GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

lunes, agosto 25, 2008

La madre de todas las batallas

Mario Di Costanzo

El día de hoy se estará entregando a los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) la iniciativa que en materia energética ha realizado un grupo de intelectuales y especialistas con la intención de fortalecer a Petróleos Mexicanos y garantizar el absoluto control de esa industria por parte del Estado.

Este paquete de iniciativas se puede dividir en dos grupos. El primero contiene reformas a diversos ordenamientos jurídicos, entre los que destacan la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional, la Ley Orgánica de la Administración Pública, la Ley Federal de Derechos, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, así como una Nueva Ley Orgánica para Petróleos Mexicanos, que en su mayoría serían presentadas en el Senado de la República.

El segundo grupo de propuestas está conformado por un plan de acción inmediata, que propone en síntesis la creación de un fondo de recursos por casi 300 mil millones de pesos y que será presentado en la Cámara de Diputados para que, independientemente de los acuerdos o desacuerdos a los que se llegue en el Senado de la República, se pueda iniciar durante el próximo año un agresivo programa de inversiones públicas en el sector, que posibilitarían a Petróleos Mexicanos cumplir con su mandato constitucional.

El plan de acción inmediata ataca de manera directa tres factores que han deteriorado a la industria petrolera y a Pemex: corrige la falta de recursos en la paraestatal por el régimen fiscal y presupuestario al que ha sido sometido durante años; corrige el sesgo que ha tenido el destino de las inversiones que se realizan, al atender primeramente la inversión en exploración, en refinación y en petroquímica, en ductos y en investigación y desarrollo tecnológico; y, por último, plantea una serie de medidas que garantizan la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción que se ha incrementado con la entrada de empresas extranjeras a la industria a través de los contratos de servicios múltiples, así como con otras adquisiciones y licitaciones.

Este plan de acción inmediata permite que se evalúe y castigue, por parte de la Auditoria Superior de la Federación, tanto el proceso de toma de decisiones del Consejo de Administración que han llevado a Pemex a la situación en que se encuentra actualmente, como también las oscuras relaciones entre la empresa y su sindicato.

Lo mejor de todo es que, para llevar a cabo este plan de acción inmediata, lo único que habría que hacer es que los legisladores aprobaran modificaciones al Artículo 254 de la actual Ley Federal de Derechos para disminuir la carga fiscal de Pemex en cinco puntos porcentuales; que se aprobara una modificación al Artículo 19, fracción IV, de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para canalizar hasta 60% de los excedentes petroleros a Pemex, y aprobar un Decreto para la inclusión de este plan de acción inmediata en el Presupuesto de Egresos para 2009.

Señalo lo anterior en virtud de que el 8 de septiembre se estará entregando, por parte de la Secretaria de Hacienda, a la Cámara de Diputados, el llamado Paquete Económico para 2009, que incluye entre otras disposiciones las iniciativas de ley de Ingresos, de Derechos y el Presupuesto de Egresos para el próximo año; y que de acuerdo a lo establecido en la Constitución Política, deberá ser aprobado a más tardar el 15 de noviembre de este mismo año.
Esto quiere decir, al menos hipotéticamente, que mientras en el Senado se estarán discutiendo las propuestas de reforma energética planteadas por Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones y el Frente Amplio Progresista, en la Cámara de Diputados se estará discutiendo el paquete económico para 2009.

Esta situación plantea dos posibilidades. La primera es que el contubernio PRI-PAN se aplique de manera inmediata y se apruebe una reforma energética privatizadora durante los primeros días de septiembre, para dejar “libre de polvo y paja” y pagar las facturas correspondientes en el Presupuesto de Egresos para 2009. O bien, la segunda, que consiste en mantener la negociación separada y que al final Petróleos Mexicanos se quede como “el perro de las dos tortas”, sin reforma y sin presupuesto, lo que contribuiría más a debilitarlo y dañaría aún más a la economía en su conjunto.

