lunes, noviembre 22, 2010

Eco-Noticias Político No. 610

Monitoreo del Entorno Político para los Negocios
Período del 13 al 21 de Noviembre de 2010


NOTICIAS DEL IMPERIO DEL ESTADO DE DERECHO

Investigan a banqueros
(Aclaración: Tranquilos banqueros en México, eso es en Estados Unidos)
Una agencia federal estadunidense –la FDIC, Federal Deposit Insurance Corp– está llevando a cabo la investigación de 50 ex ejecutivos y empleados de los bancos que quebraron a partir de la crisis financiera. La agencia es la encargada de los rescates, han salido de sus arcas millares de millones de dólares y la opinión pública la presiona para que castigue a quienes hayan cometido acciones fraudulentas. Más de 300 bancos se han ido a la quiebra desde principios de 2008. Muy al principio de que estallara el escándalo Madoff, esta sección recomendó a sus abogados que buscaran cómo traerlo a México antes de que lo fueran a encarcelar. Aquí tenía mucho futuro: podría conseguir una posición de primera línea en el Fobaproa. La misma sugerencia es válida para los banqueros que están bajo la lupa en estos 50 nuevos casos. [Enrique Galván Ochoa, Dinero, La Jornada, Noviembre 18 / 2010]

En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, los tropiezos de su titular no cesan
Juan Molinar Horcasitas llegó a esa posición tres meses antes de la tragedia ocurrida en la guardería ABC, cuyos servicios fueron subrogados por el Seguro Social cuando él lo encabezaba. Murieron calcinados aquellos niños y el asunto llegó a la Corte y, si bien Molinar Horcasitas salió librado del asunto, el funcionario ni siquiera tuvo la delicadeza de separarse de la función pública en tanto se dilucidaba su eventual responsabilidad en la tragedia. […] Mantuvo el puesto como si aquello fuera una minucia y, en el nuevo puesto, los tropiezos constituyen el sello de su actuación. El nombramiento de Mony de Swaan, su amigo y colaborador, como presidente de la Cofetel; la baja en la calificación del espacio aéreo mexicano; los términos y el resultado de la licitación en favor de Nextel-Televisa; el subejercicio presupuestal... Tropieza y tropieza pero no cae porque el arnés de su montura lo sostiene y sí, en cambio, regaña a legisladores y columnistas. […] ¿No hay algo de apología de la negligencia en el hecho de sostenerlo en el puesto? [René Delgado, Sobreaviso, Grupo Reforma, Noviembre 20 / 2010]

GOBIERNO DE FELIPE CALDERÓN

¿Guerra perdida?
Como lo explica Eduardo Guerrero en el documento "Security, Drugs and Violence in Mexico", el problema radica en los supuestos equívocos detrás de la guerra calderonista y la información incompleta o errónea en la cual se basó. Felipe Calderón subestimó al enemigo. Menospreció su armamento moderno y poderoso, su logística sofisticada, la facilidad con la cual introduce armas al territorio nacional. No conocía la capacidad de los cárteles para recabar inteligencia gracias a la infiltración de la SSP y la PGR. No estaba al tanto de la abundancia de recursos humanos que nutren al crimen organizado -hombres jóvenes y campesinos en las regiones centro y sur del país-, así como la protección social que recibe en numerosas comunidades, dado su papel de benefactor público. […] Y tampoco conocía las flaquezas del Gobierno cuando decidió declarar la guerra. La penetración del narcotráfico en los niveles más altos de las agencias de seguridad y los conflictos burocráticos que hay entre ellas. La baja capacidad de recaudación de inteligencia entre los militares y las policías. La deficiente colaboración de las fuerzas estatales y municipales. Pero peor aún: la guerra calderonista se ha basado en estrategias múltiples, vagas y a veces incompatibles entre sí. Por ejemplo, la desarticulación de organizaciones criminales no sólo obstruye la recuperación de espacios públicos, sino también trae consigo la invasión de nuevos territorios y la multiplicación de la violencia. […] Dados los resultados obtenidos hasta el momento, es obvio que esta guerra -librada así- no va a producir una victoria contundente sino una violencia sin fin. Lewis Mumford, el historiador, tenía razón: la guerra es producto de una corrupción anterior y produce nuevas corrupciones [Denise Dresser, Grupo Reforma, Noviembre 15 / 2010]

