GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

jueves, mayo 27, 2010

Negocian plagiarios la liberación de Diego

Agencia AG

Informantes que dan seguimiento al caso del plagio del ex senador Diego Fernández de Ceballos, han revelado que la familia de ‘El Jefe' está reunida en la Ciudad de México para negociar con los captores el rescate, sin embargo, los secuestradores no han hecho saber aún, qué cantidad de dinero solicitarán para liberarlo.

Reportan que la familia está convencida de que Fernández de Cevallos está con vida y confían en que el asunto concluya sin contratiempos y descartaron un móvil político o de otra índole que no fuera sólo el económico.

La primera prueba de vida de que ‘El Jefe’ está vivo fue la fotografía difundida por Internet el jueves 20 de mayo, seis días después de su desaparición en la finca "La Cabaña", localizada en el poblado de San Clemente, del Municipio de Pedro Escobedo, en Querétaro.

El 22 de mayo, un día después que Fernández de Cevallos Gutiérrez hizo pública su petición, la PGR suspendió las pesquisas para preservar la integridad del político.

A 11 días de la desaparición de Fernández de Cevallos, las actividades en su finca regresaron a una relativa normalidad, sin presencia policiaca y con cuatro jornaleros en labores de cultivo de la alfalfa,

Sustituto de Bazbaz, el mismo que encabezó caso Paulette

Brisa Bernal / W Radio

Estado de México.- Tras la renuncia de Alberto Bazbaz Sacal, por la polémica que desató el caso Paulette, Alfredo Castillo Cervantes es el encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), a pesar de que fue el jefe de las investigaciones en torno a la muerte de la menor.

Castillo Cervantes, fungía hasta el pasado martes como subprocurador regional de Cuautitlán Izcalli, y fue el primero en arribar al departamento de Interlomas, tras la presunta desaparición de Paulette Gebara Farah.

Por encabezar la investigación, tras órdenes de Bazbaz Sacal, es señalado como el personaje que nunca giró la instrucción para asegurar el lugar de los hechos donde, presuntamente, desapareció la niña y lo que generó las inconsistencias en las conclusiones de dicho caso.

En su primera hipótesis llegó a pensar en la sustracción de la menor por uno de los padres y después de 14 reconstrucciones de hechos aterrizaron en la línea de investigación del accidente.

Durante estas investigaciones, y en su oportunidad, en entrevista para w radio castillo cervantes, dio avances de las mismas, sin embargo, desde un principio se hicieron evidentes algunas inconsistencias.

Alfredo Castillo Cervantes, hasta el día de hoy se desempeñaba como Subprocurador y es Licenciado en Derecho por la Universidad Metropolitana. También ha sido Asesor de dos Subprocuradores de la República, así como Asesor del propio Procurador General de la República, entre otros cargos.

Paulette en el copete de Peña Nieto

Jenaro Villamil

No hay manera de aminorar el escándalo generado por el caso Paulette y menos el impacto en la imagen del priista Enrique Peña Nieto, el gobernador que le apuesta todo a la mediocracia y a la mediocridad. Ni la renuncia de Alberto Bazbaz, tan esperada y anunciada, después de amortiguar el resultado con un fin de semana futbolero. Mucho menos con el contraataque de Peña Nieto al PRD y al PAN que han pedido la reapertura del caso.

¿Por qué el caso se le está enredando a Peña Nieto en el copete?

1. La percepción de la corrupción generalizada en la procuración de justicia del Estado de México encuentra en el caso Paulette el ejemplo con mayor impacto mediático. Víctimas de su propia estrategia, tanto los padres que saturaron los medios electrónicos con sus llamados a encontrar a su hija, como el procurador Bazbaz que ofreció el 31 de marzo una inédita rueda de prensa en vivo y en directo, adelantando de manera inusitada una investigación no concluyente, quedaron atrapados en sus contradicciones y en el giro de 180 grados –de homicidio a accidente involuntario-- que tuvo como precedente una presión política muy clara.

¿Por qué el secretario general de Gobierno, Luis Enrique Miranda Nava, se convirtió en el principal gestor de los intereses de la familia Gebara para exculpar al padre? ¿Por qué “metieron mano” múltiples intereses políticos y empresariales para obligar a Bazbaz a hacer el ridículo más grande en la historia de los procuradores estatales?

