¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]

viernes, mayo 20, 2011

Trasplantes: “código cero”

Francisco Rodríguez / Índice Político

¿Es usted derechohabiente del ISSSTE y está a la espera de un trasplante que le salve la vida? Necesita un “código cero” y, claro, muchas, muchísimas influencias.

Y es que, desde el más reciente 5 de mayo, cuando comenté con usted las continuas anomalías y hechos corruptos que se cometen en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre que aún dirige Rafael Navarro Meneses –robo de medicamentos y tráfico ilegal de órganos– han menudeado los correos electrónicos llegados a mi buzón, remitidos lo mismo por trabajadores que por pacientes, con los que se comprueba y amplía la información sobre las irregularidades –criminales, algunas– que ahí prevalecen desde 2007.

Una de las denuncias, por ejemplo, habla del “código cero”: poner hasta delante de una lista numerada de pacientes que requieren del trasplante de un órgano… ya porque “paga muy bien” o porque goza de “influencia política”.

Me ejemplifican –y comprobé– con el caso ocurrido en diciembre de 2009, cuando un elemento del Estado Mayor Presidencial, Alejandro Ramírez Flores, recibió un trasplante de hígado sin siquiera estar anotado en la lista de pacientes muy pacientes que han esperado una oportunidad así durante años. Huelga decir que muchos perdieron la vida antes de acercarse al “código uno”, esto es, el afortunado a quien corresponde el beneficio.

Derivado de ello se presentó una queja, por lo que la Coordinación de Trasplantes de la Secretaría de Salud abrió una investigación que, me informan, ya concluyó en abril y de la cual se conocerán los resultados en los días siguientes.

El “código cero” es ya una práctica común en el 20 de Noviembre, como también lo son las tropelías –por llamar de alguna forma a los desvíos económicos y hasta al “lavado de dinero”– en las que ha sido pillado el subdirector de Administración de ese nosocomio del ISSSTE José de Jesús Carranza Willy, entre cuyos antecedentes se encuentra un cese fulminante –13 de noviembre de 1990– de la PGJDF por cohecho y extorsión.

Así, desde que fue invitado a trabajar en complicidad por el director Navarro, denuncian que ha metido las manos y hasta los pies en la adquisición de consumibles de víveres y alimentos, mantenimiento de equipos e inmuebles, adquisición de medicamentos y materiales quirúrgicos… y todo lo que se requiere en el mayor de todos los hospitales del órgano que supuestamente brinda seguridad social a los trabajadores al servicio de la Federación.

Dicen que este personaje prácticamente llegó en autobús la primera ocasión que llegó al nosocomio de la capitalina colonia Del Valle, pero que hoy posee vehículos BMW, Volvo, Audi… ¿Cómo le ha hecho?

Pues “lavando” sus ganancias. Carranza Willy recibe los “donativos” que interesadamente ofrecen “sus” proveedores en especie. Vehículos de lujo, importados, a nombre de terceros que este “honesto” personaje envía posteriormente a diversos lotes de autos usados que, ¡adivinó usted!, son de su propiedad y que están ubicados en el Estado de México.

De acuerdo a las denuncias, frente a lo que estamos es no a la corrupción de un solista, sino al de toda una orquesta. Trabajadores del ISSSTE argumentan que Carranza Willy es sólo pieza de un engranaje que recibe protección de Rafael Mateos Poumián, quien fuera subdirector del Notariado del propio Instituto y, antes, subprocurador de Justicia bajo las órdenes de Rodolfo Félix Cárdenas.

Por tal es que, aún ahora, Carranza Willy se mantiene cual colaborador del despacho de abogados Mateos, Marthos, Cortés, Vázquez y Guzmán, cuyo socio principal es Mateos Poumián, lo que evidentemente constituye una flagrante violación respecto a la compatibilidad de puestos.

Otra denuncia acusa al “segundo de a bordo” del 20 de Noviembre cual nepote. Carranza Willy puso a trabajar a su hija Pilar Hazel Carranza en el área de Enseñanza e Investigación. La señalan cual responsable de ordenar atención clínica, hospitalaria y de entrega de medicamentos a no derechohabientes a quienes, “hija de tigre”, cobra “por fuera” los servicios otorgados.

Este es el ISSSTE que sigue manejando Miguel Ángel Yunes, a través de quien se dice sobrino del ocupante de la SSA, Córdoba Villalobos. ¿Otro nepote?

Y mientras los derechohabientes cada vez más lejos de un “código cero”.

Índice Flamígero: Ya se hizo evidente que el derrotado candidato a la gubernatura de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares –más cercano que nunca a Felipe Calderón–, no apoya al ocupante de la SHCyP en sus aspiraciones presidenciales. Una página electrónica ligada a él (Telenews) preguntaba ayer en su edición cercana a las 11 de la mañana: “Ernesto Cordero, ¿funcionario disfuncional? o ¿imbécil consumado?”… ¿Con quién está jugando Yunes desde su cuartel (de espionaje) en Interlomas?

