lunes, abril 09, 2012

Felipe toma el control

Incrusta refuerzos a JVM
Tlazcala y agenda equívoca
DF: Paredes y Miranda

Julio Hernández López / Astillero


De un golpe y sin pudor, el jeFe Lipe instaló a tres de sus personalísimos opera- rios fieles en el presuntamente correctivo mando renovado de la campaña de la candidata en naufragio a la que ahora busca condicionar y controlar de manera abierta.

Destaca por su profunda y extendida mala fama Juan Molinar Horcasitas, quien se ha especializado en cumplir encargos pinoleros turbios. Su punto más alto de impopularidad (por usar un término suave) se relaciona con el caso de la guardería ABC, pero en términos generales el ex director general del Issste se mueve entre los subterráneos políticos y la discursiva cínica con la que busca justificar las peores andanzas del régimen al que sirve. Calderón suele enviarlo como cuña, provocador, desestabilizador o avanzada, siempre implicado en planes que conllevan intenciones ocultas. Su sola inserción en el equipo de la cándida Chepina y su equipo de campaña desfondado revela con claridad la indefensión de Vázquez Mota y la persistencia de malos pensamientos relevistas en el ánimo del acechante Felipe. Si Josefina tuviera fuerza, y pudiera tomar decisiones por sí misma, ¿incluiría en estos momentos en su equipo a alguien como Molinar, que le acarrea tantos negativos (como dicen ahora) y asocia su campaña con la injusticia histórica inolvidable del ABC, de la impunidad de la familia de Margarita Zavala, de las complicidades de élite?

Otro de los refuerzos envenenados es el primer compadre del sexenio, el senador Guillermo Anaya, que nunca ha podido entregar buenas cuentas a su protector pinolero: en Coahuila el PAN fue borrado en varias elecciones por los hermanos Moreira a pesar de todo el apoyo económico, político, militar y policiaco federal que el poder central puso a disposición del mencionado Anaya, a uno de cuyos descendientes llevó a la pila bautismal en 2006 quien entonces se ostentaba como presidente electo. Buena parte de la terrible desgracia cotidiana que viven los coahuilenses en materia de violencia por narcotráfico, sobre todo en Torreón, pro- viene del enfrentamiento de cárteles políticos: uno auspiciado desde el centro, otro afianzado en lo local. En varias ocasiones los estallidos de la guerra han coincidido en la agenda coahuilense con las necesidades, planes, berrinches y odios correspondientes a lo político y partidista.

Y cierra la tercia de fieros subordinados de Felipe Calderón el encuestador de cabecera, Rafael Giménez, quien deja oficialmente su cargo en Los Pinos para dedicarse a trabajar abiertamente con Vázquez Mota. Otro personaje felipista en curso de incorporarse al equipo de JVM es Max Cortázar, en el área de comunicación social. Recuérdese que el principal vocero de la campaña es Javier Lozano, quien fue secretario del Trabajo. Y que el coordinador general, Roberto Gil, fue secretario particular de FCH, a quien dedicó en meses pasados uno de los discursos de mayor lambisconería que se han escuchado. Es decir, para fortalecer al josefinismo se le incrustan personajes que no le guardan fidelidad, que pelearon en su contra (apoyando a Ernesto Cordero) y que están prestos a obedecer las instrucciones precisas que reciban de su verdadero jefe, Calderón, y no de la candidata en jaque que hoy dará a conocer otros nombramientos, que tomó la importantísima decisión personal de que su coordinador de campaña, Gil, ahora sea llamado jefe de gabinete, y que ayer, ante las insistentes versiones de que le harán renunciar a su postulación, tuvo que hablar del tema sin atreverse a mencionarlo expresamente: No he contemplado ningún escenario distinto al de seguir adelante.

En una parte de su promesa ha cumplido Vázquez Mota: han seguido adelante las pifias que parecerían increíbles en el equipo de campaña de la candidata pre- sidencial del partido en el poder. Ayer, en un primer envío de prensa, que más tarde fue corregido, se anunciaba una visita de JosefinABC a Tlazcala, y se daba a conocer una agenda de trabajo con referencias equivocadas de calendario, citando días con una numeración con 24 horas de adelanto.

Beatriz Paredes e Isabel Miranda de Wallace registraron ayer sus candidaturas ante el órgano electoral correspondiente. La tlazcalteca (diría el equipo de campaña de JVM) llamó a evitar la tentación de que los próximos comicios capitalinos sean de Estado. Es extemporánea la pretensión de la priísta: desde hace largo rato la administración ebrardista está a cargo del proceso electoral del perredismo, en cuanto a la jefatura de gobierno y los cargos legislativos, y esa misma postura de intervención y control se mantendrá en las campañas. No hay tentación alguna, sino plenas acciones en curso. Miranda de Wallace, por su parte, recibió el apoyo de la cúpula panista, en respuesta a los continuos señalamientos de que la han dejado sola. La delegación de levantadores de ánimo estuvo encabezada por Margarita Zavala.

Para cerrar esta entrega, Deborah Guzmán comparte algo de lo que leyó en La inmortalidad, segunda parte, de Milan Kundera, a propósito de deporte escenográfico para políticos (y políticas, diría Fox): El presidente norteamericano Jimmy Carter siempre me cayó simpático, pero fue casi amor lo que sentí por él cuando lo vi en televisión en chándal corriendo con un grupo de colaboradores suyos, entrenadores y gorilas; de pronto se le empezó a cubrir la frente de sudor, su cara se contrajo en un espasmo, los demás corredores se inclinaron hacia él, lo cogieron y lo sostuvieron: era un pequeño ataque al corazón. El jogging debía haberse convertido en una oportunidad para exhibir a la nación la eterna juventud del presidente. Por eso había invitado a las cámaras y no fue culpa suya si, en lugar de un atleta pletórico de salud, tuvieron que exhibir a un hombre envejecido que tiene mala suerte. El hombre ansía ser inmortal, y la cámara un buen día nos enseña su boca estirada en un triste gesto como lo único que recordamos de él, lo que nos queda de él como parábola de toda su vida. Entra en una inmortalidad que denominamos ridícula… ¡Hasta mañana!

Video: Conferencia de Andrés Manuel López Obrador, del 9 de abril de 2012

Video: Presenta AMLO decálogo en materia energética

El viacrucis de Josefina

Jorge Zepeda Patterson

La primera semana de campañas presidenciales dejó saldos rojos en algunos campamentos y ambiente de celebración en otros. El equipo de Peña mostró oficio y músculo con una gira perfectamente orquestada, un reality show en tiempo real en el que los asistentes participaron como si se tratara de extras de cine; sonrisas y aplausos en los lugares indicados y un candidato y su esposa recibidos como celebridades. A este paso, el priista no tendrá que “posicionar” programas de campaña, sino tan sólo desfilar como la Miss Universo con saludo de brazo corto-corto-largo.

Si fuera partido de futbol, diría que López Obrador obtuvo un buen empate en su primera semana. Luego de arrancar en Querétaro, se arropó con tres días de actividades en el DF, donde se concentra la fuerza de la izquierda y la cobertura mediática. Posteriormente se dio un baño de pueblo en Chiapas, donde también son fuertes los perredistas. Fue una buena decisión arrancar la campaña en terreno blandito.

Como quiera, ya la primera semana muestra algunas tensiones entre los tres partidos que avalan la candidatura de López Obrador. Está claro que el tabasqueño se encuentra más cómodo con el PT, totalmente subordinado a su voluntad, que con el PRD, sujeto todavía al control de Los Chuchos. En Chiapas AMLO parecía candidato de un solo partido: el PT inundó de banderas sus mítines y el PRD se quejó de haber sido excluido. El candidato tendrá que resolver esta tensión si no quiere conceder demasiada ventaja a sus rivales. Es el PRD el que tiene la estructura y los recursos para hacer, aunque modesta, una campaña nacional, no así Convergencia y PT.

El gran perdedor del arranque de la contienda es la candidata del PAN. Para Vázquez Mota fue una semana non santa, un verdadero viacrucis. Su semana arrancó con el desdén a la Ibero y a la UNAM (que era anterior pero difundido estos días), fallas en la transmisión por Internet del inicio de campaña, desliz discursivo al prometer “fortalecer el lavado de dinero”, suspensión de un acto de campaña por protestas de trabajadores de Mexicana de Aviación que habían sido invitados, un mareo momentáneo en un evento público, abandono de un restaurante en Tres Marías por la protesta de los clientes del lugar.

Demasiados “incidentes” para una semana. Todavía es muy temprano para saber el impacto en la intención de voto del electorado. Pero seguramente lo habrá. Las redes le han cobrado muy caro los errores; algunos de ellos han sido objeto de difusión viral, seguramente aceitados por el enorme equipo cibernético que han montado lo priistas.

Vázquez Mota ya había experimentado en las últimas semanas un estancamiento de la espuma que en enero y febrero le permitió acercarse a Peña Nieto. Tal espuma fue resultado de su triunfo en las elecciones internas del PAN al imponerse al candidato oficial, Ernesto Cordero. La espuma fue lógica y natural, toda vez que los candidatos de otros partidos no estaban en campaña, pero el estancamiento de la espuma también lo es. Lo grave es que justo en el punto de inflexión comiencen a crecer los negativos de la panista, producto de esta primera semana desastrosa. Los adversarios tratarán de extender la noción de que tales errores expresan la falta de liderazgo, energía y eficiencia de Vázquez Mota.

A mi juicio, su viacrucis tiene que ver con tres factores. Primero, que la panista tuvo menos tiempo que Peña Nieto y AMLO para preparar la campaña. El hecho de que el PAN haya elegido candidato mucho después que sus rivales le proporcionó un buen moméntum, pero lo dejó maltrecho para arrancar la campaña nacional. Segundo, todavía hay mucho que remendar en la relación entre los calderonistas y la dirigencia nacional del PAN, por un lado, y el equipo que rodea a Vázquez Mota, por el otro. Este fin de semana se buscará fusionar las dos estructuras pero no será fácil. Todavía hay muchos cadáveres, desconfianzas y heridas por cicatrizar.

