GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

lunes, octubre 17, 2011

Monterrey, el fracaso de las élites

Jorge Zepeda Patterson

Un día después del incendio de Casino Royal en Monterrey, varios cientos de estudiantes del TEC cancelaron su inscripción en esa casa de estudios. Casi la mitad de los estudiantes de esa institución proceden de otras ciudades, por lo cual resulta explicable que padres de familias de Sonora, Tamaulipas, Coahuila o Chihuahua prefieren enviar a los jóvenes a otros campus y sacarlos de Monterrey. Extraoficialmente una fuente del TEC me aseguró que la población estudiantil del ITEM en el campus regiomontano había descendido de casi 17 mil estudiantes a poco más de 12 mil en año y medio.

Lo que ha sucedido con el TEC de Monterrey, una institución que es buque insignia del éxito de la sociedad regiomontana, es revelador del drama que está viviendo esa comunidad y, por extensión, la peculiar cultura de la Sultana del Norte.

La reserva nacional de éxito empresarial y económico, la capital de los emprendedores, de la gente laboriosa y austera, está en crisis. Lo que durante varias décadas fue la locomotora industrial del país, vive una profunda pesadilla provocada por la inseguridad.

Los empresarios y sus familias se están exiliando para evitar los secuestros y las extorsiones, y las clases medias amanecen todos los días preguntándose por dónde circular para evitar los narcorretenes. La capacidad de las autoridades está desbordada y los escándalos las han despojado de legitimidad.

Y sin embargo, dentro de la tragedia que esto significa, la muerte de esa visión idílica de Monterey puede ser una oportunidad para refundar el sentido de comunidad, desde una perspectiva más sana.

Cuando uno viajaba a Monterrey encontraba que los regiomontanos transpiraban un sentimiento de orgullo ganado a pulso, aunque en algunos momentos rozaban en la soberbia. Era tal el éxito de sus empresarios, tal la capacidad de sus élites para generar riqueza, que podía advertirse una actitud de menosprecio hacia los que menos tienen. Con frecuencia escuché decirles que quien seguía siendo pobre lo era por flojo. Los logros de sus empresarios habían extendido entre la sociedad una falsa noción del mérito como único factor de promoción social. Como si la incapacidad del albañil o del obrero para avanzar en la pirámide social obedeciera a la holgazanería o la falta de voluntad, pese a trabajar 10 ó 12 horas diarias toda su vida.

La vida social y económica regiomontana parecía depender de una cultura cortesana en torno a los 15 o 20 apellidos significativos. Todo habitante de la ciudad definía su estrato social en función de los grados de distancia que lo separaban de estos apellidos o de sus empresas.

Ciertamente había surgido una importante práctica filantrópica entre éstas élites. En beneficio del TEC habría que reconocer el esfuerzo permanente de involucrar a sus estudiantes en el servicio social en las zonas pobres. Pero entrañaba un espíritu más cercano a la caridad cristiana y paternalista que a un sentido de pertenencia real a una misma comunidad. Con frecuencia escuché decir a miembros de la clase media alta que con sus plazas comerciales y su laboriosidad, los regiomontanos estaban más cerca del modo de vida de los Estados Unidos que del resto de México. Como si los amplios círculos de pobreza en torno a Monterrey, que no existen en Dallas o San Antonio, no formaran parte de la ciudad.

Me parece que todo esto está cambiando. La violencia en Monterrey no ha hecho distingos entre el rico y el pobre. Cada vez queda más claro que la solución no va a venir de esas élites empresariales sino de la comunidad misma. Los grandes capitanes del dinero han buscado resolver los riesgos que representa la inseguridad para ellos y sus familias. Pero no han podido mover a la sociedad como un todo para neutralizar al crimen organizado. Son las redes sociales, la solidaridad al interior de los barrios, la posibilidad de que los vecinos se presten ayuda uno al otro, hombro con hombro, lo único que puede rescatar a la ciudad.

En suma, toda tragedia entraña una oportunidad. El enorme espíritu de esa ciudad puede enriquecerse con un sentimiento renovado de compasión, empatía y solidaridad al margen de clase social o apellido. Tendrán que depender de algo más que de la habilidad para los negocios que tienen sus empresarios. Monterrey puede ser de nuevo un ejemplo para el resto del país, pero esta vez por el ingenio y la entereza de hombres y mujeres de a pie. Ha llegado el momento de la comunidad y no sólo de sus élites.

PAN: Día D

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Si le interesa saber quién puede resultar candidato (a) presidencial del PAN, este martes tendrá una primera clave para analizar. El Comité Ejecutivo Nacional definirá el método para la elección: una votación entre militantes adherentes y activos, como históricamente ha sido, o en población abierta, como están empujando el líder del partido, Gustavo Madero, y la telegénica puntera Josefina Vázquez Mota. En este último modelo, el objetivo es el mismo: quitar capacidad de manipulación al presidente Felipe Calderón y evitar que imponga a Ernesto Cordero.

La oferta que la contienda sería sobre “suelo parejo”, no se ha cumplido. Panistas en todo el país, entre ellos Santiago Creel, por segunda vez aspirante a la candidatura, impugnaron el 40% del padrón electoral del PAN, porque dicen que no corresponde con la realidad. El padrón tiene alrededor de un millón 700 mil nombres, pero según las impugnaciones, hay distritos donde el militante nunca vivió en la dirección que proporcionó, como algunas zonas de la ciudad de México. En otros casos, como en Chiapas, el incremento del padrón en los últimos tres años ha sido en más de 60%.

Las impugnaciones se refieren básicamente a militantes adherentes, que no tienen derechos ni obligaciones pero cuyo voto vale lo mismo de los militantes activos, y confirman sospechas que el gobierno engordó el padrón panista, particularmente en donde gobierna la oposición. De acuerdo con panistas, donde gobierna su partido el crecimiento del padrón fue normal, mientras que en donde lo hace la oposición, los incrementos fueron de 40 a 62%.

El control sobre el padrón, en una votación interna, lo es todo. Si se toma la cifra de un millón 700 mil personas y se aplica el comportamiento histórico del voto, participarán el 50%, o sea, 850 mil panistas, y para ganar se requerirán 425 mil votos más uno. Si la mezcla de militantes es 30% activos y 70% adherentes, 127 mil 500 mil pertenecen a los activos, y 297 mil a los nuevos votantes, muchos de ellos integrados en la segunda parte del sexenio, como delegados federales o con lealtades a los delegados federales.

Una votación interna, en esa lógica, favorece a quien tiene control sobre el partido: quien tiene los mejores operadores dentro del PAN es Cordero, que cuenta además con el respaldo del Presidente y de su esposa Margarita Zavala, que es consejera y miembro experimentado del PAN, que en la misma trinchera hacen un dúo de muy eficaces, rudos y avezados operadores electorales.

Los panistas opuestos a Cordero alegan que el PAN no es como otros partidos, donde las figuras jerárquicas imponen decisiones en forma vertical. “Hay una rebeldía dentro del PAN”, confiaron cercanos a Vázquez Mota. Otros panistas agregan que sí notan en el país un alejamiento con Calderón. Sin embargo, dice uno de los asesores de Cordero, Calderón tiene por arriba del 85% de apoyo de los panistas, y que quien represente continuidad de su gestión, tendrá posibilidades.

Cordero va cuatro puntos debajo de Vázquez Mota entre los panistas y cuatro arriba de Creel, pero con la desventaja que ellos, lejos de convertir sus preferencias en votos le restan, dicen los corderistas. A casi cuatro meses de la selección de candidato, dadas las tendencias, aseguran que tienen ganada la contienda interna. Presumen la operación y el respaldo de todos los gobernadores azules, salvo el morelense Marco Adame, que afirman está cerca de hacerlo.

El problema que ven los corderistas es si la elección es a población abierta, por costosa, por abrir la puerta a quien quiera manipular el proceso y, sobretodo, por el contraste con Vázquez Mota, quien se mantiene arriba de las preferencias generales mientras Cordero no ha logrado revertir esa desventaja. La nominación en elección abierta es un escenario no deseado por Cordero, aunque se ha pronunciado por cualquier método.

El martes se definirán las reglas y empezará una nueva fase en las estrategias. Cordero debe ser el primero en moverse. Sabe que aún si la es votación cerrada y gana a Vázquez Mota, si ésta se mantiene arriba en la preferencia de la población, será difícil revertir la percepción de que el PAN nominó a un perdedor, lo que tendría impacto directo en el financiamiento de la campaña al asaltar a muchos la duda si están saltando a un barco que se hunde.

Los Indignados ‘made in México’

Jorge Diaz

Personas de 951 ciudades en 82 países se han manifestado durante el fin de semana. El argumento: la indignación hacia los gobiernos insensibles y las esferas abusivas del poder económico en sus países, parte de su inspiración en algunos lugares del globo es: Stéphane Hessel, héroe de la Resistencia francesa contra los alemanes, quien impulsó los Derechos Humanos Universales y convoca a las nuevas generaciones a la lucha no violenta, contra todo lo que nos ha desviado de su genuina realización.

