jueves, agosto 19, 2010

Gutiérrez Vivó: la persecución continúa

Jenaro Villamil

Autoexiliado en Estados Unidos desde hace poco más de un año, el empresario y periodista radiofónico José Gutiérrez Vivó acusa al gobierno de Felipe Calderón de haber ejercido una “censura llevada al extremo”.

Asegura que fue víctima de la “la persecución del poder” y responsabiliza de ello al excoordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Maximiliano Cortázar; al secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón; a la dirigencia del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio (STIRT), encabezada por Ricardo Acedo Samaniego, así como a las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

En entrevista telefónica con Proceso, Gutiérrez Vivó niega que haya solicitado asilo político, “aunque tendría todo el derecho por haber sido víctima de una persecución del poder” que se agravó, asegura, desde que en diciembre de 2006 denunció públicamente que Cortázar le advirtió que él y su empresa Monitor estaban “castigados”, y que el gobierno federal estaría pendiente de su comportamiento.

Gutiérrez Vivó señala que en el último encuentro que sostuvo con Cortázar, actual vocero de la dirigencia nacional del PAN, éste le dijo que “al señor Aguirre no se le toca”, en clara referencia a Francisco Aguirre Gómez, directivo y accionista del Grupo Radio Centro, con quien Gutiérrez Vivó protagonizó un litigio de más de nueve años (Proceso 1651).

“Es públicamente sabido que al Grupo Radio Centro lo han protegido estos funcionarios del gobierno federal; no ha cumplido con las leyes, a pesar de que perdieron los tres juicios en su contra”, subraya Gutiérrez Vivó.

El 29 de junio de 2007, el periodista anunció el fin de 33 años de transmisiones ininterrumpidas de Monitor, programa radiofónico que innovó la información política y se mantuvo durante varios lustros como el más escuchado del cuadrante mexicano.

“Se nos murió Monitor. No estaba enfermo, pero se nos murió Monitor”, denunció Gutiérrez Vivó en aquella inusual transmisión en la cual hizo un recuento de las presiones políticas y del boicot económico que se gestaron en su contra desde que el gobierno de Vicente Fox lo acusó de haberse “convertido en perredista”.

A las presiones políticas, al litigio con el Grupo Radio Centro y a la suspensión de las transmisiones de las frecuencias 1110 AM y 88.1 de FM, se sumó la huelga del STIRT, en la que intervino el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, para favorecer a la dirigencia de ese organismo, dice el periodista a este semanario:

“Tanto Max Cortázar como Javier Lozano destruyeron todo, no sé si por voluntad propia o por órdenes superiores. Lo cierto es que ellos han sido los protagonistas de la clara persecución en mi contra.”

Después de la suspensión de las emisiones de Monitor, Gutiérrez Vivó entabló, en la primera mitad de 2008, negociaciones con Multivisión (MVS) para integrarse a un nuevo proyecto de esta empresa, junto con la periodista Carmen Aristegui, quien también fue censurada en W Radio, empresa de Televisa.

Ante las versiones acerca de que se incorporaba a ese proyecto, en noviembre de 2008 Gutiérrez Vivó comentó a Proceso que no lo haría. El motivo: “Estoy transitando por un momento en el que enfrento todas las cochinadas” del Grupo Radio Centro.

La puntilla para el periodista y su equipo de reporteros vino el 2 de febrero de 2009, cuando personal del SAT embargó las instalaciones del Diario Monitor, en la colonia Doctores de la Ciudad de México, con el argumento de que la empresa incumplió el pago mensual de un convenio.

Veto

La desaparición del rotativo, el último medio que dirigió en México Gutiérrez Vivó, marcó la pauta de lo que él califica como “un veto periodístico” que le cerró todos los espacios disponibles y dispuso el silenciamiento del caso en la mayoría de los medios electrónicos e impresos.

“Como no tenía trabajo tuve que irme de México. Vine aquí desde hace un año, en el punto más agudo de la persecución. Yo no soy responsable de ninguna de las acusaciones que se me achacan. Mis perseguidores se han dedicado a eso: a desorientar al público”, afirma.

Sin precisar en qué ciudad de Estados Unidos radica, Gutiérrez Vivó comenta que trabaja en un proyecto periodístico porque “finalmente mi razón de ser fue dedicarme a la información y es ahora cuando se requiere más que nunca la información sobre el país”, enfatiza.

–¿Se encuentra en una situación vulnerable desde el punto de vista jurídico?

–No estoy de ilegal. Mis papeles están en regla y me mantengo al tanto de todo lo que sucede en mi país.

–¿Ha pedido asilo político?

–No, pero hubo y existe una persecución del poder en mi contra. Eso enloquece a cualquiera.

