GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

miércoles, mayo 06, 2009

Garantías individuales

Laura Itzel Castillo / En concreto

“Al segundo día se dijo que había cierta disminución en el número de casos, se pasó de los centenares a las decenas, y eso llevó al gobierno a anunciar que, de acuerdo con las perspectivas más razonables la situación pronto estaría bajo control (…)

“El gobierno excluyó la hipótesis inicial de que el país se encontrase bajo la acción de una epidemia sin precedente conocidas, provocada por un agente mórbido aún no identificado, de efecto instantáneo, con ausencia total de señales previas de incubación o de latencia (…)

“Un comentarista de la televisión tuvo el acierto de dar con la metáfora justa cuando comparó la epidemia, o lo que fuese, con una flecha lanzada hacia arriba, y que, tras alcanzar el punto más alto en su ascenso, se detiene un momento, como suspendida en el aire, y empieza luego a describir la obligada curva de caída, que, si Dios quiere, y con esta invocación regresaba el comentarista a la trivialidad de las expresiones humanas y a la epidemia propiamente dicha, la gravedad tratará de acelerar hasta que desaparezca la terrible pesadilla que nos atormenta…”

Los párrafos anteriores pertenecen a la novela Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago, que trata sobre una epidemia que se expande rápidamente entre la población.

La situación que hemos vivido en nuestro país desde el pasado 23 de abril a causa del brote del virus AH1N1, me trajo a la memoria esta novela del premio Nobel portugués. Sin duda los sentimientos de incertidumbre y angustia de la población frente a la posibilidad de muerte, a causa de un fenómeno desconocido, generan menor resistencia a la implantación de medidas antipopulares por parte de la autoridad.

Por ejemplo, el decreto emitido por Felipe Calderón autoriza el ingreso a todo tipo de local o casa habitación para el cumplimiento de actividades dirigidas al control y combate de la epidemia, situación en algunos casos más riesgosa que el mismo virus.

En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, artículo 73, fracción XVI, se señala que: “En caso de epidemias de carácter grave o peligro de invasión de enfermedades exóticas en el país, la Secretaría de Salud tendrá obligación de dictar inmediatamente las medidas preventivas indispensables, a reserva de ser después sancionadas por el Presidente de la República”.

No obstante en el decreto se excluye el término indispensable, en cambio, sí se utilizan frases como “cuando lo estime pertinente”, “acciones que resulten necesarias” o “medidas atingentes” que dan un gran margen para su uso y abuso. Pero no se define en ningún momento lo que son específicamente las medidas indispensables. Últimamente ha circulado en la red un video sobre la doctrina del shock de la investigadora norteamericana Naomi Klein, al cual se puede acceder en http://www.youtube.com/watch?v=_nNJM0kKrDQ.

Detrás del virus de la influenza: Grandes ganancias y las superbacterias

Adán Salgado Andrade

Desde la sitiada Ciudad de México. En un artículo anterior, escribí acerca de la muy conveniente “descomposición” del Estado mexicano (Ver en Internet: “La muy oportuna ‘descomposición’ del Estado mexicano, pretexto para militarizar y recrudecer la represión gubernamental”), en donde analizo qué tan convenientes son las situaciones de shock para los gobiernos, gracias a las cuales se puede justificar, por ejemplo, la virtual militarización que en este momento estamos experimentando en este país, so pretexto del “combate al narcotráfico”, o la infame aplicación de nuevos impuestos porque, se nos dice, así “saldremos de la crisis” o permitir que compañías extranjeras le entren a la explotación petrolera (sobre todo de los llamados pozos ultraprofundos) porque, justifican los mal administradores panistas, no “contamos” con la tecnología necesaria y nos ¡vamos a quedar sin petróleo!... y así podría seguir. Pero todo eso ahora, ante la “emergencia sanitaria” que de repente surgió, muy convenientemente también, ha quedado opacado, pasa a segundo término, y ahora, reza la amarillista propaganda oficial, lo más importante es “¡tú salud y la de tu familia!”. Así que no importan más los despidos injustificados, los cierres ilegales de minas (la de Cananea, por ejemplo), el sistema corrupto de “justicia” que tenemos, la severa, endémica crisis económica que nos azota, el fraudulento gobierno que nos han impuesto... no, nada de esas “minucias” son ya tan importantes en estos momentos de “¡pánico pandémico!”.

Así que las “situaciones extremas”, independientemente de los peligros reales o creados que entrañen, son muy convenientemente empleadas por los gobiernos para implantar impopulares medidas que, como dije, sería difícil de lograr. En Estados Unidos, por ejemplo, luego del sospechoso derribo de las torres gemelas, George Bush pudo imponer, en nombre de la “seguridad nacional”, draconianas medidas que atentaron contra la individualidad, los derechos humanos y las libertades elementales de cuanto estadounidense fuera considerado “terrorista”. En la actual situación de pánico que se ha creado en esta muy contaminada, conglomerada, hacinada, desigual y caótica ciudad de México, se ha dado lugar a una paranoia colectiva que impacta en la psiquis individual, a grado tal que basta salir a la calle, por ejemplo, o ir de compras, como yo hice por estos días, para comprobarlo. Una de estas tardes de “emergencia”, me encontraba en un muy popular y estadounidense supermercado (cuyas actividades comerciales, muy convenientemente, a pesar de la emergencia epidemiológica, siguen muy como si nada, pues los negocios son negocios sin importar las emergencias de cualquier tipo que se presenten), el que, por cierto, estaba lleno, a pesar de que se le ha “aconsejado” a la gente “permanecer en sus hogares”. De repente, al llegar a la zona de los productos de limpieza, debí reprimir, con bastantes trabajos, un estornudo provocado por el polvo que emiten las bolsas de detergente. No quise dar lugar, con tan involuntaria y natural acción biológica, a que los predispuestos, sugestionados, atemorizados clientes (especialmente aquéllos que se consideraban inmunes a los microscópicos virus portando intimidantes tapabocas de distintos modelos y materiales, dando lugar también con ello a una insólita, nunca antes vista nueva división social tapabucal), o se lanzaran contra mí y me sacaran del lugar, airados por mi irresponsabilidad biológica o huyeran despavoridos ante tan repentino, cercano peligro biológico (esto también alimentado, claro, por nuestra muy habituada cultura hollywoodense, que todo tiende a magnificarlo y convertirlo en una muy grave catástrofe, así del tipo de “Soy leyenda”, esa reciente película en donde el protagonista principal, Willie Smith, sobrevive a un aterrador virus que convierte a quienes infecta en peligrosos mutantes hidrofóbicos).

Si ya de por sí hemos llegado a una época en que se ha alentado – muy convenientemente para el sistema – un creciente individualismo social, que ha llevado a una consecuente deshumanización, ahora, en estos pandémicos momentos, con “medidas preventivas” como la expresa prohibición de saludarse, no digamos ya de beso, sino de mano, o no “aglomerarse” y mejor “permanecer en el hogar”, se agrava el citado individualismo, acompañándolo, además, de una suspicacia y de un alarmismo que verá a todo aquél que aparezca como infectado, o que al menos lo aparente ser, como a alguien peligrosísimo.

Sin embargo, detrás de esta “emergencia sanitaria”, hay hechos incuestionables, como veremos.

Grandes Ganancias

Y las evidencias que desde el principio se sobredimensionó esta epidemia llamada, ahora corrige el nombre la OMS (Organización Mundial de la Salud), “influenza humana A de origen porcino”, denotada como H1N1, ya están surgiendo, pues ahora se asevera que ni es tan peligrosa, ni tan mortal y que muchas personas que se contagian de ella, apenas presentan algunos leves síntomas, más parecidos a los de una gripe común. Puedo citar el caso de el hijo de unos amigos, quien contrajo la enfermedad días antes de que se declarara la “emergencia sanitaria”, como evidencia de que el mal no es mortal y puede curarse sin acudir a los costosos tratamientos del Tamiflu. Marcos es su nombre, tiene diez años, y cuando se enfermó, efectivamente los síntomas más agudos que padeció fueron una fiebre que le duró toda una noche y un fuerte dolor de cabeza. Sin embargo, bastó con medicamentos para bajarle la fiebre, algún antigripal, alimentación saludable, como jugos, frutas, sopas, reposo (no fue un día a la escuela) y a los dos días ya estaba Marcos como si nada. Su familia, al parecer, no se contagió del mal. Sólo su mamá mostró muy leves síntomas, más parecidos a una gripe, como ligero cansancio, pero nada más. Y ya después, cuando comenzó a cundir el pánico, nos hemos percatado de que lo que Marcos padeció fue la influenza.

Y aún la referida influenza aviar, la denotada como H5N1, a pesar de que se le considera como sumamente peligrosa, ha provocado desde el año 2004 a la fecha, alrededor de 250 muertes, la última de la cuales tuvo lugar en China, en enero, con la que suman dos este año. Sin embargo, tomando como referencia la fatalidad que provocó la llamada influenza española, que entre 1918 y 1920 provocó alrededor de 20 millones de muertes (sólo hay que tener en cuenta que el brote se dio luego de la primera guerra mundial, época durante la cual las condiciones sanitarias eran malas y quedaron peor tras la batalla, casi no había medicamentos, los hospitales eran más insalubres... en fin, eran otras condiciones históricas), se han exagerado, en mi opinión, los efectos que provoca la influenza en la actualidad, lo que ha beneficiado bastante a la industria farmacéutica, en especial a la empresa multinacional Roche (originalmente Suiza), comercializadora del medicamento Tamiflu, cuyo componente activo es el Oseltamivir, considerado como el “más eficaz tratamiento contra la influenza creado hasta ahora”. En Estados Unidos, un tratamiento de 30 pastillas cuesta alrededor de 180 dólares. Aquí en México, el gobierno tuvo la gran ocurrencia de comprarle a esa empresa 400,000 tratamientos, que le fueron vendidos de ganga a sólo 350 pesos cada uno, o sea, Roche se ganó casi 140 millones de pesos gracias a la emergencia epidemiológica. En las farmacias, ese medicamento se vende en alrededor de 500 pesos (quizá aún más, aprovechándose del compulsivo pánico consumidor). Y como se está bombardeando mediáticamente que sólo esa medicina es la única cura posible, pues podemos imaginar que el negocio para Roche y para sus accionistas será excelente (sus acciones subieron 30% en estos pandémicos días). Y si en todo el mundo se están armando con millones de tratamientos de Tamiflu, “por si las dudas”, pues Roche podrá jactarse de que aún, en medio de la severa crisis económica que estamos padeciendo (la cual sigue, no se va a curar con el Tamiflu, por desgracia), los negocios no están nada mal.

Y sólo para ilustrar más la influencia mundial de Roche, agregaré que uno de sus principales accionistas es nada menos que el ex secretario del Pentágono, el señor Donald Rumsfeld, quien era director de Gilead, la empresa que originalmente inventó el retroviral Tamiflu, que hasta el año 2003, era desconocida e incluso reportó fuertes pérdidas, que casi la llevaron a la quiebra. Curiosamente en ese año comenzaron a difundirse a nivel mundial los peligros que representaría una pandemia de influenza, sobre todo la aviar, y gracias a la labor cabildera de Rumsfeld para que el gobierno de Bush adquiriera cientos de miles de dosis del medicamento, las acciones de Gilead comenzaron a subir, se cuadruplicaron, y fue cuando la adquirió Roche, en vista del gran negocio que representaba contar con una patente única para combatir a la peligrosísima influenza aviar. Luego de que Roche compró Gilead, Rumsfeld conservó buen parte de sus acciones, las que de inmediato subieron mucho más, gracias a que nuevamente, en el año 2006, cuando Rumsfeld aún era secretario del Pentágono, la influencia mediática de las grandes cadenas televisivas, continuó aterrorizando a todo el mundo sobre los apocalípticos peligros que representaría una potencial pandemia aviar y alrededor de 60 países compraron millones de órdenes del Tamiflu, que le reportaron ventas a la empresa por más de mil millones de dólares. El mismo gobierno estadounidense continuó armándose de millones de dosis gracias a la persistente labor de “intermediación” del muy acomedido Rumsfeld, que en ese año se ganó casi seis millones de dólares extras, gracias a que sus acciones en Roche también incrementaron su valor. Y sin embargo, a pesar del Tamiflu, en EU mueren al año alrededor de 40,000 personas, ¿será que no les alcanzó para adquirir ese caro medicamento o que no es tan efectivo? Y en ese sentido, hay varios reportes de investigadores que señalan que no en todos los casos el tratamiento es tan eficaz. Quizá el virus al que pretendieron combatir ya haya mutado y el Tamiflu “sólo le haga cosquillas”.

Por tanto, en vista de esos lucrativos hechos, convendría preguntarse, ¿son reales los peligros potenciales de la influenza en todas sus variantes o se han exagerado y más bien han servido para que un puñado de empresas obtengan una gran ventaja económica de tanto terrorismo mediático?

Sea como sea, independientemente de los peligros reales que la influenza represente, hay que decir que el sistema toma ventaja hasta de las catástrofes, las que al final se traducen en dinero... y mucho.

En esta sitiada ciudad, la “emergencia sanitaria” realmente está siendo un muy buen negocio, por ejemplo, no sólo para Roche, sino para los fabricantes de tapabocas, de los desinfectantes, de los jabones líquidos, de los hospitales privados... sí, y es algo que continuará por varias semanas, hasta que oficialmente se diga que ya terminó la emergencia sanitaria y entonces, pues habrá que hallar otro nuevo distractor, con tal de mantener a la gente espantada y que ello signifique un buen negocio para algunos (quizá otra epidemia). Esta forma de dominación por medio del terror ha dado muy buenos resultados en EU, país en donde desde hace años a la gente se le ha inducido un compulsivo consumismo (además de controlarla) debido más al pánico y no a hechos reales. Por ejemplo, en los años cincuentas, por el peligro inminente que representaría una guerra termonuclear entre la URSS y EU, a la gente casi se le obligó a que construyera sótanos, con tal de que tuvieran algo de “protección” si la guerra se iniciaba (absurdo, pues de nada hubieran servido los sótanos). Actualmente muchas personas se han construido las llamadas “habitaciones del pánico”, también por si enfrentaran algún peligro mayor, por si tuvieran que permanecer muchas semanas encerrados. Los más pudientes las equipan con toda clase de lujos, como cavas llenas de finos vinos, aire acondicionado, jacuzzi...

Y luego de los sospechosos derribos de las torres gemelas, se generó una histeria colectiva por supuestos ataques de ántrax que llegaban en cartas anónimas. Fue tal la paranoia, que la gente, con sólo ver talco regado (pues se les dijo que era similar el ántrax al talco), marcaba el número de las emergencias, el 911, atiborrando a la policía con cientos de falsas alarmas. Quizá por ello fue que a las pocas semanas, muy repentinamente, cesó tan “peligrosísima amenaza”.

Seguramente aquí sucederá lo mismo ya que superemos la “emergencia sanitaria”, lo cual, al parecer, ocurrirá oficialmente el 5 de mayo, ya que los días festivos hayan transcurrido y todo regrese a la normalidad. Sin embargo, el daño en el tejido y la cohesión social que se ha provocado con este exagerado manejo mediático de la crisis, ye estará hecho. La gente será mucho más desconfiada que antes y el individualismo-aislacionismo característico de las sociedades urbanas será más agudo.

Nuevos virus

Como dije, esta cepa de la influenza no es tan severa como la aviar (la que, como refiero arriba, tampoco ha provocado tantos muertos), con lo cual no quiero decir ni lejanamente que, en efecto, existan virus, o estén en formación, potencialmente muy peligrosos. El caso concreto es el virus VIH, que provoca el SIDA (que Ometeotl nos libre cuando surja alguno con sus mortales características que pueda transmitirse realmente a través del aire y que nos entrara por la nariz). Una gran cantidad de virus mutan en su composición genética debido en muchas ocasiones a la acción del hombre. Por ejemplo, el hecho de que varios de ellos hayan saltado de los animales al hombre, es debido a la interacción cada vez más cercana que hemos establecido con éstos. Los trabajadores que laboran en las granjas en donde son criados miles de cerdos, de pollos, de vacas y otros, se ha hallado que están muy expuestos a enfermedades que de repente pueden entrar en su organismo, adaptarse y ocasionarles enfermedades. Por otro lado, el tipo de alimentos que se les dan a esos animales, tales como el maíz transgénico, y que acompañan con fuertes dosis de antibióticos, con tal de que esos animales crezcan “sanos, fuertes y libres de enfermedades”, inducen también cambios genéticos en los microorganismos que habitan en sus cuerpos y que los vuelven más resistentes cuando llegan a representar potenciales enfermedades. Más adelante retomaré este punto de la cría masiva de animales y los peligros que ello atrae.

