GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

viernes, octubre 17, 2008

Descontento creciente. Gobernabilidad menguante

Gerardo Fernández Casanova

“Que el fraude electoral jamás se olvide”

Dice la canción que, de las lunas, la de Octubre es más hermosa y, en efecto así era hasta que el espurio decidió residir en ella. Se necesita estar en la luna para no comprender la magnitud de la crisis y su origen; hay que ser lunático para mantenerse sometido a las reglas de los organismos financieros internacionales, cuando ya demostraron su fracaso y ya no son exigibles.

Es como el perro acostumbrado a estar atado que, cuando lo sueltan, continúa pegado a la argolla. Para mayor desatino, se necesita ser necio para dejar que se junten varios conflictos al mismo tiempo, peor aún, provocarlos; así está México, envuelto en una maraña de conflictos cuya única fórmula de solución, desde la óptica de un selenita, es la represión. En enero de 2007, en este mismo espacio, escribí un artículo que titulé: “Ilegítimo, pero además estúpido”; hoy lo refrendo con creces. Entonces, a cuarenta y cinco días de haberse sentado en la silla presidencial, ya juntaba varios casos de errores que pudieran haber sido justificados por la falta de experiencia; hoy tales engendros se mantienen y se agravan con nuevos errores, adicionados de una crisis financiera mundial que desde entonces era previsible y advertida por no pocos analistas. Tuvo que esperar a que desde el FMI le dijeran qué hacer para anunciar sus tibias medidas de urgencia.

El descontento crece y se multiplica. Parece que el tal Calderón se toma en serio ese su gusto por los retos; disfruta de los deportes de alto riesgo, sobretodo cuando el riesgo es para la nación, mientras que él disfruta desde su burbuja de seguridad militar. No de otra forma me puedo explicar que, por ejemplo, después de asestar un severo madrazo al magisterio en sus expectativas de jubilación, mediante la modificación a la Ley del ISSSTE, que todavía no ha podido cicatrizar, se aviente el tiro de promulgar la nefasta Alianza para la Calidad de la Educación (ACE) en mancuerna con la no menos nefasta presidenta vitalicia del Sindicato de Maestros (SNTE). Si el antes dicho espurio tuviera los pies en esta tierra, tendría claro que, por el hecho mismo de ser convenida con la Elba Ester, la referida alianza sería repudiada por las bases magisteriales, independientemente de su contenido; peor aún, si la famosa ACE no sólo no ofrece mejorar la calidad de la educación pública, sino que atenta contra los derechos adquiridos por el magisterio.

Para comprender mejor lo que se esconde detrás de la hermosa palabrería de la ACE, recomiendo leer la saga de artículos que al respecto ha publicado Luis Hernández Navarro en la Jornada, particularmente el de hoy (14/10/2008). Hernández Navarro desnuda con claridad la intención de dar al traste con la educación pública de México para uncirla al fundamentalismo cristiano yanqui y para generar oleadas de autómatas, satisfechos con trabajar, tomar cerveza y ver futbol. Pero el colmo de la estupidez es que tan malhadado designio pudo haberse impuesto sin necesidad de festinarlo y, mucho menos, acordarlo con la Gordillo. No es que recomiende que así se haga; simplemente me refiero a la rupestre habilidad política del espurio. Ni para cometer sus fechorías tiene imaginación. Todo el asunto es para lograr que el desprestigiado Bush y sus cómplices le coloquen una estrellita en la frente por buena conducta. No importa que el país se esté incendiando, para eso está el ejército ¿o estaba? En su lunática ceguera, el pequeño se empecina y manda reprimir a los maestros de Morelos y a los padres de familia que los apoyan, con lujo de violencia. El día de hoy marcharon más de veinte mil personas en Cuernavaca, en apoyo al magisterio y en repudio a la represión… y van casi sesenta días de paro en las escuelas.

El caso es dramático y más por su contagio. Me refiero al de la estupidez, no al de la movilización popular. Resulta que a la Gordillo, de quien se podría decir cualquier cosa en relación a su moralidad, pero que nadie podría juzgar de tonta, le pegó el virus de la estupidez con fuerza insólita; en plena crisis se le ocurre amarrar la lealtad de sus súbditos (59 dirigentes de las secciones del SNTE) mediante el obsequio de sendas camionetas Hummer (esas que parecen tanques de guerra) cuyo precio ronda el medio millón de pesos cada una, y hacerlo de manera pública y ostentosa. Como era de esperarse, la acción mereció un sonoro repudio generalizado, hasta de los medios que comen de la mano del régimen. En el colmo de la enajenación, la Gordillo trató de enmendar el error diciendo que el destino de los referidos vehículos es el de ser rifados para, con el ingreso, apoyar la mejora de las escuelas. ¡Vaya estupidez!

Por cierto, afortunada estupidez. ¿Alguien puede considerar que la ACE avalada por esta señora, sea realmente para la calidad educativa?

La gobernabilidad está ya en octavo menguante y el espurio en el lado oscuro de la luna.

Un sistema económico enfermo da como resultado un planeta enfermo

Marcelo Colussi

No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando
la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados.

Adam Smith

Quien escribe estas líneas no es economista ni especialista en cuestiones ecológicas. Es un ciudadano más del planeta, ni rico ni famoso, uno más del colectivo. Pero como tal me considero con derecho –¿con obligación también? Moralmente, creo que sí– a opinar y a tomar partido por cuestiones que tocan a todos. La economía dominante de nuestras sociedades, el capitalismo, está enferma.

Eso se evidencia en la injusticia reinante (aspectos estructurales), en los descalabros coyunturales como la actual crisis financiera que se vive (que pagaremos, básicamente, los pobres), y en términos de perspectiva histórica como especie. Según se nos dice con conocimiento profundo (que yo no tengo y que tomo prestado de lo que gentilmente nuestro amigo español Rafael Álvarez, de Valladolid, nos pone a disposición), los actuales modelos económicos de producción y consumo están produciendo desastres en el medio natural con consecuencias catastróficas y probablemente irreversibles. Actuar contra el capitalismo es actuar contra la injusticia, y más aún: es actuar a favor de la sobrevivencia de la vida en nuestro planeta.