¿Por qué tratan de engañar al “informar” al pueblo de México?
El diputado Federal del PT, Mario Di Costanzo, denunció que la Secretaría de Hacienda miente cuando dice que no se aumentó el sueldo de Felipe Calderón y que, inclusive, disminuyó 2.5% respecto a 2010. […] Por medio de su cuenta de Twitter ( @mariodicostanzo ), el petista señaló que él mismo reservó para votación por separado la sección del Presupuesto de Egresos de la Federación en la cual se establece el aumento para Calderón, el cual sería de casi 24%. [Redacción, SDP / Noticias, Noviembre 16 / 2010]

LA SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Insurgencia: como Afganistán
En este escenario encaja la percepción estadounidense de una narcoinsurgencia en México, aunque también se incluye el hecho de que Obama ve un aumento en el flujo de indocumentados mexicanos frente a un Partido Republicano que supo utilizar la migración como tema de campaña. De ahí también que Washington haya vuelto a reactivar el tema de la narcoinsurgencia en México en el contexto del fracaso de Obama en las elecciones del pasado 2 de noviembre y su decisión oficialmente comunicada de que sí va a optar por la reelección presidencial en 2012. Lo malo, sin embargo, es que Obama va a meter la migración y México como tema de campaña presidencial, cuando los republicanos ya se percataron que el punto más débil de Obama es la economía. […] De nueva cuenta y en el escenario de las divisiones políticas internas aquí por la lucha contra la inseguridad, México acaba de ser incorporado en la disputa por la Casa Blanca de ahora a 2012. Lo que queda es esperar que México también vea a EU no como el buen vecino que nunca ha sido sino como un asunto de seguridad nacional mexicana. [Carlos Ramírez, Indicador Político, El Financiero, Noviembre 17 / 2010]

Mexicanos agachados y mudos…
Felicidades!, mexicanos agachados y mudos, que sólo en 2011 cada uno de ustedes pagará 2 mil 865 pesos por servicio de la deuda del gobierno federal; es decir, aporten para que Felipe Calderón reúna los 309 mil 414 millones de pesos que para tal efecto le autorizó la Cámara de Diputados. Y luego dicen que no hay dinero. [Carlos Fernández-Vega, MÉXICO SA, La Jornada, Noviembre 17 / 2010]

Posibles precandidatos del PAN a la Presidencia de la República
Roberto Gil, a quien se considera el verdadero pollo de Calderón para el relevo de César Nava en el PAN, excluyó ayer al secretario de hacienda, Ernesto Cordero, de la lista de presuntos aspirantes a la candidatura de blanco y azul a la Presidencia. Según Gil, hay una quinteta viable: Alonso Lujambio, Josefina Vázquez Mota y los gobernadores ultraderechistas de Jalisco, Guanajuato y Morelos... [Julio Hernández López, ASTILLERO, La Jornada, Noviembre 16 / 2010

Para proteger el resultado de la elección Presidencial 2006 se pacta con criminales (?)
Ejemplos viejos son la tranquilidad con que Ulises Ruiz y Mario Marín dejan los gobiernos de Oaxaca y Puebla. […] Sus conductas, violatorias incluso de derechos humanos, fueron toleradas por arreglos políticos derivados de la compleja elección presidencial del 2006. Ahí, podrán decir misa los poderes Ejecutivo y Legislativo de la Federación, se pactó con criminales. […] En el caso de Oaxaca, una estela de muertes y desaparecidos sepulta la gestión de Ulises Ruiz, quien todavía con el más absoluto cinismo realiza maniobras para asegurarse un retiro dorado. Dejarlos ir sin rendir cuentas, perdón, es practicar la apología del crimen. […] Ejemplo reciente, el apenas ocurrido hace dos meses. La tarde del 15 de septiembre se supo que Néstor Moreno, un alto funcionario de la Comisión Federal de Electricidad, renunció a su puesto, mientras en Estados Unidos corría la información de que el funcionario había recibido un yate, un Ferrari y dinero por haber beneficiado con contratos a una empresa. Allá el asunto se ventiló en los tribunales, acá se dio vista a la Función Pública y a la Procuraduría General de la República que, desde entonces, estudian el caso. ¿Esa inacción no es en el fondo la apología del delito? [René Delgado, Sobreaviso, Grupo Reforma, Noviembre 20 / 2010]

