golpe cívico prefectural de agosto y septiembre últimos. Entonces los departamentos de la llamada Media Luna ampliada (Santa Cruz, Beni, Tarija, Pando y Chuquisaca) fueron testigos de una veintena de muertos y pérdidas materiales por unos 200 millones de dólares.

Particularmente condenada resultó la masacre de campesinos en las localidades pandinas de Porvenir y Filadelfia, donde la violencia opositora arrebato la vida a 18 campesinos partidarios del oficialismo.

Los enemigos del cambio sólo pueden acudir a un golpe de estado para detenernos, medida inviable en estos momentos, dijo a Prensa Latina el senador masista Antonio Peredo.

Sin embargo, los avaneces de la revolución boliviana están lejos de materializarse libres de obstáculos.

El presidente Evo Morales identificó a la corrupción, la burocracia y las carencias de alimentos y combustibles como principales trabas a vencer para fortalecer el proyecto emprendido hace tres años.

Todavía hay dirigentes que llegan a cargos públicos teniendo en sus mentes la idea de buscar plata, lamentó.

Morales instó a los organismos y funcionarios a combatir sin tregua el flagelo.

La política es el arte de servir al pueblo de manera desprendida y desinteresada, expuso.

Para el primer mandatario, el siguiente paso en aras de consolidar el proceso revolucionario es respaldar la nueva Constitución Política del Estado, sujeta a referendo el próximo 25 de enero.

Quince ejecuciones diarias en 2008

APRO

En las últimas horas del año 2008 se han registrado cuatro asesinatos, con lo que la cifra de homicidios vinculados al narcotráfico llegaría a 5 mil 700 víctimas.

Esta cantidad quiere decir que, aproximadamente, se registraron 15 asesinatos diarios; 109 semanales y 433 mensuales.

En Ciudad Juárez, Chihuahua, en el kilómetro número 5 de la carretera a Aldama, la madrugada de este 31 de enero fue abandonado el cuerpo de un hombre con aproximadamente 30 años de edad.

Otro hombre más de aproximadamente 35 años de edad fue dejado en el cruce de las calles Lincoln y Zempoala, cerca de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR).

En el municipio de Nuevo Ideal, Durango, aparecieron los cadáveres de dos hombres en el paraje conocido como Arroyo del Puerto.

Las víctimas respondían a los nombres de Mario Cázares y Felipe González, de 35 y 36 años, respectivamente.

El 9 de diciembre pasado la PGR informó que en 2008 se habían cometido 5 mil 376 asesinatos vinculados con el narcotráfico.

Lo anterior quiere decir que, con corte al 31 de enero, la cifra de víctimas fatales sería cercana a las 5 mil 700 personas.

La cifra es equivalente al 60 por ciento de los más de 8 mil asesinatos cometidos durante los dos primeros años de gobierno de Felipe Calderón.

Funcionarios con jugosos sueldos no resienten crisis

Gabriel Xantomila

Ciudad de México.- Funcionarios, gobernadores, alcaldes, magistrados y legisladores mantendrán en 2009 sus jugosos salarios de 200 y hasta 300 mil pesos mensuales, por lo que no sufrirán los efectos de la crisis a diferencia de millones de mexicanos que han visto deteriorado su poder adquisitivo por la crisis mundial.

Mientras esto sucede, la Ley de los Salarios Máximos está congelada por la poca disposición del PAN y PRI para sacarla adelante, a pesar de que la minuta fue aprobada por los senadores desde marzo pasado, denunció el diputado del PRD Raymundo Cárdenas Hernández, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Raymundo Cárdenas asegura que vivimos en un país con trabajadores del tercer mundo, con salarios de hambre, pero con funcionarios que ganan mejor que los de Estados Unidos.

Mientras millones de mexicanos han visto deteriorado su poder adquisitivo por la crisis mundial, los funcionarios, gobernadores alcaldes, magistrados y legisladores, mantendrán en 2009 sus jugosos salarios de 200 y hasta 300 mil pesos mensuales, pues la Ley de los Salarios Máximos está congelada por el PAN y PRI.

La minuta fue aprobada por los senadores desde marzo pasado, denunció el diputado perredista Raymundo Cárdenas Hernández, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Al respecto, el perredista Raymundo Cárdenas comentó que vivimos en un país con trabajadores del tercer mundo, con salarios de hambre, con funcionarios que ganan mejor que ni en Estados Unidos.

A su vez, el también perredista Alejandro Sánchez Camacho indicó que a los altos salarios deben sumarse otras prestaciones, como gastos médicos mayores, seguros, viáticos, aguinaldos, celulares, automóviles, por mencionar algunos.

Asimismo, Cárdenas Hernández declaró que a pesar de la reticencia que muestran panistas y priístas, tiene confianza de que en enero de 2009 se dictamine la minuta de los Salarios Máximos, pues, dijo, "es fundamental poner un límite constitucional a los sueldos, ante la crisis económica que viene".

"Son un escándalo a nivel nacional el tipo de sueldos que se autorizan en muchos Ayuntamientos de gobiernos estatales, organismos autónomos y en los Poderes de la Unión, estamos obligados a dar ese paso especialmente ante la crisis económica que viene", enfatizó.

La minuta, aseveró el legislador, pretende establecer que nadie gane más que el titular del Ejecutivo, es decir, que ningún salario de los funcionarios de los tres niveles de Gobierno podrá ser igual o mayor al que percibe su superior jerárquico, el presidente de la República.

"Convocaremos a la Mesa Directiva de la Comisión de Puntos Constitucionales, para programar el trabajo del período siguiente, pues ya tenemos más de un año distribuyendo el proyecto de dictamen; no es un problema de trabajo", puntualizó.

Por lo anterior, el legislador perredista destacó que si se aprueba dicha minuta, habría un enorme ahorro en los municipios, así como en los Poderes de la Unión, estatales y municipales.

Al mismo tiempo, Cárdenas Hernández lamentó que los partidos PAN y PRI se nieguen a aprobarla. "Hemos estado intentando convencerlos de que ya saquemos el dictamen de la minuta que nos enviaron del Senado, creo que en enero hay una oportunidad para dictaminarla", enfatizó.

Fuente: Sol de México

El dinero es lo que tiró la llegada de Adolfo Bautista al Cruz Azul

RMX

Eduardo de la Torre, vicepresidente de Cruz Azul, informó recientemente que Adolfo Bautista creativo de los Jaguares de Chiapas quedó ya descartado para vestir la playera azul en el siguiente torneo, debido a que no alcanzaron a cubrir las expectativas económicas tanto del club chiapaneco como del Bofo.

El directivo cruzazulino también expresó que con el Bofo veían “un gran escenario en el equipo. No fue posible. Siempre argumenté que la fortaleza del actual plantel es su cohesión y seguirá así, en la misma línea que nos hemos marcado y que ha dado resultados... No hay frustración. Se intentó por todos los medios y nosotros teníamos hasta ayer como fecha límite”.

La directiva celeste buscará ahora a otro elemento, aunque no de las características del mediocampista de Jaguares, porque la prioridad será un centro delantero.

Por otra parte siguen creciendo los rumores que ponen Maxi López en la escuadra cementera, pero hace unos días era solamente el Cruz Azul el club interesado en hacerse con los servicios del ex barcelonista, la diferencia es que ahora el Gremio de Porto Alegere también parece estar dispuesto a conseguir el fichaje del argentino.


Breves Informativas

Los legisladores perredistas lamentaron la actitud del Partido Socialdemócrata (PSD), que presentó el lunes una queja ante el IFE contra Andrés Manuel López Obrador, para que se investiguen los orígenes de recursos con los que realiza sus actos públicos.

Los legisladores perredistas lamentaron la actitud del Partido Socialdemócrata (PSD), que presentó el lunes una queja ante el IFE contra Andrés Manuel López Obrador, para que se investiguen los orígenes de recursos con los que realiza sus actos públicos.

En opinión del diputado perredista Alejandro Sánchez Camacho, la queja del PSD, dirigido por Jorge Carlos Díaz Cuervo, es porque sin alianzas y sin candidaturas comunes perderán su registro ante el Instituto Federal Electoral (IFE).

-----

Ecatepec, Méx.- Empresarios de este municipio acordaron instalar botones de pánico conectados al Sistema Integral de Monitoreo de Ecatepec (SIME), como parte de las medidas de seguridad en sus negocios.

Al menos 20 representantes de empresas de la colonia Esfuerzo Nacional, ubicada en la zona de Xalostoc, solicitaron al SIME conectar sus sistemas de alarma a la central, para contar con el apoyo del gobierno municipal en casos de emergencia.

-----

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendaron brindar con vino tinto en este fin de año e iniciar ese hábito para todo 2009, por ser la opción más saludable, pues ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares.

Señalaron que una copa al día de esa bebida puede evitar un infarto al miocardio, limpiar las arterias, prevenir el envejecimiento e incluso trastornos como el alzheimer, y su efectividad se ha comprobado en diversos estudios.

-----

Nezahualcóyotl, Méx.- El gobierno municipal pretende incrementar a mil 500 el número de elementos de Seguridad Pública de la localidad, para prevenir acciones de inseguridad y violencia a causa de la crisis económica.

El presidente municipal, Víctor Manuel Bautista, indicó que el próximo proceso de selección de 150 aspirantes será más riguroso de lo habitual, pues se les exigirá como requisito honradez, eficiencia y conducta ejemplar tanto en el trabajo como en sus vidas personales.

Los medios y los miedos para 2009

JENARO VILLAMIL / APRO

El panorama para los medios de comunicación en 2009 no es nada alentador, pero tampoco para el ejercicio de las libertades de prensa y de derecho a la comunicación.

El retroceso en ambas materias, vivido desde esta especie de restauración autoritaria que se registra de 2004 a la fecha, se enfrentará en 2009 a cuatro tendencias principales: a) la crisis financiera y económica; b) el repliegue en materia de reforma electoral; c) la indefinición jurídica que afectará, sobre todo, a los medios electrónicos concesionados; d) los riesgos ante el crimen organizado.

Veamos estas cuatro grandes tendencias:

La crisis financiera y económica.-Inevitable, el proceso de recesión mundial que se agudizará en 2009 afectará en tres áreas fundamentales a los medios de comunicación: la contracción del mercado publicitario (que algunos calculan entre 10 y 15 por ciento); el incremento de las deudas debido al proceso de devaluación y crisis financiera (en especial, de aquellos medios que le apostaron a proyectos de expansión apalancadas en créditos financieros); el incremento de los insumos, en especial, el papel, cuyo precio se incrementó en más de 20 por ciento en los últimos meses de 2008.

Los medios dependientes de grandes corporativos globales -como en el caso de Time Warner y las publicaciones del Grupo Expansión o el de NBC-Telemundo y el español Grupo Prisa--, tendrán un impacto inmediato en el panorama de los medios mexicanos. Por lo pronto, se espera un fuerte recorte de las inversiones de estos grandes conglomerados.

En el caso de Televisa, la principal empresa de comunicaciones del país, 2008 cerró con una contracción del 14 por ciento en sus utilidades netas, en comparación con el mismo periodo de 2007. La contracción del mercado publicitario afectará, sobre todo, a aquellos medios periféricos o impresos. La concentración se agravará en 2009.

