GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

domingo, noviembre 27, 2011

¿Para dónde Jose?

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Josefina Vázquez Mota es un torbellino. Presentaciones de libros, viajes relámpagos para dar una conferencia en Washington y visitar a la comunidad mexicana en Estados Unidos. Giras de promoción personal a Madrid donde, para que sepan dónde anda y con quién se codea, se entrevistó con el ex presidente José María Aznar y saludó al próximo presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. Todo es ella, alrededor de ella, a quien tantos ven como la futura candidata del PAN a la Presidencia de México. ¿Será posible?

Ella así lo dice. Enfoca su energía en cargas de trabajo que a decir de sus colaboradores, son extenuantes y a todos deja vencidos. Circula a casi 20 horas por día, siete días a la semana, que le ha robado prácticamente la vida privada, pues sus jornadas comienzan con llamadas a sus más cercanos, para evaluar o comentar dichos en la prensa desde las cinco de la mañana, sin término hasta bien pasadas las once de la noche.

En las dos últimas semanas ha mantenido el rumbo, aunque no se sabe si también el foco. La pregunta es si es para ocupar espacio fingiendo que trabaja por la candidatura, o si administra su ventaja frente a sus adversarios por la nominación ante la opinión pública, o de plano ya sabe que no tiene la fuerza en el PAN para ganar y espera que la percepción de la gente afuera del partido, le cambie la ecuación adentro del azul.

Vázquez Mota, que quiere ser presidenta de México desde que era secretaria de Desarrollo Social en el gobierno de Vicente Fox, lanza mensajes cruzados. Las dos semanas anteriores son un ejemplo.

Sus libros son de entrevistas con líderes, no sus ideas de cómo hacer un gobierno o su visión de país. Ha incrementado sus encuentros con empresarios para recaudar fondos para su campaña, aunque antes tiene que ganar la candidatura. La gira a comunidades mexicanas en Estados Unidos son improductivas en este momento porque su reto es ganar adeptos dentro del PAN, cuyos militantes votarán a finales del invierno por un candidato presidencial, y no simpatizantes ajenos a ese proceso. El viaje a España, con un fin promocional, también es un desperdicio de tiempo que pudo haber invertido en seguir convenciendo a los panistas que ella debe ser la candidata azul para mantener el poder en Los Pinos, y no en mostrarles que es ella quien debe ser presidente.

La única mujer en esta precontienda electoral, ha dejado el terreno libre para quien quiera tomarlo. A diferencia de ella, cuyo trabajo interno entre los militantes panistas parece suspendido, Santiago Creel no deja de viajar por el país para buscar elevar el valor de su precandidatura, y Ernesto Cordero busca ocupar todos los espacios. En cinco días presentó dos propuestas de gobierno al público, y su nivel de reu-niones con todo tipo de grupos de interés, en forma abierta o cerrada, tiene saturada su agenda. Vázquez Mota ocupa líneas ágata en la prensa extranjera, mientras Cordero llena a los periódicos mexicanos y agrega impactos en medios electrónicos.

Es como si Vázquez Mota sólo administrara su imagen a sabiendas que la candidatura presidencial se le escapó de las manos. Lo que intriga es que frente a la opinión pública, no hay mejor candidato del PAN para enfrentar a Enrique Peña Nieto y a Andrés Manuel López Obrador que ella. Supera ampliamente a Creel y a Cordero en las preferencias de voto, aunque Cordero insiste que la lucha está mucho más pareja de lo que se cree, y que los números que le dan a ella la ventaja, no reflejan realmente lo que se piensa dentro del PAN. No hay manera, actualmente, de tener una medición certera sobre lo que dicen ambos, pero hay señales contradictorias que manda Vázquez Mota.