La respuesta está en la mayoría de las redes sociales y en varias encuestas: por la red de corrupción y de intereses que dominan en una Procuraduría tan desprestigiada como la del Estado de México. Por ejemplo, a la pregunta de ¿por qué el procurador Bazbaz concluyó que la muerte de Paulette fue un accidente y no un homicidio?, 50% de los participantes opinó que era para “proteger la red de intereses entre el gobierno y los papás”; 24% opinó que “para proteger a Enrique Peña Nieto”; 24% para “proteger a los padres”, y sólo 1% consideró que “porque dijo la verdad” (ver www.jenarovillamil.wordpress.com).

Otra encuesta, levantada por la empresa Ipsos Public Affaire, preguntó a mil ciudadanos entrevistados a domicilio cómo calificaban el trabajo de Enrique Peña Nieto en relación con el caso. El 43% lo consideró “malo” y 37% como “muy malo”. La reprobación suma 80%. Sólo 13% opinó que trabajó “muy bien”. En el caso del procurador Bazbaz, 36% lo calificó de “malo” y 52% de “muy malo”. Ambos rubros suman 88%.

En esa misma encuesta, levantada entre el 7 y 10 de mayo (antes de que se conociera el polémico resultado final de las investigaciones), 75% de los encuestados opinó que el gobierno mexiquense “no quiere resolverlo”, y 12% consideró que el gobierno de Peña Nieto “no puede resolverlo”.

Es muy claro en estos y otros sondeos que ha realizado el gobierno del Estado de México, que el caso Paulette constituye el expediente más delicado y negativo para la administración peñista.

2. En el caso Paulette están involucrados los personajes más polémicos y cuestionados de la red de intereses políticos que forman parte del gobierno de Enrique Peña Nieto. Por si fuera poco, el caso es un retrato de la fatuidad e ineficacia con la que se maneja la administración mexiquense, encabezada por el precandidato priista más adelantado y “popular”.

Bazbaz fue designado por Peña Nieto como su tercer procurador el 12 de marzo de 2008, en sustitución de Abel Villicaña Estrada. Bazbaz no tenía experiencia política previa. Sus grandes padrinos eran el exprocurador general Eduardo Medina Mora, quien lo incorporó en 2007 a la PGR, y el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

El despacho de Bazbaz trabajó en el traslado de Raúl Salinas de Gortari de la prisión federal del Altiplano (antes Almoloya) al penal estatal, y estuvo también involucrado en el caso de Enrique Salinas de Gortari, asesinado el 8 de diciembre de 2004.

Su trabajo para la familia Salinas no fue suficiente para que Bazbaz demostrara eficacia. Por el contrario, su primer desafío fue el de los 24 ejecutados en la zona de La Marquesa, en septiembre de 2008. La Procuraduría mexiquense nunca aclaró en éste y en otros casos vinculados al crimen organizado las causas de la matanza.

En los dos años de Bazbaz al frente de la Procuraduría, los índices de delincuencia se dispararon: existen más de 30 mil órdenes de aprehensión sin cumplimentar; 90% de los 672 crímenes contra mujeres no han sido esclarecidos; 95% de los homicidios registrados en la entidad siguen sin esclarecerse. En las últimas semanas se han registrado tres casos de linchamiento o de intento de “justicia por propia mano” en igual número de municipios mexiquenses. Y se tienen sólo mil 300 policías judiciales para atender a una población que rebasa los 14 millones de habitantes.

Otros índices delictivos han crecido en la entidad. Tan sólo en 2009 los índices de secuestros crecieron 11%, y el robo a carros ha crecido en 35% entre 2008 y 2010, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. Durante el 2009, sólo 1.9% de los autos robados (722 unidades) fueron recuperados por las autoridades.

3. Peña Nieto se quejó este martes por la utilización política del caso Paulette. Sin mencionarlos explícitamente, condenó al PAN y al PRD de pretender “llevar ganancia política hacia su terreno”, y luego lamentó la actitud de la oposición frente a la tragedia.

Es claro que tanto el PAN como el PRD y no pocos adversarios internos del PRI están pendientes de los resbalones del gobierno de Peña Nieto para registrarlos, magnificarlos o denunciarlos. Pero el principal responsable de este fenómeno es el propio gobernador priista. No existen figuras intermedias en su gobierno. Toda la publicidad y difusión del gobierno está orientada a la exaltación de la figura de Enrique Peña Nieto.

El uso y abuso de los medios y del infoentretenimiento para promocionarlo en todos los espacios mediáticos posibles le está jugando una mala pasada al Golden Boy.

El caso Paulette es un boomerang peligroso. Peña Nieto tuvo la oportunidad de revertir este efecto reabriendo el caso y desmantelando las increíbles conclusiones de su exprocurador. Sin embargo, ha preferido la vía de la victimización y el ataque a sus críticos.

