jueves, febrero 12, 2009

Nuevo escándalo de Téllez: la partida secreta de Salinas

Jenaro Villamil

Una grabación difundida este jueves, en el noticiero radiofónico que conduce Carmen Aristegui, en MVS, sobre una conversación informal que el secretario de Comunicaciones, Luis Téllez, sostuvo con algunas amistades en Cancún , Quintana Roo, en noviembre de 2006, desató un nuevo escándalo político.

Y es que en dicho audio, Téllez acusa al expresidente Carlos Salinas de Gortari de haberse "robado la mitad de la partida secreta".

Además, comenta que, como antes lo hizo José López Portillo, Salinas de Gortari y su esposa, Ana Paula Gerard Rivero, "creen que el país no les agradece lo que hicieron por México" y remata: "López Portillo destrozó al país y Salinas también".

Según Aristegui, el audio fue grabado incidentalmente desde un teléfono celular propiedad de Diana Pando, quien en aquel tiempo era amiga del actual colaborador de Felipe Calderón.

En la entrevista que Aristegui hizo a Pando, ésta confesó cuando puso al tanto a Téllez sobre el contenido de la grabación –vía correo electrónico--, éste le pidió que la destruyera, cosa que, admite, no hizo.

Posteriormente, refirió Pando, buscó al expresidente Salinas y lo ubicó en Londres, donde reside una parte del año. La escritora consiguió su número telefónico y lo contactó, pero Salinas se mostró evasivo y le dijo que él no sabía a qué se refería con la cinta y que una persona la buscaría al día siguiente.

Pando recibió una llamada de una persona que dijo que hablaba de parte del "licenciado".

Sin embargo, recordó que dicha persona no se refirió para nada a la grabación, que lo único que le hizo fue amenazarla: "Más vale que olvide ese asunto, o no vivirá para escribirlo".

Pando decidió enterrar el asunto.

En la entrevista con Aristegui, la escritora, que en aquel tiempo residía en Rosarito, Baja California, decidió romper el silencio y ventilar públicamente ese asunto.

Por la tarde, Téllez convocó a la prensa, en la que admitió que la grabación difundida este jueves por Aristegui "es real", pero aclaró que las acusaciones que hizo en contra del expresidente Salinas las hizo "de manera indebida, ya que carecía de sustento alguno" para asegurar que su expatrón robó la mitad de la partida secreta.

Puntualizó:

"Nunca tuve ni he tenido evidencia alguna sobre acciones ilícitas del expresidente Carlos Salinas de Gortari".

El secretario de Comunicación, quien en el sexenio salinista fungió como subsecretario de Agricultura, anticipó también que no renunciará y acusó a Diana Pando de haber intentado extorsionarlo.

Aclaró, así mismo, nunca ha tenido contacto personal con dicha mujer. "La comunicación que tuve con ella se dio exclusivamente a través de correo electrónico y vía telefónica", explicó.

Téllez recordó que las declaraciones las hizo, "de manera indebida" ante un grupo de amigos, "en el marco de una comida casual".

La conferencia duró menos de cinco minutos y el funcionario no dio lugar a preguntas.

"Que renuncie a la SCT: PRD

Las reacciones no se hicieron esperar y los senadores del PRD, Graco Ramírez y Tomás Torres, demandaron que el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, pida licencia del cargo y presente una denuncia ante el Ministerio Público federal en contra del presunto mal uso de la "partida secreta" que hizo el expresidente Salinas de Gortari.

Graco Ramírez afirmó que Téllez "tiene la obligación de dar la cara", mientras que Tomás Torres afirmó: "Eventualmente (debe) separarse del cargo para que diga: 'estoy a disposición de la autoridad y que la autoridad investigue y que se dé una respuesta que sea convincente'."

En tanto, la secretaria general del PRD, Hortensia Aragón, consideró que el escándalo desatado por la difusión de la grabación, "no es más que un ventarrón con tintes electorales".

Suprimir a la corte para que se imparta justicia en la nación

Pedro Echeverría V.

1. Nuestros dirigentes campesinos presos políticos de Atenco, al parecer, tendrán que esperar más años en prisiones de alta seguridad. El gobierno de Felipe Calderón dio la orden a los jueces de la Corte para que no condenaran y, al contrario, no sancionaran a los represores para que las demandas de libertad incondicional a los atenquenses presos perdieran fuerza. Pero nosotros insistiremos; ¡Libertad a los presos políticos en el país!

2. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es el máximo tribunal de México y cabeza del Poder Judicial de la Federación. Según está escrito, le corresponde defender el orden establecido por la Constitución Política y mantener el equilibrio entre los diferentes poderes y órganos de gobierno, así como solucionar, de modo definitivo, asuntos judiciales de gran relevancia social. Está conformada por once ministros.

3. Por la histórica actuación puede verse que la SCJN defiende una interpretación de la Constitución burguesa para mantener el equilibrio entre los poderes y órganos de gobierno, pero no puede esperarse que en “los asuntos judiciales de gran relevancia” se aparte de la Constitución –muy bien arreglada para beneficiar los intereses capitalistas- para servir a los intereses de los explotados, engañados y oprimidos.

4. ¡Cuánto apesta esa institución –la Suprema Corte de Justicia de la Nación- que tanta basura trata de esconder! Según el caricaturista Helguera hay un enorme “manto de la impunidad” donde la SCJN esconde a los impunes dueños del poder. En el capitalismo –como regla del sistema- se protege a los dueños del capital y a los altos funcionarios políticos y se castiga –siempre- a los más débiles: indígenas, campesinos...

5. ¿Cómo pueden los jueces de la SCJN castigar al gobernador de Puebla, al gobernador del Estado de México, al Procurador General de Justicia, si cada unos de esos jueces tiene más de medio millón de pesos (400 salarios obreros), más compensaciones y prestaciones, como salario mensual? Parece que las necias son aquellas personas que aún mantienen esperanzas en esas instituciones al servicio del capital.

6. Como bien señaló en su tiempo López Obrador: “al diablo con las instituciones”, pero no solo aquellas que están contra nosotros en particular sino de verdad con todas aquellas que están al servicio de los capitalistas. Porque es risible y condenable decir que hay democracia y justicia cuando favorecen a nuestros intereses y decir lo contrario cuando no se ponen a nuestro favor. A eso se llama maniqueísmo.

7. “Vivir fuera del presupuesto es un error; además -para no vivir con pechicaterías- si te colocas donde hay más, mucho mejor”, diría un clásico del oportunismo. Por eso los ministros de la Corte son supremos: además de sus insultantes ingresos poseen guaruras, choferes, ayudantes, consejeros, servicios de automóviles, celulares, médicos especiales y decenas de servicios más a cargo del Estado. Y el gobierno que paga manda.