En cuanto a los virus nuevos o potenciales a los que me refería arriba, hay evidencias de que existen un buen número de ellos entre la fauna animal aún salvaje, como la existente en las selvas amazónicas o africanas, los cuales, como dije, pueden saltar hacia los humanos.

Un equipo de investigadores encabezados por Nathan Wolfe, biólogo de la Universidad de California, se encuentra justamente en África, en Camerún, buscando virus con esas características. El problema en ese país es que la gente local, la gran mayoría sumamente pobre, con tal de sobrevivir, caza animales, tales como primates o aves, vendiendo unas piezas y alimentándose de otras. Wolfe supone que el virus del SIDA tuvo su origen en una circunstancia similar, allá por la década de 1930, cuando algún cazador de la época capturó un chimpancé, cuya sangre, infectada por un virus de inmunodeficiencia existente en el primate, se debe de haber mezclado con una herida del hombre. Luego, el virus invasor, se adaptó muy bien en el organismo de dicho cazador, desarrollando todos sus letales efectos y poco a poco fue pasando de humano en humano, hasta que en 1980 fue evidente que se había propagado ya en cientos de miles de personas y desde entonces ha cobrado millones de víctimas.

Wolfe ha descubierto variaciones de un virus conocido como HTLV. La variante HTLV-1 se cree que tiene relación con la leucemia que dispara la producción de células T. Este virus ha infectado a unos 20 millones de personas en todo el mundo. La variante HTLV-2, es una fuente potencial de desórdenes neurológicos.

Así, debido a las propiedades mutágenas y de gran adaptación que tienen los virus, sería muy posible para varios de ellos que se encuentran hasta ahora solamente en animales, que siguieran el mismo camino del virus VIH y que incluso produjeran enfermedades más letales. Además, el problema adicional es que aunque se lograran hacer vacunas para combatirlos, dichos virus tienden a seguir mutando cada cierto tiempo. Es por eso que hasta ahora no ha podido desarrollarse una vacuna contra el virus VIH, por su gran facilidad para mutar a otras formas.

El problema es que, como señalé antes, el hombre mismo ha propiciado tales mutaciones. En el caso de la influenza porcina, por ejemplo, como ya mencioné, es muy probable que el tipo de alimentación que se les da actualmente a los cerdos, como el maíz transgénico, haya llevado a una mutación del virus porcino que durante muchos siglos, digamos, permaneció sólo como una enfermedad de esos animales. Pero el hecho de que el maíz transgénico es adicionado con agentes tóxicos para darle, según sus productores (la compañía estadounidense Monsanto), “resistencia” a las plagas, y además evitar que tan “productivo” maíz no pueda ser sembrado nuevamente y tenga que ser comprado – se le adiciona un tóxico que inhibe el crecimiento de las semillas de las plantas cosechadas, si tales semillas no son compradas –, muy probablemente haya contribuido a la mutación del citado virus. Justamente es en EU en donde se comenzaron a dar los primeros casos de mutación del virus porcino que le dieron la posibilidad de saltar hacia los humanos, país en donde ya son varios los años que a los millones de animales producidos “en serie” por las agroindustrias, como si fueran llantas, se les alimenta con productos transgénicos de los cuales se desconocen los efectos que a futuro provocarán por su ingesta (y tomemos en cuenta que esos animales son comidos ya también por millones de humanos, así que la cadena de funestas consecuencias continuará).

Y es también en dicho país, que esa manera de manejar industrialmente la cría de animales de todo tipo, desde aves, hasta ganado vacuno, ha provocado que surjan males como el de las “vacas locas”, que se debe a que esos animales, desde hace tiempo, se alimentaron de los restos “enriquecidos” de vacas muertas, con tal de que, justificaban los ganaderos, se “aprovechara” todo. Eso dio lugar a una mutación en las proteínas del cerebro de las vacas – un prion, que es una proteína mutada, totalmente distinta a las normales –, que desde entonces se presenta de cuando en cuando y ha afectado incluso a humanos, quienes han muerto al ingerir la carne infectada, la cual ni cocida es segura. (en Inglaterra han muerto casi 100 personas desde 1995). Esa enfermedad, aunque no se debe a un virus, da cuenta de los cambios que la absurda acción del hombre puede inducir entre los animales y, consecuentemente, entre los organismos o virus que los habiten.

El equipo de Wolfe ha descubierto también otras variaciones del virus HTLV, las HTLV-3 y la HTLV-4, cuyos potenciales peligros aún se desconocen. Declara Wolfe que aún quedan decenas de virus por descubrir y que quizá varios de ellos impliquen potenciales, verdaderamente mortales males, tales como el virus VIH, del que se cree que se ha metido en el hombre unas diez veces a lo largo de la historia común entre ese ente (no es un ser vivo) y la humanidad.

Y entonces sí, cuando nos comencemos a caer muertos de repente por las calles o nos convirtamos en fieros mutantes, como consecuencia de esos mutados virus, seré el primero en adquirir un costoso equipo anticontagios (máscara hermética antigas, tanque de oxígeno a las espalda, traje sellado de asbesto con refrigeración, por aquello del calentamiento global... ¡nada de inútiles tapabocas!)... o tener lista una cápsula de cianuro, cuando a pesar de todas mis precauciones, el virus me invada y prefiera mejor una digna muerte.

Las superbacterias

El otro peligro real, que ya está entre nosotros, lo constituyen las llamadas superbacterias, microorganismos que también, gracias a la muy oportuna acción del hombre, están convirtiéndose en genuinos supervillanos, resistentes a cuanto antibiótico o medio para deshacerse de ellos se les aplique. Estos que siguen, son sólo un par de ejemplos de tales superbacterias, que llegaron no sólo para quedarse, sino para hacerse más y más resistentes con el tiempo.

La muy costosa guerra de Irak no sólo lo fue en los miles de millones de dólares que tanta sofisticación militar requirió, la cual resultó absurda e innecesariamente superior a la fuerza real bélica de aquel pobre país, el que sucumbió sin demasiadas batallas ante el poderío armamentista de la así llamada “coalición” (EU-Inglaterra) invasora. También le generó al Pentágono una perdida guerra contra bacterias que, debido a las improvisadas instalaciones hospitalarias de campo, se tornaron sumamente resistentes y peligrosas a cuanto arsenal de antibióticos se posee en la actualidad. El Pentágono, con tal de que se contara con instalaciones hospitalarias de apoyo (CSH’s, Combat support hospitals) cercanas a los escenarios de guerra, improvisó hasta en tiendas de campaña gigantes, supuestas clínicas para atender de emergencia a los soldados heridos, no sólo que se les dieran allí los primeros auxilios, sino que se les practicaran, incluso, cirugías y operaciones mayores, luego de lo cual se les administraban múltiples antibióticos de amplio espectro que acabarían, se pensaba, con cualquier bacteria u hongo que pudiera infectar la herida.

Sin embargo, no contaron las autoridades militares estadounidenses, que tanto “eficientismo hospitalario” llevaría a crear una superbacteria. En especial una bacteria, la llamada Acinetobacter baumannii, se tornó muy resistente, no sólo a los antibióticos, sino a su capacidad de propagación, pues puede permanecer, ahora se sabe, en la piel de una persona sana, sin ser detectada, y que ésta sirva como medio de contagio hacia una persona que esté herida o esté convaleciendo de una operación en un hospital. Los cócteles de antibióticos no hicieron más que volverla aún más resistente. Pero además es un organismo que ha “aprendido” a tomar de otras bacterias u hongos sus específicas resistencias a los medicamentos, de tal manera que en uno de los más recientes estudios genéticos que se le practicaron, se halló que contaba con 52 genes que le permiten combatir antibióticos, radiación o cualquier otra forma de medio que trate de acabar con su letal acción. En forma natural, la acinetobacter se halla en la tierra, en teléfonos celulares, en pollos congelados, en plantas de tratamiento de aguas negras, en utensilios de formica... por todo el mundo, pero la cepa baumannii resulta que sólo se encuentra en los hospitales, constituyendo un potencial peligro para los enfermos que allí llegan a “curarse”, a los que invade a través de heridas. Es tan resistente y adaptable a los instrumentos médicos, que logra sobrevivir semanas en estetoscopios, en las braceras para medir la presión, en los colchones... ¡y hasta en los teclados de las computadoras! Incluso resisten muchos de los desinfectantes empleados para limpiar el instrumental y las instalaciones hospitalarias. Y de algo le ha servido a esa bacteria ser tan resistente, pues además de que no la matan los antibióticos, científicos israelitas han tenido la peregrina idea de modificarla genéticamente para ser empleada en los derrames petroleros, debido a su capacidad de degradación de muchas sustancias, tales como el petróleo, cosa que me parece muy cuestionable y abominable, pues si esa modificación puede ser absorbida por las cepas baumannii, ¡ni imaginar deseo que sucedería en cuanto a la mayor letalidad que adquirirían y que podrían incrementar su resistencia todavía más a la ya poseída!

Así que no se detectó que en esos hospitales de campaña existía la bacteria y varios soldados heridos que supuestamente iban allí para ser curados de sus heridas, a quienes, como se acostumbra, luego de las operaciones se les aplicaron fuertes dosis de cócteles de varios antibióticos de amplio umbral de acción, murieron semanas después como consecuencia de la letal acción de las infecciones que la bacteria, resistente a la totalidad de tales medicamentos, provocó en sus organismos muy lenta y silenciosamente, sin ser detectada, pues nadie hubiera sospechado que una bacteria tan aparentemente frágil, que anteriormente se combatía con cualquier antibiótico, pudiera causar esas repentinas y mortales infecciones.

Otra superbacteria que también está incrementando su peligrosidad es la conocida como MRSA (methicillin-resistant Staphylococcus aureus), considerada por varias autoridades sanitarias estadounidenses e investigadores como el “nuevo SIDA” de EU, que tan solo en el año 2005 mató a 18650 personas, mucho más que las fallecidas por el aparentemente más temible SIDA. Resulta que en un reciente estudio llevado a cabo por la investigadora estadounidense Tara Smith, profesora asistente de la Universidad de Iowa, se halló que en granjas porcinas de EU, además de otras establecidas en Canadá y Noruega (curiosamente los grupos de cabilderos de la industria porcina de EU se habían opuesto hasta ese momento a que el estudio se efectuara en granjas estadounidenses, mismos que contribuyeron también con dinero para la campaña electoral de Barack Obama), existe dicha bacteria, en particular la cepa ST398 y está tan difundida, que afecta por igual a los animales y a las personas que trabajan allí. La investigadora señala que una de las causas por las que esa bacteria ha adquirido su resistencia se debe a que en la dieta diaria con que se alimenta a los cerdos, se adicionan antibióticos con tal de “mantenerlos libres de infecciones” y por esa muy errónea costumbre, no sólo tal bacteria se ha vuelto más resistente a dichos antibióticos, sino que se está generando también resistencia en otros microorganismos los cuales, con el tiempo, también serán igualmente difíciles de combatir cuando provoquen infecciones. En una de esas granjas se halló que un 70% de los cerdos estaban infectados, en tanto que un 64% de las personas laborando allí, también lo estaban, y que tanto cerdos, como el personal infectados, portan a la resistente bacteria en las fosas nasales, constituyendo esa situación un potencial foco de infección. Pero lo peor fue que se descubrió que un 10% de la carne de cerdo importada de Canadá, así como la estadounidense, estaban infectadas por dicha bacteria y que al parecer eso ya tenía algún tiempo, lo que significa que millones de personas pueden portar incluso la bacteria, la que, en condiciones adecuadas, podrá dar marcha a sus infecciosos efectos. De hecho, son frecuentes en EU las infecciones provocadas en la piel por el MRAS, las que se manifiestan por iniciales manchas rojizas, que luego se convierten en úlceras cutáneas, y que pueden evolucionar muy rápidamente hasta convertirse en purulentas llagas muy difíciles de tratar, pero que si no se atienden, pueden incluso provocar la muerte. Y aunque es ya un problema de salud público, inexplicablemente se ha tendido a ocultar. (puede verse en Youtube un video en el que un comentarista de TV entrevista a una doctora, la que coloca al MRAS en EU como “el nuevo SIDA”. El link de dicho video es el siguiente: http://www.youtube.com/watch?v=E7EikdbfAvA&feature=related).

La conclusión del estudio de la investigadora Smith, señala que no sólo esa bacteria se transmite de persona a persona ya, sino que también lo hace a través de los alimentos, en este caso, de la carne de los cerdos infectados.

Aquí en México, en los estados de Sonora y de Veracruz operan dos plantas productoras de cerdos de la compañía estadounidense Smithfield Foods, consideradas ambas como las principales productoras de ganado porcino en el país. Particularmente la planta que opera en Veracruz, en Perote, bautizada como “Granjas Carroll de México”, está en estos momentos de emergencia sanitaria en medio del escándalo, pues se cree que el primer caso reportado de un enfermo aparentemente infectado por la influenza porcina, en la cercana comunidad rural de La Gloria, se originó debido a las actividades de dicha empresa. Sin embargo, a la luz de los hechos reales citados arriba, considero que no se trata de infecciones debidas a la influenza, pues aparentemente en ese estado no hay brotes, sino, más grave aún, que debe de tratarse de males provocados por la ya citada bacteria MRSA, quizá la cepa ST398, hallada en las granjas de EU y de Canadá, lo cual estaría provocando infecciones bastante agresivas, que actúan oportunista y colateralmente a otras enfermedades, justamente como una gripe común o la citada influenza, pues en los debilitados sistemas inmunológicos de los enfermos afectados por dichos males, la bacteria MRSA encuentra un excelente campo para desarrollar su letal acción, mucho más rápido que en personas que sólo estuvieran contagiadas de esa bacteria, provocándoles mortales, incurables neumonías. Recientemente fue entrevistado un funcionario de esa empresa, alegando a su favor que no se habían hallado virus de influenza allí. Pero lo que más bien se debe de analizar en los cerdos y los trabajadores que allí laboran es si están contaminados con MRAS, pues se ha comprobado que individuos aparentemente saludables pueden acarrear dicha bacteria en sus fosas nasales por periodos que van desde semanas hasta años, sin mostrar ningún síntoma, pero pueden contagiar a personas más sensibles, sobre todo que tengan su sistema inmune debilitado o que estén padeciendo un mal respiratorio y entonces, sí, como dije, los efectos pueden ser mortales.

Por tanto, el peligro de ingerir carne de cerdo no es el que transmita influenza, sino que si está infectada con el MRAS, puede infectar, a su vez, a los que la coman, pero eso es algo que no ha aclarado la OMS y se ha desentendido del problema, diciendo que la carne de cerdo es segura, “pero que se cocine bien” (suponen que así se mata a la bacteria), con lo cual oculta ese potencial foco de infección. Y por eso le cambió, de súbito, el nombre a la influenza porcina, pues provocó el enojo de los grandes productores mundiales de cerdos, quienes cabildearon y presionaron a tal organización para que se suprimiera el nombre de “influenza porcina”, pues, alegaron, el daño a sus negocios es ya “enorme”.

Pero igualmente grave es que el MRAS no sólo está presente en las granjas porcícolas, sino que también invade a los hospitales, al igual que el Acinetobacter baumannii. En un estudio también reciente, se halló que el 58% de los trabajadores del sector salud portan en sus manos a la resistente bacteria, lo cual provoca infecciones casi incurables en los enfermos a los que se les practica, por ejemplo, una inserción de cánula para aplicarles suero o sangre, ya que el MRAS de inmediato se introduce por la herida al organismo del enfermo, provocándole en muchos casos la muerte. Se calcula que en todo el mundo, las muertes debidas a infecciones por MRAS ocupan el tercer lugar de todas las defunciones. Y eso sucede tanto en los hospitales de los países desarrollados, los que supuestamente estarían a la vanguardia en técnicas de higiene, como en el resto de los países, los subdesarrollados, en donde los casos de infecciones aumentan todavía más en relación a aquéllos.

Y así como las dos superbacterias anteriores se fortalecen día a día, varias más se están apertrechando. Podría decirse que, en cierta forma, la humanidad está perdiendo la batalla contra ellas, pues aún y cuando se sigan produciendo más y más medicamentos para combatir a bacterias y virus, éstos siempre hallarán la forma de volverse inmunes hacia ellos. Por otro lado, es un hecho que también se trata de mecanismos naturales de eliminación de una especie, el hombre, que ha resultado ser una de las más destructivas y dañinas que han vivido sobre la faz de este deteriorado planeta.

