miércoles, mayo 19, 2010

Maciel: delincuente protegido por su iglesia y adinerados

Álvaro Cepeda Neri

Los Legionarios de Cristo, a quienes apodaron: Los millonarios sin Cristo, secta pseudorreligiosa fundada por el michoacano Marcial Maciel, fueron instrumento y cómplices de éste en toda su vida de delincuente con vestimenta sacerdotal para cometer toda clase de delitos: pederastia, abusando sexualmente de niños y jóvenes seminaristas; burlador del celibato por la vía de tener, en concubinato, a dos mujeres con las que procreó tres hijos. Y con otras más que han preferido callar, y lo harán hasta que la avaricia las empuje a la disputa del multimillonario patrimonio de Maciel. Ladrón, por todo el dinero que obtuvo, a cambio de promesas en el más allá, a viudas adineradas; banqueros, empresarios y toda la fauna de ricos que le hicieron donaciones no reportadas a las instituciones hacendarias. Cínico asesor papal, nada menos que del a punto de ser canonizado, Juan Pablo II, a cambio de “limosnas” millonarias al Banco Ambrosiano de El Vaticano.

Todo uno pillo. Un bribón. Un diablo, escondido detrás de la cruz. Tuvo además, un harén de 900 mujeres, que ingresaban a esa cofradía con tintes esclavizantes entre los 15 y 18 años de edad. Eran consagradas clandestinamente y estaban en un monasterio privado de Maciel y sus cómplices, Los Legionarios que sabían de todos los abusos: carnales, monetarios, religiosos, sociales, etc., de su jefe Maciel, crearon una organización mafiosa con las hijas de familias mexicanas, españolas, estadounidenses, francesas, italianas, neocelandesas y alemanas. Sus padres pagaban sumas millonarias.

La orden pseudorreligiosa se llamó Regnum Christi, a las que se les prometía llegar a ser sacerdotisas. Y a sus familias que tenían ganado el cielo. Marcial Maciel fue un perverso. No hay más remedio que extinguir a Los Legionarios, todo ellos pecadores a la luz de los mandamientos de su religión, y quienes encubrieron a ese delincuente, al que no se atrevieron a denunciar y, ahora, cuando saben del escándalo y el cisma a la iglesia católica con su cabeza papal, han llenado de adjetivos para descalificar y tratar de lavarse las manos.

Durante su despotismo en Los Legionarios, Maciel impuso su reinado cruel con los favores de los adinerados mexicanos y de otros países, que debe ser investigado y expropiarle mansiones, confiscarle los demás bienes que incluye, escondidos por sus cómplices laicos y religiosos, millones de millones de dólares, con los cuales sobornaba a El Vaticano. Y que protegido por su iglesia, Marcial se dedicó a tipificar su conducta en todos los códigos penales y civiles de los países donde operó con sus legionarios para crear un impero de maldad diabólica. Es necesario indagar sobre la riqueza de esos dizque soldados de Cristo, que actualmente administran la herencia del supuesto sacerdote a quien le dieron miles de millones en todas las monedas del mundo y confiscarlos previa indemnización a los hijos que engendró y a los miles de niños y adolescentes que hizo presa de sus perversidades.

Según versión de la hija de Diego Fernández su papá fue asesinado

EMET On Line

Autoridades aún no confirman dicha muerte; varios medios de comunicación independientes han publicado distinatas versiones de la muerte de ex candidato presicendial.

Diego Fernández de Cevallos Ramos nació el 16 de marzo de 1941 en la ciudad de México, obtuvo una licenciatura en Derecho de la (UNAM) y tomó varios cursos en Economía en la Universidad Iberoamericana, donde también trabajó como profesor de Derecho penal y mercantil

El político mexicano, que ha sido diputado, candidato presidencial y senador por el Partido Acción Nacional se unió a ese grupo político en 1959, donde forma parte de lo que se conoce como la vieja escuela con el apoyo del también ex candidato Manuel Clouthier, Luis H. Álvarez y otros destacados miembros fundadores de ese partido.

Fernández de Cevallos fue un personaje de tendencia conservadora de esa organización. Habiendo desempeñado diversos puestos en las Cámaras de representantes, condujo a su grupo parlamentario en la LV Legislatura en la Cámara de Diputados, y en el Senado desde 2000 a 2006.

Fuente de información, Jonathan Pérez I

¿Ya buscarían bajo el cofre?

Claudia Rodríguez

Con todo respecto a la familia del panista Diego Fernández de Cevallos, y ante la búsqueda que se anuncia frenética de él, luego de que el viernes pasado se reportara su plagio al confirmar que la camioneta en que viajaba se encontró aparentemente abandonada cerca de uno de sus ranchos, en el municipio de Pedro Escobedo, la pregunta es si ya le habrán buscado debajo del cofre de su camioneta.

No es ironía, ni burla. La búsqueda del señor Diego Fernández de Cevallos inició minutos, sólo momentos después de las 23:30 horas del viernes 14 de este mes de mayo cuando la camioneta que conducía fue encontrada en estado de abandono y con rastros de sangre dentro de la misma.

Aún cuando ni las autoridades de policía federal y el propio señor Felipe Calderón se habían puesto de acuerdo –hasta el lunes por la mañana de esta semana-- en cuanto a sí Fernández de Cevallos había sido plagiado o simplemente para términos legales estaba desaparecido, el hecho es que se inició su búsqueda de manera muy rápida.

Está por demás, preguntarnos por qué otros mexicanos desaparecidos no corren con el mismo trato para ser localizados y tienen que esperar horas y horas para que se emprenda su búsqueda, y no como sucedió con el ex candidato panista y poderoso político mexicano.

Las ligas de Fernández de Cevallos con el poder, son más que públicas y no hay duda de que todas las líneas de investigación son válidas para encontrarle.

Que sí tiene que ver en su desaparición el crimen organizado del narcotráfico, un secuestro por venganza o por su actividad laboral y profesional, o hasta por motivos económicos, así como algún asunto familiar y/o político, son las líneas de acción en las que se mueve hasta ahora la Procuraduría General de la República (PGR), con lo que se sustenta la tesis de que Fernández de Cevallos es un factor importante en los equilibrios del poder.

Sin embargo, se insiste. ¿Ya habrán buscado en todos los lugares de la camioneta? Por arriba, por abajo. ¿Se habrá investigado qué fue lo último que comió y bebió antes de reportada su desaparición? Por aquello de que esté en nuestras propias narices algún indicio para localizarle y que luego nos digan que los mayores sospechosos son quienes limpiaron por última vez la camioneta y les hagan una y otra vez repetir la forma de lavado.

Los verdaderos motivos de la desaparición del panista Fernández de Cevallos ya se están desvirtuando, al grado que luego de tres días de no encontrarle, se dice que la camioneta en que viajaba, no se encontraba en el mismo lugar en el que se reportó en un principio.

Opera ya el principio de la confusión que abona a enterrar la verdad cuando a alguien o a más, no les conviene.

Acta Divina… Los gobernadores panistas reprobaron la desaparición del ex senador y ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos. A través de un comunicado difundido por la oficina de Comunicación Social del gobierno de Morelos, los mandatarios albiazules exigieron a las autoridades competentes se haga justicia y dé respuestas prontas sobre el caso. Los firmantes del documento: El gobernador de Morelos, Marco Adame Castillo; de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán; de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez; de Jalisco, Emilio González Márquez; de Sonora, Guillermo Padrés Elías, y de Tlaxcala, Héctor Ortiz Ortiz.

Gustavo Cerati lucha por su vida

Su pareja y hermana ya se encuentran en Caracas, amigos músicos y cantantes envían mensajes positivos

El rockero argentino Gustavo Cerati lucha por su vida y por dejar atrás el "estado crítico" en que se encuentra tras sufrir un accidente cerebro vascular en Caracas, mientras los médicos que lo tratan descartaban emitir pronósticos sobre las posibles consecuencias.

"Desde la operación se ha mantenido en estado crítico, recibiendo tratamiento indicado para estos casos", declaró en rueda de prensa Adolfredo Sáez, director del Centro Médico Docente La Trinidad, donde Cerati ingresó la madrugada del domingo y el martes fue operado de urgencia.

"Hay monitoreo constante del sistema nervioso y de su situación integral", añadió Sáez, precisando que el músico está con respirador artificial y en coma inducido, algo "que es normal en estos casos".

Cerati, que el sábado ofreció un recital en Caracas, fue sometido la tarde del martes a una operación de dos horas para disminuir la presión cerebral, cuando se le abrió "una ventana" en el cráneo con el objetivo de permitir que fluya la sangre y evitar la muerte, según precisaron los médicos.
"Esperamos la evolución del paciente dada su condición", planteó Sáez, asegurando que por ahora "es muy prematuro evaluar las secuelas que puedan quedar".

Los médicos han establecido un plazo de entre 48 y 72 horas a contar del martes para evaluar las posibles consecuencias que tendrá el rockero de 50 años y padre de dos hijos.

"La evolución de estos pacientes puede cambiar en un minuto, en una hora. Es impredecible", aseguró por su parte Vladimir Fuenmayor, jefe de Neurología del centro médico.

"Fue un accidente cerebro vascular tipo isquémico", precisó.

Esto corresponde a una interrupción en el flujo sanguíneo que llega al cerebro.

"En la evolución (tras el accidente) hizo un proceso de edema cerebral acelerado, severo, que fue lo que llevó a la operación de ayer (martes), para drenar", explicó Fuenmayor, quien ya había informado que Cerati ha sufrido anteriormente episodios de trombosis en las piernas.

En la noche, en la clínica, Fuenmayor constató que el estado de Cerati seguía estable bajo el coma inducido y resaltó que los últimos exámenes revelaban bastante actividad cerebral.