Y tercero, si bien es cierto que algunos tropezones son producto de fallas de logística, otras son producto simplemente de la mala fortuna y de la inclemencia de las redes para potenciar la crítica.

La buena noticia para Josefina es que esto apenas comienza. La mala es que se trata de una campaña muy corta. Es cierto que Felipe Calderón comenzó de manera desastrosa hace seis años y terminó ganando (“haiga sido como haiga sido”), luego de hacer correcciones en su equipo de campaña. Pero también es cierto que tales desaciertos y correcciones fueron en enero, no en abril. Los próximos días serán decisivos para saber si el árbol que nació torcido su tronco endereza.

La economía de los políticos

Samuel García

Habrá que tener cuidado: La economía en general va bien, pero la economía de las personas y de las familias, no. No como se nos dice.

Esto es lo que explica la enorme brecha que existe entre lo que opinan los economistas y lo que dice la gente en general en las encuestas que publica INEGI. Los primeros están viendo que los grandes números de la economía no marchan tan mal, pero los segundos –que son millones- no ven en sus bolsillos lo que dicen aquellos.

Pero más allá de las opiniones de unos y otros, el fenómeno no es difícil de advertir a través de las propias cifras económicas. El viernes 30 de marzo pasado –ya al pie del inicio de las vacaciones lo que dificultó su difusión- el Banco de México publicó la minuta sobre la más reciente reunión de su Junta de Gobierno.

En ese documento se publicaron tres gráficas (páginas 11 y 12) que con mucha claridad muestran la frágil y deteriorada situación económica en la que viven millones de mexicanos y su rezago frente al indudable avance de los grandes números de la economía, que son los que escuchamos en boca de políticos y funcionarios públicos a través de los medios masivos de comunicación.

Le describo brevemente estas tres gráficas:

1. Precarización del empleo. La primera gráfica elaborada por el Banco de México muestra que las tasas de ocupación en el sector informal de la economía (léase ambulantaje y pequeños negocios no registrados) han crecido sostenidamente por lo menos en el último año. A enero de 2012 esta tasa fue de 28.9% de la población económicamente activa. Esta misma gráfica muestra que las tasas de desocupación y subocupación actuales son significativamente más altas que las que existían previas a la crisis que estalló en 2008.

2. Deterioro del ingreso real. La segunda gráfica que presenta el banco central muestra que por fin, a finales del año pasado, la masa salarial real tuvo una variación anual positiva desde la crisis de 2008 por la creación de empleos; aunque, como se vio antes, éstos son de baja calidad. Sin embargo el ingreso real promedio continuó mostrando caídas anuales que a finales del año pasado fue de -1.9%. Este deterioro en el ingreso real de la población se viene presentando desde inicios de 2008.

3. Costos de mano de obra en caída libre. Una tercera gráfica elaborada por el banco central -consecuencia de la evolución negativa en los ingresos reales anteriores- muestra una caída significativa en los costos unitarios de la mano de obra en el sector manufacturero a lo largo de los últimos tres años (2009-2011); a la vez que la productividad media del trabajo ha crecido sostenidamente durante este tiempo.

En suma, en su documento el Banco de México muestra estos tres indicadores: Precarización del empleo, deterioro del ingreso real y caída en los costos de la mano de obra en el sector manufacturero, como argumentos para enfatizar que las actuales condiciones de debilidad del mercado laboral no implican presiones sobre los precios. Eso está bien en materia de inflación que es el objetivo constitucional del banco central.

Pero la descripción gráfica que hace el Banco de México sobre la situación actual del empleo y del ingreso de la mayoría de los mexicanos dista mucho de los grandes promedios macroeconómicos y de las propuestas que escucharemos en las campañas electorales.

El mes de abril

Salvador García Soto

¨La campaña es abril¨, dicen los expertos, y lo dicen porque de los tres meses exactos que dura esta campaña, el mes decisivo parece ser este primero, en el que los candidatos están en el arranque, con todo el ímpetu, y deben de mostrar sus mayores fortalezas y su potencial al electorado en las primeras semanas de campaña. Mayo, con sus puentes y días feriados, será un mes perdido para el proselitismo y en junio prácticamente llegarán definidos y sería muy difícil que en un mes –aunque todo puede pasar- cambiaran drásticamente las intenciones de voto.

Es decir, que el candidato o candidata que no aproveche este mes para posicionarse y ganar adeptos entre el electorado, sobre todo entre los indecisos o entre los llamados “votantes swinger” o “sin partido”, muy poco podrá hacer en la parte restante de la campaña, sobre todo si las tendencias continúan como hasta ahora, con la continuidad que han mostrado las encuestas, y si no hay un cambio drástico o algo que impacte de manera dramática al electorado.

Eso parecen tenerlo claro casi todos los estrategas de los candidatos presidenciales, que meten el acelerador en esta etapa y a pesar de los llamados “días santos” no interrumpieron la actividad de sus campañas. Pero en el equipo de Josefina Vázquez Mota, si bien mantuvieron su ritmo de actividad, hay una extraña parsimonia que no concuerda con la premura con la que afuera se ven los cambios necesarios en su grupo de campaña y el golpe de timón urgente en su estrategia.

Ayer, de nueva cuenta, le preguntaron a Josefina si pensaba declinar, tras las versiones de sus problemas de salud y los tropiezos de su campaña. “No he contemplado ningún escenario distinto al de seguir adelante”, dijo la candidata, quien sí confirmó que habrá cambios en su equipo y en la agenda de su campaña pero no dijo cuándo porque “aún hay tiempo para ello”.

¿Realmente tiene tiempo de sobra Josefina Vázquez Mota para tratar de enderezar el barco de su campaña que navega hasta ahora sin mucho rumbo y con los vientos en contra? No parece que le sobre tiempo. Las diferencias de entre 18 y 22 puntos porcentuales que le dan las encuestas a su contrincante Enrique Peña Nieto no se ven fácilmente remontables y lo que necesitará es precisamente tiempo.

La reacción de Josefina hasta ahora, a los errores en su equipo de campaña y a la percepción que han generado sus mareos y tropiezos en público es bastante tibia y no parece atender todo el impacto negativo que esos sucesos le han hecho a su imagen. Contrarrestar un daño como el que ella sufrió en las semanas recientes con unas fotos difundidas de ella haciendo ejercicio o bailando en un acto, no será suficiente para alejar los mensajes de debilidad y de vulnerabilidad que interesados se encargaron de esparcir aprovechando sus fallas. Ni siquiera la candidata da color sobre si supo realmente de donde provenían esos ataques y si no era de su mismo partido o del gobierno, desde donde comenzaron a filtrar los rumores de que era una candidata sustituible.

Hará falta mucho más que la sonrisa ensayada y conocida de Josefina, su hablar correcto y pausado con el que intenta transmitir confianza, para desactivar y desalentar la idea de que ella no llegará al día de la elección. El daño que se hizo ella misma y su equipo y que sus enemigos, de dentro o de fuera, se encargaron de magnificar, es mucho y si no hay un golpe enérgico de timón, una candidata que muestre energía y empiece por ordenar su casa y responder a los que la atacan, el tiempo no le dará. Y el mes de abril sigue corriendo.

Sospecha priista

Martha Anaya / El Alhajero

Dicen que no es por buscarle cinco pies al gato, pero en el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto y en el propio PRI tienen la sospecha de que hay una campaña inducida desde el gobierno federal para hacerle creer a la gente que el candidato priista desaparecerá el programa Oportunidades (para combatir la pobreza) si gana la presidencia de la República.

Han detectado además que en varias zonas del país, a los beneficiarios del programa de Adultos Mayores, les piden su credencial de elector, le sacan fotocopia y mandan un inventariado a Sedesol. “¿Para qué?, quién sabe –dicen-, pero por aquello de las dudas …”

De ahí que ayer Peña Nieto utilizara frases como “hay que evitar el uso faccioso de los programas sociales”, o el señalamiento: “para desterrar esa insinuación, a veces inducida…” de que el programa desaparecerá si él gana la elección presidencial. Y que luego el priista firmara ante los medios y con interventor presente, el compromiso no sólo de mantener, sino de incrementar Oportunidades, si logra sentarse en la silla del águila.

-0-

QUADRI NO LE TEME A LOS COSTOS POLÍTICOS.- ¡Sí, lo digo con todas sus letras; no le tengo miedo a las palabras!, soltó Gabriel Quadri cuando le preguntamos si entre sus propuestas estaba aplicar el IVA a alimentos y medicinas. Y la respuesta fue, efectivamente, un sí con todas sus letras.

“¡No le temo a los costos políticos!”, agregó el candidato presidencial del Partido Nueva Alianza: Sí, IVA generalizado, incluidos alimentos y medicinas, excluyendo una “canasta vital” con productos de primera necesidad.

Dicho lo cual, el ecologista anunció que reiniciará su campaña en busca de los indecisos. Esta semana atenderá diversas invitaciones y en diez días comenzará una serie de giras por toda la República y verá lo relacionado con el debate de los candidatos presidenciales previsto para el domingo 6 de mayo.

-0-

JOSEFINA, REBASADA POR LOS PINOS.- Dice Roberto Gil Zuarth que Josefina repuntará en las encuestas porque va a rebasar “por la izquierda y por la derecha”. Pero quien parece estar siendo rebasada, y por los Pinos, es la propia Vázquez Mota y su equipo de campaña.

Tres nombres más se manejan en la recomposición del war room de la candidata presidencial del PAN: Guillermo Anaya Llamas, compadre de Calderón, ex alcalde de Torreón y ex candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila; Rafael Giménez Valdés, quien ayer renunció a la Coordinación de Opinión Pública de la Presidencia de la República y fue “una de las piezas clave” en la evaluación permanente de las políticas públicas del gobierno federal, según el comunicado de presidencia.

