De Fox a Peña Nieto, políticos de pantalla

Jenaro Villamil

Lo sucedido con el librogate de Enrique Peña Nieto y la secuela de errores cometidos para “frenar” la ola de mensajes irónicos y críticas en redes sociales confirmaron no sólo la incultura del precandidato priista, sino la continuidad de una tendencia iniciada con Vicente Fox, el presidente de la decepción.

La alternancia por la vía del PAN llevó a Los Pinos a un hombre hábil en la mercadotecnia política; antisolemne, en medio de los rituales y la retórica priistas, encandiló a la mayoría de electores con su promesa del cambio y su imagen de político Marlboro. Con Vicente Fox se llegó a la cumbre de la política telegénica: la imagen por encima del programa, el desplante humorístico, el spot que sustituye al discurso coherente.

La jefa de Comunicación Social fue elevada a la categoría de vicepresidenta. Y Televisa estuvo a sus pies a cambio de poderosos favores (canales digitales, decretazo y renovación de las concesiones hasta el 2021, en automático).

La ecuación cambió desde ese momento: el poder que perdió la presidencia durante la era foxista lo ganó una empresa televisora y otros poderes fácticos, porque supieron capitalizar la vulnerabilidad del primer mandatario. Y ese talón de Aquiles se llamó déficit de inteligencia.

La incultura de Fox en campaña llamó la atención. Le dio popularidad. Al frente de Los Pinos se volvió una pesadilla. No sólo porque no supiera pronunciar el nombre de Jorge Luis Borges, sino porque menospreciar la lectura lo llevó a una impostura mayor: pretender que las críticas en su contra eran de una minoría, un “círculo rojo” de letrados, distinto al “círculo verde” de ciudadanos felices con sus gazapos.

Vimos cómo terminó Fox: engañando al “círculo rojo” y al “círculo verde”. Y sólo la televisión, hasta el final, le fue útil para salir del sexenio sin que la corrupción en su entorno fuera ventilada en las pantallas.

Fue una vergüenza para los panistas de tradición libresca. Los bárbaros del Norte –a quienes perteneció Fox– no lo eran sólo por ser arrebatados, sino porque pensaron que el menosprecio a la cultura y a los libros eran una ventaja y un sinónimo de pragmatismo.

Doce años después, la santificación del reality show, del infomercial que se vende como noticia televisiva, le llegó al PRI. El elegido fue un político sin experiencia nacional y con una gran docilidad para destinar miles de millones de pesos a los consorcios mediáticos para que lo convirtieran en un gobernador consentido y en una celebridad nacional.

Los otros políticos de su generación asumieron que el modelo de Peña Nieto era el que debían seguir: si se vuelven imparables en la pantalla y en las encuestas, son invulnerables frente a las críticas.

Peña Nieto es el reverso de la misma moneda de Fox. En lugar de bravucón, el mexiquense se presenta como un hombre de buenas maneras. En vez de bárbaro presume ser elegante. Es un modelo inspirado en la moda de los hombres metrosexuales, mientras Fox fue la versión más politizada de la onda grupera (definición de Carlos Monsiváis).

Sin embargo, ambos tienen puntos en común: adoran el teleprompter, se dicen “pragmáticos”, que es otra manera de nombrar la sumisión política frente a los intereses corporativos. Ambos privilegian la popularidad por encima de la credibilidad. Los dos confunden comunicación política con mercadotecnia televisiva. A Fox y a Peña Nieto les gusta ventilar su vida privada porque sus asesores les dicen que eso genera rating.

El librogate confirmó también que ambos tienen el mismo problema político: les gana la soberbia demoscópica. Menosprecian la cultura, no porque se hayan equivocado al mencionar libros y autores, sino porque nunca la necesitaron para escalar políticamente. Son productos de pantalla, políticos analógicos que están más acostumbrados a los fans que a las audiencias deliberativas.

Esto es lo sintomático de este episodio. El PRI está a punto de cometer el mismo error que el PAN hace 12 años: empeñar su futuro a un político de pantalla. La diferencia es que Peña Nieto no está acostumbrado al contragolpe (como sí lo estaba Fox), y la decepción que llevó al triunfo al panismo en el 2000, ahora se ha convertido en molestia, miedo y agotamiento ante los errores constantes de Felipe Calderón (político de crispación más que de pantalla).

Los defensores peñistas –convencidos o por encargo– ya salieron con un guión, tan predecible como la línea: es una “pose” criticar a Peña Nieto por ser incapaz de citar tres libros y sus autores. Los políticos se dedican a gobernar, no a leer. La mofa en redes sociales no lo afecta porque sólo 20% de los mexicanos tienen acceso a ellas.

Desesperados, los asesores de Peña Nieto se enfrentan a un fenómeno inexistente en la era foxista: las redes sociales, la comunicación digital. Por eso, Televisa ha minimizado el episodio. Confían que más de 80% de los mexicanos se informan sólo a través de la televisión. Y que el golpe dado sólo le costará 3 puntos demoscópicos.

Sin embargo, la comunicación política indica lo contrario: los políticos de pantalla, tarde o temprano se diluyen, no así las nefastas consecuencias de sus decisiones adoptadas a partir de la protección de intereses corporativos. Ahí están los antecedentes de Ronald Reagan, George W. Bush, Vicente Fox y Silvio Berlusconi.

La pifia de Peña Nieto “un simple olvido”: PRI

Apro

La presidenta interina del PRI y su virtual sucesor, Cristina Díaz, y Pedro Joaquín Coldwell, respectivamente, minimizaron el traspiés cometido por el precandidato único de ese partido, Enrique Peña Nieto, durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, al no pudo citar correctamente tres libros que hubieran marcado su vida.

“No considero que el que se te olvide un título, cinco o diez te haga poco leído, la verdad lo dudo, en lo particular, yo minimizo el incidente y la trascendencia del mismo, no me representa ningún acontecimiento lejos de anécdota de un simple olvido”, afirmó Díaz, quien reemplazó en el cargo al coahuilense Humberto Moreira.

La política nuevoleonesa criticó que “nadie hace tanta alharaca” por el error cometido por el precandidato panista Ernesto Cordero, quien confundió el nombre de Laura Restrepo, escritora colombiana.

“Lo que llama la atención es la soberbia de los de enfrente”, afirmó Díaz.

Por su parte, el senador Pedro Joaquín Coldwell consideró que el error de Peña se magnificó “por ser aspirante a la presidencia de la República, pero hay que juzgarlo por sus resultados políticos”.

“Veamos su trayectoria en el Estado de México, gobernó el estado más poblado del país exitosamente”, afirmó el exgobernador de Quintana Roo.

Joaquín Coldwell también salió en defensa del exdirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, y pidió que las investigaciones “no tengan sesgo electorero”.

Grupo armado irrumpe en iglesia Bautista y “limpia” a feligreses

Apro

Un grupo de delincuentes irrumpió en la iglesia Bautista Monte Abrim –ubicada en una exclusiva zona de Cuernavaca, Morelos– y asaltó a los feligreses que ahí se encontraban.

Testigos relataron a la policía municipal que cuatro hombres armados y encapuchados entraron al templo, ubicado en la calle de Camino Antiguo a Ocotepec, en la colonia Reforma, y pidieron a los presentes que no se opusieran al robo, ya que de esa manera nadie saldría lastimado.

Una vez dentro de la iglesia, los delincuentes cerraron la puerta y realizaron el robo con tranquilidad, pues los vidrios que tiene el inmueble son polarizados.

Los asaltantes también despojaron a los asistentes de las llaves de sus automóviles, a fin de que no pudieran seguirlos después de cometer el atraco. Los delincuentes se dieron a la fuga a bordo de una camioneta de reciente modelo.

Uno de los pastores de la iglesia afirmó que durante el atraco no hubo lesionados, y confirmó que las reuniones seguirán de manera normal.

“Lamentablemente no respetan. Ahora sí que la inseguridad ataca a quien sea, y lamentablemente cayó aquí”, dijo.

El obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Alfonso Cortés Contreras, condenó los hechos y exigió a la delincuencia organizada respetar los centros religiosos y a quienes acuden a orar, “porque son lugares sagrados”.

Denunció que en algunas iglesias del oriente de Morelos, los sacerdotes han recibido llamadas telefónicas de supuestas organizaciones criminales que les exigen dinero, pero hasta ahora, dijo, no había pasado de los amagos.

La Gaviota: Paulina “se equivocó”; hay que saber controlar la frustración, sugiere

Apro

La esposa de Enrique Peña Nieto, la actriz Angélica Rivera, entró a escena para expresar su opinión sobre el escándalo desatado en Twitter por su hijastra Paulina Peña, quien reenvió (retuiteó) un mensaje de su novio en el que llama “pendejos” a la “prole” que criticó a su papá.

A través de su cuenta en Facebook, La Gaviota escribió:

“Sobre el episodio de ayer en Twitter, reconozco que la reacción de Paulina no fue la correcta, la entiendo, ella sólo quiso defender a su papá, sin embargo no justifico lo que hizo”.

Además, agradeció el apoyo y comprensión de sus seguidores en la red social, al tiempo que afirmó que ella siempre le ha dicho a sus hijos que “no pueden ofender a las personas y que deben de aprender a controlar su miedo y su frustración”.

Ataques y descalificaciones a AMLO en charla con cibernautas

Apro

Una “charla” entre usuarios de las redes sociales y Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, sirvió como escenario de ataques y descalificaciones hacia el tabasqueño.

La idea surgió luego de que la semana pasada el diario Reforma publicara una nota informativa con el análisis semanal del uso de las redes sociales por parte de los precandidatos presidenciales.

El pasado 29 de noviembre, Federico Arreola, quien dirige la página web Sendero del Peje (SDP), creada en 2006 para defender al tabasqueño de la guerra sucia electoral y que sobrevive como agencia de noticias, comentó que había platicado con el exjefe de Gobierno del Distrito Federal para “decirle que le debía una entrevista” al portal y que ésta debería ser mediante las redes sociales Twitter y Facebook para dar voz a la gente.

El día se fijó para el 6 de noviembre, a las 4 de la tarde.

En la noche, el usuario @Mussollinni reenvió, un mensaje a la red: “Mussollinni Alf Zack. RT@FedericoArreola: #preguntaleaAMLO –el micrositio (hashtag) creado para “la entrevista”— y se convirtió en tema más comentado en Twitter “//Ridiculizándolo!!! Bien hecho, Don FEDE!!!”

La charla derivó en preguntas burlonas hacia López Obrador: “¿Si pierde otra vez será presidente legítimo otro sexenio?” “¿Si ya es presidente por qué se quiere reelegir?” “Díganos ¿Cuáles son los tres libros que NO lo han marcado en su vida?”

No obstante, la entrevista se basó en las preguntas que SDP escogió de la red social, porque algunas eran ofensivas y degradantes.

Uno de los temas más recurrentes fue la candidatura de Manuel Bartlett como senador del PRD, aunque el aspirante presidencial sostuvo que la propuesta fue lanzada por el PT y que no tenía “nada que ver” con eso.