"Acabamos de hacer un electroencefalograma y hay bastante actividad cerebral", dijo el especialista, consultado en medio de una fuerte ola de rumores sobre la presunta muerte del artista argentino.

Para el mediodía del jueves se espera un nuevo parte médico sobre la evolución del estado de salud de Cerati.

Debido a la gravedad de la salud del músico argentino llegaron a Caracas su pareja y su hermana, entre otras personas cercanos, mientras que para el jueves se esperaba la llegada de sus médicos personales desde Buenos Aires.

Hasta el momento, sus allegados no han hablado con la prensa y la habitación donde es atendido Cerati se encuentra custodiada por guardaespaldas, comentó la responsable de comunicaciones del centro médico.

Los médicos en Caracas no han precisado las causas del accidente vascular. En la capital argentina el sitio web del cantante informó que el derrame fue "consecuencia de una fuerte subida de presión arterial".

Cerati lideró la banda argentina de rock Soda Stereo junto a Charly Alberti y Zeta Bosio, con la que editó siete discos, entre ellos "Nada personal" (1984), "Signos" (1986) y "Canción animal" (1990). La banda se disolvió en 1997, después de lo cual Cerati lanzó una carrera en solitario con cinco discos.

Desde Buenos Aires, el baterista Alberti llamó a rezar por la salud de su ex compañero de banda, emblemática del rock latinoamericano de los años 80 y 90.

"Hay que tener fe, rezar para que todo salga bien, lo único que resta ahora es esperar cómo evoluciona y esperarlo acá para poder acompañarlo en su recuperación", declaró.

Con el concierto en Caracas, Cerati ponía fin a la gira internacional "Fuerza Natural" que presentó en Argentina, Colombia, Estados Unidos, México y Perú.

Artistas lamentan su estado

El ex baterista de Soda Stereo Charly Alberti y otros reconocidos artistas su pesar por el delicado estado en que se encuentra Gustavo Cerati a raíz de una isquemia cerebral que según neurólogos podría dejarle secuelas.

‘’No la estoy pasando nada bien. Desde el domingo que me enteré mi cabeza es un hervidero ... La verdad es que no tengo para nada un buen momento'', dijo Alberti al canal de televisión Todo Noticias.

‘’Lo que me mantiene con la frente en alto es pensar que hay recuperación, que las cosas pueden salir bien a pesar de lo mal que se dieron en algún momento. Hay que tener fe'', agregó.

Artistas y fans han expresado su solidaridad en distintas redes sociales de Internet.

‘’Mi corazón está con mi querido compañero y amigo Gustavo que se recupera de un susto en Venezuela'', escribió Andrés Calamaro.

La cantautora argentina Dante Spinetta señaló: ‘’Toda la fuerza para Cerati... de una!! Vamos Gus''.

Ricky Martin escribió un ‘’Fuerza Cerati, te queremos bien!'', mientras que Diego Torres expresó: ‘’Deseo que se mejore'', destacaron medios de prensa locales.

La cadena MTV anunció que los fans de Cerati podrán enviar sus mensajes de apoyo al músico que saldrán en pantalla desde el jueves hasta el domingo a través de MTV y VH1 México, ‘’junto a los videos de uno de los artistas más influyentes de la región''.

El neurólogo Ramón Leiguarda, el médico que viajará a Venezuela en las próximas horas para asistir al cantante y quien preside la clínica FLENI de Buenos Aires, señaló que los estudios que recibió ‘’muestran que el daño es relativamente extenso''.

Con información de AP

Teme IFE que caso Diego ponga en riesgo procesos electorales

El presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, se manifestó este miércoles contra acciones que violenten la paz social y pongan en riesgo los procesos electorales, a propósito del caso de la desaparición del ex candidato presidencial panista Diego Fernández de Cevallos.

Valdés expresó preocupación por la situación del ex senador desaparecido y deseó una pronta solución del caso para que éste no sea un factor de inestabilidad en los procesos electorales en marcha en el país.

El titular del IFE recordó que Fernández de Cevallos también ha sido representante de su partido ante diversos órganos electorales federales.

"Nosotros nos hemos manifestado en contra de cualquier acción que violente la paz social, que ponga en riesgo los procesos electorales", expresó.

"Por supuesto que como consejero presidente del IFE (...) (que ) el ex senador, ex candidato a la Presidencia también fue representante de su partido ante el Consejo General del Instituto y antes, ante la Comisión Federal Electoral, se encuentre en esa situación, por lo que yo hago votos para que rápidamente se resuelva esta situación y no se convierta en un ingrediente de inestabilidad para los procesos electorales que se están llevando a cabo en nuestro país".

Entrevistado al término de la sesión del Consejo General del IFE, Valdés recordó que hoy, al inicio de la sesión extraordinaria de ese órgano colegiado, solicitó un minuto de silencio en memoria de Mario Guajardo, candidato del PAN, asesinado el pasado 13 de mayo.

"Al inicio de esta sesión el día de hoy lamentablemente tuvimos otra vez que guardar un minuto de silencio a la memoria de un personaje político que fue asesinado la semana pasada y precandidato de Acción Nacional al municipio de Valle Hermoso, en el estado de Tamaulipas".

El funcionario ofreció el apoyo del IFE a las autoridades locales en las entidades donde habrá elecciones, si así lo consideran pertinente.

"Por la tranquilidad de los procesos electorales nosotros estaremos en la mejor disposición para colaborar", afirmó.

Sin embargo, reiteró que en materia de seguridad de candidatos locales, las atribuciones para solicitar un reforzamiento de medidas y salvaguardas desu integridad, son de las autoridades electorales locales.

Con información de Grupo Reforma

En Querétaro el PAN hace campaña a favor de “El Jefe Diego”

* Colocan su foto en espectaculares con la leyenda “Diego estamos contigo” y “Por un Querétaro seguro y en paz”.

Querétaro, Qro.- El Partido Acción Nacional, comenzó una campaña mediática en apoyo al “Jefe Diego”, a través de espectaculares que serán colocados en diferentes partes del Estado.

En un primer espectacular se muestra el rostro de Fernández de Cevallos, con el fondo blanco y azul, el logotipo del Partido Acción Nacional y la leyenda “Diego Estamos Contigo”.

En dicho espectacular también se puede leer en letras más pequeñas “Por un Querétaro seguro y en paz”.

Hasta el momento el Partido Acción Nacional ha colocado 2 espectaculares, en dos de las principales vías de Querétaro, uno en Constituyentes y otro en avenida 5 de febrero, según confirmó el personal de comunicación social de este partido político.

La campaña mediática del PAN, arrancó 5 días después de que el “líder moral de los panistas” desapareció de su finca “La Cabaña”, donde se encontró su camioneta con rastros de violencia.

El gobernador de Querétaro había solicitado mesura sobre el tema a líderes empresariales y representantes de las fracciones en el Congreso, sin embargo, el presidente de la fracción del PAN y presidente de este partido político, Ricardo Anaya Cortés, respondió con la colocación de dichos espectaculares.

Diego y los medios, El Jefe es el mensaje

Jenaro Villamil

El sábado 15 de mayo, a las 14:16 horas, unas cuantas líneas escritas por Manuel Espino, exdirigente nacional del PAN, incendió la pradera informativa y determinó lo que ya se ha convertido en un enredo de altas dimensiones y que amenaza, como ningún otro caso, la “imagen” del gobierno de Felipe Calderón y la relación ambigua con los medios oficiosos, en especial con Televisa.

“Hay mucho rumor sobre la desaparición del Jefe Diego, me dicen que está muerto y el cuerpo en el campo militar de Querétaro. Muy lamentable!”, esas fueron las palabras de Espino que se difundieron en la red social de Twitter.

Una hora antes, un portal informativo de Querétaro dio la primera versión sobre la desaparición del excandidato presidencial de 1994. A las 13:44 horas, la versión on line del periódico Reforma difundió un reporte insistiendo en la “desaparición” de Fernández de Cevallos, pero induciendo la versión hacia el secuestro. La nota advirtió que “fuentes de la delegación de la PGR en Querétaro” confirmaron que Diego “fue privado de su libertad” y que su camioneta fue hallada en el municipio de Pedro Escobedo.

A partir de ese momento, el enredo creció en los medios porque estaban tres versiones en juego: ejecución, desaparición o secuestro. Ninguna autoridad asumió la versión oficial en las primeras horas claves del suceso.

La Procuraduría General de la República emitió tres comunicados que no aclaraban nada. Simplemente todo el aparato oficial de Los Pinos se orientó a desmentir la versión difundida por Manuel Espino en Twitter y relanzada a todas las redes sociales y versiones online de los periódicos. El propio Espino se desdijo y lamentó su compulsión twittera, pero el daño ya estaba hecho.

Si se quería aminorar el impacto de una situación dudosa, el gobierno federal consintió –y quizá ordenó– que de manera extraordinaria se difundiera un segmento de “Ultimas Noticias”, el sábado a las 22 horas, en el canal 2 de Televisa, el de mayor audiencia en toda la pantalla de televisión abierta. El reporte sólo tuvo un tema: Diego Fernández de Cevallos.

La información confirmaba la desaparición física del dirigente panista, mostró imágenes del rancho La Cabaña, desplegó los tres boletines de la PGR y desmintió, sin citar la fuente, las versiones que habían proliferado sobre su posible ejecución y que su cuerpo se encontrara en el campo militar de Querétaro.

La transmisión especial informativa despertó los focos rojos en todos los ámbitos políticos e informativos. ¿Por qué la desaparición de Fernández de Cevallos mereció un tratamiento extraordinario, aun cuando ningún vocero oficial asumía una versión clara de los sucesos?

