GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

lunes, julio 06, 2009

La Corte y la guardería ABC

Miguel Ángel Granados Chapa / Plaza Pública

Si las cosas en Palacio van despacio, apenas se cruza la calle Corregidora su marcha se hace más lenta aún. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en efecto, se caracteriza por hacer del tiempo su aliado. En más de un espinoso caso ha dejado que los meses y los años transcurran hasta dejar sin materia el asunto peliagudo y estar en condiciones de sobreseerlo. No parece haber, en el enorme edificio de Pino Suárez y Corregidora -en el extremo sudeste de la Plaza de la Constitución- ningún sentido de la urgencia.

Ese tribunal acaba de probarlo una vez más. El viernes pasado decidió, sin decirlo así expresamente, que las peticiones para que en aplicación del artículo 97 realice una averiguación constitucional sobre el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, en que murieron 48 niños y muchos más quedaron lesionados (condición en que aun permanecen, un mes después del crimen), bien pueden esperar hasta agosto, cuando terminen las vacaciones del Poder Judicial federal. El máximo tribunal no captó la impaciencia con que madres y padres de familia aprecian el paso del tiempo sin conocer avances sustantivos en la indagación ministerial sobre aquella tragedia y encargó al ministro Sergio Valls que, como miembro de la comisión de receso -la que se queda, digamos, de guardia durante las vacaciones-, prepare un proyecto a ser estudiado por los ministros a la vuelta de sus vacaciones, el primer lunes del próximo mes.

El acuerdo de la presidencia de la Corte da por anticipado el receso, que apenas comenzará el 15 de julio, el miércoles de la próxima semana. Durante ese lapso bien podrían los ministros resolver si en los sucesos que produjeron tremendo dolor a las pequeñas víctimas y a sus familias se cometieron violaciones graves a las garantías individuales, la más notoria de las cuales es el derecho a la vida, y decidir en consecuencia si ejercen una vez más su excepcional facultad indagatoria o se abstienen de hacerlo. Claro que es mucho pedir a los parsimoniosos jueces supremos, que parecen estar ya disfrutando de su bien ganado asueto. Parecen regidos por un refrán popular que justifica la pereza cuando, ante un suceso que estorba en lunes o martes la realización del trabajo normal, proclama que "semana mala hay que echarla fuera", lo que autoriza la haraganería hasta el siguiente lunes.

La Corte puede efectuar ese género de averiguación movido por un impulso exterior -cuando lo solicite el Presidente de la República, alguna de las Cámaras del Congreso o algún gobernador- o cuando lo resuelve ella misma en su seno. Ésta es la hipótesis en que se moverá el tribunal, cuando al concluir el receso el ministro Valls someta a su consideración un proyecto para que el pleno resuelva si hay motivo para considerar que en el atroz suceso del 5 de junio presumiblemente se violaron garantías individuales, si esas violaciones son graves y si, por consecuencia, la Corte echa a andar el mecanismo vagamente esbozado en el repetido artículo 97.

De las cinco oportunidades en que ese mecanismo se ha puesto en operación sólo en una el máximo tribunal actuó por haberlo resuelto así internamente. En la primera y la segunda indagaciones de ese carácter -motivadas por la matanza de ciudadanos que en León, Guanajuato, protestaban por un fraude electoral en 1945, y la de campesinos que en 1995 fueron ultimados en Aguas Blancas, un paraje del estado de Guerrero- la Corte fue instada por el Presidente Ávila Camacho y el Presidente Zedillo. En la investigación sobre los agravios a la periodista Lydia Cacho fueron las Cámaras de diputados y senadores las que solicitaron la actuación de ese tribunal. Y en la referida a la cadena de ofensas que el gobierno de Oaxaca asestó a grupos relevantes de sus gobernados el llamado provino de la Cámara de Diputados.