8. Al establecerse la llamada democracia y los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) se pretendía acabar con el absolutismo, el autoritarismo, la concentración de la riqueza, las herencias de poder, títulos nobiliarios, etcétera, que tanto mal hicieron a la mayoría de la población en siglos anteriores, pero lo que hizo el capitalismo y su democracia no fue extirparlos sino encubrirlos, renovarlos y hacerlos más aceptables,

9. El papel de los jueces –de los que se encargan de “los problemas judiciales de gran relevancia”- así como de las otras instituciones del poder judicial, ha sido legitimar el poder de la clase dominante. Y si acaso, de manera rara o excepcional, algún día los ministros de la Corte deciden favorecer alguna demanda popular, se deberá siempre a una estrategia política de los jueces que buscan recuperar prestigio y apoyo perdido.

10. Pero el poder judicial en México está tan desprestigiado como el ejecutivo y el legislativo. ¿Piensas que alguna de esas instituciones puede salvarse del repudio de la población? Yo tampoco pienso que alguna pudiera salvarse. Demando que deben suprimirse para reconstruirse con gente honesta que se ponga al servicio de la población que trabaja. Esos poderes fueron pensados para servir a la gente no para dominar.

11. Por fortuna, en los últimos años han surgido en el país algunas organizaciones de abogados democráticos que con su comportamiento al servicio de los más débiles y de organismos de trabajadores, han demostrado que no toda la carrera de los abogados es corrupta y que trabajando con honestidad se puede vivir con dignidad. Conozco a decenas de esas personas que, como mi amigo fallecido Macossay, siguen luchando.

12. Si viviera Julio y tomara el caso de Atenco condicionaría la defensa jurídica a la movilización. Siempre supo que lo jurídico está siempre subordinado a lo político y que las leyes podrían “estirarse o aflojarse” según la relación del cliente con el gobierno y el Estado. Decía; “Me haría cargo del caso si se comprometen a movilizarse porque yo no estoy dispuesto a arrastrarme ante los jueces o el gobierno que lo deciden todo”.

13. Alguien acaso que no estuviera loco, ni al servicio del poder, podría demostrar que la represión contra los campesinos de San Salvador Atenco no fue una venganza de Fox, de Felipe Calderón y de los panistas? ¿Alguien podría demostrar que la brutal represión del 25 de noviembre y la aprehensión de dirigentes oaxaqueños no fueron ordenas por Calderón y por Fox, con el total apoyo del PRI para escarmentar a la APPO?

14. Lo importante es que el pueblo de México poco a poco se haga consciente del papel que cumplen las instituciones para “mantener el equilibrio entre los diferentes poderes y órganos de gobierno” de la burguesía. No puede neciamente seguir manteniendo las esperanzas en las instituciones que históricamente sólo han servido para juzgar negativamente a los trabajadores. La instituciones sólo servirán cuando los trabajadores las tomen en sus manos; no antes.

pedroe@cablered.net.mx

Dos carteles están en "guerra" por la capital mexicana, según policía federal

EFE

Ciudad de México es un territorio disputado por dos carteles, el de Sinaloa y el del Golfo, que mantienen "una guerra" por el control de esa plaza, informó hoy el comisionado de la Policía Federal Preventiva (PFP), Rodrigo Esparza.

"Hay una guerra por el territorio y por la plaza de la zona metropolitana entre estas dos bandas criminales", agregó Esparza al comunicar a la prensa la captura de 10 presuntos sicarios de los Beltrán Leyva, aliados del cartel del Golfo.

Los detenidos revelaron que tenían la instrucción de asesinar a integrantes de "La Familia", grupo apoyado por el cartel de Sinaloa.

"La Familia" es un grupo criminal surgido en el occidental estado de Michoacán, estratégico en la ruta del tráfico de drogas del Pacífico hacia la frontera con Estados Unidos y uno de los principales productores de marihuana, amapola y drogas sintéticas.

Los pistoleros, que fueron presentados hoy ante la prensa, estaban bajo las órdenes de Edgar Valdés Villarreal, alias "La Barbie", y fueron detenidos por agentes federales en el municipio de Tultitlán, a unos 20 kilómetros de la capital.

Entre los presuntos criminales están Carlos Villanueva, alias "Oscar Ochoa" o "El comandante 8", quien dijo ser el jefe del grupo de sicarios, una mujer y dos menores de edad.

A este grupo se le confiscaron seis fusiles de asalto AK-47 y dos pistolas, seis vehículos, 24 envoltorios de cocaína, 104 envoltorios con "piedra" (cocaína) y cinco bolsas con marihuana.

El pasado martes, también en el municipio de Tultitlán, la policía detuvo a otro grupo de 10 individuos relacionados con la banda criminal "La Familia".

Plantean eximir parcialmente pago de cuotas del IMSS

Notimex

La bancada panista en el Senado planteó al Ejecutivo eximir parcialmente del pago de las cuotas obrero patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a los patrones que conserven o aumenten su planta laboral este año.

Los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) plantearon que la exención del pago de las cuotas sería en un monto equivalente a 20 por ciento en los tres primeros bimestres y de 10 por ciento en los últimos tres bimestres de 2009.

Ello abarcaría las cuotas obrero patronales correspondientes a los seguros por riesgos de trabajo, enfermedades y maternidad, invalidez y vida, y de guarderías y prestaciones sociales.

Al presentar la iniciativa, el legislador Guillermo Anaya refirió que por los efectos de la crisis económica el sector empresarial ha efectuado recortes de personal, paros técnicos, reducción de gastos o reestructuración interna para subsistir en el mercado.

Uno de los efectos más negativos de la crisis es la reducción significativa de la fuerza laboral, por lo que se deben instrumentar mecanismos que permitan a las empresas disminuir el costo de su personal, expuso.

Anaya Llamas recordó que en marzo de 2008 el Ejecutivo publicó un decreto por el que eximió parcialmente del pago de cinco por ciento de las cuotas obrero-patronales del Seguro Social, cuya vigencia expiró el 31 de diciembre.

"Debido a que 2009 es un año difícil, para proteger el empleo y paliar los efectos de la crisis económica el gobierno federal debe expedir un nuevo decreto por el que se exima parcialmente del pago de las cuotas obrero patronales", insistió.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara alta, la medida permitiría que miles de trabajadores conserven su fuente de ingresos y sería un instrumento contracíclico que ayude a enfrentar la coyuntura económica.

La propuesta de la bancada del partido blanquiazul fue turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado para su dictaminación.

Plan de estímulo de EE.UU. será menor a cifra prevista

PL

El Congreso de Estados Unidos prevé votar un paquete de estímulo por unos 789 mil millones de dólares para enfrentar la grave crisis económica del país, aseguran hoy medios de prensa.

La cifra fue consensuada este miércoles luego de prolongados debates entre un reducido grupo de negociadores de la cámara alta (con una versión de 838 mil millones de dólares) y la cámara baja (con un proyecto de 819 mil millones de dólares).

Según pronósticos de los expertos, muy pocos republicanos votarán a favor de la medida que pretende aliviar la economía de Estados Unidos en medio de la peor crisis finaciera en los últimos 80 años.