Recordemos que, según los estudios recientes de agencias de publicidad, la televisión abierta acapara entre el 57 y 60 por ciento del mercado publicitario; la radio, entre el 8 y 10 por ciento; el internet, el 2 por ciento; la televisión restringida, el 4 a 5 por ciento, y los medios impresos, el 10 por ciento. Sin embargo, mientras en la televisión son sólo dos grandes empresas (Televisa y TV Azteca) que se reparten un pastel de 27 a 30 mil millones de pesos, en el caso de los medios impresos, existen más de 760 empresas, entre periódicos estatales y regionales, nacionales y revistas.

El Repliegue de la Reforma Electoral.-En 2007 el Congreso mexicano aprobó una ambiciosa reforma constitucional en materia electoral para evitar que "el dinero dominara las campañas", pero en 2009, año de contienda federal, este fenómeno volverá a hacerse presente, aun con las prohibiciones expresas para que terceros financien propaganda, para que los partidos inviertan en tiempo-aire o los gobernadores utilicen el erario para su promoción telegénica.

Entraremos al terreno del cinismo mediático-electoral. Las fórmulas para darle la vuelta a las prohibiciones de la legislación electoral están a la vista. La concentración publicitaria en la televisión abierta y el proceso desatado de precampañas para 2012 se agudizará en 2009. Ahí está la millonaria campaña de inversión de Enrique Peña Nieto, gobernador del estado de México, y la mala copia, pero también dispendiosa que está aplicando el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, así como otros gobernadores que han encontrado en la pantalla un sustituto de las "bases reales". Los políticos competirán por la canalización de sus figuras, a costa de muchos millones de pesos del erario, maquillados como "programas de espectáculos" o "campañas filantrópicas".

Incertidumbre Jurídica.-El compromiso del Senado de una reforma integral para democratizar los medios electrónicos y las telecomunicaciones no se cumplió en 2008. En 2009 esto será prácticamente imposible. La tendencia es a restaurar las partes más polémicas de la Ley Televisa, a través de privilegios a modo para los concesionarios, tal como lo demostraron las dos iniciativas del senador priista Manlio Fabio Beltrones (para dotar de FM a las estaciones de AM y para garantizar el refrendo automático), así como el polémico acuerdo de las combos que el Ejecutivo federal publicó el 15 de septiembre y que ha resultado un auténtico fiasco.

El problema fundamental es que la ausencia de una reforma jurídica agravará la indefinición jurídica que existe en el sector, así como el grosero pleito que protagonizan los entes reguladores (Cofetel vs. SCT, principalmente).
Un dato da la idea de la indefinición jurídica que afecta a todo el sector: en 2008, la SCT sólo pudo refrendar 131 concesiones vencidas y en 2009 se vencerán 101, la mayoría de estaciones de radio. Para 2012, esta cantidad se elevará a 281. Prácticamente el 30 por ciento de la radiodifusión estará en un proceso de vulnerabilidad jurídica. Esto facilita la discrecionalidad y afecta la certidumbre y la libertad de expresión.

Por si fuera poco, los enroques entre Cofetel y SCT no han ayudado a un mejor entendimiento entre ambos entes reguladores. Al contrario, los intereses de los grandes grupos mediáticos y de telecomunicaciones compiten por "capturar" a estos organismos y presionar a favor de sus intereses.
Los Riesgos ante el Crimen Organizado.-El panorama profesional se agravará en 2009, sobre todo, por las amenazas, la autocensura, la corrupción, y los atentados contra periodistas que se han transformado en objetivos fundamentales de los cárteles de la droga y de los propios organismos ministeriales, militares y policiacos que supuestamente están a cargo de combatirlos.

El reciente y brutal recuento que la revista Zócalo y la organización Reporteros sin Fronteras ha realizado sobre la situación de indefensión y de crímenes en contra de los periodistas, sólo confirma la tendencia que se ha agravado desde 2004 a la fecha: la impunidad absoluta para matar a periodistas, silenciar medios, permitir abusos a cambio de mantener el estado de guerra y desinformación que priva en estos momentos. En 2008, asesinaron en México a cuatro periodistas por motivos profesionales. El crimen más reciente, el de Armando Rodríguez, en Ciudad Juárez, es un mensaje de intimidación para toda la comunidad periodística de esta ciudad fronteriza.

Los organismos gubernamentales encargados de investigar y prevenir los delitos contra periodistas se han transformado en agencias burocráticas para encubrir y favorecer la impunidad. El caso más grave es el elefante blanco en que se ha convertido la Fiscalía Especial para Delitos contra Periodistas, nombre abreviado de una mascarada que no ha logrado ni siquiera detener a uno solo de los asesinos materiales de periodistas mexicanos.

En 2009 esta tendencia se agravará porque la lucha por el reparto de territorios entre los cárteles se enlazará con la corrupción en las campañas electorales y la impunidad.

Economía venezolana creció por quinto año consecutivo

La economía venezolana cerró su quinto año consecutivo de crecimiento al expandirse 4,9% en 2008. Sin embargo, el ritmo estuvo por debajo del registrado el año pasado, que fue de 8,4%. En años anteriores, el producto interno bruto (PIB) se incrementó 10,3% (2006), 9,4% (2005) y 17,9% (2004).

"Se trata de una expansión económica con marcado énfasis social, encaminada a enfrentar la pobreza, promover la equidad y el desarrollo humano generalizado", señala el documento en el cual se reconoce una inflación que alcanzó una tasa de 27,6% hasta el pasado mes de noviembre.

Venezuela acumula 20 trimestres consecutivos de crecimiento económico de la mano de los altos precios del petróleo, que en julio de este año marcaron un récord de casi 150 dólares por barril (dpb), pese a que luego se desinflaron a menos de 100 dpb afectados por la crisis financiera global. Nuestro país es el quinto exportador de crudo en el mundo.

La actividad petrolera tuvo una reactivación en 2008 y creció un 3%, "impulsada por la extracción de petróleo crudo y gas natural (4,2%)", según los datos del informe.

El BCV explicó que la actividad no relacionada con la extracción de crudo tuvo un repunte de 5,3%, mientras que el PIB del oro negro cerró con un alza de 3%.

Adicionalmente, proyectó que la balanza de pagos del país miembro de la Opep cerrará con un superávit de cuatro mil 156 millones de dólares y que las reservas internacionales se ubicarán en unos 37 mil 354 millones de dólares.

MARCADO ÉNFASIS SOCIAL

El primer vicepresidente del BCV, José Manuel Ferrer, quien refrendó el informe escrito por Gastón Parra, antes de morir, señaló que la expansión económica tuvo "un marcado énfasis social, encaminada a enfrentar la pobreza, promover la equidad y el desarrollo humano". Agregó que lo anterior es corroborado por una reducción de la tasa de desempleo de 1,4 puntos porcentuales, que promedió 7,6 % durante los tres primeros trimestres de 2008.

Aseguran más de 16 mil artículos "pirata" en aduanas del país

Notimex

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que se aseguraron más de 16 mil objetos apócrifos en las aduanas de Pantaco y del Aeropuerto Internacional, así como de Guadalajara, Jalisco.
PUBLICIDAD

En Pantaco se decomisaron 10 mil 322 cartuchos de videojuegos de la marca Nintendo, los cuales carecían de los registros de autenticidad correspondientes, por lo que se inició la averiguación previa 237/UEIDDAPI/2008, precisó la dependencia.

Mientras que en la aduana de Guadalajara, Jalisco, fueron incautados cinco mil 50 herrajes para calzado de dama que ostentaban la marca Chanel, situación por la que se integra la averiguación previa 107/UEIDDAPI/2008.

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se aseguraron mil 599 objetos dentro de siete maletas identificadas con las etiquetas NW512345, NW512346; NW512347, NW512348, NW512349, NW512350 y NW512351, por lo cual se inició la averiguación previa 333/UEIDDAPI/2008.

Todas las acciones se efectuaron en atención a las querellas presentadas por los apoderados legales de las marcas de esos artículos.

Los más de 16 mil objetos quedaron bajo resguardo del fiscal de la federación para continuar con la integración de las averiguaciones previas mencionadas y sancionar el delito de introducción de productos con marcas falsificadas.

La crisis financiera mundial comienza a golpear a México

Jaime López Castañeda (XINHUA)

México cierra el año 2008 con muestras evidentes de afectación en su economía por parte de la crisis financiera desatada por Estados Unidos, mientras que sus gobernantes se manifiestan optimistas y los analistas advierten sobre una posible recesión.

Uno de los sectores mexicanos que más ha resentido el avance de la crisis mundial es el textil.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV), Simón Fieldman, informó que el desplome de las exportaciones a Estados Unidos obligó al cierre de 296 empresas y que de los 380. 000 empleos que genera el sector se perdieron 36.000 en este año.

El empresario informó que las exportaciones de prendas de vestir cayeron 11,5 por ciento en este año, y pronosticó que el panorama será peor en el primer trimestre de 2009, cuando se espera una caída de 14 por ciento y la cancelación de otras 10.000 plazas.

Fieldman recordó que el principal mercado mexicano es el estadounidense, adonde se envía más del 80 por ciento de las exportaciones nacionales.

Efectos en sector automotriz

Otro ejemplo de las afectaciones está ocurriendo en el sector automotriz.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, informó a periodistas que los efectos de la debacle que enfrentan las tres grandes empresas del ramo en Estados Unidos: Chrysler, Ford y General Motors, continuarán en 2009.

En México, las ventas de autos nuevos cayeron durante los primeros 11 meses del año 5,1 por ciento en promedio, y en noviembre registraron un colapso de 19,6 por ciento, señaló el empresario.

Precisó que se espera que la producción de vehículos reporte un descenso de hasta 50 por ciento en 2009, lo que implicará más paros técnicos "que se realizan con cierta regularidad"- en la industria instalada en el país.

Estos paros técnicos también repercuten en las actividades de las proveedoras del ramo, como en las del estado de Coahuila (norte), donde los organismos empresariales anunciaron que 90 de ellas suspenderán actividades del 15 de diciembre de 2008 al 2 de enero de 2009.

La Confederación Patronal de la República Mexicana en esa zona es muy clara al precisar que la medida se toma por la creciente disminución en compras de automóviles a nivel mundial y la falta de pedidos de las armadoras hacia sus proveedores, lo que ha provocado que sea insostenible la producción de autopartes (refacciones).

La industria automotriz en México representa el 20 por ciento del sector manufacturero y 20 por ciento de las exportaciones totales del país.

Industria siderúrgica se congela

Otro ejemplo de los efectos de la crisis mundial, es el despido de 8.500 empleados de la mayor siderúrgica integrada del país: Altos Hornos de México (AHMSA), que decidió cancelar su proyecto de ampliación denominado "Fénix".

El consorcio explicó que decidió redefinir los tiempos de construcción de la obra civil e instalación del proyecto para adaptarse a los costos del acero en el mercado mundial, aunque los equipos comprendidos en el proyecto ya estaban pagados.

Pero esto no es todo. Como sabemos, la tercera parte del presupuesto de México proviene de la producción y exportación de petróleo, cuyo precio por barril ha tenido una drástica caída en los últimos meses hasta ubicarse en menos de 40 dólares por unidad después de haber llegado casi a 150 dólares al principio del año.