Otros recogen y reproducen el sentimiento de gritar su indignación y repudio, de los manifestantes estadounidenses que tomaron hace pocos días wall street y quienes se quejan por la falta de una Democracia genuina y representativa, además de las acciones sin miramientos entre quienes poseen el poder económico, en una nación por demás amenazada a perder su liderazgo mundial y golpeada fuertemente en los bolsillos.

Traté de indagar durante este fin de semana si existe en México una posibilidad tangible de que estas escenas se reproduzcan en territorio nacional, y encontré dos tibias expresiones:

Cuatrocientos jóvenes manifestantes en el monumento a la Revolución, en un país de más de ciento diez millones de personas, no será esta expresión la que cimbre a nuestro sistema. A todas luces, resalta la falta de organización, convocatoria e interés por parte de las múltiples organizaciones ciudadanas, que se dicen preocupadas y hartas de la situación actual en nuestro país.

Además, una espontánea reacción a través de twitter, con un hashtag nombrado #OccupyTelevisa y #OcupaTelevisa. Sin embargo, este no es el espíritu del movimiento que se viene gestando en otras partes y nada indica que la ocupación ocurrirá en realidad, y en todo caso el objetivo es tan específico, que da a pensar que responde más bien a intereses de un grupo en particular y no representa un sentimiento colectivo. Hasta ahora, esos son nuestros indignados ‘made in México’ y nada más.

Entre otras cosas, supongo que una buena parte de los mexicanos está distraído con lo que roba la escena en estos días: los juegos panamericanos. Por otro lado, en algunas entidades el terror es tal, que muchos pensarán que es más conveniente quedarse dentro de casa.

Asimismo, es muy importante apuntar que los Institutos políticos y sus líderes, así como también los gobiernos y sus representantes, se han dado a la tarea por años de polarizar a los ciudadanos en campañas y en la propia gestión de gobierno de distintas corrientes ideológicas, por lo que está borrada del sentimiento general la idea de colectividad.

Entonces, todos se ven como contrarios ¿Qué posibilidad hay de que por una vez, los mexicanos se vean como iguales y jalen para un mismo lado? En México todo es cálculo; por tanto, inacción.

Revisando las notas periodísticas que se han generado en el mundo sobre los ‘indignados’, mi primer reacción fue el cuestionarme si nuestros políticos y autoridades pudieran estar nerviosos de que el contagio llegue a México, pero conforme pasan los días, más bien creo que están muy tranquilos de saber que nuestra sociedad padece un individualismo y encono tan grave, que le imposibilita formar parte de un conjunto que mueva las estructuras de un país que definitivamente necesita más que otros (que ya lo están haciendo) gritar su indignación.

Rectora de la UACM, Esther Orozco recuerda a Granados Chapa durante Semana de Ciencia e Innovación

La rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Esther Orozco, pidió guardar un minuto de silencio por el deceso de Miguel Ángel Granados Chapa, "un hombre que es, fue y seguirá siendo la ética hecha palabra del periodismo y la comunicación".

Durante la inauguración de la Semana de la Ciencia y la Innovación 2011, en el Palacio de Minería, fue recordado el periodista y analista político hidalguense que falleció el domingo a los 70 años de edad víctima de cáncer.

Funerales de Granados Chapa serán en Pachuca

Grupo Fórmula

El funeral del periodista Miguel Ángel Granados Chapa, tendrá lugar en su natal Pachuca, Hidalgo.

El periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quien anunció hace tres días, su retiro de la columna "Plaza Pública" que escribía para el diario Reforma, falleció la tarde de ayer, a los 70 años de edad.

"Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós", escribió por última vez, quien fuera considerado maestro de varias generaciones de periodistas.

En el espacio "Paola Rojas en Fórmula", se informó que la ceremonia luctuosa del periodista, se desarrollará en Pachuca, su lugar de origen.

El columnista nació en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, donde comenzó su interés por el periodismo, y posteriormente, en la década de los años 60, arribó a la Ciudad de México, para cursar las carreras de Derecho y Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Concluyó sus estudios en lo que entonces era conocida como la Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales, en 1964 y ese mismo año, inició su trayectoria en el semanario "El Crucero", mismo que era dirigido por Manuel Buendía.

Tiempo después, Granados Chapa dejó dicha edición para colaborar en otros medios, como el diario Excelsior. Posteriormente, se unió con otros compañeros para construir el periódico La Jornada, el cual continúa vigente y cuya dirección estuvo a su cargo en cierta época.

Formó parte del tabloide hasta 1992, cuando decidió escribir para El Reforma, en noviembre de 1993.

En 1996 condujo el programa de radio, también llamado "Plaza Pública", que era transmitido en la radio de la UNAM.

Cabe destacar que el periodista Miguel Ángel Granados Chapa fue condecorado con la medalla Belisario Domínguez, otorgada por el Senado de la República, en el año 2008.

Un año después, formó parte de la Academia Mexicana de la Lengua.

Con información de Héctor Herrera.

Que renazca la vida y que México salga de la pudrición

Víctor Sánchez Baños / Poder y Dinero

En memoria de Miguel Angel Granados Chapa. El marcó mi derrotero profesional en 1975. Descansa en Paz maestro

Una ocasión sentado en su minúsculo despacho de Excélsior en 1975, tres semanas después de mi cumpleaños, Miguel Angel Granados Chapa, me dijo en tono doctoral: el camino del periodista honesto no está en sus cuentas bancarias, sino en su verdadero tesoro: lo que escribe.

Si bien el periodista recorre el camino profesional o de su oficio, mediante la adquisición de experiencias el truco está en no olvidar y tener memoria periodística.

Y, antes de informarme que platicara con Hero Rodríguez Newman, en aquel entonces jefe de redacción de Revista de Revistas para que iniciara mis colaboraciones en esa publicación me sentenció: “entrégate con pasión al periodismo y jamás renuncies a tus convicciones”.

La verdad, entendí desde el primer instante esas palabras, aunque no entendí el motivo por el cual me lo decía… o, tal vez lo decía a todos los que pasaban por su oficina y que iniciaban el sueño de ser parte de la historia a través del papel y la tinta.

Ver lo que piensas en letra de molde es simplemente…. ¡lo máximo!

Bueno, quiero reflexionar sobre lo que escribió el viernes pasado en su última “Plaza Pública”, el maestro Granados Chapa.

Refiriéndose a la petición de un gobierno de coalición hecha por varios mexicanos en un desplegado en diarios, dijo que: “Casi nadie entre los firmantes, y por supuesto entre los mexicanos todos, puede negar la terrible situación en que nos hallamos envueltos: la inequidad social, la pobreza, la incontenible violencia criminal, la corrupción que tantos beneficiarios genera, la lenidad recíproca, unos peores que otros, la desesperanza social. Todos esos factores, y otros que omito involuntariamente pero que actúan en conjunto, forman un cambalache como esa masa maloliente a la que cantó Enrique Santos Discépolo en la Argentina de 1945”.

En mis columnas de Poder y Dinero, muchas veces me he referido al tango “Cambalache” de Santos Dicépolo en un mundo trastornado, que es el mismo desde 1945 en que lo escribió.

“Hoy resulta que es lo mismo/ Ser derecho que traidor,/ Ignorante, sabio, chorro,/Generoso, estafador”. Cuánta razón tenía el tanguero: “El mundo es igual desde el 510 y en el 2000 también”

Granados toca las células mas sentibles de las palabras de un moribundo en la antesala de la muerte: “Es deseable –comentó en su última columna Granados Chapa– que el espíritu impulse a la música y otras artes y ciencias y otras formas de hacer que renazca la vida, permitan a nuestro país escapar de la pudrición que no es destino inexorable. Sé que es un deseo pueril, ingenuo, pero en él creo, pues he visto que esa mutación se concrete”.

Y, luego da su última frase en letra de molde: “Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

PODEROSOS CABALLEROS.- La diputada priista por Oaxaca, Sofía Castro Ríos, impulsa un punto de acuerdo para exhortar al titular de la Secretaría de Economía, Bruno Ferrari, a fin de que explique los motivos para aceptar la investigación antidumping sobre las importaciones de pierna y muslo de pollo de Estados Unidos. La diputada priísta por Oaxaca comentó que la inclusión de los productos en esta categoría o lista no pueden ser inducida, ya que para determinar el contenido final en se toman en cuenta familias promedio, ingresos y encuestas. Explicó que las importaciones de carne de ave se han incrementado gradualmente y que su tasa de crecimiento anual, de 1996 al 2010, es de 10.2 por ciento.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Latin Bussines Asociation, una de las agrupaciones de empresarios latinos más activa en los Estados Unidos, reconoció al empresario mexicano Jesús Vizcarra Calderón por su trayectoria al frente de SuKarne y por su fuerte impulso para acercar los servicios de salud a los que menos tienen a través de Salud Digna. De manos de Rubén Guerra, Presidente de la “Latin Business Asociation”, el empresario mexicano recibió el galardón “Chairman´s Award 2011” que otorga cada año esta asociación a un empresario latino destacado. *** Invertir en tecnología para convertirse en una empresa verde no sólo es útil en el cuidado del medio ambiente, sino también representa una buena oportunidad de negocios y una estrategia para reducir costos de producción. Así lo afirmaron los organizadores de la Green Expo 2011, que se llevará a cabo del 27 al 29 de septiembre en el World Trade Center, en donde se reunirán más de 250 compañías especializadas en reciclaje, manejo de residuos, eficiencia energética y diversas aplicaciones tecnológicas amigables con el entorno natural.