Hospitales peligrosos

Por tanto, muertes debidas a males respiratorios y a muchos otros, son cotidianas en esta ciudad, en todo el país y en todo el mundo, claro. Sólo que ahora, aquí, en la sitiada, apestada ciudad de México, debido a la “emergencia sanitaria”, se deben de reportar, sobre todo, las defunciones provocadas por enfermedades respiratorias. Y habría que analizar en cuántas de tales muertes haya participado directamente el MRAS o alguna otra superbacteria desconocida hasta ahora, que haya estado presente en las instalaciones hospitalarias, más que la influenza, la que quizá, en efecto, haya debilitado el sistema inmune del enfermo, pero que ello haya propiciado la intromisión del MRAS, pues en fases avanzadas de infección provoca una incontrolable neumonía, que es lo que se ha reportado en las muertes como causa de éstas.

Se han dado a conocer alrededor de 180 muertes “sospechosas” hasta el martes, debidas a males respiratorios, pero sólo se han confirmado 15 casos cuyo origen se debió al virus de la influenza inicialmente llamada porcina (espero no continuar dañando los intereses de los puerqueros al seguirme refiriendo con ese nombre a la enfermedad).

Por otra parte, no se han proporcionado, hasta ahora, los perfiles socio-económicos tanto de los fallecidos que padecían efectivamente influenza, como el de los otros, porque si seguramente se hace, se vería que aquellos que fallecieron por esas enfermedades respiratorias, aún sin saber si fueron infectados o no por el virus, pertenecían varios de ellos a sectores poblacionales de escasos recursos, que no cuentan con medios económicos suficientes ni siquiera para combatir a una simple gripe, la que quizá evolucionó en sus consecuencias hasta volverse mortal.

Lo cual me remite a recordar cuántos millones de personas en el mundo mueren al año por enfermedades curables, tales como diarreas infecciosas, las mencionadas gripes u otros males que pudieron haberse curado con la simple ingesta de medicamentos tales como cloranfenicol o similares, pero que por carecer de medios suficientes ni siquiera para alimentarse, ya no digamos bien, sino todos los días, mucho menos podrán adquirir un medicamento para curarse, por barato y accesible que éste sea.

Cabe señalar que las gripes que nos afectan aquí en México (que son también un tipo de influenza) por sí mismas no matan, sino que al ir debilitando al sistema inmune, si no son tratadas a tiempo, dan lugar a que bacterias oportunistas vayan incrementando los males en el enfermo. Una gripe mal atendida, por tanto, puede provocar la muerte, pues los efectos de los patógenos oportunistas van progresando, pasando a bronquitis, neumonía, bronconeumonía... y así, hasta matar al agripado. Y los factores para que ello ocurra son, sobre todo, de orden económico, independientemente de la edad. Conozco gente de más de 90 años, pero que está muy bien nutrida y dispone de recursos materiales suficientes para llevar una vida relativamente sana y que en casos así, de una gripa, de inmediato recibe la atención y la alimentación adecuadas. Pero en los casos de la gente que fallece, en la mayoría se trata de aquéllas personas pertenecientes a los estratos bajos, de cualquier edad, que ni comen bien y ni tienen dinero ni siquiera para adquirir medicamentos de los llamados genéricos (los del doctor Simi y otros por el estilo).

Así debió de haber sucedido con los casos de personas que, refieren las autoridades mexicanas, llegaron a los hospitales en avanzados estados de gravedad por males respiratorios (neumonías o bronconeumonías) y a las pocas horas murieron.

Y eso, que lleguen así, tan enfermos y que sólo por ello se les atienda en los hospitales o clínicas, es algo muy cotidiano en este país en donde los servicios de salud, en especial los públicos, son tan malos (ver mi artículo en Internet: “Los deficientes servicios públicos mexicanos de salud: el caso del ISSSTE”), que casi casi la gente debe llegar muriéndose para que se le atienda, sobre todo al tratarse de medicina especializada, pues cuando no es así, que no sea urgente su caso, se le otorga al enfermo, digamos de un mal cardiaco o digestivo, una cita para tres o cuatro meses después.

Claro que en medio del amarillismo mediático, esos casos se inflaron (al principio, muy irresponsablemente, casi se hizo creer que todas las muertes se habían debido a la influenza porcina), se conocieron de primera mano, con tal de reforzar la idea en la gente de que, efectivamente, estamos enfrentando un “virus muy peligroso”, y hay que aceptar todas las medidas “sanitarias”, la peor de ellas, que en nombre del “combate a la enfermedad”, se dé autorización, incluso policíaca, para que se irrumpa sin orden legal en los hogares en donde se “tenga sospecha” de que hay “peligrosos enfermos” de influenza (¿influenzados sería el sustantivo?).

Y quién no asegura que esa supuesta medida temporalmente aprobada, se quede después para siempre (como sucedió con la tenencia automovilística en 1968, la que fue aprobada en ese entonces para hacerse de un dinero extra para combatir al “extremismo social”, según arguyó el represor gobierno de entonces), trascienda de su original aplicación, y se le emplee no sólo durante “emergencias biológicas” (que serán ya cotidianas, al paso que vamos, con los virus y bacterias cada vez más resistentes), sino para también arrestar “sospechosos” durante “emergencias sociales”, sí, como que la gente proteste por la represión, la pobreza, el desempleo, la corrupción... y otros males, estos gubernamentales, que también seguirán endémicos, a la par de los biológicos.

Tomemos en cuenta, además, que la pésima calidad del aire en esta contaminada ciudad, con partículas suspendidas, gases tóxicos, químicos dispersos, polvo... también contribuye al incremento de las enfermedades respiratorias, debido a que tales contaminantes debilitan nuestro sistema inmune.

Y si a todo lo anterior agregamos que buena parte de los mexicanos están desnutridos, porque o no comen lo suficiente, la mayoría, o lo hacen mal, ya desde antes teníamos una “emergencia sanitaria”.

En conclusión, podría decir que desde el inicio de la “emergencia sanitaria” se falsearon los datos, se aterrorizó a la población y el único tema importante, que supera a lo que hasta antes de la epidemia hubiera sido trascendente es “no contagiarse con tan terrible, mortal enfermedad”.

No importa la crisis económica, ni la militarización del país, ni la explotación de compañías estadounidenses de nuestro petróleo, ni playas compradas por inmobiliarias extranjeras, ni minas cerradas, ni los miles de desempleados por la quiebra económica, ni la prepotencia policíaca, ni ilegales cambios en las leyes laborales, ni el corrupto sistema “legal” que tenemos, ni la sobreexplotación y contaminación de nuestros recursos... no nada de eso importa más que “¡estar encerrados en la casa, usar el tapabocas todo el tiempo y no saludar a nadie!”. Sí, mejor y muy efectiva forma de control social, no pudo hallar el gobierno.

Política de comic

ÍNDICE POLÍTICO / FRANCISCO RODRÍGUEZ

Calderón no estaba ni para Ministerio Público… lo impusieron como presidente de México... da pena nuestro país

Andrés Manuel López Obrador

"¿ES UN PÁJARO?...
¿Es un avión?…" ¡No! ¡Es Felipe Calderón!...

Tal, lo único que nos faltaba: que el ocupante de Los Pinos se caracterizara de superhéroe de comic y al lado de sus chicos, también "superpoderosos" –o quizá nada más, cual cortesía de Mary Poppins, supercalifragilísticoespialidosos—, se autoerigieran en "los defensores de la humanidad".

¡Recórcholis, Batman!, exclamaría el controversial Robin, al enterarse --una de dos-- de que ya hay quien les disputa la chamba de combatir todos los males y plagas que aquejan a la sociedad mundial, o bien que está presentando su solicitud para ingresar a la muy selecta "Liga de los Defensores de la Libertad y la Justicia", para apoyarse con sus miembros en otras luchas que ahora mismo está dando: contra el narco… contra la crisis mundial… contra la incomprensión que le enoja y lo rodea.

No es para reírse. Presenciamos ya un caso más de contagio de megalomanía que afecta a la llamada clase política mexicana. Una perturbación que, en este caso, surge cual reacción a la vacuna del miedo en contra de las críticas mundiales sobre la lenidad y lentitud con las que la fallida Administración calderonista ha enfrentado la emergencia del virus de influenza porcina.

¿Superpoderes? Nada de eso. No somos potencia, aunque en el discurso político nos digan a los mexicanos lo contrario. El poder de un Estado, simplificando un poco, tiene que ver con su masa crítica (territorio + población) y los demás recursos que posea: económicos, militares, psico-sociales, etc. Este poder describe la posición del Estado en el sistema internacional y permite diseñar una estructura jerárquica: superpotencias, grandes potencias, potencias medianas, Estados débiles, Estados blandos, Estados fracasados o fallidos…

México, en ese tenor y gracias a sus "gobernantes", es un Estado pequeño y débil, fallido dicen en el exterior, que posee un solo recurso estratégico: el petróleo que, cíclicamente, le da unos relativamente ingentes recursos económicos. Y dada nuestra actual población, estos recursos no son ya suficientes para ser un país rico, pero permite que el gobierno tenga una relevante abundancia fiscal. Somos un pueblo pobre, con un gobierno rico y, además, irresponsable.

Las carencias en todos los rubros son enormes. ¿Por qué, entonces, la megalomanía redentora de Felipe Calderón en respuesta a las críticas de funcionarios de la Organización Mundial de la Salud?

Un psicólogo podría clarificar el origen del padecimiento, señalando que se trata de una condición que esconde detrás de esa fachada, la megalomanía, a un individuo con necesidad de reafirmarse frente a los demás para lograr aceptarse a sí mismo. Delirios de grandeza, que decimos popularmente.

Tal delirio, me explican, se presenta cuando el paciente se enfrenta a actos o proyectos grandiosos que exceden su capacidad, y en especial cuando se niega a aceptar el fracaso de sus esfuerzos. Y ante un medio hostil a su intelecto y emociones, desarrolla una baja autoestima que automáticamente genera un mecanismo de defensa, manifestando en su pensamiento una sobrevaloración narcisista de sus cualidades y de sus capacidades.

Así, la mejor prueba de que Calderón y su Administración fallida han enfrentado mal y de malas a la crisis sanitaria, es precisamente su afán por presentarse, como lo ha venido haciendo los últimos días, cual "defensor de la humanidad".

Sigamos alegres. ¿Lo proponemos para el Premio Nobel de Medicina? ¿El de la Paz? ¿O dejamos que todo siga a nivel de comic o historieta?

Índice Flamígero: "El tamaño sí importa", dice el amistoso lector don Francisco Sánchez. "Para fundamentar mi dicho, primero transcribo la parte científica: Los virus son estructuras extraordinariamente pequeñas. Su tamaño oscila entre los 24 nm (nanómetros) del virus de la fiebre aftosa a los 300 nm de los poxvirus. La mayoría de los virus no puede verse con el microscopio óptico, pero algunos son tan grandes o mayores que las bacterias más pequeñas y pueden verse bajo magnificación óptica alta. El nanómetro es la unidad de longitud que equivale a una milmillonésima parte de un metro. Comúnmente utilizada para medir la longitud de onda de la radiación ultravioleta, radiación infrarroja y la luz. Recientemente la unidad ha cobrado notoriedad en el estudio de la nanotecnología, área que estudia materiales que poseen dimensiones de unos pocos nanómetros. Ahora el cuestionamiento: Ante el tamaño descrito –que en este caso es importantísimo-- de un virus, me queda en el tintero una pregunta para los fanáticos del "cubrebocas" recomendado hasta la saciedad (¿o necedad?) por Tirios y Troyanos: ¿De qué protege ese adminiculo, si esta hecho, regularmente, con tela cuyo entramado (red) difícilmente contendrá la embestida de una partícula del tamaño de un virus?"

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Los abusos de la CFE y de LFC contra los consumidores

Álvaro Cepeda Neri

No paran los abusos de las empresas (públicas y privadas) que venden servicios. Es el caso de la energía eléctrica, en manos de la Comisión Federal de Electricidad y de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. Ambas todavía son paraestatales o sea empresas públicas, cuyos directores son designados por el inquilino de Los Pinos en turno.

El calderonismo ha dado manga ancha, para que algunos de sus empleados (los que verifican el consumo y quienes contabilizan para cobrar) cometan verdaderos atracos y si los consumidores no pagan, entonces viene el corte del fluido como pasa en todo el país.

Mientras, en las calles se ven por dónde se pasea la mirada, lo que se llaman “diablitos” que no es otra cosa que el robo de electricidad; a los pobladores en sus casas que se pusieron al corriente con la instalación de medidores, les llegan recibos por consumo inexistente a importes estratosféricos.

Y de nada sirve que los consumidores vayan a las oficinas de esas empresas, ya que en primera los hacen integrar filas interminables, por el pésimo sistema para atender, y para, sobre todo, hacerlos desesperar y que opten por irse. Cuando al fin tienen contacto con el empleado, éste se comporta altanero, ignorando que con el pago de los consumidores le pagan puntualmente su quincena, no pagan el consumo de electricidad y tienen una serie de conquistas sindicales intocables.

Y nadie dice que les quiten tales subsidios. Pero que a cambio de ello al menos atiendan y resuelvan los problemas de los usuarios. Pero nada de eso sucede. Al contrario, los despachan con caras largas, prepotencia y los mandan a revisar sus instalaciones advirtiéndoles que de todas maneras han de pagar sus recibos.

Los cobros a casas particulares son de varios miles de pesos y no hay poder humano que eche abajo esos abusos. La CLYFC y la CFE están en plan de asaltar a los usuarios más pobres, mientras las empresas privadas que consumen electricidad hasta dejan de pagar para “jinetear” el dinero. Y las oficinas públicas de plano (como las iglesias) no pagan el consumo de agua, ni de electricidad, ni el predial.

Por todos los frentes se acosa a la población y el malestar social van en aumento, pensando los funcionarios y gobernantes que el pueblo resistirá todo. Y es cierto: lo resisten todo hasta que hartos de los abusos deciden, primero, protestar y de no hacerles caso, con justicia, entonces empiezan las manifestaciones más abiertas que pueden llegar a las revueltas civiles que es el inicio de la violencia.

Las actuales crisis que ya configuraron la crisis general, con la gota epidémica en marcha, ha hecho que la paciencia social esté en el límite de estallar. Son muchos los problemas que los gobernantes no resuelven, mientras se enriquecen. Y en el caso del consumo de energía eléctrica, por parte del servicio de esas dos empresas públicas, al cobrar excesiva e injustificadamente, lo único que están generando es el robo de la misma y, en última instancia, provocar una reacción social.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Meseras de 35 mil restaurantes en el DF afectadas “demasiado”

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

Ante el cierre parcial de alrededor de 35 mil restaurantes en el Distrito Federal, desde el pasado 28 de abril, la Secretaría de Finanzas del Gobierno capitalino dará “de buena fe” 50 pesos diarios a las y los miles de trabajadores del sector, la mayoría mujeres, que en un día de labores perciben alrededor de 5 veces más esta cantidad.

María Eugenia Núñez es la encargada de la marisquería “Roger y Albert”, desde hace cuatro años, y tiene a su cargo 8 meseras y meseros, la mayoría mujeres, todas ellas jefas de familia, madres solteras que desde la semana pasada fueron suspendidas de sus labores y dejaron de percibir las propinas con las que sostienen a sus hijas e hijos.

Por esta medida preventiva para que no haya un brote de contagio del virus de influenza humana, “además de afectar al patrón porque las ventas han caído hasta en un noventa por ciento, las meseras son las que lo han sentido más por que ellas dependen de lo que ganan aquí, entre 200 y 250 pesos”, señaló María Eugenia a CIMAC.

A decir de la señora Núñez, quien es “madre y padre” de sus 4 hijos que cursan la preparatoria y la universidad, es correcto que se vea por la salud de la ciudadanía, pero es necesario también que se piense en este sector y se pongan medidas para resarcir las pérdidas económicas para las trabajadoras y trabajadores.

Porque para María Eugenia los 50 pesos que dará el Gobierno del DF (GDF) a las y los capitalinos afectados no son suficientes ante esta situación que “nos ha afectado demasiado”.