Aunque las exportaciones no han disminuido, los ingresos han caído, y las autoridades advierten que en los próximos 10 años la producción de crudo será menor a la proyectada en la reforma energética aprobada el mes pasado por el Congreso.

A este respecto, la secretaria de Energía, Georgina Kessel, dijo que no se podrán producir los tres millones de barriles diarios estimados y que la cifra se quedará en 100.000 menos de lo proyectado.

Efectos macro y macroeconómicos

Ante este panorama, la Secretaría de Hacienda reconoció que podría modificar aún más su pronóstico de crecimiento económico para 2009, establecido ya en apenas 1,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El jefe de la unidad de Deuda y Crédito de Hacienda, Gerardo Rodríguez, indicó que "la proyección que se tiene de 1,8 por ciento para 2009 fue la revisión que se envió en los criterios de política económica a finales de agosto, y evidentemente desde entonces han pasado muchas cosas y no se ha revisado".

Sin embargo, las cifras gubernamentales no parecen tan dramáticas, después que la Secretaría de Hacienda informó que en el primer trimestre la economía creció 0,82 por ciento, en el segundo 0,84 por ciento, y en el tercero 2,56 por ciento.

Pero la cifra de inflación anualizada sí genera preocupaciones, debido a que ya se disparó de los pronósticos de 3 por ciento y se ubicó en noviembre en 6,23 por ciento.

Otro dato preocupante se refiere al desempleo.

Según el informe de noviembre del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) "que es un indicador del empleo- dejaron de registrarse en ese mes 200.000 plazas, lo que representa la mayor pérdida desde hace ocho años.

Aunado a esto, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo encontró que 2,5 millones de mexicanos perdieron su empleo durante 2008.

El pronóstico de las autoridades es que la tasa de desempleo se ubicará al término del año en 4,5 puntos porcentuales.

Optimismo gubernamental

El presidente Felipe Calderón y las autoridades económicas se han mostrado optimistas ante estos efectos de la crisis internacional, y anunciaron el 9 de octubre pasado diversas medidas para enfrentar la situación.

Entre ellas destacó ampliar el gasto de infraestructura del gobierno, cambiar las reglas del ejercicio de ese gasto, construir una nueva refinería para Petróleos Mexicanos (Pemex), impulsar de manera extraordinaria a las pequeñas y medianas empresas, y acelerar la desregulación y la desgravación arancelaria.

Los efectos de la crisis financiera internacional ya se sienten en México, sobre todo en el encarecimiento de los productos básicos, los bajos salarios, el aumento de la pobreza, y el regreso paulatino y silencioso de los emigrantes que estaban en Estados Unidos.

Ante esta realidad, el Senado convocó a un foro económico urgente que se realizará del 27 de enero al 16 de febrero de 2009, para elaborar un diagnóstico preciso de los efectos de la crisis, determinar las medidas que se aplicarán y suscribir un acuerdo nacional para enfrentarla.

Sobre el tema, el analista económico José Gil Olmos aseguró en la prestigiosa revista "Proceso" que "la economía mexicana está entrando en recesión", y que algunos de los síntomas son los indicadores manufacturero y no manufacturero de noviembre pasado, que se ubicaron por debajo de los 50 puntos, y fueron menores a la tasa anual.

Advirtió que es un error que el gobierno del presidente Calderón intente desconocer el tamaño de la crisis económica "para no comprometer su imagen ante las elecciones federales del año entrante".

Las autoridades han programado para el 5 de julio de 2009 una jornada en la que habrá de elegirse a 500 diputados y seis gobernadores.

También habrá elecciones para presidentes municipales y diputados locales en 14 de los 32 estados del país.

Ese día conoceremos de manera indirecta si los mexicanos consideran que su país está siendo afectado por la crisis financiera internacional, y si creen que el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) está haciendo lo correcto para enfrentarla.

Sorteando la crisis

Adán Salgado Andrade

Tiempos difíciles estos que transcurren. Una vez más, el decadente capitalismo salvaje ha puesto en grave peligro las estructuras económicas que rigen este mundo tan materializado. Los bancos están todos quebrados porque quisieron ganar mucho más dinero del que era realmente posible.

Las corporaciones, como las automotrices estadounidenses, igualmente están quebradas, tanto porque quisieron sobreproducir para ganar más, como porque debían de pagarles a los banqueros el capital que les pidieron justamente para aumentar ilógicamente la producción (finalmente no se puede exigir a la sociedad, por muy de consumo que sea, que compre todo lo que los fabricantes produzcan). Los grandes comerciantes (como Wal-mart, por ejemplo), también están siendo afectados debido que ya no venden igual que de costumbre (ver mi artículo por Internet: “El convenenciero capitalismo salvaje)… y por si todo eso fuera poco, incluso los gobiernos, gastándose el dinero del pueblo, están yéndose a la quiebra con tal de “rescatar” a los salvajes, explotadores, inmaduros capitalistas, para que sigan haciendo sus buenos negocios. Nunca, como ahora, es tan válida la afirmación marxista de que el Estado es un simple garante y defensor de los intereses de la clase capitalista, por sobre todos los demás.

Y evidentemente, quien resultará más afectada (y de hecho ya lo está siendo), es la clase trabajadora, a quien el gobierno de ninguna manera está auxiliando, como hace con los corruptos barones del dinero, sino que, al contrario, está presionando aún más a obreros, campesinos, empleados, comerciantes en pequeño… con alzas de alimentos, de servicios, de combustibles, de transportes, de impuestos, despidos… todo ello a la par de mantener deprimidos constantemente los salarios de todos, con tal de que el dinero extra que se obtenga de alzas y de sueldos de hambres, vaya directamente a las arcas de aquellos barones del dinero para que, ellos sí, resuelvan sus problemas y salgan avante.

¿Y cómo se trata de sortear la recesión económica, que ya es mundial, en estos días aquí en México? Bueno, pues los que siguen son algunos ejemplos.

El restaurantero

No, en realidad no llega a restaurante. “La casita del chef” no es más que una pequeña fonda en donde su propietario, Juan, un hombre fornido, moreno, de unos 45 años, sirve almuerzos, comidas corridas, tortas, quesadillas… que él mismo cocina. El local está digamos que aceptable, cuenta con seis mesas y aunque Juan no se pule en la limpieza, por lo menos no se ven cucarachas o hay malos olores. El sazón es bueno, “lo mejor del rumbo”, debido a que Juan lleva ya muchos años cocinando. “Mira, pues ya tengo casi doce años en el negocio”. Platica que antes estaba en otro local, pero que le subieron demasiado la renta y por eso se cambió al sitio en donde actualmente conversamos. Aunque está al borde de una muy transitada avenida, Juan platica que no hay muchos clientes, sobre todo porque aun cuando hay algunos negocios cercanos, por los sueldos tan bajos que prevalecen, no mucha gente puede darse la libertad de pagar los 30 pesos, moderado precio, que cuesta la comida corrida que ofrece Juan, consistente en sopa, arroz, guisado, frijoles y postre. Y ya si el comensal desea huevo o plátano en el arroz, son otros cinco pesos, digamos que un “lujo” que pocos podrían darse. “En serio que muchos traen lo exacto, treinta pesos, y ni propina dejan”, comenta, refiriéndose a que las propinas son el salario extra de su único empleado, Roberto, un hombre de unos 35 años, a quien le paga cien pesos por día. “Lo necesito mucho, de verdad, porque no puedo hacer yo todo solo… cuando he estado solo, hasta se me van los clientes porque tardo en servirles. Pero no le puedo pagar más, en serio… muchos piensan que porque luego están las mesas llenas, no siempre, gano mucho dinero, pero no saben cuántos gastos debo de hacer… nada más de lo que necesito para preparar la comida, fácil me estoy gastando de 300 a 400 pesos diarios… así que échale”, declara, también en tono de queja. Dice que cuando bien le va, vende de 40 a 45 comidas, además de tortas o quesadillas que durante el día le va pidiendo la gente, sobre todo aquélla que no puede pagar una comida corrida y debe de contentarse con una quesadilla de diez pesos o una torta de jamón o de huevo de quince pesos… pues aunque parezca difícil de creer, hay personas cuyos magros ingresos les permiten acceder sólo a esas alternativas o, de plano, a llevar de sus hogares sus alimentos. “Más o menos vengo sacando 1200, 1400 pesos por día… pero de allí, como te digo, pago lo que necesito, que la carne, las verduras, el pollo… le pago al mesero, pago la renta, la luz, el gas… fíjate, de puro gas, me gasto un tanque de 20 kilos a la semana, son 210 pesos. Pero cuando hace frío, nada más me dura cinco días, imagínate. Y el agua de garrafón con la que preparo el agua de sabor… de esa me gasto dos garrafones por día, 44 pesos, De luz pago 300 pesos por bimestre… en serio que no está fácil la cosa”. Por el local paga 3200 pesos mensuales y ya está también advertido por el dueño que le subirá 200 pesos el año entrante. Así que, estima Juan, le quedan unos 500, 600 pesos libres por día y de eso todavía debe de pagar impuestos (230 pesos, como “cuota fija”, pues se le considera pequeño contribuyente), además de los 300 pesos que le cobra el contador por hacerle la declaración mensual. “¡Pero es un abuso eso… ahorita ya hasta voy atrasado, a ver si no me cobran multa, pero es que el gobierno no ve todo lo que te debes de fregar para medio irla llevando!”, reclama. Lo que le sobra es el dinero que requiere para mantener a su familia actual: su segunda esposa y los cuatro hijos que tiene con ella, el mayor, un niño de diez años y la menor, una nena de apenas dos años de edad. “Los hijos de mi primera esposa, pues ya están grandes, tienen 26 y 24 años, así que ya ni me preocupo de ellos, pero a veces les doy algo de dinero, sobre todo en su cumpleaños. Pero con mis hijos de mi segunda esposa, me las veo negras, imagínate, todos chicos, apenas voy empezando, como quien dice”. Su esposa es ama de casa y tienen la suerte de vivir en la casa de los padres de ella. “Sí, mis suegros nos dejaron hacernos un departamentito arriba de su casa… es lo bueno, que no pago renta… no, si tuviera que pagar dos rentas, la verdad que no la haría… de veras que está bien difícil. Luego me dice mi empleado que le suba el sueldo, pero le digo que no la muele, que no le puedo dar más, que vea cuánto me gasto”. Dice que un día le dijo a Roberto que si quería fuera a ver si se conseguía un trabajo mejor. El hombre fue a Wal-mart (esas cadenas de tiendas norteamericanas, famosas por los sueldos de hambre y la sobreexplotación a la que someten a sus empleados) y le dijeron que sí había trabajo como acomodador de mercancía, con un salario de 500 pesos semanales, o sea, ni 72 pesos diarios, menos de los cien pesos que le da Juan, además de que por propinas, Roberto se gana otros 50, 60 pesos diarios. Ante eso, mejor decidió seguir con Juan. “Yo por eso, cuando Roberto se va a entregar comidas, le digo a la gente que le dé su propinita, porque luego le dan exacto y pues no se vale, porque él tiene que irse hasta donde están a dejarles la comida y luego ir por los trastes… pero eso la gente no lo ve”. Sí, y si de esas propinas Roberto saca casi la mitad aparte de los cien pesos que Juan le da, se comprende por qué son tan importantes las propinas para él. “A mi esposa le doy mil pesos a la semana para su gasto y échale todos los gastos de los niños, que la escuela, que la ropa, que los pañales de la nena, que se me enferman… apenas si la libro con lo que gano aquí. Antes de verdad que hasta buena vida me daba, me iba de vacaciones seguido, iba a comer a buenos restaurantes, iba a bares… ahora no, llego a mi casa y me la paso viendo la televisión”. Dice que procura comprar todas las verduras que necesita en un tianguis cercano a su casa, la que está ubicada en ciudad Netzahualcoyotl, uno de los municipios mexiquenses más densamente poblados, con un marcado índice de pobreza, altos niveles de delincuencia y creciente conflictividad social, conurbado ya con la ciudad de México. “Me gasto como 400 pesos para toda la semana”, agrega. El pollo y la carne los compra en establecimientos en que, por conocido, le dan precios un poco más bajos.