Y Juan Molinar Horcasitas, quien durante la campaña de Felipe Calderón fue coordinador del área de investigación y análisis políticos, y luego fue designado director del IMSS, después secretario de Comunicaciones y funge actualmente como secretario de Acción de Gobierno de Acción Nacional. Los tres, gente de Calderón, no de Josefina.

-0-

GEMAS: Regalito envuelto en papel crepé de Josefina Vázquez Mota: “De ninguna manera, de ninguna manera me están imponiendo a nadie. Hay sin duda la libertad absoluta y la autonomía para tomar las mejores decisiones del equipo y así lo hemos hecho y así lo seguiremos haciendo”.

Josefina: última llamada

Ricardo Alemán

La emergencia que amenaza con el fin de la hegemonía del PAN en el poder presidencial —y que podría marcar el regreso del PRI a la Presidencia de la República— tiene en alerta máxima a lo que queda de la dirigencia nacional del PAN, a todos en la casa presidencial de “Los Pinos” y, sobre todo, al primer círculo de la señora Josefina Vázquez Mota. Y no es para menos. ¿Por qué?

Porque a decir verdad, un escenario de crisis de la magnitud como el que viven hoy el PAN, su candidata presidencial y el huésped de Los Pinos era impensable hace dos o tres meses. Más aún, ni en la peor de las pesadillas los estrategas de Acción Nacional y de la casa presidencial habían imaginado que a dos meses y medio de la elección presidencial su candidato o candidata estuviera a casi 20 puntos porcentuales del puntero y a sólo tres o cuatro del tercer lugar.

La crisis es de tal magnitud que la prioridad momentánea ya no es aproximarse al primer lugar —lo que resultaría de elemental sentido común—, sino que hoy la decisión urgente de la señora Vázquez Mota, del PAN y de la casa presidencial de Los Pinos, es alejarse del tercer lugar, en donde el candidato de las izquierdas —el señor López Obrador— gana terreno de manera paulatina.

Es decir que el primer paso para salir de la emergencia que vive la candidata del PAN es recuperar los cuatro o cinco puntos que ganó luego de su victoria en la interna de su partido como candidata presidencial, para con ello sembrar entre el electorado la percepción de que la segunda posición es temporal y que tiene posibilidades reales de atacar al puntero.

De lo contrario, si el electorado en general —y sobre todo los indecisos— percibe que la candidata del PAN perdió la segunda posición y cayó al tercer lugar, entonces la percepción general será que el PAN y su candidata van en picada, en caída libre y que ya nadie podrá salvarlos. En otras palabras, que si Josefina no logra alejarse rápidamente de AMLO y, en cambio, permite que el candidato de las izquierdas la alcance en la segunda posición, entonces podremos dar por muerto al PAN.

Y es que, en rigor, y a pesar de que AMLO hoy se encuentra en la tercera posición, aún nadie puede darlo por muerto. Aún respira, en especial, luego del cambio de estrategia, de spots y de imagen que a buen tiempo decidieron sus estrategas y “genios” de la publicidad y la imagen. Por eso la pregunta obliga. ¿Qué tanto será capaz de crecer la candidatura presidencial de López Obrador?

En realidad, y por contradictorio que parezca y absurdo que se antoje, la posibilidad de que AMLO avance, se estanque o retroceda en las preferencias electorales, en buena medida está en manos de los estrategas del PAN, de la casa presidencial y de la candidata Vázquez Mota. ¿Por qué?

Porque si los azules no reaccionan y no se confirman como una verdadera alternativa presidencial —rápidamente y en las próximas dos semanas—, buena parte del electorado que aún no ha decidido su voto, volteará a otro candidato y otro partido para buscar una opción electoral. Es decir, que si el PAN y Josefina se derrumban, un sector de votantes desechará al PAN y a su candidata y buscarán identificarse, sea con AMLO, sea con Peña Nieto o, incluso, entrará al ejército de ciudadanos que prefieren expresarse mediante la anulación del voto.

Por eso, resulta urgente que todo el aparato del PAN, de la casa presidencial y de la candidata Vázquez Mota hagan el último esfuerzo por despegarse del mediocre nivel que tienen frente al electorado, y den un jalón que —primero— los aleja de AMLO y del tercer lugar y —segundo— los aproxime al primer lugar, para tener posibilidades de alcanzar al puntero. Pero existe un pequeño problema. ¿Cómo van a conseguir ese milagro?

Por lo pronto, hoy la señora Vázquez Mota anunciará una nueva cara en su campaña, con nuevos colaboradores y estrategas, con nuevas ideas, renovados cuadros y, dicen los que saben, con pesos completos para el cambio de rumbo. La novedad es que desde la casa presidencial se moverá buena parte del equipo de imagen de Los Pinos, además de que se sumarán al “cuarto de guerra” estrategas que ya ocuparon esa posición durante la campaña presidencial de Felipe Calderón. ¿Será suficiente?

Esa es la segunda gran pregunta. ¿Por qué? Porque el tiempo apremia y los azules sólo disponen de dos meses y medio. A estas alturas, en 2006, Calderón ya había empatado a AMLO. El PAN requiere un milagro ante la última llamada. Y vale recordar que en política, los milagros van de la mano con la trampa. Al tiempo.

Es un pájaro… No, es un avión… ¡Es Superpán!

José Cárdenas

Para Josefina Vázquez Mota, la Semana Mayor inició mal… y se puso peor. Fueron siete días, siete, salpicados de tropiezos y síntomas que provocan olas de rumores… desde su endeble estado de salud hasta su eventual relevo.

Fue interpelada en la escuela donde estudió la primaria; canceló un acto en el World Trade Center por las protestas de trabajadores de Mexicana; en la tierra de sus ancestros tuvo sonoro lapsus: prometió fortalecer el lavado de dinero; se mareó al recibir las propuestas de seguridad que le entregó el empresario Alejandro Martí… Y para acabarla de amolar, vino el incidente de las quesadillas en El Sinaí de Tres Marías, que parecía el monte calvario… en el día de la Pasión.

Su equipazo sacó a la candidata a volantear como si buscara una jefatura de manzana y no la Presidencia. Luego, exhaustos y hambrientos, decidieron ir a echarse unas quesadillas… Entre comitiva y prensa el tumulto fue tal que los comensales le leyeron los Diez Mandamientos, y el dueño del changarro de nombre bíblico terminó por correrlos a todos, empezando por la señora candidata. La ocurrencia del almuerzo campirano fue más que una anécdota.

Todo esto, sin olvidar el cacareado domingo negro en el Estadio Azul. El caso de Josefina es notable. Parece que no da una… y en política, lo que parece es.

A los ojos de amigos y adversarios, Josefina se muestra vulnerable, dubitativa, insegura y temerosa… con un discurso que expresa poco… y dice menos. La señora Vázquez Mota ha perdido en pocos días (del 28 de marzo al 6 de abril) siete puntos según las encuestas de GEA-ISA. Viene 19 puntos abajo de Peña Nieto… más lo que se acumule esta semana. De no hacer algo, y pronto, el candidato del PRI será inalcanzable… Josefina y Andrés Manuel se podrían cruzar… y el PAN, despedirse del segundo puesto.

La sensación colectiva es de pasmo. Mientras, el team de Josefina asemeja a la orquesta del Titanic, cuyos músicos seguían toque y toque como si no pasara nada, mientras el barco se hundía y agua les llegaba al cuello… y más arriba.

Para evitar el naufragio, a Josefina le ajustarán estrategia y equipo… Desde Los Pinos, gente cercanísima al presidente Calderón tomará el mando: Juan Molinar Horcasitas, quien fungía como secretario de Acción de Gobierno del CEN panista; Guillermo Anaya, senador y candidato perdedor al gobierno de Coahuila; Rafael Giménez Valdés, coordinador de opinión pública de la Presidencia… el consentido, Roberto Gil Zuarth, quedará inmóvil.

Todos los panistas que se fascinan comparando esta elección con la de hace seis años, recordarán que Felipe Calderón también cambió de estrategia a media carrera… y a la carrera. Primero quitó a Josefina… pero hoy Josefina no se puede quitar.

Lo que haga la panista a partir de hoy deberá ser radical… total, ya llegó al rescate ¡ Superpán!… dizque el hombre de acero.

MONJE LOCO: El Pinabús camina y se va de lado… El motor no jala… pasa aceite. El clutch no sirve… la caja de velocidades está trabada… sólo entra la reversa. La dirección no da vuelta y además no frena, y viene el precipicio. Ya se sabe, ya se supo…

El yunque de Josefina

Raymundo Riva Palacio

Josefina Vázquez Mota se encuentra en la definición de su vida política. ¿Cómo rescatar su campaña presidencial, cuando el camino para hacerla que renazca pasa por la recomposición de sus alianzas y quitarle poder a la extrema derecha del PAN que la tiene en la actual encrucijada? La decisión tiene que apresurarse, pues si no inyecta aire a su campaña para que vuele de nuevo antes de que termine abril, muy probablemente la elección presidencial ya no genere incertidumbre sobre quién ganará, sino sobre cuántos puntos le sacarán.

Vázquez Mota tiene lista la nueva composición de su equipo, donde incorpora a políticos de experiencia que vienen del círculo del presidente Felipe Calderón y algunos que se enfrentaron a ella cuando Ernesto Cordero le disputaba la candidatura. Es un avance importante, tras semanas de errores, pero no basta. Su problema radica en la trampa a la cual se metió voluntariamente por necesidad táctica.

Ella es una mujer laica que tuvo que refugiarse en la extrema derecha para ganar la candidatura presidencial cuando la cargada del poder estaba con Cordero. Porqué la extrema derecha optó por Vázquez Mota y no por él, se puede explicar sólo con la hipótesis de trabajo de que vieron en ella la posibilidad de cobrar más alto su apoyo que con quien era percibido el candidato del Presidente.