El plan prevé créditos impositivos para individuos y familias, decenas de miles de millones de dólares para proyectos de infraestructura, empleo, educación y seguro médico.

Sin embargo, la minoría republicana opina que la mayoría de esos gastos aumentarán el déficit presupuestario y poco harán en la creación de empleos.

El paquete concibe un 36 por ciento de recortes de impuestos y el restante 64 por ciento de gastos y otras medidas, por debajo de la relación 40/60 solicitada por el presidente, Barack Obama.

"Estamos a punto de conseguir que este plan sea aprobado por el Congreso, pero el trabajo no terminó", admitió Obama este miércoles.

De acuerdo con el Departamento del Trabajo, los 600 mil estadounidenses despedidos en enero elevaron la tasa nacional de desempleo hasta un 7,6 por ciento, la más alta en 16 años.

El sicario Lozano Alarcón

Índice Político / Francisco Rodríguez

Cuando los que mandan pierden la vergüenza,
los que obedecen pierden el respeto

Refrán popular

DISPARA BALAS ORATORIAS
calibre .50. Rata-ta-ta-ta-ta-tá. Pero, pierda usted cuidado: son de salva. Ni siquiera hieren a quienes apunta como víctimas. Más frecuentemente de lo que él quisiera, colérico, él mismo se enreda con las cananas o cartucheras. Tropieza verbalmente. Se cae.

Le han llamado "golpeador". Pero no. No se lastimaría las manos con las que interpreta a Mozart en el piano. En realidad es un sicario. Palabreja de moda, aunque su origen remonte a las épocas del Imperio Romano. Define a quien mata por encargo, a cambio de dinero, posición o posesiones. Etimológicamente, proviene de sica: puñal o daga pequeña, para quienes dominan los latinajos. Literalmente, dice la Wikipedia, sicarius significa "hombre-puñal".

Ha disparado en contra de Marcelo Ebrard, porque no quiere tomarse la foto con quien le encarga las sucias tareas, el señor Felipe Calderón. Ebrard sigue "vivito y coleando".

También contra Zhenli Ye Gon, quien lo acusó de amenazarlo con el ya clásico "coopelas o cuello". Y el chino-mexicano sigue ganando batallas en juzgados estadounidenses.

Y ahora sus ramalazazos tienen como blanco a Carlos Slim. No lo hace motu proprio. Sus fallidos intentos de "exterminio" le han sido encargados, otra vez, por el señor Felipe Calderón.

Diligente, se apura en cumplir las órdenes. Y de tan veloz, se enreda, se atropella.

En la televisión, por ejemplo, dijo que el empresario es "el hombre más poderoso de este país". Lo es, en efecto. Y eso debió haberle dolido más a su jefe, quien cree serlo desde el primer día de diciembre de aquél no tan lejano 2006.

Porque poder es poder. Y Slim puede y "las puede". No sólo aquí. Buena parte del planeta es ya "territorio Telcel".

Calderón, en cambio, está muy acotado. Fuerzas económicas y políticas de fuera y dentro del país parecieran tenerlo atado. Inmóvil. En la inacción. Sólo habla. Y con sus palabras describe panoramas irreales. Sueños guajiros. La ampliación de la quimera Foxilandia: Calderolandia.

Lo peor de todo es que, para cumplir sus temporales tareas de sicario, Lozano ha relegado aquellas por las que mensualmente percibe recursos de los contribuyentes, cual salario. No desquita lo que le pagamos, pues.

Dos años han pasado, y no ha presentado ninguna iniciativa de reforma laboral, cual le reclamaron los líderes de las bancadas priístas en el Congreso de la Unión, justo después de que disparara metralla a los legisladores federales.

Él, que debiera ser el secretario estrella de quien se dijo sería "el presidente del empleo" (jejeje), sólo aparece cuando hay que perpetrar un "levantón" o meter en ácido a un contrario. Sus mejores actuaciones las ha dado en contra del líder minero Napoleón Gómez Urrutia, sólo que ahí ejecuta un contrato signado con el creso Germán Larrea, quien le ha ordenado disparar incluso a quemarropa.

Pero de crear más fuentes de empleo, de hacer que el salario de los trabajadores sea verdaderamente remunerativo de eso no habla. Jamás será recordado por una tarea que ni siquiera intentó llevar a cabo.

¿Justicia laboral? ¿Qué es eso? Los líderes sindicales le tienen tomada la medida. Un caso reciente en Tenosique, Tabasco, lo ejemplifica con claridad.

"La Voz del Usumacinta" (XEZX), estación radiofónica de fuerte presencia en la región de los ríos, está en huelga desde el fin de semana anterior. El viernes 6 de febrero. Un líder sindical chantajista –quería que le depositaran 187 mil pesos en su cuenta personal, a cambio de no estallarla--, inventó imaginarios adeudos al gremio y, aún en contra de la opinión de los trabajadores, puso las banderas rojinegras en los accesos de esa empresa. Luis Ruiz de la Cruz se llama el embaucador con membrete sindical.

¿Qué hizo ante ello el "mediador" de la dependencia federal encargada a Lozano? Pues sugirió al concesionario de la radiodifusora que pagara el rescate de su estación prácticamente secuestrada, "aunque sea en seis mensualidades".

¿Y Lozano Alarcón? Pues limpiando con Listerine los cañones de su ametralladora verbal. Ya sabe usted. Ahí está el sicario, pa’ lo que se ofrezca. Rata-ta-ta-ta-ta-tá.

Índice Flamígero: ¿Qué papel jugó la embajada de Nicolás Sarkozy en México en la elaboración de un reportaje con el que se pretendía detonar un escándalo prefabricado que no llegó a más? Juzgue usted: quien firma el texto viaja este sábado a París, invitado por la legación ¿diplomática? gala. Regresa el 22. Una semana, con todos los gastos pagados. ¿Premio?

Mexicanos Perdedores y ¿Resignados?

Enrique Cisneros

A muchos mexicanos los han acostumbrado a ser perdedores, pero lo peor a resignarse con sus derrotas: el día de ayer volvió a perder la selección de futbol, que no es ninguna selección nacional, sino la de las televisoras y los millonarios. Ahora fue contra de Estados Unidos en el arranque del hexagonal rumbo a al mundial de Sudáfrica.

En lugar de que muchos de los bien llamados fanáticos, dejaran su actitud de fanatismo (valga la redundancia), o sea un apoyo acrítico, resignados están haciendo números para ver si es posible clasificar venciendo a los próximos rivales: Costa Rica, Honduras y El Salvador.


Resignados, los fanáticos no se atreven a cuestionar la legitimidad de un equipo integrado por vedets que se sienten luminarias deportivas, siendo solo marionetas de los intereses económicos y políticos de los grandes capitalistas, incluyendo las televisoras.

Perdió México, dicen, pero ganaremos ante Costa Rica el 28 de marzo y nos reponemos, replican. Vaya manera de resignarse, esperando que los jilguerillos de televisa y TV Azteca los vuelvan a adormecer con sus absurdos seudo análisis futboleros.