“No puedo darme el lujo de estar vetado en mi propio país. Lo que estos señores del gobierno han cometido son delitos. Hay una responsabilidad muy grande que pende sobre su cabeza. Incurrieron en persecución sistemática en contra de un civil dedicado a la información. Es censura llevada al extremo”, recalca.

El periodista también reflexiona acerca de la crisis de imagen y de información que padece el país con el incremento de la violencia generado por la lucha contra el narcotráfico:

“La imagen de México en el extranjero se cae a pedazos. No existe información confiable. Ante el clima de inseguridad y de violencia, muchos empresarios dicen que necesitarían estar locos para viajar a México.”

Información inconveniente

La primera emisión de Monitor se realizó el 1 de septiembre de 1974, con el auspicio de Radio Programas de México, propiedad de Clemente Serna Martínez, pionero de la radio comercial en el país, quien contrató los servicios de Gutiérrez Vivó.

En medio de programas radiofónicos dedicados a difundir música y radionovelas, Monitor fue pionero al introducir el concepto de noticiario matutino de larga duración, de seis a nueve de la mañana. Incluía llamadas telefónicas en las que el público se quejaba del incumplimiento de las autoridades, además del concepto de Red Vial, que convirtió el problema cotidiano del tráfico en la Ciudad de México en un tópico informativo.

Dos grandes acontecimientos marcaron el éxito de Monitor: en 1978, el accidente de la plataforma petrolera Ixtoc, de Pemex, generó la primera cobertura aérea del programa radiofónico que llegó a tener a su servicio tres helicópteros, 30 automóviles y 20 motocicletas. En 1992, con motivo de la tragedia de las explosiones en los ductos de Guadalajara, Gutiérrez Vivó fue uno de los primeros en responsabilizar del siniestro a Pemex y no a la fábrica La Polar, a la que inicialmente culparon las autoridades. El trabajo informativo de Monitor provocó que el gobierno de Carlos Salinas descartara al grupo de Clemente Serna como posible concesionario de los canales 7 y 13 de Imevisión.

El primer debate electoral en un medio electrónico se realizó en 1991 entre candidatos al gobierno de Guanajuato: el panista Vicente Fox, el perredista Porfirio Muñoz Ledo y el priista Ramón Aguirre. Fox buscó a Gutiérrez Vivó como uno de sus aliados durante la campaña electoral de 2000.

Paradójicamente, fue durante la presidencia de Fox cuando se inició lo que el periodista califica como una “censura quirúrgica” en su contra, a partir del litigio que entablaron los Aguirre, de Grupo Radio Centro, y Gutiérrez Vivó, por el incumplimiento del contrato que firmaron en 1998.

El caso llegó a la Corte Internacional de Arbitraje, de la Cámara de Comercio Internacional, con sede en París. En enero de 2004, dos de los tres árbitros emitieron el laudo a favor de Gutiérrez Vivó y ordenaron a Grupo Radio Centro el pago de 21 millones de dólares a su exsocio, como sanción por el incumplimiento del contrato mencionado.

Los abogados de la familia Aguirre desconocieron el laudo y acudieron a tribunales mexicanos. En paralelo se inició el proceso de cierre de espacios de Monitor. En marzo de 2004 los propietarios de Radio Centro desplazaron a Gutiérrez Vivó de las frecuencias de su propiedad. En enero de 2007, una mayoría compuesta por cinco ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó el laudo arbitral y le dio la razón a Gutiérrez Vivó. Sin embargo, los 21 millones de dólares nunca llegaron.

A la asfixia económica se sumaron los adeudos del periodista con varios empresarios, en especial con Eduardo Henkel, donante en las campañas de Vicente Fox y de Felipe Calderón. Para pagarle el préstamo, Gutiérrez Vivó le entregó a su acreedor la frecuencia 1560 de AM.

Ejecutan a tres estudiantes y les pagan los servicios funerarios

Tres estudiantes del Centro de Bachilleratos Tecnológicos Industriales y de Servicios (CBTIS), fueron asesinados la madrugada del martes pasado en esta ciudad.

Aunque ninguna autoridad ha informado sobre estos hechos, usuarios de internet reportaron el asesinato de los jóvenes Anahí Montemayor, Edgar Castillo y Alberto Palomares, los tres de 18 años de edad.

De acuerdo con testimonios, los jóvenes se encontraban en una fiesta en una casa ubicada en las calles de 11 Mina y Aldama de esta ciudad, cuando la madrugada de ese día llegó un comando de sujetos armados para “levantarlos”.

Los cuerpos de los tres jóvenes aparecieron en distintas horas entre la tarde del martes y el miércoles.

