viernes, febrero 06, 2009

La UACM, a huelga si no hay aumento salarial de 15%

Una de las peticiones centrales del pliego petitorio es el relacionado al ingreso de personal sin justificación para su contratación, ya que en el último año se han registrado hasta 500 plazas “extras”.

Milenio


El Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México demandó a las autoridades de la institución un aumento salarial de 15 por ciento, así como cumplir con el contrato colectivo de trabajo vigente, de lo contrario instalarán la huelga el próximo 1 de marzo.

La secretaria general del sindicato, Gabriela Barrueta, dijo que debido a que las autoridades han violado más de 50 por ciento de las cláusulas de su contrato colectivo actual, el próximo 1 de marzo comenzarán la huelga en los cinco planteles de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

“Creemos que hay una posibilidad alta de huelga en nuestra institución, lo cual será responsabilidad exclusiva de la administración, por su actitud de rechazo a nuestras demandas”, expresó.

Una de las peticiones centrales del pliego petitorio es el relacionado al ingreso de personal sin justificación para su contratación, ya que en el último año se han registrado hasta 500 plazas “extras”.

Actualmente la plantilla laboral es de mil 200 trabajadores, aunque esa cantidad no incluye a los administrativos y profesores, cuya situación laboral es por honorarios, personal del que se presume su ingreso injustificado.

Ven anomalías en contratos laborales de la UACM

El Universal

El Sindicato Unico de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM) acusó a la institución educativa de incurrir en irregularidades en el proceso de contratación y promoción de personal, lo cual ha generado de noviembre a la fecha 500 personas más a la nómina, sin pasar por filtros de transparencia, capacidad y confianza.

Ésta es una de las razones por las cuales los empleados de esta institución podrían concretar un estallamiento de huelga el primer de marzo, si es que no se llega a ningún acuerdo con las autoridades en este y otros temas.

Gabriela Barrueta, secretaria general del SUTUACM, explicó que el próximo 23 de febrero tendrán una reunión con autoridades de la universidad en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para intentar llegar a un acuerdo, pero de no concretarse recurrirán al paro y a la movilización.

En conferencia de prensa, junto con otros dirigentes del sindicato, denunció la violación reiterada al contrato colectivo de trabajo, la falta de respeto de la autoridad hacia su organización, así como la contratación arbitraria; 70% del cual ha sido administrativo que se ha empleado en oficinas centrales. Las labores que antes realizaba una sola persona, ahora las efectúan tres o más, acusó.

La dirigente señaló que aunque solicitan un “incremento salarial de 15%, por la crisis económica están en condiciones de aceptar uno superior al que se obtuvo el año pasado y que fue de 6.5%”.

Si se sumaran las violaciones al contrato colectivo de trabajo en que han incurrido directivos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, manifestó, se alcanzaría el 50% del total de las cláusulas firmadas el año pasado.

Sólo el martes pasado se acordó que no se realizarían más contrataciones ni promociones de personal hasta que llegaran a un acuerdo y al siguiente día el coordinador de Comunicación e Informática, Francisco Hoyos, sacó un oficio para promover a un encargado de área, expuso Concepción Pavia, subsecretaria de Asuntos Laborales del Sindicato.

Aunque por la tarde la UACM avisó que podría dar su postura al respecto, hasta el cierre de esta edición no se había recibido nada.

Pensamiento único, neoliberalismo y mundialización

Hernán Elvira

Introducción

Contra la idea de que el mundo es como es, se reflexiona aquí sobre los mecanismos del pensamiento único, del neoliberalismo y de la mundialización (los tres ejes del tiempo en que vivimos), con la intención de comprenderlos mejor y contribuir al discurso crítico que se va haciendo por debajo de la realidad espectacular del mundo.


El Pensamiento Único

Aunque el término es de nueva creación, conviene recordar que durante la mayor parte de la historia, la humanidad ha vivido supeditada a alguna forma de "pensamiento único".

Prácticamente todas las civilizaciones humanas (quizá con la única excepción -parcial- de la griega) tuvieron un conjunto de verdades socialmente sancionadas y de obligada creencia y cumplimiento. Estas creencias, presentadas con formato religioso, constituían la forma en que los hombres adscritos a esa cultura percibían el mundo y su funcionamiento.

Esa única verdad era propagada por los representantes de los grupos privilegiados y tendía a la perpetuación de esos privilegios. Salir fuera de ese circulo de la verdad no sólo estaba prohibido, sino que para la inmensa mayoría era -a resultas de una formación sistemática en la conformidad- simplemente, impensable. Entre nosotros la civilización cristiana constituye una formulación especialmente representativa de este "pensamiento único" tradicional.

A partir del siglo XVII, con la aparición del racionalismo y por una conjunción compleja de factores que escapan a este texto, el monoteísmo de la verdad única parece fragmentarse en un conjunto de verdades, de "ismos" que luchan por extenderse en las conciencias de los ciudadanos. La mente humana ha descubierto que puede elaborar diferentes concepciones del mundo y se lanza -filosofía, ciencias- a la investigación y reconstrucción de la realidad. Con la democratización del papel impreso, los medios de difusión de las ideas parecen equilibrarse en parte y las diversas teorías sobre lo que es y sobre lo que debe ser se extienden y compiten entre sí.

Ciertamente, las nuevas razones en lucha repiten en buena parte los males de la verdad única a la que buscan sustituir, por lo cual, en las revoluciones que se suceden, los privilegios se limitan a cambiar de manos en vez de desaparecer... Pero no se trata aquí de hacer la crítica de la razón naciente sino de notar que durante ese par de siglos la producción y contraste de distintos pensamientos es un proceso que parece ir generalizándose.

A principios del siglo XX -antes de que pudiéramos ver a la razón depurarse críticamente y acaso dar sus frutos- van sentándose las bases de un retroceso a épocas pasadas de irracionalidad e imperio de una única manera de entendernos a nosotros mismos y al mundo.

La clave de este siglo de involución puede situarse en el desarrollo de los medios de comunicación de masas. Y esto no en cuanto a la rapidez de los medios electrónicos ni a la maravilla técnica que implican; lo esencial es la asimetría brutal que imponen entre el emisor y el receptor de mensajes. En el siglo XIX el libro, el panfleto, el discurso -medios asequibles a muchos- tuvieron una influencia social. Hoy, el cine, la televisión, son tan inasequibles y unidireccionales como lo fue la catedral en la edad media.

Noam Chomsky ("El control de los medios de comunicación" en Cómo nos venden la moto Icaria,1995) apunta que la primera operación moderna de propaganda llevada a cabo por un gobierno fue la instrumentada por el ejecutivo de Woodrow Wilson en 1916 (a través de la llamada Comisión Creel) a fin de inculcar a los despreocupados norteamericanos el odio hacia Alemania y la necesidad de que los Estados Unidos tomaran parte en la Primera Guerra Mundial. Desde entonces el increíble poder de las modernas herramientas de conformidad social no ha hecho sino aumentar y perfeccionarse.

Ya en los años 20 del pasado siglo ideólogos como Walter Lippman (citado por Chomsky) habían sentado las bases de un nuevo diseño de la conformidad social. La teoría de Lippman divide a los ciudadanos en dos clases diferenciadas: Los que asumen algún papel activo en cuestiones de administración y gobierno (a este grupo se accede sirviendo a los poderosos e interiorizando -aquí la necesidad de la educación privada- las doctrinas que mejor corresponden a los intereses de estos) y por otro lado el "rebaño desconcertado", es decir, la generalidad de la población, demasiado estúpida para comprender los temas de relevancia.