Desde ese momento, el Jefe Diego se convirtió en el mensaje. Queriendo minimizar el impacto sobre su gobierno, la administración de Calderón acabó sobredimensionando las versiones sobre la desaparición o secuestro del excandidato presidencial y, lo peor, se enredó a tal grado que el caso ensombreció la visita del primer mandatario a España.

Sin que la PGR lo hubiera confirmado, Felipe Calderón afirmó en Santander que la desaparición de Diego se trataba de un “secuestro” y, por si fuera poco, teorizó sobre los riesgos de “colombianización” en México.

El propio presidente español José Luis Rodríguez Zapatero siguió la línea de argumentación de su homólogo mexicano y afirmó:

“Sé que es un amigo y un hombre de gran importancia, de gran relevancia política en México. Deseamos su pronta liberación. Condenamos la criminalidad, condenamos los secuestros y estamos siempre muy cerca de México y de su presidente en esa lucha ejemplar que está llevando a cabo”.

Con estas palabras, la desaparición de Fernández de Cevallos se convirtió en un asunto de Estado. El futuro del Jefe Diego transformó desde ese momento el futuro inmediato del gobierno de Calderón. El mensaje indirecto es muy claro para la percepción pública: el político vivo más poderoso del PAN determinará el propio éxito o fracaso del aparato gubernamental que ve la amenaza de la “colombianización”.

Por eso el caso del Jefe Diego ha ocupado las primeras planas de todos los medios impresos desde el domingo 16 de mayo y, por eso, los medios electrónicos y cibernéticos han reflejado una ansiedad informativa que oscila entre la conmoción, las especulaciones y no pocas muestras de crítica hacia la figura pública de Fernández de Cevallos.

Desde la noche del lunes 17 de mayo, el gobierno federal pretende aminorar la bola de nieve del Jefe Diego. Y Televisa fue el primer medio de comunicación que anunció una extraña autocensura argumentando el “respeto a la familia” y el “respeto a su vida”.

El comunicado que leyó en su emisión nocturna Joaquín López Dóriga y oficializó Televisa en su portal www.esmas.com tiene un segundo párrafo que alienta más las especulaciones:

“Es una decisión de anteponer la vida de Fernández de Cevallos en el ejercicio periodístico. No ha sido una decisión fácil, pero es una decisión firme”.

Este comunicado vuelve a poner el tema de la muerte del excandidato presidencial como el asunto más preocupante. Y Televisa justifica su doble condición como ministerio de Información oficial y, al mismo tiempo, como medio informativo con la última frase: “no ha sido una decisión fácil, pero es una decisión firme”.

Ciro Gómez Leyva, director de Milenio TV, cuyo noticiario se ha convertido en clave para la difusión de la agenda informativa del gobierno federal, sugiere en su columna La Historia en Breve, publicada este martes 18 en Milenio Diario, que la orden de no volver a tratar el tema provino de las autoridades y no de los familiares.

“Dudo, sin embargo, que el gobierno federal y el de Querétaro resistan 48 horas más la presión de quienes pedimos notas, notas. Lo dudo, a pesar de que tienen un argumento irrebatible: la delicadeza del caso impone el silencio”, escribe Gómez Leyva en su artículo titulado “Tragarse la Información del Jefe Diego”.

Por supuesto, el silencio no se impone por decreto. Aun cuando algunos medios masivos decidan reorientar la información con el caso Paulette (el gobernador Enrique Peña Nieto ya anunció, como si se tratara de una función de circo, que, ahora sí, su procurador Bazbaz va a dar el desenlace del reality judicial) y justificar la autocensura por “respeto a la familia” de Fernández de Cevallos, lo cierto es que el Jefe Diego se ha convertido en el mensaje, el síntoma y el termómetro principal de una atmósfera de descomposición política muy preocupante.

Diego, sembrador de odios

Álvaro Delgado

Diego Fernández de Cevallos agradeció siempre a Luis H. Álvarez haberlo rehabilitado como miembro del Partido Acción Nacional (PAN), al cabo de una década de alejamiento, para hacer mancuerna con él en la legitimación de Carlos Salinas y ascender a la cumbre de la política y los negocios.

Presidente del PAN durante el salinato, Álvarez deja ver su culpa al respecto en su libro de memorias Medio siglo. Andanzas de un político a favor de la democracia y pone bajo sospecha a Fernández de Cevallos, en un pasaje que sigue a la revelación de que Salinas lo quiso cooptar con dinero.

“Oiga, don Luis, usted me reinventó. Si no es por usted, yo no hubiera regresado al PAN”. Y entonces le dije: “Pues no sé si la patria algún día me lo vaya a reclamar”. Se me quedó viendo y luego se rió.

Álvarez, miembro de la alta burocracia desde el 2000, no explica por qué muestra ese arrepentimiento sobre Fernández de Cevallos, pero lo responsabiliza de ser el promotor principal de la quema de las boletas de la elección de 1988, que denomina “un detalle menor pero simbólico”.

Cuenta: Diego fue quien me planteó la iniciativa bajo el argumento de que ya de nada servían, dado que habían estado a disposición de cuanta persona las quiso consultar. Accedí a su solicitud; sin embargo, hoy me arrepiento de ello porque esas boletas merecieron nuestra gran crítica tres años antes.

En realidad ese “detalle menor pero simbólico”, como denomina Álvarez a la quema de los documentos de la elección de 1988, significó no sólo la convalidación del fraude y la legitimación de Salinas, sino la instauración del cogobierno PRI-PAN que con Felipe Calderón cumple casi un cuarto de siglo.

En ese sentido, Fernández de Cevallos, alias El Jefe, no es sólo clave en el proceso de transición política de México, sino que encarna él mismo las características del sistema político en que ha degenerado esa transición: Corrupción, ilegalidad, influyentismo, impunidad…

La biografía de Fernández de Cevallos, que embelesa a un sector de la derecha y a quienes se benefician del modelo que personifica, está colmada de truculencias, ilegalidades, abusos, mentiras, todo sin castigo, que lo han hecho dueño de una inmensa fortuna.

El vasto operativo multigubernamental que se activó para su búsqueda representa el tamaño de su poder, pero también su vulnerabilidad, particularmente cuando tres de sus personeros están a cargo de instituciones anticrimen: Fernando Gómez Mont, en la secretaría de Gobernación; Arturo Chávez, en la Procuraduría General de la República, y Juan Miguel Alcántara Soria, en la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Y es que el sistema vigente opera casi bajo la lógica de la mafia, integrado por una gruesa nata de políticos coludidos con intereses económicos y criminales que se han colocado por encima de la sociedad.

Las pruebas más recientes de esta degeneración política las ofrece el propio partido en que milita Fernández de Cevallos, el PAN, con motivo de las elecciones en Yucatán, donde el gobierno estatal priista “operó una sofisticada elección de Estado”, particularmente en Mérida.

El PAN acusa “derroche del PRI en sus campañas”; “hostigamiento y seguimiento” de su candidata, Beatriz Zavala, y su equipo de campaña”; “uso ilegal de las instituciones y la fuerza pública por parte de la gobernadora para proteger sistemáticamente a quienes destruían nuestra propaganda electoral, agrediendo incluso a legisladores, fabricando expedientes falsos y ejerciendo la tortura de gente inocente para involucrar a panistas”.

Más aún, el PAN condena la parcialidad del órgano electoral “y, en particular, la pública complicidad de su presidente, Fernando Bolio Vales, con la estrategia mediática y operativa del PRI”, entre otras acciones para adulterar la voluntad popular.

Pero esto se replica, con diferentes intensidades, en los otros 14 estados donde están en curso procesos electorales. Hay entidades donde la contienda es entre “mapaches” y “tejones”, cuyos ganadores serán los que neutralicen las ilegalidades de sus contrapartes.

¿Quién puede frenar las acciones ilegales de los gobernadores y, en general, de cualquier autoridad a favor de un partido político? Más aún, ¿qué autoridades podrán inhibir las conductas de los criminales en las elecciones?

El asesinato del candidato del PAN en Valle Hermoso, Tamaulipas, Mario Guajardo, las amenazas a otros contendientes en ese y otros estados, pero sobre todo la postulación de criminales a cargos de elección y la violencia que no cesa, pese a las proclamas gubernamentales, demuestran que el Estado ya no es funcional para neutralizar estas conductas auspiciadas por la impunidad.

Por eso, justamente, Fernández de Cevallos está desaparecido desde la noche del viernes 14 y por eso este acontecimiento da en la línea de flotación del gobierno de Calderón, con independencia de quienes sean los autores del crimen.

Las propias líneas de investigación de las autoridades demuestran que el móvil puede ser político, pasional, de dinero y de narcotráfico, con el que también hizo negocios. En todos esos ámbitos, a los largo de un cuarto de siglo, Fernández de Cevallos sembró muchos odios.

Llama la atención que Calderón, que ha mostrado un semblante desencajado desde que supo de la desaparición, y le envíe a Fernández de Cevallos un mensaje para decirle que sus hijos muestran “una enorme entereza y una gran valentía”.

Es un lenguaje funerario...

Caso Diego, ni narco, ni secuestro: Calderón

J. Jesús Esquivel / Apro

El presidente Felipe Calderón rechazó calificar de “secuestro” la desaparición de su correligionario partidista, Diego Fernández de Cevallos, y descartó que detrás del caso esté algún mensaje de los cárteles de la droga a su gobierno.

“No –es un mensaje--, los criminales me envían mensajes por otro lado”, atajó de manera enfática Calderón, cuando el periodista estadunidense, Wolf Blitzer, conductor del programa The Situation Room, de la cadena de televisión CNN, le preguntó si la desaparición del político panista era una advertencia del crimen organizado a su gobierno.