En el PAN están en busca de un candidato que se enfrente a Peña Nieto de manera abierta. Vázquez Mota no toca a Peña Nieto en ningún discurso, que tampoco hace Creel, y que Cordero no deja pasar oportunidad para criticarlo y retarlo. Vázquez Mota no alude negativamente al PRI, lo que Cordero sí toma como uno de los ejes de su discurso para denostarlo y ametrallar a su líder nacional, Humberto Moreira. Vázquez Mota no tiene resuelto si se presenta como una aspirante anti status quo como Creel, o como un proyecto de continuidad, como Cordero subraya su calderonismo cada vez que puede.

Metida en las contradicciones, no parece obtener rédito de ninguna de las dos posiciones, y en cambio está hundida en el océano de la indecisión. Sin embargo, es la mejor calificada entre los panistas. No se puede pensar que está administrando su ventaja porque la decisión del PAN no tomará en cuenta lo que piensa toda la ciudadanía, sino sólo el padrón panista en el país. Pero al mismo tiempo, no tiene al panismo como su principal auditorio, sino al que no vota ni cuenta para esta parte del proceso. ¿Será acaso que su apuesta es seguir creciendo en población abierta para convencer al panismo que es ella y no el delfín presidencial, la fórmula ganadora para 2012?

La respuesta no la tiene nadie salvo ella, con un tablero político ante sus ojos que le ayude a calcular si lo que busca realmente es ganar la candidatura con la presión de la opinión de los no panistas que la prefieren sobre Cordero, o ganar perdiendo, al dejar la percepción anidada en el electorado nacional que nadie más en el PAN era quien podía haber dado la batalla ante Peña Nieto, pero que perdió en mala lid con el candidato del presidente, y alcanzar una nueva rencarnación política transexenal.

Cúpula de la IP, dispuesta a encuentro con López Obrador

Los aspirantes tienen que dar señales de que están a favor del sector, coinciden dirigentes de Coparmex y Concanaco-Servytur

Han incumplido por décadas y no se puede repetir, indican

Susana González G.


El sector empresarial está dispuesto a reunirse con todos los candidatos presidenciales, incluido Andrés Manuel López Obrador, pero advirtió que esta vez no escuchará únicamente sus propuestas, sino que les presentaran su propia agenda para que la hagan suya.

Ese es el reto, aseguró Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Vamos a generar una agenda con los puntos más importantes del sector empresarial y de toda la sociedad, que contemple las necesidades, aspiraciones y cambios que requiere nuestro país. Si otra vez, independientemente de quien sea el candidato, nos imponen una agenda que no tiene compromiso con la ciudadanía ni está vinculada al pueblo de México, pues lo que va a pasar es que nos van a volver a incumplir, como lo han hecho durante muchas décadas, y en esa generalización el dirigente patronal incluyó a panistas y priístas.

Jorge Dávila Flores, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), dijo que el comercio organizado prepara, con asesoría del Tecnológico de Monterrey, propuestas viables técnica, financiera y políticamente que entregarán a quienes compitan por la Presidencia.

En entrevistas por separado, ambos dirigentes coincidieron con las declaraciones que hace una semana hizo Mario Ruiz Sánchez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), de que López Obrador no es un peligro para México, como se le etiquetó hace seis años en una campaña atribuida al sector privado.

Sin embargo, el líder de la Coparmex acotó que el tabasqueño, lo mismo que los otros aspirantes a gobernar, deben dar señales de que están a favor de un sector empresarial responsable, con compromiso social con sus trabajadores y el pueblo de México, como la visión que siempre hemos tenido en Coparmex y todos los candidatos. Todos, independientemente quien sea, también deben asumir ese compromiso con el sector.

Gutiérrez Candiani y Dávila Flores aseguraron que respetan el viraje de un grupo de empresarios regiomontanos, encabezados por Alfonso Romo, Alberto Santos y Fernando Turner Dávila, quienes de votar en favor del PAN en las pasadas dos elecciones ahora impulsan un movimiento para respaldar públicamente a López Obrador, pero cuando se les preguntó si comparten las propuestas del tabasqueño, marcaron su distancia e insistieron en que preparan agenda propia.