Sería peligroso que los miembros del "rebaño" tomaran algún papel activo, por lo que su función es la de ser espectadores de la acción de gobierno, librándose periódicamente de su carga en algún miembro de la clase especializada. Entretanto el rebaño ha de ser entretenido y conducido y sus miembros mantenidos en el aislamiento que impida una organización de la gente en defensa de sus intereses.

Para Lippman, es misión de la élite la fabricación de consenso, esto es, el pastoreo mediático del rebaño incapaz de comprender por sí mismo cuáles son los intereses comunes. Dejando aparte las disquisiciones universitarias e intelectuales, y aunque parezca disparatado, esta ha sido y es hoy la teoría social dominante.

El Neoliberalismo

De la misma manera que el "pensamiento único" antiguo presentaba la sociedad aristocrática como la única sensata e imaginable, así los medios masivos hoy nos presentan el sistema capitalista en que está organizado el sistema de privilegios de nuestro tiempo como connatural a la especie humana, como único posible.

Un impresionante conjunto de instituciones, fundaciones, grupos de estudio y foros internacionales, con financiación ilimitada y el respaldo casi total de los medios de comunicación, trabajan incansablemente desde hace décadas (las más antiguas de estas instituciones datan de los años 20 del pasado siglo; la mayoría, de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial) para elaborar y extender aquellas doctrinas que, sirviendo directamente al conglomerado empresarial-estatal, puedan presentarse al público como hechos naturales obvios e irrefutables.

Ignacio Ramonet ("Pensamiento único y nuevos amos del mundo" en Cómo nos venden la moto Icaria,1995) define el pensamiento único como "la traducción a términos ideológicos de pretensión universal de los intereses de un conjunto de fuerzas económicas, en especial las del capital internacional". Y añade:

"Se puede decir que está formulado y definido a partir de l944, con ocasión de los acuerdos de Bretton Woods. Sus fuentes principales son las grandes instituciones económicas y monetarias -Banco Mundial, Foro Monetario Internacional, Organización de Cooperación de Desarrollo Económico, Acuerdo General sobre Tarifas Aduaneras y Comercio, Comisión Europea, (...), etc.- quienes, mediante su financiación, afilian al servicio de sus ideas, en todo el planeta, a muchos centros de investigación, universidades y fundaciones que, a su vez, afinan y propagan la buena nueva.(...)

En casi todas partes, facultades de ciencias económicas, periodistas, ensayistas y también políticos, examinan de nuevo los principales mandamientos de estas nuevas tablas de la ley y, usando como repetidores los medios de comunicación de masas, los reiteran hasta la saciedad, sabiendo a ciencia cierta que, en nuestra sociedad mediática, repetición vale por demostración."

En la misma línea y refiriéndose al neoliberalismo, Susan George (Citado en Joaquín Estefanía, La nueva economía, Debate, 2001) escribe:

"...empezó a construirse a partir de la nada después de la Segunda Guerra Mundial ante una indiferencia generalizada. Pero algunas décadas después, gracias a la inteligencia estratégica de sus promotores y los cientos de millones de dólares de financiación (...) se ha convertido en pedestal del pensamiento único. Los neoliberales siempre supieron que había que empezar por transformar el panorama intelectual. Y es que, antes de que tengan consecuencias sobre la vida de los ciudadanos y de la ciudad, las ideas tienen que ser propagadas. Hay que permitir que los que las producen, publican, enseñan y difunden lo hagan en buenas condiciones. Por eso desde l945, el movimiento neoliberal no ha dejado de reclutar a pensadores y proveedores de fondos y dotarse de medios financieros e institucionales importantes."

En resumen de Ramonet, estos serían los principios del neoliberalismo - pensamiento único:

* "Lo económico prima sobre lo político. Se coloca a la economía en el puesto de mando (un marxista distraído no renegaría de este principio); una economía, desde luego, liberada de la ganga de lo social.
* El mercado, cuya mano invisible corrige las asperezas y disfunciones del capitalismo, y muy especialmente los mercados financieros, cuyos signos orientan y determinan el movimiento general de la economía.
* La competencia y la competitividad, que estimulan y dinamizan a las empresas llevándolas a una permanente y benéfica modernización.
* El libre intercambio sin límites, factor de desarrollo ininterrumpido del comercio y, por consiguiente, de la sociedad.
* La mundialización, tanto de la producción manufacturera como de los flujos financieros.
* La división internacional del trabajo, que modera las reivindicaciones sindicales y abarata los costes salariales.
* La moneda fuerte, factor de estabilización.
* La desreglamentación, la privatización, la liberalización.
* Cada vez menos estado y un arbitraje constante en favor de los ingresos del capital en detrimento de los del trabajo.
* Indiferencia con respecto al costo ecológico.

Es decir, resumiendo lo visto hasta ahora: Los grupos de interés económico y político, han visto acaso peligrar su posición con las pretensiones emancipadoras de la razón, que con sus construcciones utópicas amenazaba con trastocar el orden social. Gracias al desarrollo tecnológico, en especial al aplicado a la propagación de mensajes, ven llegado el momento de regresar a aquel estadio de conformidad adormecida de las mayorías que sostuvo durante milenios los privilegios de sus antecesores en la cima de la pirámide social.

Para lograr este objetivo resta, sin embargo, un obstáculo aún no considerado: la autonomía política de los estados nacionales, que con sus medidas proteccionistas pueden intentar favorecer la producción propia de bienes, dificultando así la mecánica de la obtención masiva de beneficios de las grandes corporaciones comerciales.

La Mundialización

Quizá pocos fenómenos puedan parecer más naturales que la globalización. El aumento de las relaciones entre los pueblos, el contacto e intercambio constantes entre las naciones son, desde luego, presentados como algo espontáneo y benéfico para el conjunto de la humanidad. Pero -en el sentido que hoy le damos a la palabra- la globalización es uno de los elementos más intencionadamente construidos y que mejor sirven al beneficio a costa de la miseria humana y ecológica, de todos cuantos integran el cuadro del pensamiento único.

En su estudio del Nuevo Orden Mundial (Fragmento editado en folleto, sin identificar), Martín Lozano detalla la naturaleza y actividades de un nutrido grupo de agentes institucionales en pro de la mundialización neoliberal de la economía, desde el Instituto Aspen (1949) hasta la Conferencia de Davos (1971), pasando por el Bilderberg Group (1954) o el Club de Roma (1968).

Pero quizá el más representativo de todos ellos sea la Comisión Trilateral, nacida en Kyoto (1975) de la mano de las firmas bancarias, comerciales e industriales más poderosas del planeta.

Si bien los objetivos públicos de la Comisión se acogen a la retórica "humanista" de la globalización: "Todos los pueblos forman parte de una comunidad mundial, dependiendo de un conjunto de recursos. Están unidos por los lazos de una sola humanidad y se encuentran asociados en la aventura común del planeta Tierra" (Declaración de Filadelfia); sus auténticos propósitos son consolidar la hegemonía del bloque desarrollado sobre los países del Tercer Mundo e impedir que éstos puedan obstaculizar el futuro de ese predominio.