Sólo en el caso de San Salvador Atenco la Corte resolvió intervenir porque el ministro Góngora Pimentel hizo suya una petición de ciudadanos y el pleno la aprobó. Se trata de las agresiones policiacas contra pobladores de aquel municipio mexiquense ocurridas el 3 y 4 de mayo de 2006. Desde agosto siguiente, ante la evidencia de que la Procuraduría de Justicia estatal y los jueces del fuero común actuaban lenta y parcialmente, diversas agrupaciones pidieron que la Corte interviniera. Se requería que un miembro del pleno lo solicitara y Góngora Pimentel lo hizo. Sus compañeros tomaron con calma abordar el asunto. El 1o. de febrero de 2007 empezaron a discutir el proyecto presentado por el ministro Salvador Aguirre Anguiano -que proponía rehusar la intervención-: siguieron estudiándolo el día 6, y sólo el 21 de febrero lo votaron: siete ministros derrotaron el proyecto a cuyo autor sólo se sumaron tres ministros más.

La Corte podría ahora abreviar los tiempos, y antes del 15 dejar resuelto si investiga o no, y hasta designar a los magistrados que se encarguen de la indagación misma. Sólo así comprobaría ante las familias directamente afectadas y la sociedad que aún sigue indignada por la matanza que es sensible a la trascendencia social del terrible suceso. Si su respuesta, pronta como es deseable, o demorada como es previsible, es afirmativa, tendrán que establecerse las bases para que la indagación constitucional no estorbe la averiguación previa y los procesos que ya están o estén en curso, ya que es indispensable e inaplazable la actuación ministerial.

Que no ocurra lo que pasó a Lydia Cacho: la PGR se escudó en la Corte para no cumplir su papel.

Cajón de Sastre

Por supuesto no es el único ángulo desde el cual puede realizarse el examen de la jornada electoral de ayer. Pero si medimos el desempeño de los dirigentes partidarios, especialmente el de quienes encabezan al PRI y el PAN, es claro que la gran triunfadora del 5 de julio es Beatriz Paredes. Aunque dista de contar con todo el poder que se requiere para conducir a su partido, sino que lo comparte con otros factores determinantes, su actitud personal ante la agresiva campaña de Germán Martínez -que en este análisis de las individualidades resulta el gran perdedor de la jornada- que le fue muy reprochada desde su partido mismo probó ser la acertada. De muchos ingredientes se compone la victoria priista, pero nadie ha de regatear a su lideresa el que le corresponde.

Concluyó la millonaria "fiesta" del voto ¿Qué sigue?

¡Ciudadanos, favor de retirarse, estamos en pleno reparto del pastel!... ya los convocaremos en tres años

Carlos Fernández-Vega


Concluyó la multimillonaria "fiesta" del voto, y los mexicanos regresan a la cruda realidad, si es que la dejaron a un lado para ejercer su derecho de ir a las urnas. Bien, ¿qué sigue? De entrada, sean los electores tan amables de olvidar el voluminoso catálogo de "compromisos" –notariado o no– y tirar al cesto de la basura el inagotable inventario de "promesas asumidas" por los "candidatos" a lo largo de sus "campañas", porque ya con la constancia de mayoría en el bolsillo los "triunfadores" sólo ratificarán su condición de sordos, ciegos y mudos ante las urgencias nacionales, pues difícilmente la clase política habrá entendido el mensaje de hartazgo de los ciudadanos.

¿Qué sigue? Reacomodos en las dirigencias de los partidos políticos, de acuerdo con los respectivos resultados concretos (by by Germancito), en medio de una minoritaria participación ciudadana, la cual, tal vez, sea histórica; jaloneos, "negociaciones", reacomodos y reparto de la cobija en el seno del Instituto Federal Electoral (IFE) y bajo la siempre imparcial supervisión del Trife; dos meses de limbo en la Cámara de Diputados, hasta la instalación de la 61 Legislatura, cuya primera chamba será el presupuesto de egresos 2010, todo indica que con "reforma fiscal", en plena sacudida económica y social; y, por supuesto, tres años más de calderonato, con una perspectiva verdaderamente famélica, pero, eso sí, con muchos discursos.

Felicidades, pero ¿qué sigue? Bueno, conocer el detalle, tras los resultados definitivos, de cuál fue el costo económico para los ciudadanos por cada voto depositado (si el cálculo de 70 por ciento de abstención fue correcto, entonces cada sufragio costó algo así como 522 pesos; si fue de 50 por ciento, el precio baja a 307 pesos, en números cerrados, sin considerar espots en medios electrónicos y otras gracias, lo que en cualquiera de los casos resulta terriblemente oneroso).