Ellas tienen que resolverlo solas

Sobre este tema, Inés González, experta en temas laborales, de la Fundación Friedrich Ebert, manifestó a CIMAC que frente a este tipo de problemas sociales se toman medidas sin considerar las condiciones del mundo del trabajo. “No se piensa en las madres trabajadoras y por ello no se toman medidas colaterales para que no sean afectadas. Se resuelve un problema y se abre otro”, lamentó.

“Ellas son las sacrificadas, tienen que resolverlo solas, con o sin la flexibilidad por parte de sus patrones. En algunos casos las empresas dicen si te puedes ir, pero vas a tener pérdidas económicas y de derechos. A final de cuentas tendrán que reponer los tiempos y los costos sociales, económicos y de producción”, aseveró.

Entonces, dijo, las trabajadoras tienen que resolver de forma personal un problema que “tiene una razón social”, porque la mayoría de las mujeres “seguimos cargando con la responsabilidad de la atención y cuidado de las hijas y los hijos porque los varones solidarios siguen siendo los menos”, expresó Inés González.

Cabe mencionar que a nivel federal Agustín Cartens, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), refirió ayer en conferencia de prensa que debido a la contingencia por el virus de influenza humana habrá un impacto a la economía nacional pues es un evento adicional a la desaceleración económica que aqueja a nuestro país desde finales de 2008. Lo que se espera que ocurra es “un rebote inmediato” que no destruirá la capacidad productiva, mencionó.

Ayuda “de buena fe”

En tanto, Benito Mirón Lince, secretario de Trabajo y Fomento al Empleo (ST y FE) del DF señaló a CIMAC que la Secretaría de Finazas de la Ciudad de México dará a las empresas 50 pesos por día no laborado a cada trabajadora y trabajador de bares y restaurantes.

El GDF creará un fondo de un millón 750 mil pesos para las y los meseros afectados económicamente por la contingencia. Esta acción será “de buena fe” ya que los propietarios sólo tendrán que registrarse y decir cuántas trabajadoras y trabajadores tienen a su cargo y por cuántos días fueron suspendidos para poder recibir los recursos.

No se les solicitará que estén dados de alta en el Seguro Social. Además de que confiarán en que los empresarios den la información verdadera a las autoridades capitalinas y también que otorguen a las y los meseros el dinero destinado.

La información sobre las empresas que recibieron los recursos podrán consultarse por Internet y las y los trabajadores que no reciban la cantidad por día no laborado a causa de la contingencia podrán exigirlo ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), con abogados de servicio gratuito.

Y se iniciaría por la vía conciliatoria, luego la comprobación y posteriormente de tipo legal porque no sólo sería la falta de pago de salarios si no en fraude, indicó Mirón Lince.

Por otra parte, el funcionario refirió que por la contingencia y la suspensión de clases de las y los estudiantes, la situación laboral de las trabajadoras se agudiza por la falta de recursos y las responsabilidades que ahora tienen en el hogar. Sin embargo, esta dependencia además de exhortar a los patrones y brindar respaldo jurídico en caso de haber represalias en contra de ellas por inasistencias no tiene algún acuerdo concreto con el sector.

“Seguiremos con las medidas que se han tomado y si llegarán a tener algún tipo de represalia por parte de los patrones por no cumplir con los horarios de trabajo o ausentarse algún día podrán acudir a la Profedet. No hay justificación, ni causas imputables a las y los trabajadores para que sean despedidos o se afecte sus condiciones de trabajo”, afirmó.

Siempre que se presente una emergencia, hay sectores que se ven más afectados que otros, porque se interpone el bienestar colectivo al de algunos sectores, como en este caso el de las y los meseros, porque la prioridad en este momento es la salud.

A decir del funcionario las medidas que se han tomado y que afectan al personal que labora en los bares y restaurantes, principalmente meseras y meseros, son “justificables” porque se hace pensando en el bienestar colectivo. Además, dijo, que no se tienen porque perder empleos por una medida emergente.

Eco-Noticias Político No. 511

Monitoreo del Entorno Político para los Negocios
Período del 29 de Abril al 06 de Mayo de 2009


NOTICIAS DEL IMPERIO DEL ESTADO DE DERECHO

Fusión de Nafin con Bancomext (?)

Fusionar por fusionar, o hacerlo para tapar algunos créditos no pagados por ciertas empresas de gran proporción o de mediocres empresarios metidos a peores políticos, con los resultados por todos conocidos y padecidos (algunos malosos del sector financiero gubernamental aseguran que el clan Fox oportunamente obtuvo algunos préstamos de Bancomext que jamás reintegró, y de allí el enfermizo interés de sepultar a la institución) no parece ser la mejor forma de “consolidar” a la banca de desarrollo. […] Por el contrario, las citadas comisiones “consideran necesario distribuir de manera clara y precisa las competencias de los órganos involucrados en la supervisión y vigilancia de las instituciones de banca de desarrollo, atendiendo a las sanas prácticas bancarias y las responsabilidades y capacidades de las instancias supervisoras”. [Carlos Fernández-Vega, MÉXICO SA, La Jornada, Mayo 04 / 2009]

Pandemia económica
Es más, al igual que se hizo con la epidemia, el gobierno debería tener ya un gabinete de crisis que proponga acciones en materia económica y de empleo; medidas no sólo para salvar a los empresarios, sino fundamentalmente el empleo de millones de personas y generar nuevas oportunidades. El gobierno deberá destinar recursos para establecer un seguro de desempleo inmediato que por lo menos garantice que miles de familias puedan comer. […] Esta pandemia económica puede ser responsable de la muerte de más personas que la causada por el virus; debido a la situación crítica de muchas familias y que llegado a un punto límite, se convertiría en un problema social gravísimo que, si no se atiende a tiempo, puede provocar situaciones supuestamente resueltas hace muchos años. El tiempo está corriendo. [Enrique del Val Blanco, El Universal, Mayo 05 / 2009]

NUEVO GOBIERNO DE BARACK OBAMA


¿Para quién es el blindaje con los recursos que le están ofreciendo a México?

¿Qué tal si la medicina prescrita por la Fed y el FMI no está en realidad dirigida a salvar a la economía mexicana, sino al salvamento de las grandes empresas mexicanas sobreendeudadas en dólares y, en consecuencia, a apoyar a los poderosos bancos de EU? La primera parte de esta hipótesis ha sido sugerida enfáticamente por Denise Dresser. El “blindaje financiero”, a su juicio, probablemente “servirá para rescatar a empresas mexicanas que contrataron deudas exorbitantes, cometieron errores garrafales y asumieron riesgos inexplicables” (“¿Blindar oligarcas?”, Reforma, 20/IV/09). Previamente, Rogelio Ramírez de la O había alertado sobre el peligro de que el salvamento de grandes empresas sobreendeudadas en dólares sea “una fórmula para otro Fobaproa”, que además manda la señal de que “la deuda en dólares de las empresas es deuda del gobierno” (“Expectativas reducidas”, EL UNIVERSAL, 15/IV/09). No hay espacio para comentar las atendibles propuestas de estos autores: baste recomendar encarecidamente la lectura de ambos artículos. […] Desde luego, si la hipótesis anterior se verifica, entonces la medicina prescrita por la Fed y el FMI es la adecuada: “blindará” a las grandes empresas mexicanas sobreendeudadas en dólares y contribuirá al salvamento de sus acreedores extranjeros, aunque hunda más al producto nacional y al empleo de los mexicanos. [José Luis Calva, El Universal, Abril 30 / 2009]

GOBIERNO DE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA


Aumento sustancial de Deuda Interna con Calderón

La deuda contratada por el gobierno federal en el mercado financiero local llegó en abril a un máximo histórico de 2 billones 529 mil 252 millones de pesos, cantidad que equivale a una quinta parte del producto interno bruto (PIB) y que representó un aumento de 48.5 por ciento respecto del saldo registrado al inicio de la actual administración federal, indicaron reportes oficiales. […] En los 880 días transcurridos desde el comienzo del gobierno y hasta el 30 de abril pasado, el Ejecutivo federal contrató cada 24 horas, incluidos sábados, domingos y feriados, 939 millones de pesos en nueva deuda interna, en un entorno de caída en picada de la actividad económica, reducción de los ingresos por venta de petróleo y otros ingresos tributarios, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México. [Roberto González Amador, La Jornada, Mayo 06 / 2009]

Los costos del miedo
Apenas se asoman los efectos de lo que supondrá vivir con esta epidemia, pero los primeros impactos se expresan no sólo en términos sanitarios, sino en la economía y en la credibilidad de las autoridades. […] Incluso los optimistas coinciden en que la caída de la economía mexicana irá este año quizá hasta 7% negativo, mucho abajo del ya sombrío pronóstico del Banco de México de la semana pasada. Se trata de la situación más grave desde la debacle del 95, en el arranque de la administración Zedillo. Esa cifra significa mucho mayor desempleo, cancelación de inversiones, cierre de negocios, finanzas públicas más débiles, problemas de crédito para empresas y particulares. Y una espera mucho más larga antes de que aparezca una recuperación. […] Las dudas sobre la capacidad de prevención y respuesta del gobierno mexicano ante esta emergencia generan ya un ruido tal en el mundo, que impiden escuchar las buenas cuentas que nuestras autoridades sanitarias ofrecen a la comunidad internacional. La crisis ha encubierto reclamos mutuos con la Organización Mundial de la Salud, y protestas en regiones enteras del globo, como la Unión Europea. [Roberto Rock, EXPEDIENTES ABIERTOS, El Universal, Mayo 04 / 2009]

LA CLASE POLÍTICA MEXICANA



También se hizo evidente que los extranjeros ya no se tragan tan fácil las historias oficiales
Hay un afán por entender que reconocen los aciertos gubernamentales, pero sin desconocer las desigualdades, las impunidades y las ineficacias. El 29 de abril, Marc Lacey comentó con sarcasmo, en el New York Times, la frivolidad de Fidel Herrera, gobernador de Veracruz, quien llegó al poblado de La Gloria a visitar a Édgar Hernández, el niño que se salvó de la influenza. Según el corresponsal estadounidense, el mandatario llegó "en helicóptero, iba seguido por un cortejo y le dejó a Édgar un balón de futbol y una cachucha de beisbol". […] El 3 de mayo, Pablo Ordaz, corresponsal de El País de España, siguió escribiendo esas crónicas analíticas que desnudan las simulaciones. Con un lenguaje desenfadado, pero certero, describió nuestros dos sistemas de salud, uno para los privilegiados y el otro para las mayorías que sufren una burocracia sin medicamentos o equipo. Al día siguiente, 4 de mayo, Joëlle Stolz publicó en Le Monde otro reportaje sobre La Gloria y dedicó buena parte del texto a la devastación ambiental causada por Granjas Carroll, la empresa mimada por las autoridades estatales y federales. [Sergio Aguayo Quezada, Grupo REFORMA, Mayo 06 / 2009]

¿Por qué el FMI y el Banco Mundial no tienen un plan de reactivación económica?

En el círculo rojo de Estados Unidos (prensa, autoridades, especialistas) se tiene la sensación de que México exageró su reacción a la influenza, nos cuentan. El dispositivo después de la epidemia del SARS estaba montado para actuar de manera inmediata y drásticamente; el país acató el manual paso a paso. También existe la duda sobre el manejo de los datos; no teníamos a la mano herramientas para diagnosticar antes de echar a andar los mecanismos de distanciamiento social que ahorcaron la economía nacional, y principalmente la del DF. El golpazo al aparato productivo fue brutal… por el exceso de ortodoxia con la medicina amarga. Ahora bien, si ya le hicimos caso a la OMS, si fuimos responsables con la comunidad internacional, ¿por qué el FMI y/o el Banco Mundial no tienen un plan de reactivación económica? Por como pintan las cosas, se va a necesitar. […] Fíjese usted los datos que nos comparten, con INEGI como fuente: en 1985 murieron 28 mil 238 personas por enfermedades respiratorias en México; en 1990 fallecieron 23 mil 958; en 1995, 21 mil 950; en el año 2000 bajaron a 14 mil 244; y en 2007 los decesos fueron 14 mil 575. Esto da pie a muchas preguntas, sobre todo considerando que el saldo de la epidemia de influenza humana no llega siquiera a los 30 muertos. [Bajo Reserva, Periodistas de El Universal, Mayo 05 / 2009]

LA ECONOMÍA Y LA POLÍTICA VAN DE LA MANO


Continúa complicándose el escenario económico y social para México
Lo peligroso, mi estimado, es la potencia del madrazo a la línea de flotación de las finanzas, que tan sólo en el rubro del comercio y el turismo es visto ya como un foco rojo que será el detonador de un conflicto latente económico, cuya reacción en cadena exhibirá una serie de quiebras, despidos y cierre de negocios justo en medio de la tormenta perfecta de emocionante adversidad. […] Y es justo aquí donde las cifras pueden ser escalofriantes para un país como México, cuya economía en contracción y que hace lunas no despega y con el célebre brote de influenza, disparó el peor de los mundos catastrofistas, donde se analiza un impacto que podría rondar pérdidas por más de 70 mil millones de pesos estimando una caída del 0.7 % del PIB que, nuevamente para variar, choca con la cifra estimada del 0.3 por ciento del ilustre Agustín Carstens. Eso sin documentar la monumental cascada de desempleo que le pone presión adicional al calderón del estado fallido rumbo al colapso rápido, cuyo coctelito del deterioro y desmantelamiento social empuja a escenarios de alta volatilidad e ingobernabilidad. [Marcela Gómez Zalce, A PUERTA CERRADA, Milenio Diario, Mayo 06 / 2009]

REFLEXIONES


Para meditar…
Nadie como el doctor Carstens para transformar una emergencia mundial en un catarrito. [RAYUELA / La Jornada, Mayo 06 / 2009]
México está en condiciones de volver a la normalidad…
¿Acaso la de los ejecutados…? ¿La de la crisis económica…? ¿La de la impunidad…? ¿La de la guerra sucia electoral…? ¡¿Cuál normalidad, mi Felipe…? [Marcela Gómez Zalce, A PUERTA CERRADA, Milenio Diario, Mayo 05 / 2009]

La influenza en México
Sólo el tiempo, las y los expertos dirán si las decisiones sobre esta epidemia evitaron algo peor, o si se exacerbó una farsa para afianzar el control político con el miedo. Lo que ya sabemos es que nuestros gobernantes no son estrategas sino apagafuegos, no planean sino improvisan, no gobiernan a personas sino a masas y estratos sociales. Pero también sabemos que México produce mentes brillantes, científicas e intelectuales, que dieron aviso desde 2005 de que teníamos que prever las consecuencias económicas y sociales de una epidemia como ésta. […] La evolución del virus puede ser imprevisible, pero la resistencia de mujeres y hombres trabajadores, honestos, solidarios y alegres de este país resulta inconmensurable, es lo que nos sacará a flote. Lo que sí podemos asegurar es que pasará mucho tiempo para rescatar al turismo de sus cenizas y mejorar la imagen de México en el mundo. [Lydia Cacho, Plan B, El Universal, Mayo 04 / 2009]

Los diez países vedados
… de pilón la revista Forbes –la que dijo que México es un “Estado fallido”– lo incluyó en su lista de los 10 países que recomienda evitar a los hombres de negocios. De modo que ahí estamos junto a Pakistán. [Enrique Galván Ochoa, DINERO, La Jornada, Mayo 06 / 2009]

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Perspectiva global

Salvador Suárez Zaizar

ARTÍCULO NÚMERO 33


Pakistán emergió como una nación independiente y un Estado en agosto de 1947; aunque históricamente es una de las tierras más antiguas conocidas por el hombre. Se localiza al Sur de Asia, colinda con el Mar Arábigo, y está entre la India al Este, Irán y Afganistán al Oeste, y China al Norte. Tiene una población de 160 millones de habitantes, su lengua oficial es el inglés y la lengua nacional es Urdu. El tipo de gobierno es Parlamentario y su capital es Islamabad.

Pakistán posee un potencial turístico poco conocido para el mundo occidental, y la riqueza de su patrimonio cultural y multicolor sigue sin explotar. Al ser una de las dos civilizaciones más antiguas del mundo, su territorio es un paraíso para los amantes de la historia y la arqueología. Todas las antiguas rutas y los grandes pasos están en Pakistán, lo que hizo que esa región fuera el lugar favorito para muchos conquistadores, comerciantes, viajeros, historiadores y turistas que llegaron de todas partes del mundo.