Ya en 1975, Z. Brzezinski -uno de los principales constructores de la ideología de nuestro siglo- señalaba que "el eje esencial de los conflictos ya no se sitúa entre el mundo occidental y el mundo comunista, sino entre los países desarrollados y los que aún no lo están" y pedía -como hoy pide Bush- "el establecimiento de un sistema internacional que no pueda verse afectado por los 'chantajes' del Tercer Mundo".

La pretensión mundializadora, que también anima a instituciones como el FMI, GATT, Maastricht, etc., fue claramente enunciada por David Rockefeller en palabras igualmente recogidas por Lozano: "De lo que se trata es de sustituir la autodeterminación nacional que se ha practicado durante siglos en el pasado por la soberanía de una élite de técnicos y de financieros mundiales."

Este proyecto de gobierno mundial de las corporaciones era claramente explicado en la Conferencia de Davos de l971: "En los próximos treinta años, alrededor de trescientas multinacionales geocéntricas regularán a nivel mundial el mercado de los productos de consumo, y no subsistirán más que algunas pequeñas firmas para abastecer mercados marginales. El objetivo deberá alcanzarse en dos etapas: primeramente, diversas firmas y entidades bancarias se reagruparán en el marco multinacional; después (...) esas multinacionales se acoplarán al objeto de controlar, cada una en su especialidad, el mercado mundial."

Nada más alejado, como vemos, al fenómeno natural e irreversible que con frecuencia se nos presenta. La mundialización no es sino la extensión del poder del gran capital a cada rincón del planeta, por encima de la autonomía política de los estados -véase el papel de la Unión Europea- y en claro perjuicio de los ciudadanos, especialmente de los del Tercer Mundo. Y es un proceso planificado y llevado a la práctica por los agentes de las grandes corporaciones -junto con el resto de las transformaciones neoliberales en favor de los privilegiados- y transformado en ideología popular, en la nueva verdad que nadie puede dejar de ver, por la acción sistemática de los medios de comunicación.

Final

Para terminar, algunas reflexiones que quedan abiertas:

Ya que la fabricación del consenso mediante la manipulación mediática es un mecanismo de tipo irracional -que apela y utiliza constantemente las instancias afectivas, inconscientes, del individuo- parece que la manera de contrarrestar la extensión del pensamiento único es el estudio independiente y el análisis crítico; es decir una recuperación (pero evitando los excesos del racionalismo) de aquella actividad de razonamiento que puso ya en peligro en siglos pasados los privilegios medievales.

Las concepciones del mundo contrapuestas al poder vigente se extendieron en su momento gracias a la popularización de los materiales impresos. El estado y las corporaciones contestan con la creación y manejo de estructuras mediáticas unidireccionales que les aseguran el control de la opinión. ¿No representará hoy la popularización de internet (que permite publicar a bajo coste) una posibilidad de cortocircuitar los medios masivos y difundir hechos y razonamientos contrarios al consenso neoliberal? De ahí la importancia de crear espacios comunicativos de insumisión. Sin embargo el medio virtual, que es estructuralmente abierto, se va cerrando rápidamente por el monopolio comercial y publicitario...

Hemos visto que tanto el proceso de la creación de consenso mediático en torno al capitalismo como la mundialización de la economía, son fenómenos planificados a largo tiempo, en los que se han invertido sumas colosales y que requieren la complicidad de complejas estructuras técnicas y de auténticos ejércitos de expertos, periodistas, escritores, políticos... Esto parece indicar que no se trata de mecanismos naturales e inevitables en la evolución del mundo social. Aunque un enfoque estructural es sin duda pensable, la realidad que vivimos parece claramente construida de manera voluntaria, laboriosa e interesada, por determinados sectores de la sociedad. Contra un fenómeno natural es inútil combatir, pero contra la acción voluntaria y perjudicial de otros (aunque esté respaldada por medios descomunales) es pensable la crítica y la negación.

Fuente: El varopalo

Controversias sobre los efectos de la globalización en México

Carlos Béjar

En este ensayo la globalización es analizada a profundidad, pero dentro de las posibilidades que su reciente aparición como fenómeno económico, político y social permiten. Su origen tiene sus raíces en la revolución del transporte marítimo de los siglos XV y XVI, pero no fue sino hasta los años ochenta que el concepto de globalización apareció por vez primera en la academia de negocios anglosajona. Sus detonantes: la velocidad en los cambios tecnológicos y la aplicación de la electrónica a los procesos de producción y comunicación, que lograron transformaciones importantes entre las relaciones laborales y de poder.

La globalización puede verse desde dos perspectivas diferentes. La primera "parte de la idea de Estados soberanos que actúan en forma privilegiada desde el campo político -y militar- y están en creciente interdependencia y coordinación internacional entre ellos". La segunda propone como característica principal una fuerza económica -que "no se identifica con las divisiones territoriales de los Estados"- que rige los procesos globalizadores. Entre sus rasgos principales están los siguientes. La globalización expresa una tendencia convergente en lo político, lo económico y lo cultural, así como la intensificación y alargamiento de las relaciones sociales gracias a la formación de una red que cubre todo el globo. También hay que mencionar su función como destacada legitimadora de la democracia liberal.

La mundialización a desarrollado la concentración de la producción, el intercambio comercial, las decisiones, el progreso tecnológico y la riqueza en unos cuantos países y en pocos cientos de empresas. Esto trae repercusiones negativas que van desde la creación de "nuevos pobres" y la migración masiva de gente de países en desarrollo, al aumento de la criminalidad y los sentimientos xenofóbicos y discriminatorias. Además la marginalización de los países y regiones pobres se acentúa debido a la disminución notoria de la inversión extranjera y la transferencia de tecnología.

La globalización en México también ha traído consecuencias en lo económico, lo político, en lo social y en lo cultural. En lo económico, por ejemplo: debido a que ante las nuevas reglas de competencia las empresas se ven llamadas a "buscar formas para aumentar sus ventajas comparativas", las primeras líneas de acción que se han tomado han sido la reducción de los niveles salariales, la modificación de las reglas del mercado laboral, la reducción de las cargas fiscales para los inversionistas y productores, y su aumento para los consumidores. La Reforma al Impuesto sobre la Renta de la administración de Salinas de Gortari iba también encaminada a "reducir en forma sustancial las tasas impositivas a las empresas y a las personas físicas", y para lograr la meta sin perder recursos fue necesario amplias la base impositiva. "Para ello se introdujeron varios cambios en las formas de registrar y auditar a los contribuyentes, como la modernización y la actualización de las bases de datos; el establecimiento de auditorías a una proporción importante de los contribuyentes (10%), por medio de muestreos aleatorios; la obligación de emitir recibos foliados... además de promoverse la penalización de delitos fiscales, que hasta entonces era prácticamente inexistente.". También obligó la Reforma a las empresas a pagar el 2% del valor de sus activos, medida que perjudicó bastante a la pequeña empresa y generó mucha inconformidad. Pero a sido la globalización financiera, un fenómeno reciente de la globalización, la que peor ha golpeado a la economía mexicana, debido a que aquella provoca la ampliación de la vulnerabilidad de los países pobres y endeudados "al depender cada vez más de capitales extranjeros volátiles con los que es muy difícil renegociar deudas, en razón de su alto grado de dispersión y fragmentación".

La crisis mexicana de 1994 (más el efecto tequila) y la introducción del narcotráfico en el sistema financiero para adquirir acciones y así lavar dinero, son dos ejemplos de vulnerabilidad introducida por la globalización financiera.