¡Qué bueno que haya esas expresiones! Están en todo su derecho, es parte de la libertad y la democracia, y creo que es muy sano que el sector empresarial tenga diferentes visiones y las enriquezca. Somos muy respetuosos, es más, celebramos ese tipo de expresiones para cualquier candidato y partido, pero yo pediría que no perdamos de vista cuál es el objetivo principal: que la agenda ciudadana sea la de los candidatos, manifestó Gutiérrez Candiani.

Más mesurado, Jorge Dávila dijo: Somos muy respetuosos de la opinión de cada quien. Lo que haremos en Concanaco será presentar nuestras propuestas, escuchar a los partidos y sus candidatos y, en función de eso, cada quien será libre de ejercer su voto.

Comentó que todos los dirigentes partidistas y precandidatos están invitados para reunirse con los empresarios, pero cuestionado por qué López Obrador no fue convocado al 94 aniversario de Concanaco, celebrado este viernes, como sí se invitó al priísta Enrique Peña Nieto y a la aspirante panista Josefina Vázquez Mota, se justificó diciendo porque se nos vino el tiempo encima, se nos complicó (la organización del evento).

–¿Tienen fecha tentativa para entrevistarse con López Obrador?

–No, pero el jueves pasado recibimos al presidente del PRD, Jesús Zambrano. Tenemos tiempo para hacerlo, todavía no tenemos fecha, pero nosotros estamos abiertos a todas las opciones.

Registra Enrique Peña Nieto su precandidatura rumbo a la Presidencia

Dijo tener el respaldo de los comités directivos estatales y de sectores del Revolucionario Institucional.

Rosa Elvira Vargas


A las 12:15 Enrique Peña Nieto entregó ante la Comisión Nacional de Procesos Internos su solicitud de registro como precandidato a la Presidencia de la República por el PRI.

Acompañado por gobernadores, diputados federales y locales, así como de alcaldes del estado de México, Peña Nieto estuvo breves momentos en el auditorio Plutarco Elías Calles para entregar la documentación correspondiente.

Entre gritos y porras de “Enrique presidente”, el ex gobernador mexiquense se dirigió al presídium acompañado de su esposa y sus cinco hijos. Ahí, tras cubrir el requisito, sólo expresó que se trata del momento más trascendente en su vida política y nacional.

La comisión se declaró en receso a la espera de algún eventual interesado en inscribirse.

Peña Nieto dijo tener consigo el respaldo, de acuerdo a lo establecido en la convocatoria, de los comités directivos estatales y de los sectores y organizaciones del priísmo.

Calderón ante la Corte Penal Internacional

Gerardo Peláez Ramos

Desde el martes 11 de octubre, en la Ciudad de México, algunos abogados, periodistas, académicos, defensores de derechos humanos y otros ciudadanos, expusieron las razones que el día 25 de noviembre fueron presentadas en La Haya ante la Corte Penal Internacional para denunciar a Felipe Calderón Hinojosa, a sus altos mandos militares y civiles, así como a los capos de los narcotraficantes que atacan a la sociedad mexicana, por crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Entre los firmantes que demandan juicio penal internacional en contra de Felipe Calderón, Joaquín Guzmán Loera, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza y otras autoridades civiles, militares y narcotraficantes responsables de crímenes de guerra en México, están muchas personalidades de la academia, artistas y defensores de los derechos humanos, como José Rosario Marroquín, del Centro Prodh; Manuel Fuentes, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos; Julio Scherer Ibarra; Octavio Rodríguez Araujo, y Rafael Barajas El Fisgón.

En el documento se señala que Felipe Calderón declaró el comienzo de una “guerra” contra el narcotráfico, el 11 de diciembre de 2006, que ha producido más de 40 mil muertos durante el segundo sexenio panista. Para desarrollar esta política criminal ha utilizado las fuerzas policíacas, el Ejército y Marina mexicanos. Solamente en 2010 este conflicto ha causado más caídos que la guerra emprendida por Estados Unidos en Afganistán y Pakistán y ha dejado alrededor de 120,000 desplazados.