¿Realmente Peña Nieto esperaba aplausos después de manosear la tragedia de una pequeña que resultó doble víctima de su familia y de la Procuraduría que negoció los resultados de su muerte?

En México, los narcos "mantienen relaciones estables con el sector oficial": The New Yorker

Apro El cártel de La Familia Michoacana vino a llenar el vacío creado en México por la desconfianza pública hacia la policía y los tribunales, señala un texto de la revista estadunidense The New Yorker, que aparecerá publicado en su edición del próximo lunes 31.

Escrito por William Finnegan, el reportaje titulado “Silver or lead” (Plata o plomo) apunta que en la última década el tráfico de drogas floreció en México y que “sus practicantes (los narcos) mantienen relaciones estables con el sector oficial”.

Según Finnegan, la elección de Vicente Fox en el 2000, “cambió el status quo entre narcotraficantes y el gobierno”.

El autor del texto estuvo dos meses en la zona de influencia de La Familia Michoacana, donde pudo constatar el poder “omnipresente” que tiene ese grupo criminal en todo el país.

En su visita a Zitácuaro, por ejemplo, lo primero que encontró al llegar a esa localidad fue el cuerpo desmembrado de un hombre joven que quedó en medio de la intersección principal. “Fue un ejemplo de lo que llaman cadáver de mensajería”, añade.

Y menciona que al lado de los cuerpos mutilados generalmente aparecen “mensajes de terror” escritos a mano “suficientemente claros”, como uno que decía: "Usted consigue lo que usted se merece".

La Familia Michoacana, agrega, es un grupo del crimen organizado “cuyas depredaciones impregnan la vida de la región”, luego de que el presidente de México, Felipe Calderón, declaró la guerra a los traficantes de drogas en el país cuando asumió el cargo, en diciembre de 2006.

De acuerdo con The New Yorker, más de 23 mil personas han muerto desde la declaración de guerra de Calderón. La inseguridad, apunta, se ha vuelto envolvente, y la población mexicana debe cuidarse cada vez más del secuestro, la extorsión, la tortura, el desempleo…

Y, mientras, anota, las grandes organizaciones del crimen organizado, que “se han diversificado de manera rentable”, siguen ganando miles de millones de dólares. En Michoacán, agrega, una estimación reciente encontró que entre 5 y 8% de los negocios legítimos participan de alguna manera con La Familia.

Entre las organizaciones criminales de México, precisa, La Familia ha ganado un lugar preponderante, y recuerda que ganó la atención nacional en septiembre de 2006, cuando cinco cabezas rodaron sobre la pista de baile en un club nocturno de Uruapan, Michoacán.

El periodista de la prestigiada revista señala que entrevistó a un alto funcionario estadunidense en la ciudad de México, quien le dijo que "La Familia se parece cada vez más a una insurgencia y menos a un cártel."

Además, ofrece un resumen sobre otros cárteles mexicanos de la droga, incluido el de Sinaloa y Los Zetas, organización esta última, dice, que antes había ocupado Michoacán.

Difamación

¿Secuestros de Estado?… Los pasos del general

Jorge Alejandro Medellín / De orden superior

Mientras el general Mario Arturo Acosta Chaparro se repone lejos del Hospital Central Militar (HCM) del ataque armado del que fue objeto hace unos días en la colonia Roma, justo cuando acababa de ser buscado por los familiares de Diego Fernández de Cevallos para que los ayudara a obtener pistas sobre el paradero del ex senador, la PGR y el CISEN mantienen equipos especiales dándole seguimiento al caso pero sin intervenir en investigaciones.

Esa parte recae en el ex procurador Antonio Lozano Gracia y en un grupo selecto de asesores en materia de secuestro contratados por el abogado y socio del jefe Diego. El problema es que los asesores de Lozano Gracia no dan con la clave del caso y se encuentran, hasta hoy, con pistas casi nulas sobre la desaparición y el paradero del ex candidato presidencial panista.

Las indagatorias del grupo especial se topan irremediablemente con una muralla de acertijos, datos falsos, personalidades dobles y escenarios alterados como los que caracterizaron las pesquisas del caso Colosio. En pocas palabras, la desaparición del panista les parece más un asunto de corte político que de tipo judicial o netamente delictivo.

La otra parte de la historia que comenzó a escribirse la noche del plagio del Diego, tiene que ver con e intento de asesinato en contra del general Acosta Chaparro. Cuatro disparos, dos de los cuales impactaron en su tórax, parecieron suficientes para ponerlo fuera de la línea de acción y para advertirle que no fuera más allá.