LA ECONOMÍA Y LA POLÍTICA VAN DE LA MANO

El “búnker” de Calderón y el México que se desmorona
En su búnker se atrinchera y le servirá para espiar e incluso para reprimir a sus adversarios. Mientras afuera del búnker las matanzas de una guerra sin objetivos y el hambre se están extendiendo en México. Hacen contraste con las ganancias, que rompen todos los récords, de los bancos y los monopolios. [José Agustín Ortiz Pinchetti, El Despertar, La Jornada, Noviembre 21 / 2010]

La corrupción sin límites
El gobierno mexicano ha tenido que recurrir a préstamos internacionales constantemente porque ningún dinero le alcanza, aunque no ha dejado de aumentar impuestos y crear otros. Sube arbitrariamente los precios de la gasolina, la electricidad y el gas y aún así queda corto. Exporta petróleo crudo, cobra en dólares, pero no sale del déficit. El problema es la corrupción en el manejo de los fondos públicos, la falta de rendición de cuentas y la impunidad. Parte del laberinto son los sueldos y prestaciones desmesurados de la elite oficial. Un caso: el presidente de la Suprema Corte de Justicia. Entre sueldo, prestaciones y “pago por riesgo”, el presupuesto le asigna un ingreso anual de 5 millones 989 mil 489 pesos. En la gráfica (a la derecha) aparecen los conceptos que lo integran. ¿Ustedes creen que necesite de una ayuda para anteojos de 3 mil 100 pesos? ¿O que le haga falta un pago de mil pesos como estímulo del Día de la Madre? ¿Qué más le hará falta? [Enrique Galván Ochoa, DINERO, La Jornada, Noviembre 17 / 2010]

REFLEXIONES

La política y la democracia en México
La política en México es un cochinero, y nuestra democracia muy imperfecta, ya que en su nombre se cometen infinidad de crímenes, sobre todo patrimoniales. […] Y mientras nosotros, pueblo, lo permitamos, este vicio se acrecentará en detrimento no sólo de la democracia, la cual acaba siendo una vil simulación, sino de la salud económica de nuestro país. [El Abogado del Pueblo, Fricasé, El Norte, Nov. 19 / 2010]

Se distraen con cacahuates… lo importante está por otros lados
Se puede estar de acuerdo o no con la rebanada que le toca al inquilino de Los Pinos, si realmente la amerita y justifica, si eso es austeridad o despilfarro, pero en los hechos 48 mil y pico de pesos mensuales sería uno de los gastos menores del susodicho. Por ejemplo, en enero del presente año erogó (obvio es que con recursos públicos) 22.8 millones de pesos por “gastos de ceremonial y organización de congresos y convenciones”; en marzo del mismo año, 11.5 millones por “servicios para el levantamiento de encuestas telefónicas y cara a cara en vivienda”; en julio del mismo año 19.2 millones por “servicios de postproducción de campañas para radio y televisión en formato digital y/o cine en materia de gobierno”; en agosto 38 millones por “servicios de producción y postproducción off line de espots de radio y televisión”, 26 millones adicionales por “servicios de producción y postproducción off line de campañas de difusión” y otros 32 millones por “servicios integrales de transporte terrestre”, y así por el estilo, sin considerar la voluminosa utilización de recursos de los mexicanos para alimentar a su igualmente voluminoso “equipo” de seguridad (más de 4 millones de pesos sólo en marzo, y sin considerar las galletitas que tanto le gustan a Margarita). […] Todo ello, desde luego, en el marco de la medianía juarista que Felipe Calderón dice mantener y promover. Entonces, para este personaje 48 mil pesos mensuales de más, en los hechos, es lo de menos. [Carlos Fernández-Vega, MÉXICO SA, La Jornada, Nov. 19 / 2010]