También qué candidatos perdieron y cuáles ganaron, amén de conocer, un poco más adelante, quiénes serán los nuevos coordinadores de las bancadas en San Lázaro, la mayoría de ellos, por no decir todos, diputados por la vía plurinominal, no por elección ciudadana. Por si fuera poco, nos enteraremos que, lo más seguro, alrededor de 55 millones de mexicanos decidieron no ir a las urnas y sólo 23 millones sufragaron, o lo que es lo mismo tres de cada 10; conoceremos cuántos de estos últimos anularon el voto, qué rebanada de los sufragios emitidos se llevó cada uno de los partidos políticos participantes y los nombres de los que mordieron el polvo y quedaron fuera de la cobija presupuestal, al perder el registro.

Muy bien, la numeralia será interesante e ilustrativa, pero ¿qué sigue? Claro, algo muy creativo: que precisamente el miércoles 8 de julio de 2009, a las 17 horas, justo en medio del conteo de votos con miras a los resultados definitivos, el jaloneo, las mentadas entre los partidos, los alegatos de fraude en uno u otro distrito, las denuncias sobre las violaciones a la ley, de las solicitudes para anular casillas, y demás etcéteras en el caliente circuito poselectoral, ante los legisladores comparecerá el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Daniel Karam, para dar su versión, con un mes de retraso, sobre lo sucedido en la guardería ABC de Hermosillo y, eventualmente, hacer público el inventario (quizá con un buena maquillada) de los beneficiarios con la subrogación de este tipo de establecimientos, originalmente concebidos como parte fundamental de la política social del Estado, y ahora convertidos en simples negocios privados, preferentemente de familiares y amigos de los que hoy se ocupan y preocupan de cómo quedó el pastel electoral.

Obvio, pero resultón, es el truco –marca "manos limpias"– de reacomodar tal comparecencia (originalmente calendarizada para el jueves 16), para que lo dicho por Karam se "pierda" entre el conteo del y los zarandeos en el IFE y lo dicho por el flamante funcionario (defensor, claro está, de Juan Molinar Horcasitas y de la amiga de Los Pinos Carla Rochín Nieto) pase a un lejano segundo plano, pues el espacio principal se lo llevará el tradicional zafarrancho poselectoral y los números definitivos del reparto del pastel entre la clase política. Y cómo no recordar que en dicho reacomodo varios legisladores tienen mucho que ver. Total, qué son 48 niños muertos. ¿Habrán registrado la marcha del pasado sábado?

Pues bien, como si el país no registrara uno de los más peligrosos capítulos de su historia, con una sociedad harta de la falta de resultados y enfrentando un capítulo más de la sempiterna crisis mexicana, parece que, en efecto, lo anterior es lo único que sigue para la clase política, de hecho lo único que le interesa. Es la segunda parte de su fiesta y de su pastel, la más bonita y jugosa, mientras la realidad corroe a los mexicanos y ninguna "autoridad" se da por enterada. Entonces, después de las elecciones, ¿hay alguien allí? ¿Existe algún plan para reflotar al traqueteado "navío de gran calado" y hacerlo operativo? ¿Quién se ocupa de, cuando menos, hacer el intento? Más allá del reparto del pastel, ¿a alguno de ellos le preocupa lo que suceda?

¡Albricias! Concluyó "el día de los ciudadanos" (Calderón dixit, en una de sus brillantes intervenciones dominicales), ergo ya no se les requiere, así que favor de retirarse que estamos en pleno reparto. Ya los convocaremos dentro de tres años para que gocen otro "día de los ciudadanos", si es que sobreviven después de preguntarse ¿qué sigue?

Las rebanadas del pastel

No fue la única, pero la empresa familiar más conocida y rentable de México, el Partido Verde, obtuvo grado de excelencia en este proceso electoral: se pasó el Cofipe por el mismísimo arco del triunfo, públicamente violó la ley a plenitud y a pesar de todo mantiene el registro, por medio del cual seguirá recibiendo multimillonarias regalías. Ahora que ese descaro sólo es posible con una "autoridad" electoral endeble y lenta, como el IFE comprenderá…