Esa es la percepción de los militares que siguen el caso de lo ocurrido al general y que reportan sus avances al Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMADEN). Las precauciones al respecto parecen pocas a tal grado que Acosta Chaparro fue trasladado a un hospital privado para seguir su recuperación en medio de fuertes medidas de seguridad.

Algo no convenció a los propios mandos de la Sedena como para estar de acuerdo en que el general en retiro tuviera que salir del bunker en el que se convierte el Hospital Central Militar cuando un personaje de ese calibre llega a internarse.

Hace un par de meses, el hospital se convirtió en una fortaleza nocturna que recibió al familiar de una alta funcionaria federal que llegó son severas lesiones como consecuencia de un accidente automovilístico. Su seguridad quedó garantizada por los controles efectivos del personal militar, de uniforme y de civil, encargado de la custodia del sitio. Las visitas, dentro del esquema de seguridad, se hacían de noche.

Algo similar ocurría con el general Acosta Chaparro hasta que los mandos militares se dieron cuenta de ciertas situaciones de riesgo.

En este marco de indagatorias confusas y resultados incómodos, la Sedena y el gobierno mexicano volvieron a aparecer bajo los reflectores de la organización Amnistía Internacional, cuyo informe anual coloca a los militares en el ojo de huracán por las violaciones a los derechos humanos cometidas en el último año en el marco del combate al narcotráfico.

Una de las partes medulares del informe señala lo siguiente:

“Aumentaron los informes sobre graves violaciones de derechos humanos a manos de miembros del ejército que realizaban actividades policiales. La policía federal y las policías estatales y municipales siguieron cometiendo también graves violaciones de derechos humanos en varios estados.

“Las mujeres sufrían elevados niveles de violencia de género sin disponer apenas de acceso a la justicia. Bandas de delincuentes secuestraron a miles de migrantes irregulares y asesinaron a algunos de ellos. Se registraron frecuentes violaciones de mujeres migrantes. Varios periodistas y defensores de los derechos humanos fueron víctimas de homicidios, actos de acoso y cargos penales falsos.

“Las comunidades marginadas en cuyas tierras se deseaba llevar a cabo proyectos de desarrollo económico corrían el riesgo de sufrir acoso, ser desalojadas por la fuerza o ver negado su derecho a ser consultadas e informadas de manera adecuada.

“En dos decisiones históricas, la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló contra México en sendos casos relacionados con graves violaciones de derechos humanos.”

El texto fue difundido en las primeras horas de ayer y en el se advierte sobre las violaciones cometidas por cuerpos policiacos y fuerzas armadas contra la población civil en el actual sexenio.

Se señala que aumentaron los informes sobre violaciones de derechos humanos perpetradas por miembros del ejército, como ejecuciones extrajudiciales y homicidios ilegítimos, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y torturas y otros malos tratos.

Durante el año, “la Comisión Nacional de los Derechos Humanos formulo 30 recomendaciones a la Secretaria de la Defensa Nacional sobre casos confirmados de abusos, frente a las 14 formuladas en 2008.”

Algunas víctimas y familiares de víctimas que intentaron presentar denuncias fueron objeto de amenazas. El sistema de justicia militar siguió investigando y juzgando las violaciones de derechos humanos relacionadas con miembros del ejército, se denuncia en clara alusión al tema del Fuero de Guerra o Fuero Militar en México.

Amnistía Internacional agrega que "las autoridades gubernamentales se negaron a reconocer la magnitud de los abusos o la impunidad de estos".

Calderón sabe de los corruptos

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Pasmada debieron dejar a la sociedad las declaraciones del presidente constitucional, Felipe Calderón, quien en el Segundo Foro Político “Seguridad y Justicia, reforma penal… ¿El rumbo que necesitamos?”, organizado por el empresario Fernando Martí, admitió que hay corrupción en las policías, los MP’s y los cuerpos judiciales.

De haberlas hecho un funcionario del Poder Ejecutivo de inferior jerarquía, un integrante del Legislativo, un destacado empresario o analista político, un simple columnista o las redes sociales, los señalados ya les estuvieran mordiendo la yugular y exigiéndoles que se retractaran o presentaran pruebas y dieran nombres, pero ¿quién se atreve a pedir una explicación o confirmar la información al presidente de la República?

Abundó Felipe Calderón: “Cualquiera que sea un sistema de justicia penal determinado, si sigue habiendo corrupción en los cuerpos ministeriales, policíacos o judiciales, de nada servirá que se cambie ese sistema de justicia, seguirá ocurriendo como en muchos casos ocurre, que la justicia queda al mejor postor”. ¿Es cierto?