Un tercer escenario, quizás el más deseable, sería que se aprobara el plan inmediato de acción y la discusión de los tres proyectos que están en la mesa del Senado de la República se condujera sin la menor prisa posible durante los próximos meses. Y que de manera razonada, a través de un gran acuerdo (Ley Marco), se diera paso al replanteamiento a fondo del sistema hacendario del país, y al establecimiento definitivo de una verdadera política energética de Estado.

De no ser así, se corre el riesgo de agrandar las diferencias en una sociedad que está al borde de la ruptura por la situación social, económica y política del país.

Por ello, puede ser que la Cámara de Diputados sea el verdadero escenario de la madre de todas las batallas.

viernes, agosto 22, 2008

Puntos Sobresalientes del Paquete de Iniciativas en Materia Energética Entregado por el Grupo de Intelectuales y Expertos al FAP

Mario Di Costanzo

1. Presentación de los dictámenes por los que se rechazan las iniciativas de Felipe Calderón y del PRI en materia petrolera, porque van en contra de la letra y el espíritu de la Constitución y no son sino dos modalidades del mismo proyecto desnacionalizador y privatizador que alteran las funciones y el objeto de Pemex. Honrar, en consecuencia, el resultado de las consultas populares celebradas el 27 de julio, el 11 y 24 de agosto.

2. Iniciar un juicio de responsabilidades a quienes han propiciado la corrupción y el desastre petrolero del país. Demandar la presentación ante el Congreso de todos los contratos que las empresas privadas hayan signado con el sector energético y suprimir todos aquellos que sean anticonstitucionales.

3. Solicitar a la Auditoría Superior de la Federación que proponga las medidas correctivas al grave deterioro de la industria petrolera y de las finanzas públicas, según expuso su titular en el debate del Senado. Proscribir las actividades ilícitas del sindicato petrolero e impedir la transferencia de recursos a partidos y campañas electorales.

4. Proponer la creación de una Comisión Plural que elabore una política energética de Estado de largo plazo y definir los términos y objetivos de la seguridad energética nacional que determine el pleno aprovechamiento de nuestros recursos para el desarrollo del país, limite la plataforma de exportación y prepare el advenimiento de nuevas fuentes de energía. Crear asimismo un Consejo Nacional de Energía que incluya a la sociedad en la planeación del sector.

5. Reanudar las exploraciones, recuperar la petroquímica, iniciar la construcción de refinerías e incrementar la capacidad de las existentes, reconstituir al Instituto Mexicano del Petróleo como institución rectora en investigación, desarrollo e innovación de la industria petrolera, así como incorporar a las universidades públicas y centros académicos en este proceso.

6. Dotar a Pemex de los recursos que no está ejerciendo actualmente, al modificar los múltiples controles que le impone el Ejecutivo. Crear un Programa y un Fondo de Apoyo Inmediato a Petróleos Mexicanos.

7. Efectuar una reforma hacendaria profunda que termine con el actual régimen de derechos que es abiertamente confiscatorio y libere el presupuesto de Pemex para la inversión, el desarrollo y la industrialización.

8. Instar al Ejecutivo para redefinir a favor del interés nacional los términos de la explotación en aguas profundas y yacimientos transfronterizos en negociaciones internacionales. No ceder a la presión de las empresas transnacionales para acaparar la riqueza en dichas áreas ni permitir la intervención de tribunales foráneos en su favor.

9. Prohibir la adjudicación directa y la invitación restringida a los contratos de obras y prestación de servicios a empresas privadas en todas las actividades con hidrocarburos, ya que son estratégicas. Impedir que los particulares se apropien de la renta petrolera en las actividades del sector, incluyendo el gas.

10. Cancelar la celebración de contratos de riesgo o equivalentes bajo cualquier otra forma, ya que violan la Constitución y las leyes.

11. Devolver a Pemex su carácter de organismo de Estado plenamente integrado cuyo principal objetivo es el desarrollo nacional. En consecuencia, eliminar las subsidiarias y filiales.