Obtendría el PRI mayoría absoluta en San Lázaro

El PAN se desplomó en su votación y el PRD se hundió aún más

Alonso Urrutia, Fabiola Martínez y Jesús Aranda / La Jornada


Tras casi 12 años de haber perdido el control de la Cámara de Diputados, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se perfila para recuperar la mayoría absoluta. Hasta anoche mantenía la ventaja en 182 distritos de mayoría y se proyectaba sumar alrededor de 77 legisladores de representación proporcional para llegar a 259, esto es, ocho más del nivel que requiere para ser la principal fuerza en San Lázaro, en alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Al cierre de la edición, con 74 por ciento de casillas computadas, el tricolor tenía 9 millones 213 mil 807 votos, equivalentes a 35.93 por ciento del total. En tanto, el Partido Acción Nacional (PAN) se desplomó en su votación, pues sumaba 7 millones 42 mil 611 sufragios, esto es, 27.47 por ciento de los votos de la jornada de este domingo, que sólo le permitieron aventajar en 74 de los 300 distritos electorales en disputa.

Proyecciones preliminares indicaban que el blanquiazul podría obtener, vía representación proporcional, 66 legisladores que, sumados a los 74 distritos donde mantenía la delantera hasta anoche, sumarían una bancada de 140, lejos de los 206 panistas que integran la actual legislatura.

Se ocultó el sol

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) contaba con 3 millones 157 mil 287 votos, equivalentes a 12.22 por ciento de los sufragios emitidos, lo que le permitía –hasta el cierre de esta edición– mantener la delantera en 41 distritos. Con estas cifras, cálculos extraoficiales apuntaban que lograría una fracción parlamentaria de 73 legisladores, 32 de representación proporcional, lejos de los 126 que tiene actualmente.

Conforme a los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Federal Electoral (IFE), al cierre de esta edición y de acuerdo con las proyecciones, el PRI aventajaba en 182 distritos en todo el país –50 en coalición con el PVEM–, lo que representa prácticamente triplicar el número de victorias que logró en 2006, cuando tuvo la peor participación electoral en su historia, en la que sólo ganó 63 curules por mayoría.

En contraste, los datos apuntaban hacia un retroceso importante en las victorias de Acción Nacional, pues de las 137 alcanzadas en 2006 el PREP arrojaba que en esta ocasión sólo llevaba la delantera en 74 distritos, esto es, poco menos de la mitad de sus triunfos de mayoría relativa alcanzados hace tres años.

El mayor descenso en triunfos a nivel distrital lo registró el PRD, toda vez que, al amparo de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador ganó en 2006, 90 distritos de mayoría. Las cifras del PREP le daban la delantera en 41 distritos, 67 menos que hace tres años, cuando se registró la más importante participación que haya tenido la izquierda en la historia.

Incluso en su principal bastión, la capital, el sol azteca registró un virtual desplome en las preferencias electorales, toda vez que en los comicios de 2006 el perredismo capitalino alcanzó 51.44 por ciento de los votos y al cierre de esta edición sólo mantenía la preferencia de 24.89 por ciento de los capitalinos, en tanto que el Partido del Trabajo (PT) tenía una tendencia de 10 puntos. El petismo, en su alianza con Convergencia, registraba ventaja en tres distritos.

Otro dato relevante de la elección fue el incremento del PVEM, cuyas campañas ilegales asociadas a los consorcios televisivos –que en Televisa le permitieron triplicar su presencia en espots en casi todo junio– le rindieron frutos al ubicarse en 7.08 por ciento. A su vez, el PT, que sustentó su campaña en la figura de López Obrador, consiguió 3.88 por ciento, en tanto que su aliado, Convergencia, se aproximaba al límite mínimo necesario para conservar el registro, pues tenía apenas 2.51 por ciento.

En tanto, el Partido Nueva Alianza (Panal), apuntalado en la estructura del sindicato magisterial, si bien retrocedió de manera importante, alcanzó 3.44 por ciento del total, frente a 4.54 de 2006. A su vez, el Partido Social Demócrata estaba anoche en la antesala de perder el registro, porque solamente había obtenido 1.13 por ciento, lejos del 2 por ciento que es el requisito legal para ello.

El PRI apuntaló su victoria general en los comicios federales en las entidades en las que gobierna, donde sus porcentajes de votación fueron elevados, al punto de que, por ejemplo, en Coahuila osciló en 60 por ciento de votos, donde regresaron los tiempos del carro completo y obtuvo los siete distritos en disputa.

