¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]

sábado, enero 21, 2012

Taringa, en la mira del FBI por piratería

El portal argentino fue incluido en la denuncia presentada por el Departamento de Justicia de EE.UU. contra el sitio Megaupload

La Nación (Argentina)


Bram van der Kolk, Finn Batato, Mathias Ortmann y el fundador de Megaupload, Kim Schmitz, al declarar ante la Justicia en Nueva Zelanda. Foto: EFE
El sitio argentino Taringa, que permite el intercambio de contenidos online , quedó involucrado en la acusación que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó ayer contra Megaupload, la página web clausurada por el FBI y cuyos directivos se encuentran detenidos.

Taringa, junto con otros sitios de Internet, como los españoles PeliculasYonkis y SeriesYonkis, fue incluida entre las páginas investigadas por FBI por piratería digital y otros delitos, según la acusación presentada ayer ante un tribunal federal contra Megaupload.

El Departamento de Justicia denunció ante el Tribunal Federal del Distrito Este de Virginia a estos sitios de "conspiración para cometer extorsiones, lavado de dinero y violación de los derechos de propiedad intelectual". El documento, de 72 páginas, indica que entre "los enlaces populares contenidos en la megaconspiración" se cuentan ningajiveo.net , megaupload.net , kino.to , alluc.org , peliculasyonkis.com , seriesyonkis.com , surfthechannel.com , taringa.net , thepiratecity.org y mulinks.com .

Otros sitios de Internet vinculados con la "conspiración" son megavideo.com , megaclick.com, megaporn.com, megaworld.com , megalive.com, megapix.com, megacar.com, megafund.com, megavmovie.com y megagogo.com .

La clausura de Megaupload y la detención de sus directivos en Nueva Zelanda conmocionó anteayer a Internet y desató una "represalia" de la red de hackers Anonymous, que atacó las páginas oficiales de varios organismos norteamericanos y de la empresa Universal. Por la acción, el sitio del Departamento de Justicia estuvo inactivo durante varias horas. Además, intentaron bloquear el acceso a la página de la Casa Blanca, se informó.

Según el gobierno norteamericano, " Megaupload.com fue en algún momento de su historia considerado el décimo tercer sitio más visitado de todo Internet". El sitio -según el texto de la denuncia- "ha tenido más de 1000 millones de visitantes en su historia, más de 180 millones de usuarios registrados, un promedio de 50 millones de visitas diarias y, aproximadamente, el cuatro por ciento del tráfico total en Internet".

GOLPE A CUEVANA

El cierre de Megaupload supone, a su vez, un golpe para otro cuestionado sitio argentino, Cuevana, que utilizaba su servidor, lo que les permitía a los usuarios acceder a películas y capítulos de series televisivas.

Los ingresos de Megaupload, según la denuncia, provienen principalmente de las suscripciones y de la publicidad en Internet. Las suscripciones, que pueden adquirirse por unos pocos dólares por un día o por unos 260 dólares de forma vitalicia, engrosaron las arcas de Megaupload con más de 150 millones de dólares, y la publicidad en el sitio principal o en sus sitios asociados ha generado más de 25 millones de dólares, agrega la acusación.

La denuncia, además, describe numerosos intercambios de mensajes entre los supuestos "conspiradores", e identifica cuentas bancarias en Filipinas, China, Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, Alemania, Eslovaquia, y decenas de vehículos entre los cuales abundan los Mercedes-Benz, algunos Cadillac y por lo menos un Maserati GranCabrio 2010, un Lamborghini LM002 y un Mini Cooper 2010.

El fundador de Megaupload fue detenido en su mansión en Auckland, Nueva Zelanda, y compareció ayer ante la Justicia, junto con otros tres responsables del sitio web.

Kim Schmitz, un ciudadano alemán de 37 años, más conocido como Kim Dotcom, con residencia en Nueva Zelanda y en Hong Kong, fue arrestado en una espectacular redada junto con otros tres responsables de Megaupload: el holandés Bram van der Kolk y los alemanes Finn Batato y Mathias Ortmann.