Lo peor es que esta actitud ante la vida, ese fanatismo lo llevan más allá del futbol y aunque ven que el peso mexicano se desmorona frente a un dólar debilitado, que crece el desempleo, que suben los precios de los artículos de primera necesidad, que los explotadores capitalistas (neoliberales) han convertido a México en un país perdedor, se resignan con cuentos como ese de que la crisis viene de afuera, pero que si siguen aguantando, tal vez el año que entra salgan del bache.

Esos perdedores no son capaces de recordar que esa crisis les afecta porque los mismos vende-patrias que los llaman a la sumisión, son los que enchufaron a México a la cola del tren neoliberal.

Y esos perdedores en lugar de protestar, de hacerlo de manera organizada, como gritones de porra futbolera, mientan madres, pero vuelven al redil de la resignación, agachándose ante el primer grito de los poderosos.

Pero así como en el futbol cada vez hay más gente que se cuestiona el por qué debe de aceptar todo con fanatismo, sin pensar, también en la vida cotidiana hay quienes van despertando, dándose cuenta de la realidad que los circunda.

¿Cómo aceptar a jueces que se atreven a declarar que lo que sucedió en Atenco fue porque los policías se extralimitaron en sus funciones, exonerando a sus jefes, Peña Nieto y al procurador Eduardo Medina Mora, que dieron al orden de reprimir?

¿Cómo aceptar las mentiras de Felipe Calderón sobre la fortaleza de México para enfrentar la crisis, cuando el salario ya no alcanza o los despidos están a la orden del día?

Pero no basta con darse cuenta de que la mentada selección nacional mexicana, no es ni selección, ni nacional ni mexicana. Hay que hacer algo para no volver a caer en el engaño de los mercachifles. Hay que atreverse a mandarlos lejos y no asistir a los estadios, ni prender las cajas idiotas televisivas.

Y en lo demás, hay que atreverse a cuestionar, pero también a organizarse para cambiar de raíz la sociedad que los ricos imponen con sus Fobaproas y Afores; con su explotación cotidiana de la fuerza de trabajo y con la destrucción del medio ambiente.

Quien realmente quiera dejar de ser perdedor debe de mandar al bote de la basura su resignación y en lugar de rezarle a la virgen para ver si la dizque selección futbolera clasifica de panzazo, debe de tomar por su cuenta la dirección de su destino y no confiarse en una oncena de futbolistas comerciantes mediocres, ni en un puñado de políticos corruptos, títeres de un grupito de adinerados explotadores.

Rompamos el silencio

Jesús Anaya Rosique

“Advertimos en el país señales inequívocas de desintegración social: pérdida de sentido cívico, corrupción pública y privada, desprecio de la legalidad y de la igualdad, impunidad para los poderosos y represión a los débiles, libertades como privilegios y no como derechos. Cuando los vínculos sociales están en peligro no asombran el separatismo, el racismo y la xenofobia, la arrogancia y la violencia en las relaciones individuales y de grupo. Preocupa sobre todo la aceptación pasiva que invade la cultura… No se trata de desviaciones ocasionales, sino de signos premonitorios sobre los cuales se busca extender un velo de silencio… No sabemos cuál será el desenlace pero está claro que la democracia está en peligro.

“Pocos países en el mundo enfrentan hoy la crisis económica y social en medio de una decadencia ética e institucional tan extendida y avanzada, con reglas débiles e impugnadas… y grupos dirigentes inadecuados… Esta crisis puede ser una ocasión para reflexionar y renovarse pero también puede ser caldo de cultivo de la demagogia, que afecta la relación democrática entre gobernantes y gobernados… Su primer síntoma es la pérdida de representatividad del Parlamento. Reglas electorales artificiosas, pensadas más para los intereses de los partidos que para los ciudadanos… La designación por parte de las oligarquías de partido reemplaza a las elecciones. La selección de la clase política se vuelve una cooptación cerrada. La separación de poderes es el fundamento de cualquier régimen que tema el despotismo, pero la demagogia combate ese principio porque para ella el poder debe fluir sin límites de arriba hacia abajo. Así, la autonomía de la función judicial queda amenazada... Hay otras separaciones atropelladas: entre política, economía, cultura e información; entre público y privado; entre Estado e Iglesia. El trenzado de estos factores de la vida colectiva, en donde surgen conflictos y concentraciones de poder, con frecuencia invisibles y siempre inconfesables, es la verdadera y enorme anomalía nacional.

“Vivimos el horror de un régimen blindado de oligarquías rapaces, que medran desde arriba, imponen desigualdades, dañan las energías nuevas, alejan a los mejores… y rechazan a quienes, para defender su propia dignidad, no aceptan someterse… ¿Qué podemos hacer? Acrecentar nuestras fuerzas para unirlas a la inteligencia, a la cultura y a la energía de quienes mantienen vivo a nuestro país y no aceptan este hundimiento. Luchemos por estos objetivos primarios: Oponerse a las iniciativas anticonstitucionales, como el presidencialismo incontrolado y sus intentos por subordinar al poder judicial. Defender la legalidad contra la negligencia cómplice y la corrupción, exigiendo a los partidos que aspiran a representarnos no tolerar en sus propias filas intrigantes y perversos (aunque aporten votos), no utilizar las candidaturas electorales para resolver problemas internos, repescar personajes impresentables, pagar cuentas pendientes, ceder a chantajes… Promover la obligada renovación de la clase dirigente… Reafirmar la separación nítida entre el Estado y la Iglesia, esto es, la laicidad sin adjetivos… Impulsar el pensamiento crítico, una red de relaciones entre personas igualmente interesadas en la convivencia civil y la actividad política, al amparo de los valores constitucionales… Son objetivos ambiciosos pero no irrealizables si logramos que se escuchen nuestras voces colectivas…”

Parecería que los párrafos anteriores describen el momento político de México… En realidad hemos traducido las ideas centrales de un importante manifiesto recién suscrito en Italia por miles de ciudadanos (entre los cuales notables personalidades como Umberto Eco, Claudio Magris, Salvatore Veca), y que abre con una cita de Norberto Bobbio: “El camino de la democracia no es fácil… es necesario vigilar siempre, no resignarse ante lo peor y tampoco abandonarse a una plácida confianza en el destino fatalmente progresivo de la humanidad…”

anaya.jess@gmail.com

*Texto completo: www.libertaegiustizia.it

Calderón: Presidente del Desempleo

Marcela Turati

Felipe Calderón no ha podido ser el "Presidente del Empleo". Menos ahora, cuando el índice de desocupación se dirige sin freno a 5% de la población económicamente activa. Si bien la pobreza extrema ya se había disparado desde el primer gobierno del PAN, en el de Calderón la pesadilla del desempleo se recrudece en todo el país.

