¡PROMOCIONES Y OFERTAS!

Esperando a Diego

Martha Anaya / Crónica de Política

Fue la noche del 14 de mayo cuando se vio a Diego Fernández de Cevallos por última vez. Nos acercamos ya al mes de su desaparición y una sensación de vacío se cierne en torno a su figura.

Esa impresión de vacío, tan cercana al vértigo, va más allá de lo que produce el silencio de Televisa sobre el tema; se acerca más al temor que se produce cuando uno siente que algo maligno se acerca y no sabe con certeza qué es, por dónde viene, cuándo llegará, qué nos ocurrirá.

¿Realmente está vivo Diego Fernández de Cevallos? Cuando apareció la fotografía del Jefe Diego en internet –aquella que presumiblemente hicieron circular sus captores seis días después del “secuestro” en la que aparece el ex candidato presidencial con el torso desnudo, los ojos vendados y señales de un golpe en la parte superior del labio—se me figuró más la imagen de un muerto que de un ser vivo.

Las investigaciones y el actuar de sus allegados, familiares y abogados, apuntan en sentido contrario: en que el ex candidato presidencial del partido Acción Nacional está vivo y que se está negociando su rescate. La suma que habrían pedido los secuestradores estaría fijada en 50 millones de dólares –en una sola entrega–, según han publicado diversos medios.

¿Pero es esa –la negociación– una prueba contundente de que Diego sigue vivo?
No sería la primera vez que en algún secuestro se mantuviera la negociación de un rescate aún cuando la víctima hubiese fallecido.

El hijo de Diego pidió a la Procuraduría General de la República alejarse de la investigación para preservar la integridad de su padre. Aparentemente lo hizo. Pero hace unos días, el representante de Prisa en México, Antonio Navalón, publicó que un Secretario de Estado (no especifica cuál, aunque la lógica apunta hacia Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública Federal) siguió con las pesquisas.

En un momento dado –vía intervención de los teléfonos– detectó una llamada de los presuntos secuestradores. Esa primera comunicación, según escribió, se dio desde una cabina telefónica. El secretario en cuestión ubicó el origen del número y mandó a la policía a sacar huellas.

Dos días después, recibían las fotos de los policías tomando las huellas en el teléfono público. Y con ellas, un mensaje: una sola vulneración más del acuerdo y verán la ejecución de Diego en vivo y directo.

A partir de ese momento, según lo que dio a conocer Navalón, la relación entre la familia de Diego y los secuestradores ha sido a través de mensajes que se recogen en iglesias de Guanajuato.

La negociación económica ya habría sido concluida; pero no sería lo único que demandaran los secuestradores a cambio de la vida del poderoso empresario y político panista: otro tipo de “material”.

¿Qué tipo de materia? No se especifica, pero no sería aventurado especular que se trata de información confidencial en poder del abogado.

¿A dónde nos lleva todo esto? A lo que declaró otro de los amigos de Diego, el también abogado y director de la Escuela Libre de Derecho, Fauzi Hamdam: que detrás del secuestro está un grupo “muy poderoso” en términos de organización y recursos; un grupo cuyo interés va más allá de lo mercantil.

Aquí agregaría otra posibilidad que está detrás de la figura de “grupo poderoso” pero que nadie se atreve a pronunciar: que miembros del Ejército estén involucrados en el asunto. ¿Por órdenes de quién? ¡A saber!

Pero todo este dicho nos mantiene por la línea de un posible secuestro por un grupo “poderoso” y de que Diego está vivo.

Sin embargo, tales hipótesis no son del todo compartidas por otros especialistas en materia de seguridad. Uno de los detalles que más les llama la atención es que no existe una sola huella de rodamiento (ni de carros, motocicletas, ni de ningún tipo de vehículo) en el lugar donde se supone “levantaron” a Fernández de Cevallos. Se sabe tan sólo de una huella de pie descalzo.

¿Qué significa esto? Hay dos tipos de respuestas: Uno, la posibilidad de que se trate de un autosecuestro (en lo personal no me parece muy convincente) y otra, que no se trate de ningún grupo delincuencial “poderoso” sino más bien de un trabajo interno del grupo en el poder.

A esa última conjetura le suman el famoso twitteo del ex presidente del PAN, Manuel Espino, en las primeras horas que se conoció la desaparición del Jefe Diego: que había muerto y que su cuerpo se encontraba en las instalaciones de la zona militar de Querétaro. Información que, según el propio Espino declaró, obtuvo del diputado panista Javier Corral.

Es así, en medio del vacío de la ausencia y con este tipo de conjeturas que, a un mes de distancia, seguimos esperando a Diego

¿Dardo envenenado?

La calentura por el 2012 activa la imaginación y el sospechosismo entre los colaboradores de aspirantes declarados a la candidatura presidencial.

Francisco Garfias


Del Estado de México nos llegó la versión de que Juan Ramón de la Fuente lanzó un “dardo envenenado” en contra del gobernador Enrique Peña Nieto, su hipotético rival en la presidencial, al “recomendar ” al ex procurador Bazbaz a la siquiatra, Sandra Yadeum, para que hiciera el perfil sicológico de Lizzete Farrah, madre de Paulette.

Yadeum, es cierto, sacrificó a Farrah. Hizo un subjetivo retrato de la controvertida mujer, que la condenó frente a la opinión pública. Eso complicó el caso y metió al entonces procurador mexiquense en un callejón sin salida.

En nutrida conferencia de prensa, la especialista dijo: “Estamos frente a una abogada inteligente, audaz, astuta, fría, que ha mentido. Siempre se ha mantenido muy distante en la parte afectiva”. Bazbaz, inexperto y ávido de reflectores, abrazó precipitadamente la causa del homicidio de Paulette. Eso le costó la chamba

Lo cierto es que el ex rector de la UNAM ha visto una sola vez en su vida a Bazbaz. Fue en la nueva Acuática de Nelson Vargas, en el norte de la Ciudad. El encuentro fue una coincidencia. El ahora ex procurador de Estado de México, amigo del experimentado profesor de natación, aprovecho el casual encuentro con el ex rector para pedirle nombres de psicólogos que supieran de asuntos.

De la Fuente le dio tres nombres. Uno de ellos era el de Yadeum. No volvió a saber nada. “Son patrañas”, recalco el ex rector De eso a decir que yo envié intencionadamente a alguien para que saliera mal el asunto hay una enorme diferencia”, recalcó el ex rector. Y dijo más. Esta dispuesto incluso a confrontar a los que afirman que le envió un dardo envenenado contra el gobernador del Estado de México.
* * *
La increíble Paulette tiene otras aristas que no han sido suficientemente explotadas. las fuentes oficiosas mexiquenses aseguran que Bazbaz estuvo a punto de solicitar a un juez una orden de aprehensión contra Lizette. Fue entonces que Peña Nieto se involucró directamente en el caso. Le prometií que si además de indicios tenia pruebas, todo México vería la detención de Farrah, de lo contrario, no iba a permitir que lo hiciera.

El gobernador resolvió que se hicieran peritajes externos. Le entro la PGR. La PGJDF, La Procuraduría de Nuevo León, además de la mexiquense. “Le entraron también los gringos del FBI y la Universidad de Granada”. Los seis peritajes coincidieron, por increíble que parezca, que la niña murió donde la encontraron, chupándose el dedo, y que nadie manipuló su cuerpo.

Otro dato proporcionado al reportero por las mismas fuentes. Una encuesta del CISEN indica que a Peña Nieto le costó dos puntos de popularidad la incompetencia de su ahora ex procurador. “Pudo haberse ido por la fácil y dejar que el Procurador detuviera a la madre, pero prefirió aplicar una máxima de Adolfo López Mateos: En democracia el pueblo elije lo que quiere; en la justicia se hace lo que se debe.”
* * *
Usted probablemente se sacudió con las durísimas escenas. Los desgarradores gritos del emigrante mexicano Anastasio Hernández en los que inútilmente pedía “¡ayuda, por piedad…!” en los momentos en que era torturado por 20 agentes de la salvaje Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Los 15 minutos que duró la golpiza lo llevaron a la tumba.

Seguramente le hirvió la sangre con la ejecución de Sergio Adrián Hernández, 14 años, por otro sujeto de ese moderno y equipado escuadrón de la muerte llamado Border Patro (por sus siglas en ingles.) Sin duda se indignó con el ridículo alegato que el asesino y sus cómplices respondían a una Intifada a la mexicana. El niño, dicen, les arrojaba piedras.

La Border Patrol, en su página de Internet, cita un reporte de la conservadora cadena Fox News, en el que se afirma que el chamaco era un “conocido contrabandista” de los más buscados en el área de El Paso Texas. Ri-dí-cu-lo. Con esos vecinos para que queremos enemigos. ¿No cree señor Pascual?

El gobierno federal y el Tribunal Fiscal sabotean la transparencia en la Información pública

AMEDI (Vía http://twitter.com/ciberfan)

Las reglas para la transparencia y el acceso a la información pública constituyen avances irrenunciables de la democracia mexicana. Aunque aún tenemos un trecho por recorrer en el perfeccionamiento de la legislación en esa materia, las reglas que hoy en día existen para que el Estado mexicano proporcione a la sociedad información sobre los asuntos de los cuales se ocupa han contribuido al escrutinio de los ciudadanos respecto de los temas de interés público y, de esa manera, a fortalecer nuestra democracia.

Por eso, los obstáculos y los retrocesos en el cumplimiento de esas reglas constituyen reprobables atentados a la vida democrática. Y de ese calibre son las infracciones recientes del gobierno federal en materia de transparencia.

Dos dependencias de la administración federal, la Procuraduría General de la República, PGR, y el Servicio de Administración Tributaria, SAT, impugnaron resoluciones del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, IFAI, en franca violación a la Ley de Transparencia que les da carácter definitivo a las resoluciones del propio IFAI.

Esas impugnaciones fueron aceptadas por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, que no tiene competencia para dirimir controversias entre autoridades y mucho menos para ocuparse de las resoluciones del organismo federal de transparencia.

Tanto la PGR como el SAT violan la ley al negarse a cumplir las decisiones del IFAI respecto a la apertura de expedientes que han sido considerados de interés público. A la Procuraduría General se le ha ordenado entregar la documentación correspondiente a una averiguación previa, en su momento desechada, contra la entonces jefa de Gobierno de la ciudad de México. Al Servicio de Administración Tributaria, se le instruyó para que diera a conocer la lista de beneficiarios con la cancelación, en 2007, de créditos fiscales que ascendieron a 74 mil millones de pesos.

Las consideraciones que llevaron a los comisionados del IFAI a resolver la apertura de esos documentos tendrían que ser suficientes para que, de inmediato, la PGR y el SAT los hicieran públicos. La clave de la transparencia de la información oficial radica en su obligatoriedad una vez que el organismo encargado de ella decide que un asunto ha de ser público.

El Artículo 6º. de nuestra Constitución Política, en su fracción IV, establece de manera explícita y clara: “Se establecerán mecanismos de acceso a la información y procedimientos de revisión expeditos. Estos procedimientos se sustanciarán ante órganos u organismos especializados e imparciales, y con autonomía operativa, de gestión y de decisión”. Resulta evidente que ese organismo especializado es el IFAI, no un tribunal administrativo. Si el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa revisa las resoluciones del IFAI, los procesos se demorarán en lugar de hacerlos expeditos y la autoridad del organismo regulador específico quedará mermada.

