Impulsan juicio a Calderón

Francisco Rodríguez / Índice Político

Ya desde el 19 de mayo inmediato anterior usted leyó aquí algunas de las interrogantes que muchos nos hacemos con respeto a un futuro que se nos antoja cada vez menos lejano: ¿Qué le espera a Felipe Calderón cuando formalmente cese en la función que ocupa desde el primer día de diciembre de 2006? ¿Chambitas en organismos internacionales y empresas transnacionales como a Ernesto Zedillo? ¿Persecución y autoexilio, como en su momento sufrió Carlos Salinas de Gortari? ¿Convertirse en promotor anticipadísimo de la campaña presidencial de su esposa, para el 2018?

La respuesta a la primera cuestión seguía ahí mismo: “Su futuro al término de su ocupación de Los Pinos es adivinable para muchos de quienes ahora mismo firman una petición on line para que el michoacano sea llevado a juicio ante la International Criminal Court (Corte Penal Internacional), donde han desfilado déspotas y genocidas de todo el orbe.”

A cinco meses, dicha iniciativa revive y lo hace, además, impulsada por personajes de prestigio y renombre, cual el productor de TV Epigmenio Ibarra; Edgardo Buscaglia, consultor de la ONU; John Ackerman, analista de la UNAM; José Rosario Marroquín, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro; William Weaver, de la Universidad de Texas, y Loretta Ortiz, del departamento de Derecho la Universidad Iberoamericana (UIA).

También están los periodistas Julio Scherer Ibarra, hijo del fundador de la revista Proceso; los caricaturistas Rafael Barajas y Antonio Helguera, así como el columnista Julio Hernández, los tres de La Jornada; y, entre otros más, Miguel Badillo y David Manrique de la revista Contralínea.

En la presentación de esta revalorización de la petitoria de juicio a Felipe Calderón –en la que también son incluidos “Joaquín Guzmán Loera, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza y demás autoridades, militares y narcotraficantes responsables de crímenes de guerra en México”, se subrayó que los peticionarios quieren que el ocupante de Los Pïnos sea condenado a cadena perpetua o que mínimo pase 30 años en prisión.

A través de este sitio de Internet, se han recabado más de 12 mil firmas. Y a ellas se suman otras casi 10 mil que se han recabado de forma autógrafa.

Netzaí Sandoval es el abogado que encabeza la demanda, quien declaró: “Los mandos civiles son también responsables de las acciones de sus subordinados”.

La demanda exige que se investigue la desaparición de al menos 10 mil personas en el país durante la “narcoguerra” que ha encabezado la administración de Calderón, así como por la mutilación de ciudadanos como forma de intimidación, por los ataques a la población civil, el desplazamiento forzado de pueblos, la violación sexual de mujeres y niñas, y actos de tortura perpetrados y tolerados por el Ejército.

También se incluyen los ataques a centros de rehabilitación y por el secuestro, venta y esclavización de migrantes por parte de funcionarios del Instituto Nacional de Migración.

“Queremos atarles las manos a quienes están ensangrentando al país”, dijo Epigmenio Ibarra, pero…

Será difícil que tal suceda. Nadie podrá “atarles las manos” a todos estos presuntos criminales si, en automático, saltan a la palestra afirmando que siempre, siempre, siempre actúan conforme a Derecho. Y es que, bajo el título “el gobierno (sic) federal rechaza categóricamente que la política de seguridad pueda constituir un crimen internacional”, la Secretaría de Relaciones Exteriores emitió, inmediatamente después de la conferencia de prensa en torno del revival de la denuncia en contra del michoacano, un comunicado en el que insiste, insiste e insiste en que “las acciones de la Estrategia Nacional de Seguridad son desplegadas con pleno apego al Estado de Derecho, con el fin de detener la actividad de las organizaciones criminales, llevar a sus miembros ante la justicia y evitar la violencia e inseguridad que generan”, y que –como ya hemos escuchado hasta el cansancio—“de no haber actuado con la contundencia mostrada desde el inicio de la Administración, muchas familias en diversas comunidades del país estarían a merced de los criminales”… como están en los hechos, ¿no cree usted?

El 25 de noviembre venidero, la petición se hará formalmente al fiscal de la Corte Penal Internacional.

Índice Flamígero: Otro estado gobernador por un priísta, Coahuila, en donde presuntos delincuentes y fuerzas federales se enfrentan y provocan el terror social. Ayer, la capital saltillense fue el escenario. La “estrategia” electorera prosigue… “apegada a Derecho”, claro está.

Enrique Ebrard, Marcelo Peña

Miguel Ángel Granados Chapa

Antes de que caiga el telón no quiero dejar de presentar a ustedes a dos protagonistas de la escena pública que, por primera vez en su vida tienen que pugnar, aunque con ventaja sobre sus contendientes, por una posición que les permita gobernar. Ambos se han sentado en sillas de gobierno, pero no llegaron a ellas merced a un esfuerzo propio, sino impulsados por mecenas políticos y financieros que en todo tiempo aseguraron su porvenir. Ahora no están en ese caso. Tienen que ganarlo.

Abundan las coincidencias en su personalidad y su conducta. Tanto que una y otras son confundibles y pueden, por lo tanto, ser intercambiables. Se trata de Enrique Ebrard y Marcelo Peña. A pesar de que sus estrategias buscaban conducirlos sin obstáculo ni adversario a la candidatura en sus partidos, en este momento tienen que bregar por ella. Enrique Ebrard iba a construirse, por la ley natural de las cosas, por la movilización que inició a partir de su gubernatura, en el aspirante presidencial del PRI. Iba a lograrse ese objetivo mediante el impulso inducido que en la cultura autoritaria priísta de que la acaso nunca podamos escapar se llama “la cargada”.

Se pretendió que el lanzamiento abrumador ocurriera el 15 de septiembre, apenas trasladara el Gobierno local a Eruviel Ávila. Se le proclamó ¡presidente! Pero tuvo que atenerse al establecimiento de reglas mínimas. La reunión de dirigentes de su partido de donde hubiera brotado la declaratoria de candidato único, frenó el empeño de, por ejemplo, Joaquín que anunció la postulación indiscutida del mexiquense en cuatro actos ya organizados, a los que tuvo que renunciar.

No pudo tampoco el gobernador convertir la reunión del consejo político nacional, el sábado pasado, en su plataforma de lanzamiento. Se está ateniendo a un mecanismo en que resulta posible comparar sus propuestas con las de Manlio Fabio Beltrones, que desde siempre, y consciente de su fortaleza y sus debilidades, espera que el PRI determine, como lo demandó sin éxito Reyes Heroles en 1975, que se formule primero el programa y luego se elija al hombre que propugne su realización. Quizá Enrique Ebrard aceptó el procedimiento a sabiendas de que su fuerza real no está en las palabras, los argumentos, la visión de México que cada quien exponga, sino en el poder real de la televisión y el dinero. Aunque desde ahora se le suponga victorioso, tiene que pasar por la contienda pública.

Es es el caso también de Marcelo Peña, que ha aprendido que si algún ejemplo ha de seguir, no es Manuel Camacho ni Andrés Manuel López Obrador, sino el mexiquense. Ha estado usando los modos de propaganda en que se adiestró el ex gobernador. Y si bien no cuenta con el favor de Televisa ni con los recursos con que hay que obtenerlo, sus frecuentes y aun cotidianas apariciones lo han proyectado al espacio público nacional como no sería posible de no pagar por ello. El efecto de esa creciente exposición pública es la creación artificial de una figura que busca convertir esa apariencia en realidad. En el mismo plano, pero con desigual dimensión, ha pretendido crear diversos entornos que no es más que uno. Hace meses comisionó a su personal de confianza a promover la Fundación Equipo, Equidad y Progreso, y hace menos convino con Nueva Izquierda, el ala derecha del PRD. El montaje de un espectáculo llamado Demócratas de izquierda.

Esa proyección pública le ha hecho suponerse de la talla de Andrés Manuel Lopez Obrador y contender con él por la candidatura perredista. En el año 2000, cuando era candidato del Partido del Centro, convino por el aspirante de la izquierda en la inducción de sus exiguos votos a cambio de un cargo en el gobierno local.

López Obrador cumplió su palabra y fue más allá cuando el secretario de seguridad pública quedó en desgracia ante su jefe formal Vicente Fox y lo impulsó hacia su sucesión como secretario de desarrollo social. Combatieron por la candidatura Marcelo Peña y Jesús Ortega. La tensión entre ambos se alivió para convertirse en alianza frente a López Obrador, quien se mostró siempre contrario a la calificación de traidor que un buen número de sus seguidores endilgan a quien, paradójicamente, podría ser candidato “de la izquierda” gracias al apoyo de Morena, comprometido por López Obrador.

Enrique Ebrard y Marcelo Peña han coincidido en hacer de las relaciones sentimentales no el coto sagrado que las personas respetables les otorgan. Al confesar a su esposa Mónica Pretelini el ser padre de hijos fuera de matrimonio, el gobernador mexiquense estableció con ella una distancia que sólo concluyó con la muerte de la señora. Televisa proveyó a Enrique Ebrard de una nueva esposa, una rutilante estrella de la pantalla. Marcelo Peña se divorció de la madre de sus hijos, y tiempo más tarde contrajo matrimonio con una persona del espectáculo y las relaciones públicas. El vínculo terminó también en separación.

Tras un breve periodo de soltería, Marcelo Peña que como Enrique Ebrard dedican esfuerzo considerable a su fisonomía, hizo público su nuevo romance. Declaró su relación con la señora Rosalinda Bueso, Era embajadora de Honduras cuando el presidente Manuel Zelaya, quien la había nombrado, fue depuesto. Acaso llevado por su vocación internacionalista -ésa fue su carrera en el Colegio de México- el regente la protegió y brindó los medios para que permaneciera en México.

Incorporada a la nómina del gobierno capitalino, de esa relación surgió otra no se si más profunda pero sí más vistosa. Se casaron el viernes.

Guadalupanos por decreto

Reino de los arrepentidos
Miscelánea política trunca
Acapulco, Saltillo, Supervía

Julio Hernández López / Astillero


Convencido de sus poderes sobrenaturales, el cada vez más prodigioso SuperFelipe colocó ayer bajo el manto de la Virgen de Guadalupe a todos los mexicanos, aun a aquellos que ni siquiera se afilian a religión alguna. Sacras palabras en defensa de la libertad de creencias en México (pues también tal bandera ondeó el licenciado Calderón en su contradictorio discurso): Somos guadalupanos, independientemente, incluso me atrevería a decir, mucho de la fe, de las creencias y las no creencias y, desde luego, lo es para quienes profesamos la fe católica... (en bit.ly/pyTTn4 están disponibles sintaxis, puntuación y juarismo guadalupano del felipismo).