Según la hipótesis conocida como Gaia, formulada por el científico Lovelock, el conjunto de la biosfera –la atmósfera, los océanos y la superficie externa de los suelos– se comporta como un todo coherente donde la vida –su componente característico– se encarga de autorregular sus condiciones esenciales tales como la temperatura, la composición gaseosa de la atmósfera, la composición química y salinidad en el caso de los océanos, etc. Gaia, con su infinita paciencia de millones de años, y desde el punto de equilibrio en que se estabilice ante cambios catastróficos que pudieran sobrevenir, comenzaría siempre un nuevo proceso evolutivo de la biosfera residual (sea a partir de reptiles, de hormigas o escarabajos, o simplemente de bacterias extremófilas). De esta forma, Gaia juega así como un sistema auto-regulador retroalimentado que tiende al mantener el equilibrio de la biosfera y conservar un entorno físico y químico óptimo para la vida en el planeta. Pero una interpretación interesadamente errónea de esta teoría desprecia las cautelas del Principio de Precaución alegando que no hay que preocuparse por las agresiones ambientales humanas, pues el planeta se encarga de autorregularse. Lamentablemente ello no es así; hay más que sobrados motivos para preocuparnos: la intervención del ser humano está creando condiciones que pueden hacer imposible la continuación de la regulación.

La composición gaseosa de la atmósfera no es una constante universal, aunque haya permanecido invariable desde la aparición de la especie humana, desde hace dos millones y medio de años hasta ahora. A cada composición distinta de la atmósfera han ido correspondiendo otro espectro bacteriano y otros seres vivos primitivos (animales y plantas). La proporción de la atmósfera ha ido variando sucesivamente hasta llegar a la composición actual. En estos momentos la proporción de los gases de la atmósfera (21 % de oxígeno, 78 % de nitrógeno, 0.032 % de dióxido de carbono –CO2–) es vital para nuestra supervivencia (solo pudieron aparecer el ser humano y los mamíferos superiores cuando se alcanzó ese nivel), siendo muy estrecho el margen de variación que podemos tolerar. Esta atmósfera es la que ahora se está modificando por las actuaciones del propio ser humano. Los registros del contenido de CO2 (que se remontan hasta hace 800.000 años) indican que actualmente la proporción es la mayor que existió durante todo el tiempo registrado, y sigue aumentando continuamente por encima de lo previsto por los científicos. Paralelamente, también se está acelerando el deshielo en los polos y glaciares más rápidamente de lo previsto.

Se tiende a evaluar el transcurso del tiempo por la duración de la vida humana o de una generación. Esta consideración cortoplacista nos hace insensibles ante cambios sustanciales en la evolución de la biosfera que está produciendo la actividad humana, (a pesar de que su aceleración es miles de veces superior a la evolución previsible naturalmente) y sin que, como interesadamente podría decirse, "haya ocurrido ninguna catástrofe contrariando lo que algunos pronosticaban". Pero eso da una falsa sensación de seguridad, con lo que se puede despreciar –no sin cierta cuota de irresponsabilidad, o arrogancia incluso–, el Principio de Precaución. La aparición de signos ostensibles de alteración significativa de la biosfera es lenta, por la gran inercia debida a sus mecanismos de estabilidad y autorregulación. Sería ingenuo pensar que se puede producir una catástrofe inmediata, pero sería una gran ceguera no querer percibir que se están produciendo alteraciones muy sustanciales y significativas. Cuando la estabilidad de la autorregulación se rompe y empieza a moverse hacia un cambio orientado (orientado en este caso hacia la regresión), la regresión es ya imparable. Una vez desencadenado el proceso, ya no hay marcha atrás y se retroalimenta. Si el proceso en marcha llega a superar la capacidad de resiliencia de la biosfera (que no sabemos hasta dónde llega), sería humanamente indetenible un encadenamiento de causas y efectos que se aceleraría progresivamente hasta hacer totalmente irrespirable el aire y el agua para los vertebrados superiores y que podría arrasar con todo tipo de vida.

Entre otras de las manifestaciones que evidencian ese proceso, puede mencionarse el cambio climático. El mismo muestra la quiebra del equilibrio autorregulado de la biosfera, cuya evolución ha sido tan rápida que sus consecuencias ya son visibles, pero serán más amplias de lo que suele señalarse y más aceleradas de lo que se preveía. Actualmente la alarma por la degradación de la biosfera se centra principal y casi exclusivamente en el cambio climático (si bien existe una información engañosa afirmando que se están tomando medidas que lo pueden controlar) pero, con ser muy grave, no es el principal peligro que amenaza a la biosfera, que es el causado por la contaminación genética. La base de la autorregulación de la biosfera son las bacterias cuya masa es enorme, mucho mayor que la masa y volumen de todas las plantas y animales del planeta. El conjunto de seres vivos microscópicos (bacterias, amebas, protozoos, algas unicelulares) regula las condiciones de la biosfera, y la composición gaseosa de la atmósfera.

Las bacterias continuamente están intercambiando genes y captando plásmidos y segmentos de ácido desoxirribonucleico –ADN– por transferencia horizontal de genes –THG–, por lo que rápidamente son afectadas por la contaminación genética, trasmitiendo a otras bacterias (de la misma o distinta especie) los genes o fragmentos de ADN adquiridos, y difundiéndolos por todo el planeta. Se ha comprobado que las bacterias captan con especial avidez aquellos genes o secuencias genéticas que las confieren mayor agresividad, virulencia, o defensa ante las perturbaciones, por lo que las secuencias captadas suelen hacerlas más letales, facilitar su resistencia a ser agredidas por los antibióticos y facilitar su salto a otros hospedadores distintos de aquellos sobre los que actuaban específicamente. Por lo tanto tienden a capturar los módulos o secuencias de ADN que facilitan atravesar la barrera entre especies difundidos por la liberación ambiental de cultivos transgénicos, lo que amplía la gama de posibles hospedadores de las bacterias. Las bacterias son la base de la vida; si desaparecieran, la biosfera colapsaría y desaparecería inmediatamente toda la vida vegetal y animal del planeta. Puesto que ellas intervienen en todos los procesos fisiológicos y bioquímicos vitales, todo lo que altere el comportamiento bacteriano repercute a través de ellas en los seres vivos.

La fácil captura por las bacterias de módulos genéticos añadidos a los cultivos transgénicos induce alteraciones en el universo bacteriano, que se trasmiten a los organismos simples de amebas, protozoos, algas unicelulares oceánicas, etc., cuyo conjunto es responsable de la autorregulación que mantenía la composición gaseosa de la atmósfera constante y respirable para los seres humanos. La contribución de las plantas superiores (selvas amazónicas, del sureste asiático, etc.) es solo una parte de la regulación, que no sería suficiente por sí sola para sostener la autorregulación gaseosa de la atmósfera (también la productividad de la masa vegetal de los bosques depende, además de la fotosíntesis, de procesos bacterianos edafógenos). La alteración repentina y artificial del espectro bacteriano ("contra natura", al violar la barrera entre especies) conduce inexorablemente a otra situación de equilibrio y a otra composición gaseosa de la atmósfera.