¿Y el cuerno de chivo, apá?
Un concesionario de automóviles de las afueras de Orlando, Florida, ha triplicado sus ventas desde que el pasado 11 comenzó a regalar un fusil AK-47 en la compra de una camioneta (hay ciertas condiciones y, en dado caso, el cliente podría optar por un descuento en efectivo). El tuitero @deshollinador dio a conocer la página de Nations Trucks, http://bit.ly/cGgT7d y la nota de la BBC en español http://bbc.in/cjmq6m sobre el tema… [Julio Hernández López, ASTILLERO, La Jornada, Noviembre 16 / 2010]

Para meditar…
La declaración de los cárteles mexicanos como narcoinsurgencia delineó la intención intervencionista militar de la Casa Blanca en México.
[Carlos Ramírez, Indicador Político, El Financiero, Noviembre 18 / 2010]

Frases de la semana
“Calderón lanzó la guerra, el narco la ganó y nosotros la perdimos”
[Jaime Avilés, Desfiladero, La Jornada, Noviembre 20 / 2010]

“Estamos peor que con Don Porfirio”, dicen algunos.
[Enrique Galván Ochoa, Dinero, La Jornada, Noviembre 20 / 2010]

Al servicio del Pentágono

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Hace apenas dos semanas, el secretario de la Marina Francisco Saynez viajó a Miami para reunirse con el comandante del Comando Norte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, almirante James Winnefeld Jr., y el comandante del Comando Sur, general Douglas Fraser. No fue una reunión secreta, pero se mantuvo con discreción. Y no era para menos. Su cita fue para delinear una estrategia común para combatir al narcotráfico en México y fortalecer un mecanismo continuo de comunicación y apoyo para la batalla contra los cárteles en territorio mexicano.

La cercanía no es nueva. El año pasado el almirante Saynez autorizó por primera vez que unidades de la Marina participaran en ejercicios militares de UNITAS, que realiza anualmente la Armada estadounidense en diferentes países con marinos de otras naciones latinoamericanas y a veces canadiense y europea, dentro del marco del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que por años ha causado escozor en México por sus recovecos intervencionistas.

Esos tiempos han pasado. El Ejército, que históricamente fue la voz líder dentro de las Fuerzas Armadas, ha sido relegado a un segundo término por el presidente Felipe Calderón y por los halcones en Washington de la guerra contra el narcotráfico. El nuevo rol se le ha delegado a la Marina, cuyo actual titular ha entregado lo impensable en soberanía hasta hace unos años al Pentágono. La Marina mexicana se ha convertido en su querubín. Es ella en quien detentan su mayor confianza y credibilidad, y sobre la cual apoyan su cabeza de playa en México.

Por un lado, el almirante Saynez ha enviado a varias decenas de comandos a ser capacitados por la unidad de élite de la Marina de Estados Unidos llamada SEALs, acrónimo de Mar, Aire y Tierra. Los entrenamientos incluyen operaciones contra narcotraficantes, combate a terroristas y guerra no convencional, para lo cual, matar no es un obstáculo. Los comandos mexicanos mostraron los resultados al eliminar a dos jefes del narcotráfico en menos de un año, Arturo Beltrán Leyva y Ezequiel Cárdenas Guillén.

Por el otro, hay creciente información y evidencia que la Marina está abriendo la puerta a operaciones conjuntas con unidades extranjeras o no necesariamente en la nómina de la Armada. En mayo pasado se publicó en este espacio que un comando de marinos había sacado en marzo a cuatro personas de su casa en la madrugada, tras derrumbar las puertas de la morada. La policía, alertada por los vecinos, no pudo intervenir porque fue detenida por marinos. Cuando se llevaron a esas personas –de las cuales no se sabe nada-, otra unidad militar llegó a reponer inmediatamente las puertas tiradas para aparentar que ahí no había pasado nada.