Mas no fue el único milagro del día, pues también se produjo la reproducción de los saludos. Si el reino de las alianzas o las coaliciones ha de ser de los arrepentidos, un hijo pródigo se acercó nuevamente al banquete del Señor (presidente, según los nuevos acomodos de Marcelino, PAN y Los Vinos), ya sin usar de pretexto la presidencia de la Conago ni las obligaciones de cortesía que le llevaron semanas atrás a dejarse fotografiar por primera vez en beatífico saludo hacia el antes considerado espurio que ahora está en tratos para pasar a la condición de socio. Así fue también que obró en sentido contrario a lo que un lego habría considerado casi una foto del Apocalipsis mexicano: el depositario del maléfico dinero acumulado, el jefe de la iglesia pecadora, el comandante en jefe del exterminio nacional y el aspirante a torcer lo que sea con tal de alcanzar una candidatura presidencial. Slim, Rivera, Calderón y Ebrard en la etapa final del proceso que inició Andrés Manuel López Obrador la década pasada, en busca de ganarse el voto guadalupano aunque fuera al costo de donar al poder de las sotanas casi 30 mil metros cuadrados de terreno para construir la Plaza Mariana de la Basílica de Guadalupe. Dense la paz.

Trunco es el futuro electoral inmediato, según se puede ver por todos lados. Mocho está el IFE por falta de tres consejeros e incompleto será ya el trabajo encaminado a los muy difíciles comicios del año entrante, pues oficialmente la faena ha comenzado con sólo dos terceras partes de los responsables. También cercenada parece que quedará la de por sí insuficiente miscelánea de arreglos en materia política a la que por no dejar siguen llamando reforma. El peñanietismo dominante insistía anoche en imponer la ley del gel para impedir que avanzara la engañifa derechista apoyada por segmentos de la izquierda perredista y por ciudadanos genuinamente esperanzados en que la tal relección inmediata de legisladores constituyera un avance de lo que con dejos de nostalgia se empeñan en considerar democracia.

La oposición del partido de tres colores a la mencionada relección fue impugnada ardorosamente por líderes de la sociedad civil que cada vez coinciden más con los planes calderonistas en distintas materias, entre ellas la electoral, y que probablemente troquen pronto los arrestos independientes por candidaturas partidistas. A la hora de cerrar esta columna sólo se había aprobado en lo general por comisiones unidas de diputados la minuta proveniente del Senado pero faltaba la discusión, en lo particular, de las reservas con las que se pretendía impedir la mencionada continuidad de los legisladores y la revocación de mandato.

Un día de tanta espiritualidad en conflicto devino también en vulgares y terrenos asomos de violencia física. En Acapulco, los profesores que mantienen una larga protesta y paro de labores por la amenaza de narcotraficantes que les pretenden arrebatar mensualmente un porcentaje de su sueldo acabaron recibiendo respuesta del Estado, pero no a favor de ellos, los maestros amenazados, sino en contra, pues cientos de policías estatales y municipales arremetieron ayer con escudos y toletes contra mentores que habían bloqueado la Costera Miguel Alemán (nomenclatura de trágica ironía en un pueblo sumido en la pobreza a causa del saqueo que han practicado sus elites políticas mediante negocios de cuello blanco).

Eso sí, el generoso gobernador aliancista, Ángel Aguirre, ordenó a sus agentes que no detuvieran a nadie, aunque los educadores reprimidos dijeron que varios de sus compañeros habían sido capturados por presuntos policías. A fin de cuentas, el desenlace es terrible: o pagan a los narcos, o cuello por protestar por esa inseguridad persistente. En el Distrito Federal, mientras tanto, granaderos abrieron camino a trabajadores que avanzaron en el proceso de construcción de la redituable Supervía. El campamento de los opositores a esa polémica obra continuó en su lugar, pero quedó manifiesta la voluntad del gobierno capitalino de continuar con los trabajos al costo que sea (es decir, al costo social, pues el económico ya es un relajo del que solamente han salido beneficiados los constructores extranjeros y sus socios locales).

En Saltillo se vivía nuevamente pánico social luego de enfrentamientos de soldados y agentes federales con cierto bando de narcotraficantes. Como ha sucedido en otras ciudades del país, el fuego cruzado deja en medio a ciudadanos inocentes, sin que a fin de cuentas acontezca otra cosa que una batalla más de una guerra que parece interminable. Uno de los jefes de esas fuerzas beligerantes, Genaro García Luna (muy recordado en estos días de preparación en Washington de una nueva producción de espías, con Los Zetas como invitados a la fuerza y con pretensiones de ser rodada en Irán) tuvo momentos incómodos en su comparecencia ante diputados, sobre todo por las intervenciones de Gerardo Fernández Noroña que, al final, dieron pie a un jaleo que sirvió a los interesados en guardar el orden para terminar con la sesión.

Y, mientras Manlio Fabio Beltrones se declara en condiciones de llegar a ser un gran candidato y un buen presidente de la República, ¡hasta mañana, con el minigobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, recibiendo embates del panismo casinero!

¿IFE autónomo?

Javier Arcadia Galaviz / Cuestión de Debate

Arrancó el proceso electoral el viernes siete de este mes, tal como lo marca el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), y el Instituto Federal Electoral (IFE) sigue igual, sin sus tres consejeros electorales que le faltan desde hace casi un año, lo cual muestra que este organismo creado para desarrollar la función estatal de organizar y calificar las elecciones en nuestro país, así como para emitir las constancias de mayoría a quienes resultan electos por virtud del voto ciudadano, dista una enormidad de gozar este instituto de la autonomía que en la letra le da ese carácter la propia ley que rige su funcionamiento.

En efecto, no se puede concebir como autónomo al IFE cundo ni siquiera es capaz de conminar, exhortar o en último de los casos exigir emplazando a la Cámara de Diputados para que cumpla con su obligación, en el sentido de que nombre, designe o apruebe a los tres consejeros electorales que a ese instituto le faltan, a fin de que éste pueda funcionar con la regularidad que le ordena el COFIPE.

La autonomía del IFE queda en entredicho, ya que a lo largo de casi un año, este instituto continúa atrapado y disminuido por intereses partidistas.

Cierto, los partidos políticos presentes en la Cámara de Diputados, mismos que a través de sus respectivos legisladores, obstaculizan o deliberadamente no llegan a los acuerdos que les permitan elegir, de una vez por todas, a los tres consejeros electorales faltantes a ese organismo de índole electoral.

Con ello los partidos evidencian que no les importa que la sociedad sea testigo de como violentan descaradamente la constitución y la ley sustantiva en materia electoral. Pero resulta muy claro que el verdadero fondo de ese retraso son los intereses de cada partido, como se ha señalado, referencia concreta al PRI, al PAN y al PRD, los cuales pretenden imponer a toda costa a determinados prospectos a consejeros electorales, quienes previamente seguro habrán de ser valorados, pero no tanto bajo el criterio de que sean los idóneos para ocupar tales cargos vacantes en el IFE, sino más bien por las afinidades ideológicas que éstos muestren con los respectivos partidos que los impulsan.

Esta circunstancia implicaría que de antemano dichos consejeros lleven un imborrable sello partidista y vayan bien amarraditos y comprometidos con quien tenga a bien elegirlos o designarlos.

De acuerdo con esa lógica, todo indicaría que a cada uno de estos tres grandes partidos, por supuesto sin tomar en cuenta a la demás chiquillada de partidos minoritarios presentes en la Cámara de Diputados, les tocaría de esos tres consejeros faltantes, uno a cada partido y san se acabó, se destrabaría el asunto y el IFE estaría completo.

Sin embargo, no es así, ya que el PRI como tiene mayoría de legisladores, hace valer esa condición y ha evidenciado que cuando menos pretende dos consejeros; el PAN reclama uno para su causa, y ya encarrerados en esta rebatinga, pues el PRD no se queda atrás, porque también quiere contar con el suyo. Este reparto así es inalcanzable, porque se requerirían cuatro consejeros cuando nada más hay tres, y también sería imposible que proporcionalmente se los repartieran, porque no van a cortarlos en pedazos para que les toquen en partes exactas.

En caso de que esta indefinición se prolongue, tampoco es operante lo que el IFE ha sostenido y declarado, en el sentido de que puede funcionar con los seis consejeros con que cuenta actualmente. Ello no es cierto, en virtud de que en un momento dado al votar sus acuerdos, eventualmente se podrían neutralizar, al quedar tres votos a tres, lo cual significaría que también este consejo de seis, al igual que la Cámara de Diputados, acabarían entrampados o en callejones sin salida, cuestión grave por tratarse de las futras elecciones del 2012.

Pálida tinta: Gobiernos de coalición. Es la tesis que ahora maneja Marcelo Ebrard, ocurrencia que seguramente le copió al Senador Manlio Fabio Beltrones. Pero, en fin, vamos a dejarla así, como que ambos coinciden en esa misma, dizque visión política, que solo ellos saben a donde quieren llegar. Lo que sí es un hecho, es que tanto uno como el otro también son coincidentes, pero en ir muy atrás con relación a sus competidores para la obtención de la candidatura a la Presidencia de la República. Cierto, a Marcelo ya Andrés Manuel López Obrador le va sacando un buen trecho en preferencias electorales, cuando faltan pocos días para la esperada definición; y no se diga Enrique Peña Nieto a Beltrones, es tan grade la diferencia con la que lo supera, que podría ser una distancia como de aquí a Sonora. Pero volviendo a los gobiernos de coalición, como dice el Diputado Alejandro Encinas, entre PAN y PRI siempre han existido, y esto es porque en el fondo son dos partidos similares. Luego entonces, qué de novedad tiene eso. Sin embargo, cabe señalar que al tratarse de gobiernos de coalición, habrán de ser éstos únicamente para cuestiones muy coyunturales, toda vez que su naturaleza irremediablemente es antidialéctica, ya que en esencia significa que por coaligarse se anularía la lucha de contrarios, lo que equivale a juntar dos polos opuestos eléctricos, con lo que no se generaría corriente, y por tanto, también las coaliciones cancelarían toda posible evolución, como si permanentemente se fusionaran o coaligaran la izquierda y la derecha. Inconcebible.

En AL hay más presidencialismo

Carlos Ramírez / Indicador Político

A la memoria siempre viva de Rogelio Cárdenas Sarmiento, alma de El Financiero
Como en política no existen fórmulas mágicas, la aplicación del modelo de gobiernos de coalición en varios países de América Latina no logró sus objetivos de profundizar la democratización y en cambio fortaleció el presidencialismo que buscaron disminuir.