Estado clave por el volumen de votantes –el más elevado de todo el país– y por las aspiraciones de su gobernador, Enrique Peña Nieto, en el estado de México, donde el PAN realizó mayores denuncias de irregularidades, el priísmo estaba arriba en 30 de los 40 distritos en juego, avanzando inclusive en el llamado corredor azul, ubicado en los municipios de Tlanepantla, Naucalpan, Atizapán y Huixquilucan, entre otros. Sin embargo, el priísmo también avanzó sustancialmente en los bastiones perredistas al oriente de la ciudad de México, pues llevaba la delantera en distritos de Nezahualcóyotl y Ecatepec, que habían dado importantes victorias al PRD en los últimos comicios.

Otras entidades con administraciones priístas también apuntaban a otorgar carro completo al tricolor: en Tamaulipas, con casi 50 por ciento de los votos a su favor, el PRI proyectaba ganar los ocho distritos en juego; en Hidalgo tenía más de 40 por ciento de la votación y los siete distritos en disputa; en Quintana Roo, 43 por ciento de votación casi le aseguraba los tres distritos de la entidad; en Oaxaca, 40 por ciento de los votos le eran suficientes para mantener la delantera en los 11 distritos de esa entidad.

El priísmo también avanzó en entidades bajo control panista, señaladamente en Morelos, donde recientemente se produjo el relevo forzado de los jefes policiacos. Ahí, el tricolor se aprestaba a arrebatarle al panismo los cinco distritos en disputa, aunque con un porcentaje de sólo 30 por ciento. El PRI también avanzó en Jalisco, donde tenía la delantera en siete de los 19 distritos electorales de la entidad y disputaba los 12 restantes.

En contraste, quienes registraron retrocesos drásticos en la contienda de ayer fueron los dos partidos que disputaron cerradamente la Presidencia en 2006: PAN y PRD. El panismo retrocedió prácticamente en todo el país, aunque pudo contener la caída en contadas entidades, como Guanajuato.

Considerada por su dirigente, Germán Martínez, como ejemplo a seguir bajo la metáfora de "guanajuatizar" el país, en esta entidad Acción Nacional pudo detener el avance priísta, pues obtuvo 43 por ciento de los votos, el porcentaje más elevado que logró y que le perfilaba para ganar los 14 distritos en disputa.

Baja California fue otra de las entidades gobernadas por el blanquiazul donde pudo retener su predominio político, pues los datos del PREP auguraban que podría ganar los siete distritos de ese estado. En Tlaxcala, el PAN se proyectaba para ganar dos de los tres distritos en juego.

Sin embargo, no todos los estados que gobierna rindieron buenas cuentas al panismo pues, además de Morelos, en San Luis Potosí –donde estaba en juego la gubernatura– sólo se ubicaba en primer lugar en dos de los siete distritos, disputando el resto con el tricolor.

Querétaro, todavía con gobierno del PAN, también resintió la lucha por la gubernatura, pues de los cuatro el panismo sólo aventajaba con relativa tranquilidad en uno y los otros tres estaban peleados cerradamente.

En el caso del Partido de la Revolución Democrática se registró un virtual desplome en su presencia electoral, pues proporcionalmente pasó del 28 por ciento que en 2006 obtuvo la coalición Por el Bien de Todos en la elección de diputados, a sólo 12 por ciento, lo que se reflejó en la pérdida de distritos.

Destaca que la mitad de los votos obtenidos por esa fuerza se concentraron en el Distrito Federal y el estado de México, aunque solamente se reflejaron en victorias masivas en la capital, pero ya no en las proporciones de antaño, pues, a diferencia de porcentajes que oscilaban alrededor de 40 por ciento o más en 2006, al cierre de la edición el sol azteca tenía sólo 24.89 por ciento de los votos en el Distrito Federal, afectado fundamentalmente por el avance sustancial de su ex aliado el PT.

En las entidades con gobiernos perredistas, Zacatecas registró un buen saldo, pues a pesar de la disputa con el Partido del Trabajo –entonces partido coaligado– el perredismo mantuvo las preferencias en torno a 34 por ciento, lo que le permitiría el triunfo en los cuatro distritos en disputa.

¿Y el Artículo 29 constitucional?

ÁLVARO CEPEDA NERI

El Artículo 29, de la Constitución (que hasta Calderón y connotados, falsos y auténticos intelectuales, inclusive destacados juristas, llaman Constitución General, cuando su nombre es: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que reformó a la Constitución de 1857 al triunfo, en 1917, de la Centenaria Revolución de 1910).