La comedia humana

Raúl Trejo Delarbre / Sociedad y poder

En un santiamén, sin proponérnoslo, sabemos con detalle el itinerario de Dominique Strauss-Kahn el sábado en Manhattan. De dónde llegaba a su hotel, a qué hora tomó una ducha, con cuánta premura salió al aeropuerto. Como también sabemos, se mantiene una discrepancia esencial acerca del episodio con la camarera del Sofitel en donde se hospedaba el todavía director gerente del Fondo Monetario Internacional. Pero para muchos es lo de menos. El político francés, puntero en las encuestas por la candidatura presidencial del Partido Socialista, ha quedado expuesto con tal intensidad al escarnio global que, pase lo que pase en el juicio que se le sigue en Nueva York, hoy en día está condenado por esa entidad amorfa pero implacable que es la opinión pública.

También somos expertos en las andanzas extramaritales de Arnold Schwarzenegger. Las fotografías de los hijos, sus fechas de nacimiento, la casa de la empleada doméstica, el desdén de María Shriver, han ocupado nuestra atención durante largos ratos. Y allí nos encontramos, por lo menos, con cinco problemas.

El primero de ellos es el hecho de que esas indiscreciones sean noticia. Los famosos están expuestos, y a menudo se exponen intencionalmente, a la mirada impertinente de los medios de comunicación. El lindero entre vida privada y vida pública se hace más flexible cuando se trata de personajes de intensa comparecencia mediática. Pero sigue siendo discutible el derecho de los medios para hacer públicos asuntos de la vida privada que las personas, famosas o no, deciden mantener fuera de la mirada pública.

Ya que el hecho se conoce, evidentemente es noticia. Sea la detención, además ocurrida en un sitio público, del director del FMI, o la develación de actas de nacimiento y fotos de los hijos del ex gobernador de California, se trata de acontecimientos que interesan a la gente. Una vez que han sido develados, los medios no tienen por qué ocultarlos. Pero además de publicarlos, esos hechos son magnificados. El periodismo encuentra, jerarquiza y, de vez en cuando, pone en contexto las noticias. La segunda de esas tareas, la cumplen asignándole al chismerío y las murmuraciones una importancia mayor a la que tendrían si no pasaran por la trituradora mediática. Infidelidades, abusos y actitudes miserables siempre han existido. Pero al publicar en primera plana las fotos de los hijos de Schwarzenegger, la prensa toma la decisión de explotar el sensacionalismo inherente a ese tema. La prensa rosa se entremezcla con la amarilla y, ambas, acaparan los titulares tanto en medios impresos como electrónicos.

El tercer problema es la reiteración machacona, interesada, ominosa, de tales asuntos. No hace falta que la prensa destaque las correrías o vicisitudes, según se les vea, de Monsieur Strauss-Kahn para que el asunto sea un escándalo. Todos tenemos un alma voyeurista que nos conduce a voltear, discretamente o no, hacia la intimidad de los otros. Ese interés crece cuando se trata de adversidades. La desgracia ajena suele cautivar más que el éxito. Y la fascinación por las tribulaciones se expande cuando se trata de personajes célebres. De suyo noticia, los medios amplifican el caso Strauss-Kahn al repetir una, otra y otra vez las mismas informaciones.

Repiten lo mismo, aportando poco. Un cuarto rasgo radica en la escasa investigación de los medios. La mayor parte de ellos se conforman con repetir los hallazgos de otros, que por lo general surgen de filtraciones como la que proporcionó a un sitio de habladurías en línea los documentos de la familia secreta de Schwarzenegger, o de informaciones oficiales como las que ha ofrecido la policía neoyorquina sobre el arresto de Strauss-Kahn.

Una quinta dificultad es la ya señalada costumbre de los medios para adelantarse a las instituciones judiciales. Si Strauss-Kahn cometió el abuso del que le acusa la camarera merece, como dice la muletilla también mediática, todo el rigor de la ley. Pero la ley no establece que antes de la decisión del juez el acusado de un delito, por despreciable que parezca, haya de recibir menosprecio global. ¿Y si resulta que es inocente?

Los medios exprimen hasta la última gota del escándalo porque es negocio. En las redes sociales, en cambio, twitteros y facebookeros –entre quienes hay algunos tan estridentes y maniqueos como cualquier tabloide vulgar– producen avalanchas de menciones sobre estos casos pero sólo por corto tiempo. En un par de días otros temas acaparan la expectación. En los medios convencionales, en cambio, el ciclo de estos escándalos es ensanchado hasta la saturación.

La comedia humana siempre vende. La tragedia humana en cambio, sobre todo cuando se vuelve monótona de tan conocida, es desdeñada por las primeras planas porque el desempleo insufrible, la educación depauperada o la violencia ominosa, ya no son noticia.

Colombia reconoce lucha contra narco en México

Andy Novell F.

La lucha contra el “narcotráfico tiene que ser una lucha global, un solo país no puede luchar contra semejante flagelo crimen organizado”, aseguró el presidente colombiano Juan Manuel Santos al entregar la medalla al merito al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna.

En el marco de la ceremonia de Conmemoración del Septuagésimo Primer Aniversario de la Escuela de Cadetes de Policía; Graduación del Curso 097 de Oficiales Promoción “Mayor Julián Mauricio Villalba Gallardo” e imposición de condecoraciones, el presidente colombiano destacó el trabajo que se realiza en México contra el crimen organizado.