Explica Juan que la mayor parte de sus comensales son fijos, así que por lo menos tiene aseguradas ventas mínimas con ellos. “Mira, pues casi todos mis clientes son fijos, vienen todos los días… de repente uno que otro diferente llega… y pues debes de cuidarlos. No les puedo subir mucho la comida, por ejemplo, porque si lo hago, protestan y ya no vienen… hace poco daba la comida a 29 pesos… y le subí un peso, ya la doy a treinta, pero hubieras visto que luego luego me reclamaron, que por qué, que a ellos no les suben el sueldo… como te digo, no se ponen a ver que todo está subiendo… el arroz ya me sale en trece, catorce pesos el kilo, y me llevo dos kilos y medio, tres… la carne, la verdura… las tortillas, ya ves cuánto ha subido el kilo”, se queja. Aclara que antes, hace doce años que comenzó, se gastaba para toda la semana 1000 pesos de alimentos y que le iba muy bien. “No, si entonces, sí me vendía cien o más comidas al día… a las tres de la tarde, en serio, ya no tenía nada… ahora, son las seis, las siete, y todavía puedes encontrar comida o tortas”. Cuenta que antes de dedicarse a lo de las comidas era mesero. “Sí, hasta de mesero antes te iba muy bien. Yo trabajaba en un local que estaba en la calle de Ayuntamiento y Bucareli, que era un restaurante en donde tocaban grupos cubanos o tropicales. Le decían ‘papá Jesús’. Y en ese entonces, te estoy hablando de hace 14, 15 años, me ganaba hasta 250 pesos diarios, entre sueldo y propinas… ¡no… ése sí que era mucho dinero, en serio!”. A pesar de todo, Juan se ve contento. “Me gusta mucho cocinar y más cuando la gente te dice que está buena la comida… pues más gusto te da”. Cuestionado sobre si considera que seguirá en ese negocio mucho tiempo, contesta que eso depende del dueño del local, pues “estás al capricho del dueño… a lo mejor un día ya te pide el local porque piensa que te va muy bien y él quiere poner también una fonda… o de plano te sube mucho la renta y ya no puedes pagarla… aquí ya llevo dos años y pues hasta ahorita no he tenido problemas… a ver si no pasa otra cosa, porque mientras el local no sea tuyo, no estás seguro”, concluye. Le agradezco la entrevista y la sabrosa comida que ingerí. Sí, pienso, es el problema de estar a merced de la caprichosa naturaleza humana.

El mecánico

Como muchos otros, Martín es el típico mecánico de banqueta, de aquéllos cuyo “taller” es un local al borde de la carpeta pedestre. Ubicado sobre la conflictiva avenida Ignacio Zaragoza, ahora se le complica más a Martín, de mediana estatura, de unos 36 años, ejercer su oficio debido a que el al “diligente” gobierno de la ciudad de México se le ocurrió, casi a finales de año, cuando la actividad popular y comercial suele incrementarse, arreglar las banquetas, así que el lugar parece una verdadera zona de guerra, toda bombardeada y hecha pedazos de concreto diseminados aquí y allá, revueltos con tierra y arena sueltas y raíces de los pobres árboles que allí existen (muchos de los cuales seguramente morirán al ser expuestas tales raíces)… ¡un verdadero caos vial y peatonal! El gesto de Martín es de enojo cuando le pregunto cómo le afectan esas inseguras y mal planeadas obras. “¡No, pues fíjate que les tuve que decir a esos cuates que me quitaran todo el cascajo de enfrente, que porque si no, no iba a poder trabajar!”, cuenta que protestó, y con toda razón, pues unos mal encarados tipos que se dicen trabajar para “servicios públicos” – una obscura denominación de la burocracia citadina, cuya finalidad es, supuestamente, coordinar y/o prohibir todas aquellas actividades que tengan lugar en la así llamada vía pública –, pasan por su “mordida” semanal, cien pesos, para “permitirle” a Martín trabajar en la calle – lo que, por reglamento, está prohibido – y que no tenga “problemas” con la autoridad. “¡Les dije que yo les pagaba a esos cuates para que me dejen chambear y que así no iba a poder trabajar ni a pagarles!”, exigió. Y ya fue que los albañiles le despejaron algo el lugar. Al otro día, un trascabo fue a recoger el cascajo y libró el frente del “taller”, pero las banquetas siguen sin hacerse y todo es un polvaredón que le sigue dificultando sus tareas a Martín (por cierto que en una muestra de mal planeadora, negligente prepotencia de la perredista delegación Venustiano Carranza, en donde había banquetas, aún en buen estado, actualmente sólo hay montones de tierra suelta – que están ocasionando enfermedades respiratorias –, cascajo y peligrosas zanjas, las que ya han provocado un sinfín de accidentes, como el de una chica que cayó en una y se rompió un brazo. La compañía constructora dice que las autoridades de la delegación salieron de vacaciones y no le pagaron, así que no tiene presupuesto para seguir con la obra, ni para pagar a sus trabajadores. Todo porque en sus prisas por gastarse el presupuesto del 2008 dichas autoridades autorizaron, irresponsablemente, obras que no están ni a medias y que constituyen un serio riesgo de salud y seguridad peatonal y vial). Un improvisado atril metálico muestra botes vacíos de lubricantes, así como un letrero de “Mecánico: ajuste de frenos $20 pesos”. “Antes, cobraba 10 pesos, pero todo está subiendo, en serio, ya no me salía. Yo empecé haciendo cambios de aceite, pero le ganas muy poco, dos, tres pesos por litro… o cuatro, al que más le ganas, no es negocio, pero debo de tenerlo, para que atraigas a los clientes, si no, ni se paran”. Por ello mismo, en los cinco años que lleva allí, ha diversificado sus actividades. Cambia el “clutch”, juntas, repara cajas, cambia balatas y tambores de frenos, revisa suspensión… todo cuanto pueda hacer entre las nueve de la mañana, que abre, y las ocho de la noche, que se supone que cierra. “Aunque a veces me dan aquí las once, doce de la noche, arreglando un carro”. Y es así porque no tiene dónde guardar los autos que repara. “No los puedo dejar en la calle, no, cómo crees, no se podría, se los robarían o no sé”. Y sólo si es una reparación que lleve días, Martín queda de acuerdo con el dueño en desarmar el auto frente a su taller y guardarlo en la casa de aquél. Dice que ahora que está tan mal la cosa, a veces 60, 70 pesos obtiene en todo el día. “Mira, gracias a Dios, nunca me voy sin nada, pero por lo menos, para que me salga, me debo de sacar unos 300 o 400 pesos por día… y luego pasan varios días en que nada más me voy con 70, 100 pesos… aunque luego ya me repongo y tengo un día bueno, cuando cambio clutchs o frenos, y ya me quedan 1000 pesos… y ya con eso, pues compenso los días flojos”. Pero no es fácil su trabajo, pues además de lidiar con la grasa y la suciedad de los motores y las piezas mecánicas, Martín también debe de vérselas con sus clientes, la mayoría de los cuales son taxistas, peseros o microbuseros. “En serio que esos cuates son redifíciles, casi quieren regaladas las reparaciones y luego ni te pagan”. Platica que muchos, a pesar de haber convenido el costo de la reparación desde el principio, al final, le salen con que sólo tienen tanto y que no le pueden pagar todo o, de plano, que no tienen dinero. “¿Y qué haces?”, pregunto, perplejo. “Ah… pues les busco a ver qué traen, que herramientas, que celulares, que gatos, que relojes… y me quedo con eso y no se los devuelvo hasta que me paguen… ¿¡pero me creerás que la mayoría me dejan aquí sus chácharas… se hacen güeyes y no vuelven a pasar!?… y a’i me tienes, vendiendo todas esas mugres”. Increíble, razono, que, por lo que me cuenta, esas personas prefieran dejar por deudas de 50, 100 pesos, objetos que valen tres, cuatro veces más. Me pregunto si será a causa de la crisis económica o de una creciente indolencia social que se está provocando entre la gente una especie de apática indiferencia que, incluso, los hace desinteresarse hasta en los objetos materiales de los que se valen para sus labores. “Por ejemplo, un cuate de un microbús, una vez vino para que le cambiara la banda. Le dije que le iba a cobrar 50 pesos y aceptó. Y ya luego llegó y el muy cínico, a la hora de pagar, me dijo que se había echado una torta y un refresco y que ya no tenía dinero… ¿¡cómo ves!?... y que como no tenía nada, que me cobro a lo chino y que le quito un espejo… y nunca regresó… mejor vendí esa madre en cien pesos. Otro día, a otro tipo de un microbús, le cambié un balero… a mí ya me daba flojera, pues era sábado, bien tarde, y lloviendo, pero como me insistió tanto, le dije que le iba a cobrar 500 pesos, a ver si se iba. Pero me dijo que sí y se fue a comprar el balero. Luego, me dejó arreglando el camión. Y ya al rato que regresa, cuando había terminado, y que me dice que ni me había tardado, que había estado refácil… y al cobrarle, que me dice que nada más tenía 200 pesos. No, pues que me encabrono, y que me dice que no tenía nada, que le buscara, pero que le busco y que le encuentro su caja de herramientas y su gato y que me los quedo. Y ya me dijo que le había cobrado muy caro y la manga, pero yo le contesté que habíamos quedado en ese precio, que para qué había aceptado. Y no, que lo iba a dejar sin herramientas, que qué tal si se le descomponía el camión… pero no le regresé nada. Le dije que no había problema, que lo esperaba al otro día con los 300 pesos que me había quedado a deber… ¿¡y me creerás que tampoco volvió a pasar ese cabrón!? ¡En serio que sus herramientas y su gato valían como mil pesos, pero se hizo güey y nada, no volvió a pasar!”. Como dije arriba, crisis, indolencia o una combinación de ambas, quizá provoquen ese tipo de comportamiento tan dejado, tan “me vale madres perder las herramientas”. Pero también, el que se rehúsen a pagarle a Martín por sus servicios, me hace reflexionar que tal vez dicha combinación – crisis e indolencia, agregando, además, un pernicioso materialismo y un deplorable individualismo de “sálvese quien pueda”, el cual nos está deshumanizando cada día más y más – esté generando una inconciente prepotencia social, la que lleva a ese tipo de comportamientos, con tal de violar las normas legales o sociales establecidas. Si, la intención “me voy a fregar a este cuate y no le voy a pagar”, sería algo como el equivalente a pasarse un alto, insultar a un policía, tirar basura en la vía pública, no dar el cambio completo, no despachar los kilogramos correctos de producto, robar en el trabajo… así. La crisis, pues, está acentuando más profundamente el coraje y las frustraciones sociales que harán reclamar a casi todos “¡tanto que me friego, no me he hecho rico y ni comer y ni vivir bien puedo!”. Y por ello, la primera oportunidad que haya para desquitarse, será aprovechada. Esta deleznable conducta, por supuesto, se dará menos entre la gente cuyos esenciales valores humanos son la solidaridad, la compasión, la sensibilidad ante el dolor ajeno… en fin, todos aquellos valores que nada tienen que ver con el creciente materialismo e individualismo. Pero esta clase de personas cada vez es menor. En general, lo que prevalecen son los egoísmos fútiles y la ley de la selva de “sálvese quien pueda”.