En cuanto a las consecuencias sociales que en México la globalización provoca podemos enumerar en primer lugar el aumento en la migración de la gente de campo que no encuentra oportunidades de trabajo y empleo en sus regiones, así como el incremento de la competencia al interior de la Nación entre regiones rivales y el consecuente debilitamiento de los lazos de solidaridad hacia los espacios del territorio nacional que estén en desventaja. Esto, a su vez, provoca presiones para que el Estado intervenga con "políticas públicas que sean capaces de contrarrestar la expansión de la desigualdad regional, económica y social". La expansión del sector informal, la proliferación de los microestablecimientos industriales, comerciales y de servicios, y la caída de la industria manufacturera frente a los servicios, son otras tres consecuencias notorias que la mundialización provoca en el México social.

Culturalmente, la globalización podría "pasar de lado por el México multicultural, sin modificar su actual estado de marginación económica y social" (primera hipótesis), o repercutir en las comunidades étnicas de dos maneras opuestas (segunda hipótesis). La primera prevé la desintegración y/o disolución de las diferentes culturas, ya sea mediante el despojo de sus territorios o por la creciente migración urbana. La segunda pronostica la reintegración al proceso de modernización "a partir de la incorporación creativa de la innovación y de un cambio selectivo, económico y cultural, desde la lógica de su propia identidad".

En lo político la globalización repercute principalmente provocando nuevos cuestionamientos al concepto de soberanía y nuevas y mayores presiones exteriores que modifican radicalmente a los Estados-Nación.

En mi opinión, lo primero que salta a la vista al estar analizando el texto es la cantidad de abusos que el proceso de globalización causa y el inmenso porcentaje de población humana que se está viendo afectada. Más allá de esto, sorprende la absoluta amoralidad que dicho proceso supone y la exquisita lógica natural que fundamenta su existencia. Pareciera como si hubiéramos vuelto a la selva y la razón hubiera quedado en el último de los planos a considerar. "¡La ley del más fuerte!", eso y casi nada más grita el descarnado capitalismo, que a diestra y siniestra liquida a quienes no se adapten, a quienes no tengan cabida dentro de los fuertes, a quienes no tengan posibilidad de competir. No hay razón para pensar que la polarización que provoque entre ricos y pobres no pueda ser tremendísima; mucha literatura de ciencia-ficción así lo predice, e imagina incluso una gran subcultura marginada, brutalizada, que vive miserias y abusos, por debajo de un mundo increíblemente próspero, moderno y civilizado. El llamado proceso de "desconexión" es inevitable para muchos países y regiones. Es impensable que todos puedan entrar al paraíso capitalista... Pero lo fundamental a considerar es esa característica amoral que tienen los resultados de liberar las economías. ¿Tienen justificación? ¿Qué valor e importancia tienen ahora los lazos de solidaridad entre las partes de un conjunto bastante heterogéneo? ¿Qué influencia pudieran tener las enseñanzas que se desprenden del juego brutal en la esfera inmediata de nuestras relaciones personales? Vaya que la moraleja más obvia es cruel, es egoísta y es indiferente como la naturaleza misma, y vaya que ésta y sus leyes se imponen hasta en los libros de economía y en las políticas más razonadas de los Estados. Y la verdad es que ya no son nuestros Estados tan simples como para poder resolver con la razón intervencionista del gobierno una situación tan compleja como la actual. ¿Pudimos haber dejado cerradas las puertas? No definitivamente, pues las presiones eran enormes. La tarea de hoy no es otra sino el duro trabajo. Pero, ¿es también válido hacerse de la vista gorda?...

INVITACIÓN: Seminario Memoria y Desmemoria de América Latina

RMX

Amigos y lectores de Revoluciones, se les invita coordialmente al Seminario Memoria y Desmemoria de América Latina, que se realizará los días 17 y 24 de febrero, y 3, 10, 17, 24 y 31 de marzo en la UACM plantel Del Valle. En el siguiente cartel podrán observar más información.

Para solicitar informes del evento o registrarse con anticipación al seminario pueden llamar al 58-50-1901, extensión 15601, con Elizabeth Padilla.

Y no pidio perdon . . .

México y la Globalización

Enrique de la Madrid

Pertenezco a un grupo de reflexión denominado Círculo de Estudios México que organiza mensualmente una comida-reunión a donde se invita como expositor a un personaje destacado.

Estoy convencido de lo útil que sería que más gente tuviera acceso a dichas reuniones ya que por su calidad y contenido contribuirían a normar criterios sobre los principales problemas de la vida nacional.

Me propongo destacar las más relevantes. Una de ellas fue la reciente exposición de Fernando Solana quien además de preparado y talentoso ha ocupado entre otros cargos los de Secretario de Educación Pública, Secretario de Industria y Comercio y Senador de la República por el D.F. Su exposición versó sobre “México en el Mundo Global: Retos y Oportunidades”.

Para Solana la globalización ha tenido aspectos positivos: la preeminencia de los consumidores; el acceso a bienes de consumo internacional; acceso universal a la información; uso generalizado de tecnologías de punta; incremento mundial de la productividad; mayor integración (la Unión Europea integra ya a 25 países que antes no eran propiamente miembros de Europa) y crecimiento excepcional de los países Asiáticos.

Como parte de los aspectos negativos de la globalización Solana destaca: globalización del crimen organizado; surgimiento del terrorismo; concentración económica cada vez más evidente; fortalecimiento de una sola potencia (Estados Unidos); ampliación de la brecha entre ricos y pobres y estancamiento de América Latina.

¿Qué ha representado para México la globalización? Según Solana México cuenta con 43 tratados internacionales, su comercio exterior ha crecido en los últimos 10 años a una tasa del 11% anual promedio y la inversión extranjera ha aumentado significativamente.

Sin embargo, en el camino perdimos al sistema financiero que está en manos de extranjeros, la productividad en México es baja y su crecimiento ha venido disminuyendo y llevamos casi 22 años de estancamiento económico.

Solana explicó que si observamos los índices de desarrollo humano tomando en cuenta alfabetización, escolaridad, y esperanza de vida, México está en el lugar 53 de 150 países.

Para Solana esta situación se explica por la falta de inversión en infraestructura y en educación y la ausencia de una política industrial y agropecuaria y de una política integral del desarrollo económico.

Señaló que se carece de regulación, se rompieron las cadenas productivas ya que no están integradas las grandes empresas con las pequeñas y no ha habido un aprovechamiento de los tratados internacionales.

En su opinión, los errores consistieron en asumir que la sola estabilidad macroeconómica es suficiente para crecer, que el mercado externo y la inversión extranjera son suficientes para asegurar el crecimiento y la modernidad y que el libre comercio aumenta por sí mismo la productividad y la competitividad de los países.

Nos recordó los retos que enfrenta el país: crecer al 5% anual promedio, mantener la estabilidad macroeconómica y modernizar la infraestructura. Para ello propone elevar la escolaridad de los 7 años actuales a 14. El reto más importante consiste en reducir la creciente desigualdad.

Sin embargo existen áreas de oportunidad: una situación geográfica privilegiada, al lado de la economía más grande del mundo y una red de acuerdos comerciales envidiables. Contamos con un mercado potencial de 104 millones de consumidores.

Tenemos la oportunidad pero lo que se requiere es un liderazgo renovado y darle prioridad al crecimiento económico con estabilidad.