Los gobiernos de coalición son la fase siguiente a la imposibilidad de acuerdos para reformas en situaciones de crisis. La crisis de ingobernabilidad, siguiendo a Samuel Huntington en El orden político en las sociedades en cambio, ocurre cuando las demandas sociales son mayores a las ofertas de las élites gobernantes. Pero si los partidos no pueden ponerse de acuerdo para realizar reformas que exige la sociedad porque las decisiones afectan sus esferas de poder, entonces un gobierno de coalición será imposible o se formará una coalición mínima sólo para conservar el poder.

Por ello el modelo inexistente de democracia constitucional que propusieron los firmantes del desplegado de propuesta de gobierno de coalición debió de haber asumido el modelo existente que sustenta las coaliciones: La democracia de consenso que analizó a profundidad Arend Lijphart en Modelos de democracia.
Formas de gobierno y resultados en treinta y seis países, publicado en 1999 aunque con referencias desde 1968 cuando estudió las políticas de negociaciones en los Países Bajos, una monarquía constitucional democrática con fuerzas políticas divididas. La democracia consensual obliga a acuerdos entre partidos, no las reglas constitucionales.

Por cierto, Lijphart concluye en su estudio que una de las condiciones para que las estrategias de los acuerdos tengan éxito en las élites políticas y en la base social radica en la existencia de una fuerte “cultura política consensual”, una práctica realmente inexistente en la cultura política de la división ad infinítum en México. Aquí es más fácil que la cultura de consenso se logre para oponerse a cambios, que para proponerlos.

Los gobiernos de coalición pluralista nacieron para acotar a los sistemas presidencialistas unipersonales. Sin embargo, un estudio realizado en 2006 por la politóloga argentina Adriana Gallo y publicado en la Revista Austral de Ciencias Sociales http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=45901103) concluye la ineficacia de los gobiernos de coalición y se inclina más por la democracia consensual. Una variante es la de los gobiernos consociativos, pero se dan en sociedades profundamente divididas por razones históricas, nacionales, étnicas o religiosas, y no propiamente políticas. Una democracia consensual debe neutralizar los componentes consociativos.

El estudio de los gobiernos de coalición en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay y Uruguay llevó a Gallo a una primera conclusión: Sin “auténtico pacto” entre las fuerzas participantes, el gobierno de coalición puede dividir más el presidencialismo plebiscitario y la participación de las mayorías. Asimismo, “la evidencia empírica” le aportó a Gallo el hecho que “en ninguna de las democracias de este continente se han adoptado formas parlamentarias o semipresidencialistas”, al contrario, el presidencialismo salió reforzado.

Otro descubrimiento científico social que hizo Gallo en su estudio radicó en las facultades parlamentarias vis a vis facultades presidenciales: “Cuando más concentrado esté el repertorio de facultades institucionales en la silueta presidencial, menos estímulos existen para cooperar en una fórmula consensuada”. Es decir, que el problema no está en la falta de consenso sino en la concentración de facultades presidenciales; peor aún, dice Gallo, “la enrevesada combinación de multipartidismo y presidencialismo puede desembocar en situaciones problemáticas para la democracia” y al final de día el modelo derive en un “presidencialismo consensual”.

Las iniciativas de gobiernos de coalición o de consensos partidistas tuvieron efectos diferentes a los esperados en América Latina, afirma Gallo: En Argentina derivó en una “fenomenal concentración de poderes en el ejecutivo”, en Bolivia la pobreza radicalizó la polarización, en Brasil el gabinete de coalición llevó a un modelo plebiscitario y no más democrático donde los presidentes se colocan por encima de los partidos y asumen un modelo cesarista, en Chile la disputa entre los partidos aún en las alianzas se centra en la pela por la presidencia y reduce los beneficios colaterales. Al final, presidencialismo avasalla a legislativo y en más en las coaliciones.

En su hipótesis de trabajo, Gallo señala: “El establecimiento de un tipo de gobierno de coalición en sistemas presidencialistas tiende a ser más funcional y eficaz cuanto más se pueden neutralizar los componentes consociativos del mismo.
Por lo tanto, establecemos que es difícil que la incorporación de elementos de compromiso dé como resultado un buen funcionamiento de un tipo de gobierno de coalición”.

De nueva cuenta aparece el punto central del presidencialismo, inclusive vigente aun cuando los congresos nombren jefes de gabinete o de gobierno. Las facultades presidenciales se potencian por la vía de la coalición, y no al revés. Por ello Gallo dibuja otra hipótesis de trabajo: “la incorporación de elementos propios de las democracia de consenso no siempre se traduce en fórmulas institucionales consociativas y esto está en relación con la pluralidad de fenómenos intervinientes”.

Así, el gobierno de coalición no es la fórmula mágica porque el objetivo central sería construir una mayoría y ésta sólo la puede conseguir la alianza entre dos de los tres principales partidos, cada uno de ellos dividido en su interior y sin una mayoría dirigente. Por eso los partidos primero deben ponerse de acuerdo hacia su interior, lo cual se ve prácticamente imposible.

La mafia de San Lázaro

Itinerario Político / Ricardo Alemán

Ya es un clásico hablar de las mafias criminales, de los cárteles del narcotráfico y la depredación que han generado en regiones enteras del país. Es lugar común que los estudiosos de la cosa criminal concluyen que entre los motores del crimen y la violencia están la impunidad y las anchas avenidas de corrupción que se dan en los tres órdenes de gobierno.

Pero lo curiosos es que pocos se atreven a señalar las criminales acciones políticas de partidos y dirigentes; de gobernantes y legisladores. Pareciera que la corrupción política, la impunidad de que gozan los partidos, sus líderes, gobernantes y legisladores no le importa a nadie; pareciera que a nadie le preocupa la violencia política y la depredación electoral que produce la grosera partidocracia contra el interés y los derechos ciudadanos.

Todos los días, en los espacios informativos se dedican horas y horas a la denuncia de la impunidad del cártel fulano, a la violencia desatada por la mafia perengana y al daño provocado a la sociedad en general por éste o aquel grupo criminal. Pero poco o nada se dice cuando los partidos políticos, sus legisladores y gobernantes, torturan la Carta Magna y el espíritu democrático que anima al Estado mexicano, cuando son impunes a la violencia política que generan y estimulan, cuando violan los preceptos constitucionales, cuando de manera impune roban, mienten, engañan, solapan y/o estimulan corruptelas.

Y el mejor ejemplo lo hemos visto en las semanas recientes en la Cámara de Diputados, el insaciable elefante blanco que, diariamente, se traga millones y millones de pesos de dinero de nuestros bolsillos –y cuya eficacia es altamente cuestionada– para que un puñado de diputados que se dicen “representantes populares” actúen como pandilla de violadores de la Constitución –como la mafia de San Lázaro– y sean incapaces de cumplir el mandato constitucional de elegir a tres consejeros del IFE.

¿Quién será el valiente que se atreva a sancionar, castigar y terminar con la impunidad de esa mafia de San Lázaro? que lo mismo tortura la Carta Magna, que violenta los preceptos constitucionales; que igual se pasa por las barbas el reclamo social de reformas urgentes, que ofende a los ciudadanos y a los mandantes al anteponer sus mezquinos intereses, por sobre los intereses de quienes les pagan y a quienes dicen representar.

Los señores diputados pueden violar la Constitución, hacer gala de su impunidad, y no hay nadie capaz de decirles nada. Los señores diputados pueden repartirse el salario que quieran, depredar el presupuesto que se les antoje y nadie puede llamarlos a cuentas. La mafia de San Lázaro puede llegar al extremo de aplaudir, solapar, prohijar a un narcodiputado como Julio César Godoy y nadie resulta sancionado por esa monstruosa ofensa a los ciudadanos, a las leyes, a la Constitución, a la justicia y, claro, a los electores.

Y el más reciente ejemplo de cómo los señores diputados de todos los partidos torturan la Constitución y violan sus preceptos constitucionales –y claro, la más reciente ofensa de la impune partidocracia que secuestra al Estado mexicano– es esa suerte de “comisión” o “estudio técnico” que crearon los señores diputados para “destrabar” la elección de los consejeros del IFE.

Todos sabemos que no es más que un instrumento legaloide para “taparle el ojo al macho”. Al final saldrán con el cuento de que ya no es necesario nombrar a los tres consejeros faltantes. ¿Por qué? Porque otra pandilla mafiosa escondida tras las siglas del Tribunal Federal Electoral –rentable cártel de la mafia política mexicana– validó que el IFE puede funcionar con sólo seis consejeros y que los señores diputados no violentan los derechos electorales de los ciudadanos al no elegir a los consejeros faltantes.. ¿Y la Constitución, y el respeto a sus preceptos?

¡Carajo, eso a quién le importa..!. Si ya el diputado Emilio Chuayffet dijo: “lo deseable es respetar la Constitución”. No, señores diputados, señores magistrados del Tribunal Electoral. Lo deseable sería que todos ustedes fueran sometidos a un juicio político para que pagaran por torturar, secuestrar y violar la Constitución. ¿O no?

EN EL CAMINO

Desde la primera mitad del gobierno de Ernesto Zedillo no se daba una gira en el DF entre el Presidente y el Mandatario capitalino, como la que ayer se llevó a cabo entre Calderón y Ebrard. Y es que cada partido cree ser dueño del territorio que gobierna. ¡Chulada de pluralidad! Y así dicen que de nada servirán los gobiernos de coalición.

El poder no se comparte

Jorge Fernández Menéndez

¿Están dispuestas las principales fuerzas políticas a avanzar en un eventual gobierno de coalición? Si nos atenemos a los firmantes del desplegado del lunes habría que concluir que muy probablemente sí, pero en realidad lo que se sigue imponiendo es la máxima de que el poder no se comparte.

No nos engañemos, no se requiere ni ley ni reforma alguna para establecer un gobierno de coalición en México. Se podría haber hecho perfectamente en el pasado y ningún instrumento legal lo impide: se trata sólo de contar con la voluntad política para hacerlo. Pero esa voluntad no existe o es escasa. Como hemos dicho, en los hechos, se logró una importante coalición legislativa entre 1991 y 1993 en la segunda mitad del gobierno de Carlos Salinas, cuando se dio la última gran etapa de reformas estructurales en el país. En el sexenio siguiente, Ernesto Zedillo intentó ir más allá, negociando con el PAN la Procuraduría General de la República, que iba a ser para Fernando Gómez Mont, pero unos días antes de la toma de posesión descubrieron que Fernando, entonces mano derecha de Diego Fernández de Cevallos, no tenía la edad mínima (35 años) para ser procurador, y quedó en su lugar, por acuerdo con el PAN, Antonio Lozano Gracia. Pero vino la crisis y el PAN (dirigido por un Carlos Castillo Peraza que no quería acuerdos con el PRI) no quiso asumir costos y abandonó todos los acuerdos legislativos con el gobierno: rechazó, entre otras, las reforma de pensiones, la energética y la fiscal (que, como debe ser, ahora propone el PAN desde el gobierno mientras el PRI no las acepta). Vicente Fox ganó con una coalición electoral mucho más amplia que la que aparecía en el papel, pero la misma no tuvo trascendencia alguna en el ámbito legislativo.