En conclusión, la composición gaseosa de la atmósfera está amenazada: 1) ante todo, por la alteración de los sistemas bacterianos debida a los promotores y vectores artificiales fabricados por síntesis del ADN recombinante. Esto afecta directamente a la actividad fotosintética que realizan las bacterias, y también afecta indirectamente a la fotosíntesis, por la intervención bacteriana en el desarrollo de los vegetales y en la formación de los nutrientes del suelo necesarios para su desarrollo; 2) por alteración en la composición, distribución y eficiencia de los sistemas bacterianos debida al cambio climático; 3) por la presencia de nuevos compuestos químicos, caracterizados en general por tener intensa actividad catalítica, mutágena o disruptora de procesos bioquímicos a los que las diversas especies de bacterias (como también los organismos superiores) tienen muy distinta sensibilidad, por lo que se altera la composición cualitativa y cuantitativa de los sistemas bacterianos, y con ello la naturaleza y proporción de los gases emitidos que pasan a ser componentes de la atmósfera.

En otros términos: la situación de la biosfera es mucho más grave que las estimaciones más catastrofistas habituales; y ni que hablar de la versión "light" que cierta prensa del sistema presenta, queriendo reducir su mitigación a nuevas fórmulas técnico-científicas de acción rápida.

Sería ineficaz (y tardío para la biosfera) intentar cambiar algunas piezas sin desmontar toda la maquinaria de raíz; es decir: hay que detener los actuales modelos de relacionamiento con la naturaleza, proponer vías nuevas, alternativas viables válidas realmente para la totalidad de la población mundial. Por supuesto que es imperiosamente cierto y necesario aquello de "otro mundo es posible". Pero no basta con decirlo; es hora de hacer el bosquejo de ese mundo alternativo, de realizar el diseño de las líneas generales de la alterglobalización. Es decir: un sistema alternativo que sea técnicamente posible con la prudente y justa utilización los recursos existentes. No podemos seguir los modelos de consumo "loco" que ha generado el capitalismo porque ello no tiene salida.

Esto nos lleva a un profundo problema: ¿para dónde ir entonces?, ¿cómo darle forma a la utopía de un nuevo mundo? Proponer nuevos paradigmas de producción y consumo hoy, en un mundo hiper tecnológico donde el confort material se presenta como el paraíso a la mano producto de nuestro imparable desarrollo científico, no significa "volver a los candiles", no implica renunciar a las conquistas tecnológicas positivas ni a los ingentes recursos culturales disponibles. Todo lo cual abre interrogantes fundamentales.

El ideario del socialismo científico clásico no reparó en estos temas ecológicos porque en el momento de su fundación, en el siglo XIX, aún se vivía la euforia de la naciente revolución científica positivista y la confianza en las nuevas ciencias parecía infinita. Y además, porque la flamante industria ("el progreso" por antonomasia en aquel momento) aún no había confrontado a la humanidad con los desastres medioambientales que hoy, ya entrado el siglo XXI, tenemos presente.

Ahora bien: el desastre no está en la industria misma, ni en las tecnologías aplicadas ni en los conceptos científicos que la sustentan. El desastre está en el modelo económico en que se insertan. Dicho en términos de economía marxista: no está en la forma de las fuerzas productivas del trabajo social sino en el modo de producción. Un sistema que se basa enteramente en el mercado, en el lucro individual, por fuerza tenía que desembocar en el disparate actual, con un desastre ecológico de proporciones globales: la producción no está al servicio de llenar necesidades básicas sino, ante todo, en función de la ganancia privada. Se produce cualquier cosa solo en función de venderla, aunque ese producto sea innecesario, contraproducente, peligroso o dañino. Para eso están las técnicas publicitarias: "la creación de necesidades y deseos, la creación de la insatisfacción por lo viejo y fuera de moda", manifestó el gerente de la agencia publicitaria estadounidense BBDO, una de las más grandes del mundo, refiriéndose al núcleo de su trabajo.

En esa lógica, el ser humano y la naturaleza son solo instrumentos para lograr la meta. La promoción casi infinita de necesidades superfluas marca el ritmo de toda la dinámica humana actual; y eso, en vez de ayudar a la búsqueda del equilibrio, promueve mayores asimetrías sociales y mayor descalabro con el medio ambiente. La actual catástrofe ecológica lo pone en evidencia en forma alarmante.

Por otro lado, ese mismo modelo en que el poder es ejercido por un grupo dominante sobre una gran mayoría, da como resultado una ideología violenta centrada en la superioridad de uno sobre otros y que se mantiene en el ejercicio de la fuerza bruta como garantía final que resguarda el estado de cosas. Es decir: el que tiene el garrote más grande sigue siendo el que manda. De ahí que la proliferación de armas de destrucción masiva –para el caso: energía atómica (12.000 misiles nucleares con ojiva nuclear diseminados por todo el mundo, 6.000 pertenecientes a Estados Unidos)– contribuye también al ataque medioambiental en curso. De liberarse todo ese potencial destructivo se produciría una explosión que podría terminar con toda forma de vida sobre la superficie del planeta, pudiendo llegar a desintegrarlo incluso, con una explosión cuya onda expansiva llegaría a la órbita de Plutón. Es decir que los modelos de desarrollo humano que hemos tenido hasta la fecha, excluidas las primeras experiencias socialistas, no han hecho sino preparar las condiciones para una eventual desaparición de la especie humana. Por ello, con urgencia suprema se torna necesario darle forma concreta a ese "otro mundo posible" que se reclama.

Como primera cuestión, entonces, para evitar que se pueda concretar esa catástrofe en ciernes, hay que cambiar las relaciones de poder, las relaciones entre explotadores y explotados, entre hiper consumidores y entre famélicos. Si hasta el mismo fundador del liberalismo económico clásico, el inglés Adam Smith pudo decirlo 200 años atrás (obviamente sin pensar en lo mismo que piensa el socialismo): "no puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados", es imperiosamente necesario terminar con esas diferencias para buscar un mundo más vivible. Pero al mismo tiempo, hay que apuntar a una serie de medidas que permitan la sostenibilidad de la vida humana, que nos alejen de la posibilidad de nuestra autodestrucción. La actual distribución de la riqueza es infinitamente injusta: se produce un tercio más de la comida necesaria para alimentar a toda la humanidad, mientras la primera causa de muerte es el hambre:

Además de terminar con esas inequidades, con esa "enfermedad" de las relaciones económicas (enfermedades de las relaciones de poder entre los seres humanos mejor dicho), hay que terminar con el modelo de producción y consumo en el que el capitalismo nos ha metido, paradigma sumamente dañino, disfuncional, agresivo. Entre otras cosas, es necesario reequilibrar la proporción de habitantes que vive en el medio rural y en el medio urbano. La ciudad –más aún las macrourbes que no dejan de crecer, con todos los problemas sociales asociados que conllevan– es radicalmente insostenible. Difícilmente se puede conseguir un planeta sostenible cuando la población urbana ha superado ya a la que vive en el medio rural (51 % contra 49 %). Pero para fijar la población en el medio rural es necesaria una agricultura en manos de pequeños agricultores y de verdaderas cooperativas campesinas, junto a la pequeña industria de transformación de los productos agropecuarios. Una agricultura ecológica, que demanda mano de obra abundante, conserva la biocenosis edafógena de los suelos, evita la contaminación ambiental permitiendo una alimentación sana y nutritiva. Es decir: el socialismo deberá entenderse como la búsqueda de un equilibrio social sin explotadores ni explotados (ni clases sociales, ni géneros dominantes, ni supremacías étnico-culturales) además de un real respecto por nuestra casa común: la naturaleza.