Martín me sigue platicando sus problemas. Dice que por el local paga $3000 pesos mensuales, que por la luz, absurdo, paga $1500 pesos bimestrales, “¡oye, pero esos cuates de la luz se pasan, porque yo nada más tengo dos lámparas y ya, ni tele, ni nada, dicen que porque como es comercial, por eso pago todo eso!”. Seguramente si su contrato fuera doméstico, no pagaría más de 150 pesos cada dos meses. Pero así son las consideraciones de los agobiantes pagos por servicios, injustos muchos de ellos, que imperan en esta ciudad. “El agua la paga el dueño”, dice, aclarando que aquél desembolsa 900 pesos, también bimestrales, “pero es mucho, fíjate, yo nada más me lavo las manos y lo del excusado, ni me baño aquí, ni nada… es un robo también eso”. Sí, porque el agua la considera también el burocratismo citadino “comercial”, “agua para lucro”, y por eso igualmente se paga muy cara. Por lo que nos dice, si Martín pagara sólo por el agua que realmente gasta, no montaría la cuenta a más de 100 pesos cada dos meses. Además, el dueño también debe de pagar otros 200 pesos mensuales por el “uso de la bomba del agua”, ya que como el local es parte de un conjunto de condominios, la administradora así lo ha establecido. “Yo también le he reclamado a esa señora que yo casi ni uso el agua, que por qué cobra tanto, pero dice que ni modo, que por el régimen de condominios así debe de ser… imagínate, a todos los inquilinos les cobra eso…¡cuánto dinero se ha de sacar al mes!”. Y si ya tantos gastos resultan onerosos, todavía debe de pagar Martín impuestos. Para no tener tantas complicaciones, está en el régimen de “pequeño contribuyente”, cuya única ventaja es que se le aplica una cuota fija de 230 pesos mensuales. “Pero yo no puedo dar factura si me la piden”, aclara, así que algunos clientes, incapaz de darles Martín una comprobación de los gastos hechos por reparaciones, no pueden aceptar su trabajo. “Aunque, como te digo, casi todos mis clientes son taxistas o peseros, que tampoco necesitan facturas”. Dice que de todos modos es un problema lo del pago de impuestos, pues los contadores abusan por su labor contable, cobrándole ¡350 pesos por la declaración mensual! Eso es más de lo que Martín paga por la cuota fija. “No, si ya mejor voy a ir a un curso al SAT (el organismo tributario encargado de cobrar los impuestos) para aprender a hacer eso y quitarme de ese gasto, es mucho”. Y apenas si sale con los gastos. “Mira, ahorita, libres de todos los gastos, me quedan como 700 pesos a la semana… ¿a ver, dime, qué se puede hacer con eso?, nada, en serio”, exclama, molesto. Tiene la ventaja de que vive en la casa de sus padres, con su mujer y sus dos hijos, uno de 9 y otro de 13 años, así que no paga renta. Tampoco paga empleados, pues su mujer, además de abnegada ama de casa y madre, es diligente “chalana de mecánico”. “No, vieras cómo me ayuda mi mujer, que saca el aceite, que desarma una pieza, que me va a comprar refacciones…”, dice Martín. Aunado a todos sus problemas, tiene ahora la carga de que el dueño del local le quiere aumentar 400 pesos para el año entrante. “¡No, si ya le dije que eso no, que ni crea que la chamba es fácil… cree que porque a veces me ve aquí con dos, tres carros, me hincho de dinero, pero no, no ve lo de los impuestos, lo de la luz, lo de las mordidas, lo de que no me quieren pagar… no, en serio que está cabrón… y ya ves que dicen que para el año que entra va a estar peor!”, exclama Martín, entre molesto y resignado. “¿Y no piensas cambiar de giro?”, pregunto. “Pues no… porque eso de irte a trabajar a una fábrica a que te paguen 70, 80 pesos diarios… no sale, la verdad… no la haría”. Aclara que estudió la carrera de economía en la UNAM, pero que no terminó porque se casó y tuvo que enfrentar los gastos de su mujer, embarazada ya. “No… yo voy a seguir aquí de mecánico… es lo que sé hacer, es lo que me gusta y… pues así me gano la vida… ¿me entiendes?”

El talachero

Pedro acaba de cambiarse de local, pues en el anterior le habían subido la renta demasiado. En el que ahora trabaja paga 1800 pesos. Su ventaja es que está muy cerca de su anterior ubicación, así que sus clientes y quienes soliciten de sus servicios de reparación de llantas, no tienen problema para dar con él. Su negocio no tiene nombre. Sólo un tripié metálico que indica “Talachas” es suficiente para que los conductores con problemas en sus neumáticos se orillen y “accedan” a su taller, igualmente situado en la calle, como el del mecánico que arriba refiero. “Por revisar la llanta cobro diez pesos y ya si hay que parcharla, pues son treinta pesos, llanta chica, o sesenta pesos, llanta de camión”. Su trabajo es pesado, pues, por ejemplo, para que se gane diez pesos, Pedro debe de aflojar los birlos, subir el auto con el gato, sacar la llanta y revisarla sumergiéndola en un depósito de agua, en donde si hay alguna fuga, es denunciada por el burbujeo que el aire escapándose producirá entre el líquido. Es más duro el trabajo cuando se trata de camiones, pues las llantas son más pesadas y más difíciles de maniobrar. Por las mañanas le ayuda su padre, un hombre de unos 70 años, quien a pesar de su avanzada edad, debe de seguir trabajando allí, porque comenta que, como trabaja por su cuenta, cuando ya no pueda hacerlo, pues no podrá mantenerse. “¿Y sus hijos, no lo ayudan?”, pregunto. “Ay, señor… pus ellos tienen sus familias, sus hijos… ni modo que a estas alturas también me estén manteniendo”, contesta, resignado. No me parece apropiada su respuesta, pues de vivir en un sistema social justo, así como los padres nunca dejan de ver por sus hijos, éstos deberían de ver siempre por el bienestar de sus progenitores, sobre todo cuando éstos pasan a la tercera edad y son incapaces, muchas veces, de mantenerse por sí mismos. Pero más bien parece que nos conducimos por la ley de la jungla, según la cual los miembros más viejos y débiles de una especie simplemente son abandonados para que mueran. ¡Vaya mundo en el que coexistimos! Pedro sólo sonríe ante el comentario de su padre. “Yo le digo a mi papá que ya no trabaje, que frijoles no le han de faltar… pero él quiere seguir aquí, chambiando”. Dice que paga 600 pesos de luz cada dos meses, además del material que debe de comprar para hacer sus reparaciones, como pegamento, parches, cámaras. Y, como todos, igualmente debe de pagar impuestos cada mes. También está en el régimen de pequeño contribuyente, pagando 230 pesos mensuales, más el contador, el que le cobra 300 pesos. “¡Pinche gobierno, no se pone a pensar todos los gastos que tenemos… y el contador aparte, pero es que la neta soy muy malo para los números, por eso tengo que pagarlo también, pero es otro gasto. Dice que procura llevar siempre su comida, pues no le saldría comer diario por allí, pues mínimo se gastaría 40, 50 pesos por día. “Y ahorita está reflojo esto, en serio, luego me caen 60, 70 pesos nada más. Y ya en días buenos, que una talacha pa’ un camión o dos, ya me gano 200, 250 pesos… pero eso es raro”. Dice que seguirá en eso de la reparación de llantas hasta que pueda. “No, es que irse a trabajar de otra cosa, pues no… yo ya me acostumbré a que llego cuando quiero, nadie me manda… y pus es lo que sé hacer… pero en serio que está reduro… ¡y dicen que se va a poner peor!”

El aguador

Ignacio tiene 75 años de edad, pero a pesar de eso, el hombre está delgado, muy fuerte, correoso y con la suficiente constitución física como para seguir cargando los pesados garrafones de agua y llevarlos a donde la gente le indique. Su arrugado, muy quemado rostro, denota toda una vida de trabajo y penurias que un empleo que apenas si le permite sobrevivir, sobre todo ahora, le ha provocado. Se gana siete pesos por garrafón, cantidad no sencilla de obtener, pues debe de acudir al depósito por los envases, algunos plásticos, otros, de vidrio, cargarlos en una especie de diablito adaptado con seis celdas para seis garrafones, ir pregonando calle por calle “¡Aguaaaa!” y quizá subir muchas escaleras cuando los hogares que le piden su líquida mercancía están en pisos superiores. Platica que es de Ixmiquilpan, Hidalgo, que por allá tiene unas “tierritas” que ya ni siembra porque no costea ya hacerlo. “No, pus le mete usted más de lo que le gana a la sembrada”, afirma. Dice que desde los treinta años se ha dedicado a vender garrafones de agua purificada, que antes le compraban 80, 100 garrafones por día, especialmente en los meses calurosos. Pero ahora, con tanta competencia (hay muchas marcas de agua purificada), menos gente que consume agua de garrafón (pues prefiere hervir agua de la llave) y el precio del agua purificada muy alto, sus ventas han disminuido bastante. “Y pus hora, con los fríos, menos vendo… ocho, nueve garrafones diarios… y ya, en sábados o domingos, pus me vendo 15, veinte garrafones… a’i, nomás, pa’ irla pasando”, comenta. Así que su salario está en el rango de los 55 y 65 pesos por día o 130, cuando bien le va. A pesar de la precariedad de su labor, Ignacio se ve contento y platica acomedidamente sobre lo que hace. Dice que vive en Azcapotzalco, en una modesta vivienda que rentaba y que logró comprar hace como treinta años, con sus ahorros de aquellos días, cuando le iba bien y vendía muchos garrafones. “No, pus bien baratita la compré… como 3000 pesos en ese entonces pagué por ella”. La zona donde vive es popular, a las afueras de la ciudad (cuando compró su casa, la zona todavía era más pobre, sin servicios, calles sin pavimentar, por eso fue que le dejaron tan barata la casa). Dice que gracias a López Obrador, fue que pudo regularizar su propiedad y sacar sus escrituras. Y también por su avanzada edad, fue que aquél le concedió una pensión monetaria. “¡Uuuyy… pero de todos modos ni le alcanza a uno… ni pa’ comer bien alcanza!”, exclama, aclarando que vive sólo con su mujer, con la que tuvo cuatro hijos, dos mujeres y dos hombres. “Pero ya todos están grandes… ya ellos se mantienen solos”, dice, en justificativo tono. Como no es un trabajo realmente formal, no tiene un sueldo fijo, pues sólo recibe comisión por los garrafones que venda (si no vende o no trabaja, no percibe salario). Tampoco tiene derecho a pensión, ni al seguro social, ni a servicios médicos públicos, ni a ningún tipo de prestación laboral, a pesar de su avanzada edad… su única ventaja es que no paga impuestos (sería demasiado que lo hiciera, considero). “Y pus a’i le seguimos… a ver hasta cuándo Dios quiere”. Sí, valga esa religiosa encomienda para que Ignacio todavía pueda vivir trabajando muchos años, pienso.