Felipe Calderón quería un gobierno de coalición, lo dijo abiertamente apenas pasadas las elecciones del 2006. Lo entrevisté el 12 de julio de aquel año: le pregunté cómo esperaba gobernar. Me dijo que “se pude construir una alianza legislativa en la estructura de un gobierno de coalición que permita tener mayoría en torno a un programa de gobierno consensuado, un programa que quiero negociar con la oposición incluso antes de tomar posesión. Eso no lo intentamos con el presidente Fox y yo lo quiero hacer, quiero construir un gobierno de coalición a partir de negociar sobre la mesa programas de gobierno e incluso estoy dispuesto a negociar la integración del gabinete, siempre y cuando esto implique un apoyo legislativo estable y permanente”. Seguimos platicando sobre lo que vendría y sobre el gobierno de coalición que proponía construir con los otros partidos, incluido el PRD de López Obrdor. Dijo que el programa de gobierno se tendría que articular en torno a esa coalición amplia y que “la esencia de la transición debía ser un programa de gobierno compartido, el cual voy a negociar de aquí al primero de diciembre”. Le pregunté cuáles serían sus objetivos en los primeros 100 días de gobierno y la respuesta no pudo ser más clara: primero “el propio gabinete, el gobierno de coalición. Este debe ser un logro claro” (ver el libro “Calderón Presidente”, editorial Grijalvo, 2007, páginas 125 y subsecuentes).

No pasó nada. La respuesta del PRD fue el plantón de Reforma y el Centro Histórico y el “gobierno legítimo” de López Obrador. El PRI desechó públicamente esa posibilidad. Nunca hubo gobierno de coalición y nunca antes había habido una propuesta tan explícita para construirlo.

No veo que las cosas sean ahora diferentes. El diagnóstico que estamos haciendo sobre el tema es exactamente el mismo que se ha hecho desde que no existen mayorías legislativas, o sea desde 1997, hace ya 14 años. Y las coaliciones se construyen desde el poder. Y salvo la intención de Calderón en el 2006, no hay voluntad política de avanzar en ese camino. Se podrá argumentar que muchos de los principales dirigentes del PRI, del PAN y del PRD apoyan la propuesta de la reforma de los gobiernos de coalición (aplaudible en muchos sentidos pero innecesaria en términos legales para realmente construir un gobierno de coalición).

Pero es una verdad a medias, desde el momento en que la dirigencia nacional del PRI y sobre todo Enrique Peña Nieto no la apoya. Tampoco López Obrador. Y no lo hacen porque para hacer operativa esa reforma se impulsa la creación de un primer ministro que surgiría de esa coalición. Y nadie con posibilidades reales de ganar querrá negociar antes de la elección una ración muy considerable de un poder que aún no está en sus manos. Y no la apoyan porque tanto Peña como López Obrador (y si lo analizamos, a partir por ejemplo de la propuesta de la segunda vuelta, también el presidente Calderón) prefieren el sistema presidencialista al parlamentario. ¿Pueden pensar en coaliciones? Sí, responderán, después de ganar las elecciones. El poder, dicen los viejos políticos, no se comparte. Y no se puede compartir lo que no se tiene.

AMLO cosmopolítico

Marco A. Flota / Grillotina

Andrés Manuel López Obrador se hace cosmopolita. O, mejor dicho cosmopolítico: Una combinación de cosmopolita y político, porque ninguna actividad del tabasqueño deja de tener tinte grillo. Suponemos, incluso, que cuando está en un restaurante u otro lugar público nunca va al baño, porque este siempre se encuentra “al fondo a la derecha” y aún en un WC particular, suponemos, tendrá cuidado de que su mano derecha no vea lo que hace su mano izquierda.

Pero decíamos que AMLO se hace cosmopolítico: Al fin ha decidido viajar al extranjero. Sólo que cuando usted viaja a otro país es para conocerlo, pero él cuando viaja a otro país es para que lo conozcan.

Hace poco estuvo en Los Ángeles, donde la población es mayoritariamente de origen mexicano: Hay menos gringos que en San Miguel Allende, Guanajuato. Y fue recepcionado por el alcalde angelino, Villaraigosa, un american citizen, pero con raíces mexicanas muy fuertes: Tan mandilón que unió su apellido Villa, al de su cónyuge, Raigosa. Después se divorció, pero ésa es otra historia.

Cientos de mexicanos radicados en Los Ángeles vitorearon al Peje, con el mismo entusiasmo con que idolatraban a Fernando Valenzuela. Y es que hay semejanzas entre El Toro y el Peje: Ambos son zurdos, juegan béisbol, pero Valenzuela sí supo retirarse a tiempo.

Y esta semana López Obrador volvió a viajar al país vecino del Norte, para visitar la segunda ciudad norteamericana en cuanto a número de paisanos.
Imaginemos su arribo:
-¿Dónde estamos?
-En la Ciudad de los Vientos, Andrés Manuel...
-Yo pensé que íbamos a Chicago... mejor vámonos antes de que nos agarre una tolvanera, como las que nos llegan al DF desde el Lago de Texcoco...
-Bueno, jefe, aunque le llamen la Ciudad de los Vientos, no hay tolvaneras aquí en Chicago...
-Ah, con razón... Si Chicago es la Ciudad de los Vientos será porque los paisanos siguen comiendo frijoles...
De Chicago el creador del Morena viajó a Washington.

-¿Estás seguro de que debes visitar Washington, jefe?
-Sí, porque quiero ver a los Senadores...
-Dudo que acepten recibirte en el Capitolio...
-SÓlo que yo quiero ver a los Senadores de Washington, mi segundo equipo de béisbol preferido, después de los Cardenales de San Luis...
-Nomás que el equipo de Washington ya no se llama Senadores, ahora son los Nacionales...
-Bueno, aprovechando que estoy aquí daré una conferencia, consígueme un auditorio.

-¿Te parece bien el Centro Wodrow Wilson?
-Me vale Wilson, lo importante es que yo me dé a conocer.

¿Y de Chicago a dónde cree usted que viajó Andrés Manuel?
-¿A qué vinimos a Madrid, jefe?
-¿Ah no te dije?.... Me invitaron a dar a conocer mi Nuevo Proyecto Alternativo de Nación en la Fundación Gasset...
-¿No será la Fundación Ortega y Gasset?
-Creo que sí, pero vamos a dejarlo en Gasset porque yo no quiero pronunciar el otro apellido.

-¿Ortega?
-¿Tenías que mencionar al jefe de los Chuchos?
-Eh, perdón,pero te aseguro, jefe, que también vas a tener mucho éxito aquí en Madrid, la Villa del Oso y el Madroño...
-¿Tenías que mencionar a Madrazo?

¡RRIINNGG!
-Bueno, Palacio Legislativo de San Lázaro...
-¡Felicidades por aprobar la Reforma Política, ésa es una buena noticia!
-No, la buena noticia es que al fin vino al Congreso el diputado Kahwagi...

EPIGRILLO
Brasil, con sólo 10 hombres,
derrotó a la Selección.

¿Ganará el PRI la elección
¿con Enrique, un solo hombre?

Gastos “extras” en Panamericanos

Andy Novell F.

A unos días de que se lleve a cabo la inauguración de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, la sombra del desvió de recurso por el gobierno de Jalisco ronda el panorama, ya que se ha solicitado una revisión exhaustiva a través de auditorías del Congreso local y de la Auditoría Superior de la Federación.

Además 500 trabajadores de la Secretaría de Finanzas dejarán de laborar durante 15 días para formar parte de los “choferes” de las delegaciones deportivas, debido a que el Comité Organizador no contaba con este rubro.

De acuerdo a diversos legisladores de todas las bancadas del Congreso local de Jalisco, los Panamericanos pueden dejar al gobierno del estado en una situación económica complicada, debido a que el costo de la construcción de las instalaciones deportivas rebasó significativamente la proyección de los 5 mil millones de pesos que se tenían contemplados.

Uno de los casos más significativos es la construcción de la Villa Panamericana que tuvo un costo de más de mil 200 millones de pesos; parte de los recursos para la edificación de la llamada “Casa de los deportistas” fueron tomados de la Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público del Estado (Iprovipe), que otorga vivienda de interés social a los trabajadores, además del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal).

En total, la inversión del gobierno estatal que invirtió en la Villa Panamericana fue de 525 millones de pesos a través de Iprovipe e Ipejal, que entregó 340 millones de pesos del fondo de ahorros de los trabajadores al servicio del estado.

Además, se transfirieron 500 millones de pesos a los dueños de la empresa constructora “Corey Integra”, para edificar las villas que al final serán vendidas por el Instituto de Vivienda Popular.

De acuerdo a una fuente de la Secretaría de Finanzas del estado consultada, el dinero proporcionado por Iprovipe y el Ipejal, se debió porque el dueño de la empresa encargada de edificar la Villa “no tenía recursos para terminar los departamentos, por ello se le prestó el dinero.

Hasta el momento los funcionarios de la Secretaría de Finanzas, aun no saben cómo se devolverá el dinero”, debido a que el dueño de esta empresa solo aportó el 30 por ciento de la inversión estimada en cerca de mil 200 millones de pesos.

La titular de la Comisión Juventud y Deporte del Congreso local de Jalisco, Mariana Fernández Ramírez denunció que el Instituto del Deporte ha destinado cheques de 100 a 200 mil pesos de los recursos otorgados al gobierno del estado para la promoción del deporte.
De acuerdo a los datos que se obtuvieron hace unas semanas del portal del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 (Copag), los cuales ya no están a la vista, el gobierno de Guadalajara y el gobierno estatal, habían rebasado los 5 mil 345 millones de pesos a pesar de que todavía no inicia la justa deportiva.

De acuerdo a los propios cálculos del Congreso local y el ejecutivo estatal, la cifra de gastos generados por los preparativos Panamericanos pueden rebasar los 9 mil millones de pesos, lo que significa una estimación de 4 mil millones de pesos “extras”.

El gasto más alto en la construcción de los 23 estadios, se lo llevó la sede de atletismo que tuvo un costo de 598 millones 800 mil pesos, le sigue el complejo acuático con 422 millones de pesos, mientras que para el Centro de tenis se canalizaron 186 millones 367 mil 143 pesos y el más barato fue el Estadio de Tiro Code Paradero en 3 millones, 206 mil 269 pesos 96 centavos.