No apresuremos conclusiones. ¿Se atrevería cualquier ciudadano de a pie, juzgador del fuero común o del federal, integrante de los cuerpos ministeriales, policía con galones o sin ellos, a decir que el presidente de México, su presidente, voló la nota? No lo creo. Pero el dilema y el pasmo van más allá de la duda o la confrontación, pues se supone que quien preside el Poder Ejecutivo en este país, es un hombre ampliamente informado, lo que se traduce en que sabe lo que dice y no habla sólo por hablar; es decir, debe saber, al menos, de uno que otro corrupto, pero carece de pruebas para ponerlo a disposición de las autoridades, porque con toda seguridad le sucede lo que le ocurrió a José López Portillo, cuando dejó para la historia una de sus más aplaudidas frases: los acusamos de corruptos, no de pendejos.

El problema se complica, porque la corrupción sin castigo significa impunidad y ésta, al decir de Miguel de la Madrid a Carmen Aristegui, es necesaria para que el sistema funcione, lo que debe obligarnos a reflexionar sobre la urgente necesidad de trascender la alternancia para convertirla en transición, pues de lo contrario México dejará de significar una promesa de futuro.

Pero además de complicada se convierte en incómoda, ya que si se asume que el presidente Calderón no vuela su información, de alguna manera la relación que mantiene con sus subordinados responsables de las policías y del Ministerio Público Federal, lo mismo que la que mantiene con el titular del Poder Judicial, debe ser tensa, por decir lo menos, porque sabe que hay manzanas podridas entre los integrantes de las áreas de responsabilidad de sus interlocutores, pero no tiene manera de comprobarlo, y ellos pues se hacen de la vista gorda.

Francis Bacon, quien no es ningún lerdo en asuntos de reflexión, apunta: “Quien es el más capaz de conservar el orden y la forma de las cosas es quien tiene más poder”; México está sumido en el desorden desde el inicio de las reiteradas y perniciosas crisis económicas iniciadas con el anuncio de la devaluación del peso por el secretario de Hacienda, Mario Ramón Beteta, el 31 de agosto de 1976, lo que significa que para acabar con la corrupción y la impunidad es necesario, primero y antes que nada, poner orden, y éste sólo se logrará con la transición, pues el sistema político que hoy permite gobernar y garantiza la sobrevivencia del Estado, ha sufrido un grave deterioro, precisamente por la corrupción y la impunidad.

Es tal el desorden que nadie lleva la cuenta de los desaparecidos -nada que ver con los secuestrados, pues éstos tuvieron o tienen un contrato de esperanza con los secuestradores- de Cadereyta a Cuencamé, los que se pierden hasta morir en el intento por cruzar la frontera, o los que dejaron de existir sin dejar rastro ni memoria, pero que pagaron con la vida sus errores.

Tiene razón el presidente constitucional, Felipe Calderón, todavía se dan casos en que la procuración y la administración de justicia están a las órdenes del mejor postor, pero olvidó señalar, como se advirtió en este espacio virtual el lunes último, que también hay casos en que dichos servicios públicos atienden los intereses del Estado, como sucede en todo el mundo.

México: entre colchones y coolers asesinos

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• El péndulo de la PGR
• Entre aplausos y bofetadas

Lamentable que México se distinga ya por ser un país de cínicos. Un país donde se ha incrustado la cultura de la impunidad, de la corrupción, del poder de los intereses y donde las formas dibujan desparpajadamente el fondo donde se quedan enterrados los sueños, anhelos, exigencias, expectativas y la mera simple y llana obligación de ser un país de leyes.

El péndulo de la desigualdad en la aplicación de la justicia es como la brecha que cada vez más separa a los pobres de unos cuantos ricos mostrando que la desigualdad es sello que ¿llegó para quedarse?

Sólo en este país aparecen pinches coolers y colchones asesinos sin culpables que pisen la cárcel o que sean tocados con el pétalo de una investigación.

Ayer Emilio Serrano, presidente de la Comisión Especial que sigue el caso de los 49 chiquitos que fallecieron quemados vivos embodegados en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, declaró que la PGR oculta información sobre el execrable suceso que sigue sin tener a los responsables ante la justicia a secas. La misma PGR que claudica con su obligación de investigar el delicado asunto sobre el levantón de Diego Fernandez de Cevallos aduciendo argumentos que rayan en la pendejez esférica aderezada de ilegalidad jurídica.

Todo en aras de proteger a los poderosos y sus intereses y que se joda la ley y las instituciones.