El presidente municipal de esa ciudad en un estado del centro de México, preguntó a los mandos militares de la zona quiénes habían participado en la operación, y le respondieron que personal de Blackwater. El alcalde nunca había oído de esa empresa fundada en 1997 en Carolina del Norte por Eric Prince, heredero de una fortuna multimillonaria y que había sido un SEAL. La empresa se convirtió en la principal proveedora de seguridad en Irak y Afganistán durante el gobierno de George Bush, donde se vio involucrada en escándalo por el uso de fuerza. Hace no mucho cambió su nombre a Xe Services.

Lo que sucedió en esa ciudad nunca fue informado oficialmente, como tampoco hay versión oficial sobre la participación de personal extranjero en acciones contra el narcotráfico en territorio mexicano. Blackwater/Xe Services, de cualquier forma, opera en México desde 2008 con un contrato otorgado por el Pentágono en 2007 para “pelear contra terroristas vinculados al narcotráfico”. El marco legal bajo el cual opera es la Iniciativa Mérida, pero tampoco hay corroboración oficial sobre ello.

La presencia de ese ejercito privado en México, que como contratistas externos del gobierno de Estados Unidos entran en el vacío legal que impide a tropas extranjeras actuar en este país sin autorización, ha sido motivo de discusión y preocupación en las élites políticas, que han visto cómo ese tipo de comandos están actuando en coordinación con los de la Marina.

El punto más claro de este proceso es Tamaulipas, donde el intercambio de información de inteligencia –como sucedió con la aportación estadounidense de dónde se encontraba exactamente Cárdenas Guillén el día que fueron por él-, no es lo único que están mostrando. Personal en uniforme de combate de la Marina, pero con una altura significativamente superior a la media de los comandos, han venido actuando de manera creciente en apoyo a sus operaciones.

Funcionarios tamaulipecos revelaron que ese grupo –que no está todo el tiempo en las calles-, fue el primero que llegó al sitio donde ejecutaron a Rodolfo Torre Cantú, candidato a gobernador en junio pasado, y quienes acudieron a las oficinas del gobernador tamaulipeco Eugenio Hernández para detener a uno de sus escoltas por presunto vínculo con el narcotráfico. Las dudas sobre quiénes, en uniforme de marinos, están operando en México no se han resuelto.

Lo que sí toma un perfil cada vez más claro es la prominencia de la Marina dentro de la estrategia bélica del presidente Calderón en la guerra contra las drogas, contra el castigo y desdén con el que trata al Ejército, donde la distancia con el secretario de la Defensa, Guillermo Galván se está ampliando. Igualmente cada vez se perfila más la manera como el Pentágono desea inducir ese combate.

No lo ocultan, y lo vienen señalando desde hace meses. El almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, ha dicho que su gobierno está listo a utilizar tácticas empleadas contra los terroristas en Irak y Afganistán, para enfrentar a los cárteles de las drogas en México, que significa acciones quirúrgicas letales, donde utilizan SEALs y los ejércitos privados como Blackwater/Xe Services. Es decir, exactamente la misma estrategia que ha mostrado tener la Marina y el almirante Saynez en la guerra contra las drogas.

El Pentateuco de Peña Nieto

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

La sociedad manifiesta con urgencia la necesidad de un cambio. No pensemos que desea renovar el contrato de esperanza de manera total, incluido el modelo de desarrollo económico, porque éste permanecerá amarrado a las exigencias de la globalización, a lo determinado por el casi olvidado, pero siempre presente, Consenso de Washington. Al menos quiere, necesita que la alternancia se repita y ésta se convierta en transición. Está harta de la guerra presidencial contra la delincuencia organizada, de tanto degüello, tanta muerte, tanta sangre, tanta inseguridad, tanto desengaño, tanto fraude, tanto secuestro, tanto mal gobierno, pésimo defensor de la democracia.