A los cuatro se les negó la libertad bajo fianza, dijo la policía.

"La compañía está estudiando las opciones legales para recuperar sus servidores y sus dominios y volver a ponerlos en línea", dijo a Reuters el abogado de Megaupload, Iran Rothken. "Megaupload se defenderá muy enérgicamente", agregó.

El abogado indicó que la compañía simplemente ofrecía almacenamiento en línea. "Es realmente ofensivo el decir que sólo porque la gente puede subir cosas malas, entonces Megaupload es automáticamente responsable", afirmó.

Schmitz afronta una pena de hasta 55 años de cárcel en el caso de que sea deportado a los Estados Unidos y declarado culpable de los delitos que las autoridades de este país le imputan.

Para la justicia de Nueva Zelanda, éste no es el primer caso de piratería informática a gran escala, ya que, en 2008, juzgó a Owen Thor Walker, un joven hacker que fue acusado de ayudar a una red delictiva a infiltrarse en 1,3 millones de ordenadores de medio mundo.

La verdadera cara de Facebook

Juan Nicastro / www.tomemos.com.ar

Escribí esta nota para www.tomemos.com.ar en 2010, es decir que en varios aspectos está desactualizada. Hace pocos días, un amigo anunció que se retiraba de Facebook, y me parece entonces buena ocasión para releerla y renovar el debate. JN

La verdadera cara de Facebook

¿Qué hace la CIA en Facebook? Y ¿Qué haremos nosotros, dentro y fuera de Facebook?

De toda arma en manos del enemigo se puede decir que tiene algo de bueno. Una pistola, por ejemplo, puede servir alguna vez de martillo. O si está en nuestras manos, y no tenemos dinero para comprar balas, quizá nos sirva de garrote en caso de emergencia (y roguemos que el enemigo no tenga otra y bien cargada). Son planteos del estilo de “no es que la tele sea mala, lo malo son los programas que deciden los dueños de los canales”. En el tema redes sociales o nuevas tecnologías también caemos en estas trampas, y podemos terminar diciendo que Facebook es bueno porque alguna vez sirve para armar una marcha de protesta, o para colar una verdad censurada, o para casarse. Pero las golondrinas ya lo sabían: una sola de ellas no hace verano.

Una amiga (la Gabi) me decía, a propósito de un video sobre la verdad de Facebook (abrimos paréntesis - una parte de Facebook pertenece a un fondo de inversión de la CIA - Ampliaremos - cerramos paréntesis) decía: “me hace acordar a Momo”. Momo es una novela de Michael Ende y… ampliaremos, también.

Cuestión que sí, Momo (ya dije que ampliaremos) (ampliaremos les digo a quienes todavía no la leyeron todavía, claro) (todavía, digo, porque en un rato les dará ganas de leerla), porque la clave de Facebook no es la gran conspiración de sus dueños. Es, básicamente, que atiendas Facebook, que ocupe tu tiempo. Y no es una clave planeada en tu contra por alguien en especial. Si por “conspiración” fuera, hablemos más bien de los controles estatales o paraestatales que invaden privacidades, las bases de datos vendidas a empresas, los perfiles falsos espías, etc. En esos enseres sí que hay mucho planeado (por ejemplo, desde diciembre de 2006 la CIA utiliza Facebook para reclutar nuevos agentes, con abierto permiso del gobierno de EEUU).

Pero me interesa hablar (primero) de lo no planeado, lo casi institucional, lo invisible… La clave de Facebook es que te ocupes de atender a Facebook, así como la clave del correo electrónico es que atiendas el correo electrónico, la clave del teléfono es que atiendas el teléfono (risas), la clave de la tele es que atiendas la tele, la clave del automóvil es que atiendas el automóvil, y el verbo incluye, inequívocamente, lavarlo el fin de semana. Eso es control, eso es distracción, eso es desvío de las potencialidades humanas.