Con lo que se ha canalizado de recursos hasta este momento el techo presupuestal, ya rebasó en un 33 por ciento; de acuerdo a las expectativas del mismo Comité, el incremento podría ser de hasta un 80 por ciento; debido a que todavía no se concluyen algunas obras en estadios y vialidades dentro de la ciudad de Guadalajara.

Los estadios que habían sido comprometidos a construirse en zonas populares, por el gobernador Emilio González Márquez, cuando Jalisco pide la candidatura para los Juegos Panamericanos. La finalidad de estas construcciones que no se llevaron a cabo, eran para elevar la plusvalía de toda la ciudad.

Entre las irregularidades que se han descubierto hasta el momento en el proceso de los Juegos Panamericanos, está la adjudicación directa a la empresa “Corey Integra” para la construcción de la Villa Panamericana, a pesar de que la ley prohíbe adjudicar a un proveedor con montos por arriba de tres millones de pesos.

Además de que todas las adquisiciones importantes están siendo licitadas o asignadas directamente por el gobierno del estado a empresas particulares, que en algunos casos no tienen los recursos necesarios para comprar los insumos, por lo que el gobierno estatal debe desembolsar grandes cantidades de dinero.

Hasta el momento de acuerdo al portal de transparencia del gobierno del estado y del Comité Organizador el gobierno ha hecho adquisiciones por más de 500 millones de pesos, de esta cifra se tuvieron que pagar 100 millones de pesos de los recursos de diversas dependencias estatales, por los vencimientos con los proveedores.

Entre el dinero del gobierno invertido en los Panamericanos, se tiene un gasto tan solo en este año de un millón 900 mil pesos en limpieza, servicios personales 34 millones, 329 mil 403 pesos; muebles e inmuebles 3 millones 969 mil 171 pesos.

En el rubro de la compra de los predios Parque Morelos el costo fue de 348 millones de pesos; Estadio de atletismo 60 millones, la Villa Panamericana con mil 200 millones, el Sistema de Tiempo y resultados 154 millones 520 mil pesos y la producción televisiva fue de 153 millones de pesos en adjudicación directa.

Mordaza a las estadísticas

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

El gran acto de gobierno de Vicente Fox fue proponer e impulsar la creación de la Ley de Transparencia e Información Pública Gubernamental. Contra la costumbre, los funcionarios públicos, los legisladores, los integrantes del Poder Judicial de la Federación y de los poderes judiciales estatales, tienen la obligación de informar en los términos en que los obliga la mencionada ley.

Hoy, en materias tan susceptibles para la sociedad como lo son la seguridad pública y la administración de Pemex, eso parece haber dejado de existir, como si ocultar la verdad favoreciera el control de la voluntad popular en vísperas de las elecciones presidenciales, e incidiera en el estado de ánimo, pero quienes determinaron proceder de esa manera no se dan cuenta que la reacción de los mexicanos será para peor, pues dejan a la imaginación lo que no se informa, lo que favorece el rumor a una velocidad pasmosa y con consecuencias desconocidas, como ocurrió con el episodio de los Twitters en Morelos y Veracruz.

Si el rumor de boca a oído cundía con velocidad increíble, actualmente adquiera la rapidez del mensaje cibernético, Twitteado, enviado como mensaje de texto o vía telefónica.

El Twitter adquiera la velocidad exponencial de los seguidores que tenga el emisor original, que a su vez retwittean a sus propios seguidores. ¿Puede controlarse con la emisión de leyes, como la emitida por el congreso local de Veracruz, para sancionar “el supuesto mal uso de ese fenómeno comunicacional? Hacerlo es atentar contra la libertad de expresión.

Lo ideal, por ello imposible, es que los funcionarios, legisladores, ministros, magistrados y jueces asuman las responsabilidades constitucionales adquiridas con el cargo, y den cuenta puntual de las razones por las cuales tomaron tal o cual decisión. Por ejemplo, ¿sabe alguien de las poderosas, seguramente poderosísimas razones, que determinaron la decisión de Estado de Felipe Calderón, e iniciar la guerra cruenta y sin cuartel al crimen organizado? Únicamente Alejandro y Rosi Orozco.

¿Puede aceptarse que el destino de México esté subordinado al de Estados Unidos, como para que en territorio nacional las fuerzas armadas, las policías y además la sociedad se vuelquen a una guerra en la que las ganancias van al Departamento del Tesoro, las corporaciones y corredurías bursátiles, porque el dinero negro de todas las operaciones ilícitas les es tan necesario como el oxígeno bajo el agua?

Crisis económica, terrorismo y narcotráfico son consideradas las amenazas que determinan el futuro inmediato de la globalización y del mundo, a la que añadiría la mordaza informativa, porque el Twitter potencia el rumor a niveles inimaginables. Lo constatarán en el lío Pemex-Repsol, como se puede comprobar ya en el diferendo legal entre Mario Marín y Jorge Meléndez.

Ser joven, un riesgo en México

José Gil Olmos

Los jóvenes mexicanos viven, quizá, una de las etapas más difíciles y peligrosas que ha tenido el país en las últimas décadas.

Además del desempleo, pobreza, ausencia de oportunidades educativas, depresión, soledad, incertidumbre y adicciones, ahora también enfrentan el riesgo de ser cooptados o asesinados por las bandas del crimen organizado.

Desde hace tiempo distintas organizaciones nacionales e internacionales han advertido de la precaria situación que los jóvenes mexicanos padecen, así como de los peligros que enfrentan ante el aumento del poder del crimen organizado.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el desempleo entre la población joven mexicana casi se duplicó en la década anterior, al pasar de 5.3 a 10.3%; además, seis de cada diez jóvenes no estudian la preparatoria ni la universidad, y cerca de 15 millones de mexicanos, de entre 12 y 29 años, subsisten en la pobreza multidimensional.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, ha dicho que más de 7 millones de jóvenes mexicanos ni estudian ni trabajan; es decir, forman la generación de los ‘ninis’, que no tienen esperanza hacia el futuro.

En el tema de las adicciones, apenas en marzo pasado la Secretaría de Salud informó que, en los últimos seis años, el uso de cocaína en México se duplicó (hasta alcanzar los 3 millones de mexicanos), mientras que el consumo de mariguana pasó de 2.4 a 4.2% de la población. La mayor parte de ellos son jóvenes.

El Inegi también ha alertado del aumento de homicidios entre jóvenes con edades que oscilan entre los 15 y 29 años, pues entre el 2007 al 2009 la cifra de asesinatos en este grupo se incrementó en 140%.

En tanto que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, afirma que en México ocurren casi 20 homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que en Honduras se registran 80 homicidios y en El Salvador más de 60.
La suma de todas estas situaciones hacen ver el riesgo que hay en México para la población de jóvenes, quienes además de los bajos ingresos, la alta desigualdad social y la carencia de oportunidades educativas y de empleo, tienen ante sí el riesgo mayor de ser cooptados por el crimen organizado o morir como una víctima más de la violencia generada por la declaración de guerra que hizo desde el inicio de su gestión el presidente Felipe Calderón.

Desde hace tiempo las diferentes bandas criminales se han dedicado a secuestrar a jóvenes para someterlos a su voluntad y convertirlos en parte de su ejército de ‘halcones’ o sicarios.

Testimonios recogidos por agrupaciones ciudadanas de víctimas en Coahuila, Durango y Veracruz han denunciado la existencia de virtuales “campos de concentración” donde los cárteles llevan a los jóvenes para torturarlos y convertirlos en adictos, transformándolos más tarde en sus esbirros.

Otros jóvenes no necesitan que los obliguen, optan por ingresar a las filas del crimen organizado porque es el único camino de “éxito” que conciben (dinero, poder y mujeres) ante un futuro incierto y de escasas posibilidades de bienestar.

De esa manera, el “bono demográfico” que vive hoy el país, con una mayoría de jóvenes en su población económicamente activa, se perderá irremediablemente en medio de esta tragedia nacional, de este país envuelto en una espiral de violencia, donde lo más seguro es que un joven caiga en las manos del crimen organizado o sea, como lo ha sostenido Calderón, una “baja colateral” de su guerra contra el narcotráfico.

Condiciones injustas

Jorge Diaz

Derivado del anuncio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde por cierto, nos colocan en los vergonzosos últimos sitios en lo que respecta a educación y seguridad, saltó a mi vista un rubro en el que también estamos muy por debajo, diría yo, de lo humano.

El rubro al que me refiero es al de la compaginación de la vida laboral y privada, entiéndase lo anterior, a la posibilidad que tiene cualquier persona a disfrutar de tiempos balanceados y con ello, darle suficiente peso al tiempo libre, para disfrutar con amigos, familia, pareja o como cada quien prefiera.

En países como el Reino Unido, existe por ley un derecho llamado “equilibrio vida-trabajo” al que se acogen los trabajadores de cualquier empresa cuando de manera justificada pueden demostrar que su trabajo absorbe más tiempo del que ellos están dispuestos a otorgarle a sus responsabilidades laborales, o bien, al que de acuerdo a los mismos criterios de esa ley, rebasa las capacidades del trabajador. Se ajustan las horas de obligación laboral, se firma un acuerdo y el trabajador comienza a disfrutar más de su vida privada.

Asimismo; existen otros derechos que anteriormente eran exclusivos de la mujer y que poco a poco han conquistado los hombres, como el derecho a la paternidad; cuando ocurre el nacimiento de sus hijos, pueden tomarse un tiempo razonable para dedicarle a los recién nacidos, compañía de calidad.

Su intento es acercarse, en la medida de lo posible, al justo medio de lo que la vida moderna exige a individuos, familia, empresarios y Gobierno. No es un mecanismo perfecto, pero intentan acercarse a lo más justo posible para todos.

Regresando a México, sería interminable señalar ejemplos sobre las condiciones injustas a las que empresarios -con la permisividad del Gobierno- someten a los trabajadores, por lo que aspirar a un equilibrio de tiempo entre labores y vida privada, sería un sueño.

Basta con salir a la calle para ver a personas con gran necesidad, cargando sobre sus hombros pesada publicidad de importantes compañías, o bien caminando dentro de grandes pelotas de plástico decoradas con “slogans” de aerolíneas y otros productos, en un calor sofocante, condiciones por demás indeseables.

Qué decir de los trabajos con “horas de entrada pero no de salida” en las oficinas, disponiendo del empleado como un esclavo de la era moderna, todo en nombre de los resultados y el crecimiento de la empresa, misma que cuando no le conviene, se deshace del trabajador sin miramiento alguno y sin considerar todo lo que dispuso de la vida de éste, mientras servía a sus interesas.