La contienda interna del PAN fue un momento de traiciones de los gobernadores de extrema derecha. Su jefe político, Marco Adame, de Morelos, había prometido apoyo a Cordero días antes de la elección, cuando en realidad se inclinaba por Vázquez Mota. Incluso, su esposa era la coordinadora estatal de la campaña de la ex diputada, y cuando Cordero le espetó al gobernador sobre sus lealtades, Adame le respondió que una cosa era él, y otra su esposa.

La realidad demostró que Adame le jugó en contra, lo que pasó también con el gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, quien como ningún otro mandatario estatal panista, le había garantizado la victoria a Cordero. El día de la elección sus operadores trabajaran a favor de Vázquez Mota, algo que se repitió en Jalisco, donde Emilio González le expresó su apoyo a Cordero, pero se inclinó por Vázquez Mota.

Las traiciones a Cordero ayudaron a ganar a Vázquez Mota. Una de las mayores fue la de Rogelio Carbajal, que tenía una de las encomiendas más importantes en la campaña del ex secretario de Hacienda, que era el trabajo con los delegados panistas. Incumplió su trabajo y es considerado como uno de los principales responsables de la derrota, porque, como dijeron colaboradores de Cordero, Carbajal apostó por la extrema derecha, de quien se suponía era enlace, no alfil.

Durante la contienda interna, Vázquez Mota tuvo que seguir la misma estrategia de Gustavo Madero cuando luchó por la presidencia del partido y sintió que el presidente Calderón le cerraba el camino. Madero pactó posiciones con ese grupo conocido como El Yunque, cuyo peso político –calculado alrededor del 15% dentro del PAN-, adquirió mayor valor por ser ciertamente un bloque que no gana, pero sí define ganador. El costo para Madero fue muy alto –incluida la secretaría general para Cecilia Romero-, y lo está siendo para la candidata, que se alió con ese grupo.

Vázquez Mota tiene ya en su cuarto de guerra a Oliva, donde la extrema derecha metió el pie aún después del reajuste en el equipo de campaña, y tiene a varios personeros alrededor de ella. Las nuevas incorporaciones y redefinición de tareas les coloca un dique, pero no los anula. La candidata le debe a ese grupo una buena parte de los errores de su campaña, pero no puede aislarlos y eliminarlos, porque los necesita para la movilización. Cómo neutraliza a quienes más daño le hacen el equipo reforzado y reorganizado de Vázquez Mota, será parte del desafío para que El Yunque ayude pero no se convierta en el cavador de su tumba presidencial, como hasta este momento lo está siendo. En todo caso, los resultados se deberán ver en unos días, o todo estará perdido.

Imposible encogerse más

Ricardo Eguia

Así como la balzaciana piel de zapa ya no pudo encogerse más, tampoco, ni siquiera con el pretexto de la crisis económica, podrán jalonear más la precariedad y el desamparo ancestrales de la clase trabajadora…

El gobierno de la derecha con “botulismo social” y los poderes fácticos pujan por una nueva legislación laboral totalmente regresiva, brutal y opresiva…

Luego de una vuelta de 30 años el neoliberalismo no logró la reordenación ni el saneamiento de la economía a pesar de que desde 1982 la carrera salarios precios se contuvo con la aplicación autoritaria y descarnada de un “programa ortodoxo” de política económica fundamentalista en la que la demanda de bienes y servicios se disminuyó al contener los salarios y desde ahí se inició la manipulación sin pausa, el alza incontenible de la pobreza…

No se necesita ser erudito economista, ni mucho menos exégeta de los destructores “chicago boys” criollos, autóctonos cuya constante y divisa ha sido despedazar al país…tampoco es necesario un difícil ejercicio de memoria para retrotraer con claridad meridiana la herencia maldita que en estos treinta años han dejado los tecno-anarco-liberales a ultranza…

Si a vuelo de pájaro seguimos el ominoso rastro de la “bestia negra” del neoliberalismo en el centro de su sendero sinuoso destacan los cien mil millones de pesos que (1984-85) recibieron de indemnización por la nacionalización bancaria; después la privatización de los bancos a favor de amigos y ex –bolseros fracasados; luego con la crisis (1994) de los “alfileres de diciembre” la firma a espaldas del Legislativo del criminal pagaré fobaproa a un costo de $115,000 millones de dólares y con el cual se rescató a los banqueros, nunca a los ahorradores ni usuarios de la banca y que al canjearse se convirtió en deuda pública eterna por la cual cada año el país les paga a los banqueros $50 mil millones de pesos, solo por el servicio (intereses) de esa deuda monstruosa con la que se sigue saqueando al país…

Años después violando la “Ley IPAB” que prescribía revisión de créditos irregulares, auto-préstamos que se hicieron los banqueros, préstamos relacionados, préstamos litigiosos y demás basura en la “panza del fobaproa”, con quitas arbitrarias, ladinas e inescrupulosas, maniobras legaloides, encapsulamiento de miles de millones de pesos y sin investigar a ningún banquero, mucho menos sancionar a nadie por ese “macrorobo a la Nación” se ignoró a la “Auditoría Superior de la Federación” que insistió en las auditorías “Gel” (de gestión, de existencia y de legalidad) y evitaron con una maraña de ardides que ese elevadísimo costo presupuestal para nuestro país disminuyera ni un dólar…

Ya saneados los bancos con recursos públicos inconmensurables, los mismos rufianes aristócratas sin pagar impuestos (utilizando un truco bursátil) esa hez mafiosa protegida vendió a extranjeros la banca mexicana y con ello no solo el país “perdió un sistema nacional de pagos” sino que ahora vuelven a saquearnos transfiriendo miles de millones de dólares a sus matrices en “Estados Unidos (Citigroup) y en España (BBVA y Santander) con lo cual recrean los niveles de incertidumbre por contagio y “envenenan” la precaria economía de este país manipulada por los fundamentalistas del mercado y de la globalización…

Sin aumentar (peor aún conteniendo arbitrariamente) los salarios; sin contener la inflación (peor aún alimentándola con los gasolinazos) tolerar el alza generalizada de precios (la “OCDE” ratifica que de todos los países miembros con una inflación del 3.7%, México el único con el 6.9%, casi el siete por ciento de inflación en alimentos) con un descomunal aumento en impuestos para apuntalar el simple “gasto corriente inútil”, no reorganizaron ni reestructuraron las finanzas públicas para suprimir los privilegios fiscales, las exenciones, las devoluciones oscuras del “SAT” ni para evitar la evasión y la elusión fiscal, misma que según la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público era en el 2011 de $785 mil millones de pesos…

Sojo (INEGI) que como fabulista cobra muy caro, sostiene las mentiras de Calderón sobre la fantasiosa creación de empleos pero “AMAFORE” corrobora que en los últimos tres años (lo certifica sin malabares) que se perdieron un millón 330 mil empleos; que los desempleados en números redondos son cinco millones y que tres millones acudieron a las “AFORES” a solicitar su magra ayuda que establece la ley acreditando que 50 millones de personas carecen de un esquema de ahorro para el retiro ya que el 55% de la población económicamente activa trabaja en la informalidad…

El uso abusivo de la economía por regímenes neoliberales conlleva la parasitaria y esquilmante dependencia presupuestal de las exportaciones petroleras en un idílico entorno de altos precios del crudo y peligrosa declinación de la plataforma de producción…

Ante imposibilidad de que en este espacio pueda hacerse una relatoría (ni siquiera enunciativa) de la urdimbre de atrocidades y las “cirugías reductivas” al estilo Carstens donde todo ha sido para los ricos, nada para los pobres que no tienen voz, existe en el ánimo de los neoliberales carroñeros el incentivo perverso de castigar más a las mayorías y ese espacio de total inequidad lo están encontrando en una REFORMA LABORAL infernal desde “La torre de la arrogancia…” y extremadamente agresiva.

En un país estancado que no solo no crece sino que como consecuencia de la inseguridad y de la violencia de la guerra se incrementó la pobreza, la desigualdad y el cierre masivo de pequeñas y medianas empresas (160 mil negocios cerrados en el sexenio.- Fuente: Coparmex abril 2012) y por que “el Estado no garantiza la integridad física ni patrimonial de los ciudadanos, “El régimen, algunos organismos empresariales suicidas presionan al Legislativo para que apruebe una nueva Ley Laboral al estilo del régimen derechista español (Rajoy) que no tiene ni cien días en el poder y ya le zarandean las multitudes enardecidas por una Legislación que permite despedir fácil y más barato a los trabajadores…

Aquí se pretende una reedición de esa draconiana y regresiva Ley Laboral que también permitirá a los empresarios la llamada “flexibilidad interna” para realizar cambios unilaterales en la jornada y los horarios de trabajo, así como en la disminución salarial…contratos a prueba eternos (nula estabilidad en el empleo) “outsourcing” (tercerías) que no solo aumentarán el desempleo nacional sino que esta forma de subcontratar significa un fraude a la Ley y también un fraude fiscal, así como discriminación salarial para un trabajo igual, cuyo único objetivo es eludir el pago de prestaciones legales…

Con esta Reforma en proceso se vuelven estériles los contratos colectivos de trabajo al otorgar la alternativa de negociar con algunos trabajadores condiciones distintas de trabajo y al limitar (art.388) el derecho de los trabajadores a organizarse y con ello se eliminarán a los sindicatos…

Este proyecto de Ley viola, agravia el derecho a un salario remunerador y proporcional a la jornada que cubra el trabajo contratado…

En España manifestaciones contra “nueva esclavitud laboral”…(el 29 de marzo pasado una huelga o paro nacional)

Los manifestantes y analistas sostenían que la reforma es una estafa y que no va a generar productividad puesto que los trabajadores consideran injusta explotación, bajos salarios desincentivan e implican desprecio a los titulados y a los post-grados…

La realidad descarnada: Los empresarios apoyados para obtener rápidos beneficios coyunturales e implica una medida asimétrica pues otorga facilidades a las empresas para rebajar discrecionalmente las condiciones de trabajo en tiempos (malos) de recesión, pero no opera en tiempos buenos…

Además perjudica a empresarios innovadores por competencia desleal de aquellos que no invierten en investigación y solo exprimen sus nuevas prerrogativas para la depauperación de sus trabajadores, con la consiguiente caída del mercado interno por la baja capacidad de compra con salarios deprimidos y manga ancha para los abusos patronales…

¡ En suma al muladar panista rescoldo de truhanes, se podrá dejar al siguiente sexenio una auténtica “bomba atómica” social demostrativa de que el capitalismo salvaje, el mercado libre y la globalización no son instrumentos de progreso, ni de prosperidad, ni de bienestar de la población, solo mecanismos y estratagemas perversos para explotar, saquear y empobrecer…en esa Reforma Laboral están larvados los estertores de un régimen que le apuesta a las minorías y se confrontará más aún, con las mayorías!!!

