¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]

viernes, octubre 29, 2010

Fuero militar e impunidad

Jesús Cantú

Pese a los tratados internacionales y las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Felipe Calderón persiste en su intento de impedir que los militares sean juzgados por tribunales civiles. En este sentido, la iniciativa de ley que recién envió al Senado es incompleta e insuficiente, pues sólo excluye tres delitos de la jurisdicción de los tribunales castrenses, aunque faculta al Ministerio Público Militar para que envíe a la justicia civil los casos que considere pertinentes.

Entre los altos mandos del Ejército y los mismos soldados existe preocupación porque en la “guerra contra el narcotráfico” han aumentado los crímenes contra civiles inocentes perpetrados por militares, y éstos temen ser condenados en los tribunales civiles.

Como muestra de lo antedicho, en Nuevo León cayeron abatidos en sólo seis meses –entre el 19 de marzo y el 5 de septiembre de este año– cinco civiles, presuntamente a manos de militares, pero éstos sólo han reconocido su responsabilidad en un caso que implicó la muerte de dos personas.

La reforma al Código de Justicia Militar no incluye el homicidio entre los delitos que serían sometidos a la jurisdicción civil y, por lo tanto, ninguno de estos ilícitos –ni siquiera aquellos en los que el Ejército reconoce su responsabilidad– sería juzgado por tribunales civiles.

Durante la noche del jueves 18 y la madrugada del viernes 19 de marzo de este año ocurrió un enfrentamiento entre sicarios y el Ejército en el campus del Tecnológico de Monterrey. En la balacera quedaron muertos los estudiantes de posgrado Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso, quienes inicialmente fueron identificados como sicarios.

La recomendación 45/2010 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documenta que los militares participantes en el enfrentamiento cometieron los siguientes delitos: “alterar la escena del crimen –todo indica que para encubrir su responsabilidad en los hechos–; sembrar evidencias para involucrar a las víctimas como miembros de las organizaciones criminales o, al menos, modificar el rumbo de las investigaciones y entorpecer las investigaciones del ómbudsman nacional”. (Proceso 1764.)

La CNDH no pudo determinar el calibre de las balas que hirieron de muerte a los estudiantes y, por lo mismo, tampoco le fue posible establecer con precisión si éstas fueron disparadas por los militares o por los sicarios; sin embargo, todas las evidencias recabadas indican que el personal castrense que intervino en la balacera no puede ser declarado inocente, tal y como en un principio pretendieron hacerlo las autoridades.

Esa misma noche y en otro rumbo de la ciudad, Colinas de San Jerónimo, efectivos militares abatieron a Sandra de la Garza en lo que el Ejército pretendió hacer pasar como otro enfrentamiento. En realidad se trató de la persecución de una camioneta en la que viajaban la ahora occisa y su esposo, quienes de manera inadvertida invadieron una zona en donde las Fuerzas Armadas realizaban un operativo para catear una casa de seguridad de presuntos secuestradores.

La pareja era ajena a los hechos, y el asesinato de Sandra no tuvo gran resonancia en los medios debido al escándalo que se produjo por la muerte de los universitarios. En este caso fue evidente que las balas disparadas por los integrantes del Ejército fueron las que privaron de la vida a De la Garza; a pesar de ello, hasta la fecha las Fuerzas Armadas no han emitido un comunicado en el que reconozcan su culpabilidad.

El pasado 5 de septiembre, Vicente León Ramírez y su hijo Alejandro Gabriel León Castellanos, de 15 años, fueron baleados por efectivos militares, quienes alegaron que no se detuvieron en un retén. Familiares de las víctimas señalaron que no había ningún retén, y que su único delito fue haber rebasado a un convoy militar.

Estos hechos ocurrieron en el municipio de Escobedo, sobre la carretera Monterrey-Nuevo Laredo. Al día siguiente, la Secretaría de la Defensa Nacional emitió un comunicado en el que lamentó la muerte de los León, reconoció que fueron abatidos por los militares y anunció el inicio de una investigación.