Sí, un rumor, pero un rumor del Presidente

Rubén Cortés

El PRI tiene razón: es “un dicho” la acusación del Presidente a The New York Times de que “hay muchos en el PRI que piensan que los arreglos del pasado (con el narco) podrían funcionar ahora”. Sí, es un dicho, o rumor (da igual) pero que le está clavando el Presidente de la República.

Y Felipe Calderón, aun cuando (como advierte el PRI) vive “el ocaso de su administración” es la máxima autoridad del país, alguien a quien muchos mexicanos le creen lo que expresa porque “si lo dice el Presidente, algo debe saber”.

Es sintomático que, pese a transitar “el ocaso de su administración”, Calderón tuvo en septiembre la aprobación del 50 por ciento de sus gobernados, sólo dos puntos menos que en febrero, según la encuesta que realiza Consulta Mitofsky sobre los mandatarios del continente.

De ahí que el PRI no resultó todo lo contundente que tendría que haber sido, al responder a un rumor con retórica, que eso fue a fin de cuentas el comunicado de ayer, firmado, también retóricamente, por “el CEN del PRI”.

Es un error responder con retórica a un rumor, y eso fue lo que hizo el PRI:

“Lamentamos que, en el ocaso de su administración, el Jefe del Estado Mexicano aventure señalamientos genéricos, tratando de estigmatizar a nuestro partido sin otro sustento que sus propios dichos”, afirma el texto en uno de sus párrafos.

El PRI debió de ser más convincente y asegurar sin cortapisas que la declaración del Presidente al NYT es una provocación (un rumor, pues) porque ya da por hecho que su partido, Acción Nacional, va a perder las próximas elecciones presidenciales, el 1 de julio de 2012.

Como sea, es lo que se esperaría oír hoy del líder tricolor, Humberto Moreira, quien participará en el Foro Regional de Conclusiones del Programa para México, que organiza la Fundación Colosio en Campeche, junto con los notables de su partido.

Lo más atinado del comunicado es el anuncio de que el PRI procederá en breve ante las instancias legales correspondientes para denunciar al Presidente por violar el principio de imparcialidad al que como servidor público lo obliga la Constitución.

A saber, la declaración de Calderón constituye una intromisión en el proceso electoral federal que inició el pasado 7 de octubre. Sin embargo, ninguna denuncia, y ninguna condena del TRIFE, serán más fuertes que el rumor ya sembrado.

Lo más fácil y productivo en política es posicionar un dicho, pues es algo que no hay que probar y, en cambio, crece y se difunde rápidamente como una verdad.

Más en este caso, que viene del hombre que se supone es el más y mejor informado del país: el Presidente.

ONU lamenta muerte del periodista Miguel Ángel Granados Chapa

Emanuel Mendoza Cancino

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lamentó la muerte del periodista mexicano Miguel Ángel Granados Chapa.

En un comunicado, la oficina en México del Alto Comisionado de la ONU expresó su duelo a los familiares que le sobreviven al desaparecido columnista de "Plaza Pública". La misiva hace extensivas las condolencias al gremio periodístico, a su asiduo y extenso círculo de lectores, así como a todas las personas que siempre reconocieron en su actividad pública un espacio de convicción, entereza y compromiso con los derechos humanos,

Naciones Unidas aseguró que el deceso de Granados Chapa 'viste de luto la vida democrática en México', y alentó a todos los que en en ella se encuentran comprometidos (la vida democrática) para levantar desde sus diversas actividades la agenda de Miguel Ángel que propulsó sin descanso para el país.

'Él fue amigo fraterno y generoso de la ONU', acusa el comunicado. "Su partida deja un hondo vacío tanto para la institución como para las personas que laboran y han laborado en esta casa".

La dependencia expresó su más sincero anhelo de que el legado de Miguel Ángel Granados Chapa se vea revitalizado por la generosa entrega y esfuerzo de las mexicanas y los mexicanos que heredan el testimonio de su obra y el magnífico ejemplo de su discreta partida.

Granados Chapa por Granados Chapa

Jenaro Villamil

El axioma del periodista Miguel Angel Granados Chapa fue muy claro: “los periodistas no pueden, ni deben, ser socios de los políticos. Por eso, a la larga, cada periodista está en el lugar que se merece. Y la gente lo sabe”.

Esta frase le dio título al libro de conversaciones e intervenciones más importantes de Miguel Angel Granados Chapa, editado a finales de 2010 por la colección Cuadernos de El Financiero, coordinada por el periodista Víctor Roura.

Como una manera de homenaje al autor de la Plaza Pública, al conductor constante del programa radiofónico del mismo nombre en Radio UNAM, al editor, reportero, cronista, subdirector de Información y maestro de decenas de generaciones de periodistas exponemos a continuación algunas de las principales ideas que Granados Chapa expone en este libro periodístico:

La Columna

“La columna no debería servir para golpear a los políticos. Para ello, en todo caso, está el mazo. Aunque algunos siguen golpeando, sí; pero en menor medida. Sobre todo porque la columna ha perdido importancia debido al ensanchamiento de los periódicos, que hoy, a diferencia de antaño (cuyos espacios eran limitados, tornándose incluso aburridos a veces, circunscritos a la información oficial, por lo tanto insustancial), son más entretenidos. En cambio, las columnas tenían un cierto grado de esparcimiento en el cual los políticos podían permitirse mandar mensajes entre sí. Y todavía ocurre, pero mucho menos. Porque ahora las columnas no son ya los espacios más leídos de un diario”.

La Opinomanía

“Aunque ahora abunda la opinomanía. Y se da justamente porque el despertar de la sociedad, este largo desaletargamiento, ha producido un interés inusitado por la vida política del país haciendo arribar a personas sin preparación, sin tener ningún interés real por la política, pero sustraídos en la mercadotecnia, cuyo nicho ha creado de la opinión una sustancia banalizadora. Eso ha permitido la multiplicación de estas opiniones triviales, muy a menudo interesadas, tanto en los espacios electrónicos como en los impresos”.

“Yo no quiero ser político”

“Yo no quiero ser un político. Obviamente quien escribe de política debe asumir que posee una coloración política, pero ésta es otra cosa. Cuando fui candidato a la gubernatura de Hidalgo (1998-99) se debió a la idea de contribuir personalmente a la posibilidad de ensanchar los espacios públicos en mi estado natal que es uno de los más atrasados de la República (Hidalgo). Yo no quería hacer carrera política. Incluso antes y después de esa experiencia me invitaron a ser candidato a diputado y a senador por la vía plurinominal, pero no acepté. De hecho, durante mi campaña no dejé de escribir nunca mi columna, pues no quería, ni quiero, apartarme del periodismo”.

Políticos y columnistas

“Los columnistas se manejan de otra manera: no pueden distanciarse de los políticos. Así es, mas pueden regular su distancia. Hay quienes se ufanan de comer con los políticos, es cierto, y exhiben su cercanía con los funcionarios porque con eso quieren advertir que ellos, los periodistas, también son importantes. Es una tontería, por supuesto. Antaño era muy frecuente que se procurara esta vinculación porque de ella podría derivar una oportunidad personal de hacer un negocio. Por eso se participaba en las comilonas y las francachelas. Pero eso ha ido disminuyendo. Sin embargo, hay que reconocer que la cercanía de los columnistas con los gobernantes ha sido, en México, históricamente venal. Porque los periodistas no pueden, ni deben, ser socios de los políticos. Por eso, a la larga, cada periodista está en el lugar que se merece. Y la gente lo sabe”…

“Escapa a mis impulsos tener dinero o una propiedad. Prefiero ir, como dijera Machado, ligero de equipaje”.

Mezquindades y vilezas

“No sólo en la política, también en el medio periodístico, hay mucha mezquindad y vileza. Es cierto. Pero como dice un refrán, al que vuelvo muy seguido: ‘El que no quiera ver fantasmas, que no salga de noche’. Si uno entró a este oficio es porque es lo que quiere hacer en la vida, como es mi caso, debe arrastrar las consecuencias como un efecto natural. Si quiero ser periodista, me atengo a los efectos positivos y negativos de este oficio”.

Periodismo y poder

“Hay un periodismo que se dirige al poder. Es un periodismo que no satisface su misión social. Porque la misión social es la comunicación con la gente, el público, los lectores. Desde luego, también es verdad que algunas cosas han cambiado para bien; por ejemplo, antes casi todo el periodismo se dirigía más al poder que a los lectores. Es reciente su dedicación a los lectores y no al poder… o no sólo al poder”.

La Censura

“No se ha modificado mucho. La censura a veces empresarial, a veces gubernamental, a veces es simulada, a veces es directa, abierta; hay que enfrentarla según el modo, según quien la ejerza. No hay un solo modo de enfrentarse a ella… salvo el ejercicio mismo de la libertad de expresión”.