Fue cuestionado sobre los tres libros que han marcado su vida –como le preguntaron al candidato priista Enrique Peña Nieto en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) y que no supo qué responder–. Ante eso, López Obrador sostuvo que tiene formación profesional y ha leído bastantes libros para crearse una doctrina y una filosofía de vida. Puso como ejemplo a El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra; La Historia Moderna de México, de Daniel Cossio Villegas, y la poesía de Carlos Pellicer, su mentor político. También dijo que lo influenció la obra de Juan Rulfo (Pedro Páramo y El llano en llamas, los dos únicos libros que publicó el jalisciense).

“Buenas tardes licenciado. Conociendo de antemano su derrota ¿ya sabe qué avenida va a cerrar?” “¿Cuándo mencionas que primero los pobres, a qué te refieres?” “¿Cuál es tu definición de pobreza?” “Ahora que vuelvas a perder ¿seguirás fingiendo amor o vas a volver a cerrar avenidas en el DF?” “¿Incluir a Bartlett es para ganar tumbando el sistema del IFE en caso de que gane Peña?” “¿Si uusted es el Mesías de México, dónde le gustaría ser sacrificado?” “Muchos pelos y bien Peinados!!! ¿Quiere usted un poco de gel para su gallito?”, fueron algunas de las preguntas irónicas que se le hicieron en la “charla”.

Por la mañana, durante su reunión con juristas, en su discurso, López Obrador dijo que defendería la vida. Los tuiteros aprovecharon para preguntarle qué pensaba sobre el aborto y respondió que él defiende el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Otra más le cuestionaba si el senador petista Ricardo Monreal no supo cuidar las urnas en 2006 ¿por qué lo nombró coordinador de campaña en 2012?

También le preguntaron: “¿Cuanto has gastado en los últimos 5 años y de donde salió ese dinero; permitirías auditoria ciudadana?”

AMLO presenta a su equipo de campaña; confirma a Monreal como coordinador

Apro

Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, conformada por los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, confirmó los nombres de quienes formarán su equipo de campaña, el cual será coordinador por el senador petista por Zacatecas, Ricardo Monreal.

En un comunicado difundido por el área de prensa del PRD, se explicó que dicho comité será el órgano de dirección de la conducción de todo el proceso político electoral con miras a las elecciones federales del 2012.

“El coordinador general será el senador Ricardo Monreal Ávila, quien tendrá a su cargo dirigir y armonizar las tareas de los integrantes del comité, con facultades amplias en cuanto a convocatoria y toma de decisiones”, informó el PRD en un comunicado.

Monreal nació el Fresnillo, Zacatecas, el 19 de septiembre de 1960. Inició su carrera en el PRI. Gobernó su entidad natal de 1998 al 2004.

Además del coordinador general de la campaña, habrá cinco coordinadores regionales –divididos en circunscripciones– y seis temáticos.

La Circunscripción I, con cabecera en Guadalajara, comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Nayarit y Jalisco; el coordinador es el senador por Veracruz, Dante Alfonso Delgado Rannauro.

Delgado Rannauro nació en Alvarado, Veracruz, el 23 de diciembre de 1950. Su carrera comenzó en el PRI, partido que bajo el cual gobernó su entidad natal de 1988 a 1992. En 1998 fundó el Partido Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano), del cual fue presidente nacional hasta 2006.

En la Circunscripción II, con cabecera en Monterrey y que incluye los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro, fue designado el senador petista Alberto Anaya Gutiérrez, quien nació el 15 de noviembre de 1946.

Anaya Gutiérrez es licenciado en Economía. En 1990 fundó, junto con otros expriistas, el Partido del Trabajo. Ha sido diputado federal, senador y coordinador del grupo parlamentario del PT. Desde 2006 apoya a López Obrador.

La Circunscripción III tiene como cabecera Jalapa; está integrada por Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. La coordinadora es la senadora Rosalinda López Hernández, oriunda de Cárdenas, Tabasco.

La circunscripción IV tiene como cabecera el Distrito Federal y agrupa a Guerrero, Morelos, Puebla, Tlaxcala y el Distrito Federal. El coordinador es René Cervera García, psociólogo perredista y director de la Fundación Equidad y Progreso, creada este año para apoyar al jefe de gobierno Marcelo Ebrard en sus aspiraciones presidenciales. Nació en la ciudad de México el 16 de octubre de 1959. Es egresado de la carrera de Sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y Maestro en Planeación Social por la London School of Economics an Political Science.

La circunscripción V que tiene como cabecera Toluca, a la que pertenecen los estados Colima, Michoacán, Hidalgo y el Estado de México. La coordinadora es Patricia Patiño Fierro, directora Ejecutiva de Protección a la Niñez del DIF-DF.

Los coordinadores territoriales tendrán cuatro tareas básicas: Conducir el proceso de elección de candidatos a diputados federales y senadores, así como participar en la elección de candidatos a diputados locales, presidentes municipales y gobernadores en las entidades federativas donde habrá elecciones concurrentes. “Procurando siempre que se postule a los mejores candidatos para ganar las elecciones. En ello, el propósito es apegarnos al criterio de aplicar encuestas para evitar influyentismo y postular a quienes estén mejor posicionados de conformidad con la opinión de la gente.”

Coordinarán el buen funcionamiento de las precampañas y campañas de los candidatos federales y buscar la unidad y la armonía con las precampañas y campañas de candidatos locales; harán labor política con todos los sectores sociales y con líderes de opinión para el buen desempeño de las campañas; ayudarán a preparar, junto con el coordinador de actos públicos, los mítines del candidato a la Presidencia en la circunscripción correspondiente.

Las coordinaciones temáticas son: Acción Electoral, Foros para el Proyecto de Nación, Atención a Organizaciones Civiles y el Movimiento Social, Organización de Actos Públicos, Comunicación Social y Administración y Finanzas.

El coordinador de Acción Electoral será el diputado federal petista Jaime Cárdenas Gracia, exconsejero del Instituto Federal Electoral (IFE). Su tarea será construir toda la estructura de representación y defensa del voto.

La coordinadora de Foros para el Proyecto de Nación será Claudia Sheinbaum Pardo, quien creó los comités de base del movimiento en defensa del petróleo, con las llamadas Adelitas. Su tarea será organizar las reuniones temáticas de precampaña y campaña, de común acuerdo con los responsables de cada tema.

La de Atención a Organizaciones Civiles y el Movimiento Social será Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y pareja del académico especialista en temas electorales John Ackerman. Su tarea es establecer comunicación y sumar las voluntades de miembros e integrantes de sindicatos, cooperativas, organizaciones no gubernamentales, civiles y del sector social.

El coordinador de Actos Públicos será Ricardo Cantú Garza, quien fue diputado federal por el PT, local en Monterrey y sindicalista. Su tarea será organizar todos los mítines del candidato, tanto en la precampañas como en la campaña, ello en colaboración con los coordinadores territoriales correspondientes.

El de Comunicación Social será César Yáñez Centeno Cabrera, exdirector de Comunicación Social cuando López Obrador fue jefe de Gobierno del Distrito Federal; desde entonces se encarga de coordinar a la prensa y es vocero del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Su tarea será informar sobre las actividades del candidato presidencial, hacerse cargo de la difusión de mensajes y actuar como vocero de la campaña.

La Coordinadora de Administración y Finanzas estará a cargo de la senadora Yeidckol Polevnsky Gurwitz, exdirectora de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), candidata en 2005 al gobierno del Estado de México.

Para finalizar, el comunicado lanza un llamado al apoyo de organizaciones políticas, sociales, civiles y ciudadanos para participar de manera activa en los comités de precampaña y campaña, “con la finalidad de transformar la vida pública de México por la vía pacífica y electoral, con la participación conciente de la ciudadanía”.

Twitter: Una sociedad no priísta

Carlos Ramírez / Indicador Político

Más que a Enrique Peña Nieto, ayer las redes sociales se le aparecieron a los políticos como un espacio público indomeñable, autónomo y detonador. Y ayer, en el caso del precandidato único del PRI a la presidencia, los políticos demostraron carecer de asesores cibernéticos.

El escándalo estalló el domingo con el tropiezo del ex gobernador mexiquense en la Feria del Libro de Guadalajara cuando confundió autores y citó libros de oídas y se potenció a la media noche con un retwitter de su hija @Pau_95Pena --luego cerrado-- de un mensaje que llamó pend... y prole a los críticos de su papá. A lo largo de todo el lunes, el twitter hirvió de críticas y Peña reaccionó hasta el mediodía, cuando el daño estaba hecho.

Independientemente de los temas centrales del incidente, el punto clave se localizó en la incapacidad de los políticos y sobre todo del precandidato presidencial que encabeza las encuestas para entender la lógica de las redes sociales cibernéticas: Sin asesoría, lento, casi pasivo, Peña abandonó la plaza y regresó al mediodía con una disculpa, como si twitter fuera un boletín de prensa y no el nuevo espacio público de la participación social en política.

La fuerza del internet y de twitter se mostró en el caso Peña Nieto no tanto en el número de mexicanos con acceso a las redes cibernéticas, sino por su impacto en los periódicos, la radio y la televisión, quienes recogieron el debate y lo potenciaron. Peña Nieto se quedó pasmado, aislado y sin entender la dinámica del twitter porque tardó en responder cuando el tema ya se había multiplicado; con ello mostró no sólo que no sabe del funcionamiento social del internet sino que carece de asesores y de un equipo especializado en redes, cuando algunos políticos manejan el modelo web 2.0 de interrelación de los escenarios cibernéticos y su dinámica de retroalimentación y la creación de comunidades cibernéticas.
El internet ha demostrado ser una herramienta para uso político. Barack Obama la ha utilizado para difundir mensajes y para recolectar fondos por la dispersión social en los EU. En España el internet ha sido incorporado a los equipos de marketing político de los partidos y con ello no sólo se salen de los espacios limitados de los periódicos y la televisión, sino que crean redes de comunicación inmediata; el movimiento de 15-M y los Indignados nacieron de una convocatoria en internet.

Las redes sociales conforman un espacio integrado y participativo no sólo para la intercomunicación (Twitter) o la relación (Facebook) sino para el activismo político. Pero sus posibilidades han avanzado hacia la conformación de verdaderas comunidades sociales para el intercambio activo y la movilización. De alguna forma las redes sociales podrían considerarse como espacios públicos ocupados por grupos sociales porque ahí se carecen de reglas, limitaciones y carnets de grupos; no suplen a los partidos políticos pero de alguna manera pueden conformar un tipo de asociación con posibilidades de participación política.

A pesar de la importancia del espacio cibernético, los políticos mexicanos se han quedado en la primera fase: El registro de cuentas sólo para la difusión de información de primer piso. Sin embargo, ingresaron a un espacio público abierto, dinámico, sin reglas del juego, utilizado por la sociedad como mecanismo de respuesta-protesta-participación, sin espacios de intermediación. A Peña Nieto le tocó probar la dinámica y la fuerza del internet como un espacio de confrontación social por los libros y el mensaje de su hija. Durante 12 horas se pasmó sin entender que la falta de reacciones inmediatas posibilitó que la plaza fuera tomada por la crítica, el escarnio y la protesta.