“El Presidente Calderón entendió que a los narcotraficantes y cárteles de la droga hay que enfrentarlos con valor, con contundencia y México ha pagado un alto costo por esta acción decidida y valerosa; y una de las personas que ha estado al frente de esta lucha en México es el señor Genaro García”.

La condecoración al titular de la Policía Federal Genaro García Luna fue otorgada por el Presidente de la República de Colombia, Doctor Juan Manuel Santos, debido al respaldo y apoyo a la Policía Nacional de Colombia.

Dentro de la misma categoría fue condecorado el Señor Jhon Morton, director de la Oficina de Inmigración y Administración de Aduanas (U.S. Immigration and Customs Enforcement).

En esta ceremonia estuvieron presentes el Ministro de Defensa Nacional, Doctor Rodrigo Rivera; el director General de la Policía Nacional, General Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, y el director de la Escuela de Cadetes de la Policía “General Francisco de Paula Santander”, el Coronel Édgar Sánchez Morales, entre otras personalidades.

Las leyes, Blake y la ruta migrante

Martha Anaya / Crónica de Política

El gobierno pide y pide nuevas leyes.

Es una odisea –prácticamente un milagro—lograr que las iniciativas se dictaminen y se aprueben en las dos Cámaras. El camino es largo y tortuoso. ¡Por fin se logra! Pero, a la hora de la verdad, seguimos igual o peor que antes.

Esto ha ocurrido a lo largo del sexenio con diversas leyes (la del lavado de dinero se lleva se lleva las palmas). Pero hablemos en este caso del tema migratorio.

El 26 de enero pasado, el Senado aprobó la nueva Ley de Migración. Horas antes, por cierto, era interceptado, en la vía Chiapa de Corzo-Tuxtla Gutiérrez, un tracto camión reportado como robado en el que viajaban 219 migrantes.

Tres meses después, el 29 de abril, tras el hallazgo de más narcofosas en Tamaulipas en las que se presumía la presencia de migrantes oaxaqueños, la Cámara de Diputados votaba a su vez la minuta enviada por el Senado y el país contaba –cuenta ya– con una nueva Ley de Migración.

La nueva Ley de Migración aún no es publicada por el Ejecutivo.

El martes pasado, 17 de mayo, fueron de nuevo interceptados en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, dos trailers con 513 indocumentados centro y sudamericanos, asiáticos y africanos, que viajaban hacinados en su interior.

La detención, por cierto, no fue hecha por autoridades migratorias sino por policías estatales y municipales. Y, como dijera el periodista chiapaneco Rafael Victorio, “llama mucho la atención el hecho de que el recorrido que habían seguido los trailers con su carga humana cruzaron varias garitas no solamente del INM sino también retenes de la Policía Federal Preventiva”.

Paralelamente, el delegado y subdelegado del Instituto Nacional de Migración en el municipio de Frontera Comalapa-Ciudad Cuauhtémoc, eran detenidos, acusados de trata, al obligar a prostituirse a una menor hondureña.

Ambos hechos ocurrieron horas antes de que del secretario de Gobernación, Fernando Blake Mora, iniciara un recorrido por la llamada “ruta del migrante” en los estados del sureste – Chiapas, Oaxaca y Veracruz—y se diera a conocer una “limpia” en el Instituto Nacional de Migración, en donde los actos de corrupción han sido denunciados durante años.

Porque bien sabido es por aquellos rumbos desde hace años, que “los propios agentes del INM que se encargaban de buscar a las mujeres, principalmente jovencitas, para llevarlas a los negocios de giro rojo, muchos de los cuales ellos eran los propietarios, tanto que integraron una Asociación de Bares y Cantinas, mediante la cual hasta se atrevieron a pedir a la Secretaría de Gobernación les autorizaran los permisos de trabajo a las mujeres en esos lugares. En la actualidad, con este caso, se podría decir lo mismo, que ellos están detrás del negocio de la explotación sexual de mujeres, principalmente centroamericanas, que son las más vulnerables”.

Sólo que la anterior encargada del INM, Cecilia Romero, nuca se dio cuenta. O se hizo de la vista gorda, o simplemente no le importó.

De todo ello se le habló a Blake Mora durante su estancia. Le pidieron una “limpia” más profunda en el INM, pero no sólo eso, sino procesar a los involucrados en el tráfico de personas.

-Señor Secretario –le dijo un periodista en la conferencia de prensa–, usted habla muy bonito, habla de la aplicación de la ley, habla de que se ha evolucionado en el Instituto Nacional de Migración…, pero ¿qué va a hacer el Gobierno de México? Y le hago la pregunta a usted señor como responsable de la política interna de México, para que se detenga y encarcele a los policías municipales, estatales y Federales que están prostituyendo sexual y laboralmente a menores de origen centroamericano en territorio mexicano.

Fue la primera parada en este recorrido. Entre tanto, el padre Solalinde –encargado del albergue del migrante en Ixtepec, Oaxaca–, levantaba de nuevo su voz y demandaba: “Tiene que abrirse el suelo veracruzano, porque yo creo ha de ser el hervidero de esqueletos por donde quiera.”