La rebeldía de dos dependencias del gobierno federal a cumplir esa obligación y el eco que han encontrado en el Tribunal Fiscal, constituyen hechos de extrema gravedad que ya han sido denunciados por organizaciones especializadas en estos temas y a cuyos reclamos se suma la Asociación Mexicana de Derecho a la Información.

Requerimos al Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa para que enmiende la decisión de dos de sus salas que, indebidamente, le dieron curso a reclamos que ese organismo no tiene facultades para resolver.

Exhortamos respetuosamente al Poder Judicial y en primer lugar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a que pongan mucha atención en estos procesos, de los cuales dependen en buena medida el ejercicio del derecho ciudadano a la información pública y la autonomía operativa del IFAI. Ambos asuntos se encuentran en instancias judiciales.

Invitamos al Poder Legislativo a reconocer la gravedad de las transgresiones al derecho de acceso a la información pública en los casos antes mencionados. Estas circunstancias hacen más urgente la aprobación de la nueva ley en materia de transparencia y derecho a la información pública que fue aprobada recientemente por el Senado de la República y que se encuentra a consideración de la Cámara de Diputados.

Muy especialmente, exigimos que el gobierno federal cese su insubordinación a las disposiciones en materia de transparencia en la información pública y que tanto la PGR como el SAT acaten de inmediato las resoluciones del IFAI. El Presidente de la República y el Secretario de Gobernación han expresado recientemente su identificación con la transparencia en la información pública. Aquí tienen una notable y urgente oportunidad para demostrar que ese compromiso no está definido por palabras huecas.

México, D.F., 10 de junio de 2010

Asociación Mexicana de Derecho a la Información, A.C.
Dr. Raúl Trejo Delarbre
Presidente

Cuauh encaró al Chicharo tras empate de México contra Sudáfrica

Al terminar el duelo contra Sudáfrica Blanco reclamó airadamente a Hernández

Récord


El empate a un tanto ante Sudáfrica no dejó tranquilo al Tri, y a unos jugadores afectó más el resultado que a otros. Uno de los más afectados, aparentemente fue Cuauhtémoc Blanco, quien encaró al terminar el partido a Javier Hernández sin conocerse o entenderse el motivo de su molestia.

Al culminar el encuentro, y mientras los mexicanos saludaban a sus rivales, Blanco se cruzó con el ‘Chicharo’ al quien reclamó airadamente. El ex jugador del Guadalajara se mostró sorprendido por la reacción y no respondió a la agresión, en gran parte también a la intervención del ‘Maza Rodríguez, quien enfrió los ánimos llevándose a Hernández. Se desconoce el motivo de la discusión.

Y en el Zócalo, ganó el diablo

Alejandro Saldívar

Primer tiempo

A las ocho de la mañana los trolebuses se llenan de secretarias que huelen a perfume. Llegan taconeando a las oficinas de gobierno. Atraviesan una de las bocas del metro donde un vago dormita. Los transeúntes (y los vagabundos) no se inmutan con los gritos de los huelguistas: O-le, ole-ole-ole, ES-ME, ES-ME.

La Plaza de la Constitución esta repleta de personas que no tienen prisa. Buscan un lugar entre las vallas que con pintura rojinegra gritan: “No queremos mundial, queremos comer”. “México no es la Selección, la revolución es ahora, muera Calderón”. “El mundial es una cortina de humo”.

El campamento del SME circunda una de las esquinas de la Plaza. Con los ojos enrojecidos un hombre despierta con los primeros rayos solares. Junto a el descansa un sombrero con la etiqueta: “No queremos goles, queremos frijoles”. Otros se cepillan los dientes con la boca apuntando el enjuague hacia la coladera, como cada mañana desde hace más de 40 días.

Laura lleva prisa. Va tarde al trabajo mientras vitorea a los bafana bafana.

—Es una payasada, como en el imperio romano, pan y circo para todos. Tenemos una bola de hampones en el gobierno. Hay mucha violencia. Crisis. Hacienda oculta a quien le devuelve créditos. El gobierno tiene una postura blandengue…

—Yo voy a trabajar, no vengo a ver el partido—dice Laura, mientras atraviesa una vaya de policias federales que custodian palacio nacional. Ella es guía en un museo, y también es guía de su propio pensamiento.

Al mismo tiempo que Laura se aleja Jacob Zuma profetizaba en la pantalla: “El tiempo para África ha llegado”. Absortos, los asistentes en el Zócalo se quitan el sombrero cuando en el estadio Soccer City se canta el himno nacional. Cada que la cámara enfocaba a Calderón se escuchaban en la lejanía los gritos: “Fuera Calderon- Fuera Calderón”.

—Está el himno compadre, descubrete la cabeza— murmullan mientras estiran su puño luchador. Ellos entonan el himno. Felipe Calderón también…

—Cada de aparezca el pelele nos volteamos, le damos la espalda— dice un simpatizante del SME.

—¡Borracho y culero!— se escucha entre la multitud. —¡Asesino!— le gritan mientras estrecha su mano con los jugadores de la selección mexicana.

El respiradero del metro ondula las banderas al mismo tiempo que la gente elogia a un primerísimo plano del balón en la pantalla. Asumen esa posición del televidente: espalda encorvada, la mirada aguzada en la pantalla. El labio superior se aprieta con el inferior y la cara entera se frunce en medio de las cejas.

Otros cubren su nariz con las palmas de las manos. Bufan. Pasan sus manos a la cintura. Bufan. Se llevan las manos a la cabeza y echan su cabello para atrás. Bufan. Pasan sus manos a la cintura. Se indignan. Lanzan manotazos como queriendo detener el balón que pasa por encima del travesaño. Y no tocan el balón.

Con el rumor del estadio en la Plaza, todos juntos se convierten en una pelusa de algodón verde y negra que cantan y gritan cu-leee-ro cuando a Salcido le marcan una falta o cuando a Carlos Vela le anularon su gol, o cuando Aguirre masculla groserías en los exclusivos ángulos Televisa.

—Ora si que uno pone y ellos disponen, están pa’ golear— le dice un padre a su hijo.

—Es que tienen que meter los cambios…

Medio tiempo

—Quiero ver el futbol, yo vivo en el Zócalo— grita un vagabundo. Su mirada era tan desviada como los tiros de Giovanni al ángulo de la portería.

Él dice que es el hijo del presidente de todos los magistrados mientras lo sacan cargando, violentamente, de sus extremidades. Algunos uniformados desquitan su coraje y le patean las costillas.

—Si hijo, pero la Corte esta del otro lado— le dice uno de los policías.

Ya de pie y frente a Palacio Nacional le piden que se retire.

—Dame un cigarro o no me muevo—amenaza.

Los policías permanecen atónitos mientras el vagabundo les avienta una andanada de reclamos. Un judicial saca de sus pantalón de lino un cigarro y un encendedor.

—Préndemelo— ordena con violencia mientras lo arrinconan contra una ambulancia.

—Si me vas a matar, mátame, me vale verga—les dice iracundo.

—Me voy a venir a cates contra todos—grita mientras se repliega.

—Mira hijo, mejor tranquilízate— le dice Téllez, uno de los siete policías que lo sacó del FIFA Fan Fest.

—Toy tranquilo, estoy fumando— lo dice postrado en una banqueta.

—¿Sabes quién juega hoy?— le cuestiona otro policía.

—Juega México y Sudáfrica— dice con una bocanada de humo.

—¿Y quien va a ganar hijo?

—Yo le voy al diablo.

—Ah chinga.

—Yo soy el culero que los espanta en el cuarto con sus esposas…

Él, es uno de los 2 mil 759 indigentes que pululan en el Distrito Federal, su cuello está rodeado por un mecate con una cruz de madera. En la frente tiene unas cinco puntadas con el hilo de fuera. En el estómago le cicatriza una herida. En cada pómulo lleva pintado una cruz tricolor ad hoc. con el festejo.

Su cabello es cenizo como el carbón frío. Chamuscado como el infierno. De su boca salen hilos de humo mientras lo suben a una patrulla.

José Luis lo ve a la lejanía, dice que mucho activo ya lo tiene mal. Él es otro vagabundo, por las noches, duerme cerca de la entrada del Hilton, en avenida Juárez, en el día deambula por la Plaza. Según él, hace dos meses su mamá lo corrió de su casa por alcohólico. Tomaba mucho y se partió la espinilla en el filo de una banqueta, desde donde observa el trajín mundialista.

—Acá (en el Zócalo) no se juega mucho futbol— cuenta.

—Quien sabe que trama el gobierno— especula mientras corre por un banderín que una señora tiró sin darse cuenta…

Segundo tiempo

Durante dos horas, la Plaza permanece atiborrada de gente callada. La mayoría sólo gesticula cuando hay una jugada peligrosa o cuando Aguirre aparece en un close-up del tamaño de un portón de Catedral.

Minuto 54. El rostro hinchado de la desesperanza. Albañiles y hombres de traje. Fue un doble contragolpe. Uno al arco. Otro al orgullo. Siphiwe Tshabalala y sus compañeros bafana bafana movían las caderas en una coreografía triunfal.

Algunos intentan que la Selección despierte de su sueño como una chicharra, pero no lo logran. Los reporteros y las cámaras aguzan su enfoque en los boquiabiertos, que son como peces en un estanque que en vez de piedras tiene en el fondo balones promocionales Sony.

Minuto 78. Un hombre con cuerpo de chile jalapeño agita dos banderas. Caldea el ánimo con el gol de Rafael Márquez que rozó las costillas del elástico portero sudafricano.

Algunos vienen cubiertos con sombreros. Pintados tricolor. Otros con pelucas recortándose contra el cielo blanco. Vienen con bandas en la frente como una fórmula que dispara el optimismo y hace la piel chinita.

Minuto 90. Más de cincuenta refrigeradores rebozan con refrescos de Coca-Cola. Las marcas mundialistas atiborran la Plaza de la Constitución. Anuncian futbol en tercera dimensión. Venden un deporte colectivo, pero solitario, como el balón, que rueda de patada en patada, pero al final de partido siempre se queda abandonado…

Tiempo extra

En los comercios de Madero los vendedores hablan con una experticia futbolera:

—Pinches güeyes, en el primer tiempo lo tenían todo.

—Si hubieran puesto al Guille en la portería.

—Pinche Giovanni que regrese con Belinda a ver si mete gol.

—Si el Cuauhtémoc hubiera deja la mochila en el vestidor, hubiera corrido más rápido.

—Ni modo, se empató, pero vamos a calificar, venga tricolor

Sudafrica 2010: Alerta en la Selección Mexicana, Cuauhtémoc Blanco contra el Chicharito

John Sutcliffe cortesía ESPN

JOHANNESBURGO -- Como reflejo de la frustración que vivió el equipo mexicano al tener varias oportunidades de gol contra Sudáfrica y no saber capitalizarlas, además de verse abajo en el marcador y terminar rescatando un angustioso empate ante los anfitriones en el Soccer City, al término del partido, en el momento en el que normalmente los jugadores agradecen y se despiden del árbitro o intercambian playeras con el rival, hemos tenido acceso a unas fotos que tomó Delmer Martínez, fotógrafo del diario 10 de Honduras, en donde se observa como Cuauhtémoc Blanco le va a reclamar a Javier Chicharito Hernández.

Queremos interpretar que dicho reclamo será por algunas jugadas o algún pase en el que no estuvo de acuerdo el Cuau. Así me lo dijo el fotógrafo catracho que estaba en el terreno de juego.