Según versiones de amigos de los jóvenes, los cadáveres fueron dejados en agencias funerarias con los gastos del servicio ya pagados, y los padres de los muchachos fueron avisados vía telefónica para que supieran dónde estaban los cuerpos.

En la calle 11 Aldama y Mina había casquillos tirados todavía ayer, así como manchas de sangre. De acuerdo cons vecinos, ninguna autoridad acudió al lugar.

También en esta ciudad se registró una persecución en el 29 y 30 Juárez, donde quedó un carro balaceado y los cuerpos de dos hombres tirados.

Alimentos chatarra




Lupita Rodríguez

El revés que concretó la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER) a los lineamientos para el expendio de alimentos en las escuelas públicas y privadas de educación básica, deja en claro la gran influencia que ejerce la industria alimentaria. Influencia que exhibió no solamente sobre los lineamientos promovidos por las secretarías de Educación Pública y de Salud, sino incluso sobre la reforma a la Ley General de Salud aprobada por la Cámara de Diputados, la cual llevaba el propósito de promover mejores hábitos alimentarios y la práctica de 30 minutos de ejercicio diario entre los escolares, pero que debido a la presión que ejercieron las compañías refresqueras se mantiene ‘congelada’ en la Cámara de Senadores. La valoración nutricional que México ocupa a nivel mundial en este problema de salud pública, nos ubica en un segundo lugar en obesidad infantil, al tener cerca de seis millones de niñas y niños con este mal. Si bien no se puede soslayar que la desnutrición infantil se deriva de la pobreza en México y que de no atenderse tempranamente las consecuencias serán irreversibles para el crecimiento y desarrollo de los niños, la obesidad infantil es un problema significativamente creciente y no necesariamente a causa de la pobreza, pero si como resultado de prácticas nutricionales inadecuadas, influenciadas por la mercadotecnia que impulsa el consumo de la comida chatarra y, que a la vez, promueve cambios negativos en los hábitos familiares en materia nutricional. A pesar de que por lo pronto no se podrán implementar en las escuelas las medidas anunciadas por la Secretaría de Educación Pública y por la Secretaría de Salud, en cuanto a restricciones de alimentos chatarras, es preciso señalar que se mantiene un importante programa transversal orientado a la salud y a la nutrición de los educandos, el cual se propone que se difunda más allá del aula a través de los maestros y de las maestras, así como mediante los Consejos Escolares de Participación Social, es decir, que trascienda al ámbito de la familia y de la comunidad transmitiendo los conceptos que comprende una cultura nutricional adecuada. Que importante sería que las empresas de alimentación chatarra asumieron su responsabilidad social, adaptando sus productos a los requerimientos de nutrición y de salud básicos para la niñez y puedan venderse dentro de los planteles escolares. A pesar de que la COFEMER se someta a intereses económicos y siga permitiendo alimentos y bebidas con elevadas cantidades de calorías y bajo nivel nutricional, los directivos, maestros y padres de familia tienen la facultad de decidir y aplicar criterio sobre la introducción de alimentos saludables en las tiendas escolares. Ante esta problemática social que a futuro se proyecta como seria, resulta fundamental unificar esfuerzos por parte de autoridades, familias y escuelas con el fin de construir una cultura nutricional fuerte y sólida que blinde a nuestros infantes de los malos hábitos alimentarios promovidos a través de poderosas campañas publicitarias. Mientras tanto la Secretaría de Salud como la Secretaría de Educación Pública deberán continuar con la lucha de sacar los alimentos chatarra de las escuelas para prevenir y combatir la obesidad infantil. Es una lucha que no debe quedar trunca. De ninguna manera debe quedar como ejemplo que los poderes Legislativo y Ejecutivo tomen decisiones con las más buenas intenciones sociales, si al final de cuentas el poder económico de la industria alimentaria es el que se impone a la hora de su aplicación. Ya en anteriores colaboraciones hemos señalado que prevenir y combatir el sobrepeso y la obesidad infantil es un problema multifactorial y multilateral, por lo cual debe atacarse de manera transversal, es decir, con la participación decidida y coordinada de todos los involucrados. Si el problema radica en los hábitos alimenticios en el hogar o en la falta de una cultura nutricional sólida, se hace necesario reforzar el programa transversal de nutrición saludable, cuyo punto de partida debe ser el respeto a los derechos infantiles y en donde siempre prevalezca el interés superior de la niñez.

Callar a Manuel Espino

Martha Anaya

El 4 de julio pasado, a media mañana, el secretario de Trabajo, Javier Lozano, le envió a Manuel Espino un mensaje por twitter que, palabras más, palabras menos, advertía: En cuanto pase la elección comenzará tu derrumbe.