Tamaulipas, Durango y Coahuila, aseguraba, “son sólo una pálida sombra de Veracruz” en cuanto a las fosas clandestinas. No hay que olvidar, decía, que fue en ese estado es donde se “perfeccionó” la desaparición de migrantes.

¿Se atreverán las autoridades a levantar la tierra en zona veracruzana?

Allá habrá de llegar Blake Mora. Es parte de su recorrido. Chiapas sólo refleja, por lo que apunta Solalinde, sólo una pálida imagen de lo que acontece en torno a los migrantes.

Las muñecas de la mafia

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Víctor Valencia Ramírez fue ejecutado el 30 de marzo pasado de la misma forma como su hermano fue asesinado un mes antes en el Hospital Ángeles del Pedregal: quirúrgicamente. Con Víctor se encontraban Diana y Lisette, que acababan de pasar con él una semana en Cancún. Diana, una hermosa modelo, se decía su novia; Lisette era su amiga. Las dos son colombianas, como también lo es Karla, esposa del hermano de Víctor, David.

Más de un año antes, Juliana narraba en su página de Facebook lo dichosa que era en México con su novio. Nadie sabía quién era el galán de la ex miss colombiana hasta que la policía los detuvo en una residencia Bosques de las Lomas, un barrio de ricos y millonarios en el poniente de la ciudad de México. El novio era José Jorge Balderas Garza, que adquirió fama internacional como el “J.J” que atentó contra el futbolista Salvador Cabañas.

Las vidas de Diana, Lisette y Juliana se entrelazan con las mafias mexicanas que han incrementado el tráfico de mujeres colombianas a México. Este fenómeno ha introducido una variable de creciente preocupación en el combate al narcotráfico y a la delincuencia del fuero común, donde las mujeres, por lo general modelos, llegan a este país mediante un mecanismo que se conoce como “prepago”, que funciona a través de páginas sexuales en Internet.

Juliana fue contactada en Colombia por un mexicano –no identificado- relacionado con el medio artístico, quien le dijo que tenía un amigo a quien le había mostrado su fotografía en Internet y que deseaba conocerla. Cuánto cobró por venir a México y por quedar a disposición sexual del “J.J” en el momento que lo deseara, nunca lo reveló Juliana. Las tarifas, de acuerdo con autoridades colombianas, las establecen ellas en forma casuística. Lo que sí se sabe ahora es que durante los menos de 12 meses que estuvo en México, envió miles de dólares a su familia en Colombia.

Diana también era una modelo que se anunciaba en las páginas de Internet colombianas. Ganaba alrededor de tres mil 500 dólares por mes y Víctor Valencia Ramírez la descubrió en la red y comenzó una relación a distancia. El mexicano no la contrató prepago para que viajara. Él viajó a Colombia –a donde entró con un pasaporte verdadero mexicano bajo otro nombre- en dos ocasiones, y hasta conoció a sus padres. La tercera vez que se vieron no fue en Bogotá, sino en Cancún, a donde la llevó con el argumento de sólo así sabría si deseaba tener una relación tan seria como él deseaba.

Emocionada por la labia de Valencia Ramírez –en Colombia subrayan el talento mexicano para engatusar y enamorar mujeres- y el dinero que gastaba en ella, viajó a Cancún, desde donde le habló a su amiga Lisette, estudiante de comunicación, de buena familia y educada como Diana, para invitarla también a cargo de su novio. El día que lo asesinaron comía con Diana en un restaurante en la Delegación Benito Juárez, y Lisette se les unió porque perdió el vuelo de regreso a Bogotá.

Víctor, como su hermano David, operaban dentro de la delincuencia organizada como transportadores de dinero a Colombia, y fueron asesinados en un ajuste de cuentas ordenado por sus jefes en Guadalajara –una plaza controlada por el Cártel del Pacífico-. Karla, la esposa de David, declaró una vez antes de perdérsele a las autoridades, pero Diana y Lisette están en arraigo mientras se comprueba si están relacionadas con el narcotráfico o, si como Juliana, fueron víctimas de las mafias mexicanas y son liberadas y deportadas.

La presencia en México de las muñecas de la mafia –como se llama una popular telenovela colombiana-, tiene a las policías llenas de conjeturas, sin terminar de saber si meramente son víctimas de narcotraficantes, o forman parte de redes más complejas de vigilancia sobre los contactos mexicanos de los cárteles colombianos.

Las bellezas colombianas muestran sus atributos físicos en las páginas sexuales de la red en Colombia, donde aparecen como “acompañantes” que se rentan por hora. Cómo llegan a México permanece aún sin un patrón determinado –como lo muestran los casos de Diana, Lisette y Juliana-, no así el flujo creciente de colombianas que se concentran en departamentos alquilados en la colonia Roma, contigua a la Delegación Benito Juárez, donde se han dado recientes ejecuciones vinculados con colombianos, y a la colonia Condesa, donde viven varios de quienes son sus enlaces en este país.

Las colombianas, guapas, salerosas y extrovertidas, se han convertido en el ingrediente aspiracional de los narcotraficantes mexicanos. Las autoridades de los dos países ven con alarma este reciente fenómeno criminal, primera estación del narcomenudeo, una externalidad del narcotráfico que se ubica ahora en el ámbito local, y que es el principal detonador de la violencia en México.