“No hay evidencias de que esta situación (la desaparición de Fernández de Cevallos) esté relacionada con el crimen organizado ni que éste sea un caso de secuestro”, subrayó Calderón en la entrevista que se transmitió unas horas después de concluida su reunión con el presidente Barack Obama, como parte de su visita de Estado a Estados Unidos.

Calderón le enfatizó a Blitzer que Fernández de Cevallos es su amigo, pero que de acuerdo con la investigación que se realiza en México, no existen evidencias que confirmen el caso de un secuestro.

Tampoco, añadió, ha habido comunicaciones con presuntos captores que exijan una recompensa por la liberación del excandidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN).

La desaparición de Fernández de Cevallos, ocurrida el fin de semana pasado en su rancho de Querétaro, fue caracterizada por Calderón como “un misterio”, al tiempo que anotó que para él es más importante preservar la confianza en la privacidad de la investigación que se realiza en torno al caso.

“Vamos a encontrar a Diego, y claro que estamos utilizando todos los recursos que están a nuestra disposición para localizarlo”, anotó el Ejecutivo mexicano.

Luego Calderón rechazó el que su gobierno esté perdiendo la lucha contra el narcotráfico, pese a que la estrategia militarizada que impuso desde hace poco más de tres años haya dejado un saldo de casi 23 mil muertos.

“El 90% de las víctimas son criminales”, acusó Calderón, para luego reiterar que el narcotráfico va perdiendo y no ganando la contienda, aunque lamento que 2% de los homicidios relacionados con el trasiego de drogas, en lo que va de su sexenio, “sean civiles inocentes”.

Cuestionado por Blitzer sobre si le preocupa su seguridad personal, Calderón no contestó directamente a la pregunta, y simplemente dijo que la labor de presidente de México conlleva un riesgo:

“Pero déjeme ser honesto con usted, más allá del riesgo, de las amenazas, el ser presidente –de México-- es el honor más alto que pueda tener un mexicano”, matizó Calderón al conductor del programa de la CNN.

Señala Isabel Miranda de Wallace preferencias en caso Diego

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, lamentó este miércoles que las autoridades federales y de Querétaro den preferencia a la investigación de la desaparición del ex candidato presidencial del PAN, Diego Fernández de Cevallos, por encima de los casos de ciudadanos comunes.

Entrevistada en el Senado de la República, lamentó que en el País exista trato de primera y de segunda en la persecución de los delitos, lo que se pone en evidencia por el despliegue que se ha dado en el caso del ex legislador.

"Cualquier desaparición es indudablemente lamentable, es un mal mensaje, pero también es indignante para los ciudadanos comunes y corrientes el que se mueva un aparato y todo el sistema para una persona que fue funcionario o que fue senador, pero bueno, tanto vale la vida de un trabajador como de un ex senador", expresó.

Miranda de Wallace recordó que a pesar de que ya acudió personalmente al Presidente Felipe Calderón para tratar el caso de su hijo Hugo Alberto, hasta el momento no haya tenido respuesta de las autoridades.

"Nos están lastimando mucho las fuerzas que se distraen a favor sólo de una persona. Yo tengo dos años que fui a ver al Presidente de la República y es la hora que no pasa nada", denunció.

-¿Hay mexicanos de primera y de segunda?, se le preguntó.

"El mensaje que yo tengo es ése, hay mexicanos de primera y de segunda. ¿Cómo queremos que nos respeten en Estados Unidos y en otros países, si en el propio México hay desigualdad de este tipo", criticó.

Miranda de Wallace también se refirió a la minuta de Ley Antisecuestro que está en espera de ser analizada por las comisiones de la Cámara de Diputados.

La activista descartó que la nueva norma esté congelada y reveló que los diputados se comprometieron a aprobarla en un periodo extraordinario de sesiones, que podría llevarse a cabo después de las elecciones del 4 de julio.

"Quedé muy conforme, es una buena ley y, aunque todo es perfectible, fue algo que valió la pena, porque se pudieron conseguir derechos para las víctimas y un fondo.

"No está en la congeladora, ya estaba pactado con los diputados que se iba a aprobar en un extraordinario", explicó tras informar que se reunirá la próxima semana con los legisladores para abordar el tema.

Con información de Grupo Reforma.

Desestima Presidencia que caso Diego sea mensaje del crimen organizado

"Los criminales suelen enviarme mensajes muy claros de otras formas”, respondió el mandatario a CNN.

La Jornada


El presidente Felipe Calderón desestimó la posibilidad de que la desaparición de Diego Fernández de Cevallos sea un mensaje del crimen organizado y aseguró que la delincuencia tiene otras formas de enviarle mensajes.

Se sugiere que el secuestro del ex candidato presidencial panista es un mensaje dirigido a usted, dijo un entrevistador al mandatario mexicano en la cadena CNN.

A lo que Calderón respondió: “no, los criminales suelen enviarme mensajes muy claros de otras formas”.

Balean a ex general mexicano exonerado por vínculos con narcotráfico y violaciones de Derechos Humanos

Denisse Charpentier / AFP

El ex general mexicano Arturo Acosta Chaparro, acusado y exonerado por vínculos con el narcotráfico y desapariciones durante la década de los setenta, fue herido de bala en un ataque en la capital mexicana, informó el miércoles la fiscalía.
Arturo Acosta Chaparro

Arturo Acosta Chaparro

El ex militar se encuentra en cuidados intensivos tras ser sometido a una cirugía por el disparo que recibió en el pecho la noche del martes en una céntrica calle de Ciudad de México.

“Tiene un proyectil que lo impactó y por lo que fue objeto de una cirugía que se le practicó en la madrugada”, dijo el procurador (fiscal) de la capital, Miguel Mancera, al canal Televisa.

Las autoridades ministeriales siguen “un par de líneas de investigación” sobre el ataque, pero, por ahora, prefieren guardar sigilo, agregó Mancera.

Acosta Chaparro estuvo seis años en la cárcel y exonerado en 2007 de acusaciones por bridar protección a Amado Carrillo Fuentes, quien fuera líder del cártel de Juárez y muerto en 1997.

El militar también fue liberado en 2008 de cargos por delitos de lesa humanidad relacionados con desapariciones durante la “guerra sucia” en la década de 1970 contra las guerrillas de izquierda y campesinas.

Mexican general formerly tied to cartels is shot

The Associated Press

MEXICO CITY -- A retired general who was convicted and later cleared of aiding one of Mexico's most powerful drug lords has been shot in the capital.

Mario Arturo Acosta Chaparro was in intensive care at a military hospital Wednesday, city Attorney General Miguel Angel Mancera said.

Mancera did not give details of Tuesday night's shooting in a central Mexico City neighborhood, though he said police had identified one possible suspect.

"We do not have the line of investigation absolutely defined," Mancera told MVS Radio. "It could have been a direct attack on the general or it could have been a robbery. We are not ruling that out."

Acosta, who reached the rank of brigadier general, was incarcerated in 2000 on charges of protecting former Juarez cartel leader Amado Carillo Fuentes, who had died three years earlier after botched plastic surgery.

But in 2007 a panel of judges overturned Acosta's drug trafficking conviction and ordered him released, ruling that prosecutors failed to prove the alleged links to Carillo Fuentes.

In 2002, Acosta was accused of homicide in the disappearance of leftist activists and revolutionaries during the government's so-called dirty war against dissent during the 1970s and 1980s.

A judge determined that Acosta was not responsible for the disappearances and the charges were dismissed.

Hieren a ex general Acosta Chaparro en presunto asalto

El ex militar se encontraba anoche en su automóvil acompañado de su chofer en la calle de Sinaloa casi esquina con Tampico cuando un sujeto intentó asaltarlo y le disparó en tres ocasiones

ESA


MÉXICO, mayo 19, 2010.- Muy cerca de su domicilio, en la colonia Roma norte, el General brigadier retirado Mario Arturo Acosta Chaparro, fue herido por varios disparos de arma de fuego en un presunto intento de asalto.

El ex militar se encontraba anoche en su automóvil acompañado de su chofer en la calle de Sinaloa casi esquina con Tampico cuando, según reportes policíacos, un sujeto intentó asaltarlo y le disparó al menos en tres ocasiones.

Acosta Chaparro fue trasladado al Hospital Militar para ser intervenido quirúrgicamente.

Joel Figueroa Cortez y otros dos sujetos sospechosos fueron detenidos y llevados a la Agencia 50 del Ministerio Público para rendir su declaración e iniciar las averiguaciones correspondientes, sin embargo, la Procuraduría General del DF aún no tiene ninguna línea de investigación.

Acosta Chaparro estuvo preso por más de 6 años por presunta protección al cártel de Juárez en los noventa, permaneció en el Campo Militar Número 1 de la ciudad de México desde el 30 de agosto del 2000. (El Semanario Agencia, ESA)

PGJDF investiga el ataque al general retirado Mario Arturo Acosta Chaparro

Judith Hernández / Once Noticias

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) anunció que trabaja en dos líneas de investigación en el caso del ataque que sufrió la madrugada de este miércoles el general retirado Mario Arturo Acosta Chaparro.

La primera es que intentó resistirse a un asalto y la segunda que se trató de un ataque directo.

Informó que en las próximas horas podrían liberar al único detenido relacionado con el caso, debido a que resultó negativo en la prueba de la pólvora y a que no aparece en los videos de la policía.

Los reportes médicos indican que Mario Arturo Acosta Chaparro, quien estuvo en prisión por más de seis años acusado de brindar protección al Cártel de Juárez, se encuentra delicado pero estable.