Y en paralelo, aunque no lo parezca, my friend, se abre el margen de maniobra de los organismos internacionales que elevan sus voces ante la descomunal impunidad y las nulas consecuencias por el atropello sistemático de los derechos humanos en distintos rubros y para documentar la ruta de hacia donde se dirigen las baterías…

El IFAI le ordeno a la PGR elaborar y entregar una versión pública de los hechos ocurridos hace más de 30 años en la Plaza de las Culturas en Tlaltelolco. La misma averiguación por la que se ejercitó acción penal contra el ex presidente Luis Echeverría por la posible comisión de los delitos de genocidio y privación ilegal de la libertad.

Chingón.

Ahora, mi estimado, no se necesita ser un ilustre genio para imaginar las consecuencias en el futuro no muy lejano de que se pase a la báscula de la historia los saldos y las facturas de los daños colaterales de la irreflexiva guerrita emprendida por Felipe Calderón que ocasiona cada vez mas airadas reacciones del fracaso de la estrategia… que ha desencadenado una inmensa ola de violencia que ha encendido los focos rojos bilaterales ocasionando atractivas medidas en la frontera.

Y menos mal que a Felipe le aplaudieron en el Capitolio, ocasionando banales ánimos triunfalistas por su espectacular gira en Estados Unidos porque para madrazos, nada como el original anuncio de Barack Obama y su simpático despliegue de mil 200 elementos de su Guardia Nacional en la franja fronteriza y la solicitud de 500 millones de dólares en fondos adicionales para reforzar su seguridad… Mmmta, ¡¡¿se imagina el escenario si a Felipe lo hubieran abucheado..?!!

Y con tantos aliados republicanos, el inquilino de la Casa Blanca se tuvo que tragar sin gestos el divino comentario de John McCain, quien afirmó que con la pena, pero no serán suficientes así que mi Barack, al mal paso, darle prisa redoblada porque no queremos a la “ridícula minoría” en nuestro territorio y si de paso nos chingamos a cientos de migrantes… shit happens.

Y si este tipo de señales no muestran una graciosa descomposición en la relación México-Estados Unidos, amable lector, ciertamente estos disfuncionales en el (des)gobierno tienen un daño irreversible en su universo de percepción… porque la cosa no esta de la chingada, sino lo que le sigue.

Así que más vale que Felipe Calderón se decida y se aviente un golpe de timón a su barco de gran calado que navega emocionado entre el oleaje de la adversidad...

PRI pidió arresto de Greg Sánchez

Martha Anaya / Crónica de Política

Los priistas demandaron y presionaron para que la Procuraduría General de la República actuara judicialmente contra Greg Sánchez.

Así lo confirmaban diputados y senadores perredistas. Y mostraban un dato para confirmar su dicho::

Un punto de acuerdo que habían inscrito los priistas la noche anterior –horas antes de la detención del candidato al Gobierno de Quintana Roo—“en relación con posibles arreglos extrajudiciales y políticos relativos a la orden de aprehensión en contra del Sr. Gregorio Sánchez Martínez”.

Es decir, tenían previsto “exhibir” en la tribuna que había un “arreglo extrajudicial” entre la PGR, Gobernación, panistas y perredistas, para dejarle la vía libre a Greg en su campaña para gobernador.

Según tenían previsto, el punto de acuerdo sería propuesto por el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín en la sesión que tendría lugar este miércoles en la Comisión Permanente, con carácter de urgente y obvia resolución y puesto a discusión y votación ese mismo día.

Tal cual se lee en la versión preliminar de la sesión pública de este miércoles 26 de mayo pero, dada la detención de Greg Sánchez durante la noche, lo retiraron unas horas antes del inicio de la sesión.

Ante ello, sarcástico, el perredista Guadalupe Acosta acusaría: “El secretario de Gobernación los obedeció raudo y veloz…”

La inquina de los perredistas contra Fernando Gómez Mont –por esa y otras razones—no tardó en dejarse ver. Unos y otros, desde el Senado y desde las oficinas mismas del PRD, apuntaron a él sin compasión.

Pero en Xicoténcatl, el senador priista Manlio Fabio Beltrones salió en su defensa por cuenta propia:

“Veo ya al Partido de la Revolución Democrática haciendo una declaración sumamente grave, respecto que es el secretario de Gobernación quien puede estar atrás de una acción de este tipo, que tiene efectos políticos-electorales muy lamentables”.

Los priistas se hacían guajes ante el escándalo provocado por la detención de Greg Sánchez. Sonreían disimuladamente. A fin de cuentas, eran los beneficiados del suceso.