De perpetrarse esta estrambótica, bárbara, brutal e inmunda Reforma Laboral éste país será cimbrado hasta en sus basamentos, de suyo ya corroídos por el neoliberalismo rapaz y cicatero.-

Como dice desde Barcelona Juan Villoro: “México transita hacia el apocalipsis”.

Saqueo en Desarrollo Social

Francisco Rodriguez / Índice Político

El saqueo de la Nación a cargo de los panistas es inconmensurable. Bajo el dudoso amparo de su novatez en cuestiones de administración pública, durante los últimos años han cargado con cuanto pueden. Y, de acuerdo a un documento interno de la Auditoría Superior de la Federación en mi poder, es en el renglón de Desarrollo Social donde más visibles son los “desvíos”, duplicidades, ineficiencias y, en pocas palabras, más raterías se presentan.

Son raterías multimillonarias, eso sí.

De ahí que, a ciencia cierta, nadie sepa por ejemplo cuántos “pisos firmes” se han colocado en las viviendas de los pobres y más miserables del país. El ocupante de Los Pinos ha dicho que 2.5 millones. En sus spots, el PAN dice que en 12 años fueron 2 millones. Y la fallida candidata Josefina Vázquez presume que, durante su ocupación de la Sedesol –cinco años y días– fueron 3 millones. ¿Quién da más?

Porque, quienes menos reciben, efectivamente, son los pobres que día a día se incrementan en México. De los muchos problemas de focalización en los programas sociales –asistencialistas, en realidad– que los auditores federales han detectado está el que los subsidios no se destinan a quienes más los necesitan y sí, en cambio, a “cuates”, amigos, organizaciones religiosas y otras filopanistas.

Sucede porque los datos en los padrones de los supuestos beneficiarios son incompletos, sobre todo en el renglón de vivienda –remember los recursos destinados a ese rubro en la Tarahumara, mismos que Vázquez Mota desvió a las candidaturas panistas a diputaciones federales– y en el de subsidios al consumo. En síntesis, los programas de vivienda, tan cacareados en spots transmitidos ad nauseam durante meses en la radio y en la televisión, son un fraude. El de Vivienda Rural, por ejemplo, sólo cumple con la mitad de su compromiso de viviendas nuevas.

Pero vea usted, que –como decía el locutor– aún hay más:

Así, sin que haya explicación al respecto, se entregaron montos superiores a los presupuestados en el programa “70 y más”, a diferencia de los montos significativamente menores entregados en los apoyos alimentarios.

Por si lo anterior fuera poco, se detectó también que hay duplicidad de programas. El ejemplo más vistoso es el “Programa de Apoyo Alimentario” y el “Programa Oportunidades”. Y con esa duplicidad, imagino, es más fácil escamotear los recursos públicos para otros fines, incluso los personales.

Sedesol, la secretaría electorera de la Administración Pública Federal mantiene desactualizados sus instrumentos jurídicos y lineamientos, con el objetivo evidente de maniobrar de acuerdo a las necesidades del partido en el poder y no de los supuestos beneficiarios. De ahí, también, la opacidad en la gestión de los recursos públicos, renglón en donde no se tiene registro de que existan reintegros a la Tesorería de la Federación de los recursos de programas que son temporales, debido a situaciones de emergencia. Si sobró, alguien se lo quedó.

Lo más grave es que la población afectada es aquella a la que, desde el salinato, eufemísticamente se ha bautizado como la “que menos tiene”, esto es los millones de pobres y en situación de abierta miseria que hay en el país y que año con año se ha incrementado desde que el PAN usufructúa el poder público federal.

Un ejemplo: la Auditoría Superior de la Federación tiene detectado un enorme fraude en la aplicación de vacunas a población indígena en edad escolar, lo mismo que en la entrega –calificada como parcial– de complementos nutricionales y leche a menores de edad, así como falta ¡total! de entregas a mujeres embarazadas. Y sí, claro, los responsable de que esto suceda son los mismos personajes que se desgarran las vestiduras en su defensa del derecho a la vida desde el momento mismo de la gestación. Patrañas. Hipocresía. Nada más.

Engloba el reporte en mis manos al IMSS y al ISSSTE en el rubro desarrollo social. Del organismo tripartita destaca ineficiencias en la supervisión de contratistas, pero es en el segundo, en el instituto que supuestamente debe atender a los burócratas, que se extiende:

Fraude en los procesos de licitación para adquisición de medicinas, cual se señaló aquí en repetidas ocasiones durante la gestión de Miguel Ángel Yunes; graves anomalías en los informes financieros… anomalías en el caso del servicio de telecomunicaciones internas… actividades que no corresponden al sistema de agencias turísticas que, por si fuera poco, no declaró IVA.

Un muestreo. Sólo eso. Un breve muestreo del enorme saqueo a la Nación…

Índice Flamígero: Y en los 236 días que aún le restan a este calamitoso sexenio, alguien informará del destino que tendrá el billón de pesos –un millón de millones–, correspondientes a un tercio del presupuesto aprobado para ejercer este 2012, que los calderonistas mantienen “sudando” en bancos privados y del sector público. ¿Por qué? ¿Para qué? Como si no hubiese necesidades sociales qué atender…

¿Y dónde quedó la banca?

Privatizar el sector energía
Restricción y arco del triunfo

Carlos Fernández-Vega / México SA


Con la venia gubernamental, la mayoritariamente extranjerizada banca comercial (léase privada) que opera en el país se ha metido donde la ley no se lo permite (el sector energético propiedad de la nación), y se ha dedicado a financiar a empresas privadas (no pocas de ellas asociadas a las propias trasnacionales financieras) que se han instalado hasta en la cocina, en lo que se refiere a actividades productivas que sólo competen a entidades públicas, como la banca de desarrollo (también propiedad de la nación), y las propias paraestatales creadas para tales fines (Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad).

Resulta que las restricciones a la inversión privada que prevalecen en el sector energético no han impedido que la banca comercial haya incrementado su participación en el mismo, al grado que en este sexenio desplazó a la banca de desarrollo y cuadruplicó el financiamiento para la extracción y refinación de petróleo, la explotación de carbón y sus derivados, y sobre todo en la generación de electricidad, gas y agua. El crédito bancario privado para el sector energético mexicano fue de apenas 8 mil 972 millones de pesos en 2006, cuando iniciaba el gobierno de Felipe Calderón, pero el año pasado llegó a 41 mil 736 millones de pesos, lo que implica un crecimiento de 365 por ciento en cinco años, indican cifras del Inegi y del Banco de México. En cambio, la banca de desarrollo contrajo su participación en el sector, ya que de aportar más que la banca privada en 2006 con 9 mil 603 millones de pesos, equivalente a 52 por ciento del financiamiento total, el año pasado aportó únicamente 22 por ciento del mismo, con 11 mil 759 millones de pesos. En el caso de la extracción petrolera, el financiamiento privado se incrementó la friolera de mil 550 por ciento en sólo un lustro, el del calderonato (La Jornada, Susana González).

Qué tal con la cacareada defensa del estado de derecho (de saliva) que a lo largo del sexenio ha hecho el inquilino de Los Pinos. Debe tratarse de su estado de derecho” y el de sus amigos y protegidos (los banqueros de forma destacada), porque en el caso del sector energético mexicano la ley se la ha pasado por el arco del triunfo, acelerando la llamada privatización silenciosa de electricidad, petróleo, minería, gas y todo lo que huela a energía. Y, como siempre, el Congreso (los representantes del pueblo y de los intereses nacionales, de acuerdo con la versión oficial) papando moscas (así le llaman ahora a los negocios asociados a los partidos políticos).

La banca privada hace lo que le viene en gana, que para eso tiene la protección de la famiglia financiera del gobierno federal y la del mismo inquilino de Los Pinos. Se mete en sectores restringidos, pero está muy alejada de aquellas áreas en las que sí cuenta con autorización y la ley le exige participar, es decir, las actividades productivas del sector privado. Tanto meten la mano donde no les toca, que de plano ocho de cada diez empresas privadas deben encontrar financiamiento en cualquier parte, menos en la banca comercial. De ese tamaño es la ausencia de la banca moderna que nos han querido vender desde hace dos décadas.

Por ejemplo, en su más reciente informe sobre la evolución del financiamiento a las empresas, correspondiente al cuarto trimestre de 2011, el Banco de México reconoce que las principales fuentes de crédito reportadas por el sector privado fueron sus propios proveedores, con 81.9 por ciento de las empresas. Los resultados de las fuentes de financiamiento por tamaño de empresa muestran que tanto en el conjunto de las empresas de más de 100 empleados como en el de aquellas que emplean entre 11 y 100 personas, una alta proporción recibe financiamiento de proveedores (82.6 por ciento y 80.8 por ciento, respectivamente).