Registro de civiles muertos

Martha Anaya / Crónica de Política

Un nuevo asunto se perfila para poner de mal humor a Felipe Calderón y a los militares. Se trata de obligar a la Secretaría de Gobernación a llevar un registro puntual –y que debe hacerse público–, de los civiles muertos en la lucha contra el narcotráfico.

Es decir, dar a conocer claramente a la sociedad lo que hoy en día las autoridades llaman displicentemente “daños colaterales” y de los que apenas si hemos tenido una vaga idea de ellos, excepción hecha de casos notables como los estudiantes del Tecnológico de Monterrey o algunos casos más en retenes como el de los niños asesinados en una carretera de Tamaulipas.

Esto se aprobó ayer en la Primera Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Justicia que preside el diputado perredista Guadalupe Acosta Naranjo.

El punto de acuerdo que muy probablemente se subirá hoy a tribuna, exhorta al Ejecutivo a instruir a la secretaría de Gobernación “a llevar a cabo y difundir un registro de civiles muertos en la lucha contra el narcotráfico”.

La intención, según se expresó, es –además de conocer con mayor claridad los datos de esos “daños colaterales”–, la creación de un fondo nacional para la “indemnización de daños patrimoniales, reparación de éstos y pérdida de vidas inocentes”, que habría de ser previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2011.

Más aún, los legisladores quieren que se ponga en operación un programa integral de atención a la familias e infantes afectados por la guerra contra el narcotráfico y organizaciones criminales.

Se trata, expusieron, de brindar servicios jurídicos, de atención médica-psicológica a la familias, rehabilitación física en casos necesarios, y oportunidades para impulsar el desarrollo económico de las viudas y los huérfanos.

Las razones de este punto de acuerdo las hallamos en lo que ha ocurrido en los últimos tiempos: cada vez mayores denuncias públicas contra operativos militares fallidos, equívocos, o producto del fuego cruzado, en distintos puntos de la República.

Llevar la cuenta exacta, precisa, de los civiles muertos en esta lucha del Estado contra el narcotráfico podría evidenciar, por un lado, si tiene razón el Presidente en su alegato de que la mayoría de los muertos son los mismos narcotraficantes; y por otro, daría mayor claridad al número de civiles afectados por los operativos de las Fuerzas Armadas.

De aprobarse el punto de acuerdo y de llevarse a cabo a ciencia cierta, sin falsedades ni regateos, tendremos sobre la mesa la memoria negra de esta guerra contra el narcotráfico. El recuento horripilante de esta historia que hoy vivimos, de la que apenas conocemos retazos y que apenas si alcancemos a mirar entre nubarrones.

Cierto, seguramente la idea no le gustará al Jefe del Ejecutivo ni a los militares, pero es importante para la sociedad.

Cloe Bello está "destrozada" por su novio Gustavo Cerati

Nuevo Diario

Chloe Bello es la novia de Gustavo Cerati, y lo acompañaba en su gira por Caracas, hasta que tuvo que separarse de él porque tenía que hacer una producción de fotos en Inglaterra. Apenas llegó a Londres, le avisaron a la madrugada que su novio se había descompuesto y que estaba internado. Fue entonces que decidió regresar a Venezuela.

Chloe estaba con Cerati cuando él empezó a sentirse mal. "Le faltaba el oxígeno y estaba mareado" contó.

Su mamá, Nora Portela, explicó que la joven dejó al músico en Caracas porque debía viajar a Londres para hacer una producción fotográfica. "Se hablaban todo el tiempo" contó la mujer en diálogo con Radio Mitre.

Apenas llegó a Londres, le avisaron a la madrugada que su novio se había descompuesto y que estaba internado. Fue entonces que decidió regresar a Venezuela.

Cerati, en terapia intensiva tras operación del cerebro en Caracas

El director del Centro Médico Docente la Trinidad indicó que la intervención tuvo que realizarse para "descomprimir" un área del cerebro debido a que aumentó la presión

El Porvenir


El músico argentino Gustavo Cerati fue intervenido para tratar de liberar la contracción de un vaso del cerebro que mantenía en riesgo su vida y se encuentra en terapia intensiva en un hospital de Caracas.

El director del Centro Médico Docente la Trinidad, Adolfredo Sáez, indicó a periodistas que la intervención tuvo que realizarse para "descomprimir" un área del cerebro del cantante debido a que "aumentó la presión dentro (y) la parte ósea no permite la expansión.

"Lo que se hizo fue abrir una ventana (en su cráneo) para permitir que la presión disminuya y evitar que se inflame el tallo cerebral lo que podría ocasionar la muerte", recalcó el galeno del nosocomio ubicado en el sureste de Caracas.

Sáez indicó que es "muy prematuro" dar un pronóstico sobre la recuperación de Cerati y agregó que "las primeras 72 horas son críticas".

Cerati ingresó al mencionado hospital el sábado pasado tras desvanecerse al final del concierto que ofreció en un estadio de futbol de la estatal Universidad Simón Bolívar como parte de su gira internacional "Fuerza natural".

Los médicos indicaron ese día que Cerati presentó una "isquemia transitoria cerebral".

Decenas de fanáticos del artista se reunieron anoche frente al hospital en una vigilia para rezar por su restablecimiento.

Baltasar Garzón, víctima de la barbarie

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Considerarse analista político, escribir para el portal Ejecentral.com.mx y pecar de ingenuidad es demasiado, pero ahora resulta que nos hemos dejado tomar el pelo, que ciertas manifestaciones de la extrema derecha nunca abandonaron el poder, que se asimilaron a las nuevas exigencias de la democracia y de ninguna manera permitieron que los símbolos de su identidad desaparecieran.

Ahora entiendo -no justifico- las razones que decidieron a Lenin para ordenar la ejecución de la familia imperial rusa; comprendo también la necesidad de derribar las estatuas de Stalin y los otros ex dictadores de los países del Este cuando cayó el Muro de Berlín. Comprendo también la necesidad histórica de negarse a repatriar los despojos del dictador y además desestimar el emplazamiento elegido por Porfirio Díaz para la Cámara de Diputados y dejar la estructura como un monumento a la Revolución: es decir, un recordatorio de lo que nunca sería. Lo demás permaneció igual, en cuanto a las instituciones y mitos e identidades del poder se refiere.

La impostura de los españoles va más allá. El Escorial, el mausoleo de Francisco Franco, la realeza, los apellidos, las familias, los negocios están presentes para recordar a propios y extraños la derrota de la República; están presentes para hacernos saber que sobre el Pacto de la Moncloa, la democracia, la Constitución, permanece el espíritu de la Falange cuando de procurar o administrar justicia se refiere. Sólo a un Quijote como Baltasar Garzón podía habérsele ocurrido servirse de la Ley de la Memoria para ajustar cuentas a los crímenes de la dictadura franquista. A los muertos habría que dejarlos fríos, anónimos y en silencio.

Tarde me doy cuenta que la administración de justicia y la aplicación de la ley corren en dos líneas paralelas que nunca llegan al mismo punto. Aplicar la ley en casos connotados, es servir a los intereses del Estado, es la simulación de dar a cada quien lo suyo, es dar la imagen del cambio para que todo permanezca igual, es hacer efectiva esa idea que achacan a Benito Juárez pero que puede tener otro origen: “A los enemigos, justicia; a los amigos, justicia y gracia”.

Administrar justicia es un desahogo para la sociedad, es hacerla creer que efectivamente en un juicio el juzgador, sin importar las presiones políticas ni los compromisos -siempre institucionales, siempre políticos, siempre con el Estado- que restan imparcialidad y objetividad a los juicios, dará a cada quien lo suyo, porque la democracia y el gobierno de los hombres siempre es para mejor.

Lo ocurrido con Baltasar Garzón no debiera de sorprendernos, en España se modificaron las formas, pero en el fondo todo continúa como si Francisco Franco todavía tuviera los ojos puestos sobre los ministros y su proceder, pues de otra manera no se entienden los “pelotazos”, el increíble engaño con los bienes inmobiliarios y las cada día más reducidas propiedades destinadas a aquellos que empiezan en la vida, pero que nunca podrán saldarlas y las perderán, para reciclarlas con otros ingenuos que creerán haberse hecho con una propiedad que nunca será suya. Nada de todo esto hubiera podido hacerse sin la anuencia de los jueces, de ese Poder que tiene entre sus facultades decidir qué sí es correcto y está permitido, y qué no lo está y no lo es.

Sólo la inteligencia y la pluma de Sándor Márai pueden ayudarnos a comprender de qué va la práctica destitución del juez Garzón, y de qué va la administración de justicia cuando se interfiere con los intereses del poder, no necesariamente con los del Estado.

“Sin embargo, al contemplar la vorágine de la época, a veces tenía la sensación, o al menos le parecía tenerla, de que la ley se había quedado atrás, de que no había podido prever el proceso de descomposición que lo barría todo y que hacía temblar los cimientos de las cosas. La ley, en sus crueles intransigencias, resultaba demasiado débil e ineficaz comparada con la tiranía de los tiempos. En su condición de juez, se veía obligado a rellenar la letra de las leyes con un contenido acorde a la época… La maquinaria de la administración de justicia, esa maquinaria compleja y grandiosa, era seguramente imperfecta, chirriaba, tenía herrumbre y polvo en cada rincón, pero no se conocía nada mejor, no había nadie capaz de inventar algo más perfecto, así que había que resignarse y aceptarla. De todas formas eran los jueces los que la hacían funcionar con su ánimo y con su fuerza”.

Lo hecho a Baltasar Garzón es colocar sobre la ley y la administración de justicia, la pesada lápida de la impunidad y la corrupción.