Sí adivinó el lector, son esas empresas las que se dicen comprometidas con el desarrollo del país, del individuo, el cuidado al medio ambiente, la educación, etc. Dónde han estado Gobierno y organizaciones sindicales todo este tiempo, para llevarnos a la humillante nota de 3.3 en la compaginación de la vida laboral y privada.

Exige AMLO indagar papel de Pemex en “petrolera favorita” de Calderón

Apro

El dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, exigió una investigación de la adquisición de acciones de Repsol por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), porque consideró que la petrolera española “es la favorita de (Felipe) Calderón”.

“Últimamente Pemex compra a Repsol acciones y se alía con una filial de la construcción, relación que debe investigarse, nada transparente. De lo que no tengo duda es que estos contratos han afectado la economía del país, han causado un daño patrimonial, hay que investigar qué hay detrás de todo esto, cuánto interés de Calderón en Repsol”.

Recordó los contratos que Felipe Calderón otorgó para la explotación de gas en la Cuenca de Burgos, en la región de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

“No hubo otra empresa, hubo una licitación, un contrato bueno para Repsol, malo para el país”, dijo.

Otro contrato, recordó, fue la compra de gas de Perú para CFE, que ascendió a 25 mil millones de dólares, en el que hubo licitación “formal” pero prácticamente se entregó a Repsol.

Asimismo, López Obrador aseguró hoy aquí que va a haber una muy buena relación con los empresarios extranjeros que inviertan en México.

“Va a haber una muy buena relación, nosotros no vamos a actuar de manera arbitraria, vamos a sujetarnos a la legalidad, se van a respetar los convenios suscritos”, dijo en una rueda de prensa luego de impartir una conferencia en la Fundación Ortega-Marañón.

Sin embargo, aseguró que esa relación no se va a fincar en el influyentismo ni en la corrupción, como aseguró se da hasta ahora.

“Ya no va a haber los negocios que se hacen al amparo del poder público, estas relaciones inapropiadas de algunas empresas con políticos mexicanos”, asentó.

“Habrán oportunidades amplias para hacer negocio pero sin influyentismo ni corrupción, con apego a la ley”, señaló.

El aspirante a la presidencia de la República dijo sobre la reforma política recién aprobada en el Congreso mexicano que todas aquellas iniciativas que se apruebe para apoyar la democracia en México son positivas.

Precisó, una vez más, que con Marcelo Ebrard, el jefe del gobierno del DF, a quien calificó como su amigo, tiene un acuerdo que establece que el mejor posicionado será el abanderado.

El excandidato presidencial del PRD en 2006 dijo que “no estamos a favor de que se diluya el Estado y que sólo domine un grupo con propósitos de lucro”.

“No vamos nosotros a estatizar, ni a revertir decisiones que ya se tomaron. Va a haber injusticia, no venganza”, dijo.

Narcoeconomía: ¿mito genial?

Ilesas, las finanzas de los barones
Inacción contra el dinero sucio

Carlos Fernández-Vega / México SA


Algunos años atrás, no muchos, los genios de la tecnocracia mexicana presumían que, con todo y crisis, la economía nacional estaba bien apuntalada, porque sus bases eran el ingreso petrolero, el río de remesas y las divisas turísticas. En ese orden, esa tercia de cimientos era la clave, según dicha presunción, de un supuesto milagro mexicano sólo visto por los gerentes de Los Pinos. Pero, ¡oh, sorpresa!: en menos que canta un gallo, el petróleo se agota, el flujo de dólares proveniente del norte va a la baja y los verdes billetes turísticos ya no forman parte de los tres pilares de oro y plata.

Pasó el tiempo, no tanto, y los puntales se han reclasificado, por decirlo así. No es que en el fondo cambiaran las cosas; simplemente, ante lo obvio, esos genios se han visto en la penosa necesidad de reconocer lo que de mucho tiempo atrás se sabía, pero ningún funcionario se atrevía a reconocerlo. Mal que bien, el oro negro se mantiene en la posición número uno, en lo que a captación de divisas se refiere; las remesas pasaron a tercer lugar y el turismo descendió a la quinta posición. ¿Qué actividad ocupa ahora el segundo peldaño en el supuesto milagro mexicano?

Aunque parezca mentira, uno de los referidos genios obligadamente abandonó su clásica postura de economía-ficción, y recién despejó la duda, si es que en realidad algún habitante de este país la tenía: México atraviesa por una crisis económica de la cual no saldrá antes de 25 años, por lo que dependerá en gran medida de los ingresos generados por el petróleo, las remesas y (¡sorpresa!) las utilidades que genera la delincuencia y que son inyectadas de manera indirecta a la economía local, regional, estatal y finalmente reflejadas en el ámbito nacional (La Jornada Veracruz, Jair García).

¿Qué avezado descubrió el secreto? Ni más ni menos que el secretario de Hacienda y Crédito Público del salinato, Pedro Aspe, renegociador de deudas, privatizador empedernido, agente colocador de inversiones foráneas y cazador de mitos geniales, quien a la vez reconoció que “cuestiones macroeconómicas de carácter internacional han desalentado la inversión, lo cual afectó drásticamente a México, a pesar de que se haya dicho que sólo se trataría de un ‘ligero catarrito’”.

Desde luego que el funcionario salinista no descubrió la rueda ni el hilo negro, pero cuando menos reconoció públicamente el creciente peso que en México tiene la multimillonaria narcoeconomía, y de paso, sin mencionarlo, el rotundo fracaso del modelo económico impuesto tres décadas atrás (en lo que, dicho sea de paso, el propio Aspe tuvo mucho que ver), que destrozó el proyecto industrializador del país, desmanteló el aparato productivo del Estado y convirtió a esta nación en una República que no alcanza a ofrecer más que mano de obra con sueldos de hambre y servicios de toda naturaleza, incluidos los del trasiego de droga y sus derivaciones.

La narcoeconomía está en ascenso, pero el calderonato optó por la vía del plomo para combatir, según dice, al crimen organizado, cuando lo lógico y productivo era, es, comenzar la estrategia por el desmantelamiento de la red financiera de los malosos y el combate al lavado de dinero en la economía formal, que no es otra fórmula que el viejo truco de follow the money. Por esa ruta hubiera obtenido resultados tangibles, benéficos para el país, y no sólo un creciente cuan lúgubre inventario de cadáveres, al tiempo que le habría ahorrado mucho dinero al Estado y captado más al incautar el que maneja el crimen organizado. No ha sido así, desde luego, y el costo en vidas, como en recursos presupuestales es creciente, mientras aumenta el caudal de narco divisas.

No es novedad lo que ahora públicamente reconoce Aspe. La narcoeconomía día a día se fortalece, mientras la llamada economía formal languidece a paso veloz. Sin embargo, parece que el actual inquilino de Los Pinos y sus genios policíacos no tienen interés en seguir la ruta del dinero ni en deshacer la citada red financiera del crimen organizado. Prefieren el plomo, por ser más lucidor, según creen, aunque menos resultón. En la imaginaria, tal vez alguno de sus allegados dijo a Calderón que antes de meter la mano en esa telaraña, el gobierno debía contar, anualmente, con 30 mil millones de dólares adicionales (que es el monto que, se estima, cada año manejan los barones mexicanos de la droga) para tapar el enorme agujero que abriría el eventual desmantelamiento de esa red, porque no cabe duda de que el dinero sucio circula, y en abundancia. Pero más allá de si existe la intención, o siquiera el interés, de actuar en el sentido descrito, ¿tiene el gobierno esa voluminosa cantidad de recursos para que no termine de hundirse la sólida economía de esta gloriosa República de servicios? Si no cuenta con ella, y todo lo indica, serán seis sangrientos años tirados a la basura por una guerra que nunca atacó al corazón de su enemigo.

A pesar de los genios que manejan Pemex, el ingreso petrolero se ha mantenido, pero no por el incremento de las exportaciones de oro negro o el descubrimiento de nuevos yacimientos, sino por el creciente precio internacional del crudo, aunque las administraciones panistas se han encargado de dilapidar los recursos. El flujo de remesas, sin ser despreciable, va a la baja al desconchinflarse la válvula de escape, laboral y social, que durante muchísimos años significó la expulsión de mano de obra al dorado norte. La captación de divisas turísticas mengua por varios factores, comenzado por la inseguridad y la depreciación cambiaria. Entonces, el tradicional uno-dos-tres de la economía mexicana se desmorona a tal grado, que hasta los expertos cazadores de mitos geniales se han visto en la penosa necesidad de reconocer que sólida, lo que se llama sólida, sólo la narcoeconomía.

Por cierto, de gira artística en Salamanca, Guanajuato, el secretario de Economía, Bruno Ferrari (¡alabado sea el señor!) probablemente se equivocó a la hora de presumir que la macroeconomía de México está mejor que la del pasado, y lo cierto es que las cifras hablan por sí solas, son cifras que se ven. La duda es si dijo la macroeconomía o la “narcoeconomía” de México.

Las rebanadas del pastel

Y mientras la OCDE por fin descubrió que México es uno los países con peor índice de bienestar, desde el estado de Morelos llega el siguiente correo electrónico: un grupo de científicos politécnicos de la ESIA Ticomán y la presidencia municipal de Temixco, encabezada por Nereo Bandera Zavaleta, apoyan a los vecinos organizados del fraccionamiento Granjas Mérida para que éste sea reconocido como el primer fraccionamiento verde y pulmón del municipio de Temixco. Buena combinación: academia, políticos que escuchan y mexicanos que asumen su ciudadanía. Servidos.

Carece EU de evidencias sobre ligas entre “Zetas” y terroristas

Apro

El gobierno de Barack Obama aclaró ante el Capitolio que no cuenta con “datos duros” para demostrar que grupos terroristas tengan contacto o busquen relacionarse con los cárteles del narcotráfico en México.

“Desconozco cualquier evidencia dura, he visto reportes, escuchado rumores en el mismo sentido que usted, pero no puedo hablar de un caso específico del cual pueda garantizar su certeza”, declaró William Brownfield, subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y Aplicación de la Ley.

El funcionario del Departamento de Estado hizo esta aclaración luego de que el republicano por Texas, Michael McCaul, cuestionara sobre si el gobierno de Obama tenía información que evidenciara contactos entre grupos terroristas y los cárteles del narcotráfico en México.

Brownfield, quien testificó en la audiencia del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes, acotó incluso que no se puede etiquetar al narcotráfico mexicano como “narcoterrorismo”.

Los cuestionamientos a Brownfield se concentraron en el encausamiento judicial que develó este martes 11 el gobierno de Obama, por el que se acusa a dos iraníes de planear el crimen del embajador de Arabia Saudita en Washington, usando como asesino a un presunto sicario de “Los Zetas”.