En las imágenes se alcanza a ver como el ex compañero del Temo en el América, el portero Guillermo Ochoa, prácticamente lo detiene para que la discusión no llegue a más.

Repito, una señal de la frustración que vivió la selección mexicana, un altercado que se vivió entre compañeros y ahí queda demostrado en las fotos con las imágenes de Cuauhtémoc Blanco y el Chicharito Hernández.

¿Para quién el luto nacional del 5 de junio?

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

El caletre no me da para comprender algunas de las decisiones o propuestas del gobierno, del presidente constitucional, Felipe Calderón. Deseo equivocarme, pero los comunicados de prensa y las actitudes del titular del Ejecutivo -desprendidas de las fotografías- relativas a las consecuencias de la tragedia de la guardería ABC, sólo me dejan la sensación de que procede estimulado por un pesaroso sentido de culpa, remordimiento católico del que seguramente carecen los responsables de los muertos, de los lisiados y los dolores en el alma, del cual los padres nunca podrán reponerse.

La única actitud razonable y políticamente correcta es la determinación de que a los 80 niños que, sin tener lesiones por quemaduras pero que podrían haber aspirado el humo del incendio, se les expidiera un certificado de atención médica vitalicia en hospitales del IMSS y en instituciones privadas de México o Estados Unidos, aunque cinco padres de familia se negaran a recibirlo.

Luego el pozo profundo de la conciencia presidencial. Busca la manera de silenciarla, apaciguarla y, de algún modo, transformar el luto de los deudos en aliviada memoria, porque los tiempos bíblicos de las resurrecciones desaparecieron en cuanto se fundó el cristianismo. Cerrado el paso a las condolencias, al espejismo de una justicia que, diga lo que se diga, no es vinculante, pues el resultado de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no pasará del escándalo en los medios y las críticas de sobremesa, para cederle el paso a la realidad.

El comunicado de prensa es puntual: “Durante cuatro horas, el presidente Felipe Calderón escuchó los relatos de cada uno de los padres de los niños y también se les informó que las investigaciones están en curso; se les anunció que la Procuraduría General de la República ratificará el dictamen realizado por un perito que contrataron los deudos para establecer las causas del incendio para que, en su caso, lo valore el juez de Distrito correspondiente”.

Luego, el pasmo, lo que no entiendo, porque no acierto a comprender ni las razones políticas que motivan ese ofrecimiento que a ningún lado conduce. El caso es que “el presidente informó a los ávidos de justicia, que se evaluarán los caminos legales necesarios para establecer una pensión que brinde apoyo vitalicio a las madres cuyos hijos fallecieron o resultaron lesionados, y que por tales circunstancias se encuentren imposibilitados para volver a trabajar”.

Pienso de inmediato en esforzarme por conocer cuáles son los caminos legales para que el Gobierno de la República conceda una pensión vitalicia a quien por servicios a la patria lo merece, o cuando menos para que el ISSSTE pueda pensionarlo después de 30 años de servicio y con 65 de edad, lo que hace de lo vitalicio un trayecto bastante corto. Y me acuerdo de los deudos de los militares y policías asesinados por sicarios, siempre luchando para que la sociedad se beneficie de la seguridad pública y jurídica, que ya es urgente. Los deudos de Pasta de Conchos que no tienen en qué caerse muertos, los deudos de la pobreza alimentaria y de la miseria, que de hambre también se mata.

Por último, el dosconcierto total. ¿Qué se necesita para que la memoria de ciudadanos de este atribulado país, merezca un día de luto nacional? En el vórtice de lo políticamente incorrecto, considero prudente que la sociedad se cuestione si el recuerdo de los niños fallecidos hace poco más de un año en la guardería ABC, realmente merece un día de luto nacional? ¿Y las víctimas civiles de la lucha contra los barones de la droga? ¿Los policías y soldados muertos en el cumplimiento de su deber? ¿Aquellos que fueron secuestrados, torturados, mutilados y nunca rescatados, no merecen un día de luto nacional?

No hay respuestas, por ello recurro a mi gurú en filosofía, quien me recuerda que “en la medida en que el pensamiento planea por encima de la disputa social, puede juzgar, pero no transformar”. Así pues, las propuestas y decisiones del Ejecutivo y la resolución no vinculante de la Corte nada cambiarán de nuestra realidad, aunque hayan juzgado. De tener un ápice de dignidad, los responsables habrían dejado de cabildear ante la SCJN y, con aplomo, presentado su renuncia.

Pero el gurú insiste: “En la medida en que el destino de un hombre depende de otros, su vida escapa no sólo a sus manos, también a su inteligencia; el juicio y la resolución no tienen ya a qué aplicarse; en lugar de combinar y actuar, hay que rebajarse a suplicar o a amenazar… porque no hay límites a las satisfacciones y a los sufrimientos que un hombre puede recibir de los otros hombres…”

Un día de luto nacional, promoción de una pensión vitalicia que está en veremos, y atención médica vitalicia a los 80 sobrevivientes de la tragedia, lo que no está mal, pero es sólo resultado de la atribulada conciencia presidencial que algo quiere solucionar -aunque el procedimiento sea incorrecto-, mientras la SCJN se esforzara por recuperar su dignidad y recomendar, al menos, que a los involucrados se les solicite su renuncia, para después fincarles responsabilidades sin el circo del juicio político.

Continuará la presencia de fuerzas públicas en Cananea

Notimex

La presencia de los agentes de la Policía Federal (PF) en la ciudad de Cananea, tras la recuperación de la planta minera Mexicana de Cananea, el pasado domingo, será indefinida y se retirarán hasta que haya condiciones para ello.

Así lo expuso el gobernador Guillermo Padrés Elías, quien manifestó que las fuerzas federales se retirarán de la mencionada ciudad conforme se vaya resolviendo el conflicto minero y haya acuerdo entre las partes.

Destacó que debe asegurarse la tranquilidad de los habitantes de Cananea, luego de que el domingo por la noche, unos dos mil agentes de la PF tomaron el control de las instalaciones de la mina productora de cobre Mexicana de Cananea.

Recordó que dichas instalaciones las mantenían tomadas mineros de la sección 65 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, desde el 30 de julio de 2007.

Sobre el encuentro, la víspera, con el dirigente minero de Cananea, Sergio Tolano Lizárraga y una comisión de mineros, Padrés Elías, consideró que fue positivo.

Estableció que hay buen ánimo de parte de los trabajadores y del gobierno estatal para buscar una rápida solución al conflicto de la mina en Cananea.

“Buscar las mejores condiciones para ellos y que Cananea avance y Cananea se reactive, ese es el ánimo y el amor a Cananea que le tenemos todos, porque todos somos de ahí”, expresó.

Padrés Elías dialogó con los líderes mineros y consideró que la ciudad de Cananea se mantendrá en tranquilidad, no obstante que ha habido algunos conatos de violencia de menor impacto.

Refirió que esta tarde participará, junto con los mineros de Cananea, en una reunión en la Secretaría de Gobernación para destrabar el conflicto y analizar los planteamientos que se harán ante la parte de la empresa.

Deja enfrentamiento 4 heridos en Cananea

Frontera Info

Elementos de la Policía Federal sostuvieron otro enfrentamiento con mineros, en esta ocasión las fuerzas federales hicieron uso de piedras además de las granadas de gas lacrimógeno.

El saldo es un minero lesionado, un civil presuntamente golpeado y al menos dos agentes de la Policía Federal con heridas leves. El minero fue golpeado por una de las granadas de gas lacrimógeno en la cabeza. Hubo dos civiles que sintieron las molestias propias del gas.

Los hechos ocurrieron en el acceso a la puerta dos de la mina de Cananea, alrededor de las 7:00 de la mañana, donde los mineros pretendían impedir el ingreso de autobuses y vehículos particulares que según su versión trasladaban a los nuevos trabajadores.

SE REÚNEN EN SINDICATO
Poco después inició el enfrentamiento, hasta que finalmente los mineros decidieron retirarse y unirse con sus compañeros, quienes estaban afuera de las instalaciones de Seguridad Pública.

Posteriormente los mineros que se encontraban en las puertas dos y tres de la mina, se reunieron con sus demás compañeros, debido a que fueron solicitados para una reunión.

Después se concentraron todos en las instalaciones del Sindicato Minero, Sección 65, donde los mineros afirmaron que se reorganizarían para seguir con las acciones.


Instalarán mesa de diálogo
Para abrir una mesa de diálogo entre el Sindicato Minero y Grupo México con la intervención del Estado, hoy a las 17:30 horas se celebrará una reunión con la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, a fin de destrabar el conflicto minero.

Después de una reunión de tres horas con el gobernador Guillermo Padrés Elías, Sergio Tolano Lizárraga, líder del Sindicato Minero de la Sección 65, expresó que con este compromiso habrá tranquilidad en el ánimo de los mineros para evitar enfrentamientos con las fuerzas federales.

“Hace unos momentos hablamos con Napoleón Gómez Urrutia”, manifestó, “la postura es positiva, abierta”.

Inventan Lozano y Grupo México nuevo líder minero en Cananea

Rupertino García, integrante del sindicalismo blanco de la FNSI, será el dirigente impuesto

La agrupación a la que pertenece fue creada y alentada por poderosos empresarios de Monterrey

Arturo Cano / Enviado / La Jornada


Cananea, Son., 10 de junio. Rupertino se sacó la lotería. Aunque ni los actuales ni los futuros trabajadores de Cananea lo saben, el tamaulipeco Rupertino García Reyes es ya su dirigente sindical. Residente de Monterrey, el nuevo líder es integrante del comité ejecutivo de la Federación Nacional de Sindicatos Independientes (FNSI), agrupación creada y alentada por poderosos empresarios de la capital de Nuevo León, dueña de contratos colectivos de trabajo en muchas partes del país y crecida como frijol mágico desde que los panistas de la "nueva cultura laboral" llegaron al poder.

"Es un sindicato blanco entre los blancos", define el experto laboral Anselmo García. Y una creación de algunas de las mayores empresas neoleonesas, que la parieron para evitar tratos con agrupaciones "radicales" como la CTM o la CROC.

Durante muchos años, la FNSI fue dirigida por el abogado Juan Manuel Zapata, a quien de pronto le descubrieron un fraude millonario con la construcción de viviendas, escuelas y hospitales. Los gerentes de empresas como Femsa, Cemex y Cervecería Cuauhtémoc, que según fuentes sindicales son los "verdaderos jefes" de la federación sindical, le "perdonaron" el ilícito a cambio de una jubilación temprana. Al frente quedó entonces el también abogado Jacinto Padilla Valdez, con domicilio en Isaac Garza Oriente 311, en el centro de Monterrey. La misma dirección de Rupertino, claro.

De la FNSI se conocen datos a cuentagotas. Sus dirigentes son reacios a las apariciones públicas y sólo se sabe de ellos cuando se toman la foto con funcionarios gubernamentales, sobre todo neoleoneses, con quienes desde hace años comparten "misión y visión", en el afán de impartir cursos con el apoyo de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Tras la toma de Cananea por fuerzas federales, la FNSI asomó la cabeza mediante un desplegado de prensa, preparando el terreno para la llegada de Rupertino, con bombo y platillo, a la mina sonorense.

La mencionada federación ha sido siempre encabezada por abogados laborales, expertos en la venta de contratos de protección. En sus filas tiene un lugar especial Rupertino García, quien sí fue trabajador. "Es el operador, el obrero", describe un líder sindical que lo ha tratado.