Así, aunque en Nuevo León se atribuyen cinco muertes a las fuerzas castrenses en el último medio año, éstas sólo han reconocido oficialmente dos –la de los León–, no han hecho otro tanto con la de Sandra, y por el caso de los dos estudiantes del Tec de Monterrey, existen evidencias suficientes para iniciarles una averiguación previa.

Estos son precisamente los riesgos de involucrar al Ejército en el combate contra el narcotráfico y la delincuencia organizada. Al iniciarse esa lucha, el presidente de la República y las Fuerzas Armadas contaban con que los militares serían juzgados por tribunales castrenses. A ello se debe que ahora se resistan a las reformas legales.

Fuentes cercanas a la VII Zona Militar que opera en Nuevo León aseguran que los altos mandos están satisfechos con la administración del gobernador Rodrigo Medina, pues en cuanto asumió la gubernatura les dio luz verde para que actuaran con toda libertad en el combate al crimen organizado en esa entidad. Los militares le tomaron la palabra y 12 meses después el saldo no puede ser más negativo: se incrementó la violencia en el estado, el número de víctimas civiles crece, y los inocentes muertos por balas de militares también.

En los cinco casos referidos hay evidencia incontrovertible de abusos por parte de militares en contra de civiles; sin embargo, es muy probable que muchos otros no han salido a la luz pública.

Incluso cuando la culpabilidad de los militares ha sido incuestionable, no hay evidencia de que se hayan castigado los abusos. Esta impunidad es posible por la inexistencia de controles civiles sobre las Fuerzas Armadas, aunque tales controles son indispensables en un régimen democrático.

Cualquier delito perpetrado por elementos de las Fuerzas Armadas en contra de civiles debe ser juzgado por tribunales civiles y no resguardarse en el fuero militar. La iniciativa presidencial desatiende este principio, porque conoce la existencia de estos delitos y no quiere desproteger a los militares.

Policías federales matan en retén a un hombre y hieren a mujer embarazada

Una persona murió y otras tres resultaron heridas, entre éstas un menor y una mujer embarazada, luego de que la policía federal abrió fuego contra una camioneta pick up, cuyo conductor no se detuvo en un retén que instalaron sobre la carretera Cuautla-Valle de Chalco, a la altura del crucero de Yecapixtla.

Hasta el momento, los agentes federales destacamentados en el municipio de Cuautla, fueron acuartelados en las instalaciones de la Policía Federal, en tanto se desarrollan las investigaciones respecto de su probable responsabilidad en los hechos.

Los agentes federales montaron el operativo, luego de que en Yecapixtla dio inicio la feria de ese lugar y se realizó un baile con “La Arrolladora Banda Limón”. Al término del evento, los agentes comenzaron a realizar las revisiones. Sin embargo, al momento de solicitar a la camioneta el alto total, ésta aceleró y los policías accionaron sus armas.

Una de las versiones aún no confirmadas, es que hubo fuego cruzado entre los agentes federales y los ocupantes de la camioneta, hecho en el que un federal resultó herido de un hombro. Este se encuentra en un hospital, mientras que la mujer embarazada y el menor son atendidos en el hospital general de Cuautla.

El subprocurador de Justicia de la zona oriente, Juan Carlos Fontes Jordán, informó que, de las primeras investigaciones, no se ha comprobado que los tripulantes de los autos baleados hayan portado armas de fuego.

El hombre que resultó muerto por un disparo en la cabeza fue identificado como Esteban Román Moss Nava, de 22 años, vecino del poblado de San Sebastián, municipio de Totolapan, en los altos de Morelos.

Moss Nava viajaba como copiloto en el auto Ford, tipo Focus, color azul, placas MEF1144 del estado de México, mientras que el conductor Marco Antonio Chávez, de 24 años, también residente en Totolapan, resultó herido.

En tanto, en el municipio de Emiliano Zapata, dos hombres fueron ejecutados y arrojados en las faldas del cerro donde inicia la sierra de Montenegro.

El hallazgo se produjo poco después de la media noche. Las víctimas presentaban huellas de tortura. Fueron encontradas maniatados y cubiertas el rostro con cinta canela.