“La censura avanza en sus formas. Hoy, por ejemplo, el juicio por presunto daño moral se ha constituido en un método novedoso para inhibir el trabajo periodístico; ése es un riesgo nuevo y creo que debería derogarse”.

Los Excesos de la Prensa Mexicana

“Necesitamos reflexionar sobre los excesos en la prensa mexicana. Para mí, uno de ellos es ofender al que no es poderoso. Insultar al que no puede defenderse. Acusar al que no puede decir su verdad. El exceso que se practica contra los que tienen menos poder que uno. No hay exceso cuando uno se refiere al poderoso, pero sí hay cuando uno se refiere al que no lo es. Eso no debe suceder.

“Tampoco puedo dejar de señalar que una de las cosas que detesto del periodismo de hoy es su conversión en negocio. No digo que el periodismo no deba ser negocio, desde luego; me refiero a que es lícito hacer negocio con el periodismo, pero no es lícito convertir al periodismo en negocio, simular que se hace periodismo para hacer negocio”.

Las Nuevas Tecnologías

“Las nuevas tecnologías abrirán un espacio al periodismo de calidad. Tan sólo el acceso a la información es ahora una gran ventaja de la sociedad. Y no hemos aprovechado todavía este acceso plenamente. Es real: la tecnología contemporánea ensancha considerablemente la búsqueda de información y la posibilidad de comunicación. Ahí hay, claro, un terreno inmenso para la comunicación profesional”.

Pactar con el narco

Metralla felipista
PRI ofendido
Adiós a Granados Chapa

Julio Hernández López / Astillero


Asumiéndolos como la principal amenaza a las de por sí disminuidas posibilidades de que el panismo continúe en el poder, Felipe Calderón desarrolla una guerra en varias vertientes contra el PRI y su virtual candidato presidencial, Enrique Peña Nieto.

Por un lado, FCH se suma a una de las partes en tensión en el proceso interno del tricolor, promoviendo la tesis de que existen dos polos en el PRI, uno mexiquense y otro sonorense, adjudicando al primero la responsabilidad de que no prosperen presuntas reformas democráticas, en especial la relacionada con la que permitiría a alcaldes y legisladores volver a presentarse a las urnas de manera inmediata al término de su gestión (de manera concordante, grupos de activistas ciudadanos y directivos del partido blanquiazul advierten que a la hora de las urnas recordarán el voto priísta que impidió tales placebos reformistas, como si en un límpido historial de trabajo solamente ese insólito lunar mereciera castigo y como si solamente la bancada de tres colores hubiera cometido agravios dignos de sanción a la hora de votar).

En otra pista bélica, el calderonismo busca sistemáticamente asociar la imagen del PRI a la del narcotráfico (como si fuera tan necesario), criticando la indolencia o el involucramiento de gobiernos estatales del tricolor con ese negocio de drogas y encomiando en boca propia lo supuestamente hecho por el gobierno federal. El uso electorero de ese diagnóstico a conveniencia queda de manifiesto si se observa que el largo historial priísta de connivencia con los jefes del narcotráfico fue prolongado cuando menos durante el primer gobierno federal de alternancia de siglas, el encabezado por Vicente Fox que, según los múltiples señalamientos genéricos de su sucesor, Felipe Calderón, no habría atendido a tiempo el cáncer que el médico funerario sí hubo de enfrentar con urgencia aunque, también, con tan peculiares artes e instrumentos que dio continuidad a la estela dominante de uno de esos capos, el sinaloense hasta ahora intocado y sin duda el gran ganador de esta guerra, y mediante el reciclamiento de los principales personajes del gabinete foxista que se habían encargado de tareas conexas, como fueron Eduardo Medina-Mora y, sobre todo, Genaro García Luna, otro de los principales triunfadores de la temporada.

Válida y sustentada es la descalificación de la gran mayoría de los gobernadores priístas, que en términos generales se han rendido al poder del narcotráfico y se han beneficiado de él, tanto en términos de enriquecimiento personal como de utilización de dinero sucio para fines electorales, pero absolutamente tramposo sería pretender deslindar de esas prácticas a diversos mandatarios panistas (el de Morelos, Marco Antonio Adame, para no ir tan lejos) y a ciertos segmentos de mando del propio gobierno federal, hasta alturas aún imprecisas.

A pesar, pues, del pantanoso terreno que se pisa a la hora de pretender el reparto de culpas en cuanto al negocio de las drogas, una de las partes involucradas en el litigio, el ocupante de la casa presidencial, ha dicho en entrevista a The New York Times que teme que, en el contexto de la sucesión, predomine el priísmo que pretende pactar con el narcotráfico: “...hay mucha gente en el PRI que piensa que los arreglos de antes funcionarían ahora, pues es el caso del ex gobernador de Nuevo León, ¿no? De Sócrates Rizzo, que tiene unas declaraciones maravillosas. Dice: nosotros nos arreglábamos con los criminales y no pasaba nada. Si eso lo pensaran aplicar hoy, el único arreglo posible es dejarles esta casa, y la única discusión es si se la dejan al Chapo o a Los Zetas. Yo no veo qué arreglo puedan tener, pero ésa es la mentalidad que campea en muchos de ellos, no digo que en todos. Si prevaleciera esa corriente de opinión, ahí sí me preocuparía.”

Como era de esperarse, el PRI ha reaccionado con energía, exigiendo al declarante que con pruebas demuestre su dicho o, si carece de ellas, se disculpe públicamente. Como si faltaran nubarrones sobre la campiña electoral, el partido afectado explora las posibilidades de presentar una objeción jurídica a las palabras calderonistas, que así serían un augurio temprano de la descompostura institucional de Los Pinos y de su cantada decisión de convertir el siempre impugnado aparato presidencial en arma de fuego político contra sus adversarios, como seis años atrás lo hizo desbocadamente Vicente Fox y como ahora lo realiza gradualmente Calderón.

El tropezón felipista, que la oficina de prensa de Los Pinos quiso suavizar ayer con la transcripción de la pregunta y la respuesta del caso, que acabaron confirmando el sentido y la intención de las palabras ante el NYT, ensombreció un fin de semana calderonista especialmente grato, pues el viernes había concluido de manera exitosa el anunciado plan de diluir al movimiento pacifista encabezado por Javier Sicilia, mezclándolo con otras organizaciones de distinto origen, talante y discurso y utilizando de nuevo la plataforma mediática del castillo de Chapultepec para fortalecer la imagen y el alegato oficiales respecto a la guerra contra el narcotráfico. Más tarde, en Guadalajara, no solamente tuvo el placer de no recibir rechiflas a la hora de inaugurar los Juegos Panamericanos, sino incluso sobrellevó ese trance oratorio a pesar de que, como en bit.ly/paMbOH puede verse, su dicción y aspecto denotaban apuros inexplicados.

El maestro Miguel Ángel Granados Chapa falleció dos días después de decir adiós a sus lectores en la que fue la última entrega de la columna que durante décadas escribió. En momentos tan oscuros como los que vive el país habrán de extrañarse la ecuanimidad, el raciocinio fundamentado y la profundidad de sus textos. En la Plaza Pública siempre estará presente el recuerdo de un gran periodista.

Y, mientras Los Pinos también desmiente al congresista estadunidense que asegura que FC le dijo que Peña Nieto pactaría con los narcos y acabaría durmiendo en la cama de éstos, ¡hasta mañana!

¡Vivan los indignados!

Gobiernos impúdicos
Consorcios ladrones

Carlos Fernández-Vega / México SA


La policía vigila a manifestantes del movimiento indignados que protestan frente a la catedral de San Pablo, en Londres. A lo largo de Europa se han multiplicado demostraciones inspiradas en el movimiente Ocupa Wall Street, que expresan la frustración social ante la profunda desigualdad económicaFoto Ap
T
oma fuerza y forma el movimiento de los indignados: trasciende fronteras, se globaliza, y va contra la codicia de bancos y corporaciones empresariales que impúdicamente saquean países y sociedades. Desde Sidney, Australia, hasta Oakland, California, una ola de protestas cubrió ayer el mundo, siguiendo a lo largo del día la iniciativa de los indignados de Madrid y el movimiento estadunidense Ocupa Wall Street, reseña La Jornada. Habitantes de 951 ciudades –incluida la de México– en 82 países hacen suyo el reclamo, se suman al reclamo y se manifiestan contra el hambre y la falta de bienestar, contra el sistema financiero y las ignominiosas fortunas, contra los causantes de la crisis y el consabido cobro de factura a la tradicional carne de cañón del gran capital. Es el comienzo del siglo XXI, corean entusiasmados.

Pero en todo esto, aparentemente, un grupo de culpables pretende pasar a un muy lejano segundo término, por lo que es fundamental subrayar que los voraces cuan obscenos bancos y corporativos no hubieran llegado adonde están, ni sus alforjas estarían rebosantes mientras la gente muere de hambre, sin la decidida participación de los gobiernos y su total sumisión a los intereses del gran capital a la hora de entregarle totalmente sus respectivos países y sociedades. Nadie se mantiene impune sin el consentimiento del poder político, y éste a lo largo y ancho de planeta no sólo ha garantizado impunidad y atraco, sino que los ha fomentado y en no pocas ocasiones legalizado. Son los bancos, los corporativos y sus dueños, sí, pero de la mano de mandatarios, congresistas y demás fauna de la clase política en cada una de esas naciones, así como en los organismos multilaterales.