Asimismo, Peña Nieto pudo percibir lo veleidoso del Twitter: El precandidato panista Ernesto Cordero acudió a una entrevista con Sergio Sarmiento y ahí criticó a Peña Nieto por el tema de los libros, pero él mismo cometió un error similar al confundir a la autora del libro: La isla de la pasión; sin embargo, por más que hubo estimuladores de la polémica, al final el caso de Cordero no prendió en la red como el de Peña Nieto: Algunos acreditaron esta disparidad a un hecho político que pudo haberle servido al panista para sondear el ambiente electoral: Peña Nieto fue apabullado por su condición de precandidato puntero y a Cordero no le concedieron posibilidades electorales. La dinámica de la información política en las redes sociales, sobre todo Twitter, obliga a los políticos a entender primero el fenómeno social de un país que encontró en el internet un espacio público fuera de cualquier control oficial o partidista y con ello detectar una comunidad social rebelde, ajena a las reglas del juego de los periódicos, la radio o la televisión, a veces sin atender inclusive a las exigencias políticas. Sin embargo, el efecto de los casos Peña Nieto y su hija demostró la fuerza social de las redes cibernéticas y la necesidad de los políticos de establecer formas de utilización no sólo para difundir imagen sino para controlar daños.

Las estrecheces de los medios tradicionales y la ruptura de los consensos sociales ha convertido a las redes cibernéticas en un nuevo espacio social y público, entendido a la manera de Habermas: Un lugar para el posicionamiento de una parte de la sociedad que puede influir en el comportamiento de las masas y de hecho capaz de disputarle dirección política a los partidos ya debilitados por las oligarquías dirigentes.

Y lo que menos tiene el internet es el perfil de comunidad virtual porque es tan real que puede apabullar, como le tocó ayer padecerlo a Peña Nieto.

(Hoy martes a las 7:00 de la noche se inaugura el Museo del Escritor, una iniciativa del novelista René Avilés Fabila, en el Faro del Saber Bicentenario, Parque Lira 94, Col. Observatorio).

Video: Campañas electorales y rendición de cuentas (Pesos y Contrapesos)

Tres escritores que han marcado a Enrique Peña Nieto

Monero Hernández


CHARLES SALICKENS

Famoso novelista irlandés, y el principal escritor de la era Gortariana. Fue el maestro del género literario conocido como política–ficción.
Entre sus ficciones más destacadas se encuentran Cuento de Navidad (también conocida como Los errores de Diciembre), Historia de dos sexenios, y la serie de cuentos fantasiosos para no ver ni oír, llamada México, un paso a la modernidad.
También escribió otros libros, pero ahorita no recuerdo el nombre.


ELBAR ALLAN POPÓ

Gran escritora, recordada especialmente por sus cuentos de terror, y por otros libros inolvidables que ahora no recuerdo. Entre sus terroríficas obras, están El pelele y el Panal y El sindicato delator.
De la obra poética de Elbar Allan Popó, sobresale su poema La chachalaca, del que ofrecemos el siguiente fragmento:

Miré al adefesio, sonriente
ante su grave y serio continente
y le comencé a hablar,
no sin un dejo de intención irónica:
“Oh, lideresa, oh venerable ave anacrónica,
¿cuándo dejarás la presidencia interpósita? ”
Dijo la chachalaca: “Nunca jamás ”.



MOLIÈREIRA

Jean–Humberto Qué Poquelín, mejor conocido como Molièreira es uno de los grandes escritores de todos los tiempos, que tuvo que renunciar por la unidad del partido.
De él desataca el tartufo, el misántropo, y sobre todo, el avaro.
De los títulos de sus obras, no recuerdo ninguno.

Video: Brozo y el error de Enrique Peña Nieto en la FIL

Resbalones

Islas perdidas
Concursante Cordero
#SoyProle

Julio Hernández López / Astillero


Exitoso practicante del insólito método de angustiada promoción personal mediante la emisión de frases memorables por torpeza e insensatez (la de mayor impacto fue la de la vida casi en rosa mediante 6 mil pesos mensuales), el rezagado panista Ernesto Cordero quiso ganar algo de relevancia metiéndose ayer en el torbellino de críticas generado por Enrique Peña Nieto luego de la magistral conferencia sobre su propia ignorancia que había presentado en la Feria Internacional del Libro el sábado anterior.

Tratando de demostrar que él no es iletrado, habló de sus incursiones recientes en el mundo de la literatura citando La isla de la pasión, que fue escrita por la colombiana Laura Restrepo, autora también de Delirio y Dulce Compañía, entre otras obras. Pero, ¡oh, error!, a pesar de que se suponía que iba bien preparado para la pregunta de moda sobre los tres autores que marcan vidas, el siempre sorprendente Ernesto Cordero cambió el nombre a Laura y la denominó Isabel, no se sabe si en recuerdo de la chilena Allende o de la artista plástica también colombiana que sí se llama Isabel Restrepo. Luego de corregir el error, añadió horas más tarde otras líneas a su colección de palabrería en busca de indulgencia: Hay de resbalones a resbalones, dijo en busca de contrastar su pifia menor con las monumentales del priísta literaria y políticamente descopetado.

Sin embargo, deseoso de mostrarse como presunto poseedor de credencial de lector, Cordero citó como textos de su preferencia algunos que parecieran ser dignos de adaptación a la dolorosa realidad actual. En Clipperton, como también era llamada la Isla de la Pasión sobre la que escribió la colombiana que tanto conoce y ama de México, se vivió la tragedia del olvido del joven oficial veracruzano Ramón Arnaud, su familia y varios hombres destacados con él, en la última hora del porfirismo deseoso de impedir que Francia se apropiara del perdido y abandonado lugar. Arnaud fue nombrado gobernador de aquel atolón perdido, pletórico de guano y productor de ninguna otra cosa, adonde llegó con su joven y educada mujer, que creía encaminarse a ser una glamorosa primera dama y terminó en un horror, descrito por Laura Restrepo, mientras el país cruzaba con penuria el adiós a Porfirio Díaz, la Revolución y los primeros años en busca de estabilización.

También hacen guiños sugestivos los otros títulos escogidos por el concursante Cordero: Rebelión en la granja, de George Orwell, la sátira sobre tendencias dictatoriales que probablemente el ex secretario de Hacienda atribuye al priísmo septuagenario y a las opciones de izquierda, pero que también puede ser asignada al calderonismo armado que implacablemente ha ido imprimiendo una forma de control social mediante la guerra contra el narcotráfico y que incluso difunde como tesis oficial la posibilidad de que esa delincuencia desbordada afecte las elecciones del año entrante. Y, por último, casi como evocación y aspiración, el etéreo ex funcionario declaró su afinidad con Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll.

El promotor de la irrupción masiva de mexicanos en el mundo de los libros y su acomodo a las desgracias en curso, el olvidadizo Enrique Peña Nieto, no atinaba aún a zafarse de los efectos de sus revelaciones de vacuidad intelectual cuando ya levantaba vuelo otro escándalo, éste a cuenta de una de sus hijas que en Twitter relanzó de madrugada una frase redactada por alguien de su entorno (su novio, según distintas versiones), José Luis Torre, en la que se burlaba de los pendejos y la prole que sólo envidian a quien critican. De allí surgió la etiqueta de Twitter #SoyProle, que se colocó con rapidez entre los temas más citados, mientras los dos jóvenes involucrados en el mensaje detonador abandonaban sus cuentas. Peña Nieto, en un gesto digno de reconocimiento, salió al frente y señaló que el RT de su hija Paulina fue una reacción emotiva por mi error en la FIL. Definitivamente fue un exceso y me disculpo públicamente por ello. Además, aseguró que había hablado con sus hijos sobre el valor del respeto y la tolerancia, les reiteré que debemos escuchar y no ofender a los demás. La propia involucrada, Paulina Peña, aceptó haber actuado mal y ofreció disculpas.

Ya a esas alturas poca atención merecía el esfuerzo del ex gobernador del estado de México por lamerse sus propias heridas. Había explicado que sí lee, pero ocasionalmente y conforme a las limitaciones que le imponen sus responsabilidades. Pero una masa crítica de ciudadanos se había asomado ya a los entretelones de un poder político construido desde la virtualidad en el estado de México y ahora pretende, con esas mismas artes de la simulación y la apariencia, instalarse en la cúspide del país.

Atender las cualidades de los aspirantes a gobernar, y criticar y denunciar sus graves defectos evidentes, es una obligación cívica permanente pero que cobra especial importancia en estas circunstancias. Los presidentes de México, y Felipe Calderón, que por tal se ha hecho pasar, multiplican en términos siquiátricos sus defectos, frustraciones, resentimientos y ambiciones al llegar a la plaza del faraonismo sexenal, de tal manera que esas cargas negativas, de ser detectadas a tiempo, deben ser exhibidas y valoradas, sobre todo en la ruta hacia las urnas. Alguien que no lee por sistema, y ejerce un poder público, está explícitamente en desventa- ja para entender y atender los graves asuntos colectivos, así que no resultan meno- res ni inocuas las muestras de ignorancia aplastante aportadas en la FIL por quien encabeza los sondeos de opinión relacionados con julio de 2012. Si para manejar un vehículo automotor se necesita licencia, para hacerlo con un país se necesitan facultades y aptitudes demostradas y no todo lo contrario. Un político sin lecturas es un cascarón manipulable o una arbitrariedad latente, según las circunstancias.

Y, mientras Humberto Moreira ruega que surjan más escándalos que releguen lo de Coahuila, ¡hasta mañana, sin perder de vista la revelación del lavado de dinero, rápido y furioso, hecho por la DEA en acuerdo con cárteles mexicanos!

El único candidato que puede derrumbar a Peña Nieto, es Peña Nieto

Víctor Sánchez Baños / Poder y Dinero

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.

Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.


Si fuera uno de los asesores del precandidato priísta a la presidencia de la República, estaría preocupado en darle un intenso entrenamiento en medios y oratoria, así como los enfrentamientos cotidianos con grupos de opositores y generar acertadas e ingeniosas respuestas.

Después de la crisis por la desafortunada presentación en la FIL de Guadalajara el pasado fin de semana, así como el reenvío de un mensaje de Twitter de una de las hijas de Peña Nieto, deberían prenderse las luces amarillas y rojas de lo que podría ser el primer encuentro duro con sus opositores.

En varios espacios de medios de comunicación que he participado, he mencionado que es difícil que los opositores a Peña puedan ganarle debido a que en las encuestas la ventaja que tiene es monumental. Sí, materialmente imposible, pero podría darse la especie.

He comentado que el principal enemigo de los políticos en las presentes contiendas electorales son ellos mismos, pero quien tiene mas que perder es el abanderado priísta.