Si el planeta común es de todos, a todos afecta su destrucción. No debe haber transculturización súbita sino desarrollo endógeno, solidario, sostenible. La globalización puede ser una buena noticia en la historia humana, pero dependiendo de cómo y para qué se haga. Si globalización es obligar a toda la humanidad a tomar Coca-Cola y a cambiar el modelo de teléfono celular cada año, eso es un disparate absoluto, injusto e irracional en términos de sobrevivencia. Luego de las primeras experiencias socialistas del pasado siglo, tomando sus gestas heroicas y todo lo bueno que de ellas continúa vigente como legado imperecedero, hoy día de lo que se trata es de refundar una nueva conciencia socialista pensando en una nueva globalización, que obviamente no es la neoliberal en boga. Junto a la globalización de la multinacionales voraces se debe levantar la globalización de la solidaridad; junto a la globalización del hiper consumo irresponsable se debe proponer un proyecto de vida responsable con nuestro medio natural. La idea de "desarrollo sostenible" propuesta desde un marco capitalista –allá por 1987, en el documento "Nuestro futuro común" elaborado por la entonces Primera Ministra de Noruega Gro Harlem Brundtland– sin dudas marca un camino. Se definía allí como sostenible "aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades", noción que recoge la preocupación creciente entre los sectores de poder del mundo capitalista que ya veían el desastre ecológico a que estaba llevando el modelo consumista en curso. Retomando esa propuesta, y pensando en un enfoque socialista que supere la irracionalidad del mercado y la producción basada en el lucro, es preciso encarar ese "otro mundo posible" con la responsabilidad del caso.

Terminar con el consumismo no significa volver para atrás en la historia, desechar el confort que nos posibilitan las tecnologías modernas. Hoy día, mientras muere de hambre una persona cada cuatro segundos a escala planetaria, un tercio de la población estadounidense y un porcentaje creciente de la población europea es obesa, sabiéndose que una dieta mejor y más austera sería mejor solución para resolver ese problema (el de la obesidad) en vez de aumentar el gasto dedicado a investigar sobre el gen de la gordura como actualmente se hace; pero no obstante la locura en juego, de la que los sectores de poder son conscientes, en vez de cambiar hábitos de consumo se continúa con "más de lo mismo". Ello evidencia, en definitiva, que el sistema tiene una fuerza determinante sobre las individualidades. Si la tónica es consumir, porque así lo manda el mercado o la clase dominante –"la ideología dominante es la ideología de la clase dominante"–, mientras no haya cambio de sistema, difícilmente se pueda cambiar algo profundo en forma sostenible.

De todos modos, viendo el desastre en juego, en el seno mismo de la economía capitalista se han prendido señales de alarma. Ante una economía a todas luces enferma, se llegan a plantear opciones que, sin tocar la estructura de base, intentan paliativos. Surgió así, como decíamos, la idea de desarrollo sostenible, del que luego se sigue la noción de "crecimiento cero", para llegar en la actualidad a la idea de "decrecimiento". Según lo presenta con claridad Francisco Fernandez Buey, "lo que los teóricos del decrecimiento [Serge Latouche, Vincent Cheynet, François Schneider, Paul Ariés, Mauro Bonaiuti] llaman economía sana o decrecimiento sostenible se basaría en el uso de energías renovables (solar, eólica y, en menor grado, biomasa o vegetal e hidráulica) y en una reducción drástica del actual consumo energético, de manera que la energía fósil que actualmente se utiliza quedaría reducida a usos de supervivencia o a usos médicos. Esto implicaría, entre otras cosas, la práctica desaparición del transporte aéreo [valga decir que el 94 % de los seres humanos no ha viajado nunca en avión] y de los vehículos con motor de explosión, que serían sustituidos por la marina a vela, la bicicleta, el tren y la tracción animal; el fin de las grandes superficies comerciales, que serían sustituidas por comercios de proximidad y por los mercados; el fin de los productos manufacturados baratos de importación, que serían sustituidos por objetos producidos localmente; el fin de los embalajes actuales, sustituidos por contenedores reutilizables; el fin de la agricultura intensiva, sustituida por la agricultura tradicional de los campesinos; y el paso a una alimentación mayormente vegetariana, que sustituiría a la alimentación cárnica. En términos generales todo esto representaría, en suma, un cambio radical de modelo económico, o sea, el paso a una economía que, en palabras de los teóricos del decrecimiento, seguiría siendo de mercado, pero controlada tanto por la política como por el consumidor". Vemos así que, incluso sin salirse de un planteamiento económico capitalista, la magnitud de la catástrofe ecológica que se vive lleva a plantear soluciones en forma urgente. Es que los problemas acumulados por este modelo económico son tantos que, sin cambiar el mundo, sin cambiar la estructura social de base, sin modificar las relaciones de poder entre clases, ya comienza a haber conciencia que el camino que transita hoy la humanidad no conduce sino a problemas, quizá insolubles y catastróficos.

Pero no solo se trata de buscar paliativos para no intoxicarnos. Debemos apuntar a un cambio radical en la manera de llevar la vida, buscando justicia y buscando seguir sobreviviendo como especie. La progresiva falta de agua dulce, la degradación de los suelos, los químicos tóxicos que inundan el globo terráqueo, la desertificación, el calentamiento global, el adelgazamiento de la capa de ozono que ha aumentado por 13 la incidencia del cáncer de piel en estos últimos años, el efecto invernadero negativo, el derretimiento del permagel, la posibilidad de un descalabro universal a partir de la contaminación genética producto de los transgénicos o de una guerra nuclear total son todas consecuencias de un modelo depredador que no tiene sustentabilidad en el tiempo. ¿Cuánto más podrá resistirse esta devastación de los recursos naturales? Las sociedades agrarias llamadas "primitivas", o inclusive las tribus del neolítico que aún se mantienen en la actualidad, son mucho más racionales en su equilibrio con el medio ambiente que el modelo industrialista consumidor de recursos no renovables que abrió el capitalismo. Si buscamos un nuevo mundo, una nueva ética, nuevos y superadores valores, la cultura del consumo debe ser abordada con tanta fuerza revolucionaria como las injusticias sociales.