Miles de mexicanos son despedidos o quedan sin trabajo por el cierre de empresas. Luego deambulan de uno a otro lado en busca de vacantes que no existen. Y quienes aún conservan su empleo aceptan míseros salarios, tratos indignos y abusivos por parte de sus patrones, sabedores éstos de que la necesidad apremia.

Más allá de los índices y las estadísticas, más allá de la inutilidad de las medidas anticíclicas que anunció el gobierno federal hace unas semanas, en este reporte especial Proceso ofrece, descarnado, el rostro del saldo de una administración encabezada por aquel a quien bien puede llamarse el presidente del desempleo.

Con incentivos del gobierno federal, las trasnacionales automotrices asentadas en México, entre ellas Volkswagen, están aplicando "paros técnicos" en los que reducen los salarios a cambio de no hacer despidos masivos de trabajadores. Pero éstos no tienen un apoyo comparable del gobierno ni garantías de las empresas. Unos son cesados de todas formas, y los que se quedan tienen que soportar toda clase de abusos.

Y ahoraaaaaaa... Calderón vs. Slim

Marcela Gómez Zalce

• Margarita y el dêja vú
• Rumbo al colapso rápido


En la venganza, mi estimado, el débil es siempre el más iracundo. Sin duda las baterías del pend…enciero secretario del Trabajo (sucio), Javier Lozano Alarcón, duraron escasas 24 horas para andar histérico en su media tour enseñándole los dientes al agorero del catastrofismo, Carlos Slim. Y como el caricaturesco arsenal azul de ladridos no alcanzó para matizar el madrazo que daba la vuelta al mundo, Felipe Calderón tuvo que salir a reclamar el apoyo de todos (los que me entronizaron haiga sido como haiga sido) a México especialmente de... quienes más hemos recibido de la Nación (¿?).

En un discurso plagado de veladas amenazas y lugares comunes, Felipe (haciendo gala de su mecha corta) declaró que en esta coyuntura crítica lo importante es pensar en cómo apoyar a México y no en cómo generar más temor. Quizá al chaparrito, peloncito de lentes —Espino dixit— no le ha caído el veinte que hace varias lunas su extraordinario equipo económico, la solidez del barco de gran calado y sus temerarios jinetes de la tormenta que se crecen emocionados ante la adversidad, son el punto de partida en la generación de incertidumbre… que conlleva su simpática dosis de temor.

Aunque el único temor que debiera interesarle (if he had some brain activity), por no decir enviarlo a la lámpara sideral, es el que está germinando gracias a su (des)gobierno en las cúpulas. En los distintos círculos de poder. En los poderosos despachos of the real assessment makers. Ahí donde se disipan escenarios, se formulan situaciones y se asoma el más puro pragmatismo político y económico.

Ahí donde los desplantes presidenciales de quien ya está totalmente embriagado… de poder (por no poder) ya colman la paciencia de muchos aunque los tiempos, my friend, para la divertida madriza llegarán después del referéndum de su (des)gobierno, esto es, después de las elecciones de julio próximo. Y después se van a ajustar cuentas.

Desde los poderes fácticos… que se pitorrean de sanciones muy poco sustentadas pasando por la noche de los cuchillos largos panistas, manejada por la muy activa, aunque discreta Margarita Zavala —a quien le dieron un jactancioso spin mediático por su tarde de toros en la Plaza México regalando un frívolo dêja vú de los mejores tiempos de Marta Sahagún ante los reflectores—, a la certidumbre del nulo Estado de Derecho para atraer inversiones, al literal desmadre desencadenado por la incontinencia verbal de tirios y troyanos... el catastrofismo anunciado por la severidad de una crisis económica, amable lector, será juego de matatenas comparado con la crisis de índole política —porque de la seguridad, mejor ni hablar– que no tarda en sustentar el camino rumbo al Estado fallido… ¿y al estallido?

La ingenua duda del catastrofista respetable es la original razón para que ahora sea el mismísimo Felipe, quien se suba al ring para seguir atizando al fuego contra el atractivo vaticinio del empresario Slim. ¿Será tan emocionante el sentimiento de vanidad que impide serenar los ánimos ante la volatilidad del cercano futuro y sus delicadas secuelas…? ¿Valdrán la pena los hormonales manotazos desde Los Pinos que generan aún más ese temor al que se refería ayer Calderón...? ¿Quién(es) será(n) (los) el valiente(s) que levante(n) el descomunal tiradero…?

Porque ya haber invertido cerca de 20 mil millones de dólares de las reservas para sostener nuestra moneda es una, literal, catástrofe. Ya estar entrando en los límites tolerables de inflación es también una catástrofe. Observar las escalofriantes cifras de desempleo, hoy, también son una catástrofe. Y así sumándole que en diversos ámbitos la guerra, aunque no lo parezca, está entrando en fases, digamos, muy delicadas y de evidente descontrol, no hay signos de reconciliación, mesura y prudencia. No hay signos de que hay gobierno.

Y esta desintegración política, social y económica va en una constante vorágine de descomposición… rumbo al colapso rápido enviando las peores señales no sólo domésticas, sino internacionales. Y todo tendrá un altísimo costo no sólo para el (des)gobierno de Felipe Calderón, sino para el país.

Y es donde la sugestiva premisa, my friend, vuelve al epicentro...

Si no puede… renuncie.

Continúa el embate contra Slim

Carlos Fernández-Vega

- Continúa el embate contra Slim

- “No hay que exagerar cifras”


Dice el subsecretario de Hacienda, Alejandro Werner, que 2009 será un año “difícil” en materia de empleo, pero no como en las crisis 1982 y 1995. Si bien reconoce que existe una situación delicada en materia de generación de empleo, es tal su certidumbre que pide “no exagerar las cifras”.

Pues bien, qué bueno que existe el ánimo de “no exagerar”, porque en un rápido recuento queda claro que alrededor de 3.7 millones de mexicanos están a la caza de un empleo (de ellos 2.5 desempleados y 1.2 que en 2009 por primera vez ingresan al mercado laboral), independientemente de que cerca de 12 millones de personas sobreviven en el sector informal de la economía y 3.5 millones adicionales forman parte del ejército de subocupados, según cifras oficiales.

Mientras esos 19.2 millones de desesperados mexicanos de plano no ven por dónde puedan resolver sus urgencias inmediatas, el inquilino de Los Pinos –ahora conocido como el Kennedy mochoacano– dice dar respuesta a la delicada situación laboral en el país. ¿Cómo? Sencillo: se firma un “acuerdo en favor de la economía familiar y el empleo” y para tal fin se destinan 2 mil millones de pesos, los cuales, siempre en el hipotético caso de que tal acuerdo funcione (basta recordar el fracasado “Programa del Primer Empleo”, puesto en marcha al inicio de su administración) y los dineros terminen donde se planearon, permitirían evitar la cancelación de sólo 500 mil puestos de trabajo, es decir, plazas ya creadas. Esa cifra no incluye a los mexicanos expulsados de su tierra, que, según reciente información del partido tricolor, sólo en 2008 sumaron 700 mil.