Además, su gente es incomparable al formar parte de más de treinta grupos étnicos hablando más de setenta y dos lenguas y dialectos. Es un país que exhibe un asombroso contraste en términos de color, creencias, razas, herencias, costumbres, vestimenta y religiones. Esto se puede apreciar en cada una de sus ciudades como Islamabad, Karachi, Lahore, Peshawar, Quetta, Faisalabad, Hyderabad, Sukkur y Sialkot.

De acuerdo con la Sección Comercial de la Embajada de Pakistán, existe potencial para productos mexicanos como fibras textiles sintéticas y vegetales, productos médicos y farmacéuticos, tintas, goma y sus manufacturas, químicos, plásticos, equipo de transporte, maquinaria, aceites comestibles, papel, acero y aluminio.

Mientras que la oferta exportable de Pakistán a México comprende hilo y tela de algodón, alfombras, toallas y batas de baño, textiles para el hogar, textiles sintéticos, ropa, piel y cuero, arroz, artículos deportivos (especialmente balones de fútbol), instrumentos quirúrgicos, productos de ingeniería, químicos, metal forjado, artículos de barro, calzado y joyería.

Existen cinco razones para invertir en Pakistán. La primera de ellas es su ubicación estratégica, ya que al localizarse en el corazón de Asia es la puerta de entrada a los países asiáticos centrales ricos en energéticos, los financieramente líquidos del Golfo Pérsico, y las economías avanzadas de los Tigres Asiáticos. La segunda razón es su fuerza laboral entrenada, trabajadora e inteligente. La tercera es su perfil económico con un rápido crecimiento del PIB y un aumento de su clase media. La cuarta son las políticas de inversión que han sido consistentes con la liberalización, desregularización, privatización y facilitación. Por último, es el desarrollo de su mercado financiero.

Los sectores atractivos para la inversión mexicana en Pakistán son en Tecnología de la Información (call centers, sistema de información geográfica, y outsourcing en procesos de negocio), telecomunicaciones, bienes raíces, energía, agrícola, textil, infraestructura, turismo, automotriz, farmacéutico, financiero, ingeniería ligera, minería, y cemento.

Para profundizar sobre temas relacionados con Pakistán y sus oportunidades de negocio puede consultar los siguientes sitios web: www.pakistan.gov.pk, www.pakboi.gov.pk.

Un especial agradecimiento a la Sección Comercial de la Embajada de Pakistán por la información proporcionada para este artículo. Este documento forma parte de las Fichas de País del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, A.C. (COMCE).

Lo que la influenza se llevó…

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• La adversidad y 70 mil millones de pesos
• De sindicatos y traiciones


Toronto, Canadá.- La elocuencia, mi estimado, es la pintura del pensamiento. Baja el ritmo al cual giraba el mundo alrededor de ese nuevo virus A H1N1 que –gracias a Felipe & his whiz kids squad se ha defendido a la humanidad de su eminente destrucción– desarrolla los sesudos análisis sobre atractivos escenarios para entender su comportamiento mutante (se entiende que del travieso virus), aunque en el corto tiempo lo que verdaderamente alarma es el efecto de su impacto económico integral que ya es analizado con cautela y preocupación.

Aquí el acreditado experto en pronosticar “catarritos” afirmó que a nuestra economía le está lloviendo sobre mojado, dando a conocer un cálculo sobre el golpe económico para México que, para variar, choca con las cifras de analistas financieros y de especialistas que pronostican un contexto mucho más complicado para el barco de gran calado y su emocionado capitán.

Sobre todo porque mientras se regresa, según el inquilino de Los Pinos, a la normalidad, es evidente que el enemigo a vencer fuera y dentro del país es el recelo, la desconfianza y el miedo que aún impone el retozón virus cuyas secuelas, my friend, distan mucho de estar claras y controladas ante una serie de diversos factores, entre ellos la escasa información sobre el número de víctimas y la causa de su muerte.

Lo peligroso, mi estimado, es la potencia del madrazo a la línea de flotación de las finanzas, que tan sólo en el rubro del comercio y el turismo es visto ya como un foco rojo que será el detonador de un conflicto latente económico, cuya reacción en cadena exhibirá una serie de quiebras, despidos y cierre de negocios justo en medio de la tormenta perfecta de emocionante adversidad.

Y es justo aquí donde las cifras pueden ser escalofriantes para un país como México, cuya economía en contracción y que hace lunas no despega y con el célebre brote de influenza, disparó el peor de los mundos catastrofistas, donde se analiza un impacto que podría rondar pérdidas por más de 70 mil millones de pesos estimando una caída del 0.7 % del PIB que, nuevamente para variar, choca con la cifra estimada del 0.3 por ciento del ilustre Agustín Carstens. Eso sin documentar la monumental cascada de desempleo que le pone presión adicional al calderón del estado fallido rumbo al colapso rápido, cuyo coctelito del deterioro y desmantelamiento social empuja a escenarios de alta volatilidad e ingobernabilidad.

Y no es para menos, yes?

La estrategia para la reactivación económica en uno de sus puntos más débiles (porque son varios) está sustentado en medidas y lineamientos sanitarios para evitar el contagio masivo, en donde el miedo sigue siendo el invitado de lujo. Si le agrega, además, el fundamental asunto sobre la confianza de los consumidores el panorama luce, literalmente, de terror para millones de mexicanos que viven los efectos de la crisis económica… pero de horror para Felipe y su banda presidencial que podrían encontrarse con la mala cara del arte de (des)gobernar.

Esta nueva crisis que se suma a la lista de peligrosos y latentes pendientes, necesita de medidas concretas, rápidas y con una colosal dosis de certidumbre. De lo contrario el deterioro y la descomposición, que de por sí ya traían un acelerado ritmo serán, sencillamente, my friend, incontrolables.

Por la Mirilla

El sindicato de mineros, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, informó sobre la destitución de Carlos Pavón de su cargo acusado de traición y deslealtad a los principios y valores del organismo sindical. La tenebra se desencadenó a raíz de su encarcelamiento el pasado diciembre, donde recibió ofertas económicas y promesas de simpáticos favores por parte de Grupo México de German Larrea y del consorcio de Alonso Ancira. Pavón, quien finalmente admitió a sus compañeros la veracidad sobre las mieles ofrecidas y detalles sobre una serie de encuentros con el secretario del Trabajo (sucio), Javier Lozano, salió por la puerta de atrás señalado además de ser el protagonista para pavimentar el caminito del consorcio para formar un sindicato acorde con los poderosos intereses…

Víctimas de tijeretazos presupuestales a la salud

Subsidios disfrazados a grandes empresas

Carlos Fernández-Vega


Allá por noviembre del año pasado la clase política nacional se congratulaba por lo bien que había hecho su trabajo de corte y confección en materia de gasto público para el siguiente ejercicio. Una vez aprobadas las modificaciones a la segunda versión del presupuesto federal de egresos 2009, tanto el inquilino de Los Pinos ("es el más alto de la historia") como los legisladores ("con él enfrentaremos correctamente la coyuntura económica") celebraron que en tiempo y forma armaron el paquete económico para el año en curso, y subrayaron el "aumento sustantivo en los recursos destinados a infraestructura: carretera, hidráulica, hospitalaria, educativa, deportiva, ferroviaria y para seguridad pública", aunque obviaron reconocer que en renglones electoral y políticamente no tan vendibles ni vistosos como los citados, pero sí de enorme relevancia para los mexicanos, la norma fue sacar la tijera y recortar donde el filo cayera.

El motivo de la fiesta fue que el presupuesto de egresos de la federación para 2009 sumaba poco más de 3 billones 45 mil millones de pesos, un incremento cercano a 200 mil millones respecto del primer paquete económico presentado por el gobierno calderonista antes del estallido oficial de la crisis, la cual de tiempo atrás había sido registrada por prácticamente todos, menos por los que oficialmente deberían ser los primeros en enterarse. En este contexto, por ejemplo, entre reasignaciones y reacomodos el inquilino de Los Pinos y los legisladores acordaron un incremento real de 10.9 por ciento en el presupuesto 2009 del sector salud, lo que sin duda es una noticia para celebrar, aunque a la hora de conocer el detalle tal crecimiento se concentró en infraestructura hospitalaria, lo que si bien es positivo descobijó a otras áreas de salud igualmente relevantes, algo que lamentablemente se comprobó en los hechos durante la presente emergencia sanitaria.

De todos es padecido que nuestra heroica clase política sólo puede concentrarse –es un decir– en una crisis a la vez. Exigirle que atienda la problemática nacional en conjunto sería un acto infame de los mexicanos, quienes a estas alturas parecen no comprender cabalmente las limitaciones extremas de quienes la integran. Así, esa clase política se dedicó –también es un decir– a la crisis de seguridad, que la llevó a obviar la crisis económica, aunque ambas fueron dejadas a un lado por la crisis sanitaria, la cual dejó para mejor momento el combate al narcotráfico y la medicación del "catarrito".

Como "está por superarse" la emergencia sanitaria, según la versión oficial, probablemente alguien se acuerde de la crisis económica –potenciada por la epidemia– y de seguridad. Pero en vía de mientras, lo que la influenza rebautizada dejó en claro es que el país reporta peligrosas carencias en salud y prevención de enfermedades, por mucho que se incremente el presupuesto hospitalario.

Cifras de la Cámara de Diputados revelan que, tras reacomodos y reasignaciones, los dineros públicos que se destinarán en 2009 a los proyectos de infraestructura social de salud resultan 600 por ciento mayores a los que para el mismo fin se canalizaron en 2008 (asegura la Cámara de Diputados que "9 mil 282.3 millones son para salud, de los que 6 mil 168 millones serán para la construcción, ampliación y rehabilitación de infraestructura de salud en las entidades federativas"), y que los aprobados para los programas de atención a familias y población vulnerable y a la atención de personas con discapacidad reportan aumentos de 27.7 y 31.4 por ciento, respectivamente.

Una buena decisión, sin duda, pero el problema es que más allá de esos tres renglones prioritarios, los demás fueron recortados o en el mejor de los casos no se modificaron con respecto al año anterior. Por ejemplo, llama profundamente la atención ciertos tijeretazos presupuestales pactados por el inquilino de Los Pinos y los diputados, especialmente cuando se conoce la presencia regular de ciertas epidemias. Así, para 2009 Ejecutivo y Legislativo decidieron reducir 3.5 por ciento, en términos reales y respecto a 2008, el presupuesto destinado a la vigilancia epidemiológica, algo que, como ha quedado demostrado, es un renglón de salud pública y además de seguridad nacional. A tal fin a lo largo del presente año se tienen considerados (cuando menos hasta antes de la emergencia sanitaria) sólo 836.5 millones de pesos, o lo que es lo mismo un monto equivalente a 4.8 por ciento de los 17 mil 400 millones que ayer anunció el doctor "catarrito" como "apoyos económicos emergentes para enfrentar el brote de influenza" (nótese que dice "brote", no epidemia, como debe ser) y así "apuntalar" la actividad económica.

Lo anterior recuerda los casi 20 mil millones de pesos que Fox y Calderón han canalizado a las grandes empresas privadas (nacionales y extranjeras) disfrazados de "subsidios a la investigación y el desarrollo tecnológico", dineros públicos utilizados por Sabritas, Bimbo o las trasnacionales automotrices, por citar sólo esos ejemplos, que debieron ser invertidos en dichos renglones pero en beneficio de la nación. ¿Que sería de la investigación y la vigilancia epidemiólogica en el país si a sus escasos haberes le sumaran esos 20 mil millones? Sin duda Sabritas, Bimbo y las demás tendrían que gastar de su dinero para mejorar sus productos, pero los mexicanos tendrían recursos para y certidumbre en el combate de las epidemias. Pero como la clase política todo lo hace al revés, los consorcios privados mejoran sus productos con dineros de la nación, mientras los mexicanos constatan que "no hay dinero" ni certidumbre.

Otras víctimas del tijeretazo presupuestal 2009 en el sector salud son los siguientes programas (todos son porcentajes negativos): investigación y desarrollo tecnológico en salud, 2.8; fortalecimiento de las redes de servicios de salud, 3; asistencia social y protección del paciente, 6.8; calidad en salud e innovación, 2.8; caravanas de la salud, 0.3; cooperación internacional en salud, cero; formación de recursos humanos especializados para la salud, 1.6; comunidades saludables, 3; protección y desarrollo integral de la infancia, 1.2; protección contra riesgos sanitarios, 2.3; reducción de enfermedades prevenibles por vacunación, 3.7; sistema integral de calidad en salud, 4.8.

Las rebanadas del pastel

Otro dato aportado por la Cámara de Diputados: en México el gasto público en salud como proporción del PIB ronda 2.7 por ciento; en Kenia, 2.1, por ejemplo.

Tiempo de definiciones

JESúS CANTú

La contingencia sanitaria provocada por la influenza A (H1N1) exige una rápida definición por parte del Instituto Federal Electoral, por lo menos en tres aspectos: uno, regular los términos en que las distintas instancias de gobierno podrán mantener su presencia en los medios de comunicación masiva; dos, proponer una forma alternativa de comunicación entre partidos, candidatos y ciudadanía, a fin de evitar iniquidades, y tres, revisar su estrategia de capacitación para impedir abusos.

El apartado “C” de la base III del artículo 41 constitucional señala que durante las campañas electorales federales y estatales se suspenderá toda propaganda gubernamental; sin embargo, también establece la excepción en el caso de “las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

La aparición de la epidemia colocó al país precisamente en esta posición, y ahora los medios de comunicación masiva están saturados de promocionales relativos al tema. En algunos casos se transmiten incesantemente, en forma de spots, los mensajes de algunas autoridades, lo cual se presta a que éstas incurran en abusos.

En Nuevo León, por ejemplo, los medios locales difunden declaraciones del gobernador José Natividad González Parás: “Nuevo León –sostiene el mandatario estatal– es un estado de vanguardia que ha dado muestras de enfrentar y lograr grandes retos. Ahora atravesamos por una crisis económica, que nos vino de fuera; por una crisis de crimen organizado, que nos vino de fuera; y por una crisis de salud, que nos está llegando de fuera. Estas crisis y particularmente la de la emergencia por los riesgos de contagio del virus de la influenza porcina la vamos a seguir enfrentando con la convicción de que la habremos de superar. Lo vamos a hacer con la participación responsable de todos”.

Es obvio que este gobernador aprovecha la presencia de la epidemia para ganar espacios en los medios y llevar agua a su molino.

Por otra parte, el jueves 30, con motivo del Día del Niño, Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, apareció en diversos programas televisivos para dar consejos de salud a los menores y a sus padres.

Funcionarios públicos o las esposas de éstos (de buena o de mala fe) pueden aprovechar la presencia de la epidemia para proyectar su imagen y difundir mensajes en espacios comerciales. Como no existe ninguna ley ni disposición reglamentaria que lo impida, pueden hacerlo de manera arbitraria y discrecional.

Así el IFE que, de conformidad con lo establecido en el apartado “D” del artículo 41 constitucional, es el responsable de sancionar dichas infracciones, debe establecer los lineamientos para evitar que se aproveche la contingencia para posicionar positivamente en la opinión pública a las distintas instancias de gobierno, más allá de difundir las medidas de prevención y cuidado ante la emergencia.

Pero ese no es el único problema que debe atender el IFE, el secretario de salud, José Ángel Córdova ya anunció que sí habrá “… recomendaciones en relación a la forma en cómo se desarrollan las campañas”, particularmente para evitar aglomeraciones en los actos de campaña; a su vez, el CEN panista, a través de un comunicado de prensa, ya solicitó que se posponga el inicio de las campañas, que de acuerdo con el calendario oficial inician el domingo 3 de mayo.

Así que también en este caso el Consejo General del IFE, de acuerdo con los partidos políticos, debe establecer formas alternativas de hacer campaña electoral. Como las autoridades han señalado que no se contempla modificar el calendario electoral, lo más prudente es optimizar el uso de los medios de comunicación masiva para evitar mítines, reuniones y visitas domiciliarias, en congruencia con las medidas dictadas por las autoridades.

Pero esto implica establecer también un modelo de excepción, pues esta comunicación no puede mantenerse únicamente a través de los 41 minutos diarios de promocionales que se difundirán por radio y televisión. Requiere de espacios de debate, entrevista y análisis, que permitan a la población informarse sobre las propuestas, posiciones y capacidades de los candidatos.