Calderón en Arizona

Francisco Rodríguez / Índice Político

¿A QUIÉN DEBEMOS culpar por la ley anti-inmigrantes de Arizona, que será uno de los principales temas a tratar en las reuniones Obama-Calderón en Estados Unidos a partir de hoy? ¿A la gobernadora Jan Brewer, quien la firmó? ¿A los Tea Parties que han arrastrado a la política estadounidense hacia la extrema derechización? ¿Al Congreso de los EU, que ha dejado pasar tres años sin actuar sobre la reforma migratoria? Palabras más o menos –en una traducción que es propia de este escribidor– estas preguntas son formuladas por Bryan Curtis, articulista del The Daily Beast, uno de los blogs políticos más visitados –con más de tres millones de lectores diarios– en el vecino país del norte.

Todos ellos tienen responsabilidad. La gobernadora, la derecha y la omisión del Capitolio. Pero, escribe Curtis, también hay que enfocar a un personaje que hasta ahora ha escapado al escrutinio público en este tema. De la ley anti-inmigrante también es responsable Felipe Calderón.

Y explica que la guerra de Calderón contra las drogas, ahora en su cuarto año de oscilaciones, ayudó a convertir la frontera México-Estados Unidos en un matadero sangriento, con secuestros, torturas y decapitaciones. Usted puede dibujar una línea recta entre el clima de la frontera del terror y el oportunismo político en Arizona.

Cita Curtis al investigador social John M. Ackerman: “El fracaso de Calderón (en México) ha creado una situación de sobre reacción (en Arizona) totalmente injustificado”.

Curtis hace un parangón de esta dizque guerra, con la que en su momento emprendió la policía neoyorquina cuando actuó a la vez en contra las cinco familias que controlaban el crimen organizado en la llamada Urbe de Hierro.

Calderón es una figura extraña para situarse en la encrucijada de la historia. Es conocido por los estadounidenses como “el Elliot Ness” mexicano, luego de que así lo calificara –quién sabe si con sorna—Barack Obama.

Sin embargo, escribe Curtis, su presidencia es casi un accidente. En julio de 2006, el ex secretario de Energía se ganó el puesto por apenas 0,58 por ciento de los votos sobre su oponente liberal, Andrés Manuel López Obrador. El circo que siguió hizo que el recuento de Florida en 2000 (Gore Vs. Bush) pareciera un hipo de menor importancia…

Por tal fue que, explica el colaborador de The Daily Beast a sus lectores, Calderón hizo algo audaz: declaró la guerra al narco. A todos al mismo tiempo.

“Calderón soltó al Ejército, porque ganó por un margen muy escaso”, dice Charles Bowden, autor de Murder City: Ciudad Juárez y la Nueva Economía Global. Los gritos del silencio.

Curtis apunta, asimismo, que el intenso nacionalismo de los mandamases del ejército hizo que resistieran a la cooperación que en materia de inteligencia brindaba EU, dice George W. Grayson, el autor de México: ¿Narco-violencia y un Estado Fallido?. “El ejército es mucho más insular y parroquial,” dice Grayson, “y no le gusta tomar el consejo de los gringos, no importa cuán diplomática y sutil pueda ser el asesoramiento.”

La guerra de Calderón, inevitablemente, se trasladó a las ciudades y pueblos a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, que las bandas de narcotraficantes utilizan como escenario para mover sus productos hacia el norte. En 2009, Calderón envió a 10 mil soldados a Ciudad Juárez, que se encuentra cruzando el Río Grande de El Paso, Texas. A pesar de la ocupación militar, la ciudad es un campo de “matanza” –más de 2 mil 700 personas fueron asesinadas en Ciudad Juárez el año pasado. Las ciudades fronterizas, según Calderón, se convirtieron en zonas de guerra…

Los residentes de los estados fronterizos como Arizona estaban aterrorizados, comprensiblemente, pues una guerra feroz se libraba a pocos kilómetros de distancia…

Por tal, la guerra de Calderón ha dado un nuevo peso a una idea política de gran alcance: que la frontera entre Estados Unidos y México es una Línea Maginot que se encuentra entre los estadounidenses y un gran mal, una amenaza sombría que mata, tortura, decapita a los gringos. En su esfuerzo por acabar con las pandillas de drogas de México, Calderón se anota una especie de golpe de Estado: de alguna manera convirtió a la frontera un punto de inflamación política más fuerte.

Por eso, cuando a Calderón le preguntaron sobre la SB1070 el mes pasado, la condenó y calificó como “discriminación racial.” Tiene razón. También podría considerar lo que él hizo para llevarla a cabo.

Índice Flamígero: La docta opinión del psicoanalista social José Antonio Lara, sobre la “desaparición” de Diego Fernández de Cevallos: “Telenovela: se ha magnificado al personaje hasta llevarlo a una condición de héroe. Políticos, periodistas, hablan de DFC cual si hablaran de un actor. Narran sus fanfarronerías convertidas hoy en anécdotas de un personaje al cual se le atribuyen fantasías y deseos de macho, de hombre de carácter, de fuerte y recio… Secuestro o no, lo que se observa es cómo se comparte el desequilibrio mental con un sujeto de obscuro pasado y presente al que se convierte en mártir… Parece campaña política, donde se está ensayando lo que yo denomino propaganda de muerte, es decir, ante el hartazgo social de la clase política y de su propaganda, ahora la clase política prueba la eficacia de un tipo de propaganda en donde se le apuesta al manipuleo descarado de las emociones partiendo de cosas que lastiman a la sociedad, tales como el secuestro y el asesinato, este tipo de propaganda es perversa, y psicópata, son capaces de matar en aras de la publicidad…"

Comparece Celia Lora en juzgado

Notimex

Ciudad de México, 19 de Mayo.- Celia Lora García, hija del cantante Alex Lora, se encuentra tras la rejilla de prácticas del juzgado 30 penal, rindiendo su declaración preparatoria por la acusación de homicidio culposo agravado que el ministerio público le imputa.

Vistiendo el uniforme de color café reglamentario de las internas, y con un semblante serio, Lora García escucha la lectura que se le da a su declaración escrita y en la que rechaza los cargos de que la acusan.

Se prevé que la defensa de la joven solicite al término de la audiencia que se duplique el término constitucional para que se defina su situación jurídica, con el objetivo de presentar elementos a su favor.

Su abogado defensor, Rafael Treviño Martínez, ha reiterado que a su juicio no es procedente la agravante que se le impuso a su cliente en el pliego de consignación, ya que no se demostró que condujera en estado de ebriedad en el percance vial que dejó como saldo una persona muerta.

Territorio electoral-narco 2010

David Aponte / Contraflujo

Las amenazas se cumplieron: los grupos de los narcotraficantes no quieren campañas electorales en sus territorios, en las rutas de sus jugosos negocios ilícitos. Durante los comicios federales de 2009, los candidatos a puestos de elección popular, principalmente para la integración de la actual Legislatura en la Cámara de Diputados, escucharon amenazas e insultos de los mafiosos en los estados de Baja California, Durango, Sinaloa, Sonora, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y Guerrero.

Los aspirantes a diputados y a presidentes municipales apecharon estas frases: “¡Aquí no te metas!”. “¡Vete dando la media vuelta!”. “¡A la chingada de aquí!”. “Te retiras hijo de tu puta madre”. “¡Aquí no se hace campaña!”. Este espacio las registró en julio del año pasado, según testimonios que los propios candidatos compartieron con líderes de sus partidos.

Los mafiosos pasaron de los amagos a la violencia. Entre mayo y junio de 2009, sujetos atacaron con armas de fuego a políticos de distintos partidos: candidato por el distrito de Navojoa, Sonora, el panista Ernesto Cornejo Valenzuela; candidato del PAN en Coyuca de Catalán, Guerrero, Jorge Camacho; candidato perredista por el primer distrito de Tierra Caliente, Guerrero, Nicanor Adame Serrano; candidato del PSD por el distrito 9 de Guerrero, Emmanuel Herrera; candidato del PAN por el segundo distrito de Veracruz, Joaquín Guzmán Avilés, y candidata del PSD por el distrito 4 de Tijuana, Celina del Carmen Ávalos.

Los dirigentes de los partidos poco hicieron para dar garantías a los candidatos. La elección federal de 2009 transcurrió en ese contexto de amenazas verbales y ataques esporádicos. Los candidatos se replegaron y no entraron a algunos territorios dominados por el crimen organizado.

La campaña electoral de 2010 trascurre en condiciones similares, pero con un hecho que enseña las garras de las mafias: la semana pasada, sicarios asesinaron al candidato del PAN a la alcaldía de Valle Hermoso, Tamaulipas, José Mario Guajardo Varela. Durante el ataque también murieron un hijo del político, Luis Mario Guajardo Adame, y uno de sus empleados, Fernando Treviño. Tres matones llegaron a un establecimiento, preguntaron por el dueño, entraron a la oficina y dispararon.

Apenas unos días antes del ataque, líderes del PAN y el PRD habían advertido de las amenazas recibidas por haber postulado a candidatos a las alcaldías de la frontera chica de Tamaulipas. La secretaria general del PRD, Hortensia Aragón, había informado que su partido analizaba no postular candidatos en 10 municipios. El dirigente del PAN, César Nava, comentó que no pondría en riesgo la vida de sus aspirantes, y solicitaría la protección ante las reiteradas amenazas. Los panistas comenzaron a recabar datos de otros aspirantes que han sido acosados.

César Nava y el senador Santiago Creel tuvieron hace unos días una reunión con candidatos panistas de la zona norte de Tamaulipas para escuchar las demandas de seguridad. A puerta cerrada, los políticos locales ofrecieron datos duros y precisos del acoso, de los amagos de los grupos criminales, y dieron testimonios desesperados de sus miedos.