Se puede exagerar para uno u otro lado, y todo apunta a que el gobierno federal lo hace para el suyo, porque finalmente lo que vive el país no es una simple guerra de declaraciones y estimaciones entre “catastrofistas” y “optimistas”, sino una lacerante realidad que debe afrontarse con hechos, no con discursos ni exhortos, por medio de los cuales no se llega a ninguna parte, como ha quedado demostrado. Los discursos y los exhortos no han evitado, por ejemplo, que el tipo de cambio roce los 15 por uno, ni que el desempleo se incremente a paso veloz; mucho menos han detenido la caída en picada de la economía, no han liberado el crédito al sector productivo ni sorteado que la producción industrial esté por el suelo, sino es que debajo de él. Tampoco que el “catarrito” y la “gripa” terminaran en lo que todos, menos el gobierno, de tiempo atrás venían venir.

Además, lo anterior no es sólo producto de la nueva crisis, que es “externa” (Calderón y jilgueros dixit), sino el resultado de años y años de decisiones equivocadas, excesos, “olvidos” y demás yerros de una cadena de “gobiernos” que lo menos que han visto es por el interés nacional. Lo dijo bien el recientemente defenestrado “hombre más importante del país” (Lozano dixit), Carlos Slim, en su reciente participación en el foro senatorial: “apena que desde 1982, después de la gran crisis de la deuda externa, hayamos crecido cero en términos per cápita; no es mediocre, es cero, es peor que mediocre, sobre todo si tomamos en cuenta la población que se ha expulsado, es cero por ciento, incluyendo a los mexicanos que han tenido que irse por no encontrar posibilidades de trabajo en este país”. ¿“Exagera” este “agorero del desastre”? Basta recordar que, según cifras oficiales, a lo largo del sexenio del “cambio” un mexicano por minuto obligadamente salió del país por razones económicas.

Y por si fuera poco, brinca a la palestra otro “catastrofista” de primer nivel, éste del ámbito académico: “hay que reconocer la dimensión de la crisis para plantear las mejores soluciones. En mi perspectiva no se trata de un estado de ánimo; no es un asunto de ver quién es catastrofista y quién es optimista. Se trata de resolver los asuntos, de actuar con realismo, de reconocer la dimensión de los problemas y de hacer el planteamiento de las mejores soluciones” (José Narro, rector de la UNAM).

Pero bueno, el hecho es que el subsecretario de Hacienda asegura que en materia de empleo 2009 será un año “difícil”, pero no como en las crisis 1982 y 1995. Según Miguel de la Madrid (I informe de gobierno, 1983) en el último año del sexenio lópezportillista “la crisis estaba deteriorando los niveles de ocupación: no solamente se dejó de absorber a la nueva población que se incorporaba al mercado laboral, sino que muchos de los que estaban empleados perdieron sus fuentes de trabajo. El desempleo abierto subió en 1982, de 4 a 8 por ciento. Mantener la tendencia hubiera significado un problema social de dimensiones insospechadas” (cualquier parecido con la actualidad no es mera coincidencia). En aquel entonces, alrededor de 800 mil mexicanos demandaban anualmente un empleo nuevo; ahora suman cerca de 1.2 millones.

Sin embargo, si se atiende a lo que documenta el Banco de México en 1982 “el número promedio de puestos remunerados en la economía se redujo 0.8 por ciento. Esta caída en el nivel de ocupación contrasta con el dinámico proceso de generación de empleos registrado durante los últimos cuatro años, que fue de 5.4 por ciento”.

Para 1995, el propio Banco de México documentó que “en el primer trimestre de 1995, la tasa (oficial) de desempleo abierto se ubicó en 5.2 por ciento y alcanzó su nivel más alto de 7.6 por ciento en agosto. A partir de ahí comenzó una disminución gradual, para cerrar en diciembre a un nivel de 5.5 por ciento”. En el México de 2009, igual tasa de desempleo roza 5 por ciento.

De acuerdo con la misma fuente, en 2001 (primer año de Fox) la recesión costó una caída de 0.3 por ciento del PIB y la cancelación de 358 mil empleos formales en el año. Al finalizar el periodo, la tasa oficial de desempleo fue de 2.5 por ciento de la PEA, es decir, la mitad de la hoy registrada, amén de que de noviembre de 2008 a enero de 2009 se cancelaron más de 541 mil empleos formales (3.8 por ciento del registro de empleo en el IMSS), y con la perspectiva de que la economía mexicana se desplome. Entonces, “no exageren”.

Las rebanadas del pastel

Mientras los banqueros se lavan las manos del asalto a las reservas internacionales y la fuga de capitales, la lectoría comenta el punto: “a todo servidor público la Ley de Responsabilidades le exige rendir cuentas de los fondos utilizados y explicar en qué se ocuparon. Vaya, incluso a los partidos políticos se les pide absoluta transparencia en el uso de los recursos públicos ministrados. ¿Por qué no les exige el Congreso al jefe del Ejecutivo y a su secretario Carstens que rindan cuentas de los recursos del erario que fueron utilizados (¡que son sólo 20 mil millones de dólares!), o enjuiciarlos si no se apegan a la ley? Por cierto, el supuesto gerente que dejó encargado el changarro seis años debería ser enjuiciado también: nunca pidió permiso al Congreso para ausentarse. Y es en serio: un buen abogado incluso lograría que restituyera sus emolumentos” (Ricardo García Ortega, chispolito@prodigy.net.mx).

Chávez, Obama y Calderón

John Saxe-Fernández

No extraña que el embate contra Hugo Chávez desde Estados Unidos y los principales medios venezolanos se intensifique ante el referendo del 15 de febrero: la intención de lanzar al futuro una revolución bolivariana que recuperó la renta petrolera, mejoró la situación socioeconómica de la población y que en sus primeros 10 años articuló una política exterior y energética que cala hondo en América Latina y el mundo, evoca fuerte hostilidad en los círculos oligárquico-imperiales, en especial los del poder económico-petrolero.

Así se refleja en “Latin Opportunity”, un editorial publicado por el Washington Post (WP) el 18 de enero poco después de que Barack Obama compartiera “una sopa de tortilla” con Felipe Calderón. Se menciona que Calderón expresó al WP “preocupación” por “sentimientos antiestadunidenses” en América Latina y que “percibía algunas amenazas a los principios y valores que compartimos: democracia y derechos humanos, la economía de mercado, los derechos de propiedad y el estado de derecho”. Para cualquier observador medianamente enterado de la violencia oficial, la debacle económica y legal y la calamidad político-electoral que afligen al pueblo mexicano –todavía no cuadran las cifras con que se eligió a Calderón–, esa enunciación de “principios” evoca un dicho de Stevenson: “es algo demasiado doloroso para reír y soy demasiado viejo para llorar”.