12. Ampliar y reforzar los mecanismos de auditoria de PEMEX para vigilar los contratos públicos, el conflicto de intereses y el tráfico de influencias. Para tal efecto, crear un Comité Anti-Corrupción formado por ciudadanos.

domingo, agosto 10, 2008

Y sigue la mata dando

Mario Di Costanzo

Hace algunas semanas, dentro del foro de debate sobre el petróleo que organizó el Senado de la República, muchos legisladores, especialistas, así como las personas que lo siguieron a través del Canal del Congreso se escandalizaron por los señalamientos realizados por Arturo González de Aragón —titular de la Auditoría Superior de la Federación— en torno de los casos de corrupción en Pemex y las discrecionales devoluciones de impuestos efectuadas a grandes empresas durante la gestión de Vicente Fox.

Particularmente, con respecto de este segundo tema, González de Aragón repitió casi de manera textual las conclusiones que plasmó en su Informe sobre la revisión de la Cuenta Pública 2005, que entregó a los legisladores muchos meses atrás. En ese documento señaló, textualmente, lo siguiente: “Se detectaron 50 grandes contribuyentes cuyos pagos individuales de ISR en 2005, deducidas las devoluciones, fueron menores a 74 pesos, esto debido a que las devoluciones efectuadas en el periodo 2001-2005, por 604 mil 300 millones de pesos, superaron en 216% al incremento en la inversión privada, que fue de 279 mil 832 millones de pesos, lo que contradice la hipótesis de que una menor tributación (como en rigor implican las devoluciones) libera recursos a los particulares para incrementar la inversión en capital. Por ello se genera una situación de privilegio para unos cuantos contribuyentes que contraviene el principio de equidad fiscal”.

Más aún: durante su participación en dicho foro, González de Aragón sugirió que los millonarios ingresos obtenidos por concepto de excedentes petroleros durante la administración foxista habían sido utilizados para compensar lo “no recaudado y lo devuelto” a estas grandes empresas, lo cual se constituye como una transferencia directa de la renta petrolera a estos notables empresarios.

Desafortunadamente, a la fecha, ni los legisladores han actuado en consecuencia, ni mucho menos un servidor ha recibido respuesta a la solicitud que realice al propio Auditor Superior de la Federación para saber a qué empresas se les había devuelto tal cantidad de recursos públicos.
Lo anterior en virtud de que el tan anunciado Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) me ha negado en primera instancia la información solicitada, alegando que esta se encuentra protegida debido al “secreto fiscal” por un período de doce años.

Lo anterior cobra relevancia porque, de acuerdo al último Informe sobre la situación de las Finanzas y la Deuda Pública, entregado por la Secretaria de Hacienda al Congreso de la Unión, se observa que al primer semestre de 2008 las devoluciones de impuestos —efectuadas principalmente a las grandes empresas— fueron de 93 mil 613.5 millones de pesos, de los cuales 9 mil 604 millones fueron a cuenta de Impuesto Sobre la Renta (ISR) y 81 mil 528.3 millones por Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Para tener una idea de lo que estas devoluciones de impuestos significan, es pertinente señalar que la efectuada por concepto de IVA fue equivalente a la totalidad de los ingresos propios de Pemex durante el primer semestre del año.

Por su parte, las devoluciones por concepto de ISR fueron equivalentes a lo que se gastará en todo el año en el Programa para la Atención a los Adultos Mayores de 70 años, en las zonas rurales, que coordina Sedesol.

Así, mientras Vicente Fox devolvió impuestos por 604 mil 300 millones de pesos en un período de seis años (es decir, 100 mil millones por año), Felipe Calderón ha devuelto 93 mil millones de pesos en sólo seis meses.

Resulta importante señalar que en el mismo informe se observa que los créditos fiscales “irrecuperables”, es decir, los impuestos que dejarán de ingresar a las arcas nacionales por haber perdido juicios el Sistema de Administración Tributaria (SAT), registraron un incremento de 10 mil 849 millones de pesos, para ubicarse en 142 mil 248 millones de pesos. Esta cifra representa el gasto realizado en el primer semestre por las secretarias de Educación Pública (83 mil 60 millones de pesos), Salud (23 mil 100 millones), Desarrollo Social (22 mil 639 millones), y Seguridad Pública (6 mil 672 millones) en conjunto.

Por ello resulta ofensivo que tanto el PAN como Felipe Calderón transmitan comerciales donde, para promover su reforma privatizadora, señalan que a pesar de contar con petróleo tenemos que importar gasolina.