En la audiencia, titulada Seguridad de Estados Unidos y amenazas emergentes en el Hemisferio Occidental, varios legisladores republicanos trajeron a colación el supuesto complot para matar el embajador saudita y aprovecharon para exigir al Departamento de Estado aplicar “mano dura” en la estrategia antidrogas en México.

Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Florida y presidenta del comité, dijo que para disminuir las amenazas a la seguridad nacional “es necesario designar como grupos terroristas a los cárteles del narcotráfico mexicano”.

Por su parte, Howard Berman, representante demócrata por California y el legislador de más alto rango por parte de su partido en el comité, señaló que es un error considerar a los países de América Latina como las fuentes de mayor preocupación para la seguridad nacional estadunidense.

Luego criticó a sus colegas republicanos que aseguran que México enfrenta “una insurgencia a gran escala”, y de manera directa, aunque sin mencionar su nombre, minimizó las recientes declaraciones del gobernador republicano de Texas y precandidato presidencial, Rick Perry, quien sugirió enviar tropas estadunidenses para resolver la situación en el vecino país del sur.

“Esto es claramente una bofetada para nuestros vecinos mexicanos y particularmente para nuestro aliado, el presidente Felipe Calderón”, subrayó Berman.

Y en términos de la supuesta alianza entre terroristas y narcos mexicanos, Berman advirtió que “es crítico que la política hacia la región se sustente en hechos sólidos, ya que algunas veces damos la impresión de que estamos correteando fantasmas o creando caricaturas de amenazas a la seguridad nacional”.

En términos generales, los legisladores republicanos que participaron en la audiencia coincidieron en la necesidad de fortalecer la integridad y seguridad de la frontera con México, luego de conocerse el caso del fallido complot para asesinar en Washington al embajador de Arabia Saudita.

López Obrador reloaded

La autodestrucción de BlackBerry
Milton Castellanos, in memoriam

Enrique Galván Ochoa / Dinero


López Obrador definió su aspiración cuando dijo que sería mejor presidente que Lula da Silva. Para muchas personas, incluyendo al presidente Obama, el brasileño fue el mandatario más popular del mundo. Ahora que visita Estados Unidos y España, el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal muestra una cara que no le conocían. Su discurso es el de un político de izquierda sensato y maduro. Enseguida una cita de su exposición en el Centro Internacional Woodrow Wilson, de Washington: Vamos a convencer y a persuadir a las autoridades de Estados Unidos de que, por el bien de las dos naciones, es más eficaz y humano aplicar la cooperación para el desarrollo que insistir, como sucede actualmente, en dar prioridad a la cooperación policiaca y militar. ¿Alguien puede estar en desacuerdo? Sí, los proveedores de armas y equipos y las fuerzas policiacas y militares, que las usan para amedrentar y medrar, pero no la sociedad de ambos países, que reclaman el restablecimiento de la paz, que vuelva el curso normal de los negocios, el intercambio de universitarios, el turismo, las visitas de las familias. Por alguna extraña razón, se había resistido a salir al extranjero. Después de este viaje volverá un López Obrador reloaded. Y aunque nunca se atreverán a reconocerlo en público, cada día hay más panistas, militantes o simples simpatizantes, decepcionados por el fracaso foxista-calderonista. También priístas, militantes o votantes de ocasión, que ven con temor el regreso del cártel de nefasta memoria. Y entre la decepción de unos y el temor de otros, López Obrador puede ganar un buen número de votos. No es inevitable el triunfo de Peña Nieto-Televisa-Salinas. Por cierto, Televisa ya le abrió espacio en sus noticieros después de cinco años de ignorarlo, o hablar en su contra.

Milton Castellanos

Fue gobernador –priísta– de Baja California en el periodo 1971-1977, y la madrugada del martes pasado falleció en su domicilio a la edad de 91 años. Su gobierno coincidió con el del presidente Luis Echeverría; en su juventud habían pertenecido al grupo político del general Rodolfo Sánchez Taboada, quien fuera presidente del PRI. Con apoyo presidencial, Milton realizó una serie de obras entre las que destacan la construcción del acueducto Río Colorado-Tijuana, para dotar de agua a la costa del estado; la construcción de numerosas escuelas desde nivel primaria hasta la universidad; el Centro Cívico en Mexicali, donde se asientan los tres poderes del gobierno del estado; la plaza de toros Calafia, y el Teatro del Estado; la Carretera Transpeninsular; la canalización del río Tijuana. Y no salió multimillonario, como Humberto Moreira o Fidel Herrera. A diferencia de otros gobernadores, después de que terminó su mandato la gente lo siguió aplaudiendo cuando se presentaba en algún acto público. Le sobreviven su esposa, Lucía Gout de Castellanos, cinco hijos, 17 nietos y 27 bisnietos.

¿Qué vamos a hacer con nuestra BlackBerry?

¿Se la obsequiamos al niño para que juegue con ella?, ¿la usamos como pisapapeles? o de plano ¿la tiramos al bote de la basura? El problema es que muchos todavía la estamos pagando a meses sin intereses. Ayer desde temprana hora se cayó el sistema: no era posible enviar mensajes. Las fallas ocurrieron no sólo en México, se reportaron en diversas partes del planeta. Sus utilidades y el precio de las acciones continúan en picada. Posiblemente el desplome de BlackBerry se convertirá en un caso-estudio de las escuelas de administración de empresas. Es la autodestrucción de una compañía que estuvo en la cúspide.

@Vox Populi

Asunto: Pensionissste le entrega sus ahorros


El 14 de septiembre le escribí quejándome de que el Pensionissste no me entregaba mis recursos SAR-Fovissste. El día 15 recibí una llamada del Pensionissste para informarme que estarían depositados en la cuenta Bansefi el 11 de octubre, y me sugirieron ponerle un mensaje o un Twitter a usted diciendo que el asunto estaba arreglado. Prometí escribirle en cuanto tuviera mi dinero en mano. Lo acabo de depositar (menos los impuestos que me cobraron) en mi cuenta personal. Le agradezco sus atenciones y lo felicito nuevamente por tener una columna de denuncia que resulta de lo más útil al común de los mortales que no saben a qué santo rezarle.

Dra. Luisa Gabayet/Zapopan

R: Todo lo debemos a La Jornada, estimada doctora. Cuídeseme mucho, por favor, y cuide también sus quintitos.

Asunto: recuperó sus ahorros

Gracias a su columna tan leída la directora de Bancomer me habló por teléfono manifestándome que estaba resuelto mi problema y que podía ir por el saldo de la cuenta de ahorros de mi hijo. No le digo la cantidad por que sé que se reiría; bástele saber que me he gastado más en gasolina y estacionamientos. De antemano le agradezco su gentileza por haberme escuchado y ayudado.

Edgardo Espinosa Contreras/Distrito Federal

R: Parece que es un día de suerte para los seguidores de esta sección. Hay que dar las gracias a Fovissste y Bancomer.

Twitter

Una de las propuestas que bloqueó el grupo de diputados afín a #PeñaNieto es la #RevocacióndeMandato, se justifica por su proyecto autoritario.

@redsinaloa

El tema no es Coalición sí o no, sino Coalición entre quiénes. PRI-PAN pueden coaligarse, tienen el mismo programa económico. PRD-PAN, no.

@martibatres

¿Siguen sin Twitter en las BlackBerrys? Yo si, na de na...

@blanchepetrich

Hermano de ‘La Barbie’ denuncia plan para matar al capo

Apro

Abel Valdez, hermano de Edgar Valdez Villareal, La Barbie, continuó hoy con su campaña en medios estadunidenses para denunciar presuntos tratos inhumanos contra su familiar, preso en el penal del Altiplano y en huelga de hambre desde el pasado 26 de septiembre.

Ayer, Abel dijo al sitio www.mysanantonio.com que La Barbie –considerado uno de los lugartenientes más importantes en la organización de los Beltrán Leyva– “es tratado como un animal” en la prisión localizada en el Estado de México.

En un correo electrónico enviado al portal, acusó a las autoridades penitenciarias de difundir el rumor de que el capo era “un soplón”, con lo que, dijo, ponen en peligro su vida.

Hoy repitió la operación pero con el periódico The Houston Chronicle, y fue más allá:

Afirmó en un correo enviado al rotativo que teme que el gobierno de México esté alentando que su hermano sea asesinado dentro del penal, al circular rumores de que es un “soplón” y debido a que “el gobierno federal lo quiere callado sobre la corrupción a altos niveles”.

Sostuvo que “están empleando tácticas para mantener a mi hermano con la boca cerrada porque sabe mucho. También tienen un plan para hacer creer que él está fungiendo como testigo contra otros cárteles, y eso no es cierto, y seguramente ya está en marcha algún plan para asesinarlo en el penal”.

Incluso afirma que si La Barbie intenta explicar su situación a los oficiales consulares de Estados Unidos, recibe castigos.

Según la familia del capo, sujeto a proceso con posibilidades de ser extraditado a Estados Unidos, la principal razón de La Barbie para iniciar la huelga de hambre es que no lo dejan ver a su esposa.

Abel reiteró que no pretende conseguir simpatías hacia su hermano, “pero queremos que su historia se conozca porque las leyes que protegen los derechos humanos deben ser respetadas, y en México no lo están haciendo”, afirmó.

Según el hermano del capo, a Edgar Valdez no se le ha permitido ver a ningún miembro de su familia desde que fue detenido, hace más de un año, ni siquiera a sus abogados, a quienes según el correo no les permiten tomar notas cuando lo llegan a ver.

La Barbie enfrenta cargos por crimen organizado, posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y privación ilegal de la libertad, así como acusaciones de tráfico de drogas en Texas, Lousiana y Georgia.

Los grandes bancos y la crisis

Orlando Delgado Selley

El acuerdo Sarkozy-Merkel del domingo pasado garantizando la recapitalización de los bancos europeos afectados por la crisis de deuda, ratifica que para ellos la prioridad no es la gente, sino los bancos. Tras la quiebra de Dexia, un importante banco franco-belga-luxemburgués, los gobernantes europeos están a punto de decidir que el proyecto social europeo ha muerto para que los bancos vivan.

Hace 50 meses estalló la burbuja inmobiliaria. Los grandes bancos centrales primero pensaron que era como los estallidos de otras burbujas y que podía resolverse inyectando liquidez en los mercados financieros. Tras inyecciones generosas fue quedando claro que esta vez se trataba de un problema mayor, asociado al funcionamiento del sector financiero. Lo que estalló, en realidad, fue la forma de funcionamiento de los bancos, tanto comerciales como de inversión, junto con un novedoso sistema financiero, la banca en la sombra, que surgió para operar al margen de una regulación de por sí laxa. En unos cuantos meses la recesión se generalizó en las grandes economías, impactando a las emergentes.