Tener un planeta más sano significa tener una economía más sana. Y el capitalismo ya ha dado repetidas muestras de estar "enfermo" crónicamente. Por lo tanto, no quedan más alternativas que ayudarlo a morir de una vez para hacer nacer algo nuevo y superador.

México y Centroamérica sentirán más la crisis

Pedro Saldaña Maurice (XINHUA)

La crisis financiera mundial golpeará a toda América Latina y el Caribe, pero en mayor medida a Centroamérica y México, por su gran vinculación con Estados Unidos, dijo hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El representante de la CEPAL, en México, Jorge Mattar, dijo que la situación es una de las más graves en las últimas décadas y muy diferente a la de 1929 porque en aquél año el mundo era muy distinto al de hoy.

Mattar explicó que la crisis que se inició en Estados Unidos ya es global debido a que alcanzó a más países; la crispación mundial alcanzó a Europa y en menor medida en Asia, por no estar en una dinámica de auge en el consumo.

Añadió que la crisis aun no se puede cuantificar de manera económica ni social, pero su repercusión inicial es una contracción en las actividades financieras en todo el mundo con la subsecuente baja en la creación de empleos.

Dijo que se esperan efectos diferenciados en la medida en que los países desarrollen sus actividades, pero la crisis afectará más a Centroamérica y México por su enorme comercio con Estados Unidos.

México y los países de Centroamérica tienen a Estados Unidos como su principal socio comercial. Además Estados Unidos es su principal fuente de remesas, las cuales han disminuido.

"La crisis impactará menos a Sudamérica, en países como Chile, Brasil y Argentina porque tienen una relación comercial más diversificada, con China y el sureste de Asia, aunque será menor en relación a los últimos años", comentó.

Dijo que a la crisis se suma la inflación, que puede alcanzar los dos dígitos al cierre de 2008, debido a la carestía internacional de los alimentos y el petróleo.

El funcionario de la CEPAL comentó que al disminuir los precios del petróleo habrá menor inflación y eso es lo mejor para toda la región.

Mattar explicó que derivado de la crisis, preocupa la disminución de la creación de empleos que era una tendencia que venía siendo mejorada año con año, y en una América Latina donde hay millones de pobres la situación empeorará.

El representante de la CEPAL dijo que los incrementos en los precios internacionales de los alimentos, afecta la canasta de los pobres.

Un 60 por ciento en cualquier incremento se refleja de inmediato y una familia que es considerada pobre pasará a la pobreza extrema.

"En un ejercicio de simulación, se considera que con la crisis habrá un mayor número de pobres en la región y eso es reflejo de la tendencia", expresó.

A principio del 2008, comentó, había una clara tendencia por el incremento de los precios, pero ahora se ha estabilizado y se ha visto la baja en el precio del petróleo en los últimos días.

"Esperamos que el rescate financiero anunciado en Estados Unidos y las medidas adoptadas en varios países ayuden a que las cosas mejoren", indicó.

Mattar comentó que ya se anunciaron medidas "¿pero cuánto tiempo va durar esta etapa recesiva? En este momento no sabemos hasta dónde van a llegar las cosas".

"Hay incertidumbre. La mayor preocupación en 2009 es evitar una caída en la producción", comentó.

En los países más pobres de la región, como Haití y Nicaragua, dijo que su grado de vulnerabilidad es mayor porque existe un coeficiente de pobreza muy alto.

Agregó que la aplicación de programas de subsidios a pobres (como el "Oportunidades" en México) paliará algo la crisis pero no resuelve el problema.

Estos recursos económicos se otorgan a familias para que los hijos permanezcan en sus escuelas y los chicos puedan completar su educación.

"Se ha comprobado que un hijo de una familia pobre sin oportunidades, seguirá siendo pobre. Se lucha por romper esa generación, dando a jóvenes estudios para que puedan ubicarse en trabajos mejor remunerados", dijo el experto de la CEPAL.

"Es una política de crecimiento de largo plazo pero es la mejor manera de que logren una mejor distribución del ingreso", aseguró.

En otros países existen programas similares como en Colombia, Brasil y Guatemala, dijo el funcionario.

En relación a China, que desplazó a México como primer socio comercial de Estados Unidos, Jorge Mattar dijo que también será alcanzada por la crisis, con una caída de sus ventas en territorio estadounidense.

China tiene dos ventajas: una el comercio con sus vecinos como Japón, Corea del Sur, Singapur y Tailandia; y la otra su enorme mercado interno que puede compensar la caída en la demanda externa, apuntó.

"Puede ser que el crecimiento de China no será de 10 u 11 por ciento como en los últimos años, pero mantendrá un 7 u 8 por ciento", dijo.

Mouriño y radiodifusores: favores recíprocos

Álvaro Delgado

Los empresarios de la radio y la televisión de México ovacionaron al secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, quien alegró su festejo de medio siglo de hacer negocios con el anuncio de que les cumplió todas las peticiones que le ha hecho al gobierno de Felipe Calderón.

Porque, en efecto, el gobierno de Calderón les dio a los empresarios todo lo que pidieron: refrendo de concesiones de radio, posibilidad de cambiar frecuencias de Amplitud Modulada (AM) a Frecuencia Modulada (FM), desmantelamiento a las radios comunitarias -definidas como "piratas", entre otras demandas satisfechas.

Y así lo compartieron, con elogios recíprocos, tanto Mouriño como el presidente de los concesionarios, Enrique Pereda, quien se ufanó de que hace exactamente un año exigió incorporar las estaciones de Amplitud Modulada (AM) al Sistema de Transmisión Simultánea, lo que en el medio se llama Combo, y para ello era necesario obtener las autorizaciones administrativas y definir una política de radio digital.

"Hoy estamos de plácemes porque, como todos sabemos, el pasado 15 de septiembre fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo para llevar a cabo el cambio de frecuencias autorizadas que operan en la Banda de Amplitud Modulada a Frecuencias Moduladas, a fin de optimizar el uso, aprovechamiento y explotación de un bien del dominio en público en transición a la radio digital", expuso y definió ese acuerdo como "un parteaguas en la historia de la radio y la televisión".

Pero a esta buena noticia, dijo, le sigue otra: "El pasado seis de octubre la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) publicó el cuadro que contiene las poblaciones que conforman la primera región de las seis establecidas en el acuerdo y en todas las comunidades. En la primera región, existe suficiente capacidad al respecto para que los concesionarios y permisionarios que estén interesados en llevar a cabo el cambio de frecuencia para operar la banda de FM puedan hacerlo. Es decir, caben todos en esta primera región".