Los tiempos políticos del viejo presidencialismo mexicano se hicieron añicos. Quienes contienden por el poder buscan establecer nuevos paradigmas que faciliten el arribo de la transición, por eso se adelantó ya la carrera por la sucesión presidencial. Pareciera que no hay parámetros, que así como Nietzsche declaró la muerte de Dios, el PAN y el PRD dispusieron la aniquilación de todas las reglas del juego, lo que no es posible, pues esa pretensión fue uno de los factores determinantes en el homicidio de Luis Donaldo Colosio.

El tiempo político pudo haber dejado de existir, no así el conjunto de normas no escritas que determinan cómo ha de disputarse un poder tan menguado como lo está hoy el poder presidencial. Hay quienes tienen la certeza que de ello está consciente Enrique Peña Nieto -dicen sus allegados que sí escucha a sus asesores-, lo que determinó que las propuestas por él formuladas como consecuencia de lo debatido durante los Foros de Reflexión Compromiso por México, sean más un diagnóstico sustentado en el modelo presidencialista, que el esbozo de políticas públicas para resolver los problemas que hunden a México, amarradas al eje de lo que ha de hacerse para sacar del impasse a la transición: el cambio total del modelo político.

De allí que piense en los cinco libros del Antiguo Testamento: 1.- Construir una democracia de resultados: “Donde se faciliten los acuerdos y la construcción de mayorías, que hagan factibles las transformaciones institucionales requeridas en los distintos órdenes de la vida nacional. Sólo si abandonamos la polarización podremos construir los consensos que demanda la renovación del país”; 2.- Propiciar el crecimiento económico: “Tenemos que construir nuevas reglas, que fomenten mayor competencia económica a favor de los consumidores; relaciones laborales que eleven la productividad, así como una banca de desarrollo especializada particularmente en créditos para la innovación, para que el gobierno comparta con los emprendedores los riesgos inherentes a esta actividad”; 3.- Afianzar la sociedad del conocimiento: “Jornadas de tiempo completo en las escuelas, así como triplicar la inversión en ciencia y tecnología”; 4.- Mejorar la seguridad pública y la procuración de justicia: “Se requieren policías especializados en el combate al crimen organizado, para pasar del simple uso de la fuerza, al uso de mayor inteligencia. Es indispensable inhibir con eficacia la impunidad. Igual que impulsar la recuperación de espacios públicos para que las calles y parques sean puertas de salida y no de entrada a la delincuencia”, y 5.- Reducir la pobreza: “Reducir por lo menos a la mitad la pobreza multidimensional, para lo cual se debe crear un sistema de seguridad social universal. No tenemos por qué resignarnos a vivir por siempre en estas condiciones. México no puede ni debe seguir improvisando su futuro”.

No está mal ese apunte de lo que promete hacer, de llegar a la Presidencia de la República, pero debiera de profundizar porque lo que se necesita es la renovación completa, total y absoluta del contrato social, y con su Pentateuco únicamente se suavizarán las inconmensurables -muchas irreparables-, consecuencias de la guerra presidencial contra la delincuencia organizada.

El paradigma político no puede ser el mismo. Si no lo consideran así Enrique Peña Nieto y su equipo, el futuro de México pudiese ser más próximo de Haití que de Colombia. Baste con recurrir a la reflexión de Jaime Sánchez Susarrey -a quien no puede considerarse priista ni perredista- del último sábado, donde apunta dos inquietantes certezas:

“7. Tal vez por eso el PAN ha sido incapaz de crear una crónica alternativa de la historia nacional. ¿Qué es lo que reivindicaría? ¿El imperio de Iturbide y la proclamación de la fe católica como la única universal y verdadera? ¿El antijuarismo que se opuso a la desamortización de los bienes de la Iglesia, al registro civil de matrimonios y defunciones y a la libertad de cultos? ¿La simpatía por el franquismo para contener el avance de los republicanos ateos y los rojos come curas?, y

“9. Los priistas, por su cuenta, padecen una esquizofrenia severa. Su mejor aporte a la entrada de México al siglo XXI fueron las reformas de Miguel de la Madrid, Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo. Transitamos, así, de un sistema autoritario, proteccionista y estatista a un régimen plural y de libre competencia. No hubo sangre ni rompimiento. ¿Falta mucho por hacer? Sin duda. Pero es imposible negar los avances. ¿Cómo explicar, entonces, que los mismos priistas descalifiquen a De la Madrid, Salinas y Zedillo como demonios neoliberales y se hayan convertido en el principal obstáculo para completar la agenda de reformas pendientes?”