La locataria

Sara tiene 32 años, estudió la carrera de matemáticas en la UNAM, la que terminó hace ocho años, pero aún no ha podido titularse. “Es que desde que salí de la escuela, me puse a trabajar y la verdad no he tenido tiempo de hacer mi tesis”, se justifica. Estuvo trabajando en la Universidad Pedagógica, en el departamento de informática por algunos años, hasta que llegaron nuevas autoridades y removieron a todo el personal. Luego se dedicó a dar algunas clases de matemáticas en la facultad de ciencias exactas de la UNAM, pero tuvo algunos problemas con su jefe inmediato, así que también dejó eso. Hace unos meses logró conseguir trabajo en una empresa que supuestamente se dedica a la localización espacial y ubicación de barcos, para que puedan ser hallados en caso de naufragio o secuestro. Allí estuvo cuatro meses. Le encomendaron que desarrollara un programa para facilitar la ubicación que realizan los aparatos que la empresa usa, pero cuando lo terminó, le dijeron que ya no tenían trabajo. La liquidaron, dándole un mes de salario y su parte correspondiente de aguinaldo, todo lo cual montó alrededor de diez mil pesos, que se le fueron en un santiamén. “Te acostumbras a gastarte el sueldo casi luego luego”, dice. Y desde entonces, no ha podido conseguirse otro empleo. Pero para su, digamos, fortuna, tiene una forma alternativa de percibir modestos ingresos. La casa en donde vive, que comparte sólo con su madre, ubicada por el rumbo de Ecatepec (popular zona al nororiente de la ciudad de México), es de dos plantas. En la baja, hay tres locales que Sara renta desde hace años. “Sí, desde que mi papá construyó la casa, pensó en hacer locales para renta, y la verdad que sí te ayudan”, comenta. Son tres. Uno lo tiene rentado a unos tapiceros, otro es una tienda y uno más es de reparación de llantas. Por los dos primeros cobra 2500 pesos por cada uno y dos mil por el tercero, así que percibe 7000 pesos al mes. “Pero, fíjate, de eso yo debo de pagar agua, gastos de mi casa, la comida para mi madre y yo… y ahorita que no tengo empleo, ese es mi único ingreso, y la verdad que no me alcanza, ya estoy bien endrogada de tanto que he pedido prestado a mis amigos”. Por si fueran pocos sus problemas, Sara debe de pagar impuestos, pues tiene debidamente registrados los locales ante la Secretaría de Hacienda. “Es que si no lo haces así, además de que te pueden caer los inspectores por estar rentando de ilegal, y puedes hasta pagar más por mordidas, es mucho más difícil que saques a tus inquilinos cuando ya no te puedan pagar la renta o cuando ya no los quieras por problemas. Así, yo les hago un contrato anual y no hay forma de que hagan antigüedad o se quieran pasar de listos”. Sin embargo, el estar legalizada tiene sus fuertes complicaciones. Una de ellas es que Sara está considerada en Hacienda en el régimen de “empresaria”. “¡Imagínate, ya hasta me creo Carlos Slim!”, bromea, aclarando que casi está al nivel del hombre más rico de México. Por lo mismo, su contabilidad es sumamente complicada, la que, para su fortuna, aprendió desde hace algunos años a llevar por su cuenta. Pero si se atrasa, de inmediato la multan con 1500 pesos, más lo que de todos modos deba de pagar por los impuestos. “¡No podría pagar los 600 pesos que me cobraría un contador abusivo, no, por eso, aunque me lleva mucho tiempo, prefiero hacer yo sola mi contabilidad!”, exclama. Además, ahora que se incorporó un nuevo, más oneroso impuesto (el famoso IETU, con el que los mal administradores panistas han pretendido lograr una “equidad” impositiva, pero que lo único que ha provocado es mayores trámites burocráticos y una injustificada elevación de impuestos sobre todo para los sectores más bajos de la población. Muchos de los pequeños y medianos contribuyentes, como Sara, han buscado ampararse ante tan injusto, complicado, castigador impuesto), Sara dice que debe de pagar más. “Mira, yo antes, por año, cuando hacía mi declaración, debía de pagar unos cinco mil pesos, cuando mucho, aparte de lo que pago por mes, que era lo del impuesto sobre la renta. Ahora son entre quince y veinte mil pesos lo que voy a tener que pagar y aparte lo que pagues por mes, porque ahora ya es el impuesto sobre la renta, más el IETU, ¡pero ganando lo mismo, porque mis rentas no he podido subirlas porque se me van los inquilinos! Esas son fregaderas del gobierno”, protesta, muy molesta. Y como están las cosas, dice que no ve por dónde pueda hallar una alternativa económica. Para su desgracia, se le acaban de ir los tapiceros, así que es una renta menos. Y lo que hizo, como el local era muy grande, fue dividirlo en dos, para que así sean cuatro los locales que alquile y pueda ganarse otros 2500, 3000 pesos con la renta extra. “¡Uy, pero me está saliendo muy caro, de verdad, ya me endrogué por aquí y por allá… llevo gastados como 15,000 pesos y no acabo, porque construí una pared y un baño nuevo y remocé los dos locales, los dejé bonitos, para que le gusten a la gente y los rente… ni modo, es un riesgo que estoy corriendo, pero, dime, ¿¡qué otra cosa voy a hacer si no encuentro trabajo!?”. Sí, es cierto lo que dice. Es muy triste que una mujer con preparación, así como ella – y muchos otros, en consecuencia –, tenga un futuro laboral y económico tan incierto.

El ingeniero

José egresó hace más de quince años de la UNAM, de la carrera de ingeniería civil. Sus compromisos laborales de ese entonces, le impidieron titularse, aunque afirma que nunca se ocupó de hacerlo porque siempre tuvo muy buenos empleos, a pesar de no contar con el título. “En realidad no te hace mucha falta, sobre todo si te sabes colocar, pero más bien yo creo que es un pretexto para no contratarte o pagarte menos. Y de todos modos, si eres titulado, te dicen que no tienes experiencia y si tienes experiencia y no eres titulado, es lo mismo. Y si tienes experiencia y estás titulado, pues ya tampoco es garantía de que consigas trabajo”. Justamente en estos días José, a sus 47 años, está sufriendo la escasez de trabajo, y no porque no esté titulado, sino porque, sencillamente, no hay empleo. “No es porque no esté titulado, la verdad. Yo ya tengo mucha experiencia por todos los años que llevo trabajando en la construcción. Yo te puedo supervisar una obra completita, te puedo hacer el diseño, la ruta crítica, cuánto te va a costar, los materiales que vas a necesitar, te manejo programas de diseño… y todo eso, pero es que las constructoras prefieren contratar a chavos recién egresados, para pagarles poco, porque de todos modos, con eso de las computadoras, ahora ya se pueden hacer más fácilmente muchos cálculos. Tomas el archicad (programa de diseño constructivo por computadora), por ejemplo, y te hace el diseño completito de una casa, con vista arquitectónica en tres dimensiones y todo”. Comenta que hasta hace un par de años le iba muy bien, tenía un sueldo de 17 mil pesos mensuales y podía darse algunos lujos, como comer en buenos lugares, comprarse buena ropa, darle buen dinero para el gasto a su madre, con quien vive, llevar a la que era su novia a pasear a distintos lugares. “Pero desde que me quedé sin trabajo, hasta sin novia me quedé”, bromea, aunque considera que debe de haber influido el hecho de que, desde hace medio año que se quedó sin empleo, ya no podía invitarla ni al cine. “Yo creo que se aburrió”. Su último trabajo fue en el estado de Querétaro, en un municipio llamado Juriquillas. Allí, un grupo inmobiliario pretendió erigir un fraccionamiento de lujo, para muy acomodadas personas. Cada departamento costaría dos millones de pesos. Pero, al parecer, la crisis hipotecaria de Estados Unidos – una de las causas principales de la actual debacle económica mundial –, también alcanzó a esos empresarios y el proyecto se vino abajo. “Lo peor es que ya hasta habían vendido algunos… supongo que tendrían que regresarle su dinero a la gente que compró, pero no creo, pues el dinero se iba usando para construir”, dice José. A él, le estaba yendo bien, refiere, pues además de los 17 mil pesos mensuales, le daban viáticos cuando debía de venir al Distrito Federal. Hasta un auto pensaba adquirir debido a los constantes viajes que tenía que hacer a Querétaro para distintos trámites burocráticos. Pero un día le dijeron que el proyecto se suspendía. Le pagaron un mes de salario y ya… desde entonces, José no ha podido encontrar empleo, a pesar de que ha llenado solicitudes y dejado currículos en varias empresas y despachos relacionados con la ingeniería civil y a pesar de que aparentemente en la ciudad de México hay varias obras en construcción, como puentes, línea doce del metro, asfaltado con concreto hidráulico… y otras más. “Lo que pasa es que esas empresas ya tienen todo acaparado y los cálculos estructurales, como te digo, ya son por computadora, basados en estructuras tipo, entonces el trabajo del estructurista cada vez es menos demandado”, explica. Su situación es tan difícil, que todos sus ahorros ya se le fueron en sostenerse estos meses que no ha tenido empleo. Debe ya dos meses de renta y es gracias a la pensión que su madre recibe por pertenecer a la tercera edad y a los préstamos de amigos y de un hermano, que aún puede sobrevivir. “Pero no puedo seguir así… se me acumulan las deudas y tampoco puedo estar pidiendo prestado, además de que si no pago, pues menos me van a prestar”. Le pregunto que si estuviera titulado le ayudaría en algo. “No, eso ya no te sirve de nada… ¿para qué?... gastaría dinero que ni tengo… no… sólo me queda esperar, a ver si me resuelven en algún lado”. “¿Y si no?”, pregunto. José se queda reflexionando por unos segundos. “¿Si no?... pues me meteré de narcotraficante o de secuestrador”, bromea, sarcástico, dejando entrever que su futuro es cada vez más incierto… ¡como el de millones de personas!.

martes, diciembre 30, 2008

México, el más peligroso

Después de Irak, Pakistán y Filipinas, México es el país más peligroso para los periodistas, señaló el informe anual de la organización independiente "Reporteros sin Fronteras" (RSF).

Durante 2008, cuatro periodistas perdieron la vida en México por ejercer su profesión, en un contexto de violencia derivada de las actividades del crimen organizado.

