jueves, noviembre 25, 2010

Yunes, “engañabobos”

Francisco Rodríguez / Índice Político

DE PLANO, FELIPE Calderón quiere acabar con la llamada primera industria nacional: la petrolera. Ya desde su breve paso por la Secretaría de Energía el hoy ocupante de Los Pinos hizo todo lo posible por darle en la torre a los entonces inquilinos de la torre de Pemex, pero hoy, dicen, está a punto de darle la estocada final.

Y es que por ahí se ha soltado la versión de que, among all people, ¡Miguel Ángel Yunes Linares! está a punto de relevar en la dirección general de la paraestatal a “La Diva” –DiConstanzo dixit– Juan José Suárez Coppel.

Ahora sí estamos perdidos si es que Calderón decide entregar Pemex a un nato perdedor.

La larga estela de derrotas de Yunes Linares ha sido narrada, en marzo de este año, por Eduardo Coronel Chiu, periodista veracruzano reconocido por su seriedad:

“Uno de los mitos de Miguel Ángel Yunes Linares que se ha tragado el PAN, es que él es una chucha cuerera electoral, cuando sólo ha sido un chaquetero perdedor: perdió en el PRI y sigue perdiendo en el PAN.

“Ahora que se recuerda su chaqueterismo en sus propias palabras, en nota por separado, de cuando juraba amor eterno al PRI y desdeñaba a su actual partido, el PAN, calificado como «la reacción», se actualiza también la coyuntura electoral de Veracruz en 1997, cuando Yunes como presidente del CDE del PRI provocó una debacle en este partido, perdiendo 107 municipios, el peor resultado hasta entonces.

“Tarde se convenció el gobernador Patricio Chirinos de los engaños de Yunes y de su presumido control político, que estaba sustentado en la amenaza, la fuerza y la corrupción, pero no en el reconocimiento o legitimidad.

“La ambición personal de Yunes lo llevó a operar aquellas elecciones municipales como plataforma para ser el sucesor de Patricio Chirinos en el Gobierno del Estado y se topó con pared; el electorado veracruzano le cobró la factura por cinco años de autoritarismo y egolatría.

“El plan con Chirinos era que Yunes operaría las elecciones municipales desde la presidencia del PRI estatal, al ganarlas, seguros se sentían, se convertiría en automático en el candidato del PRI a gobernador; el entonces presidente Zedillo no lo podría objetar.

“Conocida su actuación desde la Secretaría General de Gobierno, de diciembre de 1992 a julio de 1997, donde se aprovechó de las prolongadas ausencias del gobernador Chirinos para ejercer en usurpación como titular del Poder Ejecutivo, se convirtió en un riesgo real que Yunes Linares pudiera ser gobernador.

“La clase política, inclusive de dentro del PRI, el ala de Convergencia auspiciada por Dante Delgado (entonces preso político de Chirinos-Yunes-Zedillo) y los ciudadanos lo rechazaron en los comicios.

“El PRI en las elecciones del 19 de octubre cayó en 107 municipios; de éstos, el PAN ganó 39 y el PRD, que era entonces segunda fuerza, ganó 59 de ellos, hasta el PT alcanzó 6 alcaldías.

“Lo curioso es que el PRI venía de ganar elecciones –las diputaciones federales de 1997–, de 23 ganó en 20. El análisis de la votación por municipios indicaba que el PRI había ganado la votación en 164 municipios. Hasta se lo reconoció Yunes al saliente Presidente del CDE del PRI, Guillermo Zúñiga.

“No pudo negar las cifras y reconoció: «Recibo un partido triunfante, nuestro partido, el pasado 6 de julio obtuvo una de sus victorias más relevantes en Veracruz»; enumeraba, «20 de 23 distritos electorales, 164 municipios, el 60% de las casillas: tenemos 500 mil votos más que el PAN, 400 mil más que el PRD. Mas del 43% de los votos totales, casi un millón de votos».

“La derrota de 107 municipios se relaciona con la caída de la votación priista, ese fue el saldo de Yunes. El PRI bajó a 891 mil votos, el PRD subió a casi 700 mil y el PAN alcanzó 458 mil votos.

“Llegó muy ufano creyéndose en la antesala de ser gobernador. A la distancia suena chistoso e irónico que sus boletineros le llamaban «el Hércules de la política». Qué Hércules, si acaso herculito.