Esas reformas pendientes son las que impiden la transición. La viabilidad de México como país depende de ellas, son dos: modificar el presidencialismo como eje de gobierno, pues no olvidemos que el PRI fue un partido del gobierno y no el partido en el gobierno, como lo señala el propio Sánchez Susarrey (lo que yo expresaría así: primero fue el presidente, luego el PRI), y una transformación profunda del Poder Judicial, al que los altos salarios corrompieron más, por el temor a perderlos.

Pero no olvidemos lo que pudo haber motivado la muerte de Luis Donaldo Colosio. Los tiempos políticos dejaron de existir, no las reglas del juego. El daño es el presidencialismo, no los partidos. Lo que hay que cambiar es el modito de gobierno, no la manera de llegar a él.

Nostalgia de Zedillo

Rubén Cortés

“¿Por qué no te encargas de eso?” Era 1999 y con ésta pregunta, sin mediar más que la inspiración instantánea, colocó el entonces Presidente Ernesto Zedillo a José Antonio González como líder nacional del PRI.

Aquellas formas son la nostalgia de AMLO, aliado de Zedillo desde que sin éxito intentaron parar en Tabasco a Roberto Madrazo en 1994, hasta el apoyo ahora a Gabino Cué en Oaxaca, pasando por la permisividad de Zedillo para que AMLO compitiera en 2000 por el DF sin tener residencia.

De ahí que, en otra inspiración instantánea, AMLO mandara al diablo las encuestas (que él pedía para escoger al candidato del “movimiento” en el Estado de México) e impusiera el viernes a Yeidckol Polenvsky. Lo más seguro es que le haya dicho: “¿Por qué no te encargas de eso?”

Una nostalgia no únicamente del estilo de ordeno y mando, sino porque Zedillo fue su gran apoyo para desmantelar al PRI de 1996 al 2000 y allanar el camino de la llegada del PRD al poder local en 1997 y, por carambola, del PAN a los Pinos en el 2000.

En 1997, el PRI perdió la mayoría en el Congreso y el PRD ganó el DF, para luego imponerse también en Zacatecas (1998), Tlaxcala y Baja California Sur (1999) y Chiapas y DF (2000).

De aquel nexo da un atisbo Liébano Sáenz, ex secretario particular del ex Presidente y voz autorizada para hablar en su nombre. En su libro La presidencia moderna. Análisis de una Institución que es urgente comprender, Liébano admite la preferencia de Zedillo por AMLO.

Publicado en enero de 2006, el libro pronosticaba que la presidencia moderna de Zedillo sólo era posible con AMLO, nunca con el priista Madrazo o el panista Felipe Calderón.

Porque Zedillo también tiene nostalgia de AMLO: una llamada telefónica de AMLO sirvió para que el 5 de julio de 1998 Zedillo desmontara su plan de anular en Zacatecas la elección que daría la gubernatura al perredista (y entonces coco de Zedillo), Ricardo Monreal.

Lo ha contado el propio Monreal: AMLO, como líder nacional del PRD, llamó a Zedillo y le dijo que si tronaba los comicios se metería en un grave problema “con el PRD nacional”, o sea con él. Al rato, Liébano Sáenz llamó para avisar: “Díganle a Monreal que vea la tele a las 10:00 de la noche”.

A esa hora, las mismas encuestas que en la tarde colocaban al PRI delante por un punto, ya daban diferencia de ¡seis puntos! para Monreal, quien el 11 de agosto de 2002 recordaría aquella triquiñuela de la siguiente manera: “Los grandes pactos se hacen siempre mirando hacia delante”.

Claro, siempre que se trate de los arreglos entre AMLO y Zedillo.