Y esto obliga a la colaboración de los medios de comunicación masiva, sobre todo los electrónicos, pues habría que instaurar una fórmula que permita mantener la equidad en la contienda y garantice el acceso de todos a su programación ordinaria y a la especial. Sólo de esta manera será posible generar un voto responsable e informado.
Ello implica que todos tengan la misma oportunidad de participar en noticiarios, programas de revista, entrevistas y análisis, no únicamente unos –como hoy sucede– y que se calendaricen programas especiales para difundir las propuestas, también en igualdad de condiciones. Es una situación de excepción, hay que responder con medidas excepcionales.
La contingencia también afectará el proceso de capacitación de ciudadanos para ser funcionarios de mesa directiva de casilla, que deben estar integradas –de conformidad con el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe)– a más tardar el próximo 15 de mayo.

En este caso existe el riesgo de que capacitadores y vocales de las juntas distritales continúen abusando de las denominadas secciones de atención especial. Cuando se implantaron por primera vez, en la elección de 2003, sólo se limitaban a comunidades indígenas y zonas militares, en su mayor parte, en donde era materialmente imposible cumplir con las disposiciones del Cofipe. Por esta razón, desde el principio se procedía a trabajar con toda la lista nominal y no únicamente con los insaculados.

Sin embargo, en 2006, el número de secciones de atención especial se elevó en la fase final a más de 8 mil (aunque originalmente sólo se habían aprobado mil 200) que representaron más de 12% de las 64 mil 934 secciones en que se divide el territorio nacional.

Para las elecciones de 2009 ya se establecieron 6 mil 230 secciones, que representan casi 10%. Esto que fue concebido como una alternativa excepcional, hoy parece convertirse en una vía para justificar la violación de la ley electoral. Es un asunto que debe analizarse con claridad y precisión antes de que surjan sorpresas desagradables.

De seguro hay otros ámbitos que también resultarán afectados. Decenas de miles de mexicanos que en la actualidad participan en la organización del proceso electoral pueden sufrir los estragos de la epidemia lo que repercutirá de manera negativa en el desarrollo de sus programas. Por lo anterior es urgente que el IFE asuma el papel que le corresponde por mandato constitucional para evitar que aviesos intereses ocupen los vacíos generados por la contingencia sanitaria y logren de esta manera ventajas ilegítimas.

Fuente: Proceso

Link: http://www.proceso.com.mx/opinion_articulo.php?articulo=68546

Influenza A/H1N1: la punta del iceberg

Alejandro Nadal

Pocos percances industriales tienen la capacidad de revelar los defectos más profundos de una sociedad. La reciente epidemia de fiebre porcina es un caso emblemático. Aunque para muchos es una calamidad caída del cielo, la realidad es que se trata de un desastre industrial, similar al de Bhopal, en India (1984) o al de Chernobyl (1986).

Al igual que esos eventos, el desastre del virus de influenza porcina A/H1N1 muestra con extraordinaria claridad las lacras de un sistema industrial grotesco, de un gobierno ineficiente, y seguramente corrupto, además del colapso del sistema de salud pública.

El desastre de las fábricas granjeras Carroll (GCM) dice mucho sobre nuestra "civilización". Lo fundamental es que no se trata de una calamidad que nos cae del cielo, o de un evento altamente improbable. Para nada. Al igual que la crisis económica, el desastre de la epidemia de A/H1N1 es el resultado predecible de la acción humana y de fallas de políticas regulatorias que pueden y deben ser cambiadas. Es la consecuencia de una forma de producir cárnicos que es repugnante en su inmundicia. El trato despiadado a los animales dice mucho de la falta de respeto que puede tener el ser humano consigo mismo.

En esta industria el proceso de producción comienza con el empleo masivo de métodos de inseminación artificial. Esto empobrece la variabilidad genética de los animales y para mantenerlos vivos en confinamiento se necesitan cantidades masivas de antibióticos y vitaminas. En algunas plantas porcícolas se administran fuertes dosis de estimulantes que desencadenan un apetito voraz para que los animales ganen peso rápidamente. Esto se complementa con dosis masivas de hormonas para rápido crecimiento.

Las importaciones de maíz amarillo y de soya, al amparo del TLCAN, son clave para este sistema. Esos insumos proporcionan carbohidratos y proteínas fácilmente digeribles que permiten a los animales confinados ganar peso más rápidamente que en la ganadería extensiva.

La concentración de decenas de miles de cerdos en espacios reducidos impone el intercambio de virus entre animales. Este tráfico abre las puertas a mutaciones rápidas y al surgimiento de mutaciones patógenas cada vez más resistentes. La aparición de agentes patógenos afecta a la población de cerdos, pero algunas mutaciones permiten traspasar las barreras entre especies y los humanos pueden verse afectados.

No existe una norma oficial mexicana sobre el hacinamiento de cerdos en granjas porcícolas (lo que dice mucho). La NOM-062-ZOO-1999 para animales de laboratorio establece que cerdos de 20 kilos deben tener un espacio mínimo de 0.56 metros cuadrados. Es un indicador terrible de lo que deben ser las condiciones en las fábricas porcícolas.

Eso sí, existe una norma oficial (NOM-060-ZOO-1999) sobre "transformación de despojos animales para su empleo en la alimentación animal". Contiene las especificaciones para utilizar despojos de cerdos en plantas reductoras con el fin de usarlos "en la alimentación de rumiantes". Sí, leyó usted bien y lo puede corroborar en el Diario Oficial del 28 de junio de 2001. Es un escándalo relacionado con toda la producción de carne.

La industria de cárnicos busca economías de escala, pero los costos para la sociedad en materia ambiental y de salud humana son cada vez mayores. En el plano económico estas gigantescas concentraciones de animales son la otra cara de la destrucción de la economía campesina de pequeña escala, más generadora de empleos y más apta para un manejo responsable del medio ambiente.

El círculo se cierra con una noticia sorprendente: Granjas Carroll es socio anfitrión de 22 proyectos dentro del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto para reducir emisiones de gases invernadero. Los proyectos no se han puesto en operación, pero ya fueron certificados ante la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. En estos esquemas el biogas producido por digestores anaeróbicos (en las lagunas de oxidación) es enviado a un generador de electricidad para la planta. Es decir, se utilizará gas metano (CH4) en lo que vendrían siendo proyectos de cogeneración (de entre 100 y 550 KWh) y reducirán el volumen de emisiones entre 3 mil 700 y 18 mil toneladas de CO2 equivalente. Los certificados asociados a estas reducciones pueden venderse en el mercado mundial de carbono.

El CH4 es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el CO2, así que en el casino del mercado mundial de carbono, las reducciones de metano pueden ser un negocio muy lucrativo. Bonito mecanismo de desarrollo "limpio". Literalmente, nunca antes había estado tan cerca la mierda del dinero. (Éste y otros aspectos de la catástrofe de la influenza porcina son el objeto de un trabajo colectivo que se dará a conocer próximamente.)

Ahora que comienzan a levantarse las medidas de la emergencia, lo peor de todo es que regrese la normalidad de la barbarie. Los tiempos del cambio han llegado y deben ser aprovechados de manera constructiva.

Mandan modificaciones a la ley que ha hecho Calderón a raíz de la influenza

Mensaje recibido en el correo del blog

EL ENEMIGO AVANZA: 4 INICIATIVAS DE LEY PRESENTADAS POR EL ESPURIO

Va el paquete de iniciativas de ley que envió Calderón al Congreso en vísperas de la emergencia sanitaria. La han llamado ley de seguridad nacional.
Todo con tal de complacer los objetivos del ASPAN.

Hoy por hoy el decreto del 24 de abril nos ha colocado en un estado de excepción. La legalidad y la legitimidad están más distantes que nunca.

C. PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE SENADORES

DEL HONORABLE CONGRESO DE LA UNIÓN,

P r e s e n t e



La consolidación definitiva de la democracia mexicana requiere de la reconstrucción profunda del Estado de Derecho. Para ello, deben otorgarse bases institucionales sólidas y firmes que estén en concordancia con el mandato constitucional, y las exigencias nacionales.



Uno de los objetivos plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 consiste en recuperar la fortaleza del Estado y la seguridad en la convivencia social mediante el combate frontal y eficaz al narcotráfico y otras expresiones del crimen organizado.



El Estado mexicano vive hoy un momento crucial en su desarrollo democrático. La realidad nacional exige revisar y redefinir los conceptos de seguridad nacional, seguridad pública y seguridad interior para construir los fundamentos que permitan garantizarlas cabalmente. Hoy es momento de dar determinación legal al concepto de seguridad interior para establecer claramente las reglas con las que el Estado puede y debe actuar en esta materia.



El primer antecedente del concepto de seguridad interior se encuentra previsto en la Constitución de 1857, mismo que fue retornado en la de 1917.



En 2004 se incorporó al texto constitucional el concepto de seguridad nacional, en específico en los artículos 73, fracción XXIX-M y 89, fracción VI, a fin de facultar al Congreso de la Unión a legislar en materia de seguridad nacional y establecer que es facultad del Ejecutivo Federal preservar la seguridad nacional, en los términos de la ley respectiva y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada Permanente para garantizar la seguridad interior y la defensa exterior.



De lo anterior, es dable concluir que la seguridad nacional tiene dos vertientes, es decir, la seguridad interior y la defensa exterior, y que es permitido a la Fuerza Armada Permanente participar en ambas vertientes.



El Ejército, la Armada y la Fuerza Área participan en auxilio de las autoridades civiles desde hace varios lustros. Y su intervención en tales tareas fue abalada por la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, como se desprende de la siguiente tesis:



No. Registro: 192,080

Jurisprudencia

Materia(s): Constitucional

Novena Época

Instancia: Pleno

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

XI, Abril de 2000

Tesis: P./J. 38/2000

Página: 549



EJÉRCITO, ARMADA Y FUERZA AÉREA. SU PARTICIPACIÓN EN AUXILIO DE LAS AUTORIDADES CIVILES ES CONSTITUCIONAL (INTERPRETACIÓN DEL ARTÍCULO 129 DE LA CONSTITUCIÓN).



La interpretación histórica, armónica y lógica del artículo 129 constitucional, autoriza considerar que las fuerzas armadas pueden actuar en auxilio de las autoridades civiles, cuando éstas soliciten el apoyo de la fuerza con la que disponen. Por esta razón, el instituto armado está constitucionalmente facultado para actuar en materias de seguridad pública en auxilio de las autoridades competentes y la participación en el Consejo Nacional de Seguridad Pública de los titulares de las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, quienes por disposición de los artículos 29, fracción I, y 30, fracción I, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, tienen a su mando al Ejército, Armada y Fuerza Aérea, no atenta contra el numeral señalado del Código Supremo. Además, la fracción VI del artículo 89 constitucional faculta al presidente de la República a disponer de dichas fuerzas para la seguridad interior. Por estas razones, no es indispensable la declaratoria de suspensión de garantías individuales, prevista para situaciones extremas en el artículo 29 constitucional, para que el Ejército, Armada y Fuerza Aérea intervengan, ya que la realidad puede generar un sinnúmero de situaciones que no justifiquen el estado de emergencia, pero que ante el peligro de que se agudicen, sea necesario disponer de la fuerza con que cuenta el Estado mexicano sujetándose a las disposiciones constitucionales y legales aplicables.



Acción de inconstitucionalidad 1/96. Leonel Godoy Rangel y otros. 5 de marzo de 1996. Once votos. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: Mercedes Rodarte Magdaleno.



El Tribunal Pleno, en su sesión privada celebrada hoy veintisiete de marzo en curso, acordó, con apoyo en su Acuerdo Número 4/1996 de veinticuatro de agosto de mil novecientos noventa y seis, relativo a los efectos de las resoluciones aprobadas por cuando menos ocho votos en las controversias constitucionales y en las acciones de inconstitucionalidad, que la tesis que antecede (publicada en marzo de ese año, como aislada, con el número XXIX/96) , se publique como jurisprudencial, con el número 38/2000. México, Distrito Federal, a veintisiete de marzo de dos mil.



La participación de la Fuerza Armada Permanente como respaldo a las labores de las fuerzas de seguridad es eficiente y efectiva; sin embargo, la sociedad hoy reclama mejorar su funcionamiento en el marco del Estado de Derecho y para ello debe estar debidamente sustentada su participación en la ley.



Por ello, la presente Iniciativa pretende definir claramente el procedimiento de participación de la Fuerza Armada Permanente y sus atribuciones en materia de seguridad interior, lo que ofrecerá certidumbre jurídica y operatividad a su intervención, a favor de los ciudadanos.



En este contexto, es oportuno anticipar que la Iniciativa pretende implementar un procedimiento para declarar la existencia de una afectación a la seguridad interior, a razón de lo siguiente:



El procedimiento inicia con una solicitud de declaratoria de la autoridad competente al Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Nacional, quien integrará el expediente.



Una vez integrado el expediente el Secretario Ejecutivo lo someterá para su análisis y evaluación al pleno del Consejo quien analizará y evaluará la magnitud de la afectación a la seguridad interior; la capacidad de las instituciones competentes para ejercer sus funciones de manera suficiente y eficaz; la información disponible, sobre la percepción de la sociedad respecto del asunto que se analiza; y el carácter de las acciones o medidas a implementarse, así como su temporalidad y la institución responsable y las autoridades que apoyarán.



El Consejo de Seguridad Nacional, para efectos de la evaluación y análisis podrá consultar y requerir información. Asimismo el Secretario Ejecutivo solicitará opinión a la Comisión Bicamaral del H. Congreso de la Unión.



El Secretario Ejecutivo elaborará un acta circunstanciada de las deliberaciones y acuerdos del Consejo, la que será suscrita por los integrantes del mismo.



Una vez efectuado lo anterior, el Presidente de la República emitirá la declaratoria de existencia de una afectación a la seguridad interior, misma que se publicará en el Diario Oficial de la Federación. Dicha declaratoria incluirá la situación que constituye la afectación a la seguridad interior, el estado actual y la ubicación geográfica, las medidas a implementarse y su temporalidad, así como la institución responsable y las autoridades que colaborarán.



La vigencia de la declaratoria, previo acuerdo del Consejo, podrá prorrogarse mientras subsistan las causas que le dieron origen o modificarse conforme lo requieran las circunstancias; sin embargo, ésta nunca podrá ser por tiempo indefinido. Del mismo modo, cuando desparezca la situación que motivó la declaratoria de seguridad interior, el Ejecutivo Federal hará del conocimiento de la sociedad la conclusión de la misma, mediante acuerdo, ordenando su publicación en el Diario Oficial de la Federación.



Al explicitarse el proceso para la emisión de la declaratoria y la temporalidad de la misma, se hace transparente y se dota de certeza al trámite del mismo, lo que garantiza que dicho acto se emita dentro de un marco legal claramente definido tanto en su procedencia como en su trámite y desahogo eliminando toda posibilidad a la discrecionalidad; lo que se traduce en la certeza de la actuación de las autoridades ante situaciones extraordinarias, estos dispositivos normativos despliegan directamente su eficacia para combatir las circunstancias que requieren una rápida intervención del aparato de seguridad estatal y garantizan los derechos y libertades de los ciudadanos.



Esta Iniciativa recoge la preocupación fundamental de la salvaguarda de las garantías individuales. Así, aparte de que lo que se ha señalado, se otorga un blindaje adicional al posibilitar a los organismos encargados de la protección de los derechos humanos una amplia participación derivado de que el Secretario Ejecutivo debe informar de la declaratoria a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a los organismos de protección de los derechos humanos de las entidades federativas, para que éstos ejerzan sus facultades y atribuciones en materia de promoción y protección de los derechos humanos.



Al respecto, es de advertir que la Fuerza Armada Permanente sólo intervendría como institución responsable, en casos en que su participación sea estratégica y necesaria para solucionar la afectación a la seguridad interior, toda vez que las tareas de coordinación pueden recaer en Dependencias distintas a la Secretaría de la Defensa Nacional y Marina dependiendo del caso concreto.



En este orden de ideas, es de resaltar que los supuestos que pueden implicar una afectación a la seguridad interior, son los previstos en el artículo 5 de la Ley vigente, mismos que por razones de técnica legislativa se proponen trasladar al artículo 33, los cuales serían complementados con otros tales como la sublevación o el trastorno interior en una entidad federativa; las agresiones directas a las instancias o contra los integrantes del Consejo; los actos que pongan en peligro el orden y la paz pública de un municipio, entidad federativa o región, y la capacidad de las instituciones competentes para ejercer sus funciones sea insuficiente o ineficaz y los actos de extorsión colectiva que afecte a la comunidad o población.