Ejecutan a familia en Oaxaca

Un comando ejecutó a tres integrantes de una familia que participaba en una ceremonia luctuosa.

El Ministerio Público comisionado en Tlacolula de Matamoros, Julio César Vásquez Juárez, precisó que el grupo armado, integrado por ocho individuos vestidos de negro, asesinó a Javier García Alavés, de 38 años de edad; a su mamá, Ninfa Alavés Ríos, de 54, y a Noel Sosa Parada, de 33.

El comando ingresó la madruga en forma violenta al domicilio de Javier García, donde se realizaba una ceremonia por el primer aniversario luctuoso de su esposa.

Los integrantes del comando huyeron en una camioneta cerrada o Pick-up. En el lugar se encontraron impactos de bala en la pared y 15 casquillos percutidos, 13 de arma larga AR-15 calibre .223 y dos de calibre 9 mm.

Nuevo ataque en Juárez; acribillan a cuatro jóvenes en un bar

Al mediodía de este viernes, cuatro jóvenes fueron ejecutados en la ciudad de Chihuahua cuando realizaban los preparativos para la inauguración de un bar.

Esta es la quinta matanza de jóvenes que se registra en el país en ocho días. La estela de ejecuciones inició en Ciudad Juárez, Chihuahua, el viernes 22, con el asesinato de 14 jóvenes en la colonia Horizontes del Sur. El objetivo en esa masacre era un joven apodado El Ratón o El Mouse, quien hasta hoy fue identificado por la Fiscalía General de Chihuahua como Roberto Raúl Bueno Hernández.

Las cuatro víctimas de este nuevo multihomicidio no han sido identificadas todavía, de acuerdo con reporte de la Dirección de Seguridad Pública municipal.

De acuerdo con testigos, un grupo de seis sicarios arribó a la plaza comercial La Isla. Cerraron los accesos y se dirigieron hacia el local del bar Tivat, que este sábado sería inaugurado. Ahí, dispararon contra dos de los empleados que preparaban el lugar. Después increparon al local y ajusticiaron a otros dos jóvenes que acomodaban el mobiliario para la fiesta inaugural.

Identifican a El Ratón

Por su parte, la Fiscalía General del estado dio a conocer la fotografía de El Ratón o El Mouse, pieza clave en las investigaciones sobre la matanza en Horizontes del Sur, quien fue identificado como Roberto Raúl Bueno Hernández.

Según testigos de la masacre ocurrida el pasado 22 de octubre, El Ratón era el objetivo de los sicarios que irrumpieron en una fiesta y asesinaron a 13 jóvenes.

La Fiscalía informó que puso en marcha un operativo para localizar a El Ratón, quien, según el fiscal adjunto Jorge González Nicolás, perteneció a la pandilla que perpetró la masacre y era buscado porque se cambió de bando.

En tanto, el gobernador de Chihuahua, César Duarte, informó que el ataque contra camiones de empleados de una maquiladora de Ciudad Juárez se debió a que los choferes se negaron a detenerse en un narcoretén.

“Tengo informes de que el ataque a tres camiones de maquila en el poblado de Caseta se originó debido a que un grupo de sicarios instalaron un retén y al hacer caso omiso abrieron fuego en contra del transporte de personal”, reveló.

La Legislatura Noroña

Francisco Rodríguez / Índice Político

LA CÁMARA DE DIPUTADOS de la esta LXI Legislatura pasará a la historia de este nuestro país como la de Gerardo Fernández Noroña.

Como reportero, comencé a “cubrir” los trabajos camerales en la L que, sin duda fue la de don Rodolfo González Guevara, la LI que lo fue de don Luis M. Farías, y así hasta la de Guillermo Jiménez Morales, que creo fue la LIV.

Destacó en aquella de 1997, en la que por vez primera el PRI era minoría, Porfirio Muñoz Ledo. Y esa fue su Legislatura.