Antes de pasar a esa entrevista en que una persona que estuvo en Facebook y que ya no está (en Facebook) cuenta su nueva vida (en Facebook. No, no, chiste), hagamos la primera ampliación prometida: Momo. Momo es una novela de Michael Ende, publicada en 1973, que habla de cómo el sistema capitalista te roba tu tiempo, sin violencia, sin cadenas, generando una ambición equis (trae un nueva forma de deseo a ocupar el lugar de las naturales) y entonces te auto-robas el tiempo. Los ejemplos sobran, no es Facebook el único villano de la película.

Y voy a ocupar un párrafo (y no me da vergüenza) en recordar que hay miles de vitalidades en este mundo, descubiertas y por descubrir, bellas e intensas, que el mundo virtual nos va desvirtuando y reemplazando silenciosamente, percepciones de las cuales nos alejamos, realidades a veces tan simples como sentir el suelo bajo nuestros pies. Y es que no se debe desaprovechar la oportunidad que brinda escribir una nota sobre Facebook para remarcar el gravísimo momento de deshumanización que estamos sufriendo en manos de quienes sólo responden al mandato sistémico de vendernos cada vez más. Complejo proceso, no fácil de desmenuzar, pero que no se nos plastifique también la bronca, defendamos un sano enojo contra toda esta basura.

Uno de los puntos, entonces, era hablar de cómo hay procesos en marcha que van más allá de los botones que toquen o no toquen los mejores empleados del capitalismo. Justo lo contrario de cuando un fabricante de armas se compra una editorial (2). Me refiero a procesos, que se autoalimentan, procesos de control fuera de control.

Pero sigamos, vayamos ahora sí a la ampliación dos: Da para un capítulo especial presentado por Jack Palance: Aunque usted no lo crea, la CIA tiene un fondo de inversión. Es algo así como si el colegio de árbitros de fútbol pone una agencia de apuestas futboleras. Como ¿todos? saben, la CIA maneja todo tipo de información, incluída la comercial... qué buen anzuelo para atraer inversores, ¿no? Un fondo de inversión manejado por la mayor agencia de espías del mundo… Si quien está mejor informado será quien podrá hacer los mejores negocios… con la CIA haremos los mejores negocios. Es así que a ese fondo de inversión no le faltan fondos. Y ese fondo de inversión (lleno de dinero de gente buena, claro) decidió, hace no tanto, y entre varias inversiones que no queremos pensar, comprar una parte de Facebook, lo cual los convirtió (a tantos santos) en dueños socios parte del sistema citado, lo cual les da acceso a toda la información que quieran utilizar. De paso, dado que tanta información no es fácil de manejar por –digamos- una pasante de la sala oval, la CIA consiguió el permiso del gobierno norteamericano (¿o al revés?) para montar una nueva área de monitoreos cibernéticos e investigación aplicada a las nuevas tecnologías, redes sociales, etc.

Los datos claves sobre la participación de la CIA en Facebook los aportó el periodista británico Tom Hodgkinson, en el documentado artículo “With friends like these ...” (Con amigos como estos…), publicado en The Guardian el 14 de enero de 2008. Allí explica como después del 11 de septiembre de 2001 se redobló el entusiasmo por la alta tecnología, tema que ya había llamado la atención de la comunidad de inteligencia de EEUU: dos años antes habían creado un fondo de capitales para inversiones en altas tecnologías. Es decir que La CIA invirtió en Facebook mucho antes de su pico de popularidad como red social.