No sobresale nuestra nación por sus avances democráticos, sino, desafortunadamente, por la violencia irracional y la violación a los derechos humanos. Por ello, destaca, junto con Afganistán y Somalia, por el secuestro y asesinato de periodistas, a la vez que nuestro país es el más peligroso del continente americano para los trabajadores de los medios.

El Ejército encubre y deja impune la violación de mujeres cometida por sus elementos al proceder en la búsqueda de integrantes de los cárteles. La realización de ejecuciones extrajudiciales no es cosa rara. Las fuerzas armadas manipulan las escenas del crimen y los cadáveres de los presuntos mafiosos.

El gobierno ilegítimo agrede sistemáticamente a migrantes centroamericanos que se dirigen a la Unión Americana. Es evidente que se trata de una política del gobierno panista, concebida desde Washington. En fechas recientes, nacionales de Centroamérica denunciaron que fueron “vendidos” por agentes del Instituto Nacional de Migración a una banda delicuencial para intimidar a otras pandillas del crimen organizado. Los narcos decapitan a civiles y reclutan menores de 15 años de edad, que ingresan al sicariato.

Proliferan los ataques a centros de rehabilitación en donde se atiende a enfermos y adictos a las drogas, como los ocurridos el 26 de junio de 2010 en Durango, el 5 de diciembre 2010 en dos centros en Ciudad Juárez y el 10 de junio de 2010 en Chihuahua por mencionar sólo ejemplos muy representativos.

La impunidad impera en la nación, por causa del conflicto impulsado por Calderón. Los soldados, sicarios o los superiores que ordenan estos crímenes y posteriormente encubren a los culpables, no son enjuiciados. El Presidente de la República es intocable, y el Procurador General de la República no es independiente del titular del poder ejecutivo. En otras palabras, no se persigue a los altos funcionarios civiles y militares, responsables de esta racha de crímenes. Existe, además, el fuero militar. México, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos, está violando estos derechos.

Los firmantes piden al Fiscal Luis Moreno-Ocampo, iniciar de oficio una investigación sobre la base de la información que acompaña este escrito, de conformidad con el Estatuto de Roma de la CPI.

Ante el documento citado, la Secretaría de Relaciones Exteriores expidió el Comunicado 372, que argumenta: “1. El Gobierno Federal rechaza categóricamente que la política de seguridad pueda constituir un crimen internacional. Las acciones de la Estrategia Nacional de Seguridad son desplegadas con pleno apego al Estado de Derecho, con el fin de detener la actividad de las organizaciones criminales, llevar a sus miembros ante la justicia y evitar la violencia e inseguridad que generan. De no haber actuado con la contundencia mostrada desde el inicio de la Administración, muchas familias en diversas comunidades del país estarían a merced de los criminales”.

El señalamiento oficial es falso. Para llevar ante la justicia a cualquier transgresor de la ley se requiere seguir un procedimiento que incluye la averiguación previa, la orden de aprehensión, la detención y presentación ante un juez, el juicio al presunto delincuente y la condena o la puesta en libertad dependiendo de su culpabilidad o su inocencia. En el caso de la llamada guerra de Calderón no hay nada de esto. Para empezar, el Ejército y la Marina no pueden cumplir funciones policiales porque no están capacitados para ello, la Constitución General de la República lo prohíbe, y las tropas tienen como misión en los conflictos bélicos liquidar a las fuerzas enemigas y conservar las fuerzas propias, que es el principio número 1 de la guerra.

Es falso que las familias estén fuera de la inseguridad que generan las bandas delincuenciales. Al contrario, zonas enteras del país, entre 2006 y 2011, han pasado al control de los cárteles de la droga y el crimen organizado. La inseguridad de las familias, en resumen, ha aumentado en forma escandalosa. Calderón no trajo la seguridad, sino la inseguridad. De ello dan razón las decenas de miles de muertos, los miles de secuestrados y los 120 mil desplazados.