Sin embargo, la preocupación no se ha trasladado todavía a una nueva colaboración entre México y Colombia, pese a que estos flujos de colombianas parecen moverse con amplios rangos de impunidad. Los dos países enfrentan el desdoblamiento del narcotráfico, que representa nuevos desafíos para las policías de ambas naciones. Se les está haciendo tarde para ponerse de acuerdo y actuar, antes de que este nuevo crimen sea heredado a las siguientes administraciones, como en el pasado otros gobiernos dejaron el narcotráfico como legado.

Nota: Francisco Yáñez, ex director de la Lotería Nacional dijo, en relación a la columna en este espacio “Los Fantasmas de Gordillo”, que no está distanciado de la maestra Elba Esther Gordillo, y que tampoco participa en ninguna campaña política en su contra.

Estalinismo panista

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Esa idea de que la política es una ciencia nunca me ha convencido. Acepto que la administración pública lo es, pero el oficio del poder, ejercerlo, aprender a mandar sin que respinguen los que han de acatar órdenes, eso es otra cosa, más próxima a Sófocles y Shakespeare, más cercana a El Padrino y Gomorra que a El príncipe.

La razón es sencilla: hacerse con el poder y conservarlo, es más de instinto y audacia, de estado de ánimo y voluntad, que de libro de texto. Gobernar, cualesquiera que sea el signo político que presida al Estado, es tarea de seres humanos. Dios o los dioses cumplen otra función. La única teocracia vigente reside en El Vaticano, lo demás son juegos espirituales en terreno humano, la justificación de la iniquidad por la fe.

De allí que lo que hoy sucede en México obligue a prestar oído, observar con detenimiento, levantar la ceja, porque se cae en la cuenta de que los extremos se tocan, la serpiente se muerde la cola, este gobierno de derecha usa de estrategias de propaganda política estalinista. Quienes hayan estudiado el fenómeno Stalin comprenderán el dilema, el riesgo en que se coloca a la nación en momentos históricos distintos a los que cobijaron el quehacer de la impostura del padrecito de todos los pueblos, del padrecito Stalin. En el bipolarismo, las naciones occidentales, ajenas al mundo tapiado por la Cortina de Hierro, hicieron como los tres monos sabios: nada vieron, nada oyeron, todo callaron. La URSS se despachó con manga ancha mientras se lo permitió su supuesto poderío económico, hasta que la teocracia vaticana participó de la estrategia para que cayera el Muro de Berlín. Y aquí estamos, sujetos a la globalización.

Podrá, la estrategia mediática, la propaganda política, borrar el pasado reciente, como cuando José Stalin decidió que la Revolución de 1917 empezaba y terminaba con él; cuando decidió armar los procesos de Moscú, cuando decidió justificar una industrialización que costó más vidas que las perdidas en los campos de concentración nazis, cuando impuso la colectivización de la tierra, cuando decidió borrar de la historia a León Trotski. La figura del constructor del ejército rojo, del ideólogo de la Revolución Rusa, adquiere, con el paso del tiempo, la importancia histórica que el estalinismo le negó.

Con escuchar la propaganda de Acción Nacional los mexicanos inteligentes, los que fundaron la esperanza de la transición en la vigencia de Manuel Gómez Morín, Luis H. Álvarez, Carlos Castillo Peraza, podrán percibir hacia dónde dirigen el futuro de la nación quienes se adueñaron de su partido, sin considerar que la globalización determina cómo y cuándo se mueven los sistemas económicos y políticos dependientes de los poderes fácticos, como es el caso de México.

Si el aserto es válido, borrar de los registros históricos el pasado reciente de la nación, porque así conviene a los intereses políticos del actual gobierno, puede resultar contraproducente, porque la cohesión obtenida a través de la historia patria y las leyendas y mitos que dan contenido a la identidad nacional, se diluirán en una integración ideológica y comercial, para que se acepte, con mansedumbre, el lugar que han destinado para México y los mexicanos, quienes verdaderamente determinan el futuro y el ritmo humano del mundo.

¿Cómo es posible que en el actual sexenio se hayan construido y reparado más carreteras que en ningún otro, o que se hayan edificado más aulas, o que el salto cualitativo en educación supere todo lo logrado desde que Porfirio Díaz navegó en el Ipiranga, o que la creación de empleos esté resuelta, o que la economía permanezca inalterable a las presiones internacionales, y no se prevean devaluaciones, o que haya disminuido la pobreza, o que el poder adquisitivo de la mayoría de los mexicanos sean tan poderoso como el superpeso?

¡Vamos!, que Acción Nacional nos regala el Paraíso en la tierra, porque en diez años de gobierno panista se recuperó la libertad que el PRI arrebató a los mexicanos, pues nadie concibió ni creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la conducción social hacia la ciudadanización del IFE fue obra del Espíritu Santo; es cierto, todo empieza hoy porque no importa que haya más pobres, el trabajo dependa del outsourcing, lo solidez macroeconómica esté sustentada en los paisanos que están inscritos en ese renglón bautizado como pobreza alimentaria, para no hablar de muertos de hambre, o de los legales e ilegales que con el sudor de su frente envían las remesas que mueven, en muchas partes, la economía local.