Más que una profecía, Lozano adelantaba al ex dirigente del Partido Acción Nacional que su suerte estaba echada. De hecho, sólo esperaban los resultados electorales y ver si habían funcionado o no las coaliciones de su partido con el PRD.

El martes pasado, efectivamente, inició el proceso para expulsar del PAN a Manuel Espino.

Aparentemente, la razón de esta expulsión serían las críticas y denuncias vertidas por el duranguense –con Sonora como estado adoptivo—en contra de militantes panistas del Estado de México. Pero no es así, no del todo.

La verdadera razón está en la inquina que surgió entre Espino y Felipe Calderón mucho antes de que “haiga sido como haiga sido” llegase a la presidencia de la República el de Michoacán. Es decir, desde los tiempos de Fox.

Calderón y su equipo consideraban que Espino –presidente del PAN en ese entonces– apoyaba a Santiago Creel para la sucesión. Les jugaba las contras.

Convertido ya en candidato del PAN, Calderón y los suyos se decían boicoteados por el dirigente de su partido durante la campaña. Espino lo negaba. Y tan rechazaba tal versión que, tiempo después, exhibiría al propio Calderón dando cuenta de algunas de alianzas que hizo con gobernadores priistas para derrotar a Andrés Manuel López Obrador y ayudar a Calderón.

Los enfrentamientos entre uno y otro fueron aumentando día con día, al grado que Germán Martínez, antecesor de César en la dirigencia del PAN, ni siquiera recibió a Espino por más que éste intentó hablar con él a lo largo de dos años. ¡Cómo olvidar aquella escena en que Espino aguarda sentado en el vestíbulo del partido sin ser recibido!

Entre tanto Espino seguía escribiendo y amenazando con revelar enjuagues partidarios y, por supuesto, criticando las formas de hacer política al interior del PAN, donde veía cómo iban siendo desplazados sus amigos y la manera como se hacían del Consejo Ejecutivo Nacional los calderonistas.

La llegada de César Nava a la dirigencia de AN pareció prometer nuevos tiempos para Espino. Atestiguó incluso la presentación de uno de los libros de Espino. Pero fue sólo una llamarada de petate. El tema de las alianzas se cruzó en el camino y volvió a enconarse el ambiente entre unos y otros.

Ahora Espino reclama que quieran despojarlo de 33 años de militancia “por expresar opiniones, llamar al debate y hacer críticas”. Sin embargo él sabe bien que eso es sólo la espuma de lo que, en el fondo, los calderonistas consideran “traiciones”. Traiciones que no se quedan tan sólo en la diversidad de opiniones sino en develaciones de hechos que los dejan muy mal parados ante la historia.

La inquina de Calderón y los suyos ante Espino es tal que parecen no medir las consecuencias de lo que podría traerles la expulsión de su ex dirigente de las filas panistas, La consigna es: ¡acaben con él!

Tal vez lograrán expulsar a Espino del PAN, pero el verdadero problema para calderón y los suyos está en cómo callarlo.

Mexicana

»Sentencia de concurso de Mexicana en septiembre, verificación y ruta en tiempo y Advent y otros vs pasivo de 1,300 mdd

»Preparativos en forma de Vitro para ir a concurso y reestructurar 1,530 mdd; Televisa 2 asientos en Consejo de Nextel con su 30% y ningún cambio operativo en la telefónica; retrasa SHCP arreglo entre SCT-Cofetel y MVS

Alberto Aguilar / Nombres, Nombres y... Nombres


ESTA SEMANA LOS pilotos agrupados en ASPA que encabeza Fernando Perfecto dieron a conocer que el fondo de inversión Advent de Juan Carlos Torres y Alfredo Alfaro está dispuesto a subirse a Mexicana. Se habla de 49 millones de dólares.

Como le comentaba, la participación del fondo, resulta a destiempo e insuficiente, dado el oneroso pasivo que ya traía la compañía y que en los últimos días se ha multiplicado, por la conocida iliquidez de Mexicana y la polémica decisión de suspender la venta de boletos desde el 5 de agosto.

Advent tomó la decisión de no emitir ningún comentario, pero obviamente su inversión debe estar condicionada. En principio debería acceder a un contrato colectivo menos oneroso, también con la participación de ASSA de Lizette Clavel.

Según esto habría otras gestiones incluso con inversionistas mexicanos, dado que Advent es una firma foránea.

No se ve fácil, máxime la precaria situación de Mexicana y porque en el mercado de la aviación ni siquiera hay reglas claras para el largo plazo.

En los últimos 20 años los fracasos de las líneas aéreas en México han sido recurrentes, puesto que los gobiernos han preferido dejar que a ese negocio lo rija una “mano invisible”.