Según Hodgkinson, los vínculos del Facebook con la CIA los personifica en principio Jim Breyer, uno de los tres socios clave que invirtió en esa red social 12,7 millones de dólares en abril de 2005, también asociado al fondo de capital Accel Partners, miembro de los directorios de gigantes como Wal-Mart y Marvel Entertainment y además ex presidente de National Venture Capital Association (NVCA), caracterizada por invertir en “talento joven”.(1)

La investigación analiza un aporte a Facebook de 27,5 millones provisto por una compañía financiera llamada Greylock Venture Capital, uno de cuyos mayores socios es Howard Cox, también ex presidente del NVCA, que también está en la junta directiva de In-Q-Tel. Y qué es In-Q-Tel? Es el fondo de capital de riesgo de la CIA creado en 1999. Su misión, según dicen ellos mismos en www.iqt.org, es “identificar y asociarse con compañías que estén desarrollando nuevas tecnologías para ayudar a proveer soluciones a la CIA”.

Allí se agrega que “En 1998, el Director de Inteligencia Central (DCI) identificó la tecnología como prioridad estratégica superior, directamente conectada a los avances de la Agencia en futuras tecnologías para mejorar sus misiones básicas de recolección y análisis. El liderazgo de la Dirección de Ciencia y Tecnología diseñó un plan radical para crear una nueva empresa que ayudaría a incrementar el acceso de la Agencia a la innovación del sector privado". Cuanta honestidad.

Conclusión: Si te vas a salir de Facebook, o si dejarás de atenderlo o si vas a dejar en tu perfil un cartel con esta nota, quisiera que fuera no tanto porque te hayas enterado que estás entregándole aire de tu respiración y latidos de tu corazón y pensamientos de tu cerebro y minutos de tu vida a la CIA, sino porque hayas sentido renovado rechazo a verte perdiendo cientos de horas frente a un monitor en lugar de lo que sea que seguro deseas o visualizas como mejores formas de aprovechar la vida. Pero además, si eso ocurre, que eso no signifique que olvides (que olvidemos) que estos sistemas de control y mercantilización social son reales (muy reales) y que no van a desaparecer ni dejarán de ser efectivos simplemente porque individualmente en supuesto gran acto de libertad decidamos usar internet solamente dos días a la semana o media hora por día o nunca.

La red ya nos ha pescado, estemos dentro o fuera. Por omisión, se otorga mucho más de lo que se gana. Y no es tiempo de omisiones, es tiempo de hacer algo, dentro o fuera de la red.

(1) Su concepto de “talento” refiere en realidad a las potencialidades juveniles de diferenciación dentro de la sociedad. De allí se ha pasado a la puesta en acción de “cool hunters” (cazadores de nuevas tendencias populares), con la intención de integrar al mercado las “novedades” de las tribus púberes.

(2) http://www.elmundo.es/papel/2004/03/16/comunicacion/1607420.html

pd: lo que dijo Fer Fig al explicar porqué se retiraba de Facebook:

"La razón de cerrar el FB es que no me aporta nada. Es un espacio donde se pierde mucho tiempo en boludeces, en mirar el muro del otro, en ver donde está comiendo, donde está comprando, que está jugando, cuántos puntos obtuvo en la granja… tal vez un 10% de toda la información que recibo sea interesante o útil, y no justifica el tiempo perdido.

Por otro lado creo que hay una hipocresía muy grande en esta plataforma. Todo son amigos, todos se quieren, todos se ríen, todo es bello y fantástico. Es el espacio perfecto para la adulación barata y la autopromoción.

Por mi parte continuaré alimentándome y exponiendo mis trabajos en los canales habituales (twitter, vimeo, vlog, flickr) y para comunicarme con la gente gtalk o skype…

Extrañaré estar al tanto de la gente que quiero, pero siempre se les puede mandar un mail.

Por ahora aprovecharé estos últimos días antes de partir para que quedemos en contacto".