También la ciudadanía tiene responsabilidad en esta lúgubre historia: pasiva, desmovilizada, contribuyó a que esos impúdicos bancos, corporativos y gobiernos avanzaran y arrasaran. Creyó en el canto de las sirenas neoliberales de que, por decreto, el mercado todo lo corrige, todo lo equilibra, todo lo distribuye. Nada más falso, pues en los hechos el círculo de privilegiados se estrechó aún más, mientras el de la miseria y la inequidad se abrió descomunal y permanentemente. Pero 30 años atrás esa ciudadanía dio por buena la promesa de la tenebrosa dupla Reagan-Thatcher, suscrita y aplaudida por su séquito de gobiernos y organismos gerenciales, de que el nuevo modelo económico brindaría paz, bienestar, modernidad y sobre todo equidad a todos los seres humanos. En realidad fue el pretexto para dar inicio al mayor saqueo de que se tenga memoria, en el entendido de que antes se saqueaban países, regiones o continentes, y ahora saquean a la humanidad toda. Pero la ciudadanía olvidó que así como la avaricia y el saqueo constituyen el ADN del gran capital, la mentira y la complicidad son el ADN de los políticos.

Muchas han sido las crisis registradas en esos 30 años de modernidad, con espeluznantes costos sociales, pero la que comenzó en 2008 y aún nos acompaña, ha sido la primera realmente global. A unos más, a otros menos, pero ha pegado en todos los países, y los gobiernos han procedido de la misma manera en todas: con promesas y sin dar golpe, pues lejos de corregirla han fortalecido la causa del estallido; lejos de contener la voracidad de bancos y corporativos, en su calidad de cómplices les han dado mayor margen de saqueo y mayor poder a los barones, si ello es posible a estas alturas; lejos de proteger el interés nacional y el bienestar social de sus respectivos países, los han destrozado y le han pasado la factura a los ciudadanos, siempre en busca de la solución. ¿Hasta dónde? Dependerá de esa ciudadanía, ahora sí, por lo visto, realmente indignada y con muchas ganas de frenar el saqueo y participar en la toma de decisiones. Eso sí, se requiere algo más que música, bailes, pancartas y cánticos para lograr el cambio real y evitar que la masa pague las crisis financieras.

Lamentablemente, la ciudadanía transita de desilusión en desilusión, porque hasta ahora no hay poder público que meta en orden al poder privado, porque el primero está al servicio del segundo. Y en este contexto, Barack Obama prometió frenar el saqueo de los banqueros y evitar la voracidad del mercado, porque “esta vez tiene que ser diferente… porque una nación no puede ser próspera cuando sólo favorece a los más ricos… porque han acabado los tiempos de la protección de intereses mezquinos”. En realidad fue al revés: han sido los banqueros y los grandes corporativos quienes pusieron en orden, el suyo, a Obama, impidieron cualquier tipo de regulación, confirmaron su estatus de únicos favorecidos y su mezquindad alcanza grado superlativo.

¿Qué fue de aquel Barack Obama que anunciaba que “el cambio ha llegado a América”? El mismo que en su toma de posesión aseguró que “hoy se marca un nuevo amanecer en el liderazgo de Estados Unidos… Nuestra economía está gravemente afectada, como consecuencia de la avaricia e irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestro fracaso colectivo en tomar las decisiones difíciles y en preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido hogares, puestos de trabajo, varias empresas debieron cerrar. Nuestro sistema de salud es demasiado costoso y nuestras escuelas dejan de lado a muchos de nuestros niños. Estos son indicadores de la crisis, basados en datos y estadísticas. Han acabado los tiempos del inmovilismo, de la protección de intereses mezquinos. Que los hijos de nuestros hijos digan que cuando fuimos sometidos a prueba nos negamos a abandonar el desafío, que no nos echamos atrás ni vacilamos…”.

¿Dónde quedó Obama? Del mismo lado que los otros gobiernos, congresos, partidos políticos y demás mezquinos que han llevado al planeta a la modernidad (léase neofeudalismo). Lo engulló el sistema que prometió combatir. Por eso, ¡que vivan los indignados!, porque como bien subrayan Noam Chomsky, Eduardo Galeano, Naomi Klein y demás intelectuales que suscribieron un manifiesto a favor de los indignados, los ciudadanos del mundo debemos recuperar el control sobre las decisiones que nos afectan a todos los niveles, de global a local. Esto es democracia global. Esto es lo que hoy exigimos.

Las rebanadas del pastel

Mientras el Banco de México apesta el discurso calderonista sobre la solidez económica del país (el crecimiento se deteriora, advierte el organismo), va un fuerte abrazo, junto con mi agradecimiento por su cálida recepción, para todos los compas de la CND-Morena Ajusco Medio.

Fallece el periodista Miguel Ángel Granados Chapa

Apro

El periodista hidalguense Miguel Ángel Granados Chapa, colaborador de Proceso y del diario Reforma, falleció la tarde de este domingo a los 70 años.

El viernes pasado, Granados Chapa anunció su retiro del periodismo, debido a una enfermedad que lo aquejaba desde hace varios años.

Ese día, de manera sencilla y escueta, en el último párrafo de su columna “Plaza Pública” en el diario Reforma, que tituló “De coalición a coalición”, apuntó: “Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

Granados Chapa se despidió abordando uno de los temas de mayor controversia desde la semana pasada: la iniciativa de reforma planteada por el senador priista Manlio Fabio Beltrones para establecer gobiernos de coalición.

La columna “Plaza Pública” apareció en 1977 y en Reforma desde la fundación de ese rotativo, el 20 de noviembre de 1993.

El colaborador de Proceso, donde hasta septiembre pasado publicó su columna “Interés Público”, tenía varios años enfermo, motivo por el cual recientemente se despidió de sus programas de radio y TV en las estaciones de la UNAM, donde tenía un espacio del mismo nombre que se transmitía por las mañanas.

Granados Chapa fue subdirector editorial del diario Excélsior de Julio Scherer, donde empezó en 1976; también fue fundador y director-gerente de Proceso de 1976 a 1977; jefe de los noticieros del Canal 11 (1977), y director general de Radio Educación (1978-1979). El periodista fundó el diario La Jornada y fungió como director del mismo de 1988 a 1990. También fue director general de la revista Mira (1990-1994).

El 28 de febrero de 2008, Granados Chapa –quien luchó incansablemente por la conquista de las libertades periodísticas– fue elegido miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, tomando posesión de la silla XXIX el 14 de mayo de 2009.

También recibió en tres ocasiones el Premio Nacional de Periodismo.

Granados Chapa recibiría el jueves próximo el Premio Nacional de Periodismo Carlos Septién García que otorga la escuela del mismo nombre.

La institución determinó otorgar el galardón al autor de la columna “Plaza Pública”, por considerar que su obra periodística es un aporte a la lucha de la libertad de expresión y a la comprensión de los temas de interés general por parte de la sociedad.

Entre los libros escritos por el periodista destacan Alfonso Cravioto, un liberal hidalguense, Votar, ¿para qué? manual de elecciones, Comunicación y política, ¡Nava sí, Zapata no!: la hora de San Luis Potosí: crónica de una lucha que triunfó, Constancia hidalguense y Fox & Co. biografía no autorizada.

Lluvias en Tabasco dejan más de 120 mil damnificados

Apro

Tabasco amaneció este lunes con más de 120 mil damnificados en 325 localidades de 10 municipios, debido a las intensas lluvias y el desbordamiento de siete ríos.

Además, hay más de 320 mil hectáreas anegadas, 40% del hato ganadero afectado (se prevé la movilización de 300 mil cabezas de ganado), decenas de carreteras dañadas y pueblos incomunicados, de acuerdo con el reporte proporcionado por el gobernador Andrés Granier y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El mayor daño se registra en el sur del estado, conocido como Región de Los Ríos –que comprende los municipios de Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata, Centla y Jonuta–, debido al desbordamiento del río Usumacinta, que se encuentra a 2.31 metros sobre su escala crítica.

En esa zona, en la frontera con Guatemala, se concentran más de 80 mil de los damnificados, de los cuales alrededor de 45 mil se encuentran en 49 comunidades de Jonuta, el municipio más castigado y prácticamente aislado por la inundación.

Pese al Plan DNEIII desplegado por Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el hambre y la desesperación se agudiza en Jonuta por el cierre de más de 370 tiendas de abarrotes y comercios; además, los colegios suspendieron clases y por lo menos 60 centros escolares están siendo habilitados a como albergues.

La Conagua reportó este lunes que siete ríos se encuentran encima de su nivel máximo, principalmente el Usumacinta, con 2.31 metros; el Pichucalco, con 1.08 metros, mientras que el Grijalva, La Sierra, Tulijá, Samaria y Puxcatán se encuentran a 91, 69, 62, 40 y 29 centímetros arriba de su escala crítica.

El gobernador Granier Melo aseguró que Villahermosa –la más afectada por la inundación de 2007– está segura y a salvo de inundación por las obras de protección del Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT).