Para que el concurso se suspendiera, los actuales socios de Mexicana encabezados por Gastón Azcárraga, tendrían que solicitarlo al Juez Décimo Primero de Distrito, Felipe Consuelo Soto, acompañado por los nuevos accionistas ya dispuestos a inyectarle más de mil 300 millones de dólares.

Como imaginará eso no va a suceder.

De ahí que el concurso solicitado ante el mencionado juez seguirá su marcha como un procedimiento ordinario en el que por cierto el IFECOM que lleva Griselda Nieblas ya inició con la primera fase de verificación.

El experto asignado fue Eduardo Ojeda López Aguado, quien se espera que a más tardar la semana entrante pueda presentar su reporte al juez.

Deberá constatar que al menos 35% del pasivo está vencido desde hace cuando menos 30 días y evaluar el tamaño de los activos disponibles, básicamente el activo líquido, esto es la caja y cuentas bancarias y documentos de crédito que puedan ser ejercidos en un plazo de 90 días.

Es de anticipar que la posición financiera de Mexicana es muy apremiante, por lo que el reporte seguramente empujará para que el juez dicte la sentencia de concurso en breve.

Expertos indican que el procedimiento ha caminado a pie juntillas, por lo que se estima que eso suceda a más tardar en la primera quincena de septiembre.

En ese tenor se abrirá la etapa de conciliación y dado que se trata de una empresa concesionaria de un servicio público, tocará al área jurídica de SCT que lleva Gerardo Sánchez Henkel designar al experto.

Habrá que analizar más a detalle la situación de Mexicana y encontrar posibles soluciones para darle viabilidad junto con los acreedores.

Como imaginará, hay una amplia gama de intereses, de ahí que los mecanismos entre capitalizar pasivos, pagar con quita, cortar activos, escindir, no son fáciles de aplicar. Habrá que ver si los accionistas están dispuestos a inyectar más recursos.

En este escenario existe también la posibilidad de solicitar una quiebra automática por parte de los accionistas, aunque el equipo directivo que lleva Manuel Borja Chico tendría que comprobar que ya no hay manera de lograr un arreglo.

Otra posibilidad es que Mexicana resurgiera redimensionada. En ese caso la limitada inversión puesta en la mesa por Advent se justificaría, aunque evidentemente los más de 5 mil empleos involucrados no se salvarían.

Vale la pena precisar que aún con un paro total de operaciones de la aerolínea, opción muy probable, el proceso de concurso seguiría acotado a un periodo regular de 12 meses, o incluso un poco más de solicitarse.

«»

Y MÁS ALLÁ de que ya trascendió la contratación del abogado Jaime Guerra para tomar el asunto de reestructura de Vitro que encabeza Hugo Lara, le puedo confirmar que la poderosa firma regiomontana, la más importante fabricante de vidrio, ya ha comenzado a caminar en forma para buscar un concurso mercantil. De hecho al interior de la empresa se han hecho ya modificaciones en la organización rumbo a esa dirección. Vale señalar que Vitro tiene un pasivo por mil 530 millones de dólares que está en proceso de negociación en tres diferentes escenarios.

«»

LUEGO DE QUE Cofetel avaló este lunes los pormenores de la controvertida licitación de frecuencias, Nextel ya se reportó listo para cerrar su trato con Televisa de Emilio Azcárraga, por el que este último adquirirá el 30% del capital de esa telefónica, amén de una opción de 7.5% a ejercer en tres años. Por el primer tramo se pagarán mil 440 millones de dólares. Antes de ello sin embargo SCT de Juan Molinar deberá entregar el título de concesión por el paquete nacional de 30 Mhz en la banda 1.8 Ghz por el que Nextel ofreció 180.3 millones de pesos iniciales, aunque el pago total con los derechos a 20 años lleva la cifra a 18 mil 300 millones de pesos. Para el mercado lo interesante es que llegó un nuevo competidor que ofrecerá 3G y diversos paquetes con las filiales de Televisa en máximo 12 meses. Para antes de la Navidad del 2011 debería estar ya en todo el país. Se espera que su presencia abarate los costos fundamentalmente en lo que hace a la transmisión de datos por Internet. Nextel proyecta invertir en su red 19 mil millones de pesos en 5 años. Vale señalar que operativamente Nextel no sufrirá ningún cambio en esta nueva etapa. Peter Foyo mantendrá la dirección general y Televisa supervisará su inversión sólo a través de dos asientos en el Consejo contra cuatro posiciones que retendrá la estadounidense con 11 años en el mercado y 3 millones 180 mil usuarios.