Pero las amenazas en la campaña electoral de 2010 no se han quedado en el estado de Tamaulipas. Dirigentes de los partidos han tomado nota de la situación de candidatos en el municipio de Tamazula, Durango, donde hombres armados han corrido entre frases hirientes a los políticos. Por la zona de Tantoyuca, Veracruz, aspirantes en campaña solicitaron el apoyo del Ejército mexicano, para contrarrestar la incesante presencia de los grupos criminales. En otra zona del país, Sinaloa, algunos panistas hicieron una campaña de brazos caídos en protesta por las amenazas de la mafia.

Durante los dos últimos años de campañas electorales, las organizaciones criminales han venido escalando la violencia contra los políticos que buscan el voto popular. En los últimos dos años han pasado a una siguiente fase: primero fueron los disparos que sólo buscaban asustar y ahora toman blancos directos que asesinan. No hay garantías en 2010 para las tareas de proselitismo, pero lo más grave es que no hay certezas para que los hombres de la política gobiernen territorios tomados por el crimen organizado.

El mensaje final de estos dos años de acoso electoral es bastante claro: los narcotraficantes y los jefes del crimen organizado quieren el control de los territorios, sin el poder civil. Han pasado de la frase: “A la chingada las campañas”, a la sentencia: “Te retiras de aquí hijo de tu puta madre”.

El Inspector Clouseau

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

El lunes por la tarde hubo una reunión especial en Los Pinos para definir cómo abordar la comunicación sobre la desaparición de Diego Fernández de Cevallos. El pensamiento que prevalece en el Gobierno, en este y en el caso de la lucha contra el narcotráfico, es que el problema es el mensajero, por lo que a quien hay que controlar es al mensajero. Coincidencia o no, por la noche Televisa anunció, en una claudicación a parte de su responsabilidad social, no volver a difundir nada hasta que se informara oficialmente sobre el caso. Con la hegemonía de 7 de cada 10 pantallas de televisión prendidas todo el día en el país, parece suficiente. Pero no es así.

Si Televisa calla o lo callan, no resuelve el problema de la comunicación social del Gobierno Federal, que en el Caso Fernández de Cevallos entró en una nueva crisis. Lagunas de información que se prolongaron por horas el sábado, opacidad en las versiones oficiales, imprecisiones, deficiencias y contradicciones, han sido parte del catálogo de cómo echar a perder la comunicación política y confundir a la sociedad durante los últimos cuatro días. A quien encargaron de dar la cara y aguantar la metralla, fue al vocero de la PGR, Ricardo Nájera, cuyo comportamiento no es causa sino consecuencia de la deficiencia federal en la materia.

Nájera ha hecho todo lo posible con las herramientas a su disposición. El resultado ha sido, por decir lo menos, patético. Para efectos de argumentación, tomemos lo que sucedió el lunes, cuando recorrió los medios de comunicación electrónicos durante el día para predicar la palabra de la PGR, que es la del Gobierno. Desde que inició la jornada, comenzaron los tropiezos.

Algunos botones de muestra son: 1.- Horas antes de que el EPR se deslindara de cualquier acción contra Fernández de Cevallos, Nájera descartó que su desaparición fuera obra de un grupo armado. ¿En qué se sustentó su dicho? “En función —declaró— de que tampoco se hizo gran escándalo alrededor de la salida de Diego de esa zona”, refiriéndose al momento de su desaparición cuyo sigilo no despertó sospecha ni produjo testigos. O sea, como no hubo cohetes, balazos, gritos y sombrerazos cuando desapareció Fernández de Cevallos, no fue un grupo armado.

Para Nájera, el argumento no fue el método, sino el nivel de decibeles registrados. Cabe la pregunta: ¿desde cuándo un secuestro de alto impacto se realiza bajo el sonido de las fanfarreas? Se supone que lo realizan profesionales, que fincan su acción en la sorpresa y en las posibilidades de fuga sin ser detectados para poder llevar a su víctima a una casa de seguridad. Por tanto, sin que se tome personal, lo que alegó el vocero es una tontería.

2.- Las famosas tijeras. En una entrevista con Carlos Urdiales en el informativo de mediodía en Radio 13, se le preguntó a Nájera sobre las tijeras que dijo la PGR que estaban en el lugar donde desapareció.

¿De qué tipo las tijeras? ¿De qué tamaño? Nájera dijo no saber ese detalle, que por cierto, no es menor. No es lo mismo que sean las tijeras que utilizaba Fernández de Cevallos para alinearse la barba, que unas para descuartizar pollos.

Por lo mismo, no se sabe si se utilizaron esas tijeras como arma blanca de defensa, o si fueron para atacar al personaje, o si no tienen nada que ver en el caso y sólo las mencionaron como parte del inventario en la camioneta del abogado.

Nájera se defendió ante la pregunta. Yo no lo sé, respondió, pero sí los investigadores, a cuya averiguación, dijo, no tiene acceso. Entonces, está repitiendo lo poco que le dicen, sin entender en el Gobierno Federal que si aportan un dato importante para entender qué pudo haber sucedido en el momento de la desaparición, tienen que dar el soporte que aclare y explique el porqué es relevante el objeto. Al no hacerlo despiertan las dudas que quieren apagar, y estimulan la especulación que desean alejar.

3.- La famosa mancha hemática, o sea, la sangre que encontraron. En la misma entrevista en Radio 13, se le preguntó a Nájera si esa mancha estaba sobre las famosas tijeras o las tijeras sobre la mancha.

No respondió ¿Son gotas de sangre? Porque se podría dar el caso que el vehículo donde viajaba cayera en un bache mientras se arreglaba la barba y se picara un poco con las tijeras. ¿Cuánto mide la mancha?, porque si tuviera un diámetro de 30 centímetros, digamos, uno podría suponer que es medio litro de sangre, que no pudo ser consecuencia de un accidente sino de una herida de otra naturaleza. ¿Se encontró dentro del vehículo? ¿Estaba afuera? El vocero Nájera repitió no saber esos detalles.

Si no están listos para aportar el significado de ese dato, ¿por qué darlo a conocer? La mancha de sangre es una de las piezas claves para arrojar luz a lo que pudo haber sucedido en ese tan extraño incidente, y desprender una hipótesis sobre el estado de salud en que se pudiera encontrar aquella persona que perdió la sangre —tampoco está confirmado que sea de Fernández de Cevallos—, y si en efecto hubo violencia o no en ese momento.

La PGR ha dicho que sí tiene elementos para presumir una escena de violencia, pero hasta ahora no ha aportado nada sólido que lo respalde.

No se trata de que construyan una historia sobre los dichos —como el Caso Paulette—, sino que los dichos y las hipótesis se construyan a partir de los indicios y evidencias. Si Nájera no tiene a su alcance las herramientas, ¿cuál es el propósito de tener una vocería que lejos de orientar la información la disloca? Lo que no estén dispuestos a aclarar y explicar, mejor que lo callen hasta que estén listos para despejar dudas.

Lo que están haciendo en el Gobierno Federal va en contrasentido de sus deseos. Desinforman, no informan; confunden, no aclaran; alimentan el rumor, no lo apagan; pierden credibilidad, no la ganan. No han aprendido. El Inspector Clouseau que lleva adentro la comunicación social del Gobierno mexicano hace tiempo, sigue cabalgando libremente.

Estamos ya igual que Colombia: PRI

Julio Cárdenas / Cortesía Diario de México

Senadores del PRI advirtieron que México está entrando de manera alarmante a un alto nivel de violencia como la que se vivió en Colombia hace algunos años, y exigieron que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga el caso, porque ya pasaron cuatro días sin saberse nada".. En entrevista, el vocero de la bancada del PRI en la cámara alta, Carlos Jiménez Macías, manifestó que si la desaparición de un destacado político panista como es Diego Fernández de Cevallos se concretiza en un secuestro, representará un desafío al gobierno federal.

El legislador por San Luis Potosí dijo que si el rescate del "Jefe Diego" se da por intereses económicos de la delincuencia organizada, entonces el país estará entrando a una situación de violencia como la que vivió Colombia con los cárteles del narcotráfico.

Por su parte, Fernando Castro Trenti, vicecoordinador de los senadores priístas, dijo que "la desaparición de Fernández de Cevallos, la interpretamos como algo lamentable y esperamos que este bien de salud, ya que es un personaje que ha sido clave para la transición, la alternancia democrática del país".

Jefe Diego litigó en juicios polémicos

Rubén Torres / El Economista

De forma indirecta y tutelando a su equipo integrado por Antonio Lozano Gracia, Fauzi Handam, Hiram Escudero, Arturo Germán Rangel, Fernando Gómez Mont, actual secretario de Gómez Mont; Diego Fernández de Cevallos, que cumplió cuatro días de “desaparecido”, ha sido vinculado a casos de crimen organizado o cuello blanco, sobre todo con el extinto Amado Carrillo Fuentes El Señor de los Cielos, fundador del Cártel de Ciudad Juárez.

Al mismo tiempo, El Jefe Diego y su equipo han litigado contra las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) por el Puerto de Altamira, Tamaulipas, a la que arrebató 1,500 millones de pesos, y Hacienda y Crédito Público (SHCP), con la que obligó a regresar a Jugos del Valle este año 1,800 millones de pesos por concepto de IVA e IEPS.

El Señor de los Cielos

El nexo sobre la muerte de Carrillo Fuentes ocurrió en julio de 1996, en la ciudad de México, tras una operación estética con la que quiso frenar la búsqueda que realizaban México y Estados Unidos, en la cual perdió la vida.