¡Qué va!, el PRI nada hizo en 70 años, sino disminuir a los gobernados, no creó el Instituto Mexicano del Seguro Social, tampoco abrió las opciones educativas y fue incapaz de concebir al Poli, los CCH, la Universidad Autónoma Metropolitana, las casas de estudios superiores de las entidades federativas, el Infonavit, el SAR, el ISSSTE, sólo estuvo capacitado para el 2 de octubre, el 10 de junio, las devaluaciones. Con ese perverso instituto político surgido de la mente de Plutarco Elías Calles -el mismo que en 1925 creó el Banco de México, que hoy da equilibrio macroeconómico al país- tampoco se concibió la Doctrina Estrada, ni México se ennobleció ejerciendo el derecho de asilo para recibir a españoles, argentinos, chilenos, judíos.

¡No hombre!, el PRI es responsable de todo lo malo que hoy ocurre, poco importa que hace diez años no decida desde Los Pinos. Tenemos que darnos cuenta, y además estar agradecidos, porque la democracia llega a México con el PAN, sin importar que haya más periodistas muertos que en ninguna otra época, o que la distancia entre los pocos que tienen mucho y los muchos que poco o nada poseen, se ensanche, o que la identidad nacional, la cultura y la dignidad que reviste al pertenecer a una patria, hoy estén desdibujadas, inmersas en esa excelente calidad educativa que el SNTE ha logrado a pulso y contrapelo de las autoridades.

Es cierto, es posible que Acción Nacional conserve la Presidencia de la República, lo que no será del todo malo, porque aquellos que hoy están seguros de que su vida se inició el año dos mil, muy bien podrán darse cuenta que resultó peor el remedio que la enfermedad, y cara habrán de pagar la insistencia.

Pero la propaganda política todo lo determina, más si es de corte estalinista, guiada por esa necedad de borrar el pasado para empezar de cero, para evitar analogías, comparaciones, cualquier cosa que demerite la imagen de los nuevos mesías.

Tal vez tenga razón mi gurú literario: “Qué malo es que le cuenten a uno, de todas formas, qué malo es que nos metan ideas en la cabeza, aunque sean insólitas y descabelladas y aunque no se sostengan y resulten inverosímiles (pero todo tiene su tiempo para ser creído), cualquier dato que registra la mente se queda en ella hasta que lo alcanza el olvido y el olvido siempre es tuerto, cualquier relato o información y también hasta la posibilidad más remota se graba, y por mucho que uno limpie y restriegue y borre, ese cerco es de los que no salen jamás; cómo se entiende que la gente deteste el conocimiento y niegue lo que está ante sus ojos y no quiera enterarse de nada y repudie saber, que evite la inoculación y el veneno y lo aparte nada más vislumbrarlo o sentir su proximidad, lo mejor es no exponerse, qué comprensible es que casi todos hagamos caso omiso de lo que vemos o adivinamos y anticipamos y olemos, y que arrojemos a la bolsa de las figuraciones lo que se nos aparece claro durante un instante, antes de que se nos pueda asentar en el ánimo y nos lo deje turbado para siempre jamás, y así nada tiene de particular que no estemos dispuestos a conocer su rostro (de la verdad), ni hoy ni mañana ni ayer…”

Pero claro, los mexicanos son mal agradecidos, nunca aprecian el sacrificio que los gobernantes, los ínclitos servidores de la patria, han hecho por ellos.

La milicia narca

José Gil Olmos

Una de las características de Los Zetas es la violencia y el terror con los que actúan para marcar y dominar su territorio. Esto, que podría pasar como una forma de actuar de cualquier organización del crimen organizado, en realidad es parte del adiestramiento militar que los integrantes de este cártel mexicano tuvieron y que se acrecentó con la inclusión de otros grupos con formación militar: los kaibiles guatemaltecos y los marasalvatruchas salvadoreños.

Por su integración, bien podría decirse que Los Zetas son el primer grupo del crimen organizado con una estructura militar, pues en sus orígenes están entrelazados miembros que alguna vez estuvieron en los respectivos ejércitos de México, El Salvador y Guatemala, lo que los convierte en uno de los cárteles más peligrosos de todos los que hay en el narcotráfico.

Los primeros que integraron a Los Zetas fueron militares mexicanos expertos en contrainsurgencia y terrorismo entrenados en Estados Unidos.

Se trataba de soldados que a raíz del levantamiento indígena en Chiapas recibieron entrenamiento especial en Estados Unidos y conformaban el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales (Ganfe) y Brigada de Fusileros Paracaidistas (BFP).

Hacia 1999, un grupo de 40 de estos soldados fueron llevados a Tamaulipas como policías para combatir el narcotráfico. Desde aquel tiempo, se les conocía en la entonces Policía Federal Preventiva como Los Zetas, pero el líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, casi de inmediato los cooptó para convertirlos en su ejército particular de sicarios.

Durante casi una década el brazo armado de Osiel Cárdenas creció rápidamente en poder y presencia, independizándose hacia marzo del 2010 y atrayendo a otros dos grupos igualmente entrenados en la milicia, como los Maras salvadoreños y los kaibiles guatemaltecos, también entrenados en Estados Unidos en la lucha contra la insurgencia.