Así se apagó Megaupload

La operación del FBI «Mega Conspiracy» también tiene en el punto de mira a páginas españolas como «SeriesYonkis»

María Picatoste / Corresponsal ABC en New York


Foto: La mansión de Kim Dotcom en Coatesville, cerca de Auckland (Nueva Zelanda)

De un plumazo, Estados Unidos ha acabado con Megaupload, la página de almacenamiento de archivos más grande del mundo. Con la ayuda de las autoridades de varios países, el FBI y el Departamento de Justicia cerraron el pasado miércoles Megaupload, registrada en Hong Kong, al tiempo que detenía a su fundador, Kim Schmitz, junto a otros tres de sus directivos: Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk. Simultáneamente se realizaron redadas en EE.UU. y otros nueve países, lo que derivó en la incautación de unos 10 millones de dólares en efectivo, productos informáticos por valor de 50 millones de dólares y varios vehículos cuyo valor total asciende a 6 millones de dólares. Además, 100 millones de dólares fueron confiscados de varias cuentas bancarias que la empresa tenía registradas en 65 países. Por el momento, los detenidos han sido encarcelados de forma preventiva en Nueva Zelanda sin posibilidad de fianza mientras EE.UU. tramita sus extradiciones.

La operación, denominada «Mega Conspiracy», es el último progreso hasta el momento de la demanda en la que EE.UU. se presenta como acusación contra Kim Dotcom, Megaupload Limited., Vestor Limited., Finn Batato, Julius Bencko, Sven Echternach, Mathias Ortmann, Andrus Nomm y Bram Van Der Kolk. Todos ellos fueron acusados el 5 de enero por un jurado del Estado de Virginia de estar detrás de una «organización criminal internacional responsable de la piratería masiva a nivel mundial de obras protegidas por derechos de autor». Ahora se enfrentan a penas de un máximo de 20 años por los cargos de crimen organizado, 5 años por conspiración para infringir derechos de autor, 20 años por blanqueo de dinero y 5 años por cada uno de los otros cargos de infracción criminal de derechos de autor de los que sean culpables.

Según la acusación, Megaupload ha operado desde su fundación en 2005 «páginas que reproducían ilegalmente y distribuían, infringiendo las leyes de la propiedad intelectual, obras que incluían películas antes de su estreno comercial, música, programas de televisión, libros electrónicos y software de entretenimiento a una escala masiva».

Megaupload, con 50 millones de visitas diarias, aproximadamente un 4% del tráfico total de internet, es objeto de investigación por parte del FBI desde hace dos años. Desde entonces, la oficina federal ha tratado de desentrañar el funcionamiento de este entramado de servidores y enlaces. En la investigación han trabajado el FBI y el Centro Nacional de Coordinación de los Derechos de Propiedad Intelectual, y ha estado dirigida por Jay V. Prabhu, fiscal jefe contra el cibercrimen. Sus resultados forman parte de la demanda de 72 páginas que el Departamento de Justicia ha hecho ahora pública.

Algunos de los detalles más relevantes:

Modelo de negocio. Megaupload basaba su negocio en la publicidad y el pago por acceder a contenidos de manera ilimitada, ya fuera por días, semanas o hasta de por vida. El informe calcula que la empresa ingresó unos 150 millones de dólares de usuarios que registraron cuentas Premium y que los daños que la empresa ha causado a los propietarios de derechos de autor ascienden a 500 millones de dólares.

Tapadera. La investigación descubrió que la lista de los 100 archivos más populares que la página promocionaba en realidad no reflejaba los archivos que más tráfico generaban. A esto se suma que la página no cuenta con un buscador interno con el que encontrar contenido en su página. La demanda entiende que estas son técnicas que buscan aparentar que el negocio de Megaupload es legítimo.

Eliminar contenido. Megaupload ofreció en 2009 a Time Warner, una de los mayores propietarios de contenido protegido por derechos de autor, la posibilidad de eliminar de sus servidores archivos que violasen sus derechos, con un máximo de 2.500 archivos al día. Cuando Time Warner solicitó aumentar esa cifra, Kim Schmitz accedió a elevarlo a 5.000 al día. Una conversación que ahora se ha hecho pública revela que la cifra fue motivo de debate dentro de Megaupload, pero que la compañía podía «cooperar» debido al buen ritmo de crecimiento que estaba experimentando. Esta y otras conversaciones dejan patente que eran conscientes de que la mayor parte de los archivos que alojan ignoran las legalidad.