Lo paradójico fue que El Señor de los Cielos fue operado por seis médicos del hospital Santa Mónica -asesinados después y disueltos en ácido-, nosocomio representado legalmente por El Jefe Diego, ya entonces legislador y connotado integrante del Partido Acción Nacional (PAN) y, aún más, Carrillo Fuentes fue velado en la funeraria García López, también representada por Fernández de Cevallos.

Varios de sus compañeros litigantes, iniciando con Lozano Gracia, quien fuera el primer Procurador General de la República no priísta en la época de Ernesto Zedillo y otros como Hiram Escudero pasaron o están actualmente, como Germán Rangel en la PGR, quien es subprocurador de Delitos Federales.

Otra liga es el entonces conocido “Maxiproceso” que instruyó el Estado contra más de 250 presuntos integrantes del Cártel de Ciudad Juárez a fines de los 90, tras la revelación de las relaciones del entonces General y Comisionado del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD), Jesús Gutiérrez Rebollo con Carrillo Fuentes.

Germán Rangel, Lozano Gracia y Diego Fernández de Cevallos defendieron entonces los intereses del actual prominente empresario hotelero de Cancún, Quintana Roo, Fernando García Zalvidea, liberado después por desvanecimiento de “datos’’ y vinculado de igual forma al Cártel de Juárez.

La vigilancia en el rancho La Cabaña, propiedad del aún desaparecido abogado prominente, quedó en manos de la policía estatal de Querétaro.

Con respaldo mínimo de la Policía Federal, donde el investigador Luis Cárdenas Palomino realiza las acciones de búsqueda y localización de Diego Fernández de Cevallos.

La SSP y la municipal quedaron a cargo solamente de la vigilancia perimetral del domicilio de donde supuestamente fue sustraído El Jefe Diego.

El Jefe Diego, ave de tempestades

Raúl Ramírez Baena

Vaya que causó sorpresa la desaparición de Diego Fernández de Cevallos, conocido popularmente como El Jefe Diego, mote que lo pinta de cuerpo completo.

En los blogs de los distintos medios se ha desatado una intensa corriente de opinión en rechazo a la figura de este mítico líder de la derecha mexicana. Y no es para menos. Diego tiene en su haber múltiples actuaciones en la política mexicana que han puesto en duda la legalidad del Estado y han golpeado a la izquierda. Unos lo odian, otros lo aman.

Muchos han comentado que su desaparición, quién sabe por quién, es un distractor para desviar la atención de una supuesta detención y posterior puesta en libertad de Nacho Coronel, uno de los tres poderosos lugartenientes del Chapo Guzmán, junto con El Azul Esparragoza y El Mayo Zambada. En lo personal no lo creo.

Hacer un recuento de los haberes de Diego es largo y tedioso. Su figura despuntó, primero, cuando fue el artífice de las "concertacesiones" al haber avalado el dudoso triunfo de Carlos Salinas de Gortari en 1988 frente a Cuauhtémoc Cárdenas.

Tan es así que se ganó el mote de "La Ardilla", por aquello de que no salía de Los Pinos.

Diego Fernández ganó fama a partir de su candidatura a la Presidencia de la República en 1994. Gracias a sus buenos dotes como orador, el sentir popular creyó que ganó el debate a Ernesto Zedillo, del PRI, y a Cuauhtémoc Cárdenas, del PRD, pero que abandonó de facto la contienda a partir de un acuerdo cupular para hacer llegar a Zedillo.

Por ello se dice que, cuando Zedillo arribó a la presidencia, ofreció la PGR al PAN. Diego no aceptó ser Procurador, pero en cambio propuso a un abogado panista de su prestigiado bufete privado: Antonio Lozano Gracia, quien a la postre fuera malogrado Procurador General de la República tras el desastroso manejo judicial de los crímenes de Colosio y del Cardenal Posadas, entre otros.

En marzo de 1997, la dirigencia nacional del PRI acusó a Fernández de Cevallos de recibir los terrenos de Punta Diamante en pago por las urnas quemadas en 1988, en beneficio de Carlos Salinas de Gortari y perjuicio del entonces FDN.

De temperamento explosivo e irascible, su mote de "Jefe" le vino de la fracción del PRI, cuando fue coordinador del grupo parlamentario del PAN en el Senado de 2000 al 2006, desde donde influyó de manera determinante para frenar las reformas constitucionales en materia indígena acordes a los estándares y tratados internacionales, reformas que se dieron a raíz del levantamiento y posterior Caravana Zapatista del 2001.

Tampoco se olvida su gestión para que se aprobaran las reformas a la Ley de Radio y TV y de telecomunicaciones, la primera de ellas declarada anticonstitucional en lo principal por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que abiertamente favorecían al duopolio televisivo.

Diego Fernández fue artífice para la llegada de Felipe Calderón a la presidencia de la República, al contribuir a la campaña negra y descrédito de Andrés Manuel López Obrador, quien se la debía tras derrotarlo, según las encuestas, en el improvisado debate televisivo con Joaquín López Dóriga en marzo del año 2000. Para Diego, AMLO es un "germen", "judas del perredismo" y "psicópata de altísima peligrosidad".

Símbolo de la impunidad, ¿cómo olvidar la dudosa adquisición por Diego de cinco y medio hectáreas de los privilegiados terrenos de Punta Diamante en Acapulco, con valor de 14 millones de dólares, denunciado en la Cámara de Diputados por lo oscuro de la transacción y presuntamente por no pagar impuestos en la operación?

Siendo senador, Diego fue duramente cuestionado por ser parte del Estado al mismo tiempo que litigante contra el Estado. No hubo poder humano que lograra enjuiciarlo por tráfico de influencias, al ganar un largo litigio a la Secretaría de la Reforma Agraria por más de mil doscientos millones de pesos, cifra equivalente al presupuesto anual de esta dependencia, en beneficio de Gabriel Ramos, esposo de Socorro Pineda que a su vez es hermana de la cantante Guadalupe Pineda, esposa del ex Procurador Antonio Lozano, socio de Diego Fernández. Gabriel Ramos es heredero de Gabriel Ramos Rubio, quien fuera socio del ex presidente Miguel Alemán. Negocio redondo entre familia.

En abril de 1998 el IPAB fue derrotado por el bufete Fernández de Ceballos, y obligado a pagar al entonces Banco Bital la cifra de 13 mil millones de pesos, provenientes del erario público, por la dudosa adquisición del Banco del Atlántico. Esos sí son negocios.

Las influencias del Jefe Diego son a tal grado en los regímenes panistas, que el actual Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, proveniente de otro despacho jurídico, fue propuesto por el propio Diego al cargo. El poder tras el trono.

Por eso y más que se me escapa de la memoria, el sistema y el régimen panista le deben al Jefe Diego en buena parte su llegada al poder presidencial y su permanencia en él, tanto que su lamentable desaparición ha movilizado como nunca al aparato de Estado en su búsqueda. ¿El crimen tocó a un príncipe del Estado? Malas noticias para Calderón.

Ojalá pronto aparezca sano y salvo, y que la autoridad actuara igual en los casos de los cientos de desaparecidos de Sinaloa, Sonora, Baja California, Durango, etc., víctimas de la "guerra" declarada al narco, posiblemente como Diego Fernández de Cevallos.

A nadie le deseamos un mal, mucho menos ser víctima del delito, aunque sea el Jefe Diego.

Lo ocurrido con Diego Fernández de Cevallos es respuesta del narcotráfico a la extradición de Mario Villanueva y a la detención de esposa del "Chapo"

Cortesía de Veracruz en red

Lo ocurrido con el líder moral del PAN, Diego Fernández de Ceballos es respuesta del narcotráfico a la extradición de Mario Villanueva Madrid y a la detención momentánea de Griselda López Pérez, ex esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel denominado “La Confederación de Sinaloa”, aseguró el ex diputado federal Convergente y ex presidente de la Comisión de Marina, José Manuel del Río Virgen.

“El caso de Diego Fernández de Ceballos a mí me llama mucho la atención a nivel nacional porque ustedes recordaran que fue el presidente de la Comisión de Marina y tengo experiencia en Seguridad Nacional, así que les podría decir que este caso, está ligado, amarrado, a la extradición de Mario Villanueva Madrid y también está ligado a la retención momentánea de la esposa (sic), de uno de los capos más fuertes del país, es la respuesta no tengo la menor duda sin embargo el Estado mexicano tiene la obligación de darnos seguridad a todos”, enfatizó.

Reprobó que el tema de seguridad sea un estandarte político- electoral y que candidatos al gobierno de Veracruz como el panista Miguel Ángel Yunes Linares afirmen que tiene experiencia pero no pudo hacer frente al mismo cuando estuvo como Secretario de Gobierno y en la SSP federal.

“Sí Yunes cuando estuvo en la Secretaria de Seguridad Pública Federal hubiera tenido los controles y la experiencia que tiene Dante, seguro eso no hubiera pasado, nosotros no podemos permitir que a Veracruz le pase lo que le pasa al norte del país”, sentenció.

Esto es un ejemplo más que la guerra contra el narcotráfico emprendida por el presidente Felipe Calderón fue más un error que un acierto porque no existe una estrategia de inteligencia.

“Se habían desmantelado los cuerpos de inteligencia y seguridad del Estado mexicano, se habían confrontado con los grupos delincuenciales del país y eso lastimó severamente la seguridad del país, es errática la lucha contra el crimen organizado, se tiene que construir desde la inteligencia mexicana una nueva estrategia, no la tenemos, estamos en un punto álgido donde la respuesta es la desaparición forzada de un personaje que nos guste o no ayudó a la transición democrática porque Diego Fernández de Ceballos como Dante y como yo somos oposición”, finalizó.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!