Desde tiempos zedillistas, cuando comenzó el proceso de extranjerización del sistema financiero otrora nacional, se escuchan los exhortos del secretario de Hacienda y del gobernador del Banco de México en turno, para que la banca incremente el financiamiento al sector productivo, estimule el crecimiento económico y contribuya al desarrollo nacional. Más allá de las carcajadas que se escuchan del lado de los barones del dinero, el gobierno no ha conseguido absolutamente nada. Hace pingües negocios con las tarjetas de crédito, el rosario de comisiones que cobra, los altísimos intereses que carga y los ínfimos rendimientos que ofrece, y se mete a financiar actividades que no debe. ¡Negociazo!, con la venia de la presunta autoridad.

En el último trimestre de 2011, de acuerdo con la información del Banco de México, sólo una de cada cuatro empresas privadas obtuvo nuevos créditos productivos de la banca comercial. El porcentaje de empresas hasta con 100 empleados que señaló haber obtenido nuevos créditos bancarios fue de apenas 18 por ciento, mientras en el caso de las empresas de más de 100 empleados este porcentaje fue de 29.3 por ciento. Con respecto al conjunto de empresas que no recibieron nuevos créditos (74.8 por ciento), 68.7 por ciento reveló que no solicitó nuevos créditos bancarios (65.3 por ciento en el trimestre anterior); 3.8 por ciento de las empresas señaló que solicitó crédito y está en proceso de autorizarse (4.9 por ciento en el trimestre anterior) y 1.2 por ciento de las empresas indicó que solicitó crédito y no fue autorizado (1.6 por ciento el trimestre anterior). A su vez, 1.3 por ciento de las empresas indicó que aunque solicitó el crédito lo rechazó por considerar que era muy caro (0.4 por ciento el trimestre anterior).

Las limitantes consideradas por las empresas, en orden de importancia, fueron, de acuerdo con el Banco de México: la situación económica general (60.7 por ciento); las tasas de interés del mercado de crédito (46.8 por ciento); las condiciones de acceso al crédito bancario (45.2 por ciento); las ventas y rentabilidad de la empresa (43.5 por ciento); los montos exigidos como colateral (42.9 por ciento); la disposición de los bancos a otorgar crédito (41.4 por ciento); el acceso a apoyo público (40.6 por ciento); la capitalización de la empresa (35.3 por ciento); historia crediticia de la empresa (33.0 por ciento) y las dificultades para pagar el servicio de la deuda vigente (30.7 por ciento).

Las rebanadas del pastel

¡Tan respetable y seriecita que se veía, señora Wallace!

JVM y Elba

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

La candidata presidencial de Acción Nacional va de mal a peor. A sus dislates verbales, incluidos los supuestamente editados para transmitir en los “espots” de su propaganda política, habrá que sumar sus limitaciones físicas, completamente ajenas a su condición de mujer, estrechamente ligadas a su salud y estado de ánimo.

Escucho y leo que en la Secretaría de Educación Pública se venden plazas de maestro, y que ella no lo tolerará más, lo que es un despropósito, porque sí lo aceptó y toleró mientras estuvo encargada del Despacho, por las reglas del juego establecidas en el pacto que el PAN hizo con Elba Esther Gordillo; un despropósito también porque no son las autoridades administrativas de la SEP las que hacen o fomentan esa venta de plazas, sino que es el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, concretamente sus dirigentes, quienes determinan monto, destino y calidad de la plaza que venden y ellos controlan, para construir un poder dentro del poder del Estado, y negociar así la impunidad necesaria a su corrupción, a cambio de apoyo político, sin parar en consecuencias ni en lo que éstas signifiquen en la formación de los mexicanos durante su instrucción básica y secundaria.

Debe quedar claro al elector que las diferencias públicas entre Josefina Vázquez Mota y Elba Esther Gordillo nunca fueron competencia de la materia educativa, sino rivalidades de género y distancia calculada de las complicidades políticas, porque no fue sino hasta que se convirtió en pastora de la bancada panista en la Cámara de Diputados, que la hoy candidata concibió la idea de satisfacer su muy personal ambición: ser, al menos, candidata a la Presidencia de la República y, con un poco de suerte, obtener los votos necesarios para lograrlo, o concitar la simpatía de Felipe Calderón para obtener todo el apoyo del Estado, por sobre la norma constitucional, encima de la ley.

Pero el mundo es un pañuelo. El desafío de JVM es idéntico al enfrentado por Isabelita Perón, definido perfectamente y en su momento, por Juan José Saer: “… No por poseer una ideología superior sino los medios y el saber técnicos capaces de mantener en su sitio a un gobierno que ya no representa ningún consenso social. La situación, que quisiera mostrarse natural, se doblega y vacila bajo el precio de sus contradicciones. Dejando de lado todas las incongruencias teóricas, políticas y morales, tales como actuar en nombre del orden anulando la Constitución, invocar la patria a cada momento y plegarse a los designios de las potencias mundiales (EEUU)…”

Josefina Vázquez Mota es hipotensa. Sobre esa ausencia de fuerza en el corazón quieren que descanse el futuro de México, el definitivo, el que establecerá de una vez por todas si se suma al desarrollo del Norte, o permanece en el profundo Sur, siempre y por la eternidad como un Estado emergente, que de cualquier manera es un poco más que Estado fallido.

¿Puede ser sustituida Josefina?

Un automóvil que vuela
Atracan a pescadores en Golfo de Santa Clara

Enrique Galván Ochoa / Dinero


¿Puede ser sustituida Josefina? A 83 días de la elección no levanta su campaña. Si el PAN no hace algo radical –es lo que opina la alta burocracia azul, teme perder posiciones, dinero y privilegios– corre el riesgo de repetir la historia de Roberto Madrazo, quien hace seis años se hundió en un tercer lugar. Por supuesto, desde el punto de vista legal, sí puede ser sustituida Josefina, al igual que cualquiera de los otros candidatos presidenciales. Las reglas están contenidas en el artículo 227 del Cofipe (Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales). Cita cuatro causas por las que se puede remplazar a un candidato: fallecimiento, inhabilitación, incapacidad o renuncia. También prevé el Cofipe los tiempos y cómo se debe proceder si las boletas ya están impresas. Otra pregunta todavía más difícil de responder: ¿retirar a Josefina salvaría al PAN de la derrota? Los desaires y el rechazo de la gente que está enfrentando tal vez no son exclusivamente en su contra, sino en gran medida para el gobierno y el partido que representa. Se anuncia que este día el jefe de campaña, Roberto Gil Zuarth, hará el anuncio de algunos ajustes. Incorporarán refuerzos y uno de ellos es Juan F. Molinar Horcasitas, el ex director del IMSS relacionado con el multicrimen de la guardería ABC, de Hermosillo. De veras es sabio lo que decían los antiguos: Los dioses ciegan a quienes quieren hundir.

El automóvil que vuela

Un grupo de ingenieros del MIT (Instituto Teconológico de Massachusetts) está tratando de alcanzar algo que ninguna compañía automotriz ha logrado hasta hoy: construir un negocio rentable vendiendo automóviles voladores. Ya tienen un prototipo: el Terrafugia Transition. Tiene dos asientos y puede despegar y aterrizar en 5 mil aeropuertos de Estados Unidos. Pero también rueda en cualquier carretera y utiliza la misma gasolina que los automóviles de alto octanaje. (Obviamente, con nuestra Magna difícilmente levantaría el vuelo y menos si es de la bautizada con agua.) Hasta ahora un centenar de personas han pagado 10 mil dólares cada una para reservar un automóvil volador, que saldrá al mercado con un precio de 279 mil dólares.

La fábrica de los pobres

¿El aumento de las remesas de nuestros connacionales que trabajan en Estados Unidos representa un éxito de la economía mexicana? Según el punto desde donde se contemple. Desde luego es bueno para las familias que lo reciben; son más de cinco millones y el promedio es de 320 dólares para cada una. Es excelente para los bancos y empresas como Western Union, que cobran una comisión por el servicio de giros. Sin embargo, tiene un aspecto negativo. Los braceros son producto de la gigantesca fábrica de pobres a los que el gobierno no ha podido acercarles condiciones de supervivencia en su país. Coparmex decía la semana anterior que la violencia hizo desaparecer a más de 160 mil empresas el año pasado. El gobierno rechazó el dato. Sin embargo, lo único que podría reprocharse a la organización empresarial es que su cálculo se quedó corto, porque no abarcó a changarros, que cierran todos los días por millares. Los funcionarios del Banco de México y de la Secretaría de Hacienda no deberían vanagloriarse porque las remesas aumentaron en febrero a mil 788 millones de dólares. Esa cifra da la medida de su ineptitud para crear una buena economía.

e@Vox Populi

Asunto: pescadores de Cucapáh

Estimado Enrique: te enviamos un tuit informándote sobre un nuevo atropello en contra de los pescadores Cucapáh (comarca ubicada entre Mexicali y San Felipe), consistente en el decomiso de todo el producto de su pesca de tres días. El hecho tuvo lugar en el Golfo de Santa Clara y el producto fue llevado a un frigorífico de Puerto Peñasco, donde no les permitieron poner hielo al pescado para que no se les echara a perder. El argumento con el que se cometió el abuso es que de acuerdo con el artículo de un reglamento de Conapesca, ellos han superado la cuota que tienen asignada, norma que jamás les fue notificada, según comenta su dirigente, Mónica González Portillo. Te pedimos por favor que nos eches la mano para ayudar a esta pobre gente, que ya no ve lo duro sino lo tupido.

Nicolás Figarola C./Mexicali

R: ¿Te refieres a Conapesca, la entidad que depende de Sagarpa y está a cargo del panista Ramón Corral Ávila? Con la publicación de tu mensaje ya no tendrá el pretexto de que no estaba enterado porque andaba de vacaciones. Por allá los visitará pronto Josefina pidiéndoles su voto. Llegó la hora de cobrar facturas.