Las lagunas de memoria y los arrebatos de familia, son factores que pueden ser usados en contra del precandidato. Los seres humanos somos vulnerables a los arrebatos y a las pasios y una jovencita como la hija de Peña Nieto, tiene un caudal de emosiones al ver a su padre como objeto de escarnio o críticas severas de parte de alguunos que ni siquiera han terminado un libro en su lectura.

En fin, vemos que estas campañas presidenciales no son siquiera un foro de propuestas o de debates, sino de descalificaciones. Así es como se dan las campañas al estilo mexicano.

Andrés Manuel López Obrador, no necesitó de enemigos para caer tentado por el poder y después por la derrota; Tampoco necesito de enemigos Santiago Creel, cuando hace 6 años quiso luchar por la presidencia de la República y fracaso. Sus actos fueron suficientes para que los derrotarán. Su pasado, pues.

Por ello, los momentos mas complicados para una precampaña y las campañas son cuando se enfrentar a auditorio críticos y severos. Cuando se tiene planeado un encuentro con algún grupo o sector, los políticos deberían ser cuidadosos. Bueno, eso es como un espíritu de supervivencia. Todo lo demás es anecdótico.

PODEROSOS CABALLEROS.- Estos si son datos duros. El salario mínimo actual en México equivale a la cuarta parte de este salario en 1976, es decir, hace tres décadas y media un obrero que percibía esta remuneración podía adquirir 300% más productos o servicios que en 2011. Un informe del Observatorio del Salario, de la Universidad Iberoamericana campus Puebla, titulado Cálculo del salario México, de acuerdo con la Constitución Mexicana, apunta lo anterior y señala que el salario mínimo tendría que ser de 6 mil 500 pesos mensuales y nolos poco más de mil 700 pesos al mes aceptados en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para que pudieran cumplirse los preceptos legales para los que fue creada esta remuneración. En pocas palabras lo que en estos días podemos gastar, en 1976, al final de la época dorada de la economía, simplemente se compraban 3 veces. *** Ese chiché que reza que no hay plazo que no se cumpla se puede ver en la invasión de productos chinos al país. A partir del próximo 12 de diciembre a las importaciones de 204 diferentes productos chinos se les seguirán aplicando aranceles de 0 a 30%, pero se les dejará de cobrar impuestos adicionales de 45 a 250% como parte del vencimiento de un acuerdo entre México y China. El desarme de esos impuestos adicionales, llamados medidas de transición, meterá presión a las industrias mexicanas que fabrican los mismos bienes, en momentos en que ambos gobiernos ya han puesto de relieve que no renovarán el acuerdo y persiste el debilitamiento de la economía mundial. Hasta ahora, las medidas de transición más altas se aplican a lápices (250%), velas y cirios (103%), máquinas y aparatos (de 65 a 129%), prendas de vestir, textiles y válvulas (80%), químicos orgánicos (75%) y calzado, cerraduras y cerrojos (70 por ciento).

Peña, bienvenido a la campaña

Jorge Fernández Menéndez

Este fin de semana debe haber sido de los más difíciles en mucho tiempo para Enrique Peña, en términos políticos e incluso familiares. El jueves debió opacar la toma de posesión de Rubén Moreira en Coahuila (esa era la intención) anunciando que en las próximas horas su hermano Humberto dejaría la presidencia nacional del PRI. El viernes tuvo que observar que el relevo de Moreira en el partido tuviera mucha más rispidez de la esperada, sobre todo a la hora de definir quién se quedaría en la presidencia priista. Y finalmente tuvo que aceptar que no llegara uno de sus hombres más cercanos, como Miguel Osorio Chong, sino Pedro Joaquín Coldwell, un priista respetable, con experiencia y buen nombre, pero que se maneja con institucionalidad. Lo más difícil para Peña Nieto es que, verdad o mentira, fue visto como una designación que se le impuso y que le abría espacios en la dirigencia del partido a Manlio Fabio Beltrones y a otros grupos (incluido Pedro Joaquín) disgustados con los acuerdos que se habían realizado con el Verde y Nueva Alianza. Y éstos comenzaron a poner en duda la coalición que se había registrado apenas unos días atrás.

Le esperaba a Enrique una cita que tendría que haber sido mucho más agradable: la presentación de su libro en la Feria de Guadalajara. Pero las cosas también se complicaron en el punto que tendría que haber sido el más sencillo: la pregunta sobre cuáles eran sus libros preferidos. Sin duda Peña Nieto se equivocó y se hizo bolas, para decirlo suavemente, con la respuesta a una pregunta para la cual, evidentemente, no estaba preparado. Pero lo increíble, y lo que tendría que preocupar al candidato y a su equipo de campaña, es que esa respuesta no estuviera preparada desde mucho antes. Si un político va a la FIL de Guadalajara a presentar un libro le pueden preguntar muchas cosas, pero lo que seguro le preguntarán cuáles son sus libros preferidos.

En las primeras horas, la equivocación no tuvo demasiada repercusión en los medios, pero el tema creció como la espuma en las redes sociales hasta obligar a una respuesta de Enrique. Y cuando todo parecía volver a la normalidad, aparece un retweet de su hija Paulina, acusando de "pendejos" a toda "la prole" que criticaba a Enrique, por "envidia". Y tuvo que venir una nueva disculpa del candidato. Lo único en esas horas que lo debe haber consolado es que, en plena crítica, Ernesto Cordero también se equivocó del nombre de su autora preferida: a Laura Restrepo la bautizó como Isabel.

Hay muchas lecciones en un episodio que pudiera quedar simplemente para el anecdotario. Primero, volver a insistir en que nada está definido para nadie en 2012. Que en una campaña electoral un mal paso puede cambiar muchas cosas. Le ocurrió tanto a Labastida en 2000 como a López Obrador en 2006, cuando el "cállate, chachalaca", fue la cereza que coronó el pastel de múltiples errores. Antes, la soberbia le había costado la precandidatura a Arturo Montiel y esa misma soberbia llevó a que Madrazo fuera el candidato del PRI y el que tuviera la peor votación de la historia de ese partido, apenas 23 por ciento.

Segundo, que se puede entender que un candidato no tiene por qué saber de todo (la misma pregunta que le hicieron a Enrique Peña se la hice en su momento a Vicente Fox, y me dijo que su libro preferido era Como gané mi primer millón de dólares, de Og Mandino), pero sí tiene que estar preparado para todo: un candidato como Peña no puede ir a la Feria de Guadalajara sin estar preparado para decir cuáles son sus libros preferidos, como no puede ir a la Bolsa sin tener una opinión clara sobre cómo se deben manejar los mercados financieros.

Tercero. Sin duda le ha funcionado a Enrique tener una familia muy mediática, pero esa misma exposición de su familia a los medios se puede tornar (deberíamos decir que inevitablemente se va a tornar) en una carga con el paso del tiempo.

Siempre he pensado que la exposición mediática excesiva de los políticos, y más aún de sus familiares, se suele convertir más en un lastre que en un beneficio.

Un político priista con enorme experiencia me decía en días pasados que uno, por más poderoso que sea, no controla a su familia.

Y mucho menos, agreguemos nosotros, a hijos adolescentes, que por otra parte tienen todo el derecho de seguir siéndolo.

Esas lecciones están más que bien contadas en La silla del aguila, de Fuentes, y en el Siglo de caudillos, de Krauze. ¿Y, por qué no? También en Los arrebatos carnales, de mi amigo Francisco Martín Moreno.

El “lunes negro” de Peña Nieto

Jenaro Villamil

Las 36 horas más delicadas para el equipo de campaña Enrique Peña Nieto en las redes sociales, especialmente en Twitter, se vivieron a raíz de la incapacidad del precandidato priista para citar, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el sábado 3 de diciembre, tres títulos de libros que hubieran marcado su vida.

A partir de este desliz, cuyo video en Youtube fue citado en múltiples redes sociales, se generó un Trending Topic en Twitter con la frase #LibreríaPeñaNieto que en menos de 25 minutos fue visto por 298 mil 489 personas con 809 mil 450 impactos. En otras palabras, se generó un twett o mensaje por segundo entre la noche del sábado 3 y hasta el mediodía del domingo 4 de diciembre donde se expresaban con ironía múltiples referencias a los enredos y confusiones de Peña Nieto para poder citar completo un título y un autor adecuado en la FIL.

El Trending Topic generó que el propio Peña Nieto explicara en un mensaje en Twitter que había cometido un error y que se divirtió con algunas de las ironías. La ola de críticas para el precandidato priista a la Presidencia no se habían generado en los últimos años, con esa velocidad e insistencia.

Todo parecía haberse resuelto cuando otros Trending Topic desplazaron al de #LibreríaPeñaNieto hasta que entró en acción su hija Paulina Peña Pretelini, que replicó o retuiteó un mensaje originado en la cuenta de su pretendiente con el siguiente texto: “Un saludo a toda la bola de pendejos que forman parte de la prole y sólo critican a quien envidian.”

Este mensaje originó una serie de críticas y burlas por el contenido clasista que dieron lugar a tres Trending Topics relacionados con Paulina: #Prole, #SoyProle y #ForeverProle y apareció en Twitter una cuenta falsa, distinta a la que tenía la hija de 16 años del exgobernador del Estado de México.

Peña Nieto salió al quite indicando que “el RT de Paulina fue una reacción emotiva por mi error en la FIL. Definitivamente fue un exceso y me disculpo públicamente por ello”.

Horas antes, el precandidato priista también anunció que su hija había cerrado su cuenta en Twitter “porque han aparecido otras que son falsas”. En otras palabras, trolearon a Paulina y la crisis se incrementó, debido a que es común la creación de cuentas falsas en esta red social.

En la tarde, Paulina Peña reabrió su cuenta y emitió tres mensajes para disculparse: “Quiero ofrecer una disculpa de todo corazón. Mi intención con ese RT jamás fue ofenderlos. Reconozco que hice mal y lo lamento”. Otro insistió: “Fue un impulso de mi parte al leer algunos tweets que ofendían a mi papá y a la memoria de mi mamá. Hoy aprendí una gran lección.”

La lección más delicada fue para el propio equipo peñista. La sobre reacción ante las críticas en Twitter generó un círculo vicioso: arreció las referencias al evento de la FIL –el mismo que trataron de minimizar– y los mensajes de la hija del exgobernador la metieron en una deliberación a la que no estaban preparados ni acostumbrados.

El oportunismo de Cordero

Uno de los precandidatos que quiso capitalizar la ola de mensajes en contra de Peña Nieto fue el exsecretario de Hacienda, Ernesto Cordero. Quiso lucirse y confundió el nombre de la novelista colombiana Laura Restrepo, a quien mencionó como “Isabel Restrepo”.

Volaris anuncia vuelos para la 'prole' gracias a escándalo de Peña Nieto

Miguel Ángel Castillo / Yahoo! Noticias

El tropezón de Enrique Peña Nieto en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara sacó a la luz algo que se nos había olvidado, quizás por la vorágine consumista del pasado ‘Buen Fin’: que somos muchos los que formamos parte de un sector denominado como ‘prole’.