Tiene razón Solana. México tiene todo para salir adelante pero falta la visión y el liderazgo de sus mejores hombres para salir del letargo. Ojalá y lo encontremos antes de que sea demasiado tarde.

El Estado fallido acusa recibo…

Marcela Gómez Zalce

• El calderón del anecdotario
• El iceberg de Marcial Maciel


Innumerables veces mi estimado, la lengua corta la cabeza. El cierre en estas últimas semanas ha estado atiborrado de una serie de verdaderas estupideces, inconsistencias y preocupantes incoherencias presidenciales. Para el jinete de la tormenta, Felipe Calderón, la mesura, prudencia, la cautela, cordura y el juicio que debe mantener ante un micrófono, ya sea por la volatilidad de los acontecimientos mundiales y/o por el delicadísimo contexto nacional, son nulas, zero, zap, nada, nothing.

El recetario de increíbles afirmaciones por parte del inquilino de Los Pinos genera incertidumbre.

Desde su slogan de campaña sobre el presidente del empleo y de las manos limpias pasando por las promesas de bajar las tarifas de la luz, del gas y mantener el subsidio de la gasolina hasta la frivolidad de rebasar por la izquierda sin olvidar el tesorito de las profundidades que nos sacará de jodidos.. han sido relegados por las frases de la mercadotecnia política de los genios (de la botella) del Gymboree.

Frases e ideas sin ton ni son, declaradas desparpajadamente con ese grotesco tonillo de que vamos a toda madre trabajando hombro con hombro, unidos los mexicanos jamás serán vencidos, porque la ley y el estado son más grandes y fuertes y la clásica de que en México nunca más habrá devaluación.. quedan pulverizados por la sangrienta realidad y por la impunidad demostrada y tolerada desde esa cúpula del poder (del no poder)

El colmo llega a su clímax cuando Felipe en Davos presume del crecimiento en 2008 del 1.8%, cuando México fue una de las peores economías de América Latina, excepto por..Haití. Luego my friend, la presunción de su equipo económico (no olvidar la solidez del barco de gran calado) la chingonería de su México real para la inversión, el ridículo deslinde del pronosticado “catarrito” para ponerle listón con el no voy a engañar a nadie…como si la crisis en materia de seguridad y en materia económica no fuera obvia de toda obviedad para millones de mexicanos que la padecen en carne propia.

Y para enviarle atentos saludos de que sus palabras en el Foro Económico en Suiza valieron madres,.. días después los inversionistas extranjeros mandaron al nabo sin escalas la subasta de los CETES demostrando su desconfianza, suspicacia e incredulidad hacia este (des)gobierno desencadenando además, la presión marca ACME contra nuestra divisa que sigue su caída libre pese a los esfuerzos del Banco de México.

Súmele las palabras ayer donde Felipe escupió que rechaza el catastrofismo sin fundamento particularmente ahora llevado a extremos absurdos que dañan al país, a su imagen internacional, ahuyenta inversiones y destruye empleos (¡¿?!)

¿Reacción tardía de los seis tubazos de altísimos funcionarios del gobierno de Estados Unidos..? ¿Reacción al peligroso concepto de Estado fallido rumbo al colapso rápido y la extrema preocupación por el violento descontrol en el tsunami de violencia ..?

Si la ejecución de un General de Brigada, la decapitación de ocho militares, los más de 8000 ejecutados en el sexenio, la documentada infiltración del narcotráfico en la Operación Limpieza de la PGR, la SSPF y la SIEDO, la fundamentada impunidad con que se mueve la organizada delincuencia en el territorio nacional, la caída del avión Lear Jet donde viajaba el titular de Gobernación y el ex director de la SIEDO, el autoexilio ante la inseguridad y los secuestros de poderosos empresarios y sus familias, el crecimiento negativo, la devaluación, inflación, la carestía, el escalofriante desempleo, la intocable oligarquía, el nulo estado de derecho y la escalada en el descontento social y empresarial no son síntomas que registran que hoy en México hay un Estado fallido…entonces,

¡¿Qué significará un catastrofismo absurdo y las infundadas profecías de desastre..?!

O la clásica: ¿Usted le cree a Calderón..?

Yo tampoco.

O mejor aún, si no puede…renuncie.

Por la Mirilla

El escandaloso caso de una lacra como Marcial Maciel develó la hipocresía y la doble moral de la Iglesia Católica y ni hablar del desprestigio de Los Legionarios de Cristo. Las secuelas de la revelación, no sólo de la pederastia de este execrable personaje sino de la existencia de una mujer e hijos (as) desde los Estados Unidos desencadena una ola de sospechosismo sobre el tamaño del iceberg de Maciel para haber reventado el sugestivo affaire que pega directo en la línea de flotación económica y política del Vaticano y de Juan Pablo II..

El golpe a Los Legionarios es..mortal. Y parece que aún..hay…más.
¡Holy shiiiiiit!

¡Adiós!

El sketch

Luis Javier Garrido

El gobierno de facto de Felipe Calderón no ha tenido ni tiene más proyecto político que desmantelar al Estado mexicano y entregar el poder económico y político del país a los grandes poderes trasnacionales y es por ello que no ha acertado en los meses recientes a oponerse al señalamiento de que México es un Estado fallido.

1. El costosísimo viaje que hizo Felipe Calderón acompañado de una enorme comitiva a Davos (Suiza) en días pasados para asistir al Foro Económico Mundial, la cumbre anual de empresarios y gobernantes neoliberales, no fue para hacer valer los derechos de los pueblos latinoamericanos ante los grandes poderes económicos, ni mucho menos para contrarrestar la imagen de un México en proceso de pakistanización, a la que él mismo ha contribuido con su simulación de guerra contra el narcopoder y el clima de violencia que instauró durante varios meses, sino para presentar a nuestro país como un verdadero protectorado de Estados Unidos en el que las inversiones privadas son bienvenidas en todos los ámbitos, incluso el petrolero, a sabiendas de que esto es mentira.

2. Las secuelas del sketch, de dudoso gusto, representado el jueves 29 de enero por Ernesto Zedillo y Felipe Calderón en Davos, están resultando, sin embargo, negativas para ambos protagonistas y para el proyecto de reconversión del Estado en México, pues lejos de alcanzar el efecto buscado de mostrar la identidad neoliberal de los dirigentes priístas y panistas y su colaboración en el intento de imponer el proyecto monetarista a México, lograron evidenciar una vez más que Calderón no es otra cosa que “un patiño” de los priístas que lo mantienen en Los Pinos, y que “la alternancia” no fue más que una simulación.

3. Estos dos gobernantes, que son vistos abiertamente en artículos y libros como dos delincuentes de Estado sin que ellos parezcan darse cuenta, lograron un repudio pocas veces visto en las columnas de los diarios por su cinismo y falta de respeto a los mexicanos al dedicar su participación en un foro, que, se dijo, iba a traer una reconsideración de los neoliberales ante el fracaso estrepitoso que su proyecto está mostrando en el mundo y que no condujo a nada nuevo, para justificar primero el rescate financiero de los bancos mexicanos en 1995 mediante el Fobaproa, que fue un atraco histórico sin precedente al pueblo de México, y luego para el ridículo final: la propuesta de Calderón de crear “un Fobaproa” para el mundo, a fin, desde luego, de salvar a los grandes consorcios.