Asunto: los posgrados de la UNAM

En relación con un artículo publicado el pasado fin de semana de Noam Chomsky sobre el Ataque a la educación pública, quiero comentar lo siguiente: tuve la oportunidad de estudiar hace ya algunos años un posgrado en la UNAM, específicamente en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Hace poco volví a mi escuela para hacer algunos trámites. Me desconcertó ver grupos de maestría con sólo dos o tres alumnos, cuando antes éramos de 10 a 15 alumnos. La causa de esta triste situación es que han multiplicado los requisitos para cursar un posgrado. Me pregunto: ¿por qué se desperdicia tanto espacio, infraestructura y recursos financieros, profesores, personal administrativo, etcétera?

José Fernando Orozco/Distrito Federal

R: Toma en cuenta también que nuestro poder adquisitivo se ha ido pulverizando. Los posgrados de la UNAM no son baratos, pero tampoco demasiado caros si los comparas con los del Tec o el Ipade.

Twitter

Sedesol paga 100 mil pesos por una memoria USB (que vale menos de 300 en cualquier tienda).

Vázquez Mota pagando los platos rotos

Jorge Diaz

Por lo visto, pocos de los que no descansaron en semana santa, fueron los candidatos a la presidencia de la república. Se les vio en lo suyo y es que no hay tiempo que perder, nadie se puede confiar. Sin embargo, llama la atención la falta de tino cuando se quiere correr al mismo ritmo que los otros, sin estar preparado para ello. Los estrategas panistas no previeron la intensidad con la que sus contrincantes propondrían el inicio de las campañas.

Nunca se dieron cuenta del derroche de recursos, energía y talento que imprimiría un Peña Nieto que sobre todo, representa a un enorme aparato que quiere regresar a como de lugar a ocupar los espacios de poder que durante años ostentaron.

Lo más increíble, es que no anticiparon el empuje de un viejo conocido: Andrés Manuel López Obrador. Auténtico corredor de fondo, incansable, forjado mientras caminaba en las banquetas y los caminos de tierra por años. Un animal político del que deberían tener hasta su radiografía.

Ya en lo individual o en lo grupal, priistas y perredistas están sacando la experiencia y haciendo ver muy mal al equipo blanquiazul. La candidata panista sólo responde a estímulos: si se le acusa de estar enferma, inmediatamente pide cámaras para que la tomen haciendo ejercicio y tratar de tumbar la versión. Si se le manifiestan en el World Trade Center, cancela el evento. Si la confrontan en un puesto de quesadillas, sale huyendo. Hasta el momento en que fue escrita esta columna, se sabe que debido a pugnas internas en el PAN local, canceló su gira por Veracruz ¿qué paso? ¿quién pone orden? ¿por qué no anticipan?

Nadie le ha explicado que es importante hacerle frente a las adversidades, puesto que quiere ser presidenta; nadie le dice que su campaña no debe estar supeditada al paso que le marcan sus adversarios o las redes sociales y que su recorrido por el país no debe estar sujeto a los intereses de unos cuantos dentro de su partido. Todo son brincos y tumbos, cuánta inexperiencia en su equipo.

Aunado a lo anterior, sobran quienes le recriminan los errores de las administraciones de Fox y Calderón, era de esperarse y no preparó respuesta, sólo sonríe y evade. Paga los platos rotos y además está abandonada a su suerte.

Dónde está la tan cacareada promesa de talento político de Gil Zuarth, dónde la malicia y colmillo en lo que a campañas sucias se refiere de Antonio Solá Reche, dónde la experiencia electoral de Calderón. El de Vázquez Mota, parece un equipo novato.

Todavía recuerdo un fragmento de aquella conversación filtrada a los medios donde la candidata preguntaba a uno de sus colaboradores: “Mi Agus vamos a ganar y luego qué vamos a hacer”, pues todo parece indicar que mi Agus aun no encuentra respuesta.

Grilla y futbol

Marco A. Flota / Grillotina

Una reciente encuesta sobre la popularidad de los equipos del futbol mexicano nos revela enorme similitud con la preferencia por los partidos políticos de este país. Y es totalmente lógico, porque grilla y fut tienen mucho en común. Vea usted:

Políticos y futbolistas trabajan con los pies. Con la ventaja para los futbolistas de que a veces usan la cabeza y trabajan un día a la semana: Los políticos ni eso.

Un partido de fut consta de 2 tiempos de 45 minutos con 15 de descanso. Un gobierno dura un sexenio, con cuatro años de descanso: El primer año el presidente tiene que luchar para consolidarse, disfruta los otros 4, pero el último tiene que batallar para que no lo opaque su sucesor. En el futbol hay tiempo de compensación y a veces también en la grilla: López Portillo tardó un año en deshacerse de Echeverría, hasta que lo mando de embajador a Australia. Por cierto, cuentan que cuando llegó LEA a aquel país los canguros se cosieron las bolsas.

En la grilla hay alcaldes equivalentes al equipo de Tijuana: los Xoloscuintles o sea perros flacos. En el fut hay jugadores llaneros muy rudos, haga usted cuenta como el diputado Noroña. En la grilla hay senadores más oportunistas que el Chicharito Hernández. Son célebres los fiestones que suele armar después de un partido Cuauhtémoc Blanco: Casi al nivel de los banquetes del gobernador de Jalisco.

Pero, decíamos, la encuesta de popularidad de los equipos del balompié mexicano revela similitud con la popularidad de los partidos políticos.

Por estas fechas, el club con más fans es el Guadalajara, que no será tricolor como el PRI, porque le falta el verde, pero son rojiblancos. Además son Chivas. Tanto los futbolistas como los políticos del mencionado partido.

Claro, alguien nos refutará argumentando que el jugador más popular de la era moderna del Guadalajara fue su portero el Cuate Calderón. Pero recuérdese que el rasgo más notable de Nacho Calderón fue su enorme copete, tan parecido al de Peña Nieto. Popular al grado de que eclipsó al “Cinco Copas”. Pero hablamos del portero Antonio Carvajal y de Nacho Calderón, no de Peña Nieto y del político al que aspira a suceder.

Siendo las Chivas el equipo con mayores simpatías, su presidente, Jorge Vergara es uno de los hombres más sangrones de México. Pero no hay que olvidar que el PRI también tuvo como líder al antipático Roberto Madrazo. Para acabar pronto, a las Chivas se les conoce como “El Rebaño Sagrado”... ¿y no es un sangrado rebaño el del PRI?

En segundo lugar de popularidad, señala la misma encuesta, está el club América, cuyo apodo es el de “Los Millonetas”. E igual se llamaba durante mucho tiempo al PAN, porque representaba a la aristocracia, no al peladaje como el PRI... digo: Como las Chivas. Claro, habría una pequeña incongruencia: Televisa apoya al PRI.... digo, al América, no a las Chivas, pero esa es otra historia.
En tercer lugar de popularidad está la Máquina Azul, pero nos referimos al equipo de futbol, no al PAN, cuya máquina anda desvielada actualmente. El Cruz Azul, pues, sería el equivalente del PRD, que hace 6 años estuvo a punto ganar el campeonato político, pero se quedó en ya merito. Y, además, el hombre que maneja a los cementeros es el “Ojitos” Meza... ¿y
López Obrador no le anda haciendo ojitos a todo México para que creamos en su República Amorosa?

Después de estos tres grandes del futbol y de la política, viene la morralla: El Toluca, o sea los Diablos, y el PANAL, de esa diablesa que es la maestra. El Atlante que juega en Cancún, donde se da la gran vida el Niño del Partido Verde. Y etcétera, etcétera.


¡RRIINNGG!

-Bueno, Policía Federal de
Caminos...
-¿Cuál fue el saldo de la Semana Santa?
-No sabemos, hasta que regrese el comandante que fue al banco a depositar...

EPIGRILLO

Ya por ahí se comenta
-con mala leche, muy fea-:
“¡Chepina pa presidenta,
porque también se marea!”

Josefina y el golpe de timón

Víctor Sánchez Baños / Poder y Dinero

No fue Filipo, sino el oro de Filipo quien tomó las ciudades de Grecia

Plutarco (48-125), historiador y moralista griego


La candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, le dio un golpe al timón, sin manotazos en la mesa. Así, en las últimas reuniones de su cuarto de guerra, se ha dado a la tarea de sumar a sus correligionarios y llamar a todos los que en el gabinete de Felipe Calderón, incluso en el de Vicente Fox, crearon redes de poder y favores.

Claro, esto es un cambio de estrategia en los grupos políticos de la derecha mexicana, donde los que encabezan las estructuras no permiten la ayuda de otras tendencias ideológicas, aunque sean del mismo partido.

Sin embargo, al hacer los análisis de las últimas operaciones políticas durante la campaña panista por la presidencia de la República, es claro que no están obteniendo los resultados mas sólidos para lograr ponerse arriba de las preferencias electorales, de acuerdo a las encuestas de materialmente todas las empresas registradas ante el IFE.

El equipo de apoyo de Felipe Calderón, está ahora en la primera línea de la estructura de Josefina Vázquez Mota. Antonio Solá, un español que impulsó la campaña panista calderonista en 2006; el excoordinador de comunicación social Maximiliano Cortázar, así como Ernesto Cordero, exprecandidato y exsecretario de Hacienda; Rafael Giménez, quien realiza las encuestas a Calderón; Juan Ignacio Zavala, su cuñado, así como el senador Guillermo Anaya, su compadre. Esto son algunos de l ¡”hombres de la candidata”.

Además llamaron a Diódoro Carrasco Altamirano, el que fue secretario de gobernación del priista Ernesto Zedillo, ahora flamante panista aspirante a la senaduría por Oaxaca; Santiago Creel, el senador por el DF y frustrado aspirante presidencial por 2 ocasiones.

Tienen que acabar con los rumores de la salud de Josefina, que incluso hablan de una declinación de la candidatura. Todo derivado de una delgadez en su figura que podría ser anorexia.