Más aún cuando está claramente demostrado que la gasolina se tiene que importar porque desde hace 25 años no se construye una refinería, en virtud de que el dinero proveniente del petróleo se ha utilizado para devolver impuestos a los grandes empresarios.

Luego entonces, tal pareciera por la actitud asumida por Senadores y Diputados, que en el asunto de los Foros del Senado, si bien podría ser cierto que se le dio voz a la sociedad, también lo es, que los legisladores “se volvieron sordos” ya que por lo que se observa, sigue la mata dando.

lunes, agosto 04, 2008

Al primer semestre de 2008, las devoluciones de impuestos a las grandes empresas fueron de 93 mil 615 millones de pesos

Mario Di Costanzo

De acuerdo con datos publicados en el último Informe Trimestral de las Finanzas Públicas, se observa que los ingresos totales del Sector Público, fueron de 1 billón 363 mil 66.2 millones de pesos, cifra que representa ingresos adicionales a lo programado originalmente por 47 mil 192 millones de pesos.

Este comportamiento se explica fundamentalmente por los diferentes Derechos que paga PEMEX derivados de su actividad petrolera, los cuales ascendieron a 491 mil 790.2 millones de pesos, y que representaron el 36% de los ingresos totales del Sector Público.

Cabe señalar que los Derechos que paga Pemex fueron superiores en 204 mil 615 millones de pesos a los previstos originalmente en la Ley de Ingresos para 2008.

De esta manera, si consideramos los impuestos y derechos que Pemex paga al fisco y le añadimos los ingresos propios de esta paraestatal que ascendieron a 80 mil 808 millones de pesos, se puede concluir que durante el primer semestre del año, el 42% de los ingresos del Sector Público, fueron generados por Petróleos Mexicanos.

En contrapartida el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), registraron un avance inferior a lo programado ya que en conjunto se ubicaron 17 mil millones de pesos por debajo de lo programado en la Ley de Ingresos.


No obstante la menor recaudación del Impuesto Sobre la Renta y del IETU, se observa que las devoluciones de impuestos que se realizan principalmente a las grandes empresas ascendieron a 93 mil 613.5 millones de pesos, de los cuales 9 mil 604 millones de pesos, fueron devoluciones por concepto del ISR y 81 mil 528.3 millones de pesos, fueron devoluciones por concepto del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

De esta manera es pertinente señalar que las devolución de impuestos efectuada principalmente a las grandes empresas por concepto del IVA, fueron equivalentes a la totalidad de los ingresos propios de Pemex durante el primer semestre del año.

Por su parte, las devoluciones de impuestos por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) durante el primer semestre del año, fueron equivalentes a lo que se erogará en el Programa para la Atención a los Adultos Mayores de 70 años, en las Zonas Rurales, que coordina SEDESOL y que contó con una asignación total de 9 mil 916.4 millones de pesos.

Finalmente es conveniente señalar que los créditos fiscales irrecuperables, mismos que son los impuestos que dejan de ingresar a las arcas nacionales, por haber perdido juicios el Sistema de Administración Tributaria (SAT), registraron un incremento de 10 mil 849 millones de pesos, para ubicarse en 142 mil 248 millones de pesos, esta cifra que representa el presupuesto ejercido en el primer semestre, por las Secretarias de; Educación Pública (83,060 mdp), Salud (23,100 mdp), Desarrollo Social (22,639 mdp), y Seguridad Pública (6,672 mdp) en conjunto. una asignación total de 9 mil 916.4 millones de pesos.

domingo, agosto 03, 2008

AL MES DE JULIO LA CANASTA BASICA AUMENTO 11%; LA PÉRDIDA EN EL PODER ADQUISITIVO ES YA DE 39%

Mario Di Costanzo

De acuerdo con datos obtenidos por la Secretaria de la Hacienda Pública del Gobierno Legitimo se observa que durante los primeros 7 meses del presente año, el precio de 42 productos que componen la canasta básica registró un incremento del 11% con lo que el poder adquisitivo del salario mínimo durante la presente administración ha registrado una pérdida acumulada que asciende al 39% y que se acentuará durante los próximos meses, debido al incremento en los precios de prácticamente la totalidad de los energéticos, afectando con ello aún más el nivel de vida de toda la población.