Y todo gracias a la hija del precandidato del PRI, Paulina Peña, que en un impulso por defender a su progenitor se le ocurrió ‘retuitear’ un mensaje que escribió su novio en la red social y que rezaba: "Un saludo a toda la bola de pendejos, que forman parte de la prole y solo critican a quien envidian”.

Ya puestos en nuestro lugar, la comunidad en Twitter se encargó de crear el hashtag #ForeverProle, que sirvió para continuar la critica hacia el priista y descargar de manera simpática el enojo de todos los ofendidos y aludidos, que no fueron pocos.

Así, con esa etiqueta, se enumeran actividades que nos confirman dentro de esa categoría, como comer tacos de suadero por no alcanzarnos para más, comprar café en un Oxxo y no en Starbucks, usar gasolina Magna y no Premium o ya de plano ni a coche llegar y transportarse en Metro, entre muchas otras.

Pero más tardó la heredera de Peña en recular y pedir perdón, que una empresa montarse en el tema del momento. Se trata de la aerolínea de bajo costo Volaris, que aprovechó el #ForeverProle para promocionar una de sus ofertas dirigida a esas personas que buscan viajar por vía aérea al menor costo.


¿Oportunismo publicitario? ¿Mal gusto? O por el contrario, una magnífica estrategia comercial por parte de una compañía que tiene muy bien identificado el nicho al que quiere llegar. Eso ya lo definirá cada uno de ustedes.

Deudas mortales

Antonio Navalón

Empezó la carnicería. El último discurso del presidente Calderón marca el final del sexenio. Aunque naturalmente pobre de aquel que se crea que se va.

El control del Estado siempre estuvo, está y estará en manos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Por eso se ha convertido hoy en el arma letal, en la antigua brigada política o en el CISEN.

La mitad de la tragedia y del cáncer de la economía moderna, tanto en Estados Unidos como en los países europeos, se debe al déficit acumulado por los estados nacionales en su conjunto y por los entes autonómicos sectorialmente en cada país.

La deuda ligada al fin del momento político, por ahora, de Humberto Moreira marca un punto y aparte no sólo porque habrá que seguir con todas las investigaciones y exigir se señalen las responsabilidades a ambos lados del campo, es decir, tanto en la administración estatal como federal.

Al final del día y ya iniciado el camino de haberse ofrecido y hecho el sapuca delante del altar de Peña Nieto, el primer interesado en deslindar completamente las responsabilidades, entiendo debe ser el ahora antiguo presidente del PRI.

Que todos sepan que esto no es el final, es sólo el comienzo. Godoy en uno de sus últimos actos de campaña antes de que el PRI –ese mismo de Moreira– ganara la elección en Michoacán, denunció el uso y abuso del agujero negro del control en directo del verdadero patrón que es la SHCP.

Creo que los rumores son sólo rumores y que no hay que hacer de ellos materia informativa. Sacando las cuentas y tratando de construir los escenarios de cuál es el manejo real del antiguo gobernador del Estado de México, sabido es que cuando uno llega al poder para saber cuántos muertos tiene en el armario es necesario controlar Finanzas y la Procuraduría. En eso es en lo que se está como otra parte más de la campaña electoral.

Dependiendo de cómo convenga, las deudas mortales podrían cobrar la vida no solamente de la primera víctima de este nuevo sistema de eliminación política –Humberto Moreira– sino de alguien más.

Mientras tanto la vida sigue y ya empezamos a ver entre los hermanos panistas no el primer gesto caníbal pero si uno que nos muestra de qué va esto. De golpe Cordero cogió su fusil y abrió fuego sobre Josefina Vázquez Mota. Una buena manera de descrestar los liderazgos es atacar al corazón y tratar de comérselo aunque se trate del compañero o compañera de partido.

En esta situación piensen ¿quién podría absolver de lo bueno y lo malo –incluso de los errores de la guerra no guerra contra el narco– al presidente Calderón?

P.D. Lo malo de ser el líder es que sólo puedes caer. No me parece necesario abundar en lo que no se puede hacer.

Cualquiera puede tener medio segundo malo, lo peligroso es no entender que todos estamos expuestos a que se nos critique, máxime si queremos ser presidentes.

Si la silla del águila es el destino, el vuelo del pájaro azul del Twitter se ha convertido en el mayor peligro. Por eso, las campañas, especialmente la de Peña Nieto, deben tener más cuidado con el corazón del pueblo.

No es tan grave lo de los libros como el caldo de cultivo de las imprudencias tuiteras posteriores.

¿Carlos Krauze o Enrique Fuentes? - II

Marco A. Flota / Grillotina

Crece la polémica- mejor deberíamos decir “chacoteo”- por el dislate- mejor deberíamos, sí, decir “metida de pata”- de Enrique Peña Nieto al atribuir a Enrique Krauze la novela “La Silla del Águila”, de Carlos Fuentes.

Se espera alguna reacción de Carlos Fuentes, quien por cierto ya declaró que no votará en el 2012, porque su candidato era Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno de “La Región más Transparente del Smog”, pero ya se retiró. En cambio, quizá no habrá reproche de Enrique Krauze, porque entre estrellas del Canal de las Estrellas no se dice la buenaventura.

Los twitTeros, esa raza tan versátil que lo mismo informa de un atentado inexistente en Veracruz o dirige la Secretaría del Trabajo en sus horas libres, se han dado vuelo criticando al virtual candidato priísta. Precisamente don Javier Lozano Alarcón escribió en la red.

“De veras que si la ignorancia doliera Peña Nieto estaría en un grito”. Frase fusilada al fundador del PUP, don Hermegildo L. Torres, de quien platicábamos hace unos días (Por cierto, Paulina, la hija del Gelboy, mandó, también por el Twitter, “un saludo a toda la bola de pend..., que forman parte de la prole y sólo critican a quien envidian”).

Pero fue más allá el secretario del Trabajo:

“Muero por un debate sobre temas culturales entre EPN, Ninel Conde y Cristian Castro. El nivel sería altísimo y de pronóstico reservado”.

Y es cierto, pero quizá tendría nivel más alto un debate entre golpeadores como Cristian Vargas- el célebre dipuhooligan-, el diputado Noroña y el propio Javier Lozano. Quien todavía agregó:

“Pensaba regalarle de cumpleaños un libro a EPN pero me acabo de enterar que ya tiene uno”. Frase robada a Marx, pero Groucho, no Karl, de quien no tiene noticia Lozano, según su estilo para defender a los obreros.

En fin, decíamos ayer- frase robada a Fray Luis, pero de León, no Echeverría- que aunque ha habido estadistas premiados hasta con el Nobel de Literatura, caso de Churchill, no es frecuente que nuestros políticos tengan amplios conocimientos literarios. Y quizá muchos cometerían el mismo error de Peña Nieto, si les preguntáramos quiénes son los autores de obras inmortales.

Por ejemplo, no faltaría quien responda que “La Divina Comedia” fue escrita por Dante... pero Delgado.

Y así por el estilo nos dirían que fueron autores de:

“Cien años de soledad”, don Fidel Velázquez.

“Homelet”, Agustín Carstens.

“El Hombre de la Mancha”, comedia musical escrita y bailada por Humberto Moreira.

“Doña Bárbara”, de María Félix....¿O Martita de Fox?

“La Fierecilla no Domada”, de Vicente Fox.

“El Capital”, de Carlos Slim.

“El Gatto Par...¡diez!, de Hugo Sánchez.

“Madame Bovary”, de Ninel Conde.

“Taras Vulva”, de Niurka.

Y no faltará quien atribuya “La muerte de Artemio Cruz” al Ejército, cuando todos sabemos que es una novela de Enrique Krauze...¿o de Carlos Fuentes?

Vamos a consultar con Enrique Peña Nieto y mañana le informamos.


¡RRIINNGG!
-Bueno, Los Pinos...
-¿Ya regresó el Presidente de Caracas?
-Si, señor, ya regresó de Caracas...
-¿Y siempre sí va a enjuiciar a los que lo acusan de genocidio?
-No, los va a mandar a Caracas...

EPIGRILLO
Botarga “Navarretín”
promociona al senador
don Carlos. ¿No era el señor
el gran Navarretador?

Entre #LibreriaPeñaNieto y #Soyprole

Campos Elíseos / Katia D'Artigues

Estos pasados días no fueron buenos para Enrique Peña Nieto. Sufre el primer traspié de su carrera ya como virtual candidato del PRI por sus propias palabras… o la falta de. Y también por un comentario de su hija nada menos que en Twitter.

A estas alturas sabrá de qué hablo, pero si no, un resumen ejecutivo: Peña Nieto fue a la Feria del Libro de Guadalajara a presentar su nuevo libro “México, la gran esperanza”. Ahí le hicieron una pregunta obvia: Los tres libros que han marcado su vida personal y política. El pobre cantinfleó. Salvo la Biblia, que dijo que no había leído completa, no pudo citar el título de un solo libro y su autor. Mucho menos tres. Para acabarla confundió autores. Le atribuyó a Enrique Krauze la autoría de “La silla del águila”, cuando es de Carlos Fuentes…

Dicen que en la primera fila su futuro coordinador de campaña, Luis Videgaray, le hacía señas con los dedos sobre la boca: Un llamado al silencio, digamos.

Fue objeto de sorna inmediata. Una buena manera de medirlo fue a través de las redes sociales, particularmente Twitter, en el que el hashtag #LibreriaPeñaNieto se volvió de los más citados, es decir, un trending topic o TT. Había comentarios de todo: Del insulto al ingenio criticando lo evidente: La lectura no es lo suyo. Críticas que ayer lunes ya permearon a los medios escritos, como un excelente artículo de Jesús Silva Herzog Márquez.

Deje usted el traspié, lo que llama mucho la atención es la incapacidad de reacción de Peña para enfrentar escenarios en el que no tiene todo el control. Y la pregunta es evidente: ¿Qué pasará cuando debata con López Obrador y si las cosas siguen como van en el PAN con Vázquez Mota?

Luego la cosa se puso peor. En las primeras horas de ayer, en defensa de su papá salió Paulina Peña Pretelini. Hizo un RT —retweet, es decir citar un mensaje— de @Jojotorre que decía: “Un saludo a toda la bola de pendejos, que forman parte de la prole y solo critican a quien envidian”.

Prole. Es decir proletario, que significa, según la Real Academia Española: “Perteneciente o relativo a la clase obrera”. Fue instantáneo TT con varios hashtags: #ForeverProle, #Prole y #soyprole. Lo seguía siendo cuando redacté esto. No puedo evitar relacionarlo con otro sustantivo vuelto adjetivo denotativo que hace poco también comentaron en las redes sociales cuando un par de jóvenes en Polanco insultaron a un policía, llamándolo “pinche asalariado de mierda”. ¿De cuándo acá ser integrante de la clase trabajadora es un insulto?