Como se ha referido, la expansión de los fenómenos delincuencia les presenta nuevos retos a las sociedades democráticas. Ello obliga a disponer de todos los elementos con los que cuenta el Estado para hacerles frente, sobre todo en materia de delincuencia organizada. Es crucial reconocer que para su combate efectivo y eficiente, es indispensable articular a todas las autoridades del Estado mexicano.



Es necesario que el Estado asegure la eficacia de su actuar para atender las afectaciones a la seguridad interior y que garantice la plena vigencia de los derechos y libertades de los ciudadanos, incluso de aquellos que con sus actividades atentan en contra de la convivencia social. En esta tesitura, se establece categóricamente que en la actuación de los agentes de las instituciones de seguridad pública, éstos serán los responsables de hacer del conocimiento de la autoridad competente los hechos ilícitos de los que tuvieren conocimiento, transmitiéndole todos los datos que tuvieren, poniendo a su disposición a los inculpados, si hubieran sido detenidos.



En este sentido, resulta indispensable establecer que, para garantizar la seguridad interior, es necesario emplear los elementos humanos y materiales de todas las instituciones del Estado mexicano, incluida la Fuerza Armada Permanente, a saber el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada nacionales, por lo que su intervención en operaciones para solventar una afectación a la seguridad interior, se realizará en los términos que se señale en la declaratoria respectiva y de conformidad a las instrucciones del Presidente de la República a los Secretarios de la Defensa Nacional o de Marina.



Dentro de la temporalidad y ubicación geográfica señaladas en la declaratoria, también se faculta a las instituciones de seguridad pública o la Fuerza Armada Permanente, para verificar la no circulación de mercancías o efectos ilícitos y de personas requeridas por la autoridad, así como el cumplimiento de las leyes de orden público. Asimismo, se reitera que los servidores públicos que intervengan deberán respetar los derechos humanos de las personas sujetas a revisión.



Al establecer de manera transparente los ámbitos de participación de la Fuerza Armada Permanente, se asegura que los enfoques empleados para garantizar la integridad del Estado mexicano cumplan con las normas aceptables para las sociedades a las que sirven. Su actuación salvaguarda simultáneamente las funciones propias de una democracia, al posibilitar un combate frontal a las amenazas que acechan a una sociedad democrática y, al mismo tiempo, permitir a ésta un control de la actuación de quienes en su actuar cotidiano presentan una sólida defensa a las instituciones de la República.



Del mismo modo, como garantía adicional, existe la intervención del Poder Judicial de la Federación, quien atenderá en forma inmediata, en un plazo que no excederá de 8 horas, las solicitudes de medidas cautelares, providencias precautorias y técnicas de investigación formuladas por la autoridad competente, con motivo de las operaciones para la atención de una situación de afectación a la seguridad interior, al tiempo que se faculta a la institución responsable, para elaborar los requerimientos que considere necesarios a la autoridad competente para que ésta haga la solicitud respectiva al Poder Judicial de la Federación.



Una de las mayores dificultades que enfrentan las democracias es fiscalizar adecuadamente la forma de recopilar información sin interferir con su eficacia y su eficiencia. Un gobierno democrático no debe utilizar sus atribuciones para allegarse de información como un medio para controlar a sus propios ciudadanos, es por eso que en este aspecto deben definirse claramente los alcances y métodos para su obtención. La iniciativa claramente define que las instancias de seguridad nacional participantes, proporcionarán de manera expedita información a la Fuerza Armada Permanente, a fin de que cuenten con elementos para hacer frente a la afectación a la seguridad interior.



Es indiscutible que ante estos hechos se deberá hacer acopio del máximo de información. Efectivamente, esta información brinda los elementos necesarios para que las autoridades actúen con reflexión y en forma responsable, y para que eviten actos impetuosos basados en información insuficiente o en un entendimiento inadecuado que puede ser perjudicial para el combate de la situación que activó la declaratoria.



Por ello, el proyecto determina que en las averiguaciones previas que se instauren con motivo de la Seguridad Interior, los elementos acreditados por la Fuerza Armada Permanente, tendrán acceso a la información relacionada con la misma, que sirva para la producción de inteligencia prevista en esta Ley. Esta consulta se realizará en presencia del Ministerio Público, quien llevará un registro de las mismas. Los elementos que accedan a las averiguaciones deberán guardar la secrecía prevista por la Ley.



La iniciativa, al reglamentar y fundar el uso de la información, pone en una vitrina, ante los ojos de los gobernados, la actuación de los cuerpos de seguridad, contrarrestando la visión de los ciudadanos de desconfiar de organizaciones que actúan en secrecía. Si las fuerzas del Estado actúan de conformidad con las normas legales que son de dominio público y con fiscalización independiente, se posibilita que la actuación de las fuerzas de seguridad sea consistente con las normas y principios de un estado democrático y constitucional, garantizando un régimen de libertades y certeza jurídica.



Asimismo, la iniciativa contempla otras figuras jurídicas necesarias para fortalecer las acciones del Estado mexicano en materia de seguridad nacional, por ejemplo, para garantizar la probidad del personal que integrará las instancias de Seguridad Nacional, se propone establecer como requisito previo para su incorporación, acreditar las evaluaciones de control de confianza, que por lo menos consistirán en los exámenes poligráficos, de entorno socio económico, psicológico y toxicológico. Asimismo, se señala expresamente que la no acreditación de estas evaluaciones implicará la baja del servicio. Con ello, se busca reformar las instituciones de manera definitiva, de tal forma que todos los que combaten la inseguridad cuenten con la fortaleza estructural necesaria para enfrentar a semejante amenaza.



Así también, se determina que el Secretario Ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional emitirá el Acuerdo por el cual una Dependencia o entidad paraestatal o de alguna de sus partes serán declaradas instancias de seguridad nacional, a fin de que asuman las obligaciones correspondientes.



Finalmente, es oportuno mencionar que la Iniciativa contempla otros aspectos adicionales de carácter accesorio que tienen por finalidad mejorar la eficiencia del Centro de Investigación y Seguridad Nacional.



Por lo expuesto y con fundamento en la facultad que me confiere el artículo 71, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración del Honorable Congreso de la Unión, la siguiente Iniciativa de:



DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY DE SEGURIDAD NACIONAL



ARTÍCULO ÚNICO.- Se REFORMAN los artículos 1, segundo párrafo; 3, 4, 5, 6, 7, segundo párrafo, 10; 13, fracciones III y IV, 14; 15, fracciones IV y V; 18, 19, primer párrafo y fracciones I, II, IV, VI, VII, VII, IX, X y XI; 33; 35 primer párrafo, 38, fracción I; 44; 46, 51, 53, 57, fracciones II, VIII y IX; y se ADICIONAN un último párrafo al artículo 1; las fracciones XII a XVI al artículo 19; un artículo 32 bis, la fracción X al artículo 57, 57 bis; el Título Séptimo que contiene los artículos 68 a 81 de la Ley de Seguridad Nacional para quedar como sigue:



Artículo 1.- …



La misma tiene por objeto establecer las bases de integración y acción coordinada de las instituciones y autoridades encargadas de contribuir a preservar la Seguridad Nacional, en sus respectivos ámbitos de competencia; determinar la forma y los términos en que las autoridades de las entidades federativas y los municipios colaborarán con la Federación en dicha tarea; regular las fuentes de inteligencia para la Seguridad Nacional y los instrumentos legítimos para fortalecer los controles aplicables a la materia.



Para efectos del párrafo anterior, la Seguridad Nacional, considerada en los términos del artículo 89, fracción VI, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, comprende la Seguridad Interior y Defensa Exterior del Estado mexicano.



Artículo 3.- Para los efectos de esta ley, se entiende por:



I. Seguridad Nacional: La condición de integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano, que se preserva a través de políticas, acciones, recursos y medios dirigidos a hacer frente a Riesgos y Amenazas que atenten en contra de los objetivos del proyecto nacional;



II. Riesgo: Las circunstancias que puedan afectar, parcial o totalmente, la estabilidad o el desarrollo nacionales;



III. Amenaza: Las circunstancias que puedan afectar, parcial o totalmente, la existencia misma del Estado;



IV. Seguridad Interior: La condición en que la estabilidad interna y permanencia del Estado Mexicano, se encuentran garantizadas a través de la aplicación coordinada de sus recursos y medios;



V. Defensa Exterior: Las acciones que el Estado Mexicano realiza para hacer frente a cualquier Riesgo o Amenaza a la independencia, integridad territorial o soberanía nacional, poniendo en acción su Fuerza Armada Permanente y la aplicación coordinada de sus recursos y medios;



VI. Instancias: Instituciones, dependencias, órganos o unidades administrativas que en función de sus atribuciones son reconocidas en esta Ley y en el seno del Consejo, por el Titular del Ejecutivo Federal;



VII. Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas: El instrumento estratégico de política pública en la materia, dirigido a identificar, dimensionar, jerarquizar y atender Riesgos y Amenazas, con la finalidad de orientar las operaciones del Sistema, y



VIII. Información gubernamental confidencial: Los datos personales otorgados a una instancia por servidores públicos, así como los datos personales proporcionados al Estado Mexicano para determinar o prevenir una amenaza a la Seguridad Nacional.



Artículo 4.- El Sistema de Seguridad Nacional es el conjunto de instancias, políticas, capacidades, procesos e instrumentos a cargo de la Federación, con la misión expresa de contribuir a preservar la integridad, funcionalidad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano y la de ejecutar acciones coordinadas y dirigidas a hacer frente a Riesgos y Amenazas, conforme a los principios establecidos en el artículo 4 de esta Ley.



El ejercicio de las políticas, acciones, recursos y medios que contribuyen a la preservación de la Seguridad Nacional, corresponde a las Instancias y a las demás autoridades federales que en razón de sus atribuciones deban contribuir directa o indirectamente al objeto de esta Ley.



Los organismos constitucionales autónomos y las autoridades estatales y municipales tendrán la participación que les corresponda, en términos de los convenios de colaboración que al efecto se celebren.



Los objetivos del proyecto nacional orientarán las políticas, acciones, recursos y medios del Sistema, y comprenderán:



I. La preservación de la soberanía e independencia nacionales;



II. El mantenimiento del orden constitucional y la gobernabilidad democrática, respetando las garantías individuales y los derechos humanos;



III. El mantenimiento de la unidad de las partes integrantes de la Federación señaladas en el artículo 43 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;



IV. La preservación del régimen democrático, republicano, federal y representativo previsto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, fundado en el constante mejoramiento y desarrollo económico, social y cultural de la población;



V. La defensa legítima del Estado mexicano respecto de otros Estados, de otros sujetos de derecho internacional y de agentes no estatales, y



VI. Los que determine el Titular del Ejecutivo Federal en el Plan Nacional de Desarrollo conforme a la ley de la materia y al artículo 7 de esta Ley.



Artículo 5.- La Seguridad Nacional se rige por los principios de legalidad, responsabilidad, respeto a los derechos fundamentales de protección a la persona humana y garantías individuales y sociales, confidencialidad, lealtad, transparencia, eficiencia, coordinación y cooperación.



Artículo 6.- Además de las definiciones previstas en el artículo 3 de esta Ley, se entiende por:



I. Centro: Centro de Investigación y Seguridad Nacional;



II. Consejo: Consejo de Seguridad Nacional;



III. Constitución: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;



IV. Fuerza Armada Permanente: Ejército, Armada y Fuerza Aérea Mexicanos;



V. Programa: Programa para la Seguridad Nacional;



VI. Red: Red Nacional de Información;



VII. Secretario Ejecutivo: Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo, y



VIII. Sistema: Sistema de Seguridad Nacional.



Artículo 7.- ...



Para la elaboración de la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas, se tomará en cuenta tanto el Plan Nacional de Desarrollo como el programa respectivo.



Artículo 10.- El personal civil de las Instancias deberá, previo a su ingreso con la institución contratante, sujetarse a las evaluaciones de control de confiabilidad a que se refiere este artículo, debiendo obligarse a guardar el secreto y confidencialidad de la información que conozcan en o con motivo de su función.



El personal civil de confianza de las Instancias se considerará de Seguridad Nacional, será de libre designación y remoción, y estará sujeto a evaluaciones de control de confiabilidad, de conformidad con las disposiciones aplicables. Dichas evaluaciones consistirán, cuando menos, en exámenes médicos, poligráficos, de entorno socioeconómico, psicológicos y toxicológicos.



El personal del Centro será también considerado como de Seguridad Nacional y se regirá por lo dispuesto en el Título Segundo, Capítulo III de esta Ley.



La no acreditación de las evaluaciones antes señaladas, implicará el no ingreso o la baja del servicio, según sea el caso.



Artículo 13.- ...



I. a II.- ...



III. El Programa para la Seguridad Nacional y la definición anual de la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas;



IV. La evaluación periódica de los resultados del Programa y el seguimiento de la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas;



V. a X.- ...



Artículo 14.- El Secretario Ejecutivo tendrá la obligación de promover en todo tiempo la efectiva coordinación y funcionamiento del Consejo, y estará facultado para celebrar los convenios y bases de colaboración que acuerde éste, así como para emitir los acuerdos por los que se den a conocer las determinaciones adoptadas en el seno del Consejo.



Artículo 15.- ...



I. a IIl. ...



IV. Proponer el contenido del Programa;



V. Presentar al Consejo la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas;



VI. a XIII.-



Artículo 18.- El Centro es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, con autonomía, técnica, operativa y de gasto, adscrito directamente al Titular de dicha Secretaría.



El Centro estará a cargo de un Director General, a quien le corresponderá originalmente la representación, trámite y resolución de los asuntos competencia del órgano administrativo desconcentrado.



Para el ejercicio de las atribuciones y el despacho de los asuntos que le competan al Centro, el Director General se auxiliará de un Secretario General, de las unidades administrativas y del personal que se establezca en los términos de su Estatuto Orgánico y Laboral, y de las disposiciones jurídicas que resulten aplicables.



El Centro establecerá su organización, estructura y procedimientos, así como la gestión de sus recursos humanos, financieros, materiales, informáticos y tecnológicos, en términos de la presente Ley y las disposiciones jurídicas aplicables.



Artículo 19.- El Centro tiene como objeto la operación de tareas de inteligencia y de contrainteligencia para contribuir a preservar la Seguridad Nacional y tendrá las siguientes atribuciones:



I. Realizar tareas de inteligencia, como parte del Sistema, que contribuyan a preservar la integridad, estabilidad, funcionalidad y permanencia del Estado mexicano, a dar sustento a la gobernabilidad y a fortalecer el Estado de Derecho;



II. Procesar la información que genere en sus operaciones el sistema a que se refiere la fracción anterior, determinar su tendencia, valor, significado e interpretación específica y formular las conclusiones que se deriven de las evaluaciones correspondientes, con el propósito de salvaguardar la seguridad del país, en términos de las disposiciones reglamentarias;



III. …



IV. Elaborar anualmente la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas, con la información del Sistema y someterla a consideración del Consejo, a través de la Secretaría Técnica;



V. ...



VI. Establecer cooperación interinstitucional con las diversas dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, organismos constitucionales autónomos, autoridades federales, de las entidades federativas y municipales o delegacionales, en estricto apego a sus respectivos ámbitos de competencia, con la finalidad de coadyuvar en la preservación de la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano;



VII. Establecer cooperación internacional con servicios homólogos extranjeros, que contribuya al cumplimiento de su objeto y al ejercicio de sus atribuciones;



VIII. ...



IX. Operar la tecnología de comunicaciones especializadas, en cumplimiento de las atribuciones que tiene encomendadas o en apoyo de las Instituciones de Seguridad Nacional;



X. Prestar auxilio técnico a cualquiera de las instancias de gobierno que le solicite el Consejo, conforme a los acuerdos que se adopten en su seno;



XI. Administrar la Red y coordinar el proceso de integración de inteligencia civil de carácter estratégico para la Seguridad Nacional;



XII. Brindar asesoría y prestar servicios en materia de control de confiabilidad a las Instancias y a otras instituciones y autoridades del Estado mexicano;



XIII. Desarrollar y prestar servicios académicos en materia de inteligencia civil para la Seguridad Nacional;



XIV.- Afectar recursos humanos, financieros, tecnológicos y materiales para el cumplimiento de su objeto, en los términos que establezcan las disposiciones aplicables;



XV.- Constituir personas morales de derecho privado y recurrir al uso de información anónima y a la colaboración de terceros para la operación de tareas de inteligencia, en los términos que establezcan las disposiciones aplicables, y



XVI.- Las demás que le confieran otras disposiciones jurídicas aplicables o le señale, en el ámbito de su competencia, el Consejo o el Secretario Ejecutivo.