«»

PESE A LA buena voluntad de Mony de Swaan de la Cofetel de destrabar algunos pendientes, entre ellos por ejemplo el lío con MVS de Joaquín Vargas, relacionada con la tenencia de espectro que tiene ese grupo en la banda 2.5 Mhz, resulta que el asunto sigue estancado y en las mismas. Sucede que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que encabeza Ernesto Cordero no termina de discutir la contraprestación que pagaría esa empresa por quedarse con tramo de los 190 Mhz involucrados. Más allá de “talas regulatorias” parece que no hay ni tiempos establecidos, no obstante la inversión pendiente por 100 millones de dólares que hay comprometida con Clearwire Corporation de Craig McCow e Intel de Scott Overson para ofrecer servicios de alta velocidad en transmisión de datos.

La complicidad es el delito

Francisco Rodríguez / Índice Político

LA DELINCUENCIA ORGANIZADA ha prosperado y se ha asentado en el país –prácticamente cual modus vivendi generalizado– gracias a sus cómplices en el aparato burocrático. Hoy no podría explicarse la hegemonía criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán sin tomar en cuenta el papel que en su fuga y posterior expansionismo territorial jugaron Vicente y Marta Fox, así como colaboradores del primero como Medina-Mora, García Luna, Tello Peón, Yunes Linares… O el crecimiento y expansionismo de quienes ahora se denominan “de la última letra”, sin el conocimiento y hasta apapacho de ciertos generales del Ejército mexicano.

Sucede igual en el ámbito de las finanzas, las empresas, las telecomunicaciones… cuyos propietarios y directivos impunemente transgreden leyes, despliegan su voracidad sobre usuarios o consumidores y hasta reciben prebendas como las que ni en sueños obtendrían en naciones no bananeras.

La complicidad se configura en los códigos penales como una forma de cooperación no necesaria en el delito que, por su menor entidad material, se castiga automáticamente con una pena inferior en grado a la prevista para el autor de un crimen. Obvio que estas regulaciones han dejado de ser operantes, cuando ahora los cómplices prácticamente se equiparan a los delincuentes.

Vea usted si no con el caso ejemplificativo de la llamada Licitación 21, donde la Comisión Federal de Telecomunicaciones –constituida prácticamente “a modo” del Ejecutivo federal– en franca violación a las medidas cautelares decretadas por dos jueces federales en los estados de Guerrero y Tamaulipas, emitió el fallo correspondiente a la referida Licitación 21 a favor de Televisa-Nextel. Fallo cuestionable, además, pues sólo obtuvo dos votos de los cinco posibles.

Un caso similar es el de la SCT, del cada vez más polémico, cínico y protegido Juan Molinar, quien ya advirtió a través de un comunicado de prensa emitido en su página de Internet, en el cual señala que otorgará los títulos de concesión desconociendo las resoluciones del Poder Judicial.

¿Podrían Televisa-Nextel haberse hecho de las frecuencias (mal) licitadas, sin la abierta complicidad de Felipe Calderón, Molinar y su monigote en la Cofetel, Mony de Zwaan?

La complicidad, en el caso de los dizque servidores públicos, es el delito.

Por ello es que diversas empresas que también participaron en la Licitación 21 seguramente emprenderán acciones penales en contra de “la autoridad” y no de los beneficiarios de este crimen de lesa Patria que es el casi haberles regalado buena parte del espacio aéreo mexicanos.

Cofetel y SCT, sus titulares, serán objeto –ya se ha anunciado– de dichas denuncias penales por desacato a las órdenes judiciales y, claro, demandarán la nulidad de la resolución de la Cofetel.

No sólo eso, a los cómplices del crimen también se les denunciará ante la Función Pública y en la Auditoría Superior de la Federación por conducta ilegal e inmoral.

La complicidad, se confirma en este caso, es el delito.

Más, todavía, cuando aquellos ciudadanos que se contratan en la Administración Pública sólo están facultados a hacer lo que explícitamente les indican las leyes. Interpretarlas, torcerlas, evadirlas, violarlas, convierte automáticamente a estos personajes en delincuentes.

“Más peligrosos que los narcotraficantes”, podría parodiarse al vocero de la Arquidiócesis de la Ciudad de México.

Por eso es que los criminales de la Delincuencia Organizada, SA no existirían si como cómplices no tuvieran a quienes cobran del erario público.

No existiría Carlos Slim sin Carlos Salinas. Ni la “chupasangre” banca extranjera sin Ernesto Zedillo. Ni Joaquín Guzmán sin Vicente Fox. Ni Gastón Azcárraga sin Felipe Calderón.

Y así…

Índice Flamígero: Pues resulta que en su calidad de director de Banco IXE, Javier Molinar Horcasitas –aquél que le dio el crédito hipotecario a Felipe Calderón, luego de que se hiciera público que llegando llegando a Banobras había obtenido uno de esa dependencia pública–, es consejero propietario de la “quebrada” Compañía Mexicana de Aviación. En este otro saqueo a la Nación vuelven a cruzarse las complicidades. Juan y Javier Molinar Horcasitas. Advent e Hildebrando Zavala...