4. El sketch, ensayado la víspera durante una cena en la lujosa estación de esquiar de los Alpes suizos, y que llevó a Calderón a fungir al día siguiente como “el patiño” de Zedillo, en un diálogo vergonzoso en el pésimo inglés de ambos, que los mostró como lo que son, dejó claro, sin embargo y una vez más, por dónde se dio y por cómo se dio, que las cúpulas del PAN y del PRI siguen teniendo un profundo desprecio por el pueblo de México y que existe una complicidad absoluta entre priístas y panistas para imponer en México, hasta sus últimas consecuencias, el modelo neoliberal.

5. El gobierno de facto de Calderón, como se vio en la estación de ski suiza, sigue haciéndole el juego a las grandes corporaciones trasnacionales que se están adueñando de México, al tratar de impulsar no sólo los cambios legales y de facto que hagan posible que éstas intervengan en áreas que constitucionalmente les están vedadas, sino en algo tan grave como lo anterior: la imposición del modelo político que éstas reclaman para tener todas las seguridades para sus inversiones, y que no difiere en lo esencial del que Estados Unidos ha tratado por otras vías de imponer en Irak o en Afganistán, pues trata de convertir a México en un verdadero satélite estadunidense.

6. La campaña en los medios de ambos países para imponer la imagen de México como un “Estado fallido”, que habría sufrido un proceso de pakistanización y constituiría un peligro para Estados Unidos, ha proseguido, por consiguiente, de manera persistente en las primeras semanas de la administración de Obama con la complacencia del gobierno panista, por lo que no puede haber duda de su objetivo central: crear las condiciones para justificar la integración de México a un sistema de seguridad de América del Norte controlado por Washington, que le permitiría a los cuerpos policiales y militares estadunidenses una intervención mucho más abierta en territorio mexicano de la que ya disponen por la complacencia del gobierno panista de facto, cancelándose así de manera absoluta el principio de soberanía nacional.

7. Las emisiones noticiosas de Televisa podrían ser un ejemplo muy claro de cómo se magnifican y distorsionan los hechos para crear mayor miedo de ambos lados de la frontera. El martes 3, por ejemplo, Gregorio Meraz, uno de sus corresponsales en el país vecino, insistía en el hecho de que para altos oficiales de seguridad de Estados Unidos las organizaciones mexicanas de narcotraficantes tendrían infiltradas a las más de 20 mil pandillas de mexicanos que se dice hay en las ciudades estadunidenses –con supuestamente “un millón de miembros”–, las que, entre otros actos delictivos, harían fluir armas a México, como en el caso del grupo Mexicanemi, que se dice opera en El Paso (Texas), utilizando un mecanismo que parece irreal: cambiando armas robadas a las fuerzas armadas de Estados Unidos por droga con la que inundarían el mercado estadunidense.

8. La violencia que Calderón desató en este país no se va a terminar por decreto y el escenario es muy comprometido para el futuro inmediato. La ejecución del general Mauro Tello, en Cancún, el martes 3, así lo demuestra.

9. El sketch de Davos mostró que la complicidad de los tecnócratas del PRI y los panistas para imponer el nuevo modelo no se va a detener y que los miembros de la elite gobernante están, como nunca antes en la historia de México, de espaldas al pueblo y a sus necesidades, ignorando que no son más que los representantes de una minoría.

10. Ese fracaso de los neoliberales en Davos para cuestionar un modelo que está fracasando en el mundo entero, aunado a los traspiés de la administración de Barack Obama en Estados Unidos, cada vez más sometida a los republicanos e incapaz para diseñar otro proyecto que no sea el de rescatar a las grandes corporaciones, subraya, empero, la importancia que tiene lograr definir un proyecto para nuestros países y hacer valer la soberanía de la nación.

Por el narco, sin policías cuatro municipios de Chihuahua

Apro

Los cuerpos policíacos de 4 municipios de Chihuahua renunciaron masivamente a sus funciones como resultado del temor de perder sus vidas a consecuencia de la creciente ola de ataques perpetrada por el narcotráfico.

Los municipios sin cuerpos de seguridad son: Villa Ahumada, Ascensión, Praxedis G. Guerrero y Namiquipa.

En este último municipio, el domingo pasado un grupo armado atacó a los policías municipales durante una carrera de caballos, dejando heridas a tres personas, entre ellas a dos gendarmes que aún convalecen en el hospital.

El gobernador del estado, José Reyes Baeza, admitió la ausencia de seguridad en dichos municipios y ofreció abastecer a las comandancias con elementos de la Policía Estatal Preventiva.

(Con información del portal El Ágora)

Presidente que devalúa, se devalúa

Carlos Fernández-Vega

- Presidente que devalúa, se devalúa

- Calderón viola sus propias reglas


Presidente que devalúa, se devalúa, reconocía José López Portillo en plena debacle política y económica de su cierre sexenal, y 27 años después, en este contexto, Felipe Calderón agrega a su propia devaluación política la brutal depreciación del tipo de cambio del peso frente al dólar, cuya proporción lo sitúa como el cuarto mandatario en orden de importancia en esas lides, sólo después de Miguel de la Madrid, Ernesto Zedillo (a quien “ahora comprendo mucho mejor”) y el propio JLP.

No sin razón, desde el “cielo” de la oposición los panistas se dieron vuelo criticando a los sucesivos sexenios tricolores que devaluaron. Hoy, desde “el infierno” (o “suelo” como dice Presidencia que dijo) simple y sencillamente callan. Cuando más, aducen las mismas “circunstancias” de los gobiernos priístas para justificar el desplome de la moneda. En tiempos no muy lejanos los blanquiazules apoyaron a quienes en la especulación encontraron “la única forma posible de proteger su patrimonio”. Ahora, en voz de su “líder nato”, a esos mismos especuladores les exigen “lealtad a la patria”.

Cuando en 1982 López Portillo infructuosamente se dedicaba a “defender el peso como un perro”, los panistas hacían suyos los reclamos empresariales y sociales por la debacle económica. Hoy exigen “rechazar todos el catastrofismo sin fundamentos, particularmente ahora llevado a extremos absurdos que dañan sensiblemente al país, a su imagen internacional, que ahuyenta inversiones y destruye los empleos que los mexicanos necesitan… Hagamos a un lado el alarmismo, que ignora los esfuerzos que todos hacemos por superar nuestros desafíos… acotar los personalismos e intereses, que medran con infundadas profecías de desastre que sólo generan desaliento”.

La historia se repite con alarmante puntualidad. El capricho lopezportillista de mantener el tipo de cambio como símbolo gubernamental de fortaleza política y económica le costó al país algo así como 20 mil millones de dólares en reservas internacionales, consumidas en unos cuantos meses y sin resultado alguno; de nueva cuenta lo hizo Miguel de la Madrid con sus tres devaluaciones; procedió igual Salinas de Gortari, que en su último año de gobierno sacrificó una proporción superior en pos de un tipo de cambio ficticio; a ello las destinó Zedillo y Fox apostó al “superpeso”. Todos terminaron su mandato política y económicamente en el suelo.

Ahora Calderón viola sus propias reglas del juego y ordena quemar cualquier cantidad de reservas para que el tipo de cambio no rebase la barrera psicológica de los 15 pesos por dólar. De octubre a la fecha, el gobierno mexicano ha destinado más de 20 mil millones de esas reservas (La Jornada, Roberto González Amador) para “fortalecer” la moneda nacional, según dice. El resultado es igual al de ejercicios anteriores: en ese periodo la devaluación acumulada se aproxima a 50 por ciento, y el embate especulativo se robustece.