La de hoy, no hay duda, es la de Fernández Noroña, quien ejerce a cabalidad su papel de legislador. Quien es estudioso. Y quien posee un sentido común que, paradójicamente, no es común ante sus pares.

Hace valer su fuero. No se arredra ante las pomposidad y grandilocuencia –demodés, por si fuera poco, de personajes atípicos como los comparecientes del Ejecutivo, ante quienes los demás legisladores son genuflexos, bien portados y, claro, bien trajeados, perfumados y peinaditos.

Es polémico, sin duda. Pero lo es, repito, por ejercer su papel a cabalidad. Y es por tal que tirios y troyanos le tienen en la mira. Sus pares le envidian la libertad que goza y disfruta, y hacen rabietas que lo colocan en la mira. Los medios, repletos de gente “decente” –Juan Molinar dixit–, se escandalizan por actuaciones que deberían ser comunes en aquellos que, por el equilibrio de poderes, pueden y deben asumir su papel de valladares ante los excesos del Ejecutivo, cual por ejemplo –uno entre miles– ha sido la “ganga” con la que, originalmente, Nextel y Televisa se hicieron de las frecuencias del espacio radioeléctrico licitadas por Cofetel y la SCT.

¿Qué ha dicho Noroña que no se repita ante humeantes tazas de café o en sobremesas? Exactamente lo mismo que piensa y dice libremente la mayoría. ¿Por qué coartarlo sólo a él, entonces?

Veo a Fernández Noroña y recuerdo aquellas palabras de Víctor Hugo, el poeta francés, destinadas a un pueblo sometido por invasores galos, de su propia patria: “Mexicanos, combatid, luchad, pisad fuerte, resistid, ¡sed terribles!”

En aquellos, como en estos tiempos, nuestra clásica pusilanimidad sobra. Están de más las buenas maneras y los comedimientos de la gente “decente”, cual apela el nocivo Molinar. Hay que enfrentar a quienes venden o de plano regalan al país, a quienes mantienen sometida y empobrecida a su población, a quienes nos han colocado a dos fuegos: el de la delincuencia y el de aquellos que dicen dizque combatir a la delincuencia.

O, dígame usted, es correcto que en estas circunstancias cruciales para el país que han destruido los panistas, Fernández Noroña haga como los demás. ¿Que sólo vaya a pestañear a su curul y comodinamente recoja mensualmente sus dietas? Tal es lo que los demás hacen en el Congreso. Eso es lo que mantiene al país en el desorden. Nada funciona. Ni la economía, ni la democracia, ni la honestidad. Menos aún la seguridad.

Fernández Noroña hace el esfuerzo de frenar los abusos de la pandilla que mal administra a la Nación. ¿Los demás qué hacen? Todos nosotros, ¿qué hacemos aparte de comentar lo mal que estamos, el que no se vea ya la salida, con los amigos?

Con liderazgos inventados, personajes con ascensos meramente burocáticos, sólo destaca ahí en San Lázaro Fernández Noroña. ¿A quién mueve y/o conmueve Francisco Rojas? ¿Qué otra dote, además de la de merolica, le observa usted a Josefina Vázquez, quien invariablemente necesita “un segundo de abordo”? Medroso y acorralado, ¿para qué sirve Alejandro Encinas? Son, insisto, liderazgos ficticios, burocrátucos. Que no destacan.

Y ese vacío lo ha llenado Fernández Noroña, quien si mueve y conmueve. Concita aplausos y enojos. Polariza. Esgrime verdades. Irrita.

De los 500 dizque representantes populares que regularmente se citan en San Lázaro, personalmente a mí sólo me representa Fernández Noroña.

Sin él, esta Legislatura sería –como muchas otras– simplemente ñoña.

Índice Flamígero: El periodismo “moderno”, ese que sostiene que usando “pendejos”, “pene” y, entre otro, vocablos como “jodido”, ejerce su libertad de expresión –cuando en realidad tales términos son comodines que emplean quienes carecen de un vocabulario que exprese, si las tienen, sus ideas– también ha hecho de Fernández Noroña su presa. No extraña que así lo hagan quienes pelean la cercanía con Andrés Manuel López Obrador. Así han sido siempre. Con Luis Donaldo Colosio, por ejemplo. A quien no dejaba ni a sol ni a sombra y, por decirlo suavecito, ya tenía hasta la madre.