En el caso de los salvadoreños, desde que en 1991 fue firmada la paz en el Castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México, muchos de los militares de ese país se quedaron sin empleo y migraron hacia Los Ángeles, California, donde se unieron con las pandillas que sus paisanos ya habían formado en la Calle 13 por un personaje conocido como El Flaco Stoner.

Los ex soldados entrenados por las escuelas militares de la Unión Americana le dieron una estructura militar a las pandillas y patentizaron el uso del terror para controlar el territorio en la ciudad de Los Ángeles, creando un problema tan fuerte que en la década de los noventa el gobierno estadunidense deportó a cientos de Maras a El Salvador.

Con esta acción pensaron que se había resuelto el problema, pero en realidad lo acrecentaron. En El Salvador surgieron nuevas pandillas y, luego, muchos de ellos comenzaron a emigrar por tierra nuevamente a Estados Unidos y dejaron muchas semillas de terror a su paso por Guatemala y México.

La presencia de los Maras llamó la atención de Los Zetas que, debido a su expansión en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, así como en Nayarit, Sonora, Sinaloa (Los Mochis), Puebla, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Durango, Tabasco, Campeche, Guanajuato, Querétaro (San Juan del Río), Veracruz, Oaxaca y Tlaxcala, necesitaban reforzar sus filas con nuevos elementos.

Entonces contrataron a los Maras para seguir con el negocio del tráfico de indocumentados y, al mismo tiempo, también atrajeron a los soldados guatemaltecos egresados de la escuela de contrainsurgencia conocida como Kaibil, en honor al rey maya de la selva de El Petén, Kaibil Balam, que nunca pudo ser sometido por los españoles.

Creada desde 1975, la escuela Kaibil se distinguió desde sus inicios en entrenar a soldados de Guatemala, primero, y de otros países después --incluido México--, bajo la técnica más terrorífica de combate a la insurgencia, con el uso de armas especiales como cuchillos para decapitar a los enemigos y a la población civil.

Después que se firmó la paz en 1996, el Ejército guatemalteco se redujo al mínimo y muchos soldados kaibiles se quedaron sin empleo. Algunos se fueron a la iniciativa privada y otros más se metieron al crimen organizado. De ahí los atrajeron Los Zetas metiéndolos a sus filas para dominar el territorio mexicano y el guatemalteco. Y desde finales del 2005 fueron ubicados kaibiles entre Los Zetas.

Quizá no haya un ejemplo en el mundo de una milicia convertida en un grupo del crimen organizado como son Los Zetas. Por su experiencia en el Ejército, tienen capacidad para operar en el campo y en la ciudad.

Además del tráfico de droga también han incursionado en tráfico de ilegales, en la extorsión y el secuestro, en el comercio de música, películas y ropa pirata. Su presencia se detecta en México, Estados Unidos y Centroamérica, y sus ligas comerciales alcanzan Europa.

La ejecución de los 72 migrantes descubiertos el año pasado en el ejido El Huizachal, del municipio de San Fernando, Tamaulipas; los 120 encontrados en fosas clandestinas en este año en ese mismo municipio, y las 27 personas asesinadas en la finca Los Cocos, localizada en el municipio La Libertad, Guatemala ---25 de ellas decapitadas--, muestran que Los Zetas están dispuestos a todo para mantener su imperio de terror.

Su existencia es un claro ejemplo del error más grave que ha tenido el gobierno de Felipe Calderón, meter de lleno al Ejército en el combate al narcotráfico, mostrando su vulnerabilidad y su debilidad ante un enemigo que nació de sus propias filas, emergiendo como su Némesis.

Mueren 14 internos durante un incendio en el penal de Apodaca

Un total de 14 internos murieron esta madrugada en un incendio en el interior del penal de Apodaca, informó el vocero de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano.

El funcionario descartó que el incendio, reportado a las 03:00 horas de este viernes, fuera provocado.

Argumentó que las evidencias apuntan a un accidente desatado por causas no especificadas, que pudieran ser un corto circuito.

Los reclusos muertos en este centro de readaptación social estatal se encontraban en el pabellón de siquiatría, que había sido habilitado como dormitorio, ante el hacinamiento que hay en el inmueble, dijo Domene esta mañana en entrevista a la televisión.

En el área siniestrada se encontraban 57 reclusos, de los cuáles 43 pudieron ser rescatados. El resto pereció entre las llamas, que fueron sofocadas a las 04:30.

De acuerdo con el primer reporte, todos los fallecidos eran procesados por delitos federales. No hubo personal del reclusorio afectado.

No se tiene noticia de un accidente similar en reclusorios en el estado.

Después del incendio, se reunió de urgencia el gabinete de seguridad con el gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina, dijo Domene.

Esta mañana en el exterior del reclusorio, ubicado a unos 30 kilómetros al nororiente de Monterrey, se reunieron los familiares de los internos para conocer noticias del hecho.

Captura la DEA a 27 miembros del cártel de Sinaloa que operaban en Arizona

Apro

La Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) detuvo en Arizona a 27 personas ligadas a una banda de tráfico de drogas y de indocumentados que operaba para el cártel de Sinaloa.