El WP usó la doblez y la “denuncia” aduladora del panista para poner nombre y apellido a esos retos (“algunas de esas amenazas son conocidas por nosotros gracias a la grandilocuencia del venezolano Hugo Chávez”) y sugerirle a Obama que Calderón es guía y modelo para Latinoamérica. Un consejo oportuno sólo si, en el contexto de la actual debacle económica y del empleo, la intención del demócrata fuera desatar los precipitantes de “guerra interna” a lo largo y ancho del continente. Con sólo dar continuidad a la agenda en materia comercial/laboral, de energía y de seguridad e integración militar pactada por Bush con Fox y Calderón en la ASPAN y la Iniciativa Mérida se garantiza un deterioro de los fundamentos materiales, sociales, legales y políticos de la estabilidad y la paz social en México. Se trata de arreglos clasistas y leoninos entre empresarios, funcionarios civiles y militares pactados a espaldas del pueblo, los congresos y sindicatos de México, Estados Unidos y Canadá.

Para las fundaciones e institutos de la ultraderecha estadunidense, Calderón también es el héroe y Chávez el chico malo. Recomiendan a Obama, entre otras linduras, “no renegar de los acuerdos de libre comercio” (traducción: mantener la ofensiva contra sindicatos, salarios y aparato productivo no sólo al sur del Bravo); “mantenerse firme con México en la lucha antidrogas” (traducción: proseguir con el intervencionismo policial-militar y de espionaje); y “no tratar de apaciguar a Chávez”, sino “articular una estrategia dura” porque “debilita gravemente la cooperación hemisférica en áreas vitales para la seguridad nacional”. Traducción: mantener las intentonas golpistas, los operativos clandestinos y el castigo mediático por haber recuperado la renta petrolera y, peor aún, usarla en función del interés público venezolano, además de impulsar coaliciones latinoamericanas y euroasiáticas de corte energético, monetario y de seguridad. A partir del control nacional del petróleo en 2003, el PNB venezolano creció 13.5 por ciento anual, en su mayor parte en el sector privado no petrolero y la pobreza pasó de afectar a 54 por ciento de las familias en 2003 a 26 por ciento en 2008. (Más detalles en www.cepr.net.)

El pecado mayor del gobierno de Chávez fue haber fortalecido los fundamentos del Estado nacional venezolano y su jurisdicción sobre la mayor reserva petrolera del hemisferio. El gran logro de Calderón es una “reforma” energética que le permite ir a Davos a ofrecer a las grandes petroleras “bloques” del territorio y lo que queda de Pemex, mientras claudica con una desleal integración militar con Estados Unidos.

Catastrofistas

Teodoro Rentería Arróyave

En medio de la recesión económica mundial, la economía mexicana tendrá una fuerte contracción por la caída de los precios del petróleo y de las exportaciones, así lo prevé el empresario mexicano Carlos Slim Helú, al participar en el tercer día del Foro “qué hacer para crecer” convocado por el Senado de la República. El magnate sentenció: “hay que prepararse para después no llorar”, antes había advertido: “no quiero ser catastrofista” y sin embargo ya se inició una campaña masiva para acusarlo de agorero.

Desde luego que la cruzada no toma en cuenta que por lo pronto ya se perdieron más de 540 mil empleos, es decir, han sido cesados 6 mil trabajadores por día en el periodo de noviembre del 2008 a enero de este año, y es información proporcionada a conocer por del propio Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tampoco, el que dos nuevas iniciativas contra la crisis económica anunciara por su parte el presidente Felipe Calderón Hinojosa para auxiliar a los desempleados. Se trata de la presentación próxima en el Congreso de la Unión de sendas iniciativas de reformas tanto a la Ley del Seguro Social como a la que regula al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, Infonavit.

La primera, se informó, pretende reducir de 5 a 3 años la antigüedad a desempleados para acceder a retiros de su cuenta personal y la otra consiste en un incremento progresivo de las aportaciones que hace el gobierno a las cuentas sociales de los trabajadores.

Y mucho menos, observa la propuesta del Poder Legislativo sobre la creación de un fondo especial de emergencia económica por 20 mil millones de pesos para enfrentar de forma inmediata la crisis económica.

El primero en salir a la palestra para criticar y contradecir las declaraciones de Carlos Slim ha sido el secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, al exponer que ni el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, analistas, ni otros organismos internacionales "están viendo un escenario tan grave como el que mencionó Slim Helú"

Sin embargo, reconoció en entrevista radiofónica, que "estamos tocando la parte más dura de esta crisis y viviremos algunos meses más así", adelantó que este primer semestre será el más complicado donde probablemente presente el PIB una desaceleración y aumente el desempleo, pero señaló que para el segundo semestre se espera una recuperación en la economía mexicana”.

Slim, había dicho lo mismo al preveer un escenario complicado para el país, el desplome del Producto Interno Bruto y niveles de desempleo nunca antes vistos. Además, de que a contrapelo de la actitud del mandatario vecino Barack Obama, quien siempre ha aceptado la gravedad de la crisis de su país, aquí hemos pasado de un simple catarrito a la aceptación del propio presidente Felipe Calderón Hinojosa de que a México le dará neumonía como la de Estados Unidos, a la cual bautizó en el Foro Económico Mundial de Davos como la crisis Big Mac.

Javier Lozano, puso énfasis al criticar al empresario porque se opone a una reforma que se ha venido planteando a la Ley Federal de Comunicaciones para permitir inversión extranjera directa hasta por el cien por ciento en redes públicas de telecomunicaciones, textual dijo: "es decir, para él es muy claro, que lo que tenemos que fortalecer es a las empresas mexicanas para competir afuera, pero no fortalecer la competencia en México”.

Y se fue a la yugular cuando se preguntó: ¿cuál es la contribución de él y de sus empresas en materia de competencia, en materia de servicio residencial de bajo consumo de la telefonía y de larga distancia internacional? Cuando en la realidad las tarifas telefónicas en México son las más caras del mundo, aseguró.

No sabemos quién al final va a tener la razón: los catastrofistas o los que pecan de optimistas, lo que si es cierto es que entró en grave desavenencia el matrimonio Slim-Gobierno; poco importaría si no fuera porque el disgusto pudiera afectar a las familias mexicanas.

Profeta del desastre

Eduardo Ibarra Aguirre

Cuatro días después de proferida la descalificación de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa a los críticos de sus programas y políticas económicas, bajo el marbete de la “infundada profecía del desastre“, reforzada con el llamado a “rechazar el catastrofismo sin fundamento” y el “alarmismo, que ignora los esfuerzos que hacen los mexicanos”, encontró categórica respuesta en el más acaudalado de los dueños de México y segundo de la aldea global.

Transcribo la frase más impactante de Carlos Slim Helú, pronunciada en el foro México ante la crisis: ¿qué hacer para crecer?, organizado por la Cámara de Senadores en la de Diputados: “No quiero ser catastrofista, pero ante el colapso económico el PIB se va desplomar, va a haber desempleo como no lo hemos visto desde los años 30, van a quebrar muchas empresas chicas, medianas y grandes, van a cerrar comercios, se verán locales cerrados por todos lados, los inmuebles estarán vacíos. Será una situación muy delicada. No quiero ser catastrofista, pero hay que prepararse para prever, y después no estar llorando”.