Ante Héctor Osuna Jaime, presidente de la Cofetel; Leonardo Valdés Zurita, presidente del Instituto Federal Electoral (IFE); Purificación Carpinteiro, subsecretaria de Comunicaciones; Irma Pía González Luna, subsecretaria de Normatividad de Mediosde la Secretaría de Gobernación, Pereda les dijo:

"Nuestro mayor reconocimiento por esta decisión de gobierno y nuestro agradecimiento por la gran oportunidad que le han dado a la industria para superar un rezago tecnológico de muchos años, y de transitar en condiciones de igualdad a la tecnología digital. Tengan ustedes la seguridad de que cumpliremos los términos del acuerdo con seriedad, talento y con una gran convicción".

En su turno, Mouriño se ufanó de los refrendos para 131 concesiones de radio y el acuerdo para la conversión de las frecuencias de AM a las de FM, y con énfasis habló de un logro más, que mereció el aplauso general:

"Otra acción que nos parece importante destacar es la firme aplicación de la ley con aquellas radiodifusoras que operan sin concesión ni permiso. En los 22 meses que lleva la actual administración se han asegurado exitosamente 76 radios ilegales, 56 de ellas desde que realizamos el compromiso con esta Cámara".

Así, añadió, "el gobierno del presidente Calderón cumple con los compromisos adquiridos con los integrantes de esta Cámara: certidumbre con los refrendos, modernización con el decreto de transmisión de AM a FM, y eventualmente hacia la digitalización, legalidad con el combate a las radios piratas".

Amplia delegación rusa inicia gira por Latinoamérica

Odalys Buscarón Ochoa

Moscú, 17 oct (PL) Una amplia delegación rusa partió hoy hacia La Habana, Cuba, donde tendrá lugar la primera jornada de celebración de los Días de Rusia en América Latina hasta el 17 de noviembre próximo.

Encabeza la representación del país euroasiático la vicepresidenta de la Duma estatal (cámara baja), Liubov Sliska, junto a funcionarios del gobierno, el Ministerio de Relaciones Exteriores y un grupo de parlamentarios.

Poco antes de partir hacia La Habana, su segundo viaje oficial desde 2005, Sliska declaró a Prensa Latina que en la delegación están representadas todas las fracciones políticas del parlamento ruso.

Entre los participantes de esta fiesta cultural, la primera con esa dimensión en Latinoamérica, pues incluye siete países, figuran asimismo dirigentes de la Iglesia Ortodoxa rusa, personalidades de la cultura, periodistas y empresarios.

Sobre el programa de visita, Sliska adelantó que la capital cubana será sede en los próximos días de un foro ruso-latinoamericano para la cooperación entre las regiones, auspiciado por los ministerios de Desarrollo Económico y de Industria de Rusia.

Asistirán también funcionarios de la cartera de Desarrollo Regional, de la Unión de Industriales y empresarios, así como de la Cámara de Comercio de Rusia, precisó la diputada, reelegida para la quinta legislatura.

Dijo que el encuentro es preparatorio de la visita que efectuará próximamente a Cuba el ministro de Industria, Víctor Jristenko.

Según Sliska, está previsto un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón.

A modo de reseña, comentó que las relaciones interparlamentarias con Cuba se restablecieron desde la primera legislatura de la nueva Duma en 1993.

Desde esa fecha, dijo, se organizó el grupo parlamentario amigos de Cuba y sabemos que el presidente del parlamento cubano está muy satisfecho con la dinámica de los vínculos bilaterales, aseguró.

Agregó que en la Duma del quinto período legislativo (desde diciembre de 2007) se conformó el grupo de amistad interparlamentario ruso-cubano, encabezado por el diputado del Partido Comunista de la Federación, Vladimir Komoedov, miembro de la delegación.

El grupo, según Sliska, visitará los lugares afectados por los dos huracanes de gran intensidad que azotaron a la isla recientemente.

El capítulo cubano de los “Días de Rusia en América Latina” incluye además un concierto del coro de voces masculinas del monasterio moscovita de Sretenski en la Basílica menor de San Francisco de Asís, el 19 de octubre.

Se proyectarán durante el festival de cine ruso más de una decena de filmes, documentales y animados del país euroasiático, acompañado de varias exposiciones sobre una visión de la Rusia moderna, según organizadores del evento.

No hay oportunidad que valga ni crisis que no nos ponga de rodillas

J. Enrique Olivera Arce

Si para alguien crisis es igual a oportunidad, no es precisamente para el gobierno del Sr. Calderón Hinojosa que, lejos de aprovechar la oportunidad para fortalecer a la banca de desarrollo, y con ello impulsar el rescate del campo, pequeña y mediana industria, así como darle un respiro al mercado interno, opta por ofrecer “toda la liquidez que sea necesaria”, a la banca privada en manos del capital extranjero.

Así, bajo la tesis de que “es necesario no interrumpir la canalización de crédito a la actividad productiva”, se ofrece a contribuir al rescate de la banca internacional, la que por cierto ha dado la espalda a la tareas de desarrollo de México, caracterizándose por restringir el financiamiento a la fábrica nacional, canalizando en gran medida el crédito al consumo del que obtiene pingües ganancias que, a su vez, transfiere a las casas matrices en sus países de origen.

Pero no sólo eso, tiende la mano a un sistema financiero que siéndonos extraño, contribuye de manera puntual a la especulación, al deterioro de la paridad cambiaria del peso frente al U.S. Dólar, y al despilfarro de las reservas monetarias, en perjuicio de la economía nacional.

Si en su momento el presidente López Portillo afirmara que no nos volverían a saquear, nacionalizando la banca, Calderón Hinojosa abre las puertas a un nuevo saqueo entregándose a la banca extranjera. Si esto es parte de su “plan anticrisis”, ya podemos imaginarnos lo que sucederá cuando la lumbre nos llegue a los aparejos. Por lo pronto, queda de manifiesto una vez más que quienes nos gobiernan comulgan con la fórmula de rescatar a los ricos a costillas de los pobres, importándoles un carajo el destino de la Nación. Lo que mal empieza mal acaba, dice la conseja popular, en tanto que ya diversos gobiernos estatales, a la rebatinga, se disputan los despojos del país.

Crisis igual a oportunidad, proverbio chino sólo aplicable a los chinos, que de la crisis globalizada del capitalismo sabrán sacarle ventaja, en tanto son los principales acreedores de la técnicamente quebrada economía norteamericana. En México seguiremos atados a Washington, al U.S. Dólar, y a un modelo neoliberal de desarrollo del cual, la mediocridad y la corrupción no nos permite aceptar que está liquidado. El mal es de raíz y frente a ello no hay oportunidad que valga ni crisis que no nos ponga de rodillas.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Seguro ingreso de México en Consejo de Seguridad de ONU

Naciones Unidas, 17 oct (PL) La Asamblea General de la ONU elegirá hoy a cinco nuevos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, en una votación en la que México tiene segura una plaza por la región de Latinoamérica y el Caribe.