Ante el panorama especulativo, en octubre pasado la Comisión de Cambios (Banco de México y Secretaría de Hacienda) retomó el “mecanismo automático” de subastar cotidianamente 400 millones de dólares si el tipo de cambio se depreciaba 2 por ciento o más. No ha funcionado, y a partir del pasado miércoles el banco central descaradamente se convirtió en agente de ventas de billetes verdes, pues ofrece y “coloca” dólares directamente en los bancos, es decir, en la cueva de los especuladores más activos e insaciables.

En su último informe de gobierno López Portillo se quejaba amargamente: “de afuera, y aún de adentro, porque convenía a la oportunidad hacer negocios con nuestro auge, motivando nuestra inseguridad y desconfianza, se empezó a especular con nuestro peso, a partir de análisis parciales exagerados, amañados y aun perversos de nuestros problemas económicos, similares a los de todo el mundo; pero subrayados para lograr el efecto especulativo o incluso desestabilizador. De afuera venía la noticia, luego era cierta, se resignaba Doña Malinche. Adentro lo confirmaba la insidia del rumor. La base del negocio era crear la desconfianza y explotar el afán de seguridad. Logrados los motivos, presionaron explicablemente a nuestro peso. La ambición desmedida de los especuladores de siempre y de los novatos, hicieron el resto. El acoso al peso empezaba en las mismas ventanillas de los bancos en las que se aconsejaba y apoyaba la dolarización. A todo el mundo le consta. Tal vez lo consideraban deber con su clientela. Lo destaco, no lo califico. Pero eso es una cosa, y otra la especulación financiera irrestricta. Ni México, ni ningún otro país tienen recursos para nutrir y resistir indefinidamente la especulación. Contra la fuga de capitales no hay fondos suficientes que alcancen, ni aquí ni en ninguna parte. Ningún gobierno, y mucho menos el de un país con las carencias de México, puede darse el lujo de incluir en sus planes de acción a las fuerzas especulativas… Apostar contra el peso se convirtió en el mejor de los negocios”. Y aseguraba lo mismo que hoy se escucha: “la economía mexicana es hoy no sólo más grande sino intrínsecamente más fuerte…”.

Eso decía, y hoy se ratifica: no existe presupuesto que soporte el embate especulativo, mucho menos si desde el gobierno mismo se nutre esa especulación. No hay sorpresas, porque ellos mismos ayudaron a construir el monstruo; lo alimentaron, lo procuraron y lo hicieron crecer, y hoy, totalmente fuera de control, ya no saben qué hacer con él.

Las rebanadas del pastel

Fox los llamó “amarillistas” y Calderón “catastrofistas”, pero lo cierto es que el horno no está para bollos. El profesor José Luis de la Cruz Gallegos (jldg@itesm.mx), del Departamento de Finanzas y Economía División de Negocios del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, comenta a México SA que “en 2008 la deuda neta del gobierno se incrementó en más de 600 mil millones de pesos, 22.6 por ciento del PIB. Ello representa un serio problema para las finanzas públicas. A pesar de que el sector público registró un ingreso superior a lo programado (311 mil millones de pesos), ello no impidió que el endeudamiento aumentase… (Además) por primera ocasión desde que fueron creados, los requerimientos financieros de los Pidiregas son mayores a los del IPAB (830 mil contra 731 mil millones de pesos). Es claro que el instrumento de inversión que originalmente no debería generar presiones de deuda ya ha rebasado el problema ocasionado por el mayor quebranto bancario en la historia del país”. Ello da pie a un cuestionamiento sobre la viabilidad de la política fiscal en México, aún antes de entrar a la fase más álgida de la crisis”… El Club de Periodistas de México invita a su 39 Foro Historias fallidas de las políticas públicas para la ciencia, en México; sin ciencia no hay desarrollo. Participan René Drucker Colín y José Manuel Orozco. Moderan Celeste Sáenz de Miera y Jorge Santa Cruz. La cita es (18 horas) en Filomeno Mata número 8, Centro Histórico.

Canal TV en ruso emitirá su señal por toda América Latina

RIA NOVOSTI

Este año el primer canal de televisión en ruso Inter Russia TV Channel (ITR TV) emitirá su señal en América Latina, informó un directivo a la prensa. El canal está exclusivamente dirigido a América Latina y comenzará su emisión cuatro meses después de iniciada la suya en Panamá.

El canal emitirá su señal todos los días durante 10 horas, y algunos programas serán pasados en ruso con subtítulos en español.

"Se genera un nuevo espacio multicultural como los diferentes canales de otros países que vienen llegando acá a Panamá. La diferencia es que éste va a salir desde Panamá para toda América Latina", declaró a la prensa el director de ITR TV, Luis Romero.

Zedillo, Fox y Calderón: Trío de Cínicos

Eduardo Ibarra Aguirre

¡A falta de pan, circo! Tal pareciera ser la máxima imperial que se disponen a seguir al pie de la letra, en tiempos de crisis del capitalismo salvaje y sus brutales secuelas nacionales, Ernesto Zedillo Ponce de León , demócrata impar sólo porque entregó las llaves de Los Pinos al habilidoso engañabobos –con todo respeto para los incansables promotores del voto útil que algunos aún justifican-- de Vicente Fox Quesada y el bipolar enamorado cuasi adolescente a Felipe de Jesús Calderón Hinojosa .

El trío de cínicos sostenido con recursos del erario para que lleven un tren de vida que los propios monarcas envidiarían, amén de los recursos provenientes de los negocios forjados por ellos y sus familiares al amparo del poder, pero nunca investigados por el Ministerio Público Federal, entraron en escena y mostraron aptitudes para desempeñar el papel de bufones de los atribulados dueños de la aldea global, ausentes del Foro Económico Mundial, y las trasnacionales, algunas asesoradas en la actualidad por Zedillo Ponce de León, naturalmente que después de entregarles porciones de las riquezas del país a precio de ganga, como Ferrocarriles Nacionales de México.

El dizque ranchero de Guanajuato que nació en el Distrito Federal y se dedicó la mayor parte de su vida laboral a promover las ventas de Coca-Cola en México y América Latina, exhibió a Martha María Sahagún Jiménez como mentirosa, al asegurar a los candidatos a alcaldes del Partido Acción Nacional que se dedicó todo el sexenio a hacer campaña a favor del blanquiazul y dejó encargada la oficina presidencial. Declaración de parte, relevo de pruebas. ¿Dónde están la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación ? ¿Qué esperan para proceder?

Escribo mentirosa no porque pretenda descubrir el hilo negro y mucho menos faltarle al respeto a la señora, sino porque la siguiente declaración, hecha en julio de 2004, en Brasil, por la madre de los exitosísimos empresarios Bribiesca Sahagún , así lo evidencia.

Dijo Sahagún Jiménez para declinar a las aspiraciones dinásticas, a ser candidata a vivir otro sexenio en las cabañitas , muy a su pesar y con la voz entrecortada: “No obstante, quiero afirmar que no seré candidata a la Presidencia de la República ”. Remató: “En este sentido quiero dejar claro que nunca he intervenido ni intervendré en decisiones institucionales que sólo competen al presidente de la República ”.