El PAN traicionó a México

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

La frase foxiana fue contundente: ¡Hay que sacar al PRI de Los Pinos! Así ocurrió porque vendieron a la sociedad, a los electores, a los líderes de opinión y a lo que quedaba del corporativismo, la idea de que con la alternancia llegaría de su mano la transición política, la consolidación de las exigidas -por la globalización- reformas económicas estructurales, porque ambos cambios traerían a México la democracia, erradicarían la corrupción.

Todo indica que resultó peor el remedio que la enfermedad, como en aquel trágico final de En vísperas del trueno, de Luis Spota. La realidad, las cifras, los hechos, los acontecimientos y la información, sólo constatan que en materia de corrupción y abusos de poder los panistas resultaron tanto o más finos que sus antecesores, pues superaron con creces aquello que deseaban corregir. Esta abusada patria está hoy peor que hace diez años. El panismo la ha diezmado, anímica, política, cultural y económicamente.

No es asunto partidista, de fe política o religiosa; las cifras no mienten, quienes las proporcionan no pudieron haber sido sobornados por el PRD ni por el PRI. La realidad de lo que diez años de gobiernos panistas hicieron de México no puede ser rechazada; sin embargo, Acción Nacional amenaza con comportarse como el peor PRI, y hacer de la próxima elección presidencial un asunto de Estado, porque en ello les va su futuro como partido y como ideología, hoy totalmente desdibujada por su sumisión a los compromisos internacionales, al Yunque en sus filas, y a un neopanismo paniaguado, sin coherencia política ni doctrinal.

Las agencias informativas y los medios impresos mexicanos, informan que este país obtuvo su peor calificación de los últimos 10 años en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC). Fue calificado con 3.1, en una escala donde 10 es la máxima. En la lista de las 178 naciones estudiadas, México pasó del puesto 89, que obtuvo en 2009, al 98.

La cifra es elocuente y terrorífica: México retrocedió diez lugares en un año, en el mismo lapso en que se recrudecieron la violencia y las acciones contra los barones de la droga, y en el que se incrementaron las desapariciones, los secuestros y la trata, lo que significa que inseguridad y corrupción van de la mano. ¿Dónde está la ejemplar acción del secretario Genaro García Luna, o la de su alter ego Facundo Rosas? Es necesario que el Congreso reclame rendición de cuentas, que el IFAI se sacuda la modorra con la que parece conducirse.

Para documentar nuestro optimismo sobre el futuro inmediato, de continuar el PAN en el gobierno, se nos informó que “en Latinoamérica, el país mejor colocado fue Chile, con una calificación de 7.2; los peores evaluados fueron Venezuela, con 2, seguido de Haití y Paraguay, con 2.2 en ambos casos. Perú, Colombia, Guatemala, El Salvador, Panamá, Uruguay, Puerto Rico, Brasil, Cuba, República Dominicana, Jamaica y Costa Rica obtuvieron mejores calificaciones que México en el estudio”.

Se desprende de la lectura de ese reporte, que aunque México fue uno de los primeros Estados de América Latina en ratificar convenios internacionales anticorrupción, y uno de los pioneros en sistemas de acceso a la información pública, en él sigue habiendo una “fuerte dualidad”; en algunas instituciones o gobiernos locales, por ejemplo, persisten viejas prácticas como el amiguismo o la compra de votos. A ello se suma que en México sigue habiendo un nivel de impunidad muy alto.

No son cifras trucadas, no hay datos falsos, quizá un muy leve margen de error deba considerarse, pero los mexicanos no pueden sustraerse a la veracidad del reporte integrado con datos de organizaciones internacionales como el Foro Económico Mundial, Bertelsmann Stiftung, Economist Intelligence Unit, Institute for Management and Development y Global Insight, publicados en los últimos dos años. Se midió la percepción de la corrupción en temas como contrataciones públicas, comercio exterior, facilidades para inversión, acceso a servicios públicos, calidad regulatoria y extorsiones.