Lo más que llegarían a criticar, y lo diría el propio Beltrones a título personal, es que “debieron haber atendido esta averiguación mucho antes del día de ayer”, si es que había razones para ello.

El perredista Carlos Navarrete, en cambio, estaba furioso.

-Mira que no tienen el más mínimo cuidado ni sensibilidad, detienen a Greg Sánchez cuando se cumple exactamente un año del “michoacanazo”-, diría, mientras enfilaba hacia la sala de prensa de Xicoténcatl.

Inevitable el recuerdo y la comparación entre aquél caso que llevó a la cárcel a una decena de alcaldes y veintitantos funcionarios públicos de Michoacán en vísperas de elecciones en aquella tierra –la mitad ya fue puesto en libertad por falta de pruebas y los restantes siguen en proceso—y lo que ocurre ahora con el candidato del DIA al gobierno de Quintana Roo.

-¡Quieren dinamitar las alianzas!-, acusaba al pasar, el diputado perredista Guadalupe Acosta Naranjo.

-¿Y no las van a romper?

Se volvió sorprendido y soltó: “Ulises Ruiz nos pondría un monumento si lo hacemos”

El panista José González Morfín manifestaba también su preocupación por las alianzas que tiene su partido con el PRD en distintos estados de la República: “Las alianzas están firmes”, asentó.

De Greg Sánchez apenas si apuntaría que en Acción Nacional “estamos muy atentos al curso que sigan las investigaciones”.

Carlos Navarrete siguió en turno. Calificó como “montaje provocador sin sustento” lo ocurrido por parte de la Procuraduría general de la República y Gobernación.

Y dio un dato que es de llamar la atención:

-Que hace tres semanas, un juez federal en Toluca negó la orden de aprehensión en contra de Greg Sánchez por falta de elementos suficientes, y que la PGR, en lugar de aceptar la resolución del juez de Toluca, fue con un juez “a modo”, con el mismo expediente, para obtener la orden de aprehensión.

Afirmó además que las acusaciones en contra de Greg Sánchez procedían de testigos protegidos, “los mismos que usaron para el michoacanazo”.

-Dice la PGR que les avisaron de que Greg Sánchez tenía este problema-, le cuestionaron al perredista.

Se encrespó:

-¡No se trata de que haya avisado no, si no se trata de avisos de ocasión…! Se trata de que no ha podido configurar la PGR un expediente sustentado y sustentable que le dé pie para ejercer la acción penal.

Y concluyó con un “a toda acción corresponde una reacción…, que no se sorprendan después”.

Los priistas, entre tanto, sonreían disimuladamente.

Suadero y pesadillas

Francisco Rodríguez / Índice Político

SIEMPRE A DIETA… Y el día que la relego, ¡pago caro las consecuencias! Me sucedió anoche. En lugar de la ensalada de vegetales con insípido queso cottage, le entré duro a los tacos de suadero. ¡Grasosos, bien salseados y deliciosos! Mi penitencia ante tamaño pecado, fueron un par de pesadillas.

La primera me despertó por ahí de las 2:30 de la madrugada. Y es que veía a Diego Fernández de Cevallos capturado por un comando militar o paramilitar. Y que uno de sus raptores calzaba huaraches para dejar huellas “como de campesino”.

Acto seguido, Fernández de Cevallos aparecía en una mazmorra oscura y pestilente, donde era interrogado por los mismos uniformados:

– ¿Dónde guardas los archivos? –le preguntaban.

– No te voy a decir, pinche jodido –respondía altivo el queretano.

Y ante su negativa, le ponían una bolsa negra, de esas como de basura, en la cabeza para impedirle la respiración. Para repetir la pregunta y la tortura una y otra vez, a lo que jadeante el ex senador respondía siempre con insultos.

Recuerdo que el mal sueño era “a colores”, muy parecido al technicolor que las productoras hollywoodenses tiraron a la basura por irreal. Una muy pequeña ventana en uno de los muros del calabozo dejaba ver un lago… muy parecido al de Valle de Bravo, pienso ahora.

También que le decían algo así como “falta de respeto al mero mero”… y palabras aisladas como “Collado”… “Salinas de Gortari”… “pa’ que aprendas a respetar” “Enrique”… “tus hijos”… “silencio”… “pagar caro”…

Me desperté sobresaltado cuando Fernández de Cevallos se dirigía a mí, en una toma que iba del medium shot al close up y me decía, con los ojos vítreos, fijos sobre mí: “tú sabes quiénes son los que me dan por ‘desaparecido’, no te hagas pendejo… son los mismos que hoy guardan silencio… los que te han silenciado a tí”.