Los detenidos, según la DEA, pertenecen a la organización que encabeza Jesús Valencia Rodríguez, está compuesta por 46 miembros; 2008 operaban en la reserva indígena Tohono O'Odham, al sudoeste de Tucson, informó el procurador del estado, Tom Horne.

En conferencia de prensa, Horne destacó que la captura de los 27 presuntos narcotraficantes se llevó a cabo durante las últimas 48 horas.

En un comunicado la agencia antidroga señaló que los detenidos están acusados de manejar una empresa ilegal dedicada al tráfico de indocumentados, droga, armas, y de utilizar las redes electrónicas para transacciones de venta de drogas.

También se les acusa de conspiración, transportación de mariguana para su venta, lavado de dinero y participación en una organización criminal.

Valencia Rodríguez continua prófugo pero las autoridades de Arizona indicaron que trabajarán con el gobierno mexicano para ubicarlo y detenerlo.

De acuerdo con la DEA, el grupo empleaba distintos métodos para introducir toneladas de mariguana a Estados Unidos a través de Tohono O'Odham, aprovechaba que algunos de sus miembros pertenecían a esa tribu para tener paso libre por la reservación que abarca gran parte de la frontera de México con el país vecino del norte.

De 2008 a la fecha, las autoridades estadunidenses realizaron 150 incautaciones relacionadas con la célula del cártel de Sinaloa, con un total de 12 mil 700 kilos de esa droga.

Horne, informó a la DEA que los contrabandistas usaban equipos modernos para realizar su función, como lentes de visión nocturna y radios desde puestos ubicados en lo alto de las colinas para divisar y eludir a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

El desmantelamiento de la banda tuvo lugar luego de una investigación de 18 meses realizada en forma conjunta por la DEA y la Oficina del procurador estatal de Arizona. Fueron detenidos a finales del 2009.

A principios de este mes, la DEA informó que tres mexicanos fueron declarados culpables del delito de conspiración para intercambiar drogas y dinero por armas de guerra, incluido un misil antiaéreo Stinger que sería utilizado también por el cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

Las armas que pretendía obtener el cártel de Sinaloa eran capaces de derribar aeronaves a una distancia mayor a 4 mil 800 metros, entre ellas un fusil Dragon Fire antitanque que puede penetrar vehículos blindados y bunkers; dos lanzagranadas AT-4 antitanques y un M72 Law con posibilidades de destruir autos con fuerte blindaje.

Fueron detenidos a finales de 2009 durante un operativo en el que participaron varias agencias federales estadunidenses denominado White Gun.

Controla crimen organizado "territorios completos" del país: Segob

Isaín Mandujano

El secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, reconoció que el crimen organizado controla territorios completas en el país.

Al proseguir hoy con su gira por la llamada “ruta del migrante”, redondeó su idea: “ya no sólo trasiega con drogas, sino que controla territorios completos, donde ellos imponen su dominio con la fuerza de las armas”.

Esos cárteles, detalló el titular de Segob, “controlan incluso a otros grupos del crimen dedicados a otras actividades ilícitas, como los que trafican con personas: ‘A mí me paga porque es mi territorio, porque yo soy dueño y porque si aquí quieren robar, porque si aquí quieren pasar personas, porque si aquí quieren tratar, a mí, criminal, me van a pagar porque es mi territorio’”, ejemplificó.

Es por esas razones, advirtió, que el principal reto del Estado mexicano es “recuperar la paz, la tranquilidad y el orden para fortalecer sus instituciones”.

Luego de que el miércoles pasado sobrevolara y recorriera por carretera algunos pasos formales e informales de la frontera sur, Blake Mora presentó hoy, en la Universidad Autónoma de Tapachula, la nueva Ley de Migración.

Blake Mora fue enfático al señalar que la expansión del crimen organizado es una de las principales preocupaciones del gobierno federal, pues no sólo representa una amenaza contra los migrantes sino contra todos aquellos que se interponen en su camino.

Es bajo esa premisa, argumentó, que el Estado mexicano, a través de sus instituciones, particularmente el Ejército y la Marina, que está ahí para proteger los derechos y las garantías de los ciudadanos, “para recuperar nuestra fortaleza institucional que a lo largo del tiempo también se perdió”.

Otro de los retos, enfatizó el funcionario federal, es fortalecer el Instituto Nacional de Migración (INM), a cuyos integrantes lanzó una advertencia: “Que a nadie le sorprenda mayor disciplina, pues quien no esté en la vocación misma de servir, que se atenga entonces a las consecuencias.

“Nosotros queremos construir un instituto que pase por controles de confianza, que haya rotaciones que sirvan verdaderamente a los intereses del servicio público y de la sociedad”, dijo Blake Mora.

En el acto estuvo presente el padre Flor de María Rigoni, director del albergue “Belén para el Migrante” en esta ciudad fronteriza, quien cuestionó no sólo al gobierno y sus instituciones, sino también a la misma sociedad, la cual, sostuvo, permanece indiferente ante los abusos y atropellos que se cometen contra los indocumentados que buscan alcanzar la frontera norte del país.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!