En Macuspana, el ayuntamiento reportó que 49 mil hectáreas se encuentran bajo el agua, con 17 mil 876 personas afectadas de 91 localidades y 46 colonias, de las cuales 476 se ubican en 14 refugios temporales.

El alcalde Alfonso Pérez Álvarez informó que se han movilizado 53 mil 183 reses a zonas altas y que 17 carreteras se encuentran dañadas, incluidos cuatro puentes.

El desbordamiento del río Samaria inunda rancherías de los municipios de Cunduacán, Jalpa de Méndez y Nacajuca, en tanto que el río Teapa anega comunidades y miles de hectáreas de plátano en el municipio de ese mismo nombre (Teapa).

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Tabasco (UGRT), Fredy Priego, informó que el alrededor de 40% del hato ganadero del estado se encuentra afectado y “totalmente mermada” la producción láctea, debido a que el principal productor es el municipio de Jonuta, el más afectado por la inundación.

Mencionó que Tabasco produce aproximadamente 30 millones de litros de leche y que se contempla la movilización de 300 mil cabezas de ganado a zonas altas.

De acuerdo con el reporte de lluvias de la Conagua, en tan sólo 16 días ha caído en Tabasco y norte de Chiapas 87% de los 347 milímetros que normalmente llueve en el mes de octubre, y el Sistema Meterológico Nacional (SMN) pronosticó que las fuertes lluvias continuarán en el territorio tabasqueño por lo menos en los próximos dos días.

Por su lado, la Secretaría de Marina alertó a que las primeras horas del martes 18 se prevé el ingreso de un frente frío “fuerte” sobre la región norte del Golfo de México.

Los pronósticos señalan que una baja presión sobre la Península de Yucatán presenta 50% de probabilidades de evolucionar a ciclón tropical, que combinándose con el frente frío estacionario número 6 genera la posibilidad de lluvias muy fuertes a intensas durante las próximas 24 a 48 horas en Tabasco.

Slim y los indignados

Los diputados de Peña Nieto votaron por los gasolinazos
Microsoft adquiere Skype

Enrique Galván Ochoa / Dinero


Si Kafka hubiera tenido oportunidad de escoger el lugar donde naciera quizá hubiera elegido a México. ¿Qué puede ser más surrealista que el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, sea vecino de 51 millones de pobres? Según Coneval, 28 millones viven la peor de las pobrezas: la falta de alimentos. De eso tratan los dos movimientos ciudadanos que este fin de semana se expresaron en distintas ciudades de cuatro continentes: su inconformidad con el reparto de los recursos que son necesarios para una vida digna. Confluyeron el Occupy Wall Street con los indignados de Madrid, reunieron a grupos de distinto tamaño; en algunos lugares hubo detenidos; en otros, las autoridades no los molestaron. Es un movimiento mundial que no tiene líderes de la talla de Régis Debray, ni siquiera una plataforma definida. Y no sería posible sin Internet, sin la red de computadoras diseminadas por todo el planeta que por su arquitectura –un nodo es independiente de otro– resulta difícil controlar y menos suspender en su conjunto. Algún dictadorzuelo puede hacerlo en los límites territoriales de un país, mas no podría romper la red en su conjunto. Otro aspecto que llama la atención en el movimiento Occupy Wall Street-indignados es que surgió en dos países del primer mundo: Estados Unidos y España. El soplo que encendió la llama fue el desempleo y el recorte de algunos apoyos a la población. El presidente Rodríguez Zapatero incluso se retirará antes de que concluya su mandato; hay elecciones el próximo noviembre y habrá un nuevo régimen en enero. Es la derrota lastimosa de un partido –el PSOE– y un gobierno de izquierda que llegaron a gobernar con el programa de la derecha. Tal vez una frase cruda, hiriente, describe al movimiento: los pobladores de los países del primer mundo ya conquistaron buenos sueldos y numerosas prestaciones sociales a lo largo de muchos años de lucha. No quieren sufrir un retroceso y vivir como los del tercer mundo por ejemplo, los mexicanos.

Los diputados de Peña Nieto

La semana anterior la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó que los gasolinazos mensuales continúen tres años más, aunque estaba acordado que concluyeran este año. Fue otro engaño. El voto de los diputados priístas del grupo de Peña Nieto fue decisivo para asestar este golpe a la economía de las empresas y las familias. La comisión está integrada por 34 miembros, de los cuales 15 son priístas, nueve panistas, cuatro perredistas, dos verdes, dos petistas, y Convergencia y el Panal cuentan con uno respectivamente. Ningún priísta votó en contra; todos siguieron la línea de Peña Nieto. Y es que como los recursos de los gasolinazos irán a las tesorerías de los gobernadores, de ese modo quiso favorecerlos y asegurar su lealtad. Éstos son los nombres de los diputados priístas que asistieron a la reunión y votaron por el alza mensual de las gasolinas: Víctor Roberto Silva Chacón, David Penchyna Grub, Jesús Alberto Cano Vélez, Ildefonso Guajardo Villarreal, Jorge Alberto Juraidini Rumilla, Sebastián Lerdo de Tejada, Josué Cirino Valdés Huezo, Ricardo Ahued Bardahuil, Baltazar Manuel Hinojosa Ochoa, Silvio Lagos Galindo, Jorge Carlos Ramírez Marín, Emilio Andrés Mendoza Kaplan, José Adán Rubí Salazar, María Esther Scherman Leaño.

Microsoft compra Skype

Una pequeña compañía comenzó a ofrecer un servicio que parecía increíble: hablar por teléfono de París a Tokio, o del Distrito Federal a Chicago, gratuitamente. Eso es posible si la comunicación se hace de computadora a computadora. Hoy tiene 170 millones de clientes. El gigante Microsoft acaba de adquirir Skype en 8 mil 500 millones de dólares.

@Vox Populi

Asunto: indignados mexicanos


En verdad es indignante y aberrante que 27 jijos de… por sus pistolas nos pasen a perjudicar con gasolinazos durante tres años más. ¿A quién consultaron para tomar esa decisión? Están ahí porque el pueblo los eligió y al pueblo tienen que rendir cuentas, no a sus gobernadores ni a su partido. ¿Por qué no abogan para que los salarios se empaten con los que perciben los gringos? Como ellos no pagan nada de sus sueldos y todo se los pagamos con los impuestos, que se jodan los jodidos, ¿no?, al cabo ni les reclamamos, han de pensar. Al momento de votar debemos acordarnos de estas situaciones.

Joaquín Hernández/Distrito Federal

R: Así es, ahí vienen las elecciones. Voy a estar publicando con frecuencia sus nombres y los partidos a que pertenecen.

Asunto: la tarascada a la pensión

Con respecto a la queja publicada en esta sección el 12 de octubre por el maestro JCR/Distrito Federal, en la que expone que su jubilación fue objeto de retención del impuesto sobre la renta (ISR), le envío esta sugerencia. Debe acudir a un módulo del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que lo orienten a fin de que, cuando presente su declaración anual 2011, pueda recuperar una parte de los impuestos que le retuvieron.

Bruno F. Villaseñor/Distrito Federal

R: Eso puede funcionar en el caso de que tenga gastos deducibles a favor. Es una buena sugerencia, debería intentarlo.

Twitter

Ya nos fregamos hasta 2014 con los gasolinazos y esto gracias a @FelipeCalderon, el presidente más inconsciente, ¿o no?

@Arqgaric Ricardo Garduño

Qué vergüenza, el diputado Ramírez Marín es de Yucatán y votó por el gasolinazo de tres años, y ahora quiere ser candidato a gobernador.

@Mafebond

Miguel Angel Granados Chapa, respected Mexican journalist, dies

Los Angeles Times

REPORTING FROM MEXICO CITY — Miguel Angel Granados Chapa, an award-winning Mexican journalist who spent decades trying to push his homeland toward greater freedom of expression and democracy, has died. He was 70.

Granados Chapa died Sunday afternoon, according to the daily newspaper Reforma,which had run his well-read Plaza Publica column since the early 1990s. Granados Chapa was reported to have been diagnosed with cancer several years ago. Reforma suspended the Plaza Publica column intermittently in recent months because of his declining health.

On Friday, after a journalistic career that spanned more than 40 years, Granados Chapa bade farewell to readers of his column. “This is the last time we meet,” he wrote. “With this conviction, I say goodbye.”

Granados Chapa, who employed an erudite writing style and an ethicist’s eye to skewer the petty motivations of Mexican presidents and lesser politicians, was among the country’s most-respected journalists. He won the national journalism prize three times and in 2008 was awarded the coveted Belisario Dominguez Medal, granted to Mexicans who have achieved eminence in their fields.

Granados Chapa’s long journalistic career paralleled — and may have helped spur — Mexico’s shift from one-party authoritarianism to a developing, if imperfect, democracy. He portrayed his professional work as a struggle to make Mexico’s opaque system more transparent, and described his Plaza Publica column as kind of civic meeting place. “Like what happens in the Zocalo,” he once said, referring to Mexico’s City’s main square.

Granados Chapa, who was also trained as a lawyer, watched Mexican journalism grow freer of government control over the years, but lamented what he called its sensationalism and tendency to cover issues superficially. He has spoken out in recent years as attacks on Mexican reporters have risen amid soaring drug-related violence.