No todo es ilegal. Megaupload era una página de almacenamiento de archivos que los usuarios podían subir y conservar en sus servidores. Muchos lo utilizaban para guardar documentos personales. Que el FBI haya cerrado Megaupload en su totalidad ha negado a esos usuarios la posibilidad de recuperar sus archivos.

Conexión con España. La investigación ha monitoreado las páginas que compartían los enlaces a archivos en Megaupload. El portal SeriesYonkis aparece citado en la demanda en 3 ocasiones. En las tres es mencionado como una de las páginas que contienen más enlaces a Megaupload y que más tráfico les reporta. Que el FBI ha estado tras la pista de este portal no ha debido pillar por sorpresa a David Martínez y Jordi Tamargo, cofundadores de Burn Media SL, propietaria de SeriesYonkis. Esta semana se ha hecho público que los dos españoles habían vendido su parte de la empresa y que la web podría estar en la lista de webs que diversos gobiernos tenían intención de cerrar. También son citadas por el FBI las web cinetube.es y dospuntocerovision.com

El cierre de Megaupload y el derecho cortocircuitado

Tesis Insustancial

El cierre de megaupload es uno de esos momentos icónicos mediante los que generaciones futuras (o extraterrestres) comprenderán mejor nuestro modelo de sociedad. Y es que este hecho no se aprehende en toda su relevancia si atendemos solo a la privación de material audiovisual que padeceremos a partir de ahora; la trascendencia del cierre de megaupload radica en la eclosión definitiva y con alcance global de esa reinvención del derecho que no acabábamos de creer, pero que ya está aquí, con sopa o sin(de) ella. Y es que el derecho moderno ha sido, esencialmente, el modo de procurar titularidades cuyas cargas y privilegios, posteriormente, se negociaban en un marco de racionalidad determinado (decía Moulier Boutang que lo que caracteriza al capitalismo respecto de otros sistemas de relación es la invención jurídica de la empresa como titularidad que responde solo con su propio patrimonio, exonerando de responsabilidad patrimonial a la persona física).

La fijación de titularidades, históricamente, era cuestión de policía y guardiacivil-ización: cercamiento de campos abiertos, catalogación de mano de obra, delimitación de autorías... Sin embargo, llegada la economía de la información y el conocimiento -esa que, por definición, gesta su riqueza en "lo común"- parecía poco probable que la guardiacivil-ización actuara con el arrojo con el que se ha cerrado megaupload. Parecía poco probable porque es evidente que, en esta economía de lo común, seguir marcando titularidades precisas se revela cada vez más como una ficción insostenible e impracticable. Y sin embargo el derecho ha decidido cerrar megaupload, que es ese campo por el que todos habíamos caminado alguna vez, como esos campos que transitaban los paisanos del siglo XVIII hasta que un tipo uniformado se acercó a decirles que aquello era privado, es decir, privativo de otro, como un cepillo de dientes.

Parecía imposible que el derecho siguiera aplicando esta lógica en un mundo de productos inmateriales, reproducibles e intercambiables con inmediatez; sin embargo, el derecho ha sabido reinventarse: atrapar al ladrón habría supuesto el cortocircuito final, ya que entonces, con las cárceles más llenas que las calles, habría que darle otro nombre a nuestra sociedad. De este modo, el derecho ha decidido meter en la cárcel a determinados mediadores de la puesta en común, así como cerrar servidores que, hoy en día, son nódulos referenciales del proceso de compartir. Batalla ganada, orden reestablecido. Lo que el derecho no sabe, pero sospecha, es que estos servidores que hoy son una referencia por su capacidad distributiva, son solo el paso intermedio para un sistema puro de P2P en el que no habrá nódulos, sino redes entre usuarios. Será entonces cuando la lógica jurídica que hoy ha metido en la cárcel a los responsables de megaupload llame a nuestra puerta y, como un guardia civil decimonónico que ordena los campos, nos pida que le acompañemos. Será entonces cuando el derecho necesitará reinventarse de verdad o acabará encarcelándose a sí mismo.