Farándula de lo instantáneo

Astillero / Julio Hernández López

Marcelo Ebrard ha dado un paso trascendente al activar los mecanismos institucionales que deberían someter al poder político civil a un retador cardenal boquiflojo que pretende crear condiciones de choque neocristero. No debería ser solamente el jefe del Gobierno del Distrito Federal, sino toda la franja liberal/progresista/de izquierda la que empuje la demanda por daño moral que de manera jurídicamente puntual e históricamente firme fue presentada ayer ante los tribunales capitalinos contra el líder religioso jalisciense que en los hechos es el jefe de toda la ultraderecha mexicana. No es una candidatura presidencial ni una pactada rivalidad previa a lo electoral lo que está en juego, sino la viabilidad de ese conjunto amorfo, contradictorio y muy golpeado que para abreviar suele ser llamado “izquierda”. El alto clero mexicano está apostando a la demonización comicial de la izquierda e incluso a algo peor: al ridículo público que significaría la inacción del aparato judicial ante la sobria exigencia de que enfrente un virtual fuero religioso; nadie debería esperar nada en la inmediatez electoral si la “izquierda” no es capaz de obligar a la estructura judicial a actuar contra alguien que sin pruebas ha acusado al personaje perredista de mayor calado gubernamental de sobornar a la cúpula del poder judicial federal para aprobar reformas legales delicadas: si Sandoval demuestra que puede mandar vaticanamente al diablo a las de por sí muy desfondadas instituciones mexicanas, entonces poco podrá hacerse en el corto plazo para desplazar electoralmente la amalgama de conservadurismo que el futuro propone para las urnas del 2012, lo mismo desde las filas naturales del PAN que de implantes en el priísmo como es el caso de Peña Nieto.

Pero el mundillo político nacional pareciera estar más dispuesto a seguir compitiendo por los premios a lo peor en la farándula de lo instantáneo. El mismo Sandoval se parapeta tras argumentos risibles cuando hace saber, mediante minimalista vocero, que tiene pruebas del “maiceo” que arguyó, sin asomar un solo pelo pardo del burro denunciado. Lo peor es que, con esas patadas de cardenal ahogado, el beatificable prelado (con r) está creando las condiciones suficientes para que la PGR lo llame a precisar en diligencias formales los términos en que puede comprobar la comisión de un delito tan ruidoso que estaría acabando con las carreras judiciales de cuando menos nueve ministros de la Corte del Silencio que, a su vez, como si lo que le faltara a esa cremería La Suprema fuera asesoría legal y vocación contra la impunidad, se ha contentado con emitir solamente una llamada a misa, oficialmente denominada “voto de censura” contra el tragicómico religioso tapatío que les ha acusado de recibir dinero por votar en determinado sentido y de ser igualmente “maiciados” por organismos internacionales. Pero los ministros afectados prefieren demostrar que no creen en las leyes y su obligada aplicación.

En otros foros del mismo espectáculo de la solemnidad decadente, el secretario de gobernación, Bla, bla, blake, se estrena en las artes del gomezmontismo largamente especializado en ofrecer disculpas y condolencias ante deudos de caídos en la personalísima aventura bélica desatada por quien ayer cumplió años (28 mil días de estos, le decían algunas enigmáticas felicitaciones). Blake fue a Monterrey a hacer diagnósticos y planes, y a ofrecer palabras y palabras, ante la terrible realidad de una entidad colocada entre el fuego cruzado de los cárteles en pugna. Ayer fue un joven presidente municipal el asesinado, pero todos los días siguen cayendo decenas virtualmente anónimos (simplemente, un nuevo número a sumar), mientras Felipe (que le dice en Twitter “Gracias, amorcito” a su esposa que le cumplimenta por aniversario natal) juega a los diálogos sin futuro, a uno de los que no asistirá Manlio Fabio Beltrones, que es ni más ni menos que uno de los principales poseedores de las llaves legislativas que podrían convertir en hechos la palabrería vertida hasta ahora. El sonorense dice sin decir: no podrá atender la invitación del panista michoacano porque le fue hecha con 18 horas de anticipación, cuando el senador en jefe ya tenía programada desde “meses atrás otra actividad. Pero tampoco irán el petista Ricardo Monreal ni otro depositario del poder priista, Francisco Rojas, coordinador de la bancada tricolor de San Lázaro.