La toma de Ciudad Juárez y la victoria antirreeleccionista

Chantal López y Omar Cortés / Antorcha Biblioteca Virtual


La campaña militar promovida por Francisco I. Madero fue realmente muy corta y la rapidez de su conclusión debiose, principalmente, a la actividad del señor Pascual Orozco, principal operador militar antirreeleccionista, quien fue capaz de apuntarse triunfos militares que seriamente mellaron la psicología del mando castrense porfirista.

Cabe destacar como particularidad del proceso militar antirreeleccionista los roces e incluso serios enfrentamientos que se llegaron a generar entre las fuerzas maderistas y las que bregaban bajo la bandera de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, presidida por Ricardo Flores Magón, que paralelamente al maderismo llevo a efecto una importante movilización de sus alicaidas fuerzas militares, en los Estados del Norte de la República Mexicana, siendo particularmente en el Estado de Chihuahua donde se generarían las más importantes fricciones.

Ponemos énfasis en esto porque existe al respecto una incomprensible conspiración del silencio promovida, incluso, por las mentes belicistas de quienes se empeñan en revolver las terminologias revolución con lucha armada, y que en este caso particular, el referente a la participación de las fuerzas guerreristas liberales, cobijadas con la bandera Tierra y Libertad, blandida por la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, guardan un completo silencio al respecto.

Llama nuestra atención que la participación liberal en la campaña promovida por Madero, sea pasada por alto, como si no hubiese existido. Pero la realidad es la realidad, y el hecho fue que esa participación existió y que los conflictos generados entre esas dos fuerzas revolucionarias, serían los primeros que marcarían la pauta de los desatinos y errores que, prácticamente uno tras otro, el señor Francisco I. Madero cometería.

Los primeros barruntos del divisionismo que posteriormente se contagiaría al seno mismo del antirreeleccionismo, ya los encontramos en las fricciones habidas entre antirreeleccionistas y liberales.

Finalmente con el sitio a la fronteriza población chihuahuense de Ciudad Juárez, y sobre todo al impacto que tal acontecimiento generaría entre la población norteamericana, la balanza cargose plenamente del lado maderista.

Porfirio Díaz, sabedor de que su gloria había llegado a su fin, ni tardo ni perezoso púsose a idear la manera de intentar salvar lo salvable. Para ello, evaluo sus posibilidades, sabedor de que entre los vencedores, contaba también con sus caballitos de Troya, representados en la familia del mismísimo señor Madero.

En efecto, el padre y el tío del señor Francisco I. Madero, sólidos vínculos tenían con la institucionalidad porfirista representada en el denominado Partido Científico, al ligarlos una sólida amistad con el señor Limantour; así, el viejo zorro de mar seguro estaba de que buena tajada podía sacar de esa situación, por lo que rápidamente envió a sus operadores con el preciso fin de iniciar un diálogo para, según él, dar continuidad a la República; esto es, el cuidar que no se generase un rompimiento institucional, sino más bien una suave transición del régimen por el encabezado al que seguramente el mismo Francisco I. Madero terminaría por encabezar.

En base a este discurso, y dolosamente advirtiendo sobre la posibilidad de hundir a México en un baño de sangre si no se tendía ese puente transitorio, el viejo general saliose finalmente con la suya, logrando convencer al señor Madero, aunque no a sus allegados más cercanos, de estructurar el puente transitorio por medio de un conjunto normativo que a la historia ha pasado con el nombre de los Tratados de Ciudad Juárez.

Aceptados los susodichos Tratados, y estableciéndose el interinato presidencial en la persona de Francisco León de la Barra, el viejo dictador, gloria de la batalla del 2 de abril, pudo ver con satisfacción que había logrado salirse con la suya.

Así, si en el terreno de los porfiristas había indudable satisfacción por los acuerdos logrados, en el campo antirreeleccionista, en cambio, el encono, la división y las recriminaciones entre individuos y corrientes, pusiéronse a la orden del día.

No había que ser genio para vislumbrar la cantidad de problemas que el aparente movimiento triunfante iba, en breve, a encarar.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!