Por lo leído en su cuenta de Twitter —antes de que la borrara— @Jojotorre es novio de Paulina Peña. El 25 de noviembre le envió el mensaje: “gracias a ti goldita hermosa por estos 5 meses sabes que te amo con todo mi ser”.

¿Pero quién es Paulina? La joven es la mayor de los hermanos Peña Pretelini, tiene 16 años y mide 1.61. Su comida favorita es el sushi, y no come dulces. Su cantante favorito es Enrique Iglesias. Sus colores favoritos son el morado, el azul y blanco. Dice que la película que más le ha gustado es “The Last Song”. Y su juguete es un oso llamado Beto: se lo regaló su papá a su mamá cuando eran novios. Fue electa recientemente como “Una de las 11 niñas más guapas de Quién” (la revista).

En una entrevista con la revista “Caras”, describía a su papá así: “Un hombre muy trabajador y que da todo por nosotros: Lo quiero mucho, lo amo. Admiro cómo trata a las personas y todo lo que ha hecho. Hace poco lloré porque mi papá venía en el coche y había dos personas en sillas de ruedas que lo saludaron. Él paró las camionetas para bajarse a tomarse una foto con ellos, es muy agradecido y eso me conmueve mucho”.

Su propio padre ayer puso en su cuenta de Twitter, @EPN, dos comentarios al respecto: “El RT de Paulina fue una reacción emotiva por mi error en la FIL. Definitivamente fue un exceso y me disculpo públicamente por ello”. El segundo: “Hablé con mis hijos sobre el valor del respeto y la tolerancia, les reiteré que debemos escuchar y no ofender a los demás”.

Ella, después de cancelar su cuenta, la volvió a abrir y puso: “Quiero ofrecer una disculpa de todo corazón. Mi intención con ese RT jamás fue ofenderlos. Reconozco que hice mal y lo lamento”. Y luego: “Fue un impulso de mi parte al leer algunos tweets que ofendían a mi papá y a la memoria de mi mamá. Hoy aprendí una gran lección”.

¿Tendrá una repercusión más allá este episodio? ¿En un país donde, tristemente leemos 0.6 libros al año?

Pero Peña Nieto no es ni el primero ni el último político que ha cometido este tipo de equivocaciones. ¿Quiénes son los otros? Se lo cuento en la edición on line de esta columna, además de los privilegios que tiene el procurador del DF cuando va a una boda.

Confesión del fracaso

Francisco Rodríguez / Índice Político

El auditorio, prácticamente, lo dejó hablando solo. Poca asistencia. Mucho menor a la convocada “voluntariamente a fuerza”. Y además, uno a uno, o a veces hasta en tropel, los funcionarios panistas salían del Campo Marte –¿dónde más si no, que en el espacio dedicado al dios romano de la guerra?–, donde Felipe Calderón hacía un recuento de sus fracasos.

El más importante, al que más tiempo le dedicó, fue a aquel de su cruzada bélica en contra de la delincuencia.

Describió Calderón al fenómeno delincuencial extensamente. En teoría, sabe mucho del tema.

Vea usted como ejemplo cuando, enciclopédicamente, cita que “el crimen organizado evoluciona fundamentalmente en tres etapas.

“La primera. La etapa predatoria, se caracteriza por la presencia de pandillas locales, que pueden ser controladas también por las policías locales.

“En la segunda, en cambio, llamada parasitaria, las bandas del crimen comienzan a enquistarse en la sociedad, a corromper comandantes y policías, y a generar complicidades con la propia autoridad.

“Y, finalmente, si sigue expandiéndose el crimen hay una tercera fase, conocida como simbiótica, donde simplemente ya no hay diferencia entre el Estado y sus instituciones y los criminales. Los criminales se apoderan de las instituciones policiacas y ministeriales, actúan a través de la policía y se diversifican hacia la extorsión, el secuestro y el cobro de piso para quedarse con las rentas de la sociedad.”

Esa la teoría, pues.

Y en la práctica: el arribo ya a la tercera etapa.

La simbiosis entre policías y delincuentes. Entre empresarios y lavadores de dinero. Entre funcionarios y capos.

Por eso la denuncia que, en realidad, es confesión de su fracaso. La iniciada por su hermana, en Michoacán. La que blandieron él y su novel secretario de Gobernación –en realidad, ambos ocupantes de esas oficinas públicas– el más reciente 20 de noviembre: que el narcotráfico influye e influirá en la vida política del país, como ya lo hace en la social y sobre todo en la económica.

Cinco años de guerra. Más de cinco decenas de miles de muertos. Millares de desaparecidos. Muchísimos menores de edad han sido víctimas o, en términos del propio señor Calderón, meros casualties o “daños colaterales”. Miles de millones de pesos del erario dedicados a comprar armamentos y toda suerte de equipos. Lo más grave, empero, la rendición de nuestra soberanía a la de Estados Unidos, a través del fallido Plan Mérida.

¿Y todo para qué?

Para terminar peor que como estábamos en el 2006.

Porque de ser cierto lo que Calderón y sus paniaguados empiezan a repetir con insistencia –una suerte de vacuna ante su inminente derrota electoral–, las próximas elecciones federales, la vida pública de México, van a estar en manos de los delincuentes. Los de cuello blanco, claro, y sus rednecks o sicarios.

Una vacuna muy costosa, la verdad.

Y un discurso cada vez más vacuo, repetitivo, ineficaz –por eso salieron del Campo Marte los “acarreados” para que escucharan a Calderón– pronunciado por quien, tras cinco años de ocupación de los mandos públicos, aún no atina a dejar de culpar a “los gobiernos anteriores” de sus propios fracasos. Tal no apunta sino a la mediocridad.

Demandar apoyos políticos ahora, cuando en diciembre de 2006 se lanzó al país a esta criminal guerra sin buscar el consenso ni de los suyos, denota desesperación.

Una mala mezcla de mediocridad y desesperación están instalados en Los Pinos. Una suerte de círculo vicioso.

Lo decía el novelista Joseph Conrad:

“Toda pasión se ha perdido ahora. El mundo es mediocre, débil, sin fuerza. Y la locura y la desesperación son una fuerza. Y la fuerza es un crimen a los ojos de los necios, los débiles y los tontos.”

¿Así o más claro el fracaso del uso de la fuerza?

Índice Flamígero: Uno de los dos grandes descubrimientos del fin de semana fue que Enrique Peña Nieto no usa copete sino monárquica corona, cubierta con un postizo o bisoñé. Nosotros los proletarios y pendejos –la princesa Paulina dixit– no’más no nos habíamos percatado de ello, ni de que “el precandidato único” es incapaz de actuar sin guión. El otro hallazgo: que la empresa Twitter puede ser manipulada y que aquellos que pensaban o creían que las llamadas redes sociales serían factor de decisión en las próximas campañas y elecciones, están más que equivocados. Twitter es empresa, repito. Y como tal fue que actuó. + + + Y Genaro García Luna condescendió. No como la realeza, sino como divinidad, bajó en helicóptero –¿lo usa para todos sus traslados?– a la fiesta de fin de año de los reporteros de su fuente. Tenía dos años que no les hacía el favor. Pero ahí estuvo. Filtrando datos, según las crónicas.

¡Manuel Bartlett ya es de izquierda!

Itinerario Político / Ricardo Alemán

Seguramente muchos recuerdan que en las elecciones presidenciales de 1988 –hace 23 años– el secretario de Gobernación y presidente de la entonces Comisión Federal Electoral, era el poderoso Manuel Bartlett.

Probablemente muchos se acuerden que en esa elección de 1988 el propio Manuel Bartlett fue el operador del proceso electoral presuntamente fraudulento que hizo presidente a Carlos Salinas, y que le habría arrebatado la presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas, el líder de la naciente izquierda unificada en México.

Es posible que algunos ciudadanos y militantes de la vieja izquierda mexicana –corriente en franca extinción– guarden aún en la memoria el escándalo provocado por la “caída del sistema, maniobra fraudulenta que mediante las habilidades de Manuel Bartlett impulsó el gobierno de Miguel de la Madrid.

Y también es probable que algunas de las mentes lúcidas de esa vieja izquierda recuerden que Manuel Bartlett fue el más acabado producto del viejo PRI de los años 70 y 80 del siglo pasado; de los gobiernos despóticos, nada democráticos, clientelares y represores.

Bueno, si existe alguien que se acuerde de todo lo anterior, seguramente llegará a la conclusión de que resultaría imposible –si no es que una burla para los cientos de ciudadanos que dieron la vida por las causas de la vieja izquierda mexicana– que ese político profesional llamado Manuel Bartlett, que toda su vida militó, sirvió y se sirvió del PRI, hoy sea parte del champurrado llamado “izquierda mexicana”.

Si entre los militantes del PRD, PT y lo que queda de Convergencia existe una voz crítica, un político congruente, un militante honesto que respete la historia de lucha y de cientos de muertos, seguramente ese militante hoy estaría gritando en la plaza pública contra la incorporación de Manuel Bartlett a las listas de senadores plurinominales por las llamadas izquierdas. ¿Y por qué sería la protesta?

Elemental, porque en su calidad de secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral –tiempos en que Bucareli era el centro del control político y la represión–, el señor Manuel Bartlett defraudó y combatió a la entonces naciente izquierda mexicana; la misma que hoy, 23 años después, le abre las puertas para continuar viviendo del presupuesto público. ¿Y por qué Manuel Bartlett no regresa a la política por la vía de una candidatura del PRI?

Porque en el PRI el señor Manuel Bartlett ya no es visto como uno de los activos importantes del partido tricolor, sino como un desecho de ese viejo PRI; como uno de los mejores ejemplos del viejo partido que privilegió el autoritarismo, la antidemocracia, el clientelismo y, por supuesto, lo más cuestionable en democracia.

Pero lo más interesante es que Manuel Bartlett –junto con muchos otros que en su momento hicieron apología del PRI de Salinas– hoy será parte de las listas de candidatos a senadores y/o diputados por ese muégano poco o nada congruente que será la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que, en efecto, cuando le preguntaron a Manuel Bartlett si dejaba el PRI, si se cambiaba de camiseta a la izquierda, si traicionaba al partido de sus amores y de toda la vida, sólo dijo que no, que a él lo había invitado Andrés Manuel a ser candidato a senador por “Morena”. ¿Y la izquierda, y los agravios, y los muertos de esa izquierda, y el fraude electoral de 1988, y los perseguidos, y la congruencia, y la verticalidad, y la doctrina?

Pues eso no le importa a nadie, y menos a López Obrador, quien por sus caprichos llevará como candidatos a diputados y/o senadores de la dizque izquierda progresista a lo peor del PRI, como Manuel Bartlett. ¿Y quién le iba decir al señor Bartlett que, 23 años después, pertenecería a esa izquierda que defraudó, que persiguió y a la que estigmatizó por defender banderas como las de “movimiento progresista”. ¿Qué tal, hoy el señor Bartlett es de izquierda y se dice progresista. ¡Chulada de congruencia! ¿O no?