Ese artículo, que en estos momentos de la dramática y sangrienta lucha contra los narcotraficantes y sus cómplices arroja más de 11 mil homicidios, entre los que hay mexicanos que nada deben, debería ser puesto en toda su vigencia para hacer frente legal a ese terrorismo, parece estar olvidado o temen ejercerlo, ya que presenta una muy alta responsabilidad llevarlo hasta sus últimas consecuencias.

Pero, no hay otra manera de mantener el Estado de Derecho y no interrumpir la observancia constitucional por la vía de los hechos consumados, que ya pusieron al rojo vivo las tensiones políticas entre el Gobierno Federal y los integrantes de la Federación.

Es ineludible que para completar la legalidad de las facultades presidenciales, que autorizan al presidente de la República en turno, disponer (Art. 89, frac. VI, de la Constitución) de la Fuerza Armada, o sea del Ejército, de la Armada y la Fuerza Aérea para la seguridad interior del país, se sometan esos actos que se están saliendo de control, a lo que a su vez dispone el Art. 29 constitucional.

Y que a la letra dice: que cuando existe “perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro (caso) que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto”, y no hay duda que los narcotraficantes y los narcopolíticos son un grave peligro en grado casi de una guerra intestina; entonces el presidente, con aprobación del Congreso General o la Comisión Permanente del Poder Legislativo Federal, “podrá suspender en todo el país o en un lugar determinado, las garantías (y derechos individuales) para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación, pero deberá hacerlo por un tiempo limitado”.

Es una medida con muchos riesgos, pero no puede el gobierno federal continuar combatiendo a esa delincuencia y sus cómplices sin sustentar sus actos en la legalidad vigente.

De lo contrario la ilegalidad que ya arrastran los “operativos” militares nos llevarán a una interrupción de la vigencia constitucional y el Estado de Derecho sufrirá tal daño que nuestros gobernantes, con el combate a lo que ya es una rebelión armada contra las instituciones y la Nación, pueden incurrir en un mayor autoritarismo político que, como muestra la historia, lleve al golpismo y también civil para prolongar la permanencia del grupo en el poder presidencial.

Suspender derechos y sus garantías en un lugar determinado y combatir a los narcos y sus socios, con el control del Congreso, es una demanda constitucional para hacer frente a la rebelión de las delincuencias evitando que se “establezca un gobierno contrario a los principios” que como medios jurídicos y fines políticos establece nuestra Carta Magna.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.


“Juanito” entrega a AMLO bastión de Nueva Izquierda

Rafael Acosta, alias Juanito, apoyado por Clara Brugada, se perfilaba como el ganador en la elección para jefe delegacional en Iztapalapa, al registrar 32% de la votación, mientras Silvia Oliva, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), apenas tenía 22%.

Según el Programa de Resultados Electorales Parciales del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) y los conteos rápidos y dinámicos, confirmaban esta tendencia.

En el caso de la contienda por la jefatura delegacional en Miguel Hidalgo, Demetrio Sodi, de Acción Nacional, aventajaba con 38.7%, mientras la perredista Ana Gabriela Guevara sumaba 34%.

El PAN arrebató al PRD la delegación de Cuajimalpa, y el candidato panista, Carlos Orvañanos, llevaba la delantera con 51% de la votación, mientras el PRD contabilizaba 21%.

La elección del jefe delegacional en Coyoacán, la votación estaba, hasta el cierre de esta edición, muy cerrada entre el PAN y PRD. El abanderado perredista, Raúl Flores, llevaba 29.56%, mientras que el panista Obdulio Ávila, sumaba 29.05%.

En la Asamblea Legislativa

Para la Asamblea Legislativa, el partido del sol azteca sufrió un revés en las diputaciones de mayoría relativa, al registrar 28 espacios, es decir, ocho diputados menos de los que ganó en la elección pasada. Acción Nacional ganó, según los resultados preliminares, nueve diputaciones, es decir, cinco espacios más a los que tenía en la pasada Legislatura. En tanto, el Partido del Trabajo (PT) obtuvo uno y por coaliciones, dos más.