Para Benoit Hervieu, responsable del departamento de las Américas de RSF, hay tres factores que dificultan el trabajo de los reporteros en México ,"por un lado está el terror al narcotráfico, por otra la impotencia del poder frente a la plaga que representan los grupos armados, y también la impunidad, favorecida desde el poder mismo".

El contexto de tensión política que se vive allí, explica Hervieu, "hace que los periodistas no se atrevan a hablar de la corrupción, del tráfico de drogas y de los vínculos entre alguna clase política local, la policía y el narcotráfico".

Por otra parte, agrega Hervieu, el temor ha hecho que muchos periodistas hayan optado por el exilio.

Además de México, los otros países del continente que representan una fuente de preocupación para esta ONG que aboga por la libertad de prensa, son Cuba, Colombia y más recientemente, Bolivia.

¿Qué pasó en 1909 y 1910, antes del estallido de la Revolución?

Pedro Echeverría V.

1. Hace 100 años, en la época de la dictadura de Porfirio Díaz, la gran mayoría de intelectuales y políticos vivían de los privilegios que les brindaba el poder. Asistentes de grandes banquetes, de aristocráticas fiestas y disfrutando de subsidios, regalos y buenos vinos, los intelectuales y políticos no podían pensar en que estallaría una revolución. Hoy, por los privilegios que reciben del poder político, económico y por otros medios, esos personajes que deberían ser críticos y defensores de los intereses de los pobres, se oponen a cualquier revolución porque perderían mucho.

2. La realidad es que nadie planeó que en 1910, precisamente en el centenario del estallido de la revolución de independencia aquel 15 de septiembre, estallara una gran revolución social contra la larga dictadura de Porfirio Díaz. Las grandes huelgas obreras encabezadas por los magonistas en 1906/07, los levantamientos campesinos y los escritos clandestinos de algunos luchadores sociales y periodistas que circulaban en las ciudades, demostraban que el descontento crecía pero casi nadie pensaba en el pronto estallido de una revolución, menos poniéndole fecha.

3. Las declaraciones que Díaz le hizo al periodista yanqui James Creelman, en febrero de 1908, parecen haber sido determinantes. El haber dicho que “pensaba retirarse del poder entregándolo a su sucesor porque el pueblo mexicano ya estaba maduro para ejercitar el sufragio y la democracia”, hizo surgir el gran oportunismo político, pero también las ideas de que las cosas podrían cambiar. Los políticos e intelectuales estaban replegados en espera de una oportunidad, mientras luchadores sociales como Flores Magón no paraban sus luchas obreras contra la dictadura.

4. La revolución estalló sin que casi nadie se lo propusiera. Pero doscientos años después de aquella independencia y cien años después de aquella revolución, en 2010 hay por lo menos medio pueblo mexicano que desea y busca un cambio inmediato porque ya no puede soportar las condiciones de pobreza, miseria y hambre en que vive. Necesita el cambio pero no sabe cómo hacerlo. Mientras tanto la clase política y empresarial, usando a los medios de información y los partidos políticos no dejan de mediatizarlo y manipularlo para evitar que piensen en liberarse.

5. Los años 2009 y 2010 serán años mucho más difíciles para el pueblo mexicano, pero también para los gobernantes, que el año 1909/1910. Aunque el número de habitantes era sólo un 14 por ciento del actual, no existían los medios de información que hoy, ni los partidos políticos se hacían notar tanto, pero la miseria de entonces era parecida a la actual entre los trabajadores del campo y la ciudad. Así como el dictador Díaz repartía dinero entre intelectuales y políticos como forma de comprarlos, sucede lo mismo hoy al repartir salarios, subsidios y negocios.

6. “La Sucesión Presidencial”, el célebre libro escrito por Francisco I Madero, que le sirvió de plataforma política para su campaña presidencial, apenas apareció a principios de 1909. Si bien fue una publicación importante porque eran muy escasos los trabajos puntuales sobre política, en el libro aún se consideraba que Porfirio Díaz (el sangriento dictador y represor) “era un buen dictador, además era un hombre moderado, honesto y patriota”. No debe olvidarse que Madero, hijo de poderoso hacendado, hasta entonces, no se planteaba ninguna revolución o levantamiento.

7. A partir de sus convicciones electorales, Madero inició sus giras de propaganda buscando la Presidencia hasta marzo de ese mismo año en los estados de Veracruz, Yucatán, Campeche y Nuevo León. Aunque fueron boicoteadas sus giras en los estados, la realidad es que Díaz (pensando en la solidez de su gobierno, que ya contaba con 34 años) al inicio se burló de la gira dándole libertad para realizarla. Ese mismo año las actividades políticas crecieron y algunos intelectuales, encabezados por Vasconcelos, publicaron el “Antirreleccionista”.

8. La convención del Partido Antirrecciomista, que hizo a Madero su candidato, sólo se realizó hasta abril de 1910 para dar paso a la segunda etapa de las giras de mayo en Puebla, Jalapa y Orizaba, lugares donde fue muy aclamado. Madero se entrevistó incluso con Díaz el 16 de junio provocando la burla del dictador; pero tres días después fue encarcelado. Las elecciones tuvieron lugar el 6 de julio declarándose el triunfo de Díaz y Corral. Madero al escapar de su encierro y publicar el Plan de San Luis lo único que hizo fue prender la chispa que rápidamente incendio la pradera.

9. El estallido oficial de la Revolución fue el 20 de noviembre, aunque días antes hubo levantamientos. Estos, casi de manera automática, se extendieron rápidamente en Puebla, Chihuahua, Durango, Coahuila, Zacatecas, Sonora, Morelos, Guerrero, hasta que Madero ingresó al país en marzo de 1911 y surgió el ataque a Ciudad Juárez al que el mismo Madero se opuso por miedo a un conflicto internacional, pero tuvo que aceptar. El 21 de mayo se firmaron los Tratados de Ciudad Juárez que obligaron a Díaz a renunciar y a exiliarse en Francia.

10. Seis meses, de noviembre a abril, fue el tiempo que necesitaron los revolucionarios de 1910 para acabar con la dictadura feudal/burguesa de más de 34 años que jamás soñó en renunciar al poder por obligación. Así como los gobiernos del PAN y del PRI, junto a los poderosos empresarios se sienten hoy muy seguros en el poder, así sucedió hace 100 años con los porfiristas que en medio de su vida aristocrática no se daban cuenta de lo que abajo sucedía. ¿Qué tal si por casualidades “del destino” la crisis mundial se agrava y el gobierno mexicano no encuentra salidas para un pueblo que ya no aguanta?

11. El año de 2009 será uno de los más difíciles del México actual. Si bien en estos momentos la gran crisis económica no ha prendido con fuerza en México y América Latina como en los EEUU y Europa, en los próximos meses podrá profundizar los problemas del país que los gobiernos neoliberales del PRI y del PAN han agudizado del 1982. Sin embargo debemos estar muy vigilantes y preparados para evitar que se profundice más la miseria de la mayoría de nuestro pueblo y también estar dispuestos a apoyar las batallas que se intensificarán en todo país. ¡Feliz año nuevo!

domingo, diciembre 28, 2008

Hablemos de poesía

Faltando unos cuantos días para dar inicio con un año nuevo es grato compartir con ustedes, lectores de Revoluciones, una creación más de Abril Albarrán, compañera universitaria y por supuesto, amiga a la que estimo y respeto en todos los sentidos. Así que sin más palabras aquí está su creación poética, la cual perfeccionó para todos ustedes. Gracias Abrilita, me encantó.

Señal de alarma

Por Abril Albarrán

Todo abuso
en está cruel ciudad
será beneficiado.

En caso de peligro
jale la palanca
que se encuentra a un costado.

Al final se verá usted
envuelto entre bullicio de palabras
que han de surgir
en amenazantes manadas.

No permita que el pánico lo abaniqué,
después de todo
es sólo un simulacro
de alarma.

sábado, diciembre 27, 2008

Algunos de los mejores libros del 2008

Por Jesús Anaya Rosique

Desde marzo 13, cada jueves hemos reseñado libros que seleccionamos en las mesas de novedades de varias librerías en el DF. Agrupados en grandes temas, destacaremos
algunos títulos [entre corchetes la fecha de la reseña respectiva]:

1. Aportes significativos para la reconstrucción de los acontecimientos políticos en México a partir de 1968: Jacinto Rodríguez Murguía, 1968: todos los culpables,Debate [oct. 9]; Martha Anaya, El fraude electoral de 1988, Debate [dic. 18]; Francisco Pérez Arce, El principio. 1968-1988: años de rebeldía, Itaca [mar. 20]; Carlos Montemayor, La guerrilla recurrente [y otros ensayos], Debate [abr. 10]; Eduardo Cruz V. y otros, 1968-2008: los silencios de la democracia, Planeta [oct. 23].

2. Transición y política en México: Jorge Zepeda Patterson y otros, Los intocables, Planeta [nov. 27]; Anabel Hernández, Los cómplices del presidente, Grijalbo [dic. 11]; Porfirio Muñoz Ledo, La ruptura que viene. Crónica de una transición catastrófica, Grijalbo [sep. 11]; Carlos Monsiváis, El Estado laico y sus malquerientes (crónica/antología), UNAM/Debate [mayo 15]; John M. Ackerman y otros, Más allá del acceso a la información. Transparencia, rendición de cuentas y Estado de derecho, Siglo XXI/UNAM/UdG [mayo 22]; José Antonio Crespo, 2006: hablan las actas. Las debilidades de la autoridad electoral mexicana, Debate [jun. 16].

3. Política y crimen organizado: Misha Glenny, McMafia. El crimen sin fronteras, Destino [jul. 17]; Roberto Saviano, Gomorra: un viaje al imperio económico y al sueño de poder de la Camorra, Debate [sep. 25].

4. Varia: Christopher Hitchens, Dios no es bueno. Alegato contra la religión, Debate [jul. 24]; Romer Cornejo y otros, China: radiografía de una potencia en ascenso, El Colegio de México [ago. 21]; Muhammad Yunus, El banquero de los pobres. Los microcréditos y la batalla contra la pobreza en el mundo, Paidós Bolsillo [oct. 16]. Juan Villoro, De eso se trata. Ensayos literarios, Anagrama [oct. 30].

Coda: una queja constante de muchos lectores de esta columna (sobre todo los que viven fuera del DF) ha sido: ¿dónde compro los libros reseñados? Se comprueba infaustamente la precaria distribución de los libros en México, un servicio fallido para los destinatarios finales de la actividad editorial. ¿Cuáles son las opciones actuales?: implorar que las escasas librerías sobrevivientes tengan un mejor surtido; comprar directamente a las editoriales; o adquirirlos a través de los nuevos portales de venta de libros por internet. Resulta paradójico que se requieran tantos esfuerzos para leer (y eso que estamos hablando de títulos nuevos)…

anaya.jess@gmail.com

jueves, diciembre 18, 2008

El fraude electoral de 1988

Por Jesús Anaya Rosique

Reconoce Muñoz Ledo: “Hay un fracaso histórico en nuestra generación porque el país está mucho más lejos hoy de lo que nosotros pensábamos”.