La guerra que no es guerra

Arsinoé Orihuela Ochoa

Desde el 2006 –o quizá con anterioridad a esta fecha– el gobierno federal ha intentado por todos los medios persuadir a la sociedad mexicana sobre la plausibilidad de una guerra –con sus respectivos frentes, trincheras, enemigos, muertes y heroicismos– contra un “mal” de características esencialistas, que no emerge de procesos cognoscibles, esto es, que es malo per se , que su maldad corresponde a una naturaleza concedida por gracia de un demonio superior (que, por cierto, supera en rating a todos los leviatanes que le precedieron). Este naciente “mal” comparte un elemento común con otros demonios: no se precisa involucrar a la sociedad para conocerle, abordarle –que sería un primer paso efectivo en la erradicación de este “mal”–: la supresión de este agente malvado se consigue sólo valiéndose de métodos discrecionales. Desde la perspectiva de la autoridad es un “mal” inflexible, irracional, irreformable. Lo que sí es posible alterar es la percepción de la sociedad en relación con éste. Precisamente allí se introducen las tácticas de manipulación que tan buenos resultados ha dado al gobierno en turno.

Con la llegada al poder de Acción Nacional, las concesiones políticas al clero aumentaron significativamente. La aparición de las autoridades eclesiásticas en medios de comunicación ha venido a la alza. Sus opiniones desempeñan un papel central en la actual coyuntura. No es fortuito que más de un funcionario público haya visitado la sede del Papado con fines apreciablemente mediáticos, acompañados de las televisoras de mayor envergadura nacional. (Destaca el memorable encuentro de la “gaviota santa” con el “espíritu santo”). La visita a México de Ratzinger –otrora cuate íntimo del difunto Marcial Maciel– forma parte de este creciente involucramiento de la iglesia católica en la vida pública del país: el objeto es bendecir una guerra que no es guerra, y afianzar, legitimar, a los operadores institucionales de la misma. No son gratuitas las referencias bíblicas en las alocuciones de la clase dirigente: ésta se asume delegada de Dios, y por tanto enemiga de la maldad. Ratzinger no viene a México con un mensaje de esperanza; más bien, al contrario, con una exhortación, si bien furtiva, a la pasividad, repitiendo la misma fórmula de la conquista: fe espuria, pueblo sumiso.

Esta pasividad prospera, en parte, como resultado de la fábula de la futuridad. Con parentescos discursivos acentuadamente religiosos, los heraldos calderonistas anuncian que la seguridad y el bienestar se alcanzarán en el futuro. Hoy se mata “mexicanos malos”, para que mañana únicamente permanezcan “mexicanos buenos”. La añeja promesa de un futuro mejor. (“Estamos sembrando la semilla de un futuro de oportunidades para todas las familias de nuestro país” –Alejandro Poiré). O más aún, el rancio mito religioso del Futuro: si el “bien” no ha de realizarse en esta vida, se espera que ocurra en el trasmundo.

Nótese que el propósito es uno sólo: fomentar la conformidad, condescendencia e inacción de la sociedad.

La actual guerra que no es guerra se nutre de un doble mito, temporal e ideológico: temporal, cuando justifica el presente terror en nombre de un futuro feliz: los muertos del hoy en función de los vivos del mañana; e ideológico, cuando asume que el adversario –el narco– no tiene existencia más allá del mal: es sólo un objetivo a eliminar.

Dirigiendo la atención de la sociedad al futuro y no al “ahora mismo”, promoviendo el retrato, insistentemente ficticio, parcialmente verídico, de un “mal” acotado –chivo expiatorio–, la clase dirigente difiere cualquier sanción político-legal a su corruptivo proceder y esconde eficazmente sus prácticas delictivas.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!