EN EL CAMINO

Por cierto, otra joya. El coordinador de la campaña presidencial de AMLO se llama Ricardo Monreal, otro priísta de toda la vida, ex salinista y acaso el más servil a los deseos del amo. ¿De verdad regresará lo peor del PRI con Peña Nieto?

Lo curioso es que a los incautos de la izquierda les vendieron el cuento de que la unidad de PRD, PT y ex Convergencia sería algo así como “una coalición”. Los hechos terminarán por demostrar que con AMLO regresará lo peor del PRI y, claro, morirá la izquierda. Y si no, al tiempo.

Héroes anónimos revolucionarios

Otto Schober / La Línea del Tiempo

La pérdida de vidas durante los años álgidos de la etapa conocida como revolución mexicana, no se ha podido cuantificar, pero la gran mayoría coincide que fue del orden del millón de personas.

Muertes que elevaron hasta el mito y la leyenda a algunos de los caudillos, como Francisco I. Madero, Emiliano Zapata, Venustiano Carranza, Francisco Villa y Álvaro Obregón, por citar algunos, que murieron de manera trágica.

Otros no menos importantes al morir, alcanzaron un lugar preponderante en la historia, como Aquiles Serdán, por citar un ejemplo. Pero un grupo mayoritario, anónimo, que brilló en el campo de batalla, sobre todo en el inhóspito norte del país, que galoparon miles de kilómetros sin importar el cansancio, que dispararon miles de cartuchos en las innumerables batallas, que absorbieron el polvo de los largos caminos, que consumieron el olor de la pólvora de la metralla, que soportaron el cansancio, el hambre, las heridas, la debilidad física, la hostilidad del enemigo, que sacrificaron sus familias y los pocos o muchos bienes en pos de un ideal, que les contagiaron los grandes caudillos que encabezaron el movimiento armado, que los motivó a arriesgar su vida ante las certeras balas, las poderosas granadas y la pesada artillería, que no les importó regar con su sangre el recorrido histórico que trazó la revolución mexicana en sus diferentes etapas y que obsequiaron el máximo tributo que pudieron otorgar, como lo es su vida misma, que dejaron en su momento en el paredón o en el glorioso campo de batalla y que el tiempo injustamente los ha olvidado, a esos héroes revolucionarios desconocidos, que hoy recordamos.

Algunas ciudades del país han empezado a levantar monumentos para perseverar sus recuerdo por las grandes hazañas logradas, pero falta aún un elemento que injustamente no le hemos dado la importancia y justa dimensión, a las soldaderas revolucionarias, una verdadera casta de mujeres mexicanas valientes, que no dudaron en partir a la “bola” persiguiendo a su hombre o su “Juan”, sin llevar casi ninguna pertenencia, improvisando cocinas en las grandes correrías que realizaban, a caballo, a pie o en ferrocarril, algunas cargando a sus hijos y que al caer su hombre, ellas no dudaron en tomar su máuser y continuar disparando junto a él, en defensa de sus convicciones y su vida.

Otras participaron con su agresiva pluma exponiendo las diferencias sociales y críticas a la oligarquía; otras fueron luchadoras sociales, agentes confidenciales, enfermeras, voluntarias, telegrafistas, administradoras y realizando actividades para la sobrevivencia de los ejércitos y sus seguidores.

Así nacieron grandes leyendas, como la Adelita, la Valentina, la Marieta, Juana Gallo, Jesusita, la Rielera, el grupos conocido como Las Coronelas y tantas que registra la historia oral.
Aún no se da el reconocimiento a estas “Adelitas” revolucionarias, que a 101 años del inicio de la revolución armada, recordamos con mucho orgullo, por ser mexicanas, muy valientes y la gran mayoría de ellas, norteñas.

Asesinan a implicado en muerte de Diputado 500

Milenio

Chilpancingo.- El cuerpo de Jorge “N”, alias “El baleado”, quinto implicado en el asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz y su chofer, Erick Estrada Vázquez, fue encontrado en el interior de un pozo artesiano ubicado sobre una carretera de terracería que va de Chilapa hacia el municipio de Ahuocotzingo, en la Montaña baja de Guerrero.

El hallazgo de registró alrededor de las tres de la tarde del lunes 5 de diciembre, pero el rescate del cuerpo se logró pasadas las 21 horas de la noche.

Aunque primero se manejó la versión de un descubrimiento circunstancial, la mañana del lunes se confirmó que hubo acción dirigida desde la Procuraduría General de Justicia (PGJ), a partir de la declaración ministerial de una joven que era novia de dos de los participantes en el crimen.

Jorge “N”, alias “El baleado” fue asesinado el 4 de noviembre del presente año por Juan Miguel Martínez Placido, quien abría contactado al jefe de la policía preventiva de Tlapa, Francisco Flores con los asesinos materiales del diputado Villanueva de la Luz y su chofer.

De acuerdo a la declaración de Martínez Placido, el 4 de noviembre estaba en despoblado con Jorge “N”, escondiéndose por la persecución que ya había iniciado la Policía Ministerial a partir del asesinato del descubrimiento de los cuerpos de Villanueva y Estrada, ocurrido el 17 de septiembre.

“El Baleado” reprochaba al “Pequeño” el riesgo que corrían por matar al diputado federal y que a cambio, solo les habían pagado 20 mil pesos.

“Le dije que no me estuviera chingando, que por eso se le dijo a cada quien lo que se les iba a pagar y que si estaba encabronado era su pedo, entonces se molestó, sacó su pistola y quiso matarme, pero cuando jaló el gatillo no tronó, entonces quiso cerrojearla y aproveché para quitársela, corrió pero le di tres balazos y lo maté”, señala la declaración de Martínez Placido.

La Policía Investigadora Ministerial (PIM) dio a conocer que la declaración de una joven que era novia de dos participantes en el atentado del 4 de septiembre; Antonio Jiménez Chino y Jorge “N”, fue determinante para encontrar el cuerpo de este último.

Consultado al respecto, el procurador Alberto López Rosas dijo que esperará a que se realicen todas las diligencias necesarias para poder establecer con certeza que el cuerpo corresponde al del Baleado, ya que hasta el momento hay solo señalamientos verbales, faltan los estudios científicos.

Desigualdad a galope

FC: un galardón más
OCDE: ¿calumnias?

Carlos Fernández-Vega / México SA


Pues nada, que Felipe Calderón ya tiene en la mira a otro que critica los negros resultados de su estancia en Los Pinos y, por lo mismo, es de suponer que ya explora todas las alternativas para proceder legalmente en su contra, toda vez que ha realizado imputaciones falsas y calumniosas. Al ritmo que va, faltarán tribunales para atender el creciente inventario de instituciones y ciudadanos a los que el susodicho ya tiene fichados y que, según él, lanzan verdaderas calumnias y acusaciones temerarias.

Resulta que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos difundió un estudio (con términos y conclusiones similares a los divulgados por la Cepal una semana atrás) sobre la profunda desigualdad social en nuestro país, en el que subraya que la brecha entre ricos y pobres alcanzó el nivel más alto de los últimos 30 años en las naciones integrantes de la OCDE. De ellas, México es la segunda con mayor desigualdad, pues en los últimos 25 años los ingresos reales de los hogares crecieron 1.7 por ciento para el 10 por ciento de los mexicanos más ricos, pero sólo 0.8 por ciento para el 10 por ciento más pobre. La desigualdad aumentó en México con respecto a 1985, y en la actualidad el ingreso del 10 por ciento de la población más rica representa 26 veces el ingreso del 10 por ciento de la población más pobre.

Gancho al hígado al discurso del inquilino de Los Pinos, quien en su quinta tanda de cuentacuentos (domingo pasado, Campo Marte) no dejó de auto felicitarse por los grandes logros de su paso por la residencia oficial, y de celebrar que con los blanquiazules en lo que ellos mismos llaman gobierno ha mejorado el nivel de vida de los mexicanos. La semana anterior la Cepal otorgó la medalla de oro al calderonato, por ser México, junto con Honduras, los únicos países latinoamericanos con incrementos significativos en sus tasas de pobreza y de indigencia.

Apenas unos días después de tal galardón (con cifras al cierre de 2008), llegó la OCDE y al otorgó al susodicho la medalla de plata por el crecimiento de la desigualdad en el país, sólo superado por el que registra Chile, el clásico ejemplo, según presumen, de la mayor eficiencia neoliberal en América Latina. Así, dos premios a la ineficiencia calderonista en unos pocos días es más de lo que puede soportar el inquilino de Los Pinos, de tal suerte que ya tiene material en abundancia para explorar todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes realizan las imputaciones en distintos foros e instancias nacionales e internacionales.

En su informe (Siempre más desigualdad: por qué la brecha de los ingresos aumenta), la OCDE advierte que “México tiene el segundo nivel más elevado de desigualdad de los ingresos en la población activa en la organización, justo por debajo de Chile y muy por encima de la media de la OCDE… En 2008 el ingreso medio del 10 por ciento de los hogares mexicanos con mayores ingresos era de 228 mil 900 pesos, 26 veces que el correspondiente al 10 por ciento con menores ingresos, que obtenía 8 mil 700 pesos”. La diferencia (promedio) es de nueve a uno en los países de la OCDE; en México de 26 tantos. Entonces, si dos años atrás ese fue el resultado (cuando oficialmente no había crisis y si llegaba no pasaría de catarrito) de la encomiable conducción económica y la fortaleza de la economía mexicana (Lagarde dixit), habrá que buscar embajada cuando se conozca el balance del bienio subsecuente, cuando la crisis externa (frase favorita del Calderón) sacudió a la de por sí endeble estructura social del país.

Al finalizar el pasado noviembre, la Cepal divulgó su Panorama social de América Latina 2011, en el que el organismo especializado de la ONU advierte que Honduras y México fueron los únicos países con incrementos significativos en sus tasas de pobreza y de indigencia, de 1.7 y un punto porcentual en el primero, y de 1.5 y 2.1 puntos en el segundo. Debe tenerse presente que en el caso de México la comparación se realiza con respecto a la medición de 2008 y, por tanto, no refleja solamente la apreciable expansión de la economía mexicana en 2010, sino también la fuerte contracción del PIB per cápita observada en 2009 (-7.2 por ciento).

Y ahora la OCDE considera que ente los resultados clave de la política económica mexicana destaca que en los últimos 25 años (de la segunda mitad sexenal de Miguel de la Madrid a Felipe Calderón) la desigualdad en México (amplia de por sí) se incrementó de forma por demás alarmante, lo que tira al suelo (por si alguien tuviera dudas) la pomposa sentencia dominical del actual inquilino de Los Pinos: se dice fácil, pero la nuestra, como quiera que se le vea, es una economía en crecimiento, con baja inflación y con generación de empleos...