Para corroborar lo anterior sólo basta señalar, que de acuerdo con información publicada por la Procuraduría Federal del Consumidor se observa que, en diciembre de 2006, el costo de “una canasta básica” de 42 productos se ubicó en 818.44 pesos, lo que significa que una persona que percibiera el salario mínimo tenía que destinar 134.81 horas de trabajo, es decir 16.8 días de trabajo (en jornadas de 8 horas), para adquirir estos productos, mientras que para el mes de julio del presente año, la misma persona tiene que destinar 187.7 horas de trabajo, es decir 23.4 días de trabajo (en jornadas de 8 horas) para adquirir la misma canasta de 42 productos básicos para su sustento.

Más aún, tan sólo en lo que va de este año, el costo de la canasta referida pasó de 1,104.63 pesos en enero de este año, a 1,230.83 pesos al último día de julio, esto es un incremento del 11.4 %, es decir mientras que en enero del presente año, una persona que percibe un salario mínimo tenía que destinar 168.13 horas de trabajo para adquirirla, para el mes de julio tenía que dedicarle 187.7 horas, lo que muestra claramente una pérdida de 11.4% en su poder adquisitivo, solamente durante los primeros 7 meses del presente año.

Así por ejemplo entre el mes de enero y el mes de julio del presente año productos absolutamente básicos como el frijol han registrado incrementos del 17.65% al pasar el costo de un kilogramo de 17 pesos en enero a 20 pesos en julio, o bien la bolsa de 500 grs de lenteja que pasó de 8 pesos a 9.10 pesos, o el arroz que se incrementó en 63.79% al pasar de 10.99 a 18.0 pesos el costo por kilogramo.

Lo mismo ha sucedido con el pan de caja Bimbo que pasó de 21.10 a 22.50 es decir un incremento de 6.6%, o el pollo entero que paso de 25.30 a 30.0, lo que implicó un incremento de 18.58%.

En esta misma situación se encuentra el huevo que paso de 15.99 a 17.90 la caja con 12 huevos, lo que significa un incremento de 11.9%, o como el aceite de cocina que registró un incremento de 50.9% al pasar el costo de un litro en enero de este año de 25.50 a 38.50 al mes de julio.

Cabe destacar que durante los últimos 19 meses el costo de estos productos básicos ha incrementos históricos, así por ejemplo, un kilogramo de frijol costaba 9.60 pesos en diciembre de 2006, y al mes de julio del 2008 su costo es de 20 pesos, es decir 108% más, o bien el huevo que pasó de 9.96 pesos la caja con 12 piezas a 17.90, lo que implica un incremento de 79.7%.

Llaman la atención casos como la lenteja cuyo incremento ha sido del 127% al pasar el costo de la bolsa de 500 grs de 4 pesos en enero del 2006 a 9.10 pesos en julio de 2008.

Por su parte el pan de caja BIMBO pasó de 13.20 pesos la bolsa de 680 grs a 22.50 pesos, lo que implica un incremento de 70.45%

Cabe señalar que el repunte en el crecimiento de los precios y en especial en el caso de los alimentos, afectan mucho más a las personas de bajos ingresos, ya que de acuerdo a la última encuesta de ingreso-gasto, llevada a cabo por el INEGI, los mexicanos destinan en promedio el 30% de su ingreso para adquirir alimentos, el 18% de este para transporte, el 15% para educación entre otros.

Finalmente los datos muestran el nulo impacto que tuvo el “supuesto congelamiento de precios” anunciado por las autoridades el pasado 17 de junio del presente año, ya que de acuerdo a lo reportado por la Profeco durante esa semana el costo de la canasta básica referida se ubicó en esas fechas en 1,183.76 pesos y casi un mes y medio después, es decir al 30 de julio su costo ascendió a 1,230.83 pesos, lo que ha significado un incremento de casi 4% a partir del anuncio del congelamiento de precios en artículos básicos.