Uno a uno, los que formaron parte del gobierno del cambio (en reversa) niegan haberse hecho cargo de Los Pinos, excepto la michoacana de Zamora. La conclusión es evidente.

Además de los programas y las políticas que se mantienen inalterables, el trío tiene en común el traslado de un sexenio a otro de buena parte del equipo gubernamental. Calderón, por ejemplo, heredó a la tercer parte del gabinete de su antecesor con todo y que presume ser El hijo desobediente .

Del señor que en la campaña presidencial de 1994 confesó “Me gusta que me digan la neta”, heredó a los entonces secretarios de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez Kuenzler ; de Energía Jesús Federico Reyes Heroles González Garza ; al subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, Javier Lozano Alarcón ; al director de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub …

Resulta escandaloso pero comprensible, pues, que los que se concertaron desde Los Pinos (Zedillo) y San Lázaro (Calderón) para imponer a la nación el quebranto de 850 mil millones de pesos para rescatar a los banqueros (Fobaproa), cínicamente exhiban sus complicidades, que el segundo pretenda elevarlo a modelo frente a la crisis financiera global y ostente “como uno de los mejores equipos económicos del mundo” al gris e incompetente grupo que reacciona tardía y erráticamente.

Petulancia de Televisa y TV Azteca

Pedro Echeverría V.

En de junio de 2007 la Suprema Corte de la Nación determinó, sobre la inconstitucionalidad de las reformas hechas el año anterior en al llamada Ley Televisa, echando abajo la mayoría de los puntos que beneficiaban a los concesionarios. Sin embargo, en vez que los legisladores retomaron los acuerdos de la Suprema Corte, han dejado pasar más de año y medio sin decidirse a confrontar a esos abusivos poderes fácticos. Por eso los poderosos empresarios radiotelevisivos se sienten engallados exigiendo a los políticos hacer lo que los empresarios manden. ¿Por qué ningún gobierno puede ponerlos en orden para que cumplan como concesionarios?<

La realidad es que no pueden vivir los políticos sin aparecer en la televisión ni los empresarios de TV sin el dinero de los políticos. Los poderosos empresarios de los medios (TV, radio, prensa escrita) sólo tienen como objetivo obtener millones de pesos y construir un gran imperio y los políticos sólo buscan escalar altos cargos de gobierno y gozar de todos los privilegios que les otorga el poder. Por tanto la batalla entre los políticos y los medios es una lucha por el poder. ¿Qué tiene que ver la población en este deplorable enfrentamiento por intereses particulares? A los seguidores del futbol, de la virgen de Guadalupe y de Pedro Infante, les importa un bledo; ellos quieren circo.

¿Cómo pelear con los medios informativos (repiten casi todos los políticos) si han logrado penetrar e influir hasta en los rincones más alejados del centro político del país?

Los monopolios Televisa, TV Azteca y Radio Fórmula, poderosos medios de información, entretenimiento y manipulación al servicio del gran capital, han formado y controlado el pensamiento de la mayoría de los mexicanos. La radio lleva 80 años buscando dominar la mente de sus radioescuchas; pero la televisión en 60 años de vida lo ha logrado. En tanto en los años sesenta sólo veían la TV un 5 por ciento de la población, 40 años después sobrepasa al 90 por ciento. Con programas y publicidad bien dirigidos hacia el entretenimiento de una población cansada y aburrida, se introducen informaciones noticiosas totalmente tergiversadas.

La llamada “libertad de expresión” nunca ha existido para la población. Los medios de información han publicado lo que les da la gana con su propio criterio e ideología y han evitado que los demás expresen sus puntos de vista en esos medios.

¿Qué hacen los políticos mexicanos frente al comportamiento delincuencial de los medios informativos? La realidad es que no toman ninguna medida efectiva porque saben que sin aparecer en los medios no son nada. ¿Para qué hacer campañas políticas visitando poblaciones y ciudades, poniéndose en contacto directo con los electores si basta con aparecer en la TV dos minutos? Esa desesperación enfermiza de los políticos ha sido aprovechada por las empresas de radio y TV para imponer altos precios a la publicidad y a la propaganda que los políticos tanto desean. Basta con decir que más del 70 por ciento del presupuesto de campañas políticas se dilapidan en TV y radio.

Ahora que se han iniciado las campañas políticas ningún partido parece dispuesto a tocar a Televisa y a los otros medios. El presidente de la República y su partido necesitan a los medios para reconfirmar sus representaciones legislativas. Los priístas Beltrones, Paredes y Peña Nieto (sobre todo este último) deben quedar bien con Televisa porque son candidatos presidenciales. Lo mismo debe decirse de la corriente mayoritaria del PRD que busca consolidar su poder. Mientras tanto Televisa los chantajea, los regaña y ridiculiza sabiendo que sostiene la “sartén por el mango” mientras aquellos mantienen la cabeza inclinada.

¡No nos interesan sus broncas electoreras!

Enrique Cisneros Luján

Dicen que las televisoras y el IFE andan en bronca ¿Y? Esas historias muchos sectores populares ya las conocen: siempre tienen su final feliz en que agarraditos de la mano vuelven a las andadas de corrupción y mediatización a las que tienen acostumbrado al pueblo.

Mientras tanto sus broncas sirven para que tranquilamente Felipe Calderón diga que el mentado catarrito de la economía mexicana no era tal, sino que la pulmonía por lo menos va a durar todo 2009 y que más vale que se vayan haciendo a la idea de que el desempleo, el hambre, la explotación de la fuerza de trabajo va a aumentar.

Por eso les decimos a esos simuladores: no nos interesan sus pleitos de compadres que pretenden involucrar al pueblo en desgastes dirigidos. Los trabajadores, los conscientes (y muchos que se están sumando a las filas de la revolución), ya no les creen a sus elecciones que son un verdadero robo en despoblado pues del dinero del erario, de los trabajadores se le regalarán mil millones al PAN, otro tanto al PRI, 700 al PRD, 300 a Convergencia y 200 al los chicos como PSD....

Vaya insulto: en este país de 60 millones de pobres los partidos gastarán más de mil millones de pesos diarios y lo peor es que todavía pretenden meterlos a sus broncas en el pleito por el botín

Porque eso es lo que traen las televisoras y el IFE, broncas para ver quien se lleva más tajadas del presupuesto electoral.

Aunque hay que reconocer que hay muchos que se sintieron ofendidos porque por sus broncas interburguesas les interrumpieron sus partidos de futbol y otros que asumieron una posición para defender a Televisa o el IFE.

Cada vez más este proceso electoral apesta e igualmente muchos mexicanos y mexicanas se aprestan a abstenerse o a nulificar su voto……. pero, para lo que les interesa a esos cínicos ¿Acaso a los politiqueros oxaqueños, en su mayoría priístas, les importó que fueran “elegidos” con un abstencionismo del 85 %?

Les importa un bledo. Lo que si “les mueve el tapete” es cuando avanza la rebelión popular como aconteció con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en 2006. Entonces reprimen y suponen que con eso detienen el avance de los trabajadores, sin entender que el pueblo se repliega y vuelve a la carga con más experiencia y más fuerza como ahora que se está reorganizando esa instancia popular.

Que no se quejen de que el pueblo no asistirá a las urnas a elegir a sus verdugos y mucho menos que vociferen contra los pueblos que por todos los medios de lucha dirán ya basta, ante tanto saqueo y cinismo.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!