Desde luego que la OCDE no descubrió nada. Tampoco la Cepal. América Latina es la región más desigual del planeta, y México ocupa la segunda posición. Sólo hay que comparar cómo crecieron, en el lapso referido, las fortunas de los magnates mexicanos marca Forbes y paralelamente la miseria de millones de mexicanos; cómo el 10 por ciento de la población más rica del país acapara un ingreso superior al que obtiene el 70 por ciento de los mexicanos, y cómo, en fin, con presupuestos históricos y fortaleza económica (Calderón dixit) la pobreza avanza a paso veloz día tras día. Como dice José Angel Gurría, secretario general de la citada organización, por la profunda desigualdad el contrato social comienza a fisurarse en numerosos países.

Un comparativo que aporta el informe de la OCDE es el siguiente: en Alemania, Dinamarca y Suecia la brecha entre los ingresos más altos y los más bajos es de seis a uno; en Corea del Sur, Italia, Japón y Gran Bretaña se incrementa a 10 veces, y sigue siendo muy elevada; en Estados Unidos, Israel y Turquía la diferencia es de 14 tantos; en Chile (esa maravilla neoliberal con esencia pinochetista) llega a 27, y en el México de para vivir mejor a 26, con tendencia a empeorar.

Las rebanadas del pastel

No es un recuento completo, pero el Paseo de la Reforma está reservado para los festivales de Coca-Cola; en el Castillo de Chapultepec Televisa filma sus bodrios históricos marca Krauze; Timbiriche utilizó el Zócalo para sus presentaciones; el Ángel de la Independencia sirve para que artistas varios ofrezcan conciertos populares, y, lo más reciente, la Plaza de la Revolución para que Britney Spears mueva lo que de ella queda. ¿Qué falta? ¿Ninel Conde en el Hemiciclo a Juárez? ¿El Chente o Paquita en el Monumento a los Niños Héroes? ¿De a cómo los permisos?

Preceptos de antier

Ricardo Eguia

Cuando un instrumento, un utensilio, una herramienta o un trasto se estropea y es un cacharro lo dejamos de usar…

Igual sucede cuando una doctrina, un conjunto de ideas, de dogmas o un modelo resulta inoperante, inviable y se transforma en una antigualla lo excluimos, lo desestimamos y lo suplimos para dar paso al progreso y no vivir atrapados en el pasado.

De esta guisa, la humanidad con esa impronta evolutiva natural y en su permanente búsqueda de mejores estadios dejó atrás los modelos económicos vetustos e inoperantes del feudalismo, el colonialismo, el comunismo y la cerrazón aislacionista de nacionalismos a ultranza para acceder a un modelo capitalista supuestamente más justo, eficaz y solidario…

“Dejar hacer y dejar pasar” fue apotegma del capitalismo rudimentario y en los entresijos de una placenta incubaba el monstruo acomodaticio, con el disfraz de democracia social llamado neoliberalismo y que con frenesí depredador irrumpió privatizando los bienes propiedad de las Naciones para debilitar al Estado y sepultar su rectoría económica atemperadora de excesos e injusticias…

Arrasaron los neoliberales, se apropiaron como decía mi abuelito “de cercas, melgas y callejones”, perturbaron virtudes como el trabajo honesto, trastocaron el concepto de riqueza como fruto del esfuerzo, la austeridad y del ahorro; trasmutaron con sofismas los valores y le confirieron al latrocinio, al fraude, al engaño, al robo y al saqueo sofisticado basado en triquiñuelas financieras o especulativas, categoría de dogmas pestilentes…

Luego a ritmo de apocalipsis catapultaron la globalización y los fanatismos del mercado salvaje, la excesiva desregulación bancaria, financiera y especulativa, la “infalibilidad” de las Calificadoras, las crisis cíclicas inducidas, los rescates bancarios con recursos públicos, devaluaciones orquestadas, planes de ajuste draconianos entronizando un nuevo despotismo donde bellacos tecnócratas enriquecidos comulgan en una nueva y nefasta religión cuyo mandamiento toral es: ¡Todo para el mercado, nada para el pueblo!!!

Con pico y pala, ni siquiera cincelando, los tecnócratas desmontan, se dedican a demoler el efímero “estado de bienestar”…

Sin oficio político ni sensibilidad social se presentaban con soberbia y la prepotencia que singulariza a esa cofradía como los salvadores de la humanidad y que presuponían contar con las herramientas para “olfatear”, para detectar y para evitar las crisis económicas…hoy todos no solo sabemos que ellos las diseñan, las articulan y las detonan con insaciable voracidad y fruición perversa, convirtiéndolos en los buitres, también en sepultureros de las economías nacionales.

De ahí que si el capitalismo globalizador neoliberal ha sufrido el más estrepitoso colapso y su modelo económico está totalmente agotado, no procede más que modificarlo e impedirles a los “sacerdotes”, predicadores, profetas, capitanes y beneficiarios palaciegos de la dictadura del capitalismo trasnacional confabulados con plutarquillos criollos bien rentados insistan obcecados en la repetición de las mismas prácticas dañinas y la repetición de preceptos no de ayer, sino que por su rápido anacronismo vienen siendo preceptos de anteayer…

Es aquí donde entendemos a la escritora rusa Alissa Zinovievna cuando en su novela “Morir más de una vez” advierte lo que en México todos percibimos una realidad densa, oscura, pletórica de aberraciones y que sucintamente ella cataloga como una sociedad condenada cuando para producir se necesita la autorización de los que no producen nada; cuando comprueba que el dinero fluye hacia quienes especulan y trafican con bienes ajenos, favores, contratismo y drogas; cuando percibe que pocos se hacen ricos por el soborno, el peculado, el tráfico de influencias, más que por trabajar; que las leyes no protegen a la población contra malos gobernantes autoritarios, sino que por el contrario son ellos los que tuercen el derecho y se refugian detrás de las leyes para violarlas; cuando la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un acto de sacrificio que pocos reconocen…entonces dice, segura está de que se vive en una sociedad condenada al perpetuo abuso, al atraso y la miseria…

¡Debemos enterrar, no fortalecer el modelo económico colapsado dice el sociólogo y politólogo inglés Colin Crouch en su libro “Strange non death of neoliberalism” agregando que es una cruel paradoja que los beneficiarios de la crisis mundial sean los mismos bancos, las calificadoras, las financieras, los especuladores, los fondos buitre, los delincuentes y defraudadores de cuello blanco que fueron los que la provocaron!!!

Se pregunta ese sesudo analista ¿Cómo el absurdo de que la crisis provocada (2008-2009 y hasta la fecha) por los bancos e intermediarios financieros en lugar de correcciones, regulaciones estrictas y desmantelamiento del modelo fracasado, ahora destruyan impunemente el “Estado de bienestar” para que países enteros paguen los platos rotos por los neoliberales globalofílicos despellejantes e insaciables???

Lo peor es que a estos saqueos sistematizados de la riqueza de los pueblos y la pobreza a la que los rebajan conlleva además de indignación y enfrentamientos, viene aparejando un desvanecimiento de las ideologías, pérdida de identidad política de los partidos, precaria discusión programática, pobre oferta y de propuestas de solución, reduciendo todo a la injuria, la descalificación y la degradación, esto es, muy baja calidad democrática…

Llegan en aluvión la impericia, la improvisación, el autoritarismo y la mediocracia sienta sus reales en el gobierno detentado por papanatas, inmorales, rateros, salteadores, politicastros, alcahuetes, estafadores y lacayos del capital trasnacional, por ende también entreguistas resbaladizos con el “alma de la escoria y sin alma social”.

El pan-gobierno colgado de su ideario ultraconservador se aferra a ese modelo económico agotado y sus únicas prioridades son mantener las variables macroeconómicas; los privilegios y exenciones fiscales; estancamiento de la economía; abandono de un proyecto propio e independiente de desarrollo económico; agotamiento de un sistema económico; presupuestos reduccionistas focalizados al pago de la deuda y al gasto corriente inútil; enorme deuda soberana; apertura indiscriminada a productos extranjeros subsidiados; falta de regulación y manga ancha a las subsidiarias bancarias mexicanas con matrices en el extranjero que se llevan las utilidades producto de la usura tolerada y ha dejado a las élites bancarias, financieras y bursátiles ratas intocadas…

En este contexto se da el jaloneo entre la “Asociación Mexicana de Bancos” y la “Comisión Nacional Bancaria y de valores”, pues se oponen al proyecto de Reglamento al que deberá sujetarse las Casas de Bolsa ya que con las actuales regulaciones no hay seguridad jurídica para quienes consumen productos bursátiles…

Las calificadoras (tres a nivel mundial) son un oligopolio y concentran el 90% del mercado mundial y su ética es muy cuestionable, carecen de transparencia y sus metologías están cargadas de interés, parcialidad y subjetividad, desde el momento mismo que el calificado les paga y a ellas nadie las evalúa…No aportan confianza, no aportan claridad, nadie las controla, han adquirido desmesurado peso sobre las economías del mundo convirtiéndose en parte del problema al desencadenar contagios inmediatos a nivel global y son ya un poder supranacional detestable…

Esas mismas tres Calificadoras tuvieron responsabilidad directa en los casos de “ENRON” y “LEHMAN BROTHERS” y son directas responsables de inflar la burbuja de los “activos tóxicos” y son tan perniciosas que el gobernador del Banco Central Austriaco dijo de la “Standard and poors” “Fitch” y “Moodys” que su “poder de castigar a países es más grande que la de Dios…” para que los bancos sean rescatados con dinero público, se devoran los ahorros de la población y aparezcan los jinetes del apocalipsis: El desempleo, la pobreza, más impuestos, más inflación, devaluación de las monedas y recesión que impide el desarrollo económico, esto es, la parálisis con más deuda lo cual abona a la total regresión…

Tan fácil que sería, sí hubiera voluntad política, de establecer auténticas regulaciones a los Bancos, a las Calificadoras, a las AFORES (“SIEFORES” el brazo inversionista de los recursos propiedad de los trabajadores…son $120,000 millones de dólares) a las Bolsas y a los intermediarios financieros para evitar esas crisis del capitalismo voraz…

El círculo virtuoso es: Capital más trabajo, salarios remuneradores, productividad, consumo (mercado interno) utilidades, impuestos, reinversión y bienestar…

El crédito no lo incluyo porque en México los bancos extranjeros viven del pagaré FOBAPROA-IPAB, las comisiones y crédito al consumo con tasas de usura más altas que en sus matrices…el crédito bancario no pinta en el PIB…son los únicos felices con sus ganancias brutales y arriesgando además el dinero de las pensiones de la clase trabajadora, oprimida, hambrienta y victima ahora también de la apropiación de 600,000 millones de pesos, habida cuenta de la última reforma a la LEY DEL “INFONAVIT” con la cual se abre de nuevo la puerta a los bancos para que “jueguen” con los ahorros de los trabajadores en las mesas de dinero y en las Bolsas aquí y en el extranjero en plena crisis global ¡UN VERDADERO CRIMEN!!!

¿Qué nadie puede parar ésta “economía de Casino” que controlan unos pocos vivales y malhechores nacionales e internacionales???

¿Esperan a que estalle la indignación mundial contra los perpetuos defraudadores que están arrasando al mundo?