“2. Es convicción del Gobierno de México que sólo mediante el cumplimiento de la ley se podrá acceder a la justicia y se alcanzará el clima de seguridad que los ciudadanos reclaman. En coordinación con los tres órdenes de gobierno y los Poderes de la Unión, se ha desplegado un esfuerzo sin precedentes para fortalecer el Estado de Derecho y las instituciones de seguridad y de justicia federales, estatales y municipales, así como para cerrar espacios de impunidad a la criminalidad, para que los delincuentes sean sometidos a la justicia y sancionados por cada uno de sus crímenes”.

Miente el gobierno panista. El Estado de derecho está hecho pedazos en nuestro país, lo cual se refleja en asesinatos impunes en ciudades, pueblos y rancherías; rondines y retenes militares; estado de sitio de facto en muchas regiones; torturas, acciones ilegales por los enfrentamientos, y destrucción de gran parte de la legalidad alcanzada por el país entre 1934 y 1980. El panismo en el poder ha significado y significa una pesadilla sin nombre.

“3. El compromiso del Gobierno Federal con la protección de los derechos humanos es indeclinable. A iniciativa de la presente administración, en los últimos 5 años se ha logrado la mayor ampliación de derechos fundamentales en México. La reforma constitucional de mayor trascendencia es la que da rango constitucional a todos los tratados internacionales ratificados por México en materia de Derechos Humanos. En ella también se establece la obligación de todos los órdenes de Gobierno de prevenir, investigar, castigar y reparar las violaciones a estas garantías fundamentales; además de que fortalece la autonomía y facultades de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“A lo anterior, se suman las nuevas leyes de migración, de refugiados y las reformas en materia de justicia penal, y la constitucional en materia de Amparo. Todas ellas, promovidas por el Gobierno Federal, representan avances cualitativos en derechos humanos y mayor certeza jurídica frente a la autoridad”.

¿Derechos humanos en México? De hecho, con la militarización y la criminalización de la protesta social el gobierno espurio de Calderón niega los derechos humanos fundamentales como son la inviolabilidad del hogar, la seguridad en las calles y carreteras, el respeto a la vida, la presunción de inocencia de los individuos sometidos a juicio, la no detención sin orden de aprehensión expedida por un juez, el respeto a los cadáveres y su no utilización en tareas de intimidación, por señalar algunos. Empero, si no fuera suficiente, las cárceles del país están llenas de presos políticos y sociales.

En cuanto a los resultados de la guerra contra el narcotráfico hay que señalar con claridad lo siguiente: a Estados Unidos siguen llegando, puntualmente, las drogas que requiere el mercado gabacho; la distribución de éstas se da a lo largo y lo ancho de la geografía usamericana; el número de drogadictos se mantiene estable; el lavado de dinero proveniente del narcotráfico y el crimen organizado en los bancos gringos sigue en mayor escala que antes; los jefes de jefes y capos yanquis de la droga no son molestados en lo más mínimo por el gobierno de Barack H. Obama, y la venta de armas a los criminales de México y otros países vive uno de sus mejores momentos. Cabe preguntarse, entonces, ¿cuáles son los objetivos de la multicitada guerra?

La respuesta salta a la vista: para “legalizar” y justificar la intervención norteamericana en México, Centroamérica, Colombia, Perú y Bolivia, además de, obviamente, regular el mercado mundial de estupefacientes, bajo la dirección del imperialismo estadunidense. Más claro ni el agua.

En cuanto a México, ¿cuáles han sido las consecuencias de semejante guerra de politiqueros de la ultraderecha? La pregunta tampoco es de difícil solución: decenas de miles de muertos, 10 mil desaparecidos y 120 mil desplazados; control del narcotráfico de mayores espacios del territorio nacional; inseguridad creciente en todo el país; menor destrucción de cargamentos de drogas que en el período de Vicente Fox; aumento de la producción de mariguana, opio, heroína y anfetaminas; amenazas casi diarias de los políticos genocidas y criminales de guerra de EU; invasión silenciosa del país por parte de agencias de inteligencia, militares, policías, mercenarios (“contratistas”) y demás escoria belicista de allende el Bravo; descrédito internacional; daño grave del tejido social; desindustrialización; crisis económica, y algo que nadie debe olvidar, retroceso general frente a China, India, Brasil, Rusia y Argentina. México, hoy día, es ejemplo mundial de lo que no debe hacerse. A eso hemos llegado con un pésimo político que no debería dirigir ni siquiera un municipio de más de un millón de habitantes, y con un partido de proyanquis descarados.