Con casi nula experiencia en el ramo, pues había sido empleado de Papas y Fritos de Monterrey (Kodys, ahora de Bimbo) y dirigente de un sindicato de la industria alimentaria, Rupertino pasó de asesor sindical (en 2002) a flamante dirigente minero hace menos de cuatro años. García lo puso así en su hoja de vida: "En el mes de noviembre de 2006 fui nombrado secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas en la República Mexicana (SNTEEBM), adherido a la FNSI".

Según información de la Secretaría del Trabajo federal, el sindicato de Rupertino tiene el número de registro 5770 y apenas 100 afiliados, aunque el dato seguramente no ha sido actualizado, porque desde hace unos años el Grupo México ha entregado varios contratos al sindicato en cuestión.

Según su propia información, la FNSI nació en marzo de 1936, para agrupar a los sindicatos de "Vidriera Monterrey, Cervecería Cuauhtémoc, Fábricas Monterrey, Cementos Mexicanos, Círculo Azul, Casa Holck, etcétera. Actualmente se cuenta con aproximadamente 2 mil 400 grupos y una membresía de 230 mil socios". Hoy forma parte de la Alianza Sindical Mexicana, frente sindical promovido por el foxismo para hacer contrapeso a las organizaciones gremiales vinculadas al PRI.

En unas líneas de sus propios documentos, la FNSI de Rupertino deja claro por qué fue elegida por el Grupo México y el secretario Javier Lozano Alarcón, para tener el contrato colectivo que surja tras la destrucción del sindicato minero:

“… las relaciones laborales, entre administradores, sindicato y federación, se caracterizan por el respeto, la armonía, la suma de esfuerzos, la apertura en la comunicación, una planeación conjunta de las acciones administrativas y de capacitación para la calidad y la productividad, una verdadera representación sindical enfocada no sólo para hacer respetar los derechos de nuestros asociados, sino también para buscar que éstos cumplan con sus obligaciones, lo que nos ha permitido romper con los paradigmas en las revisiones de los contratos colectivos de trabajo, que nos han llevado a negociar de una manera medida, en base a los resultados de productividad, sin desgaste de energía y de tiempo, buscando beneficios en común. Por esto y mucho más, nuestra federación está ya inmersa en la nueva cultura laboral”.

A mediados de 2007, el sindicato de Rupertino contaba apenas con 100 miembros. El 29 de junio de ese año demandó la titularidad de los contratos colectivos de ocho empresas y para el 5 de septiembre los había ganado todos. Casualmente todas las empresas pertenecen al Grupo México. En un solo pase, el sindicato de Rupertino pasó a dirigir casi cuatro mil trabajadores, mientras su dirigente tomaba cursos de productividad y competitividad bajo el auspicio del Consejo de Relaciones Laborales del Estado de Nuevo León.

"¿Quieren que se acelere toda Cananea?"

Muy de mañana, los contratistas del Grupo México son recibidos por piquetes de mineros que bloquean los accesos a la mina, con piedras en los caminos. Por delante van policías estatales a abrir paso. Quitan las piedras en la puerta 2. Los mineros las vuelven a poner. Las camionetas de la policía pasan por encima de ellas. A las 6:45, los elementos de la Policía Federal que resguardan el lugar se lanzan sobre los mineros y los dispersan con gases. Pero no quedan contentos. Los persiguen por las callejuelas de la colonia Cananea Vieja. Los trabajadores les lanzan piedras. Los policías las regresan.

Dos mineros buscan protección en la casa de la familia Durán. Hasta ahí llegan los policías echando mentadas. Golpean la reja con sus toletes. Exigen que les entreguen a los mineros. Los mandan al diablo. “No sé qué tiene este gobierno jodido, ¿quiere que se acelere toda Cananea?, dice Alfonso Durán, el abuelo de la familia. “Aquí tenemos niños, nos aventaron sus gases esos… Si se mete un cabrón de esos yo le doy un plomazo”.

A unos pasos está el camino que conduce a la puerta 2 de la mina. En la persecución, tres trabajadores son alcanzados y uno, Ricardo Díaz, recibe un proyectil de gas lacrimógeno en la cabeza. Un policía federal, según testimonio de los mineros, se lleva una pedrada en la cara.

Pero no son los únicos que se llevan golpes, ni los únicos con los ojos llorosos y la cara de angustia que dejan los gases.

La Policía Federal logra despejar el acceso y entran vehículos particulares con los esquiroles, pipas de agua, camiones con maquinaria y autobuses repletos de más policías (a partir de este viernes, por cierto, no hay espacio disponible en los hoteles locales, ya de por sí llenos de agentes federales y estatales).

Sentada en el quicio de su puerta, Edith Carmona, niña de segundo de secundaria, trata todavía de jalar aire y se seca con su toalla rosa. "Adentro está mi abuelito, Sixto Zepeda, que no puede caminar". Edith tiene un tío minero, pero muchos de los vecinos nomás pagan el pecado de vivir cerca de la mina. "Que les tiren a ellos (los mineros), nosotros aquí tenemos criaturas", dice Ramón Verdugo, al tiempo que muestra los cartuchos de gas lacrimógeno. "¡Y para colmo ni tenemos agua!", grita su esposa a un lado.

En varias calles a la redonda los vecinos se quejan de lo mismo, mientras muestran cartuchos y piedras. "Mire, ésta cayó aquí", enseña un rocón una viejita de 90 años. Una voz dentro de la casa dice: "Que se metan aquí, desgraciados, aquí tengo un hacha".

En la loma que se divisa desde la calle Veracruz, los policías celebran su triunfo a pura palabrota: "¡Ora sí vengan, hijos de la chingada!" "¿Eso querían, culones? ¡Vengan por más!"

Un funcionario de protección civil municipal pregunta en cada casa si necesitan un médico. Luego va a pedir al oficial al mando que se limiten a proteger la mina y no incursionen en las casas: "Pero si aquí hemos estado, ¿no nos ve?"

Sudafrica 2010: Empate a cero goles entre Uruguay y Francia

Reuters Uruguay y Francia empataron el viernes sin goles, repitiendo el irregular fútbol que mostraron durante la clasificación al Mundial, lo que deja abiertas todas las posibilidades en el Grupo A tras las tablas firmadas por Sudáfrica y México unas horas antes.

El equipo sudamericano terminó con un hombre de menos, ya que fue expulsado Nicolás Lodeiro tras doble amonestación.

Todo podría haber sido diferente si el centrocampista francés Sidney Govou hubiera rematado a los 6 minutos un magnífico centro de gol que envió su compañero Franck Ribéry, que le dejó a escasos metros del arco uruguayo en la ocasión más clara del partido.

El desordenado juego ofensivo galo no pudo traspasar la maraña defensiva que tejieron los "celestes" en el área, que optaron por despejar los balones con potentes disparos hacia campo contrario, esperando una genialidad de sus afamados delanteros.

Sin embargo, no fue la noche de los artilleros charrúas.

Diego Forlán, obligado a bajar constantemente hasta el centro del campo por la poca actividad en la línea de creación uruguaya, tan sólo gozó de oportunidades con disparos desde media distancia.

A los 15 minutos, el ariete del Atlético de Madrid realizó el único disparo uruguayo a puerta del primer tiempo, un habilidoso recorte terminado en un poderoso cañonazo desde las inmediaciones del área francesa que fue despejado por el guardameta Hugo Lloris.

Su socio en el ataque celeste, Luis Suárez, estuvo poco inspirado en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo y se estrelló una y otra vez con jugadas en solitario contra los defensores franceses, que concedieron pocos espacios.

En el ataque del vigente subcampeón del mundo, tan sólo las eléctricas escapadas de Ribéry por la banda izquierda y los lejanos disparos de Yoann Gourcouff, que probó desde todas las posiciones, inquietaron el arco de Fernando Muslera.

Precisamente Gourcuff firmó un ajustado disparo desde la banda izquierda que fue salvado por el portero uruguayo en una espectacular estirada, donde logró meter un providencial guante en la escuadra para evitar el tanto francés.

Aunque Uruguay desapareció del medio del campo, tampoco los galos lograron ordenar un ataque consistente. Su único punto de referencia arriba, el delantero del Chelsea Nicolás Anelka, se mostró muy activo pero poco efectivo en las jugadas ofensivas, buscando portería insistentemente sin éxito.

Tras el relativo dominio de los europeos en los primeros 45 minutos, los uruguayos comenzaron la segunda parte presionando más arriba, pero tan sólo Forlán, quien reclamaba más ayuda de sus compañeros, logró llevar algo de peligro al área rival.

En la recta final, el partido subió en intensidad física y perdió el poco control táctico que mostraron ambas partes.

Ambos seleccionados parecían buscar el gol más por intuición y suerte que por táctica, lo que mantiene las dudas que han arrojado ambos entrenadores en su camino hacia la primera copa en suelo africano.

Buscando más inspiración, Raymond Domenech y el uruguayo Oscar Tabárez en sus ofensivas reemplazaron a Anelka por Thierry Henry y a Suárez por Sebastián Abreu, aunque tampoco ellos lograron marcar la diferencia.

La expulsión en los últimos minutos de Nicolás Lodeiro por doble amarilla tras una dura entrada a Bacary Sagna hizo arreciar los ataques de Francia, que se volcó en tromba contra el área contraria pero sin conseguir franquear el muro del combinado sudamericano.

Uruguay y Francia quedaron con una unidad en la tabla de posiciones del grupo, al igual que Sudáfrica y México, selecciones que empataron 1-1 horas antes.

(Escrito por Enrique Andrés Pretel en Pretoria, reporte adicional de Conrado Hornos en Montevideo, editado por Patricia Avila)

Sudáfrica esperaba ganarle a México

Cortesía ESPN

JOAHANNESBURGO -- El seleccionador nacional de Sudáfrica, el brasileño Carlos Alberto Parreira, señaló que su equipo pudo ganar a México, un encuentro en el que los dos contendientes buscaron la victoria y añadió que el resultado final del partido (1-1) puede considerarse justo.

Para el técnico brasileño de Sudáfrica, el partido estuvo marcado por la presión que siempre existe en un partido inaugural de un Mundial y también por la que le corresponde al equipo anfitrión, en este caso la selección sudafricana.

"Esta circunstancia nos atenazó un poco al principio del encuentro, pero la verdad es que México, que es un gran equipo, que juega con tres delanteros. Tuvieron la posesión del balón en el tramo inicial del partido, pero no nos crearon ocasiones de gol. Nuestro portero sólo tuvo que hacer verdaderamente una gran parada", dijo.

Parreira se mostró satisfecho con el juego e incluso con el resultado y destacó que su equipo ha jugado como tenía que hacerlo.

También indicó que este grupo no se va a decidir nada antes del último partido y que Sudáfrica permanecerá "viva" hasta el final.

Preguntado sobre si su equipo había jugado como juega Brasil, tal y como había señalado la víspera del encuentro, destacó que nunca había dicho eso, sino que los "bafana, bafana" iban a aplicar algunos de los principios propios del fútbol brasileño.

"Hemos tenido, insisto, la presión del campeón y creo que hemos de dar crédito a nuestros futbolistas. A medida que avanzó el encuentro se relajaron y en la segunda parte jugamos como queríamos jugar y además lo hicimos ante un rival que tiene una enorme calidad", concluyó.