Though also a radio commentator, Granados Chapa was best known for his work as a print journalist, with stints at many of the country’s main newspapers, including Excelsior, Unomasuno, La Jornada and El Financiero, and the muck-raking Proceso magazine.

In the 1990s, he served as a citizen member of the federal election commission that won credit at the time for helping usher in free elections that would result in the fall of the country’s long-dominant rulers, the Institutional Revolutionary Party. In 1999, he lost a race for governor of Hidalgo, his home state.

“It’s true that Miguel Angel Granados Chapa’s merits don't save the country, but without question they made the country stronger, more worthy and more humane,” columnist Lydia Cacho [link in Spanish] wrote in Monday’s El Universal newspaper.

President Felipe Calderon issued a statement lauding Granados Chapa as a “vigorous defender of freedom of expression, and also a tireless journalist who with his critical and objective pen contributed to strengthening our democratic life and culture.”

Granados Chapas was born in 1941 and attended the National Autonomous University of Mexico, where he studied law in the morning and journalism in the afternoon. Early in his career in the 1960s, he was kidnapped and beaten by right-wing thugs.

In the 1970s, after stints at several newspaper, Granados Chapa was swept out as deputy editor of an increasingly outspoken Excelsior newspaper as part of a broader housecleaning at the paper orchestrated by then-President Luis Echeverria.

He moved on to run the feisty Proceso magazine and later shifted to other publications. He was known throughout as a voice for journalistic independence. He took pride in openly rejecting free trips and other benefits offered Mexican journalists by government officials, calling the practice “deplorable.”

Reforma columnist Sergio Sarmiento noted that Granados Chapa had won almost every honor available to Mexican journalists. “We have lost a precise, intelligent and honest voice,” he wrote, “that of one of the best journalists in the history of the country.”

Don Miguel Ángel Granados Chapa

Sara Lovera

PALABRA DE ANTÍGONA.- En su último aliento, Miguel Ángel Granados Chapa nos dijo: “Es deseable que el espíritu impulse a la música y otras artes, las ciencias y otras formas de hacer que renazca la vida y permitan a nuestro país escapar de la pudrición que no es destino inexorable. Este será su epitafio. De él tendríamos que aprender”.

Don Miguel Ángel, que nunca me habló de tú, fue mi jefe durante más de una década.

Acucioso, lector incansable, riguroso total en la confección de cada uno de sus escritos, templado, justo y respetuoso, nos ha dejado en esta hora de México ese deseo de mantener la esperanza, que no es pueril, como él mismo lo escribió apenas dos días antes de despedirse para siempre.

Tal como nos dijo en su última Plaza Pública, sin la altisonancia que caracteriza a los llamados líderes de opinión, siempre ofreció a la sociedad su pluma para plantear las congojas, el enojo, la denuncia y la urgente necesidad de difundir cuanta injusticia o revés por corrupción o negligencia de los poderosos hubiera que difundir.

A Granados Chapa, las mujeres le debemos miles de líneas en asuntos fundamentales. Fue el primero en indignarse por las violaciones tumultuarias de un grupo de jóvenes mujeres, ultrajadas por una banda de policías, que usando su fuerza y su prepotencia, pretendieron salir ilesos de ese crimen que perpetraron contra cuando menos 19 jovencitas a lo largo de 1989.

Siempre le pareció que escribir, indagar, investigar periodísticamente la condición social de las mujeres, era una de las facetas necesarias para transformar al país.

Nunca le fue ajena la necesidad de tomar postura frente a los hechos. Él me reveló que no podía hacerse periodismo químicamente puro, porque en esa dichosa tarea, tenía sentido escuchar con mucho cuidado a quienes confiaban en la faena de relevar la verdad.

Alentó a decenas de periodistas para escribir un buen reportaje, un libro, para aventurarse en temas difíciles. Era, entre muy pocos directivos de los múltiples medios donde tuvo ese encargo, quien felicitaba un buen trabajo, una buena idea.

Su deseo de que el país no acabe en la pudrición ahogado por los desatinos, siendo crítico e incisivo, nunca permitió que se le callara.

Su voz cotidiana y precisa tenía como fondo la disciplina que en el o la periodista son fundamentales, para cotejar documentos, datos históricos, nombres, hechos, contexto. Escudriñar los discursos y los informes oficiales.

Solía trabajar hasta 18 horas diarias. Tomaba pequeños e inteligentes descansos a lo largo de su jornada. Dormía cinco o 10 minutos y volvía a la carga. Tenía un trato respetuoso con quienes laboraban a su alrededor, pero jamás permitía que ello se confundiera con holgazanería o displicencia.

Lo traté en muchos espacios. El de la discusión sobre el diario. Compartí con él mesas redondas, cenas en la madrugada cuando se cerraba la edición, fiestas de aniversarios, discusiones sindicales, complicidades de política periodística, pero fundamentalmente, esa tarea enloquecedora que es la vida diaria de la redacción, donde las noticias invaden la vida pública y privada de la labor reporteril y, sobre todo, lo que significa contar muy bien las cosas.

Escribir correctamente. A estas alturas olvido cuántas veces me regresó a reescribir mis textos.

Granados Chapa fue mi mentor en un fallido intento en que pretendí ser candidata a una diputación. Como fue mi mentor durante más de una década en el análisis de los documentos que obtenía para darle fondo y pulcritud a un trabajo periodístico de importancia.

De él, recibí lecciones insustituibles para la confección de un relato, con la convicción y lo diré con sus palabras de que "el periodismo no se sufre, se disfruta”.

Pero más allá de todo eso, a la generación de periodistas a la que pertenezco, Granados Chapa fue un ejemplo y ejerció, sin quererlo, una permanente tarea magisterial.

Nos enseñó con templanza, el valor de nuestro quehacer. Su entereza nos ha dejado, también, la fortaleza para defender la libertad de expresión y la urgente necesidad de que pare la estulticia, el asesinado y persecución contra los periodistas que empieza a configurarse como una larga y tremenda espiral de muerte e impunidad.

Con él nos dimos cita cada 30 de mayo en la plaza de Francisco Zarco, para esclarecer el asesinato de su entrañable amigo y periodista, Manuel Buendía. Y luego de todos los demás.

Algo fundamental, confió en la capacidad y el desarrollo de las mujeres. Lupita Bringas, como le digo cariñosamente, fue su colaboradora los últimos 25 años. La alentó en su desarrollo personal y periodístico.

De él, muchas líneas este domingo que se fue, hablan ya de su congruencia y de su trayectoria. Polémico en ocasiones, pertinaz en sus posturas, duro en sus juicios, comprometido en una corta, pero incisiva experiencia política --cuando fue candidato a la gubernatura de Hidalgo--, amigos y no, le reconocieron y reconocen su intachable carrera periodística.

Y como me dijo una amiga: "se nos van los grandes y nos quedamos en una orfandad tremenda”.

Consejeros en huelga

John M. Ackerman

Flaco favor hacen a la democracia los consejeros del IFE al fingir que no pasa nada con la ausencia de tres integrantes del Consejo General. Pero aún más daño provocan los finalistas para ocupar las vacantes al creer que calladitos se ven más bonitos, pues con su silencio avalan un proceso de selección totalmente amañado, ilegal y fallido. Los diputados federales por sí solos difícilmente llegarán mágicamente a un acuerdo sobre los tres nuevos consejeros. Hace falta un contundente llamado de atención para obligarlos a cumplir con su responsabilidad constitucional.

Si los actuales integrantes del Consejo General realmente estuvieran comprometidos con la fortaleza de la democracia mexicana, simplemente se negarían a trabajar en un contexto de anticonstitucionalidad y bajo las infamantes condiciones en que se encuentran. Es absolutamente falso que la actual conformación del Consejo General no es impedimento para resolver asuntos oportunamente y que el IFE esté debidamente preparado para organizar con la mayor eficiencia las elecciones federales, como señala la autoridad electoral en una costosa inserción pagada el pasado viernes.

Algunos asuntos de la mayor importancia se encuentran totalmente detenidos. Por ejemplo, la multa de 289 millones de pesos al Partido Verde por su abierta burla a la ley electoral durante las campañas de 2009 y la emisión del nuevo reglamento para la transmisión de los anuncios partidistas en radio y televisión. Un IFE integrado de manera inconstitucional pone en riesgo la validez de las elecciones federales de 2012.

Habría que recordar que 2012 será la primera elección presidencial en que se aplique la reforma constitucional de 2007, que aumentó significativamente las facultades del instituto. Los consejeros tuvieron su primera experiencia de lo que esto implicaba durante los comicios federales de 2009, cuando se triplicaron las sesiones del Consejo General. No sería exagerado imaginar que durante la campaña de 2012 el consejo tuviera que sesionar literalmente todos los días para resolver procedimientos sancionadores y decidir medidas cautelares.

Cualquier empleado que de la noche a la mañana tenga que cumplir con una explosión de nuevas responsabilidades y además cubrir las ausencias de sus colegas sin ningún apoyo adicional necesariamente emitiría más que un simple exhorto. Una huelga institucional como la que aquí se propone pondría en jaque a la Cámara de Diputados y obligaría a los legisladores a ponerse de acuerdo para nombrar inmediatamente a los nuevos consejeros electorales.