Pero ni a cual irle: Heriberto Félix Guerra jura que según papelitos con cifras que obran en su poder está en condiciones de revelar que la pobreza nacional no sólo se ha frenado sino que, ¡bravísimo! va en retroceso, pues los programas calderónicos asistenciales sí están dando buenos resultados. Y el supuestamente presidenciable Alonso Lujambio se hace gansito (una variante de pato) con la prohibición de la venta de alimentos y bebidas chatarra en las escuelas, y da largas que son profundamente agradecidas por las compañías productoras de obesidad que suelen gastar algo de sus ganancias en la promoción de campañas electorales de amigos que ya en el poder les permiten seguir vendiendo sus mercancías altamente dañinas. ¡hasta mañana!

Sobre el secuestro del jefe Diego Fernández de Cevallos

Entre las élites está circulando la especie de que Diego Fernández de Cevallos fue secuestrado por el Estado Mexicano, y en algunos círculos hasta se han creído que es obra del gobierno del presidente Felipe Calderón.

Por supuesto, están totalmente equivocados.

Fernández de Cevallos fue secuestrado por una guerrilla que ha hecho acciones de esa naturaleza en Las Huastecas en los últimos cinco años, después de haberse separado del EPR, y las necociaciones para su rescate han venido avanzando, lentamente, como es en estos casos.

Las negociaciones siguen su ritmo y, pese a algunos temores hace algunas semanas, todo indica que se han puesto de acuerdo en los montos -no revelados por nadie-, que están siendo recolectados por la familia del abogado.

En todo caso, si se mantienen los ritmos de este tipo de secuestros, faltan aún varias semanas para la liberación de "El Jefe" Diego.

Don Felipé espera un milagro...

Fausto Fernández / Asimetrías

El peligro está en el yanqui, que nos acecha.

Porfirio Díaz.


I

El gobierno de México encabezado por Felipe Calderón, a quien, no huelga reiterarlo, millones de sus connacionales consideran mandatario espurio-- parece desmentirse a sí mismo en materia de la economía: ésta decrecerá aun más en 2011.

Por supuesto, esa admisión pública del mismísimo secretario del despacho de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero Arroyo, ha sido matizada con el obvio fin de hacer potable el trago amargo de más impuestos en 2011 en medicinas y alimentos.

Los gravámenes por venir o por imponérseles a los mexicanos que el señor Cordero anunció hace unos días podrían detonar una crisis de la propia crisis general ocurrente y devenir en consecuencias sociopolíticas políticas de trascendencia.

Véalo, si no, el caro leyente: con el desempleo en niveles históricos sin precedente, la incertidumbre social en su punto más alto, el empleo informal 13 millones-- creciente, la inseguridad pública en subida, imponer gravámenes sería locura. Apretar la opresión.

II

Y como si lloviese sobre mojado, lo que los expertos llaman dinamismo del mercado interno acusa un hundimiento que bien podría describirse como espectacular: al crecer el desempleo, decrece la demanda de bienes y servicios.

Ese es uno de los axiomas en la filosofía de la economía de capital, mercado y consumo que subestima si no es que desestima o ignora y desprivilegia la realidad del bienestar social que deviene de un imponderable: la dignidad humana.

Esa dignidad humana es evidente en quienes al vender su fuerza de trabajo a cambio de un ingreso monetario que le permita obtener bienes y servicios necesarios para el bienestar que comprende la certidumbre laboral--, sobrellevan la enajenación social.

El gobierno elabora escenarios prospectivos a corto, mediano y hasta largo plazo, pero al parecer, no sabe qué hacer ante lo que les ofrecen éstos; sus personeros más emblemáticos, como el propio Presidente de Facto, ruegan literalmente por un milagro.

III

Dígase de otro estilo que el señor Calderón, sus secretarios como don Ernesto y el de Economía, Bruno Ferrari y sus patrones, los oligarcas mayores de México y los consorcios trasnacionales extranjeros, le apuestan a soluciones providenciales.

Pero antojaríase improbable que esas soluciones del cielo que el calderonato espera con ansiedad y con mucha soberbia y magra humildad, no se materializarán en tanto persistan las causales inmediatas y mediatas de ésta crisis de la economía.

Señálese que esa crisis económica es afectada por vectores externos que devienen de otras crisis paralelas, como las del poder político del Estado, en plena descomposición y con indicios claros de desintegración, y la crisis social; de ésta última pocos hablan.

La solución providencial que esperan don Felipe y sus huestes y sus superiores putativos comprometidos éstos no con México, sino con su bolsillo es que la economía de Estados Unidos, de la cual depende totalmente la mexicana, se acelere.

La solución de fondo un cambio en las relaciones de producción y fuerzas productivas no vendrá jamás de EU, sino de los propios mexicanos, por la vía que fuere, electoral o armada. Pero entre tanto el descontento social crece y se arraiga.

¿A donde vamos a parar...?

http://www.monerohernandez.com.mx/

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!