Brugada: es una lección para el tribunal

Por su parte, Clara Brugada dijo que el triunfo obtenido en la delegación Iztapalapa es una lección al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que anuló su candidatura y a la dirigencia nacional del PRD.

A su vez, Alejandra Barrales, líder del PRD capitalino, proclamó además el triunfo de su partido en las delegaciones Miguel Hidalgo y Cuajimalpa, dos demarcaciones en las que el PAN del Distrito Federal también se declaró ganador. Sin mencionar la derrota en Benito Juárez, dijo que el PRD refrendará sus gobiernos delegacionales, y tendrá mayoría en la Asamblea Legislativa.

“El blanquiazul está de regreso”

El PAN-DF declaró a su vez, el triunfo en las delegaciones Benito Juárez, Miguel Hidalgo y la recuperación de Cuajimalpa. Mariana Gómez del Campo, dirigente panista en la ciudad de México, indicó que su partido “está de regreso en la capital”.

La líder agregó que en la delegación Coyoacán había una contienda cerrada con el PRD. En tanto que el PAN en Iztapalapa aseguró que impugnará, debido a diversas irregularidades en 21 colonias que atribuyó al PT. A su vez, el PRI-DF no se asumió como perdedor; sin embargo, su presidente, Jaime Aguilar, expresó que los resultados pueden repercutir en elecciones futuras.

Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno, aseguró que respetará y gobernará con todos los ganadores. En un mensaje, señaló que la participación fue mayor a 40%, en respaldo a la izquierda que los obliga a redoblar el paso en el programa de gobierno. (Con información de Natalia Gómez, Liliana Alcántara, Cinthya Sánchez y Mónica Archundia)

El Universal

Brugada y Juanito se declaran ganadores

La ex candidata del PRD a jefa delegacional en Iztapalapa, Clara Brugada, y el abanderado por el PT a ese cargo, Rafael "Juanito" Acosta, se declararon ganadores de la elección, al asegurar que con un 24 por ciento de las casillas computadas hasta el momento superan en la intención del voto a sus adversarios de Nueva Izquierda y de Silvia Oliva.

Durante una conferencia de prensa que ofrecieron poco después de las 21.30 horas, argumentaron que con 572 casillas computadas hasta este momento, ganaban en 464 y perdían en 108.

Clara Brugada consideró que esta tendencia no cambiará y por lo tanto expuso que está muy claro el triunfo de "Juanito".

Destacaron que con este resultado se da una lección al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que le rebocó la candidatura, así como a la dirigencia nacional del PRD.

En ese sentido, Brugada consideró que Jesús Ortega debería revisar por qué el partido del Sol Azteca obtuvo sólo un 13 por ciento de la votación a nivel nacional.

Por su parte, "Juanito" dio a conocer que este mismo domingo acudió ante el notario público número 234, para refrendar ahí y ante una fe notarial su apoyo y su palabra ante el movimiento obradorista, por el que se obliga a renunciar para dejarle ese lugar a Clara Brugada y este triunfo pues dijo que Iztapalapa se convierte desde hoy en la punta de lanza de la lucha democrática nacional y por la construcción de un proyecto de izquierda en todo el país.

El Universal

Voto nulo, alcanza cuarto lugar

Tras la promoción de distintos grupos sociales, académicos y comunicadores para votar a favor del voto nulo, dicha votación se perfila como la cuarta opción más votada en el país en una cerrada competencia con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

De acuerdo a datos del Instituto Federal Electoral (IFE), el llamado voto blanco alcanzó este domingo su máximo histórico al sumar más de 1.3 millones de sufragios, además del .22% que se dio a favor de un candidato no registrado, como se dio con nombres como "Esperanza marchita", y distintos héroes nacionales.

Solamente en el Distrito Federal, el voto en blanco sumaba 308 mil 754 sufragios, y 11 mil 936 votos por un candidato no registrado para quedar como cuarta fuerza política; en tanto que en Jalisco, entidad ubicada como la una de este movimiento, sumaba más de 93 mil sufragios, con lo que se ubicó como tercera fuerza política, al igual que en entidades como Aguascalientes

Con un porcentaje de más del 60% de votos contabilizados en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), los votos nulos se convirtieron también en tercera fuerza en entidades como Aguascalientes. Cabe aclarar que dicha tendencia puede oficializarse hasta el próximo miércoles, cuando haya resultados finales.

El Universal