MOKOEBA: POSIBILIDADES
Por otro lado, el capitán de la selección sudafricana, Aaron Mokoeba sólo pudo extraer conclusiones positivas del partido contra México pese a haber cedido un empate tras haberse adelantado en el marcado por medio del gol de Tshabalala.

"Jugamos bien como un equipo", dijo el central del Portsmouth y el hombre de los 'bafana bafana' que más partidos internacionales acumula con la elástica sudafricana, quien señaló que no querían señalar a nadie por el gol que les metió Rafa Márquez cuando apenas quedaban diez minutos para el final.

"Tenemos todavía dos partidos y podemos construir desde esto; tenemos un montón de posibilidades. Los primeros quince o veinte minutos fueron un poco locos pero regresamos en la segunda parte", analizó.

Pese a que el empate frente a México es un resultado que tienta a analizar lo que pase con el partido entre Uruguay y Francia, Mokoeba no está interesado en nada más que en su equipo.

"No nos importa el resultado entre Francia y Uruguay", señaló tajante. "Todo depende de nosotros y nuestros resultados. Está en nuestras manos y tenemos dos partidos para hacer lo que hacemos mejor".

Finalmente la estrella del partido y autor del gol de Sudáfrica, Siphiwe Tshabalala, se mostró satisfecho con el empate ante México en el partido inaugural.

"Dejamos una buena imagen de conjunto, salvo los primeros 20 minutos. Pero teniendo en cuenta que para muchos de nosotros es la primera Copa Mundial, estamos conformes", dijo el centrocampista de los Chiefs.

"¿Si desperdiciamos oportunidades? Puede ser, pero lo importante es llegar a posición de gol. El resto es cuestión de tiempo. Ya llegarán más goles", añadió.

Tshabalaba marcó en el minuto 55 el primer gol del Mundial de Sudáfrica, una selección que pudo haberse llevado los tres puntos si Mphela hubiese acertado con la portería en un disparo postrero que se estrelló en la cepa del poste mexicano.

Sudafrica empató 1-1 con México en el partido inaugural

EFE

JOHANNESBURGO -- La selección mexicana arrancó su aventura mundialista con un preocupante empate ante una escuadra de Sudáfrica que únicamente tenía el contragolpe como su mejor arma pero la supo explotar ante una zaga que nunca los alcanzó en la marca.

Sudáfrica se puso al frente en el partido con gol de Siphiwe Tshabalala al minuto 55, pero México empató a 1-1 con tanto de Rafael Márquez al 79.

México dominó en el primer tiempo pero una vez más fue incapaz de concretar sus oportunidades, mientras que Sudáfrica pudo llevarse la victoria, pero un error en marcación les costó el empate que ahora pone a ambos equipos en serias dificultades para mantenerse con vida.

Javier Aguirre se decidió por la experiencia de Guillermo Franco y dejó en la banca al Chicharito, el futuro de la selección mexicana. Pero también quiso ir a la segura desde el arco y por ello se inclinó por el Conejo Pérez, dejando en la banca a Guillermo Ochoa, que siempre se sintió el titular, y a Luis Michel.

Pero en realidad la experiencia del Tri se reflejó al arrancar el Mundial con una alineación que promediaba 28 años y 111 días, con siete jugadores que ya tenían experiencia mundialista y tres campeones mundiales en Sub-17.

Y al inicio del partido el Tricolor lució bien plantado, se olvidó de las vuvuzelas, dominó el mediocampo y tuvo las mejores oportunidades de gol.

Apenas al primer minuto México tocó a la puerta cuando Paul Aguilar escapó por la derecha y envión un disparo que el arquero alcanzó a desviar y Giovani no pudo rematar pero ganó el tiro de esquina.

La selección mexicana controló los primeros minutos mientras Sudáfrica esperaba un contragolpe, pero el Tri tenía orden al frente intentando superar las línea defensiva que mandó Parreira.

Sudáfrica se apegó al esquema, aguantó atrás y no dejó espacios, obligando a México a buscar por los extremos, con Aguilar por la derecha y Vela a la izquierda.

México volvió a acercarse al arco creando una ocasión al minuto 14 en un nuevo tiro de esquina que ganó Aguilar y en el área remató Franco, pero su cabezazo se fue por encima del arco. Sudáfrica tuvo su primera llegada sobre el minuto 16 cuando recibieron una falta fuera del área, pero el disparo pasó por encima del arco.

Aguilar se convirtió en un dolor de cabeza con sus constantes descolgadas por la derecha y Sudáfrica buscó responder en el minuto 17 con un largo servicio hacia la izquierda que Efraín Juárez intentó cortar con el pecho, pero el árbitro le marcó mano y al impedir que Sudáfrica reanudara rápidamente se llevó la amonestación.

Pero Giovani estuvo cerca de hacerles la gran jugada en el contragolpe luego del cobro de la falta, al conducir entre tres zagueros de Sudáfrica y sacar un disparo desde fuera del área, pero pasó por encima del arco.

Poco a poco Sudáfrica empezó a equilibrar hacia el medio campo, mientras México cedió al dominio de los primeros minutos.

Giovani intentó una nueva jugada personal al minuto 27 por la banda izquierda, pero su ataque fue cortado por Kagisho Dikgacoi, quien se ganó la tarjeta amarilla.

Sudáfrica insistió con el contragolpe pero aunque en ocasiones llegó a superar la marca de los mexicanos, les faltó el toque para encontrar a sus compañeros.

Una nueva jugada de Aguilar al minuto 32 levantó la tribuna mexicana, al escapar por la derecha y retrasar hacia Carlos Vela, quien envió el servicio al área que Guille Franco intento bajar con el pecho y remató pero el arquero Itumeleg Khune alcanzó a detener.

Vela tuvo otra opción un par de minutos más tarde, al entrar al área por la derecha pero mandó un disparo demasiado cruzado que no alcanzaron a rematar Franco Giovani.

México pudo abrir el marcador en el minuto 37 en el cobro de un tiro de esquina que remató Vela en la punta derecha pero el árbitro marcó posición adelantada. La anulación levantó a la tribuna que empezó a corear los oles de la selección azteca. Sudafrica despertó hasta el minuto 42 en el cobro de un tiro de esquina que hizo estallar las vuvuzelas, pues los locales sabían que era una buena opción de gol, pero el centro cerrado fue enviado por el Conejo a un nuevo tiro de esquina que sacaron bien, pero en la siguiente llegada Sudáfrica estuvo cerca de marcar con un servicio desde izquierda que Katlego Mphela no pudo rematar.

Pero estos fueron los mejores momentos de Sudáfrica y dos minutos más tarde en un nuevo servicio al área Teko Modise se elevó para rematar con la cabeza pero envió por encima del arco.

Para el segundo tiempo Parreira ajustó con la salida de Lucas Thwala y el ingreso deTsepo Masilela para intentar cortar las llegadas de Aguilar por la banda derecha. Y además se notó a unos bafana bafana mucho más ofensivos que en menos de cinco minutos ya habían tenido dos llegadas de peligro sobre el arco rival.

Aguirre rápidamente decidió hacer cambios para cortar esas llegadas por los extremos y se decidió a meter a Torrado por Aguilar.

Pero antes de que hiciera el cambio Sudáfrica acabó con la zaga mexicana al minuto 55 en un veloz contragolpe desde media cancha con un servicio de hacia la banda derecha para Siphiwe Tshabalala quien dejó atrás a Ricardo Osorio y mandó un disparo aprovechando que el Conejo no salió a cortar y marcó el primer gol de esta copa Mundial.

En la siguiente jugada realizó finalmente el cambio, pero Sudáfrica ya había tomado confianza y empezó a dominar en el medio campo y en ese descontrol vino una amonestación para Gerardo Torrado.

México despertó hasta el minuto 60 en una jugada de Giovani por la banda derecha desde donde se quitó la marca y mandó un disparo cruzado que el arquero Khune envió a tiro de esquina.

Sudáfrica desperdició su segundo gol al minuto 65 cuando tuvo otro contragolpe que Mphela envió por fuera del arco cuando ya estaba solo para ampliar la ventaja.

Ante el descontrol en el campo Aguirre buscó la experiencia de Cuauhtémoc Blanco por Vela, aunque Sudáfrica volvió a desperdiciar otra llegada al minuto 67 cuando Teko Modise entró solo en un contragolpe pero el Conejo alcanzó a detener con las piernas. En su primera jugada Blanco pudo marcar diferencia al enviar hacia la derecha para Juárez, pero Masilela lo detuvo con una fuerte entrada y se ganó la amonestación.

El Vasco decidió jugar su última carta al minuto 73 con el ingreso del Chicharito por Franco, quien había tenido una mala actuación al haber desperdiciado oportunidades claras en el primer tiempo y haber desaparecido en el segundo.

Y finalmente cayó el gol de México al 79 en el cobro de un tiro libre de Guardado por la banda izquierda hacia el área que el Chicharito intentó peinar y se llevó la marcación, dejando solo a Rafa Márquez quien disparó de frente al arco para emparejar los cartones.

Luego del gol el Tricolor volvió a equilibrar el medio campo, aunque a Sudáfrica lo único que le interesaba era tener otro contragolpe, y Parreira buscó dar más velocidad con la salida de Piennar y el ingreso de Bernard Parker.

Mphela pudo firmar la victoria de Sudáfrica al minuto 89 en un nuevo contragolpe, pero estrelló su balón en el poste derecho.

México y Sudáfrica forman parte del Grupo A en el Mundial, que completan Uruguay y Francia, protagonistas del segundo partido de la jornada inaugural del torneo mundialista.

Calderón y Lula ante el Mundial

Martha Anaya / Crónica de Política

Por las redes se divierten en serio con el mundial y circulan caricaturas donde figuran los presidentes de México y Brasil.

En una de ellas se ve a Felipe Calderón presumiéndole a Luiz Inácio Lula Da Silva que ha sido invitado al partido inaugural de la Copa del Mundo en Sudáfrica. Luce ”la verde” , o más bien “la negra” –bien apretada al cuerpo– , ondea una banderita mexicana y de paso le hace caracolitos a su homólogo brasileño.

Lula le escucha, lo mira pícaramente y le suelta: ¡Pues a mí me invitaron a la final…!

Claro, los comentarios a pie de página no faltaron y hasta advierten al autor de tal sacrilegio que la final de la Copa del Mundo la jugarán México y Brasil y que nuestros ex ratoncitos verdes –ahora unos gigantes que envidiarían los dinosaurios—le pondrán tal zapateado a los brasileños que su zamba palidecerá ante el Son de la Negra que se aventarán.

¡Paliza de 5-0 en plena final!, restriega uno de los fanáticos cibernautas, y México levantará por vez primera en su historia la copa del mundo.

Pero las bromas y las ironías sobre las posiciones de ambos mandatarios y de su pasión por el futbol no existen tan sólo en el mundo virtual. Recordemos que en agosto 2007 –hace tres años–, cuando Lula Da Silva vino a México, recibió de obsequio de la Federación Mexicana de Futbol una casaca del Tri con el número 10 y su nombre grabado. Ahí está la fotografía de Lula con la risa en los labios, la camiseta extendida sobre su pecho y Calderón, divertido, asomándose a mirarla.

Un par de años después, en julio del 2009, Lula reviró. Aprovechó las reuniones del G5 del G8 para obsequiar la camiseta “Verde-Amarela” de la selección brasileña a sus compañeros. Felipe Calderón recibió la propia, con el número 5 en la espalda, autografiada por los pentacampeones del mundo.