Todavía recuerdo cómo a los candidatos panistas en campaña, siempre se les llenó la boca cuando exhibían la corrupción de los gobiernos priistas a los que había que echar fuera, porque con los “dinosaurios” en cargos de decisión política y de responsabilidad administrativa, nunca podrían erradicarla, así como tampoco a la impunidad. Resulta que ambas crecieron en los últimos diez años.

Es momento de preguntar a la inteligente, culta y docta señora Denise Dresser, dónde estará el retroceso para este país, qué sería dar marcha atrás: ¿La permanencia del PAN en Los Pinos, o la llegada de un PRI con la cola entre las piernas, con el recuerdo de haber vivido fuera dos sexenios, con la advertencia de que su nueva oportunidad puede ser la última?

Textos, crimen y videotape

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Wikileaks, la organización no gubernamental que se dedica a revelar secretos, volvió a sacudir al mundo esta semana con nuevos documentos que muestran cómo el ejercito iraquí, solapado por Estados Unidos, practicó la tortura y el asesinato de personas, muchas de ellas inocentes. Quien cree que era sólo un golpe contra las fuerzas de ocupación y el gobierno impuesto en Bagdad, no puede conciliar aún que en el mismo paquete de denuncia aparece el régimen iraní, enemigos de ambos y que interviene amenazante en Irak como tercer jugador en esa guerra sin fin, con lo que se renovó la sospecha sobre los motivos reales detrás de Wikileaks.

Las buenas conciencias se partieron por la mitad. Wikileaks es algo así como el enemigo público no militar número uno del gobierno de Barack Obama, por levantarle todo el tiempo las enaguas y exhibirlo como un presidente pragmático disfrazado de idealista, y para el cual el Pentágono creó un cuarto de control de daños con 120 personas para minimizar los daños. También, Wikileaks regresó esta semana al centro del debate si lo que hace es bueno, malo, o todo lo contrario.

Wikileaks ha sido denunciada por la prensa estadounidense y británica, sobretodo, de perseguir la transparencia máxima que son valores ausentes en la organización que fundó Julian Assange, un casi paria que vive de manera clandestina, perseguido en Suecia por evasión fiscal y hostigar sexualmente a dos chicas, y acusado de autoritario por ex colaboradores. En una de las paradojas de este episodio en construcción, fueron los medios de esos países a los que recurrió Assange para entregarles los materiales y que ellos fueran quienes les dieran sentido, dirección, explicación y dimensión, para que el mundo entendiera su relevancia.

La discusión dual, la importancia de las revelaciones versus la manera en que se maneja Wikileaks sin ninguna rendición de cuentas a nadie, introduce una discusión ética en los medios en el mundo, que de manera empírica y pese a los ataques de la prensa internacional, se está resolviendo a través del principio utilitario de John Stuart Mill: el bien mayor para el mayor número de personas. Wikileaks se ha venido saliendo con la suya y, dentro de ese gran marco ético de referencia, ha hecho un importante servicio al mundo con los secretos expuestos. Su ejemplo, sin embargo, es pernicioso en sistemas débiles donde cohabitan gobiernos y medios de comunicación escuálidos institucionalmente y enanos, moralmente.

En México por ejemplo, donde Wikileaks, una ONG que se disfraza de periodismo ciudadano donde no hay mayor balance y autocontrol que de Assange, es emulada en la práctica por la delincuencia organizada. En los últimos días aparecieron dos videos en YouTube, donde Mario González, hermano de la ex procuradora de Chihuahua, Patricia González, quien fue había secuestrado el jueves de la semana pasada, dijo que tanto él como su hermana estaban al servicio de “La Línea”, la pandilla al servicio del Cártel de Juárez.