Sin embargo, no hay que engañarse. La Corte Penal Internacional es un instrumento del gobierno de EU y los poderes trasnacionales para enjuiciar a sus enemigos y opositores. No tiene, en verdad, nada que ver con la justicia y el derecho de gentes, por lo que la demanda de juicio contra el hombre de Washington en México, el presidente espurio, de seguro, va a dormir el sueño de los justos, es decir, no va a proceder. Calderón, aparte del escándalo internacional, va a salir del problema sin ser sometido a juicio. Así, un auténtico guerrerista no militar tendrá que esperar algunos años para que la justicia mexicana le eche el guante. De que en el futuro así será, nadie lo dude. Sólo basta que Calderón se vea en el espejo de Perú, Argentina y otros países hermanos de la Patria Grande, que empiezan a castigar a sus políticos del pasado inmediato envueltos en graves crímenes contra sus pueblos y naciones. Al tiempo.

Cordero presume 85 mil firmas panistas a su favor

El Informador

El aspirante presidencial Ernesto Cordero Arroyo presumió que ha logrado recoger 85 mil firmas de apoyo de la militancia activa del Partido Acción Nacional (PAN) para su registro como precandidato a la Presidencia de la República y que eso es lo que realmente "muestra la potencia" de los aspirantes.

El ex secretario de Hacienda dijo que el parámetro de recolección de firmas refleja que "la cosa está muy pareja" entre los tres contendientes a la candidatura del PAN.

"El único indicador real que se tiene de la potencia de cada uno de los proyectos son las firmas que han ido recabando a lo largo de todo el país en estos meses y la cosa se ve muy pareja, ese es el único indicador real, las firmas del militante del Partido Acción Nacional que es el que pone por escrito que firma de apoyo alguno de los proyectos", dijo.

Las encuestas, agregó, no tienen ningún poder predictivo.

Este sábado el ex secretario de Hacienda se reunió con los integrantes de la estructura estatal "Unidos con Ernesto", donde el gobernador Juan Manuel Oliva le entregó dos mil 500 firmas de panistas guanajuatenses de cuatro mil que completarán la siguiente semana para su registro como precandidato.

Ahí dijo que la contienda interna de Acción Nacional se va a poner reñida, dura, va a estar competida.

En un desayuno con las estructuras corderistas, el gobernador Oliva reclamó un debate al interior PAN porque "los panistas necesitamos saber de qué están hechos sus aspirantes" y vaticinó que éste lo ganará Ernesto Cordero.

En entrevista, Cordero dijo estar listo para el debate que el lunes enfrentará por internet con sus contrincantes, Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel Miranda, en el que estará participando "con mucho gusto, con muchas ganas de compartir mi proyecto, con mucho interés de compartir mis ideas, de que la gente me conozca, de que conozca cuáles son mis propuestas y yo voy muy entusiasmado".

Consideró una ventaja en su partido que haya tres aspirantes a la candidatura presidencial porque "los candidatos de unidad son de otros tiempos y de otros partidos". Dijo que en el PAN siguen siendo muy ciudadanos, muy democráticos "y nos gusta contrastar y nos gusta mejorar proyectos, eso nos distingue, no es una problema.

"El PAN tiene la oportunidad de mostrar a sus aspirantes, de mostrar nuestras propuestas, de hablar de lo que le importa a la gente y de que nos contraste y nos compare y de que hagamos el ejercicio democrático que es combatir y que es competir en una contienda democrática, esto fortalece al PAN", señaló.

Dijo que a la gente no le importa si hay dos, tres o cuarenta precandidatos, a la gente lo que le importa es lo que le están proponiendo, yo estoy proponiendo educación para todos, becas para los jóvenes, derechos universales sociales para los mexicanos.