“Aquí lo bonito es el verde”, bromeó el mandatario mexicano al recibirla.

Barack Obama tampoco escapó del obsequio. Su camiseta, al igual que la de Calderón, llevaba también el número 5 en la espalda de la casaca. Francamente contento, el mandatario estadounidense dejó atrás el protocolo diplomático y le advirtió a Lula que no volvería a permitir que le remonten dos goles, como ocurrió en la final de la Copa Confederaciones.

Se vivían entonces los preparativos de la Copa del Mundo que hoy inicia en Johannesburgo. Y seguro que en aquellos momentos nadie imaginaba que a la selección de México correspondería jugar en el partido inaugural. Mucho menos que en su último juego de preparación le ganase nada menos que a Italia.

Todavía hace unos meses (en febrero) que Lula estuvo en México, Felipe Calderón le preguntó si asistiría a la ceremonia inaugural, y el brasileño –pleno de optimismo– le contestó: “A la apertura no voy, voy a la final…, a ver a Brasil.”

Lo cierto es que Lula tiene que estar presente en último partido –participe o no Brasil en la final—porque su país organizará el Mundial 2014. Pero el buen humor y el gusto por bromear son parte de él.

Sea como sea, Calderón y Lula estarán en Sudáfrica 2010. Uno en el partido inaugural y el otro en la final del campeonato.

(¿Pero y si México llega a la final? Quien quite y en una de esas…)

El duopolio Televisa-TV Azteca presenta el nuevo Teletón llamado Iniciativa México

Samuel R. G. / uzkediam@gmail.com

Lo advertí a finales del 2009, dije que Televisa buscaría en el 2010 varias formas para controlar la información que fluye en el país. Es evidente que en el fondo buscan que las cosas "no se salgan de control", ya que en México crece el descontento de la población a causa de una fallida administración calderonista.

Televisa lanzó al inicio del año un canal de noticias por TV de paga, llamado ForoTV, que siguiendo el estilo de Milenio TV, repite las 24 horas las mismas mentiras y sin informar sobre la realidad del país. Pero este análisis ya lo conocemos, sabemos incluso que quizás desde su nacimiento, monopolios como Televisa han servido al sistema para controlar a la población y cumplir así la función de "integración social", a modo desde luego, de tal forma que el gobierno no pueda ser criticado en forma pública y prevalezcan las opiniones para aplaudir las acciones que emprende el Estado mexicano, así se trate de reprimir movimientos sociales justos.

Ni cinco minutos aguanté ver la presentación de la denominada Iniciativa México, en donde claramente se nota el mismo formato del Teletón: nuevamente el duopolio televisivo apuesta por la fórmula de bajar el ánimo de los espectadores para después desarrollar historias extraordinarias que suben el autoestima del mexicano, van a jugar con la emotividad y la racionalidad, pero al final se trata simplemente de distraer a la gente de la grave crisis social, económica y política que actualmente vivimos.

El Estado mexicano arremete contra los trabajadores y los sindicatos, específicamente contra el SME, ahora vemos otro golpe más en Cananea y según los expertos todavía falta más por ver, Calderón seguirá dando golpes, de ahí la necesidad de montar shows como la IM. ¿Tendrá éxito? Lamentablemente tenemos que decir que sí, la mayoría de los mexicanos han nacido y crecido frente a la televisión mirando Televisa y TV Azteca como una necesidad primordial para desarrollar su personalidad y su forma de vida, en ese nivel andan millones de mexicanos.

Se ha dicho que tal iniciativa es ciudadana lo cual es mentira, es una propuesta hecha y avalada desde los grupos de poder y que servirá para reforzar su dominio sobre la población, quien piense lo contrario pecaría de ingenuo. Quizás lo único positivo es que se pretenden crear proyectos sociales, que buscarían difundir comentarios propositivos, y promover la participación social. Se escucha bien, falta ver si es cierto.

Sarcasmo

En lo personal creo que la Iniciativa México es una oportunidad más para comprobar que Televisa y TV Azteca le pueden dar voz a los luchadores sociales del SME, de la APPO, de la CNTE, de San Juan Copala, de Cananea, entre otros, sí, pues si de proyectos sociales se trata ya existen muchos, el problema es que no han sido difundidos en los medios convencionales, quizás ahora el duopolio se va a portar bien con la ciudadanía y nos dejará conocer las diferentes luchas sociales desde su propia perspectiva.

Ahora sí callarán las voces que han afirmado -como Azcárraga Milmo y Javier Aguirre- que México es un país de “jodidos”, la Iniciativa México es la respuesta que millones de mexicanos estaban esperando. Sí como no.

PRI y PAN, mentiras e hipocresía en la crisis de Cananea

Samuel R. G. / uzkediam@gmail.com

El doble discurso es lo que prevalece hoy en día en la política mexicana. Recientemente el gobierno panista desalojó por la fuerza a los obreros del Sindicato 65 de Mineros de las instalaciones de la Productora de cobre Mexicana de Cananea y posteriormente, con tan sólo algunas horas de diferencia de la violencia ejercida contra los trabajadores de Cananea, también hizo acto de presencia un convoy de la policía estatal de Coahuila escoltando automóviles para que Grupo México se posesionara de la mina 8 Unidad Pasta de Conchos.

Una de las primeras reacciones fue la que expresó el líder de la bancada priista en el Congreso de la Unión, Francisco Rojas Gutiérrez. El diputado lamentó que a casi tres años del conflicto minero de Cananea no se haya encontrado una salida de diálogo entre el sindicato y la empresa, por lo que afirmó que el PRI respaldaría la lucha de los obreros y defenderían el derecho a huelga de los trabajadores. Pero bien se dice que "del dicho al hecho, hay un largo trecho", sobre la hipocresía del PRI comparto algunos antecedentes.

PRM y el sector obrero

El PRI, principalmente en su etapa como Partido de la Revolución Mexicana (PRM, de 1938 a 1946), bajo el mando de Lázaro Cárdenas eliminó la estructura basada en partidos regionales y estatales del antiguo Partido Nacional Revolucionario (PRN) y la substituyó con una base de carácter corporativo o corporatista en la que se esperaba que los intereses de los ciudadanos fueran representados y transmitidos por los denominados "sectores".

Fueron cuatro los sectores integrados en el PRM: obrero, campesino, popular y militar, que, al mismo tiempo, aglutinaron a distintas organizaciones. Durante ese período la organización del partido fue vertical, es decir, las decisiones importantes se tomaron desde arriba sin permitir a las masas integradas al partido su participación real.

Algunas corporaciones y agrupamientos que conformaron el PRM gozaron de cierta autonomía política, la CROM, la CGT, la CTM, el Sindicato Industrial de Trabajadores Mineros y el Sindicato Mexicano de Electricistas formaron parte del sector más importante en esa etapa del partido: el sector obrero.

Sería incorrecto afirmar que el PRM surgió como un partido de masas, la historia constata que fue más bien un partido de corporaciones, en el que sus unidades de base eran las organizaciones, mientras que los individuos resultaban elementos secundarios. Tiempo después, en 1946 se convocó a la Segunda Gran Convención del Partido de la Revolución Mexicana y nació el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Complicidad entre el PRI y el PAN

Si bien es cierto que fue el gobierno panista el ejecutor de la violencia en contra de los mineros y sus derechos laborales, el PRI ha sido el "padrino" en la mayoría de golpes que ha dado el PAN en contra de la clase trabajadora. Salir a lamentar lo ocurrido en Cananea debe alertar a toda la población mexicana, ya que históricamente nunca se ha escuchado a los trabajadores y las conquistas -mínimas por cierto- han costado sangre. Parece que buscan repetir la historia y ahora que el PRI aspira a recuperar la presidencia en 2010 con Enrique "El copete" Peña Nieto, no dudemos que se sigan aplastando los derechos de los mexicanos.

Debido al esquema corporativista que alguna vez manejó el PRI y que todavía se observa -aunque ya menos- en las dos administraciones panistas, podemos hablar que únicamente los líderes de los sindicatos y organizaciones de obreros han salido beneficiados, pero el grueso de la clase trabajadora a penas sobrevive con un raquítico salario mínimo de 55 pesos y los privilegios son para los líderes coptados por el sistema.

La alianza PRI y PAN se observa también desde la implementación del modelo neoliberal en México, una fase del capitalismo que dicta a los gobiernos terminar a toda costa con los sindicatos. Se privilegia a la iniciativa privada, como es el caso ahora de Grupo México, cuyas acciones en la Bolsa de Valores subieron una vez que se dio a conocer la intervención del gobierno federal para reprimir a los mineros.

Esas son las reglas del juego, impuestas desde las altas esferas del poder y no se ve por donde alguna movilización obrera y/o ciudadana pueda revertir la situación. El caso de los mineros en Cananea y el de Pasta de Conchos son ejemplos claros de la política mentirosa y manipuladora del llamado PRIAN, pero faltaría describir otros grupos y sectores de la sociedad que actualmente son golpeados por el gobierno federal.

Es evidente también que la administración calderonista busca aprovechar la fiebre del Mundial de Sudáfrica 2010, para asestar golpes bajos a los diferentes sectores productivos del país. Ya empezó con los mineros y otro tema importante es también el relativo a los empleados de la Banca de Desarrollo, ante la inminente desaparición de dicha institución crediticia.

¿Presidente del empleo?, ¿las manos limpias?, ¿para que vivamos mejor? Tiene razón Javier Aguirre, el segundo pelele de México, vocero de la presidencia y actual entrenador de la selección mexicana de Televisa: México está jodido, jodidísimo...

Los focos de la Marina-Armada de México

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• El explosivo punto de la PGR-SSPF
• La pólvora… mojada

Extraordinario y distinguido cierre de semana con la lindura de que Felipe Calderón ya se encuentra, a estas alturas del contexto político, en Sudáfrica, vestido de negro (digno ejemplo del ánimo nacional) listo para su encuentro de alto nivel con el presidente Zuma para desarrollar y abrir brecha en las relaciones diplomáticas entre ambas naciones… además de honrar a millones de mexicanos que votaron en la genial encuesta del gymboree (con minúsculas) presidencial cuyo resultado arrojó a Calderón hacia el TP-01 a la fiesta mundialista mientras que, con la pena, la otra mitad de los mexicanos se quedaron con las ganas de votar de que Felipe se quede por aquellos lares… ad infinitum.

Y como nunca faltan las señales de las formas… que dicen todo del fondo, justo en el timing del día del vuelo presidencial, my friend, y a escasas horas de que se develara la inédita noticia de un operativo de la marina en la colonia Roma, donde se incautaron presuntos explosivos… sale la PGR en voz de la Siedo, con Maricela Morales, acompañada de Ramón Pequeño de la SSPF, a aclarar que… hold your navy horses porque con la atractiva novedad de que los peritos dictaminaron que no son material C-4 los 20 kilogramos encontrados en un domicilio de la citada colonia. O sea, el mentado C-4, que es un explosivo de uso militar normalmente fabricado en Estados Unidos y es utilizado para detonaciones controladas... no fue el encontrado por nuestros ilustres marinos en su operativo pirotecnia marca nomeolvidesDF.

Los expertos de la PGR destacaron que se ha comprobado que no es C-4 como lo señalaban algunas versiones.