Estrictamente hablando, solamente haría falta que dos de los seis consejeros actuales amenazaran con dejar de asistir a las sesiones del Consejo General, ya que con dos ausencias adicionales se rompería el quórum necesario. Recordemos que hace unos meses el consejero Francisco Guerrero, por un berrinche, se separó de sus responsabilidades en el Comité de Radio y Televisión. Ojalá que ahora él y sus colegas tuvieran la misma dignidad cuando se trata de defender la institucionalidad y la efectividad del IFE en su conjunto.

Por su parte, con su inmovilidad y silencio, los finalistas también son cómplices de la situación actual. Los 15 aspirantes que quedan harían un gran favor a la democracia si públicamente se negaran a prestarse a un proceso que ha sido totalmente manoseado desde el principio. Cada día que pasa sacrifican un pedazo de su prestigio al aceptar ser meras fichas de un macabro juego político. Una acción de esta naturaleza obligaría a los diputados a emitir una nueva convocatoria que necesariamente tendría que incluir mayor participación ciudadana y transparencia en la selección de los nuevos consejeros.

Existe la muy remota posibilidad de que el TEPJF o la Suprema Corte tomen cartas en el asunto a raíz de las denuncias realizadas por diversos ciudadanos por el incumplimiento de la Cámara de Diputados. Pero en lugar de esperar pasivos hasta que estas instituciones decidan voltear la mirada hacia los intereses ciudadanos, sería mucho mejor que los directamente implicados actuaran ahora para rescatar lo que queda de la confianza en nuestras instituciones democráticas.

Si bien el intento de albazo del PRI el jueves 6 de octubre para imponer sus consejeros fue un espectáculo lamentable, la pasividad del PAN y el PRD en los días posteriores ha sido también vergonzosa. En lugar de utilizar su poder parlamentario para inmediatamente armar una mayoría en favor de emitir una nueva convocatoria que esta vez sí dé resultados efectivos y confiables, esos partidos se limitaron a mandar a hacer un estudio jurídico sobre el tema, que supuestamente se daría a conocer hoy mismo.

Pero ningún estudio podrá resolver un problema que es esencialmente político. El IFE, el PAN, el PRD, los candidatos a consejeros y la ciudadanía en su conjunto tienen que hacer todo lo que esté en su poder para evitar que el PRI secuestre de nuevo las instituciones democráticas del país por medio de la imposición de dos soldados más en el Consejo General o, en su caso, dejando un IFE mocho fácilmente sometido por los medios de comunicación y los poderes fácticos que buscan imponer su candidato presidencial.

Para don Miguel Ángel Granados Chapa, maestro de maestros, pluma imprescindible.

Murió el destacado periodista mexicano Granados Chapa

AP

El periodista Miguel Ángel Granados Chapa, un enérgico defensor de la libertad de expresión que escribió la columna Public Square por 18 años en el periódico Reforma, falleció el domingo por la tarde. Tenía 70 años, informó el diario.

Granados, cuya crítica fortaleció la cultura democrática, fue un importante participante en la marcha hacia la democracia de México. El presidente Felipe Calderón lamentó el fallecimiento del conocido columnista, y destacó en una declaración que se trataba de un día triste para las letras y el periodismo de México.

Calderón envió condolencias a la familia y amigos de Miguel Ángel Granados Chapa, así como a todo el gremio periodístico de nuestro país, y "hace votos para que encuentren pronto consuelo ante tan irreparable pérdida".

Destacó que Granados Chapa "significó a lo largo de su vida profesional y personal por ser un vigoroso defensor de la libertad de expresión, y también un incansable periodista que contribuyó con su pluma crítica y objetiva al fortalecimiento de nuestra vida y cultura democráticas".

No se conoce la causa de su muerte. Granados Chapa nació en 1941 en Hidalgo, un estado del centro de México. Dos días antes de su fallecimiento se despidió en su columna, Public Square, que había escrito durante 34 años, dijo el diario Reforma. La columna se había publicado en Reforma en los últimos 18 años.

Granados Chapa fue una importante voz en los cambios democráticos de México, después de siete décadas de un régimen unipartidista que concluyó con la elección de Vicente Fox como presidente en el 2000.

Granados, que inició su carrera en periodismo en 1964, fue el fundador de la revista de investigación Proceso y director del periódico La Jornada. Ganó tres veces el Premio Nacional de Periodismo de México.

Asimismo fue asesor del Instituto Federal de Elecciones que contribuyó a la realización de elecciones limpias en México y se postuló sin éxito al cargo de gobernador por su estado natal en 1999.

En México el kilogramo de carne se vende hasta en 100 pesos

La Jornada

En mes y medio la carne de res se encareció entre 6 y 10 por ciento: el bistec se vende hasta en 100 pesos el kilo, y la carne molida en 70 pesos, las dos presentaciones más populares que se ofrecen en mercados y tiendas de autoservicio.

El alza comenzó a finales de agosto debido la escasez de reses en el país, a consecuencia de que los ganaderos ya no encuentran redituable engordar sus hatos con dietas balanceadas de granos por la prohibición de usar el clembuterol, pero también por la afectación que han tenido las importaciones de cárnicos a causa de la devaluación del peso frente al dólar, aseguró Francisco Javier Velázquez Lozano, distribuidor mayorista de carne y socio de la Confederación Nacional de Agrupaciones de Comerciantes de Centros de Abasto (Conacca).

Este aumento se suma al de la tortilla, que en lo que va del año subió 13.45 por ciento en el promedio nacional, al pasar de 9.90 a 11 pesos el kilo, aunque hay ciudades donde se vende por encima de 15 pesos, según información de la Secretaría de Economía y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Otros productos de la canasta básica también reportan aumentos de más de 10 por ciento. Así, el huevo cuesta 10.91 por ciento más que en diciembre; el aceite subió 12.5; el café, 12.3, y el azúcar, 9.43 por ciento.

El aumento acumulado que han resentido los mayoristas desde hace mes y medio es de cuatro a seis pesos en promedio (el bistec subió de 74 a 80, por ejemplo), cifras que casi duplicaron a nivel de minoristas, es decir, en carnicerías de barrio, mercados y cadenas de autoservicio.

El precio más barato que reporta la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para el kilo de bistec de diezmillo (incluido en la canasta básica) es de 81 pesos, pero el promedio lo ubica en 89 y el máximo en 99 pesos. La molida de res puede conseguirse entre 48 y 58 pesos; la carne para asar entre 59 y 97, el retazo con hueso de 39 a 64, y el hígado de 20 a 30 pesos.

Según cifras oficiales, este año el consumo de carne por habitante en el país regresó al mismo nivel de hace una década, al reducirse 10.5 por ciento. En 2000 cada mexicano consumía en promedio 18 kilos de carne de res, pero este año se estima que serán 16.5 kilos.

Ello, a pesar de que la producción de carne de res subió 27 por ciento en el mismo periodo, pues las autoridades calculan que 2011 cerrará en un millón 792 mil toneladas. Según estadísticas del quinto Informe de gobierno, la producción nacional no satisface el consumo nacional, calculado en un millón 917 mil toneladas, pero pese a dicho faltante en 2011 se importarán 258 mil toneladas en total, el doble de las 133 mil previstas para la exportación.

La producción de carne de res supera el millón 178 mil toneladas que se generan de carne de puerco, pero el consumo de ésta no ha descendido en los últimos años, como ocurrió con la primera, e incluso ya la rebasa, pues es de 17.3 kilos por habitante.

De cualquier manera, ambas quedan por debajo de la producción y consumo de pollo por persona, calculada para este año en 2.7 millones de toneladas y 28.8 kilos, respectivamente.

Velázquez mencionó que también se verificaron aumentos en el precio de la carne de cerdo.

Falleció Miguel Ángel Granados Chapa

El periodista Miguel Ángel Granados Chapa falleció ayer a los 70 años de edad; se sabía que padecía cáncer desde 2007.

El periodista mexicano Miguel Ángel Granados Chapa falleció ayer domingo, 16 de octubre de 2011, a la edad de 70 años, sin que se dieran mayores explicaciones respecto a las causas de su muerte.

No obstante, era conocido que el periodista padecía cáncer desde 2007 y que la enfermedad fue mermando poco a poco su salud, de tal forma que el pasado 14 de octubre, en su columna Plaza Públcia, el periodista se despidió de sus lectores, al redactar “Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

En 2008, después de ser condecorado con la medalla Belisario Domínguez, por su contribución a la democracia mexicana, Granados Chapa explicó en entrevista que no se retiraba. “Haré mi trabajo siempre que pueda hacerlo. No me retiraré explícitamente, hasta que la vida me retire por enfermedad o por muerte”, indicó.

Originario de Hidalgo, Granados Chapa fue reconocido durante su carrera con la medalla Belisario Domínguez, el Premio nacional de Periodismo y el Premio Manuel Buendía; así como el grado Honoris Causa otorgado por la Universidad Autónoma Metropolitana.

(Con información de Milenio y El Informador)