La ex procuradora desmintió de inmediato las afirmaciones en el video, grabado en condiciones extraordinarias por cuanto a estado de ánimo, inhibición y presión, y aseguró, con igual ligereza con la que se difundieron como ciertas las “revelaciones” de su hermano, que había sido hecho en las instalaciones de la misma procuraduría estatal que alguna vez encabezó por el Cártel de Sinaloa. Los medios mexicanos no repararon en contradicciones y especulaciones. Tomaron lo dicho en YouTube como ciertas e incluso a titularon que los narcotraficantes le hacían el trabajo a la PGR.

A diferencia de Wikileaks, donde el cuestionamiento es sobre sus motivaciones y financiamientos, que pueden o no perseguir fines políticos pero que los ubica sin duda del lado contrario de la tortura y los crímenes impunes, en el caso mexicano las videograbaciones revelan una confusión de los medios por cuanto a sus valores – uno de los más grandes lastres en la guerra contra el narcotráfico-, que ha contribuido enormemente a que exista una sociedad donde éstos se entremezclan, cruzando la línea divisoria entre lo que es el bien –la legalidad, tomada como frontera-, y el mal.

Wikileaks ha cometido excesos, como el haber difundido nombres de activos y agentes en Afganistán que hacen peligrar sus vidas, cuyo error corrigió. En México no hay esas fallas porque no hay criterios éticos en la forma como muchos medios han procesado la guerra contra el narcotráfico. Uno de los ejemplos más claros es que mientras en el mundo los medios tienen códigos no escritos para evitar difundir cuerpos de víctimas de daños colaterales, en México hay quienes se regocijan con ellos; mientras fuera se procura evitar las imágenes de fuerzas de seguridad muertas en combate, aquí abundan más las imágenes de militares y policías muertos, que de criminales.

En el mundo, donde las sociedades reflejan los fenómenos a través de series de televisión o películas, los malos nunca salen victoriosos; en México, los buenos no siempre ganan y en algunos casos, como la celebrada película “El Infierno”, quienes ganan son los malos. En México se celebran los narcocorridos, y si hay intentos por impedir su difusión, se denuncia como acto de censura. Los formatos para difundir actos criminales se han convertido en generadores de expectativas, y se podría discutir seriamente si se cae o no en una apología del crimen.

El uso de grabaciones difundidas por los criminales y colocadas en YouTube es materia de uso periodístico acrítico, empleado precisamente para criticar al gobierno. Muchas deficiencias de diseño y operativas tiene el gobierno federal en la guerra contra el narcotráfico, pero habría que admitir que por más opuesto que se encuentre uno a su modelo, está atenido al marco de referencia de la legalidad. Si hay abusos, que existen, se les denuncia, y si hay encubrimientos también hay persecución mediática para impedir la impunidad. Pero hay desequilibrios. Del lado criminal hay exaltación y, por los recursos que emplean, hasta admiración.

Muy rezagados estamos en México en cuanto a criterios éticos básicos en los medios, lo que enturbia aún más el presente. Qué envidiables son las discusiones en el mundo sobre el deber ser de Wikileaks, y qué lamentables las nuestras, donde nos montamos en el ser del narcotráfico como nuestro eje rector ético, aunque más grave aún, por increíble que parezca, muchos ni cuenta se han dado.

Peña Nieto olvida analfabetas


Omar Sánchez

De las 32 entidades federativas, nueve no invierten un solo peso en la alfabetización de personas mayores que se encuentran con rezago educativo.

Entre ellos destaca el Estado de México, el cual a pesar de ser el territorio con mayor número de población analfabeta, no se ha fijado ayudar a las personas que no saben leer y ni escribir.

Así lo reveló Juan de Dios Castro Muñoz, director del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) en una lista que hizo pública.

Castro Muñoz mencionó que si bien no es ninguna obligación que los gobiernos estatales aporten recursos propios para alfabetizar a la población, con el reducido apoyo, el reto de lograr que 33 millones de mexicanos sepan leer y escribir es aún mayor.

Sin embargo, hay estados que si aportan a este rubro destacándose el estado de Chiapas quien contribuye con 35 millones de pesos, aunados a los 1860 millones que el INEA destina anualmente, siendo así la entidad que más interés muestra al respecto.