“Tras la debacle, con la cola entre las piernas, salió por la puerta de atrás de la política de Veracruz. Lo corrió Chirinos, cuando estuvo sobrio.

“Antes y después Yunes Linares ha vivido otras derrotas electorales. Y las que le faltan. En 1988 perdió la elección para diputado federal por el Distrito Federal, a manos de Marcela Lombardo, entonces trascendió que intentó sobornarla para que le cediera la victoria.

“En su retorno a la política de Veracruz tampoco ha dado una (o más bien tiene una chiquita, el municipio de Boca del Río, para su hijo); perdió en la contienda interna para ser candidato del PRI a gobernador en 2004, y entonces jugó las contras con el PAN, apoyó a Buganza, a quien ahora le ha puesto zancadilla, y perdieron. Como operador del PAN no ha ganado, en 2006 Calderón perdió en Veracruz, y de las dos últimas elecciones ni se diga, el PAN fue arrollado por el PRI en 2007, en ayuntamientos y en 28 de 30 distritos, y el año pasado sólo ganaron 4 y perdieron 17 distritos.

“Algo tendrá como engañabobos o corruptor que le siguen el cuento de que es una chucha cuerera electoral. Siempre sale con que a Chuchita la bolsearon.”

Hoy, Yunes tiene engañado a Calderón. Lo peor es que éste lo está enfilando a la dirección general de Pemex, y ahí sí ¡perdemos todos!

Índice Flamígero: Mañana, en Orizaba, la familia Yunes volverá a ser derrotada. El padre quiere imponer al primogénito en la dirigencia veracruzana del PAN. Los blanquiazules de abolengo ya le han cerrado el paso.

Niños de México cambian escuela por armas

Omar Sánchez

México tiene entre 25 y 30 mil niños y jóvenes de entre 13 y 25 años que cambiaron los pupitres o los empleos formales por armas, y ahora trabajan para el crimen organizado como sicarios.

El perredista Arturo Santana Alfaro, integrante de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, reveló que estos jóvenes se han convertido en presa fácil para el narcotráfico.

“La delincuencia organizada hoy en día está engrosando sus filas con menores de edad y jóvenes de entre 13 y 25 años, tenemos un cálculo con base en las detenciones que se han venido realizando en los últimos años en la República Mexicana que nos lleva a tener como resultado esta cifra de reclutados por el narco”, dijo Santana Alfaro.

El caso más reciente es el de una niña de 13 años detenida en febrero de este año en el estado de Tabasco, y quien reveló que existen campos de adiestramiento mixto que pertenecen a la célula de los Zetas, brazo armado del Cártel del Golfo, en donde los entrenan para utilizar armas de fuego y combate cuerpo a cuerpo.

Los estados de la República en donde la comisión ha registrado mas detenciones de jóvenes sicarios son: Chihuahua, Tamaulipas, Monterrey, Tijuana, Durango, Zacatecas, Sonora, Michoacán, Guerrero, Oaxaca.

El perredista dijo que pese a la gravedad de este fenómeno delictivo y social, se carece de medidas preventivas de rescate de la población vulnerable. Esto es un crimen que nos e debe permitir.

Sin embargo, no consideró que modificando la ley de edad penal pueda reducir el número de reclutados, ya que la solución no es la represión de los jóvenes, sino que hay que incentivar su desarrollo humano y darles oportunidades en materia educativa y laboral.

La transición de Oaxaca

José Gil Olmos

Después de 81 años de gobierno de un solo partido, después de un gobierno encabezado por Ulises Ruiz que violentó todas las garantías individuales de los ciudadanos y que alcanzó los más altos niveles de corrupción, la llegada de Gabino Cué Monteagudo como gobernador se percibe con esperanzas, pero también con dudas razonables por los alcances que pueda tener.

Aunque Gabino Cué fue propuesto por una alianza opositora, sus antecedentes políticos están en el PRI, pues fue uno de los operadores del exgobernador Diódoro Carrasco y durante su gestión supo lo que son las lides de la negociación política como secretario de Gobierno del estado. Por ello, sabe por experiencia propia lo que significa ser priista y de las acciones que pudieran realizar para poner piedras en el camino de la transición en Oaxaca.