Lo simpático de las revelaciones de la dependencia encabezada por Arturo Chávez Chávez para cerrar esta semana de JAJA… es que las divertidas versiones a las que se refirieron los funcionarios, salieron de un (precipitado) boletín de prensa emitido por la Semar, donde afirma que Asegura la secretaría de Marina-Armada de México mas de 20 kilogramos de alto explosivo en la Ciudad de México, englobado en un atractivo párrafo informando que el decomiso se dio en el marco que hay dentro del esquema de seguridad y vigilancia que se mantiene y como resultado del intercambio de datos con agencias de información (DEA) de los Estados Unidos de América y del trabajo de inteligencia naval. La información de este sugestivo boletín desencadenó una reacción en cadena, no sólo en los aparatos de la seguridad nacional (Cisen) que estaban movilizados desde la misma madrugada, sino en los medios que buscaban más datos precisos de lo que se especulaba serviría para un gran atentado terrorista en medio de la euforia del Mundial.

Lo grave, mi estimado, es que se dejó correr la pólvora de la desinformación que generó una ola de inquietud generalizada, sobre todo porque lo encontrado y según lo declarado por Maricela y Ramón, ambos altos funcionarios de la PGR y la SSPF, fueron sustancias de glicerina, acido nítrico y parafina no corresponden con ningún tipo de explosivos.

Lo que genera (la risa histérica de la casa del (des)gobierno) la atractiva duda de las razones de la original precipitación de la Marina en (des)informar al mordaz respetable pasando por la alusión de las labores de inteligencia bilaterales regando la pólvora… mojada cuando se necesitan, por lo menos, varias horas de trabajo y estudios en laboratorios químicos para determinar la composición de cualquier material altamente volátil. La llamativa pregunta es sencillita:

¿Fue un error de cálculo, dolo, perversidad o meramente la sugestiva precipitación por aparecer en la foto mediática de la pirotecnia alrededor de la irreflexiva guerrita contra la “ridícula minoría”…?

Porque siguiendo la vereda del catastrofismo, my friend, los detenidos fueron liberados porque no existieron evidencias sólidas de que estaban en la cadena (del retrete) del explosivo reventón… lo que desencadenó más incertidumbre mediática.

Este botón (naval) resulta altamente preocupante cuando se arrastra el cochinero de Cuernavaca, Morelos, con la ejecución de Arturo Beltrán Leyva… traspié que ha desatado una peligrosa ola de violencia en los territorios controlados por este hoy, fracturado cártel.

Algo muy grave debe estar sucediendo como para perder el foco de la inteligencia por el foco de la pirotecnia y el protagonismo en una desastrosa guerra donde la Marina está jugando un rol mucho más proactivo…

Y se comienza a develar, my friend, que empieza a ser un foco… pero rojo.

¡Adiós!

Todos somos Hernández

David Aponte / Contraflujo

Los Hernández mueren en el piso, atacados por oficiales de Estados Unidos. Hay saña con los toletes, hay puntapiés, hay choques con pistolas eléctricas, hay alevosía con el uso de armas de fuego. Los mexicanos caen inertes y nunca ha habido consecuencias de los ataques de los agentes hacia los mexicanos. En la historia de las relaciones bilaterales, la justicia de Estados Unidos nunca ha sentenciado a uno de sus policías por asesinar a una persona nacida en México. Es una política conocida como muro azul, una regla no escrita entre las corporaciones, entre las agencias federales, la Border, entre las policías estatales, federales, entre los fiscales, entre los jueces. Es una forma de impunidad disfrazada para no mostrar algún signo de debilidad frente a los sucios migrantes, a los frijoleros que amagan con cruzar la línea.

Los agentes siempre argumentan defensa propia, que utilizaron el uso de la fuerza letal porque los mexicanos los amagaban con piedras o algún otro objeto peligroso y que los migrantes estaban en una posición de ataque. El castigo más recurrente es la suspensión de sus actividades, en tanto el FBI realiza las investigaciones, una suerte de vacaciones pagadas. En la década de los 90, un oficial estadounidense mató de un tiro a un migrante mexicano que caminaba por una carretera. Alegó que el sujeto llevaba un arma en la mano, cuando se trataba de una cuchara para la construcción, una herramienta para desempeñar su trabajo de albañil. No hubo consecuencias para el policía estadounidense.

Todos somos Hernández ante las armas de los oficiales de Estados Unidos. Con diferencia de días, agentes de la Patrulla Fronteriza asesinaron en distintos puntos de la franja fronteriza a Anastasio Hernández Rojas, de 32 años, y a Sergio Adrián Hernández Guereca, de 14 años de edad.

La noche del 28 de mayo, una veintena de agentes fronterizos sometió con pistolas eléctricas, y golpeó a Anastasio en el cruce de peatones de la garita San Ysidro-Tijuana. El indocumentado mexicano suplicó ante los feroces agentes de la Patrulla Fronteriza. Un testigo grabó la golpiza con un teléfono celular. El mexicano fue trasladado a un hospital en estado de muerte cerebral; la física sobrevino un día después. Por supuesto, el gobierno de México lamentó los hechos y el uso excesivo de la fuerza.

El lunes pasado, un oficial de la Patrulla Fronteriza disparó su arma de fuego contra la cabeza del adolescente Sergio Adrián, en la zona conocida como Puente Negro, en Ciudad Juárez. Jesús Hernández, padre de la víctima, y los testigos de los hechos Raúl Flores y Bobbie McDow coincidieron en que el muchacho no atacó al oficial estadounidense. Sin embargo, el uniformado sacó su pistola y disparó contra la cabeza del mexicano, que cayó en territorio nacional.

“En la zona de Puente Negro trabaja un hijo mío de maletero, mi hijo que mataron fue a pedirle dinero para la escuela, había muchos chavalos, y los guardias empezaron a tirar balazos y le pegaron en la cabeza a mi hijo. Yo le digo al presidente Calderón que se amarre los pantalones y que vea lo que está pasando. Es una injusticia: son niños”, clamó el padre. María Guadalupe, la madre de Sergio Adrián, dijo que el agente disparó a corta distancia, que pasó la línea fronteriza y que atacó al muchacho en territorio mexicano.

El gobierno de Estados Unidos se comprometió a hacer una investigación, como ha ocurrido en el pasado. Pero el agente especial del FBI en El Paso, Texas, Michael Martínez, afirmó que la agencia no investiga el asesinato de un joven, sino el ataque los elementos de la Patrulla Fronteriza sufrieron con piedras. Por supuesto, el gobierno de México lamento los hechos y el uso excesivo de la fuerza.

La canciller Patricia Espinosa dijo el miércoles que hay un rechazo y repudio firme contra los ataques y actos violentos de agentes de la Patrulla Fronteriza contra los mexicanos Anastasio y Sergio Adrián. – No está siendo muy tibio el Gobierno mexicano ante la última situación del menor asesinado en este lado de la frontera; ¿no es una situación muy tibia de parte del gobierno federal para reclamar se esclarezca esta situación? – preguntó un periodista. “Hemos hecho uso de todos los recursos que nos otorga la ley que dentro del marco de derecho puede realizar el Estado mexicano. Por un lado, por supuesto, la protesta y el rechazo público al nivel de las autoridades estatales. Por otro lado, también, el envió de notas diplomáticas de rechazo al gobierno federal de los Estados Unidos. La insistencia, repito, de que haya una investigación exhaustiva, el mantenernos muy cerca de estas investigaciones, con el propósito pues de tener la certeza de que se están haciendo, como estamos pidiendo, exhaustiva y de manera objetiva, para llevar a la justicia a los culpables”.

Pero nunca los han llevado y nunca han llegado ante los tribunales estadounidenses. Los mecanismos bilaterales de diálogo sobre temas de migración y casos como los de los Hernández se perdieron hace muchos años, como se ha perdido la certeza del castigo. Las historias de ataques siempre han quedado en la impunidad. Estos dos casos no tienen mucho futuro y todos los mexicanos somos Hernández frente a las armas de los agentes de nuestro vecino país y su muro azul.

Los asesinos de Eviel

Raymundo Riva Palacio / Estrictamente Personal

Durante semanas, el gobernador Ulises Ruiz ha enfatizado que Eviel Pérez Magaña es el mejor candidato que puede tener Oaxaca para que lo suceda. No es extraño. El ex secretario de Obras de su gobierno es su delfín. Hizo de lado al presidente municipal de Oaxaca capital, José Antonio Hernández Fraguas por ser demasiado cercano al ex priista y ahora panista Diódoro Carrasco, marginó a Jorge Franco, el operador político con el cual atravesó la tormenta del plantón de maestros y de la APPO en 2006 que buscó derrocarlo, y se saltó al senador Adolfo Toledo, que por el escalafón priista, tendría que haber sido el elegido. Ruiz sonríe cada vez que se cuestiona a Pérez Magaña como un político capaz y lo defiende. Pero hoy debe estar alarmado porque su protegido está a punto de descarrilar su campaña.

Pérez Magaña es una profecía que se autocumplió en el municipio de Huautla, que visitó este miércoles dentro de su campaña electoral y donde ofrecer la seguridad que anhelan los oaxaqueños. El candidato del PRI, sin embargo, tropezó con su realidad y falta de olfato. En el templete junto a él, levantándole la mano, estaban Jacinto Pineda Casimiro, quien es aspirante a la presidencia municipal de Huautla, y el diputado federal Elpidio Concha. La gente, olvidó, no olvida, y por omisión o comisión, Pérez Magaña se comportó como un cínico.

Pineda Casimiro y Concha están vinculados al asesinato de un maestro retirado en 2004. Ese entonces, durante la campaña de Ruiz para gobernador, un grupo de maestros instaló una barricada en Punta de Fierro, a ocho kilómetros de Huautla, para tratar de impedir la visita del entonces candidato. Concha, que se jugaba su futuro político en ese acto, ordenó a sus secuaces que quitaran la barricada a como diera lugar. Pineda Casimiro, junto con los hermanos Feliciano y Aarón Quiroga Martínez, tomaron la instrucción de manera más que literal.

No hay registro gráfico de lo que sucedió en la barricada, donde el profesor retirado Serafín García Contreras murió de tantos golpes que recibió. De lo que sí hay fotografías, minutos después del incidente, es de Pineda Casimiro caminando por las calles de Huautla con la camisa ensangrentada. Fue detenido junto con los hermanos Quiroga Martínez y se les acusó de ser los asesinos materiales del maestro García Contreras. A Ochoa no se le formularon cargos. Hubiera sido irrelevante de cualquier forma, y lo demostró la justicia oaxaqueña en el caso de Pineda Casimiro, a quien dejaron en libertad.

Pero la memoria no es corta y Pérez Magaña debió de haberlo sabido. El PRI oaxaqueño de Ruiz que premió a Ochoa y ahora lo hace con Pineda Casimiro, sigue siendo un partido que incentiva a los represores -en este caso particular a un asesino declarado- y a los caciques. Pineda Casimiro quiso originalmente competir con la bandera de Nueva Alianza, el partido de la maestra Elba Esther Gordillo, quien pese a tener en Oaxaca a la disidencia más virulenta que enfrenta históricamente, la llamada Coordinadora Magisterial, no le abrió la puerta. Porque en Oaxaca nada se mueve si no lo autoriza, Ruiz le permitió la entrada a la política bajo el manto protector del PRI.

Pérez Martínez, que responde fielmente a las líneas estratégicas y planteamientos tácticos de su padrino, siguió la lógica de los virreyes estatales y sin recato alguno subió al templete en Huautla a personas non gratas. No se sabe si se imaginó que ese momento iba a quedar registrado, o si de acuerdo a la vieja línea de pensamiento y acción de gobernantes oaxaqueños, no le importó el costo porque siempre creen que será mayor el beneficio. En todo caso, ese instante lo mete en un dilema de ética política. ¿Está de acuerdo en ir codo a codo, sin prurito alguno con un asesino, como se determinó en su momento que lo era Pineda Casimiro?