El pacto Peña-Manlio

Francisco Garfias

Dice Manlio Fabio Beltrones que no promueve su candidatura presidencial, sino la imagen del Senado. Suena igualito al “a mi que me den por muerto” que hizo célebre Andrés López Obrador, hace ya más de un lustro.

El senador sonorense tiene muy claro que Enrique Peña Nieto lleva mano en las aspiraciones para la candidatura presidencial del PRI y que, hoy por hoy, parece imparable. Pero sabe también que el gobernador mexiquense no es invulnerable, y quiere estar allí ante cualquier eventualidad.

Amigos cercanos de los dos políticos han hecho correr la versión de que ya hay un pacto entre ambos. Peña le habría pedido a Beltrones sumarse a su candidatura. El sonorense habría aceptado gustoso, pero le hizo ver al mexiquense que, como cualquier mortal, no está exento de algún imponderable.

El gobernador no lo tomó a mal. Le pidió incluso a Manlio que siguiera con su Plan B, para no dejar la mesa puesta a un tercero, en caso de que esa eventualidad se presentara. Cosa de prevenir, nada más. La memoria de Colosio-Zedillo sigue muy presente entre los priistas.

* * *

Manuel Minjares fue subsubsecretario de Enlace Legislativo del 26 de mayo del 2009 al 4 de agosto de 2010. 14 meses y días que le sirvieron para hacerse una idea clara de lo que sucede en el Congreso. Además, claro, de su experiencia como diputado.

El ex funcionario nos hizo un sorprendente comentario que parte de sus vivencias como subsecretario en las múltiples negociaciones que le tocó participar. “Por extraño que te parezca, en la Cámara de Diputados se valoran más las iniciativas en sus méritos, que en el Senado, donde prevalece con mayor fuerza el mercantilismo”, aseveró.

Dicho de otra manera: hay senadores que se dedican a defender los intereses clientelares, por encima de los de sus representados. Lo sabíamos, si, pero no por boca de un alto funcionario de Gobernación. Eso hace la diferencia.

¿Ejemplos? Preguntamos. La Ley de Competencia Económica (o Ley Antimonopolios) congelada en la Cámara alta; la reforma política con dedicatoria al Estado de México; el nombramiento de los consejeros de Pemex por los senadores. Por mencionar Algunas.

Minjares escuchó en múltiples ocasiones las mismas palabras: ese dictamen si pasa, a condición de que este otro dictamen también pase. “Y pasaba, aunque incluyera una serie de barbaridades”, aseguró.

* * *

“No voy a caer en tu provocación”, reviró, sin aspavientos, ni enojos, el senador panista, Santiago Creel, cuando le hicimos notar que notar las declaraciones del presidente Calderón contra Vicente Fox lo salpicaban a él. fue 6 años secretario de Gobernación del guanajuatense.

Felipe dijo que si hace 10 años, cuando Fox entró a los Pinos, se hubiese enfrentado el problema del narcotráfico, “hoy estaríamos hablando de otra cosa” (y no de tantos muertos.) “No me voy a meter en ese diferendo. Lo que estoy tratando de hacer es que se supere”, se excusó.

Previamente, frente a los reporteros de la fuente, declaró: “No es momento para que el presidente Calderón y el ex presidente Fox tengan un debate público. Por el contrario, hay que estar con el presidente Calderón, cerrando filas con él, con su estrategia…”

* * *

Tomas Ruiz no será secretario de finanzas de Veracruz. Trae el veto de dos poderosos personajes de la vida política nacional. El del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, a quien vieron muy cerca del gobernador electo de la entidad, Javier Duarte, en un evento en Madrid; y el de su ex patrona Elba Esther Gordillo. El pretexto para hacerlo a un lado, aseguran fuentes confiables, fue la fiestota que el otrora subsecretario de ingresos agarró hace unos días en el puerto.

Mexicanidad


Foto: Por el Enmascarado en Exilio / St. Mark's Church, Greenwich Village, Nov. 2, 2009; evento auspiciado por Mano-A-Mano.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!