En lo días previos al cambio de gobierno, el próximo 1 de diciembre, hay un Oaxaca una gran expectación ciudadana y política por la integración del gabinete y por los primeros pasos que habrá de dar Gabino Cué al sentarse en la silla del Ejecutivo estatal.

Los más piden acciones justicieras contra Ulises Ruiz, de quien dicen resultó ser el peor gobernante de la historia de Oaxaca; otro tanto inquiere si habrá un equipo plural sin intereses de grupo o de partido, que acompañe al nuevo gobierno en la complicada etapa de transición que necesita la entidad para sacarla de los últimos lugares de desarrollo económico, político y social.

Uno de los planteamientos más recurrentes es si Gabino Cué se ocupará más de resarcir las cuentas pendientes de Ulises Ruiz y, en consecuencia, quedará atrapado en el pasado o dará mayor atención a sus propuestas de gobierno de transición para sentar las bases de un crecimiento urgente en el estado.

Aunque parezca la salida más fácil, una combinación entre ambas posiciones podría ser una política conveniente para Oaxaca, a fin de que Gabino Cue no repita la desilusión y el fracaso de los gobiernos de transición, como el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón y, al mismo tiempo, aprovechar el bono de confianza que le depositaron los oaxaqueños en las urnas y que rebasó la operación electoral que Ulises Ruiz había desplegado para hacer ganar a su candidato Eviel Pérez Magaña.

Gabino Cue llega al gobierno sin la necesidad de legitimarse, pues no hubo dudas de que su triunfo fue transparente y mayoritario, pero la exigencia social de justicia si debe ser satisfecha con algunas acciones que pongan frente a los tribunales a los responsables de las muertes, desapariciones y violaciones a los derechos humanos en el gobierno de Ulises Ruiz. No se trata de una acción de venganza ni de cacería de brujas, sino simplemente actuar con justicia contra quienes hicieron del gobierno un ejercicio autoritario de poder.

Habrá que ver una mano firme de gobierno que no dude ante las presiones que seguramente habrá en los primeros meses de gobierno por parte de los priistas que, como partido político, tienen una mayoría en el Congreso del estado.

Pero también habrá que ver la presencia de las agrupaciones sociales, de la sociedad civil, que igualmente tiene el reto de presentar las denuncias que por miedo no se presentaron en el pasado cuando Ulises Ruiz usó a grupos paramilitares para sofocar la inconformidad social de 2006, agrupada en el movimiento popular de la APPO.

La justicia, pues, no es negociable. El nuevo gobierno oaxaqueño tiene el desafío de responder a la legítima demanda de justicia de una sociedad lastimada por un grupo de poder que se cebó con la sangre y que actúo sin límites ni medida por mucho tiempo.

El otro gran reto es la integración de su gabinete y el plan de gobierno para el próximo sexenio. Ambas cosas van unidas y el desafío que se tiene es no caer en la cesión de cuotas de poder ni de ambiciones personales.

De profunda tradición priista en Oaxaca, la clase política ha respondido siempre a los intereses personales y de grupo. Por eso cada vez que entra un gobernador los integrantes de su equipo de gobierno crean una red de intereses y complicidades que, al final de la administración, son hereditarios. Por eso ahora Gabino Cue tiene ante si un enjambre de grupos de poder de los últimos gobiernos priistas que actuaron en contra de Ulises Ruiz y que le están exigiendo sus respectivas cuotas.

La reciente conformación de comisiones del Congreso del estado, en la que el PRI se quedó a cargo de la Comisión de Gobernación, generó inquietudes, pues se interpretó como una primera concesión a éste partido a cambio de conseguir el mejor presupuesto en las negociaciones recientes de la ley de Ingresos y Egresos de la federación.

Con todas estas dudas de presuntas negociaciones políticas con el PRI y hasta con Ulises Ruiz para evitar un inicio complicado es que Gabino Cué arranca su gobierno de transición en Oaxaca, un gobierno que habrá de dar muestras inmediatas de confianza a la ciudadanía para despejar los nubarrones que ya tiene encima aun antes de empezar a gobernar.

ReaktoR Fanzine Tocada Non Profit Business 27 Nov 10


Una invitación favor de correr la voz !!!

coordinados con la escena mexicana y el movimiento magonista, Reaktor opta por compartir un evento donde se hace memoria al pensamiento libertario anarquista en México, y para presentar su nuevo numero #6 donde después de un año de silencio,
regresa con la mejor intención de la lucha libertaria y la alternativa de nuevas formas de autogestión!

Nosotros, los de ahora, con este número nos aferramos a no dejar morir nuestra memoria, la memoria de los mexicanos que vivimos en Estados Unidos y en México, la memoria de nuestra lucha social, que es la lucha de nosotros los trabajadores, mujeres y hombres, los de antes y los de ahora. Y ante la avalancha de los tiempos con sus bicentenarios y centenarios de independencias y revoluciones despojadas de su dignan memoria, este 22 de noviembre recordamos un aniversario más de la muerte de Ricardo Cipriano Flores Magón. migrante, exiliado, anarquista, revolucionario mexicano.

favor de correr la voz,

apoya la escena mexicana, la pintura, las artes, la música, el pensamiento, apoya la gente que se auto organiza y promueve espacios de colectividades, donde nosotros somos los otros, somos nosotros mismos, la idea de la unidad en los espacios alternativos, y no los espacios comunitarios que solo quieren tu dinero y tu presencia como en bulto lucrativo.

aprende, enseña, comparte, pregunta, responde, déjate escuchar, ciudadano
indocumentado, déjate sentir, déjate ver. siempre hay una alternativa posible.

BRECHT FORUM

452 West Street (between Bank & Bethune St.) New York, 10014

$ 5.00 varos la entrada (olvidamos ponerlo en flyer)

llegar por Tren A a la 14 St. caminar al West Side Highway (en los Peers - Rt. 9), y bajar hacia Downtown.

Imagen: Por El Comanche, Enrique Flores Magon, Tinta sobre papel, 15' x 13', Taller de Dibujo y Pintura (2010).

Principio y fin de “El Charro”

Ezequiel Flores Contreras

La masacre de los 20 michoacanos levantados en Acapulco el pasado 30 de septiembre no solo desató una ola de violencia sin precedentes en este puerto y evidenció la indolencia gubernamental, sino que provocó una fractura en la estructura de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, que marcó la detención de su suegro, Carlos Montemayor González, El Charro o El Compadre, quien asumió la jefatura de la organización tras la aprehensión del narco estadunidense.

Este hecho generó una serie de operaciones de agentes federales y militares en búsqueda de los michoacanos, y provocó una confrontación verbal entre los gobernadores de Michoacán, Leonel Godoy, y de Guerrero, Zeferino Torreblanca. El primero señaló que eran paseantes; el segundo, cuestionó la condición de turistas de las víctimas y vinculó este hecho con el crimen organizado.

En este contexto, una serie de crímenes, videos y narcomensajes registrados entre 19 de octubre y el 7 de noviembre en Acapulco, exhibieron el nivel de infiltración de la organización de La Barbie en las estructuras políticas y policíacas de ese puerto, y evidenciaron la ruptura de su grupo en su principal bastión del Pacífico mexicano.

En un primer video, “subido” en internet el 19 de octubre, se ve a un policía interrogado por tres hombres armados: éste señala que otros uniformados y comandantes de su corporación trabajan para Édgar Valdez, y los responsabilizaba de la desaparición de los 20 michoacanos.

El 3 de noviembre circuló otro video, en el que dos hombres afirmaban que Carlos Montemayor, El Charro, y sus brazos ejecutores identificados como “Tilde” y “Sóstenes” --ambos originarios de la región de Tierra Caliente-- habrían ordenado el asesinato de los michoacanos “en venganza por que La Familia les arrebató la plaza de Ciudad Altamirano“ (Proceso 1775).

Un día antes, el 2 de noviembre, mediante una delación de presuntos narcotraficantes, autoridades ministeriales descubrieron una narcofosa en el poblado de Tunzingo, zona rural de Acapulco, donde al siguiente día fueron exhumados 18 cuerpos que correspondían al grupo de 20 los michoacanos. A la fecha, dos de ellos siguen desaparecidos.

Cuatro días después, el 7 de noviembre, se difundió otro video en la red social Youtube --que se adjudicó Carlos Montemayor, El Charro--, donde se deslindó de la desaparición y muerte de los michoacanos, y atribuyó la barbarie a un facción de operadores de Valdez Villarreal en este puerto que decidieron conformar el grupo denominado Cartel Independiente de Acapulco (Cida).

En un mensaje escrito formado por diapositivas, Montemayor señaló que la múltiple ejecución fue ordenada por los líderes del Cida, identificados como Carlos Antonio Barragán Hernández, El Melón; Benjamín Flores Reyes, El padrino; Moisés Montero, El Coreano; Víctor Hugo Galeana, El Gordo; Cristian Hernández, El Cris; y Heber Sosa Carvajal, El Cremas.

Refirió que los integrantes del Cida actuaron en complicidad con agentes de Tránsito Municipal y acusó al alcalde priista de Acapulco, José Luís Ávila; a dos funcionarios municipales más y al empresario porteño Joaquín Alonso Piedra, como operadores políticos y financieros de este grupo disidente de la estructura de La Barbie.

En el afán de deslindarse de la masacre de los michoacanos, el conflicto interno de la estructura de Valdez Villarreal desató una de las más cruentas jornadas de violencia que se han registrado en Acapulco, que afectó dramáticamente la imagen turística de este destino de playa.

En un periodo de 15 días fueron masacradas más de 60 personas, civiles, policías y operadores vinculados presuntamente a los grupos de El Charro y el Cida, principalmente.

Las ejecuciones y balaceras a todas horas llenaron las calles de terror y sangre; la zozobra y psicosis envolvieron a la ciudadanía porteña.

Esta pugna intestina, también alcanzó a operadores políticos de las campañas de los candidatos a la gubernatura: Manuel Añorve Baños, de la coalición “Tiempos mejores para Guerrero”, conformada por el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza (Panal), así como de Ángel Heladio Aguirre Rivero, de la alianza “Guerrero nos une” (PRD, PT y Convergencia).

El 21 de octubre, fueron encontrados ejecutados y tirados en un basurero del poblado cuatro hombres, entre ellos Antonio Valdez Andrade, dirigente de comerciantes ambulantes y coordinador de campaña de Manuel Añorve. En el lugar, los sicarios dejaron un mensaje firmado por El H y Los Zetas donde vincula a las víctimas con La Barbie.

Posteriormente, el 12 de noviembre, fue ejecutado el dirigente transportista y promotor de la candidatura de Aguirre Rivero, Evaristo Carvajal Vega; encima del cadáver los victimarios dejaron un mensaje que lo vinculaba con el grupo de Carlos Montemayor, El Charro.

Luego de dejar Acapulco colapsado y sumido en el terror, el martes 23, agentes federales detuvieron al suegro de La Barbie, Carlos Montemayor González, y a dos de sus guardaespaldas en la exclusiva zona de Santa Fe, en la Ciudad de México.

En sus declaraciones ministeriales, El Charro reiteró que el cártel Independiente de Acapulco, ejecutó a los 20 michoacanos levantados el pasado 30 de septiembre, al confundirlos con integrantes de La Familia Michoacana que llegaban a ocupar la plaza; y calificó los hechos como un error.

Reveló que la escisión se produjo justo después de que Valdez Villarreal fuera detenido.

“La Familia Michoacana” amenaza con retirar apoyo social

El cártel de “La Familia Michoacana” reiteró la oferta de suspender sus actividades criminales, pero esta vez amenazó con cancelar el apoyo económico que brinda a la población marginada.

“La Familia Michoacana” tapizó de mantas más de veinte municipios de Michoacán. En su mensaje anuncia que parará de brindar protección a los michoacanos del primero de diciembre al primero de enero próximos.

Lo anterior en respuesta a la negativa del gobierno federal a aceptar el pacto de no violencia que semanas atrás ofrecieron, con la condición de no ser perseguidos.

También repartió volantes entre la población donde advierte que la suspensión de actividades pondrá en riesgo a la población:

“Nos deslindamos de todo tipo de acto que ocurra en el periodo antes mencionado, por lo que no será responsabilidad de La Familia Michoacana los actos que puedan ocurrir en ese tiempo, dejando por completo la responsabilidad de la seguridad de nuestro estado de Michoacán a las autoridades competentes”.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!