Por si fuera poco, tiene el peso de los estrategas perredistas que han tomado a estudiantes de la UNAM y otras universidades públicas del país para que, bajo una sola batuta, dirigir en redes sociales ataques o mensajes que confunden a los lectores, como un mensaje que daba como fuente a un portal llamado sexenio.com.mx que colocaba muy por encima de todos los candidatos a Andrés Manuel López Obrador, en segundo sitio a Josefina, con una distancia de casi 20 puntos y en tercer lugar a Enrique Peña Nieto. La fuente aparente, que resultó falsa, pero le dieron infinidad de réplicas, fue un supuesto sondeo del ITAM, publicado en su portal. Claro, esto no ocurrió pero mucha gente en las redes sociales no leyeron la fuente original pero la replicaron en base a las directrices de los social managers perredistas.

En fin, los perredistas se adelantaron y tomaron el control de los vendedores de comida en el pueblo de Tres Marías, camino a Cuernavaca, donde abuchearon y corrieron a la aspirante panista a la presidencia. Ocurrió lo mismo en reuniones en Monterrey, Los Angeles, Buenos Aires, entre otros lugares. Curiosamente, los críticos son los que ponen como opción a López Obrador a la Presidencia.

Esto es lo que preocupa a los estrategas azules. Esto es lo que motiva a cambios de fondo en la nueva dirección del camino a la presidencia de Josefina.

PODEROSOS CABALLEROS.- El tema de la salud de los candidatos, es el tema en los comederos políticos. Y, ni para menos. Josefina sufre mareos cuando hace uso de la palabra y, como mencionamos líneas arriba, se ve mucho muy delgada. El caso de Andrés Manuel, se menciona insistentemente en su diabetes. Claro, que no es grave que sufra esa enfermedad. Lo grave es que no se trate médicamente. Ahí está el detalle diría Cantinflas. Es importante el cuidad de la salud de los aspirantes presidenciales. Por eso es tema nacional. Eso de enfermarse de un día para otro en plena campaña o en funciones presidenciales, no es asunto menor. Por ello es importante conocer el estado de salud y la forma en que están siendo atendidos. ***Quien hizo su tarea fue Enrique Peña Nieto. Aparece en los promocionales, en mayor número que los panistas y, muy por encima, de los perredistas. La predilección de los mensajes propagandísticos fue a favor de Peña Nieto. Criticaron severamente a los de Josefina y resaltaron el tono mesiánico de López Obrador. Esta será el verdadero inicio de campañas. La semana pasada, la Santa, fue únicamente a medias ya que desde el jueves prefirieron hacer reuniones privadas. Por cierto, el promedio de sesiones en cuartos de guerra de Peña Nieto, Josefina y El Peje, fue de 5 horas. Quien mas tiempo paso con sus asesores y cercanos colaboradores fue Josefina, quien no le salen bien las cosas desde que rindió protesta en el Estadio Azul. *** De verdad fue buena la puntada en donde López Obrador, en una composición gráfica con su “gabinete” y abrogándose la posesión de personajes como Emiliano Zapata o Lázaro Cárdenas, maneja el lema Beatleniano: “All you need is AMLOVE”. Bueno, no creo en su mensaje cursi y falso, pero como puntada es excelente. *** El gobierno mexicano a través de la Secretaría de Economía que encabeza Burno Ferrari, está luchando por que Wolkswagen envíe a nuestro país la producción de la camioneta Q5, de Audi. Esto generaría un buen número de empleos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Los laboratorios farmacéuticos Lilly donarán varios millones de dólares al Instituto Carlos Slim de la Salud, como parte de su programa mundial “Alianzas para combatir las Enfermedades Degenerativas no Transmisibles” (Lilly NCD Partnership, por sus siglas en inglés). Almudena Suárez, directora de Asuntos Corporativos de Eli Lilly de México, explicó que los laboratorios invertirán 30 millones de dólares en organizaciones, fundaciones y hospitales de México, Brasil, Sudáfrica y la India, durante los próximos cinco años. *** Pfizer México, que preside Francisco Rodríguez invertirá alrededor de 15 millones de dólares en investigación y desarrollo de nuevas moléculas, educación médica y desarrollo de valor agregado para los consumidores mexicanos en 2012.

Josefina: Campaña mostrenca

Carlos Ramírez / Indicador Político

Las campañas presidenciales han dejado ver ya cinco puntos específicos:

1.- Si se revisan con atención las encuestas presidenciales, la dimensión de los indecisos es un peligro para el candidato puntero y una oportunidad para los otros dos. De ahí que la búsqueda del voto de los indecisos sea aspecto esencial de las campañas electorales. Hasta ahora, López Obrador es el que ha comenzado a jalar algunos indecisos.

2.- Las campañas se ganan con votos, no con perfil o imagen, y los votos se consiguen, se aseguran y se acarrean; no hay más. Mientras López Obrador y Enrique Peña Nieto afinan su aparato electoral para promover, garantizar y prepararse a acarrear a los votantes el día de la elección, Josefina parece andar en la luna: Su campaña aparece mostrenca, no sabe de dónde viene y tampoco sabe a dónde va.

3.- Las elecciones se ganan con equipos que operen afuera del grupo de campaña y no hacia dentro. Por eso Josefina volvió a perder la oportunidad al privilegiar el reposicionamiento de Roberto Gil con el cargo de “jefe de gabinete” donde ya ha fracasado, cuando lo esencial es saber con claridad quiénes son los operadores electorales. Hasta ahora, Josefina ha desperdiciado a tres operadores eficaces: El ex gobernador guanajuatense, Juan Manuel Oliva, el ex gobernador jalisciense, Francisco Ramírez Acuña y el ex gobernador oaxaqueño, Diódoro Carrasco, tres especialistas efectivos en organizar votantes pero que parecen estar de adorno y que podrían salvarle la campaña a Josefina pero a condición de que tomen el control de la organización. ¿A quién le importa que Gil sea “jefe de gabinete”? Lo esencial es saber quién va a garantizar los votos y quiénes van a poner orden en la campaña y no en el equipo interno de campaña.

4.- Las campañas se basan en la imagen de los candidatos, pero los perfiles deben dar garantías de efectividad. Peña Nieto pareció haber neutralizado su desliz de los libros en Guadalajara y López Obrador ha bajado un poco sus negativos, en tanto que Josefina se estancó en la imagen de género que ya no le garantiza votos. La encuesta diaria de GEA-ISA en Milenio Diario es reveladora: La tendencia no se mueve por hechos diarios sino por sucesos de fondo; y para eso justamente sirven las encuestas: Indagar qué motiva al votante.

5.- El punto político de las campañas radica en la posibilidad del candidato o de la candidata para poner la agenda política. Agobiada por la lucha interna entre su equipo de trabajo, Josefina ha puesto la agenda negativa, es decir, la que le afecta: Tardó en reaccionar al mareo, tardó más en reaccionar al estadio vacío y tardó en reaccionar al incidente en Tres Marías, lo que revela que tiene muchos miembros de equipo pero ningún operador de cuarto de guerra. La reacción de comunicación social de Josefina ha sido no lenta sino inexistente. Todo war room se forma de operadores y provocadores, no de asesores tropezándose unos con otros y culpándose otros a unos. Es la hora en que Josefina no pone la agenda política.

Los candidatos se han confiado en que no existe pasión por la elección, que habrá un enorme abstencionismo y que la clave de la victoria estará en garantizar los lectores leales o los que decidirán a última hora como voto útil. Por eso es que las campañas no han prendido, Peña Nieto y López Obrador tratan de disminuir sus negativos y todos se han aglomerado en el centro. En cambio, Josefina tiene una doble carga: La de candidata mujer y la de representar al partido que está en el poder y que podría verse obligado a regresarle el poder presidencial al PRI.

En este contexto, Josefina volvió a perder la oportunidad política: Frente a la crisis en su equipo por sucesos externos que no pudieron ser administrados y atenuados, la reorganización de su campaña la hizo al interior y no al exterior y con los mismos. La experiencia de campañas anteriores --Echeverría, Salinas, Calderón-- ha enseñado que el equipo de trabajo de un candidato es el candidato y por tanto bastan algunos manotazos; pero el peor error de una campaña radica en magnificar los problemas internos y proteger a los consentidos por el hecho de serlo y no por la eficacia. Roberto Gil es un buen político pero ineficaz jefe de campaña presidencial, por lo que consolidarlo no significa más que mantener el problema interno. Cuando el candidato es fuerte y sabe operar campañas, su equipo debe pasar a segundo plano.

Mientras Peña Nieto se hizo del control del PRI y López Obrador doblegó al PRD, Josefina no ha podido tomar las riendas del PAN; de hecho, el presidente nacional panista, Gustavo Madero, es el mejor aliado del PRI y del PAN; pero en lugar de desplazarlo o hacerse a un lado, Madero se aferra a la posición: De la Madrid desplazó a Javier García Paniagua del PRI, Salinas puso a Manuel Camacho como secretario general y Calderón desdibujó el PAN de Manuel Espino.

En un movimiento interesante, Josefina metió al CEN a Juan Manuel Oliva y a Ramírez Acuña, pero Madero los ha neutralizado. Si Josefina quiere ganar las elecciones, debe poner orden en el PAN y designar a Oliva como presidente y a Ramírez Acuña como secretario general y darle a Diódoro Carrasco poder electoral. La incorporación de Santiago Creel y de Ernesto Cordero nada dicen a la campaña de búsqueda de votos y de nueva cuenta sólo siguen enredando el equipo de campaña de por sí ya autoneutralizado, porque el problema de la candidata panista no es el desorden en el equipo donde todos se tropiezan entre sí, sino la ausencia de un equipo de trabajo para buscar y garantizar votos.

Mientras Peña Nieto y López Obrador están dedicados de tiempo completo a buscar votos, Josefina pierde el tiempo reuniéndose con su equipo para poner orden cada rato y carece de buscadores de votos. Al final, las elecciones se ganan con votos, no con sesiones de gimnasio o con baños de pueblo comiendo quesadillas pero provocando la ira mediática de la gente porque no hay nadie que le organice bien esos eventos.

Video: Pasajero asesina a asaltante en Tlanepantla

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!