En la renovación del alto organismo de la ONU para el bienio 2009-2010, las candidaturas presentadas ante la Asamblea General son las de México por América Latina y el Caribe; Uganda por África; Irán y Japón por Asia; y Austria, Islandia y Turquía por el grupo de Europa y Otros.

La candidatura de México fue respaldada de manera unánime por las 19 naciones integrantes del grupo de Latinoamérica y el Caribe (GRULAC) en marzo último.

Esta será la cuarta ocasión que ese país ocupará un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad. Anteriormente lo había hecho en los bienios 1946-1947, 1980-1981 y 2002-2003.

El Consejo de Seguridad está formado por cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña y China) con poder de veto y 10 no permanentes sin veto en representación de áreas geográficas por un período de dos años.

De acuerdo con las regulaciones vigentes, para ingresar en este grupo de 15 países encargados de atender los problemas para la paz y la seguridad internacionales se necesitan los votos de dos tercios de los 192 Estados miembros de la ONU.

En la votación de hoy se dan por seguras las elecciones de México y Uganda, pues ambos Estados son los candidatos únicos de sus respectivas regiones geográficas.

Sin embargo, en torno al asiento por la región de Asia está planteada una pugna entre Irán y Japón.

Los pronósticos de esa votación se inclinan a favor de Japón, que cuenta con el apoyo de todas las potencias occidentales y su influencia como segundo contribuyente al presupuesto de la ONU después de Estados Unidos.

A su vez, Austria, Islandia y Turquía se disputarán los dos puestos de su grupo regional, con mayores probabilidades de éxito para los dos últimos.

Los que resulten elegidos hoy ocuparán desde el primero de enero del 2009 los asientos que dejarán vacantes Bélgica, Panamá, Indonesia, Italia y Suráfrica.

Burkina Faso, Costa Rica, Croacia, Libia y Vietnam continuarán en sus asientos hasta fines de 2009, cuando otros cinco estados sean elegidos por la Asamblea General para sustituirlos.

La exigencia

Luis Javier Garrido

La crisis estadunidense, derivada del fracaso estrepitoso del modelo neoliberal y que está ya golpeando a los pueblos latinoamericanos, puede adquirir en México enormes dimensiones de persistir la obcecación y la avidez de enriquecimiento de un sector de la “clase política” mexicana de pretender seguir imponiendo, a contracorriente de la historia, medidas que han fracasado en el mundo entero.

1. La amenaza de una contrarreforma privatizadora de Pemex es cada día más cercana, a pesar de la movilización popular y de los diálogos en el Senado, y hay signos preocupantes de que aprovechando el escenario de confusión generado por la crisis financiera, económica, social y política que estalló en Wall Street en este otoño de 2008, y que se agrava todos los días, la mafia mexicana en el poder ha acordado ya aprobar una contrarreforma petrolera disfrazada, que si bien se halla distante de la burda propuesta enviada por Felipe Calderón en abril al Senado, pretende abrir una vía seudolegal para que las grandes trasnacionales se apoderen lo antes posible de la industria petrolera nacional.

2. El escenario que se abre en el país es por lo mismo de una enorme gravedad, pues lo que estará por decidirse en los próximos meses es no nada más el futuro de la industria petrolera, sino la viabilidad de México como nación independiente.

3. La crisis financiera abierta en el mundo conlleva no sólo el quiebre del modelo neoliberal impuesto al planeta en los últimos 25 años, sino una crisis que es económica pero también social, cultural y política, y que debería propiciar un viraje radical de las políticas del Estado, pero en su insignificancia ideológica y en su mezquino escenario de corrupción Calderón y sus amigos piensan lo contrario. El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, declaraba el martes 14 a El País que “los tiempos en que dependíamos del FMI acabaron”, pero aquí los panistas entreguistas creen lo contrario y creen disfrazar su sumisión a intereses espurios hablando de disciplina.

4. Agustín Carstens (titular de Hacienda) viajó hace días a Washington para ser recibido en acuerdo por Dominique Strauss-Kahn (director del FMI), y Guillermo Ortiz Martínez (gobernador del Banco de México) hizo lo propio a fin de recibir instrucciones de Ben Bernanke (presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos), según consignó The Wall Street Journal el lunes 13, por lo que resulta claro que las políticas de México son claramente decididas en el extranjero y que la exigencia de poderosas entidades financieras en materia petrolera se hacen al margen de lo que puedan pensar en la materia Barack Obama y John McCain (que no es precisamente mucho ni muy diferente).

5. La contrarreforma está por consiguiente en marcha, pues por otro lado el diferendo sustancial entre los salinistas Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y Beatriz Paredes, que encabezan el PRI, y el gobierno de facto de Juan Camilo Mouriño y Calderón se ha superado, ya que, como se sabe, no se hallaba en el fondo del asunto –puesto que ambos bandos tenían consensuado desde hace meses que el gran negocio de la privatización de Pemex beneficiaría por igual a las empresas vinculadas a Carlos Salinas (Royal Dutch/Shell) como a las asociadas a los panistas (Repsol YPF) y a las empresas nacionales donde las dos mafias tienen sus intereses–, sino en la forma que adquirirían las reformas seudolegales y el papel protagónico de priístas y panistas, y este escollo se halla al parecer ya superado.

6. La contrarreforma pactada, y que se quiere sea aprobada por ambas cámaras legislativas este mismo mes, no sería patrimonio de Calderón ni de Beltrones, sino de un “acuerdo” parlamentario (en el que buscan integrar al PRD de los chuchos) y no pretendería ya ser todo lo explícitamente neoliberal que se sostenía hace seis meses, sino que se limitará a sentar principios seudolegales disfrazados en los que pueda sustentarse mediante interpretaciones torcidas la pretensión de Salinas y de Calderón de entregar al capital extranjero, en contra de lo que establece la Constitución General de la República, el principal recurso estratégico de nuestro país, y con él lo que resta de la soberanía nacional y de la capacidad de México para decidir sus propias políticas en función de los intereses de los mexicanos.

7. El apoyo formal del sector del PRD manejado por Jesús Ortega y Guadalupe Acosta Naranjo a la contrarreforma disfrazada lo requieren Mouriño y Calderón no sólo para que el partido supuestamente “de izquierda” la convalide junto con los negocios multimillonarios que va a hacer la pareja, sino fundamentalmente en la expectativa ilusa de tratar de aislar en función de 2012 a Andrés Manuel López Obrador y el enorme movimiento de resistencia civil que se ha organizado y que no está dispuesto a aceptar que un grupo ilegítimo disponga del futuro de la nación.