Artículo 32 bis.- El Centro podrá recolectar información y realizar investigaciones de contrainteligencia para conocer estructuras de organización, formas de operación y ámbitos de actuación.



Las autoridades de los tres órdenes de gobierno y los organismos constitucionales autónomos, colaborarán con el Centro para respaldar la identidad de los servidores públicos correspondientes.



En el ejercicio de las atribuciones propias de la producción de inteligencia, se entenderá que los servidores públicos del Centro actúan en cumplimiento de un deber jurídico, siempre que lo hagan conforme a las disposiciones aplicables.



Artículo 33.- La solicitud de intervención de comunicaciones privadas procederá en cualquiera de los siguientes supuestos:



I. Actos tendentes a consumar espionaje, sabotaje, terrorismo, terrorismo internacional, rebelión, traición a la patria o genocidio, dentro del territorio nacional;



II. Actos de interferencia extranjera en los asuntos nacionales que puedan implicar una afectación al Estado mexicano;



III. Actos que obstaculicen o impidan a las autoridades actuar contra la delincuencia organizada;



IV. Actos tendentes a quebrantar la unidad de las partes integrantes de la Federación, señaladas en el artículo 43 de la Constitución;



V. Actos de delincuencia organizada tendentes a debilitar, obstaculizar o impedir el ejercicio de la función de seguridad pública por parte de autoridades e instituciones del Estado mexicano;



VI. Actos en contra de la seguridad de la aviación;



VII. Actos que atenten en contra del personal o sedes diplomáticas;



VIII. Todo acto tendente a consumar el tráfico ilegal de armas convencionales, de materiales nucleares, de armas químicas y biológicas de destrucción en masa;



IX. Actos ilícitos en contra de la navegación marítima;



X. Todo acto de financiamiento de acciones y organizaciones terroristas;



XI. Actos tendentes a obstaculizar o bloquear actividades de inteligencia o contrainteligencia;



XII. Actos tendentes a destruir o inhabilitar infraestructura de carácter estratégico o indispensable para la provisión de bienes o servicios públicos, y



XIII. Los supuestos previstos en el artículo 68 de esta Ley o cualquier otro acto que pudiera vulnerar la integridad, estabilidad o permanencia del Estado mexicano.



Artículo 35.- La solicitud de intervención de comunicaciones privadas sólo procederá cuando se esté en uno de los supuestos que se contemplan en el artículo 33 de esta Ley. En ningún otro caso podrá autorizarse al Centro la intervención de comunicaciones privadas.







Artículo 38.- La solicitud a que se refiere el artículo 34 debe contener:



I. Una descripción detallada de los hechos y situaciones que representen alguno de los supuestos previstos en el artículo 33 de la presente Ley. Dicha descripción omitirá datos de identificación de personas, lugares o cosas cuya difusión indebida, ponga en riesgo su seguridad o la investigación en curso.



No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los datos de identificación omitidos en la solicitud, serán transmitidos a través de medios que cuenten con garantías de seguridad, certeza y confidencialidad, los que serán debidamente identificados y señalados por el juez mediante acuerdo reservado que recaiga a la solicitud. El expediente que se forma con este motivo, se manejará en sigilo y se guardará en el secreto del juzgado;



II. ...



III. ..



Artículo 44.- La solicitud de prórroga se someterá al procedimiento a que se refiere la Sección II del presente Capítulo, y en ella se deberán especificar las consideraciones que justifiquen que la intervención continúa siendo necesaria para investigar alguno de los supuestos a que se refiere el artículo 33 de esta Ley. En la descripción de los hechos que motiven la prórroga se aplicará lo dispuesto en la fracción I del artículo 38 de esta Ley.



Artículo 46.- Las empresas que provean o presten servicios de comunicación de cualquier tipo, están obligadas a conceder todas las facilidades para la intervención de comunicaciones privadas en términos de la autorización judicial correspondiente, así como acatar las resoluciones por las que se autoricen las actividades materia del presente Título.



Asimismo, están obligadas a entregar los datos conservados a que se refiere el artículo 44 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, al Director General del Centro o a la persona que éste autorice por escrito, cuando se realicen funciones de investigación de los supuestos a que se refiere el artículo 33 de esta Ley.



El incumplimiento a lo dispuesto en el presente artículo se sancionará en los términos previstos en el artículo 71, apartado A, fracción VI de la Ley Federal de Telecomunicaciones.



Artículo 51.- ...



I. Aquella cuya difusión implique la revelación de normas, procedimientos, métodos, fuentes, especificaciones técnicas, tecnología o equipo útiles a la generación de inteligencia para la Seguridad Nacional, sin importar la naturaleza o el origen de los documentos que la consignen;



II. Aquella cuya revelación pueda ser utilizada para actualizar o potenciar un Riesgo o una Amenaza;



III. Aquella que sea producto del intercambio de información de inteligencia con servicios homólogos extranjeros, y que haya sido transmitida al Gobierno federal con un nivel de clasificación equivalente al de la información confidencial o reservada, o



IV. Aquella que contenga aspectos relacionados con operaciones en materia de seguridad interior.



Artículo 53.- Cualquier servidor público o cualquier persona que se le conceda acceso a la información relacionada con la Seguridad Nacional, deberán otorgar por escrito una promesa de confidencialidad que observarán en todo tiempo.



El acceso a información en materia de Seguridad Nacional por parte de servidores públicos, deberá estar condicionado a su nivel jerárquico, a la necesidad de conocer la información con base en sus facultades, atribuciones o funciones, y a la certificación que en materia de control de confiabilidad le sea expedida por la Instancia a la que se encuentren adscritos.



Artículo 57.- La Comisión Bicamaral tendrá las siguientes atribuciones:



I. ...



II. Conocer el proyecto anual de la Agenda Nacional de Riesgos y Amenazas y emitir opinión al respecto;



III. a VII. ...



VIII. Enviar al Consejo cualquier recomendación que considere apropiada;



IX. Conocer y opinar sobre la oportunidad de la emisión de la declaratoria a que se refiere el Título Séptimo de esta Ley, así como del proyecto de prórroga y de la conclusión respectiva; y



X. Las demás que le otorguen otras disposiciones legales.



Artículo 57 bis.- Los integrantes de la Comisión Bicamaral se sujetarán a mecanismos de control de confiabilidad, en los términos que establezca la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos.



TÍTULO SÉPTIMO

SEGURIDAD INTERIOR



CAPÍTULO I

PROCEDIMIENTO PARA DECLARAR LA EXISTENCIA DE UNA AFECTACIÓN A LA SEGURIDAD INTERIOR



Artículo 68.- Para los efectos de este Título, además de los supuestos previstos en el artículo 33 de esta Ley, se considera que afecta la seguridad interior:



I. La sublevación o el trastorno interior en una entidad federativa;



II. Agresiones directas a las instancias o los integrantes del Consejo;



III. Actos que pongan en peligro el orden, la paz o la seguridad pública de un municipio, entidad federativa o región, y la capacidad de las instituciones competentes para ejercer sus funciones sea insuficiente o ineficaz;



IV. Actos de extorsión colectiva que afecte a la comunidad o población, y



V. Cualquier otra situación que, de no atenderse de inmediato, podría derivar en una perturbación grave del orden o de la paz pública o poner a la sociedad en grave peligro o conflicto.



Artículo 69.- Para declarar la existencia de una afectación a la seguridad interior, se observará el procedimiento siguiente:



I. La autoridad competente que considere que existe una afectación de este tipo, presentará por escrito su solicitud de declaratoria al Secretario Ejecutivo del Consejo;



II. El Secretario Ejecutivo procederá a integrar el expediente respectivo con la información recibida. En caso de que se requiera información adicional, podrá solicitarla a la autoridad, personas físicas o morales. Las solicitudes notoriamente improcedentes serán desechadas;



III. Integrado el expediente por el Secretario Ejecutivo, éste lo someterá para su análisis y evaluación al pleno del Consejo en su siguiente sesión;



IV. El Consejo analizará y evaluará lo siguiente:



a) La magnitud de la afectación a la seguridad interior;



b) La capacidad de las instituciones competentes para ejercer sus funciones de manera suficiente y eficaz;



c) La información disponible sobre la percepción de la sociedad respecto del asunto que se analiza;



d) Las acciones o medidas a implementarse y su temporalidad, y



e) La institución que deba ser designada como responsable y autoridades que le apoyarán.



Para tal efecto, el Consejo, por conducto del Secretario Ejecutivo, podrá consultar y requerir información adicional a las autoridades, personas físicas o morales que considere pertinente, las que deberán proporcionarla de manera suficiente y oportuna.



El Secretario Ejecutivo solicitará la opinión de la Comisión Bicamaral sobre la oportunidad para emitir la declaratoria a que se refiere la presente Ley, misma que deberá emitir en un plazo máximo de 48 horas.



V. El Secretario Ejecutivo elaborará acta circunstanciada de las deliberaciones y acuerdos del Consejo, la que será suscrita por los integrantes del mismo y en la que se señalará lo siguiente:



a) La situación que constituye la afectación a la seguridad interior;



b) El estado actual y ubicación geográfica de dicha situación, y donde se manifiesten sus efectos;



c) Las acciones o medidas a implementarse y su temporalidad, y



d) La institución que deba ser designada como responsable y autoridades que colaborarán.



VI. El Presidente de la República, cuando así proceda, emitirá la declaratoria de existencia de una afectación a la seguridad interior e incluirá las directrices, señalándose la institución designada como responsable y autoridades que colaborarán, determinación de la temporalidad de las acciones, ubicación geográfica de la situación que debe atenderse y donde se manifiesten sus efectos, así como la convocatoria a los sectores privado y social para colaborar con las acciones derivadas de la ejecución de la declaratoria. La declaratoria será de orden público y de interés social.



El carácter de institución responsable tendrá por efecto coordinar los esfuerzos de las autoridades colaborantes, dentro del ámbito de competencia que les establecen las disposiciones jurídicas que las rigen.



Artículo 70.- La declaratoria de existencia de una afectación a la seguridad interior, se publicará en el Diario Oficial de la Federación.



El Secretario Ejecutivo informará de la declaratoria a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a los organismos de protección de los derechos humanos en las entidades federativas, para que ejerzan sus facultades y atribuciones en materia de promoción y protección de los derechos humanos



Artículo 71.- La vigencia de la declaratoria, previo acuerdo del Consejo, podrá prorrogarse mientras subsistan las causas que le dieron origen o modificarse conforme lo requieran las circunstancias.



En ningún caso la declaratoria podrá ser por tiempo indefinido.



El Consejo dará seguimiento y evaluará la ejecución de la declaratoria.



Alcanzada la normalidad de la situación que motivó la declaratoria de una afectación a la seguridad interior, el Presidente de la República hará del conocimiento de la sociedad la conclusión de la misma, mediante Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.



CAPITULO II

DE LA INTERVENCIÓN DE LAS INSTANCIAS DE SEGURIDAD NACIONAL



Artículo 72.- En toda operación para solventar una afectación a la seguridad interior, participarán las autoridades competentes según las atribuciones que les correspondan, de conformidad con las directrices, acciones y medidas, contenidas en la Declaratoria.



Artículo 73.- En las operaciones antes mencionadas en que participen agentes de las instituciones de seguridad pública, éstos serán los responsables de hacer del conocimiento de la autoridad competente los hechos, transmitiéndole todos los datos que tuvieren, poniendo a su disposición a los inculpados, si hubieren sido detenidos.



Artículo 74.- En todos los casos en que exista una afectación a la seguridad interior, la Fuerza Armada Permanente deberá participar en la atención de la misma, ya sea como Institución designada como responsable o en colaboración de otras autoridades, lo que se realizará en los términos que se establezcan en la declaratoria respectiva y de conformidad con las instrucciones del Presidente de la República a los Secretarios de la Defensa Nacional o de Marina, y en cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables.



La Fuerza Armada Permanente será designada como institución responsable, cuando su participación se considere estratégica y necesaria para solucionar la afectación a la seguridad interior de la que se ocupa la declaratoria.



Artículo 75.- La base para la actuación de todas las instituciones en la atención de una afectación a la seguridad interior, será la información con la que cuente la Red y el Centro Nacional de Información que prevé la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.



Artículo 76.- En los casos en que la Fuerza Armada Permanente participe podrá obtener, recolectar, clasificar, registrar, analizar, evaluar, procesar, explotar y almacenar información sobre hechos relacionados con la afectación; asimismo, requerir información, entre otras, a las autoridades participantes, quienes estarán obligadas a proporcionarla. También podrá participar en los grupos de trabajo que se integren conforme a la declaratoria.



Artículo 77.- El Poder Judicial de la Federación atenderá en forma inmediata, en un plazo que no exceda de 8 horas, las solicitudes de medidas cautelares, providencias precautorias y técnicas de investigación formuladas por la autoridad competente, con motivo de las operaciones para la atención de una afectación a la seguridad interior.



Sin perjuicio de las atribuciones que competen a otras instituciones, en caso de que la autoridad designada como responsable para la atención de la afectación a la seguridad interior, estime necesarias las medidas, providencias o técnicas a que se refiere el párrafo anterior, hará el requerimiento respectivo a la autoridad competente de solicitarlas al Poder Judicial de la Federación, quien lo atenderá de forma inmediata.



En el caso del párrafo anterior, el plazo a que alude este artículo se contará a partir del requerimiento de la autoridad designada como responsable.



Artículo 78.- Para preservar la integridad física del personal que participa en la atención de la afectación a la seguridad interior, las diligencias ministeriales o judiciales que con motivo de esta materia se realicen, se desahogarán por escrito y vía exhorto o por medios indirectos.



Las instancias brindarán apoyo, asesoría y representación jurídica a su personal, a fin de atender las diligencias a que se refiere el párrafo anterior.



Artículo 79.- Las instituciones de seguridad pública y la Fuerza Armada Permanente, dentro de la temporalidad y ubicación geográfica señaladas en la declaratoria, podrán verificar la no circulación de mercancías o efectos ilícitos, y de personas requeridas por la autoridad, así como el cumplimiento de las leyes de orden público. Las autoridades locales, en el ámbito de su competencia y previa coordinación con la instancia responsable, podrán asignar personal para coadyuvar en el desarrollo de dichas acciones.



Los servidores públicos que intervengan en estas acciones, deberán respetar las garantías individuales y los derechos humanos de las personas sujetas a revisión.



Artículo 80.- Las instancias participantes, proporcionarán de manera expedita, información a la Fuerza Armada Permanente, a fin de que cuenten con elementos para hacer frente a la afectación a la seguridad interior.



En las averiguaciones previas que se instauren con motivo de la seguridad interior, los elementos acreditados por la Fuerza Armada Permanente, tendrán acceso a la información relacionada con la misma, que sirva para la producción de inteligencia prevista en esta Ley. Esta consulta se realizará en presencia del Ministerio Público, quien llevará un registro de las mismas y los elementos que accedan deberán guardar la secrecía prevista por la Ley.



CAPÍTULO III

DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS SECTORES PRIVADO Y SOCIAL



Artículo 81.- Las personas físicas y morales, podrán coadyuvar con las instancias, proporcionando la información que consideren de interés para la eficaz atención de las afectaciones a la seguridad interior, así como para colaborar con las acciones derivadas de la declaratoria en términos del reglamento de esta ley.



Asimismo, cuando sean requeridas por la autoridad competente deberán proporcionar la información correspondiente.



En ambos casos, la información será considerada reservada para los efectos de la presente Ley.



ARTÍCULOS TRANSITORIOS



ARTÍCULO PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.



ARTÍCULO SEGUNDO.- Se derogan todas las disposiciones que se opongan a lo establecido en el presente Decreto.



ARTÍCULO TERCERO.- La aplicación del artículo 10 de la presente Ley, será de manera gradual y conforme a los programas de evaluación que expidan las dependencias y entidades paraestatales correspondientes.



ARTÍCULO CUARTO.- El Ejecutivo Federal expedirá el Estatuto Orgánico y Laboral del Centro, y lo publicará en el Diario Oficial de la Federación.



ARTÍCULO QUINTO.- Las referencias hechas a la seguridad nacional y a la seguridad interior en otras leyes administrativas de carácter federal, se entenderán en los términos de las disposiciones previstas en la presente Ley.



Reitero a Usted Ciudadano Presidente, las seguridades de mi consideración más distinguida.



Palacio Nacional, a veinte de abril de dos mil nueve.



SUFRAGIO EFECTIVO, NO REELECCIÓN.

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS



FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA