GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

sábado, mayo 25, 2013

Abuelo procurador


¿Conciliar golpes a mujer?
Graco, acomedido

Julio Hernández López / Astillero

No ha sido un tratamiento ordinario, y mucho menos justiciero, el que se ha aplicado al caso de Alexia Imaz Chavero y Gerardo Saade Murillo, hija y nieto, respectivamente, de altos funcionarios del gobierno federal. A diferencia de otros casos de escándalo relacionados con miembros de la élite peñanietista (por ejemplo, el de Profeco, utilizado en realidad para dar ejemplo de presunto compromiso con la legalidad sacrificando a un político en retirada, de tercer nivel y con escaso peso político), el de la hija del director del centro de inteligencia y espionaje de la administración federal y el nieto del procurador general de la República pareciera haberse encaminado eficazmente hacia una pendiente de olvido y un sugestivamente tramposo camino de conciliación entre partes.

La denuncia que a través de Internet hizo la joven golpeada (quien colocó fotografías en las que se aprecian los hematomas que en el rostro le fueron causados), luego confirmada por su propia hermana, derivó en una serie de reacomodos que parecen provenir de arreglos cupulares y no necesariamente de la libre voluntad de la afectada. A pesar de que en un principio acudió a la procuraduría de justicia del estado de Morelos con la intención de presentar una denuncia de hechos, la hija del director del Cisen se abstuvo de hacerla (o la retiró, o se la hicieron retirar) y dejó el camino abierto para que, en un lance hasta ahora no explicado ni justificado, la oficina de prensa de Jesús Murillo Karam, procurador federal de justicia y abuelo del presunto agresor, entrara en acción para presentar al joven Saade (mencionándolo como presunto familiar del titular de la PGR) como alguien arrepentido de sus acciones y en busca de resolver los problemas que en mal momento había generado.

Homenaje a Arnoldo Martínez, vedado a militantes y ciudadanos comunes

En el acceso al Museo de la Ciudad de México fue colocado un cordón para controlar la entrada de personas. Muchos vienen de Veracruz y el estado de México "a decir adiós" a su dirigente.

Arturo Jiménez y Ángel Bolaños / La Jornada

México, DF. Poco después de las 12 horas, el homenaje de cuerpo presente al dirigente histórico del comunismo mexicano, Arnoldo Martínez Verdugo, quien falleció ayer viernes, aún no ha comenzado.

Ya se encuentran en el Museo de la Ciudad figuras como Carlos Payán, director fundador de La Jornada, el político Porfirio Muñoz Ledo, el exdirigente estudiantil Raúl Álvarez Garín y militantes comunistas ya octogenarios como don Luis Sosa Pérez, exactivista ferrocarrilero yucateco.

En el acceso colocaron un cordón para dosificar la entrada, por lo que no han podido ingresar militantes y ciudadanos comunes, quienes vienen “a decir adiós” a su líder.

Martínez Verdugo, “ejemplo de honestidad”: López Obrador

ROSALÍA VERGARA

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente del Consejo Político Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, lamentó el fallecimiento del líder histórico de la izquierda mexicana Arnoldo Martínez Verdugo.

En su cuenta de Twitter @lopezobrador_, el político tabasqueño escribió: “Lamento el fallecimiento de Arnoldo Martínez Verdugo, un político consecuente, ejemplo de honestidad. Un abrazo a sus familiares y amigos”.

Del mismo modo, el presidente de Morena, Martí Batres, redactó diez tuits con el mismo número de comentarios, entre los que destacó la labor de Arnoldo entre la izquierda, a la que dirigió en una época de represión, la rescató del control del Estado, la hizo ser solidaria con las luchas obreras, campesinas y estudiantiles.

Después del 68, rememoró, abrió la izquierda a las clases medias, la transformó para orientar su lucha por la vía democrática y promovió las alianzas con otras fuerzas democráticas.

Fallece Martínez Verdugo, histórico dirigente de la izquierda

ROSALÍA VERGARA

MÉXICO, D.F. (apro).- Este viernes, a los 88 años de edad, falleció Arnoldo Martínez Verdugo, último dirigente del Partido Comunista Mexicano (PCM) y líder político y moral de la izquierda mexicana.

La noticia la difundió el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien escribió en Twitter: “Mi más sentido pésame a Martha Recasén, familiares y amigos de Arnoldo Martínez Verdugo por su sensible fallecimiento”.

Martínez Verdugo nació el 12 de enero de 1925 en Mocoritos, Sinaloa. Se unió al PCM en 1946; en 1959 fue miembro del secretariado general, y fue ungido secretario general del Comité Central en 1963, cargo que desempeñó hasta 1981.

Participó activamente en la negociación política para la primera reforma electoral en 1978, con e fin de que el PCM obtuviera su registro como partido político, y así participara en las elecciones intermedias de 1979.