Palabra que literalmente salté de la cama. Y mientras me dirigía al baño a lavarme la cara, por supuesto que me recriminé la jericalla que, tras los tres tacos de suadero y la gordita de chicharrón con salsa de guacamole, me habría recetado como postre apenas cuatro horas antes.

Regresé al dormitorio y a los malos sueños. A seguir purgando la penitencia a mi glotonería.

Porque poco antes de despertar, por ahí de las 5:20 de este jueves mi subconsciente procesó otra pesadilla.

Ahí me tiene usted ahora de testigo fantasma, invisible, de lo que acontecía horas antes de que la Procuraduría de Justicia del Estado de México encontrara “entre los colchones” el cuerpo sin vida de la niña Paulette.

Veía un departamento a oscuras. En las calles, que se dejaban ver tras ventanales varios pisos abajo, tampoco había luz. Y oía el rechinido de una puerta. Y que a través de ella entraba un grupo de personas, quienes procurando no hacer ruido, habían dejado el cuerpecito de la niña al pie de una pequeña cama.

– ¡Qué cabrón el jefe, no’más porque trae pleito con el Procu hace estas chingaderas! –escuchaba yo una voz pero no veía el bulto de la que provenía.

– Sí, ¡carajo! –decía otra de las voces de mi mal sueño–, dice que es un cagatintas a quien hay que quitar de en medio. Con esto, se va a ir derechito a la goma. Anda diciendo que es asesinato. Y la niña va a aparecer en su camita, ja, ja, ja.

– ¡Chale! ¿Quién iba a decir que esta bebita estaba bien guardadita en Iztapalapa? Y nosotros en la pendeja, búsquela y búsquela por acá.

– ¿Y tú quién crees que se la echó? ¿El papá, la mamá o las nanas?

– Pues yo creo que fue…

Beeeeep. Beeeeep. Beeeeep. Sonó mi despertador. Sucede todas las veces. Me despierta el relojete, justo cuando voy a sacarme la lotería, ligarme a Susan Sarandon o enterarme de un chisme como el de aquella madrugada. La del apagón.

¿Cuándo “me tocan” otra vez los tacos de suadero? ¿Cuándo voy a ponerle en su mamacita a la dieta?

Índice Flamígero: Exitoso el discurso de Felipe Calderón en el Capitolio. ¡Clap, clap, clap! Exitosas, también, sus entrevistas con Barack Obama. ¡Bravo! Ya produjeron un primer resultado: el gobierno estadounidense incrementó el número de tropas de su Guardia Nacional en la frontera con México, para evitar que “la corrupción y la violencia” mexicanas les contaminen a sus ciudadanos. ¡Enhorabuena! A ver que otras buenas noticias como estas nos trae el ocupante de Los Pinos, a su regreso del enésimo paseo internacional del año, ahora a Canadá.

Austria prohíbe autos de Google Street View por violar privacidad

Este servicio, puesto en marcha en 2008, permite lograr una visión panorámica de calles, edificios y personas.

EFE


Austria prohibió hoy de forma cautelar la circulación de los automóviles con los que el gigante de la informática Google fotografía las calles de las ciudades para su servicio "Street View" por violar la privacidad.

La Comisión para la Protección de Datos de Austria (DKS) ordenó la medida debido a que esos vehículos recabaron, junto a las imágenes de las calles, datos de navegación de redes inalámbricas privadas "wifi", cuyo acceso no estaba protegido.

Este servicio de Google, puesto en marcha en 2008, permite lograr una visión panorámica de calles, edificios y personas, usando fotografías obtenidas por los vehículos del buscador más conocido de internet.

La DKS asegura que Google carece de permiso para almacenar datos privados, por los que ha ordenado que se suspenda la circulación de sus vehículos de captación de imágenes, al tiempo que ha lanzado una investigación para aclarar lo sucedido.

Además, han solicitado a Google una descripción detallada de la forma en la que se procesa la información almacenada para el "Street View" por el conocido buscador de internet.

Waltraut Kotschy, director de la DKS, consideró que la investigación durará unos dos meses y en función de los resultados se decidirá si se vuelve a permitir circular a los vehículos de Google.

Por su parte, la asociación privada para la protección de datos ARGE ha interpuesto una denuncia contra la empresa de informática al considerar que la grabación de los datos de navegación de las redes "wifi" no se produjo de forma accidental.

Otros grupos han criticado el "Street View" porque consideran que puede poner en peligro su intimidad o facilitar datos para fines delictivos.

Austria es uno de los países de Europa con una ley de protección de datos más severa.