La experimentada periodista Martha Anaya ha escrito un libro excepcional: “He vuelto a recorrer pasajes del 88 de la mano de algunos de sus protagonistas.” Junto con otros libros que develan momentos inéditos para entender lo que sucedió ese año en México, este libro se propone desprender un velo más –que no será el último, sin duda—de aquel paradójico periodo.

La primera parte del libro es una crónica de aquellos días: “no sólo lo que en su momento vimos y supimos, sino lo que hoy sabemos que sucedió tras bambalinas”. Arranca el 6 de julio, día de la jornada electoral y la consabida “caída” del sistema, y concluye el 2 de diciembre del mismo año, cuando la cúpula panista llegó a hurtadillas a Palacio Nacional para “saludar” al impugnado presidente Carlos Salinas de Gortari.

Todavía hoy, en las entrevistas que integran la segunda parte, se advierte cómo algunos de los actores del 88 “mantienen bajo llave retazos de la historia. Extrañarán la ausencia de aquellos que prefirieron callar al ver los cuestionarios (Salinas, Manuel Camacho Solís, Luis H. Álvarez, Diego Fernández de Cevallos, Luis Felipe Bravo Mena). En cambio, quienes respondieron nos regalan no sólo sus recuerdos de lo que vivieron en 1988, sino que los reconocen con la perspectiva que dan los 20 años transcurridos”.

Los entrevistados fueron, por parte oficial (identificados con el cargo que tenían ese año): el presidente Miguel de la Madrid Hurtado (quien afirma que “cumplió su deber”), y su secretario particular, Emilio Gamboa Patrón; el secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz (“el 88 es el gran quiebre a la derecha”), Óscar de Lassé, responsable del “sistema que se cayó”, y José Newman Valenzuela, director del Registro Nacional de Electores; el presidente del PRI, Jorge de la Vega Domínguez (“si digo lo que realmente pasó, voy a lastimar a muchos”); el presidente de la Cámara de Diputados, Guillermo Jiménez Morales; Manuel Aguilera Gómez, enlace de Camacho con Cárdenas. Por el PAN sólo respondió José Luis Salas Cacho, operador clave de Clouthier para las negociaciones con Salinas. Y por la oposición: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (“me reuní con Salinas para intentar limpiar la elección”); Rosario Ibarra de Piedra (“con el fraude quedó mucha tristeza en el pueblo”); y Porfirio Muñoz Ledo (“toda pelea que no se da a fondo es una pérdida”). Se entretejen las diferentes y encontradas versiones de los hechos, surgen matices y controversias que iluminan zonas oscuras pero que no permiten aún una reconstrucción fidedigna de la verdad histórica (si esto es posible alguna vez…); parece más una comedia de enredos y equívocos intencionales… La cronología incluida va de la asamblea del PRI el 4 de marzo de1987 a la muerte de Clouthier el 1º de octubre de 1989.

¿Qué nos queda hoy de esas jornadas históricas? El fraude electoral y la oportunidad perdida de reformar el anquilosado sistema político, el principio del fin de la hegemonía del partido único, la alianza de Salinas con el PAN que consolidó el giro a la derecha e instauró —en lugar de una transición moderna a la democracia ciudadana— el régimen esperpéntico que no logramos derrotar… En palabras de Cárdenas, el 88 enseña que “las luchas para romper cadenas son largas y no hay que aflojar”.

anaya.jess@gmail.com

Martha Anaya, 1988: El año que calló el sistema, Debate, México 2008, $186, 296 pp. ISBN 978-607-429-091-2

jueves, diciembre 11, 2008

El problema es Calderón

Por Jesús Anaya Rosique

Denuncia reiterada del abogado José Antonio Ortega: “no podemos abatir el delito del secuestro por la complicidad de los altos mandos de la seguridad pública: existe una protección al crimen organizado en secuestros y narcotráfico”. La autora de este libro ha investigado para distintos medios nacionales la corrupción y el abuso de poder de la cúpula política; en dos libros anteriores documentó las fechorías de Fox, Marta Sahagún, sus hijos y allegados: La familia presidencial (2005) y Fin de fiesta en Los Pinos (2006). “El silencio es el mejor cómplice de la impunidad… tenemos derecho a saber quiénes y cómo son los que nos gobiernan… La corrupción cobra víctimas de carne y hueso, secuestradas, extorsionadas o asesinadas, niños, mujeres y hombres… La impunidad nutre a la corrupción y a la violencia”. ¿Hasta cuándo tanto dolor de las víctimas del poder cómplice o negligente?

Se cuenta aquí la estremecedora historia del presidente y sus cómplices: los episodios del asalto al poder (cómo ganar la candidatura presidencial del PAN, infiltrar al IFE, el contubernio con la pareja presidencial para impedir su castigo…); la familia Mouriño: negocios y política, el irresistible ascenso de JC “el guapo”, los 167 contratos petroleros, Big Brother en Los Pinos, el dúo súper poderoso (Mouriño/García Luna); la escalofriante historia del “Guionista”: su maestro, sus protectores (entre otros, el segundo hombre más rico del mundo), un impresionante cuadro de “la hermandad de GL”; y el devastador retrato de un presidente…

Relata la autora que en la transición de Fox a Calderón, “el director de la AFI, Genaro García Luna, apareció en una lista negra elaborada por altos mandos militares… advertían de su sombrío historial”. A pesar de eso y gracias a Mouriño, Calderón lo designó secretario de Seguridad Pública: “él y su equipo más cercano han sido durante los últimos 8 años blanco de señalamientos por abusos de poder, simulación, corrupción y mentira… muchos de sus colaboradores tienen fundadas acusaciones por extorsión y protección a secuestradores y narcotraficantes. La sombra de la duda poco a poco se ha convertido en una certeza. Y lo que parecían hechos aislados se han transformado en modus operandi…” Esta prolija investigación periodística fundamenta las respuestas a múltiples interrogantes: “ante la gravedad de los hechos fui más meticulosa, crucé datos, hablé con protagonistas de esta historia, rescaté documentos oficiales, expedientes enterrados, grabaciones desconocidas…”

Al cerrar el libro, nos preguntamos: ¿qué sigue? La autora (igual que muchos periodistas) ha hecho su trabajo a conciencia, ahora toca a los órganos de justicia, a la sociedad y a los políticos honestos hacer su tarea. Este libro no tiene conclusión: de los 3 responsables señalados, uno ya tuvo un final trágico, otro debería renunciar a su cargo y en todo caso defenderse de las graves acusaciones que recaen sobre él o ser procesado; el tercero, el que ha favorecido y encubierto a los dos anteriores debería abandonar la presidencia por complicidad e incompetencia… Recordemos que por mucho menos Nixon tuvo que dimitir en 1974, igual que el brasileño Fernando Color de Mello en 1992. Anabel Hernández afirma: “Quiero contribuir con mi trabajo a que México sea un país libre de impunidad y la corrupción no sea más una conducta institucionalizada del Estado; ambas sólo se pueden romper con la denuncia y el reclamo social”.

Nota: 80 lectores solicitaron la obra que reseñé la semana pasada, así que a los 50 ejemplares ofrecidos pude sumar 30 más. Agradezco su interés y les pido paciencia para la entrega.

anaya.jess@gmail.com

Anabel Hernández, Los cómplices del presidente, Grijalbo, México 2008, $195, 424 pp. ISBN 978-607-429-067-7

jueves, diciembre 04, 2008

Autores italianos de hoy en la FIL

Por Jesús Anaya Rosique

Guadalajara, Jal. Un objetivo estratégico que persigue la Feria Internacional del Libro es enlazar a editores de distintos países y culturas. Ya se han sucedido como países invitados varios de Hispanoamérica, España (más Cataluña y Andalucía) y de otros ámbitos lingüísticos como Brasil, Canadá (y Quebec): una extraordinaria oportunidad para que los miles de asistentes a la FIL se acerquen a estas culturas y a su producción editorial.

Ahora es el turno de Italia, la quinta industria editorial del mundo, que publicó en 2007 más de 61 mil títulos y facturó 3 mil 702 millones de euros. Desde el sábado 29(y hasta el domingo 7) hay en esta ciudad una verdadera celebración de la cultura italiana, que se muestra por primera vez en nuestro país, con la presencia de unos 125 prominentes intelectuales: narradores, poetas, ensayistas, dramaturgos, cineastas, artistas, científicos y catedráticos universitarios, que intervienen en un excepcional programa literario y académico; y más de 45 editores italianos, que han efectuado unas 195 citas con editores de lengua española, además de dos encuentros profesionales sobre la situación del mercado editorial en Italia y en México y las nuevas realidades de la edición digital. En el amplio Pabellón de Italia hay dos espacios para la venta de unos 8 mil libros en italiano y unos 22 mil libros italianos traducidos y publicados en español, que han registrado cada día una venta de casi 300 mil pesos.

Como parte de esta “orgía cultural”, la Asociación Italiana de Editores ha publicado en español una antología de 71 escritores de primera línea en la cultura italiana contemporánea, que representan un rico panorama literario de géneros, generaciones y lenguajes. Se incluyen textos de filósofos (Agamben, Bodei, Giorello, Vattimo, Volpi), historiadores (Canfora, De Luna), politólogos (Caracciolo, Veneziani), sociólogos (Severgnini), teóricos del derecho (Eva Cantarella, Colombo), críticos literarios, de arte y de cine (Belpoliti, Bonito Oliva, Cerami, Daverio, Ficara, Giovanardi, Isabella Panfido, Santagata), matemáticos (Odifreddi), narradores (Ammaniti, Archetti, Arpaia, Bevilacqua, Biondillo, Caterina Bonvicini, Cacucci, Sveva Casati Modignani, Cavazzoni, Cristina Comencini, De Cataldo, De Rienzo, De Silva, Debenedetti, Elkan, Evangelisti, Faletti, Giordano, Guarnieri, Maggiani, Manfredi, Dacia Maraini, Rosa Matteucci, Mauri, Melania G. Mazzucco, Montefoschi, Giuliana Morandini, Niffoi, Valeria Parrella, Pascale, Sandra Petrignani, Piperno, Elisabetta Rasy, Saviano, Scurati, Todde, Veronesi), poetas (Patrizia Cavalli, Cucchi, Magrelli, Rondoni), dramaturgos (Trigona) y escritores para niños y jóvenes (Nicoletta Costa, Silvana De Mari, Ferrari, Fois, Silvana Gandolfi, Piccolo, Moony Witcher, Paola Zannoner); y un anexo con las biografías de los autores. Una guía original para el descubrimiento de autores y obras en su mayor parte desconocidas para los lectores mexicanos.

Unas líneas de muestra: “…Italia no es un infierno; es demasiado gentil. Y tampoco un paraíso, ya que es demasiado indisciplinada… Es un laboratorio único en el mundo, capaz de dar a luz a Botticelli y a Berlusconi… un país donde las cosas siempre están por suceder” (Beppe Severgnini, La cabeza de los italianos).

Dado que se trata una edición fuera de comercio, hemos obtenido 50 ejemplares para regalar a los lectores de esta columna que nos envíen un correo.

anaya.jess@gmail.com

Antología. 71 escritores italianos, Asociación Italiana de Editores, Milán 2008, edición no venal especial para la FIL de Guadalajara, 336 pp. (+ 4 a color) ISBN 978-88-89637-27-2