8. El Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo ha expresado ya sin reservas a través de López Obrador, y lo reiteró este miércoles 15 en el hemiciclo a Juárez, que considera inaceptable una modificación a la legislación que haga posible la privatización de la industria petrolera mexicana por la vía de crear filiales de la empresa que propicien su destrucción y su entrega, de permitir los “contratos riesgo” (o sus similares los “contratos incentivados” y los “contratos éxito”), de concesionar bloques para la exploración de hidrocarburos, de crearle un régimen jurídico “de excepción” a la paraestatal, permitiendo el manejo patrimonialista de ésta por el Ejecutivo, de aceptar la sumisión de México en materia petrolera a tribunales extranjeros o de emitir bonos.

9. El escenario se les ha complicado a Calderón y a Mouriño, por otra parte, pues un sector importante de legisladores y de cuadros del PRI se está oponiendo también vigorosamente a esa “privatización disfrazada”, según reportaba La Jornada el martes 14, que el gobierno de facto pretende negar que lo sea con una descomunal campaña propagandística.

10. Las decisiones que tomen los legisladores en las comisiones del Senado no pueden ya ignorar por consiguiente el hecho de que hay en México un pueblo en movimiento y que su decisión puede tener consecuencias graves para el país.

Cesa función consulado de EU en Monterrey, luego de disparos en su entorno

La medida será temporal: embajada.

Monterrey, NL. El embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, ordenó la suspensión de actividades en el consulado de Monterrey luego de que, la mañana de este jueves, se registraran una serie de disparos cerca de las instalaciones de esta sede diplomática.

A través de un comunicado, el funcionario mencionó que a tan solo unos días de un atentado atentado realizado con armas de fuego a esta sede, y a menos de 24 de horas que realizó una visita al consulado, se tendrá que analizar la situación de seguridad.

Dijo que, por lo menos este jueves, ordenó la suspensión de las actividades consulares.

"Mi prioridad principal es la seguridad de nuestra comunidad, tanto en la Embajada como en los Consulados, al igual que la de los ciudadanos mexicanos que visitan nuestras instalaciones", dijo el embajador de Estados Unidos en México, Antonio Garza, quien no dio detalles de lo ocurrido en las instalaciones consulares.

Un funcionario del consulado dijo que desconocía si los disparos iban dirigidos a esta sede, misma que el fin de semana pasado recibió una serie de disparos y una granada que no explotó.

La policía mexicana rodeó el edificio en Monterrey, e investigadores estadunidenses registraron el área buscando evidencia.

El consulado, que procesa visas para mexicanos y da servicios a ciudadanos estadunidenses en México, espera reabrir el viernes, y que se reprogramarán las citas de las personas que resultaron afectadas.

Ni al súper ni a la Comer; donde vendan más barato

Pese a las acusaciones de prácticas especulatorias irresponsables de la Comercial Mexicana, clientes asiduos expresaron que no les importa comprar sus artículos en este supermercado en tanto les den mejores precios.

"Creo que los mexicanos acabaremos por hacer nuestras compras en la tienda que venda más barato, aunque de ser sincera, ahora que se supo que Comercial Mexicana hizo la compra bárbara de dólares, creo que los ha afectado muchísimo porque tanto aquí, en San Jerónimo, como en Gran Sur, sí he notado que hay menos gente", aseveró Rosaura López, una profesionista de 38 años de edad.

Como ella, la mayoría de los entrevistados, como una clienta de 79 años de edad de la sucursal Mixcoac, seguirá comprando en la tienda porque le queda muy cerca de su domicilio. "Como ya estoy muy grande una prefiere su comodidad".

Rafael B., un hombre de 32 años cuya vivienda se ubica en la colonia Escandón, refirió: "Es normal lo que hicieron ellos (Comercial Mexicana): especular; el gobierno es el único responsable de la situación económica del país, lo cual es muy triste y en esta ocasión buscaron un chivo expiatorio y fue el caso de la Comer. Por comodidad y conveniencia, seguiré comprando aquí en Mixcoac".

Sergio Díaz, de 68 años de edad, quien se dedica a las artes plásticas y vive en San Jerónimo, dijo estar enterado del problema que enfrenta la cadena de supermercados y que aún así "yo busco cuidar la economía de mi bolsillo y compro aquí, en Chedraui, Superama, en donde me conviene más y ahora la variación de precios es muy poca".

"No se vale que hayan especulado con la moneda nacional porque hay que ser un poquito patriotas", aseguró Pía Fadanelli, artista plástica de 68 años de edad, quien agregó: "Deberían castigar a los especuladores porque a quienes perjudican es a los mexicanos, nosotros todavía tenemos para comprar, pero hay que pensar en los que menos tienen.

Ahora lo que toca es que veamos por los precios que nos convienen porque cada vez compramos, con el mismo dinero menos y eso lo haremos en cualquier tienda que tenga precios más razonables".

Rosenda Hernández, de 44 años de edad, vive en San Nicolás y se dedica al hogar; dijo no estar enterada de ningún problema con la cadena de tiendas, mientras metía la mano en el bolsillo de su suéter, y consideró:

"Todo es pura publicidad, porque tiene muchísima clientela aquí en San Jerónimo y ahora dicen que están en crisis, pero yo digo que todo el mundo viene a hacer sus compras. Lo que sí he visto es que compro menos cosas porque cada vez me alcanza el gasto para menos".

El cajero de la Comercial Mexicana de San Jerónimo, Lázaro Manuel, estudiante de licenciatura que cuenta con 18 años de edad, señaló que la tienda sigue operando normalmente y que incluso han contratado personal".

Subrayó: "Los medios de comunicación han dicho que la Comer está en crisis pero no es tanto así, está a punto, pero no está en crisis. Ha venido muy poca gente días atrás, ha habido cajas vacías, pero hoy ya nos estamos recuperando".

Óscar Romaña, estudiante de 18 años de edad que cursa el bachillerato y se desempeña también como cajero, expuso:

"En una junta hace unos días nos dijeron que iba a haber despidos porque les pidieron bajar la nómina y que por lo pronto no van a hacer contrataciones. Nos enseñaron una gráfica de ventas de este año y del pasado y están muy flojas. Nos dijeron que tenemos que echarle muchas ganas para que la gente siga viniendo a comprar".

Comercial Mexicana se ha colocado en la mira mediática y del sector financiero del país a raíz de que se dio a conocer que el pasado 14 de octubre especuló, lo que significa que compró una importante cantidad de dólares en aras de ganar una significativa cantidad de dinero que, por supuesto, sale de los bolsillos de quienes menos tienen.

El Universal