Prácticamente todos los gobiernos del mundo entendieron que era indispensable tomar medidas para detener la recesión. Entendieron que, además, las intervenciones fiscales tenían que ser coordinadas mundialmente. El G-20 acordó cuantiosos planes fiscales destinados a revertir el momento recesivo de la crisis. Hubo programas de rescate de las empresas bancarias en los que se utilizaron recursos públicos para salvar intereses privados. La ola privatizadora neoliberal imperante, vigente pese a la crisis, impidió que los gobiernos exigieran que los bancos rescatados pasaran al control gubernamental. Así, los grandes bancos lograron subsistir como negocios privados.

Dos años después de aquel agosto negro en 2007, las economías desarrolladas superaron la recesión gracias a los programas fiscales y monetarios aplicados. Poco a poco el resto de las economías del mundo fueron teniendo resultados positivos en la producción, sin que se presentaran problemas significativos en los precios. El FMI advirtió que había que mantener los estímulos fiscales en tanto no se consolidara la recuperación. Pese a estos llamados, los bancos europeos exigieron que países sobre endeudados garantizaran el cumplimiento de sus obligaciones crediticias. Grecia, primero, y luego Irlanda y Portugal, tuvieron que ser rescatados por la Unión Europea para asegurar que cubrieran sus pagos con los bancos acreedores. A cambio tuvieron que reducir drásticamente el gasto social.

Todo 2010 en Europa fue imponiéndose como prioridad reducir el déficit fiscal y la deuda pública. Los mercados, esto es, los grandes inversionistas globales, ayudados por las calificadoras, se impusieron a los gobiernos. Esta decisión política afectó al crecimiento económico y a la población que había sido protegida de los impactos de la crisis con la cobertura estatal. La austeridad fiscal y las privatizaciones buscaban generar espacio presupuestal para cumplir con los bancos acreedores. El proyecto social europeo incluyente y solidario fue perdiendo su definición, convirtiéndose en uno desigual y concentrador.

Se protegió a los bancos y a sus dueños con los recursos que antes se destinaban para la población más golpeada. Los bancos europeos, sin embargo, fuertemente comprometidos con las deudas soberanas demandaron mayores intereses, dificultando el cumplimiento de los programas de contención fiscal. En 2011 los problemas se han agravado. La recuperación económica no se consolidó, de modo que la nueva prioridad redujo sustancialmente el crecimiento, complicando el cumplimiento de las metas fiscales.

Se han ampliado los problemas de la zona euro, abarcando a España e Italia, lo que ha cuestionado la viabilidad de la moneda única. El eje franco-alemán ha ido respondiendo con lentitud a la crisis de deuda soberana, contribuyendo con ello al incremento de las dificultades. La segunda vuelta del rescate griego, aprobada hace meses por los gobiernos y aún pendiente de aprobación parlamentaria en algunos países, ha demostrado que las dificultades no fueron resueltas y que es indispensable restructurar esa deuda, reconociendo pérdidas bancarias. Aunque todavía es posible que subsista el proyecto social europeo, esto no ocurrirá con esos gobernantes.

Elecciones en el PRD

El factor Morena
Un candidato de izquierda
El cumple VIP de Ebrard

Miguel Ángel Velázquez / Ciudad Perdida


Si hubo quien pensó que la elección de un candidato de la izquierda en la ciudad quedaría sólo en manos del PRD, es muy probable que se lleve una sorpresa.

En ese partido se tenía por descontado que la elección del candidato de la izquierda a la jefatura de Gobierno de esta ciudad se discutiría solamente en las instancias de la organización, y nunca tuvieron en cuenta que, cansados de los vicios y las corruptelas internas, principalmente a escala nacional, gran parte de sus militantes optarían por abrir nuevos caminos de participación fuera del PRD, pero dentro de la izquierda, y vaya susto que se van a llevar.

El asunto es que desde hace ya un par de semanas, los miembros o militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se han dado a la tarea de realizar reuniones, cada vez más nutridas, en las que se dice que ese movimiento será la aduana por la que tenga que pasar quien quiera montarse en la candidatura a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Para ellos está bien claro que el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador es la fuerza principal con la que tendrá que elegirse al sucesor de Marcelo Ebrard, y advierten que sólo respaldarán a alguien que represente los intereses de la izquierda, y el programa que ha lanzado Morena.

Aunque el movimiento hasta ahora permanece al margen de los partidos, es decir, fuera del PRD, el PT y lo que todavía se conoce como Convergencia, hay cuando menos tres aspirantes casi confesos, ligados con el PRD. Nos referimos, desde luego, a la presidenta de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Alejandra Barrales; al secretario de Trabajo, Benito Mirón, y Martí Batres.

Los tres, según nos dicen, han merodeado por las reuniones de Morena, con el fin de que ese movimiento los tenga en cuenta como posibles contendientes. Además, el presidente del PRD-DF, Manuel Oropeza, es uno de los principales apoyos que tiene el grupo lopezobradorista, lo que da mayor consistencia a la línea que han diseñado los militantes de ese movimiento, que sin embargo no buscan atarse a esa franquicia política.

Lo más destacado de ese movimiento es que, aunque se le ha tratado de ligar de todas formas a Izquierda Democrática Nacional, que encabeza René Bejarano, quienes están a la cabeza del movimiento rechazan, cuando menos por el momento, la injerencia del bejaranismo dentro de sus filas, no obstante que los tres posibles: Barrales, Mirón y Batres, han compartido militancia con el profesor.

La participación de Morena, aseguran sus militantes, es mucho más profunda que la de IDN de Bejarano, y por tanto no requieren de ninguna fuerza adicional para llevar su propuesta, la que sea, o quien sea, a la pugna por la candidatura de alguno de los tres partidos que hoy trabajan juntos.

El tema es que Morena no aceptará, por ningún motivo, según afirman, a nadie que no tenga una buena historia de trabajo en las filas de la izquierda, y si eso es verdad la dedicatoria es para el secretario de Educación, Mario Delgado, y para el procurador Miguel Ángel Mancera. El primero es militante del PRD desde hace ya algún tiempo, y el segundo no ha hecho base, es decir, no se ha afiliado a ninguno de los partidos de izquierda, y no tiene pensado afiliarse a ningún organismo de otro signo diferente al PRD.

A fin de cuentas Morena, en esta capital, ya pintó su raya, aunque falte la definición de López Obrador, quien hasta el momento no ha mostrado ningún interés, aunque lo tenga, en la sucesión en el gobierno de la ciudad de México.

Pronto habrá definiciones por parte de Morena, y si las cosas caminan como hasta ahora, lo que se puede decir casi con certeza es que el PRD ya perdió la ciudad de México. ¿Lo merecen?

De pasadita

La noche del martes, en el hotel Saint Regis de Reforma, el secretario de Seguridad Pública, Manuel Mondragón, convocó a casi todos los involucrados en el gobierno central a festejar, acompañados del mariachi azul de la policía, el cumpleaños 52 de Marcelo Ebrard. Incluso estuvieron los representantes de los otros poderes en la capital. No, no es cierto, sí estuvo el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Édgar Elías Azar, pero a quien no se invitó fue a la presidenta del otro poder, el Legislativo, Alejandra Barrales. ¿Alguien quiere averiguar por qué?

Acumula $58 mil millones la cartera vencida de la banca

Cinco meses consecutivos de repunte en atraso de pagos, según datos del Banco de México

Crece 18% cartera vencida de empresas y familias; nivel comparable al de 2009


Empresas y familias acumularon préstamos vencidos con la banca privada por 58 mil 539 millones de pesos, cantidad superior en 18 por ciento a la registrada al inicio de este año y que representa un nivel comparable al de diciembre de 2009, año de la mayor contracción de la economía en ocho décadas, reveló información oficial.

En momentos en que se observa una desaceleración de la actividad productiva, en particular a partir de la segunda mitad de este año, la cartera vencida de usuarios de préstamos al consumo acumuló cinco meses consecutivos de crecimiento, de acuerdo con datos del Banco de México.

La cartera vencida de préstamos al consumo, renglón en que se incluyen tarjetas de crédito, créditos personales y para compra de vehículo, llegó en agosto a 19 mil 679 millones de pesos, señalaron los datos del banco central. Esta cantidad significó un incremento de 12 por ciento en comparación con el saldo registrado al cierre de 2010, que fue de 17 mil 523 millones de pesos. En este segmento se acumularon cinco meses consecutivos de incremento en la cartera vencida, un indicador que había disminuido mes con mes desde julio de 2009.

Una evolución similar se ha observado en los préstamos hipotecarios. Al cierre de agosto, último mes del que existe información pública en el banco central, la cartera vencida alcanzó 14 mil 666.1 millones de pesos, cantidad que superó en 10.6 por ciento a la registrada en diciembre de 2010, cuando fue de 13 mil 256.9 millones de pesos. En este segmento, el monto de la cartera vencida se ha incrementado de manera sostenida en los últimos seis meses, de acuerdo con la información del Banco de México.

En conjunto, la cartera vencida en préstamos de la banca a empresas y personas llegó en agosto de este año a 58 mil 539 millones de pesos, cantidad superior en 9 mil 70 millones de pesos a la registrada en diciembre de 2010, lo que representó un incremento de 18.3 por ciento, según los datos del banco central.

El incremento en el monto de créditos a empresas y familias en cartera vencida significa que cada mes, entre enero y agosto, el monto en impago creció en mil 133.7 millones de pesos.

La cartera vencida en préstamos a empresas y personas en su nivel actual de 58 mil 539 millones de pesos, es comparable al observado en diciembre de 2008, que fue de 58 mil 99 millones de pesos, según los datos oficiales.

De 2008 a la fecha, el monto máximo de cartera vencida en préstamos a empresas y personas se registró en mayo de 2009, cuando se situó en 69 mil 233.1 millones de pesos.

En agosto de este año, el crédito de la banca para el consumo llegó a 450 mil millones de pesos, con una tasa de crecimiento anual de 20 por ciento en términos nominales, es decir, sin descontar el efecto inflacionario.

Después de la crisis de 2009, el crédito al consumo llegó a registrar variaciones negativas, hasta de 18 por ciento anual, como ocurrió en agosto de 2009, de acuerdo con BBVA Research, el área de investigación del Grupo BBVA. Hacia finales de 2007, en la parte más alta del ciclo de oferta de financiamiento, el crédito al consumo llegó a crecer a tasas de 53 por ciento anual, según la misma fuente.

Como proporción del producto interno bruto, el crédito al consumo llegó a representar 4 por ciento en 2009, relación que disminuyó a 3.1 por ciento este año.