Ni Andrés Manuel López Obrador ni el director del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, hicieron prospectiva tan cruda, sombría.

Tampoco se anduvo por las ramas Slim Helú y cuestionó el modelo económico que después de la crisis de 1982 permitió un crecimiento económico de cero por ciento “que es peor que mediocre (...) “Me llama la atención que sigan los dogmas después de 26 años de fracasos”, pero obvió que su gigantesca fortuna es inconcebible sin el capitalismo de compadres que desplegó Carlos Salinas de Gortari y mantuvieron inalterable los sucesores, aunque cambiaron de favorecidos. Por ejemplo, Calderón Hinojosa regatea el permiso para la cadena de televisión de Slim y protege a Televisa.

Además, algunos analistas interpretan el discurso del socio principal de Teléfonos de México como una advertencia al michoacano --quien frívolamente expresó entusiasmo por los grandes retos generados por la debacle económica y financiera del capitalismo salvaje--, de que la naturaleza monopólica de la joya de la corona es intocable.

Nada puede descartarse. Mas es terrible que los 39 grandes electores que instalaron en Los Pinos al economista y abogado, cada día se desencantan más y la catástrofe que anunciaban con El peligro para México ya la tienen encima, si nos atenemos a que 541 mil mexicanos perdieron el empleo del 1 noviembre de 2008 al 31 enero de 2009.

No es para menos. Al entusiasmo presidencial le siguió el catarrito, enseguida la imposibilidad de adelantar medidas ante lo imprevisible, para finalmente reconocer que la crisis global provocará una neumonía. Cálculos irresponsables que exhiben a “uno de los mejores equipos económicos del mundo” y su jefe que se sinceró en Davos: “Necesito una estrategia muy fuerte de relaciones públicas para cambiar la percepción sobre México en algunos círculos de Estados Unidos”.

Ante el desastre a la orden del día, los propagandistas persisten en la máxima que pareciera regir el trabajo del grupo gobernante: Percepción mata realidad.

Con reflejos rutinarios, Calderón sólo atinó a enviar a Javier Lozano Alarcón al Canal 2 a defender la percepción oficial, a base de golpear al profeta del desastre Carlos Slim. No registra que su secretario del Trabajo es percibido como porro en el círculo rojo del periodismo y ahora también del empresariado, eficaz sólo para acosar sindicatos como el minero, defender los intereses del Grupo México y Germán Larrea Mota Velasco e ignorar las propuestas de establecer como prioridad el empleo, la masa salarial y el ingreso familiar; volcarse a la economía interna e impulsar el desarrollo de infraestructura, las Pymes y el sector agropecuario.

Patrones violan las normas de seguridad e higiene. Empleadas en autoservicios, expuestas a accidentes de trabajo

Guadalupe Cruz Jaimes / CIMAC

Las tiendas de autoservicio, donde se emplean principalmente mujeres trabajadoras, son un campo fértil de accidentes laborales, seguidas de los sectores de la construcción y manufactura, declaró Cointa Lagunes Cruz, subdirectora para la Previsión y la Seguridad Social de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) del Distrito Federal (DF).

Lagunes comentó que esta inseguridad laboral obedece a la falta de voluntad por parte de los patrones, quienes violan las normas de seguridad e higiene mexicanas al propiciar que trabajadoras y trabajadores en el país padezcan enfermedades músculo-esqueléticas, causadas por la carga excesiva de trabajo y los esfuerzos físicos que realizan al trasladar productos sin el equipo necesario de protección.

Por ejemplo, comentó, "no hay una silla para las y los cajeros, para el personal de panadería, carnes frías, tortillería, además las cargas de trabajo son excesivas, comentó la funcionaria, luego de que esta semana Benito Mirón Lince, titular de la dependencia, instaló la Comisión Consultiva del DF de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

En México, el 40 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) es femenino, lo que en números de traduce en 16 millones de trabajadoras, de las cuales 2.3 millones labora en servicios diversos, 2.2 en servicios sociales, 1.4 en el sector de restaurantes, 2.8 en la industria manufacturera, 4.3 en el comercio y 768 mil en el agropecuario, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del primer trimestre de 2007.

Ellas se ubican en asalariadas y por cuenta propia y perciben entre uno y tres salarios mínimos con jornadas en promedio de entre 15 y 48 horas por semana.

En tanto, en la manufactura, segundo sector más riesgoso para la salud de las y los trabajadores, además de las enfermedades músculo-esqueléticas, el personal está expuesto al contacto con químicos, lo que les genera padecimientos en la piel y bronquios, que algunos casos termina en un cáncer.

El sector de la construcción, donde la participación de las mujeres es menor, las y los trabajadores ven afectada su audición, sufren lesiones músculo-esqueléticas y los índices de defunción y accidentes son muy altos.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en 2007 se registraron 14 millones 424 mil 178 accidentes de trabajo, a nivel nacional, de los cuales 6 millones 371 mil 572 son de mujeres y 8 millones 52 mil 616 son hombres.

Mientras que en el Distrito Federal se detectaron 54 mil 104 casos de riesgos de trabajo, de los que 35.7 son de mujeres. Mientras que en el país se denunciaron 380 mil 405 de los cuales las mujeres representan el 16 por ciento de estos casos y los hombres el 84.

En lo que respecta a las 72 defunciones registradas en el Distrito Federal, de las que 65 eran hombres y 7 mujeres. A nivel nacional la cifra asciende a mil 279 casos, de los que 71 eran mujeres.

Asimismo, los factores psicosociales son parte de las jornadas laborales hoy en día, en donde son frecuentes de hostigamiento laboral y sexual, lo que genera estrés gastritis, colitis, hipertensión, diabetes (sin antecedentes familiares), cardiovasculares, infartos.

El acoso sexual es un problema recurrente. Hay casos de madres solteras con hijos, encargadas de su manutención y no pueden renunciar, llegan hasta el suicidio, cuando el acoso se hace intolerable", comentó.

La subdirectora para la Previsión y la Seguridad Social lamentó que en el país no haya "herramientas" para prevenir los accidentes de trabajo y reducir los riesgos de contraer alguna enfermedad, debido a la falta de inspectores y de normas que obliguen a realizar peritajes regulares que constaten el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene en el interior de las empresas.

No hay las herramientas, como un sistema de control epidemiológico que permita detectar los problemas. También hace falta personal y que esté sea de calidad. Existen pocas figuras de inspección en el trabajo", mencionó, luego de comentar que deberían realizarse exámenes médicos de aptitud cada seis o cuatro meses para evaluar las condiciones en que los empleados desempeñan su trabajo.

La funcionaria de la Secretaria del Trabajo, mencionó que en el caso del Distrito Federal, el informe sobre los derechos laborales, normas e higiene reveló que entre 2006 y 2007, los riesgos de trabajo disminuyeron de 70 mil a 54 mil incidentes.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!