GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

martes, marzo 13, 2007

El Titular de la Secretaria de la Función Pública del Gobierno Espurio Germàn Martínez Cáceres Elude su Responsabilidad

Lic. Mario Di Costanzo Armenta,
Secretaria de la Hacienda Pública

El día de ayer, la Secretaria de la Función Pública, decidió archivar el expediente de Francisco Gil Díaz, por no encontrar pruebas sobre el “conflicto de interés” en el que incurrió el ex secretario de hacienda del gobierno foxista.

Es pertinente mencionar que German Martínez, está eludiendo su responsabilidad y con ello abre la posibilidad de que los legisladores puedan iniciar una denuncia de juicio político contra este funcionario por actuar de manera negligente y en contra del interés público y de la nación.

Para corroborar lo anterior, sólo basta señalar que hace algunas semanas un grupo de ciudadanos asesorados por el Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo, presentaron ante la SFP una denuncia en contra de Francisco Gil Díaz por actos que contravinieron diversas disposiciones legales y no sólo por los conflictos de interés en los que incurrió el ex secretario de hacienda.

En la denuncia ciudadana se contemplaron tres aspectos centrales; la participación de Gil Díaz en el Comité Técnico del Fobaproa y por tanto en el Rescate Bancario, la injerencia de Gil Díaz en la operación de las aduanas a través de la empresa ISOSA y el manejo de información privilegiada de este personaje en las operaciones de venta de cartera del IPAB, al actuar como presidente de la Junta de Gobierno del IPAB y al mismo tiempo haberse desempeñado como miembro del Comité Asesor de la Empresa J.E. Roberts, quién es una de las mayores administradoras de cartera del mundo y que a su vez es la dueña de la empresa Fénix Administración de Activos, quién casualmente fue la empresa que sirvió de puente para que los hermanos Bribiesca adquirieran entre otras cosas un paquete de casas habitación en un valor promedio de 3,000 pesos cada una.

Por ello, Martínez Cáceres pretende “disimular” la atención argumentando que no existen indicios de conflicto de interés en la decisión adoptada por Francisco Gil Díaz, de haber aceptado por 2 meses el cargo de consejero del banco inglés HSBC,

Finalmente la Secretaria de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo hace una atenta invitación a los ciudadanos que apoyaron la denuncia a solicitar una audiencia al titular de la SFP, para que aclare su decisión y que afronte su responsabilidad y los conmina a presentar una denuncia por omisión y negligencia de este funcionario del Gobierno Espurio ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados

GIL DÍAZ DEBE SER JUZGADO POR TRAICION A LA PATRIA

La decisión adoptada por Francisco Gil Díaz, en el sentido de aceptar por 2 meses el cargo de “consejero independiente” del grupo financiero inglés Hong Kong Shangai Bank (HSBC), a menos de un año de haber concluido su gestión Secretario de Hacienda y Crédito Público y considerando sus magros resultados al frente de la dependencia que administra la finanzas nacionales y define la política económica del país, no sólo es una violación flagrante a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, sino también, es un acto de traición a la patria.

Sólo basta recordar que el ahora ex consejero del Grupo Inglés y Director de la Empresa “Telefónica” , tuvo a lo largo de su gestión un sin número de actos que perjudicaron a México y amenazaron la integridad, soberanía e independencia de la Nación mexicana y de sus finanzas publicas.

Para corroborar lo anterior sólo basta mencionar que Francisco Gil Díaz fue integrante del Comité Técnico del Fobaproa, lo anterior quedó de manifiesto en las diversas Actas de la Sesiones de este fideicomiso dónde su firma quedó plasmada.

Este hecho no sólo le permitió a Francisco Gil Díaz dirigir el fracasado rescate bancario, sino también, a la postre, contar con información privilegiada que utilizó en su favor, y también en beneficio de grupos económicos extranjeros (bancos) que ahora al controlar el sistema bancario del país, amenazan la soberanía económica del Estado Mexicano.

Cabe destacar que en la actualidad los documentos que avalan la participación de Gil Díaz en el Rescate Bancario están en poder de autoridades y legisladores, a quiénes les ha dado miedo proceder, en virtud de la información que este personaje posee de ellos, incluyendo a Felipe Calderón.

Además del Fobaproa, Gil Díaz participo activamente en la operación de las aduanas del país, al ser accionista de la empresa denominada Integradora de Servicios Operativos (ISOSA) , misma que desde 1993 se dedicó a recaudar el Derecho de Trámite Aduanero, al respecto cabe mencionar que de acuerdo con las observaciones realizadas por el Órgano Revisor del Congreso de la Unión, (la Auditoria Superior de la Federación) se determinó que dicha empresa había ocasionado un daño al erario público por aproximadamente 10 mil millones de pesos.

Más sin embargo, lo más grave de la actuación de Gil Díaz al frente del ministerio de finanzas fue lo que se conoció hasta el 2 de enero del 2007, fecha en la cual, HSBC institución para la que ahora presta sus servicios, publicó en su página de Internet el “currículum”, de su brillante adquisición.

De dicho documento se observa, que Gil Díaz, durante su gestión como Secretario de Hacienda y Crédito Público y en tal virtud, también Presidente de la Junta de Gobierno del IPAB, se desempeño al mismo tiempo como Consejero del Grupo J.E. Roberts. Com. Inc.

Al respecto conviene mencionar que J.E. Roberts, es una empresa dedicada mundialmente a la “administración o compra de cartera” y casualmente en México, es la propietaria de la empresa denominada “FENIX”, quién a su vez, también por “casualidades del destino” fue la empresa que le vendió las casas de 3,000 a los hijos de Martha Saghún, y también es la “administradora de cartera” que ha vendido la mayor parte de los bienes que recibió el IPAB como resultado del fracasado rescate bancario.

Hay que recordar que las llamadas administradoras de cartera, han realizado jugosos negocios, lucrando con la deuda de millones de mexicanos, al adquirir los derechos de cobro de estas carteras a precios irrisorios por parte del IPAB, y cobrando estas deudas a precios de agiotista a los deudores y es hasta ahora cuando se sabe, que Gil Díaz también formó parte de estos negocios.

El Código Penal Federal, refiere en su artículo 123 que se impondrá la pena de prisión hasta por 40 años de cárcel al mexicano que cometa traición a la patria y para ello define la define como:

Cualquier mexicano que realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a personas, grupo o gobierno extranjero.

Más aún, el artículo en comento añade, que también se considera traición a la patria, tomar parte en actos de hostilidad contra la Nación en alguna forma que pueda perjudicar a México.

En este sentido, es claro que Gil Díaz no solamente beneficio a un grupo de banqueros extranjeros que tienen secuestrado al Estado Mexicano, sino que con sus corruptas y negligentes acciones perjudicó gravemente a México.

Se suplica la reproducción de este texto citando fuente y autor, para conocimiento del pueblo mexicano.