Sus adversarios políticos tienen ahora la mesa servida. Se puede argumentar que el candidato de la alianza opositora al PRI, el senador de Convergencia Gabino Cué, tampoco está libre de pecado político al estar en el paraguas de una campaña que también da cobijo a Flavio Sosa, uno de los dirigentes de la APPO durante el difícil año de 2006, y que tuvo que pagar con la cárcel los delitos que se le imputaron por la rebelión en Oaxaca. La diferencia se encuentra en que mientras Pérez Magaña celebra de la mano con Pineda Casimiro y Ochoa, Cué y los estrategas de la izquierda -porque Sosa va con el PT-, se debaten en cómo hacer que el viejo líder taxista decline su candidatura.

Esta discusión tiene que ver con la moral política de los actores públicos, que en tierras de caciques puede ser un debate intrascendente. Es muy probable que así sea, cuando menos en estos largos años de consolidación democrática que tiene visos de regresión. También es cierto, como alegan varios gobernadores y candidatos a sucederlos con los colores del PRI, en entredicho por su actuar público y comportamiento personal, que no importa lo que se diga en el país de ellos porque mientras no contamine su territorio, es irrelevante. En el caso de Oaxaca, Ruiz ha dicho en algunas ocasiones que no importa lo que se piense de él en la ciudad de México, porque nadie que no esté avecindado en Oaxaca votará por los gobernantes oaxaqueños.

Pero la impotencia del momento no debe ser sinónimo de claudicación. Pérez Magaña no tiene un rastro que apeste, como puede ser con muchos otros candidatos a puestos de elección popular. Tampoco es una persona que en lo privado se muestre como un sátrapa -que abundan en la política- o un político educado y entrenado en las peores prácticas del viejo sistema político que se niega a morir. Lo que sí muestra el candidato del PRI al gobierno de Oaxaca, es la ingenuidad de un político apenas en construcción, o la resignación de alguien que se sabe en la placenta de su padrino, y la cual no sabe cómo romper.

Pero como dice Ruiz, los oaxaqueños son los que tienen la palabra, entre la opción de cambio que representa esa alianza opositora, o respaldar a un delfín que apunta claramente para convertirse en marioneta. El mitin de Huautla no es una anécdota, sino un síntoma de lo que el poder omnipresente puede en Oaxaca hoy en día.

¡Explosivos!

Francisco Rodríguez / Índice Político

LA NOTICIA TUVO una “duración” de escasas 24 horas. Nadie le dio seguimiento. Quizá porque por ahí aparecieron cuerpos decapitados… tal vez porque se seguía recriminando al ocupante de Los Pinos la ligereza de sus dichos, al haber acusado de “pandilleros” a los jóvenes masacrados en Ciudad Juárez… o a lo mejor porque la mayoría estaba entretenida con los dimes y diretes que tenían al diputado Manuel J. Clouthier como eje, al haber dicho éste que Felipe Calderón “es un cabrón irresponsable” que ha soslayado a Sinaloa en su dizque guerra en contra del narco.

Pero la noticia daba para ocho columnas y –lamentablemente– para varios días de declaraciones, con los respectivos comentarios adjuntos: “Roban camión con 18 toneladas de explosivos en la autopista Monterrey-Saltillo”, encabezó, por ejemplo, la página electrónica SDPnoticias, del gran Víctor Hernández. Fue este, por cierto, uno de los pocos espacios que dio a conocer el suceso.

Y ya en “el cuerpo” de la información, ahí mismo, se leía lo siguiente:

“Un comando armado robó la caja de un tráiler cargado con 18 toneladas de explosivos que tenían como destino el estado de Tamaulipas, al someter a los dos operadores de la unidad, cuando se desplazaban por la autopista Monterrey-Saltillo, en los carriles que conectan con Monterrey.

“Según los primeros informes recabados por las autoridades, el tráiler cargaba 18 toneladas de explosivos, que son utilizados en minas de carbón y otros metales, los cuales salieron de la ciudad de Gómez Palacio, Durango y tenían como destino la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

“Los hechos provocaron la movilización de elementos del Ejército mexicano y la Policía federal, las que hasta el momento, sólo lograron ubicar el tractor que fue abandonado en el kilómetro 50 de la autopista a Saltillo, siendo ya en territorio de Coahuila.

“Hasta el momento (14:51 horas del 19 de febrero de 2010), además de la carga, permanecen desaparecidos los ocupantes del tráiler, quienes fueron identificados como Lorenzo Martínez de la O y Juan de Dios Míreles, por lo cual se teme por su vida. Se trata de un tractor de la empresa ‘Transportes Hermanos Araujo”, siendo el número económico 17, con placas de circulación 978-DK-01 del Servicio Público Federal, el cual tiene su base en el estado de Durango.’

¿Qué pasó después? ¿Reivindicó ese grupo armado el robo de los explosivos? ¿Informaron Ejército o pefepos alguna conclusión de sus indagatorias? ¿Se sabe ya si aparecieron los explosivos? Nada de eso. Silencio total.

Mucha alharaca, en cambio, ha merecido en los medios el sorpresivo y madrugador “operativo” de la Marina Armada, en la céntrica colonia Roma de la capital nacional. Al filo de las 6 de la mañana del miércoles se informaba de la captura de cuatro personas que tenían en su poder 20 kilógramos de C4, un explosivo que –dice la Wikipedia—“puede moldearse fácilmente en cualquier forma deseada. El C-4 se puede introducir en rendijas, huecos de edificios, puentes, equipos o maquinaria. Igualmente puede ser introducido fácilmente en cartuchos de carga hueca del tipo usado por las fuerzas especiales. El C-4 se caracteriza por su duración, confianza y seguridad. No estalla incluso si es golpeado por una bala, perforado, cortado o lanzado al fuego. El único método fiable para la detonación es mediante un detonador o un casquillo propulsor. Sin embargo, la aplicación de presión junto con calor puede causar a menudo la detonación.”

Pero, ¡otra sorpresa! Los explosivos no fueron explosivos. Apenas glicerina, ácido nítrico y parafina.

¿Cómo se enteraron los marinos de la ubicación exacta de esos 20 kilos de “explosivos”? ¿Llegarían en sus minisubmarinos a través de las cloacas de la megalópolis? ¿Les informaron los gringos o un delator? ¿Quién les jugó la bromita? ¿Acaso desde el Ejército que se siente desplazado? ¿O desde la SS?

Paradoja que es parajoda: la información seria, la del robo de las 20 toneladas de explosivos fue acallada. A la broma macabra, en cambio, se le dio toda la publicidad posible.

Índice Flamígero: La mediocridad, tibieza y medrosidad que caracterizan a la fallida Administración de Felipe Calderón se ha dejado sentir en la reacción de Los Pinos y de la Cancillería ante el asesinato del niño Sergio Adán Hernández a manos de un agente de “la Migra” estadounidense. De la condena al hecho no han pasado, cuando deberían exigir que el asesino sea extraditado a nuestro país para que aquí sea juzgado y aquí purgue su condena. Pero...

Policías federales en Cananea denuncian engaños, maltratos, mala paga...

Arturo Rodríguez García / Apro

En el “monte pelón” de Cananea, sin carpas, bajo un sol inclemente, de 40 grados, y “puro lonchibón de huevo” como único alimento, elementos de la Policía Federal destacados en esta ciudad se quejan de sus superiores por los malos tratos a los que, aseguran, son sometidos desde el pasado lunes 7, cuando llegaron a esta localidad para retomar el control de la mina de Cananea.

En entrevista, Yacer Monsalvo, relata que el pasado domingo 6 él y sus compañeros fueron concentrados en la Ciudad de México y que sus mandos superiores los tuvieron cinco horas marchando antes de decirles que a partir de ese momento estaban acuartelados, “sin actividad y sin órdenes”, cuenta.

Ya entrada la noche, narra, les ordenaron prepararse para salir a una misión y los subieron a un avión que los llevó hasta Nogales, Sonora. Eran las 2:00 horas de la madrugada del lunes. De Nogales, dice, viajaron por carretera durantes dos horas hasta un hotel.

En ese lugar, un camión ya los esperaba para llevarlos a Cananea.

“Imagínese, 900 cabrones en un solo camión, fueron muchos viajes, pura descoordinación”, tercia otro elemento de la PF. Renuente a identificarse, confiesa que al subir al avión estaba consciente de que participarían en un operativo, pero aclara que nunca pensó que el objetivo era Cananea.

“Hubiéramos podido despedirnos de nuestras familias, hacer algo con todo ese tiempo, pero así son los mandos que vienen del Ejército, ellos nos odian”, dice otro elemento policiaco que también prefiere reservar su identidad.

Instalados en el camino que lleva a la puerta 3 del acceso a Mexicana de Cananea, donde esta mañana se enfrentaron con mineros de la Sección 65, muchos policías aún no entendían a qué habían llegado a este lugar.

Yacer Monsalvo preguntó a este reportero cuál era la situación legal de la Sección 65 porque a ellos les dijeron, cuenta, que la mina era “propiedad de la Nación”.

Y luego, en voz alta, dice a sus compañeros: “La orden que nosotros traemos es la de restablecer el orden público, no de desalojo”.

Mientras Monsalvo conversaba con el enviado, un comandante del Ejército lo separa del grupo. Antes de acatar la orden, el oficial de la PF replica: “Como servidor público, tengo la obligación de darle información a un reportero y a cualquier ciudadano. Si me pregunta su nombre se lo doy, si me pregunta qué hago, también. ¿No dice la Secretaría (de Seguridad Pública) que actúa con transparencia? Yo estoy siendo transparente”.

Y, parado a un lado del comandante, dijo a este reportero: “Me llamo Yacer Monsalvo, puede poner mi nombre; aquí ya se tergiversó todo”.

Notablemente molestos, los otros policías siguieron conversando con el reportero. Uno de ellos dice que hoy le tocaba descanso.

“No dormimos bien y mire nomás la chinga”.

Uno más abundó: “Llevamos meses sin viáticos y hay compañeros a los que les deben salarios”.

El más atrevido lanzó: “Los más corruptos son los militares que vienen de comandantes”.

De pronto, todos querían hablar, unos y otros se arrebataban la palabra: les urgía denunciar las condiciones en que se encuentran.

No faltó quien tronara contra los militares. Los acusó de falta de experiencia para participar en la lucha contra la delincuencia organizada impulsada por el presidente Felipe Calderón.

“Nos mandan a operativos, pero nada más nos sacan dos horas al día. Si pudiera checar, verá que hay varios comandantes que vienen del Ejército, muy honestos, muy honestos, pero reprueban exámenes de confianza y ahí siguen”, dicen.

Al preguntarles si les habían proporcionado catres o sleeping para dormir, uno de los policías respondió: “Pues sí, uno los compra, pero no sabíamos a dónde íbamos”.

Enseguida, su compañero de al lado se volteó hacia él y le dijo: “Te está preguntando otra cosa, güey, quiere saber si tenemos equipo de campaña”.

El primero rectificó: “¡Ah! no, no nos dan nada”.

Y otro: “¿A poco cree que no sabemos que vamos a acabar como los del SME (Sindicato Mexicano de Electricistas)?”.